Page 24

Ahora como adulta, yo entiendo cuáles eran las cosas que estaban en juego. Yo sé que mi madre estaba tratando de preservar nuestras costumbres, nuestro idioma, comida, música, para que yo no me olvidara de quien yo era. Yo era una latina y ella quería que yo estuviera orgullosa de eso. Sin embargo, como adolescente, yo no quería ser diferente, yo quería encajar, ser aceptada, ser como los otros niños americanos.

“No mi hijita”, decía mi madre, “así no es como hacemos las cosas en esta casa”. Y ese era el corazón del asunto. Era una batalla entre culturas. En los ojos de mi madre, los niños norteamericanos tenían demasiadas libertades. Ellos no respetaban a sus padres. No valoraban la familia, algo que era, y sigue siendo, una de las principales prioridades en la vida de mi madre.

Ahora, como madre de un preadolescente y un adolescente, veo los problemas que mi mamá enfrentaba. Es bastante difícil comunicarse con un niño preadolescente o adolescente lleno de hormonas, cuando ambos viven bajo la misma cultura y la aceptan, pero es mucho más difícil cuando las diferencias entre culturas están dentro de la ecuación.

Yo no podía entenderla. Me sentía controlada. No cabía en ninguno de los dos mundos. En Puerto Rico, yo era una gringa que no hablaba español bien. En Nueva York las cosas no eran mucho mejor. Yo tenía un acento que se hacía más pronunciado cuando estaba molesta. Yo era una niña de dos mundos, tratando de encajar en ambos, sin encajar en ninguno.

24 PLAZA FAMILIA | february • febrero 2012

Así que cuando yo escucho esas palabras que le gritaba a mi mamá no hace mucho tiempo salir de la boca de mis hijos, me atraganto un poco y sigo caminando. De la misma manera que yo lo era, ellos son niños de dos mundos. La diferencia entre nosotros es que ellos tienen cada pie firmemente posicionado en cada uno de esos mundo. ¿Cómo yo lo sé? Las palabras que me dicen son en español e inglés y eso es música para mis oídos. Migdalia es una madre de dos niños cuyos consejos realistas sobre la crianza de los hijos y la vida de madre soltera han sido probado por niños y aprobados por las madres. Pueden conectar con ella en su blog LatinaOnAMission.com o vía Twitter: @MsLatina. Migdalia is a mother of two boys whose real life tips on how to survive child rearing and life as a single parent have been kid-tested and mom approved. You can connect with her on her blog LatinaOnAMission.com or viaTwitter: @MsLatina.

Photographs: Left: ©istock.com/quavondo. Right: ©istock.com/AtomicSparkle

D

éjame quieta! You’re so old fashioned. ¡Tú no me entiendes! Estas eran las palabras que le gritaba a mi mamá cuando nos mudamos a los Estados Unidos. Aunque nací en Puerto Rico, yo había pasado la mayor parte de mi vida aquí. Yo quería las mimas libertades que muchos de mis amigos norteameericanos recibían de sus padres.

February 2012  

Plaza Familia 2012

February 2012  

Plaza Familia 2012

Advertisement