Page 46

Página 46

ENERO - ABRIL 2012

El Maestro y yo

Revista Digital Parroquia Jesús Maestro, San Juan, Puerto Rico

La Cultura y los Desafíos de la Fe sucedió una situación que me llamó la atención. Dos de los niños de 12 años tenían un último modelo de ipod y varios adultos habían cambiando sus teléfonos móvil para unos último modelo. Mientras bailaban la coreografía que también tienen montada, se distraían manipulando su gran juguete. Con frecuencia paraban de cantar para hacer alguna maniobra con su equipo. Uno de ellos detuvo su participación y se sentó a continuar pasando su dedo por aquel equipo ¨touch¨ del cual se sentía orgulloso. Creo que se sentía hasta importante. Tuvimos que intervenir ya que el propósito de la trulla se estaba afectando y tampoco queríamos que este niño de 12 años vaya sustituyendo su participación tocando sus panderos y cantando por su equipo electrónico. De primera intención se incomodó pero luego, guardó el ipod y comenzó a tocar. De acuerdo a SS Benedicto XVI: “La cultura digital plantea nuevos desafíos a nuestra capacidad de hablar y de escuchar un lenguaje simbólico que hable de la trascendencia”. No significa que los creyentes rechacemos los medios tecnológicos que cada día se nos presentan. Todo lo contrario, a tono con los cambios y la cultura moderna, todo esto se nos presenta como un medio para fortalecer la evangelización y todo lo que en sí conlleva. Pero, las familias y los educadores tenemos el gran desafío de procurar que el uso de la tecnología no constituya el fin sino un medio para el desarrollo de la persona en todas sus dimensiones, entiéndase espiritual, psico-social, educativa y física. Así como Jesús para transmitir su evangelio, usó parábolas con símbolos de acuerdo a su cultura (bodas, pastor, rebaño, novias, la vid, y otras); de manera similar en este tiempo y cultura podemos encontrar formas y medios en la tecnología para el desarrollo de la persona.

Pero según plantea SS Benedicto XVI en su discurso al Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales (28-II-2011).¨Todo esto no se da sin riesgos entre los cuales están la pérdida de la interioridad, la superficialidad en las relaciones, huida hacia la emotividad y primacía de las opiniones más convincentes respecto al deseo de verdad (Pellitero, 2012). Tomemos el riesgo de la superficialidad en las relaciones. En los últimos veinticinco años la tecnología ha evolucionado rápidamente con la intención de facilitar las tareas del ser humano (Tirado, 2011). Los avances han sido fantásticos al punto que ya existen humanoides que hacen las tareas de un profesor en su oficina mientras éste dicta su clase. Este es el caso del roboticista Hiroshi Ishiguro que tiene un doble atendiendo su oficina (Mejías, 2011). ¿A dónde llegará toda esta innovación? Hay quienes creen que esta inteligencia artificial pudiera llevar al desarrollo de un humano como máquina? El profesor Castro-Sitiriche dice que su preocupación de crear robots con cualidades humanas es ¨Si vamos a crear máquinas esclavas ¿para qué hacerlas humanas y con sentimientos? No obstante, El cree que falta muchísimo tiempo para que esto ocurra. Sin embargo el impacto social que está creando toda esta tecnología es grande. Porque aún cuando los religiosos, psicólogos, sociólogos siguen tratando de mantener las pautas de las relaciones sociales; cada innovación de la tecnología que surge en las compañías más destacadas de los Estados Unidos y otros países, arrastra a los

El Maestro y Yo  

Revista Trimestral de la parroquia Jesus Maestro

El Maestro y Yo  

Revista Trimestral de la parroquia Jesus Maestro