Page 1


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

ANTROPOLOGÍA

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

2  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

INDICE PRESENTACIÓN INTRODUCCIÓN ORIENTACIÓN METODOLÓGICA

7 9

PRIMERA UNIDAD 1.

Nociones Generales de Antropología. Origen y Evolución del Hombre 1.1. Definición de la Antropología 1.2. Clasificación de la Antropología. Antropología Física o Biológica. Antropología Cultural o Social o Etnología 1.3. Métodos de la Antropología 1.3.1. Rastreando el pasado 1.3.2. La datación de la evidencia 1.4. Relación de las Ciencias Sociales con la Antropología 1.4.1. La historia 1.4.2. La sociología 1.4.3. La psicología 1.4.4. La estadística 1.4.5. El derecho 1.4.6. La política 1.4.7. La moral 1.4.8. La geografía 1.4.9. La economía política 1.5. Objeto de la Antropología Física o Biológica 1.6. Objeto de la Antropología Cultural o Social 1.7. Origen y Evolución del Hombre. Variación, Adaptación y Cambio 1.7.1. Origen del Universo 1.7.2. Las Eras Geológicas y la Evolución 1.7.3. Teorías sobre la Evolución del Hombre 1.7.4. La Evolución del Hombre 1.7.5. El Verdadero Hombre 1.7.6. El Debate Herencia / Ambiente 1.7.7. “La Falacia Naturalista” y el “Darwinismo Social” 1.7.8. Características Diferenciales Principales del Hombre con el Animal 1.7.8.1. La Herramienta y la Mano 1.7.8.2. El Cerebro y la Mano 1.7.8.3. El Cerebro 1.7.8.4. Pensamiento y Lenguaje 1.7.8.5. El Lenguaje y el Conocimiento 1.7.8.6. Sociedad y Conciencia Social 1.7.8.7. Cooperación y Supervivencia 1.7.8.8. Darwinismo Social 1.7.8.9. Las Bases Biológicas de la Ética

13 13 14 18 18 19 19 20 21 21 22 22 22 22 22 22 23 25 28 28 29 30 32 35 36 39 40 41 42 43 44 45 45 46 47 47 3


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1.7.8.10. El Principio del Progreso 1.7.8.11. Lo que debemos al hombre primitivo EXPLORACIÓN ON LINE LECTURA El hombre como ser natural y como ser espiritual ACTIVIDADES

48 49 50 51 51 53

SEGUNDA UNIDAD 2.

La Cultura como Creación Humana 2.1. Concepto de Cultura 2.2. Diferencia entre Cultura y Civilización 2.3. Características de la Cultura 2.3.1. La cultura es una abstracción 2.3.2. La cultura es supraindividual 2.3.3. La cultura debe aprenderse 2.3.4. La cultura es socialmente compartida 2.3.5. La cultura satisface las necesidades biológicas y sociales 2.3.6. La cultura es una configuración 2.4. Los Universales de la Cultura 2.5. La Integración Cultural 2.6. El Rezago Cultural 2.7. El Orden Institucional 2.8. Cultura y Personalidad 2.8.1. La personalidad 2.9. El Lenguaje 2.9.1. Importancia del Lenguaje 2.9.2. Fundamentos del Lenguaje 2.9.3. Teorías sobre la Génesis del Lenguaje 2.9.4. Los Hombres que primero hablaron 2.9.5. Origen del Alfabeto 2.9.6. Valor Social y Cultural del Lenguaje 2.10. La Religión y la Magia 2.10.1. Fundamento Biológico del Sentimiento 2.10.2. La Mentalidad del Hombre Primitivo 2.10.3. La Magia 2.10.4. Magia Simpática o por Semejanza 2.10.5. Magia de Contacto 2.10.6. El Tabú 2.10.7. El Culto Religioso 2.10.8. La Religión como Fenómeno Cultural 2.11. El Arte 2.11.1. División de las Artes 2.11.2. El Arte y la Cultura 2.11.3. El Arte de los Pueblos Primitivos 2.12. La Sociedad de la Información EXPLORACIÓN ON LINE

60 60 61 61 61 62 62 62 62 63 63 64 64 65 67 67 72 72 73 74 76 76 77 78 78 79 80 81 81 82 82 83 85 85 86 87 87 88

4  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECTURA La cultura como el modo de vida ACTIVIDADES

89 89 90

TERCERA UNIDAD 3.

Cambio Cultural. Innovación. Difusión y Cambio 3.1. Definición de Términos 3.2. Los Principios Factores del Cambio Cultural: Factores Históricos, Sociales, Económicos, Científicos y Técnicos, Políticos, Psicológicos y Sexuales, Educativos 3.2.1. Los Factores Históricos 3.2.1.1. La Historicidad del Ser Humano y su Realidad Social 3.2.1.2. El Hombre: Sujeto y Objeto de la Historia 3.2.1.3. El Protagonista de la Historia 3.2.1.4. La Teoría del Espacio Tiempo Histórico 3.2.2. Los Factores Sociales 3.2.2.1. La Organización Social: Familia Humana 3.2.2.2. La Ciudad: Orígenes, Ciudad Moderna y Efectos Demográficos 3.2.2.3. La Estratificación Social 3.2.2.4. El Progreso Social 3.2.3. Los Factores Económicos, Científicos y Técnicos 3.2.3.1. Los Modos de Producción 3.2.3.2. El Bienestar General 3.2.3.3. La Distribución de la Riqueza 3.2.3.4. Ciencia, Técnica y Responsabilidad Social 3.2.4. Los Factores Políticos 3.2.4.1. Variabilidad en el Proceso Político 3.2.4.2. Estado 3.2.4.3. El Estatismo y sus Peligros 3.2.5. Los Factores Psicológicos y Sexuales 3.2.5.1. Dimensión Psíquica del Ser Humano 3.2.5.2. Antropología Cultural y Psicología 3.2.5.3. Psicología Social 3.2.5.4. El Matrimonio Poligínico, Poliándrico y en Grupo 3.2.5.5. Sexualidad y Sociedad 3.2.5.5.1. Pioneros del Cambio 3.2.5.5.2. Sexualidad Femenina 3.2.5.5.3. Liberación Gay 3.2.5.5.4. Circuncisión y Ablación Femenina 3.2.5.5.5. Sexo e Internet 3.2.6. Los Factores Educativos 3.2.6.1. Las Instituciones Educativas 3.2.6.2. Vinculación con otras Instituciones 3.2.6.3. Problemas de la Institución Educativa

95 95 97 97 97 97 98 99 104 104 116 125 128 139 139 142 146 149 152 152 162 165 167 167 168 170 177 182 182 182 183 183 184 186 186 187 188

5  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

3.3.

La Cultura Peruana: El Sistema Cultural Peruano. La Dependencia Cultural en el Perú 190 3.4. Los Cambios Culturales y sus Perspectivas 194 3.5. Los Memes 198 EXPLORACIÓN ON LINE 199 LECTURA 200 Importancia de estudiar la historia 200 ACTIVIDADES 201 CUARTA UNIDAD 4.

Cambio Cultural y Educación en el Perú 4.1. La Educación y sus Problemas 4.1.1. Fines Sociales de la Educación 4.1.2. Caracteres y Modalidades de la Educación 4.1.3. La Educación Escolar en la Historia: Orígenes, Mundo Antiguo, Medieval, Moderna 4.1.4. Revolución Industrial, Democracia y Educación Pública 4.1.5. Influjo Educativo del Medio Ambiente Social propio de nuestra época 4.1.6. El Cine. La Prensa. La Radio. La Televisión 4.2. La Educación en el Perú 4.3. Educación en los Andes y en la Amazonía desde una Perspectiva Intercultural 4.4. La Educación: Problemas y Soluciones 4.5. La Universidad 4.6. El Hombre y la Educación en el Perú 4.7. La Educación como Conflicto 4.8. El hombre por hacer EXPLORACIÓN ON LINE LECTURA Efectividad del maestro: Conclusiones ACTIVIDADES GLOSARIO BIBLIOGRAFÍA

207 207 207 207 209 213 218 220 224 228 233 244 252 278 278 279 279 279 281 285 291

6  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

INTRODUCCIÓN

La antropología es la ciencia cuyo objeto de estudio es el hombre mismo y sus obras, sin limitaciones de época y de lugar. Al antropólogo le interesa todo lo que se relaciona con el hombre y, por lo tanto, toma en consideración una gran variedad de cuestiones aparentemente inconexas que van desde el lenguaje, la estructura física, las costumbres sexuales y la organización política de cualquier grupo humano existente o extinguido, hasta el arte, la religión y otros muchos aspectos. Al lado de otras ciencias que, tomando al hombre como tema central, lo estudian analizando aspectos parciales (anatomía, fisiología, psicología, historia), la antropología pretende incluir todos los aspectos en una sola disciplina que abarque tanto la vertiente puramente física como la vertiente cultural y social del hombre. El ser humano es el ente más difícil de estudiar y comprende por lo complicado de su naturaleza. La investigación antropológica está animada por un principio fundamental: que es preciso y valioso estudiar todas las formas de la cultura humana, pues en sí misma su variedad puede echar luz sobre la historia de su desarrollo y su futuro. Actualmente, se define a la antropología como el estudio sistemático del otro, mientras que en cierto sentido, las demás ciencias sociales se dedican al estudio del yo. ¿Quién es el otro y quien soy yo?. El otro es cualquier persona a la que percibimos como diferente y que nos sirve para interdefinir nuestra identidad. El otro son los pueblos de todas las culturas no occidentales. Hoy en día, el antropólogo también estudia culturas marginales de las sociedades occidentales y la cultura de ciertas organizaciones e instituciones, como la de las empresas, las entidades científicas y la policía. Los objetivos del presente libro son las de contribuir con los estudiantes universitarios, específicamente con los del Sistema Modalidad a Distancia de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega en un mejor aprendizaje y formación profesional, conociendo la antropología en sus contenidos, métodos y aplicaciones para una cabal comprensión del ser humano y su comportamiento. En el presente texto abordamos el estudio de la antropología, tanto de los conceptos generales como de la llamada antropología física y la cultural, así como de otros aspectos sociales y de aplicación de la misma.

7  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Hemos dividido nuestro libro en cuatro unidades. En la Primera Unidad desarrollamos los temas de Nociones Generales de Antropología y Orígenes y Evolución del Hombre. En la Segunda Unidad tratamos el tema de la cultura como creación humana ocupándonos de la integración cultural, el lenguaje, la religión, la magia, el arte y la sociedad de la información. En la Tercera Unidad analizamos el cambio cultural, la innovación, la difusión y el cambio, estudiando los principales factores del cambio cultural: históricos, sociales, económicos, científicos, técnicos, políticos, psicológicos, sexuales y culturales. Dedicamos especial atención a los memes. En la Cuarta Unidad desarrollamos el cambio cultural y la educación en el Perú abordando la educación en general y sus problemas, la educación en el Perú, en los Andes y la Amazonía, sus problemas y soluciones, la universidad y el hombre por hacer mi agradecimiento y aprecio muy sinceros al Dr.Carlos Oyola Martínez, Decano de la Facultad de Educación de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, por la confianza depositada en mi persona al haberme encargado la elaboración del presente libro. Hago votos por la mejor formación profesional, el máximo desarrollo personal y social de los estudiantes garcilasinos y por ende el progreso de nuestra Universidad.

El Autor

8  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

ORIENTACIÓN METODOLÓGICA El texto está dividido en Cuatro Unidades abarcando cada una de ellas los temas fundamentales de la Antropología y específicamente los temas principales de la Antropología Cultural, destacando: las Nociones Generales de la Antropología, los factores culturales, históricos, sociales, económicos, políticos, psicológicos y sexuales. Cada unidad tiene al final exploración on line, lectura y actividades. Al final del contenido existen un glosario y una bibliografía. Los estudiantes deberán leer comprensivamente todas y cada una de las unidades del Manual complementado su aprendizaje con las lecturas incluidas y consultar su glosario y bibliografía respectiva. Es muy necesario e importante realizar todas las actividades programadas en cada una de las unidades ya que éstas contribuirán a un mejor aprendizaje asimilando mejor los temas y lo más importante es que les permitirá ejercer con más amplitud y especificidad su capacidad de reflexión y crítica para que extraigan sus propias conclusiones que podrían ser aplicadas en su formación académica y en su futuro profesional. Asimismo, debe resolver las preguntas y examinar sus respuestas comparándolas con los contenidos de su Manual.

9  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

PRIMERA UNIDAD

NOCIONES GENERALES DE ANTROPOLOGÍA. ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL HOMBRE

“La antropología pone ante el hombre un gran espejo y le deja que se ve así mismo en su infinita variedad”.

Clyde Kluckhohn

SUGERENCIAS PARA EL FORO

1. ¿En qué se diferencia la antropología física de la antropología cultural? 2. ¿Por qué es útil la antropología aplicada? 3. ¿Son especiales los métodos de la antropología? ¿Por qué? 4. ¿Cómo enfoca la relación de las ciencias sociales con la antropología? 5. ¿En qué se diferencia la antropología social de la antropología cultural? 6. ¿Cómo se puede explicar el origen y evolución del ser humano?

10  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

COMPETENCIAS

Comprende a la Antropología como ciencia integral del hombre y sus obras. Identifica las diferentes clases de disciplinas y métodos de la Antropología. Relaciona las ciencias sociales en su interacción con la Antropología. Diferencia la antropología física de la antropología cultural. Explica el origen y la evolución del ser humano.

CONCEPTOS CLAVE Antropología Homo Sapiens Sociedad Etnología Etnografía Lingüística

Primatología Etnopsiquiatría Artefactos Ecofactos Fósiles Estructuras

Datación Historia Sociología Psicología Economía Evolución

11  


Antropología Disciplina que estudia las diferencias entre las tradiciones culturales

RAMUNNI DIAZ LaORAZIO Ciencia Antropológica

definición

Corrientes Antropológicas

Campos de estudio Cada antropólogo centra su campo de estudio

La antropología económica La antropología filosófica La antropología política La antropología estructural La antropología jurídica La antropología ecológica

Antropología Aplicada Modo más estricto de concurso del antropólogo con el propósito de producir cambios en la comunidad.

Antropología de las sociedades Las sociedades a pesar de todos sus avances no están tan bien organizadas y por lo tanto la antropología aún es muy necesaria.

Por ejemplo: - La arqueología - La etnología - La lingüística antropológica

Carbono 14

El funcionalismo: los fenómenos sociales y culturales de acuerdo a las funciones que cumplen sus instituciones.

Racemización

Datación por rastros de fisión Potasio – argón

La antropología médica

Obsidiana - flúor Estratigráfico Seniación, datación secuencial

- Paleoantropología - A. morfológica - A. molecular - Raciología

Estudio del comportamiento humano en todos sus aspectos sociales.

Métodos de datación

La antropología educacional

La antropología filosófica

Particularismo histórico: cada cultura posee una personalidad cultural única

Estudio de la biología humana a través del tiempo y espacio.Por ejemplo:

Antropología cultural

El difusionismo: han surgido contados focos de eclosión cultural de los cuales se difundieron los demás.

Paleomagretismo La antropología psicológica

Evolucionismo: implica orden y cambio continuo y progresivo en los organismos

Antropología física

Tipología

La sociología: explicación de la conducta humana en función a la evolución biológica El funcionalismo estructural: no se debe generalizar, se debe analizar las funciones de sus partes componentes. El estructuralismo: los fenómenos sociales representan manifestaciones de un principio subyacente de relación o de estructuras. El eclecticismo: ninguna estrategia es exclusiva, todas tienen algo de cierto. El materialismo dialéctico: la historia se encamina hacia el surgimiento de las sociedades racionales y económicamente equilibradas. 12 El materialismo cultural: estudio de diferencias y semejanzas de acuerdo a las condiciones materiales.


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECCIÓN 1 1.

NOCIONES GENERALES EVOLUCIÓN DEL HOMBRE

DE

ANTROPOLOGÍA.

ORIGEN

Y

1.1.

Definición de la Antropología La etimología de la palabra antropología proviene del idioma griego anthropos que significa “hombre”, “humano” y logos significa “estudio”, “tratado”. Su significado literal o etimológico es por tanto, el de estudio del hombre, el de ciencia del hombre o ciencia de la humanidad. El término griego logia se traduce como ciencia. La anterior definición de antropología supone un notable grado de imprecisión, ya que existen muchas ciencias que estudian al hombre, desde el Derecho a la Medicina. Asimismo, las ciencias sociales como la psicología, la sociología y la historia, tratan de profundizar en las motivaciones del comportamiento humano. La Antropología combina en una sola disciplina las dos grandes divisiones de las ciencias: Las ciencias físicas y biológicas y las ciencias humanísticas o sociales o culturales. Su objetivo se centra, por un lado, en el estudio de los individuos de la especie Homo Sapiens en cuanto miembros del mundo animal y por otro, en su comportamiento como integrantes de una sociedad. Una definición clásica dada por Melville Herkovits, es la que la antropología es la ciencia que estudia al hombre y sus obras. Nos parece interesante la definición de antropología que da la Enciclopedia Salvat: Ciencia que estudia comparativamente al hombre en su doble dimensión del ser a la vez biológico y cultural, desde sus orígenes hasta nuestros días y según su distribución en el espacio. La Antropología se orienta tanto hacia las formas pasadas de la constitución del hombre y de su comportamiento, como hacia las actuales. Estudia la evolución estructural de la humanidad y el desarrollo de sus civilizaciones o pueblos. Lo que diferencia a la antropología de otras disciplinas es su carácter global y comparativo. Aunque hay otros autores que consideran que la concepción de la antropología como ciencia englobadora de todos los conocimientos de sus ramas es anticuada, debido a que no puede haber un especialista que las domine a todas ellas y distingue en la actualidad los estudios biológicos de la antropología física de los estudios socioculturales de la antropología social o cultural considerándola a ésta una ciencia afín a la sociología. 13  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1.2.

Clasificación de la Antropología. Antropología Física o Biológica Antropología Cultural o Social o Etnología Hagamos una aclaración importante. Cuando se habla de clasificación o divisiones de una ciencia, hay que tener en cuenta que toda clasificación es arbitraria, depende del hombre que clasifica según su criterio, su objeto, su finalidad. Entonces, los fenómenos o problemas se dividen en muchas partes para estudiarlos mejor o enseñarlos mejor. Por esto existen muchas clasificaciones de un mismo objeto, problema, fenómeno o ciencia. Son los científicos y los profesores los que más clasifican o dividen. Los primeros para investigar mejor y los segundos para enseñar mejor. Filosóficamente hablando, los fenómenos o las cosas constituyen una unidad no están divididas, partidas o clasificadas. Es el ser humano el que clasifica o divide. Por tanto, existen muchas clasificaciones o divisiones de la antropología. Dentro de las más conocidas y aceptadas clasificaciones se comienza de una bipartición que emana presumiblemente del mismo ser humano en su doble dimensión de ser natural (corpóreo y biológico) y de ser cultural (civilizado, simbólico), traduciéndose esto en las clásicas dicotomías (naturaleza – cultura, biología – sociedad, etc.) así la antropología se divide en Antropología Física que estudia el aspecto natural y la Antropología Cultural o Social o Etnología. LA ANTROPOLOGÍA FÍSICA O BIOLÓGICA Es el estudio del hombre en tanto que organismo vivo, teniendo en cuenta, además, a su evolución biológica dentro de las especies humanas, o sea, de su proceso de hominización y de las diferencias físicas que se dan entre los seres humanos, de la variación genética y de las adaptaciones fisiológicas del hombre frente a los distintos ambientes. Para esto, tiene a la mano una serie de áreas de especialización y disciplinas como la primatología: estudio de los primates, grupo animal cercano al hombre, la paleoantropología (estudio de la evolución humana a través de los fósiles; la antropomorfología o raciología: estudio de la anatomía comparada de diversos tipos y razas humanas; la antropogenética o genética antropológica que estudia los mecanismos de transmisión genética de las características heredadas de nuestra especie; la antropometría que es el estudio especializado en la medida o mensuración del ser humano (somatometría), como en sus formas esqueléticas (osteometría). LA ANTROPOLOGÍA CULTURAL O SOCIAL O ETNOLOGÍA Estudia la sociedad humana en su totalidad, instituciones, formas de trabajo, de parentesco, etc., para ello se escoge una sociedad pequeña pero completa –los yanomani, los iroqueses, los nues, los samoanos- y de la que describe comparativamente, señalando en general tres aspectos: a) hábitat geográfico y modo de subsistencia (tecnologías empleadas, etc.); b)

14  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

organización social (relaciones de parentesco) y régimen político; c) religiones, creencias y expresiones estéticas en general.

-

-

-

-

-

Las principales ramas de la Antropología Cultural son: La Arqueología estudia los vestigios materiales de culturas que no contaron con testimonios escritos. La Lingüística antropológica o etnolingüística que estudia todas las lenguas pasadas y presentes con sus dos enfoques principales: estructural y genético. La Etnología General, que es el estudio de los pueblos o culturas, y según el enfoque que se siga se denominará Etnografía si describe las formas de vida de determinados grupos sociales. Etnología si se pone énfasis en la comparación de culturas, la reconstrucción de la historia de las culturas, o el tema del cambio cultural o Antropología Social que también compara las culturas pero en orden a establecer generalizaciones acerca de la ligazón: sociedades humanas – grupos sociales. La Etnografía (escribir sobre los pueblos), es la disciplina más cercana a los datos empíricos y la primera que practicaron los antropólogos culturales. La Etnología, va más allá de la descripción y pretende comparar, analizar las constantes y variables que se dan entre las sociedades humanas y establecer generalizaciones y reconstrucciones de la historia cultural. La Antropología Social estudia los problemas relativos a la estructura social, relaciones entre personas y grupos, instituciones sociales, como la familia, el parentesco, las asociaciones políticas, etc.

Hoy en día, se desarrollan campos interdisciplinares como el de la Etnohistoria que es la reconstrucción del pasado cultural a través de documentos escritos. La Antropología Psiquiátrica o Etnopsiquiatría que estudia principalmente las relaciones entre la cultura y la enfermedad mental, materias nuevas que están señalando el camino de este conocimiento holístico que es el antropológico. No existe peligro de disolución de la disciplina en los restantes saberes humanos (psicología, psiquiatría, medicina, sociología, historia, psicoanálisis, semiótica, etc.), lo que si puede darse es una confluencia fecunda de intereses y una contrastación de resultados muy necesaria. En el curso de Antropología Cultural es muy importante y necesario resaltar la unión indisoluble que se da entre las ciencias humanas ya que su meta es la misma la de comprender y explicar al hombre. Incluimos de esta clasificación a la Antropología Filosófica que formula el estudio crítico del problema de la esencia y destino del hombre. Asume como tema específico de su discurso la cuestión de qué es el hombre. 15  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Fundamentalmente, La Antropología Filosófica trata sobre la esencia, la naturaleza y el destino del hombre. Presupone la universalidad de ciertos atributos humanos como fundamento para un discurso filosófico. La necesidad de una nueva ontología, esto es, de un discurso sobre el ser que reconozca de entrada la diferencia del ser humano y su posición específica en relación al mundo, constituye así el punto de inicio de la antropología filosófica. LA ANTROPOLOGÍA APLICADA Como sucede en todas las ciencias los conocimientos teóricos que adquieren y postulan no quedan sólo como planteamientos teóricos de conocimiento, sino que se van a aplicar a la realidad del hombre, de la sociedad del mundo, para resolver problemas y lograr el bienestar general, el desarrollo y la felicidad. Esto quiere decir, que primero es el fin teórico y después viene el fin práctico. Como lo afirma Fernando Silva Santisteban (La ciencia antropológica): “Las formas del conocimiento tienen que ser sistematizadas dentro de la esfera cognitiva, pero una disciplina científica que trata de las cosas humanas no solamente no podría establecer sus propios presupuestos teóricos, sino que carecería de sentido sino se convierte en ciencia aplicada, utilizando los conceptos de la ciencia pura y los métodos derivados de la práctica. Taylor afirmaba que la antropología es necesariamente una ciencia aplicada y que debería utilizarse para mejorar las condiciones de la vida humana. Así, pues, en el sentido más amplio del término, antropología aplicada hace referencia al empleo de conceptos, métodos, teorías y hallazgos antropológicos con un propósito concreto”. Por ejemplo, los conocimientos de la antropología física se aplican en la medicina forense y la identificación de restos humanos, la construcción de viviendas, los diseños de ropa y automóviles, hasta los estudios antropométricos más especializados para una mejor adaptación de carácter hombre – máquina en el diseño de cabinas de mando en los programas aeroespaciales. Los arqueólogos que prestan servicios en museos, instituciones estatales, reconstrucción de monumentos históricos, adecuación de recursos turísticos también son otro ejemplo de antropología aplicada. Asimismo, cuando se trata de producir cambios tecnológicos, económicos, culturales o sociales en una comunidad nativa que no se ha incorporado, por su aislamiento cultural, a las formas de vida de una sociedad nacional más desarrollada. “También los conocimientos y principios de la antropología social se han aplicado en la posesiones de potencias colonialistas, se han aplicado como 16  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

técnicas de dominación y existe el riesgo que puedan ser utilizadas por los grupos de poder para imponer sus sistemas. También se aplican los conocimientos antropológicos al cambio dirigido al servicio de intereses económicos, en la explotación de recursos naturales en territorios de comunidades étnicas que han sido transformadas en fuerza de trabajo en beneficio de determinadas empresas nacionales o transnacionales”. (Ibid). “En el Perú la antropología empieza a desarrollarse a través de la arqueología en el Museo Nacional de Antropología y Arqueología, fundado por Julio C. Tello, en la cátedra de Antropología Física de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Marcos, con las enseñanzas del doctor Pedro Weiss, y en el Instituto de Etnología de la misma universidad, dirigido por Luis E. Valcárcel, quien inauguró también en el país la etnohistoria, disciplina que recoge los conceptos y postulados de la antropología para aplicarlos a la historia de los pueblos ágrafos, y que con el concurso de investigadores peruanos y extranjeros se ha convertido en el estudio por excelencia del hombre y la cultura andinas”. (Ibid). Se han desarrollado en Perú varios proyectos por ejemplo el Proyecto Vicos Perú – Comell, el Proyecto Puno – Tambopata. “En el campo de ciertos trastornos psicológicos y psiquiátricos, derivados de las concepciones culturales de diversos grupos que conviven en medios urbanos, procedentes de conjuntos diferentes de comunidades agrarias, semiurbanas en proceso de desintegración o transformaciones, con formas mentales estructuradas sobre patrones culturales disímiles a las urbanas, que pueden presentar cuadros de psicosis o de trastornos psíquicos mayores. La creencia en actos mágicos malignos (brujería) puede llevar a comportamientos complicados y con manifiestas expresiones de angustia aguda. El médico tradicional (medicine – man o curandero) suele ser un experto en el manejo de males mentales con tratamientos empíricos de valor terapéutico grupal, con resultados altamente satisfactorios en la terapia del alcoholismo (Iriarte 2003: 32,33). En el Perú, están pendientes de estudio aún los efectos de ciertas drogas alucinógenas y psicodélicas contenidas en el San Pedro, el Ayahuasca, el Chamico, la coca y otras más. Finalmente, diríamos que el rol del antropólogo sería el de educar e instruir al público en general y también la de asesorar y aconsejar al gobernante.

17  


Antropología

1.3.

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Métodos de la Antropología

1.3.1. Rastreando el Pasado ¿Cómo se puede averiguar lo que pasó hace miles o millones de años si no existen datos escritos de esas épocas? Es que existen otros tipos de “evidencias” del pasado que son analizadas por los arqueólogos y paleoantropólogos (antropólogos que estudian la evolución humana) que permiten saber bastante sobre cómo evolucionaron nuestros ancestros humanos y la forma como vivían hace mucho tiempo. Las evidencias del pasado con las que trabajan los arqueólogos y paleoantropólogos para conocer el pasado son: a) artefactos, b) ecofactos; c) fósiles; d) estructuras. a)

Artefactos: Se llama así a cualquier objeto o cosa, hecho o modificado por un ser humano. Por ejemplo el libro que estamos leyendo la silla donde estamos sentados, como el lapicero con el que escribimos son artefactos, la mayoría de los cuales tiraremos o perderemos y ésta es la forma en la que los artefactos entran a formar parte de los registros arqueológicos. Al día los seres humanos producimos una gran cantidad de basura: madera, papel, plástico, metales, etc. Esto se lleva a los depósitos enterrados, basureros, etc. En los artefactos del pasado comúnmente se encuentran herramientas de piedra (líticas) que constituyen el 90% de la historia de la humanidad.

b)

Ecofactos: son los objetos naturales que se han usado o que han sido modificados por los seres humanos. Ejemplo los huesos que han arrojados los seres humanos después de haberse comido la carne. Otro ejemplo, el polen encontrado en lugares arqueológicos, que se debe al hecho de que los hombres llevaron plantas a sus viviendas, de las cuales se desprendía el polen.

c)

Fósiles: Son raros, pero de particular importancia informativa sobre la evolución biológica humana. Un fósil puede ser la impresión de un insecto o de una hoja sobre la superficie de un terreno arcilloso, ahora petrificado, o puede constituir los restos actualmente fosilados de la estructura esquelética de un animal. Esto se produce cuando los huesos o dientes permanecen en cenizas volcánicas, arcillas, o en aguas superficiales muy mineralizadas, si el fósil permanece enterrado en estas circunstancias, los minerales del suelo pueden acabar penetrando en la estructura de los huesos o dientes endureciendo sus tejidos y evitando así su deterioro. Robert Martin estima que en la tierra han existido, probablemente unas

18  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

6,000 especies de primates, de las cuales solamente se han encontrado alrededor del 3 por ciento. d)

Estructuras: son un tipo de artefactos que los arqueólogos diferencian de los otros porque no se pueden extraer fácilmente de un yacimiento arqueológico. Ejemplo son los terrenos en las que ha trabajado el hombre, haciendo fuego sobre el nicho, calentando sus alimentos (cocción) y dejando huellas. Dada la consistencia del terreno no es fácil para el arqueólogo extraer el terreno para estudiarlo en su laboratorio, de aquí el nombre de estructura. Las más comunes estructuras se llaman canteras. También forman parte de las estructuras las construcciones que van desde círculos de piedras hasta palacios construidos con piedras talladas y unidas. Nos pueden proporcionar abundantes datos sobre el pasado.

1.3.2. La datación de la evidencia Debemos conocer la antigüedad que tienen los fósiles colocarlos en orden cronológico, por ejemplo, en la evolución de los primates. Hay datación relativa y datación absoluta o cronométrica que es más precisa que la anterior. La datación relativa se utiliza para determinar la edad de un espécimen o depósito en relación con otro espécimen o depósito. La datación absoluta o cronométrica se usa para medir la antigüedad de un espécimen o depósito en años. Los métodos de datación relativa son: a) la estratigrafía, b) el flúor, c) el uranio y d) el nitrógeno, conocidos a veces como el tris FUN. Los métodos de datación absoluta son: a) Carbono radiactivo o carbono 14, b) Termoluminiscencia; c) Resonancia del espín de electrón, d) Datación paleomagnética, e) Datación por el método de Potasio, Argón y Datación por Argón – Argón; f) Datación con las series del Uranio; g) Datación por líneas de fisión. En resumen, la antropología se basa en el análisis de los vestigios de las diferentes obras culturales del hombre a través del tiempo, así como comparar las realizaciones de los diversos grupos humanos en el tiempo y en el espacio, además de las evidencias de la evolución del hombre como ser biológico, a fin de establecer sus bases epistemológicas, principios, leyes y teorías; de allí su importancia... (Iriarte, 2003: 15). 1.4.

Relación de las Ciencias Sociales con la Antropología Como dijimos anteriormente hay otras ciencias sociales más antiguas que la antropología que estudian diversos aspectos del comportamiento humano y de

19  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

sus obras. Veamos resumidamente de lo que se ocupan dichas ciencias y lo que significa la antropología como visión Holística. 1.4.1. La Historia Estudia la evolución de la humanidad desde la aparición de la escritura hasta el presente con el fin de explicar e interpretar los sucesos de mayor trascendencia. El mundo social posee una historicidad, a lo que le llamamos el mundo histórico social. El hombre es sujeto y objeto de la historia. Para entender a una sociedad por fuerza debemos recurrir a la historia que tiene como su eje central al hombre. Veamos la relación de la Historia con la Antropología. Las visiones estáticas de la realidad son incompletas y las dinámicas pueden ser tan poco fiables como las exageraciones del evolucionismo unilineal o del difusionismo extremo, que se suelen englobar bajo el nombre de escuelas historicistas. La desconfianza hacia el historicismo no era por ser historia, sino por ser mala historia, la llamada historia conjetural, que se basa enteramente en suposiciones no comprobadas, y muchas veces incomprobables. Sin embargo, la Historia está muy cerca de la Antropología, o en todo caso, y en el mundo actual, es una de sus fuentes indispensables. ¿En qué se diferencia, pues, ambas disciplinas? La Historia investiga los hechos del pasado en documentos principalmente escritos, mientras la Antropología por su parte se interesa por los del presente, obteniendo sus datos a través del conocimiento directo de la realidad social. Tradicionalmente, la primera se centra en los hechos singulares de una sociedad concreta; por el contrario, la segunda se interesa más por las instituciones y principios que rigen la vida social. Pero esta distinción está perdiendo validez; porque la Historia es cada vez más Historia Social, y la Antropología generaliza desde las sociedades concretas que estudia, de las que necesita conocer ineludiblemente su pasado escrito. La vieja Europa ha perdido el monopolio de su historia y hoy todas las sociedades tienen la suya propia. Los aún considerados salvajes y primitivos forman parte del bloque de países del Tercer Mundo, que tienen su asiento en la ONU, donde discuten en plano de igualdad con sus antiguos protectores. Ante esta nueva situación cabe preguntarse: ¿se ha quedado la Antropología sin su sujeto-objeto de estudio? La respuesta es no; porque éste se ha ampliado a otro tipo de sociedades desde hace algún tiempo: Arensberg y Kimball hicieron un ensayo en Irlanda al final de los años treinta: Pitt – Rivers inició los estudios del área mediterránea en un pueblo español por los años cincuenta; Redfield se dedicó a las sociedades campesinas de Iberoamérica más una pléyade de seguidores que continuaron por esos caminos.

20  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1.4.2. La Sociología Es la ciencia que estudia las interacciones sociales entre grupos e instituciones. Estudia todos los factores básicos que determinan toda organización y el comportamiento social, siendo los principales asuntos de estudio, entre muchos otros, la familia, la comunidad social, las relaciones sociales, la guerra, el arte, el lenguaje, los mitos, el sexo, etc. Por otra parte, el moderno proceso de urbanización ha quebrado la integridad de las pequeñas comunidades, y aquí también el ámbito de los estudios antropológicos se ha ido transfiriendo a nuevas zonas de interés. Cada día toman más impulso los estudios de áreas urbanas, de los que Lewis dio una original versión a finales de la década de los años cincuenta. Este autor se centra en la descripción de una familia única, pero representativa de un barrio o un grupo social ciudadano. Este proceso ha conducido a un acercamiento de la Antropología y la Sociología, haciendo sus relaciones más estrechas y sus diferencias más de grado y de técnicas concretas de investigación que de especie y método. Tradicionalmente se distinguían estas dos ciencias sociales en una serie de puntos: 1) Los antropólogos suelen trabajar en pequeñas comunidades, que les son poco familiares en cuanto a idioma, costumbres y maneras de pensar se refiere; mientras que los sociólogos estudian sociedades más complejas, con las que comparten el idioma y algunas de sus categorías y conceptos básicos. 2) La Sociología se preocupa principalmente de las relaciones sociales y la Antropología esta interesada sobre todo en temas como las creencias, los valores y otras manifestaciones culturales. 3) Finalmente, el sociólogo suele interesarse por problemas particulares de una manera extensiva y recoge su material con las técnicas adecuadas a ello, encuestas cuantificables principalmente, mientras que el antropólogo estudia la pequeña comunidad objeto de su investigación como un todo y de manera intensiva, basándose para la recogida de sus datos en técnicas cualitativas de observación, el trabajo de campo. 1.4.3. La Psicología Es una ciencia que estudia el comportamiento en relación con los procesos psicológicos. Aunque no es usual considerarla dentro del grupo de ciencias sociales, es realmente una disciplina social, puesto que trata de la personalidad y el comportamiento del individuo y siendo el hombre un ser social, sufre la influencia del medio social en que vive. De su relación con la antropología podemos decir que es evidente que las unidades de análisis que intervienen en el conjunto del quehacer social son los individuos psicológicos, cuya dualidad intrínseca ha dado lugar a la formación de 21  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

dos ciencias sociales bien definidas. La Antropología Física y la Psicología, cuya preocupación es el hombre en cuanto animal y el hombre en cuanto persona. A continuación definiremos algunas ciencias sociales más y en su propia definición nos daremos cuenta de su relación con la antropología. 1.4.4. La Estadística Ciencia que consiste en agrupar los hechos sociales y compararlos, para deducir los resultados que de ella se desprenden e inducir las leyes a que pueden obedecer. Para la elaboración de los cuadros estadísticos es necesario reunir, previamente, gran cantidad de datos o material de información, sobre el fenómeno que se desea estudiar; en seguida se realiza su clasificación y tabulación, y, finalmente, su presentación sintética y gráfica. 1.4.5. El Derecho Disciplina que estudia las normas jurídicas que el hombre ha creado con el fin de realizar la justicia. 1.4.6. La Política Es la ciencia del buen gobierno de los pueblos. 1.4.7. La Moral Siendo por excelencia una disciplina filosófica, participa también de las ciencias sociales, pues trata de la conducta del hombre dentro de la sociedad donde vive, orientándolo hacia el bien y alejándolo del mal. 1.4.8. La Geografía Ciencia que se ocupa del estudio de la Tierra en sus múltiples aspectos: físico, biológico, político, social, económico, etc. 1.4.9. La Economía Política Que también es, naturalmente, una ciencia social porque sus conocimientos interesan a toda la sociedad, pues las cuestiones económicas afectan a todos los miembros de ella. En síntesis la antropología aporta a estos saberes o ciencias sociales su especificidad holística, su interés por la cultura y su exclusivo método comparativo, además de las técnicas y metodologías del campo. Se diferencia de la historia, ya que no se limita sólo al documento, en su método, ni al devenir en su objetivo. Difiere de la psicología ya que no le interesa la individualidad, ni emplea experimentos, ni test, en su investigación (al menos sistemáticamente). No coincide plenamente con la Sociología pues su punto de vista es más general, su metodología no es el cuestionario directo o la encuesta y su objetivo 22  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

son las normas y códigos conductuales y simbólicos que llamaremos cultura. No es una sociología de sociedades “atrasadas” o “raras”, pues también puede y debe practicarse en las occidentales. En conclusión, la antropología es conocimiento humano que trata del hombre, de sus manifestaciones como especie, de su humanidad, con una perspectiva global, abierta, integradora. 1.5.

Objeto de la Antropología Física o Biológica La antropología física estudia al hombre en cuanto ser biológico, como organismo físico, tanto en su presente como en su historia evolutiva. La labor del antropólogo físico consiste, pues, en el estudio y la clasificación de los miembros de la especie humana según sus características antropométricas, que los diferencian en grupos raciales más o menos delimitados, así como en el de su adaptación fisiológica a medios físicos diversos. La tarea de estos investigadores, guarda, pues, pocas similitudes con la del antropólogo cultural o social, ya que difícilmente cabrá apreciar una relación directa entre los rasgos físicos de un pueblo y sus formaciones sociales y culturales. De cualquier forma, la antropología física ha sido enormemente útil para comprender la historia del hombre, puesto que el análisis de elementos como los grupos sanguíneos y otros rasgos físicos ha permitido en ocasiones reconstruir los procesos de desplazamiento de determinados pueblos a lo largo del tiempo. Asimismo, muchos conceptos erróneos acerca de las diferencias entre razas en cuanto a capacidad mental o estructura de carácter han podido refutarse por completo, gracias a los estudios antropométricos. Hoy en día se da por sentado que todos los seres humanos de todas las razas conocidas pertenecen a una sola especie, reconocimiento que, si en la actualidad puede parecernos evidente, ha significado un notable progreso desde los tiempos en que los teólogos europeos se preguntaban si la población indígena americana o los esclavos africanos poseían alma. En los últimos veinte años la antropología física o biológica ha experimentado mayor desarrollo y especialización que ninguna de las otras ramas de la antropología. Este desarrollo se debe tanto a la precisión de su campo de estudio como a la perfección de las técnicas que se utilizan en el proceso de investigación. En sus inicios, la antropología física basaba sus investigaciones en la medición y morfología de los esqueletos hallados, así como en la aplicación de análisis estadísticos relativamente simples. El método empleado consistía en la medición de la estatura y las dimensiones craneales y corporales, para posteriormente realizar una clasificación o tipificación de las poblaciones estudiadas. Sin embargo, los criterios en los que se fundaban 23  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

dichas clasificaciones eran bastante simples, por lo que se tendía a oscurecer los márgenes de variación de los promedios obtenidos. Por otra parte, las únicas disciplinas auxiliares que contribuyeron a los estudios antropológicos fueron la anatomía y la fisiología comparadas y en menor medida, la paleontología y la genética. En la actualidad, la antropología física dispone de amplios conocimientos sobre biología molecular y técnicas de electroforesis (parte de la fisiología que estudia la actividad eléctrica de las estructuras orgánicas), al igual que sobre el estudio de la hemoglobina (pigmento respiratorio de la sangre) y otros profundos conocimientos de genética. Todos estos aspectos de la biología humana son estudiados por otras disciplinas, pero lo que distingue al antropólogo físico y hace de su actividad una disciplina propia, es su interés por la variación y adaptación humanas. OTRA CONSIDERACION DEL OBJETO DE LA ANTROPOLOGÍA FÍSICA O BIOLÓGICA El conjunto de transformaciones biológicas que han conducido a la aparición del hombre como un género distinto en la línea evolutiva de las especies es el principal objeto de estudio de la antropología física. En este sentido, constituye una ciencia estrictamente natural y se desarrolla en el marco general de la teoría de la evolución. Dos son los rasgos que permiten definir a los homínidos en la familia de los simios: el bipedismo –y, por tanto, la liberación permanente, no ocasional, de brazos y manos – y un aumento incomparable de la capacidad craneana. Así, la aparición de Australopithecus afarensis, hace 5,5 millones de años, marca el inicio de la hominización. La hominización no es un proceso gradual y de una sola dirección – hipótesis que los antropólogos denominan “de Adán y Eva” -, sino diversificado, de manera que en un mismo momento pueden coincidir diversas especies de homínidos, cuya evolución quedará en unos casos truncada y en otros, en cambio, encauzada hasta el hombre actual. En general, para que una especie sea admitida en el género Homo debe manifestar una capacidad craneana superior a los 600 cm3. Destacan tres especies: el Homo habilis, el Homo erectus y el Homo antecesor. El primero, localizado en Tanzania y Kenya y con una antigüedad de dos millones de años, fabrica y usa de modo habitual diversos utensilios de piedra. El Homo erectus, con una capacidad craneana que llega a sobrepasar los 1.000 cm3, es ya una especie planetaria (además de en Kenya, sus restos han aparecido también en Java y Pekín), desarrolla una forma de vida cazadora y domestica el fuego. El Homo antecesor, procedente no del Homo erectus sino de una especie anterior,según parece demostrar el yacimiento de Atapuerca, evoluciona a su vez en dos especies: el Hombre de Neardental, extinguido en la última glaciación, hace 50.000 años y el Homo sapiens, nuestra especie, aparecida en África y extendida por Europa y el mundo entero hace unos 40.000 años. 24  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EL CAMINO DE LA EVOLUCIÓN LA GENEALOGÍA HUMANA REINO Filo Subfilo Superclase Clase Subclase Intraclase Orden Suborden Superfamilia Familia Género

ANIMALIA Chordata Vertebrata Tetrapoda Mammalia Theria Eutheria Primates Anthropoidea Hominoidea Hominidae Homo

Especie Subespecie

Homo sapiens Homo sapiens sapiens

ANIMALES Animales domésticos Animales con espina dorsal Animales con cuatro pies Vertebrados con pelaje y glándulas mamarias Mamíferos que conciben crías fetales Mamíferos que alimentan al feto en el útero. Primates Todos los monos, simios y humanos. Simios y humanos Los humanos y sus antepasados inmediatos Miembros actuales y extinguidos de la especie humana. Especie humana moderna Todos los seres humanos contemporáneos

1.6.

Objeto de la Antropología Cultural o Social Es el estudio y descripción de los comportamientos aprendidos que caracterizan a los distintos grupos humanos. El antropólogo cultural (o sociocultural como se suele denominar hoy día) tiene que ocuparse de las obras materiales y sociales que el hombre ha creado a través de su historia y que le han permitido hacer frente a su medio ambiente y relacionarse con sus congéneres (Espina, 1996: 13). La antropología cultural está considerada por muchos autores como una de las tres ciencia sociales básicas y precisamente como la que de entre ellas, se propone el conocimiento teórico de los fenómenos culturales y el estudio de su manifestación concreta en los individuos y en los grupos humanos. Por cultura se entiende aquella concepción de la realidad y aquella sensibilidad hacia ella, adquirida socialmente o inducida, que orienta a los individuos en las diversas situaciones en que se encuentran en el transcurso de su existencia. Se constituyen aquellas en los grupos sea por efecto de las experiencias que cada cual realiza y de las posibilidades de que cada uno dispone para afrontar los problemas existenciales, sea por efecto de la tradición. El individuo participa de ellas en calidad de miembro del grupo y se ve diversamente solicitado a interiorizarlas y asumirlas como datos de referencia de elecciones mediante la acción y la valoración de la realidad. El grupo obtiene esta participación – a nivel consciente o inconsciente – mediante procesos de los que luego se tratara. 25  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La concepción antropológica de cultura difiere de la que se forma a la luz de los estudios de etnología. En el ámbito de la teoría etnológica, el termino “cultura” se utiliza para indicar cualquier producto de la actividad humana de un grupo social, esto es, el conjunto de los modos de solución de los problemas existenciales heredado, desarrollado, aceptado y mantenido por un grupo mismo; conjunto que comprende tanto el sistema de organización social como la tecnología, los productos materiales de la actividad y de la organización humana, los conocimientos de la realidad, la religión, el arte, etc. La sociedad humana en su totalidad –instituciones, formas de trabajo, de parentesco, etc.- es el objeto de estudio de la antropología cultural y social. Para ello se escoge una sociedad pequeña pero completa –los nuer, los iroqueses, los yanomani – y se la describe comparativamente, señalando, en general, tres aspectos: a) el hábitat geográfico y modo de subsistencia (tecnologías empleadas, etc.); b) organización social (relaciones de parentesco) y régimen político, c) religiones, creencias y expresiones estéticas en general. En este sentido, la antropología recae en ciertos aspectos (como por ejemplo, cómo se casan los iroqueses, etc.) que dificulta el conocimiento global al que aspira. Esta disciplina combina el trabajo de campo con la explicación teórica. En este sentido, el antropólogo, además de formarse en los conceptos de su ciencia, debe integrarse y participar de manera activa en la sociedad que observa y describe. La antropología presenta aquí un límite, a saber, cómo comprender lo que son otras culturas con conceptos extraídos de la propia. Ciencia de una gran y profunda complejidad teórica, está en discusión constante con la lingüística, el psicoanálisis, la filosofía, etc. No obstante, pueden indicarse tres lineamientos teóricas fundamentales: a)el funcionalismo, representado por Bronislaw Malinowski, y que describe las instituciones desde el punto de vista de su función en el conjunto de la sociedad; b) el estructuralismo, representado por Claude Lévi-Strauss, y que considera los mitos y ritos de una sociedad como signos de una estructura análoga a la de la lengua; c) el marxismo, representado entre otros por Marvin Harris, y que realiza una crítica de las instituciones sociales como expresión ideológica de las relaciones de producción presentes en la sociedad descrita. La Antropología Cultural. Se ocupa no tanto de las relaciones sociales cuanto del modo en que se regulan los productos culturales de la sociedad. En este sentido, la religión, esto es, la producción de creencias y rituales, ocupa un lugar predominante en la nueva ciencia. La Antropología Religiosa. Dos son las perspectivas bajo las cuales se valora antropológicamente el fenómeno religioso: a) como principio de orden y 26  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

cohesión social, supuesto que la religión, en cuanto dicta la Ley, sanciona el conjunto de prohibiciones que define al grupo; b) como gramática cuyo sentido hay que interpretar y cuyos elementos son justo las creencias y rituales practicados por el grupo. En la primera línea se halla originariamente Emile Durkheim; en la segunda, Claude Lévi-Strauss. En cuanto al objeto específico de la religión, se acepta que viene en cada caso señalado por el modo en que la sociedad distingue lo sagrado y lo profano. Así, las formas en que se regula la presencia en El mundo de las potencias divinas corresponden a tipos de religión –y, por tanto, de sociedad- diferentes: totémica, mágica, monoteísta, etc. La antropología religiosa analiza igualmente los ritos, esto es, las ceremonias mediante las cuales la sociedad representa tanto el tránsito entre las etapas de la existencia – bautismo, boda, entierro- como el calendario de la vida colectiva. La Antropología y lenguaje. Las relaciones entre la antropología cultural y el ámbito del lenguaje son particularmente complejas. De un lado, una rama de la antropología, la etnolingüística, considera el lenguaje como producto cultural – al modo de la religión, por ejemplo-, analizando comparativamente los modos en que las diversas lenguas relaciona, por ejemplo, los tipos de acciones con los modos verbales, el sentido del espacio con los adverbios de lugar, etc. Sin embargo, y a partir sobre todo de Lévi-Strauss, la lingüística estructural fundada por Ferdinand de Saussure ofrece a cierta antropología, la estructura organizada según una lógica inconsciente, análoga a la del lenguaje, y en la que tanto las formas de organización social (tipo de parentesco, etc.) como los productos culturales (ritos, canciones, vestidos) son elementos que deben interpretarse en relación al resto de elementos del sistema –al igual que los fonemas, p. ej.-, según unas posibilidades de combinación fijadas por la estructura de la sociedad en cuestión, como las lenguas. La Antropología Social. Uno de los objetos de la antropología social es el de las relaciones de género y parentesco, es decir, el del conjunto de reglas que definen los lazos de filiación (padres – hijos), alianza (cónyuges) y hermandad (hermanos) en las sociedades humanas. Así, la antropología analiza los tipos de matrimonio correspondientes a ciertos modelos sociales (monogamia, bigamia), el papel jugado por la prohibición del incesto en la constitución de la sociedad, etc. La Antropología Política. Dentro de la antropología social, la antropología política describe de manera específica las relaciones de poder dentro de la sociedad, esto es, las formas en que se producen y mantienen – por cooperación, por imposición, etc.- las normas que regulan la convivencia de los individuos. Cuatro son los modelos sociales establecidos desde este punto de vista: a) bandas, constituidas por familiares y sin relaciones de mando; b) tribus, segmentadas y ordenadas según estirpes, con funciones y poderes específicos; 27  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

c) territorios, que agrupan individuos sin lazos de parentesco, bajo la autoridad de un jefe y con un aparato político centralizado; d) estados, con un poder organizado en aparados burocráticos –administración de justicia, recaudación de impuestos, etc.- y mantenido por un ejército. Asimismo, la antropología política, en su vertiente jurídica, analiza cómo se regulan los delitos y castigos, así como los estados de guerra y paz. La Antropología económica. Dentro del mismo campo de las relaciones sociales, la antropología económica analiza en concreto cómo se regulan la producción e intercambio de bienes tanto entre miembros de una sociedad como entre sociedades diversas. Tres son a este respecto las formas sociales establecidas por la antropología económica, y a las que corresponden sendos modos, de organización del trabajo y del comercio: a) cazadores – recolectores, que toman directamente lo que produce el entorno natural; b) pastores nómadas, que combinan la economía de pasto con la caza y la recolección; c) aldeas, agrícolas, formadas por comunidades sedentarias y dedicadas a la agricultura y a la ganadería. La antropología económica analiza asimismo el proceso de incorporación de todas las sociedades al mercado capitalista mundial, considerando el impacto de la aculturización – pérdida de la cultura propia – e introduciendo las nociones de sociedad precapitalista, en tránsito al capitalismo, etc. 1.7.

Origen y Evolución del Hombre. Variación, Adaptación y Cambio

1.7.1. Origen del Universo Hasta ahora no se sabe a ciencia cierta cual es el origen del universo, pero se han elaborado importantes teorías entre las que destacan las siguientes: A) La Teoría del Universo Estable. Esta dice que el universo siempre ha existido y la materia se genera de una forma espontánea para reemplazar a la que se expande al exterior. B) La Teoría del Universo Oscilante o Cíclico. Esta teoría afirma que el actual universo forma parte de un ciclo junto a la Gran Explosión (BigBang) que le dio inicio. En un determinado momento nuestro universo dejará de expandirse y entrará en una fase de concentración hasta llegar a un punto máximo de condensación, ocurrirá luego una gran explosión pero inversa, es decir, una Gran Implosión o Gran Crujido (Big-Crunch) que determinará el fin de nuestro universo y el surgimiento de otro nuevo, se calcula que este ciclo será en 82,000 millones de años. La gran explosión comenzó con una sustancia primordial llamada YLEM (es una palabra griega que significa sustancia básica).

28  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1.7.2. Las Eras Geológicas y la Evolución Estas se consideran desde la formación de la corteza terrestre, más o menos desde los 3500 millones de años y nos da una idea de los enormes cambios geológicos y biológicos que ha experimentado desde su inicio cuando la Tierra tenía una atmósfera sin oxígeno, compuesta de metano, amoniaco, hidrógeno, etc. Esta hipótesis fue expuesta por el científico ruso Alejandro Oparin en 1920.

Eras

Períodos

Neoceno

Pleistoceno Épocas glaciales, hace un millón de años.

Paleoceno

Terciaria

CENOZOICA

Cuaternaria

Holoceno Edad actual iniciada hace 10000 años

Plioceno Comenzó hace millones de años.

10

Mioceno Comenzó hace millones de años.

20

Oligoceno Comenzó hace millones de años.

32

Enoceno Comenzó hace millones de años.

50

Paleoceno Comenzó hace millones de años.

60

Secundaria

MESOZOICA

Cretáceo Comenzó hace 130 millones de años. Jurásico Comenzó hace 155 millones de años.

Triásico Comenzó hace 185 millones de años.

Evolución Geológica

Evolución de la Vida Animal

El hielo se ha retirado definitivamente. Quedan grandes lagos como los alpinos. Europa se cubre de bosques. Europa, América, las tierras antárticas y el Himalaya se hallan bajo los cielos y heleros de las últimas épocas glaciales. Los continentes y océanos modelan sus formas como hoy lo vemos, el mar se retira de las vastas zonas de la Europa Central. La edad de los grandes plegamientos, se levantan los Alpes, los Apeninos, y las Montañas Rocosas. El mar mediterráneo se convierte en un mar interior. En todas partes de la Tierra clima cálidos, si bien empiezan ya a delimitárselas zonas climáticas heladas invernales en algunos sitios. La calurosa zona tropical se extiende del Sur de Inglaterra al Sur de África. En la Groenlandia y Spiztberg, verdes y exuberantes selvas húmedas. Grandes regiones de Europa se hunden por debajo del nivel del mar. Dinamarca, noroeste de Alemania y Bélgica se hallan cubiertos por aguas. A orillas de gigantescos pantanos y lodazales emergen blancas masas yesíferas. La zona tropical se adelanta más hacia el norte. Los antiguos y elevados montes y los terrenos montañosos son nivelados por enormes y persistentes lluvias. En todos los sitios verdes florestas. La tierra está seca y se compone preferentemente de desiertos estériles. En las montañas hay monte bajo y matorrales.

El hombre aprende a arar la tierra y doméstica animales salvajes, que le aligeran la existencia. Aparecen todos los animales domésticos. Los hombres primitivos trabajan el sílex en forma de hachas y rascadores (útiles) habitan en cavernas. De antecesores del mundo animal empiezan a surgir el hombre, que anda con el cuerpo semierguido. Mayor empleo prensil de las manos. En el mar gozan los peces de su gran era, hay formas gigantescas. El linaje humano empieza a destacarse (Procónsul). Por evolución de primitivos animales de presa surgen antecesores de los actuales felinos, perros y osos, de la más antigua rama de los animales carniceros. El eoceno se va vislumbrando lentamente el mundo superior de los animales. Las arcaicas formas se extinguen. Fin del dominio de los reptiles, se extinguen los gigantescos saurios habitantes de la tierra y el pliégalo. Surgen los carniceros y los primeros ungulados. Los primeros reptiles, los saurios son los monarcas supremos del mundo; pueblan los corrientes y los mares. Empieza la existencia de las aves que conocemos. Vive el diplodocus, saurio gigante que andaba sobre dos patas (25 mts. de Long. y 25 T. n de peso) coetáneos de él eran los saurios de membranas voladoras. Surgidos de predecesores anfibios conquistan los reptiles de continentes. Existen también pequeños individuos. Conviven dípteros y termitas.

29  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Pérmico Comenzó hace 210 millones de años.

Primaria

PALEOZOICA

Carbonífero Comenzó hace 265 millones de años.

Devónico Comenzó hace 320 millones de años. Silúrico Comenzó hace 360 millones de años. Ordoviciense Comenzó hace 400 millones de años.

Azoica Arqueozoica Proterozoica

PRECAMBRI CO

Cambriano Comenzó hace 520 millones de años. Precambriano Gases interestelares primera fase de la tierra.

Los continentes están cubiertos de humeantes volcanes. Lava y detritos se concentran en los valles. El clima es cálido y seco. Casi toda Europa y la mayor parte de Rusia están cubiertas por el mar. En los pantanos de las selvas se forman depósitos de restos vegetales que se convierten en carbonosos. En el norte de Europa emergen la tierra del mar. El clima va siendo más cálido. En Sudamérica y Sudáfrica reinan épocas glaciales. El mar asciende y desciende en largos intervalos irregulares. Por plegamiento surgen cadenas de montañas. El clima es cálido y seco. Las regiones centrales de Norteamérica están cubiertas por las aguas. En todas partes de la cortea terrestre se registran fuertes movimientos. La mayor parte de Europa está bajo las aguas. Todavía no hay zonas climáticas. Donde hay tierra firme, humean los volcanes. La fluida lava incandescente va formando una costra sólida, tierra yerma llena de desiertos y campos de lava que exhala vapores.

Los ascendientes de los que evolucionarán en gigantescos saurios salen del agua y comienzan a marchar triunfalmente por la tierra seca. Ya hay coleópteros y fibélulas. Los predecesores de los reptiles dan un importante paso, ponen huevos en los continentes. A los primitivos insectos le salen alas. Los primeros vertebrados osan dar el paso del piélago a la tierra. Ya hay en ella plantas, también arácnidos y miriópodos. Las primeras plantas conquistan la tierra, en un principio son algáceas surgidas en sitios húmedos. En el mar hay moluscos y corales. La vida existe en el líquido elemento, en el que los seres vermiformes evolucionan los vertebrados. Del cordón longitudinal resulta la columna vertebral. Los continentes no tienen vida, la corteza terrestre quema y exhala vapores. En el mar viven crustáceos trilobulados de 45 cms de largo. En los océanos calientes aparece la vida en primitivos organismos unicelulares. Las algas, las plantas más rudimentarias son los únicos vegetales.

1.7.3. Teorías sobre la Evolución del Hombre La ciencia y sus extraordinarios aportes nos han permitido aproximarnos a la verdad sobre todo en el origen de la tierra, esta se señala que tiene mas o menos 4,500 millones de años, la vida en ella apareció hace 3,500 millones de años pero los restos encontrados solo nos dan indicios de 600 millones de antigüedad. Para comprender mejor cuando aparece el hombre es necesario recurrir a las teorías que mayor aceptación tiene y que son seguidas por millones de personas y estas son: A.

TEORIA MONOGENISTA También llamada Teoría Cristiana o Creacionista sostenida por la mayoría de religiones, afirma que el mundo se ha poblado a partir de un solo hombre y que obedece a una creación divina (Dios). Ei monogenismo es la doctrinal según la cual toda la humanidad (por lo menos la que vive después del pecado original) procede de una sola pareja humana. El monogenismo está por de pronto en oposición con el poligenismo, según el cual la transición evolutiva del reino animal al hombre se ha producido en una pluralidad de casos, si bien se pone como punto de partida una sola misma especie, con lo que la diferenciación de 30  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

la raza humana se habría producido dentro de la historia biológica de la humanidad. B.

TEORIA POLIGENISTA Formulada por el filósofo alemán Hernán Keyserling (1880-1946) fundador de la Escuela de Sabiduría en Darmstad- afirma que cada uno de los continentes actuales ha tenido su propio poblador. Poligenismo es una teoría sobre los orígenes del hombre que postula la existencia de diferentes linajes para las razas humanas. El poligenismo fue duramente criticado por la Iglesia católica especialmente a partir de la encíclica Humani generis (Pío XII, 1950) que, al tiempo que entendía compatible el evolucionismo con el catolicismo, ponía serios reparos a la compatibilidad del poligenismo con la doctrina del pecado original. Afínales del siglo XX, la obra del paleoantropólogo Carleton Coon es lo más cercano a lo que puede considerarse un poligenismo moderno, que postula que la evolución hacia el actual Homo sapiens moderno se realizó separadamente en cada raza humana. Esta hipótesis, denominada la hipótesis multirregional, fue presentada a mediados de la década de 1960 y no ha sido ampliamente aceptada por la comunidad científica, aunque sigue teniendo partidarios. C.

TEORIA EVOLUCIONISTA Charles Robert Darwin (12 de febrero de 1809 - 19 de abril de 1882) fue un naturalista inglés que postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. La evolución fue aceptada como un hecho por la comunidad científica y por buena parte del público en vida de Darwin, mientras que su teoría de la evolución mediante selección natural no fue considerada como la explicación primaria del proceso evolutivo hasta los años 1930. Actualmente constituye la base de la síntesis evolutiva moderna. Con sus modificaciones, los descubrimientos científicos de Darwin aún siguen siendo el acta fundacional de la biología como ciencia, puesto que constituyen una explicación lógica que unifica las observaciones sobre la diversidad de la vida. Esta teoría fue sostenida también por Alfred Russell Wallace (1823-1913). Darwin afirma que el hombre no es que descienda del mono sino que ambos tienen un antepasado en común. Los orígenes más antiguos del hombre como género y especie biológica se da en lugares del África del Sur y Oriental y comprenden 3 etapas bien marcadas:

31  


Antropología

1. 2. 3.

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

PRE-AUSTRLOPITECOS o PRE-HOMINIDOS AUSTRALOPITECUS u HOMINIDOS HOMOS

En estas etapas se da el llamado Proceso de Hominización que es el proceso de evolución que determina la aparición del ser humano a partir de los Homínidos (familia de primates) o seres antropomorfos (de apariencia humana) que le precedieron. En recientes investigaciones se han descubierto que hay una asombrosa similitud entre el genoma (conjunto de cromosomas) humano y el de los simios. En cualquier de sus regiones el ADN (ácido desoxirribonucleico) de humanos y chimpancés es igual en un 98.5% y la diferencia de 1.5% nos hace humanos, por el cual, hablamos, escribimos, y hacemos todas las demás actividades que no hacen estos animales. Un importante aporte a estas investigaciones son las que realiza la Universidad de California (USA) sobre genética comparativa, donde demostraron que los chimpancés no contraen el sida, la influenza, la malaria, entre otras enfermedades, que en el cuerpo del hombre son adquiridos fácilmente, al parecer esta resistencia en los chimpancés se debe a que en las células humanas carecen de ácido siálico (un tipo de azúcar) que es común en todos los mamíferos incluidos los simios, su diferencia en la forma de este ácido es solamente un átomo de oxigeno pero de gran influencia en diversas funciones orgánicas 1.7.4. La Evolución del Hombre 1.

PRE-AUSTRALOPITECUS o PRE-HOMINIDOS Aparecieron hace 20'000,000 de años por la línea de los primates, lemúridos, catarrinos y antropoldés, El principal fue el Ramapithecus descubierto en 1930 en SIWALIK, India, por G.E. LEWIS, este tenía mandíbula superior curvada y paladar arqueado, era eminentemente cuadrúpedo y arbóreo. Otros pre-homínidos importantes fueron los de BRAHAMAPITHECUS también de la India y el KENYAPITHECUS (10 a 14 millones de años) encontrado en Kenya, este antepasado del hombre no era capaz de fabricar herramientas, pero si sabía escoger las piedras para romper los huesos y comer la médula. 2.

AUSTRALOPITECUS-HOMINIDOS Después de la separación entre la línea del chimpancé y la línea del hombre, el grupo más antiguo entre nuestros antepasados eran los australopitecus, estos estaban divididos en:

32  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

-

AUSTRALOPITECUS ARCAICO O PROTO-HOMINIDOS Si bien es cierto continúan en estudio, estarían representados por los fósiles de Logatham y Kamapoi cuya antigüedad es de 4 a 6 millones de años. -

AUSTRALOPITECUS ANCESTRAL Representado por las Pisadas de Laetolí (Tanzania) se distingue que es de una pareja, siendo la pisada de la hembra más pequeña y profunda, se cree que llevaba cargado a su hijo o estaba embarazada. Tiene una antigüedad de 3750,000 años. También otra evidencia es la mujer «Lucy/Birkinesh» hallada en Afar (Hadar) a 240 Km. al N.E. de Etiopía, Lucy tenía 25 años y una estatura de 1.07 m. es el esqueleto mas antiguo que se tiene conocimiento y es de hace 3'500,000 años. El Australopitecus Ancestral desapareció hace 3.5 Millones de años (M.a.) y dio origen al Australopitecus Grácil de (3-2 M.a), al Australopitecus Robusto (2,5-1 M.a.) y al Homo Habills (2-1 M.a.) -

AUSTRALOPITECUS GRACIL O AFRICANO Es el mas probable antecesor del hombre, fue encontrado en Sud África Oriental, es de 3-2 millones de años de antigüedad, su cerebro tenía 480 cm3, su estatura 1,30 m. era bípedo; andaba algo encurvado y caminaba mejor que «Lucy». HOMOS Se dice «Hornos» porque no improvisa sino que construye sus herramientas y tiene capacidad creadora Homo Habilis. Es un auténtico antecesor del hombre actual, apareció en el África Oriental, y vivió hace 1 '820,000 años, medía 1.30 m. y su peso era de 40 Kls. su capacidad craneana era de 650-800 cm3. Caminaba erecto y es posible que se alimentará de carne, era un buen vecino del Australopitecus Robusto, pues como este seguía siendo vegetariano. HOMO ERECTUS Es el peldaño continuo, científicamente es representado por Telanthropus Capensis, hallado en Swarkrans, (Sudáfrica) el Tell-Ubeidiya. (encontrado en Tiberiades, Israel) y el Attanthropus Mauritanicus (de Termifine, Argelia) los científicos afirman que el proceso de hominización se aceleró en muy poco tiempo, el Homo Erectus tiene una capacidad cerebral entre 800 - 1,100 cm3, era un bípedo (ser que camina en dos pies) muy avanzado, comía de todo (omnívoro), desarrolló una cultura de cazador, vivió entre 1,6 - 0,5 millones de años y también existió en otros continentes.

33  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

HOMO ERECTUS-ERECTUS Hace su aparición entre los 500,000 - 300,000 años .y tenemos seis ejemplares todos ellos de la Isla de Java; Indonesia. Exactamente en el lugar llamado Trlnil, fue hallado el primero, llamado Pithecanthropus Erectus con 950 cm3 de capacidad cerebral, su descubridor el médico holandés Eugenio Dubois; es realmente el primer ser erguido totalmente. Hizo uso racional del fuego. El último encontrado es el Pithecanthropus Modjokertensis descubierto en Djetis HOMO ERECTUS SINANTHROPUS Es contemporáneo de Homo Erectus-Erectus apareció en el Extremo Oriente, lo representa el Sinanthropus Pekinensis (Hombre de Perkin) este era el de mayor evolución, alcanzó 1,055 cm3 de encéfalo craneano, luego se encontraron restos en Hupe, china; llamado Maxilar de Changyana y después el Húmero de Ushicawa, en Japón. Los restos encontrados en la cueva Choukoutien.Pekin.China en 1927 tuvieron una antigüedad de 300,000 años. HOMO PRE-SAPIENS Se cree que fue exclusivamente europeo, lo representan restos fósiles encontrados en Steínheim y Heidelberg (Alemania) y 131 de Swasncombe (Inglaterra) y de Fontechevade (Francia). HOMO SAPIENS El principal representante es el «Hombre de Neanderthal» encontrado en Dusseldorf, Alemania en 1856 por G. Fuhlrott, fue el primer representante del género humano, su antigüedad es de 150,000 - 50,000 años su capacidad craneana era de 1600 cm3, este Homo Sapiens ocupó un vasto territorio en toda Europa, algunos científicos creen que su origen esta al Sur de la Ex-URSS y estaba aclimatado para vivir a bajas temperaturas, trabajó la piedra, el hueso, dio uso doméstico al fuego, iluminó sus cavernas, construyó albergues temporales con osamentas, sepultó ritualmente a sus muertos, usó la dentadura como tercera mano, es el primer representante de la raza blanca, sus congéneres habitaron en Asia y África como lo demuestran los restos encontrados. HOMO SAPIENS SAPIENS Es el último de la familia de los Hornos y aparece hace 40,000 años iniciando una rápida e intensa migración, se afirma con mucho énfasis que la humanidad actual desciende de estos, fue excelente cazador y buen artista, realizaba pintura rupestre, el representante por excelencia es el «Hombre de Cromagnon» encontrado en 1868 en Dordoña, Francia, su estatura es calculada en 2m. y su capacidad craneana se acerca a 1750 cm3 es decir la de un hombre actual, no solo existió en Francia, Alemania y toda Europa sino que sus contemporáneos habitaban en África, Asia y Oceanía. Los científicos, pese a 34  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

que existe algunas dudas en la cadena evolutiva del hombre, afirman, que la filiación taxonómica (ciencia que clasifica a los seres vivos) a partir de los mamíferos y es la siguiente: Orden de los Primates, sub-orden de los antropoides, superfamilia de los Hominoides: familia de los homínidos, genero del Homo Sapiens, y especie del Homo Sapiens Sapiens. 1.7.5. El Verdadero Hombre El primer hombre de verdad que conocemos es el Pithecanthopus, representado por el Hombre de Java y el Hombre de Pekín. Vivió durante la segunda glaciación de la Edad de Hielo, hace aproximadamente de 500,000 a 700,00 años. ¿Qué distinguió al hombre de Java de sus predecesores y qué nos obliga a declararle sin vacilación hombre? El hombre de Java presenta todas las características del hombre de nuestros días, pero en forma más primitiva. Ya sabe manejar instrumentos y hacer fuego. Si consideramos esas características, según aparecen típicamente en el Homo sapiens, comprenderán los siguientes rasgos: 1. El cabello. El hombre no está desprovisto de pelo. En realidad, la densidad

del cabello es mayor que en algunos primates; pero esos cabellos, son más bien vestigios que implantaciones ralas. Además, el feto es completamente velludo, lo cual (juntamente con otras características fetales) hace suponer que en el hombre perduran ciertas características fetales o infantiles hasta la edad adulta. Esto, como veremos, es un hecho que tiene gran importancia en la evolución. El hombre se halla enteramente desprovisto de cabellos táctiles, como los del bigote de los gatos. 2. El hombre es plantígrado. Se mantiene firmemente en posición vertical y

puede conservar el equilibrio con seguridad. Esto es debido, en primer lugar, a un notable desarrollo del pie. El quinto dedo es rudimentario (¡no se debe al uso de los zapatos!), y el dedo gordo sobresale del borde anterior de la planta y no de su borde interno, lo que haría de éste una especie de pulgar; además, está ligado firmemente al resto del pie por el ligamento metatarsiano. 3. El hombre tiene piernas largas y brazos relativamente cortos. Los cambios

en el esqueleto que se deben a su posición erecta son muchos y en ellos se incluye el equilibrio de la cabeza, la curvatura de la espalda, las nalgas y pantorrillas prominentes y la posición extendida de las rodillas. 4. La dentadura humana es muy característica. Su arco en forma de

herradura amplia, la serie de molares en una línea curva divergente, en 35  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

lugar de formar hileras paralelas, como en los antropoides. No hay huecos para los caninos, porque unos no son mayores que los otros. Los molares y premolares son también característicos. 5. El cráneo se ha desarrollado grandemente. La caja craneana es globular y

está desprovista de grandes crestas y rugosidades óseas. La cara es aplanada, pues no hay hocico. El hombre utiliza sus manos, no los dientes, para tomar las cosas, y la vista es más importante que el olfato. Las mandíbulas son por lo tanto relativamente débiles y no precisan de grandes rugosidades óseas en las que se inserten músculos poderosos; de aquí la mayor flexibilidad de la mandíbula, lo que contribuye al don de la palabra. 6. El cerebro es tres veces mayor que el del gorila y contiene diez veces más

neuronas en el córtex. El mecanismo neuromotor para emitir las palabras y para usar símbolos verbales, que designen cosas y acciones, ha quedado establecido; juntamente con esto marcha el mecanismo auditivo, que permite reconocer como un símbolo la palabra hablada. Las regiones de asociación son muy numerosas, y esto hace posible una capacidad de pensamiento muy grande, para la solución de problemas, en comparación al nivel alcanzado por los chimpancés y otros animales. Así se nos presenta este notable precursor del hombre actual: un gran mono erecto, con poco pelo corporal, que vive en tierra y que tiene una abultada cabeza y un gran cerebro, sin hocico, con dientes más bien débiles, olfato reducido, vista excelente, una notable destreza, y que posee la facultad del lenguaje 1.7.6. El Debate Herencia / Ambiente Un tema íntimamente relacionado con la naturaleza humana es el famoso debate herencia/ambiente (también conocido como naturaleza/entorno, o naturaleza/crianza). Este debate comenzó como una discusión entre científicos y, como suele ocurrir en estos casos, cada lado del debate empuja al otro a posturas cada vez más extremas. Los genetistas más radicales llegaron a defender que todo estaba determinado genéticamente y que los seres vivos son marionetas dirigidas por los genes; por otro lado, los ambientalistas más extremistas defendían que los seres humanos somos "tablas rasas" sin nada predeterminado, que nuestro cerebro es como un libro en blanco que se va rellenando con las experiencias vividas día a día, y que éstas son las que forjan nuestro carácter -véase Pinker (2003) para una argumentación contundente en contra de la idea de la tabla rasa-. Posturas tan extremas ya tienen poco apoyo; sin embargo, el debate continúa (principalmente en los medios de comunicación, ya que los periodistas suelen aprovechar cualquier noticia relacionada con el tema para dedicarle titulares sensacionalistas) y provoca consecuencias 36  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

importantes en la sociedad. Por ejemplo, muchas personas rechazan la idea de que los genes tengan un papel importante en el comportamiento humano, por el simple hecho de que esto supone que algunos instintos provocarían conductas moralmente inaceptables (egoísmo, violencia, sexismo, etc.) que tendrían que ser aceptadas porque serían inamovibles. Este debate es inútil y estéril, y hace décadas que los científicos no participan en él (al menos enfrentando las dos posturas extremas). La mayoría de los expertos en comportamiento aceptan que éste es el resultado de una interacción compleja entre ambas cosas, genes y medio ambiente. No creo que tenga ningún interés profundizar en este debate que, además de haber sido uno de los más estériles de la historia del saber humano, ha provocado consecuencias desastrosas cuando se ha intentado aplicar alguna de las propuestas extremistas. Tenemos por ejemplo a Pol Pot, líder del régimen de los conocidos como jemeres rojos, partido que gobernó en Camboya entre 1975 y 1979. Estudió en Francia y allí se empapó de la idea de que nuestro cerebro es una página en blanco que se va rellenando con la experiencia. Cuando volvió a su país, consiguió hacerse con el poder y puso en marcha un plan para crear "un pueblo nuevo". Cerró Camboya a cualquier influencia exterior, y tomó una serie de medidas que no tienen precedentes en la historia. Entre otras, obligó a la población a dejar las ciudades, prohibió el uso de la moneda, las escuelas, las religiones y todo tipo de cultura. Lo que pretendía era conseguir ciudadanos más obedientes, colaboradores y austeros. Murieron entre 1,5 y 3 millones de personas, según las distintas fuentes (casi un tercio de la población de Camboya). En el extremo opuesto -el que parte de que los genes son lo único importante- nos encontramos con iniciativas llevadas a cabo en diferentes países del mundo y que tienen que ver con la eugenesia, que es el intento de mejorar la especie humana mediante el control de las personas que se reproducen. Así, por ejemplo, en los años veinte del siglo pasado, Estados Unidos y muchos países europeos, partiendo de la base de que la inteligencia era heredable, empezaron a esterilizar a los discapacitados psíquicos para evitar que dejaran descendientes. Por tanto, olvidándonos del debate, en el que está claro que no hay ni vencedores ni vencidos, sólo nos vamos a centrar en describir cómo está el tema en la actualidad. Durante los últimos años, ambas tendencias han recibido apoyos importantes. Por un lado, se ha demostrado no sólo que el medio ambiente tiene una importancia enorme y directa en algunos aspectos como la inteligencia, sino también que puede influir sobre otros aspectos que parecían estar determinados principalmente por la herencia genética. Por ejemplo, un ambiente adecuado impulsará a un niño atlético a practicar deporte, y a un niño 37  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

inteligente a leer y a realizar otras actividades intelectuales, simplemente porque eso es lo que les resulta más gratificante a cada uno de ellos. Por otro lado, los estudios que comparan el comportamiento de hermanos gemelos idénticos (ambos tienen los mismos genes), criados juntos o separados, han mostrado que casi todos los rasgos de la personalidad tienen un componente hereditario importante (incluso aspectos tan típicamente culturales como el grado de religiosidad o la tendencia política). Sin embargo, también se ha puesto de manifiesto que no se trata de un determinismo genético basado en la existencia de genes concretos para cada aspecto. Por ejemplo, la criminalidad tiene un componente heredable muy importante, pero esto no quiere decir que los asesinos sean portadores de uno o varios genes que sean los responsables del comportamiento criminal. Lo que ocurre es que hay personalidades más propensas a tener problemas con la ley, y esas personalidades son heredables al basarse en variación en las redes de interacción de muchísimos genes. Es decir, los genetistas tenían razón cuando afirmaban que los genes son determinantes y los ambientalistas también tenían razón cuando aseguraban que el entorno es decisivo, pero ambos se equivocaban cuando defendían que la otra parte no tenía importancia. Más recientemente, gracias sobre todo a las metodologías desarrolladas por la biología molecular, se han producido importantes avances que están mostrando que, cuanto mejor conocemos el genoma, más flexibles se muestran los genes a la influencia del ambiente. Como ejemplo vamos a ver un interesante estudio sobre la depresión, que es una enfermedad psicológica muy frecuente y extendida que puede llevar al suicidio y que es provocada por situaciones estresantes graves. Sin embargo, no todas las personas responden de la misma manera a las situaciones estresantes. Mientras que unas resultan muy sensibles y se deprimen incluso por cuestiones poco relevantes, otras resultan inalterables hasta en las situaciones más graves. ¿Por qué las personas reaccionan de manera tan diferente ante las adversidades? Para responder a esta pregunta, Avshalom Caspi, del King's College de Londres (Reino Unido) y sus colaboradores llevaron a cabo un estudio basado en el seguimiento de 1.037 niños, que fueron revisados y valorados cada dos años desde que nacieron hasta que cumplieron los 26 años. Analizaron la relación entre el número de experiencias estresantes graves que vivieron y las depresiones que sufrieron durante ese período, todo ello tomando como referencia la forma del gen 5-HTT que presentaban los individuos. Este gen puede tener dos alelos (formas diferentes de un mismo gen) distintos, uno corlo (c) y otro largo (1). Estos alelos codifican la síntesis del mismo tipo de proteína, concretamente, una que se encarga de regular la cantidad de serotonina (un neurotransmisor, sustancia que hace de intermediaria entre células nerviosas) que llega a las neuronas. Sin entrar en detalles genéticos que no son imprescindibles para entender este estudio, simplemente podemos indicar que, al haber dos formas del gen, los 38  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

individuos se pueden clasificar en tres grupos distintos, según el tipo de gen 5HTT que tengan en su genoma. El primer grupo estaría constituido por los individuos que tienen dos alelos cortos (ce); el segundo, por los que tienen uno de cada (el) y el tercero, por los que tienen dos alelos largos (11). ¿Por qué decidieron convertir-este gen y no otro en protagonista del estudio? Pues porque ya se había descubierto que en los macacos rhesus (Macaca mulatta) el gen 5HTT tiene una influencia importante en la resistencia al estrés. Los resultados del estudio en humanos fueron muy interesantes ya que encontraron que los individuos que presentaban el alelo corto (ss o sl) tuvieron más depresiones y pensamientos suicidas conforme más experiencias estresantes habían vivido a lo largo de su vida. Sólo un 10% de los que no tuvieron ninguna experiencia estresante sufrieron depresión, mientras que de los que sí tuvieron el máximo de situaciones estresantes -cuatro o más-sufrieron depresión un 33%. Por el contrario, a los individuos que no presentaban el alelo corto (11) no les afectó el número de situaciones estresantes que sufrieron, y se comprobó que sólo entre el 10 y el 17% sufrió una depresión, sin que en ello influyera que hubieran pasado o no por situaciones estresantes. ¿Qué significan estos resultados? Por un lado que el alelo corto no causa por sí solo la depresión, puesto que no todos la sufrieron (sólo el 33% en el caso más exagerado); pero por otro, que no tener el alelo corto no inmuniza contra la depresión, puesto que la padecieron, al menos, el 10% de los individuos que no lo tenían. Lo que demuestran estos datos es que una persona con un genoma que incluya el alelo corto corre un riesgo mucho mayor de sufrir depresión, pero sólo en un ambiente en el que las situaciones estresantes sean frecuentes. Por supuesto, este gen afecta a estas respuestas en interacción con muchísimos otros genes, pero las diferencias entre alelos son suficientes para afectar al resultado de esta interacción. Por tanto, la conclusión que se puede obtener de esta y de otras muchas investigaciones llevadas a cabo en los últimos años es que "innato" no significa "inevitable"; que el programa genético es flexible. Cada vez hay más evidencia de que los genes se comportan como si estuvieran diseñados para dejarse guiar por el medio ambiente. Es habitual que haya genes cuya actuación consiste en activar otros genes, y que lo hagan o no depende de las condiciones medioambientales. Como conclusión, tenemos que decir que tanto los genes como el ambiente tienen un papel relevante. No hay por qué temer a los genes ¡los seres vivos no somos marionetas dirigidas por nuestros genes! Pero, por supuesto, tampoco somos un juguete de las modas culturales. 1.7.7. “La Falacia Naturalista” y el “Darwinismo Social” Como decíamos al principio de este capítulo, el segundo motivo que explica la tradicional oposición a que el comportamiento humano se estudie desde el 39  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

punto de vista biológico es la creencia de que este enfoque justifica conductas moralmente inaceptables. Por desgracia, esta idea está todavía bastante extendida entre algunos círculos intelectuales (principalmente humanistas y estudiosos de las ciencias sociales), y se basa en errores de interpretación de la teoría evolutiva que han provocado problemas sociales a lo largo de la historia. Estos errores son los conocidos como "falacia naturalista" y "darwinismo social". El primero defiende que lo que es natural es bueno y, por tanto, tiene que ser moralmente aceptable. Partiendo de esta base y llevando el argumento un poco más lejos, se llega a la idea de que las tendencias naturales (esfuerzo personal, fuerza de voluntad, ansia de superación, etc.) propician el ascenso social del individuo y el progreso de la humanidad. Es decir, se intenta aplicar a las sociedades humanas la idea de que los que han triunfado son los más aptos y, por tanto, no se debe ayudar a los menos aptos a superar su situación. Este es el conocido como darwinismo social. Estas ideas fueron promovidas por Herbert Spencer, un filósofo del siglo XIX que debía de tener un gran poder de convicción, pues consiguió que sus coetáneos aceptaran ciegamente ideas que eran erróneas. La idea de que los triunfadores son los más aptos gracias a su esfuerzo no tiene nada que ver con el darwinismo, ya que lo que se consigue mediante el esfuerzo no está en los genes, por lo que no puede ser transmitido a los descendientes, y, por tanto, no puede evolucionar. El nombre correcto sería "spencerismo social", nunca darwinismo, puesto que es un argumento contrario a la teoría de Darwin (Moreno, 2007). Los fenómenos y comportamientos que se producen en la naturaleza no tienen por qué ser éticamente buenos. De hecho, en la mayoría de los casos (competencia que incluso lleva a las luchas a muerte, depredación, parasitismo, etc.) se puede concluir todo lo contrario: se trata de comportamientos repugnantes desde el punto de vista ético. Pero esto no debe extrañarnos: la selección natural ni es moralmente buena ni persigue ningún fin. A pesar de estar equivocadas, estas ideas calaron profundamente en el pensamiento humano y se han manipulado a lo largo de la historia (Hitler y Stalin, por ejemplo, por citar dos formas opuestas de utilizarlas) para justificar fines injustificables y, lo que es peor, las siguen utilizando en la actualidad algunas personas en determinados círculos pseudointelectuales y sociales (ultrafeministas, progresistas varios, algunos representantes religiosos, grupos de extrema derecha, etc.), cada uno según sus propios intereses. Sin embargo, como ya hemos mencionado, la falacia naturalista y el mal llamado darwinismo social son erróneos y no pueden ser la base de ningún razonamiento válido. 1.7.8. Características Diferenciales Principales del Hombre con el Animal Que ese extraño hombre mono, aparecido hace osa de medio millón de años debía llevar en sí as potencialidades de la civilización, con todos sus logros 40  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

técnicos y ricas culturas, es algo sorprendente que con demasiada frecuencia se da como habido. Puesto que todo el desarrollo humano surge de lo que entonces era realmente el hombre; de su reciente naturaleza humana es importante investigar lo que esta naturaleza implicaba en sí desde el mismo comienzo. Hay tres características principales que diferencian al hombre del animal. Ante todo, la facultad de PENSAR - el pensamiento, que soluciona problemas y que, por consiguiente, implica abstracciones, conceptos, generalizaciones, ideas, anticipación y reflexión-. En los animales encontramos sólo los comienzos más rudimentarios de algo semejante; pero el hombre, desde el primer momento, idea, planea e inventa. La segunda característica es el habla, el uso del LENGUAJE. Los animales se hacen señales, emiten gritos de advertencia y otros, pero no utilizan nombres para designar las cosas y las acciones, no conversan entre sí. La tercera característica es el empleo de herramientas, hechas por él mismo, instrumentos ideados especialmente para una finalidad y de acuerdo con un plan preconcebido. Estos útiles, son la base e una técnica siempre creciente y, por consiguiente, de nuestra entera civilización material. Y ahora ha de añadirse una cuarta característica: que el HOMBRE VIVE EN SOCIEDAD. Hay muchos animales que viven en grupos, pero sólo el hombre organiza su grupo para hacer uso eficaz de las herramientas y armas, para dirigir operaciones planeadas en la cacería a fin de obtener sus alimentos y, más tarde, en la organización de la agricultura. 1.7.8.1. La Herramienta y la Mano Benjamín Franklin llamaba al hombre un animal constructor de herramientas. Hay que recalcar justamente el adjetivo constructor, pues construir implica la modificación planeada de objetos naturales, basándose en el conocimiento previo del efecto. La herramienta, a su vez, depende de la evolución de la mano. En el animal, sus órganos son instrumentos cuya forma específica para un tipo de actividad los hace inalterables, unidos a sus cuerpos, como la trompa del elefante o las patas delanteras, para excavar, del topo. Las herramientas que usa el hombre están separadas de su cuerpo, y la mano humana actúa como un órgano universal. Al hacer y asir las herramientas, que varían para las diferentes funciones, la combinación mano-herramienta reemplaza los diversos órganos de los animales.

41  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Hay una gran diferencia entre la mano sub-desarrollada del antropoide y la mano humana, que se ha perfeccionado por la labor de cientos de miles de años. El número y la disposición general de los huesos y los músculos es el mismo en ambos, pero la mano del hombre primitivo puede ejecutar centenares de operaciones que ninguna mano de mono grande o pequeño puede imitar. Ninguna otra mano que no sea la humana ha construido jamás el utensilio de piedra más rudimentario. Aparte de la compleja anatomía de la mano, está su desarrollado sentido del tacto, que excede en mucho al de cualquier animal. El tacto no es sólo pasivo, sino activo y juega un papel importante en la adquisición del conocimiento. La mano no es únicamente un órgano para el trabajo, sino también el resultado de ese trabajo. Sólo por el trabajo, por la adaptación a operaciones siempre nuevas, por la herencia de todas las adaptaciones útiles en el desarrollo de los músculos, los ligamentos y los huesos, ha logrado la mano del hombre el alto grado de perfección que le ha permitido construir un reloj, pintar un cuadro o tocar un instrumento musical. (Parece que la mano pudo, realmente, haber jugado un papel en el desarrollo del cerebro, pues las manos del hombre mono de África del Sur se habían desarrollado mucho antes que su cerebro). 1.7.8.2. El Cerebro y la Mano Puesto que el hombre prevé la acción de su herramienta) el pleno uso de la mano requiere un grado considerable de desarrollo mental. Un animal no es capaz de eso; ni siquiera en el caso de una extrema emergencia ha manifestado este poder inventivo. Se precisa imaginar el futuro uso de algo no existente, y esto siempre acompaña al pensamiento consciente. El pensamiento surge de la presión de los problemas prácticos; es, o bien una comparación de varias posibilidades de acción, entre las cuales se ha de elegir, o el invento de un medio totalmente nuevo para salvar una dificultad. Esto quiere decir que la dificultad no puede vencerse con un ataque frontal, sino dando un rodeo. Los hombres no levantan una piedra enorme empujándola, sino buscan una larga vara para levantarla. Este nuevo género de conducta se observa claramente en la construcción de trampas. Entre la necesidad real, sentida originalmente, y su subsecuente satisfacción, hay una serie de acciones intermedias que sólo

42  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

indirectamente conducen al objetivo. En tales casos no hay sólo un rodeo en la acción, sino que a éste corresponde un rodeo en el pensamiento. Además, no hay solamente un posible rodeo, sino que hay muchos. La acción puede tomar diferentes direcciones. Por consiguiente, cada alternativa ha de estar presente en la imaginación, de tal modo que pueda realizarse una comparación y elección. Este sopesar de una cosa con relación a otra, esta elección de alternativas, es realmente lo que significa el pensamiento y la libertad humanos. HOMBRES Y ANIMALES. Una consecuencia notable de este uso humano de las herramientas es que, como el hombre viene a set un animal de órganos intercambiables, puede variar grandemente sus reacciones, hasta llegar a una realmente efectiva. El animal eme ha adquirido una sola manera de vivir, perecerá si las reacciones de que es capaz son inefectivas. Las rocas están llenas de restos fósiles de animales cuyas estructuras estaban especializadas y limitadas, y que por ello resultaron ser inadecuadas cuando se produjeron grandes cambios climatológicos o del medio. El hombre puede igualar a todos los animales especializados. Puede minar como un topo, cortar árboles como un castor, cascar nueces como una ardilla, ahuyentar a una bestia carnicera como un búfalo. En tanto que cada animal está limitado a su propio hábitat o medio ambiente, el hombre se adapta a las más diversas condiciones de vida; puede vivir valiéndose de una hacha o una azada, puede pescar o cazar, puede construir o puede viajar. También puede atravesar el mar y construir diques y canales 1.7.8.3. El Cerebro Ya hemos hecho notar el enorme desarrollo del cerebro del hombre actual, comparado con el de los monos superiores o el de los primeros hombres. Pero la diferencia no es meramente cuantitativa, sino cualitativa. Hay NUEVAS ESTRUCTURAS y no solamente más células cerebrales. Así, tenemos superpuestos a todos los mecanismos del cerebro animal, otros mecanismos más complicados, de los que dependen las complejidades de una vida más rica, las cuales están fuera del control de los mecanismos originales. El córtex, que ejerce la regulación central de todas las acciones, consiste en una densa red de unos 10,000 millones de células nerviosas con sus ramificaciones de interconexión. Ninguna nueva neurona (célula nerviosa) se adiciona a aquellas con las que cada ser humano empieza su vida: es en las nuevas conexiones y en los nuevos esquemas donde reside la acumulación de 43  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

conocimientos. El cerebro más grande ofrece crecientes posibilidades para reaccionar de diversos modos, una mayor capacidad para aprender y, en fin, una mayor inteligencia. 1.7.8.4. Pensamiento y Lenguaje La suma de ambos da por resultado la capacidad para el razonamiento abstracto. Un aspecto de éste es el proceso de atención intensa e ininterrumpida, sin la cual la solución de problemas y la elección de alternativas es imposible. El pensamiento es la base del lenguaje, y el organismo humano es capaz de hablar no sólo porque posee los mecanismos vocales, sino los centros corticales de la palabra. Si éstos faltan o están lesionados, es imposible hablar. El centro del lenguaje está en la parte más baja del tercer lóbulo frontal del hemisferio izquierdo del cerebro y fue descubierto por BROCA en 1862. El habla es necesaria para el pensamiento, aunque la gente frecuentemente se imagina que no es así. Sin el lenguaje, el intelecto no existiría en absoluto. Las ideas y las percepciones sólo tienen una existencia vaga, intangible y espiritual. Pero el mundo real está hecho de cosas concretas. La palabra es primariamente el nombre de una clase de objetos y se halla, por consiguiente, fuera del mundo mismo de los objetos; pero da contenido y precisión a nuestras ideas y las une con la calidad objetiva. El lenguaje es un producto de la comunidad. El lenguaje nace en la comunidad. Proporciona información sobre las condiciones que son importantes en la lucha por la vida. La comunicación es un preparativo para la acción posterior, pero, por esa misma razón, implica la suspensión de la reacción inmediata, para dar oportunidad a la reflexión, a la comprensión de instrucciones y al esfuerzo colectivo planeado. El lenguaje es, por consiguiente, el medio por el cual se realiza la cooperación humana. Es el que coordina y relaciona las diversas actividades del hombre para el logro de fines comunes. Toda acción es cooperación, de modo que se necesita un órgano para el entendimiento mutuo, para la comunicación y la deliberación. Ese órgano es el lenguaje, medio poderosísimo para mantener unida a la comunidad, el instrumento más importante e indispensable en la lucha común por la existencia. Multiplica la fuerza de la comunidad, porque permite que las experiencias de cada uno de los miembros se conviertan en propiedad del conjunto.

44  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1.7.8.5. El Lenguaje y el Conocimiento El lenguaje es también el órgano de la tradición oral, el que atesora el conocimiento creciente. Por medio del lenguaje las generaciones de más edad transmiten su conocimiento a los jóvenes. Esto no ocurre con los animales, que aprenden sólo unas cuantas reacciones tipo y siempre las mismas. En ellos no existe la acumulación de experiencias. La comunidad humana es imperecedera y su posesión del conocimiento, que está relacionada con la construcción y el uso de herramientas y utensilios de todas clases, consiste en descripciones verbales e instrucciones. Los aparatos técnicos no podrían continuar su desarrollo si el conocimiento y la ciencia no se desarrollaran simultáneamente. Sólo porque ese cúmulo de conocimientos queda fijado, retenido y preservado por el lenguaje, puede continuar aumentando indefinidamente. Así, el lenguaje se convierte en el vehículo de todo el creciente progreso humano. El saber introduce de hecho una nueva dimensión en nuestra herencia. Heredamos la experiencia adquirida tanto de nuestros antepasados como de otras razas. El lenguaje posibilita una acumulación de experiencias, un almacenamiento de logros, que hacen que los seres humanos avancen de modo rápido y seguro, lo que es imposible en los animales inferiores. Podemos definir la civilización, en general, como la suma de esas adquisiciones que permiten a los seres humanos avanzar independientemente de la herencia biológica. 1.7.8.6. Sociedad y Conciencia Social El abismo que separa al hombre de los otros animales tuvo al principio pocas consecuencias, pero se agrandó de modo increíble y muy rápidamente. Una civilización evoluciona más de prisa que una especie. (Se necesitaron 60.000,000 de años para que los caballos actuales evolucionaran desde el Eohippus, un caballo de la prehistórica era cenozoica). Y esto ocurre porque ese rápido avance se hace posible en la sociedad gracias al lenguaje, que permite transmitir la información en su forma acumulada. La experiencia no sólo de una generación, la de los padres, sino de incontables generaciones a más de las recientes adquisiciones de la generación paterna, es enseñada a los jóvenes. Así preservamos y transmitimos la técnica, el adiestramiento y toda la amplitud de nuestro saber. Por supuesto, una sociedad es mucho más que eso. Es una asociación de familias en un grupo sólido con gran responsabilidad mutua 45  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

y obligaciones fuertemente sentidas. Las formas de ayuda mutua, que encontramos en tantas comunidades primitivas, están extraordinariamente desarrolladas, hasta el punto de convertirse en complejas normas de conducta y en complicadas instituciones para el comercio, la agricultura, la pesca y otras actividades. Así, en cada comunidad surgen obligaciones definidas, que muchas veces tienen como finalidad el logro de resultados muy lejanos. Surgen las reglas sociales, formas populares y costumbres. Las normas morales de esta clase son estrictamente utilitarias; no establecen un simple equilibrio entre las aflicciones y placeres inmediatos del individuo, sino más bien son socialmente útiles y tienen en cuenta el resultado final sobre la vida de la sociedad. 1.7.8.7. Cooperación y Supervivencia Se nos ha enseñado que la competición es la ley de la naturaleza y que el más fuerte sobrevive en la lucha por la existencia, en tanto que los débiles perecen. Pero los antropólogos no están de acuerdo con esto. El éxito del grupo depende de la eliminación de las luchas intestinas y del reemplazo de éstas por un mutuo apoyo y el cuidado de los miembros más débiles. Un grupo así tiene para la supervivencia un alto valor, el cual no se aprecia necesariamente por su posibilidad de competencia con otros grupos, sino por su capacidad de lucha contra la naturaleza. En la medida en que estas asociaciones cooperativas se extienden (como lo han hecho al fijar reglas para el matrimonio, que establecen la obligación de desposarse con una persona de otro grupo), reina más paz, y saludables relaciones fortalecen a la comunidad en su conjunto. En la evolución humana, el hombre no resulta eliminado. Las viejas herramientas se desechan conforme se inventan modelos más perfeccionados. Similarmente, nuevas formas de asociación humana reemplazan a aquellas que eran más aptas para modos de vida más primitivos. Las relaciones humanas y los patrones de trabajo agrícola son, evidentemente, distintos por completo de los apropiados para la caza. Tanto los útiles como los métodos de trabajo tienen un valor de supervivencia. Así, no es el hombre quien resulta eliminado, sino la técnica anticuada. Técnicas y herramientas mejores, y una organización más perfecta, permiten una adaptación mejor al medio, y en especial al medio cambiante. Pues, en efecto, la tendencia general de la evolución es hacia una mayor independencia del medio, a medida que el hombre construye 46  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

casas, dispone de reservas de agua, se calienta con hogueras, abre caminos y construye puentes. Un elevado grado de control sobre la naturaleza, y de independencia del medio, van a la par con una comunidad bien organizada y con una adecuada acumulación de conocimientos; esto le proporciona un alto valor de supervivencia en comparación con tribus menos cooperadoras y menos inteligentes. 1.7.8.8. Darwinismo Social No es errónea la concepción darwinista de la supervivencia, cuando se aplica al mundo animal; pero lo que ha sido llamado "darwinismo social" es una transposición injustificada de la lucha por la existencia al campo de las relaciones humanas. Esta teoría había intentado explicar la conducta característica del hombre por las formas de comportamiento de los animales inferiores; la vida de la inteligencia, por las exigencias del instinto de rapiña. En efecto, la teoría de la selección natural considera como necesaria la supervivencia de esas sociedades entre los hombres; sociedades donde los impulsos procedentes de la identificación con la tribu se sienten más profundamente; donde han surgido costumbres fuertemente arraigadas y reglas de conducta social que reflejan una moralidad fraterna, las cuales se han impreso en la mente de jóvenes y viejos como los dictados de la conciencia social. 1.7.8.9. Las Bases Biológicas de la Ética Así vemos cómo el hombre social es necesariamente un hombre ético. Como dice Herrick, "Esa estabilidad social, de la cual depende la supervivencia y bienestar del individuo, y esa satisfacción moral, de la que dependen su ecuanimidad, equilibrio y estabilidad del carácter, surgen del mantenimiento de relaciones con sus semejantes, relaciones que son mutuamente ventajosas". Un hombre bueno (antropológicamente hablando) 'es aquel cuya conducta está encaminada a la elevación de la vida de su grupo social. La supervivencia dependerá del grado en que los hombres puedan adaptarse armoniosamente unos a otros. En particular, en la familia humana, tanto el padre como el grupo en conjunto cuidan de la madre, y el niño es protegido durante una muy larga infancia. Esto hace que la solicitud se convierta en un hábito. La comunidad que protege a sus niños erige una ética para asegurar esta actitud. No cabe duda de que una comunidad así tiene más

47  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

probabilidades de sobrevivir que otra que se preocupe menos de la generación naciente. La conducta de rapiña detiene el progreso que conduce a técnicas más perfeccionadas y hacia una mejor cooperación. Los seres carniceros, por su naturaleza son desechados. El tipo humano ha sobrevivido, sobre todo, por su naturaleza cooperadora. El hombre no tiene ni colmillos, ni garras, ni cuernos, sino cerebro y manos. Y ellos lo llevan hacia la ayuda mutua más que hacia la competencia. Los organismos que lo toman todo y no dan nada son parásitos regresivos. Todo esto conduce hacia una ética social que no valora la guerra como una forma elevada de actividad humana. Si las energías de los habitantes de un país o de un continente se emplean totalmente en una lucha para derrotar a sus enemigos, durante ese tiempo, cuando menos, quedan en suspenso nuevas empresas. Si todas las energías de una nación han de emplearse para resistir el exterminio; si las relaciones generales entre los pueblos son de mutua enemistad y de ataque, entonces las perspectivas de una nación más próspera, de una raza libre para la creación, desaparecen 1.7.8.10. El Principio del Progreso Lo que distingue al hombre, de los animales, en último término, es su desarrollo y su progreso. Es la única especie animal que, desde el momento que vino a la existencia, ha cambiado continuamente y, sin duda, se está convirtiendo en un ser diferente. En el mundo animal, unas especies dan lentamente paso a otras, pero no hay una verdadera historia de las especies. Sólo el hombre posee una historia continuada. La historia del avance constante, que se produce de manera creciente y rápida. Expresándolo en una escala reducida de tiempo, diremos que, si se necesitaran unas cuantas décadas para la evolución del mundo animal y unas pocas semanas para la aparición real del hombre, a la civilización le correspondería poco más de una hora y el desarrollo industrial de la sociedad que se produjo durante el siglo pasado duraría mi par de minutos. Con el surgimiento de la especie animal Homo sapiens, vino al mundo un nuevo principio. Este principio introdujo un desarrolló rápido, a velocidad acelerada, dentro de esta persistente especie, en lugar de un lento desarrollo biológico por medio de la aparición de nuevas especies.

48  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Y lo que constituyó ese nuevo principio fue la posesión de herramientas. El hombre combate en la lucha por la vida con éstas. La competencia es entre herramientas (y los métodos para usarlas). Las mejores triunfan. La velocidad del desarrollo humano es igual a la velocidad a que pueden inventarse y construirse nuevas herramientas. El cuerpo humano permanece idéntico o cambia tan lentamente que tales cambios se pueden pasar por alto. Lo que cuenta es el desarrollo técnico, cuya historia se escribió al principio en periodos de cientos y decenas de siglos, pero luego, en centenares de años y, finalmente, en decenios. El desarrollo biológico ocurrido en los millones de años precedentes ha concluido. Por la invención de herramientas, el hombre se convierte en un ser tan poderoso como cualquier animal, y, por medio de su progreso, ha superado en poderío, dominado y sometido a todos los animales. Puede domarlos, criarlos y hasta producir nuevas formas para satisfacer sus necesidades. Decidirá a su voluntad qué animales y plantas han de existir sobre la Tierra. El reino de la naturaleza deja paso al reino de la técnica humana y de la cultura. 1.7.8.11. Lo que debemos al hombre primitivo La cultura material es una nueva forma de adaptación de las fuerzas internas de la vida a la naturaleza externa y de adaptación de las condiciones externas al poder de la mente. Esto permite al individuo, por primera vez, tomar parte, de un modo real o consciente, en el progreso evolutivo. Los centros de cultura avanzados irradian sus influencias en todas direcciones, y esas influencias, con el tiempo, elevan a un nivel superior a todas las zonas que las reciben. Así, pues, nos encontramos con que el hombre primitivo puso los cimientos para toda la vida humana que le siguió. He aquí sus contribuciones al progreso humano: 1) Exploró y habitó casi todo el mundo habitable. Localizó la mayor parte de los lugares que desde entonces se consideraban adecuados para grandes centros de población. Abrió senderos y canales para conectar esos lugares, que aún siguen siendo avenidas para el comercio. 2) Identificó y puso en uso la mayor parte de los recursos disponibles: animales, vegetales y minerales. Descubrió el fuego y trabajó los metales y minerales. Inició la agricultura y la domesticación de animales. Fundó los oficios básicos e ideó las herramientas básicas.

49  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

3) Inició la medicina y cirugía, la astronomía y las matemáticas. Los

fundamentos de la química y la metalurgia se hallaban implícitos en la fabricación y esmaltado de su cerámica primitiva. 4) Hizo, como veremos luego, considerables avances estéticos en su arte: música, escultura, danzas y ceremonias. Ideó complicados rituales propios para cada circunstancia crítica de la vida del grupo. Descubrió que lo sagrado era una fuerza perdurable y estableció sistemas religiosos de gran variedad y significación para relacionar su vida con lo sobrenatural. Con equivocaciones y traspiés, determinados por las circunstancias, el crecimiento cultural es continuo, sufriendo cambios y desarrollo por una gradual modificación que se dirige hacia una especialización más elevada y una mayor adaptación al medio. El hombre construye sus herramientas, crea la sociedad y la cultura, pero esa cultura y técnica, a su vez, lo hacen a él. El hombre se hace a sí mismo.

EXPLORACIÓN ON LINE ! http://www.universidadperu.com/antropologia-peru.php ! http://www.diproredinter.com.ar/antropologia/defi.html

50  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECTURA EL HOMBRE COMO SER NATURAL Y COMO SER ESPIRITUAL Visto desde la perspectiva de las ciencias naturales, el hombre es un ser constituido de acuerdo a las leyes que rigen el conjunto entero de la naturaleza. Las ciencias biológicas lo consideran como una especie incluida dentro del orden zoológico de los primates. Ningún biólogo pone hoy en duda la hipótesis de la evolución, según la cual unas especies han surgido de las otras, siguiendo un proceso de desenvolvimiento que se remonta a la aparición de la vida sobre la tierra hace no menos de mil millones de años. Ningún biólogo duda tampoco en incluir al hombre en este proceso de la evolución de la vida y en reconocerlo como una especie zoológica surgida por una mutación iniciada hace alrededor de un millón de años. El hombre actual, el Homo Sapiens, al que antecedieron otros tipos prehumanos y humanoides (por ejemplo, el Pithecanthropus, el Australopithecus, el Sinanthropus u hombre de Pekín, el Homo Neanderthalensis, etc.), es para el científico la última forma surgida en el árbol de la vida, la más compleja y rica seguramente, pero que es al fin y al cabo una especie zoológica. Las investigaciones particulares de la Paleontología, la Bioquímica, la Genética, la Anatomía y la Fisiología y la Psicología Animal convergen con sus valiosísimos aportes a la formación de esta imagen natural del hombre que la ciencia actual perfecciona día a día. Pero decir que las ciencias naturales incluyen al hombre dentro del cuadro general de la vida no implica afirmar que dichas ciencias sean ciegas para los rasgos originales del hombre considerado biológicamente. Por el contrario, el riguroso punto de vista de la ciencia natural permite diferencias suficientemente al hombre respecto de cualquier otro ser real. ¿En qué consiste la originalidad biológica humana? Ella puede determinarse teniendo en cuenta los siguientes rasgos: posición vertical, erecta, constitución y uso de la mano como órgano de aprehensión; cara pequeña en relación con el volumen del cráneo, un cerebro excepcionalmente grande y órganos de fonación especiales. Estos rasgos son particularmente importantes tomados en conjunto y considerando en su funcionamiento correlacionado. En su unidad dinámica la que da al hombre originalidad biológica. Cada uno de ellos está vinculado con los otros en su surgimiento evolutivo. En efecto, la posición vertical ha permitido la liberación de las manos y su especialización como órgano prensor, lo cual ha permitido a su vez la liberación de las mandíbulas y su orientación hacia los usos de la fonación. El aligeramiento de las mandíbulas ha hecho posible el crecimiento del cráneo en la medida necesaria para permitir una gran expansión del cerebro. Por su parte, el cerebro así desarrollado ha determinado el desenvolvimiento del lenguaje articulado y éste, a su vez, por el paso a la expresión oral a la escritura, una acentuación del uso instrumental de la mano. Es preciso hacer notar también que el cerebro del hombre es notable no sólo por su tamaño, es decir, por el número de células que lo componen (catorce mil millones), sino además y sobre todo por la complejidad y variedad de las relaciones nerviosas que ese gran número de células permite, o sea, por 51  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

su enorme riqueza funcional. Considerando todos estos caracteres y sus interconexiones se puede pues decir que el tipo humano es una nueva estructura biológica en movimiento. Pero hay otro rasgo biológico especialmente notable en el hombre: su lento proceso de maduración. El hombre es el animal de niñez más larga y más general, pues su maduración dura mucho y se extiende a todas las funciones orgánicas del individuo. Al nacer, el vástago humano no puede hacer nada; comparado con cualquier animal, es completamente desvalido y tendrá que esperar mucho tiempo para hacer valer su capacidad. Esta condición está estrechamente vinculada con la elección biológica que representa el tipo orgánico humano. Biológicamente el hombre no ha seguido el camino del sistema muscular sino del nervioso; no ha elegido el poder por el músculo sino por el nervio. El tipo animal se presenta siempre con alguna especialización muscular bien desarrollada, el hombre con ninguna. De allí la debilidad e impotencia del recién nacido. La única especialidad del organismo humano, la cual absorbe toda su energía, es el cerebro, y ella necesita un largo proceso para ponerse en vigor. Esta inmadurez y debilidad inicial condiciona caracteres tan esenciales del hombre como la agrupación, o sea, la vida en un conjunto social estable, sin el cual el niño no podrá sobrevivir; y la educación, gracias a la cual alcanza su maduración y desarrollo cabales. Pero la impotencia inicial, la necesaria espera que demanda el cultivo del cerebro, va a ser la gran carta de triunfo del hombre. Porque la especialización en el cerebro le permite un gran desarrollo de la inteligencia y le abre la puerta a todo tipo de actividad. En cambio, el animal que se especializa en otras funciones y es apto para cumplirlas prontamente, queda estancado y canalizado en ellas. La universal aptitud biológica del hombre tiene un signo característico en la capacidad del lenguaje, gracias a la cuales posible formular y combinar símbolos universales y desarrollar de manera ilimitada las funciones del pensamiento no intuitivo. Al ser el hombre de este modo capaz de significar y aprehender todas las cosas sin necesidad de estar en contacto físico con ellas, ha asegurado su hegemonía y su expansión en el mundo con una gran celeridad. Coordinando con el uso de la mano, este poder simbolizador del lenguaje hace al hombre apto para crear objetos nuevos (herramientas, utensilios, casas, etc.), combinarlos y establecer entre ellos conexiones según su finalidad y sentido, y afianzar y enriquecer los lazos entre los individuos de la especie. Dicho con otras palabras, por el lenguaje el hombre funda la cultura y la sociedad. El conjunto de todos estos rasgos de su estructura y su actividad conforman, según hemos dicho, la originalidad del hombre como especie biológica. Quienes estudian al hombre estrictamente desde el punto de vista de la ciencia natural incorporan generalmente todos estos rasgos dentro de una idea natural del ser humano. Con ello, no afirman ni descartan sin embargo la posibilidad de que haya otros rasgos que no sean comprensibles desde el mismo punto de vista. En cambio, quien sostiene que todos estos rasgos y además cualesquiera otros caracteres distintivos del hombre pertenecen necesariamente al origen físico-biológico y pueden ser explicados 52  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

completamente según los conceptos de la ciencia natural, está adoptando una posición filosófica naturalista (o materialista). Consideremos ahora otro punto de vista sobre el ser del hombre. Al adoptar este punto de vista, no dirigimos ya nuestra atención a hechos como la evolución biológica, la formación del organismo, la posición vertical, el cerebro, etc., sino que nos interesamos más bien por la interioridad del hombre, por su capacidad consciente y reflexiva, por la racionalidad y por el lenguaje, entendido ahora como manifestación de tal racionalidad. Ponemos de relato las funciones psíquicas del individuo, su vida mental, la experiencia moral como manifestación de un ser personal libre, la experiencia estética como revelación del poder creador del espíritu, la vida valorativa, sobre todo en sus más altas expresiones, como muestra de la capacidad del hombre para superar los límites de la realidad material. El conocimiento intelectual de sus formas más ricas y depuradas ofrece una prueba crucial de esta capacidad, pues gracias a la conceptuación abstracta de la ciencia y la filosofía, el hombre sobrepasa largamente la realidad espaciotemporal que lo rodea. Mientras el animal vive sujeto a su ambiente inmediato, esclavo de él en sus reacciones y su conducta, el hombre vive por el pensamiento en todos los mundos posibles. La sociedad y la cultura, en fin, adquieren un nuevo sentido en este enfoque: la sociedad humana es una relación de personas, con normas, ideales, valores e instituciones que tienen una significación espiritual, y la cultura es una novedad en el mundo, una creación total, no natural, que el hombre ha sobrepuesto a la naturaleza. (Salazar Bondy, Augusto. (1982) Introducción a la Filosofía. EU. Lima. Perú. pp. 14-17)

ACTIVIDADES 1. Elabore un mapa conceptual o un cuadro sinóptico del contenido de la Primera Unidad. 2. Responda por escrito las preguntas formuladas anteriormente en la presente unidad (Sugerencias para el Foro). 3. Desarrolle el significado de los conceptos clave formulados anteriormente en la presente unidad. Consulte Diccionario de Antropología, diccionarios especializados y otros libros pertinentes. 4. Utilizando un Diccionario Antropológico y otros textos o fuentes de consulta elaboré un Informe sobre las Escuelas o Corrientes Antropológicas existentes. 5. Efectúe el Comentario Crítico que la(s) lectura(s) de la presente Unidad.

53  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los caracteres somatológicos

54  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Fig.2. La evolución del cerebro en los mamíferos alcanza su máximo desarrollo en los primates, especialmente en el hombre.

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A.

55  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

SEGUNDA UNIDAD

LA CULTURA COMO CREACIÓN HUMANA

¿QUE ES LA CULTURA Y CUALES SON SUS FACTORES? “La cultura es sistema de comportamiento que comparten los miembros de una sociedad. Y una sociedad es un grupo de personas que participa de una cultura común”.

Horton – Hunt

SUGERENCIAS PARA EL FORO

1. ¿Qué es Cultura? 2. ¿Qué diferencias existen entre cultura y civilización? 3. ¿Cuáles son las características de la cultura? 4. ¿Qué son los universales de la cultura? 5. ¿En qué consiste la integración cultural? 6. ¿Qué es rezago cultural? 7. ¿En qué consiste el orden institucional? 8. ¿Cuál es el concepto de cultura y personalidad? 9. ¿Cuál es la importancia del lenguaje? 10. ¿Cuál es el rol que cumplen la religión y la magia? 11. ¿Qué papel desempeña el arte?

56  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

COMPETENCIAS

Identifica los factores culturales que se producen en la sociedad humana. Comprende la importancia de la personalidad, lenguaje, religión y el arte como procesos fundamentales de la cultura. Elabora estrategias que contribuyen a contrarrestar el rezago cultural y fortalezcan el orden institucional.

CONCEPTOS CLAVE Cultura Civilización Personalidad Lenguaje Arte

Religión Magia Rezago Cultural Orden Institucional Integración Cultural

Universales de la Cultura Herencia Ambiente Estética Sociedad de la Información

57  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

CUADRO RESUMEN: LA CULTURA COMO CREACION HUMANA

1. CONCEPTO

EXISTEN MÚLTIPLES CONCEPTOS O DEFINICIONES. CULTURA ES TODO AQUELLO QUE ES PRODUCTO DE LA ACTIVIDAD HUMANA DE UN GRUPO SOCIAL.

2. DIFERENCIAS ENTRE CULTURA Y CIVILIZACIÓN

VARIOS ESPECIALISTAS AFIRMAN AMBOS TÉRMINOS SON SINÓNIMOS. MUCHOS OTROS AFIRMAN LO CONTRARIO.- WEBER: CIVILIZACIÓN SON LOS ASPECTOS TECNOLÓGICOS, PRÁCTICOORGANIZATIVOS DE LA EXISTENCIA Y ASPECTOS MATERIALES DE LA ACTIVIDAD HUMANA, CULTURA: SON LOS ASPECTOS EMOTIVOS, ESPIRITUALES, IDEALES. CULTURA TIENE UN SIGNIFICADO MÁS PARCIAL Y CIVILIZACIÓN MÁS GLOBAL.

3. CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA

A) ES UNA ABSTRACCIÓN. B) ES SUPRAINDIVIDUAL. C) DEBE APRENDERSE. D) ES SOCIALMENTE COMPARTIDA. E) SATISFACE LAS NECESIDADES BIOLÓGICAS Y SOCIALES. F) ES UNA CONFIGURACIÓN.

4. LOS UNIVERSALES DE LA CULTURA

A) CULTURA MATERIAL Y SUS SANCIONES. B) INSTITUCIONES SOCIALES. C) EL HOMBRE Y EL UNIVERSO. D) ESTÉTICA. E) LENGUAJE.

5. INTEGRACIÓN CULTURAL

ES EL DESARROLLO PROGRESIVO DE AJUSTES, CADA VEZ MÁS PERFECTOS ENTRE LOS DISTINTOS ELEMENTOS COMPONENTES DE LA CULTURA.

6. EL REZAGO CULTURAL

SE PRODUCE COMO CONSECUENCIA DE LOS DESAJUSTES QUE SE PRODUCEN DENTRO DEL SISTEMA CULTURAL PORQUE UNOS SECTORES CAMBIAN CON MÁS RAPIDEZ QUE OTROS, ESPECIALMENTE ENTRE LA CULTURA MATERIAL Y LA CULTURA NO MATERIAL.

58  


Antropología

7. EL ORDEN INSTITUCIONAL

8. CULTURA Y PERSONALIDAD

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LA CULTURA PROVEE A LA SOCIEDAD DE UN ENORME APARATO INSTITUCIONAL QUE IMPONE UN ORDENAMIENTO A LA CONDUCTA DE LOS INDIVIDUOS, QUE HACE POSIBLE LA CONVIVENCIA. PERSONALIDAD ES LA ORGANIZACIÓN DE LAS DIFERENTES FUNCIONES PSÍQUICAS QUE POR SU MANERA DE ESTRUCTURARSE, PRODUCEN DISTINTOS TIPOS HUMANOS Y DETERMINAN SU CONDUCTA Y PENSAMIENTO CARACTERÍSTICO. P = H x A. PROBLEMA: ¿QUÉ ES MÁS IMPORTANTE EN LA FORMACIÓN DE LA PERSONALIDAD, LA HERENCIA O EL MEDIO AMBIENTE?

9. EL LENGUAJE

ES EL SISTEMA DE SÍMBOLOS CONVENCIONALES QUE HA PERMITIDO LA TRANSFORMACIÓN DEL ANTEPASADO PRE HUMANO EN UN VERDADERO HOMBRE, HA PERMITIDO LA FORMACIÓN DE LA CULTURA Y CON ELLA LA TRANSMISIÓN DE UNA GRAN GENERACIÓN A OTRA DE TÉCNICAS DE PRODUCCIÓN, BIENES E INSTRUMENTOS, INSTITUCIONES, COSTUMBRES, ETC.

10. LA RELIGIÓN Y LA MAGIA

EL UNIVERSAL ANHELO DE EXISTENCIA INMORTAL POR AMOR A LA VIDA Y MIEDO A LA MUERTE, POR EL INSTINTO DE CONSERVACIÓN Y POR EL TEMOR SUPERSTICIOSO A LO DESCONOCIDO Y POR EL PAVOR QUE HUBO DE INSPIRAR LAS MANIFESTACIONES DE LAS FUERZAS NATURALES AL DESVALIDO SALVAJE HISTÓRICO. LA MAGIA FUE LA ENCARGADA DE PROPORCIONAR LA FORMA EFICAZ DE CONJURAR O SUSCITAR LAS FUERZAS MISTERIOSAS QUE RODEABAN AL HOMBRE, PARA SU CONVENIENCIA PREVIA. SE PUEDE EJERCER EN FORMA POSITIVA O NEGATIVA.

11. EL ARTE

SIGNIFICADO AMPLIO: TODO LO QUE SE HACE POR LA HABILIDAD O INDUSTRIA DEL HOMBRE EN OPOSICIÓN A LO QUE ES PRODUCTO DE LA NATURALEZA.- SIGNIFICADORES – TRINGIDO: TODAS AQUELLAS COSAS QUE EL HOMBRE PRODUCE PARA SATISFACER SUS NECESIDADES ESTÉTICAS, DE IGUAL MODO QUE LO PRODUCIDO PARA LLENAR SUS NECESIDADES MATERIALES SEGÚN DETERMINADAS TÉCNICAS.

59  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECCIÓN 2 2.

LA CULTURA COMO CREACIÓN HUMANA

2.1.

Concepto de Cultura El concepto de Cultura es muy polémico, ha concitado y sigue concitando múltiples debates y discusiones. En 1952, Alfred Kroeber y Clyde Kluckhohn llegaron a recopilar 161 definiciones de cultura. Vamos a dar algunas definiciones. “Por cultura se entiende aquella concepción de la realidad y aquella sensibilidad hacia ella, adquirida socialmente o inducida, que orienta a los individuos en las diversas situaciones en que se encuentran en el transcurso de su existencia” (TENTORI: 1981: 9). En el ámbito de la teoría etnológica, el término “cultura” se utiliza para indicar cualquier producto de la actividad humana de un grupo social, esto es, el conjunto de los modos de solución de los problemas existenciales heredado, desarrollado, aceptado y mantenido por el grupo mismo: conjunto que comprende tanto el sistema de organización social como la tecnología, los productos materiales de la actividad y de la organización humana, los conocimientos de la realidad, la religión, el arte, etc.” (Ibid). “Cultura es el complejo formado por los bienes materiales, conocimientos técnicos, creencias, moral, costumbres y normas de derecho, así como otras capacidades y hábitos adquiridos por el hombre como miembro de la sociedad” (Definición Sociológica). Linton define la cultura como “el estilo completo de vida de una sociedad y no simplemente aquellas partes de ésta a las que esa sociedad considera como más elevadas o deseables”. Esta cultura, cuando se aplica a nuestra vida cotidiana, no tiene nada que ver con tocar el piano o leer a Mario Vargas Llosa. Para Tylor, la cultura era un término particular, el ámbito en el cual toda sociedad humana evolucionó de manera progresiva desde lo simple a lo complejo. La antropología moderna es una disciplina profesional que comienza con la idea de que las culturas abarcan una pluralidad de formas de vida que es preciso entender en sus propios términos. Hay diferencias entre la antropología cultural estadounidense y la antropología social británica. La primera se centra en el estudio de la cultura como “totalidad”, mientras que para la segunda la sociedad, su estructura y su organización son la “totalidad” en la que opera la cultura. 60  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

De modo que, la cultura se refiere a innumerables aspectos de la vida. Algunos antropólogos piensan que las culturas son normas o ideas para la conducta. La mayoría de ellos definen la cultura como el conjunto de conductas aprendidas, creencias, actitudes, valores e ideales que caracterizan a una sociedad o población. 2.2.

Diferencia entre Cultura y Civilización Muchos especialistas consideran que cultura y civilización son términos sinónimos, pero otros no pocos, afirman lo contrario. Alfred Weber asigna al término civilización los aspectos tecnológicos, práctico, organizativos de la existencia y los aspectos materiales de la actividad humana y, la cultura, los aspectos espirituales, emotivos, ideales. La distinción entre civilización y cultura está aceptada por R. M. Maciver, el cual considera “civilización” el aparato de los medios y “cultura” el sistema de los fines. Por civilización, -escribe- entendemos todo el mecanismo y la organización global que el hombre ha concebido en la lucha para controlar las condiciones de vida... Cultura, en cambio es la expresión de nuestra naturaleza en nuestros modos de vivir y de pensar, en nuestra actividad cotidiana, en el arte, en la literatura, en la religión, en el descanso y la diversión... El reino de la cultura es el reino de los valores, los estilos, las preferencias emotivas, las aventuras intelectuales. La cultura es la antítesis de civilización. Esta misma orientación la tiene Pitirin Sorokin, quien piensa que la cultura consiste precisamente, y en su aspecto esencial en significados, valores y normas. Al estudiar la cultura toma en consideración los comportamientos y las obras de arte en cuanto son “objetivaciones” de orientaciones culturales. 2.3.

Características de la Cultura Se considera que la cultura como producto de la actividad humana tiene las siguientes características: 2.3.1. La cultura es una abstracción Aparte de los elementos materiales de la cultura, tales como los utensilios, herramientas, edificaciones, maquinarias, etc., que se consideran productos sociales, y que han pasado a formar parte del mundo exterior, constituyendo, la cultura material, la cultura denominada no material es una abstracción que con fines analíticos se hace del comportamiento del hombre. Las formas de saludar, la manera de ingerir los alimentos, los horarios de alimentación, las diferentes formas de danzar, de copular, de rendir culto a los dioses, el rito religioso, la técnica de construcción de viviendas, son maneras diferentes de ejecutar acciones sociales por los individuos que conforman la sociedad. De dichas acciones debe inducirse la cultura como abstracción en normas, estilos, vigencias, constantes, etc. de conducta humana. De tal forma, que en la realidad 61  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

no pueda separarse a la acción social de la cultura, ficción que se acepta sólo con propósitos analíticos. (Mejía, 1973: 324) 2.3.2. La Cultura es Supraindividual Cuando nacemos y nos incorporamos a una sociedad determinada, la cultura se encuentra hecha y dada en dicha sociedad. Así hallamos un lenguaje, un sistema de costumbres, un conjunto de creencias, una serie de artefactos, etc. Vale decir nos enfrentamos a todo el sistema de la cultura como algo que existe fuera de nosotros y se nos impone desde el mundo exterior. 2.3.3. La Cultura debe aprenderse El individuo tiene que iniciar un proceso de aprendizaje de la cultura para incorporarla a sus hábitos y comportamientos. Esto se llama endoculturación que forma parte de un proceso más general llamado socialización. El aprendizaje de la cultura provoca la interiorización de las normas culturales en el sistema de la personalidad individual, incorporándolas al aparato psíquico que se conoce como súper ego, el cual tiene la función de censurar el comportamiento de acuerdo al sistema normativo que representa. 2.3.4. La Cultura es socialmente compartida Esto quiere decir que el sistema cultural constituye el modo o estilo de vida de una sociedad toda vez que la provee de elementos materiales para el logro de los fines de cada quien, así como de normas, usos y costumbres que orientan el comportamiento de las personas de manera adecuada y correcta. Esto hace posible la vida en común y significa que los miembros de la colectividad o sociedad están conformes con ella. Esta conformidad es la clave para comprender el comportamiento colectivo, puesto que lo contrario significaría que los seres individuales obedecerían a diferentes normas o patrones de conducta, muchos contradictorios entre sí, convirtiendo a la vida social en una desorganización total. (IBID: 326) 2.3.5. La Cultura satisface las necesidades biológicas y sociales Para satisfacer la supervivencia es necesario que los individuos satisfagan una serie de necesidades. Como por ejemplo las de alimentación, reproducción, salud, seguridad, movimiento, desarrollo, vivienda. Todos estos problemas se solucionan con los bienes que provee la cultura. El apetito sexual no puede satisfacerse de cualquier manera sino que hay modos culturalmente aceptados de hacerlo. (IBID: 327). B. Malinowski nos presenta el siguiente cuadro de series vitales y derivadas.

62  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

NECESIDADES BÁSICAS Y SUS CONOCIMIENTOS Necesidades Básicas 1. Metabolismo 2. Reproducción 3. Bienestar Corporal 4. Seguridad 5. Movimiento 6. Crecimiento 7. Salud.

Conocimientos Culturales 1. Abasto 2. Parentesco 3. Abrigo 4. Protección 5. Actividades 6. Preparación 7. Higiene

2.3.6. La Cultura es una configuración Esto se entiende porque los diferentes elementos culturales que componen el sistema total de una cultura no existen independientemente los unos de los otros, sino que, por el contrario, están íntimamente vinculados entre sí, formando una especie de configuración que se mantiene por los procesos de integración de dichos elementos que implica dos procesos: a)

b)

El equilibrio entre los diversos elementos de la cultura, de modo que unos se complementan con los otros y viceversa, conformando un todo organizado en operación. Los ajustes entre los nuevos elementos que se incorporan y el conjunto de la cultura, así como para reemplazar a los que pierden vigencia a lo largo del tiempo.

2.4.

Los Universales de la Cultura Toda cultura presenta una serie de elementos que se repiten constantemente en las diversas áreas culturales, de tal forma que puede decirse que se trata de elementos universalmente existentes y de ahí su denominación de universales. Afirma que la relación de los universales es la siguiente: 1. Cultura material y sus sanciones: tecnología y economía. 2. Instituciones sociales: organización social (parentesco, familia, asociaciones), educación, estructuras políticas. 3. El hombre y el universo: sistema de creencias, el control del poder. 4. Estética, artes pictóricas y plásticas, folklore, música, drama y danza. 5. Lenguaje Todo esto significa, que toda cultura presenta como mínimo los patrones culturales antedichos.

63  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

2.5.

La Integración Cultural Es el desarrollo progresivo de ajustes, cada vez más perfectos entre los distintos elementos componentes de la cultura. Por grado de integración se entiende la medida de perfeccionamiento alcanzado por dichos ajustes. Mediante estos ajustes progresivos y constantes, la cultura se va modificando paulatinamente hasta que en algunos casos, el producto final es una transformación total del sistema en sí mismo. 2.6.

El Rezago Cultural La teoría del rezago cultural ha sido formulada por William Ogburn y es un colorario de los desajustes que se producen dentro del sistema de la cultura porque unos sectores cambian con más rapidez que otros. Los problemas del ajuste social, según Ogburn, son de dos clases: uno se refiere a la adaptación del hombre a la cultura y otro al ajuste entre las diferentes partes de la cultura. Su tesis central consiste en que los rápidos cambios producidos dentro del sistema cultural exigen reajustes en aquellas partes relacionadas con los elementos modificados. Por ejemplo, la industria y la educación están correlacionadas de suerte que un cambio en la primera provoca alteraciones en la segunda. Frecuentemente, sin embargo, existe cierta demora en la aparición de los cambios en la parte dependiente, grado de retraso que varía de acuerdo con la naturaleza de la cultura y que puede mantenerse durante considerarle número de años, en cuyo caso se dice que hay un desajuste. Los desajustes se producen, en especial, entre la cultura material, que cambia con mayor rapidez, y la cultura no material, que ofrece mayores resistencias a la innovación. Lo deseable es reducir, en lo posible, el período de desajuste entre ambos sectores a fin de que el retraso cultural se acorte en el tiempo. Ogburn llama cultura acomodativa (adaptive culture) a la porción de la cultura no material que se ajusta o adapta a las condiciones materiales. Algunas partes de ellas son plenamente cultura acomodativa, como las reglas inherentes al manejo de las herramientas, mientras que otras lo son sólo indirecta o parcialmente, como la religión, por ejemplo. Cuando las condiciones materiales cambian se ocasiona una alteración dentro de la cultura acomodativa que no se produce simultáneamente, originándose un retraso en la velocidad de los cambios y produciéndose un período de desajustes. Ogburn señala las siguientes causas del rezago cultural:

64  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

1. Escasez de invenciones dentro de la cultura acomodativa. A veces la acomodación de la cultura a las nuevas condiciones materiales requiere de ciertas invenciones que, de no producirse a tiempo, provocan un desajuste. Por ejemplo, el aumento de los accidentes de trabajo debido al uso de la maquinaria moderna necesitó de una invención en la cultura acomodativa que fue la compensación a los trabajadores accidentados. (Derecho Laboral). 2. Obstáculos mecánicos para los cambios acomodaticios. Quizá lo más frecuente es que la invención necesaria dentro de la cultura acomodativa se conozca pero lo difícil sea conseguir que se implante. Todo lo dicho respecto a la resistencia de la cultura al cambio es aplicable a este problema. 3. La heterogeneidad de la sociedad. Muchos de los obstáculos al cambio aparecen porque la sociedad es heterogénea, compuesta por varias clases y grupos, sucediendo que a veces la necesidad de las innovaciones es sentida y deseada sólo por una clase o grupo y no por los demás. 4. La falta de contacto con la cultura material. Otra de las razones del retraso cultural es que las relaciones entre la cultura acomodativa y la cultura material no son muy estrechas. Los organismos gubernamentales se ajustan más lentamente a los cambios industriales que los organismos del capital o del trabajo. 5. El tipo de conexión entre la cultura acomodativa y las demás partes de la cultura. Resulta a veces que la cultura acomodativa está relacionada con la cultura material y con la no material, la primera de las cuales cambia y la segunda permanece. Por ejemplo, la posición de la mujer (X) se adapta a la situación industrial (Y), pero también se relaciona con el complejo familia – esposo – hijos (Z). La situación industrial (Y) cambia pero la familia – esposo – hijos (Z) permanece invariable. 6. La conformidad social. Los mores presionan a los individuos para conformarse a ellas y el grupo social refuerza dicha conformidad, circunstancia que impide cambios rápidos y oportunos dentro de la cultura acomodativa. (IBID: 209). 2.7.

El Orden Institucional La Cultura está conformada además por las instituciones que son sistemas normativos en los que se encuentran codificados ciertos modelos o patrones de conducta, como un conjunto organizado y jerarquizado de reglas y 65  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

disposiciones que se imponen al individuo y que lo compelen a observar un comportamiento previsto por dichas normas. Por ejemplo, los diferentes patrones de conducta preestablecidos y que se cumplen dentro del grupo familiar constituyen la institución doméstica, en cuanto conjunto de normas abstractas. La forma específica que adoptan las instituciones culturales es de requerimientos a la conducta mediante códigos, reglamentos, leyes, etc. que pueden o no estar escritos. A pesar de la abstracción, las instituciones son tan reales como los objetos materiales, y se manifiestan en la uniformidad de los usos, en las rutinas, las técnicas, las ceremonias, etc., que están vigentes entre quienes forman un grupo o sociedad. Una institución cultural, en resumen, es una configuración normativa que contiene una serie de pautas de conducta que están centralizadas y jerarquizadas alrededor de alguna necesidad social. Por lo tanto, existen tantas instituciones cuantas necesidades sociales prevalezcan. Es decir, las necesidades humanas impelen al ser individual a buscar su satisfacción, pero la sociedad le impone una forma adecuada de hacerlo, estableciendo un conjunto de reglas ordenadas dentro de una jerarquía que les concede unidad y coherencia, y que constituyen las instituciones. Por ejemplo, el grupo humano tiene necesidad de atender a su subsistencia, lo que ha dado lugar a la formación de las instituciones económicas. Igualmente, existe la necesidad de reproducción, a la cual corresponden las instituciones domésticas. De la misma manera, a la necesidad del conocimiento se agrega la institución educacional, a la de poder la institución política, a la de tener fe en un ser superior la institución religiosa, etc. De esta manera, la cultura provee a la sociedad de un enorme aparato institucional que impone un ordenamiento a la conducta de los individuos, que hace posible la convivencia. La institución de la propiedad, por ejemplo, ha existido en todos los tiempos históricos. Primero la norma fue la propiedad comunitaria, después la propiedad privada y luego la propiedad social. En cuanto norma, ha existido siempre y lo que ha cambiado ha sido su contenido. Y en cuanto institución ha servido para mantener un tipo de comportamiento humano de respeto a la propiedad, cualquiera que haya sido su contenido, bajo pena de hacerse 66  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

acreedor de severas sanciones. Cuando la institución cambia de contenido no pierde su eficacia compulsiva, pues lo único que ocurre es que una institución es reemplazada por otra, simplemente. Lo mismo sucede con la institución doméstica. Se trata de un conjunto de normas que regulan el comportamiento de los individuos dentro de la familia, como grupo. Su contenido ha sido diverso y ha ido cambiando a lo largo del tiempo, pero siempre ha estado presente en cuanto institución. Las reglas para la elección del cónyuge (endogamia o exogamia), el ceremonial del matrimonio, los deberes y derechos de los cónyuges, de los padres con los hijos y de éstos con aquéllos, las clasificaciones del parentesco, etc. constituyen el contenido de las instituciones domésticas. Las instituciones políticas de la misma manera, regulan la forma del ejercicio del poder dentro de la sociedad, y su mejor expresión son las Constituciones Políticas de los Estados, que sólo representan un puro contenido normativo cuya observancia trata de aplicar a los grupos que aspiran al mando social. El resultado es que los miembros de la sociedad se encuentran constreñidos a comportarse de acuerdo a las normas institucionales, dentro de ciertos márgenes de tolerancia, más allá de los cuales la conducta resulta reprobable y sujeta a sanciones. Mediante este mecanismo las instituciones imponen un orden relativo en la sociedad, cuyas violaciones son reprimidas por la colectividad. Si desaparecieran las instituciones culturales y no fueran reemplazadas por otras de diferente contenido, ocurriría la guerra de todos contra todos, se borraría toda organización y se produciría el caos definitivo, que terminaría destruyendo a la sociedad. 2.8.

Cultura y Personalidad

2.8.1. La Personalidad Existen diversas definiciones del concepto de la Personalidad, formuladas por los psicólogos de acuerdo con sus orientaciones doctrinarias. Dichas definiciones van desde las estrictamente conductivas que conciben a la Personalidad como apariencia externa, hasta las estructuralistas que suponen que la personalidad es una organización de diversos elementos que aisladamente carecen de significación. El origen del término Personalidad se deriva del latín “persona” que significa máscara, personaje. Carácter y Personalidad son conceptos sinónimos. Los psicólogos europeos usan la palabra carácter, que etimológicamente proviene del griego Carácter que significa marca grabada. Freíd, por ejemplo, 67  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

nos habla de la estructura del Carácter para referirse a la Personalidad. En cambio, los psicólogos americanos prefieren este último término (máscara), que sugiere apariencia o comportamiento percibido desde afuera. Como carácter puede confundirse con un juicio de valor (buen carácter, mal carácter, etc.), se ha preferido dejarlo de lado. Una definición corrientemente aceptada del concepto de Personalidad es aquella que la considera como la organización de las diferentes funciones psíquicas que, por su manera de estructurarse, producen distintos tipos humanos y determinan su conducta y pensamiento característicos. La formación de la Personalidad Todos los psicólogos están de acuerdo en que la formación de la Personalidad se efectúa de conformidad a la siguiente ecuación: P=HxA O sea que la Personalidad (P) es igual al producto de la herencia (H) y el medio ambiente (A), de suerte que si uno de los factores tuviese valor cero no existiría Personalidad. El problema que se plantea a continuación es el referente a la mayor o menor importancia o peso que puede tener uno de los factores que van a constituir el producto. Dicho de otra forma, ¿qué es más importante en la formación de la Personalidad, la herencia o el ambiente?. La solución más adecuada parece ser la interacción recíproca de dichos factores, toda vez que el material que se adquiere por herencia tiene que desarrollarse dentro de un ambiente de varias dimensiones, del que recibe trascendentes y decisivas influencias. La Genética se ocupa de los mecanismos y condiciones que gobiernan la transmisión de las características somáticas de padres a hijos. Tradicionalmente se suponía que la herencia era una fuerza inalterable en la determinación de las configuraciones individuales. Sin embargo, la probabilidad de que se produzcan ciertas combinaciones de genes en el óvulo fertilizado varía considerablemente, de manera que se da una amplitud muy grande de posibilidades de heredar determinadas potencialidades de los padres y de no heredar otras. Como no existe una regla rígida que determine la combinación de los genes, pues se unen al azar, puede concluirse con los factores innatos, biológicamente determinados, no pueden por sí solos explicar la configuración de la personalidad como un todo. Ellos operan como simples materiales primarios sobre cuya base se construye la Personalidad. El temperamento, por ejemplo, es un elemento innato 68  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

y que está sometido a las leyes de la herencia, pero por sí mismo no puede explicar la inestabilidad nerviosa que es el resultado de la influencia del medio o, como parece más probable, producto de la interacción de los factores innatos y medioambientales. Un niño adquiere muchas herencias en potencia. Cuál se desarrollará depende de las condiciones en que se desenvuelva. Lo que sus padres le proporcionan son ciertos paquetes químicos que bajo determinadas condiciones producen ciertas características y, dentro de otras, dan lugar a características diferentes. El número de series diversas que así pueden resultar es muy grande en el hombre, aunque no ilimitado. El concepto de medio ambiente se refiere a todo lo circundante y a las influencias que están presentes dondequiera que ocurra un hecho. Las diferentes partes que componen una individualidad responden a las demás como su medio ambiente. El pulmón, las costillas y los tabiques del tórax son el ambiente del corazón y éste, a su vez, es parte del ambiente del pulmón, etc. De igual manera, el ser individual reacciona frente a su ambiente que puede ser físico y sociocultural. El ambiente físico está conformado por los hechos naturales propios de lugar en que se desenvuelve la persona, y el sociocultural por los productos de la cultura material y no material y por las interacciones. Los cromosomas y los genes existen dentro de un cierto ambiente, en función con el cual se fusionan al azar. El cuerpo de la madre constituye para el feto su medio ambiente, del que recibe importantes influencias. De igual manera, se acepta que la familia es el medio ambiente primario del niño y sus alteraciones o acontecimientos internos provocan decisivo influjo sobre él. La separación de los cónyuges, la diferencia de edad entre los padres, el tiempo que sus ocupaciones los mantengan fuera del hogar, el hecho de ser hijo único o la posición que ocupe dentro de la serie de hijos, etc., son aspectos ambientales que influyen en la formación de la personalidad. Asimismo, los demás grupos primarios a los que el niño se va incorporando forman su medio ambiente posterior. El niño, en no pocas veces, adquiere mucha mayor experiencia fuera del hogar, dentro del grupo de sus iguales, que en la propia vida de familia, y el conflicto de normas que puede surgir entre las que rigen en la casa paterna y las que existen en las pandillas de juego puede ocasionar violentos choques emocionales y trastornar su personalidad en formación. Existen muchos estudios para establecer la verdadera medida de la influencia del medio ambiente y de la herencia en la formación de la personalidad. Citaremos los más importantes, para demostrar que existe una recíproca influencia entre ambos factores. 69  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Uno de los aspectos más investigados es el referente a la influencia del medio social en el desarrollo de la inteligencia de los seres humanos. Se sabe que entre los primeros estudios sobre la inteligencia se encuentra la prueba aplicada a los reclutas del ejército de los Estados Unidos durante la primera guerra mundial, que arrojó un promedio de edad mental de 10.4 años para los negros y de 13.1 años para los blancos, lo que llevó a suponer que la capacidad intelectiva se transmitía por herencia. Sin embargo, posteriores mediciones efectuadas entre niños negros del Norte de los Estados Unidos acusaron un nivel de inteligencia igual y hasta superior al de los niños blancos de la misma región. Tales experimentos sólo pueden demostrar que las pruebas de inteligencia no nos permiten apreciar el papel que juega la herencia biológica en la transmisión de ciertas características psíquicas de padres a hijos, pero si podemos valernos de ellos para encontrar diferencias significativas entre varios grupos sociales que se mueven en medio ambientes diferentes. En efecto, los ambientes sociales y culturales de los blancos y los negros, en los Estados Unidos, son diferentes, de suerte que mientras no se controle este factor medioambienal, igualándolo para ambos casos, no será posible afirmar que el nivel de inteligencia se transmite de padres a hijos. (Mac Iver, R.M. and Page, Charles, 1931: 102). Parece que los factores sociales y culturales juegan un papel decisivo en el desarrollo de dicha facultad. Es un estudio sobre la relación entre puntajes de inteligencia y status social en 507 estudiantes secundarios de pequeñas ciudades de los Estados Unidos, se demostró que aproximadamente dos tercios de los jóvenes de las clases altas obtuvieron puntajes por encima de 110, mientras que solamente algo más del 10% de los estudiantes de la clase más baja sobrepasó ese nivel. (Skeels and Harmes, 1948: 283-294) Tabla de Inteligencia y Clase Social Puntaje de Inteligencia 120 – 139 111 – 119 91 – 110 70 – 90 Total

Alta 8 15 12 0 ----35

Clase social de los estudiantes Media Baja Más baja 19 11 0 72 82 11 59 128 70 2 8 10 -------------152 120 91

Indudablemente esto no quiere decir que los sujetos de clases acomodados tengan un índice de inteligencia elevado y que lo transmitan por herencia a sus descendientes, ni que las personas de clases populares acusen bajo rendimiento mental congénito. Lo que sucede es que el medio ambiente 70  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

social y cultural en que viven dichas personas, en el primer caso, es propicio para el desarrollo de criterios abstractos mientras que, en el segundo, sólo es favorable para la formación de criterios de contenido concreto, lo que significa que la inteligencia es una potencia de la personalidad que se desarrolla de acuerdo a las facilidades y obstáculos que encuentre el sujeto en su medio social. Otro tema materia de estudio y que ha llamado poderosamente la atención de los especialistas, ha sido el de las líneas familiares famosas y degeneradas. Uno de ellos es el referente a los linajes de los Juke y de los Edwards En 1877 se logró identificar a 1200 descendientes de un delincuente apellidado Juke, de los cuales 1180 habían sido físicamente defectuosos o enfermos, indigentes, fallecidos en hospitales de caridad, delincuentes convictos y mujeres de mal vivir. Por el contrario, los descendientes de Jonathan Edwars acusaban un récord impresionante. En 1900 se identificaron a 1392 de quienes 309 habían sido graduados universitarios, Rectores de Universidades y un vicepresidente de los Estados Unidos, mientras que el resto fueron personas que se habían distinguido en sus diversas profesiones, no hallándose ningún delincuente convicto. (Mac Iver y Page, 1931: 24 y sgtes.) De esto se quiso concluir que ciertas inclinaciones de la personalidad se transmitan por herencia a través de los genes, y que a ello debía atribuirse el hecho que el linaje de los Juke acusara una tendencia a la delincuencia y la desorganización mientras que la línea de Edwards se comportara de manera diferente. Sin embargo, los defensores de la herencia biológica no repararon que el medio ambiente social en el que vivieron los descendientes de Juke era delictógeno y que el de los Edwards fue propicio para el desarrollo de ciertas habilidades y talentos personales. Lo más probable es que la influencia del medio ambiente social y cultural haya sido el determinante del comportamiento de las personas estudiadas, y que la herencia biológica haya desempeñado un papel modesto. Posteriormente se ha intentado controlar el factor medioambiental para establecer el verdadero grado de influencia en la formación de la personalidad. Los estudios al respecto se pueden clasificar en dos grupos: a)

Estudio sobre gemelos idénticos que se criaron juntos. Se ha encontrado grandes similitudes entre las personalidades de gemelos idénticos, desarrollados en un solo óvulo materno, pero también importantes diferencias. Las semejanzas se atribuyen a la herencia biológica y las diferencias al medio ambiente social.

71  


Antropología

b)

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Estudio de gemelos idénticos que se criaron separados. En este caso las diferencias de personalidad fueron notables, lo que demostraría el enorme influjo del medio ambiente familiar, distinto para cada caso.

En conclusión, puede afirmarse que tanto la herencia biológica como el factor medioambiental influyen en la formación de la personalidad individual. Ninguno puede ser suprimido ni aislado. La herencia es una potencialidad que se manifiesta dentro de un ambiente social dado y su desarrollo o detenimiento depende de las facilidades u obstáculos que encuentre en su circunstancia histórica cada individuo. La penetración de lo social en el psiquismo individual como un factor determinante en el modelamiento de lo que los psicólogos han denominado personalidad, demuestra la legitimidad de considerar a la Psicología como una de las Ciencias Sociales que interpreta al Mundo Histórico Social desde su especial punto de vista y dentro del sector que le ha correspondido en la distribución del ámbito de dicho mundo efectuado con propósitos de análisis. 2.9.

El Lenguaje

2.9.1. Importancia del Lenguaje Se ha dicho que uno de los factores fundamentales de la transformación del remoto antepasado prehumano en un verdadero hombre, es la facultad del lenguaje articulado, de símbolos convencionales, que ha permitido la formación de la cultura y con ella la trasmisión de una generación a otra de las técnicas de producción de bienes e instrumentos, instituciones, creencias, doctrinas, costumbres, normas y cuanto en general resulte eficaz para resolver los problemas de la conducta, y los relacionados con la adaptación y superación de las situaciones que la lucha por la vida y el progreso pueden plantear. El capital inmenso de la cultura humana en modo alguno hubiera podido formarse sin el lenguaje; porque sin la palabra hablada o escrita nada puede darse a conocer ni transmitirse, como no sea por observación directa, que es la forma limitada y única en que un animal aprende de otro. Los antropoides son capaces de aprender el uso de ciertos instrumentos, y las experiencias de Köhler y Yerkes han comprobado que ejemplares superiormente dotados hasta puede inventar algunos de carácter simple y rudimentario; pero les resulta imposible trasmitir a sus congéneres sus descubrimientos, porque carecen del medio idóneo para ello: el conjunto de sonidos simbólicos que es la palabra del lenguaje articulado. De aquí que el animal irracional no pueda progresar, pues cada uno individualmente ha de comenzarlo todo, sin poder aprovecharse de lo que otros antes que él descubrieron, ni tampoco hacer saber a los demás sus propias experiencias. 72  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La función racional, propia del hombre, ha podido desarrollarse sólo porque la especie humana posee la aptitud del lenguaje, que permite operar con símbolos convencionales “en la cabeza”, sin necesidad de echar mano a cosas o acciones del mundo exterior. “De tal suerte, el instrumento social del lenguaje ha contribuido eficazmente a la emancipación del hombre de la esclavitud de lo concreto”, permitiéndole constituir el rico mundo de símbolos, abstracciones y conceptos que constituye la porción más importante de su vida espiritual. F. S. Chapin ha dicho que el lenguaje constituye el aspecto más característico de la cultura... “representa el don inapreciable de poder registrar y conservar extraindividualmente las experiencias personales que tengan valor social para el grupo. Este registro y tal conservación exterior de las experiencias individuales por medio de los símbolos del lenguaje, es un proceso enteramente desconocido a cualquier otra forma de vida que no sea el hombre. La importancia de semejante proceso está más allá de todo cálculo y alcanza su más alto desarrollo en el alfabeto”. (Chapin, S., 1962: 61). 2.9.2. Fundamentos del Lenguaje El lenguaje en su forma más simple de modo de expresión de algo por medio de sonidos, no es patrimonio exclusivo del hombre, de igual modo que tampoco lo es la inteligencia. El ladrido del perro, el mugido del toro, el chillido del mono o el canto del ave expresan emociones, necesidades o deseos bien definidos y resultan perfectamente comprensibles a sus congéneres respectivos. Algunos de estos gritos son tan apropiados a la expresión de necesidades particulares, que casi podrían ser traducidos por una frase en lenguaje humano. “Con todo, dice Vendryes, los animales no emiten frases porque son incapaces de variar los elementos de sus gritos, a la manera que nosotros hacemos variar nuestras palabras, que son los elementos de sustitución en la frase. Más aún, el grito mismo no tiene para ellos un valor objetivo independiente ni es objeto de convención; razones por las cuales el lenguaje animal no es susceptible de transformación ni de progreso”. (Vendryes, J., 1963: 72). La estructura de la laringe y de la lengua permiten al hombre y a otros animales emitir una variedad de sonidos más o menos articulados. Pero el hombre es el único que ha sido capaz de dar a esos sonidos un significado convencional, por el hecho de vivir continua y necesariamente en sociedad, es decir, sujeto sin escape al imperioso menester de entenderse con los demás, y de poseer un cerebro mucho más desarrollado e infinitamente mejor equipado para las funciones mentales superiores. La singular aptitud para el lenguaje que caracteriza a la especie humana se pone de manifiesto hasta en los cráneos más primitivos, en los cuales las regiones correspondientes a los centros del habla muestran un engrosamiento mayor del cerebro. 73  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Por otra parte, hay que enseñar a hablar a los niños, dice Gordon Childe, justamente porque el significado de las palabras es socialmente convencional. “Aprender a hablar quiere decir, en esencia, aprender qué significado se atribuye en la sociedad a la cual pertenece el niño, a los sonidos vocales que éste puede producir”. 2.9.3. Teorías sobre la Génesis del Lenguaje Diversas teorías han tratado de explicar cómo se originó el lenguaje humano, atribuyéndolo unas veces a la imitación de sonidos naturales, como la teoría onomatopéyica; otras, pretendiendo que se deriva de la gesticulación emocional o descriptiva, que más tarde fue asociada a determinadas expresiones vocales, las cuales por una transferencia análoga a la que tiene lugar en los reflejos acondicionados fueron sustituyendo poco a poco a los gestos primitivamente asociados a ella –según J. G. Frazer- y vinieron a constituir un verdadero lenguaje, cuando todos los miembros del grupo se acostumbraron a producir los mismos sonidos para llamar la atención sobre las mismas cosas. Esta es la llamada teoría gesticular. Vendryes, por su parte, ha formulado una hipótesis de más calado sociológico para explicar el origen del lenguaje; según ésta “el lenguaje pudo empezar siendo puramente emotivo... un grito como el del animal expresando dolor o alegría, manifestando un temor o apetito. Después, provisto el grito de un valor simbólico, sería considerado como una señall capaz de ser repetida por otros, y el hombre, hallando a su alcance este cómodo procedimiento, lo utilizaría para comunicarse con sus semejantes y prevenir o provocar un acto por parte de ellos. Antes de ser un medio de razonar el lenguaje debió ser un medio de acción, y uno de los más eficaces de que pudiese disponer el hombre”. Poco a poco, el sonido articulado, la expresión vocal, fue desligándose de la referencia concreta a una situación u objeto dados y adquiriendo significado simbólico por sí, como medio de entendimiento general con valor convencionalmente aceptado por el grupo. “Y gracias a la multiplicidad creciente de los cambios sociales, sería finalmente constituido en su riqueza incomparable ese instrumento complicado, que sirve para expresar los sentimientos y pensamientos, todos los sentimientos y pensamientos”.

74  


Antropología

LECTURA (de derecha a izquierda)

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EQUIVALENCIA DE LOS SIGNOS

SONIDO

SIGNIFICADO

Una hoja de caña: i. Tela plegada: imakh. Una criba: kh. Dos hojas de caña: ii = y I-IMAKH-KH-Y

imakhy

honrado

kher

en presencia del

La bandera en su asta delante del templo significa dios. NETHER

nether

dios

Una columna significa fuerza. OA

va

grande

La lengua significa orden o mando. IMY – RA

imy-ra

el que manda

Un soldado con varias barras significa ejército MESHA

mesha

ejército

Una criba: kh. Una boca: ra. KH - RA

Un cerrojo: s. Una estera p. Una criba con gramo sep Una hoja de caña: i. S-P-SEP-I

sepi

sepi

75  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Una guadaña: ma. Medida justa: moo. Un remo significa la palabra hablada: kheru. Un rollo de papiro significa la palabra escrita – kheru MA – MAO – KHERU

mao-kheru

justa voz encontrado recto) R.I.P.

FIGURA: Muestra de la escritura jeroglífica egipcia Epitafio en el ataúd del general Sepi: “El honrado en presencia del gran dios; el que manda el ejército, Sepi, que descanse en paz”. Obsérvese que a veces los signos son puras pictografías, como el soldado con varias barras detrás (plural), para representar ejército. Otras veces los signos tienen valor metafórico, como lengua, por orden, mandato, el que manda; columna, por soporte, fuerza, grandeza; bandera, por dios. Pero en otros casos el sonido es casi silábico. (De Pijoán).

Obsérvese que a veces los signos son puras pictografías, como el soldado con varias barras detrás (plural), para representar ejército. Otras veces los signos tienen valor metafórico, como lengua, por orden, mandato, el que manda; columna, por soporte, fuerza, grandeza; bandera, por dios. Pero en otros casos el sonido es casi silábico. (De Pijoán). 2.9.4. Los Hombres que primero hablaron El lenguaje humano ha sido físicamente posible, como ya apuntamos, por el desarrollo y especialización de ciertos órganos, entre los cuales cuentan como más importantes la laringe, las cuerdas vocales, la lengua con su extraordinaria versatilidad funcional y la ampliación de la cavidad bucal, debida a la disminución del espesor de los huesos de la quijada y al desarrollo de la barbilla. Y todo esto relacionado con el desarrollo del lóbulo frontal, en el cual tiene asiento el centro más importante del lenguaje hablado: la tercera circunvolución frontal izquierda o derecha, según sea diestro o zurdo el individuo. De acuerdo con estas características anatómicas de los centros y órganos del habla, el primer ser humano plenamente capaz de lenguaje organizado fue el hombre de Neanderthal. Aunque esto no quiere decir que los hombres prehistóricos anteriores fueran incapaces de un habla rudimentaria para comunicarse entre sí. Seguramente lo hicieron con mayor éxito que cualesquier de los animales actuales, pero no es presumiblemente que tuvieran un lenguaje cabalmente desarrollado. 2.9.5. Origen del Alfabeto Los orígenes de la escritura se remontan hasta los pictogramas del Paleolítico. Estos pictogramas eran representaciones simbólicas de ceremonias mágicas, cacerías o sucesos notables, por medio de figuras esquematizadas. Pero antes de que tales símbolos pudieran llegar a convertirse en verdadero 76  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

lenguaje escrito hubieron de pasar por varias etapas, a través de las cuales se fueron haciendo cada vez más convencionales y abstractos, hasta que cada uno de ellos vino a representar un sonido de la voz humana, dando lugar a la aparición del alfabeto. Las inscripciones cuneiformes de los babilonios llegaron a las representaciones silábicas; pero el primer paso en firme para el desarrollo de un alfabeto lo dieron los egipcios hacia el año 3000 antes de Cristo, con la creación de 24 signos jeroglíficos que indicaban otros tantos sonidos consonantes. No obstante, continuaron usando muchos símbolos adicionales distintos para sílabas y palabras, no llegando por esto a crear un verdadero alfabeto fonético. A lo que parece fue algún fenicio de Biblos quien, en el siglo XI antes de nuestra era, inventó el primer alfabeto de ese carácter, basado en antecedentes egipcios. Posteriormente los griegos mejoraron el alfabeto fenicio, usando algunos de sus signos para indicar las vocales. Este alfabeto griego, con algunas modificaciones, fue difundido por los romanos en toda Europa y ha llegado a constituir el modelo seguido en casi todas las lenguas modernas. 2.9.6. Valor Social y Cultural del Lenguaje El lenguaje es fuerza socializadora de mucha eficacia y como agente cultural su importancia no resulta menor, puesto que es el vehículo para la trasmisión de los conocimientos. Las tradiciones orales, la historia escrita, la epopeya, los cantos folklóricos o nacionales, despertando análogos sentimientos y suscitando emociones semejantes entre los de un mismo país en generaciones sucesivas, dan sentido de continuidad en el tiempo a los pueblos y forman la urdimbre espiritual en que se tejen los sentimientos de solidaridad nacional y el patriotismo. En ese mosaico de nacionalidades que es Europa, muchas de estas agrupaciones han procurado siempre conservar vivos su idioma, su literatura y sus tradiciones como vínculos espirituales entre sus miembros, en veces dispersos entre varias naciones o englobados dentro de un Estado. Tal fue el caso de los polacos antes de 1919; el de los checos, eslavos y serbios en el desaparecido Imperio Austro- Húngaro; el de los catalanes en España, etc. La importancia del lenguaje como agente de cambios sociales, unas veces por medio de la difusión de la cultura, y otras por la creación de verdaderas místicas verbales, es un hecho histórico varias veces comprobado. La invención de la imprenta, a principios de la Edad Moderna, permitió la difusión en escala gigantesca de la palabra escrita, y puso al alcance de un número de gentes cada vez mayor la lectura de la Biblia y de las obras clásicas; contribuyendo poderosamente, de ese modo, al éxito de la Reforma y al desarrollo del Renacimiento. 77  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los periódicos, las revistas, los libros, la radio, medios de comunicación por excelencia de la palabra hablada o escrita, difundiendo el pensamiento, las hipótesis y teorías, los credos y las lucubraciones mas o menos sensatas que se elaboran o surgen en los más remotos lugares, han hecho de la Tierra un solo organismo gigantesco sensibilizado a todas las ideas y a todas las emociones. El imperio de la palabra hablada o escrita se ha dejado sentir en todas las épocas sobre la conciencia de los hombres. Los tabúes primitivos se referían en mayoría a palabras, que de ser pronunciadas acarrearían desgracia al que lo hiciera, o provocarían acontecimientos funestos al grupo. Casi todas las ciencias han pasado por una etapa prolongada de puro verbalismo, en la cual se elaboran teorías y sistemas sobre palabras, en torno a meros conceptos verbales, dando lugar a infecundas logomaquias, a discusiones interminables sobre alcances y significados de términos. Actualmente la propaganda social y política, que es el gran fermento revolucionario de nuestra época, ha ido acrecentando su influencia sobre las masas en la misma medida en que se ha ido reduciendo el analfabetismo. Antes, ahora y siempre el hombre se ha movido por lemas verbales, cuyo exacto contenido la mayor parte desconoce. Así muchos de los que a millares lucharon y murieron por el lema de la Revolución Francesa: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, difícilmente hubieran tolerado que otros pensaran de modo distinto que ellos sobre estos conceptos. Una canción popular de la época expresaba paladinamente cuánto espíritu de intolerancia y de mera adhesión verbal había entre los que proclamaban su amor a la libertad y a la igualdad; decía así la “Carmañola”; “la libertad de pensamiento proclamo en alta voz, y muera el que no piense igual que pienso yo”. 2.10. La Religión y la Magia La religión es uno de los factores más importantes de la cultura humana y entre los de naturaleza inmaterial el que primero apareció. Desde el punto de vista antropológico interesan principalmente dos cuestiones relativas a la religión: los orígenes del sentimiento religioso y los modos más importantes como el hombre ha dado satisfacción a las necesidades que tal sentimiento crea; es decir, las prácticas y los cultos religiosos. 2.10.1. Fundamento Biológico del Sentimiento El móvil más poderoso de la conducta humana, el que está en el origen de todas las acciones y constituye la finalidad última, es el amor a la vida y el miedo a la muerte, que vienen a ser dos aspectos de la misma cosa, como el anverso y el reverso de una medalla. Por instinto de conservación el hombre normalmente acepta y tiende a realizar todo aquello que prolongue o beneficie su vida, y por consecuencia rechaza cuanto la perjudique o acorte. 78  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Esta afirmación de la vida sin término tiene raíz biológica, y es aquí donde se halla el más íntimo hontanar del sentimiento religioso. El anhelo de existencia inmortal es universal y se impone en los mas de los casos a las exigencias lógicas de la razón. La mayoría alienta la recóndita esperanza de que “la tumba sea vía y no término”, y se colmase en la creencia de que existe un mundo suprasensible y trascendente a la experiencia cuya explicación ofrece la religión. A esta querencia emocional de raigambre biológica en que descansa el sentimiento religioso, se añade el temor supersticioso a lo desconocido y el pavor que hubo de inspirar las manifestaciones de las fuerzas naturales al desvalido salvaje prehistórico. 2.10.2. La Mentalidad del Hombre Primitivo La mentalidad del hombre primitivo se parecía, seguramente, a la de salvaje de nuestros días o a la del niño de pocos años. Carecía, por supuesto, de los elementos de juicio que la ciencia ha dado al hombre civilizado moderno y ni siquiera poseía –por su aislamiento- el acervo de conocimientos empíricos que se forma con el intercambio cultural. En virtud de tales deficiencias y fallas culturales – más bien que por esenciales diferencias de tipos de mentalidad – el hombre prehistórico discurría de un modo ingenuo, objetivando sus deseos, emociones y ensueños al modo como nosotros mismos lo hacemos bajo el imperio de una pasión o dominados por fuertes emociones. Personificaba objetos y cosas como hace el niño con sus juguetes inanimados, y su ignorancia recelosa o complacida les atribuía sentimientos hostiles o favorables hacia él. En esto último, como en no pocas otras cosas, no andamos muy alejados de nuestro abuelo de la Edad de la Piedra, porque para la mentalidad no cultivada, lo mismo del primitivo que del salvaje o del ignorante contemporáneo nuestro, y aun de algunos “cultos” superficiales o especialistas en una estrecha provincia del saber, resulta muy difícil discurrir objetivamente sobre sucesos o cuestiones relacionados con sus sentimientos o intereses, y suelen ver en ellos, o sospechar por lo menos un designio o un presagio. Los horóscopos de los astrólogos, que ocupan un lugar importante en la lectura de revistas y periódicos de mucha circulación por gentes de condición principal, ofrecen una prueba fehaciente de la supervivencia de ese tipo de mentalidad ingenua que, a pesar de todos los conocimientos astronómicos, cree que los cuerpos celestes tienen intervención en su destino personal y en la fortuna de sus negocios. El primitivo no podía concebir la existencia de fuerzas físicas impersonales que actúan ajenas totalmente a los deseos y sentimientos humanos. Para él una piedra que se desprendía de una altura y lo alcanzaba no era una manifestación de la ley de la gravedad que rige la caída de los cuerpos, sino el acto de una voluntad hostil e invisible; de igual modo, el rayo no era un fenómeno físico sino la manifestación de la cólera de un ser omnipotente. Pero 79  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

esta fuerza hostil podía ser conjurada y aun dominada si se hallaba la fórmula eficaz para ello, de la misma manera que podía aplacarse la ira de los omnipotentes seres ocultos si se realizaban los actos adecuados para desagraviarlos. El hombre, tanto el moderno como el primitivo, es característicamente, un ser dotado de imaginación y animado de una voluntad consciente de dominio y poderío. De aquí su irrefrenable impulso de saber, de conocer, porque saber o conocer son modos de poder. Explicarse una cosa, llegar a conocerla, comprenderla es de cierto modo dominarla, o cuando menos emanciparnos en parte del dominio que esa cosa pueda ejercer sobre nosotros, especialmente en la esfera de los sentimientos, porque la ignorancia hace al hombre presa fácil de todos los temores. Por eso el hombre primitivo trató de hallar una explicación al mundo y a los fenómenos misteriosos que lo rodeaban, buscando no una satisfacción intelectual de su curiosidad, sino algo de mayor interés inmediato; neutralizar los malos efectos de las fuerzas misteriosas que le rodeaban y averiguar el oculto designio de los sucesos, en los cuales creía ver la manifestación casi siempre hostil, de la voluntad de los seres recónditos con que su imaginación pobló el mundo de lo desconocido y temido. Saber que presagiaban los fenómenos del mundo físico o la apariencia de las cosas, conocer el móvil oculto de las voluntades que regían el curso de los sucesos, y si era posible ganarse la indulgencia y el favor de esos poderes, fue de un interés vital para nuestro remoto antepasado, y de sus esfuerzos para conseguirlo nacieron la magia y la religión. 2.10.3. La Magia La magia fue la encargada de proporcionar la forma eficaz de conjurar o suscitar esas fuerzas a conveniencia del hombre. El origen del término es muy oscuro; algunos suponen que procede de un vocablo persa que quiere decir lo profundo; otros que viene de la palabra griega magos, equivalente a docto o sabio; pero en todo caso sus prácticas son muy anteriores a persas y griegos y se hallan extendidas por todos los pueblos. Esta amplia difusión de la magia y la semejanza de sus prácticas en todas partes son sorprendentes a primera vista, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que sus fundamentos descansan sobre supuestos y concepciones muy simples, tanto por la sencillez de su contenido como por la ingenuidad de su elaboración mental.

80  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Hay dos formas de asociación de ideas muy simples, al alcance de cualquiera, por muy atrasada que sea su cultura: la asociación por semejanza y la asociación por contigüidad. En una o en otra de ellas se fundan las prácticas más extendidas de la magia. 2.10.4. Magia Simpática o por Semejanza Del supuesto de que lo semejante produce lo semejante parte una gran variedad de ceremonias mágicas, tales como las que tienen por objeto hacer llover imitando los fenómenos que comúnmente acompañan a la lluvia. Comer la carne de ciertos animales según determinadas fórmulas rituales, comunica al que lo hace cualidades semejantes a las de ese animal: valor, astucia, fuerza, agilidad. De igual modo algunas enfermedades pueden ser curadas por sustancias semejantes a las que se supone las han producido. El lema de las medicina homeopática: simila similibus curantar (lo semejante es curado por lo semejante), es una versión civilizada de esta creencia mágica. La superstición de que una mujer encinta no debe mirar un eclipse porque su hijo puede nacer con manchas, y la que es conveniente, en cambio, que contemple cosas bellas para comunicar esa belleza al ser que nazca de ella, son también expresión muy extensa y frecuente de la creencia en el poder mágico de un fenómeno o de un objeto para producir su semejante. 2.10.5. Magia de Contacto La asociación por contigüidad explica la magia de contacto o de contagio, según la clasificación de Frazer. Una cosa material o inmaterial puede adquirir o incorporarse por contacto o por una relación de contigüidad cualquiera, los poderes, virtudes, maleficios y aun el ser mismo de otra cosa o de otro fenómeno. Un mechón de cabellos tiene algo de la personalidad del sujeto a que perteneció, y de igual modo el pedazo de tela de un vestido que haya estado en contacto con el cuerpo, o una figura o representación más o menos parecida a la persona. Por eso sirven al brujo o hechicero para sus maleficios o sus curaciones, pues lo que se haga con ellos se refleja en aquél a quien pertenecieron o a quien representan. El nombre de una persona, las palabras que designan cosas o fenómenos si son conocidas y pronunciadas de acuerdo con fórmulas mágicas, someten a la voluntad del que lo haga así todo lo nombrado por ellas, porque el nombre, la palabra, forma parte místicamente del ser o de la cosa que denominan. La maldición asociada a un nombre propio atrae sobre la persona designada por él los males que ella evoca, de modo semejante a la acción benéfica realizada por las hierbas que el hechicero o curandero frota sobre el cuerpo del enfermo, para que absorban el mal que le ha quitado la salud.

81  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

2.10.6. El Tabú La magia puede ser ejercida de manera positiva o de modo negativo. Se ejerce positivamente cuando por medio de sus prácticas se puede hacer que ocurra un fenómeno. Se usa negativamente cuando por medio de ella se pretende evitar que determinadas cosas tengan lugar. Ejemplos de magia positiva son todos los que hemos apuntado en los epígrafes anteriores; entre los de magia negativa los más importantes son los tabúes. La forma más común de tabú es una prohibición de actos que de ser realizados desatarían automáticamente las fuerzas maléficas que tienen algunos objetos o palabras, especialmente aquellos que se consideran sagrados. Algunas personas –jefes, reyes, sacerdotes, enfermos – y ciertos objetos o lugares resulta peligroso acercarse a ellos, tocarlos o nombrarlos sin tener en cuenta las prohibiciones establecidas. En muchas religiones el nombre del dios nunca se pronuncia por ser tabú; y cuando es necesario evocarlo se usa un tratamiento reverente elíptico, o bien se le designa pronominalmente con mayúscula o se apela a una perífrasis alusiva. En el Antiguo Testamento el Arca de la Alianza se considera tabú; así, cuando el conductor de ella en el cortejo de David trata de evitar que caiga del carro en que es conducida y la toca con sus manos, “se encendió el furor de Jehová contra él e hiriólo allí y cayó muerto junto al Arca de Dios”, según se refiere en el Libro Segundo de Samuel, cap. 6, versículo 7. El hombre o la mujer del mismo clan o el pariente consanguíneo cercano, no pueden ser tomados en matrimonio porque son tabú en este sentido. 2.10.7. El Culto Religioso La magia y la religión están íntimamente enlazadas en los orígenes, y en todos los tiempos ha habido mucho de común entre los ritos mágicos y las ceremonias religiosas. Pero desde muy temprano en la evolución de la cultura la magia derivó hacia un sistema de prácticas casi mecánicas, destinadas a suscitar, conjurar o dominar las fuerzas místicas que se suponía residían en las cosas; mientras que la religión tomó a su cargo las relaciones del hombre con los seres sobrenaturales, especialmente las divinidades, y se preocupó de ofrecer la manera de hacer propicia la voluntad de esos seres. Ya nos hemos referido al mundo de inseguridad y de terrores en que vivió el hombre primitivo. Como lo ignoraba todo a todo temía: a las fuerzas misteriosas de que creía animada a la Naturaleza y a la mala voluntad de los seres ocultos a quienes atribuyó la posesión de esas fuerzas. Desde las primeras etapas de la evolución de la cultura y siempre después, en grado mayor o menor, el temor ha sido un elemento fundamental 82  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

del sentimiento religioso, como lo prueba el hecho de que la mayor parte de las prácticas religiosas de los pueblos más atrasados son ritos destinados a aplacar la ira de la divinidad o a conjurar los males por ella desatados. Y aun en las grandes religiones históricas es bien visible la influencia del temor en sus concepciones. Testimonio de ello son las frecuentes menciones de la ira de Dios en el “Antiguo Testamento”, y la condición de varón justo y temeroso de dios que se suele atribuir en él a los bien hallados con la divinidad. Empero, mejor que conjurar una mala voluntad después que se manifiesta por un acto hostil, sería predisponerla a favor nuestro, granjearse y mantener su actitud benevolente. Pero, para conseguir esto, es preciso observar de continuo un procedente grato al ser o poder cuya mala voluntad puede causarnos daño; hace falta para ello algo que exprese de continuo el reconocimiento del poder de ese ser y el homenaje de gratitud y devoción que el hombre le rinde por su buena disposición hacia él. Este homenaje reverente y devoto que el hombre tributa a las divinidades, es el culto religioso. 2.10.8. La Religión como Fenómeno Cultural La religión en todos los tiempos y en cualquier parte, ha formado parte integrante de la cultura social y al par de ella ha ido cambiando, aunque con ritmo más lento generalmente; porque la religión se afianza en las tradiciones, que por ser tales van a la zaga de los tiempos que corren en cualquier momento considerado después de su institución. De aquí el carácter conservador como fuerza social que casi siempre ha tenido. El concepto de la divinidad y de sus atributos, la visión religiosa del mundo y del orden moral y espiritual que debe regirlo no son los mismos en todas partes ni en todos los tiempos. En el Egipto de los faraones, en la China de Confucio y Laot-se, en la Grecia clásica, en la Europa medieval y en el mundo occidental moderno, esos conceptos tienen características propias distintas en cada uno de ellos, que reflejan la idiosincrasia de los distintos pueblos, sus diferencias culturales y las preocupaciones que en su época sintieron. El egipcio antiguo, preocupado fundamentalmente de la supervivencia, tiene una religión en la que el culto a los muertos y los ritos que aseguran una vida eterna en el mundo más allá de la tumba, constituyen la parte esencial. A diferencia de Egipto, la China culta y refinada del siglo V antes de nuestra era, la de Confucio y Laot-se, bien hallada en su situación presente y de espíritu poco especulativo como los chinos de todas las épocas, no siente grandes inquietudes por una vida ultraterrena. Su religión es poco metafísica y se dedica por modo principal al culto de los antepasados, sin dioses de categoría 83  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

principal que reinen sobre los demás, correspondiéndose con una organización social en la cual la familia prepondera sobre todas las demás instituciones y el Estado es débil y se halla imperfectamente desarrollado. El politeísmo griego con su culto sensual, sus dioses hechos a escala humana con las mismas pasiones, grandezas y pequeñeces del hombre, la poesía de sus mitos y leyendas y la anarquía de su Olimpo, refleja el particularismo individualista, el sentido de ponderación que hizo del hombre la medida de todas las cosas, el espíritu estético y el sensualismo de las costumbres que fueron características notables de los pueblos helénicos. Los determinantes culturales e históricos que operan en el desarrollo de una religión, se ponen característicamente de manifiesto en el caso del judaísmo – cristianismo. Este sistema religioso se origina en el seno de un pueblo pequeño, carente de fuerza y por ello secularmente oprimido, pero animado de una voluntad de ser y de poder que ha hecho de los judíos un caso sin paralelo en la Historia. Sujetos al dominio de otro casi siempre, vencidos y humillados una y otra vez, su orgullo nacional buscó y halló compensación en una doctrina que exalta las virtudes opuestas a la fuerza y al poder vaticina el advenimiento de un reino de justicia, donde los que hoy sufren y son oprimidos habrán de humillar a sus opresores y enseñorearse de ellos. El cristianismo evangélico y apostólico va más allá: postula la igualdad de todos los hombres, preconiza la fraternidad como un principio grato a Dios y anuncia la bienaventuranza divina para los humildes, los pobres de espíritu y los menesterosos, no de un pueblo determinado elegido por la gracia divina, sino de todas partes y sin distinción de clases, con tal de que adopten la nueva fe, de que crean en la buena nueva, en el evangelio que enseñan los apóstoles. En un mundo donde los bien hallados y privilegiados eran relativamente muy pocos y los oprimidos y esclavizados constituían la inmensa mayoría, como ocurría en el Imperio Romano; pero en el cual también jamás faltó la conciencia más o menos clara del valor de la dignidad humana, legado precioso de la cultura helénica robustecido más tarde por el fuerte y bravío individualismo germánico, una religión cual el Cristianismo, que proclama la superior condición de la persona humana en la creación y declara a todos igual en su dignidad y que, además, ofreciera la promesa de una pronta instauración del reino de los valores por ella establecidos, tenía que triunfar y extenderse por todas partes, tanto más fácilmente cuanto la coyuntura histórica de la decadencia del Imperio y del paganismo le fue grandemente propicia en su momento. Así, en efecto, conquistó todo el mundo romano, ganó más tarde a los conquistadores del Imperio, reinó con soberanía absoluta durante la Edad media en toda Europa y

84  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

se extendió a América y a otras partes del mundo, en la época de las conquistas y de la fundación de los grandes imperios coloniales. 2.11. El Arte 2.11.1. División de las Artes El término arte, en su más amplia acepción designa todo lo que se hace por la industria o habilidad del hombre en oposición a lo que es producto de la Naturaleza. Todo lo que no es natural es artificial, es decir, obra del arte. Pero así comprendido es tan vasta la denotación del vocablo, que alcanza a toda la civilización y aun toda manifestación de la cultura; por ello se le reduce a la designación de aquellas cosas que el hombre produce para satisfacer sus necesidades estéticas, de igualado que lo producido para llenar sus necesidades materiales según determinadas técnicas. De esta manera suelen agruparse las artes en dos grandes categorías: las artes prácticas o útiles de una parte y las bellas artes de otra. Las artes prácticas comprenden toda la numerosa variedad de artículos útiles fabricados por la industria humana, y también la técnica de su producción. La calidad de estas artes y el carácter de sus distintas técnicas varían mucho, pues comprenden lo mismo el arte rudimentario del constructor de hachas del Paleolítico o del alfarero prehistórico, que la acabada producción de la industria moderna. Las bellas artes se distinguen de las anteriores por el hecho de que no son estimadas principalmente por la utilidad material que sus productos puedan tener, sino por la satisfacción estética que procuran, por el deleite espiritual que la apreciación de su belleza ocasiona. Esta división de las artes en bellas o desinteresadas y prácticas o útiles, no quiere decir que una y otra categoría se excluyan. Nada de eso. Una cosa puede ser útil y bella a la vez; y muchos de los productos de la industria moderna buscan tanto la eficacia en la satisfacción de las necesidades materiales como la belleza en la apariencia. Los fabricantes de automóviles, por ejemplo, se preocupan lo mismo del rendimiento útil de la máquina y de su comodidad, que de la belleza de las líneas del carro. De igual modo proceden los fabricantes de relojes, de plumas-fuentes, de buques, de aviones, de zapatos y hasta de armas. Por otra parte, en una de las bellas artes, la Arquitectura, la belleza de la construcción está condicionada por factores y consideraciones materiales, tales como la utilidad y el costo de fabricación. Pero de todos modos, en una civilización tan compleja como la nuestra, donde la división del trabajo se ha desarrollado tanto, ambas categorías de arte 85  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

tienen su campo propio más o menos convencionalmente dividido. Así, las bellas artes comprenden todas aquellas relacionadas con la línea, el color y las formas (pinturas, escultura y arquitectura); con los sonidos (música), con las palabras en sus valores expresivos y musicales (prosa y poesía). Y cuando se habla de arte, en singular, generalmente nos referimos a las bellas artes. 2.11.2. El Arte y la Cultura Ninguna de las grandes creaciones del hombre tiene mayor importancia que el arte, para el conocimiento de la génesis y evolución de la cultura. Nuestro conocimiento de las costumbres y creencias de la humanidad remota, proviene de las obras de arte que la dilatada Prehistoria nos ha legado, ya que el documento escrito es de tiempos relativamente recientes. El arte es uno de los elementos originales que entran en la constitución de una sociedad. Cada pueblo en particular o cada época en sentido histórico general tiene su arte, es decir, sus formas peculiares de expresar los sentimientos estéticos, que no constituyen un epifenómeno sino una dimensión natural de la psicología del hombre. La creación artística es, por supuesto, un hecho individual, pero la circunstancia de su producción, el ambiente que estimula la vocación y acoge la obra, está socialmente condicionado y en él se resumen y ponen de manifiesto las esencias espirituales de un pueblo o de una fase de la cultura. Muchas resueltas y extensas manifestaciones artísticas contradicen y hasta parecen un reto al gusto estético corriente en una época o lugar, pero ello ocurre porque el artista, cuando es de veras creador original, suele ser un rebelde contumaz contra lo vulgar, o sea en este caso, frente a lo que es común y de la aceptación popular. Empero, el disentimiento con el medio no es tan radical como suele aparecer a primera vista; casi siempre responde a una honda crisis de los valores y de la sensibilidad, que tiene sus manifestaciones primerizas en el arte, porque las venas de éste llegan hasta los planos más profundos de la vida emocional, y hacen aflorar a la superficie de la contemplación común entrañables inquietudes confusamente sentidas y sin clara conciencia de su índole y sus relaciones. Es posible – y el hecho no es singular – la existencia de un arte desavenido, discordante en sus creaciones con el gusto reinante, pero ninguna manifestación artística puede tener lugar en forma duradera y extensa totalmente desarraigada, sin nexo espiritual alguno con el medio en que se produce. Desde el punto de vista sociológico toda manifestación artística es una respuesta a una inquietud, un anhelo o una preocupación sentidas en zonas más o menos extensas de una agrupación social, que el artista interpreta y expresa estéticamente en su creación. 86  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

2.11.3. El Arte de los Pueblos Primitivos En las primeras fases de la evolución de la cultura humana la lucha por la existencia fue, sin duda, tan dura e intensa, que toda la energía y todo el tiempo del hombre fueron absorbidos por la agobiadora y difícil tarea de procurarse alimento y abrigo. A pesar de ello, nuestro antepasado del Paleolítico ha dejado huellas de actividades artísticas. Pero es un arte de cierta manera utilitario. Los cazadores trogloditas del Magdaleniense, cuyas capacidades artísticas fueron excepcionales, no perseguían principalmente una desinteresada finalidad de goce estético al crear las magníficas pinturas rupestres que han llegado hasta nosotros; más bien los movía un propósito de orden mágico relacionado con la caza, a juzgar por los motivos que representaban. El arte por el arte, es decir, por el mero placer estético, es un lujo que no cabía en la vida premiosa y precaria del hombre primitivo; por eso es presumible otra finalidad extraña a lo estético en el arte de los orígenes de la cultura, aunque en modo alguno debe suponerse que el goce de la creación de belleza estuviera totalmente ausente en el artista y “su público”. Emerson Swift ha descrito muy bien el carácter y significación del arte paleolítico. Suyas son las siguientes palabras: “No ha existido un grupo humano más íntimamente compenetrado con su ambiente que las tribus de cazadores de reno de la época Magdaleniense, y su arte, como ningún otro, ha expresado cabalmente al hombre que lo produjo. La caza y la pesca, medios y finalidad de la vida al mismo tiempo, constituían la esencia de la propia existencia, y puesto que el arte es el fiel reflejo de la vida, las grandes bestias de la edad del hielo: el reno, el bisonte, el mamut, juegan en el arte del hombre paleolítico el mismo papel vital que desempeñaban en su existencia cotidiana. Representando sus formas con sobrio realismo en los muros de su oscura habitación cavernaria, creyó ganar poder y dominio sobre los animales representados, y así, por el principio que llamamos hoy magia simpática, aseguraba sus éxitos en la caza”. 2.12. La Sociedad de la Información El desarrollo de la microelectrónica permitió la aparición de las computadoras y dio inicio a la Era de la Informática. Las primeras computadoras eran máquinas muy grandes, y en el momento de su aparición (1946) suscitaron poco interés entre el público. Concebidas originalmente como máquinas de calcular, muy pronto se transformaron en sistemas informáticos; es decir, en sistemas que almacenan, procesan y transmiten información. Por ello, fueron utilizadas de forma corriente en muchos sectores de la industria, la ciencia, la cultura, la medicina, la enseñanza, etc. En la actualidad empiezan a ser consideradas como uno de los inventos más trascendentales en la historia de la humanidad. 87  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La era de la supercomunicación Las telecomunicaciones permiten la emisión y recepción a distancia de cualquier tipo de información (escritos, sonidos, imágenes) a través de distintos sistemas, como el cable o las ondas. La comunicación a distancia tuvo un gran desarrollo entre mediados del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX con la aparición de cuatro inventos: el telégrafo, el teléfono, la radio y la televisión. Sin embargo, el avance crucial tuvo lugar en los últimos años del siglo gracias a dos factores fundamentales: por una parte, el desarrollo de la telemática, es decir, la unión de la informática y las telecomunicaciones (telefax, videotexto, teletexto, etc.); por otra, el desarrollo de nuevos medios de transmisión, como los satélites, el láser y los cables de fibra óptica que emiten la información como una señal luminosa y permiten transmitir grandes cantidades de datos. La mayoría de estos avances fueron posibles gracias al desarrollo de computadoras multimedia, capaces de almacenar, procesar y presentar textos, imágenes -estáticas o en movimiento- y sonidos, con una gran calidad. Esta tecnología de la comunicación no sólo favoreció el dinamismo de los negocios, sino que ha significado una revolución en la vida cotidiana de las personas. Sin embargo, la informatización de la sociedad ha significado también algunos peligros que se mantienen hasta hoy en día. El acceso a la información tiene un valor agregado nunca antes visto y existen numerosos bancos de datos con información de muy diverso tipo, incluso de ciudadanos comunes, a quienes las leyes de protección de datos apenas consiguen amparar. La dependencia creciente de la sociedad de la información con respecto a su instrumental electrónico ha sido tal que la ha hecho no sólo fuerte sino también muy vulnerable. Si bien es cierto que se puede procesar y almacenar gran cantidad de información, también es cierto que dicha información no siempre se halla totalmente segura y su pérdida o deterioro pueden perjudicar las actividades regulares de una persona -o incluso de una empresa- durante meses.

EXPLORACIÓN ON LINE

! http://es.wikipedia.org/wiki/Antropolog%C3%ADa_cultural ! http://www.antropos.galeon.com/html/antroreli.htm

88  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECTURAS LA CULTURA COMO EL MODO DE VIDA La cultura es el modo que el hombre tiene que situarse en el mundo. Es el comportamiento aprendido en el seno de la sociedad. Podríamos definir la cultura como el modo de vida de un pueblo, como el medio que un grupo de seres humanos que ocupan un territorio común ha creado a través de sus ideas, de sus instituciones, de sus utensilios, de su idioma, de sus herramientas, de sus servicios y de sus sentimientos. Este medio creado por el hombre, esta cultura, es el que toda sociedad humana hace prevalecer sobre el medio puramente físico; y, en el seno del cual, el hombre se educa. La cultura se identifica hasta tal punto con la propia vida que podríamos decir, con toda justicia, que la cultura no se impone a la vida, sino que es un ensanchamiento de la vida. De igual modo que una herramienta amplia y extiende las posibilidades vitales. Los rasgos que caracterizan la cultura son: 1) La cultura tiene que ser inventada; 2) tiene que ser transmitida de generación en generación; 3) tiene que perpetuarse ya en su primitiva forma, ya modificada. Por consiguiente, la cultura es un conjunto de configuraciones mentales que, en forma de normas de conducta y de productos materiales, constituye el principal sistema del que el hombre se vale para adaptarse al medio total y estableciendo un control sobre él, transformándolo y transmitiendo y perpetuando los medios de conseguir lo que ha sido acumulado. (Montagu, Ashley. (1962). Homo Sapiens: Dos millones de años sobre la Tierra. Pax. México DF. p. 34) ¿Cuál es el papel de la cultura en la vida del ser humano? ¿Se puede hablar de un ser humano sin cultura, o la cultura forma parte necesariamente del ser humano?

89  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

ACTIVIDADES 1. Elabore un mapa conceptual o un cuadro sinóptico del contenido de la Segunda Unidad. 2. Responda por escrito las preguntas formuladas anteriormente en la presente unidad (Sugerencias para el Foro). 3. Desarrolle el significado de los conceptos clave formulados anteriormente en la presente unidad. Consulte Diccionario de Antropología, diccionarios especializados y otros libros pertinentes. 4. Elabore un Informe sobre las principales culturas que se encuentran en nuestro país. 5. Efectúe el Comentario Crítico que la(s) lectura(s) de la presente Unidad.

90  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LA CULTURA Y EL SUSTENTO

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A.

91  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EL HOMBRE: EL VESTIDO Y LA VIVIENDA

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A. 92  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

TERCERA UNIDAD

CAMBIO CULTURAL. INNOVACIÓN. DIFUSIÓN Y CAMBIO

¿EN QUE CONSISTEN LOS FACTORES HISTÓRICOS, SOCIALES, ECONÓMICOS, CIENTÍFICOS Y TÉCNICOS, POLÍTICOS, PSICOLÓGICOS Y SEXUALES Y EDUCATIVOS? “ … La supervivencia o la extinción de la raza humana depende ahora de una sola pregunta: ¿Será capaz a corto plazo, de engendrar los bastantes espíritus sintéticos, universalistas, que puedan actuar sobre sus contemporáneos para hacer prevalecer las fuerzas de la cohesión sobre las del desmembramiento?”

Henri Prat

SUGERENCIAS PARA EL FORO 1. ¿En qué consiste la historicidad del ser humano? 2. ¿Qué representan las instancias: pasado, presente y futuro en la historia del hombre? 3. ¿Qué son los fenómenos sociales? 4. ¿Cuáles son las características del fenómeno social? 5. ¿En qué consiste la sociabilidad humana? 6. ¿Qué es el hecho o fenómeno económico? 7. ¿En qué consiste el proceso económico? 8. ¿Cómo se han dado los modos de producción? 9. ¿Cómo se define la política? 10. ¿En qué consiste la variabilidad en los tipos de organización política? 11. ¿Cuál es la dimensión psíquica del ser humano? 12. ¿Cuáles son los grados del saber psicofísico? 13. ¿Cómo se manifiesta la sexualidad en la sociedad? 14. ¿En qué consiste la educación? 15. ¿En qué consiste la educación como proceso sociocultural?

93  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

COMPETENCIAS

Identifica los factores históricos que intervienen en la sociedad humana. Identifica los fenómenos sociales, sus características, los grupos y las instituciones que interactúan. Identifica los factores económicos, científicos y técnicos de la sociedad humana. Identifica los factores políticos en el desarrollo de la sociedad humana. Identifica los factores psicológicos y sexuales en la sociedad humana. Identifica los factores educacionales en la sociedad humana.

CONCEPTOS CLAVE Historia Espacio, tiempo histórico Historicidad Finitud Pasado Infinitud Presente Transfinitud Sujeto de la historia Objeto de la historia Sociedad Progreso social Familia

Poligamia Poliandria Poliginia Clan Gen Proceso económico Liberalismo Socialismo Modo de producción Responsabilidad social Política Poder Estatismo

Totalitarismo Democracia Globalización Psiquismo Represión sexual Psicología social Tabú Incesto Sexualidad y sociedad Psicoanálisis Educación Proceso de la educación Fines de la educación

94  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECCIÓN 3 3.

CAMBIO CULTURAL. INNOVACIÓN. DIFUSIÓN Y CAMBIO

3.1.

Definición de Términos Aculturación. El proceso mediante, el cual, la cultura se transmite a través de un continuo contacto de primera mano, por parte de los grupos de culturas diferentes, uno de los cuales tiene con frecuencia una civilización más altamente desarrollada. El proceso puede ser unilateral o bilateral. Podría decirse, por ejemplo, que hace unos 1.000 años, el Japón recibió su cultura, de China, por aculturación, mediante la adquisición de la escritura, la moneda acuñada y el budismo, mientras que los chinos sólo recibieron de los japoneses el abanico plegable. El siglo XIX vio un segundo período de aculturación para el Japón, esta vez procedente del Oeste. Aculturación antagonista. La adopción de un rasgo cultural, por parte de una sociedad, como medio de resistir más efectivamente los avances de la sociedad de la cual ha sido tomado ese mismo rasgo. Por ejemplo, la adopción del fusil por parte de los indios. Aculturación marginal. Ei proceso por el que el intercambio cultural entre dos zonas queda confinado en su mayor parte a la zona fronteriza. Aculturación planicional. Mezcla de dos culturas sobre una zona muy extensa. Acumulación. La colección de varias fases de una cultura, como, por ejemplo, las técnicas de fabricación de utensilios. Adaptación. Proceso por el cual un organismo se ajusta a su ambiente. El término se aplica por lo común a cambios en el organismo físico. Asimilación. 1. En lingüística, un tipo de cambio de sonido en el cual dos fonemas adyacentes o próximos (v:) asumen características compartidas o idénticas. Cuando el sonido que permanece inalterable (el fonema asimilatorio) aparece en una posición anterior al fonema asimilado, el fenómeno se denomina asimilación progresiva. Cuando el fonema asimilado es sucedido por el fonema asimilatorio, el proceso se denomina asimilación regresiva. La asimilación recíproca describe el proceso en el que dos fonemas se afectan entre sí. V. ASIMILACIÓN INCONTIGUA. En la antropología cultural, el proceso mediante el cual los grupos que viven en un territorio común pero que proceden de lugares heterogéneos, alcanzan una solidaridad cultural de base amplia que determina la unidad nacional. Envuelve una homogeneidad de esquemas de imágenes y alcanza niveles más profundos que la mera aceptación de características materiales. La asimilación se encuentra en culturas iletradas que alcanzan contactos entre sí, en los contactos entre las culturas iletradas y l a

"

"

" " " " "

95  


Antropología

"

"

"

"

" "

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

civilización, y en los contactos entre las culturas históricas. La asimilación puede ser una fase de la aculturación (v.). Asimilación de contacto. En lingüística, un tipo de asimilación en el que uno o varios fonemas (v.) son avasallados por otro fonema que los sustituye. Asimilación incontigua. En lingüística; el proceso de articulación que opera de tal manera que dos fonemas próximos ( v . ) , separados por una unidad fonémica interviniente o por una combinación de unidades, asumen características compartidas o idénticas. Cambio cultural. Los cambios en una cultura pueden incluir la aculturación, la asimilación y la difusión. El campo de la dinámica cultural generalmente envuelve el estudio de la dimensión tiempo en la cultura. Los estudios dé principios del siglo XIX cargaron el acento en el aspecto evolutivo. A comienzos de siglo XX predominó el criterio difusionista. En 1920 prevalecía el aspecto funcional, y en 1930 se sintió el influjo de la configuración Y la psicodinámica en el estudio de los cambios culturales. Difusión. Método por el cual una parte de una cultura se difunde en otras áreas. La difusión es un medio por el cual una institución, un invento, un rasgo cultural o un complejo de cultura pueden expandirse. Se produce en el espacio polla migración o el préstamo de una cultura a otra. Aunque se encuentra engodos los ejemplos de aculturación, puede realizarse sin el contacto que es necesario en ese proceso. Difusión estímulo. Difusión en la que se toma posesión d e la idea general de un elemento cultural. Difusionismo. Teoría que destaca la importancia del papel que ejerce la difusión en el estudio de la génesis y la transmisión -de la cultura, con descuido de otros factores. Las escuelas eliolítica (v.) y cultural histórica (v.) representan los extremos de este punto de vista, que ha sido vigorosamente combatido por funcionalistas como Bronislaw Malinowski. Aunque todas las culturas toman mucho de otras, esta posición extrema ya no es sostenida por la mayoría de los antropólogos. G. Elliott Smith y otros difusionistas ingleses se concentraron en la importancia del Egipto, mientras que Schmidt y otros difusionistas alemanes y austríacos señalaron la importancia del papel de la mayor unidad cultural, la Kulturkreis (v.), que se expandió en grandes zonas del mundo primitivo a partir de cierto número d e centros de difusión.

96  


Antropología

3.2.

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los Principios Factores del Cambio Cultural: Factores Históricos, Sociales, Económicos, Científicos y Técnicos, Políticos, Psicológicos y Sexuales, Educativos

3.2.1. Los Factores Históricos 3.2.1.1. La Historicidad del Ser Humano y su Realidad Social El hombre quiere saber quién ha sido, para estar seguro de quién es y para preparar mejor el ser que sería mañana. Hay un interés que despierta en nosotros los seres humanos el pasado, tanto el nuestro personal cuanto el de otros individuos y el de los pueblos. De esta actitud interesada y respetuosa ante el pasado ha nacido la ciencia histórica, esto es el estudio científico del proceso de la existencia humana a través del tiempo. El ser humano es histórico porque la existencia de cada persona se desenvuelve dentro del proceso general de la sociedad y la cultura. Esto quiere decir que cada hombre como cada pueblo tiene una historia y que su ser propio consiste en esa historia. Afirmamos que los hombres no son algo hecho y conformado desde el principio, pues aquello que los singulariza y distingue es resultado de un proceso de libre y abierta creación que se desenvuelve a lo largo del tiempo. Todo estudio del hombre es histórico en su raíz y todas las ciencias humanas o sociales (la Psicología, la Sociología, la Etnología, la Economía, la Lingüística, la Antropología, etc.) tienen su base de sustentación en la ciencia histórica. 3.2.1.2. El Hombre: Sujeto y Objeto de la Historia El hombre es sujeto de la historia, pues por su condición de creador, de actor, de que se está creando indefinidamente a si mismo a partir de rudimentarios datos iniciales y además ha creado un universo de cultura sobre la naturaleza terrestre y que, por el pensamiento, el símbolo y la imaginación, se crea constantemente el universo no humano. Asimismo, el hombre es objeto de la historia, puesto que la ciencia histórica estudia sus actos trascendentes, sus creaciones, su evolución. Cuando el hombre actúa trascedentemente es sujeto de la historia (actor, creador). Cuando a través de la ciencia histórica analiza o estudia los hechos trascendentes que realizó es objeto de la historia.

97  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

3.2.1.3. El Protagonista de la Historia Si la sociedad es histórica, si es puro devenir y acontecer, debemos preguntarnos quién o quiénes son los protagonistas de dicho quehacer. Mejor dicho: ¿quién hace la historia y a quién acontece su acaecer?. Los clásicos de la Historia consideraban que ella se reducía a la suma de actos particulares de actores individuales. El protagonista de la historia, por lo tanto, era el individuo, gran artífice que esculpía a su propio destino y el destino de sus pueblos. Se consideraba que era hombre como persona individual el que hacia la Historia y, dentro de dichos hombres, era sobre todo el hombre del poder, el político, el verdadero protagonista del drama de la vida. De acuerdo con esta concepción habría sido Minos quien organizó la vida social y política de Creta y Licurgo habría desempeñado igual papel en Esparta. Si los espartanos despreciaban la riqueza material se debería a que Licurgo penetró a lo más profundo del corazón de sus conciudadanos y ahogó en ellos todo germen de pasión por las riquezas. Y si más tarde los espartanos abandonaron la senda señalada, la culpa habría sido de Lisandro que les habría convencido que los tiempos nuevos y las nuevas circunstancias exigen nuevas normas y una política nueva. Pero, a partir del siglo XVIII, especialmente a partir de la obra de Montesquieu, se comenzó a considerar que si bien el individuo desempeñaba un papel importante en orientar el curso de la Historia, en cambio existían por debajo de él otros condicionantes que le convertían en un simple representante de un cuerpo mayor que sería el verdadero sujeto de la Historia. La historiografía orientada sociológicamente ha demostrado que el hombre de Estado más poderoso es sólo un artífice ciego de la invisible pero omnipotente mano de su grupo social. Y este grupo ha sido, siempre, el grupo económico del que se convertía en su representante y defensor. Por eso, el verdadero sujeto de la Historia no puede ser el individuo sino su grupo de pertenencia, que en la mayoría de las situaciones críticas ha sido la clase social que se ha opuesto a su grupo antagónico, de cuya confrontación ha ocurrido el quehacer de los personajes de la historia universal. La significación histórica de Napoleón hay que entenderla teniendo en cuenta que las masas revolucionarias necesitaron de un jefe militar mientras que la burguesía ansiaba de una mano dura que impusiera orden y estabilidad. Lo que sucede con los individuos que aparecen en la historia como cumbres descollantes sobre los demás, es que se trata de representantes 98  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

de una clase social o grupo, o de sus testaferros en otros casos, que tienen por misión mantener la situación de privilegio existente. De igual manera, las clases y grupos negativamente privilegiados poseen también sus caudillos que irrumpen en el escenario de la vida, dando la impresión de que la Historia es un asunto que se ventila entre personajes individuales, cuando en realidad se trata de un acontecer que incluye a la sociedad toda, dividida en grupos antagónicos que son los verdaderos sujetos y protagonistas de la Historia. 3.2.1.4. La Teoría del Espacio Tiempo Histórico Víctor Raúl Haya de la Torre (1895 – 1979), famoso y destacado político y escritor peruano es el creador de la Teoría del Espacio – Tiempo Histórico que por su importancia y trascendencia vamos a sintetizar afirmando que es la aplicación de la Teoría de la Relatividad de Einstein a los procesos históricos. Transcribiremos un artículo publicado por la Revista Cuadernos Americanos (México 1975) que se titula “Algo más sobre la Tesis del Espacio – Tiempo Histórico”. El espacio y el tiempo de la relatividad son definidos y precisos; con frecuencia, los de nuestra percepción consciente no lo son.... Cuando salte de un ómnibus en marcha debe cambiar de espacio y el tiempo de su percepción con gran rapidez, o, de lo contrario, caerá. Sin embargo, si, posteriormente, desea comprender por qué cayó debe escoger el ómnibus o la calzada como marco para sus cálculos, y debe definitivamente confinarse al uno o a la otra; debe, de hecho, pasar del Espacio-Tiempo de sus percepciones al de la teoría de la Relatividad. Por ser los dos tan diferentes, la técnica de evitar la caída es exactamente opuesta a la técnica de comprenderla después de que ha ocurrido. James Jeans.

En la introducción de este trabajo se ha enunciado la tesis del Espacio Tiempo histórico. El Aprismo basa su Filosofía en este principio general: El devenir social es relativo y su relatividad está determinada por el Espacio histórico en el que se desarrolla la vida de los pueblos escenario geográfico, raza, psicología y relaciones del hombre y el medio general-, y por el Tiempo histórico que marca el grado de su evolución económica, política y cultural, determinado por las formas de producción y por el desarrollo social que ellas motivan o influyen. Pero este Espacio histórico y este Tiempo histórico son inseparables entre sí. Por ende, se expresan en un solo término: EspacioTiempo histórico.

99  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Y son inseparables porque el Espacio histórico no es sólo el espacio geográfico, que puede ser una zona inhabitada e inhabitable del mundo, como las regiones polares, la jungla o el mar mismo, también espacios geográficos. El espacio histórico supone, además, lo que Hegel llamaba “escenario de la Historia”, vale decir, continente geográfico y contenido humano, pero ya relacionados por las influencias que mutuamente se ejercen entre los evolucionados grupos sociales y la tierra, que habitan y dominan, sobre la cual erigen un proceso cultural que implica una conciencia social. Así también, Tiempo histórico no es el tiempo cronológico, ni el tiempo biológico, ni exclusivamente el tiempo subjetivo (Ich-Zeit) individual. Es el sentido y la expresión del Tiempo social que surge de la “trama de relaciones” –para acogernos a la precisa definición de Leibnitz-, entre el hombre como parte de la colectividad y su Espacio histórico determinador de lo que podríamos llamar su grado de conciencia cultural. Por eso –repetimos- Espacio y Tiempo históricos son inseparables y no es posible siquiera concebirlos o presentarlos aisladamente como no se puede concebir o presentar ya el tiempo y el Espacio separados en el campo de los fenómenos físicos. Releamos las palabras de Minkowski, que Einstein ha hecho suyas: “Los conceptos de Espacio y Tiempo… tienen su fundamento en la Física experimental. En ello estriba su fortaleza. Son de tendencia revolucionaria. Desde ahora el Espacio por sí solo y el Tiempo por sí solo pasan al olvido y sólo una especie de unión entre ambos conservará existencia independiente. Este nuevo concepto científico se eleva ahora a la categoría de generalización filosófica. Y así fundamos nuestro enunciado del EspacioTiempo histórico como la trama de relaciones o Sistema Coordinado (C.S.) de cada fenómeno social –inseparable de su escenario-, y del conjunto de ellos, expresado en la Historia, como coordinación observable de un proceso de desarrollo de sucesos históricos y como conciencia colectiva de ese proceso. Subrayamos el vocablo observable para darle un alcance relativista. El Espacio-Tiempo histórico, como conciencia social del proceso cultural de un pueblo, puede o no comparar su grado de evolución con el de otros Espacio-Tiempo históricos. Tal ocurre con los pueblos-faros o guías de la antigüedad, cuando cada uno de ellos, en un lapso dado de la Historia es expresión culminante y señera de la cultura universal. Pero se relativiza desde el momento que, como acontece en la época moderna, la coexistencia de otros Espacio-Tiempo históricos 100  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

permite establecer una escala de valores de los diversos grados de evolución de otros grupos sociales conformados en lo que llamamos “Pueblo-Continentes”. Hegel fue, por eso, el descubridor genial de un proceso dialéctico de pueblos creadores de culturas que se suceden unos a otros para desembocar en la multiplicidad de los tiempos modernos. Pero en nuestra Edad aparecen ya, inequívocamente, diversos Espacio-Tiempo históricos como conjuntos de fenómenos distintos y simultáneos. Y es de su relativo paralelismo que surge la estimativa de sus diferentes grados de evolución cultural y la inconciliable discrepancia entre la conocida y uniformadora cronología histórica europea y los múltiples “tiempos históricos” que cada “espacio histórico” determina. Pero surge asimismo una estimativa de velocidad diversa en el proceso de evolución histórica de los pueblos comparando los más avanzados con los que marchan en grado menor o con los que los sajones llaman “backward peoples” o pueblos de retaguardia. En efecto, cuando decimos “pueblos avanzados” implicamos una estimativa de velocidad. Esto supone que para apreciarla tomamos como puntos de comparación a los que han alcanzado mayor y menor desarrollo integral. Empero, en nuestra época, como hemos anotado arriba, ya no se trata de un solo pueblo-guía, sino de una zona de pueblos que marchan a la cabeza de la evolución universal. Y así llegaremos inmediatamente a la conclusión de que la norma de mayor avance en los pueblos del mundo es su desarrollo en la técnica de producción. Hoy, los pueblos que marchan más velozmente en la evolución cultural del mundo son aquellos cuyos medios de producción se desarrollan técnicamente también con mayor velocidad. Ahora bien, tomados éstos como expresión de máxima velocidad evolutiva, establecemos los grados de diverso “tiempo histórico”, no coincidentes con la cronología generalizadora hasta hoy empleada. Ella corresponde a los pueblos que marcan el tiempo máximo –como en el Relativismo la velocidad de la luz es el punto de referencia para la estimativa del tiempo-, pero no a los que no alcanza la misma velocidad de evolución. Burckhardt en sus “Reflexiones sobre la Historia Universal” avanza esta penetrante observación: “Hasta ahora, la filosofía de la Historia ha marchado siempre a la zaga de la Historia y procediendo por cortes horizontales; ha seguido siempre un orden cronológico”. Así los pueblos europeos –y su prolongación expandida norteamericana, en cierto modo-, 101  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

pueden concebir su Historia clasificada en Antigua, Media, Moderna y Contemporánea. Pero esa clasificación meramente cronológica resulta deformada en cuanto la observamos desde otro Espacio-Tiempo histórico. Consecuentemente, toda universalización en la estimativa, toda aplicación niveladora absoluta de una misma medida rígida para los distintos PuebloContinentes de la tierra es, pues, equivocada por irreal. De allí deducimos que cada Espacio-Tiempo histórico es un determinador poderoso para la observación del proceso cultural y para la estimativa de las normas y estímulos que tiendan a acelerarlo. Y de allí deducimos también que la universalidad de los principios sociales y políticos es siempre relativa y está condicionada por cada Espacio-Tiempo histórico. Es aquí donde, en nuestra opinión, incide una de las negaciones dialécticas del marxismo, cuyos principios universalistas y absolutos se congelan en dogmas rígidos al pretender imponerse indistintamente a todos los Espacio-Tiempo históricos. Insistimos, sin embargo, en establecer las diferencias entre “distancia espacial” y “distancia histórica”, a fin de recalcar, en seguida, la descripción de velocidad y dirección en el Espacio-Tiempo histórico. Y recordamos el ejemplo de “la distancia espacial directa entre Inglaterra y Groenlandia, que puede ser menor que la que mide una línea aérea entre Inglaterra y el Japón, pero considerada como distancia en la Historia – lapso de evolución de tiempo histórico-, está más cerca de Inglaterra y el Japón de Groenlandia”. Y queda así establecido que esa “distancia histórica” no la miden los kilómetros sino los grados de evolución social de pueblo a pueblo. Así, Lima está más cerca en distancia histórica de Santiago de Chile, Bogotá o Ciudad de México que del Gran Pajonal de la zona amazónica peruana o de la primitiva aldea indígena en cualquiera de sus aislados páramos andinos. Y más cerca mentalmente, se siente un obrero, estudiante u hombre culto chileno, colombiano, mexicano o panameño que de una campa de nuestra selva. Esa proximidad no es geográfica sino “histórica”, una proximidad de grado de evolución, de plano de cultura, de tiempo histórico que no es el cronológico con que aquél se mide y calcula históricamente. El grado de evolución de un Espacio-Tiempo histórico dado, su velocidad y dirección, están determinados, pues, por los alcances de su progreso cultural. Se hallan esencialmente vinculados a la técnica de la producción, vale decir a su economía; la que está determinada e influida, a su vez, por el medio geográfico, la capacidad biológica, racial, la intuición, la aptitud y grado de dominio de la Naturaleza, atributos

102  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

colectivos todos éstos que accionan y reaccionan en el devenir histórica de los grupos sociales y en la conciencia de ese devenir. En el proceso de desarrollo de los pueblos, es evidente que su mayor avance cultural está siempre en razón directa con su mayor avance cultural está siempre en razón directa con su mayor potencia económica. La Historia lo demuestra así. Y en este aspecto el materialismo histórico ha logrado una amplísima confirmación. Empero, conviene esclarecer que esa mayor o menor potencia económica comporta una serie de factores determinantes que no sólo son la necesidad material de vivir o el deseo de satisfacer urgencias puramente físicas o intelectuales. Se descubren, asimismo, una serie de impulsos biológicos, raciales y mentales –fuerzas racionales e irracionales que diría Kart Manheim- que inciden en la realidad telúrica de un escenario geográfico dado, y que, además, coinciden con un época singular en la cual se completa el conjunto de lo que representa el Espacio-Tiempo histórico de un grupo social. Porque no basta que exista el territorio, su riqueza, la raza que lo habita, las condiciones de producción y densidad demográfica necesarias para que un estado cultural aflore y se engrandezca. Grecia –sirva de ejemplo-, no ha repetido la edad dorada de su luminosa misión rectora del pensamiento humano. Ahí están su cielo y sus montañas, su indesarrollada economía agrícola, su mezcla racial, sus ciudades tranquilas como también su Olimpo vacío y su Acrópolis muerta, ahí están las higueras que menciona Platón y los laureles que coronaron a Sófocles. Pero el Espacio-Tiempo histórico de esa Grecia prócer que nos maravilló, pasó como pasaron el de Asiria, el de Persia, el de Egipto o el de China, el del Imperio musulmán o aquí, en Indoamérica, el de los incas, mayas o aztecas. Y es que –repetimos-, no es sólo la economía, ni sólo la raza, ni sólo el clima o los determinadotes físicos; ni sólo las influencias espirituales de otros pueblos. Es todo eso, pero coordinado y expresado en un grado máximo y consciente de velocidad histórica. Así, los pueblos guías surgen, culminan y más tarde decaen. Pierden su velocidad histórica máxima y dejan de ser pueblos, faros, pueblos-antorchas, pueblos-luz. Y así los que llegan a ser los más adelantados, los más evolucionados, loes pueblos-guías por su mayor desarrollo cultural, marcan el término de comparación de los grados inferiores de desenvolvimiento social dentro de sus respectivos EspacioTiempo históricos. La civilización egipcia fue la que señaló el índice máximo de la velocidad de evolución en su Espacio-Tiempo histórico. Si hoy resurgiera, sería un proceso cultural retrasado, anacrónico, lentísimo. Lo serían también cualesquier de las grandes culturas que en su escenario y en su momento marcaron la más alta medida de evolución. 103  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Por eso la velocidad del Espacio-Tiempo histórico es relativa. Y aquello que pareció lo más veloz en progreso hace tres mil, o mil o quinientos años –o apenas una centuria-, deviene, con relación al grado de velocidad evolutiva contemporánea, tan pretérito e inoperante como un carro babilónico o una cuadriga romana. 3.2.2. Los Factores Sociales 3.2.2.1. La Organización Social: La Familia Humana La familia es, sin duda, la formación básica de la sociedad humana. Su origen es biológico, como algunas de sus esenciales funciones, pero es un factor cultural de trascendental importancia en la vida del hombre, tanto desde el punto de vista de su ser social como de su personalidad, sobre la cual ejerce una poderosa y perdurable influencia, cuya profunda huella ha ido poniendo de manifiesto la Psicología contemporánea. Funciones Biológicas. Como institución biológica la familia lleva a cabo la perpetuación de la especie, no sólo en el sentido de la multiplicación material de los individuos, sino en cuanto regula las obligaciones de la pareja progenitora con los hijos y asegura así la supervivencia de éstos. La asistencia familia es imprescindible al ser humano durante un largo período de tiempo, porque, como antes dijimos, el hombre es el más desvalido de los animales en el momento de su nacimiento y en gran parte de su infancia. Casi todos los animales inferiores pueden alimentarse por sí mismos en cuanto nacen; los cachorros de mamíferos, es cierto, necesitan ser alimentados por la madre, pero pueden ir tras ella desde el principio y en muy corto tiempo se tornan aptos para mantenerse por cuenta propia. En el niño no ocurre así, su emancipación biológica llega bastante más tarde por sí mismo, pues necesita transformar artificialmente –casi siempre por medio del fuego – la mayoría de los alimentos que ingiere; y esto no es capaz de hacerlo durante toda su infancia. De aquí que la familia resulte una institución biológica indispensable para la supervivencia del infante humano y, por tanto, de la especie misma. Funciones formativas de la personalidad social e individual. En la formación del carácter personal y el desarrollo de la sociabilidad, la familia desempeña un papel de primordial importancia. En el seno de ella forman sus hábitos de convivencia las nuevas generaciones, en la forma que ya expusimos cuando tratamos del substrato biológico de la asociación. Y en cuanto a lo individual, mucho del contenido emocional y de las actitudes que dan tono y color a la conducta personal, es infundido 104  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

en el subconsciente del sujeto por el ambiente familiar, en la época de la vida de mayor plasticidad y menor discernimiento crítico, formando algunas de las modalidades más persistentes y dominantes de la personalidad. Nuestro modo de ser, nuestros criterios personales y sentimientos, nuestras opiniones y actitudes reflejan en gran medida, con matizaciones individuales, los de nuestros padres y familiares más íntimos o de mayor prestigio a nuestro juicio. La familia constituye, también, el vehículo transmisor por excelencia de la herencia cultural en el aspecto normativo y regulador: costumbres, modales personales, sentimientos morales, devociones y lealtades; que se encaminan, sobre todo, a mantener la armonía interna del grupo, evitando disentimientos y desviaciones de lo establecido y secularmente admitido como “bueno” y socialmente conveniente. Otras instituciones sociales participan también en esta tarea educadora, de aculturación inicial de las nuevas generaciones, pero la familia es la mayor importancia porque es el factor personal más persistente en la vida del niño. Los amigos y compañeros de juego se mudan y olvidan fácilmente, los maestros se cambian anualmente, pero los padres, en estrecho y persistente contacto con los hijos, mantienen un influjo efectivo y un poder de sugestión que dominan toda la primera etapa de su vida, por lo menos. Otra de las funciones primordiales de la familia, que enlaza su raíz biológica con su proyección cultural y social, es la doma y el encauzamiento por medio del matrimonio del instinto sexual. Un impulso tan poderoso y anárquico que sus excesos o frustraciones forman el contenido de muchos capítulos de la psiquiatría o de la patología social. Formas genéricas del matrimonio. La familia se constituye por medio de uniones matrimoniales, que en su evolución genética presentan formas muy diversas. Actualmente la única forma de matrimonio legalmente reconocida en los países más civilizados es la monogamia, o sea la unión conyugal de un hombre y una mujer. Pero no siempre ha sido así, y en muchas sociedades, no todas de primitiva civilización, han existido tipos de uniones múltiples que en conjunto reciben el nombre de poligamia. Se ha discutido mucho si la poligamia procedió a la monogamia en la evolución histórica del matrimonio. Spencer y otros sociólogos del siglo XIX, profundamente imbuidos en las ideas evolucionistas –una de cuyas interpretaciones es que toda forma de evolución va de lo inorgánico o 105  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

desorganizado hacia lo orgánico u organizado– afirmaron que lo primero fue la promiscuidad sexual, después las uniones poligámicas y por último la monogamia. Esta opinión ha sido mantenida de nuevo por Briffault en un libro de la tercera década del actual siglo; pero ya desde fines de la centuria anterior, después de la publicación de la gran obra de Westermarck: “Historia del Matrimonio”, ha venido ganando terreno la opinión contraria de que la forma primitiva de unión matrimonial ha sido la monogámica; hecho confirmado evolutivamente por la observación de uniones de esta clase, relativamente duraderas, entre las antropoides. Estudios posteriores de Lowie, y sobre todo las notables investigaciones llevadas a cabo personalmente por el antropólogo Malinowsky, entre los pueblos de más primitiva cultura actualmente existentes, tienden a confirmar la tesis de la prioridad de la monogamia. Aunque, por supuesto, no en la rígida modalidad judeo – cristiana. La poligamia suele presentar dos formas distintas muy extendidas: la poliandria y la poliginia. La primera consiste en la unión matrimonial de una mujer con varios hombres; la poligamia es la unión de varias mujeres con un solo hombre. La poliandria se ha observado en pueblos de muy atrasada cultura, que viven en las peores condiciones económicas, llegando a extremos tales de miseria que un solo hombre no puede mantener a una familia. Otra causa de ella en algunos pueblos primitivos es la escasez de mujeres, ocasionada por la práctica del infanticidio de las niñas. La improductividad del medio y lo oneroso del trabajo para conseguir la subsistencia por lo rudimentario de la técnica, hacen del ser más débil, la mujer, un elemento económico gravoso, y por ello suele darse muerte a las niñas recién nacidas en tales comunidades, estableciéndose de este modo un fuerte desnivel numérico entre los sexos. La poligamia es más común que la poliandria, y se ha mantenido como una institución legalmente reconocida hasta nuestros días en pueblos de avanzada cultura, como el árabe y el turco. El matrimonio de harem vino a ser abolido en Turquía el año 1926, por las reformas sociales de Mustafá Kemal. Esta forma de unión matrimonial tiene también una concausa económica entre los pueblos primitivos, sobre todo en los que se hallaban en la fase agrícola primaria, durante la cual la mujer realizaba duras y provechosas tareas. En tales circunstancias, cada nueva esposa significaba un factor más para la producción de riqueza y como tal la procuraba el hombre. Y aunque parezca increíble para nuestros modernos 106  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

criterios en materia de armonía conyugal, la nueva esposa no era mal recibida por las demás mujeres del marido polígamo, porque, en definitiva, venía a compartir las duras tareas comunes y a aliviar en parte a las anteriores esposas. Entre los pueblos bárbaros y en las primeras sociedades de la época histórica, la esclavitud de las mujeres de los vencidos en la guerra constituyó un incentivo para la poliginia. Y en las clases dominantes de los pueblos de religión musulmana este tipo de unión matrimonial ha sido cosa frecuente, tolerada y reconocida por la religión, de igual modo que ocurrió en el siglo pasado en los Estados Unidos de Norteamérica, en la secta de los Mormones. La Monogamia. Pero la extrema pobreza que impele a la poliandria, y las condiciones sociales que favorecen la extensión de la poliginia, no son características permanentes de la sociedad humana. Y, por otra parte, el hecho biológico de la relativa igualdad numérica natural de los dos sexos y la predominante influencia en el mundo de los países de cultura cristiana, todo ello de consumo, han impuesto casi universalmente la monogamia, como la única forma de unión matrimonial legalmente reconocida y socialmente más conveniente. La monogamia, como muy bien dice Barnes, facilita el cuidado de los hijos, puesto que ambos cónyuges comparten los mismos afectos y atenciones hacia ellos, sin las rivalidades existentes entre los hijos de uniones distintas. La familia monógama simplifica también las relaciones de consanguinidad y constituye una unidad social más firme y coherente que ninguna otra; y en ella la mujer goza de mayor protección y tiene una posición social de más alta jerarquía y dignidad. Y “cuando a estas ventajas de la monogamia añadimos la sanción de un sistema religioso autoritario, no resulta difícil comprender por qué tal tipo de unión matrimonio ha predominado entre los pueblos de la civilización occidental cristiana”. Tipos de parentesco y de familias. En la familia moderna, el parentesco, con los derechos y obligaciones a él ligados, se trasmite al hijo por ambos progenitores pero esto es cosa relativamente reciente. Antes de esta forma bilateral existieron dos formas primitivas de trasmisión del parentesco: una matrilineal, la otra patrilineal.

107  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

No hay dato cierto alguno hasta ahora que permita afirmar la precedencia histórica de una de estas dos formas, aunque algunos sociólogos opinan que la familia matrilineal (o sea aquélla en que el parentesco se transmite por la vía materna solamente) es el tipo de familia más primitivo en cuanto a la filiación. Los que tal opinan aducen el argumento principal de que, para el hombre primigenio, hubo de ser necesariamente más fácil y evidente establecer la relación de parentesco con la madre que con el padre, por la certidumbre inmediata del nacimiento. Sin embargo, en algunos de los pueblos más atrasados que se conocen la familia es de tipo petrilineal, es decir, que en ella el parentesco se transmite únicamente por vía paterna. La familia patriarcal. La trasmisión patrilineal del parentesco determina el tipo de familia patriarcal, en la cual la autoridad suprema es el padre o el ascendiente varón de mayor edad, como en la Roma de los primeros tiempos de la República. La familia patriarcal se halla establecida aún en muchos países de Oriente, y en la Antigüedad estuvo firmemente instituida en Palestina, Grecia y Roma. Su más completa expresión se encuentra en la Roma republicana, en la cual componían la familia la esposa, los hijos, los nietos y los esclavos, todos bajo la potestad del padre o del ascendiente varón de mayor edad. La familia patriarcal romana era una unidad religiosa legal y económica rígidamente estructurada, en la cual el paterfamilias estaba investido de atribuciones religiosas como sacerdote del culto de los antepasados; tenía todos los derechos legales, por ser la única “persona” (o sujeto de derecho) reconocida por las leyes; y era el único facultado para poseer los bienes de la familia. Durante el Imperio, la familia patriarcal romana vino muy a menos, principalmente entre las clases superiores, debido a la corrupción de las costumbres, perdiendo muchas de sus características. El matrimonio se convirtió en un mero contrato civil, y la mujer logró el reconocimiento de algunos derechos y no escasa independencia en su conducta. El triunfo del cristianismo en el ocaso del Imperio romano, y el predominio de la Iglesia durante la Edad Media, trajeron un tipo de familia patriarcal semejante al clásico modelo romano, pero sustancialmente modificado en algunos de sus valores. El matrimonio volvió a tener carácter sacramental y se hizo indisoluble, lo cual aumentó la cohesión de la familia. La castidad de la mujer fue alabada como una de las virtudes más estimables, y la autoridad paterna se restauró, aunque no con el carácter absoluto de paterfamilias romano. 108  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

El régimen de vida rural predominante en la Edad Media y la carencia de una organización política centralizada y fuerte, hizo de la familia la más influyente institución social de carácter local, hasta la época del renacimiento de las ciudades en el siglo XIII. La familia en la Edad Moderna. Ya en el Renacimiento la moral familiar de las clases superiores, en las ciudades enriquecidas con el tráfico comercial, se relaja bastante. Y en los siglos siguientes, las costumbres y el Derecho fueron reduciendo cada vez más la autoridad patriarcal del jefe de familia, en la misma medida que la mujer iba adquiriendo mayor número de derechos civiles y hasta políticos. Lo que, unido a su emancipación económica (en el sentido de su capacidad para ganar su propia vida) ha traído como consecuencia una profunda modificación de la antigua familia patriarcal, y la reducción de sus funciones a las de carácter biológico y cultural. La familia contemporánea ha decaído mucho en importancia, a tal punto que puede hablarse sin exageración de una crisis de ella como institución social, en comparación con la cohesión y vigor que en épocas anteriores tuvo, y con el influjo y la autoridad que tradicionalmente había venido ejerciendo sobre sus miembros. Cierto que ésta no es la primera vez en la historia que la familia como institución social ha pasado por situaciones de crisis. En los grandes imperios de la Antigüedad los momentos de mayor esplendor, de aumento de la riqueza y de predominio urbano de su civilización, coincidieron con el relajamiento de las costumbres que en veces llegaba hasta el libertinaje de las clases superiores. La Roma de algunos de los Césares, Babilonia, las grandes ciudades del Renacimiento, el París del Rey Sol y de los últimos Borbones del antiguo régimen, son ejemplos destacados de crisis de la institución social familiar. Pero la índole de estas situaciones de crisis era principalmente moral, cuestión de lealtad conyugal, y no lesionaba gravemente lo que pudiéramos llamar la eficacia funcional de la familia como institución social. En nuestros días, en cambio, la crisis de la institución familiar reviste caracteres de mayor gravedad, porque proviene en gran medida de la merma de muchas de sus seculares atribuciones principales, y de la transferencia a otros organismos sociales más eficaces de algunas de sus clásicas funciones. Y aunque el ambiente familiar sigue teniendo, a pesar de todo, una importancia capital en la formación del carácter de los hijos – 109  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

por razones que veremos detenidamente en el capítulo correspondiente a los factores psicológicos de la conducta-, la constitución y conservación de la familia no es actualmente tan imperativamente necesaria como antes para los miembros adultos. Decadencia de la familia. Las causas de la evidente decadencia de la familia contemporánea son múltiples. Se debe a la acción de factores económicos, a la extensión y el predominio de la vida urbana, a la especialización del trabajo social que caracteriza a la fase actual de la civilización; y como resultado conjunto de estos y otros factores, al estilo de vida y la forma de mentalidad predominante en nuestra época. Es frecuente que se impute al divorcio la crisis de la familia, pero éste es un cargo sin fundamento, expresión de un juicio simple y superficial, que toma una manifestación del fenómeno por la causa del mismo. El divorcio en modo alguno es el motivo de la desintegración de la familia; más bien es la expresión de ella, un grave síntoma del profundo mal que aqueja a esta institución social tan importante. Funciones tradicionales de la familia. Desde los más remotos tiempos hasta hace algo más de un siglo, la familia era la institución social fundamental para el desarrollo de la personalidad del individuo. A excepción de los colegios mantenidos por órdenes religiosas y alguno que otro de propiedad personal privada, necesariamente muy reducidos en número, era el hogar el único centro de educación para la inmensa mayoría. En el seno de la familia se educaba al niño y se edificaba su carácter con el consejo y el ejemplo de padres y parientes, siempre en contacto con él. Como los centros de diversiones públicas eran escasos y caros para el adulto y vedados por la costumbre para el niño y el adolescente, se buscaba diversión y entretenimiento en las fiestas familiares. La vida de la mujer, ocupada de continuo en las labores domésticas y en el cuidado de los hijos, transcurría casi enteramente dentro del ámbito de la familia; la cual brindaba acogida y amparo a la solterona y al anciano y cuidados al enfermo. Es decir, hasta hace poco más de una centuria la familia constituía el ambiente en que transcurría la mayor parte de la vida de sus miembros. En el orden económico, era ella en todas partes un grupo cooperativo de notable eficacia, para la ayuda de parientes necesitados y el encauzamiento y situación de las nuevas generaciones, en posiciones adecuadas para abrirse paso con éxito en la vida. Y en las zonas rurales sobre todo, que antes del siglo XIX comprendían la mayor parte de la

110  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

población, la familia formaba un sistema relativamente suficiente para la satisfacción de las necesidades materiales comunes de sus miembros. Factores de la decadencia funcional de la familia. Entre las fuerzas del mundo moderno que con mayor intensidad han obrado sobre la familia, determinando cambios radicales en sus características y funciones, se cuentan la llamada revolución industrial y el progresivo imperio en todos los órdenes de la vida de la técnica, que informa a la primera y ha ido mucho más allá de su campo con incalculables consecuencias, que la han convertido en el factor principal de la desnaturalización del hombre, a que hemos aludido varias veces. Uno de los efectos inmediatos y de mayor cuantía de la revolución industrial y de su secuela de mejoras en los medios de producción y de comunicación y transporte, ha sido un cambio radical en la distribución de la población, la cual se ha ido desplazando de las zonas rurales a la ciudad, hasta el punto de constituir con la formación de las grandes urbes, de “Megalópolis”, como las llama Mumford, un verdadero imperialismo urbano en el estilo de vida. En las primeras gigantescas ciudades modernas, verdaderas colmenas industriales, la población crece por absorción sin cesar; la fábrica toma al recién llegado campesino y al trabajador del antiguo taller doméstico y los aleja del hogar por todas las horas del día, devolviéndolos a él fatigados y necesitados de entregarse pronto al descanso, para reparar las energías gastadas y prepararse para la labor del siguiente día. Así, el padre y los hijos adultos fueron sustrayéndose al ambiente del hogar y al contacto frecuente con los demás miembros de la familia en él, por exigencias de las nuevas modalidades del trabajo. Por otra parte, la gran industria crea una civilización nueva, rica en bienes como ninguna otra, pero, por lo mismo, de necesidades acrecentadas y diversas que demandan satisfacción. Para ponerse a la altura del nivel de vida en ascenso, no bastan los ingresos económicos de los hombres de la casa, y el aporte de la mujer es requerido, primero realizando tareas para la fábrica desde el propio hogar, más tarde yendo a trabajar a la oficina o al taller. De esta manera, el tiempo y la atención de las mujeres se han ido desviando de sus antiguas y clásicas funciones familiares. Además, la civilización progresa a pasos agigantados y cada día exige mayores y más especializados conocimientos para mantener su acelerado ritmo. Esta demanda no puede satisfacerla la familia ni aún en 111  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

su nivel cultural mínimo: la instrucción primaria elemental, que por la diversidad de materias que comprende y los requerimientos técnicos de su enseñanza, resulta prácticamente imposible que pueda ella ofrecerla directamente a sus miembros, como ocurría antes en la mayoría de los casos. Ahora el niño tiene que ir a la escuela durante varios años, pasándose buena parte del día alejado del hogar; educándose e instruyéndose al par, o sea, edificando su personalidad, fuera del ambiente familiar. El cuidado de la salud es ahora más eficiente, pero mucho más complejo y costo por los progresos ingentes de la Medicina. En tal virtud la familia no puede atender a él debidamente, y el padre, la madre y el hermano o el hijo enfermos han de ir al hospital público o a la clínica privada para reponer su salud quebrantada; restándose de ese modo otra de las funciones clásicas de la familia: la atención de sus miembros enfermos. Añadamos a esto que llevamos dicho, que los espectáculos públicos se han abaratado, multiplicándose los teatros, cines, campos de juegos deportivos, clubes y salones de fiestas, en los que las antiguas tertulias hogareñas todos los miembros de la familia; y también el hecho de que la mujer moderna pueda buscarse la vida por sí misma, que se haya emancipado económicamente, circunstancia que le permite mayor independencia personal que nunca y la hace menos propensa a tolerar las seculares pretensiones autoritarias del hombre. La igualdad de derechos civiles y políticos, conquista femenina reconocida en la mayor parte de los países de alta civilización, ha contribuido en medida no escasa al debilitamiento de la familia patriarcal, basada fundamentalmente en la servidumbre de la mujer, que estamos presenciando en nuestros días. Otro aspecto de la cuestión es el que se contempla desde el punto de vista de las condiciones y formas de vida urbanos. La gran ciudad de los siglos XIX y XX altera profundamente, hasta hacerlos radicalmente distintos, los modos de vida predominantes en épocas anteriores al desarrollo de estos enormes centros de población. La pérdida de ellos de contactos personales amplios y del interés por el vecino, característicos de las pequeñas comunidades rurales, acentúa los rasgos egocéntricos del carácter, fomenta el individualismo desasido del interés por la vida y las obras de los demás, y preocupado tan sólo de los asuntos y apetencias personales propias, que en veces no escasas pugnan con la solidaridad y estabilidad de la familia. 112  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

El costo económico de la creación de familia y las crecientes dificultades para conseguir el estado de suficiencia necesario para realizar satisfactoriamente el matrimonio, lleva a la posposición de éste hasta una edad más tardía que en el campo. Por otra parte, el ansia de disfrutar de los goces materiales que la vida urbana brinda, mucho más viva por lo inmediato y variado de sus incentivos, lleva a muchos a rehuir el matrimonio o a reducir la carga y el impedimento que en él representan los hijos, si ya lo han efectuado. Ese ambiente estimulador de placeres sensuales propio de la gran ciudad, acosa y debilita la resistencia moral con la tentación de su fácil satisfacción, relajando poco a poco los frenos inhibitorios de las viejas costumbres, cuyos escrúpulos ceden con harta frecuencia a la presunta indulgencia de la masa anónima, que pone a cubierto del “que dirán”, de la censura moral de la opinión ajena, y no distingue al individuo confundido entre la multitud urbana. En tales condiciones la necesidad material del matrimonio resulta bastante disminuida para el nuevo espécimen de la civilización contemporánea, el hombre urbano, egocéntricamente instalado en la vida, y poco dispuesto a soportar limitaciones sociales a sus apetencias e inclinaciones individuales. Estas son, a grandes trazos, las causas más notorias de la decadencia del tipo de familia patriarcal, de estructura monárquica, cuya evolución histórica parece tocar a su fin, cediendo el paso a otra forma de organización que pudiéramos llamar democrática, que demanda mayor autonomía para la vida y las relaciones de sus miembros; punto capital en que choca con una tradición de milenios, sobre la cual descansa el sistema de valores morales más celosamente defendido por el hombre. Comunidades Generales Primarias. Los hábitos de convivencia y sociabilidad, la necesidad de cooperación y las exigencias de la lucha por la vida, llevaron al hombre a la integración de agrupaciones mayores y más complejas que la familia biológica original. Este paso a formas de agrupación social más amplias y complejas, no debe entenderse como cosa deliberada. Más bien, cada caso constituye la etapa de un proceso que adviene por la suma y conjunción de una serie de circunstancias y necesidades, a las cuales no puede hacer frente la familia por sí sola. En realidad, esas comunidades generales primarias a que vamos a referirnos –clan, gens, fratría, tribu– vinieron a ser en su génesis y desarrollo como una proliferación de la 113  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

familia. Y aun en las más complejas y numerosas de ellas, se advierten fuertes reminiscencias de la ordenación familiar en los vínculos de asociación, en determinadas prácticas y ritos del culto religioso y en muchas de las regulaciones establecidas por la costumbre. El Clan y la gens. El clan y la gens –dos tipos distintos de la misma organización– se diferencian de la familia por características tales como el tamaño, la índole de los vínculos que ligan a sus miembros y algunas de las funciones sociales que realizan. Entre el clan o la gens y la familia suele haber una extensa confusión. Muchos autores, sobre todo historiadores, cuando se refieren, por ejemplo, a la familia en Grecia, Roma o la alta Edad Media, en realidad aluden sin darse cuenta a formas de clan o de gens. Tanto el clan como la gens se caracterizan por la condición unilateral de la línea de parentesco, pero en esto se halla, precisamente, la diferencia entre ambos. Cuando el vínculo que une a los miembros del grupo se transmite por la madre, se llama clan: si el vínculo es trasmitido por la vía paterna el grupo recibe entonces el nombre de gens. Algunos sociólogos norteamericanos han propuesto como denominación conjunta de ambas agrupaciones similares el término sib. Estas organizaciones, tanto el clan como la gens, vienen a ser un agregado de familias, generalmente no muy numeroso, que se atribuyen a un antepasado común y se consideran ligados entre sí como los hermanos en la familia propiamente dicha. El clan –o la gens, pues lo que digamos del uno vale también para la otra– es generalmente totémico, es decir tiene un animal, planta u objeto cualquiera al cual rinde culto, por creer que es la representación simbólica de un antepasado común de todos los miembros del grupo, y en algunos casos la encarnación viva del mismo. De aquí el nombre de tótem, que quiere decir “pariente de uno”. Sobre el origen del totemismo se han ofrecido diversas explicaciones. Más ésta es todavía una cuestión conjetural, algo no bien dilucidado. La exposición que sobre este fenómeno vamos a hacer es una opinión no más, entre otras posibles acerca de él. El hombre primitivo no tenía como nosotros una mentalidad educada por la ciencia y acostumbrada, por tanto, a buscar relaciones causales de orden físico en todo fenómeno. La suya era más bien una 114  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

mentalidad prelógica, como la ha calificado Levy-Brhul. Creía a todas las cosas animadas de una disposición favorable u hostial hacia él, y nada ocurría que no estuviera inspirado por tal disposición. Así, cuando cazaba al animal abundante en la región que habitaba, preparándole trampas habilidosas que suplían la ineficacia de sus rudimentarias armas de piedra, seguramente creyó que esto ocurría –poder cazar al animal– no por su habilidad y esfuerzo, sino porque el animal estaba favorablemente inclinado a él; de otra manera huiría dejando al grupo morir de hambre. Ahora bien, el primitivo no concebía la existencia de una disposición favorable para otra persona más que entre el grupo familiar, entre padres e hijos; todo lo demás era hostilidad. Así hubo de formarse la noción de un antepasado común de todos los que en el lugar vivían de la caza del animal, el cual no podía ser otra cosa que la encarnación de ese pariente protector. El ciervo, el bisonte, el canguro, el oso o algún pez o ave, pueden haber tomado categoría de tótem por este camino. En otros casos, la creación del tótem pudo derivarse de un suceso cualquiera, en virtud del cual un animal, una planta o un objeto tuvo intervención efectiva para resolver una situación crítica del grupo. En SALT Lake City, capital del Estado de UTA, E.U.A., los mormones que la fundaron levantaron un monumento a la gaviota, como homenaje a estas aves que los salvaron del hambre devorando una plaga de langostas que asolaba su primera plantación de trigo en ese lugar, donde se habían establecido después de una larga peregrinación hacia el Oeste. Entre los pieles rojas de la región, estas gaviotas “protectoras” hubieran sido elevadas a la categoría de tótem. La fratría y la tribu. El hecho de que todos los miembros de un clan se consideren parientes por tener un antepasado común, hace que juzguen incestuosas y, por lo tanto, las prohíban, las declaren tabú, las uniones matrimoniales entre los miembros del mismo grupo totémico. Esta prohibición o tabú es el fundamento de la exogamia, o sea la costumbre, en este caso, de unirse en matrimonio con persona de otro grupo de tótem distinto, que no sea “pariente” de uno. Los clanes así unidos por relaciones matrimoniales entre sus miembros, formaron las fratrías o hermandades de clanes, cada uno de los cuales tenía derecho a cazar en el territorio de los demás. El próximo paso en la evolución orgánica de la sociedad está constituido por la tribu. La tribu es la fratría de clanes, pero mejor organizada sobre una base territorial, cuya común pertenencia crea un sentimiento de unidad colectiva entre todos sus miembros. El territorio es 115  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

en el clan algo secundario, pero en la tribu resulta factor esencial de unidad. Violar los límites de ese territorio, entrar en él sin autorización de la tribu, es un acto hostil al que se responde con la guerra. Ya en la tribu aparece una organización gubernamental bien definida, casi siempre de tipo representativo, compuesta por ancianos delegados de los clanes que la forman. Este es el llamado consejo de ancianos, que con frecuencia se halla en las tribus de todas partes. En las confederaciones de tribus se desarrolla aún mejor esa forma de gobierno, cuyo ejemplo mejor definido es el primitivo Senado romano – senado quiere decir, etimológicamente, asamblea de ancianos– compuesto por trescientos senadores, representantes de tres tribus confederadas, cada una de las cuales estaba integrada por 10 curias (fratrías) y éstas por 10 gentes (plural de gens en latín) cada una, también. Es decir, cada senador venía a ser el representante de una gens, pues había tantos como gentes: trescientos en total. 3.2.2.2. La Ciudad: Orígenes, Ciudad Moderna y Efectos Demográficos Orígenes de la ciudad. Al tratar de la modalidad económica del fenómeno social, dijimos que no era la explicación única de los hechos e instituciones, pero sí el factor más importante en su determinación. Así, en las agrupaciones sociales humanas, el tamaño y la forma de agregado guardan una estrecha relación con las actividades económicas del grupo y las posibilidades de sustento que ofrezca el medio. Si la actividad económica es de muy escaso rendimiento como en la fase coleccional, no es posible más grupo que la familia; pero cuando el hombre llega a poseer rebaños de animales que constituyen riqueza semoviente, logra una base económica más amplia para formar grupos mayores y se organiza en tribus. De igual modo, cuando se hace agricultor y consigue por medio de esta actividad una multiplicación de la riqueza como en ninguna de las fases anteriores de su evolución económica, se capacita el hombre para formar agrupaciones mayores y más complejas. La agricultura hace posible y fomenta el establecimiento de residencias fijas, tanto por el mayor rendimiento de esa actividad económica, como por las peculiaridades del trabajo que demanda. El desarrollo de una planta es lento, y generalmente transcurren meses desde que el agricultor echa la simiente en la tierra preparada, hasta que 116  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

cosecha el fruto. Esta obligada permanencia prolongada en el mismo lugar, cambió los hábitos de vida del hombre, que fue abandonando el nomadismo de las tribus pastorales y transformándose en sedentario residente de poblados fijos. Este hubo de ser el origen económico más común de la forma de agrupación social con la cual entra el hombre en la Historia: la ciudad; que organizada en comunidad política, como en los casos de Babilonia, Atenas, Alejandría, Cartago y Roma, entre otras, tan importante papel desempeñaron en la Edad Antigua. Otros factores que favorecieron el desarrollo de la ciudad primitiva. Para el establecimiento de las primeras ciudades la agricultura hubo de ser un factor indispensable, pero no suficiente. Fue necesario, además, que se desarrollara un adecuado sistema de transporte, para traer al poblado el sobrante de las cosechas obtenidas en las zonas de cultivos cercanas. La invención de la rueda y la domesticación de los animales de carga y tiro, proporcionaron los elementos necesarios a este fin. Junto a éstos, otros factores prestaron su contribución al desarrollo de las incipientes comunidades urbanas. La vida en los poblados con residencias permanentes es más confortable que en los campamentos de tiendas móviles del nómada; la seguridad personal es mayor y la defensa contra el enemigo más fácil tras la empalizada del poblado o los muros de la ciudad; de aquí que los conquistadores militares se establecieran en estos núcleos de población, impulsando su desarrollo. Además, las ciudades constituyen centros adecuados para las actividades comerciales y lugares propicios, por la seguridad que brindan, para el culto religioso. Así, pues, la agricultura, el comercio, la religión y lo militar, han sido factores concurrentes iniciales en la formación y desarrollo de esa forma de agrupación social que es la ciudad. En la ciudad – estado de la Edad Antigua, el vínculo que une a los miembros que la forman es ya puramente político. Es una condición privilegiada de derecho, la ciudadanía, que se concede a los naturales de la ciudad o a los de otra procedencia que hubieran prestado servicios eminentes a la comunidad. La Ciudad Moderna. Tras un lapso de varias centurias, que abarca la mayor parte de la Edad Media, durante el cual predominaron las formas rurales del feudalismo germánico, fue resurgiendo paulatinamente la ciudad en Europa, lugar de supremo interés sociológico, por ser el solar de la civilización occidental nuestra, hoy dominante en el mundo. 117  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los grandes movimientos migratorios de las Cruzadas, que en realidad marcan el advenimiento de los tiempos modernos, pusieron en contacto a los atrasados pueblos europeos con los mucho más desarrollados de Oriente, despertando en los primeros el natural y humano deseo de disfrutar del mismo bienestar material que habían observado en sus enemigos de fe. Este incentivo terrenal sustituyó pronto al ardiente llamado de la fe, y a la guerra de credos siguió el comercio de telas, especias, metales y objetos preciosos. Ahora bien, las transacciones mercantiles y la elaboración de los objetos destinados a ese tráfico requieren sitio seguro donde realizarse, y por aquella época talcosa podía hallarse únicamente al amparo de los muros de la ciudad. Por tal motivo, al par del comercio fueron creciendo en tamaño e importancia los centros urbanos, alzándose a reinar como centros de la civilización renaciente Venecia, Génova, Milán, Florencia y las ciudades de la Liga Hanseática, entre otras. La Burguesía. El incremento del comercio actuó no sólo como la levadura del crecimiento urbano, sino que trajo aparejado la elevación en importancia e influencia de los agentes de sus actividades: mercaderes, artesanos e industriales en general, los cuales formaron el núcleo de la clase social llamada más tarde burguesía, por el lugar en que sus componentes, en plena Edad Media, ejercían sus actividades y residían: el burgo, también denominado villa. Esta nueva clase social de los “burgueses” fue controlando poco a poco las riquezas, a igual paso que la economía monetaria, propia del comercio, desplazaba a la tierra como signo de riqueza imperante durante el feudalismo, en que apenas existía el dinero. Y al principio de los tiempos modernos, prestó un eficaz y decisivo apoyo a los reyes en lucha contra el particularismo de los señores feudales (enemigos también de los burgueses, por las trabas que en sus tierras ponían al tráfico comercial), contribuyendo de esta manera la burguesía a la formación de los Estados nacionales, cuyo gobierno llegaron a ejercer al fin, después de 1789 y aun antes en Inglaterra. Efectos demográficos de la gran ciudad. La influencia de la gran ciudad en la vida contemporánea es incalculable. En otra parte nos referimos al imperialismo urbano en nuestros días, y uno de los más conspicuos tratadistas de este aspecto de la Sociología, Louis Wirth, ha dicho que los problemas de la civilización son, típicamente, problemas urbanos.

118  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

En efecto, a poco que se medite en ello, se advierte que las formas de vida urbana y los problemas que ella plantee, son los que marcan los rasgos característicos de la civilización contemporánea. El acontecimiento de más bulto que sigue al desarrollo en gran escala de las ciudades, es un cambio radical del equilibrio demográfico en los países más importantes del mundo occidental, entre el campo y los núcleos urbanos.* En Inglaterra la población urbana es actualmente tres veces mayor que la rural, mientras que Estados Unidos de Norteamérica exhibe un aumento en la proporción a favor de la ciudad, que va de 15.3% en 1850 a 58.9% en 1950. Y en general puede afirmarse que en todas partes ocurre, aunque en proporción variable, el mismo fenómeno de agigantado crecimiento de la población urbana. Prueba de ello ofrece la hipertrofia de algunas grandes capitales hispanoamericanas, tales como Buenos Aires, Montevideo, Ciudad México, La Habana, que absorben una muy elevada proporción de la población de sus respectivos países. El crecimiento demográfico en general, tanto urbano como rural, es uno de los rasgos característicos de los tiempos modernos, pero este incremento ha tenido lugar en desigual medida, ha sido mucho mayor en los núcleos urbanos que en las zonas rurales, sólo que la población de las ciudades en realidad medra parasitariamente, es decir, se nutre de continuas levas de gente del campo; puesto que el bajo índice de natalidad de que ellas adolecen, impide el crecimiento natural a expensas de sus recursos humanos propios. Esa creciente absorción de población rural opera por el incentivo de comocidad, holgura y vida buena que la ciudad ofrece al campesino, el cual, por otra parte, ha ido sufriendo en grado creciente el acoso económico de una extensa mecanización y mejoramiento técnico de las faenas agrícolas que dejan un número cada vez mayor de brazos ociosos en el campo. Fisonomía de la población urbana.                                                                                                                         *

Circunscribimos este fenómeno a los pueblos de civilización euroamericana, porque en Asia y África, que albergan aproximadamente 60% de la población mundial, el contingente rural es todavía mayor que el urbano. Aunque es razonable presumir que en los países de esos continentes, ocurrirá el mismo fenómeno de preponderancia de la población urbana, según se vayan incorporando a la civilización occidental; como lo prueba la transición demográfica del Japón, donde la población urbana que en 1920 era sólo 33% del total, en 1950 excede de 50%.

119  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

a) Heterogeneidad. Las ciudades modernas, de gran densidad de población, no pueden sostenerse de los recursos naturales de la región que ocupan y por ello han de dedicarse a la industria y al comercio, es decir, a actividades de transformación e intercambio de materias o mercancías procedentes de lugares distintos sin sujeción a distancia. Esto se traduce en contactos frecuentes y múltiples con gentes de muy diversa naturaleza y condición, con las cuales viene a establecerse al cabo un sistema de relaciones constantes, que las incorpora de hecho al complejo cultural de la ciudad, con las recíprocas influencias consiguientes, que contribuyen al matiz cosmopolita que exhiben las populosas urbes de hoy. Otro factor de heterogeneidad en la composición de la ciudad es la pluralidad de procedencia de su población, que mantiene su número y lo acrecienta por la inmigración externa o interna, en virtud del bajo índice de natalidad a que ya nos referimos. Esta polifonía humana de Megalópolis, acentúa la diversidad de su composición armónica por la variedad minuciosa de las actividades en que se ocupan entre todos, y la porfiada y concurrida competencia que en casi todas ellas tiene que afrontar cada uno. Louis Wirth ha resumido la condición heterogénea de la constitución de la ciudad con las siguientes palabras: “Ella atrae y junta a gentes de todas partes de la Tierra, no a causa de sus afinidades sino porque son diferentes y, por tanto, útiles (en sus distintas capacidades) los unos a los otros... Realmente, mientras mayor sea el número de individuos participantes en un proceso de interacción social, más acentuada será la diferencia potencial entre ellos. Los rasgos personales, las ocupaciones, la vida cultural, las ideas de los miembros de una comunidad urbana, debe esperarse que oscilen entre polos mucho más separados que en las comunidades reales”. b) Indiferencia afectiva. Este es otro de los rasgos distintivos de la fisonomía del homo urbanus, el hombre de la ciudad. El contacto frecuente y promiscuo con gente extraña, en el concurrido y ajeno mundo de la ciudad, crea un estado de ánimo que no siente ni inclinación ni aversión por los demás en general, en los que sólo ve conocidos o desconocidos, sin mayor connotación emocional en la clasificación. Por lo demás, en las grandes urbes es muy difícil la estimación cabal de la persona, por la ausencia de relaciones constantes. Los contactos son ocasionales y segmentarios, y suele apreciarse a cada uno 120  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

por aspectos aislados de su modo de ser o de actuar: como luce, como habla o escribe, como se comporta en determinadas actividades. Y aun a los amigos es frecuente que sólo se les conozca bien en la proyección externa de su personalidad. c) Tolerancia social. Un aspecto positivo de la convivencia urbana es la tolerancia social. La heterogeneidad de la población la superficialidad de los contactos personales y la indiferencia cortés del trato, crean un ambiente de neutralidad entre las opiniones, actitudes y sentimientos extremos, que permite el florecimiento de una amplia tolerancia. Aun las excentricidades y las anomalías suelen ser vistas con indulgencia, porque la frecuencia de los extremos de casi toda índole, familiariza al hombre urbano con sus manifestaciones, y por la ley del efecto decreciente del estímulo repetido atenúa la intensidad de sus reacciones. Esta tolerancia tiene sus límites, por supuesto, marcados por la exigencia de una cierta cantidad de conformidad externa, sobre la base de la decencia y la conveniencia pública. Pero esas exigencias permiten límites de acción más amplios que en las comunidades rurales y ejercen menos control sobre la vida privada. “La conducta pública es de la que se cuida más en sus regulaciones la ciudad, que casi ignora la privada. Su control es impersonal general, el de las comunidades rurales es personal y particular”. (Davis, 1960: 75) d) Predominio de las regulaciones coactivas. La mengua de la eficacia reguladora de las costumbres y el menoscabo de la norma moral, por la preponderancia del interés individualista y del espíritu de rivalidad y competencia, que han venido a constituir la nota tónica del tipo de vida característico de la ciudad; han traído aparejada la necesidad de regular las relaciones sociales, por medio de disposiciones coactivas impuestas por agencias oficiales. De este modo el Estado y sus instrumentos de poder han ido tomando el lugar de la autoridad del padre y del sacerdote, del espeto a costumbres y tradiciones y de la obediencia espontánea a la norma moral; extendiendo el ámbito de su influencia hasta campos que antes siempre fueron del dominio privado de cada uno, y sustituyendo peligrosamente para la dignidad de la persona la persuasión por la coacción, en la demanda de acatamiento a sus disposiciones. e) Colectivismo de la personalidad. La minuciosa división social del trabajo, la competencia individual y la condición impersonal de las 121  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

relaciones generales en la gran ciudad, hace al individuo de por sí un ente inoperante, que solamente cuenta como parte de un proceso de interacción social o como elemento de una asociación, de un público o de una colectividad cualquiera. La voz aislada es demasiado débil para hacerse oír entre el sordo rumor de las múltiples urbanas, pero unida a otras en demandas comunes, su tono se eleva por la masa y se hace escuchar y atender con deferencia proporcional al número que representa. De esta manera, por necesidad vital, el hombre urbano se ha ido “desindividualizando” poco a poco, sometiendo su libre albedrío al dictado ajeno; enajenando parcelas de su ser personal y transfiriendo el dominio de ellas a grupos y asociaciones, gremios y sindicatos; transformándose en el hombre masa, el sujeto colectivo tan mentado hoy, regido por un común denominador de intereses, opiniones y actitudes que lo identifican con los segmentos distintos del conglomerado urbano en que se divide su personalidad. A estos factores de colectivización, o si se prefiere, de masificación, se suman la facilidad del contagio mental, por la condición multitudinaria de las aglomeraciones urbanas, la acción más directa e inmediata, por contigüidad física, de la propaganda realizada por bien organizadas agencias, que buscan la unanimidad del consenso público para los fines o intereses a que sirven; la comercialización de los medios de recreo y de esparcimiento del ánimo, que proporcionan escape al tedio de la rutina urbana, los cuales, para conseguir sus fines de lucro, buscan la unificación del mercado de diversiones, tratando de despertar el mismo deseo o iguales gustos en el mayor número de gente posible; lo cual se resuelve en la formación de masas pasivas de espectadores, animadas por emociones primarias y preferencias simples e indiferenciadas en sus manifestaciones. Nacionalidades, Pueblo, Nación Las Nacionalidades. En sociología suele designarse con este nombre a los grupos humanos cuyos miembros están ligados por sentimientos comunitarios, determinados por circunstancias históricas y lazos específicos de homogeneidad cultural. Entre los componentes de una nacionalidad bien desarrollada existe una clara conciencia de grupo, similares costumbres fundamentales y un fuerte sentimiento de identidad en las aspiraciones políticas.

122  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

No es necesario para la existencia de la nacionalidad que haya completa uniformidad en todos los elementos y formas de la cultura; pero para su cabal integración debe existir simpatía social y espíritu de cooperación, y tener una forma común instituciones tales como el lenguaje, la organización familiar y los códigos morales. Los componentes de una nacionalidad están unidos entre sí por sentimientos de confraternidad, que no experimentan hacia los miembros de otra nacionalidad que la suya. Y uno de los elementos que más eficazmente contribuye a avivar tales sentimientos, es el común deseo de tener vida propia. Este deseo puede no realizarse nunca, pero sirve mejor que cualquier otro medio para el mantenimiento de la nacionalidad. El Pueblo Nacionalidad y pueblo son términos que en algunas de sus acepciones suelen confundirse, ya que tienen elementos comunes. Es así que cuando nos referimos a la nacionalidad, no con relación a un solo Estado sino dispersa por varios de ellos, estamos en realidad hablando del pueblo en uno de sus contenidos sociológicos. El término pueblo es algo vago e impreciso en su significación. Unas veces designamos con tal nombre a la colectividad humana que forma el elemento sustancial de la comunidad política que es el Estado, cuya soberanía y poder del pueblo dimanan, según la doctrina política, de la democracia. Pero en su acepción más ajustada a lo sociológico, el concepto de pueblo es algo semejante a lo que algunas veces se entiende vulgarmente por raza (raza alemana o teutona, raza española, etc.). Viene a ser un agregado humano, una colectividad, que se distingue de los demás de igual naturaleza en otras partes del mundo o en el mismo país, por uno o más rasgos comunes a todos ellos. Estos rasgos diferenciales pueden ser de orden físico, cultural, social, político, etc. Así hablamos del pueblo cubano o venezolano, del chino, del inglés o del ruso, cada uno de los cuales tiene rasgos físicos comunes, una cultura, un idioma y organización social y política propios, que lo diferencian más o menos del resto de los pueblos de la Tierra. O bien podemos referirnos con el mismo término, como cuando decimos “el pueblo judío”, a minorías nacionales dispersas por distintos países y diferentes de cada una de las comunidades en que viven, por rasgos que, en el caso del ejemplo, son comunes a su vez a todos los judíos, dondequiera que se hallen: una religión propia, costumbres semejantes y tradiciones culturales análogas, así como una general aspiración a tener vida propia en la tierra de sus antepasados.

123  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La Nación Cuando el grupo que tiene espíritu de comunidad nacional se establece en territorio propio, pasa a ser una nación. La nación tiene tres características principales, a saber: posee una cultura relativamente homogénea; existe entre los miembros que la forman la conciencia de un común destino histórico y tiene como base física un territorio propio, cuya posesión independiente e integridad constituyen el más alto empeño del pueblo que lo habita y la apelación más fuerte a su lealtad común. Además de estos elementos formativos y aglutinantes de la nación, suele mencionarse frecuentemente los siguientes: convivencia bajo un mismo gobierno, comunidad de idioma y unidad religiosa. De todos los factores de integración nacional referidos consideramos fundamentales los cuatro primeros: unidad cultural, territorio propio, conciencia de un común destino histórico y convivencia bajo un mismo gobierno. La comunidad de idioma y la unidad religiosa, aun cuando facilitan, incuestionablemente, la cohesión nacional, no son indispensables para la existencia de una nación vigorosa y bien organizada. Bélgica y Suiza son excelentes ejemplos de naciones cuya población habla lenguas distintas sin que ello impida una fuerte cohesión nacional, bien demostrada en graves crisis históricas. La unidad religiosa no existe, prácticamente, en país alguno; y en ciertos casos, como el de los Estados Unidos de Norteamérica, las confesiones religiosas más diversas, con millones de adeptos, conviven sin poner en peligro el vínculo nacional. No mencionamos la unidad étnica a que se hace referencia frecuentemente, porque tal término no tiene ya sentido en el estado actual de las ciencias sociales. En cambio, incluimos la convivencia bajo un mismo gobierno como uno de los factores más importantes en la formación nacional, porque el gobierno, por medio de las leyes y otras disposiciones del poder eficaz de que dispone, impone modos de hacer o de no hacer que determinan nuestra conducta, y a la larga devienen en costumbres y hábitos que influyen en los sentimientos y criterios colectivos, unificados por el común denominador de la general e igual obediencia a la voluntad de quien rige a todos. La acción del gobierno como factor de unificación nacional es bien clara en el caso de España, donde siempre existieron fuertes nacionalidades disímiles, cuya integración en una sola unidad nacional fue, en gran parte, la obra mejor de los reyes de la casa de Austria. 124  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La nación francesa es otro destacado ejemplo; pues su bien probada unidad nacional fue lograda en lucha abierta con el particularismo feudal, e impuesta por sus grandes hombres de Estado, como el cardenal duque de Richelieu, y los reyes absolutos del tipo de Luis XIV. 3.2.2.3. La Estratificación Social Estratificación social es el producto de la interacción de las diferencias sociales y la evaluación social. Es un sistema de categorías superpuestas de privilegios diferenciados. Existen estratos reveladores de una desigualdad en la posición social en los grupos que integran una sociedad. La variedad de posiciones es segregativa e integrativa a la vez, diferencia y conjunciona. Las bases de la estratificación son: Políticas, Religiosas, Militares, Profesionales, de Nacimiento y Linaje, y Económicas. Las escalas son: a) legal, b) del estatus social, c) la jerarquía económica, d) el poder, e) la ideología. Las formas más comunes de estratificación son: a) castas, b) estamentos y c) clases sociales. Las Agrupaciones por Estado Social o Analogía de Intereses. Los hábitos de vida social crean en el hombre la necesidad de la compañía de los demás de su especie. Pero esa tendencia tan hondamente arraigada no se proyecta por modo difuso, como un desbordamiento de aguas, sino que sigue cauces trazados por afinidades personales, por semejanzas de creencias o de opiniones, por analogías de gustos, de costumbres o de aficiones, por comunidad de intereses materiales, por correspondencia de situaciones sociales, etc. De esta manera, los hábitos gregarios del hombre, su situación social, sus inclinaciones y necesidades lo llevan a formar agrupaciones de distintos tipos, en las cuales existe, por lo común, clara conciencia de los factores que determinan la unión. Dentro de esta categoría de agrupaciones sociales, las más importantes y universales son las clases sociales, las fraternidades y las asociaciones. Las clases sociales. Recibe el nombre de clase social la unidad colectiva formada dentro de una sociedad y caracterizada por especiales funciones y costumbres, así como por determinada situación jerárquica, económica o de poder. Las bases de ordenación de las clases sociales son distintas en las diferentes culturas de la historia humana; en los países de Oriente, en la Edad Antigua, solían distinguirse tres clases principales: guerreros, 125  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

sacerdotes y comerciantes. Esta era una división funcional, pudiéramos decir. Más tarde, en Roma, en la Edad Media europea y en las monarquías nacionales hasta la Revolución francesa de 1789, la división de la sociedad en clases se estableció a base del nacimiento, ligado al disfrute de ciertos derechos privilegiados, principalmente políticos, en las clases dominantes: patricios y équites en Roma; nobleza feudal en el Medioevo y aristocracia nobiliaria en las monarquías de la Edad Moderna. Y en la base de la ordenación, por condición del nacimiento también, pero carente de derechos políticos o con merma de ellos, la clase de los plebeyos, los siervos y los villanos. Actualmente la posesión de riquezas, las características de la riqueza poseída, el género de profesión o la participación en la producción económica, constituyen los elementos de clasificación social más comunes. Así es frecuente la referencia a la clase capitalista, y dentro de ésta a la de los terratenientes, los industriales, los comerciantes o los rentistas. De igual modo tomamos como base esa clasificación cuando hablamos de la clase obrera, o de la que forman los técnicos y los profesionales (médicos, abogados, etc.). La titulada clase media no tiene en nuestros días contenido preciso; se conserva el término como una forma sin sustancia, remedo de otras épocas en que realmente expresaba una categoría cierta, como los équites en Roma, verdadera clase media entre patricios y plebeyos, o la burguesía y la llamada nobleza de toga en el Antiguo Régimen. De igual modo, el proletariado, tan mentado hoy, no es propiamente una clase social. Más bien constituye una masa indiferenciada sin calificación social precisa, de sustancia tan poco definida y de contenido tan difuso como el concepto de “pueblo” en el vocabulario político. Su condición real viene a ser la de un estrato social amorfo, de situación inferior, que comprende a los obreros sin calificación técnica, que han de ganarse el sustento por medio del trabajo puramente manual. El reconocimiento del hecho de pertenecer a una clase determinada y de la comunidad de intereses que ligan a uno con los demás copartícipes de ella, así como de la posición que esa clase ocupa dentro del orden social general, crea la llamada conciencia de clase, que tiene dos aspectos distintos correspondientes a su origen: Uno, el espíritu de cuerpo o de grupo, es decir, la identificación moral y emocional con los compañeros y la lealtad común a los intereses de la clase. El otro, los sentimientos de inferioridad, superioridad u hostilidad, derivados de la 126  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

opinión formada sobre la situación de la clase propia, en relación con las otras que componen la jerarquía social. Las fraternidades o hermandades. Los sentimientos de simpatía y solidaridad sociales a que hemos aludido en otra parte de este libro, inspiran el tipo especial de agrupación que denominamos fraternidades o hermandades, las cuales se caracterizan generalmente –de acuerdo con la definición de Bushnell– por el mantenimiento de estrechas relaciones personales, cooperación y amistosa buena voluntad entre sus miembros componentes. Algunas fraternidades han tenido gran importancia histórica y actualmente son fuerzas sociales muy influyentes. Tal el caso, por ejemplo, de las hermandades masónicas. Muy a menudo las fraternidades se proponen la ayuda de los miembros débiles y desvalidos de la comunidad; pero su tendencia más destacada es asociar, con vínculos estrechos y cooperativos, a todos los que tengan sentimientos comunes sobre determinados valores sociales, o a los que comparten análogos criterios morales. Algunas veces las fraternidades practican ritos secretos uniformes, pero muchas de ellas no lo hacen así; aunque la mayor parte cuenta con ceremonias y símbolos destinados a fomentar y mantener entre sus miembros ciertas actitudes emocionales. Las Logias Masónicas, los Caballeros de Colón, los Caballeros Católicos, la Asociación de Jóvenes Cristianos, son ejemplos de fraternidades de difusión universal. Las asociaciones. Se llama asociación a un grupo organizado para la realización de algún interés común a todos los que lo integran. El vínculo entre sus miembros no es íntimo, como en las fraternidades, sino externo y basado tan sólo en el objeto que concierta las voluntades. La multiplicación de las asociaciones es un fenómeno que marcha al mismo paso que la civilización; pues, al par de ésta aumentan las necesidades del hombre, sobre todo las de orden espiritual que, tanto como las de índole material, requieren cooperación para su satisfacción. La variedad de las asociaciones es tal que comprende casi todas las actividades sociales del hombre. Basta simplemente enumerarlas para convencernos de ello. Citemos unas cuantas de una posible relación interminable: sociedades de recreo, asociaciones benéficas, asociaciones educacionales, de propietarios, de profesionales, gremios, cámaras de comercio; clubes rotarios, de leones, de filatélicos, de cazadores, comités para el ornato público, para el adecentamiento de las costumbres, para honrar la memoria de alguna figura histórica; ligas contra el vicio, contra el 127  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

cáncer, contra los prejuicios raciales; organizaciones pro algo o anti algo, y así hasta el infinito. 3.2.2.4. El Progreso Social ¿Qué se entiende por progreso?. El concepto de progreso tiene un marcado matiz filosófico. Vulgarmente suele confundírsele con el de evolución, y ciertamente tiene alguna semejanza. Tanto la evolución como el progreso se refieren a cambio o desarrollo de un estado a otro o de una forma a otra, por la acción de factores externos o internos; pero el alcance del término evolución llega nada más que hasta aquí, mientras que el progreso tiene connotación adicional. Se puede hablar de progreso, sobre todo en sentido social, únicamente cuando el cambio o desarrollo – o sea, la evolución – se dirige hacia una meta o finalidad conocida y deseada. En el progreso ha de haber siempre una causa final de los cambios; en la evolución no es necesaria. El término progreso, confirmando lo que dijimos en el capítulo sobre el culto a las expresiones verbales, ha sido objeto de una devoción casi idolátrica, sobre todo en el siglo pasado. Poetas y filósofos lo cantaron o la exaltaron a la condición de principio determinante de todas las bienandanzas humanas, identificándolo con mejoramiento en todos los órdenes. Pero en nuestro siglo son muchos los escépticos que ya no creen como Campoamor, que el tren del Progreso lleva a la humanidad hacia mejores destinos ni que lo dirige Dios mismo. Uno de estos escépticos es nada menos que el Deán de la catedral de San Pablo, en Londres, quien expresa francamente su pesimismo sobre el saldo de mejoramiento que el balance del progreso en la civilización arroja, con estas palabras. “La naturaleza humana no ha sido cambiada por la civilización. Esta no ha hecho descender, pero tampoco ha elevado el nivel medio de la mediocridad común. Tras la opaca uniformidad de las actitudes convencionales el hombre permanece como lo que siempre ha sido: un espléndido animal de presa, un héroe abnegado y un salvaje sediento de sangre. La índole del hombre es a un tiempo sublime y horrible, sagrada y satánica. Aparte de las acumulaciones particulares de conocimientos y experiencias, que son adquisiciones precarias y externas, no hay pruebas de que hayamos cambiado mucho desde la primera edad de la piedra. A pesar de esta visión pesimista sobre el mejoramiento de la naturaleza humana, es innegable que en muchos órdenes se ha realizado un progreso efectivo. Porque es incorrecto ponderar las posibilidades de progreso social sobre la base de cambios en la naturaleza humana; la 128  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

cuestión no es de mutaciones esenciales –por otra parte imposibles– sino de variación de actitudes mentales, de alteración del punto de vista respecto del hombre y la circunstancia histórica y social, así como de una comprensión más ponderada y mejor informada de la índole y características de los elementos constitutivos de la personalidad, orientada no hacia el vano empeño, repetimos, de desarraigarlos o sustituirlos, sino al de aprender a manejarlos y encauzarlos hacia objetivos más nobles y útiles. El mejoramiento de las relaciones sociales y del modo de ser personal puede conseguirse sin alterar la natural condición humana, de la misma manera que sin cambiar la naturaleza del universo físico, sino estudiando la constitución y el modo de obrar de las fuerzas en él existentes, hemos logrado ponerlo a nuestro servicio de mil modos distintos, dice Embree. “Cuando aprendimos a volar no prescindimos de la fuerza de gravedad, ni alteramos las leyes de la biología para obtener animales y especies vegetales más vigorosos o más útiles en otros aspectos que los existentes en estado silvestre.. Por consiguiente, en lo que respecta a la naturaleza humana no es el caso cambiar los impulsos y los instintos fundamentales; sencillamente es reconocerlos y estudiarlos mejor para conducirlos por canales más constructivos y sanos, que las luchas y frustraciones que forman una parte tan considerable de nuestras vidas, incluso en medio de tanta abundancia –y poder– como somos capaces de obtener con los recursos técnicos de que disponemos”. Progreso material y progreso social. Un enjuiciamiento ponderado del progreso, sin postulados a priori, ha de partir del reconocimiento de que el sentido de los cambios y el ritmo que siguen es muy desigual. Que no hay progreso in solidum, en la misma medida en todos los aspectos y sectores de la vida social, sino que existe una marcada diferencia entre ellos. Los medios materiales de existencia: bienes económicos, máquinas, técnicas de producción, etc., han experimentado un progreso extraordinario; en tanto que las formas de convivencia, las normas de conducta y los procedimientos formativos de la personalidad, así como los que se aplican al tratamiento y solución de los problemas sociales y políticos, aunque han experimentado también progresos, las posiciones conquistadas en su avance quedan muy a la zaga del punto a que ha llegado el progreso material. Y la disparidad en ambos órdenes del progreso – material y espiritual o moral – es una de las causas más importantes de los desajustes y conflictos sociales de la época moderna. Pues por una parte, las grandes conquistas logradas capacitan a la humanidad para una vida más rica y mejor; y por la otra, la lentitud d los cambios ha hecho posible que se mantenga en gran parte de 129  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

las clases dirigentes o más influyentes, la anacrónica vigencia de un tipo de mentalidad anterior a los portentos de la técnica industrial moderna, que con estrecho espíritu de lucro personal sin trabas, propio del individualismo mercantilista en cuyos moldes se han vaciado sus criterios, trata de convertir la abundancia en escasez y pone obstáculos a la extensión del bienestar social en cuanto de algún modo merme su provecho. En un mundo en el que la ciencia aplicada es capaz de producir cuanto sea necesario para la satisfacción de las necesidades existentes, la mayor parte de la población del mundo lleva una vida miserable, muy por debajo de los requerimientos mínimos de la civilización de nuestra época. Mientras millares de hombres mueren de hambre y otros en mayor número aún sólo tienen una alimentación insuficiente, en otros lugares se destruyen cosechas enteras o se restringen las siembras y la producción para mantener altos precios. A pesar de que la biología, la psicología y otras ciencias han demostrado la igualdad general de la especie humana, continuase alimentando por muchos la creencia irracional en la superioridad natural de algunas supuestas razas o pueblos determinados. Así, en algunos países que se ufanan de su progreso material, de su gran civilización, se condena al aislamiento social a núcleos importantes de la población por la pigmentación de la piel; y pueblos que aspiraron a imponer un nuevo orden a la humanidad, han perseguido y asesinado a millares de sus propios compatriotas, tanto o más cultos que sus verdugos, debido a que por sus venas no corría la misma “sangre superior” de los otros. Conquistas del progreso social. Pero, a pesar de estos rezagos de incultura y estas recaídas en la barbarie, y aunque los logros del progreso social parezcan escasos en comparación, éste ha hecho avances de considerable importancia en términos generales. Muchos de los prejuicios infundados que eran base de privilegios y desigualdades injustos e irracionales o daban lugar a rencorosos antagonismos, han ido desapareciendo o han perdido virtualidad efectiva. La tolerancia religiosa ha extendido su benéfico influjo a casi todos los países, eliminando uno de los más enconados motivos de discordia que durante siglos ensangrentó al mundo y alentó luchas fratricidas en numerosas naciones. Los privilegios de castas sociales son cosa ya del pasado, pues hasta en la India van desapareciendo. Los criterios de presuntas superioridades raciales naturales han perdido toda base científica y lucen cada vez más ante la conciencia universal como lo que en verdad son: prejuicios irracionales producto de la ignorancia y la vanidad. La igualdad real ante 130  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

la Ley, aunque todavía es una meta remota, tiene a su favor el hecho de que ha hecho mucho camino el reconocimiento de su necesidad imprescindible para el establecimiento del derecho justo, el cual parece ser la única alternativa civilizada a la revolución y al caos sociales. Nuestras instituciones jurídicas son hoy más humanas que a principios de la Edad Moderna; la pena ha dejado de tener carácter vindicativo en su imposición y la de muerte, en los países donde perdura, ha sido despojada de ensañamiento su ejecución. Es innegable que, colectivamente considerado, el hombre ha ido abandonando las prácticas de crueldad excesiva, de sevicia, que tan mala fama ganaron para los asirios. Hasta las mismas guerras internacionales, pese al enorme poder destructivo de las máquinas y artefactos bélicos modernos, se han despojado en no escasa medida de la implacable ferocidad que aún conservan las guerras civiles. Pudiera alegarse que esta humanización de la conducta está constituida por hábitos no muy arraigados todavía, surgidos y mantenidos por un cálculo racional de conveniencias mutuas, como fue, en última instancia, el que llevó a respetar la vida del soldado prisionero, y tal vez está en lo cierto quien así piense. Pero el hecho mismo de que tales modificaciones de la conducta obedezcan a cálculos racionales, brinda firme apoyo a la esperanza de progreso social en el aspecto moral, pues cada vez se hace más evidente que sin trato justo y equitativo no hay paz social ni orden aceptado por libre consentimiento. Cada día la iniquidad luce peor negocio para todos, a la luz de una ponderación racional de las conveniencias generales. Además, este progreso social que hemos apuntado, no supone una alteración esencial de la naturaleza humana, sino un cambio de la circunstancia vital, una alteración de la perspectiva de los sucesos y una variación en la medida de ponderación de los hechos y las actitudes, producto de una sensación de seguridad mayor –con la consiguiente ausencia de numerosos temores irracionales– y una más clara conciencia y más firme confianza en sus capacidades y poderes, que han hecho del hombre un sujeto más seguro de sí mismo, mejor informado de los móviles y el alcance de su conducta y más apto, por tanto, para resistir el imperio prolongado en su ánimo del monstruo bifronte del miedo y la saña, que azuza la crueldad ancestral del animal superficialmente desbastado y pulido por la cultura, subyacente en cada uno de nosotros. Contrapartidas del progreso. El progreso, tanto material como social, mejora en general las condiciones de vida, da a ésta un contenido 131  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

más rico, pero en la misma medida en que otorga sus dones torna la existencia más complicada. Hace imperioso que aprendamos más cosas, que observemos más prescripciones y atendamos a mayor número de asuntos, sometiéndonos a la angustiosa esclavitud del tiempo, que sujeta todos los actos de la vida –hasta las funciones orgánicas mismas– al imperio del reloj. Casi todas nuestras actividades: el trabajo, el ocio, los entretenimientos, el sueño, obedecen a un horario fijo. Se come, no porque se sienta hambre sino porque el reloj nos lo ordena; se va a dormir no porque uno esté cansado sino porque el reloj indica la hora de hacerlo, y abandonamos la cama cuando llega la hora de levantarse sin tener en cuenta el sueño. Y a tal grado ha llegado en nuestra época la complicación traída por el progreso, que varias formas de neurosis, de enfermedades del corazón y del sistema nervioso le han sido imputadas por la tensión y la fatiga que ocasiona el género de vida que ha impuesto. Por otra parte, no siempre el progreso realizado en un sector determinado resulta ventajoso para toda la sociedad. Probablemente en ninguna otra parte de las actividades del hombre se hayan hecho tantos progresos últimamente como en la fabricación de armas para la guerra, y la humanidad como un todo sólo ha obtenido daños y quebrantos de tales adelantos. Es muy dudoso, pongamos por caso, que los japoneses consideren como un don del progreso la bomba atómica, aunque para Estados Unidos tuvo en su momento incuestionable ventaja. Y aun aquellas técnicas y procedimientos que a la postre redundan en beneficio general, en muchos casos ocasionan graves quebrantos a no poca gente cuando comienzan a aplicarse. Tal es el caso de la producción a máquina en sustitución de las manufacturas, de los modernos aparatos y artefactos automáticos en relación con los obreros manuales, y en general del desplazamiento del trabajo humano por la marea invasora de la máquina desde la llamada revolución industrial. Otra cuestión que ha suscitado el progreso es su efecto limitador de la libertad personal, como resultado de la necesidad de imponer a todo el mundo la observancia de una serie de prescripciones cada día más minuciosas, para el aprovechamiento colectivo de sus conquistas. Estas prescripciones, necesariamente coercitivas y limitadoras de la libertad de hacer, constituyen la condición indispensable para el efectivo disfrute, no sólo de los bienes materiales de la civilización, sino de los beneficios del progreso social en todos los órdenes, y entre ellos, por supuesto, la cultura y la justicia. Las ordenanzas sanitarias, la obligación de contribuir al mantenimiento de los servicios públicos, la obligatoriedad de la enseñanza, las disposiciones sobre salarios mínimos y jornadas máximas de trabajo, la obligación de conceder descanso retribuido al obrero; todas 132  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

estas medidas entre otras muchas, tienden a asegurar el disfrute de los bienes del progreso, pero, incuestionablemente, imponen limitaciones directas o indirectas a la autonomía de la voluntad personal. Condiciones que favorecen el progreso social. La acción de ir hacia delante en la cual consiste el progreso por definición, es una consecuencia natural del equilibrio inestable que constituye cualquier fase de la cultura o estado social en un momento dado. Pero la frecuencia de los cambios que alteran ese equilibrio y traen un nuevo aspecto de la cultura y de la sociedad, no ha sido siempre la misma en todas las épocas o lugares. Y entre los factores determinantes de esta desigualdad en el progreso se cuentan los siguientes, que el sociólogo norteamericano Hankins señala como de importancia mayor: a) Hombres de genio. Aparte de lo que especulativamente pueda postularse sobre la influencia de los principios morales y religiosos en la conducta humana, dice el autor mencionado, parece legítimo afirmar que no es posible un amplio y continuado mejoramiento de la suerte del hombre en la Tierra, en ausencia de un constante acrecentamiento de sus conocimientos sobre sí mismo acerca del mundo en que vive. Tal acumulación de conocimiento descansa, en primera instancia, sobre la curiosidad y la inteligencia; en al virtud, uno de los requisitos esenciales para mantener en condiciones de progreso al cuerpo social, es la presencia de individuos dotados de una insaciable curiosidad y un alto poder de análisis y generalización, tales como se dan en el genio. La aparición de estos individuos superdotados obedece a la coincidencia de combinaciones favorables de factores hereditarios personales y de oportunidades culturales. Las dotes de capacidad personal no pueden ser concedidas por el hombre, pero las oportunidades culturales que ayuden al desarrollo de las que existan si puedan ofrecerlas. b) Facilidad de educación. Del mismo modo que una planta cultivada debidamente de mejores frutos que las de la misma especie silvestre, el talento beneficiado por la cultura rinde más abundante cosecha para el progreso social. Cualquier técnica o disciplina de nuestra época se ha hecho demasiado compleja, para que pueda llegarse a dominar sus elementos y principios fundamentales sin un largo aprendizaje. Ya no basta la capacidad intelectual, hay que dotarla de los conocimientos necesarios para que pueda desarrollarse y dar sus frutos. Además, aun para la realización de las tareas que no requieran excepcionales aptitudes o una alta calificación intelectual, es necesario 133  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

tener ahora una instrucción media que sobrepasa en mucho a la que había menester el hombre corriente de cualquier otra época. En tal virtud, puede afirmarse que para mantener el progreso conseguido por nuestra civilización, y mucho más para acrecentarlo, es indispensable ofrecer facilidades de educación a todo el mundo sin distinción, para que pueda desarrollarse cabalmente toda alta capacidad dondequiera que surja, y para que el hombre medio adquiera los conocimientos y la ponderación mental necesarios para sostener las conquistas de la civilización y aceptar los cambios inevitables del progreso. c) Libertad intelectual. Toda forma de progreso social supone situaciones nuevas que casi siempre suscitan resistencias, porque no están en armonía con lo establecido o chocan contra lo que el común de las gentes considera bueno, simplemente porque le es familiar o porque lo prefieren a cualquier cambio que vendría a perturbar su acomodación al medio o el sosiego de su rutina mental. Así, muchos grandes descubrimientos científicos e invenciones han hallado grandes obstáculos para su aceptación y han sido muy combatidos. Tal fue el caso de las teorías astronómicas de Copérnico, Kepler y Galileo, vivamente negadas y combatidas en su época, y también la explicación científica de la evolución de las especies. Hasta la vacuna, el ferrocarril y la enseñanza obligatoria, a pesar de sus ventajas evidentes, tuvieron que vencer fuerte resistencia en sus comienzos. d) Conciencia de la necesidad del progreso. Los innumerables beneficios que el hombre moderno ha recibido de la civilización que disfruta, le han hecho ver la conveniencia de mantener abiertas las vías que a ella han conducido. Y en esta toma de conciencia de las ventajas del progreso descansa con sólido fundamento la esperanza de que éste habrá de mantenerse, pese a los intereses creados que se le opongan. Abona esta confianza el hecho cierto de que el reconocimiento de la necesidad del progreso ya no es convicción de élites, sino noción al alcance del hombre común, el cual cada día se torna más avisado y consciente de la parte que a él toca en los procesos de la civilización, y por ende, de lo que en justa correspondencia le pertenece de sus beneficios, así como de las ventajas que puede esperar de su adelanto. Consumación del progreso social. Hemos dicho que el concepto de progreso supone una causa final de los cambios. Pero esta aspiración que confiere sentido a las mutaciones ocurridas no ha de entenderse como una meta última, definitiva y remota; sino algo dinámico y relativo, como el propósito consciente de mejoramiento propuesto para una etapa 134  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

en el camino de la perfectibilidad. Will Durant ha expresado bellamente la sabiduría de atemperar las aspiraciones del progreso en estos párrafos: “Cultiva tu jardín. No coloques tu felicidad en tierras lejanas o en tareas fantásticas; haz bien lo que sabes hacer, hasta que sepas hacer otras cosas superiores igualmente bien... Contemplar siempre las obras a la luz de valores eternos y absolutos es dejar la grandeza sólo para el todo, y entonces las tareas parciales a nuestro alcance resultan tan pequeñas y transitorias que no proporcionan inspiración ni nobleza. No hay que mirar algunas veces tan lejos si queremos ver la dádiva de oportunidades que el presente nos ofrece”. La primera etapa en la verificación del progreso social debe ser lo que en términos generales pudiéramos llamar corrección de lo anormal en un momento dado. Para esto es indispensable el conocimiento adecuado de las instituciones principales, de la psicología social de la comunidad humana de que se trate, de las características de su organización económica, de su formación étnica e histórica y de las modalidades de su vida política. Es decir, hace falta tener una clara conciencia de las condiciones y el modo de ser reales de la sociedad cuyas anormalidades se desea corregir. El fracaso de más de un noble intento de reforma social y de muchas medidas bien inspiradas para la corrección de males existentes en la comunidad, se ha debido a una crasa ignorancia de las peculiaridades, circunstancias y modalidades de carácter del medio social en que fueron llevadas a la práctica. Porque la conducta del hombre está en gran parte regida por los hábitos adquiridos del ambiente social en que se ha formado su personalidad, y éste varía en función de factores culturales, históricos, económicos, psicológicos, etc. Así, lo que tiene éxito en Inglaterra, en Suecia o en Dinamarca, puede muy bien constituir un fracaso en Cuba, en Venezuela o en Filipinas. Reformas políticas que en Inglaterra, por ejemplo, han corregido situaciones injustas, instituidas después en algunos países hispanoamericanos se tornaron letra muerta en la Constitución o las leyes, cuando no en verdadero escarnio de la fe pública. De los aspectos concretos y particulares de las anormalidades sociales y de los medios empleados para su corrección nos ocuparemos en los capítulos finales de esta obra. Ahora, en estas consideraciones generales del asunto, queremos insistir en la importancia capital del papel que desempeña la educación en toda reforma social. Educar, lo hemos dicho antes, no es otra cosa que sustituir unos hábitos por otros más idóneos para el cabal desarrollo de la personalidad intelectual y moral del sujeto, y el agente del fenómeno social, no debemos olvidarlo, es un individuo o un conjunto de individuos que obran de acuerdo con su 135  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

carácter, el cual en gran medida es una forma de conducta adquirida, o sea cosa de hábitos y costumbres. El verdadero progreso social. Contentarse con la mera corrección de lo anormal sería una contradicción de la índole dinámica del progreso. Pues una sociedad que no tuviera otras aspiraciones que rectificar las anomalías y desajustes que sufre, conformándolos a las normas tenidas por buenas en el momento presente; una sociedad que no quisiera más que reformarse, seria un organismo estático, como bien dice Fairchild. El verdadero progreso es esencialmente opuesto al conformismo, consiste en una aspiración siempre insatisfecha a superar lo que es aceptado como normal en el presente. La causa final de los cambios que el hombre va operando, aunque circunscrita y relativa, debe conllevar siempre la pretensión de algo mejor que la realidad existente. Pero, ¿qué es lo mejor o lo bueno en cada caso? ¿En qué habrá de consistir ese logro feliz - perennemente esquivo e ilusorio – que satisfaría nuestro anhelo? Muchos pensadores políticos y reformadores sociales han pretendido contestar estas preguntas desde que el hombre comenzó a preocuparse por el destino de la sociedad. Las utopías de Platón, de Tomás Moro, de Campanella, que imaginan sociedades ideales donde no existen los defectos presentes en las comunidades de su época, aspiran a dar las pautas definitivas de excelencia en la organización social humana. A través de las lucubraciones de los más grandes pensadores sociales, en general, late la idea central de la felicidad humana, como advierte el profesor Fairchild con cierto candor de descubrimiento, preguntándose qué otra meta mejor podría existir para el esfuerzo colectivo del hombre. Sin duda, ninguna la aventajaría... si fuera asequible, si su ubicación no hubiera sido puesta –como hizo profundamente Tomás Moro– en utopía, o sea, en ninguna parte. No hay cuestión más espinosa que aclarar el contenido de la felicidad. Lo que hace feliz hoy a un hombre no tendrá el mismo efecto para él andando el tiempo. Lo que es felicidad para unos es desgracia para otros o cosa indiferente para los más. Tal vez la más profunda y fiel definición de la felicidad es la que ofrece el Budismo, cuando afirma que “la felicidad consiste no en tener mucho sino en desear poco”. Sólo que en este caso se anulan los deseos, que son el motor del progreso. En vista de estas dificultades para establecer una meta ideal absoluta para el progreso social, pudiera proponerse otra de orden relativo más asequible al esfuerzo humano; sería ésta: un mayor bienestar material general, mejores oportunidades de cultivo espiritual para todos 136  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

por igual, más efectivas garantías para el libre desarrollo de la personalidad y justa equidad en el trato social. El pesimismo sobre el progreso depende en mucho de una limitación del campo de visión. Cuando se contemplan los cambios sociales en dimensión histórica, se advierte que son mucho más lentos de lo que a primera vista parece; y que la parte que toca a un individuo y aun a toda una generación en la promoción hacia estados mejores es bastante escasa como causa suficiente de ellos; aunque la impresión que dejan las crisis de violencia de los procesos transformativos, nos induce en veces atribuir la condición de fundadores de una nueva época a los hombres que han sido los actores más destacados de ese momento crítico del drama histórico. El progreso social no es nunca la obra de un hombre ni de una generación, pero cada uno tiene su parte que hacer en él. Si nadie puede por sí solo dar cima al empeño, en cambio, como bien dice Fairchild, “nada puede hacerse sin nosotros –como eslabones del encadenamiento de un proceso– y todo lo que haya de hacerse tendrá que ser en función de nosotros. Y el grado en que el movimiento social se oriente por el rumbo del progreso dependerá de la preparación que tengamos a virtud de la educación y del interés social cultivado”; de manera que, llegado el caso, seamos capaces de reaccionar consecuentemente ante las sugerencias de los líderes de las reformas sociales y no seguirlos u oponernos ciegamente a ellos. Porque debemos recordar que si bien es necesario el cambio para el progreso, no todo cambio es bueno en sí mismo. Evolución y Revolución. La alteración de las circunstancias, la modificación de las instituciones y los movimientos del acaecer histórico que forman la trama del progreso, son productos de un proceso al que hemos aludido más de una vez; el cual se manifiesta algunas veces en la forma violenta de cambios súbitos y otras en mudanzas sin conmociones, por la persuasión de la necesidad de transformar o modificar las condiciones existentes. Cuando se alteran con violencia las instituciones de la comunidad o el ordenamiento social, llamamos revolución al hecho; y en las ocasiones que el fenómeno tiene lugar por vía del consentimiento pacífico de las partes afectadas por los cambios, recibe el nombre de evolución. De estas dos grandes categorías en que puede agruparse la forma histórica de realizarse los cambios que constituyen hitos del progreso, el 137  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

de mayor importancia aparente por su dramática presencia es la revolución. Este término ha recibido muy diversas interpretaciones, entre las que escogemos dos polarmente opuestas por su contenido. Para Ortega y Gasset la revolución no consiste en la conmoción social o política que derriba a hombres e instituciones, sino en la aparición de una nueva estimativa de las cosas, en un cambio fundamental de los criterios de valor y en la mutación correspondiente de las actitudes. Para este gran pensador “la revolución no es barricada sino un estado de espíritu”. Otros, como Menzel, llaman revolución a toda transformación en la estructura de la sociedad que se realice violentamente o con ruptura, por lo menos, del orden legal dominante. Según el concepto de Ortega y Gasset, más exigente e idealista, la revolución es cosa más de fondo que de forma. De acuerdo con Menzel, al contrario, la forma de los cambios es lo esencial, y hasta los movimientos llamados contrarrevolucionarios, si logran imponer violentamente un orden opuesto al de la revolución, pueden ser llamados revolucionarios a su vez. Menester y coyuntura de las revoluciones. Se ha discutido mucho sobre cuál de las dos formas de cambios sociales es más efectiva para el progreso, si la evolución o la revolución. El medio ideal, por más civilizado y económico, no hay duda alguna que es el mejoramiento continuo, ininterrumpido, sin imposiciones violentas ni terca resistencia a los cambios necesarios, o en otras palabras, lo mejor sería la evolución. Pero infortunadamente, la índole egoísta de la condición humana, hace que quienes disfrutan de una situación privilegiada dentro de un orden social determinado, traten generalmente por todos los medios de mantener las instituciones que les aseguran sus beneficios o prerrogativas y se resistan a efectuar cambios por medios pacíficos. Esta es la causa fundamental de las revoluciones, que ocurren cuando la clase social que demanda los cambios tiene conciencia de su valer, y suficiente confianza en su fuerza y habilidad para triunfar sobre los que ocupan el poder en precario por corrupción interna o debilidad de sus fuerzas. Tal fue el caso en la revolución francesa de 1789 y en la rusa de 1917. Pero aunque parezca paradójico, ninguna revolución tiene éxito como agente de cambios sociales, efectivos, sino cuando la evolución ha ido transformando las cosas hasta el punto de que la permanencia del orden legal existente, que se opone al establecimiento de las nuevas instituciones o del nuevo ordenamiento que demanda el progreso realizado, resulta incompatible con las conveniencias o deseos generales. Para que una revolución redunde en beneficio social, tiene que haberse desarrollado antes la conciencia de la necesidad de los cambios y madurado el propósito de implantarlos eficazmente desde el poder. En el 138  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

éxito de esto último escriba la justificación única de los trastornos y la violencia de las revoluciones. Cuando el ímpetu de los cambios se agota en el derrocamiento violento de los gobernantes y la sustitución de unos hombres por otros en el manejo de la cosa pública y en la práctica de los mismos procedimientos, cuando sólo hay barricada y no estado de espíritu nuevo, no existe revolución. Ejemplo de mal llamadas revoluciones son los movimientos políticos violentos que a centenares han ocurrido en los países hispanoamericanos en poco más de un siglo, con extensos programas de reformas que a la postre quedan, si acaso, para aumentar el empedrado de buenas intenciones que forma el pavimento del infierno según la frase popular. Algunas de las más notables reformas que constituyen piedras miliares del progreso social, se han materializado en instituciones legales sólo después de una revolución; pero hay muchas excepciones a esto, y para iguales reformas el proceso no ha sido el mismo en todos los países. Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Suiza, Holanda, Noruega, han realizado en la época contemporánea, sin revolución alguna, los mismos y aun mayores progresos sociales que hubo de conquistar el pueblo de Francia a través de tres revoluciones. Las formas socialistas de organización económica han hecho grandes avances en Dinamarca y Noruega –más justas y efectivas que en Rusia– sin conmociones revolucionarias. 3.2.3. Los Factores Económicos, Científicos y Técnicos 3.2.3.1. Los Modos de Producción Se llama modo de producción a la combinación de las fuerzas productivas con las relaciones de producción. Hay que tener en cuenta que los medios de producción que son la tierra y el capital no producirían nada sin la participación fundamental del trabajo humano. Esto es lo que constituyen los recursos económicos. Históricamente, los modos de producción en Europa se han dado en la siguiente forma: El modo de producción primitivo o del comunismo y socialismo primitivo a) Comunismo Primitivo.- El grupo establecido era la horda y la familia posiblemente fue la familia matriarcal. La horda era nómade o errante. Se dedicaban a las cazas, pesca y recolección de raíces y frutos. Los bienes eran libres, ellos tomaban lo que la naturaleza 139  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

les brindaba, no existía la propiedad privada de los medios de producción. La madre era la jefe de familia (matriarcado). Corresponde en la Historia Universal a la Época Primitiva, la edad de piedra (punto de vista europeo). b) El Socialismo Primitivo.- El grupo es la tribu y la familia es patriarcal. La tribu generalmente es sedentaria. Después de un buen tiempo se produce una primera gran revolución que es la invención de la agricultura por parte de la mujer. La tierra, el ganado eran de propiedad colectiva o comunitaria (colectivismo). Existe un jefe de tribu, los cazadores o guerreros, las mujeres dedicadas a la agricultura, el consejo de ancianos y el brujo. Posteriormente se forman las confederaciones de tribus. Corresponde en la historia a la Época Primitiva, avanzada (punto de vista europeo). El modo de producción del Esclavismo. En este caso los grupos sociales forman las ciudades Estado, como por ejemplo, Persia, Egipto, Grecia, Roma. Aparecen el Estado, los reyes o emperadores (gobernantes), la burocracia (recaudadora de impuestos), el ejército, la nobleza (parientes del monarca o emperador), los artesanos (pueblo), los sacerdotes. La fuerza de trabajo estaba constituida por los esclavos (semovientes) que eran las naciones conquistadas y sometidas, tratados cruelmente, sin derechos, víctimas de una perversa explotación. Aparece la propiedad privada de los medios de producción. Corresponde en el enfoque histórico europeo a la Edad Antigua. El modo de producción del Feudalismo (Servilismo). Después de la caída del Imperio Romano, Europa se divide en numerosos principados, reinos, ducados, etc. en los cuales la máxima autoridad es el señor feudal (rey, príncipe o noble) que tenía bajo su propiedad y autoridad un feudo en el cual gobernaba a los campesinos o siervos que trabajaban en el campo (agricultura y ganadería) y que por un pago miserable que podía ser unas monedas o una pequeñísima parte de la cosecha eran explotados vilmente y tenían poquísimos derechos, aunque su situación era un poco mejor que la de los esclavos, ya que podían ser liberados por voluntad de su amo el feudal; uno de los atropellos que cometía el señor feudal contra los siervos era el “derecho de pernada” que poseía el noble y que le permitía tener la preferencia de copular la noche de bodas con la recién casada, esposa del siervo. Esta etapa corresponde a la Edad Media en el esquema europeo, donde surgieron también los gremios de artesanos.

140  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

El modo de producción del capitalismo. Es el sistema económico y político basado en la propiedad privada de los medios de producción y en la ley de la oferta y la demanda. La Revolución Industrial y el Maquinismo consagraron el sistema, pasando a primer plano la empresa industrial, frente a la explotación agrícola y haciendo que la producción de bienes fuese masiva e individual su propiedad por no ser sus instrumentos propiedad de quienes los trabajan o sea los asalariados. Esto acentuó las diferencias de estos últimos y los propietarios de los medios de producción. El capitalismo permitió acelerar el progreso económico y cultural al romper las trabas del aislamiento y del retraso del feudalismo y la explotación agraria mediante la producción en cadena, la división racional del trabajo y la eficiente distribución de bienes y fomento de inversiones. Sin embargo, la parte negativa del capitalismo se da, en la medida en que dicha producción y distribución son realizadas por los que poseen el factor capital (los capitalistas) y que no satisfacen los intereses de la mayoría de la población sino sus fines de la iniciativa privada que son básicamente los relacionados a la obtención del mayor lucro (plusvalía) lo cual perpetúa el sistema de explotación del hombre por el hombre, la misma, la injusticia social. Se plantea superar este aspecto negativo, recurriendo a una intervención reguladora por parte del Estado que imprima al sistema la justicia social necesaria. Recusan este modo de producción doctrinas inspiradas en el marxismo, socialismo y comunismo. En su desarrollo, el capitalismo ha pasado por etapas: capitalismo comercial, capitalismo industrial, formación del proletariado, imperialismo. En la actualidad la nación más representativa del capitalismo imperialista son los Estados Unidos de Norteamérica. El modo de producción socialista. Es el sistema de organización socioeconómica basado en el principio de la propiedad social, pública o colectiva de los medios de producción. En cuanto doctrina, el socialismo surgió en el s. XIX (Owen, Saint Simón, Fourier) como socialismo utópico, y propugnó la abolición de la propiedad privada de tierras y capital. Marx y Engels le dieron carácter científico al socialismo, consideraron que el socialismo es un objetivo socialmente necesario, al que la dialéctica de la lucha de clases ha de conducir para ello, es necesaria la organización de la clase obrera en partido político que cumpla y aplique el programa socialista: derrocamiento del estado burgués, instauración de la dictadura del proletariado, socialización de la riqueza, etc. Lenin consideró que el socialismo era la primera fase del comunismo, en ella, el Estado seguiría existiendo, aunque la dictadura proletaria habría desaparecido como consecuencia de la superación de los antagonismos de clase. Las doctrinas socialistas derivadas de la teoría marxista discrepan en cuanto a 141  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

los medios para llegar al socialismo y en cuanto a su forma concreta. El socialismo reformista (laborismo, social democracia) propugna la transformación pacífica y paulatina de la sociedad burguesa en sociedad socialista, el socialismo revolucionario (comunismo) propugna la transformación radical de dicha sociedad mediante la lucha armada del proletariado y campesinado. 3.2.3.2. El Bienestar General Es una vieja aspiración humana vivir cada día mejor. Los hombres de todos los pueblos y de todas las épocas han buscado con indesmayable interés y esperanza en conseguirla, esa situación de comodidad, de bienestar, de satisfacción plena de sus necesidades, es decir, en una palabra: la felicidad. Por desgracia, hasta el presente, ya ha pasado mucha agua bajo los puentes de todo el mundo, y el hombre, con la esperanza quebrada en sus manos, no ha tenido la fortuna de vivir, a cabalidad, en ese soñado estado de bienestar. Aunque hay una excepción y es ésta: En mi opinión, y lo he repetido incontables veces a mis alumnos, hubo una alta civilización que hace muchos siglos, creó un sistema social de vida que permitía vivir a todos sus componentes en un estado tal, que tenían satisfechas eficientemente todas sus necesidades. No había pobres, ni hambrientos, ni desocupados; todos tenían casa, tierras en abundancia, alimentos de sobra, ropa en exceso, una economía científicamente planificada, como no se conoce hoy en día, y lo han admitido así los expertos en la materia; un Estado fuerte, pero no tanto que semejara una tiranía, ni tan poco que desembocara en la anarquía. Ese pueblo maravilloso –si todavía no lo habéis adivinado – fue el que Luis Baudín describe admirablemente con el nombre de “el Imperio Socialista de los Incas”, de quienes dice: “Si el bienestar y la virtud, fuentes de felicidad son el objeto de la vida, puede decirse que el Inca realizó una obra maestra”... “no es poca cosa tampoco haber suprimido el crimen y establecido, al mismo tiempo que un orden perfecto, una seguridad absoluta”; y, glosando a D’Argenson, afirma que los antiguos peruanos eran “una cáfila de hombres felices” (Luis Baudin, “El Imperio Socialista de los Incas”. Edit. Zig – Zag, Santiago de Chile, 1945, pp. 381382). Esta es, a mi juicio, la única civilización de la tierra, en la que el hombre vivió bien, con justicia, con alegría, con un alto nivel tecnológico y científico, y en el más completo bienestar. Soluciones planteadas.- Con el deseo de eliminar la miseria, la explotación, la justicia, y lograr el bienestar general, se han ideado

142  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

diversas doctrinas de carácter económico, social y político, que analizaremos brevemente. A. El Liberalismo.- Basado en los principios de la Escuela Clásica, denominada también “liberal”, “individualista”, “ortodoxa” y “manchesteriana” tiene como a sus más destacados representantes a los fisiócratas, Adam Smith, David Ricardo, Juan Bautista Say, John Stuart Mill, etc. Sostiene que los fenómenos económicos están regidos por leyes naturales, semejantes a las que rigen el mundo físico, que el hombre no puede cambiar y sólo debe limitarse a descubrirlas y acatarlas; que dichas leyes no son contrarias a la libertad humana, pues son la expresión de las relaciones sociales, y tienden a establecer libremente la armonía entre los intereses individuales, dando lugar al establecimiento de un orden natural; y que el Estado no debe entorpecer el libre curso de las leyes, pues debe limitarse simplemente a dejar libertad de acción, interviniendo lo menos posible, de acuerdo con el lema fisiocrático de dejar hacer, dejar pasar (“laissez faire, laissez passer”). En el siglo XIX esta doctrina se propagó mucho en Europa, sus principios fueron aceptados como irrefutables por mucha gente; pero en nombre de ellos, paradójicamente, se cometieron los más grandes abusos, y la explotación del hombre no tuvo límite, pues el Estado permaneció indiferente, guiado por el principio de la no intervención en asuntos económicos privados. Por eso, la pobreza, la miseria, la injusticia, que contrastaban con el progreso industrial, originó una fuerte reacción de la clase trabajadora, alentada por los teóricos de la naciente Escuela Socialista. B. El Socialismo.- Palabra de una significación muy vasta, se han dado sobre ella hasta 262 definiciones, muchas de ellas contradictorias, según lo afirma el inglés Dan Grifith. En general se puede definir al Socialismo como una doctrina de carácter social, económico y político, que propugna la transformación de la estructura socioeconómica por acción del Estado para establecer un orden social justo e igualitario. Dentro del resumiremos así:

Socialismo

existen

diversas

tendencias

que

a) Socialismo Utópico.- Llamado así por estar sustentado en concepciones puramente racionales, sin la base científica; en planes idealistas muy bellos y humanitarios, pero irrealizables. (La palabra utopía deriva del griego uthopos, que significa “en ninguna parte”; Tomás Moro, inglés, intituló “Utopía”, al libro en el cual expone sus 143  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

ideas, con el pretexto de describir la vida en una supuesta “isla” del Nuevo Mundo, en la que sus moradores tienen una organización social y económica muy “sospechosamente” parecida al Imperio Incaico). Interminable sería enumerar a todos los socialistas utópicos; simplemente mencionaremos a los más importante, como Platón, Licurgo, Pitágoras y Epicuro, en Grecia; Tomás Moro (1478-1535), Tomás Campanella (1568-1630, italiano, autor de “La Ciudad del Sol”, los franceses Babeuf, Saint – Simón, Fourier, y Cabet; el inglés Owen (1771-1858), etc. b) Socialismo Científico o Marxismo.- Fundado por Marx y Engels, y denominado así por ser una doctrina económica, política y social basada en el análisis científico de la realidad. Sostienen que la causa del injusto orden social se debe a la propiedad privada y la desigual distribución de la riqueza; propugnan la toma del poder por la clase proletaria, la lucha de clases, la socialización de los medios de producción, la abolición de la propiedad privada, y la implantación de una sociedad sin clases. Afirman que la sociedad capitalista lleva en sí el germen de su propia destrucción, que ocurrirá por obra de las contradicciones internas del capitalismo, de cuyo “árbol caerá la fruta madura del socialismo”. Su concepción económica de la evolución de la humanidad se llama “materialismo histórico”, según el cual, los hechos sociales, políticos, religiosos, estéticos, filosóficos, etc. están determinados por condiciones materiales y económicas. “Al cambiar su modo de producción, escribe Marx, los hombres cambian todas sus relaciones sociales. El molino movido o brazo os dará la sociedad con un soberano; el molino movido por el vapor, la sociedad con el capitalismo industrial”. c) El Socialismo de Estado.- Denominado también “Socialismo de Cátedra”, es una doctrina de origen alemán, estrechamente vinculada a las ideas de la Escuela Histórica. Preconiza la intervención creciente del Estado en la vida económica de la nación, para impedir la explotación de la clase trabajadora por los representantes de la empresa privada; propone una política de defensa social del trabajador mediante una avanzada “legislación obrera”, con tendencia a su reglamentación universal; y la nacionalización progresiva de ciertas industrias, así como la planificación de la economía nacional. Los filósofos alemanes Hegel y Fichte ejercieron una influencia decisiva en los ideólogos de esta doctrina, entre los que merece citarse a Rodbertus y Lassalle, y, últimamente, a los eminentes profesores germano-judíos, Hermann Séller y Gustavo Radbruch. 144  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

d) Socialismo Cristiano.- Inspirado en los principios sociales del Evangelio, en la doctrina de los Padres de la Iglesia y en las Encíclicas papales, especialmente la “Rerum Novarum” de León XIII y la Cuadragésimo Anno” de Pío XI. Se pueden distinguir dentro de esta corriente dos tendencias muy divergentes en su orientación, aún cuando tienen el mismo punto de partida: el socialismo católico y el socialismo protestante. El socialismo cristiano, o cristianismo social, como también se le llama, cree en la existencia de leyes providenciales que rigen tanto el mundo físico como el social, que el hombre impulsado por móviles egoístas pueden falsear o contrariar, por lo que es necesario la intervención del Estado y de la Iglesia para enrumbar el progreso social. Se pronuncia duramente contra el lujo, la opulencia, el capitalismo, el interés inmoderado, y contra todas las formas de internacionalismo. Sin embargo, se inclina por el mantenimiento de las instituciones del orden social actual como la propiedad, la herencia y el salario, pese a las ideas radicales que sustentaron los primeros padres de la iglesia, como San Ambrosio (“la naturaleza ha establecido la comunidad; y la propiedad es una usurpación), San Jerónimo (“la opulencia es siempre producto de un robo cometido por el propietario actual a sus antepasados”), Santo Tomás (“en justicia todo debía ser de todos”), y San Clemente (“la iniquidad ha salido de la propiedad privada”). e) El Comunismo.- tal como se lo entiende en la actualidad es una doctrina basada en los principios marxistas – leninistas, que aspira a implantar la “dictadura del proletariado” como único camino para poner en práctica los ideales de Marx y de Lenin, que conduzcan al mundo al socialismo en su etapa superior, que se caracterizará por la extinción del Estado en una sociedad sin clases, en que sólo prime el interés social e impere la más absoluta justicia. Cabe sin embargo, aclarar que no todos los comunistas han sido marxistas, ni todos los marxistas comunistas, como ya hemos visto, no fueron marxistas, por haber vivido antes de Marx y de Engels; y muchos socialistas marxistas como Kautsky, Bebel, Vandervelde, Maxton, Blum, Justo, Plejanov (el gran expositor ruso del marxismo), y los respectivos partidos socialistas de Francia, Alemania, Bélgica, Austria, Argentina, Inglaterra, etc. pertenecientes a la II Internacional, no son comunistas. Hoy con la caída del régimen comunista de la Ex Unión Soviética, el comunismo se ha debilitado. f)

El Solidarismo. No es más que el Socialismo de Estado que, según Gide, “ha tomado en Francia una forma más liberal y más amable”. Sostiene que el bien de unos es el bien de todos; que debe fomentarse la solidaridad de todos los hombres de buena voluntad del mundo, con 145


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

el objeto de propiciar la ayuda mutua y el bienestar general. Aunque admite la subsistencia de la propiedad, la herencia y la libertad de disponer, y las consiguientes desigualdades que se derivan de esto, acepta la intervención del Estado, bajo la forma de reglamentación sobre el trabajo, sobre las viviendas insalubres, de protección a los consumidores y la implantación de un régimen de seguros sociales o de previsión obligatorios, todo lo cual permite persuadir a todos los miembros de la sociedad de que debe primar un hondo, sincero y fecundo espíritu de solidaridad. Muchos de sus principios están inspirados en las ideas solidaristas de los franceses Leroux, Bastiat, Fourier, Augusto Comte. Hombres de todos los credos y de todas las razas del mundo han manifestado su adhesión a esta doctrina racional y humanitaria. El movimiento cooperativo mundial es un ejemplo de solidarismo. 3.2.3.3. La Distribución de la Riqueza Concepto. En el curso del Proceso Económico la Distribución ocupa un lugar muy importante, porque se trata de retribuir a cada factor de la producción la parte proporcional que le corresponde de las riquezas que han contribuido a producir. Tal distribución se realiza así: a) La Naturaleza (tierra), recibe una retribución denominada renta o arrendamiento o alquiler. (Aquí la palabra renta está tomada en su acepción, restringida, pues “renta” significa, en su más amplio sentido, lo que se paga por el uso de cualquier cosa: tierra, maquinaria, dinero, etc., tomada en préstamo para ser devuelta en la misma forma física); b) El trabajo percibe salario, que se expresa en forma de jornal, sueldo, honorario o emulento; c) El capital gana intereses; d) El Estado percibe impuestos, tasas o contribuciones; e) El empresario obtiene ganancias o beneficios. La entidad a través de la cual se efectúa la distribución es la empresa que, como se sabe, reúne, armoniza, enlaza y organiza a los demás elementos de la producción. Un ejemplo nos aclarará este proceso: Sea una empresa dedicada a la producción de papel; para su constitución ha tenido que buscar capital en forma de dinero, ya sea por medio de acciones o crédito bancario, pagando dividendos o intereses, o ambas cosas a la vez; necesitará gran número de obreros y empleados, quienes reciben salarios por su trabajo; si el local donde funciona la fábrica o las oficinas no es propio, debe pagar arriendos; al Estado tendrá que abonar los impuestos respectivos, o las tasas que haya menester; y, por último, después de haber cubierto todos los gastos que demanda su 146  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

negocio, y haber vendido su producto, le quedará un margen de ganancia o beneficio. Desigual Distribución de la Riqueza. Es innegable que la riqueza está muy injusta y desigualmente distribuida. Unos, los ricos, tienen mucho – más de lo debido –; otros, los pobres, muy poco, o no tienen nada. Con el agravante que los primeros son los menos y los segundos los más. Y tal como van las cosas, al menos dentro de nuestro orden social y económico, los ricos son cada vez más ricos, y los pobres cada vez más pobres. De ahí que sea absolutamente urgente hacer, si no una nueva redistribución de la riqueza, al menos una más justa distribución. Y esta es labor, en gran parte, del Estado. No de cualquier Estado, naturalmente, sino de un Estado que sea expresión auténtica de las grandes mayorías nacionales, de las clases productoras, y no de un reducido hato egoísta de voraces oligarcas, plutócratas o terratenientes, que jamás velarán por los intereses del pueblo peruano, sino por los suyos, muy particulares, que no son precisamente, los de la Nación. Tarea difícil, ésta, por cierto, pero inaplazable. Y tan inaplazable, que si se la soslaya arteramente, o se la posterga con evidente miopía política, muy pronto nos sorprenderá, con toda seguridad, no ya la “Tempestad en los Andes que anunciaba en 1927 nuestro eminente etnólogo, historiador e indigenista, doctor Luis E. Valcárcel, en su inspirado y elocuente libro de igual nombre, sino el “Fuego sobre los Andes” que, también, y más recientemente, pronosticará el notable escritor norteamericano y estudioso de la realidad peruana y latinoamericana, Carleton Velas, en uno de sus muchos libros, que lleva igual título (“FIRE on the Andes”; hay traducción castellana) y que todo peruano que sea culto debe leer. Causas de la Desigual Distribución de la riqueza. Se ha dicho que una de las causas de la desigual distribución de la riqueza radica en el hecho de que cada factor de la producción aporta una proporción desigual en la creación de la riqueza. Y que si el capitalista o el empresario se llevan la parte del león se debe a su mayor contribución a la producción de la riqueza. No se requiere ser muy zahorí para advertir lo deleznable de esta afirmación; pues si bien es cierto que el empresario es el director, orientador y organizador de la producción, y el capital es un factor muy importante e imprescindible para la formación de la riqueza, no es menos cierto que el trabajador (llámese obrero, empleado, técnico o profesional) constituye, de hecho, el alma de toda empresa productiva; el corazón, el nervio y el cerebro – en muchos casos – del proceso de la producción. Nada es posible, en el plano económico, sin la intervención del trabajo. Por algo, evidentemente, Adam Smith, el padre de la Economía Política, como se le ha llamado, acertadamente o no, pues 147  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

muchos le regatean el epíteto, sostenía que la verdadera causa, el origen de la riqueza de las naciones, es el trabajo, sea agrícola o industrial. Más tarde, el Socialismo Científico ratificó y fundamentó este aserto. La teoría de la “plusvalía”, de Marx, sobre el trabajo no pagado, y que explica, justamente, el mecanismo que enriquece al empresario con el sudor del trabajador, puede ser todo lo discutible que se quiera, pero nadie podrá negar su tremendo y lúcido valor probatorio, de ser una de las causas de la injusta y desigual distribución de la riqueza. Por eso, nos inclinamos a creer con firmeza que una de las principales razones, o sin razones, que origina la desigual distribución de la riqueza es la ínfima retribución que recibe el trabajo humano. Agréguese a ello el orden socio-económico injusto; arbitrario, que prevalece en la sociedad capitalista, unido al poder político detentado por la clase dominante, que es la más fiel expresión de los grandes empresarios y capitalistas, y se tendrá una explicación lógica e irrefutable de los verdaderos factores que originan la desigual distribución de la riqueza. Consecuencias. (Problemas Sociales de la Distribución). Las consecuencias de la desigual distribución de la riqueza son obvias: desigualdad social y económica, hambre, miseria, pobreza, desnutrición, tuberculosis, analfabetismo, subdesarrollo, explotación del hombre por el hombre, bajo nivel de vida de las clases desposeídas de fortuna, inquietud social, huelgas, paros, protesta pública, desocupación, es decir, todo aquel sedimento de malestar social e injusticia, que se ha dado en llamar la Cuestión Social, y que fuera tema tan discutido, sobre todo en los años posteriores a la primera Guerra Mundial. Formas de Asistencia.- Como si desde el fondo de su subconciencia surgiera una voz de auto-acusación, como si un inconfesable complejo de culpa los impulsara a disfrazar su falsedad, determinados sectores de las clases adineradas se han dado a la tarea de “asistir”, prestar, “ayuda”, hacer “obras sociales” (como quien juega al té – canasta o al golf) a favor de las clases desvalidas. Y fundan Sociedades de Beneficencia, Hospitales de Caridad, Asilos u Orfelinatos, en los que, efectivamente, se presta una humanitaria y valiosa ayuda a las clases pobres o menesterosas, con lo cual, en algo se retribuye la riqueza no distribuida al trabajador; pero tales obras sociales, tales formas de asistencia o caridad pública, que muchas veces constituyen una afrenta para la dignidad del pobre – que la tiene, y muy alta-, no puede ser sino lo que en verdad son: leves paliativos para el dolor humano. Por eso, consideramos anacrónicos e ineficaces estos sistemas de asistencia. Ya pasó la época de las sociedades y hospitales de beneficencia, de los asilos y demás formas sensibleras de ayuda social. Es la época de los 148  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Seguros Sociales y de la ayuda estatal a las grandes masas asalariadas y aún a quienes no tienen la suerte de percibir un mísero salario: los desocupados, los mendigos, los huérfanos, los ancianos, los inválidos, etc. Esta es obra de Estado y de nadie más. Pero, naturalmente, para que el Estado cuente con los recursos financieros indispensables que obras de tal magnitud representan, es necesario obligar a lo que más tienen a abrir un poco más la herméticamente cerrada y misteriosa bolsa – moderna faltriquera de Satanás – y dar un poco más. Mayores salarios para que el trabajador pueda contribuir también con una cuota más alta a su propia asistencia; mayores gravámenes a las clases acaudaladas, para que auxilien en mayor proporción la labor del Estado en bien de la colectividad; y mayor inversión del Estado en obras de asistencia social, y menos despilfarro irresponsable de los caudales de la Nación en obras suntuarias no reproductivas, destinadas a halagar tan sólo la vanidad irrefrenable de los dictadores de todos los matices: con botas y sable o con chaqué y guantes de seda. 3.2.3.4. Ciencia, Técnica y Responsabilidad Social 1. Ciencia, técnica, tecnología El impacto del desarrollo tecnológico es determinante para la organización y modo de vida de las sociedades avanzadas. Hasta el punto de que nuestra época se ha denominado “la era de la técnica”. La técnica es un complejo teórico-práctico, que consiste en saber cómo hacer ciertas actividades. Con frecuencia se entiende la técnica como una aplicación del saber científico, y sin embargo, la relación actual entre ciencia y técnica es de interacción. La técnica plantea retos a la ciencia, la impulsa a nuevos descubrimientos, y la ciencia sería inviable sin la ayuda de la técnica, lo cual requiere la innovación tecnológica. Por ejemplo, sería imposible avanzar en astronomía sin contar con telescopios potentes o con la tecnología espacial. Es verdad que entre ciencia y técnica podríamos señalar dos diferencias: La ciencia es un sistema de conocimientos, mientras que la técnica, aunque involucra conocimientos, es un sistema de acciones. La ciencia se orienta en primera instancia hacia la adquisición de conocimientos verdaderos, y la técnica, tiene como valor prioritario el logro de acciones útiles.

149  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Sin embargo, ambas persiguen la liberación humana mediante el dominio y control del mundo, y el desarrollo técnico sólo puede concebirse como ligado al progreso científico y en interacción con él. La técnica así entendida es llamada tecnología, a diferencia de la actividad técnica de la era pre-industrial. 2. Características de la técnica La actividad técnica contiene dos tipos de elementos: conocimiento práctico y habilidad en la ejecución. Para ejecutar una técnica con éxito es necesario, disponer de ciertas habilidades que se adquieren mediante entrenamiento, pero, si se tiene sólo habilidad y no se dispone del saber correspondiente, entonces no se trata de una acción técnica, sino de una destreza adquirida mediante repetición de experiencias. Puede ser que en un caso determinado se tenga éxito, pero se carece de los fundamentos teóricos que permiten explicar y generalizar la acción. Por eso, es necesario contar también con el conocimiento práctico, que, a su vez, tiene dos aspectos: El conocimiento representacional, que es toda información acerca de la estructura y funcionamiento de la zona de realidad que interviene en una determinada acción tecnológica. Aquí juega su papel decisivo el saber científico. El conocimiento operacional o conjunto de instrucciones, reglas, etc., que es preciso seguir para ejecutar la acción correctamente. Desde esta perspectiva, la actividad tecnológica tendría las siguientes características: Es una acción sistemática, no aislada ni casual. Eso significa que ha de realizarse con un método y, por tanto, ha de ser repetible y enseñable. La acción ha de ejercerse siempre sobre objetos concretos. La técnica pretende transformar y controlar algún aspecto de la realidad, para satisfacer deseos humanos. La eficacia pretende transformar y controlar algún aspecto de la realidad para satisfacer deseos humanos. La eficacia es el valor orientador de la técnica: desde el punto de vista técnico es preferible la acción más eficaz. Una actividad es más eficaz cuanto mejor es la relación coste – beneficio. Esta relación es difícil de evaluar, porque no siempre se pueden determinar de manera precisa cuáles son los costes de una tecnología y los beneficios que proporciona. Determinados grados de eficacia 150  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

técnica pueden ser completamente desaconsejables para el objetivo mercado. Por ejemplo, una solución ante el problema de la sequía es desalar agua del mar. Desde el punto de vista técnico, existen procedimientos para obtener cantidades masivas de agua en tiempos razonables y con la tecnología relativamente simple, accesible y aceptable. Pero el precio es tal que no está al alcance del poder adquisitivo de la sociedad. Por lo cual, la eficacia de esta técnica es por ahora irrelevante para resolver el problema de la sequía. 3. Sentido de la técnica: emancipación y responsabilidad El actual desarrollo de la técnica plantea un conjunto de problemas a la sociedad, de los cuales quisiéramos destacar tres al menos. Los intereses concretos de la investigación Habitualmente se entiende que el modelo de racionalidad propio de las tecnologías es la racionalidad instrumental, que elige los medios más eficaces para los fines que se propone, sin ocuparse de los fines mismos. Que los fines sean buenos o malos no sería entonces cuestión suya. Sin embargo, esta representación es falsa, y no sólo porque, como vimos, todo saber viene orientado por algún interés universal (de dominio, de comprensión o de emancipación), sino porque las investigaciones concretas se realizan por intereses particulares muy determinados. Por ejemplo, las instituciones políticas y las empresas pagan determinadas investigaciones y no otras, fomentan unos proyectos y eliminan otros. Descubrir los intereses por los que actúan de ese modo es esencial para comprender el sentido de las tecnologías y las metas de nuestra sociedad. Otra cosa es vivir en el engaño. El principio de responsabilidad Por otra parte, las consecuencias de las tecnologías alcanzan y a toda la humanidad. El impacto medioambiental de las nuevas tecnologías no sólo afecta a toda la población actual de la Tierra, sino también a las generaciones futuras. Investigaciones como el Proyecto HUGO (Human Genome Project) sobre el genoma humano o las técnicas de ingeniería genética, que nos permiten modificar, no sólo el fenotipo, sino también el genotipo, tienen también repercusiones para la humanidad futura. La invención de armamento sumamente sofisticado es una amenaza para nuestro planeta en su conjunto.

151  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Son avances de este calibre los que han llevado a filósofos como K. O. Apel o Hans Jonas a denunciar la falsa idea de “progreso” sobre la que estamos montando nuestra civilización. Hemos creído que el progreso consiste en explotar los recursos de la Tierra para satisfacer nuestro deseo de bienestar, y la estamos destruyendo. Por eso tenemos que cambiar nuestra idea de progreso en el siguiente sentido: hemos de asumir responsablemente las consecuencias de la ciencia y la técnica, dejando a las generaciones futuras el mundo al menos no peor de cómo nos lo hemos encontrado. El sujeto de las decisiones El problema más grave de los que plantea el desarrollo tecnológico es el siguiente: teniendo en cuenta que las consecuencias de muchas investigaciones afectan a toda la humanidad, ¿quién tiene que decidir cuáles son los objetos sobre los que se puede investigar, con qué fines y dónde empiezan los límites de la investigación? Habitualmente estas decisiones las toman los políticos y las empresas potentes de los países ricos, lo cual es radicalmente injusto porque todas las personas son afectadas por ellas. Por eso una reflexión seria sobre la ciencia y las tecnologías, nos lleva a reconocer que somos los afectados quienes hemos de tomar las decisiones. Pero desde una actitud de responsabilidad, que nos exige: Informarnos sobre los avances que nos afectan. Aprender a dialogar en serio sobre esas cuestiones. Intenta llegar a las soluciones más justas para toda la humanidad presente y futura. Exigir mecanismos de participación en las decisiones, no sólo para nosotros, sino para todos los afectados. De este modo los impresionantes logros científico-técnicos contribuirán a la emancipación, autonomía y autorrealización individual y colectiva de los seres humanos. 3.2.4. Los Factores Políticos 3.2.4.1. Variabilidad en el Proceso Político Los antropólogos aumentan su interés por la política o por los procesos políticos de las sociedades que estudian: quién adquiere influencia o poder, cómo la adquiere y cómo se toman las decisiones políticas. Pero aunque hayamos descrito la importancia política de 152  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

muchas sociedades, existen todavía pocos estudios transculturales sobre los que basarnos para explicar la variabilidad en política. Llegar a ser un Líder. En aquellas sociedades en las que existe un liderazgo hereditario, lo que es común en las sociedades de rango y en las sociedades estatales con monarquías, las normas de sucesión generalmente establecen cómo se hereda el liderazgo. Tales líderes se identifican a menudo de alguna forma visible: pueden estar permanentemente marcados o tatuados, como en las jefaturas de Polinesia, o pueden llevar vestidos muy elaborados e insignias como en las sociedades con clases estratificadas (véanse los comentarios sobre los adornos corporales en el capítulo dedicado a las artes). Pero para las sociedades cuyos líderes s escogen, ya sean líderes informales o representantes políticos, necesitamos investigar mucho si queremos comprender por qué se escoge a determinados tipos de personas sobre otras. Unos pocos estudios han investigado las cualidades personales de los líderes en las sociedades tribales. Uno de ellos, efectuado entre los Mecranoti – Kayapo de la región central de Brasil, encontró que los líderes en oposición a sus súbditos, tienden a destacar entre sus semejantes por su mayor inteligencia, generosidad, reconocimiento, ambición y agresividad. Los líderes también tienden a ser más viejos y más altos. Y a pesar de la naturaleza igualitaria de la sociedad Mecranoti (al menos en relación con la distribución de recursos), los hijos de los líderes tienen más posibilidades que el resto de la población de llegar a ser líderes. Las investigaciones efectuadas en otra sociedad brasileña, los Kagwahiv de la región amazónica, sugieren otras cualidades personales de los líderes: parece que tienen sentimientos positivos respecto a sus padres y madres. En muchos aspectos, los estudios sobre los líderes efectuados en los de EE.UU, muestran que no son muy diferentes de sus equivalentes en Brasil, aunque existe una gran diferencia: los líderes Mecranoti y Kagwahiv no son tan ricos como los de EE.UU y reparten de hecho sus riquezas. Los líderes de EE.UU son generalmente mucho más ricos que los demás. “GRANDES HOMBRES”. En algunas sociedades tribales igualitarias, la carrera hacia el liderazgo parece ser muy competitiva. En algunas partes de Nueva Guinea y de Suramérica los “grandes hombres” compiten con otros hombres ambiciosos para reclutar partidarios. Los hombres que desean competir deben mostrar que poseen poderes mágicos, éxito en la agricultura y bravura en la guerra. Pero lo más 153  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

importante es que tienen que recoger suficientes bienes para hacer grandes fiestas en las que los repartirán. Los grandes hombres tienen que trabajar mucho para conseguir seguidores y no perderlos, ya que los que no estén satisfechos y no perderlos, ya que los que no estén satisfechos con ellos se pasarán al bando de uno de sus competidores. Las esposas de los grandes hombres frecuentemente son líderes también. Por ejemplo, entre los Kagwahiv, la esposa de un gran hombre es generalmente la que lidera a las mujeres de la comunidad, es la responsable de organizar los banquetes y de repartir carne en ellos. A pesar de que el fenómeno de los grandes hombres es muy común en Nueva Guinea, los investigadores están empezando a distinguir diferencias entre la forma y la extensión de los “grandes hombres” en diferentes áreas de Nueva Guinea. Por ejemplo, en las tierras Altas del sur, grupos de hombres (no grandes hombres) pueden participar en una distribución de regalos a gran escala, por lo que los grandes hombres no son diferentes de los hombres ordinarios. Por el contrario, en las Tierras Altas del noroeste los grandes hombres permanecen alejados del resto de forma evidente Planifican la política que deben seguir los grupos y organizan eventos colectivos, tienen acceso a los cerdos, a los objetos de valor adquiridos en los intercambios y ejercen el control sobre una cantidad sustancial de trabajo (más de una esposa y familia). Sabemos que algunos grandes hombres son “mayores” que los demás pero, ¿cómo se consigue llegar a ser un gran hombre?. Entre los Kumdi-Engamoi, un grupo de las Tierras Altas centrales, el hombre que desee ser considerado como un wua nium (literalmente un “hombre – grande – importante – rico”) necesita tener muchas esposas e hijas, ya que la cantidad de terreno que controla un hombre y la cantidad de producción de la misma en esas tierras depende del número de mujeres que haya en su familia. Cuantas más esposas más tierras se cultivarán. También tiene que ser un buen orador. Todo el mundo tiene derecho a hablar y a hacer discursos, pero para ser un gran hombre se requiere hablar bien y con energía, sabiendo cómo conseguir el consenso Generalmente un hombre hasta los treinta o cuarenta años no tiene más de una esposa y no puede adquirir su reputación por medio de intercambios. Cuando un hombre desea hacer un intercambio, necesita previamente conseguir conchas y cerdos de su familia y parientes. Una vez que ha obtenido una reputación como wua nium, puede mantenerla sólo si continúa portándose bien, esto es, si continúa distribuyendo extensamente, toma sabias decisiones, habla bien y efectúa intercambios.

154  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

“GRAN MUJER”. En contraste con la mayor parte del continente de Nueva Guinea, las islas de su costa sudeste se caracterizan por la descendencia matrilineal. Aunque como el resto de Nueva Guinea, las islas también tienen un sistema de reparto de liderazgos en el que la gente compite para obtener el estatus de “grande”. Aquí, aunque la gente compita, lo hacen tanto mujeres como hombres, y existen tanto las “grandes mujeres” como los “grandes hombres”. Por ejemplo, en la isla de Vanatinai, mujeres y hombres compiten unos con otros por intercambiar objetos de valor. Las mujeres hacen una expedición en canoas hasta islas lejanas para visitar tanto a hombres como a mujeres e intercambiar parejas, movilizan a sus parientes e intercambian parejas para celebrar grandes banquetes y guardan los objetos de valor intercambiados en las ceremonias, por lo menos durante algún tiempo. La prominencia de las mujeres en Vanatinai puede estar asociada a la desaparición de la guerra (el poder colonial impuso la paz). Esta “pacificación” entre las islas favoreció los frecuentes intercambios cuando la guerra comenzó a ser rara a comienzos del siglo XX, dando tanta libertad a las mujeres como para poder viajar. A los hombres, pero no a las mujeres, la guerra les proporcionaba un camino al liderazgo; ya que los campeones de los combates podían adquirir gran renombre e influencia. No es que las mujeres no participaran en las guerras ya que sí lo hacían, cosa inusual en los estudios transculturales, sino porque éstas nunca llegaban a ser líderes guerreros. Ahora, con la ausencia de guerra, las mujeres tienen una oportunidad por medio de los intercambios de llegar a ser “grandes mujeres”. Sin embargo, en un aspecto las mujeres tienen menos oportunidad de adquirir actualmente influencia, pues ahora existen consejos del gobierno local, en los que todos sus miembros son hombres. ¿Por qué? Algunas mujeres eran nominadas para el puesto, pero se retiraban desconcertadas ya que no podían hablar inglés. Tanto grandes hombres como grandes mujeres no siguen automáticamente obtener esta nueva posición; son los hombres jóvenes que saben inglés quienes llegan a ser consejeros. Pero esta situación puede cambiar. Con la apertura de una escuela primaria del gobierno en 1984: tanto chicos como chicas están aprendiendo inglés, por lo que en el futuro podrán conseguir con mayor facilidad pertenecer al consejo y obtener el liderazgo. Participación política. El especialista en ciencia política Marc Ross efectuó una investigación transcultural sobre las variaciones en el grado de participación política, reuniendo el motivo de su trabajo con las palabras: “¿Por qué en algunos casos hay un gran número de personas

155  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

relativamente relacionadas con la vida política, en tanto que otras acciones políticas son competencia de muy pocas?”. La participación política en las sociedades preindustriales oscila desde la no existencia de la misma hasta una amplia participación. En el 16 por ciento de las sociedades examinadas había alta participación y sus foros de toma de decisiones estaban abiertos a todos los adultos. Estos foros pueden ser formales (consejos u otros cuerpos gubernamentales) o informales. A continuación, según el grado de participación, figuran las sociedades que tienen un amplio nivel de participación (37 por ciento), pero sólo para algunos y no para todos los adultos (hombres pero no mujeres, ciertas clases pero no otras). Le siguen las sociedades que tienen algunas pero no muchas influencias sobre la comunidad (29 por ciento). Y, finalmente, están las sociedades en las que hay poca o ninguna participación (18 por ciento), lo que significa que sus líderes toman la mayoría de las decisiones y que la influencia del resto de las personas es muy limitada. El grado de participación política parece ser alto en las sociedades a pequeña escala, lo mismo que en las modernas naciones – estado democrática, aunque no es así en las restantes (estados feudales e imperios preindustriales). ¿Por qué? En las sociedades a pequeña escala los líderes no tienen el poder de forzar a la gente a actuar, por lo que el alto grado de participación política puede ser la única forma de que se tomen las decisiones. En las democracias modernas, que tienen grupos muy poderosos aparte del gobierno (corporaciones, sindicatos y otras asociaciones) las autoridades centrales pueden tener teóricamente el poder de forzar a la gente para ir unidos; en realidad confían sobre todo en la conformidad voluntaria. Por ejemplo, el gobierno de EE.UU. se equivocó cuando trató por la fuerza (prohibiciones de 1920-1933) de parar la manufactura, transporte y venta de bebidas alcohólicas. El alto grado de participación política parece tener una consecuencia importante. En el mundo moderno, los estados gobernados democráticamente raramente tienen guerras entre ellos. Esto no significa que en general las democracias modernas sean más pacifistas; por el contrarios, están más predispuestas a tener guerras con otros tipos de sistemas políticos, aunque no tanto como entre ellas. Así, por ejemplo, EE.UU. invadió tres países (Granada, Panamá e Irak) entre 1980 y 1993, pero ninguna democracia. De forma similar, parece que los países más participativos, esto es, las unidades políticas más democráticas de los registros etnográficos, luchan entre ellas considerablemente menos de lo que lo hacen las unidades políticas menos participativas, como podemos 156  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

apreciar en el caso de las modernas naciones – estado. Exactamente porque más participación o mayor democracia puede llevar a que se establezca la paz; exploramos las implicaciones de estas relaciones en el capítulo dedicado a los problemas globales. Resolución de conflictos. Como hemos comentado el comienzo de este capítulo, la vida política implica más que hacer política, su administración y su ejecución. La vida política también requiere la resolución de los conflictos que se pueden resolver de forma pacífica de común acuerdo, las acciones comunitarias, la mediación o negociación de los compromisos, la apología, la apelación a las fuerzas sobrenaturales o las adjudicaciones por terceros grupos. Como veremos, los procedimientos usados varían según el grado de complejidad social; las decisiones por terceras partes son más frecuentes en sociedades jerárquicas. Aunque las soluciones pacíficas no son siempre posibles, y las disputas se suelen resolver de forma pacífica, se puede denominar a ese tipo de violencia crimen, especialmente cuando es cometida por un individuo. Cuando existe violencia entre grupos de personas de unidades políticas separadas (grupos entre los que no existen procedimientos para atajar las disputas) denominamos a esa violencia guerra. Y cuando la violencia ocurre entre subunidades de una población que ha estado políticamente unida, la llamamos guerra civil. Resolución pacífica de los conflictos. La mayoría de los estados industrializados modernos disponen de instituciones formales y departamentos, tales como política, jueces de distrito, tribunales y sistemas penales, para tratar tanto las disputas menores como los conflictos más serios que se produzcan en la sociedad. Todas estas instituciones generalmente operan según códigos legales, esto es, un grupo de normas explícitas, generalmente escritas, que estipulan lo que es y lo que no es permisible. La transgresión de las leyes por los individuos le da al estado el derecho a tomar acciones contra ellos. El estado tiene el monopolio sobre el uso legítimo de la fuerza en la sociedad. Sólo para eso tiene el derecho de ejercer la coacción sobre los individuos para obtener acuerdos sobre regulaciones, costumbres, edictos políticos y procedimientos. En muchas sociedades faltan tales departamentos e instituciones especializadas para resolver los conflictos. Pero todas las sociedades conocen formas pacíficas y regularizadas de solucionar por lo menos algunas disputas. Algunos antropólogos hablan de la universalidad de la ley, así E. Adamson Hoebel, por ejemplo, comentó este principio como sigue: 157  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

“Cada grupo de personas tiene su sistema de control social. Y no todos sino algunos de los más pobres tienen como parte del sistema de control patrones complejos de conducta y mecanismos institucionales a los que propiamente podemos considerar leyes. “Antropológicamente” considerada, la ley es meramente uno de los aspectos de nuestra cultura, el aspecto que emplea la fuerza de la sociedad organizada para regular la conducta individual y la de los grupos y para prevenir la reparación o castigo de las desviaciones de las normas sociales prescritas”. La ley, tanto la informal en las sociedades más simples, como la formal en las más complejas, proporciona unos medios de solucionar pacíficamente los conflictos que se desarrollen, lo que no significa que los conflictos se resuelvan pacíficamente siempre. Eso no quiere decir que la gente no pueda aprender a resolverlos de forma pacífica. El hecho de que haya sociedades con pocos conflictos o con conflictos no violentos significa que puede ser posible aprender de ellos; es posible descubrir cómo evitar la aparición de violencia en los conflictos. ¿Cómo se resolvió el conflicto en Sudáfrica de forma relativamente pacífica partiendo de una sociedad dominada por gente procedente de Europa hasta llegar a otra con un gobierno y derechos civiles compartidos por todos los grupos? Por el contrario, en Bosnia aparecieron conflictos tan extremadamente violentos entre los diferentes grupos étnicos que fue precisa la intervención de grupos extranjeros para mantener separados a los contendientes. Evitación. La violencia se puede evitar con frecuencia si las partes en conflicto evitan voluntariamente la disputa o acuerdan separarse hasta reducir la tensión. Los antropólogos han comentado frecuentemente que los forrajeadores están particularmente predispuestos a utilizar esta técnica. La gente se desplaza a otras bandas o transporta sus cabañas hasta el otro extremo del campamento. Los horticultores nómadas pueden también separarse cuando los conflictos se hacen muy intensos. Evitar la violencia es obviamente fácil en sociedades de bandas que son nómadas o seminómadas y en las que la gente tiene disputas ocasionales. Pero todavía es más fácil cuando la gente vive independientemente y de forma autosuficiente (por ejemplo, en ciudades y suburbios). Incluso si las condiciones en tales sociedades pueden hacer que se obvien las disputas fácilmente, necesitamos saber por qué algunas sociedades evitan más la confrontación como forma de resolver los conflictos. Acción comunitaria. Las sociedades han encontrado varias formas de resolver sus disputas pacíficamente. Una de tales formas incluye la acción de un grupo de esa comunidad como un todo; la acción 158  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

colectiva es más común en las sociedades más simples que carecen del poder autoritario de un líder. Por ejemplo, muchas sociedades Inuit resuelven frecuentemente sus disputas por medio de la acción comunitaria. Dentro de los grupos locales, los lazos familiares no se exaltan demasiado, por lo que la familia se considera autónoma en la mayoría de los asuntos. Piensan que son los espíritus, particularmente cuando hay desacuerdos, los que pueden determinar los destinos de las personas. Consecuentemente, la gente lleva sus tareas diarias dentro de un sistema complejo de tabúes. Este sistema es tan exhaustivo que, por lo menos en el pasado, los Inuit no necesitaban ningún cuerpo formal de leyes. No obstante, los conflictos surgen y se tienen que resolver. De acuerdo con ello, los principios actúan como guía para que la comunidad resuelva los casos graves. El fallo de un individuo para respetar un tabú o para acatar las sugerencias de un chamán puede llevarlo a su expulsión del grupo, por que la comunidad no puede aceptar el riesgo de su convivencia. A una persona que no comparta voluntariamente los alimentos éstos se le confiscarán para ser repartidos entre todos, y puede ser ejecutada durante el proceso. Un caso de simple asesinato, como acto de venganza (generalmente por el secuestro de una esposa o como parte de una deuda de sangre) no concierne a la comunidad, aunque sí le corresponden los asesinatos repetidos. Franz Boas dio un ejemplo típico: Había un nativo de Padli llamado Padlu. Él había convencido a la esposa de un nativo de Cumberland Sound de abandonar a su esposo para seguirlo a él. El esposo abandonado buscando venganza (...) visitó a sus amigos de Padli, pero antes de que pudiera cumplir su intención de matar a Padlu, éste le disparó (...) Un hermano del fallecido acudió a Padli para vengar su muerte (...) pero también murió a manos de Padlu. Un tercer nativo de Cumberland Sound, que deseaba vengar la muerte de sus familiares, también murió a sus manos. Como consecuencia de todos estos estragos los nativos quisieron librarse de Padlu, pero no se atrevieron a atacarle. Cuando el pimain (cacique) de la Akudmurmuit conoció estos acontecimientos se desplazó hacia el sur y preguntó a cada hombre de Padli si se debía de matar a Padlu, en lo que todos estuvieron de acuerdo, así que él fue con el último ciervo cazado [...] y [...] disparó a Padlu en la espalda. Matar a un individuo es la acción más extrema que puede tomar una comunidad y la denominamos pena capital. La comunidad como un todo o un funcionario político o un tribunal puede decidir o administrar este castigo, pero la pena capital parece existir en casi todas las sociedades, 159  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

desde las más simples hasta las más complejas. Se asume frecuentemente que la pena capital persuade contra el crimen. Si fuera así, tendríamos que esperar que su abolición fuera seguida por el incremento de los índices de homicidios, pero no parece que esto suceda. Un estudio comparativo transnacional indica que la abolición de la pena capital sería seguida de la disminución de la tasa de homicidios. Negociación y mediación. En muchos conflictos, las partes en disputa pueden llegar por sí mismas a un acuerdo por medio de una negociación. No existen necesariamente reglas sobre cómo tienen que hacerlo, pero cada solución es –buena- si se restaura la paz. A veces se recurre a un extraño o tercera parte que favorezca al acuerdo entre los litigantes. Hablamos de mediación cuando interviene una tercera parte tratando de ayudar a traer la concordia, aunque esta tercera parte no posea la autoridad formal necesaria para forzar el acuerdo. Tanto la negociación como la mediación son eficaces cuando se producen en sociedades relativamente igualitarias y es importante para las personas el ponerse de acuerdo. Entre los Nuer del Este de África, una tribu ganadera y horticultora, las disputas aparecidas dentro de su comunidad se pueden solucionar con la ayuda de un mediador informal llamado “jefe piel de leopardo”. Este hombre no es un jefe político sino un mediador. Su posición es hereditaria, con connotaciones religiosas que hacen a su poseedor responsable del bienestar social del distrito. Asuntos como el robo de ganado rara vez llaman la atención del jefe piel de leopardo; las partes afectadas generalmente prefieren resolverlo en su ámbito particular. Pero si, por ejemplo, se trata de un asesinato, el reo irá a la casa del jefe piel de leopardo. Este procederá inmediatamente a hacer un corte en los brazos del reo hasta que mane sangre; hasta que se efectúa el corte, el reo no podrá comer ni beber y si el asesino teme la venganza de la familia del asesinado, permanecerá en la casa del jefe piel de leopardo, a la que se considera como un suntuario. En los meses siguientes, el jefe tratará de mediar entre ambas partes afectadas por el crimen. El jefe hace que la familia del asesino se prepare para pagar una compensación para evitar una disputa, y persuade a los familiares del muerto de que deberían aceptar la compensación, generalmente en forma de cabezas de ganado. Durante este período ninguna de las partes puede comer ni beber en los mismos recipientes que los demás, por lo que tampoco pueden comer en la casa de la misma tercera persona. El jefe reúne el ganado, unas 40 ó 50 cabezas, y las lleva a la casa de la víctima

160  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

del crimen, donde efectúa una serie de sacrificios de purificación y desagravio. Por medio de este proceso, el jefe actúa de intermediario. No posee autoridad para forzar a cada una de las partes a negociar, ni poder para forzar a tomar una solución una vez que ha sido consultado. Sin embargo, es capaz de sacar ventajas del hecho, ya que ambas partes en disputa pertenecen a la misma comunidad y están deseosas de evitar una deuda de sangre, por lo que generalmente acaban aceptando los términos. Ritual de reconciliación – disculpa. El deseo de restaurar unas relaciones armónicas puede explicar las ceremonias de disculpa. Una disculpa se basa en la deferencia: la parte culpable muestra su reverencia y pide perdón. Esta ceremonia tiende a producirse en las jefaturas recientes. Entre los nativos de las islas Fidji al Sur del Pacífico, hay una gran armonía ética y asistencia mutua, particularmente dentro del poblado. Cuando una persona ofende a alguien que posee mayor estatus, la persona ofendida y otros miembros del poblado empiezan a evitar y a cotillear sobre el ofensor. Si el ofensor es sensible a los comentarios del poblado, celebra una ceremonia de disculpa llamada i soro. Uno de los significados del soro es “entregarse”. En la ceremonia el ofensor mantiene su cabeza baja y permanece silencioso mientras que un intermediario habla, presenta una prenda de regalo y le pregunta a la persona ofendida si le perdona. La disculpa se rechaza raras veces. Juramentos y ordalías. Otra forma de dirimir disputas es recurrir a los juramentos y ordalías, ambos acompañados de la llamada a los poderes sobrenaturales. Un juramento es la acción de llamar la atención de una deidad para apoyar la certeza de lo que se dice. Una ordalía es el sistema utilizado para determinar la culpabilidad o inocencia haciendo que el acusado realice una prueba peligrosa o dolorosa que se cree que está bajo el control sobrenatural. Los juramentos, como se puede esperar, varían ampliamente en su contexto, de acuerdo con la cultura en la que se efectúan. Por ejemplo, los beduinos Rwala hacen lo siguiente: En las disputas serias los jueces requieren el juramento msabba, llamado así por las siete líneas dibujadas sobre el suelo con un sable. El juez dibuja primero un círculo con un sable, después su diámetro, más 161  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

tarde sus intersecciones con cinco líneas verticales, invitando a la concurrencia a permanecer dentro, mirando hacia el sur, para jurar “un juramento falso es la ruina de los descendientes, para quien (jura en falso) es insaciable en su deseo (de medrar) y no teme a su Dios”. Apenas concluido el juramento los concurrentes salen fuera del círculo y, llenos de rabia, corren hacia su oponente, quien ha hecho el juramento. Las personas que asisten a la prueba tienen que esperar hasta que se calme. Una forma común de ordalía, encontrada en casi todas las partes del mundo, es la quemadura. Así, entre los Tanala de Madagascar, la persona acusada, habiéndose examinado previamente con mucho cuidado para evitar mecanismos de protección, mete su mano dentro de un caldero con agua hirviendo y coge, de debajo, una piedra allí depositada. Después mete su mano en agua helada, y entonces se le venda y se le vigila toda la noche bajo guardia. A la mañana siguiente se le quita la venda y se examina la mano: si tiene quemaduras es que es culpable. Tanto juramentos como ordalías han sido practicados también por las sociedades occidentales. Eran comunes en la Europa medieval. Incluso actualmente, en nuestra sociedad, existen vestigios de juramentos; por ejemplo, se puede oír a los niños decir, “que me muera si no es verdad”, y en los juicios los testigos están obligados a jurar o prometer que dicen la verdad. ¿Por qué algunas sociedades recurren a juramentos y ordalías? John Robert sugirió que su uso tiende a encontrarse en sociedades poco complejas en las que los funcionarios políticos carecen del poder suficiente para aplicar las decisiones judiciales y son demasiado vulnerables si intentaron hacerlo. Estos mismos funcionarios utilizan las ordalías y los juramentos para que sean los dioses los que decidan sobre la culpabilidad o la inocencia. Cuando estos funcionarios políticos consiguen mayor poder, tanto juramento como ordalías tienden a declinar o a desaparecer. 3.2.4.2. Estado El Estado es la realización máxima de la nación. Podemos definirlo como una sociedad políticamente organizada, con independencia nacional y poder soberano, que ejerce sobre toda la población que habita el territorio propio.

162  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Esta asunción de la soberanía, es decir, de la capacidad de imponer su voluntad a todos los que viven dentro del territorio nacional, y de realizar sus fines esenciales libre de interferencias extrañas, es lo que distingue mejor el Estado de alguna otra forma de organización social, según Lasky. Cualquier otro tipo de asociación imaginable carece de medios lícitos para imponer coactivamente su voluntad. Un miembro de una logia, de una iglesia, de un club social o de un gremio, si deja de cumplir las disposiciones sociales de la agrupación a que pertenece puede ser separado de ella, pero legalmente no puede imponérsele por la fuerza el cumplimiento de lo que desacate. En cambio, el individuo que viva en un Estado determinado está obligado a acatar la voluntad de ese Estado, cualquiera sea la opinión que sus disposiciones le merezcan. Si una ley que manda a hacer una cosa u otra que prohíbe algo, le parecen injustas o arbitrarias, tiene en principio que cumplirla, a reserva de utilizar las vías derogativas o restitutivas de su derecho, que otras leyes del Estado le conceden, porque de otro modo puede serle impuesto su cumplimiento por la fuerza lícitamente. Funciones del Estado. El Estado moderno es la institución social de mayor importancia, por la utilidad y trascendencia de las funciones que realiza. Algunas de estas funciones no pueden ser llevadas a cabo más que por una institución que no obre por el interés o el provecho particular de sus miembros dirigentes, sino por consideraciones de utilidad o beneficio colectivo. Tal es el supuesto fundamental de la acción del Estado, y entre estas funciones no lucrativas están: la atención de la salubridad e higiene públicas, la prestación de servicios que no rinden de inmediato un provecho proporcional a su costo, como la instrucción pública general, el fomento o mantenimiento directo de bibliotecas, museos, centros de investigaciones científicas no utilitarias o de estímulo y desarrollo de actividades artísticas, el servicio de correos, etc. El mantenimiento del orden es una de las atribuciones fundamentales del Estado, de imprescindible necesidad para la convivencia pacífica en sociedades complejas, caracterizadas por la enconada competencia entre grupos y entre individuos dentro de cada grupo. El voluntario acatamiento general de esta potestad del Estado está condicionada por otro de sus cometidos, de más alta jerarquía aún: la dispensación de la justicia, entendida como garantía del derecho y del

163  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

trato equitativo en los conflictos que se resuelvan por la aplicación de la Ley. Esta es la función de mayor trascendencia y responsabilidad entre las que se arroga el Estado, y de ella depende en gran medida que pueda mantener el orden sin graves conflictos ni enconadas resistencias que vencer. La administración de justicia requiere un tan alto grado de mesura, imparcialidad y entereza, que únicamente del Estado, que representa a toda la comunidad nacional, puede y debe enterarse que aplique la norma de derecho para resolver las contiendas de intereses y sancionar las faltas y los delitos, sin inclinaciones parciales ni espíritu de venganza, sino con ecuanimidad de juicio y ponderación razonable de las conveniencias generales. El Estado moderno ha ido extendiendo cada vez más su ámbito e influencia, por la delegación de jurisdicción que otras instituciones sociales han ido haciendo en él, y por las funciones de arbitraje y protección, que las contingencias sociales de conflictos en aumento incesante, han puesto en sus manos, como tercero en discordia con poder soberano. En nuestro tiempo el Estado no puede limitarse a guardar el orden y garantizar la libertad de acción de cada uno, como quería el Liberalismo del siglo XIX. El ejercicio de su potencia tiene necesariamente que adoptar una forma tutelar, preocupada por el bienestar general, amparando y defendiendo a las partes más débiles y desvalidas del conglomerado social, de la agresión o explotación por los más fuertes, y protegiendo los bienes e intereses colectivos del daño o la expoliación que puedan llevar a cabo personas, consorcios o monopolios con fines de lucro privado. Para la realización de esta función no basta la aplicación estricta e indistinta de la Ley, que en veces resulta inhumanamente imparcial, hasta el punto que, según frase irónica de Anatole France, “en su majestuosa igualdad prohíbe lo mismo al pobre que al rico dormir en la calle y robar un pan”. La jurisdicción del Estado trasciende los límites de la justicia legal, y necesariamente tiene que adentrarse en el campo de la justicia moral, poniendo en uno de los platillos de la balanza emblemática el peso de su poder, para mantener al fiel el derecho justo, sin privilegios para las minorías fuertes o los bienhallados con la fortuna, ni prodigalidad

164  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

demagógica e irresponsable en las concesiones a las masas por la magnitud del contingente político que representen. 3.2.4.3. El Estatismo y sus Peligros Peligros del estatismo. La importancia del Estado es tal en la vida del hombre civilizado, que algunos autores, como Hegel entre otros, afirman que únicamente en el Estado y por el Estado realiza el hombre los más altos valores de su existencia. En esta casi deificación del Estado hay una peligrosa exageración, puesto que el Estado existe para el hombre y no el hombre para el Estado, como han predicado los corifeos del totalitarismo en nuestros días. Precisamente uno de los más graves riesgos de la enorme expansión del Estado contemporáneo, es la invasión cada vez más adentro del campo de actividad privada del individuo y de sus fueros personales, terreno cuidadosamente acotada en las constituciones con que el Liberalismo limitó la omnipotencia de las antiguas monarquías absolutas. Sería insensato pasar por alto el hecho ya apuntado de que el Estado opera, que su acción se manifiesta a través del Gobierno, es decir, de un grupo de hombres con poder extraordinario que, aun en el mejor de los casos, interpretan y hacen valer la voluntad general de acuerdo con su leal saber y entender, que puede no ser el mejor inspirado o el más conveniente para la comunidad de los gobernados. La justificación última y más aceptable del sometimiento y la obediencia a las normas jurídicas del Estado, es que de esa manera se logra en forma armónica, sin conflictos ni violencias, el justo disfrute de los derechos y libertades que confieren valor y dignidad personal al ciudadano. La libertad de expresión del pensamiento, la libertad de conciencia, la seguridad jurídica, el derecho de libre asociación para fines lícitos, entre otros fueros y seguridades que constituyen, en conjunto, la esfera de acción que el individuo se ha reservado dentro del Estado para desarrollar libremente su personalidad, no han sido concesiones graciosamente otorgadas por el poder soberano, sino arrancadas a él tras cruentas luchas de siglos. El Estado liberal del siglo XIX respetó, en general, esos derechos individuales; pero en nuestros días, y en nombre muchas veces de la democracia, parece que volvemos a la época del Estado omnipotente y absoluto que desconocía y negaba tales derechos. Porque en la observancia de estos fueros de la personalidad, en las limitaciones que frente a los derechos o a las libertades individuales se imponga el Estado, podemos hallar la medida en que se aleja del absolutismo o se acerca a él.

165  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

El Estado y la Sociedad Mundial. El gigantesco desarrollo de la civilización técnica de la Edad Contemporánea ha creado un orden internacional, de países que dependen cada vez más unos de otros para satisfacer sus múltiples y crecientes necesidades, hasta hacer de la Tierra toda un vasto sistema cooperativo, en el cual el quebranto o la lesión de una de las partes afecta de algún modo el organismo entero. Por otra parte, el maravilloso progreso de los medios de comunicación y transporte ha reducido tanto la escala relativa de las distintas y separaciones, que los antípodas de cualquier punto están hoy tan poco remotos, como dos lugares de un país de mediano tamaño hace dos siglos, en la época del caballo y la diligencia. Actualmente Japón está más cerca de Australia o Rusia de los Estados Unidos de Norteamérica, que Inglaterra de Francia durante las guerras napoleónicas. Entonces, para los recursos técnicos y los medios de transporte de la época, el canal de la Mancha resultaba una barrera aisladora más efectiva que el océano Atlántico o el océano Pacífico en nuestros días. En un mundo por tal modo reducido en su tamaño relativo, no sólo se han acortado las distancias entre los países, sino también ha disminuido, en análoga proporción, el espacio para la libertad de acción de cada Estado particular, cuya soberanía absoluta, no sujeta a un ordenamiento jurídico internacional efectivo, resulta hoy tan perturbadora y generadora de conflictos, como lo fue la independencia de los señores feudales en las fases iniciales de unificación del Estado nacional. Tanto así que se nos ofrece la paradoja, advertida por Mac Iver, de que el Estado, dentro del ámbito nacional, es el mayor instrumento de seguridad social, mientras que internacionalmente resulta la mayor amenaza a esa seguridad. Los reiterados y cada vez más graves conflictos que ha producido el tradicional derecho que se arroga el Estado soberano, de ser el árbitro final de sus propias reclamaciones y de apelar a la fuerza para hacer valer sus decisiones, si fuera necesario, ha movido a muchos tratadistas políticos, escritores utopistas y aun a gobernantes, a proyectar y hasta ensayar formas de confederaciones internacionales, en las cuales pudieran resolverse los conflictos entre Estados y hallarse fórmulas de acción cooperativa, para el mantenimiento de la paz y el logro de un orden social universal, sin la apelación a la guerra.

166  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La Corte Mundial de La Haya, la Liga de las Naciones y la actual Organización de las Naciones Unidas (ONU), constituyen ensayos parciales de esa confederación internacional precursora de la Gran Sociedad, pero el menguado éxito de tales instituciones en la práctica, no permite alentar muchas esperanzas de mejor suerte en un futuro inmediato. Empero, a pesar de tan magros resultados, habrá que insistir en el empeño o resignarse a la aniquilación y el caos; porque el poder de las armas modernas es tal, que una guerra en gran escala puede borrar de la faz de la tierra todo vestigio de civilización, y sumir al hombre de nuevo en la barbarie. Si el Estado se concibe como una agencia de la comunidad, dice Mac Iver, “si aceptamos el hecho de que la ciudadanía no es la única función ni el único deber del hombre, debemos concluir válidamente que el poder del Estado como instrumento de política exterior, debe ser limitado no menos que su poder interior lo ha sido ya subordinándolo al consenso de la comunidad. Sólo que en este caso seria imprescindible que el consenso se extendiera más allá de las fronteras de la comunidad nacional, para asegurar su función limitadora”. El camino que conduce a esa meta de armonía internacional que sería la Gran Sociedad, está poblado de obstáculos, entre los que se cuentan los nacionalismos, los prejuicios raciales, el imperialismo político, la ambición de dominio económico, los resentimientos históricos y los absolutismos de las místicas ideológicas. Pero cabe esperar que la dimensión racional de la mentalidad del hombre le haga ver, en definitiva, que también en el orden internacional una mediana transacción es mejor que un buen pleito; en el cual ya nadie gana y todos pierden al final de cuentas. Pues si algo han demostrado las dos grandes contiendas mundiales de 1914 y 1939, es que la guerra moderna “nunca constituye una solución y es siempre un cataclismo”. 3.2.5. Los Factores Psicológicos y Sexuales 3.2.5.1. Dimensión Psíquica del Ser Humano Nos hemos ocupado del animal hombre de su conformación física y de su ascendencia filogenética. Esto quiere decir, sus aspectos y funciones biológicas (antropología física). También nos hemos ocupado de aspectos culturales, históricos, sociales, económicos, políticos. Dentro de las características físicas que distinguen al hombre de las otras especies denominadas inferiores están: su marcha erecta, la transformación de la columna vertebral, el equilibrio del cráneo, el mayor desarrollo del encéfalo (en proporción al volumen corporal, la mano de

167  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

pulgar oponible, retroceso de la mandíbula, reducción de los dientes, etc. Una de dichas características es el desarrollo psíquico. Es evidente que el psiquismo se encuentra en la frontera misma de la vida, o sea en la línea divisoria de lo inorgánico y de lo orgánico y tal vez sea una de sus propiedades más preciadas. Por lo tanto, el hombre como las demás especies vivientes, incluyendo los vegetales, participan de ella en mayor o menor magnitud. Lo que interesa ahora, es un esclarecimiento de los diferentes niveles de psiquismo que se dan en la vida. En el hombre, como especie, el psiquismo se pone de manifiesto en el hecho de que el sujeto no sólo es objeto para los observadores externos, sino que además un ser para sí, un ser íntimo en el cuál puede ensimismarse. 3.2.5.2. Antropología Cultural y Psicología La personalidad de los pueblos. Horney, Fromm y Sullivan no hubieran podido elaborar sus teorías sin la aparición de un grupo de antropólogos y etnólogos que, quizás por vez primera, se dedicaron a estudiar las razas y los pueblos sin considerarlos como piezas de museo, en el peor sentido de la palabra. Los hombres primitivos – contemporáneos o no – les interesaban por sí mismos, por su personalidad, y estudiaron las íntimas relaciones que descubrían entre tal personalidad y las distintas estructuras sociales, económicas y políticas. Malinowski, Ruth Benedic, Margaret Mead, Gregory Bateson, Kluckhom, son los pioneros de esta escuela, cuyos representantes más destacados son probablemente Kardiner y Linton. Kardiner inició sus actividades influido por una perspectiva eminentemente psicoanalítica. Estaba en su intención primera probar, o por lo menos estudiar, por la vía antropológica, todas o parte de las concepciones freudianas. Su labor práctica fue separándole poco a poco de sus proyectos iniciales. Kardiner afirmaba –como Freud– que las actitudes, los ideales, y los valores del niño se estructuran ya en primera infancia. Y también sostiene que los padres desempeñan en ello un papel trascendental. Pero Kardiner opina que los padres no siempre tratan igual a los niños; observa que éstos adoptan conductas distintas según el sistema educativo en que han sido formados y que las prácticas educativas de los padres se hallan normalizadas culturalmente, es decir, son métodos de 168  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

crianza que suelen adoptar todos los miembros de una misma sociedad. Ésta es la razón por la que los individuos que componen una sociedad determinada y comparten una cultura concreta, se parecen entre sí. A métodos educativos similares, corresponden personalidades semejantes (Obsérvese la indudable influencia que esta concepción ha tenido en los psicólogos de tendencia neoanalítica). Kardiner – y también Linton – denomina personalidad básica a aquel tipo de personalidad que es compartido por las personas que, siendo miembros de una misma sociedad, han sufrido una serie de experiencias primarias semejantes. (En cierta manera este concepto se asemeja al de carácter social de Fromm). Para Kardiner, una cultura es “una colectividad organizada de seres humanos, que han fijado unos modos de pensamiento y de conducta comúnmente aceptado por ellos, tales como tradiciones, prácticas y creencias religiosas, medios de ganar la subsistencia, normas y leyes, métodos de educación infantil, etc.”. Se denominan instituciones a estos modos de conducta y pensamientos fijos. Las instituciones por lo menos las primarias, son universales. Un ejemplo de ellas es el matrimonio; existe en todas las culturas, aunque puede variar el cómo, el cuándo y entre quiénes se lleva a cabo. Pues bien, Kardiner ha estudiado a fondo las distintas instituciones humanas, procurando desentrañar cómo ejercen su influencia sobre el individuo. Ha partido de un hecho evidente: el hombre cuenta con una serie de necesidades básicas, innatas, irreversibles. La personalidad individual variará en la medida en que las instituciones satisfagan o frustren tales necesidades. La adaptación o desadaptación general del individuo será fruto de esta situación. Las investigaciones de Kardiner entre los marquesanos, los tanala (Madagascar), etc. le llevaron a conclusiones que no podían menos que alejarle de la ortodoxia psicoanalítica. Lo sexual pasa, en Kardiner, a desempeñar un papel muy secundario. La angustia, dice no es tanto fruto de lo sexual como de circunstancias socioeconómicas. Un niño puede tener una conducta oral especial, no porque esté anclado en una fase determinada del desarrollo de la libido – hablando en términos psicoanalíticos – sino porque tiene hambre. Se trataría de una verdadera angustia económica, visible en multitud de pueblos poco evolucionados. Esta angustia alimentaria desempeña un papel importante en muchas culturas. 169  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Ralph Linton corrobora este aserto. El canibalismo, el culto a la cantidad de comestibles, los ritos de purificación de las manos antes del acto de comer, etc. serían otras tantas manifestaciones del fenómeno a que nos referimos. En cualquier caso, Kardiner y Linton dan suma importancia a los factores socieconómicos en el desarrollo de la personalidad. El hombre, en su desarrollo, pasa efectivamente por una serie de fases, pero tales etapas nada tienen que ver con la evolución de su líbido, sino con el proceso de su adaptación al ambiente físico y social que le rodea. Y, en este ambiente, lo económico brilla con luz propia, imprescindible. 3.2.5.3. Psicología Social Fundamentos. Los hombres no son islas. Si con la misma carga hereditaria, hubiéramos nacido en circunstancias ambientales distintas, seríamos muy diferentes. De haber sido adoptados, inmediatamente después de nuestro nacimiento por un matrimonio caníbal habitante de la selva, probablemente iríamos desnudos, hablaríamos con monosílabos, comeríamos carne humana, dando muestras de gran placer, y llamaríamos al hechicero de la tribu cuando tuviéramos dolor de cabeza. Por otra parte, nuestras opiniones sobre problemas religiosos o familiares, sobre la educación de los hijos o la propiedad, serían diferentes de las que ahora consideramos como nuestras y nos veríamos totalmente incapaces de entender, sin pasar antes por un laborioso aprendizaje, una sola palabra de temas tales como televisión, relatividad, doctrina conciliar, desodorantes, inflación o fútbol. El hombre es un ser eminentemente social. Social y complejo. Es, simultáneamente, sujeto que se comunica con sus semejantes y miembro de la comunidad en que vive, agente de socialización y ser que es socializado, que influye en los demás, y a la vez, influido por ellos. La conducta del hombre es estímulo para los hombres, pero también es respuestas a las conductas de los demás. La psicología social, que se ha independizado modernamente –el primer libro que podemos clasificar dentro de esta disciplina es Introducción a la psicología social de Mac Dougall, aparecido en 1908– de la psicología y la sociología, de las que originalmente procede, se dedica al estudio científico de las relaciones entre el individuo y el grupo. Su objeto es, pues, estudiar el hombre en sus relaciones sociales, es decir, el hombre en interacción.

170  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La interacción entre dos individuos, o entre un individuo y un grupo, puede presentarse de muchas maneras – rencor, compasión, odio, defensa, ataque, compra, competición, bondad, etc. – y, dentro de cada una de ellas, puede adquirir grados de intensidad muy diferentes. Sin embargo, el principal problema de la psicología social no consiste en enumerar y clasificar todas las relaciones interpersonales posibles, sino en descubrir bajo qué condiciones tiene lugar un tipo de interacción determinado. Y para descubrirlas es preciso aplicar la metodología científica al comportamiento social del hombre. Una metodología científica ha de seguir forzosamente las siguientes etapas: estructuración de hipótesis de trabajo, deducción y puesta a prueba de conclusiones probables, riguroso control de numerosas variables experimentales y manipulación estadística de los datos. Tratándose de una ciencia nueva, el psicólogo social se expondrá, probablemente, al mismo escepticismo y críticas que, en su tiempo, acogieron a Galileo o a Server. De la misma manera que los físicos utilizan los neutrones o los electrones, los psicólogos sociales, para explicar los fenómenos de la conducta humana, se ven obligados a utilizar un tipo de variables no observables directamente, pero que son deducibles de otros hechos, los cuales, éstos si, son directamente observables. Algunas variables de este tipo son las actitudes y los motivos. Estas variables nos ayudan a comprender la vinculación que existe entre la variable dependiente o conducta que estamos estudiando – por ejemplo, una votación o la delincuencia juvenil – y variables independientes tales como sexo, edad, clase social, educación, personalidad, etc. Las actitudes. Ya en 1935, Allport escribe: “El concepto de actitud es probablemente el concepto más original e indispensable de la psicología social americana. Ningún otro aparece con mayor frecuencia en los trabajos, tanto teóricos como experimentales”. Después de treinta años, la preocupación por el estudio de las actitudes continúa dominando gran parte del actual panorama psicosocial, y polariza alguna de las investigaciones recientes más interesantes. ¿Qué es, pues, una actitud?. Allport define la actitud como “Un estado mental y nervioso de disposición, organizado a través de la experiencia, y que ejerce una influencia determinante o dinámica sobre las respuestas del individuo a todos cuantos objetos o situaciones estén en relación con él”. Años más 171  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

tarde, en 1946, otro gran psicólogo social, Thurstone, aporta la siguiente definición: “Es el grado de afecto, positivo o negativo, que el individuo asocia con algún objeto psicológico”. Y por objeto psicológico, Thurstone entiende cualquier símbolo, frase, persona, institución, ideal, etc. hacia el cual puedan tenerse sentimientos positivos o negativos en grado distinto. La cruz gamada nazi, los gitanos, el control de la natalidad, las Naciones Unidas, o una determinada longitud de falda, constituyen algunos ejemplos de objetos psicológicos. De un individuo que tiene sentimientos positivos hacia un objeto psicológico, se dice que tiene una actitud favorable hacia dicho objeto. Si a este individuo le disgusta tal objeto y asocia el mismo sentimiento negativo, diremos que tiene una actitud desfavorable hacia el mismo. Las actitudes se asemejan a las opiniones, y a veces, no existe una diferencia muy clara entre ellas. Algunos autores – como Hovland, Manis y Kelley– las distinguen afirmando, entre otras cosas, que las actitudes pueden ser inconscientes mientras que las opiniones siempre pueden verbalizarse. En 1960, Eysenck distingue dos tipos de opiniones: las opiniones específicas, que no guardan relación con otras opiniones del mismo individuo, no son características de la persona que las manifiesta y varían con facilidad – la misma pregunta hecha en circunstancias distintas nos daría respuestas diferentes – y las opiniones habituales, que poseen cierto grado de estabilidad y no están sujetas a cambios bruscos, como cuando repetimos una pregunta igual o parecida en distintas circunstancias, y la respuesta resulta la misma o parecida. En realidad, opiniones y actitudes se encuentran estructuradas jerárquicamente, dentro de cada personalidad, en una especie de pirámide en cuya base se encuentran las opiniones específicos y cuyo vértices está constituido por lo que llamamos ideología. De acuerdo con esta hipótesis, varias opiniones sobre el mismo problema que se hallen estrechamente correlacionadas entre sí, suponen una actitud hacia este problema. Varias actitudes que se correlacionen positivamente, descubren una ideología. Como ejemplo de actitudes se pueden citar el racismo antinegro o el nacionalismo; como ejemplo de ideologías, se hablará de conservadurismo o progresismo. Las técnicas de medición empleadas serán distintas de acuerdo con el nivel al que se esté investigando. Los cuestionarios usados en los sondeos tipo Gallup sólo permiten bucear en los estratos más 172  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

superficiales, es decir, en el de las opiniones, y aun esto con bastantes reservas. Si se desea investigar el nivel de las actitudes, se emplean las llamadas escalas de actitud; si, finalmente la atención se centra en el nivel ideológico, el instrumento adecuado será el análisis factorial. Escalas de actitud. Se han ideado varios sistemas para construir escalas de actitudes; entre ellos se consideran importantes el de Thurstone y el de Likert. Supongamos que se desea averiguar la actitud de la gente hacia determinado grupo, institución, idea, etc. Si seguimos el método de Thurstone, se reunirá un gran número de afirmaciones – 150, por ejemplo – que expresen puntos de vista distintos sobre el mismo. Después se someterán estas afirmaciones a un número elevado de jueces –unos 1000 – que clasificarán cada una de dichas afirmaciones por separado, asignándoles un valor en una escala de 11 puntos, de acuerdo tonel grado en que, a su juicio sean favorables o desfavorables hacia el objeto psicológico de que se trate. Posteriormente, se obtendrá un valor medio para cada afirmación y se prescindirá de aquellas en las cuales exista discrepancia de pareceres. El último paso consistirá en seleccionar una veintena de frases que cubran, al mismo tiempo, todo el continuo psicológico, desde la posición más desfavorable a la más favorable, y posean unos intervalos de grado, entre frase y frase, lo más parecido posible. En el método de Likert se prescinde de los jueces. Una vez confeccionada una lista de afirmaciones, ésta se ensaya con cierto número de sujetos, los cuales deben expresar directamente su grado de acuerdo o desacuerdo con cada una de las frases. En una fase posterior, se comprueba la consistencia interna de la lista, conservándose sólo, en la redacción definitiva, aquellas afirmaciones que tengan una correlación positiva con toda la escala. Análisis factorial. Para comprobar si en el sustrato de varias actitudes se encuentra un único factor explicativo de todas ellas, se utiliza el análisis factorial, técnica muy usada en psicometría para averiguar las capacidades y rasgos unitarios de la personalidad. Su creador fue Spearman, cuyos primeros trabajos aparecen en 1904 y que publica su teoría en 1927 en el libro Las habilidades del hombre. De acuerdo con el sistema utilizado en Thurstone en 1941, se distribuyen tests o escalas distintos a los componentes de un grupo y luego se correlacionan entre sí las puntuaciones obtenidas. Es fácil deducir que aquellos tests cuyas puntuaciones se intercorrelacionan de forma elevada tienen mucho en 173  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

común; al contrario ocurre con aquellos cuyas puntuaciones muestran bajas intercorrelaciones. El método del análisis factorial consiste meramente en un sistema bastante laborioso que permite averiguar cuál, o cuáles, son los pocos factores comunes responsables de las muchas correlaciones obtenidas. El análisis factorial ha influido poderosamente en el notable desarrollo de los tests, a los que ha ofrecido una seria fundamentación teórica. El análisis factorial permite manejar un gran número de variables y reducirlas a un número mucho menor; demostrar la existencia de factores comunes en contra de la creencia de que cada test o escala median un aspecto distinto de la personalidad; describir lo que mide el test y proporcionar un sistema de referencia que puedan usar todos los psicólogos. Algunos notables partidarios del análisis factorial son, aparte de Thurstone – muerto en 1955 –, Eysenck, Cattell y Guilford. En España, Yela ha realizado trabajos sumamente interesantes. Últimamente, Guttman, Doob y Chein han hecho valiosas aportaciones al estudio de las actitudes. En cuanto al problema de su estructuración, deben destacarse el libro de Adorno, Frenkel – Brunswik, Levinson y Sanford, titulado La personalidad autoritaria (1950), así como la obra de Eysenck Psicología de la decisión política (1960). Las motivaciones. Aunque el estudio de las actitudes es extraordinariamente importante para la comprensión de la conducta del hombre, el conocimiento de las mismas sólo nos brinda una explicación parcial de las acciones humanas. Es clásica la experiencia de La Piere, quien escribió a varios gerentes hoteleros preguntándoles si aceptarían ceder habitaciones de sus establecimientos a gente de color. Procedió luego a visitar los hoteles de los que había recibido respuestas negativas, con dos amigos de color, y en casi todos los casos encontró aposentos para ellos, sin dificultad. Es decir, cuando se trata de predecir o explicar el comportamiento, el conocimiento de las actitudes no es suficiente. Para comprender la conducta del hombre, es necesario conocer, además de sus condicionamientos biológicos y sociales – variables independientes – y sus actitudes, un cuarto e importante factor: sus motivaciones.

174  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Las motivaciones son estados de necesidad o deseo, que se presentan una y otra vez pero que no persisten en el intervalo que existe entre dos apariciones. En las motivaciones coexisten, al mismo tiempo, dos factores distintos: un estado interno de desequilibrio del organismo (drive) – necesidad, impulso, insatisfacción – y algo externo, o simbólico de lo externo, que es adecuado para acabar con dicho desequilibrio (incentivo). Las motivaciones son, por tanto, fenómenos variables que dependen tanto en la estimulación interna como de la externa. Cuando más intensos sean los estímulos internos, menor será el umbral necesario para la estimulación externa y viceversa. De acuerdo con los postulados científicos modernos, se puede aceptar la siguiente formulación. conducta = actitud x drive Según ella, el individuo sólo actuará si se encuentran presentes ambos factores, actitud y drive, y siempre que no existan actitudes o drives más fuertes, contrarios a los anteriores. La intensidad de la conducta será directamente proporcional a la intensidad de actitudes y drives; una persona con una actitud favorable fuerte, por ejemplo, acompañada de un drive débil, puede comportarse de la misma manera que otra con una actitud favorable débil, pero con un drive intenso. Si falta completamente uno de los dos factores, no habrá conducta. Desgraciadamente, la motivación constituye uno de los campos menos conocidos de la psicología social. Sólo se citará, como típico, el experimento de Sherif (1953) que consiguió crear, artificialmente, un estado de tensión y hostilidad entre dos grupos de muchachos, inicialmente amigos. Una metodología científica adecuada al estudio de la motivación humana constituye un campo de elección en el futuro de la psicología social. Interacción social. Ni las actitudes ni la mayoría de las motivaciones son hereditarias; se aprenden a través de la interacción social. Todo grupo humano posee una serie de normas o significados, comunes para todos los miembros del grupo, que hacen posible la comunicación entre ellos. Al aprender mucha de estas normas, el 175  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

individuo aprende con ellas, actitudes y motivaciones –positivas o negativas– hacia las personas, objetos, instituciones o símbolos objeto de estas normas. Cuando se descubren diferencias o uniformidades en el comportamiento social de dos grupos distintos, también se encuentran diferencias o uniformidades en las motivaciones y las actitudes. Diferencia y uniformidades que, a su vez están relacionadas con diferencias y uniformidades en los condicionamientos biológicos y ambientales. La construcción de la sociedad comunista, por ejemplo, despertará actitudes y motivaciones muy distintas en el accionista de Wall Street y en el adolescente soviético; en Inglaterra se ha demostrado que las clases altas tenían, en un 80%, una actitud política conservadora, mientras que la clase trabajadora era, en su mayoría, laborista. En cualquier grupo se puede encontrar varios ingredientes básicos: dos o más individuos en interacción; unas normas comunes; un reparto de roles entre los miembros del grupo, dentro del cual los roles se hallan relacionados entre sí. Linton llama rol al aspecto dinámico del status. Para Nwecomb, rol es “la forma de conducta con respecto a los demás que se espera de un individuo que ocupa una posición concreta en el grupo”. Aunque existen muchas clasificaciones de grupos – formales, informales, organizados, no organizados, cohesivos, etc. – es interesante distinguir, principalmente entre: a) Grupos primarios, que son aquellos cuyos miembros mantienen relaciones íntimas, contiguas y directas entre sí. Estos grupos tienen una gran influencia en la socialización del individuo y son, por ejemplo, la familia y la pandilla. b) Grupos secundarios, que son los que, sin estar incluidos en la definición anterior, constituyen, sin embargo, un auténtico grupo, ya que sus miembros comparten normas comunes que, a veces, sólo afectan a un número determinado de intereses. Como ejemplos de grupos secundarios, se puede citar los partidos políticos, los sindicatos, los clubs musicales o deportivos, etc. Para averiguar las normas compartidas por un grupo, se emplea, además de la observación, las técnicas apropiadas para el conocimiento de actitudes y motivaciones. 176  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Para conocer la estructura, canales de comunicación y reparto de roles en el grupo, existen algunas técnicas especiales, aplicables a grupos pequeños, como una pandilla, una clase escolar, un equipo deportivo o industrial, etc. Una de estas técnicas, que probablemente está llamada a desempeñar un importante papel en la psicología social, es la sociometría. Creada por Moreno en 1934 – el cual la concibe, más que como una simple técnica, como una escuela o una doctrina – la sociometría se ha perfeccionado posteriormente gracias a las aportaciones de Nortway, Jennings, Bronfenbrenner y otros. En Europa, podemos citar al sueco Bjerstedt y al francés Bastin. En síntesis, la técnica sociométrica consiste en pedir a cada uno de los individuos de un grupo que elijan, entre los miembros de dicho grupo, los compañeros con los que preferirían asociarse para realizar actividades específicas en situaciones concretas. Con los datos obtenidos, se compone la matriz sociometríca y, tras el correspondiente análisis estadístico, se hallan los estatus sociométricos de cada uno de los miembros y el sociograma o representación gráfica. La psicología social es una ciencia joven. Es de esperar que, en el futuro, sus descubrimientos constituyan una aportación importante y positiva al mejor entendimiento entre los hombres y que campos tan diversos como la política, la educación o la industria, puedan beneficiarse de ellos. Es de esperar que –lo mismo que ha ocurrido en otras ramas del saber, como la física nuclear – estos descubrimientos no sean utilizados como armas contra el hombre. Suponer, aplicado a la manipulación de seres humanos –léase, por ejemplo, propaganda o lavado de cerebro– podría ser, empieza a ser ya, pavoroso. 3.2.5.4. El Matrimonio Poligínico, Poliándrico y en Grupo El matrimonio poligínico. El matrimonio poligínico se practica en muchas culturas y en varias que no son precisamente primitivas, como las musulmanas. En estas sociedades puede existir también el matrimonio monógamo, pero éste queda relegado a los individuos económicamente débiles o que son poco agresivos para poder adquirir más esposas. En ambos casos la monogamia es sufrida como una inadaptación social. Las relaciones de un hombre con el conjunto de mujeres varían mucho en estas sociedades. Generalmente hay una esposa principal con unas funciones determinadas más en relación con el marido. El hombre tiene que seguir una serie de normas de las que son muy celosas el 177  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

conjunto de mujeres. Traspasarlas podría significar enfrentarse con ellas. Con frecuencia, las mujeres se solidarizan para conseguir algo del hombre, que, como es de suponer, habrá de claudicar. En las sociedades donde la poliginia es muy generalizada con frecuencia se mataba antaño a los niños varones al nacer. El infanticidio masculino se practicó, por ejemplo, entre las bufandas del África Oriental. En la cultura mundugomor este problema tiene unas características especiales debido a la organización familiar. La familia está configurada por la alternancia de sexos en la descendencia. Así, el grupo familiar del padre estaría formado por sus hijas, sus nietos, sus bisnietos, etc. El padre está interesado por tener hijas, ya que éstas pertenecerán a su familia, y además, porque eventualmente conseguirá cambiarlas y obtener nuevas esposas. Mientras que la madre está interesada en tener hijos, ya que éstos formarán su grupo. Las discusiones y peleas del marido con cada una de sus mujeres empiezan, para no terminar, desde el mismo momento del embarazo. Si el nuevo hijo es varón, será el marido el que en última instancia decidirá si debe morir o no. La madre puede buscar quien lo adopte. Continuará enfrentándose y vigilando a su marido para que éste no logre hacer un intercambio de esposas en desventaja para su hijo. Esta misma situación de rivalidad pensando en el hijo o hija se da también en las cuestiones económicas. Las relaciones familiares están marcadas, pues, por una abierta agresividad y hostilidad. El matrimonio poliándrico. La poliandria, es decir, la esposa que comparte a la vez varios maridos, es mucho menos frecuente que la poliginia. Un ejemplo típico se encuentra entre las todas, pueblo del sur de la India, dedicado al pastoreo de búfalos, cuya leche es su principal alimento. La norma ideal de matrimonio entre los todas es la poliandria fraternal, es decir, que la mujer esposa a un conjunto de hermanos. Cuando una mujer se casa con un hombre, se convierte ya desde aquel momento en la esposa de todos sus hermanos, tanto de los que viven como de los que puedan nacer. Generalmente esta norma ideal se realiza y el conjunto de hermanos vive en una choza con una única esposa para todos. Mediante una sencilla ceremonia y durante el primer embarazo, uno de los hermanos queda reconocido como el padre de todos los hijos que pueda tener la esposa conjunta. Hay pocos celos y fricciones entre el conjunto de hermanos o maridos, ni por cuestiones de la paternidad ni para gozar de la esposa común. Cuando uno de los hermanos está en relación íntima con la mujer, coloca su mano y báculo en la entrada de la cabaña, como aviso para que los demás no entren. 178  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Menos frecuente es la poliandria no – fraterna, es decir, cuando los hombres que comparten una misma esposa no son hermanos. Si éstos viven en aldeas distintas, la mujer va a residir aproximadamente un mes a la casa de cada uno de ellos. Los hombres realizan cierta ceremonia, mediante la cual adquieren los derechos de paternidad por turno. El primero en efectuarla es el padre de los dos o tres primeros hijos y así sucesivamente. Sin embargo, tal tipo de matrimonio ocasiona frecuentemente rivalidades y luchas, por lo que incluso donde estas relaciones se producen se sigue prefiriendo la poliandria fraternal. Recientemente ha aparecido entre los todas un cierto matrimonio en grupo. Éste se produce cuando el grupo de hermanos tiene varias esposas que son compartidas según el mismo sistema anterior. El matrimonio poliándrico es fruto de la gran desproporción numérica entre los dos sexos. En una población de ochocientas personas hay cien hombres más que las mujeres. Semejante desproporción pudo originarse en las normas existentes sobre el infanticidio femenino. A pesar de que el núcleo de estos infanticidios ha descendido mucho, la poliandria fraternal continua siendo el matrimonio preferido, como lo demuestra el hecho de la formación de matrimonios en grupo. El matrimonio en grupo. El matrimonio en grupo había sido postulado por las teorías evolucionistas como una forma inicial del matrimonio humano. La primera forma hubiese sido simplemente una gran promiscuidad dentro de la horda humana. El paso siguiente se habría configurado como matrimonio en grupo. Como se recordará, la explicación que Freud daba sobre el incesto se hacía eco también de esta teoría. Ahora bien, el examen detenido de los datos de las culturas llamadas primitivas no ha confirmado estas teorías. En ninguna sociedad se ha constatado la promiscuidad. Al contrario, las reglas sobre el matrimonio son mucho más complejas que en las sociedades más evolucionadas. Ni siquiera, como hemos visto anteriormente, en la fase prematrimonial se daba una situación parecida. En cuanto al matrimonio en grupo, los datos etnográficos sobre las culturas que lo practican son muy escasos. Parece que es una forma permitida, aunque no frecuente ni muy estable entre los pastores de renos de la Liberia nordoriental, los chuckchis. Algunos antropólogos afirman que es siempre una forma relativamente moderna y, en todo caso, derivativa de sistemas poliándricos anteriores, como en el caso de las todas.

179  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

También aparece en la cultura de las islas Marquesas, en las que el sistema matrimonial predominante es el poliándrico. Esta cultura fue estudiada por Linton a principios de siglo. Ya hemos indicado anteriormente que en la mayoría de islas visitadas apenas si pudo encontrar algún niño. Según un anciano, el grupo prefería la extinción a tener que aceptar la civilización que representaban los franceses, aunque Linton creyó que tal argumentación era una racionalización ante la incapacidad de adaptarse a tal cultura. Cuando el autor observó aquélla, ya estaba “rota”, es decir, muchas de sus costumbres e instituciones ya no funcionaban o habían cambiado por contacto o imposición de los blancos. Linton, al observar un sistema poliándrico, intentó dar con vestigios de prácticas sobre infanticidios femeninos, pero no los encontró. Los marquesanos viven en aldeas que congregan a varias familias extensas. Sus formas de propiedad son a la vez colectivas o comunales y privadas. Las primeras cosechas del año eran guardadas en silos comunales y sólo se abrían en caso de escasez. Parece que anteriormente hubiesen practicado la antropofagia, posiblemente con fines rituales y quizá también por problemas de subsistencia, ya que en el territorio pueden producirse períodos de extrema sequía. La propiedad se retransmite por herencia que recae sobre el primogénito. Éste tendrá la posibilidad de fundar una familia. Para ello procurará buscar una mujer lo más atractiva posible y que haya tenido o tenga el mayor número posible de amantes, puesto que la riqueza y prestigio de una casa depende de los hombres que se sientan atraídos por la esposa y acudan a su casa como maridos secundarios. El hombre, en esta cultura, es el primer agente económico, contrariamente a lo que ocurría entre los mundugomor. El marido principal procurará que los secundarios tengan acceso a las relaciones sexuales con la esposa, ya que los que se sienten defraudados a este respecto se marcharán a otra casa. Estos maridos secundarios son segundones que no han tenido acceso a herencia. Aunque también puede darse el caso de que algún primogénito, cuya situación económica y de prestigio no sea demasiado segura, vea que es más ventajoso para él enrolarse como marido secundario. La paternidad biológica, aunque es conocida, carece de toda importancia. El padre, en el sentido de atribuciones sociales, es el marido principal, sin que tenga ninguna consideración respecto del padre biológico. El cuidado de los niños corre a cargo de la mujer. Ésta procura deshacerse muy pronto de su cuidado, ya que tiene que vigilar su belleza física y complacer sexualmente a sus numerosos maridos. Durante la infancia, hay ausencia casi total de restricciones e insistencias sobre la 180  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

obediencia. Más bien al contrario, los caprichos del primogénito, que es nombrado a los siete años, deben cumplirse, aunque ocasionen molestias a sus padres. El ideal de la mujer viene determinado por el papel que debe desempeñar en la sociedad; una cualidad muy importante es que pueda dar satisfacción sexual en el menor tiempo posible a la mayoría. La posibilidad de dar satisfacción sexual al mayor número de varones es fomentado ya en la muchacha procurando que tengan muchos amantes a la vez. Además, esto puede proporcionarle un matrimonio ventajoso, ya que el marido buscará precisamente que su mujer tenga suficiente experiencia para desempeñar sus funciones. La proporción de hombre sobre mujeres es del dos y medio a uno. Cuando el primogénito es hijo de un jefe y se casa joven, puede, al cabo de un tiempo, tomar otra esposa de tal forma que ésta atraiga, a su vez, más maridos secundarios para ampliar su economía. Las relaciones que se establecen es un matrimonio en grupo. Esta cultura representa en muchos aspectos la antípoda de la nuestra. Las fuentes primarias de la economía y alimentación son colectivas. El sentido de propiedad se refiere más bien a las obras artísticas y no tanto en el aspecto de un acusado sentido de propiedad, sino especialmente en reconocer la habilidad del que las ha hecho, que sigue dominando, de algún modo, la materia a la que ha dado forma. En nuestra sociedad, la exclusividad de la mujer es la extensión de un cierto derecho de propiedad privada, del que el varón es tan celoso o más que de su propiedad económica. Las situaciones en cuanto a celos son precisamente las contrarias. Los marquesanos no demuestran nunca tener celos; esporádicamente pueden mostrarlos cuando están ebrios; al volver a recuperar la lucidez se arrepentirán y pedirán disculpas a quienes hayan podido molestar. Sin embargo, en esta cultura parece que hay un cierto odio inconsciente hacia la mujer, que se manifiesta en el folklore y en leyendas. Estas asociaciones, como las del miedo a ser devorado, es posible que deriven del descuido maternal de los niños en la primera infancia. Aquello que los hombres de una cultura consideran lo más natural del mundo es resultado de estructuras que han surgido en el seno de su propio ambiente y que, por diferenciarse de los demás usos pone al descubierto su carácter relativo.

181  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

3.2.5.5. Sexualidad y Sociedad Muchas personas consideran la sexualidad una cuestión íntima. Cada uno de nosotros tiene sus propias preferencias con relación a las actividades sexuales, las personas que resultan atractivas y las prácticas que se creen aceptables o inmorales. No obstante, las actitudes sociales también influyen en gran medida en la concepción personal de la sexualidad. Dichas actitudes han cambiado básicamente a lo largo de los años, sobre todo durante el siglo XX. (Plaza Janes, 2003: 234). Históricamente las actitudes frente al sexo fueron represivas, sobre todo en el siglo XIX. La percepción social del sexo y la sexualidad experimentaron modificaciones drásticas durante el siglo XX, aunque ciertos conceptos negativos del pasado aún perviven. La revolución sexual comenzó en la década de los cincuenta, se precipitó por efecto de los cambios acontecidos en los años sesenta y empezó a surtir efecto en los años setenta y ochenta. El fenómeno se vio favorecido por importantes catalizadores del cambio sexual, como el desarrollo de las teorías y el estudio de la sexualidad, el aumento de la libertad sexual y reproductiva y las campañas sociales llevadas a cabo por grupos feministas y homosexuales, por ejemplo. (IBID: 234) 3.2.5.5.5.1. Pioneros del Cambio Entre las personas que contribuyeron al cambio de las actitudes sociales destacan investigadores de la sexualidad como Havelock Ellis (1859 – 1939) y Alfred Kinsey (1894 – 1956), quienes estudiaron la conducta sexual y relevaron por vez primera el comportamiento sexual de los seres humanos. En aquel momento, la información resultó revolucionaria y, para muchas personas, inquietantes. Sin embargo, la valiosa investigación permitió empezar a contemplar la sexualidad desde una perspectiva más objetiva y dejar de considerarla un tema indecoroso y tabú. Los mitos represivos del pasado empezaron a desintegrarse. La masturbación, por ejemplo, se describió como una práctica común e inocua, y no como una desviación pecaminosa y nociva. Por otra parte, los pioneros en control de natalidad, como Margaret Sanger y Marie Stopes, proporcionaron por primera vez orientación contraceptiva que permitiría a las mujeres controlar en cierta medida su vida reproductiva. (IBID: 235) 3.2.5.5.5.2. Sexualidad Femenina La revolución sexual de los años sesenta y setenta estuvo en gran parte influenciada por el feminismo. Las mujeres liberacionistas – así como las campañas por la igualdad política y 182  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

salarial, por ejemplo – también abordaron la sexualidad femenina. Sus esfuerzos contribuyeron a la difusión de la idea de que las mujeres deben disfrutar del placer sexual en la misma medida que los hombres. Algunos grupos de mujeres impartieron talleres para informar a otras mujeres sobre su fisiología sexual (un tema tabú y desconocido para muchas). Estas mujeres cuestionaron los modelos sexuales y las conductas tradicionales afirmando que todas las formas de expresión sexual son igualmente aceptables, desde la heterosexualidad hasta la bisexualidad y la homosexualidad entre hombres o mujeres. Asimismo, las feministas han desempeñado una función esencial en la lucha por la libertad reproductiva de la mujer y el conocimiento público de abusos como la violación, el incesto y el acoso sexual. (IBID: 236) 3.2.5.5.5.3. Liberación Gay El movimiento de liberación gay se inició en el año 1969. Desde entonces, los hombres y las mujeres homosexuales han luchado por conseguir cambios sociales, como la igualdad de derechos y la protección laboral. La homosexualidad masculina constituyó una ofensa criminal en la mayoría de los países occidentales hasta mediados del siglo XX – no sucedió lo mismo con el lesbianismo-. En la actualidad, en muchos países está permitido entre adultos bajo su consentimiento, pero sigue siendo ilegales en algunos estados de Estados Unidos. La edad de consentimiento de la práctica homosexual oscila entre los 16 y los 21 años, dependiendo del país. Gays y lesbianas también luchan contra la visión de la homosexualidad como algo “innatural” o perverso, y contra los estereotipos homosexuales que transmiten algunos medios de comunicación. 3.2.5.5.5.4. Circuncisión y Ablación Femenina La ablación femenina es un ritual que se practica sobre todo en ciertas regiones de África y Oriente Medio. Su finalidad es extirpar parte de los genitales externos de los niños para privarlas del placer sexual que experimentarían en su vida adulta. Los defensores de la circuncisión femenina creen que de esta forma la mujer es menos promiscua y se reducen las probabilidades de que sea infiel a su marido. El concepto circuncisión femenina es en gran parte erróneo, ya que significa literalmente “incisión alrededor”, el procedimiento que se lleva a cabo para eliminar la piel sobrante del prepucio en los hombres. La circuncisión 183  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

femenina es una práctica más radical y muchas autoridades se refieren a ella como mutilación femenina. Aunque en un tiempo estuvo ligada a creencias religiosas, hoy en día la ablación entraña a un profundo significado social y simbólico en los países donde se practica. Se considera un paso normal del crecimiento de los aproximadamente 90 millones de mujeres que se someten a ella cada año. No obstante, fuera de estos países se considera degradante y perniciosa desde el punto de vista tanto físico como psicológico. La encargada de practicarla suele ser una mujer mayor que ostenta un rango elevado en el grupo social. Existen varias modalidades de circuncisión femenina: Circuncisión tradicional o sunna: extirpación del “caparazón”, que por lo general cubre total o parcialmente el clítoris. Clitoritomía o excisión: extirpación de la parte externa del clítoris y de los labios menores de la vulva, total o parcialmente. Circuncisión faraónica o infibulación: extirpación del clítoris y los labios mayores y menores, tras lo cual los dos extremos de la vulva se cosen, dejando una pequeña abertura para la expulsión del flujo menstrual y la orina. Se trata de la práctica más extendida. Teniendo en cuenta las pésimas condiciones higiénicas en que se lleva a cabo la intervención, las consecuencias inmediatas de la ablación suelen ser infecciones, hemorragias y, en ocasiones, la muerte por septicemia y colapso. A largo plazo, la circuncisión produce una desfiguración física permanente y el deterioro de la función sexual normal. La circuncisión femenina es ilegal en algunos países; pese al rechazo de la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones no gubernamentales, así como la denuncia por parte de numerosos profesionales de la salud, aún no se ha conseguido abolir su práctica. 3.2.5.5.5.5. Sexo e Internet ¿Qué es?. Con la aparición de la Internet, la comunicación entre los seres humanos ha aumentado y esto incluye la comunicación sexual. Así hoy podemos ver que se usa para formar parejas, para cartas de amor, para vínculos pasajeros para comunicación familiar, para fantaseo o masturbación.

184  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Formas de comunicación sexual por internet Las más comunes son: 1. Correos amorosos entre parejas. 2. Chats sexuales de las más variadas formas, con uso o no de cámara de video (webcam) 3. Las páginas de grupos de encuentro con diversos fines amistosos, sexuales, para formar parejas o para encontrarse por motivo de viaje. 4. Búsqueda de pornografía o sexualidad perversa. ¿Qué tipo de personas usan internet con fines sexuales? Los más frecuentes son: Jóvenes que buscan aprender o curiosear sobre el sexo. Gente solidaria Perversos y mentirosos. Criminales. Parejas que se aman, pero están separadas. Encuentro o búsqueda de parejas para establecer un compromiso. Para prostituirse. Peligros Creer las mentiras que le cuentan las personas con quienes se chatea o se mantiene correspondencia electrónica. Enamorarse de un desconocido. Vincularse con un alterado mental. Los jóvenes corren el riesgo de ser atrapados por una banda. El adulterio es muy fácil por esta vía. Pueden surgir obsesiones sexuales y pasionales. Relacionarse con un criminal agazapado. Encontrarse con gente de sexualidad desviada. Beneficios Pueden surgir nuevas amistades que terminan siendo pareja. Algunas parejas logran casarse con éxito, aunque son pocas. Se forman grupos amistosos de ayuda durante viajes. Puede haber intercambio romántico serio y comprometido. Hay páginas de internet con información científica confiable sobre sexualidad.

185  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Recomendaciones Si los niños y adolescentes usan la internet debe ser siempre frente a los padres. No involucrarse demasiado con los nuevos amigos hasta no conocerlos personalmente. No dar direcciones, teléfonos ni datos personales a personas que se conocen a través de internet. Si se tiene alguna duda o se nota una obsesión con una relación pasional, consultar a un psicoterapeuta o un psiquiatra. La frase clave La confianza y comunicación entre padres e hijos es hoy más importante que nunca ante el riesgo de medios como la Internet que suelen crear ilusiones en personas inmaduras o solitarias. Reflexión Siempre hay peligros al formar amistades o parejas por ser un medio anónimo en el que las personas no se conocen directamente, y por lo general se presentan entre sí mintiendo y usando su mejor cara. Los niños y adolescentes tienen que tener esto muy claro para evitar caer en garras de gente de mal vivir. 3.2.6. Los Factores Educativos 3.2.6.1. Las Instituciones Educativas Bernard propone un esquema de desarrollo de estas instituciones. Dice que las primeras formas de la educación eran menos formales que las actuales pero disentimos de Bernard cuando expresa que, en el tipo primitivo de educación, se daba muy poca conciencia de la necesidad de estar preparados para ajustarse a los procesos de la vida. Por el contrario, es en las sociedades primitivas, donde con mayor vigor se muestra la funcionalidad vital de la educación. La complejidad de la educación actual ha conducido a la institucionalización de la educación. Claro está que, en tiempos pretéritos, existía algo comparable a la escuela del presente; pero las finalidades han cambiado considerablemente a tenor de la ciencia de la Educación. Bernard dice que se reconocen tres principales funciones sociales a la educación: vocacional, económica e instructiva En realidad se trata de un proceso de reconstrucción, transmisión y perfeccionamiento de la experiencia social.

186  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

3.2.6.2. Vinculación con otras Instituciones Las Instituciones Educativas están en vinculación estrecha con otras instituciones: a) Con las instituciones familiares: es en el seno de la familia donde se reciben las primeras normas de la educación. La familia adiestra al niño y adiestra a los padres para asimilar al conjunto de valores que sostienen a la colectividad. No se trata de una asimilación carente de dinámica y sin modificaciones. Las formas empleadas en la educación entre los pueblos primitivos y los contemporáneos difieren considerablemente. Por otra parte, es natural que las condiciones de estatus familiar elaboren sus sistemas y sus proyecciones particulares. El ambiente familiar del comerciante educa de manera diferente al ambiente del religioso o del político. Según que la sociedad familiar sea patriarcal o matriarcal hay recurrencia a diferentes valoraciones. En otra época la familia asumía toda la responsabilidad educativa. Le queda a la familia el derecho a controlar la educación proporcionada por el Estado. Por cierto que este control queda reducido cuando intervienen factores políticos que superan la capacidad de decisión familiar, como ocurre en los Estados totalitarios. b) Con las instituciones políticas: acabamos de indicar la preponderancia del Estado en el acto educativo; pero admitiendo la posibilidad de un control democrático que impidiera los abusos del Estado, sin embargo es evidente que son indispensables para el mantenimiento de su estructura: la Patria, por ejemplo y el sometimiento a la ley. También está interesado el Estado en la difusión de la instrucción porque ello le permite alcanzar más altos niveles de comunicación y asegurar así la estabilidad de los componentes de esta institución. Esto explica su intervención. La teoría ele la educación gratuita y obligatoria ha sido posible por el poder coercitivo estatal. c) Con las instituciones religiosas: las instituciones religiosas compartieron con la familia el monopolio de la educación; hoy día todavía mantienen su derecho a educar conforme a sus propósitos. La necesidad de mantener una recluta efectiva y la difusión de su mensaje les impele a distribuir educativamente sus propios valores; pero además el hecho de que muchos conocimientos encierren graves problemas para las tesis religiosas motiva que dichas instituciones se inclinen a organizar los estudios científicos desde el ángulo religioso. Las iglesias han sostenido polémicas a propósito de la escuela laica o sin Dios. La libertad de

187  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

enseñanza es un tema propio de la relación entre las instituciones educativas y las religiosas. d) Con las instituciones económicas: las instituciones económicas son básicas para el desarrollo de las instituciones educativas y, además, en muchos sentidos, las instituciones educativas se condicionan por las económicas. Un postulado, como la generalización de la enseñanza depende de los factores económicos. Otro caso es que las transformaciones económicas están solicitando permanentemente variaciones en las enseñanzas. Dijimos antes cómo las disciplinas humanísticas de carácter general dejaban paso a las formaciones de orden técnico atentando contra la capacidad del hombre para decidir libremente en el terreno más amplio de las ideas. e) Con las instituciones recreativas: la instrucción no es un recreo, pero el recreo depende de las formas educativas. El ideal de algunos pedagogos es que la ciencia sea recibida alegremente, sin complejidades y llevando al niño, con facilidad desde las nociones más simples hasta las más elaboradas. Una sociedad como la griega estuvo a punto de alcanzar este ensueño; pero además es evidente que las instituciones recreativas dependen cada vez más de las posibilidades de educación humana. 3.2.6.3. Problemas de la Institución Educativa En los momentos actuales las Instituciones Educativas están afrontando problemas: 1) Difusión de la Educación: al compás de la sociedad industrial se hace necesario a la colectividad un desarrollo de la educación a más alto nivel. Se aumenta la escolaridad y se inicia al hombre en su educación desde la más tierna infancia: los "nidos", los jardines de infancia, las escuelas preparatorias, las primarias, las universitarias y las de post-grado. Se advierte que la complejidad de los conocimientos obliga al hombre a mantenerse permanentemente informado. Hay quienes sostienen que los estudios hechos por un módico hace diez años le son completamente inútiles hoy día y que tendría que volver a estudiar si no se ha mantenido informado. Igual fenómeno ocurre en todas las otras disciplinas de carácter técnico o que tienen que recurrir a la técnica para su desenvolvimiento. Los avances de la ciencia plantean graves problemas de desajuste entre las sociedades altamente desarrolladas y las menos desarrolladas, incapaces de seguirlas. Un médico graduado en una institución de alto nivel no encuentra todos los instrumentos que necesita para su ciencia en 188  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

un país retrasado. Por lo mismo, difícilmente las personas mejor dotadas deciden retirarse de los centros culturales que les permiten mantenerse al día en su cultura y provocan así un incremento en la desproporción de recursos intelectuales con las colectividades de menor fuerza económica, las que, sin medios adecuados, terminan por retrasarse más sin la posibilidad de difundir el conocimiento. No olvidemos que la educación es un multiplicador poderoso desde el punto de vista social. El analfabeto anhela ser alfabeto, éste quiere recibir educación primaria, el primario, secundaria, luego universitaria, post-grado, etc. La educación es un factor que se potencializa en altísimo grado, pero que también se resiente en la misma proporción. 2) Costo de las Instituciones Educativas: enseñar es un proceso que cuesta cada vez más. Se ha recurrido a los instrumentos técnicos que facilitan y posibilitan la mejor educación, pero ello se consigue sólo mediante altas inversiones. Claro está que hoy día también se piensa en la educación como en una inversión altamente provechosa. Los problemas surgen cuando se trata de obtener prioridades en las inversiones. Todas parecen prioritarias y todas reclaman su participación en las menguadas riquezas de algunos países. La ayuda internacional, preocupada en elevar los niveles de educación en el mundo, se proyecta en estas colectividades; pero esas mismas ayudas están condicionadas por factores políticos insoslayables. 3) La Libertad de las Instituciones: a pesar de los progresos educativos hay sin embargo muchas servidumbres. La Educación está subvencionada por el Estado o por determinadas empresas que persiguen sus propios objetivos. Muchas veces el hombre de ciencia se siente coactado por esas finalidades y, sin libertad, o sometido a conflictos de valores concluye por inhibirse. Se dice que la mayor parte de las investigaciones científicas de los Estados Unidos se hacen para el ejército y ello implica compromisos Se ha dado el caso de hombres de ciencia despojados de sus derechos por defender la libertad de opinar. Presiones de todos lados recortan la finalidad propia de las instituciones educativas. Los mismos alumnos, en ciertas universidades latinoamericanas, despojan de sus cátedras a profesores que no conciertan sus ideas políticas con la del poder dominante en la universidad. En ciertos colegios se obliga a los profesores a manifestaciones ideológicas que suprimen su capacidad de decisión científica. 4) Democratización de la Educación: ya no se acepta que la ciencia sea patrimonio de un sector reducido de la colectividad. Se la difunde entre todas las clases sociales pero a la par de los beneficios que 189  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

esto reporta, crea problemas difíciles de resolver como son los ajustes que tiene el conocimiento con las variantes de estatus. Un caso es el de algunos estudiantes que hallan ciertas comodidades en la Universidad y viven en deplorables condiciones económicas que contrastan terriblemente con el ambiente académico. Se dice que la alfabetización ha contribuido a elevar las necesidades y a causar problemas sociales sin embargo, el mal no está en la alfabetización, el mal está en la sociedad misma. 3.3.

La Cultura Peruana: El Sistema Cultural Peruano. La Dependencia Cultural en el Perú Difícilmente puede hablarse de la sociedad peruana y la cultura peruana en singular. Existe más bien una multiplicación de culturas separadas y dispares, con marcadas diferencias de nivel y de amplitud de difusión, que corresponden a los diversos grupos humanos que conviven en el territorio nacional. Piénsese a este propósito, por ejemplo, en las comunidades hispanohablantes, en las comunidades quechua hablantes y en las comunidades de otras lenguas opuestas por la tradicional del lenguaje, en el modo de pensar y sentir. Este "pluralismo" cultural, que en un esfuerzo de simplificación alguna buscan reducir a una "dualidad", es un rasgo característico de nuestra vida actual. Los grupos diversos, sin articular sus esfuerzos y sus creaciones en un proyecto común de existencia, actúan no obstante unos sobre otros. De resultas de esta interacción, la cultura de unos es afectada por la de otros, pero siempre parcial y episódicamente o de modo inorgánico, es decir, sin marco de referencia común y sin que, por tanto, se constituya una unidad cultural nacional bien integrada. No es sólo pintoresco sino muy significativo el que las mujeres elegantes de Lima y otras ciudades usen hoy poncho y bailen huaino, mientras las de los villorrios perdidos, instruidas por los radios transistorizados, adopten las últimas modas cosmopolitas y bailen "rock", pues, tanto unas como otras no se reconocen en un ideal colectivo común. En el conjunto, la sociedad y la cultura carecen pues de una norma fundamental, de un principio integrador gracias al cual los particularismos se resuelvan potenciándose hacia la unidad. Hibridismo y desintegración son, así, otros dos rasgos de nuestra personalidad cultural. Si asumimos la pluralidad y la desintegración de nuestra cultura no es difícil reconocer la mistificación de los valores la inautenticidad y el sentido imitativo de las actitudes, la superficialidad de las ideas y la improvisación de los propósitos". Hay "mistificación" cuando se aceptan y oficializan verdaderas o 190  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

valiosas instancias que no corresponden en la realidad a los modelos postulados o que han perdido su eficacia o su sentido. Un caso ejemplar de mistificación en el Perú es el de las creencias católicas, especialmente en las comunidades campesinas de la sierra. Es bien sabido que los llamados indígenas piensan y actúan de modo muy distinto al prescrito por el credo oficial católico y que, incluso como practicantes religiosos, tienen motivaciones y metas diferentes a los católicos que podemos llamar regulares. Entre los pobladores de otras regiones, aun de ciudades evolucionadas como Lima, no son tampoco raros los fenómenos aberrantes, como ocurre con ocasión de festividades en honor de determinadas imágenes o santos patrones. De allí que pueda decirse sin exagerar que en la inmensa mayoría de los peruanos los valores católicos están alterados o han perdido su substancia original. Lo mismo ocurre con principios como los de la democracia, los de la ciencia e, inclusive, los de la naturaleza, como cualquier observador puede fácilmente verificar. Orientadas por conceptos y valores mistificados, las actitudes sucumben en la inautenticidad., Con ellas se ligan también los múltiples fenómenos imitativos. La "huachafería" es quizá lo más representativo de la inautenticidad y del carácter imitativo de nuestra conducta. En efecto, puede hacerse un estudio de la penetración de lo que cabe llamar el espíritu huachafo en las instituciones del Estado y los partidos políticos, en el periodismo, en el deporte, en la literatura y el arte. La superficialidad de las ideas y la improvisación de los propósitos completan la figura. Ellas son norma en el Perú por falta de arraigo en una larga y sólida tradición nacional. Los factores enumerados explican la aceptación tan extendida de representaciones ilusionas de nuestro propio ser, de mitos enmascaradores, que ocultan la realidad al tiempo, que tranquilizan la conciencia del ser nacional. Hay, por ejemplo, un mito de la naturaleza peruana, según el cual ésta es inmensamente rica y abundante, cuando en verdad nuestra geografía es una de las más ásperas y difíciles del globo. Hay un mito de la grandeza pasada, que mistifica la idea del Perú y aparta al poblador de las empresas inmediatas, modestas y prosaicas, pero indispensables para el progreso y la liberación del país. Por la vigencia de tales mitos, que mistifican la realidad del país, los peruanos, en cuanto tienen una conciencia positiva de si, viven de espaldas a su mundo efectivo, adormecidos por la ilusión de un ser normal o valioso y por la satisfacción de apetitos efímeros y excluyentes.

191  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

En formas diversas, los grupos que forman la mayoría de la población urbana, sufren de alienación por la mistificación y la inautenticidad. Ellos son los grandes consumidores de mitos, los grandes engañados con las ilusiones sobre el país y sobre su propia existencia; los denodados defensores de lo "genuinamente peruano", de la "tradición", del "criollismo", es decir, de todas las formas de la vida vacía de substancia. Todos estos sectores y grupos se hallan alienados con respecto al ser nacional, que es su propia entidad. Es una comunidad separada de su realidad y de sus propias posibilidades de cumplimiento y plenitud. No vive afirmando, inventando y perfeccionando una cultura propia, en la cual se enraícen formas cada vez más altas de humanidad, sino ignorando y enmascarando su verdad. Decir que el peruano es un ser alienado equivale a decir que piensa, siente actúa de acuerdo a normas, patrones y valores que carecen de la substancia histórica de la cual dependen su plenitud y su prosperidad como pueblo. Se podría replicar a esto que en el arte popular, en el criollismo, en las viejas instituciones campesinas hay fenómenos de cultura que no se pueden clasificar de acuerdo a los criterios expuestos. El recurso al arte popular, a las producciones del criollismo, a las instituciones locales, significa en verdad relegar la originalidad y la fuerza creadora, del país a sectores limitados y poco resonantes de la cultura, juzgada en términos modernos. Significa conceder, expresa o tácitamente, que la inversión en la ciencia, el arte, la literatura, la técnica, la industria, la política, la economía y la religión nos está vedada o no pertenece a nuestras preocupaciones espirituales. Con todo lo anterior se hacen patentes los defectos de una cultura nacional, que no es un conjunto orgánico, capaz de producir, en el nivel de la alta cultura de nuestro tiempo, la ciencia, la técnica, el arte, las ideas y las creencias susceptibles de darle al país una significación mundial. La ausencia de la cultura capaz de darnos unidad y poder es sentida vivamente en nuestro país. Por eso es que una y otra vez se han propuesto modelos, ideales o representaciones del ser nacional, que son otros tantos ensayos de ofrecerle al alma colectiva el contenido unitario, la integración y la potencia que le faltan. El indigenismo, el hispanismo, el criollismo, el cholismo, el nacionalismo geográfico, el occidentalismo y otras corrientes y doctrinas 192  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

similares son propuestas para llenar espiritualmente una realidad que se sabe vacía y para unificar una comunidad que se-siente dividida. Intentos 80 fallidos de constitución de la nacionalidad y de la cultura, en la medida en que ignoran justamente las causas de la situación en que vivimos. ¿Cuál es, pues la verdadera causa de nuestro mal? ¿Cómo se ha producido esta situación nacional?. ¿Qué es lo que tiene hasta hoy despotenciada y dividida a nuestra cultura? Cabe señalar el subdesarrollo como causa fundamental y descartar la acción de la raza, la tradición, la lengua o la religión. El "subdesarrollo" puede entenderse como el estado de un país que no acierta a alcanzar los más altos niveles de vida y que es incapaz de usar en su provecho los- recursos existentes en- su territorio. -Socioeconómicamente esto significa: bajos niveles de salubridad, habitación, vestido y educación; grandes masas pauperizadas con alto índice de natalidad y de mortalidad; insuficiente producto nacional y baja de crecimiento económico, predominio de las actividades extractivas sobre las industriales; vasta desocupación disfrazada y bajos niveles técnicos y administrativos. El "subdesarrollo" es efecto de la dependencia entre naciones y las relaciones de dominación. Nuestro caso es el de un país que depende de otros, que necesita de ellos para vivir y desenvolverse. Pero no sólo, eso. Su dependencia no es simple sino que está acompañada de dominación. He aquí lo típico del subdesarrollo, la dominación del país por otra nación, lo cual significa, que en última instancia el poder de decisión sobre los asuntos concernientes al país, por ejemplo el uso de sus recursos estratégicos, no se encuentra en él sino en otro país, en el dominante. Por efecto de esta sujeción, han sido desterradas la unidad y la fecundidad dé la cultura. No se trata sin embargo, primariamente, de una sujeción cultural y tampoco originariamente militar, política o social. La dominación en estos sectores resulta derivada; la primera y fundamental es la economía, o sea, la dominación de los recursos y los medios de producción. Los lazos de dependencia y de dominación desempeñan el papel fundamental porque condicionan la imposibilidad de disponer de nuestra naturaleza para superar las limitaciones de la educación, la sanidad, la libertad social en el país, de donde se deriva la imposibilidad de alcanzar los planos más altos de la actividad creadora, científica, artística, industrial, etc. Lo que aquí existe en lugar de una sociedad integrada es un sistema de las estructuras tradicionales desarticuladas, que conspiran contra el desenvolvimiento del país pero facilitan la labor de penetración y sujeción de los poderes extranjeros.

193  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Cuando decíamos que los ideales de acción nacional del tipo del indigenismo, el hispanismo, el cholismo o el occidentalismo eran incapaces de producir su efecto, partíamos de la convicción de que no por definirnos como indios, españoles, cholos u occidentales, alcanzaremos la realización de nuestro ser y la libertad de nuestro actuar, porque el origen y el fundamento de nuestra condición negativa, la dependencia con dominación, quedarían en ese caso invocados y se agravarían más bien los factores de división y estancamiento. Hemos sido un grupo humano o una conjunción de grupos dominados, primero por el poder español, luego por Inglaterra, ahora por los Estados Unidos. Esto tiene efectos decisivos en nuestra condición. Lo propio y característico del caso peruano no son determinadas realizaciones originales. Tenemos la personalidad que nos imprime el mal que padecemos, una personalidad hecha de imitaciones y carencias, y no tendremos otra, la nuestra propia, como manifestación de un ser cumplido y libre, hasta que no cancelemos nuestra situación. Nuestra cultura es, pues, una "cultura de la dominación". A la existencia dominada y a la cultura de la dependencia se les puede cancelar y superar sólo por un movimiento de independencia, generador de una cultura integrada, unitaria, original, libre. Ahora bien, si las condiciones de nuestra dependencia son las del régimen social y económico capitalista nacional y su vinculación con los sistemas internacionales de poder, no puede haber una renovación de la vida y de la cultura sin cancelación de tal régimen, es decir, sin un proceso revolucionario que supere el capitalismo en el Perú en cuanto vehículo de nuestra dependencia. Pero siendo la nuestra una dependencia inserta en la red mundial del poder económico y político, el objetivo mayor que perseguimos no podrá cumplirse sin una acción combinada a escala supranacional. De allí la importancia de la toma de conciencia de las naciones subdesarrolladas o del Tercer Mundo, que comparten con el Perú la situación de dominadas y que, como él, necesita soluciones radicales. 3.4.

Los Cambios Culturales y sus Perspectivas Medido en términos de tiempo de viaje, el mundo es, actualmente, mucho menor de lo que nunca ha sido, ya que es posible volar sobre la mitad del globo en el mismo tiempo que se tardaba hace menos de un siglo en viajar al Estado más próximo. En el dominio de las comunicaciones, el mundo todavía es menor: podemos hablar con alguien que esté al otro lado del mundo en minutos, le podemos mandar un mensaje (por fax o Internet) en segundos, y por medio de la televisión podemos ver en directo los acontecimientos que suceden a un grupo de personas. Cada vez entra más gente en el mercado económico mundial, comprando y vendiendo cosas similares y, en consecuencia, alterando sus modelos vitales de forma similar. Sin embargo, a pesar de que los modernos 194  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

transportes y comunicaciones facilitan la rápida diseminación de alguna de las características culturales a todas las partes del mundo, es altamente improbable que todos los lugares del globo alcancen los mismos fines culturalmente. Las culturas suelen retener algunas de sus características originales o desarrollar nuevas adaptaciones distintivas e incluso, a pesar de que la televisión se haya difundido a lo largo de todo el mundo, las personas siguen prefiriendo los programas locales siempre que eso sea posible. E incluso, a pesar de que la gente de todo el mundo viera el mismo programa, lo interpretaría de distinta forma según los diferentes países. La gente no sólo no absorbe los mensajes que le llegan, sino que frecuentemente se resiste a cambiar. Hasta hace muy poco tiempo, los investigadores que estudian los cambios culturales suponían que las diferencias existentes entre personas de culturas distintas podrían ser mínimas, aunque en los últimos 30 años, aproximadamente, se han incrementado. Aunque desaparezcan muchas de las diferencias, multitud de personas afirman identidades étnicas en un proceso que con frecuencia implica deliberadamente la introducción de diferencias culturales. Eugeen Roosens describe la situación de los Hurones de Quebec, que en los años sesenta del siglo pasado se creyó que habían desaparecido como cultura distinta ya que el idioma hurón se había perdido y su estilo de vida no era diferente del de los canadienses de origen francés que vivían junto a ellos. Pero los Hurones desarrollaron entonces una nueva identidad cuando empezaron a trabajar activamente para promover los derechos de los pueblos indígenas como tales, aunque estos nuevos símbolos culturales no guardaban parecido con la anterior cultura hurón. Las futuras investigaciones efectuadas sobre los cambios culturales aumentarán nuestra comprensión de qué tipos de cambios se producen y por qué. Si aumentamos nuestra comprensión hacia estos cambios culturales del presente, estaremos mucho más preparados para comprender los procesos similares que se produjeron en el pasado. Debemos dirigir nuestros esfuerzos para entender los cambios culturales a través del gran número de correlaciones transculturales existentes entre una variación cultural en particular y las supuestas causas que se han descubierto. Todas las culturas cambian a lo largo del tiempo. De este modo, las variaciones que vemos son resultados de procesos de cambio y los predictores que se han encontrado de estas variaciones pueden sugerir cómo y por qué ocurren los cambios. Conclusiones Las culturas están en constante cambio. Como la cultura consiste en los modelos aprendidos de conductas y creencias, las características culturales pueden aprenderse o no de acuerdo con los cambios de las necesidades humanas. 195  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los descubrimientos e invenciones se cree que son la causa de los cambios culturales, aunque no necesariamente conducen a estos cambios. Sólo cuando la sociedad acepta una invención o descubrimiento y lo utiliza de forma regular se puede decir que el cambio cultural se ha producido. Algunas invenciones son, probablemente, el resultado de docenas de pequeñas, quizá accidentales, iniciativas a lo largo de un período de muchos años, en tanto; que otras invenciones se buscan conscientemente. Por qué unas personas tienen más inventiva que otras no es algo todavía bien conocido. Existen algunas evidencias; sobre el hecho de que la creatividad y la tendencia a adoptar las innovaciones puedan estar relacionadas con la posición socioeconómica. El proceso por el que los elementos culturales se copian de otra sociedad, incorporándolos a la cultura del grupo receptor, se llama difusión. Se pueden distinguir tres modelos de difusión: difusión por contacto directo, en la que los elementos de una cultura se toman primero de las comunidades vecinas y gradualmente se difunden a partir de ellas; la difusión por intermediario, en la que terceras partes, con frecuencia comerciantes, llevan un carácter cultural desde una sociedad originaria hasta otro grupo; y difusión por estímulo, en la que el conocimiento o rasgo perteneciente a otra cultura estimula la invención o el desarrollo de un equivalente local. Los rasgos culturales no se difunden necesariamente; esto es, la difusión es un proceso selectivo, no automático. Una sociedad acepta una característica cultural extranjera si acepta adaptarse a ella de forma que sea efectivamente armónica con las propias tradiciones de esa sociedad. Cuando un grupo o sociedad contacta con otra sociedad más poderosa, el grupo inferior suele estar obligado a adquirir los elementos culturales del grupo dominante. Este proceso de asimilación extensiva en el contexto de las relaciones subordinador - subordinado entre las sociedades se llama aculturación. En contraste con la difusión, la aculturación se produce como resultado de alguna forma de presión externa. Quizá la forma más drástica y rápida que tiene una cultura de cambiar sea la revolución, la sustitución rápida y normalmente violenta de los dirigentes de una sociedad. Las revoluciones se producen sobre todo en las sociedadesEstado, en las que existe una élite dirigente distinta. Sin embargo, no todos los pueblos que han sido aniquilados, conquistados o colonizados se han revelado o han tenido una revolución triunfante contra la autoridad establecida. Aunque las costumbres no se heredan genéticamente, la adaptación cultural puede ser similar a la adaptación biológica. Las características (culturales o genéticas) que son más favorables a reproducirse (aprenderse o 196  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

heredarse) suelen ser las más frecuentes en una población a través del tiempo. Y si la cultura está adaptada genéticamente a su medio ambiente, entonces el cambio de esa cultura también será generalmente adaptativo. Muchos de los cambios culturales producidos en el mundo moderno se han generado, directa o indirectamente, por el dominio y la expansión de las sociedades occidentales. Uno de los cambios principales que resulta de la expansión de la cultura occidental es el incremento en la dependencia de muchos de los cambios comerciales producidos en el mundo, esto es, la proliferación de la compra y venta en los mercados, generalmente acompañados por el dinero como medio de intercambio. La costumbre copiada de comprar y vender puede ser, en primer término, suplementaria al medio tradicional de distribuir los alimentos, pero conforme se adoptan nuevas costumbres comerciales, se altera la base económica de la sociedad receptora. Inevitablemente esta alteración se acompaña de otros cambios que tienden a ampliar ramificaciones sociales, políticas e incluso biológicas y psicológicas. Una de las formas en las que se puede producir la comercialización es a través de los miembros de una comunidad que se hacen trabajadores emigrantes, dirigiéndose hacia algún lugar próximo que les ofrezca la posibilidad de trabajar por un salario. También se puede producir la comercialización cuando una sociedad simple de cazadores o agricultores se hace cada vez más dependiente para cubrir sus necesidades de intercambio comercial. Una tercera vía de producirse la comercialización tiene lugar cuando el cultivo del suelo produce más de los requisitos necesarios para la subsistencia; entonces dichos excedentes se venden por dinero. En muchas ocasiones estos ingresos económicos se utilizan para efectuar el pago de impuestos y rentas; en estas circunstancias, se puede decir que la comercialización está asociada a la creación de un campesinado. Una cuarta forma de comercialización es la introducción de un sistema de agricultura comercial en el cual los productos agrícolas se utilizan para venderlos en vez de para su consumo personal. Paralelo a este cambio, es que la agricultura se puede industrializar: en este caso algunos de los procesos de producción agrícola se efectúan por medio de máquinas. La influencia creciente de las sociedades occidentales también ha ocasionado cambios religiosos en muchas partes del mundo. En numerosas sociedades estos cambios se han producido intencionadamente por los esfuerzos de los misioneros. Uno de los cambios culturales más importantes producidos en el mundo moderno es la difusión de las democracias, de forma que las instituciones políticas participativas se encuentran en la mayoría de los países del mundo. 197  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La etnogénesis es el proceso por el que se crean nuevas culturas. 3.5.

Los Memes Richard Dawkins publicó en 1976 El gen egoísta (The selfish gene), libro en el cual formula su tesis sobre la existencia de los memes, un nuevo tipo de unidades de transmisión cultural o entidades auto-replicativas que se propagan de cerebro a cerebro mediante el proceso de imitación, "proliferando y darwinizándose en un río de cultura". Según Dawkins, el meme, corno el gen, ha surgido en nuestro planeta v lo tenemos frente a nosotros: Se encuentra todavía en su infancia, aún flotando torpemente en su caldo primario, pero ya está alcanzando un cambio evolutivo a una velocidad que deja al antiguo gen jadeante y muy atrás ... El nuevo caldo es el caldo de la cultura humana (Dawkins, 1985:285). Así, con el término memes Dawkins quiere destacar, por una parte, una cierta analogía con el término genes (introducido en 1909 por Wilhelm Johannsen para designar las unidades mínimas de transmisión de herencia genética) v, por otra parle, subrayar también una cierta similitud con memoria y con mimesis. Según Dawkins, nuestra naturaleza biológica se .constituye a partir de nuestra información genética articulada en genes, y nuestra cultura se constituye por la información acumulada en nuestra memoria y captada generalmente por imitación (mimesis), por enseñanza o por asimilación, que se articula en memes. Otros autores han señalado la misma idea y han propuesto otros términos para designar estas unidades mínimas de información cultural. Así, por ejemplo, E.O. Wilson y C.J. Lumsden han propuesto el término kulturgen. Sin embargo, se ha acabado imponiendo la terminología de Dawkins. Así, pues, podemos decir que poseemos dos tipos distintos de procesadores de información: a) el genoma o sistema de genes situados en los cromosomas de las células de cada individuo y b) el cerebro y el sistema nervioso. La información genética de nuestro genoma se puede dividir en unidades mínimas de información que son los factores hereditarios o genes, que se transmiten de una generación a otra por medios biológicos mediante la replicación de sus genes. La información cultural se transmite de cerebro en cerebro (por enseñanza, imitación o asimilación) v puede dividirse en unidades simples llamadas rasgos culturales (tales como una idea, un concepto, una técnica, una habilidad, una costumbre, una manera de fabricar un utensilio, etc.), generalmente relacionados entre sí formando complejos culturales. Los rasgos culturales también se replican. Si los rasgos genéticos se transmiten por replicación de los genes, los rasgos culturales se transmiten por replicación de los memes o unidades de información cultural. Por analogía con la agrupación de los genes en cromosomas, se considera también que los memos se agrupan en dimensiones culturales, que pueden aumentar con nuevas adquisiciones 198  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

culturales. La gran diferencia es que, mientras los cromosomas son unidades naturales e independientes de nuestras acciones, las dimensiones culturales son construcciones nuestras. Así, la cultura no es tanto una forma de conducta, sino más bien información que especifica la forma de la conducta. Esta concepción es conocida como concepción ideacional de la cultura. Si se considera el contenido objetivo de la información memética (incluida en los memes), y se defiende su carácter autónomo, se defiende una concepción de la cultura semejante a la propuesta por Leslie White (cultura como un continuus) o por Karl Popper y su creencia en un «mundo 3» de conocimientos objetivos. Los memes alternativos, que pueden servir para efectuar la misma función, son llamados alelomemes o memes homólogos. A su vez, los memes pueden agruparse formando macromemes, que constituyen un sistema de muchos memes estructurados e interrelacionados que forman un objeto cultural complejo, tal como una lengua, una teoría, una mitología, etc.

EXPLORACIÓN ON LINE ! http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/casares47.pdf ! http://www.doschivos.com/trabajos/sociales/682.htm   ! http://incursiones.blogia.com/temas/antropologia.php ! http://www.lablaa.org/blaavirtual/ayudadetareas/poli/poli0.htm ! http://www.biografiasyvidas.com/monografia/freud/index.htm ! http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/p

ersonajes/6767.htm  

199  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECTURA IMPORTANCIA DE ESTUDIAR LA HISTORIA “El recuerdo es parte inviolable de la vida humana. Hombres y pueblos sin recuerdo, sin propia memoria, serían como seres aislados en el tiempo y en el espacio, sin precisión, sin rumbo. Hacer pues historia, escribir, aprender la historia del propio país, es estudiar los antecedentes y los propios fundamentos de la comunidad humana; es, de alguna manera, el estudio de la vida presente. El pasado no desaparece, no muere; subsiste en el presente, dentro de la continuidad histórica, al ofrecerle al hombre otras posibilidades y actitudes. Nosotros, los hombres de la República, (…), no estamos frente al pasado ni podemos ser ajenos a él. El pasado vive en nosotros, no como un recuerdo distante o borroso, sino que aparece de verdad -en expresión de Zubiri- como una parte de la misma vida actual nuestra. Vista así la historia su estudio no es lujo, entretenimiento, o distracción; tampoco es un simple registro de nombres y fechas, la historia quiere, nada más y nada menos, comprender el pasado tal como el pasado fue. Al comprender el pasado comprendemos y consideramos buena parte de la realidad presente. No hay hombre culto si no existe una clara y lógica visión histórica de la propia comunidad humana. Pero ¿qué quiere decir ser hombre culto?. No es hombre culto el que sabe más cosas, el que conoce más disciplinas, el que tiene mejor memoria, el que es más rápido en el discurso o en la conversación, el que ha leído más. Hombre culto es el que tiene una jerarquía de valores en la cabeza, el que sabe qué es primero y qué es después en la vida, el que posee finura humana y delicadeza moral en la conducta, el que comprende las cosas y no repite simplemente lo que escucha o lo que lee, el que sabe distinguir lo verdadero de lo falso, es, en fin, el que tiene una clara noción de su ubicación en el mundo, de su origen, de su vocación personal y de la vocación de la comunidad humana a la cual pertenece. No hay hombre culto que no comprenda su propio pasado y el del ambiente y de la nación de la cual forma parte. En la hora presente, en que tantos temas de orden social, espiritual y económico, exigen una rápida respuesta, es necesario subrayar la enseñanza que se desprende de la historia nacional. Los alumnos de secundaria -y en su momento y en su caso también los alumnos universitarios- deben entender claramente que a la historia se acude no para buscar recuerdos, nostalgias o simples alabanzas apasionadas o censuras unilaterales. El estudiante debe ir a la historia con el respeto con que escucha de sus padres y mayores la vida antigua de la propia familia o las noticias viejas de la provincia o del barrio. Y además, el estudiante debe advertir en esa historia buena parte de su misma vida, de su mismo ser. Negar la historia, negar el pasado, no sólo es actitud intelectualmente errónea, sino que es además como un corte o mutilación del propio ser personal. Nosotros, todos los hombres, somos fruto de la historia en la 200  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

obra de nuestros padres, bajo la visión de Dios y en el uso de la libertad que El nos ha concedido”. (De la Puente Candamo, José A., “Prólogo a la serie de “Biblioteca Hombres del Perú”. p. 11 – 13) ¿De qué manera se relaciona el pasado con el presente? ¿Qué significa ser hombre culto? ¿Por qué es importante para el estudiante conocer la historia nacional?

ACTIVIDADES 1. Elabore un mapa conceptual o un cuadro sinóptico del contenido de la Tercera Unidad. 2. Responda por escrito las preguntas formuladas anteriormente en la presente unidad (Sugerencias para el Foro). 3. Desarrolle el significado de los conceptos clave formulados anteriormente en la presente unidad. Consulte Diccionario de Antropología, diccionarios especializados y otros libros pertinentes. 4. Elabore un Informe sobre la teoría del espacio tiempo histórico de V. R. Haya de la Torre. 5. Efectúe el Comentario Crítico que la(s) lectura(s) de la presente Unidad.

201  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EL HOMBRE: LA MINERÍA Y LA INDUSTRIA

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A.

202  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EL HOMBRE: LA CULTURA Y LA POLITICA

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A.

203  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EL HOMBRE: EL COMERCIO Y EL TRANSPORTE

Ilustraciones tomadas de Atlas Temático Hombre. Editorial Idea Books S.A.

204  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

CUARTA UNIDAD

CAMBIO CULTURAL Y LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ

“Enseñando aprendemos” Séneca “Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede predecir dónde acabará su influencia” H.B. Adams “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres” Pitágoras

SUGERENCIAS PARA EL FORO

1. ¿Cuáles son los fines de la educación? 2. ¿Cuáles son los principales problemas de la educación? 3. ¿Qué papel juega el cine, la prenda, la radio, la televisión, internet en la educación? 4. ¿Cuáles son los principales problemas de la educación en el Perú? 5. Haga un comentario sobre la educación en los Andes y en la Amazonía en la perspectiva de Rodrigo Montoya.

205  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

COMPETENCIAS

Identifica el fenómeno de la educación y sus problemas. Reconoce la importancia de la educación en la formación de la personalidad de los seres humanos. Comprende la naturaleza de la educación y su evolución en general y en el Perú en particular. Está capacitado para desarrollar charlas y conferencias que eduquen y orienten a grupos sociales.

CONCEPTOS CLAVE Educación Fines de la educación Historia de la educación Educación pública y privada Analfabetismo

Primera enseñanza Segunda enseñanza Educación superior Medios masivos de comunicación y educación

Educación y familia Educación y Estado Educación e Iglesia Cambio educativo Educabilidad

206  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LECCIÓN 4 4.

CAMBIO CULTURAL Y EDUCACIÓN EN EL PERÚ

4.1.

La Educación y sus Problemas

4.1.1. Fines Sociales de la Educación Desde el punto de vista sociológico educación es el proceso en; virtud del cual el acervo de ideas, costumbres, normas, conocimientos y técnicas de la sociedad, es transmitido por medio de la enseñanza a las nuevas generaciones, con el propósito de obtener la aculturación de éstas. Así considerada, la educación consiste en una socialización metódica de las generaciones jóvenes. Cuando tratamos de la herencia y el ambiente, hicimos notar la extraordinaria importancia de la influencia que ejerce el medio social en la formación de nuestra personalidad; hasta el punto que sobre el modo de ser hereditario individual edifica otro ser de reacciones genéricas, capaz de acción cooperativa con los demás del grupo -y aún de la sociedad entera- cuyas instituciones lo han moldeado a su imagen y semejanza. Entre las instituciones formativas de nuestro ser social la educación ocupa lugar principal, y los fines de su alta función han sido expresados de modo insuperable por Durkheim en los siguientes párrafos: En cada uno de nosotros puede decirse que existen dos seres que, no siendo inseparables sino por abstracción, no dejan de ser distintos. El uno está hecho de todos los estados mentales que se refieren únicamente a nosotros mismos y a los sucesos de nuestra vida personal: es lo que podría llamarse el ser individual. El otro es un sistema de ideas, de sentimientos; y de hábitos, que expresan en nosotros no nuestra personalidad singular sino el grupo o los grupos diferentes de los cuales formamos parte; tales son las creencias religiosas, las creencias y prácticas morales, las tradiciones nacionales, las técnicas profesionales, las opiniones colectivas de todo género. Su conjunto forma el ser social. Constituir esté ser en cada uno de nosotros, tal es el fin de la educación. 4.1.2. Caracteres y Modalidades de la Educación De lo dicho aquí y en otra parte de este libro se sigue que la educación resulta en cierto modo una especie de doma, una obra de desbastamiento de las aristas y asperezas del ser natural; una labor de modificación de sus inclinaciones primarias para fomentar en él hábitos de convivencia social, que lo harán apto para participar en un complejo cultural determinado. Muchos de los modos culturales que la educación impone son contrarios a 207  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

impulsos biológicos que no pueden ser absolutamente reprimidos sin lesionar gravemente la personalidad, pero sí es posible encauzar su energía hacia objetos o fines socialmente útiles, mediante la inculcación de una conducta infundida de principios éticos en sus determinaciones y de consideraciones morales en su proceder. La educación no es un ministerio exclusivo de la escuela, muchas otras instituciones, y la sociedad como un todo, intervienen directa o indirectamente en la función de aculturación en que se resuelve el hecho de educar sociológicamente considerado. La familia, la religión, la prensa, la radio, la televisión, el cine, los grupos de edad o de aficiones comunes, las diversas asociaciones de que forma parte el sujeto y las costumbres imperantes en el medio social, contribuyen más aún que la escuela a la educación inmediata de las nuevas generaciones y tienden a que sus miembros se ajusten al modo de ser común. Porque la educación, como hecho sociológico integral, es de espíritu conservador, propende a la confirmación de las normas y valores aceptados y seguidos por las generaciones adultas; y aun dentro del ámbito más consciente de la trascendencia de su función formativa, en la escuela, la educación que en ella se imparte enseña y prepara para algo, para una finalidad en la que de modo implícito o explícito se refleja siempre el sistema de valores predominante, que confiere firmeza a la continuidad histórica del grupo. En su excelente "Sociología de la Educación", dice Fernando de Azevedo: "La educación escolar presupone e implica siempre una filosofía de la vida y una política general, que se traduce en una filosofía y una política educativas más o menos conscientes que, fijando los fines perseguidos, abarcan el sistema escolar en su estructura interna, en su mecanismo funcional y en las técnicas mismas de la educación … La educación, tal y como se produce, corresponde siempre al espíritu de la época y refleja las ideas colectivas dominantes, según las cuales es caballeresca y mística en la Edad Media, liberal y clásica en el Renacimiento, racionalista e idealista en el siglo XVIII y positivista y realista en el siglo XIX, hasta nuestros días "en que tomó un carácter acentuadamente técnico y científico". De todas las instituciones que intervienen en el proceso social de la educación, la escuela es la de mayor eficacia modificadora por la especialización técnica de sus funciones, que no tan sólo la capacitan mejor para el desarrollo más rápido y consciente de hábitos sociales en las nuevas generaciones, sino también hacen de ella el medio más idóneo para la superación de los males y las deficiencias del presente y la conquista del futuro. El problema moral que se plantea a la escuela y que una sana política educacional debe tratar de resolver, es la conciliación del interés de conservación social inmediato (vale decir, la aculturación de las generaciones 208  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

jóvenes para el presente) con la obligación de acrecentar el legado cultural de que somos beneficiarios formando personalidades e informando inteligencias de entereza y de capacidad e independencia de juicio suficientes, para discrepar consciente y responsablemente de las instituciones establecidas y de los intereses creados, que se mantengan sólo por inercia moral o mental. 4.1.3. La Educación Escolar en la Historia: Orígenes, Mundo Antiguo, Medieval, Moderna En las épocas primitivas la educación se reducía al conocimiento por tradición oral del folklore, la mitología y las tradiciones y leyendas del grupo, las cuales, de igual modo que las técnicas económicas, se enseñaban por los mayores en el seno de la familia y en el grupo por las referencias de los más viejos; o bien se adquirían personalmente por observaciones y prácticas empíricas. Pero con la creciente acumulación de conocimientos y la continuada diferenciación de funciones dentro del organismo social, fue formándose una clase especial de individuos llamada por modo diverso en distintos pueblos: chamanes, hechiceros, hombres-medicina, sacerdotes; la cual, junto a sus funciones mágicas y religiosas, tomó a su cargo la instrucción de la juventud, sobre todo en el aspecto moral El conocimiento de las reglas de conducta que deben observarse en relación con los dioses era considerado de suma importancia por el hombre no civilizado, pues su desvalimiento frente a la Naturaleza y sus fenómenos creaba en él un sentimiento de absoluta dependencia de sus dioses, cuya voluntad sin ley disponía la ocurrencia de las cosas y los sucesos y regía arbitrariamente el destino de cada uno. Por ello, por esta condición de depositarios de la sabiduría religiosa, y por la consiguiente atribución de la enseñanza de las formas del culto y de las reglas de conducta gratas a la divinidad, conquistaron los sacerdotes una privilegiada situación en la sociedad, que les permitió sustraerse a la necesidad de trabajar directamente para conseguir el sustento, y obtener el ocio requerido para cultivarse y dedicarse por entero a menesteres tan importantes para la comunidad. La especialización en la educación comenzó de esa manera, probablemente, y es válida la presunción de Counts de que la preparación para el sacerdocio dio origen a las primeras escuelas, ya que las cosas que debía saber el sacerdote eran muchas y prolijas en sus detalles, requiriendo, por tanto, un prolongado y sistemático aprendizaje. La educación escolar se hallaba instituida en Egipto en fecha tan antigua como el siglo XXV antes de nuestra era. En escuelas anexas al palacio de los faraones, los hijos de éste y los de altos funcionarios del imperio recibían 209  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

instrucción en el arte de escribir y sobre religión, ética y filosofía, así como aprendizaje en gimnasia y natación. Más tarde los faraones fundaron numerosas escuelas para la preparación del personal administrativo del Estado, a las cuales tuvieron acceso los miembros de la clase media, en la que se reclutaba principalmente la burocracia del Imperio. El Estado militar que fue Esparta ofrece el primer ejemplo de una educación oficial dirigida por funcionarios del gobierno, organizada de manera que abarcaba todas las actividades de la vida del joven hasta los treinta años, y encaminada a la realización del ideal espartano del ciudadano-soldado obediente, leal, veraz y valiente. Atenas tuvo una filosofía de la vida y una política general totalmente distinta de las de Esparta, por consiguiente su educación poseyó una finalidad diferente. Estaba organizada sobre base liberal y era cuestión privada, en la cual el Estado no intervenía más que para vigilar la formación moral de la juventud, aunque en este aspecto se mostró acérrimo e intransigente defensor de la tradición, como se vio en el juicio de Sócrates. La educación ateniense, sobre todo a partir de la época helenística, durante la cual elaboró sus modos más influyentes en la cultura occidental, tomó dos formas principales: la retórica y la filosófica. La primera encaminada a proporcionar un adiestramiento práctico a las clases intelectuales; la segunda centrando su atención en la especulación filosófica y en la dialéctica, pero tanto la una como la otra útiles tan sólo, en último análisis, a las clases superiores de la sociedad; únicas capaces de proporcionarse el ocio necesario para obtener tal educación y disfrutar de ella. La educación griega, aunque de mayor latitud social que la egipcia, la china o la hindú, no por eso dejó de tener carácter aristocrático. Puede afirmarse tal cosa porque constituía el privilegio de un número relativamente corto de la población, los ciudadanos, con exclusión de la mayoría compuesta por los esclavos, los libertos y los residentes no ciudadanos. Y es también aristocrática por su menosprecio a toda forma de trabajo; actitud que le impidió la verificación práctica de los postulados de su ciencia especulativa, y el desarrollo consiguiente de una técnica capaz de la conquista y el dominio de los recursos y energías de la naturaleza, base material indispensable del progreso. La educación romana fue, de cierto modo, una síntesis de las prácticas egipcias para la preparación de la burocracia, del ideal espartano del ciudadanosoldado y de las orientaciones retórica y filosófica de la enseñanza ateniense. Pero, a pesar de su escasa originalidad, no falta en ella el sello característico de la mentalidad práctica de ese pueblo; se revela en una de las finalidades 210  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

asignadas a la educación superior: producir y adiestrar al orador, o sea, "al hombre capaz por razón de sus conocimientos, de su habilidad y elocuencia, de ocupar y mantener una posición destacada e influyente en una sociedad que carecía de periódicos y de imprenta". En la alta Edad Media la educación tenía por finalidad principal, a tono con la preocupación fundamental de la época, preparar a los novicios para su misión de adoctrinar en la fe cristiana. Su contenido, por tanto, fue más bien moral y disciplinario que literario e intelectual. Ciertas órdenes monásticas, sin embargo, organizaron y enseñaron todo el saber de su tiempo en las siete artes liberales: gramática, retórica y dialéctica (trivium) y aritmética, geometría, música y astronomía (cuadrivium). En los siglos finales de la época medieval, por obra del" contacto con los pueblos mucho más civilizados del cercano Oriente, vino un avivamiento general del interés por la cultura, que impulsó la fundación de las primeras universidades: la de Bolonia en 1158 y la de París en 1180. En los siglos siguientes continuó la creación de estos centros superiores de educación, llegando a contar Europa con 108 universidades a fines del siglo XVI. La educación escolar elemental no existe en Occidente como institución autónoma antes del siglo XIII. Su comienzo, organización y difusión, abarca el período que va de esa centuria al siglo XVI, época durante la cual se desarrolla la nueva clase burguesa compuesta de comerciantes y artesanos. Esta clase no tenía interés en el latín de la alta cultura ni en los estudios filosóficos o retóricos; sus aspiraciones se limitaban a aprender las reglas elementales de la aritmética y a leer y escribir en el idioma vernáculo, el que hablaba el pueblo con quien tenía que entenderse en sus negocios. Para satisfacer esa necesidad se fundaron en las ciudades algunas escuelas que representaron el comienzo del sistema de educación elemental, destinado a llenar los requerimientos más comunes de la masa del pueblo en los siglos siguientes. En la época moderna, caracterizada por edad moderna. una civilización que descansa fundamenta en el desarrollo de las ciencias y en el dominio de una técnica cuyo manejo se hace cada vez más difícil por su complejidad, que aumenta con el progreso constante de esas ciencias a que sirve, la educación escolar ha llegado a tener una importancia extraordinaria; y para los requerimientos de la vida contemporánea, la utilidad de su función es mucho mayor que la del resto de las instituciones sociales que participan con ella, en las tareas de aculturación de las nuevas generaciones. La escuela, que sólo había sido una agencia social de menor importancia en culturas anteriores a la nuestra, porque su influencia afectaba únicamente a 211  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

una pequeña parte de la población, en los tiempos modernos se ha expandido rápidamente en sentido horizontal y vertical, por la multiplicación de los centros de enseñanza, en el primer caso, y su extensión a todas las capas sociales, dada la condición obligatoria de su curso en casi todas partes, en el segundo. En pareja medida a la reducción que han ido sufriendo las funciones educativas de la familia, las iglesias y los oficios, como tales, ha venido cobrando importancia la escuela como agente por excelencia de la enseñanza. Y no podía ocurrir de otro modo ante la creciente división del trabajo social, peculiar de la civilización occidental predominante hoy en el mundo. La preparación para la vida, el desarrollo de las aptitudes necesarias para desenvolverse con éxito en una competencia que el avance de las ciencias y el gigantesco incremento demográfico del mundo, torna cada día más concurrida y difícil, ha convertido la enseñanza en una función necesariamente especializada, en una técnica científica ella misma, de fundamental importancia para la sociedad y para el individuo. La obligatoriedad de la enseñanza, requisito indispensable de su universalidad, supone la incumbencia de ofrecerla por parte del Estado, único que puede imponerla coactivamente, y además la condición gratuita de ella, para que nadie pueda justificadamente excusarse de su cumplimiento. Aparte del caso aislado de Esparta o de alguno otro semejante, la educación pública es una cuestión moderna. La Reforma Protestante reconoció y proclamó su necesidad, con la finalidad inmediata de hacer posible a las masas la lectura de la Biblia; buscando por medio del conocimiento directo de las Sagradas Escrituras hacer innecesaria la interpretación dogmática de la Iglesia romana, con la merma consiguiente de la influencia de ésta. La Revolución Francesa dio un impulso mayor y más enérgico al movimiento por la educación pública elemental, declarando que "es imprescindible un sistema de educación pública para hacer más felices ciudadanos por medio de la ilustración, que deberá brindarse con iguales oportunidades para todos, a fin de lograr el desarrollo de sus capacidades" (Proyectos de Talleyrand y Condorcet, 17911792). Napoleón llevó a efecto la medida por medio de un decreto imperial en 1808; y algunos años antes ya había sido implantado el sistema en Prusia, extendiéndose más tarde a otros países. Pero la obligatoriedad de la educación no ha marchado al mismo paso del reconocimiento de su necesidad como institución pública. Y en términos generales puede afirmarse que, hasta los últimos lustros del siglo pasado, no se impuso coactivamente la obligación de adquirir la instrucción elemental como mínimo.

212  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

4.1.4. Revolución Industrial, Democracia y Educación Pública La enseñanza elemental pública obligatoria y gratuita es producto de la acción sinèrgica de dos grandes fuerzas del mundo moderno: la revolución industrial y la democracia política. La revolución industrial ha creado un mundo nuevo, de máquinas complicadas, de fábricas gigantescas y mercados universales para sus productos, y esta vasta y compleja situación ha impuesto la necesidad de obreros con un conocimiento elemental, por lo menos, de la técnica industrial; de comerciantes mejor preparados para conocer la utilidad de la mercancía que venden y hacer la propaganda necesaria para dar salida a la inmensa producción de las fábricas, y de consumidores más ilustrados, capaces de comprender los beneficios de los bienes económicos fabricados por la industria y de crearse la necesidad de su consumo. Todo esto se traduce, por supuesto, en un impulso a la extensión de la educación pública y, a la postre, en una demanda de su obligatoriedad para hacer más efectiva su necesaria extensión. La democracia política moderna de tipo liberal, basada en el principio de la preponderancia de la opinión de las mayorías en las decisiones del gobierno, y en el de la libre discusión de las cuestiones como el medio más idóneo para definir esa opinión; hubo menester desde el principio y cada vez en medida mayor, de un pueblo capaz de entender las cuestiones planteadas y razonar sobre ellas con suficiente conocimiento de sus aspectos más importantes. En tal virtud, los regímenes que la representan han ido imponiendo la enseñanza pública obligatoria, y la ofrecen gratuita por el Estado para que se halle al alcance de todo el mundo. Lasky ha dicho que la educación de los ciudadanos es el alma del Estado moderno, y que facilitar una adecuada oportunidad de educación representa una de las condiciones básicas de la igualdad política. Porque el poder que en último término impera en la sociedad es el poder de utilizar la cultura, y las disparidades en la educación se traducen, sobre todo, en disparidades relativas a la capacidad para servirse de ese poder. En los Estados de más avanzada civilización se ha intentado hacer obligatoria la segunda enseñanza, para una formación mejor del ciudadano. Pero como habría de ser gratuita al mismo tiempo, tal medida resultaría una carga onerosa en demasía para la hacienda pública de casi todos los países actualmente. A falta de ello, mientras tanto, se han ido ampliando los programas de las materias que comprende la enseñanza primaria, que no se limita ya, como en sus inicios, a lectura, escritura y nociones de aritmética; sino que comprende, además, asuntos tan diversos como gramática, geografía, historia, fisiología, anatomía, higiene, cívica, ciencias naturales, educación física, artes manuales y otras asignaturas prácticas y vocacionales. Y correspondiéndose con el aumento de materias del programa, ha habido una ampliación de la edad escolar, que ahora comprende desde los 5 ó 6 años hasta los 12 ó 14, según el país. 213  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Pese al reconocimiento general de la necesidad social de la enseñanza, la aceptación de su imposición obligatoria ha tropezado con no escasa resistencia y ha tenido que vencer numerosos obstáculos. Las dificultades más serias que halló su implantación aparecieron, por supuesto, en los comienzos, durante la primera mitad del siglo pasado, y fueron, primordialmente, de índole económica. Una de ellas la suscitó el interés de patronos y empresarios de la primera fase del capitalismo industrial moderno -en la cual la máquina no era todavía el elemento dominante absoluto en la producción- de mantener una fuente de trabajo barato en las masas humanas ignorantes. El aprovechamiento del trabajo de los niños en edad escolar por jornales muy inferiores a los corrientes para adultos, fue otro incentivo a la velada o abierta resistencia de la primitiva empresa capitalista al cumplimiento de las disposiciones sobre enseñanza obligatoria; que en este caso contó con el apoyo do los mismos padres de los menores, a quienes las más de las veces la miseria imponía la necesidad de procurarse ingresos adicionales con el trabajo de sus hijos. Otro de los obstáculos a la extensión de la enseñanza obligatoria, consistió en la escasez de recursos de la hacienda pública y la limitación de la autoridad del Gobierno en los Estados organizados sobre las bases doctrinales del Liberalismo político, que eran los más preocupados por el bienestar público. Circunstancias éstas que hacían harto difícil, por una parte, sufragar los gastos de una enseñanza gratuita para el pueblo y, por la otra, obtener el asentimiento de las clases dominantes para imponerla con carácter obligatorio. Posteriormente, desde las décadas últimas del siglo pasado, la aceptación de la enseñanza obligatoria ha encontrado más franco el camino. El predominio de la técnica científica en la producción ha tornado inconveniente la ignorancia de las masas, por lo cual el empresario capitalista ha dejado de ser un obstáculo a la difusión de la enseñanza; y el Estado, que aumenta cada vez más en poder, en recursos y en la extensión de sus atribuciones, ha ido asegurando la enseñanza obligatoria de los menores por medio de leyes que impiden emplearlos hasta que no rebasen la edad escolar, y de la exigencia de responsabilidad a los padres o tutores por el incumplimiento de sus disposiciones en este sentido. Pero no todos los obstáculos han sido allanados; todavía quedan zonas inertes de la organización social, en las cuales el sentido de solidaridad colectiva en el cumplimiento de los deberes comunes se halla muy debilitado o no existe. Entre ellas se encuentran las familias irregularmente constituidas, generalmente con muchos hijos, muy frecuentes en los países de escaso desarrollo económico, en las cuales los padres ejercen muy escasa autoridad, casi nunca suficiente para obligar a los hijos a asistir a la escuela con la asiduidad necesaria. 214  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

De acuerdo con lo que hemos dicho sobre la condición moderna de la difusión de la enseñanza elemental, el analfabetismo se plantea como problema social tan sólo en nuestra época. En Egipto, en la Grecia y la Roma clásicas, en la Europa medieval, el saber era vocación y dominio de minorías más o menos numerosas. Para lo que necesitaban conocer las masas bastaba la enseñanza empírica, el discurso, la arenga, el pulpito y las proclamas del pregonero. En la época moderna, en cambio, la civilización dinámica y progresiva creada por el hombre occidental, el desarrollo del comercio, las necesidades de la técnica industrial, las innumerables leyes, reglamentos y disposiciones de todo orden que regulan la vida social y política; la propaganda de las ideologías de todo origen en pugna por ganarse la opinión pública, la literatura sobre los más diversos temas científicos e imaginativos; todo ello de consuno y cada cosa por su parte, imponen la necesidad de que todo el mundo sepa leer y escribir y tenga nociones elementales, por lo menos, de las materias fundamentales de la cultura. Resulta de todo punto inconcebible la coexistencia de una civilización técnica y un orden político democrático como los actuales y unas masas analfabetas. La erradicación del analfabetismo es uno de los más nobles empeños sociales y una política de alta utilidad pública. Hay exageración indudable en la frase de Guizot de que cada escuela que se abre significa una cárcel que se cierra, pero sí puede afirmarse que la escuela es el agente más eficaz del progreso social. Además, el poder del hombre sobre la Naturaleza ha sido conseguido por el desarrollo de la cultura, y la vía más rápida para aprender a servirse de ese poder es la educación escolar. No es coincidencia fortuita que los países de mejores condiciones sociales de vida y de más alta civilización, sean aquéllos en que el analfabetismo es más reducido. La segunda enseñanza surge por la concurrencia de tres fuerzas distintas: el humanismo del Renacimiento, el nacionalismo de la Edad Moderna y la pujante influencia de la ideología burguesa, en su aspecto práctico y utilitario. Las universidades del siglo XV eran centros dogmáticos y por extremo conservadores, que se opusieron enérgicamente al estudio de la cultura clásica que propugnaban los humanistas, obligando a éstos a fundar escuelas dedicadas a la enseñanza de la lengua y la literatura clásicas, griega y latina. Más tarde, a medida que se fue desarrollando y fortaleciendo el nacionalismo, estas escuelas tomaron a su cargo la enseñanza superior de la lengua vernácula, así como de la historia y la literatura nacionales. La concepción humanista de la cultura como cosa de lujo espiritual, desinteresada y ajena a las cuestiones prácticas de la vida, fue el núcleo de la 215  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

segunda enseñanza clásica y perduró hasta bien entrado el siglo pasado en todas partes, y en algunos países hasta el siglo actual. Pero, en términos generales, ha ido desapareciendo universalmente para dejar lugar a un concepto de servicio y preparación para la vida, más a tono con la mentalidad pragmatista y utilitaria característica de la clase burguesa, cuyo predominio social se ha impuesto en el mundo de poco más de un siglo a nuestros días. En cuanto a sus fines y modalidades posteriores, las instituciones de segunda enseñanza, que en las primeras fases mencionadas se desarrollaron con independencia de las universidades, al cambiar éstas de espíritu y ponerse a tono con los nuevos tiempos, vinieron a ser consideradas en casi todas partes como simples escuelas preparatorias para el ingreso en centros de estudios superiores. Sin duda alguna, tal función es propia de la enseñanza secundaria, pues los altos estudios especializados de las universidades modernas requieren una preparación general previa, que está muy por encima de la que puede ofrecer la escuela primaria. Pero ésta no es la función única de la segunda enseñanza, ni la más importante siquiera, en realidad. Para el hombre común, que es el sujeto sociológico por excelencia y aún para la mayoría de los excepcionalmente dotados pero de escasos recursos económicos, el límite normal de su educación escolar está señalado por la preparación suficiente púa entender las explicaciones que la ciencia ofrece sobre los fenómenos de la naturaleza y de la vida, para lograr una visión informada del mundo en que vive y comprender la índole y el sentido de sus problemas; así como para conocer la historia del hombre mismo y de la cultura por él creada. Proporcionar tal preparación y conocimientos generales, debe ser el menester principal de la segunda enseñanza. La universidad moderna no puede hacerlo pese a la opinión favorable del insigne pensador español recientemente fallecido, don José Ortega y Gasset- porque lo que ganan en profundidad sus estudios han de perderlo necesariamente en extensión y correlación de materias; razón por la cual la enseñanza ofrecida por ella tiende cada vez más a la especialización vocacional. Para servir a los dos fines expuestos de capacitación para una juiciosa comprensión general de las cuestiones fundamentales de la vida y de la cultura, y preparación para el ingreso en la universidad, el bachillerato suele dividirse en varios países en dos tipos: uno común, de materias básicas para cualquier forma de conocimiento, sea general o especializado, de curso previo, y otro superior dividido en varias ramas compuestas por agrupaciones de materias opcionales, entre las cuales figuran las que preparan para los estudios correspondientes a una' carrera determinada en la universidad.

216  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Los planes de estudio de la segunda enseñanza fluctúan entre 4 y 8 años, en los diferentes países, de acuerdo con la edad mínima de ingreso. Y la edad normal de terminación es de* 17 a 18 años en casi todas partes, que según Amanda Labarca "es la edad media en que el joven debe iniciarse en la vida de autosuficiencia económica, si no prosigue estudios superiores que demandan a su familia desembolsos relativamente cuantiosos". Dada la importancia social cada día mayor dé las escuelas secundarias, que han venido a ser como Ross las llama, verdaderas universidades populares, sus cursos de estudio experimentan un progresivo aumento de las materias que comprenden; lo cual obliga a una diversificación creciente de las asignaturas opcionales sobre base vocacional. Por otra parte, la complejidad en aumento constante de la vida civilizada en todos sus aspectos y de las relaciones sociales, políticas y económicas, plantean problemas de más difícil solución cada día, pero cuya comprensión, por lo menos, es de vital importancia para todo el mundo. Por ello se hace necesario agregar a las asignaturas de curso obligatorio en el nivel superior del bachillerato, aquéllas que puedan ofrecer una información general sobre estas cuestiones, con el objeto de realizar en el sentido más cabal y amplio posible, lo que debiera ser la función ideal de la educación según Rodó: hacer do cada uno, por lo menos un espectador consciente, allí donde no pueda ser actor. La enseñanza superior se ofrece generalmente en las universidades. En los primeros siglos de su existencia la misión de la Universidad, a tono con el espíritu especulativo característico de la cultura medieval, era ofrecer un conocimiento superior a base de las materias que en la época se consideraban de importancia primordial: teología, filosofía, leyes y artes liberales. Empero, el ingente desarrollo de las ciencias y de la técnica correspondiente a sus aplicaciones, que ha tenido lugar en tiempos más recientes, ha cambiado totalmente la visión del mundo y sus problemas, así como los conceptos sobre el valor del saber en relación con su contenido. El saber estático y reposado, fundado en unos pocos principios generales incuestionables y en dogmas inalterables, dejó paso a una cultura de formación crítica, basada en la investigación, el análisis y la prueba, que ha dilatado las fronteras del conocimiento hasta límites pasmosamente lejanos, poniendo bajo el cetro de la inteligencia humana un imperio tan vasto y complicado, que para regirlo con sabiduría y provecho ha sido necesario dividirlo en muchas provincias y en ellas acotar la jurisdicción y competencia de quienes han de administrarlas. La cantidad de conocimientos que es necesario adquirir ahora para estar bien informado en cualquier disciplina agota casi el tiempo de una vida, y los años de escolaridad universitaria apenas alcanzan para instruir al estudiante 217  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

sobre los fundamentos y aplicaciones generales de las diversas ciencias. En tal virtud, la universidad moderna ha tenido que ir reduciendo sus empeños a la preparación profesional y a la investigación para el progreso de las ciencias particulares y el aumento del saber especializado, dividiendo y subdividiendo para ello su enseñanza en diversas facultades autónomas. Preocupado por la ausencia de sentido universal de la cultura que se echa de ver en la enseñanza universitaria actual y alarmado ante lo que él ha llamado la barbarie del especialismo —representada por ese nuevo espécimen de la cultura moderna que cada vez "sabe más y más de menos y menos"— Ortega y Gasset proclamó entre los fines principales de la Universidad la formación del hombre culto, aquel capaz de situarse a la altura de los tiempos para juzgar las cosas con criterio bien informado y apreciar los valores con claro discernimiento. Para la realización de este primordial objeto la Universidad debe ofrecer, según Ortega, la enseñanza de las siguientes grandes disciplinas culturales: I. Imagen física del mundo (deducida de la Física). II. Los temas fundamentales de la vida orgánica (Biología). III. El proceso histórico de la especie humana (Historia). IV. La estructura y el funcionamiento de la vida social (Sociología) V. Explicación de la finalidad y el sentido de las cosas en el universo (Filosofía). En realidad, esta función de cultura, que necesariamente ha de atender más a la correlación e interdependencia de los aspectos del conocimiento que considera fundamentales y a su enlace con la vida, que a un saber profundo en cada uno de ellos, va-quedando en la práctica fuera del campo propio de los estudios universitarios, por las razones que apuntamos al referirnos a la segunda enseñanza, y deriva hacia la jurisdicción docente de ésta que es más amplia y, sobre todo, alcanza a un número que excede en mucho al de los que llegan a la Universidad. 4.1.5. Influjo Educativo del Medio Ambiente Social propio de nuestra época Desde el siglo XVIII las instituciones que de modo más directo y eficaz contribuían a infundir actitudes y normas de conducta, han ido viniendo a menos paulatinamente. La familia ha perdido casi toda su influencia sobre el individuo más allá de la niñez; el espíritu comunal, en el cual descansa el valor regulador de costumbres y tradiciones, prácticamente se ha desvanecido, la Iglesia ha sufrido una considerable merma de su ascendiente moral, al hacerse de mas en más convencional la observancia de los preceptos religiosos para la mayoría de sus adeptos, y la escuela se ha convertido en una organización de formación intelectual, de modo principal.

218  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Pero, en la misma medida en que se ha desvirtuado y reducido la fuerza educativa de estas instituciones orgánicas de influencia personal directa, ha ido imponiéndose la presión difusa, aunque enérgica por su latitud y masa, del medio ambiente, para moldear los tipos generales de conducta más comunes en nuestra época. Un efecto peculiar del influjo que ejerce el ambiente social contemporáneo de lucha de clases, rivalidades mercantiles y exaltación de los factores económicos en las actitudes personales y colectivas, es el predominio de un estilo de vida cuyos rasgos más destacados son la competencia y el antagonismo. Las relaciones abstractas e impersonales del mercado, o como las llama Erich Fromm, la "orientación mercantil" en el trato «le gentes y en la estimación del valor personal propio y ajeno, constituye uno de los rasgos característicos del espíritu de la época y se refleja, naturalmente, en la educación que el ambiente social proporciona a quienes en él conviven. La apreciación de la personalidad se hace de acuerdo con el éxito logrado por el individúo en competencia con los demás, y las probabilidades de triunfar no dependen tanto del valor intrínseco de sus cualidades y capacidades como de la aceptación ajena que para ellas logre. En otras palabras más ajustadas al matiz económico que tiñe la estimativa de las cosas en nuestro tiempo: la sociedad fomenta un mercado de la personalidad en el cual lo que se toma en cuenta, principalmente, es el valor de cambio de las aptitudes y del carácter, lo que los demás desean y demandan de uno. Algunos de los rasgos más inquietantes del tono moral que predomina en la fase actual de la cultura occidental: la inconformidad del hombre consigo mismo y con su destino, la desorientación y la angustia, provienen en gran medida de esta deshumanización social del ser personal y del espíritu de competencia sin tregua que el medio fomenta, como un común denominador al que se reducen las relaciones sociales, sin dejar apenas lugar a la simpatía y la solidaridad humanas, imprescindibles a la madurez emocional de la personalidad. Erich Fromm destaca estos rasgos característicos de la circunstancia cultural que estamos viviendo en los siguientes párrafos: "El pensamiento, al igual que el sentimiento es determinado por la orientación mercantil . . . y el saber mismo se transforma en mercancía . . . " El conocimiento acerca del hombre en sí, la Psicología que la gran tradición del pensamiento de Occidente postuló como condición para la virtud, el arte de vivir y la felicidad, ha degenerado en un instrumento útil para un mejor manejo de los demás y de uno mismo en asuntos mercantiles, en la propaganda política, en los anuncios, etc.

219  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Es evidente, además, que este tipo de pensamiento ejerce un piolando efecto sobre nuestro sistema educacional. La meta del aprendizaje es, desde la escuela primaria hasta los centros de enseñanza superior, recoger la máxima información posible con el objeto principal de que sea de utilidad práctica para la actuación en el mercado. Los estudiantes deben aprender tal cantidad de cosas que les resulta, en verdad, difícil disponer de tiempo y energía para pensar. No es el interés por las materias que se enseñan o por el saber y el conocimiento profundo como tales, lo que representa el mayor incentivo para desear una educación más amplia y esmerada, sino el incremento del valor de cambio que da el conocimiento. Por doquier vemos hoy en día un entusiasmo ferviente por adquirir conocimientos y educación, pero al mismo tiempo también, una actitud de escepticismo y desdén hacia el saber que tiene por objeto principal la indagación de la verdad y el placer de comprender”. Esta apreciación utilitaria del, saber y el conocimiento no es cosa exclusiva de nuestra época, pero sí es peculiar de ella el predominio y la extensión del llamado espíritu práctico que en tal apreciación pragmática de la cultura se inspira, y el cual pondera el valor de las condiciones personales y de la preparación para la vida que imparte la educación, según el éxito material que se logre en competencia con los otros. Es el viejo postulado de Heráclito: Ser es luchar, vivir es vencer, exaltado a divisa del estilo de vida de una época. Pero, a pesar de todo esto, el fundamento espiritual de la cultura occidental es la simpatía social en su más pura significación raigal, y la civilización por ella creada necesita corno condición esencial de existencia la cooperación general. La verdad de esto ha sido proclamada por muchas cabezas claras y va alumbrando en la conciencia de las masas, por lo cual no es utopía esperar que la educación oriente de veras sus programas y sus practicas hacia el fomento de un espíritu de universal comprensión y efectiva cooperación, sin distingos más o menos encubiertos de clase, raza, nacionalidad o credo. 4.1.6. El Cine. La Prensa. La Radio. La Televisión La prensa, el cine, la radio y la televisión, constituyen actualmente los medios más eficaces no sólo, de información sino también de contacto social .y propaganda. Y la importancia de ellos en la formación dé estados de opinión pública y como agentes educativos indirectos, no es menor en nuestra época. La prensa - periódicos y revistas- surge primero en el tiempo que los otros medios de comunicación mencionados. Sus -antecedentes se remontan hasta el boletín periódico llamado Acta Diurna, que publicaba las noticias más importantes junto con asuntos oficiales en el Imperio Romano. Pero antes de que la invención de la imprenta luciera posible la difusión en gran escala de la

220  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

palabra escrita, no pudo existir la prensa como agente importante de información pública, de propaganda y de educación. La función educativa más notoria de la prensa se realiza por medio de la divulgación de información sobre asuntos de interés científico o cultural en general, pero también la lleva a cabo orientando la opinión del público por medio de la interpretación de las noticias y de la crítica de las cuestiones de valor para la comunidad. La importancia de cuto último apenas neceada encare cimiento en un mundo donde la mayoría de la gente piensa según los clisés mentales que la prensa le suministra, y en el que cuestiones de mucha monta en los órdenes social, político o económico se ponderan de acuerdo con la influencia que puedan tener en la opinión pública, o se tratan de cohonestar previniendo a ésta mediante una bien elaborada y hábil propaganda. Pero en estos aspectos de su ministerio, no siempre la prensa ejerce una acción sana y edificante, ni puede muchas veces ajustar a esa condición el ejercicio de sus facultades; bien por la índole lucrativa de la empresa periodística, o ya por la coerción velada o manifiesta de los intereses creados o de los poderes políticos, que en casi todas partes se muestran poco inclinados a tolerar una verdadera crítica independiente. Los servicios de información de un periódico moderno: centenares o millares de corresponsales en el país y en el extranjero, reporteros, personal de redacción, de talleres y de oficina, máquinas muy costosas, servicio cablegráfico de hilo directo, cuotas de agencias informativas mundiales, etc., suponen cuantiosas inversiones en dinero y la organización de un negocio cuyo mantenimiento no alcanzan a cubrir las suscripciones y la venta de números sueltos del periódico. Las empresas periodísticas obtienen la partida mayor de sus ingresos de los anuncios de servicios o do productos comerciales, y esta dependencia económica disminuye la libertad de criterio necesaria para una sana función orientadora de la opinión pública, por medio de la critica sincera y la información veraz e imparcial, que pueden no resultar gratas a los intereses comerciales o profesionales de los anunciantes. Pero a pesar de las limitaciones que le impone su condición de empresa comercial, la prensa es, sin duda alguna, el agente más eficaz en la formación y dirección de la opinión pública. Porque cuando ésta no se polariza en forma concreta en torno a cuestiones definidas, no es mas que una energía potencial dispersa e ineficaz; y es labor de gran importancia social la que lleva a cabo la prensa sirviendo de polo a esta fuerza diseminada, en el doble sentido de concentrar y acumular su energía y de orientarla debidamente.

221  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

A más de esto, la prensa constituye el medio moderno más amplio de contacto social. Ha venido a ser como el sistema nervioso de la sociedad humana, que pone en relación cada célula con el resto del organismo, trayendo "impresiones y noticias de todas partes y dando a conocer los hechos y sucesos de la vida de cada uno. En nuestro tiempo, advierte Robert E. Park la mayor parte de quienes requieren contacto con el público, es decir, con gente ajena a Su mundo íntimo o inmediato, generalmente encuentran en el periodista cronista, editorialista, repórter o corresponsal- tanto como al agente de una empresa de publicidad, un diplomático acreditado unte el periódico y a través de él ante el mundo en general. La contribución del cine a la educación escolar es de importancia incalculable, tanto para bien como para mal. Las cintas educacionales descriptivas y científicas han venido a constituir uno de los medios de enseñanza más eficaces, porque cautivan el interés por modo más cabal con la vivacidad y animación de las imágenes, economizan esfuerzos en el aprendizaje obviando el doble proceso de atender a la explicación oral o la lectura y al mismo tiempo imaginar la cosa escuchada o leída, y a la vez evitan el inconveniente de una falsa representación imaginativa de lo que se escucha o lee. De mayor trascendencia aún es la influencia del cine fuera del campo de la enseñanza escolar. El abaratamiento del espectáculo cinematográfico lo ha puesto prácticamente al alcance de todo el mundo, hasta el punto que se ha convertido en el medio de entretenimiento de más rico contenido en espiritualidad y emociones del común de las gentes. Además, los recursos técnicos del arte cinematográfico son tales, que sus producciones pueden dar apariencia de cosa real a los más quiméricos ensueños de la fantasía. De aquí la notable influencia que las películas ejercen en la niñez y la adolescencia; etapas de la vida en que la fantasía predomina y crea un mundo propio en el que hallan realización, muchas veces compensatoria de frustraciones en la vida real, los anhelos y ensueños, lo que el niño o el ¡oven quisieran ser o poder hacer como el héroe del drama. El influjo del cine sobre la mentalidad del niño y del adolescente es incalculable. Ciertas películas estimulan el ejercicio de virtudes socialmente útiles; otras, en cambio, inducen a formas antisociales de conducta. H. J. Forman refiere en su libro titulado "Our Movie-made Children", el caso de una jovencita de 17 años detenida por conducta inmoral, como ejemplo típico de la influencia socialmente perniciosa que puede ejercer el cine, estimulando las malas inclinaciones personales. De la confesión de esa joven son las siguientes palabras:

222  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

"Yo había anhelado siempre tener lindos vestidos, mucho dinero y nada que hacer sino divertirme. Y cuando vi en las películas que esto era posible, comencé a sentir deseos de escaparme e ir a algún lugar donde tales cosas fueran realizables. En la producción Las Explotadoras de Broadway las muchachas no eran más que aventureras, pero ¡qué buena vida se daban! También yo había deseado vivir en camaradería con otras muchachas, y vi muchas películas donde dos o tres vivían juntas y se divertían mucho. Me decidí por fin a hacerlo yo como ellas: hui de mi casa y fui con una amiga mayor que yo y con ideas distintas a las mías, las cuales me fue imponiendo y me condujeron por mal camino". La radio es un medio de comunicación mucho más rápido que la prensa para la divulgación de las noticias, y a tal extremo ha ido asumiendo esta función, que prácticamente ha fecho desaparecer las ediciones extraordinarias de los periódicos para noticias sensacionales. Su contribución a la difusión de la cultura es extraordinaria y cada vez mayor, pese al fárrago de anuncios comerciales que abruma la mayor parte de los programas de las estaciones trasmisoras. Las ondas radiales han logrado que el analfabeto, el campesino que reside en lugares aislados, o el pobre que no puede pagar el entretenimiento artístico de sus ocios, se incorporen a la vida de la cultura y puedan gozar de sus beneficios espirituales. Los conciertos musicales, las representaciones teatrales, las conferencias sobre asuntos científicos y artísticos, los comentarios sobre cuestiones políticas, sociales, religiosas, económicas, etc. cuentan hoy con una audiencia potencialmente universal y difunden la cultura en una escala jamás alcanzada antes del advenimiento de la radio. En nuestros días comienza a extenderse por todo el ámbito nacional de muchos países, el uso de un reciente maravilloso invento que combina las ventajas de la radio con las del cine. La televisión, en efecto, añade a la trasmisión inalámbrica del sonido la de las imágenes. La influencia de la televisión en un futuro no lejano habrá de ser de mayor entidad que la ejercida por la radio o por el cine. En cuanto a la primera, porque resulta más interesante el espectáculo en la pantalla de un drama, suceso o acto cualquiera que la mera audición del mismo; y respecto al segundo, debido a que consigue mayor número de espectadores por la comodidad de que el cine venga a uno en vez de ir uno al cine. Pero desde el punto de vista de la educación en su más amplio sentido, es conveniente que se llame la atención sobre el hecho de que la televisión tiene una acción más allanadora e imperativa que el cine. Su público no está 223  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

compuesto por espectadores que concurren voluntariamente al espectáculo, sino que éste es de cierto modo impuesto a la atención del diseminado público formado por las muchas familias que entretienen su tiempo ocioso ante la pantalla del televisor. Al niño, al adolescente y al adulto – pero sobre todo a los dos primeros cuyos gustos y criterios se encuentran aún en proceso de formación – suele ofrecerles la televisión en el seno del hogar, espectáculos que con harta frecuencia distan mucho de ser edificantes, y ni siquiera adecuados para fomentar gustos estéticos depurados de chabacanería. Este aspecto socialmente nocivo de la televisión se debe en gran medida a que, desde el punto de vista comercial, es un negocio de muy elevado costo de mantenimiento en su fase expansiva actual y, por ello, atado estrechamente al interés económico de Ion anunciantes que patrocinan sus programas, quienes, naturalmente, quieren para éstos el público más numeroso posible. Y en este caso, también, la calidad del espectáculo pierde en altura lo que gana en extensión su capacidad de satisfacer el gusto de espectadores heterogéneos y numerosos. 4.2.

La Educación en el Perú En su más amplio significado, entendemos por educación el proceso sistemático mediante el cual se inculcan en los miembros de cada generación una serie de conocimientos, habilidades y actitudes que son consideradas como necesarias para el desarrollo intelectual, físico o moral de los individuos. La educación forma parte del proceso general de aprendizaje, pero comporta una selección de aquellos elementos culturales que se consideran necesarios de trasmitir, de acuerdo con los valores y patrones del grupo social. La educación puede incluir todos los procesos excepto, el exclusivamente genético, que ayuden a formar la mente, el carácter o la capacidad física de los educandos. Pero como la educación está siempre referida a los patrones y valores del grupo, comporta también en su contexto toda su relatividad. Incluso, la educación puede estar sustentada en valores falsos e inauténticos. La mayoría de la gente entiende por educación el tipo de actividades que se desarrollan en las instituciones que se llaman escuelas, colegios, institutos o universidades, o por un género de actividades "no escolarizadas" que se llevan a cabo de acuerdo con una política educativa institucionalizada. Para el científico social, la educación constituye un proceso mucho más amplio y de mayores alcances que comprende 'todas las formas de enseñanza, oficial o no, institucionalizada o no, cuyo resultado es la adquisición de cultura por el individuo para la formación de su personalidad y su socialización, es decir, -la enseñanza para acondicionarlo a vivir del mejor modo posible como miembro de una determinada sociedad.

224  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Todos los hombres nacemos dotados de determinadas condiciones potenciales para la vida cultural, pero no perfectamente adaptados para la vida dentro de una cultura particular. El problema principal de la educación es, pues, la racionalización y explicación de las formas y los cauces por los que se asimila la cultura y los mecanismos con los cuales los procesos se adaptan a sus exigencias. La educación en todas las sociedades -aún en los pueblos no ilustrados, en los que no hay o están poco desarrollados los sistemas formales de escolaridad y no existen maestros profesionales- es un proceso que empieza desde el nacimiento y continúa con mayor o menor intensidad a lo largo de toda la vida de un individuo. Dura toda la vida porque en cada cambio importante el hombre debe aprender nuevos modos de pensamiento y de acción. Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, se puede decir que la educación en toda sociedad se da siempre bajo dos formas: una inconsciente, natural o incidental y la otra consciente, intencional o deliberada. Bajo la segunda forma es que se organizan los sistemas de escolaridad. Desde el plano, digamos mecánico, la educación forma parte del proceso general de aprendizaje. El concepto de aprendizaje se refiere a la retención, en virtud de la memoria, de imágenes pasadas que condicionan de una forma determinada la actividad del animal. Todo ser que posee memoria es capaz de aprender. Pero el hombre que además de memoria tiene capacidad de abstracción y posee discernimiento y voluntad, no sólo fundamenta su capacidad de aprendizaje en la memoria sino también en la necesidad de tener que aprender puesto que la vida social humana tiene que ser necesariamente aprendida, pero no es sólo la necesidad, también la voluntad desempeña un papel fundamental en el aprendizaje, así como el hecho de que para el hombre es materia propia del aprendizaje aquello que para él tiene sentido. El sentido proporciona a la materia del aprendizaje una posibilidad mucho más amplia de ser aprendida. Casi todo aprendizaje humano consciente incluye los procesos de escuchar, observar y hacer. Cada cultura se diferencia en el énfasis que pone en uno u otro de estos tres procesos y en la medida en que los acentúa en el aprendizaje de cada orden de cosas. Como características universales de la educación pueden señalarse las siguientes: 1. Todas las culturas tienen mecanismos educativos que son, a la vez aplicados inconscientemente y dirigidos intencionalmente y en algún momento de la niñez, todos son educados de un modo formal, aunque no necesariamente

225  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

escolarizado. Esto es, todas las sociedades han descubierto que la transmisión de su cultura no puede dejarse al azar. 2. Todas las sociedades utilizan estímulos y castigos que motivan el aprendizaje y corrigen las formas de conducta que se desvían del sentido que se da a la educación. Los estímulos y recompensas son muy variados y van desde la alabanza y el reconocimiento hasta los premios y distinciones simbólicas. Los castigos se emplean desde la reprobación y el 'ridículo hasta el confinamiento y el dolor físico. 3. Todas las sociedades evitan que los niños tengan acceso a ciertos conocimientos cruciales; en las sociedades modernas se tiende a mantener a los niños en la ignorancia con respecto a las realidades del sexo. En todas las comunidades se estimula a los miembros a observar las pautas morales de sus mayores, a respetar y a regirse por el comportamiento de los adultos. También, casi sin variaciones, en todas- las sociedades son los grupos de poder los que organizan el sistema educacional para el fortalecimiento de su posición. 4. La educación es siempre el resultado de la experiencia, y aunque toda persona se educa a través de su propia experiencia, la sociedad no abandona el proceso educativo al azar. El individuo está sometido a un proceso social en el que sufre la influencia de un ambiente en gran parte dirigido y soporta las normas impuestas por la sociedad en la vida familiar y social. 5. A través de toda su historia la educación ha sido el medio del que los pueblos de todas las épocas se han "Valido para dirigirse y acercarse a la clase de vida que consideran óptima. En cuanto a los fines que persigue la educación y a los sistemas educativos, se han planteado infinidad de teorías y proposiciones que buscan hallar las respuestas adecuadas a los mismos y fundamentales interrogantes: ¿Qué cosas deben ser materia de la enseñanza? ¿De qué manera deben ser impartidas? ¿A qué fines deben servir? Son muchas las respuestas que desde todos los ángulos y posiciones filosóficas, políticas o pedagógicas se han ofrecido, siempre en relación con los valores que se consideran fundamentales y que en la mayoría de los casos resultan imprecisables, contradictorios o difíciles de delinear. Por esta razón, los objetivos y fines de la educación, aunque lógicos y altruistas, resultan a menudo demasiado vagos, irreales o simplemente metafísicos. Y es que la relación que existe entre los valores y las formas concretas de la vida social ofrece muchos aspectos. Uno de ellos es la discrepancia que suele darse entre los valores de una cultura y sus prácticas reales; en otras palabras, la diferencia que existe entre los ideales propuestos y la cultura "actualizada". Otro aspecto es el conflicto entre los valores 226  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

tradicionales y los que generan los cambios estructurales y, un tercero; la disparidad entre los valores de los grupos de poder bajo los que se organiza el sistema y fijan los objetivos de la educación y los de la población nacional o de los diferentes grupos étnicos que conforman todo el agregado social. De tal manera, pues, que para poder comprender lo que un sistema educativo es capaz de realizar y de qué manera los diferentes factores culturales están frustrando su eficacia, debemos entender primero el contexto de la cultura, la mecánica de sus estructuras y procesos y de qué modo la educación puede cumplir su cometido. Es aquí donde educadores y antropólogos deben trabajar en estrecha coordinación. Los antropólogos podrán rastrear los conflictos, identificar sus causas y precisas los modos como deben actuar los educadores. Podrán observar, por ejemplo, las discrepancias que se suscitan entre los valores, costumbres y patrones tradicionales y los que se introducen con el cambio. Sucede muchas veces que los curricula y programas educativos son estructurados sobre la base de lo que se supone es una colectividad unitaria, un agregado social homogéneo; sin embargo, en países como el nuestro no se puede hablar de una ''cultura nacional" en singular. Profundas diferencias culturales separan a los diversos grupos que conforman la población nacional, puesto que existen muchas formas y modos de vida en distintos grados de aculturación e integración. Los campesinos de la sierra, los hombres de la ciudad y los aborígenes selvícolas tienen ideas, costumbres, concepciones, preocupaciones e intereses diferentes; no hay unidad cultural ¿Se puede aplicar, entonces, un curriculum "talla única" sobre una población nacional tan heterogénea, cuyos patrones y sistemas de valores son tan diferentes y cuyos imperativos educacionales son tan disímiles?. Si nos detenemos a pensar sobre el fracaso de la educación tradicional, podremos observar que ésta ha sido menos ineficaz en la ciudad, donde sus métodos fueron susceptibles de aplicación. El fracaso ha sido mayor-en el árearural, en los programas de educación de adultos y en los intentos de integración de todos aquellos grupos menos accidentalizados y la causa de este fracaso -si se descuenta, por cierto, el hecho de que no se hayan realizado reformas estructurales en el plano socio-económico- ha sido fundamentalmente la suposición de que nuestro sistema de valores occidentalizado es el único que cuenta y que todos los demás tengan que avenirse a él por el solo hecho de enseñarles y obligarlos a aceptarlo. Puesto que la acción de la educación, como vía y mecanismo de transmisión de cultura, está destinada en última y fundamental instancia a elevar los niveles de vida de la población, a lograr la incorporación de todos los grupos sociales al progreso y a aprovechar del mejor modo posible los beneficios y 227  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

comodidades de la civilización, la eficacia de todo programa consistirá en introducir los factores funcionales para el desarrollo de las diferentes comunidades sin ocasionar la ruptura de su sistema original de cultura, ni desajustes que resulten molestosos, para de esta manera evitar la deculturación, el rechazo o la extinción culturales. La percepción diferente que tienen del mundo los individuos de diferentes culturas y las dificultades que entraña la intercomunicación, constituyen barreras infranqueables cuando se persiste en la imposición unilateral de criterios. Cuando el maestro, el médico o el ingeniero se encuentran en situaciones de conflicto frente a la incomprensión de sus alumnos, pacientes o usuarios es porque, debido a las experiencias previas que por los diferentes lados tienen de sus culturas, cada uno espera del grupo y viceversa un comportamiento distinto. Si queremos estar seguros que la educación logra los objetivos que se ha propuesto conscientemente, necesitamos que el antropólogo especifique dónde, en qué planos, aspectos y niveles se producen los antagonismos internalizados de la cultura que están desvirtuando los esfuerzos de los maestros. 4.3.

Educación en los Andes y en la Amazonía desde una Perspectiva Intercultural El antropólogo Rodrigo Montoya Rojas nos presenta este interesantísimo trabajo en tres bloques: Bloque I: Sueños y lo que no tenemos Bloque II: Concepciones, conceptos Bloque III: La realidad y los límites para los sueños (contexto adverso) Hemos resumido el Bloque I, indicando solo los sueños omitiendo su interpretación porque es obvia y clara. “Presento en este texto un listado de 13 propuestas que podrían ser útiles para adecuar la educación a la realidad andina y amazónica del país. He preferido llamarlas sueños porque estoy convencido de que a la clase política peruana no le interesa pensar en una educación que responda a las características estructurales del país1. Desde que existe una escuela sólo se trata de adaptar modelos del exterior. Es fundamental en el país el componente indígena pero ¿cuántos peruanos aceptamos la imagen que el espejo ofrece de nosotros?”. “Si se observan los textos "Las voces del país" y "Propuesta para un acuerdo Nacional por la Educación" (Ministerio de Educación, 2001), difundidos masivamente por el Ministerio de Educación, no es difícil concluir que el tema de la educación en los pueblos indígenas no ha merecido la atención que debiera”.

228  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Bloque I. sueños y los que no tenemos Sueño 1. Alumnas y alumnos indígenas encuentran en los contenidos de sus cursos en las escuelas y colegios los principios fundamentales y características más importantes de las matrices de sus culturas andina quechua, aymara y amazónica. Sueño 2. Se enseña y aprende con el ejemplo, a través de los ojos y las manos y el complemento de la palabra oral y escrita. Sueño 3. Se enseña y aprende en escuelas y colegios en los que la multiculturalidad del país es plenamente reconocida. En otros términos, el tratamiento de las culturas diferentes se realiza en igualdad de condiciones. Sueño 4. Se aprende y se enseña bien el castellano como segunda lengua. Sueño 5. La formación que los estudiantes reciben en las escuelas y colegios garantiza que la mayoría de ellos y ellas se quede en sus regiones. Sueño 6. Mujeres y varones aprenden en igualdad de condiciones. Sueño 7. Se aprende a cuestionar la realidad y a formular preguntas antes que a tener respuestas aparentemente claras para todo. Sueño 8. Aprendizaje con los instrumentos modernos actuales y actualizándose. Sueño 9. Escuelas y colegios cuentan con bibliotecas, laboratorios y la infraestructura necesaria. Sueño 10. Se aprende primero a ser una buena persona, luego viene todo lo demás. Sueño 11. En las escuelas y colegios los padres de familia tienen las puertas abiertas para saber que educación reciben sus hijas e hijos y que educación les gustaría para ellas y ellos. Sueño 12. La formación intercultural es una vía de dos pistas. Sueño 13. Las escuelas y colegios son instituciones democráticas en las que el principio de horizontalidad es respetado.

229  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Bloque II. Concepciones, conceptos 1. Multiculturalidad, interculturalidad y matriz cultural El punto de partida principal de las propuestas que aparecen en el Bloque I, es el reconocimiento de la multiculturalidad del Perú como uno de sus componentes estructurales y del carácter intercultural generalizado que debiera tener su educación. En el año 2000, habían en nuestro territorio 50 culturas o lenguas: 2 en los Andes, 42 en la Amazonia, cinco que corresponden a las colonias china, japonesa, italiana, judía y árabe y, finalmente, la cultura occidental criolla. Si tomamos en cuenta la población, mis cálculos son los siguientes: para el año 2000: de los 25 millones de peruanas y peruanos, 19'614,000 (78.4 %) hablan el castellano; 4'500,000 (18 %) el quechua; 500,000 (0.2%) el aymara; 350,000 (01.2%) y 86,000 (00.3%) hablan el chino, japonés, italiano, hebreo y árabe6. En el capítulo II de mi libro El porvenir de la cultura quechua, sostengo: "...la interculturalidad estructural del país se expresa en los espacios compartidos por una o más culturas en diversas regiones y lugares del país: en el altiplano hay peruanos y peruanas que hablan el castellano, el quechua y el aymara con gran facilidad; en la Amazonia central, por el Río Apurímac, ocurre lo mismo con el castellano, el quechua y el asháninka, por ejemplo; del mismo modo que en el Alto Ñapo confluyen también el castellano, el quichua y el secoya. En los tres ejemplos citados las personas bilingües y trilingües tienen un acceso directo a los códigos públicos y secretos de esas culturas. Así como existen puntos de enfrentamiento entre las culturas se encuentran también espacios de encuentro, de diálogo, en los que aparece con nitidez la interculturalidad, pero son los espacios menos conocidos y, como trataré de mostrar después, menos reconocidos. La interculturalidad puede ser esquemáticamente presentada señalando de modo operativo para cada localidad o región de fuerte composición indígena en el país por los menos seis espacios diferentes: el primero es el de la cultura occidental criolla dominante; el segundo, la cultura indígena I; el tercero, la cultura indígena II; el cuarto y quinto compartidos entre la cultura dominante y las culturas indígenas I y II; finalmente, el sexto, compartido entre las culturas indígenas entre sí. Las culturas no están en igualdad de condiciones; una, la dominante es una cultura a plenitud porque dispone de todos los recursos para asegurar su reproducción y desarrollo y las otras son culturas a medias, sometidas, que no disponen de autonomía suficiente para definir su propio futuro y que se reproducen sólo parcialmente en los espacios permitidos por el poder de la cultura y la religión dominantes en el país''.

230  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

En el texto Política nacional de educación intercultural bilingüe, 2001 publicado por la ex Unidad de Educación Bilingüe del Ministerio de Educación, el primer lineamiento de política citado es: "La interculturalidad constituye el principio rector de todo el sistema educativo nacional. En tal sentido la educación de todos los peruanos es intercultural". En esta frase aparecen dos planos no diferenciados: el de una educación intercultural deseada y el de la realidad. La voluntad parece más fuerte que la realidad. "Debe ser" no es igual a "ser". En este mi texto la propuesta es considerada literalmente como un sueño. El concepto de matriz cultural merece una explicación. En el capítulo V de mi libro El porvenir de la cultura quechua, explico: "La matriz de una cultura está constituida por un conjunto de principios, pilares, columnas o fundamentos que sostienen lo que podría considerarse metafóricamente su edificio. De modo general, las personas que vivimos dentro de una cultura demográficamente numerosa no conocemos todo el universo de nuestra cultura, tampoco conocemos todas las palabras de la lengua que hablamos. Sabemos y tenemos un mínimo dominio sólo de los fragmentos directamente ligados a nuestra ocupación, a nuestros intereses y a nuestra vida cotidiana. Es muy probable que vivir toda la cultura y conocerla en su integridad sea un privilegio reservado exclusivamente a los sabios y sabias de los pueblos indígenas pequeños, encargados de guardar su memoria y de transmitirla a las generaciones siguientes. Para el resto, sólo nos queda vivir y conocer unos fragmentos de su complejo universo. Dentro del mundo académico, los investigadores de las culturas seríamos quienes más nos aproximemos a su complejidad, sin que eso quiera decir que logremos conocer todos sus aspectos. Al interior de una sociedad determinada la cultura ofrece una serie de normas y pautas para plantear y resolver problemas, para entender lo que ocurre, para hacer lo que tenemos que hacer, normas que las personas de modo individual aceptamos o no. En este punto es preciso introducir una distinción entre la norma ideal y la realidad. De modo general, está prohibido que nos casemos entre primos hermanos, pero muchas parejas no aceptan ese precepto y asumen el riesgo de ser sancionados porque el amor entre ambos es más fuerte. En última instancia, las personas tenemos un mínimo de libertad para hacer lo que nos parece, independiente o contrariamente a lo que las convenciones sociales y culturales establecen. Entre los pueblos indígenas de los Andes y de la Amazonia -en general, no sólo peruana- el ejercicio individual de la crítica sobre la conducta de las personas es casi inexistente. Cada uno debe asumir su responsabilidad y responder ante su propia conciencia, porque es firme la convicción de que los adultos saben lo que hacen y no 231  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

necesitan que se les recuerde lo que deben o no deben hacer. Esta pasividad ante el incumplimiento de las normas no ha recibido aún en los circuitos académicos la atención que merece". 2. Globalización El término está de moda, quiere decir, internacionalización, mundialización. Luego de la revolución en los medios de comunicación producida por la invención del internet, globalización quiere decir también libre circulación de información. Para evitar ambigüedades y errores me parece importante distinguir dos concepciones muy distintas de la palabra: de un lado, la globalización 1, tal como es entendida en los países "llamados del norte" como sinónimo de diversidad de las culturas o multiculturalidad y acompañada de una propuesta de respeto de esa diversidad; de otro, la globalización 2 que corresponde al modo como la palabra es entendida en los llamados "países del sur", como sinónimo de homogeneización cultural y acompañada de una propuesta práctica de liquidación efectiva de la diversidad cultural. La homogeneización es una propuesta colonial muy antigua expresada en los verbos humanizar, cristianizar, civilizar, y modernizar que fueron tareas propuestas por los europeos y luego norteamericanos como modelos de cambio social impuestos a los llamados indios. Globalizar sería la propuesta más reciente". 3. Una cuestión clave en la educación: la formación de maestros ¿Cuentan más en la educación los profesores o los alumnos? ¿Son más importantes los contenidos o las formas? Me parece que ambas preguntas no tienen sentido porque simplemente no hay profesores sin alumnos ni alumnos sin profesores, del mismo modo que no hay formas sin contenido ni contenido sin formas. La cuestión de prestar mayor o menor atención a cada uno de los componentes de la educación es admisible sólo si no se deja de lado los otros componentes. Una cuestión clave en la educación pública peruana actual es la débil e insuficiente formación de docentes. Si este problema de fondo no se resuelve, seguiremos lamentando el constante deterioro de nuestra educación. BLOQUE III. La realidad y tos límites para los sueños, (contexto adverso) La frase "soñar no cuesta nada" tiene sentido cuando se tiene conciencia de que las condiciones para realizar esos sueños son escasas o, simplemente, no existen. Sin sueños no podemos vivir, sería el complemento adecuado. Lo que nos falta en la educación y en toda la política peruana es un conjunto de grandes sueños. Si la gestión de la educación consiste en administrar la rutina y la inercia del sistema, estamos condenados. Es en las escuelas y colegios de los pueblos indígenas en los que se encuentran las tasas más altas de pobreza, desnutrición, falta de bibliotecas y laboratorios, deserción escolar, docentes con 232  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

formación insuficiente o improvisada, con sueldos bajísimos que no alcanzan para vivir decentemente y comprar libros, revistas y periódicos. Paradójicamente, es en ese sector deprimido de docentes donde he encontrado muchísimos casos de maestros y maestras con una gran vocación por enseñar y con una gran voluntad de servicio y generosidad. No tengo por qué extenderme en este punto. Nadie mejor que las profesoras y profesores que enseñan en los pueblos indígenas para conocer el interminable listado de carencias. Hasta hoy, la atención dada por los gobiernos a la educación pública ha sido lamentable. Siempre el conocimiento fue un recurso para que una sociedad crezca y se desarrolle. Colocarnos al margen de esa posibilidad es un hecho político de gravísimas consecuencias. La Educación: Problemas y Soluciones (*) La educación, en casi todos los países, tiende a ser un sector en donde los problemas subsisten y las reformas parecen no tener el efecto esperado. A lo largo de los años se mencionan, de manera recurrente, los mismos problemas. Muchos de ellos se han agravado y, en el mejor de los casos, algunos muestran ligeras mejorías. Deben destacarse, sin embargo, los esfuerzos de los gobiernos, de las organizaciones educativas nacionales e internacionales, de los maestros y de la comunidad por mejorar la educación pues todos reconocen su valor en la formación de la persona, del profesional o técnico; en el desarrollo de la sociedad y en el establecimiento de mejores condiciones de vida. 4.4.

PROBLEMAS La revisión de los diarios muestra que los autores mencionan, con mayor frecuencia, como problemas de la educación, los siguientes: - Falta de continuidad de las políticas educativas. Estas se cambian con los nuevos gobiernos, aún dentro de un mismo gobierno con los cambios de Ministros de Educación. - Políticas educativas impuestas. La sociedad civil ni otros agentes educativos participan en su determinación. - Falta de visión de futuro. No existe un proyecto educativo de largo plazo. Falta de apoyo económico al sector, el gobierno no asigna los recursos necesarios. - La educación contribuye poco a la resolución de asuntos urgentes del país tales como: violencia, pobreza ética y moral, intolerancia, discriminación, baja autoestima, entre otros. - Alto índice de deserción. - Alto índice de repitencia. ______________________ (*) Ramos, 2002

233  


Antropología

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Alta tasa de analfabetismo. Cobertura insuficiente y desatención de ciertos sectores de la población. Falta de diagnósticos educacionales nacionales y regionales, los cuales deberían hacerse cada 4 ó 5 años. Falta de un sistema seguro y confiable de estadísticas nacionales. Ausencia de políticas de descentralización y manejo autónomo de la educación. Débil administración o gestión de la educación. Poca calidad en los aprendizajes de los alumnos. Contenidos poco atractivos e irrelevantes. Exceso de cursos en los planes de estudio. Docentes poco motivados especialmente por los bajos salarios y sin la preparación o capacitación adecuada. Metodologías inadecuadas: memorísticas, dogmáticas y librescas. Falta de material de enseñanza en las escuelas: libros de texto, cuadernos de trabajo, bibliotecas escolares, ayudas audiovisuales, etc. Falta un sistema de evaluación de logros (pruebas nacionales) que retroalimente al sector. Desatención y poca participación de los padres de familia en los procesos educativos. Improvisación en las propuestas.

Como es de observar los problemas de la educación, señalados en los diarios, son de diferente naturaleza y abarcan todas las áreas del quehacer educativo. Indudablemente, si se realiza un análisis riguroso de la situación de la educación de un país, muchos de los problemas señalados aparecerán en dicho diagnóstico; pero, además, surgirán otros más específicos o particulares de un determinado país o región. SOLUCIONES Los problemas de la educación requieren diferentes tipos de acciones para solucionarlos. La intervención para resolver esos problemas puede ser: una reforma o rediseño integral del sistema educativo o modificaciones increméntales. En el primer caso se trata de un proceso complejo, de largo plazo, de consenso, de amplia participación, y de cambios más permanentes. En muchos casos implica gran costo y cambios en la legislación del sector (Ley de Educación, del Profesorado, etc.). En el segundo caso, se trata de intervenciones de corto o mediano plazo, con resultados específicos en un área concreta; por ejemplo, capacitación de docentes, currículo, infraestructura, gestión, evaluación, etc.

234  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

En algunos países se prefiere no hablar de "reforma educativa" por las connotaciones y reacciones que origina en los diferentes sectores de la sociedad. En su lugar, optan, por denominar sus procesos de cambio con expresiones como: "Programa de mejoramiento educativo", "Programa de modernización educativa", "Proyecto de transformación curricular", "Proyecto de desarrollo educativo", entre otros. Sea cual sea la decisión asumida para mejorar la educación en un país, ésta debe tratar de atender o resolver los problemas encontrados. Para ello, el proceso de cambio debe orientarse, según lo que aparece en los diarios consultados, prioritariamente a: - Centrar y desarrollar la educación en valores. - Preparar a la persona para un mundo globalizado y en constante cambio. - Crear un Consejo Superior de Educación, relacionado con el Ministerio de Educación pero, independiente administrativamente de él. - Conseguir una mayor asignación presupuestaria para la educación. - Reducir el analfabetismo. - Reducir la deserción y la repitencia. - Ampliar la cobertura del sistema, especialmente en áreas rurales. - Potenciar la educación intercultural. - Mejorar la administración y gestión educativa. - Descentralizar la educación. - Rediseñar el currículo. - Mejorar la calidad de los aprendizajes. - Mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. - Mejorar el salario de los docentes. - Capacitar a los maestros y directivos. - Hacer llegar a las escuelas mayor cantidad y mejores materiales de aprendizaje. - Introducir la tecnología de la información (Informática educativa, en su sentido amplio). - Establecer un sistema de rendición de cuentas, por el cual las escuelas son responsables por el rendimiento de sus alumnos. - Mejorar la infraestructura escolar. De acuerdo con los autores que escriben en los diarios las acciones de cambio deben realizarse mediante procesos que incluyan pasos como los siguientes: 1.

Diagnóstico de la realidad educativa. Debe precisarse qué evaluar, quiénes realizarán el diagnóstico, qué procedimientos e instrumentos se aplicarán y cómo se reportarán los resultados.

235  


Antropología

2.

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Determinación de la visión de la educación que se sustentará: Debe precisarse quiénes elaboran esa visión, qué insumos se considerarán y el formato por usar al plantear esa visión. Señalamiento de los lineamientos educativos y curriculares generales: Planteamiento de ejes, derivados del diagnóstico y de la visión de educación. Deben precisarse los lineamientos que sustentarán el cambio y orientarán la nueva propuesta. Asimismo, la determinación de los responsables de su formulación. Definición de prioridades: Obviamente, un cambio no puede resolver todos los problemas a la vez. Es fundamental precisar los criterios que se utilizarán para esta definición. Presentación de la propuesta: Debe garantizarse la coherencia de la propuesta con lo señalado en los numerales 1 al 4 y precisarse los niveles de decisión y sus miembros.

3.

4.

5.

Así mismo, los autores, en los artículos de los diarios, mencionan diferentes fuentes a las que se debe recurrir para la elaboración de la propuesta de cambio. Estos insumos tienen gran importancia en la definición de la propuesta y en su formulación explícita. Entre otros, señalan: -

La Constitución Política del país, la Ley de Educación y otras normas legales. Los valores y derechos dominantes en la sociedad. Perfil de ciudadano y de estudiante que se aspira para el país. Las necesidades de desarrollo del país. Las características de la sociedad globalizada. La experiencia educativa de otros países. La opinión de la sociedad civil. Los diagnósticos educativos realizados. Los aportes de expertos internacionales. La información bibliográfica y la obtenida por otros medios, sobre la educación del futuro. El aporte del magisterio nacional. La opinión de los sectores productivos y de los gremios. La opinión de los estudiantes. El aporte de los intelectuales del país. La opinión de la Iglesia.

El peso específico de cada fuente será determinado por el grupo conductor del cambio, en razón de la disponibilidad de la fuente, utilidad, facilidad de manejo de la información, consenso del grupo, etc. La mayor combinación de fuentes, brindará un mayor soporte teórico-conceptual y empírico a la propuesta que se defina y presente al país. 236  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

En los momentos de cambio, se le asignan a la educación una serie de roles o funciones, los cuales cumple con diferente grado de eficacia o eficiencia. En los diarios revisados, se responsabiliza a la educación, entre otras cosas, de lo siguiente. -

-

Preparar al estudiante para vivir en paz, en democracia; para participar en la conservación de la naturaleza, para mostrar respeto por la vida y a los derechos humanos, para valorar la dignidad de la persona, la justicia y la solidaridad. Desarrollar integralmente al alumno (Formación científica, humanística y técnica). Centrarse en la persona. Llegar a todos los niños y jóvenes. Preparar para un constante aprendizaje. Atender la diversidad (alumnos con diferente tipo de discapacidad: mental, auditiva, visual, motora; alumnos talentosos, etc.). Reducir la discriminación en la sociedad (raza, sexo, religión, opinión, origen social, estado civil, edad, etc.). Priorizar la educación de la mujer (especialmente en sectores deprimidos y áreas rurales). Poner al alcance de los alumnos una cultura general que les permita vivir hoy y en el futuro. Preparar para vivir en un mundo global y para el trabajo productivo. Integrar el esfuerzo de otros agentes educativos (hogar, comunidad, organizaciones, empresas, etc.).

Las anteriores y otras responsabilidades que se atribuyen a la educación se tratan de cumplir en el país; sin embargo, algunas de ellas implican responsabilidad compartida con otros agentes educativos de la sociedad para poder cumplirlas a cabalidad. Todo el esfuerzo educativo que se realice para mejorar la oferta, de acuerdo con los artículos de los diarios, debe centrarse en principios como estos: -

La educación como práctica de la democracia y de los valores de la sociedad. La educación como un valor de largo plazo, clave en la existencia humana. La gratuidad de la enseñanza. El acceso de todos a la educación. La responsabilidad del Estado en la provisión y el mejoramiento de la oferta educativa. La libertad de elegir el mejor tipo de educación. La escuela como escenario de desarrollo humano. 237


Antropología

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La calidad y pertinencia de los aprendizajes. El valor y el compromiso de los docentes en su implementación y desarrollo. El sistema de interrelación entre la escuela y otros niveles de administración y ejecución curricular. La eficiencia en la gestión educativa. La participación de la sociedad, especialmente los padres de familia, en la educación. FINES DE LA EDUCACION

En los diarios revisados, algunos autores señalan áreas prioritarias en las cuales debe centrarse la educación; a continuación se presentan algunas de ellas. Educación en Valores En la mayoría de países se considera de vital importancia esta área y se propugna su implementación. Para ello, expresan y argumentan lo siguiente. - Retomar la educación moral, desarrollando la justicia, la honradez, la responsabilidad y la veracidad. - Incluir los valores como parte del currículo escolar. - Apoyar al niño y al joven, en su proceso de desarrollo formativo. - Atender las emociones y el mundo afectivo de los alumnos en la escuela. El mal manejo de los sentimientos, emociones y pasiones conduce a la persona a dificultades en la vida. Es necesario desarrollar en los alumnos habilidades socio-afectivas tales como: autoestima, escucha, amor, confianza, respeto, comprensión, estabilidad, tolerancia, asertividad, afabilidad y ternura. - Educar en virtudes humanas tales como: orden, laboriosidad, perseverancia, responsabilidad y fortaleza. Educación para el Desarrollo Siempre se ha considerado el desarrollo de un país ligado directamente a la calidad de la educación que ofrece. Más aún, se piensa que la educación debe ser la palanca del desarrollo, entre otras razones por las siguientes: - La educación permite a los jóvenes de familias pobres obtener las habilidades necesarias para mejorar su condición. Reduce desigualdades y contribuye a disminuir la tendencia a que las desigualdades se perpetúen de una a otra generación. - Pobreza y bajos niveles de educación están correlacionados. - Los tigres de Asia (Hong-Kong, Corea, Singapur, Taiwán) eliminaron el analfabetismo y mejoraron la educación del estrato mas bajo de la población. Es un gran ejemplo. 238  


Antropología

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La educación contribuye a la formación de ciudadanos responsables y a la creación de la democracia. La educación pone al alcance de los alumnos el conocimiento indispensable para el desarrollo de la ciencia y la tecnología, que son la base para generar la producción y los servicios que se ofertarán, lo que redundará en la prosperidad y bienestar de los ciudadanos.

Educación para la Producción / Trabajo De manera más específica, los autores, en los diarios, se pronuncian por una educación relacionada con el hacer, con el trabajo, para posibilitar en el educando una forma de ganarse la vida, especialmente de aquellos que no continuarán estudios de nivel superior. Los sustentos de esta afirmación se plasman en los comentarios siguientes. - Se debe brindar una formación integral, incluyendo el aprendizaje tecnológico que le permita al egresado desempeñar una actividad laboral que mejore sus condiciones de vida. - La educación secundaria actual sólo da información, no permite al egresado realizar algo práctico y que produzca dinero. - Se deben incluir en la escuela valores empresariales: seguridad, iniciativa para emprender proyectos, eficiencia, producción, etc. Los egresados deben ser capaces de organizar su propio trabajo y no depender de un empleo. - Se debe promover la enseñanza de algunas formas de generar ingresos: cría de animales menores (Conejos, por ejemplo), producción de galletas, manjar blanco, dulces en general (de manera especial, hechos con insumos oriundos de la región). - Introducir contenidos prácticos y ocupacionales en el currículo. Educación para otros fines En lo señalado en secciones anteriores se encuentran propuestos, implícita o explícitamente, los fines de la educación. Los siguientes son otros planteamientos aparecidos en los diarios sobre este aspecto. -

-

-

La escuela como espacio de desarrollo de la ciudadanía, a través de obligaciones y deberes (elegir alcaldes escolares, participar en acciones cívicas, solidaridad, limpieza de aulas, etc.). Los niños y jóvenes tienen problemas de convivencia, conflictos sociales que afectan su madurez emotiva; deben prepararse para resistir la frustración. Hay que socializarlos para que sean alfabetos socialmente. La educación como lucha contra formas de discriminación, especialmente contra el racismo y la xenofobia. La educación de la mujer, por su contribución que tiene en la formación de la familia y en el desarrollo de la sociedad. 239


Antropología

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La educación para vivir armónicamente en la sociedad del país y en la sociedad global. La educación de las competencias humanas necesarias para desarrollarse como persona, profesional o técnico. La formación cultural que permita entender la sociedad y su historia. DOS TEMAS DE INTERÉS Y ACTUALIDAD

Si bien todos los temas relacionados con la reforma o el cambio de la educación son importantes y merecen atención de políticos, educadores y de la sociedad en general, existen dos de ellos que serán tratados en este apartado por su relevancia y permanente actualidad. Descentralización Educativa En muchos países se reclama y se exige la descentralización educativa de tal manera que ésta sea más pertinente y permita la participación más auténtica de la comunidad en las propuestas educativas y en su ejecución. Así, se propone una regionalización a través de los municipios. Esto, sin embargo, no implica que el Estado se desentienda de la educación. Más aún, en los artículos revisados, se considera que el Ministerio de Educación sería responsable, entre otras, de las funciones siguientes: - Proponer un currículo nacional, que será adaptado en los otros niveles de descentralización. - Supervisar su ejecución. - Dirigir un sistema de evaluación de logros de contenidos básicos. - Elaborar y difundir las estadísticas nacionales del sector. - Dirigir el sistema de coordinación. Proponer mejoras. - Difundir logros educativos a la comunidad escolar. Por otro lado, los entes descentralizados cumplirán, fundamentalmente, funciones tales como: - Adaptar la propuesta nacional a las necesidades propias de la región o localidad. - Seleccionar y capacitar a los docentes y a los administrativos. - Evaluar los logros académicos obtenidos. - Monitorear las escuelas. - Realizar a tiempo el pago de los docentes. Promover la excelencia educativa en las escuelas. - Impulsar innovaciones pedagógicas en las escuelas. - Establecer estímulos para las mejores escuelas, docentes, directivos y alumnos.

240  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

La descentralización se ha convertido no sólo en un anhelo, sino también en un derecho que se pretende ejercer. Es así que, a manera de justificación, se considera que esta forma de gestión de la educación presenta varias ventajas, tales como: - Mayor participación de la comunidad. - Mayor atención a las escuelas. - Mayor celeridad y flexibilidad en el trabajo educativo. - Facilidad de pago a docentes, en zonas alejadas. - Currículo más relevante a la zona o localidad, con cursos que respondan a su problemática específica. - Mayor balance entre lo nacional y lo regional o zonal/local. Pero, igualmente, se estima que la descentralización trae también varios peligros los cuales, según los autores que escriben en los diarios, se expresan a través de: - Carencia de cuadros técnicos en regiones/zonas. - Burocratización. - Doble dependencia (Ejemplo: Municipio y Ministerio de Educación). - Distorsión de los objetivos educativos nacionales. - Desigualdad económica de las regiones o municipios que se reflejará en sus escuelas. - Mayor posibilidad de ingerencia política. - Muchas fuentes de posible conflicto. - Municipios creando tasas Municipales para la educación. - Mal manejo o desatención de la educación en determinadas regiones/zonas. Si la regionalización debe ser una realidad, teniendo en cuenta sus ventajas y sus peligros, es necesario que mediante algún tipo de norma se fijen las responsabilidades del Estado y las de los gobiernos regionales/locales. Se sugiere que este cambio sea de manera gradual, con un programa piloto. Así también, por ejemplo, en el Perú, que se realice a través de los municipios provinciales en todo el país, excepto en Lima Metropolitana en donde se llevaría a cabo por medio de los municipios distritales. Proyecto Educativo Nacional Una estrategia planteada para reformar la educación es la elaboración de un Proyecto Educativo Nacional que representa un programa nacional, de cambios de largo o mediano plazo, con resultados claros y definidos y que es producto de un amplio consenso nacional de los protagonistas principales y de la sociedad civil así como de un compromiso para llevarlo a cabo. Se menciona que requiere, por lo menos, el apoyo decidido de la parte política que involucra al Presidente de la República, al Primer Ministro, al Ministro de Economía, al 241  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Presidente del Congreso y al Presidente de la Comisión de Educación del Congreso. Pero también es necesaria la participación de los padres de familia y de la comunidad para que el proyecto educativo responda a las expectativas de lo que ellos esperan sea la educación de sus hijos y decidan cooperar, en lo que les corresponda, con la reforma o innovación. De manera singular es necesario el concurso y compromiso de los docentes en la formulación del Proyecto así como en su ejecución, pues en última instancia es en el aula donde se cristaliza la reforma. Asimismo, también es importante la opinión de los estudiantes, organizados de alguna manera, de tal suerte que sus vivencias y problemática escolar se vean reflejadas en la propuesta de cambio. El proyecto debe buscar respuestas a las necesidades más urgentes las cuales se podrán identificar mediante un gran debate público, amplio y de gran participación que siente las bases axiológicas y pedagógicas del Proyecto, que permita establecer la visión de la educación que se desea y la o las misiones de los entes comprometidos con la educación; así como definir el tipo de hombre que se quiere formar. Entre los países que han realizado consultas educativas, en diferentes formatos y medios, se encuentran Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, Panamá y Perú. Existen dos consideraciones que deben aparecer claramente en el Proyecto, su duración y los logros parciales y finales por obtenerse, en términos de procesos y, especialmente, de resultados. Plazos de cinco o diez años suelen establecerse como una duración aceptable. Pero, inevitablemente, un proyecto tendrá que poner más atención en un área o aspecto de la educación que en otro, pues las urgencias no son las mismas en los diferentes campos de la educación. Esto implica privilegiar, en un determinado momento, a un área, campo, aspecto o sector. Por ejemplo, la Educación Básica, la Educación Rural, la Educación Inicial, la infraestructura escolar, la capacitación docente. Si bien es cierto que el Proyecto buscará una atención integral a la educación, los pesos específicos de cada componente o elemento del proyecto podrán ser diferenciados. Igualmente, es necesario, contar con técnicos capacitados para la elaboración, desarrollo, monitoreo y evaluación del Proyecto. El apoyo de consultores internacionales suele ser de gran valor, pues ellos traen la experiencia de otros países y el conocimiento práctico para la formulación, desarrollo y evaluación de Proyectos. No obstante algunos países se resisten a esta asistencia técnica. 242  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Como todo proyecto, el Proyecto Educativo Nacional, deberá expresar los postulados que lo guían y los objetivos de corto, mediano y/o largo plazo establecidos; así como el Marco Lógico que permita su control y evaluación. Cuando el Proyecto introduce cambios sustantivos tales como: modificaciones en la estructura de niveles y modalidades educativas; cambios en los roles del docente, alumnos y directivos; introducción de tecnología de la comunicación y de la informativa con fines instruccionales; descentralización educativa; uso de la investigación e innovaciones en las escuelas; etc., aparece una mayor resistencia. Pareciera, entonces, que existe una relación directa entre cambio y resistencia al mismo. Esta última viene, fundamentalmente, de los docentes (a través de los gremios), de los directivos, de los padres de familia, de políticos, de alumnos, etc. De allí la importancia de una propuesta consensuada, de metas claras y objetivas, de procesos factibles de lograr las metas y de medios de monitoreo y evaluación que permitan la toma de decisiones para corregir y reorientar las actividades del Proyecto. El Proyecto, su implementación y desarrollo, está dirigido a mejorar la educación, al logro de una mayor calidad de la educación. Como se ha visto, en la primera parte, a través de análisis de los problemas que tiene la educación, se considera que a la educación le falta calidad; especialmente a la educación pública a cargo del Estado que se ofrece al mayor número de estudiantes de un país. No es extraño, pues, buscar la excelencia en la educación para así lograr una mejor formación humana, cultural y científica posible. Sin embargo, existe la dificultad de qué entender por calidad en educación. Algunos señalan que se muestra a través de un número adecuado de horas en clases (Time on task), servicios al estudiante (asesoría, consejería, biblioteca, atención médica, etc.), docentes bien preparados y capacitados, currículos actualizados, uso de materiales de aprendizaje coherentes con la propuesta de cambio, desarrollo de competencias apropiadas en los alumnos, infraestructura adecuada, altos niveles de logros de alumnos en los tests nacionales de rendimiento, egresados del sistema con valores (respeto, solidaridad, amor a la vida y a los derechos humanos, compromiso con la familia y la sociedad, etc.), desarrollos claros en los cuatro tipos de saberes propuesto por UNESCO (conocer, hacer, ser, convivir), etc. A MANERA DE RESUMEN La educación es, sin duda, una preocupación de todo ser humano y de todos los países. Los gobiernos, partidos políticos, organizaciones sociales, padres de familia, etc. valoran la educación y proponen modificarla para hacerla cada vez más relevante, eficiente, útil, realista y pertinente a las necesidades educativas de los alumnos y de la sociedad. Esta tarea es de toda la vida. 243  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Siempre habrá necesidad de revisarla, actualizarla, rediseñarla para que esté acorde a los fines de la sociedad, retos y expectativas. No obstante, pese a los esfuerzos; económicos, técnicos, administrativos y sociales, muchas de las reformas quedan sólo como una promesa. Los cambios introducidos no llegan a afectar significativamente la práctica y los procesos educativos y, menos aún, sus resultados. Muchos de los problemas señalados anteriormente, subsisten o se agudizan. La educación y su mejora cualitativa deben ser asumidas como una preocupación y responsabilidad de todos. La Universidad (*) La universidad es el escalón más alto del sistema educativo. En sus aulas se forman los líderes que dirigirán a la nación, la fuerza intelectual y laboral que manejará las organizaciones y las personas mas ilustradas en los diferentes campos del saber humano. Pero, en Latinoamérica, a las universidades estatales se les acusa de muchos males: - Su creación no siempre responde a criterios académicos, científicos o de promoción del conocimiento y de la cultura. - Ofertan carreras que no responden al mercado por estar saturadas (Derecho, Educación, Administración, etc.). - Divorcio de las expectativas de la universidad y las del desarrollo nacional y regional. - Los políticos ven en las universidades del Estado un escenario propicio para el adoctrinamiento político. - Anarquía generada por grupos radicales o por la estructura de gobierno establecida. - Profesores sin competencia. Los mejores han sido absorbidos por la industria y gobierno. - Poca actividad científica y de investigación. - Métodos y técnicas didácticas anticuadas. - Egresados con poca calidad profesional. - No capacitan para el liderazgo, trabajo en equipo, innovación y cambio, que es lo que demandan las organizaciones de hoy. - Modelo de gobierno obsoleto, asambleístico, anárquico. 4.5.

Esta problemática, sostienen los miembros de la comunidad universitaria, deviene de una ley anticuada, reglamentarista que no permite la creatividad en el gobierno y desarrollo de las universidades. Por ello, solicitan una nueva ley que se adecué al nuevo siglo y al rol principal de la universidad. Una ley que permita a cada universidad definir libremente su visión, su misión, sus objetivos, ______________________ (*) Ramos, 2002

244  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

metas y principios dentro de un marco general de lo que debe ser la universidad. Otras voces señalan que no es necesaria una ley específica para la universidad; de hecho, varios países no la tienen. Estas personas sostienen que sólo es necesario que en la Ley General de Educación, Ley Orgánica, o como se le denomine, exista un capítulo general orientador para el sistema universitario. Y que con una ley propia, la universidad, "se vuelve autista: percibe que tiene objetivos independientes, y se encasilla en sí misma y sus problemas" (El Comercio: A2, 2/01/ 1995). Así pues, el debate continúa. En el Perú, en 1997, se promulgó la Ley de Promoción de la Inversión Privada en la Educación (D.L. 882) por medio de la cual se le asigna fines de lucro a la educación. En el caso de las universidades privadas funcionarían como una empresa, se regirían por las normas de la actividad privada y estarían sujetas a las exigencias de toda empresa (pago de impuestos, tributos y otras obligaciones). Se considera que la liberalización de la educación trae la competencia y por lo tanto un mejor servicio. Algunas universidades, especialmente las de reciente creación, se han asimilado al régimen del D.L. 882, pero otras, las de mayor trayectoria, mantienen el sustento de que no deben existir fines de lucro en la educación. Se sostiene .que los remanentes del ejercicio académico deben ser reinvertidos en la misma universidad y en becas para los alumnos. Actualmente, en el Perú, coexisten tres regímenes: universidades privadas que asumen la figura de lucro, universidades privadas que no consideran el lucro como fin y las universidades públicas que son gratuitas. ALGUNAS OTRAS CONSIDERACIONES SOBRE LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA Uno de los principios que la universidad defiende y valora es el de la autonomía universitaria para su uso, ponderado y consciente, en beneficio de la comunidad universitaria y de la sociedad. Potestad para decidir su destino, para cumplir su misión y resolver sus problemas. La autonomía universitaria, se afirma, es equivalente a la libertad individual: perder autonomía es perder libertad. La autonomía, implica también responsabilidad y lealtad social. No puede usarse con fines políticos partidarios ni ser "aliado" de las luchas políticas. Su mal uso ha conducido a muchas instituciones al desorden administrativo y académico y a un servicio educativo deficitario. La autonomía, debe permitir y promover un ambiente plural, rico en ideas y propuestas. La autonomía debe llevar al desarrollo institucional, a la investigación, a la creación intelectual y al aporte a la sociedad. La gratuidad de la educación superior en las universidades del Estado aparece como un tema de discusión. Si los países no atienden, oportuna y 245  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

adecuadamente, la Educación Básica, cómo es que van atender satisfactoriamente la Educación Superior. Asimismo, se estima que la responsabilidad del Estado no puede llegar a este nivel de educación. En todo caso algunos alumnos estarían en condiciones de costear su educación superior en universidades públicas. En muchos países la educación universitaria estatal tiene un costo mínimo para el estudiante. Por ejemplo se informa que "China pondrá fin a educación gratuita en universidades" (El Comercio: B6, 4/05/1997), y que el Estado seguiría otorgando préstamos, subsidios y becas para los estudiantes. Indudablemente, es una decisión difícil de tomar, especialmente, en países pobres. Otra preocupación mencionada en los diarios, en cuanto a las universidades, es la designación de sus autoridades. Tradicionalmente, en países latinos, el rector, el decano y otras autoridades son académicos elegidos por los docentes y, en algunos casos, con participación de los alumnos. Las autoridades elegidas son docentes de la misma institución y es una forma de "ascenso" y reconocimiento a sus méritos académicos. Algunos articulistas, sugieren, al igual que en otros países, que las autoridades sean elegidas en concurso abierto de méritos a cargo de una comisión seleccionadora y sin votación de docentes y alumnos. De esta manera se pueden conseguir profesionales altamente competentes, de la misma institución o fuera de ella, que se interesen en conducir una universidad, en mandatos de tiempo no definido. Una relación ampliamente mencionada es la que debe existir entre la universidad y la empresa como medio de asegurar el cumplimiento de la función universitaria de impulsar y apoyar el desarrollo de los países. La universidad, debe constituirse en una palanca del desarrollo regional. Se plantea la necesidad de integrar el esfuerzo de la universidad y de la empresa en proyectos comunes de investigación y de desarrollo con resultados académicos y comerciales. Esto requiere que la universidad muestre su competencia, científica y tecnológica, y que las empresas comprendan que las universidades pueden ser un aliado estratégico para su desarrollo. En Estados Unidos, Inglaterra y otros países las empresas "encargan" a las universidades estudios y desarrollos tecnológicos. Esto, en el Perú, se hace de manera muy reducida. Algunos casos de esta colaboración mutua se refleja en los enunciados siguientes: - Estado encarga a la universidad obras de importancia, en el campo de la ingeniería. - El planeamiento y desarrollo urbano de los diferentes pueblos es apoyado por equipo de docentes y alumnos de la universidad. - Mediante el servicio de voluntariado y las prácticas pre-profesionales la universidad ofrece servicio a la comunidad. - La universidad oferta servicios a la comunidad. 246  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Algunas universidades crean sus propias organizaciones empresariales para ofrecer servicios específicos. En el Perú, la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) "genera 37 millones de soles a través de siete empresas propias prestadoras de servicios" (El Peruano: A-5, 5/08/1997). Este monto representa más del 50% del presupuesto que el Estado le asigna. Igualmente, se menciona a la Universidad Nacional Agraria que obtiene "un equivalente al 18% de su presupuesto a través de sus empresas" (El Comercio: Al 1, 5/08/1994). Sin embargo, la libre aplicación de sus propios recursos está regulada por el Estado, limitando la decisión de la universidad en relación con el uso que se dará a estos ingresos. En estos dos ejemplos, resulta evidente el beneficio económico que reporta a las universidades este tipo de iniciativa, pero además tiene consecuencias normativas positivas en los alumnos que intervienen en estos programas. La dependencia exclusiva, de las universidades públicas, del tesoro del Estado, cada vez más exiguo y que alcanza sólo para el pago de planillas, resulta ser la causa de muchos problemas: déficits presupuestarios, falta de pago a terceros y de los servicios, no atención a necesidades de infraestructura y de material de aprendizaje, etc. El presupuesto asignado a las universidades estatales es insuficiente. En algunos casos llega a 30% o 40% de las necesidades reales de la institución. Las donaciones del Estado, a través del endeudamiento externo, y de empresas, organizaciones y particulares es algo que debe estimularse y reconocerse. Por ejemplo, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos obtuvo una gran computadora, la cual fue donada por el Rotary Club (El Comercio: A3, 22/09/1993). Dos actores importantes de la vida universitaria aparecen en los diarios donde se plantean reflexiones sobre su acción. Los docentes universitarios, "son producto del ambiente, educación, oportunidad y orientación, que con voluntad, tenacidad y perseverancia van sedimentando con el tiempo" (El Comercio; A2, 7/08/1994). Los maestros universitarios ofrecen su conocimiento y experiencia a las nuevas generaciones y se realizan de esta manera. Un buen docente universitario siempre será identificado como tal, aún si cambia de universidad o de país. Los docentes del sector público, por sus bajas remuneraciones, tienden a ser contratados por la empresa privada o las universidades no estatales privando así a la universidad estatal de sus mejores docentes. Para estos casos y siempre debe haber otros profesores para el cambio de posta docente. Se sugiere iniciar la docencia con jóvenes profesionales que tengan capacidad académica y potencial para su desarrollo como docente universitario. Pero, estas condiciones no son suficientes para realizar exitosamente la docencia. Es necesario que reciban capacitación pedagógica para complementar y potenciar su conocimiento y habilidad disciplinar. Se están ofreciendo, en las universidades, cursos o talleres de Pedagogía Universitaria para sus docentes. Igualmente, se han abierto programas más completos a través de Diplomas o Grados de Maestría. Así, por ejemplo, la Universidad Femenina del Sagrado 247  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Corazón - UNIFÉ ofrece una "Maestría en Docencia Universitaria". Esta oportunidad de desarrollo en la tarea de educar es muy positiva. Los estudiantes universitarios son jóvenes adultos, en su mayoría, que traen una gran vitalidad, entusiasmo y esperanza. La obtención del grado y el título es una meta muy atractiva para ellos. Una decisión importante que deben tomar es seleccionar la carrera a seguir. Esta debe responder a sus capacidades, intereses y motivaciones y a las oportunidades del mundo laboral. De no ser así se produce el abandono de los estudios, la frustración y los cambios de carrera de estudios. La orientación vocacional es una alternativa positiva para ayudar a la elección de la profesión. En países con crisis económicas y sociales se dan, con mucha frecuencia, los casos siguientes: -

Un tercio de universitarios trabaja y estudia. En 1993, menos del 50% de universitarios lograba culminar sus estudios. El 34% de los mejores alumnos proyecta emigrar a otros países. Cada año se incrementa el número de universitarios que requiere ayuda. Muchos alumnos ingresantes a la universidad no se matriculan.

La ayuda al estudiante es cada vez más demandada y a su vez más escasa. Algunos sectores sociales, con los que la sociedad tiene una deuda con ellos, reclaman una oportunidad para cursar estudios superiores. Por ejemplo, en el Perú, los jóvenes víctimas del terrorismo, los defensores de la patria y. otros. En Estados Unidos, los veteranos de guerra, tenían un apoyo especial para lograr una educación superior, como reconocimiento a su entrega al servicio del país. Este tipo de apoyo es, sin duda, una alternativa viable y justa. Un tema siempre discutido en los diferentes países, es el de la creación de nuevas universidades. La justificación señalada es la del crecimiento anual de postulantes y el hecho de que la demanda es satisfecha en un porcentaje pequeño. Otro argumento es la poca atención de educación universitaria en ciertas regiones. Se argumenta que cada región debería tener las mismas oportunidades de educación superior. El último argumento, especialmente para la creación de universidades particulares, se basa en consideraciones de mercado, el sentido liberal de la educación. Es decir, no importa cuántas universidades existan; el mercado, el éxito del servicio que ofrezcan las universidades, hará que subsistan sólo algunas. Los alumnos con base en su elección de universidad designarán las mejores instituciones. Indudablemente, los jóvenes deben tener la oportunidad de obtener una profesión y seguir, si es posible, a los grados de Maestría y Doctorado. Es un derecho natural que debería ser garantizado de alguna manera. Pero, la creación de nuevas universidades, muchas veces, se realiza en las grandes ciudades y en forma 248  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

excesiva e improvisada (sin infraestructura, biblioteca, laboratorios, equipos, docentes calificados, etc.). Sin un sustento técnico, las carreras que empiezan a ofertar no responden a necesidades reales, sino a una falsa autonomía universitaria. Por lo tanto, las nuevas universidades traen "más de lo mismo", carreras con mercado saturado o carreras que difícilmente pueden llevar bien (medicina). En una sociedad amplia y global como lo es el mundo, deben relacionarse entre sí con instituciones del mismo país y del extranjero, a través de la firma de convenios de colaboración académica para ofrecer grados o títulos, realizar investigación, desarrollar procesos de capacitación docente y realizar eventos académicos. Igualmente, las universidades deben relacionarse con organismos nacionales e internacionales para favorecer su crecimiento y desarrollo. Algunos logros, en esta dirección, se reportan de la manera siguiente: -

-

-

Cuatro universidades peruanas forman una red de cooperación (Universidad Católica, Universidad de Lima, Universidad Cayetano Heredia, Universidad Ricardo Palma). UNIFÉ firma convenio de colaboración con organización canadiense. Universidades de Europa y América establecen lazos. Universidad canadiense cooperará con ESAN. Embajada de Francia firma convenios con Universidades Peruanas. Corpac y Universidad Católica subscriben convenio para mejorar equipos de aeronavegación. Seguro Social firma convenio con dos universidades que forman médicos para recibir residentes. España, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional, entrega libros a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Universidad de Lima recibe como donación la primera edición de la Enciclopedia Hispánica (90-91). Acuerdo de Cartagena dona textos a la Universidad nacional Mayor de San Marcos. Embajada Británica donó libros a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. A través de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID) y otras organizaciones, LIBUN (Libros Universitarios) ofrece textos universitarios a bajo costo. Intercambio de docentes entre las universidades de Salamanca y del Cusco. Gobierno español propicia intercambio de estudiantes universitarios. Experto israelí dicta conferencia en la Universidad Católica.

249  


Antropología

-

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Universitarias europeas apoyan a campesinas del valle de Cañete desde 1995. Hasta 1997 han venido 472 de Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Inglaterra e Irlanda. El Perú se suma al proyecto Universia.net.

La cooperación en cualquiera de sus formas, será siempre positiva para toda universidad, en consecuencia, debe estimularse y potenciarse esta acción en forma permanente. Se espera, también, que la universidad sea capaz de identificar a los académicos y profesionales que realizan o han hecho una gran contribución a la sociedad y de expresarles un reconocimiento expreso. Algunas manifestaciones de lo señalado son las siguientes: - UNIFÉ distinguió como profesor honorario a docente español. - Universidad Nacional Mayor de San Marcos incorporó a docente como profesor emérito. - Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) otorgó doctorado "Honoris Causa" al rector de Universidad Politécnica de Madrid. - Universidad Mayor de San Marcos designa como profesor honorario al Rector de la Universidad de Salamanca. - Universidad Cayetano Heredia otorgó Honoris Causa a científico de EE.UU. - Universidad de Ciencias Aplicadas incorporó como profesor honorario al premio Nobel de Física 1984. - Universidad de San Marcos instituye "Premio Alma Mater al Mejor Artículo Científico". - San Marcos distinguió con premio 'Alma Mater' a dos de sus profesores. - San Marcos galardona a destacado matemático. PERSPECTIVAS La universidad para responder a los retos del futuro debe revisar sus lineamientos y prácticas. Se le pide rediseñar sus currículos: darles una orientación gerencial, fortalecer los estudios generales, mejorar las prácticas pre-profesionales, revisar los perfiles profesionales, introducir nuevos cursos, favorecer el uso del idioma inglés y de la computación. Igualmente, se citan una serie de consideraciones que la universidad debe realizar o tener en cuenta, entre ellos, los siguientes: -

Contribuir al desarrollo integral de la sociedad produciendo conocimiento científico, modelos tecnológicos alternativos y artes al servicio del ser humano. 250


Antropología

-

-

-

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Formar de acuerdo a exigencias profesionales y éticas. Formar profesionales con visiones de futuro, críticas y flexibles. Responder a las necesidades concretas de la producción y desarrollo, a través de una relación fluida entre Universidad y Empresa. Desarrollar en los estudiantes una mentalidad empresarial, competitiva y capacidad para tomar riesgos. Además, promover el dominio de lenguajes básicos: lengua nacional, lengua extranjera, el lenguaje de la computación y el lenguaje de la lógica. Desarrollar la creatividad y estimular el uso de la tecnología y el desarrollo de la investigación básica y aplicada. Configurar un espacio para el desarrollo de los sentimientos y de la fe. Controlar la influencia de la política partidaria y desterrar el adoctrinamiento por parte de grupos fundamentalistas. Mantener una buena imagen a través de su rigor, excelencia del servicio, investigaciones, publicaciones y calidad de sus docentes y egresados. Apoyar a la comunidad en sus necesidades mediante la proyección social. Impulsar y desarrollar valores necesarios para la sociedad y convertirlas en principios para sus alumnos. Crear un ambiente abierto y horizontal de relaciones de aprendizaje, en donde el docente es un asesor y guía en un ambiente de aprendizaje colaborativo. Impulsar la universidad a distancia, universidad virtual, para alcanzar la educación superior a todos haciendo uso de los medios tecnológicos (internet, correo electrónico, videoconferencia, biblioteca virtual, etc.) que ofrece el mundo de hoy. Existen ejemplos, como la Universidad Abierta de Inglaterra, la de Pekín, la de España, la de Venezuela, la de Costa Rica, la de Buenos Aires, la de Monterrey, etc.

Son éstas y muchas otras las sugerencias para la universidad, la cual por exigencias del cambio tendrá que innovar su parte académica y administrativa. A MANERA DE RESUMEN La universidad siempre está presente en los medios de comunicación, particularmente en la prensa escrita, ya sea para mostrar sus carencias o problemas, para resaltar sus logros, para mostrar sus aportes y establecer foros de discusión sobre temas sustantivos de la educación y de la sociedad en general. El funcionamiento y las perspectivas de la educación universitaria siempre estarán en debate en los diarios por que acoge a académicos y profesionales de alto nivel y por su participación en la ciencia, la cultura y la vida nacional. Por ello, es que los Estados deben tener una especial consideración y atención al sistema universitario. En el Perú, a fines del año 2001-, se estaba conformando un equipo de trabajo para el diseño de la llamada Segunda 251  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Reforma Universitaria; siendo la primera la que generó la Universidad de Córdova (Argentina). El Hombre y la Educación en el Perú (*) Entre el conjunto de canales que facilitarían la socialización en el Perú hemos revisado los más poderosos por su tradición histórica, fuerza espiritual o capacidad de poder. Tal vez deberíamos incluir a la ciudad y los problemas del centralismo y descentralismo. No lo hacemos aquí para abordarlo más adelante porque, si bien es cierto que la ciudad es el fenómeno de occidentalización cultural más importante, también es cierto que el proceso de urbanización acentuado y trascendental se está produciendo sólo recientemente de un modo que analizaremos en el siguiente tomo. Incluiremos así mismo a las comunidades de indígenas, sindicatos, asociaciones profesionales, etc. Ahora queremos subrayar el papel y la importancia de la educación en el caso de la socialización peruana porque estimamos que la educación juega un papel preponderante en este tipo de procesos sociales. 4.6.

Preparar al hombre para su responsabilidad histórica y su finalidad personal debe ser una de las misiones fundamentales de la educación, lo que engloba su condicionamiento social, sin descuidar su finalidad humanística. Es verdad que si se desean científicos, filósofos, artistas, técnicos, este es un deseo secundario ante la decisiva misión de lograr hombres, forjados a cabalidad. Ninguna educación es posible al margen de un auténtico humanismo. Quizás ya no valga o carezca de sentido para nosotros, ese tipo de humanismo grecolatino que percibía sólo un aspecto de la personalidad humana y quizás estemos confrontando la obligación de construir un nuevo humanismo más adecuado con las urgencias vitales y sociales, pero en ningún caso podremos prescindir del humanismo como centro del proceso educativo. Si se intentara una educación sin perspectivas para el hombre no estaríamos frente a una auténtica educación. En verdad no habría educación. El gran educador Lorenzo Luzuriaga ha planteado claramente el problema: "Pero en nuestro tiempo se ha visto que igual valor tenía para la educación las llamadas humanidades modernas, y se ha llegado a reconocerlas así en los colegios, incluyendo en ellos las ciencias. Pero cualquiera que sea la interpretación que se dé al humanismo, hay una nota común a todas ellas: el humanismo se refiere a lo que se considera esencial en el hombre, a los valores humanos generales, por encima de los accidentales, confesionales o profesionales. La discusión comienza cuando se quiere precisar lo que el hombre es en su esencia, lo que es lo verdaderamente humano. Y aquí hay que atenerse a las diferentes concepciones del mundo y la vida que se posean. Por otra parte, el humanismo en la educación debe tener dos caracteres adicionales: uno, que no sea puramente intelectual, pasivo, ______________________ (*) Ismodes, 1967

252  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

receptivo, sino creador y activo, que desarrolle el espíritu y las actividades anímicas; otro, que no sea privilegio de una minoría social, sino patrimonio de todos: que no sólo se cultiva en los colegios selectivos, sino en las 1

escuelas de todo género" (

).

En el Perú, hasta ahora, la educación no ha sido humanista, ni vehículo de socialización y, llegado el caso, ni siquiera una instrucción informativa. La poca buena instrucción recibida nace- limitada a la que reparten ciertos colegios o universidades de alto precio, sin que las otras escuelas lleguen a educar en el sentido pleno de la palabra representando más certeramente lo que es la mala educación. Mariátegui también lo decía anotando que "la educación nacional no tiene espíritu nacional; tiene más bien un espíritu colonial y colonizador" (2). Nuestro análisis de la significación socializadora de la educación incidirá en los siguientes aspectos: 6. Factores comunitarios en la Educación Nacional. 7. Aspectos de la Instrucción peruana Primaria, Secundaria y Superior. 8. Planteo de la realidad educativa futura. FACTORES COMUNITARIOS: LA FAMILIA 1) Por lo que se refiere a los factores comunitarios destaquemos el papel que tienen la familia, la religión, la economía y el Estado en la realidad presente, lo cual puede dividirse en dos áreas de interés: a) lo que aportan, b) lo que reciben. Si juzgamos la actuación de la familia diremos que salvo el caso de los grupos estratificados más altos, en todos los otros planos es posible advertir que la familia considera al niño como un valor económico real y, si, en algunas ocasiones, lo convierte en expectaticio, es en atención a valores concretos bien definidos y precisos, consentidos y conocidos. Si éstos no son percibidos claramente porque la ignorancia o el egoísmo lo empañan, entonces todo el tiempo empleado en educación parece perdido y duele como un atentado contra sus intereses presentes. De ahí que sea la familia la institución que con más saña se oponga a una-ampliación del período de preparación educativa de un niño o de un joven. La familia está ansiosa de que el nuevo ser aporte su contribución, y esta contribución la considera en términos económicos inmediatos. Esta también podría ser una explicación del fenómeno típico en el área rural; la deserción escolar. Con menor intensidad, se repite el caso entre muchas familias proletarias urbanas y hasta en las de clase media. En ciertos casos no es que la familia se desolidarice de la actividad escolar. Lo que ocurre                                                                                                                         1

Luzuriaga, Lorenzo: "Diccionario de Pedagogía". Edit Losada S.A. Buenos Aires, 29 Edición 1962. Pg. 193. 2 Mariátegui, J. C: "7 Ensayos..." Ref. Cit. Pg. 109.

253  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

es que necesita del concurso económico prematuro del estudiante que, impulsado por otras perentorias exigencias, termina desanimándose de sus conatos de superación intelectual. La comunidad familiar es de manera general, en el Perú, un gran obstáculo en la educación. No pensemos sólo en las asociaciones de padres de familia que parecen muy interesadas en toda la actividad pedagógica, porque ellas son fenómenos esporádicos, y porque en todas se escucha el lamento de estar reducidas a directivas con ejercicio limitado. En todo caso funcionan para intereses de niños situados en una más alta escala de estratificación. Justamente ahí donde su significación defiende más cerradamente los intereses de grupo. La deserción de los padres o de los familiares en la actividad educativa es un fenómeno frecuente en nuestra colectividad. Y, sin embargo, es la familia la que más aporta económicamente en la educación, porque de las contribuciones pagadas nace y se sostiene todo el aparato que cobija la actividad educativa. ¿Por qué entonces ese desaliento que induce a la deserción? Respondemos: porque no recibe todo lo que espera. Si analizamos en porcentajes económicos y evaluados en divisas las horas y años que el estudiante derrocha en la escuela habría derecho a esperar más. Gran parte de lo aprendido no tiene la menor utilización, pero ni siquiera aquella utilización de faramalla que podría ser la educación de adorno. Es que se trata de auténticas horas muertas, asesinadas estúpidamente en las aulas, horas en las que el niño, el joven, no aprenden algo que pueda serles útil realmente. Más tarde, el hombre, ante la exigencia de la vida, tendrá que hacer su propio infeliz aprendizaje, expuesto entonces a perecer por ignorancia. Las clases sociales con sólidos recursos pueden darse el lujo de ese dispendio que forma parte de su estilo de vida. En los otros grados de la estratificación no sólo es impropio sino absurdo y cruel. Por eso los campesinos no aceptan que sus niños permanezcan en la escuela y prefieren llevarlos al agro a trabajar, a ser útiles a su grupo, a no ser "parásitos". Explicarnos ese fenómeno evitaría que reaccionemos farisaicamente rasgándonos las vestiduras por la aparente indolencia campesina ante la incultura de sus hijos. La verdad es que, aprender a labrar la tierra, es aprender algo mejor que repetir frases pomposas, mezclar letras y símbolos que, para su realidad económica y social, nada significan. Esto no es la defensa del analfabetismo. Es la crítica contra una educación carente de objetivos que fuerza al hombre a derroteros absurdos. Cuando las condiciones sociales cambien debe esperarse que cambiarán las condiciones anárquicas de la educación y el desinterés familiar se transformará en preocupación afectuosa porque sus hijos se apliquen en las prácticas materias que estudiarán y que se vinculen con las áreas de interés familiar.

254  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

LA IGLESIA Otra institución que ha tenido y tiene interés en la educación es la religiosa. Ya hemos visto su papel en el capítulo correspondiente. Ahora nos tocaría añadir que la Iglesia recibe de la educación mucho más de lo que ella da. No hablemos de relaciones económicas. Hablemos de consideraciones ideológicas o culturales. Todo el aparente marco educativo se configura alrededor de las proposiciones cristianas y sus valores se defienden en las materias de estudio. El programa de materias que se estudia en el Perú está inspirado sólo en las proposiciones cristianas. En cambio, la Iglesia se reserva para su actividad instructora el coto de caza mayor de los privilegiados de la fortuna en oposición flagrante a la esencia del mensaje cristiano. ECONOMIA La comunidad económica está interesada en la Educación. Es un hecho que el aumento de obreros alfabetizados favorece a las industrias. Sin embargo, torpemente, las industrias, por ese fenómeno tan absurdo del esquema mental patronal, tienden a considerar gravoso cualquier impuesto que se destine a aumentar el nivel de educación de los obreros, olvidando que ésta, a la postre, se proyecta beneficiosa tanto porque aumenta el rendimiento del hombre y por ende de la empresa, cuanto porque altos niveles de instrucción elevan la capacidad del consumo. Por supuesto que así no estamos aplaudiendo la equivocada idea que quiere proyectar sobre la industria, exclusivamente, el costo de la educación. Se trata de otra cosa. Se trata de considerar que el proceso de industrialización no se consigue sólo con mano de obra barata pagada a trabajadores analfabetos como se está haciendo hoy. La industria crece cuando aumentan la capacidad de producción y de consumo del hombre, y esto se consigue con una mayor instrucción y mejor educación. El SE-NATI puede ratificar lo dicho a pesar de las resistencias que tuvo y, a pesar de que su estructura está organizada sólo para formar mejores servidores de la máquina y el capital, descuidándose otros aspectos como el relativo a la formación sindical. La institución económica tiene otros aspectos más serios para evaluar. Podemos afirmar que todo el proceso de transformación de nuestra infraestructura depende de las bases de instrucción con que se cuenta. En este aspecto Eduardo Mostajo Turner afirma que el 61.1% de la población es alfabeta en 1961. "A nivel nacional se tiene que el 61.1% del total eran alfabetos hasta el año 1961, siendo la tasa para los hombres 74.4% y para las mujeres 48.8%, es decir el alfabetismo se había incrementado en 44% para el total, 35% para los hombres y 58% para las mujeres. A nivel departamental se tienen tasas de alfabetismo que llegan a 94.0% y 90.1% para la provincia constitucional del Callao y el Departamento de Lima, otras tasas no alcanzan el 30%, como ocurre con los departamentos de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica. Es

255  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

notoria la tasa diferencial por sexo que existe en todos los departamentos y que es inversamente proporcional a la tasa de alfabetismo del departamento. Es lamentable que el año de 1961 existan departamentos como Apurímac que de cada diez mujeres una sea alfabeta. Se destaca también el gran incremento qua han tenido los departamento de Puno (151.4%), Ayacucho (96.6%), Apurímac (90.5%), Cuzco (87.9%), frente al estancamiento del Callao el bajo incremento de Lima, lea, Lambayeque, Tumbes, Arequipa y San Martín" (

3

).

Pero la declaración de alfabetismo significa poco cuando las necesidades económicas y sociales del país exigen algo más que saber leer y escribir primitivamente. A la verdad, debería hablarse de un semi alfabetismo para diferenciar a los alfabetos, capaces de manejar el conjunto ideológico captado en la lectura, de aquellos que apenas si dibujan su nombre con grandes esfuerzos y que representan a la gran mayoría de la población. Un dato comprobatorio de la poca consistencia de una elemental declaración de alfabetismo la tenemos en los índices de lectura. Es bastante probable que, en el Perú, no lean un diario más de un millón de personas sobre 12 millones de habitantes, y nada digamos de la capacidad de lectura de libros, la que habría que medir por páginas leídas. Lo que contrasta con la gran parte del Presupuesto Nacional que el Estado destina al Ministerio de Educación. Sin embargo, el gasto del Estado tratándose de Educación era el 26% del total del Presupuesto de 1966, lo que representa el 4% del total del P.N.I. y para 1967 llega a 6,442'227,000.50 en gasto real. Pero estas cantidades no se trasladan a un proceso de avance educacional porque se gastan en sostener actividades burocráticas parasitarias surgidas sobre la base del favor político. El impacto de la educación en el proceso económico lo ha valorado el Dr. Benjamín Sámame (4) afirmando que la población económicamente activa, según el censo de 1961, llega al 31.7% de la población total, o sea: 3.274.500 personas, y en 1965 llegó a 3.687.000 personas. Este reducido margen es la demostración de su escasa preparación. Entre otras conclusiones se destaca que la población activa se proyecta en un 52% sobre el sector primario, en 31.2% en el terciario y sólo el 16.8% en el secundario, que abarca la actividad industrial en general. "La mayoría de la mano de obra industrial no tiene niveles elevados de educación general, ni ha recibido formación en centros especializados. En cuanto a la educación general, el Censo de 1961 ha constatado que el 39.87% de la población con 17 y más años de edad es analfabeta, la población de 5 y más años de edad tenía según la misma fuente un promedio de 2.92 grados o años escolares aprobados. Considerando la composición

                                                                                                                        3

Mostajo Turner, Eduardo: "Evolución de la Población en el periodo intercensal 1940-1961". 1° Seminario etc. Pg. 3. 4 Sámame, Benjamín. Ob. Cit. Pg. 7.

256  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

por niveles se obtuvo la siguiente distribución para la población de 5 y más años de edad. Sin instrucción ............................................ 44.22% Con primaria ............................................... 4526% Con Secundaria .......................................... 8.94% Con Superior ……………………………...

1.58%

(5)

Luego añade: "Sintetizando el informe de los profesores Briones y Mejía Valera se puede decir que cuando se comparan las cifras anteriores con la tasa global de analfabetismo del Perú o el promedio general de escolaridad, la situación educativa de la fuerza de trabajo industrial aparece muy favorecida, si se consideran los niveles de educación de los trabajadores agrícolas y otras categorías sociales. Sin embargo, como dicen los mencionados profesores "si al hacer la evaluación de los niveles de escolaridad de los trabajadores reparamos que en ellos están representadas todas las categorías de calificación del sector manual de la industria, hay que poner en duda la calidad de la fuerza de trabajo frente a los procesos de industrialización y desarrollo económico del país. Se plantea entonces la pregunta de cuál es el déficit de obreros calificados que existe actualmente en la industria de Lima. Si adoptamos las definiciones dadas en un reciente trabajo presentado en la Conferencia sobre Educación y Desarrollo Económico realizado en Santiago según el cual el nivel no calificado requiere haber terminado los 6 años del ciclo primario, el semi-calificado esos mismos 6 años más dos de cursos vocacionales y finalmente el nivel calificado los años de instrucción primaria, 2 de secundaria y 3 ó 4 años de cursos vocacionales, resultará, en el caso de nuestro estudio, que el 74.0% de la mano de obra de la industria manufacturera de Lima-Callao deberá clasificarse en la categoría más baja, es decir en la de no calificados. El saldo de 26%. a pesar de tener la educación general exigida por los otros niveles (calificados y semi-calificados), no posee los estudios vocacionales que deberían completar dicha educación. Sólo una proporción insignificante de la presente encuesta (1.2%) han pasado. por algún establecimiento de educación técnico-industrial o han seguido cursos relacionados directamente con la actividad industrial que desempeña ahora 5.5%. Según dichas cifras un gran número de oficios u ocupaciones de tipo calificado están servidos por obreros no calificados desde el punto de vista de su 6

formación" ( ). En la encuesta realizada por el Servicio del Empleo y recursos Humanos en las industrias manufactureras de Lima-Callao, los empleadores que respondieron estimaron que el 31.5% de la categoría de obreros eran calificados y semicalificados y el 51.5% pertenecían a la categoría de no calificados, el 14.9% empleados y el 2.1% profesionales y técnicos. En cuanto a la preparación de técnicos de nivel medio los resultados obtenidos han sido muy modestos. La educación técnica al nivel secundario impartida por el Estado no ha dado los frutos deseados. Como lo ha señalado el Dr. Fernando Romero, apareció y se difundió sin obedecer a un plan orgánico basado en el conocimiento de las necesidades del país, y sin contar con los recursos necesarios para el cumplimiento de su labor. El balance actual, afirma el mencionado autor, evidencia que los datos obtenidos no son satisfactorios por múltiples causas, entre otras deficiente profesorado, falta de instrumental, inadecuada ubicación de los

                                                                                                                        5 6

Id. Pg.30 Guillermo Briones y José Mejía Valera. El Obrero Industrial.

257  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

7

planteles, gran deserción escolar, etc. ( ). Como consecuencia de lo dicho los técnicos egresados de los centros oficiales no tienen gran aceptación en la industria. En la encuesta ya citada realizada por el Servicio del Empleo y Recursos Humanos, en 606 empresas con 51.718 trabajadores, se comprobó que sólo el 0.8% del total de la fuerza de trabajo estaba formada por ex-alumnos de los planteles oficiales. La demanda por educación superior se ha intensificado en el Perú y llevado a la proliferación exagerada en diversos lugares del país, incluyendo zonas atrasadas, sin condiciones personales y materiales adecuados. Todavía la educación superior sigue orientada hacia las profesiones tradicionales que dan prestigio social. Sin embargo, ya se va notando un cambio. En una encuesta realizada por el profesor 8 William Whyte ( ) se demuestra que se va manifestando entre los alumnos de educación secundaria una preferencia por la ingeniería. Refiriéndose a esta constatación, el ya citado autor Dr. Fernando Romero dice: "la actitud psicológica que se describe en líneas anteriores parece haber influido poco en la distribución de los jóvenes entre las diversas carreras que ahora se estudian en las 9 instituciones de educación superior" ( ). En esta rama de la educación parece ser que la oferta de mano de obra de alto nivel puede ser preparada por nuestros centros superiores de enseñanza, debiéndose el desajuste constatado a la falta de comprensión de las universidades del papel que tienen que desempeñar en el proceso de desarrollo, la escasa utilización de profesionales de parte de los empresarios, la ocupación de profesionales en actividades administrativas, sobre 10 todo del Estado y el éxodo al extranjero" ( ).

Lógicamente, un cambio presupone una transformación de nuestra sociedad. En las actuales condiciones, dentro del régimen de estructura arcaica, conservadora y feudal en la cual nos movemos, la vinculación de la educación con el desarrollo, es ineficaz y débil. La educación sirve para una élite. Esta élite continuará divorciándose cada vez más profundamente de la realidad social del pueblo que la mantiene, y, lo que es más grave, irá acumulando en la masa ignara, factores explosivos de un resentimiento profundo que pueden determinar la quiebra de la sociedad y una regresión total de los valores sobre los cuales se asienta la colectividad humana. Es lógico entonces que pensemos que un estado de cosas semejante no puede perdurar, que urgen las transformaciones sociales y económicas capaces de canalizar socialmente el proceso educacional. Por esto, en el Perú, la transformación del proceso educacional tiene que ir acompañada de una reforma en la estructura agraria. Sin embargo, casi como víctimas de un círculo vicioso, resulta hoy día indispensable, para la ejecución de una sana reforma agraria, la habilidad y la preparación técnica, más éstas no se obtendrán si antes                                                                                                                         7

Fernando Romero. Educación y Desarrollo Económico. Banco Central de Reserva del Perú. 1963. 8 William Whyte y F. Flores. Los valores y el crecimiento económico del Perú. 1963. 9 Fernando Romero. Educación y Desarrollo. 10 Sámame, Benjamín.— Ob. Cit. Pgs. 32 a 34

258  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

no se consigue una revolución en las estructuras sociales lograda por una justa y realista reforma agraria. Además la reforma agraria no es la única transformación destinada al cambio traducible en nuevas relaciones entre educación y desarrollo, sino que, al mismo tiempo, es necesario el perfeccionamiento de todas las técnicas de la comunidad social. La comunicación entre los diversos grupos que forman la estructura de nuestras colectividades es limitada, pobre, llena de inconvenientes y difícil de canalizarse. Es lógico entonces que pensemos en la necesidad de variar la tecnología en este problema de la comunicación. ESTADO Por parte del Estado, a éste le cabe comprobar sus fracasos en todos los sentidos cuando se trata de la educación, y no puede discutirse, entre los varios aspectos críticos, que el más importante concierne a la organización de la Instrucción. Por esto abordaremos la crisis de cada uno de los escalones educacionales demostrando la deficiencia de la tarea estatal en ellos, deficiencia que inutiliza a la educación como instrumento de socialización. PRIMARIA: PROBLEMAS Los aspectos de la Educación Primaria. En un informe de la "Comisión Bicameral Especial Investigadora del Estado de la Educación Nacional en todos sus Aspectos y Niveles", se afirma que la Educación Primaria "sigue siendo uno de los problemas más complejos y deficientemente enfrentados" y considera que las causas de esa deficiencia son: 1) Técnico-administrativas. 2) Inexistencia de facilidades materiales. 3) Mal empleo de recursos humanos. 4) Compulsión de las condiciones económico-sociales. Es interesante hacer una síntesis de ese análisis que se torna demoledor para el funcionamiento del Ejecutivo en su ramo del Ministerio de Educación Pública. Por lo pronto, en el primer rubro, se comprueba que los Planes y Programas son atrasados y sin eficiencia, al margen de los cambios operados en el mundo de la ciencia y la vida social. Hay también un alto porcentaje de maestros sin título o que lo tendrán en el futuro, pero sin la experiencia y capacitación debida. Esto empuja al ausentismo y a la deserción escolar: "por el primero casi un millón de niños en edad escolar —de 7 a 15 años— no acuden a la escuela, por el segundo, de cada cien niños que se matriculan en transición, apenas 24 llegan a terminar el ciclo. Los otros desertan, de preferencia en los

259  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

primeros grados y quedan expeditos para, en un proceso de regresión convertirse en analfabetos por desuso" (11). A ello se añade una deficiente supervisión escolar causada por el exceso de tareas y el desgobierno político. 2) En lo que concierne al segundo punto no hay construcciones escolares

adecuadas, o no responden a un plan, o sirven intereses contrarios al Bien Público. Tampoco abunda el material didáctico. 3) Hay un mal empleo de recursos humanos por la injusta distribución de

las cargas en los maestros, consecuencia de la falta de planificación y por el derroche que se hace del tiempo que debería destinarse a la educación. Se subraya que hay una falsa doctrina según la cual se exige menos del alumno, se le disminuye "la ración" que debería recibir, fenómeno muy común en los países subdesarrollados. 4) Por último hay una compulsión social que desanima a los padres a

continuar con la educación de sus hijos: los necesitan para el trabajo. Hay igualmente una burla de parte de los grupos reaccionarios para el cumplimiento de sus obligaciones de educación y la escasa atracción que la escuela tradicional ejerce sobre el campesino. Se ve pues, que de 1'836.286 de alumnos en Primaria, sólo llegan 319.851 a secundaria. Los aspectos críticos señalados por el Informe se agravan con otras paralelas consideraciones relativas también a la deserción escolar, al mobiliario y a los maestros. En el Perú, hay 326,032 niños que ingresan al primer año de Educación Primaria. Al año siguiente ya se ha producido una deserción calculada en 100,000 niños. Esta deserción crece progresiva y aceleradamente hasta llegar a la cantidad de 50.027 jóvenes aproximadamente que concluyen sus estudios totales. Esto nos revela la incapacidad del Estado y la Sociedad Peruana para alentar a los niños jóvenes a proseguir sus estudios. En la realidad parecería que las instituciones citadas no se inmutan ante esta situación, y procuran soslayarla temiendo quizás los graves problemas materiales que tendrían que afrontar si hubiera una mayor presión por educación. El número de alumnos, ha subido en todas las escuelas de] Perú. Pero lo que se invierte en alumnos en el primer año se convierte E N despilfarro y

                                                                                                                        11

Ref. Cit.

260  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

derroche cuando se considera el escaso número de los que llegan a alcanzar un título profesional. No solamente la ausencia por razones económicas es causa de In deserción, sino que a ella hay que añadir otros elementos ya propios de la actividad educativa misma. Tal es el caso del gran número de días de fiesta, o de las llamadas escuelas alternas, los cuales han reducido, prácticamente, la cantidad de horas de clase que recibe un niño, al mínimo. La Unesco considera que todo educando debe recibir por lo menos unas mil horas de clase al año. Las escuelas fiscales, además de esta misma irregularidad de un horario incumplido, de un horario disminuido por las fiestas, de un horario reducido por las escuelas alternas y el exceso de vacaciones carecen de un buen programa de utilización horaria lo cual hace que la educación se distancie de todas las recomendaciones técnicas internacionales. Por lo que se refiere a locales el problema se ha complicado mucho más allá de lo que censura la Comisión. Un primer aspecto puede desprenderse del aserto, según el cual la antigua cultura humanística era posible darse, en instancia desesperada, en locales inadecuados. En la actualidad, para el mejor aprovechamiento de la educación, es necesario disponer de aulas que estén de acuerdo con todas las normas de la higiene educacional y con los aspectos que los especialistas recomiendan para el cuidado físico de los educandos. La mayor parte de las escuelas son inadecuadas para dar las comodidades indispensables que todo alumno requiere. La situación ha llegado a tales extremos que, en muchos casos, el educando no tiene donde sentarse: debe llevar su silla o permanecer de pie en el curso de la clase. Es lógico pensar que una lección recibida de pie muy poco efecto causa y casi nada significa para el buen aprovechamiento del alumno. Aparte de ello, hoy se entiende que el Estado debe proporcionar a los niños el alimento necesario para sostenerlo en la agotadora jornada de estudios. En todos los países civilizados se proporcionan a los estudiantes los medios para conseguir sus alimentos, mediante becas bien dotadas o se les dan facilidades para su adquisición. Los alimentos que ahí reciben los estudiantes son siempre de la mejor calidad y de buen gusto. En el Perú, los refectorios escolares parecen no tener otra idea del alimento que la que resulta de proporcionar una limosna. En todo caso han servido para dar ocupación a ciertas damitas de buena sociedad que así reciben sus propinas otorgadas por un Estado sumamente generoso en esta ocasión. Se ha dado el caso de que estas personas encargadas de proporcionar el alimento a los niños acudan a su tarea elemental en lujosos automóviles y con una gran ignorancia de la función que deben cumplir. Hay diferentes problemas en este sentido cuya explicación 261  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

demandaría ya de por sí todo un libro plagado de datos, fotografías e ilustraciones de otro género que demostrarían la manera infame como se atiende a los niños con un falso y equivocado principio de la caridad. Hay también que tener en cuenta el escaso alimento con que se nutren los niños que asisten a la escuela. Todavía no se ha llevado a la práctica una política económica que considere la necesidad de dar alimento al educando. En algunos países de América Latina y, debo decir también en el Perú, se les suministra desayuno, pero el desayuno no basta para cubrir las deficiencias en todos los órdenes de la alimentación: proteínas, grasas, etc. que el niño, situado en la etapa de crecimiento, necesita de manera absoluta. Y, como es lógico, el niño que no está en buenas condiciones biológicas, carece de aptitud para recibir la enseñanza, y sencillamente no aprenderá, ni apreciará lo que se le está enseñando. Esta es quizás una de las mayores razones que explican el por qué una gran parte de nuestra juventud no toma en cuenta los estudios que exigen una mayor concentración como son los estudios matemáticos. ¿Cómo pedir concentración mental a niños que por falta de alimentación son incapaces de realizar la más mínima tarea intelectual? También hay que considerar las necesidades de transporte. No sólo en los centros urbanos, sino en los centros agrícolas, o rurales, las escuelas se hallan situadas a gran distancia. No es raro el caso de niños que tengan que caminar al día 20 kms. para poder realizar su jornada de ida y vuelta a la escuela. Esto en el área rural. En el área urbana es la permanente exposición al peligro que significa trepar a los omnibuses no siempre conducidos por conscientes proletarios. Es evidente también que, en esta circunstancia, el cansancio físico deteriora la poca actitud que pueda tener el niño para recibir la instrucción, causa fatiga que no incita al estudio y termina volviendo un derroche lo que parecía inversión sabia. La dolorosa comprobación de una actitud disfuncional entre las condiciones sociales y el proceso de recepción educacional debería llevarnos a revisar la política de las becas. Mientras que, en todos los países civilizados, se estima a la educación como absolutamente necesaria para el desarrollo de la nación y se procura que el sistema de educación gratuita se equilibre con una generosa porción de becas, en el Perú, éstas consisten sólo en el otorgamiento de la enseñanza gratuita o, en los casos mejor favorecidos, en un internado al cual se llega después de todo un doloroso peregrinaje en el que concurre, tanto la habilidad de los jóvenes, como su capacidad para tener influencia y las relaciones que permitan llegar bien apadrinados.

262  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

No basta la gratuidad. Es necesario que el Estado ayude económicamente a los padres por hijo que envíen a la escuela, siempre y cuando esa beca se invierta en adecuar sus débiles condiciones sociales a los requerimientos de la instrucción. La educación de adultos es otra de las necesidades que no ha logrado satisfacción. Entre 1956 y 1961 con un gasto de más de 800'000,000.00 de soles por la Dirección de Educación Fundamental y del Adulto, de acuerdo con los propios datos del Ministerio de Educación, tan sólo se han alfabetizado 170,000 personas, entre 400,000 alumnos sometidos a la campaña de alfabetización. El presupuesto de la República, con todo el egreso disponible, no obstante de representar el 26.0% del monto total deja insoluto este problema. Con mucha razón, el maestro Basadre, señalaba el carácter oligárquico del Pliego de Educación Pública (12). La erradicación del analfabetismo no ha sido preocupación fundamental en estos últimos años. Se han desperdiciado los recursos financieros. Por otra parte, la fiscalización preventiva de los fondos de la Dirección de Educación Fundamental no ha tenido lugar en 1961. Tampoco se han extendido los núcleos escolares campesinos. El apoyo económico a las escuelas prevocacionales es reducido. No se ha logrado convencer a la industria privada para efectuar programas de adiestramiento de los trabajadores La experiencia que en este campo se llevó a cabo en 1957 en el Politécnico "José Pardo" bajo el estímulo del Patronato, no ha tenido, lamentablemente, continuidad. La propia educación sistemática de adultos por medio de escuelas vespertinas y nocturnas se efectúa en locales inaparentes. Otro aspecto para considerar en la Primaria es la situación de los maestros. Sólo ciertas presiones de orden sindical y la complicidad política han obligado al Estado a mejorar las condiciones económicas de los maestros y esto de manera harto discutible y susceptible de rebajas. Se comete así un grave error, pues los maestros mal pagados terminan por preocuparse más por aumentar sus haberes con presiones sindicales o con trabajos marginales, restando atención a su preciso trabajo. Si el niño se acostumbra a considerar que su maestro no es otra cosa que un sector económicamente débil en el mundo de la realidad que vivimos, también termina por acostumbrarse a perder todo respeto moral a dicha persona, incapaz de adaptarse a la brutalidad del mundo económico. Así no es posible estimular en él la vocación por la docencia que, después de todo, es la más alta tarea a la que puede entregarse el hombre.

                                                                                                                        12

Basadre, Jorge: "Materiales para una Morada".

263  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Pero el maestro que se sabe portador de los altos valores del espíritu y que sabe cuál es el papel que juega en una sociedad bien constituida es proclive a cargarse de un resentimiento justo que lo debería inhabilitar para el trabajo puro y desinteresado. La verdad es que el maestro hincha resentimientos ante la sociedad incapaz de proporcionar los medios para el cumplimiento de su misión (calificada de excelsa), y que, en .cambio, le ordena desprendimiento y resignación, totalmente imposible en una media ética aplicable a los seres humanos. Hay que insistir en la afirmación de que aparte de ser maestros, esos individuos también tienen las necesidades vitales de los seres humanos. Ser apóstol no es lo mismo que ser mártir. Lo más grave es que el resentimiento de los maestros provoca una situación peligrosa para el alma de los educandos quienes reciben enseñanzas canalizadas por la boca de quien tiene un sentido agrio de la vida y de sus perspectivas, hecho que se advierte, con toda claridad, en la manera de apreciar los fenómenos sociales que tienen los alumnos de las escuelas superiores educados por esos dómines y que determina su espíritu revolucionario nihilista. Lo curioso en todo esto es que nadie ignora la trascendencia de la educación primaria en el período de formación del niño. Insistir en su papel parece reiterativo aunque puede anotarse que su trascendencia es tanta que las sociedades se asientan en ella como en sólida base para su desarrollo. La buena primaria es la que ha levantado las sociedades capitalistas y socialistas, comprobación de la que prescindimos porque al mismo tiempo no tenemos inconveniente en dejarla en manos incompetentes o en mentes a las que empujamos a cargarse de cólera impotente, propia de un status desfavorecido. Además el maestro aprende en la realidad de la vida que más vale contar con recursos económicos conseguidos por la acción sindical que entregarse a una tarea menospreciada por la colectividad en la buena realidad del estipendio. Por esto la personalidad disminuida del maestro no es capaz de estimular los grandes valores, ni siquiera el del estudio. Es un hecho que al margen de las individualidades dignas de admiración, el promedio de los jóvenes revela la tendencia a estudiar menos. Tanto el aristócrata que cree su vida asegurada por los millones del padre como el joven de otras clases sociales, todos están convencidos de que el camino del estudio es el más largo y difícil para llegar al éxito, y como predomina esa concepción moral del éxito nada queda para la perseverancia en el aprender y se cumple la tarea escolar en forma completamente rutinaria y sin ningún espíritu de superación. Las conclusiones de esta revisión del proceso educativo primario serían:

264  


Antropología

a)

b)

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Es necesario cambiar los objetivos de la educación en nuestro país liberándola del conservadorismo, del dogmatismo y de su ineficiencia pedagógica. Unirla al proceso de desarrollo económico-social, el cual, gracias a un democratismo político auténtico facilitará la unidad cultural y la socialización.

La educación vinculada con el desarrollo económico, puede demostrar al hombre de empresa y al Estado mismo las ventajas que significan la inversión en educación. Enseñarles como, a la postre, los beneficios de la educación se reflejan en un aumento de productividad y, por tanto, en un cambio o desarrollo económico. Un caso de falta de correlación entre el desarrollo y la educación que ejemplifica lo dicho es el del analfabetismo. Recordemos que la Unesco señala que el 55% de la población mundial, de una manera general, es analfabeta. Ante este hecho, ¿cuál es o cómo debe ser la actividad educacional? Quizás el primer acto consistiría en promover una campaña entusiasta para erradicar el analfabetismo de nuestro país y elevar el estándar de cultura de la población en general. Sin embargo, en los últimos tiempos, hemos tenido que enfrentarnos con la realidad de que los costosos programas destinados a la supresión del analfabetismo, tropiezan con circunstancias sociales mucho más poderosas que los propósitos ideales. Esto es: para el analfabeto, el aprendizaje de las letras parece carecer de significación económica y resulta, en cierto sentido, inútil. La experiencia indica que cuando deja de tener contacto con la escuela bien pronto olvida lo enseñado. Esto quiere decir que el analfabetismo se corresponde con una necesidad económica, y que mientras no se cambien las condiciones sociales en las cuales se desenvuelve el analfabeto, tampoco podrá obtenerse mejor rendimiento intelectual. SECUNDARIA: PROBLEMAS La educación primaria cumple muy deficientemente su papel en la socialización y la crisis se agiganta en la educación secundaria llegándose a las comprobaciones más dolorosas que podamos suponer. Intentaremos ordenar los aspectos críticos de este tipo de enseñanza: 1) Su filosofía: cuando hablamos de la filosofía de la educación secundaria, debemos tener en cuenta no sólo su real finalidad sino también ciertos factores que ingresan en su actuación para definir esa finalidad a lo largo de un tiempo dado. a) La educación Secundaria nació como un puente que la sociedad burguesa europea creó para asimilar los basamentos de la cultura clásica, sea 265  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

para gozarlos y prestigiarse, sea para orientarse luego a las especulaciones literarias o filosóficas. De ahí el gran prestigio de ciertas escuelas secundarias y la atracción que sentía el profesional por ellas. El desarrollo posterior de la ciencia ha opacado esa grata finalidad destinada a llenar la memoria de los relatos clásicos greco-latinos. Hoy, para ser un profesional en las ciencias no se necesita tener ese bagaje cultural clásico y, en cambio, se ha impuesto la necesidad de contar con distintas bases propedéuticas para el conocimiento profesional, cada vez más cientifista. Esto está ocurriendo en Europa y U.S.A. No así en Rusia en donde la Revolución causó un impacto en la Secundaria, altamente estimable por sus efectos en los cuadros científicos de que dispone al presente. Ahora bien, este análisis de la vinculación de la secundaria en e! Perú, con sus raíces sociales y económicas, no se ha hecho hasta ahora y, por esto, en una sociedad en transición, un tipo de enseñanza sin raíz ni hondura suena a postiza y débil. Esta es también la razón que nos explica el por qué la Secundaria no haya sido hasta ahora otra cosa que un plagio permanente de otras escuelas: la francesa, la norteamericana, española, etc. El mimetismo de nuestro estamentalismo social nos ha cerrado toda posibilidad innovadora en este respecto (13). Donde no hubo burguesía tampoco podía haber educación secundaria original. Siendo, en su origen, la burguesía de raíz colonial, su educación secundaria se presentaba igualmente colonialista. b) Este divorcio y desasimiento de la Secundaria con la sociedad peruana es lo que ha llevado a este grado de instrucción a estructurarse en forma de embudo. Prepara exclusivamente para la Universidad y, suplementariamente, para otras profesiones como podremos ver en el cuadro citado arriba. Incluso la inserción de las carreras universitarias futuras depende del antecedente histórico que tienen éstas en los estratos estamentales. Por esto al presente, nuestra secundaria muestra la inconsistencia de su filosofía dado que nuestros estamentos están variando por lo que se refiere al prestigio de la educación. La incipiente burguesía halla estériles los conocimientos de los cuales se jactaba el desarraigado terrateniente, gamonal del pasado, pero mantiene la validez de la escuela secundaria porque ella clausura los pórticos de la ciencia a los grupos provenientes de otras clases sociales que, portadoras de distintos conocimientos a los clásicos, sólo quedan habilitados para sus tareas artesanas o para su inserción en el cuadro de las actividades terciarias. Se sigue distinguiendo, en el acceso al nivel superior de enseñanza sólo sobre la base del conocimiento clásico occidental que prestigiaba a la burguesía en el pasado y que, en todo caso, representa una forma del conocimiento al cual sus rangos llegan más fácilmente por razones de familia, ingresos, apetencias, etc.                                                                                                                         13

Hay que leer el importante análisis de esas influencias que hace Mariátegui en los 7 Ensayos.

266  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Puede advertirse una gravísima tendencia en las clases medias y superiores a orientar a sus hijos para que estudien las llamadas carreras liberales. Otro caso ilustrativo de lo dicho es el que se refiere a la profesión de abogado. El número de abogados en nuestro ambiente es absolutamente desproporcionado con las necesidades nacionales por efecto de la centralización política. Esto es lo que los lleva, en muchos casos, a desempeñarse en esferas totalmente distintas al ejercicio del derecho. Se dedican al comercio, a la banca, a la industria, a las finanzas, a la educación; en realidad son pocos los que realmente ejercen. En Lima, por ejemplo, hay más de tres mil abogados inscritos en el registro del Colegio de Abogados y ejercen solamente 575. La desproporción está indicando que los años dedicados al estudio de esa carrera constituyen un estupendo derroche de tiempo el cual empleado en mejor forma habría significado, para el joven, mayor rendimiento en el curso de la vida social. Pero es evidente que la carrera de médico o la de abogado tienen tras de sí el aura o prestigio social que les dan años de tradición en el conjunto social y que no puede ser modificado si es que, a su vez, no se planea la modificación del prestigio que tienen también otras profesiones. En la educación secundaria y en la superior hallamos un divorcio total entre la enseñanza de la escuela y la realidad social en la cual se desenvuelve el estudiante. De ahí que los alumnos sientan el tedio de los cursos. Más todavía, sientan que esas materias les van a ser totalmente inútiles en el curso de su existencia y actúen convencidos de que están perdiendo el tiempo. E igualmente ocurre con los padres, quienes están deseosos de que sus hijos reciban un conocimiento que los prepare, para afrontar las necesidades de la vida. Cuando un padre lleva a su niño al colegio no lo lleva para que ocupe su mañana o su tarde en contacto con otros jóvenes y niños pasando el tiempo en el aprendizaje de elementos culturales ajenos a su vida, sino que piensa que, la escuela ha de consistir en uno de los mejores medios con los cuales el niño o el joven aprenderá a defenderse de los embates de la vida. Sin embargo, la secundaria no le proporciona esto. El recargo de materias, la tendencia memorística, el divorcio entre la escuela y el trabajo, el desprecio al trabajo manual, el estilo eminentemente europeo de la "educación, etc.; todo ello hace que realmente la vida escolar parezca fatigante, inútil, vacía, sin contenido y sin sentido para la sociedad en general. c) Esta filosofía distorsionada se proyecta en un desorden total En la secundaria, el estudiante está abrumado por el desconcierto de todo el proceso de la educación. Nunca se han hecho tantos experimentos dañinos para la totalidad del aprendizaje como los que estamos contemplando. Se ha pedido a los jóvenes de 12 a 14 años que decidan sobre problemas graves de su educación y vocación en el más anacrónico margen de una selección entre las 267  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Letras y las Ciencias olvidándose que hay otras especialidades que no están dentro de este supuesto dilema. Aparte de que, muchas de las especialidades consideradas como de Letras, hoy se reputan como científicas. ¿Quién podría decir que la Psicología o la Economía Política no son ciencias? Nadie, en apariencia, salvo el que llega a funcionario en el Ministerio de Educación. Además se olvida que, en otros países, se da un margen prudencial durante el cual se orienta a los jóvenes para ayudarlos en una decisión vocacional. ¿Cómo puede el joven de los colegios de provincias, mal dotados, saber que tiene vocación para las ciencias? Y, ¿acaso no se ha visto cómo, en los colegios de Lima, por sentido comercial y para evitar pérdidas obligan a los educandos a integrarse en secciones de Letras o de Ciencias? (Normalmente Letras para las mujeres y Ciencias para los hombres). Por tanto, las tales experiencias causan desconciertos entre los estudiantes que terminan por arrojarse en el piélago de una inmensa despreocupación habituándose a esperar que las decisiones de los jurados se establezcan sobre la base de su buena voluntad, habida cuenta de la crítica que merece el programa. Se proponen materias que los estudiantes no pueden desarrollar y que, incluso los mismos maestros, no disponiendo de condiciones y aptitudes para explicarles porque, o no hay la suficiente bibliografía o porque no recibieron esos conocimientos, las ignoran, viéndose forzados a deformarlas o a dejar de explicarlas. Tal el caso de la discutida Lógica Matemática. Todo lo dicho y otras cosas más reflejan el espíritu de anarquía que reina en este tipo de educación y el fracaso que ha sufrido el intento de construir una filosofía al margen de la realidad nacional. d) La Docencia: la organización docente a partir de los colegios. Ya señalamos que ciertos colegios son organizaciones destinadas a estimular la vanidad de los educandos, y esto se nota mucho más marcadamente en los colegios particulares, en los cuales hay un alto promedio de cuotas para fines que nada tienen que ver con la educación directamente. En la práctica, toda la educación debería ser gratuita pues el ciudadano paga dos veces, por motivos de educación. Una mediante sus contribuciones y otra directamente, al colegio. Es de presumir que, aún respetando la libertad de enseñanza y el espíritu que cada educador quiere dar a su institución, nadie debería pagar más que lo justo por motivos de educación. En otros países, el costo de la educación es cubierto por un fuerte impuesto a las sobreutilidades y en una ley llamada "igualdad de oportunidades" que es verdaderamente magnífica, pues permite que los jóvenes estén en disposición de seguir sus estudios sin mayores preocupaciones. En distintas instituciones escolares se explota al niño y al maestro. El educando se ve constreñido a gastos desmoralizantes los cuales, cuando no 268  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

pueden realizarse, crean situaciones dolorosas en el alma del joven y maleducan claramente. El estudiante recibe la lección imborrable de que "don Dinero" es caballero poderoso ante el cual nada valen las otras aptitudes. Igual ocurre en el caso de los maestros sometidos a salarios reducidos. Hay colegios que se aprovechan de la fogosidad juvenil y de sus entusiasmos para explotarlos sin consideración alguna. Más que a otros establecimientos de enseñanza es a los colegios particulares secundarios, adonde se dirigen los universitarios para iniciar sus primeras muestras de interés pedagógico. Por ello los directores se sirven de ese entusiasmo para beneficiarse inicuamente. También los maestros secundarios han caído en la trampa de la Primaria. Muchas veces están condicionados por su situación sindical y desde esas posiciones se sirven de los instrumentos de presión para conseguir fines políticos. Ha sido por esta razón que los maestros se han empeñado en una defensa irracional de los diplomados. No puede negarse que la defensa del profesional pedagogo ha servido, en distintas oportunidades, para elevar a los incompetentes en desmedro de los hábiles. Ya es muy raro el profesional no normalista con función docente en la Secundaria, y esto que parecería ventajoso no lo es teniendo en cuenta la realidad del Perú, realidad en la cual (sobre todo en provincias) no es extraño el caso de profesionales no pedagogos capaces de enseñar con más aptitud que los graduados. Es un hecho que, tratándose de enseñar, no es el título la garantía definitiva. Desde que la pedagogía se convirtió en seudo recetario no ha surgido ningún gran maestro. El maestro es ante todo un artista, un inspirado, una personalidad, y esto puede darse al margen de un titulado. Con ello no estamos en contra de las facultades de la Educación o las Escuelas Normales. Por el contrario: creemos que es mejor dar siquiera una receta a no dar nada, pero no debe aceptarse el monopolio de la enseñanza a base de esos recetarios, discutibles siempre, porque tratándose de ciencias humanas todavía vivimos en el campo de la experiencia individual. e) Hay dos graves aspectos de la Secundaria que no pueden permanecer inadvertidos: 1) El papel del favor: los mismos estudiantes piensan que el valimiento de sus padres es -el talismán mágico que les permite sobreponerse a las dificultades de todo examen. Ya, desde pequeños, aprenden a servirse de las influencias y a suponer que en el Perú todo es un tejido de "enchufes",, de modo que la preparación y el estudio nada valen y sólo es útil la presión que puede lograr el padre para que sus hijos resulten ocupando aquellas posiciones merecidas por razón de padrinazgos. Lo más grave es que los mismos padres concurren a este tipo de desmoralización social intensiva.

269  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

2) La rebeldía estudiantil: el joven de secundaria muestra un desencanto cada vez más agudo que es explotado por los políticos. De ahí que se sucedan actos de rebeldía, tomas de locales escolares, pliego de reclamos, etc. en distintos colegios. Parecería que los estudiantes suponen que, antes de aprender, ya están en aptitud para juzgar, suposición muy temeraria. A la verdad, muchas veces es responsabilidad de los maestros este juicio infatuado. Los jóvenes no hallan maestros de alta talla moral y bien pronto les faltan al respeto y todo el sistema de apreciaciones queda deshecho, ocurrencia que aprovecha el líder político para sacar ventajas y crear disturbios. La sensación terrible de un desgobierno por lo que atañe a la Secundaria es conclusión de este rápido análisis. No es imputable la responsabilidad de este caos a los figurantes que ocuparon i-I Ministerio. Sería darles demasiada importancia. Todos ellos y todos nosotros estamos sumergidos en la misma atmósfera social cuyos caracteres impiden la resolución de los problemas y no es fácil dar con la salida. Lo peor es que todo el peso de la crisis de la Secundaria se vuelca en la Superior. SUPERIOR: PROBLEMAS El sentido estrecho de cuello de botella de la educación secundaria se define en la superior, la que, en gran parte, es educación universitaria; pero desde que los estudiantes concluyen sus estudios secundarios se plantean el mismo problema. O seguir estudios en Universidades de difícil ingreso, o que no pueden funcionar en su capacidad, o dedicarse a trabajar en un medio que carece de oportunidades para los jóvenes. El ingreso en las Universidades y centros superiores se ha convertido en una empresa cada vez más difícil. La Universidad no puede recibir sino un mínimo de los jóvenes que se presentan, y complementariamente tienen derecho a exigir también una dosis de conocimientos que los jóvenes de educación secundaria no han recibido de manera normal a causa de las dispersiones en las directivas del Estado y las falsas experiencias del Ministerio de Educación. De ahí que tenga el alumno que prolongar, en muchos casos, el período de escolaridad, o dejar definitivamente el estudio. Una necesidad impuesta por diferentes circunstancias es la educación pre-universitaria. No sólo porque hay lagunas por colmar después del ciclo secundario, sino porque además las universidades y centros de educación superior tienen sus propias exigencias en lo que se refiere a niveles de conocimientos de sus educandos. Y así debe ser, desde que el saber es variado, múltiple y diverso y este saber es la base para llegar a ser un correcto y eficiente profesional. Por desgracia en ese examen solicitado por la Universidad se comprueba que el alumno es un océano de conocimientos con un centímetro de 270  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

profundidad. De ahí la actitud crítica de la Universidad de San Marcos frente a la Secundaria. En el fondo, la crítica parte de su propio ángulo de intereses. La Universidad querría que los jóvenes dispusieran del conocimiento que ella pide; pero tal vez los sectores económicos, comerciales o de profesión media encuentran difusos esos saberes de orientación universitaria nada pragmáticos y, por otra parte, no hay que perder de vista el hecho significativo y definitorio de que la edad en la que el joven recibe su secundaria es o constituye un ciclo humano cerrado en sí mismo. Estos aspectos deben tenerse en cuenta, no para minimizar las censuras, sino para analizarlas más profundamente. Hay que decir igualmente que la Universidad Católica participa de este espíritu censorio que no abarca las nuevas universidades, todavía escasas de seriedad y tradición pedagógica. Para remediar el fracaso en los ingresos universitarios habría que elevar el prestigio de las profesiones intermedias. Así, por ejemplo, tenemos el caso típico de la enfermería. Una carrera de la cual está necesitada nuestra colectividad porque la asistencia médica, dado el escaso número de médicos, es absolutamente deficiente. Pues bien, en nuestra sociedad hay resistencia considerable para que las jóvenes sigan estudios de enfermería. Si, mediante una campaña bien organizada, lográsemos, demostrando a los padres las ventajas de estas profesiones intermedias, animar a nuestros jóvenes a proseguir esos estudios, obtendríamos entonces un mejoramiento en la educación y, lógicamente, encontraríamos la mejor manera de relacionar el progreso social y la orientación educacional. Esto no significa ignorar que, a su vez, la Universidad está enfrentando una grave crisis cuyos aspectos no son siempre imputables a los maestros y alumnos, y hacia la cual gravita el joven estudiante cuyo ciclo secundario ha sido estéril en gran parte. Por ejemplo, en la crisis de la Universidad de San Marcos, hay los siguientes aspectos que pueden generalizarse a las otras universidades nacionales. a) Su deficiente organización económica: la pobreza general en nuestras pretendidas altas instituciones culturales no se ha remediado. ¿Podría en realidad cauterizarse esta herida? Lo dudo. El Perú tiene también otras impostergables exigencias y a ellas se debe más que a la Universidad. Sólo que, a poca inversión, corresponde magro rendimiento, y esa poquedad de frutos motiva crítica contra la institución. Estamos frente a un círculo vicioso en el que apenas hay pálidos rasgos de luz con débil optimismo nacido del sacrificio heroico de algunos pocos maestros que entregan su esperanza a San Marcos. La Universidad tiene a pobre salario a quienes la empresa privada es capaz de enriquecer y halagar, sobre todo en el caso de las facultades donde los profesores buscan dedicarse exclusivamente a la investigación científica. 271  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

b) La politización de las Universidades: no repetiré el lugar común de que la política es necesaria en la Universidad y que debe sor estudiada científicamente. Esto lo han dicho todos últimamente, desde Víctor Andrés Belaúnde hasta Francisco Miró Quesada. Lo real es que aquello que llamamos política ha sido nefasta para la Universidad y también es real que nadie se ha cuidado de estudiar lo que los sabios llaman Política. ¿Cuántas cátedras, institutos y departamentos de Ciencia Política hay? ¿Dónde están nuestros politicólogos? ¿Qué político ha abre vado su teoría en un análisis universitario? Pero, en contraste, lodos los partidos han intentado llegar a la dirección de los organismos de gobierno estudiantiles para usar del poder y las influencias, para vestirse del iluso ropaje del cogobierno (desnaturalizado éste, ya que no son los estudiantes los que cogobiernan, salvo excepciones, sino sus entidades políticas) y para adobar sectarismos anticientíficos y -evidente es- nada universitarios, trasladando a las aulas sus odios políticos ron envidias y resentimientos personales. No creo, como piensa con picor el Dr. Leopoldo Chiappo que el cogobierno sea malsano y nefasto. El cogobierno es una notable institución universitaria sudamericana, pero el cogobierno puro, el cogobierno adonde el estudiante actúe, como el maestro, al margen total de sus banderías políticas y entendiendo que los problemas de la Universidad no se solucionan con esa conducta absurda nacida de una aberración mental que supone una dualidad absurda en la vida académica, y según la cual, el profesor es considerado como un capitalista y el alumno un proletario, y que, por consiguiente se está frente a una nueva forma de la lucha de clases. Esta forma de cogobierno no es tal. Pero estamos a tiempo y podremos rescatar el cogobierno si los propios partidos, desde las varias tiendas comunistas, hasta los sectores derechistas extremos proclaman la neutralidad de la Universidad en general y se rinden a la necesidad de estudiar, que es la única que puede ayudar a sus propios grupos y así también a sus respectivas causas, que suponemos nacionales en última instancia. c) El seudo intelectualismo: ciertos docentes se han erigido en los Doctores de la Ley. Intentan abañar a la juventud para construir una élite sin raíces en la necesidad nacional. Van diciendo por ahí que hay problemas generacionales y que han descubierto la piedra filosofal, lo cual ahora sería convertir a la Universidad en un paraíso para seleccionados a los cuales se les convertiría en oligarquías por razón misma de su funcionamiento. Oligarquía que el pueblo pagaría y que, más tarde, no tendría por qué servir a sus mantenedores de acuerdo con el régimen social que predomina en nuestro mundo. Juventud en camino de la oblación total como la que se prepara al margen de las necesidades históricas del Perú. Juventud que ya la hemos conocido en otros tiempos, cuando los únicos que llegaban a la Universidad eran los jóvenes de "buenas familias", y el doctorado representaba el blasón

272  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

estamental que teñían de una pintura decorativa escasísimos sectores de nuestra población. Esta ficción ha creado una política que cierra el acceso a la educación superior a miles de nuestros jóvenes. ¿Por qué se quiere que la Universidad se encastille en las viejas profesiones situadas a la vera del desarrollo? ¿Por qué se pide que todos los jóvenes deban contestar, en los exámenes de ingreso, las mismas cuestiones que demanda el aspirar a la abogacía o medicina? La Universidad debe quebrar la muralla de las profesiones clásicas y ofrecer las posibilidades anchas de las nuevas profesiones. Para ello tiene que escardar con juicio entre muchos miles de jóvenes y no cerrarles el paso con vallas formadas en el intelectualismo burgués alentando equivocadas selecciones. Sobre todo si pensamos en las necesidades del Perú. No tenemos Facultades para estudiar los problemas sociales, técnicos, higiénicos, sicológicos. Para ser sociólogo se pide la misma base intelectual que pata ser abogado y, todavía se piensa que la enfermería está subordinada al patronato de la medicina. Por esto se estrecha la Universidad y por esto se desalienta al estudiante o se le aherroja a esa especie de gehena que es el exilio cultural. A España, a la Argentina, a Cuba o donde fuese, pero fuera del Perú porque, al parecer no tenemos la imaginación suficiente para afrontar los problemas y preferimos ahogarnos en la sofocante atmósfera de nuestras rencillas o disolvernos en los ácidos supuestos de nuestra vanidad intelectualoide. d) La frivolidad juvenil: un síntoma doloroso del cambio nacional es este denso peso de la frivolidad juvenil. Con una inconsciencia de sus deberes digna de Roma decadente, la juventud se entrega a las más extrañas actitudes. Sólo una minoría encara seriamente su puesto en la vida. A veces por caminos errados e ilegales. No quiero condenar ni aplaudir, pero cuando alguien decide poner en juego su vida por su idea ya está lejos de la frivolidad. La culpa de que ese sacrificio no se vierta en una buena causa la tiene la sociedad entera, pero es preferible un joven decidido y serio a ese otro que miente y seduce. Puede pensarse que los jóvenes serios llevan el fusil tras el gesto, pero a veces el fusil es más generoso que la complacencia y la irresponsabilidad. Temamos mucho no tener jóvenes serios porque entonces marcharemos al servilismo y a la abdicación. Por desgracia, pocos son los jóvenes serios y muchos los frívolos encarnizados en sus disparates y necedades que abemolaron su voz para cantar a vendidas y prostitutas. Juventud que piensa que sus dirigentes deben apoyarlos en su pereza y que así los corrompen por la vía de la demagogia, juventud que espera de la charanga política una oportunidad para triunfar. Es frívolo el joven que margina sus estudios con la diversión, que prostituye su auténtica posición de vanguardia de la sociedad por la paga política, y que clasifica a sus maestros en buenos o malos según sea la complacencia de ablandabrevas de que haga gala. 273  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

¿Ha cambiado el panorama? ¿Cambiará? No lo creo. En el Perú hace falta el verbo admonitorio de Gonzales Prada. Todos estamos sumidos en las mismas complacencias y todos aburguesamos las almas antes que los cuerpos. La Universidad no es un paraje aparte, un oasis. La Universidad es la continuación del desierto de la Patria que aún espera su riego. Aunque San Marcos ya no es la única Universidad (no obstante la creación de otras instituciones universitarias), sigue siendo el más alto faro de cultura superior del país por las siguientes razones: 1) el mejor profesorado, 2) el mejor alumnado, 3) el mejor servicio profesional (de sus aulas egresan los médicos, químicos, científicos, maestros, escritores, etc. que distinguen al Perú). Lo que ocurra en San Marcos todavía no puede ser marginado por el país y San Marcos jugará un papel extraordinario en los próximos años de cambio social que se avecinan. Se dice que el papel de San Marcos en la vida nacional ha disminuido por la aparición de universidades particulares que han proliferado irracionalmente. Hay que afirmar que estas nuevas universidades han servido en gran parte para ampliar los problemas que afronta la Educación Superior. Veamos algunos: a) Universidades particulares: no puede negarse que la creación de ciertas universidades particulares ha contribuido a resolver graves temas educacionales. El caso más notable ha sido el de la Universidad Católica del Perú, definitivamente incorporada a la vida nacional. Tampoco puede negarse que algunas son decididamente serias y regulares. Todo lo dicho es innegable, lo que no obsta para que su presencia exprese la realidad de la separación de clases a base de la fortuna, hecho que en nada favorece la unidad nacional. Tampoco hay que olvidar la irregularidad económica social consentida por el Estado al permitir que algunas de las nuevas instituciones basen sus presupuestos en las donaciones de los particulares —empresas que así rebajan el monto de impuestos debidos a la sociedad— que envían a sus hijos a dichas instituciones exclusivas. Esos impuestos dejados de pagar restan posibilidades a la educación popular. Así hacen más honda la zanja social del Perú. Hay varios tipos de instituciones universitarias privadas. Unas de gran prestigio y que no han intentado competir con sectores profesionales de las universidades nacionales. Este es el caso de la Universidad del Pacífico-, pero en cambio hay otras que ahondan la separación profesional, como en el caso de Cayetano Heredia en conflicto con San Marcos (14). También hay las que se dedican a la rebusca económica fenicia propiciando ingresos de estudiantes a sus instituciones a destiempo escolar, movidos por la codicia, recogiendo                                                                                                                         14

Conflicto denunciado por las publicaciones hechas por el Decano de la Facultad de Medicina de San Marcos, Dr. Jorge Campos Rey de Castro.

274  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

cualquier clase de alumnos, sin exámenes serios, y favoreciendo la formación de un proletariado intelectual no calificado en perjuicio total de la seriedad de los estudios. No es necesario decir donde están, pero ya la conciencia pública las conoce. Daños considerables ha causado la fundación de universidades nacionales que han surgido como hongos en departamentos y hasta en provincias. Cada departamento ha deseado tener sus universidades como si se tratara de un colegio de adultos y los candidatos políticos de ahora prometen universidades a sus electores para el caso del triunfo; pero: 1) no hay suficiente equipo profesoral para todas estas instituciones; 2) estas universidades nacen bajo conjuros políticos aviesos con sistemas destinados a favorecer la pereza de los alumnos o para crear la desilusión que se proyecta en esas tensiones provincianas universitarias donde "Madame Bovary" se mezcla con "La casa de la Troya". 3) En lugar de orientarse a la juventud por el camino de la seriedad y el estudio se favorece su frivolidad avalada por el peso de los políticos ignaros y presuntuosos. En suma, la Universidad, así desorganizada, es la consecuencia de los años primarios y secundarios. El Estado, en este aspecto, tiene una tremenda responsabilidad. De nada pueden valer los esfuerzos del cuerpo docente, si las bases siguen proporcionando un tipo de estudiante poco habituado a las tareas y a las responsabilidades del estudio, y de nada sirve que el Perú siga invirtiendo dinero en sostener el pasatiempo de una juventud irresponsable que halla en la Universidad, antes que un centro para estudiar, un club para matar el tiempo y justificar toda clase de actividades superficiales y hueras. Parece que este drama ha preocupado a la sociedad en general que anhela que la Universidad cumpla su propio cometido. Ante la imposibilidad de realizarlo muchos padres prefieren que sus hijos emigren a otros países para que puedan proveerse de los necesarios conocimientos profesionales. Esto acarrea desastrosas consecuencias en lo personal y en lo nacional. Jóvenes sin control alguno o aprendiendo una ciencia en cocinas foráneas. EL CAMBIO EDUCATIVO La educación en el Perú, está henchida de un dogmatismo artificial, de un dogmatismo que tiende a esclerosar su desarrollo; En algunos casos, so pretexto de liberalismo se mantienen formas arcaicas en la enseñanza de ciertos conocimientos. Basta citar el caso de la creencia de que la Educación se mide todavía por la capacidad mnemónica, para no referirnos a los casos en que se supone axiomáticamente que la ilustración es un fenómeno que interesa exclusivamente a la familia, a la Iglesia y secundariamente al Estado. El

275  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

dogmatismo en la doctrina favorece la continuidad de un sistema que impide la transformación de las estructuras y el desarrollo armónico de una colectividad. Pero la cerrazón mental está asociada íntimamente a una situación estamental. El grupo dominante, en nuestros países, y en especial, el peruano, se opone con todos los recursos posibles a su imaginación y poder, a la democratización del Estado y para ello se vale del recurso del dogmatismo en la enseñanza que proyecta en la sociedad su horror al cambio. Todo se organiza para otorgar mayor predicamento a los estamentos dotados de poder. En el Perú, una institución religiosa gastó dos millones de dólares para construir un colegio donde se "educa" a los niños de la casta favorecida con altos costos de matrícula y pensión de enseñanza. Los privilegiados lo serán también por su ventaja intelectual. Ello tiende a dificultar más todavía toda posibilidad de comunicación entre los diversos grupos sociales, pero al mismo tiempo proyecta entre los capitostes de la sociedad la trampa del aristocratismo intelectual. Ser "élite" o formarla resulta expresión de un anacrónico sistema, muchas veces divorciado del trabajo manual y de toda valoración de la máquina, ejes sobre los que se sostiene el sistema capitalista actual. Quien se educa al margen de los grupos laboriosos pronto identifica saber con intelectualismo y así, en lugar de instruirse para una sociedad capitalista termina enfeudándose a una sociedad medieval. Esta es una auténtica trampa para las ciases dueñas del país y es, a la par, una zanja social que quiere divorciar al plutócrata refinado del obrero técnico. Esta jerarquización de los conocimientos se torna un recurso para impedir la democratización por la cultura. Por desgracia esta división de tipo oligárquico ha creado -estereotipos imitados dócilmente por la clase media que aún sigue defendiendo como valiosas las reliquias mentales del colonialismo hispánico desdeñosas del trabajo material y propugnadoras de falsas diferencias entre la habilidad intelectual ociosa y la destreza manual técnica. Quebrar esta idealización del saber "culto" es tarea imperiosa para las nuevas generaciones identificadas con la convicción de que la enseñanza debe ser democratizada. La racionalización del Estado empuja a una auténtica diferenciación de funciones basadas en la aptitud, y la medición de ésta debe hacerse después de proporcionar a todos, sin excepción, la oportunidad de un medio social y económico que favorezca o posibilite un desenvolvimiento de las aptitudes. Sólo así se permite la independencia de las personas. No dudemos en admitir que las escuelas particulares de clase media contrarían esta tendencia pues hasta ahora sirven para acentuar las diferencias sociales y entrabar la democratización, piedra básica de un auténtico personalismo destinado a la integración social.

276  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Las instituciones escolares de la clase media deberían empujar el proceso de la democratización dando apertura a nuevas profesiones altamente rentadas que rompieran el marco de resistencia cultural impuesto por las clases altas. Claro está que este afán debe partir de la necesidad de considerar que las clases privilegiadas son las beneficiadas por la educación y que a ellas les corresponde la carga de dar igualdad de oportunidades para todos. Esta no será su justificación sin duda, más será real para sus intereses que se beneficiarán con la ampliación de mercados, lo mismo que los de la sociedad y el Estado. Recordemos que el Estado se hace eficiente con un alto grado de racionalización, producto de la generalización de la cultura y que la sociedad más instruida es más justa. Tenemos que enfrentar el problema de cómo relacionar la educación y el cambio social. Es evidente que, quizás, la mejor manera consista en un planteamiento político del Estado. Es decir, que el Estado tenga determinados objetivos a realizar, no en vista solamente del proceso educativo, sino en vista de la sociedad en la cual se desenvuelve. Supongamos que un Estado tiene como meta, por ejemplo, proporcionar el mayor bienestar a los miembros de la colectividad, entonces, debe saber cuales son los recursos que ha de emplear para alcanzar esas metas incluyendo en recursos las disponibilidades actuales y futuras de la educación. Fijar los objetivos políticos del Estado es en apariencia una exigencia marginal al problema crítico de la educación; en esencia se identifican; pero no hay duda alguna que para fijar esos objetivos políticos engarzados en la socialización es necesario hacer un análisis científico de todos los factores que por mecánica interna o por presión externa movilizan inevitablemente. Esto supondría ulteriores análisis que deberían incidir en un conocimiento más real y profundo de las líneas económicas del Perú futuro, de los planes que tengan los organismos internacionales y, en último término, del giro que tome el conflicto ideológico político contemporáneo. ¿Se producirá alguna Revolución que nos corte de la anquilosis del subdesarrollo? Revolución política, técnica, ideológica, científica. No lo sabemos, pero el mundo en su totalidad está cambiando velozmente. Para insertarnos en ese cambio política y educación han de-marchar paralelas. Esta tarea corresponde a la juventud estudiosa que. a partir de la cátedra, del libro, de la experiencia, debe proponer una revolución auténtica consciente de que esa actitud no ha de perderse en el retoricismo sino que ha de ser práctica y beneficiosa. Al final de cuentas uniéndose la política y la educación se podrá forjar un canal de socialización, tal vez el más poderoso que sea dable imaginar el que devolvería la esperanza a quienes vivimos en este territorio y no queremos ser "desconcertadas gentes" sino peruanos sin exclusión y con pasión.

277  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

4.7.

La Educación como Conflicto La educación constituye uno de los principales problemas en las sociedades capitalistas actuales, con matices importantes entre las avanzadas y las dependientes. El incremento del número de estudiantes y su progresivo, aunque aún no igualitario, reclutamiento entre sectores populares plantean prácticamente en todos los países la inadecuación de un sistema educativo basado todavía en sus líneas fundamentales en la vieja formación de las élites de la aristocracia y la burguesía. Se podría afirmar que el sistema educativo actual es más una educación elitista diluida y deteriorada que un sistema pensado para amplias masas. Todavía se actúa como si la educación fuera una actividad que hubiera que realizar en unos años determinados de la vida, separados del trabajo; lo que, en la práctica, se traduce en tener ocupados en alguna cosa a niños y adolescentes. En general, los sistemas educativos actuales se encuentran muy marcados por el conflicto entre el objetivo de ajuste alas necesidades del sistema productivo y las aspiraciones de la población estudiantil. En el límite, en una sociedad capitalista, un sistema educativo ajustado a la producción significaría la fabricación, por encargo, del número y tipo de graduados que necesitarán las empresas y el propio Estado. Las aspiraciones de la población estudiantil son en gran medida contradictorias: de una parte, se desea obtener un puesto de trabajo bien remunerado, pensando con frecuencia sobre la imagen de épocas anteriores en las que solamente unos pocos desempeñaban puestos técnicos, y de otra, se tiende a exigir una enseñanza racional y no autoritaria, abierta científicamente y no condicionada por las necesidades de la clase dominante. De ahí el carácter conflictivo y contradictorio de la enseñanza, en particular en sus niveles superiores. 4.8.

El hombre por hacer Sólo nos queda un método prospectivo sobre la dimensión futura del desarrollo humano. Se trata del método que da preferencia a la consideración y actuación opcional, el llamado "árbol de pertinencias", las cuales han de examinarse y seleccionarse en función de su eficacia interdependiente para conseguir un objetivo predefinido. Es, por tanto, esencialmente ideológico, y no podemos avanzar un paso en 61 sin acuerdo previo sobre "qué tipo de hombre queremos hacer". Difícil objetivo. Más si tenemos en cuenta que hasta ahora "el hombre ha inventado al hombre" —aunque sin quererlo, sin previsión-, al hombre del mañana también lo inventaremos, si ya no lo estamos inventando. Cabe preguntarnos, en el grado presente de reflexión o conciencia problemática, si es inevitable la creación de una humanidad futura irresponsablemente, o si hay una posibilidad de idear una plenitud honesta y totalmente válida; en definitiva, una humanidad digna. 278  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

EXPLORACIÓN ON LINE ! https://www.youtube.com/watch?v=elBtjlXXpes

LECTURA EFECTIVIDAD DEL MAESTRO: Conclusiones Si enseñara matemática a un grupo grande de cuarto año, ¿aprenderían todos automáticamente? No, si sus explicaciones son confusas y vagas. No, si pierde el control del grupo. No, si le desagrada dirigirse a todo el grupo o ponerse ansioso y como consecuencia, incoherente. ¿Un maestro dinámico, conocedor, bien organizado y entusiasta tendrá resultados positivos si usa una estrategia de grupo menos efectiva para enseñar matemáticas? Es muy posible. ¿Podrá un maestro de biología lograr que sus alumnos obtengan buenas calificaciones en los exámenes finales, pero que detestaran tanto esa materia que juraran no volver a disecar un animal en su vida? De nuevo, es posible Como maestro, tiene que tomar varias decisiones sobre la organización de la instrucción de su grupo. No hay ninguna garantía de que los métodos que escoja van a funcionar. Al tomar la decisión deberá considerar los efectos que los métodos pueden tener sobre la materia y sus estudiantes. También debe considerar sus propias fuerzas. Finalmente, debe tener en cuenta las metas finales que quiere alcanzar. Hemos visto que factores como guiar el grupo, la práctica, las preguntas sobre hechos, la claridad y la orientación de las actividades están asociados al aprendizaje, al menos en algunos grupos y ciertos estudiantes. Tenga en mente que por aprendizaje de los estudiantes entendemos el tipo de aprendizaje cognoscitivo que se mide en la mayoría de los exámenes estandarizados que se aplican a los grupos. Como Rosenshine (1979) ha indicado, esto puede parecer una imagen estricta e inflexible de la enseñanza. Los salones efectivos son realmente agradables y lugares para convivir. Los maestros realmente expertos saben cómo proporcionar a sus estudiantes la práctica que requieren en forma de juegos, acertijos, chistes y adivinanzas (Leinhardt, 1986). En algunos estudios se ha encontrado que los métodos más abiertos y flexibles, menos estructurados y menos vigilados por el maestro pueden conducir a menos faltas de los estudiantes, más cooperación entre ellos y mejores puntuaciones en los exámenes de solución de problemas de razonamiento no verbal (Stallings y Kaskowitz, 1975). Es probable que los mejores maestros hagan uso de los hallazgos de la investigación sobre la efectividad del maestro; pero también, incluyen actividades que propician el crecimiento emocional y 279  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

social así como lecciones para divertirse. Después de todo, queremos que los estudiantes aprendan a leer; pero también, que disfruten la lectura y su estancia en la escuela. Rosenshine (1977, pp. 23-24) describe algunas pequeñas escuelas "libres", que combinan las estrategias más estructuradas con las más abiertas: En ellas, las mañanas transcurren con programas estructurados de lectura, escritura y matemáticas. Los maestros dejan algunas actividades y los niños las realizan en cualquier lugar del salón de una manera relajada e informal. Estas actividades tienen la misma secuencia, los mismos libros de trabajo estructurado y lecturas que se usan en las escuelas tradicionales. Aunque cada niño trabaje en su propia actividad y a su propio ritmo, no suceden más de dos actividades, como lectura y escritura, al mismo tiempo. Aunque la atmósfera de trabajo sea relajada, informal y respetuosa, el escenario es un grupo grande, estructurado y que gira alrededor del maestro. Las tardes son dedicadas a proyectos, exploración, diversión, visitas y explicaciones. Los viernes se dedican a pasatiempos y actividades manuales~Por tanto, la escuela tiene metas didácticas, como lectura y matemáticas, que se enseñan en forma didáctica, y dedica el tiempo restante a actividades más abiertas. RESUMEN 1. Durante años, los investigadores han tratado de desentrañar el misterio de la enseñanza efectiva. Los estudios informados en la década de los años sesenta y primeros de los setenta se centraron en los niveles de capacidad general, la clase social de los maestros y las medidas promedio de la capacidad del estudiante. La investigación más reciente ha tratado de determinar si los maestros producen alguna diferencia en la vida diaria y aprendizaje de sus alumnos. 2. Los resultados de la investigación sobre la conducta del maestro indican que el conocimiento extenso y adecuado del tema, la organización y claridad en la presentación y el entusiasmo juegan un papel importante en la enseñanza efectiva. Sin embargo, no se ha encontrado una forma de enseñar que sea la adecuada para todos los grupos, lecciones o momentos. 3. El papel del estudiante también es importante. En lo que trabajan los estudiantes -la actividad que estén llevando a cabo- influye de manera directa en lo que aprenden. Una actividad puede ser caracterizada por el tipo de operación (memoria, procedimiento, comprensión u opinión), el nivel de riesgo y el grado de ambigüedad que comprende. 4. Debe hacerse un balance entre descomponer una tarea mediante la negociación con los estudiantes o apegarse a la realización de una actividad difícil para forzarlos a que piensen. 280  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

5. La instrucción directa parece muy apropiada para la enseñanza de destrezas básicas. Un formato de trabajo en la instrucción directa podría comprender: revisar el trabajo del día anterior, presentar material nuevo; hacer práctica dirigida, retroalimentar, corregir, práctica independiente y efectuar revisiones semanales y mensuales. Los programas de dominio de la enseñanza de Hunter y de matemáticas Missouri también son, en el fondo, variantes sobre la instrucción directa. 6. Después del nivel básico, parece que son efectivas las estrategias más abiertas y de tipo inquisitivo-para la solución de problemas abstractos, desarrollo afectivo y creatividad, para estudiantes mayores y materias difíciles como inglés a nivel de preparatoria. 7. Los maestros deben tratar con un amplio espectro de aptitudes para el aprendizaje. La investigación sobre la interacción entre aptitud y tratamientos ha intentado determinar cómo afecta a los estudiantes de distintas capacidades los diferentes métodos. Una repercusión clara de esto es que los maestros deben ser flexibles y estar dispuestos a tratar una estrategia nueva si alguna no funciona adecuadamente. 8. El grado de conocimientos previos puede influir en el efecto que los métodos de enseñanza pudieran tener. Los estudiantes con pocos conocimientos necesitan15 más de una estrategia de instrucción directa. 9. Los estudiantes de baja capacidad necesitan una atmósfera de apoyo, con una gran estructura y además que las lecciones se dividan en pequeñas dosis de exposición y trabajo individual -sin tener mucho de una sola por cada vez. Para los estudiantes de alto rendimiento, es apropiado un número más amplio de métodos y a un ritmo más rápido. 10. Aunque no hay ninguna garantía en el método que se use, es claro que los salones efectivos son agradables, divertidos y hay convivencia. Los maestros deben considerar los factores esenciales de la actividad a los estudiantes, así Como sus propias fuerzas y metas. WOOLSOLK, ANITA. (1990). Hispanoamericana S.A. México.

Psicología

Educativa.

Prentice-Hall

ACTIVIDADES 1. Elabore un mapa conceptual o un cuadro sinóptico del contenido de la Cuarta Unidad. 2. Responda por escrito las preguntas formuladas anteriormente en la presente unidad (Sugerencias para el Foro). 3. Desarrolle el significado de los conceptos clave formulados anteriormente en la presente unidad. Consulte Diccionario de Antropología, diccionarios especializados y otros libros pertinentes. 4. Efectúe el Comentario Crítico que la lectura de la presente Unidad.                                                                                                                         15La instrucción directa parece muy apropiada para la enseñanza de destrezas básicas. Un formato de trabajo en la instrucción directa podría comprender: revisar el trabajo del día anterior, presentar material nuevo; hacer práctica dirigida, retroalimentar, corregir, práctica independiente y efectuar revisiones semanales y mensuales. Los programas de dominio de la enseñanza de Hunter y de matemáticas Missouri también son, en el fondo, variantes sobre la instrucción directa.

281  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

UNIVERSIDAD INCA GARCILASO DE LA VEGA

El señor Rector Luis Cervantes Liñán, es el padrino de la Promoción Fundadora y la colocación de la placa conmemorativa, a su derecha el Dr. Jorge Lazo Arrasco Ex Rector de la Universidad, a su izquierda el Dr.Carlos Oyola Martínez, actual Decano de la Facultad de Educación

El Dr.Carlos Oyola, Decano recibiendo el reconocimiento a la Facultad de Educación por parte del Parlamento Mundial para la Seguridad y la Paz

282  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Estudiantes Garcilasinos en el Homenaje por el 50° Aniversario de Creación de la Universidad

283  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

CLASES AL AIRE LIBRE EN EL INSTITUTO – ESCUELA, EN MADRID, HACIA 1933. Fundación Francisco Giner de los Ríos (Institución Libre de Enseñanza)

LA EDUCACIÓN Y LA TECNOLOGÍA

284  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

GLOSARIO Aculturación, proceso por el cual un pueblo que entra en contacto con otro que le domina adopta total o parcialmente la cultura de este último. Animismo, religión basada en ritos y creencias que atribuye alma a los animales, a los fenómenos y a los objetos naturales. El animismo se opone tanto al vitalismo como al mecanicismo. Antropología, estudio de las distintas sociedades humanas. Avunculado, sistema de organización social propio de las sociedades matrilineales, y en el cual la responsabilidad paterna es asumida por el tío materno. Bilateral (filiación), sistema de filiación en el que cada linaje, paterno y materno, tiene unos derechos propios que sólo se transmiten en el seno del propio linaje. Bilineal (filiación), filiación en la que los derechos y obligaciones vienen, simultáneamente, determinados por la ascendencia materna y paterna. Carguero (culto del), creencia milenarista melanésica, según la cual un día llegará un fantástico barco europeo cargado con todos los bienes materiales que faltan y con todos los objetos imaginables procedentes de una sociedad idealmente superior o considerada como tal. Casta, grupo social endogámico que se distingue por una serie de privilegios y que ocupa un rango determinado dentro de la jerarquía de una sociedad. Chamán, mago hechicero que practica el trance, la adivinación y las curas médicas por medio de una fuerza sobrenatural, con la que se entra en contacto a través de un viaje místico. Chamanismo, conjunto de prácticas religiosas basadas en las actividades específicas del chamán. Clan, unidad sociológica integrada por individuos que reconocen un antepasado común. Clanismo, sistema de organización social basado en el clan. Clasificatorio (parentesco), parentesco no biológico y que vincula al sujeto a determinadas personas, en función de criterios sociales. 285  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Consanguinidad, parentesco sanguíneo de personas con un antepasado común. Contraprestación, en ciertas sociedades, necesidad de entregar determinados bienes como contrapartida de otros recibidos. Cruzado, dícese de ciertos parientes (tíos, primos, sobrinos) que descienden de un pariente de sexo contrario al del ascendiente inmediato de una persona (oposición a PARALELO). Cultura, conjunto de estructuras sociales y manifestaciones artísticas, religiosas e intelectuales que definen a un grupo o sociedad respecto de otros. Culturalismo, corriente de la antropología norteamericana que considera esenciales los fenómenos de contacto e interpretación de las culturas para la formación de una sociedad y de la personalidad de los sujetos que la componen. Dialecto, variante de una lengua que tiene una sintaxis, una fonética y un léxico propios, y que es hablado en un territorio más limitado y por una comunidad lingüístico más reducida que la de la lengua. Diáspora, dispersión de un pueblo a través del mundo. Difusionismo, teoría antropológica según la cual las culturas dominantes se han difundido progresivamente en un territorio, en detrimento de las demás. Endogamia, obligación que tienen los individuos de un grupo social de casarse con otros miembros del mismo grupo, por oposición a la EXOGAMIA. Esteatopigia, presencia de una espesa masa adiposa en la región del sacro y de las nalgas. (La esteatopigia aparece con particular frecuencia entre los bosquimanos y hotentotes). Etnia, grupo humano que posee una estructura familiar, económica y social homogénea, y cuya unidad se basa en una comunidad de lengua y de cultura. Etnología, estudio de las etnias en su unidad lingüística, económica, social y cultural, Evolucionismo, doctrina antropológica y sociológica que considera que toda cultura es el resultado de un constante proceso evolutivo. Excisión, ablación ritual del clítoris.

286  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Exogamia, regla que obliga a un individuo a elegir a su pareja fuera del grupo al que pertenece. Por oposición a ENDOGAMIA. Familia extensa, conjunto formado por el padre, la madre, los hijos, los tíos, las tías, los sobrinos y los nietos. Famlia nuclear, conjunto formado por el padre, la madre y los hijos. Fetiche, objeto cultural al que se atribuyen propiedades sobrenaturales, beneficiosas para su poseedor. Fratría, grupo de varios clanes, con frecuencia exogámicos. Habla, forma de lengua parecida al dialecto, pero de uso más restringido, limitada por criterios geográficos (un valle, por ejemplo) y en la que el status social es indeterminado. Hechicería, capacidad de un individuo para curar o dañar, mediante procedimientos y rituales mágicos, en el seno de una sociedad o grupo. Infibulación, operación que consiste en hacer pasar una anilla a través del prepucio del hombre, o a través de los labios mayores de la mujer. Jefería, organización política en la que la autoridad, generalmente vinculada a funciones religiosas y jurídicas, es ostentada a perpetuidad por un individuo del grupo. Lengua, sistema de signos vocálicos que permite la comunicación entre los miembros de una misma comunidad cultural. Magia, conjunto de creencias y prácticas basado en la idea de que existen fuerzas ocultas en la naturaleza, a las que se trata de atraer o de conjurar para conseguir un bien o causar un mal, pretendiendo así una eficacia material. Magia blanca, conjunto de ritos y prácticas para alejar los malos espíritus, conjurar la mala suerte y curar a las personas que han sido víctimas de maleficios o desgracias. Magia negra, conjunto de prácticas secretas encaminadas a conciliar los malos espíritus y las fuerzas sobrenaturales, para que ejerciten su poder contra alguien a quien se le desea algún mal.

287  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Mana, en las religiones animistas, fuerza sobrenatural impersonal o indiferenciada. El mana se encuentra, a veces, en los objetos, pero suele ser la cualidad constitutiva de los jefes. (Polinesia). Máscara, forma estilizada de la cara o del cuerpo humano o animal, que tiene una función ritual. Matriarcado, sistema social, político y jurídico en l cual las mujeres tienen una autoridad preponderante dentro de la familia y ejercen funciones políticas. Matriclán, clan que se basa en un régimen de filiación matrilineal. Matrilinaje, linaje o grupo de filiación unilineal en el que todos los miembros se consideran descendientes por vía materna de un antepasado común. Matrilineal, dícese de un sistema de filiación y organización social en el que sólo se tiene en cuenta la ascendencia materna para la transmisión del apellido, los privilegios, y la pertenencia a un clan o clase. Mesianismo, creencia en la venida de un libertador o salvador que pondrá fin a un orden presente que se considera malo, y que implantará un nuevo orden de justicia y felicidad. Milenarismo, movimiento o sistema de pensamiento que se opone al orden social y político existente, considerado decadente o pervertido, y que espera una redención colectiva (retorno a un paraíso perdido o advenimiento de un hombre carismático). Mito, narración que pone en escena seres sobrehumanos y acciones imaginarias, en la cual se transponen acontecimientos reales o deseados, o dentro de la cual se proyectan estructuras subyacentes de relaciones familiares y sociales. Mitología, conjunto de mitos, leyendas y cuentos populares propios de un pueblo, civilización o territorio. Paralelo, se dice de ciertos parientes (tíos, primos, sobrinos) que descienden de un pariente del mismo sexo que el del ascendiente inmediato de una persona (por oposición a CRUZADO). Parentesco, relación de consanguinidad o de alianza que une a dos o más personas.

288  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Parentesco (sistema de), conjunto de relaciones existente entre los parientes y todas las clases de parientes de una misma familia, dentro de una etnia o una sociedad, y que define los comportamientos, los derechos y las obligaciones de los miembros de la familia. Pasaje (ritos de), ritos, ceremonias que sancionan el paso de un individuo de un grupo a otro, especialmente del grupo de los jóvenes al de los adultos. Patriarcado, organización familiar y social basada en el poder exclusivo y preponderante del padre y en la descendencia por vía masculina. Patriclán, clan basado en la filiación patrilineal. Patrilinaje, linaje o grupo de filiación unilineal en el que todo descendiente se considera tal por vía paterna de un antepasado común. Patrilineal, que sólo tiene en cuenta la ascendencia paterna al hablar de filiación u organización social (por oposición a MATRILINEAL). Personalidad de base, conjunto de comportamientos ligados a la educación específica de una sociedad o de un grupo social. Poliandría, caso particular de poligamia, en el que una mujer puede tener varios maridos. Poligamia, sistema social que admite legalmente el matrimonio de un hombre con varias mujeres (poliginia), o de una mujer con varios hombres (poliandría). Poliginia, caso particular de poligamia, en el que un hombre puede tener varias esposas. Potlatch, conjunto de ceremonias marcadas por un intercambio de regalos entre grupos sociales distintos, que demuestran su rivalidad simbólica mediante la cantidad o el valor de los bienes ofrecidos, sistema de intercambio en el que se dan estas ceremonias. Prestación, en las sociedades tradicionales, institución que regula el tiempo de servicio que el recién casado debe prestar en la familia de la esposa, y los bienes y valores que él o sus padres deberán pagar a aquélla. (Las prestaciones originan contraprestaciones.)

289  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

Reserva, territorio en el cual se aísla a las etnias aborígenes que, en ciertos países (E.U.A., Canadá, Australia, Perú, etc.), sobrevivieron a las guerras y al genocidio durante la conquista de su territorio por los europeos. Rito, ceremonia o acto repetitivo de carácter mágico, que tiene por objeto dirigir una fuerza oculta mediante determinadas acciones. Sororato, sistema en virtud del cual un hombre se casa con la hermana menor de su esposa difunta. Tabú, prohibición de carácter religioso que afecta a un ser, objeto o acto, en razón del carácter sagrado o impuro que se le atribuye. Tótem, animal o planta considerados como antepasados míticos o parientes lejanos de los individuos que pertenecen a un grupo social determinado, normalmente al clan. Totemismo, organización social basada en el tótem. Tribu, agrupación de familias que viven en el mismo territorio, o se desplazan juntas, que tiene un sistema político, unas creencias religiosas y una lengua comunes, y que tienen su origen primitivo en un mismo tronco. Troglodita, persona que habita en una gruta o en un lugar excavado en la roca. Unilineal, dícese de un modo de filiación que sólo tiene en cuenta una de sus ascendencias, bien se la materna (matrilineal), bien la paterna (patrilineal).

290  


Antropología

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

BIBLIOGRAFÍA # # # # # # # # # # # # # # # # # #

# # # # # #

ADORNO, T.W. (1970). Crítica Cultural y Sociedad. Barcelona, Ariel. AGUIRRE, A. (1986). La Antropología Cultural en España. Barcelona, Antrophos. AGUIRRE, A. (1988). Diccionario Temático de Antropología. Barcelona, PPU. ALTHUSSER, L. (1971). Estructuralismo y psicoanálisis. BARNAT, J. y otros. Enciclopedia Práctica del Estudiante, Ciencias Sociales. Nauta. Barcelona. BELAS, R. y HOIJER, H. (1978). Introducción a la Antropología. Madrid. Aguilar, 3ª Ed. CHAPIN, STUART. (1962). Cultural Change. New York. Prentice Hall. CAMPOS, A. (2002). La Educación en la Noticia. Lima. UNIFE. COMAS, J. (1960). Manual de Antropología Física. México. UNAM, 2ª Ed. DAVIS, KINGSLAY. (1958). Human Society. New York. Prentice Hall. DAWKINS, R. (1985). El gen egoísta. Las bases biológicas de nuestra conducta. Salvat. Barcelona. DILTHEY, GUILLERMO. Introducción a las Ciencias del Espíritu. México DF. FCE. ELÍADE, M. (2000). Aspectos del mito. Barcelona. Paidós. EMBER C., EMBER, M. y PEREGRINE, P. (2004). Antropología. Madrid. Pearson Prentice Hall. ESPINA, A. (1996). Manual de Antropología Cultural. Quito, Ecuador. Ed. Ediciones Abya-yal. FREUD, S. (1973). Obras Completas. Madrid. Biblioteca Nueva. FREYER, HANS. (1944). La Sociología Ciencia de la Realidad. Buenos Aires. Losada. FROMM, E. (1957). Ética y psicoanálisis. México. F.C.E. IBID. (1968). El miedo a la libertad. Buenos Aires. Paidós. IBID. (1979). Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea. Madrid. F.C.E. IBID. (1980). Psicoanálisis y Religión. Buenos Aires. Siglo XX, Psique. HARRIS, M. (1981). Introducción a la Antropología General. Madrid. Alianza Editorial. HERSKOVITS, M. (1969). El Hombre y sus Obras. México. F.C.E. 3ª Reimp. HOEBEL, A. (1973). Antropología. Barcelona. OMEGA. IRIARTE, F. (2003). Antropología. Lima. Universidad Inca Garcilaso de la Vega. ISMODES, A. (1989). Sumario de Sociología. Lima. CONCYTEC. ISMODES, A. (1967). Sociología del Perú. Lima. Minerva. 291


Antropología

# # # # # # # # # #

# #

# # # # # # # # # # # # #

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

JAISSON, P. (2000). La hormiga y el sociobiólogo. México F.C.E. JUNG, G. C. (1962). Simbología del Espíritu. México. F.C.E. IBID. (1984). Arquetipos e Inconsciente Colectivo. Barcelona. Paidós. KARDINER, A. (1975). El Individuo y su Sociedad. México. F.C.E. KLUCKHOHN, C. (1965). Antropología. México. F.C.E. 5ª Ed. LEVI-STRAUSS, C. (1987). Antropología Estructural. Barcelona. Paidós. LEWIS, J. (1969). Antropología Simplificada. México. Minerva. LINTON, R. (1985). Estudio del Hombre. México. F.C.E. IBID. (1985). Cultura y Personalidad. México. F.C.E. MAC IVER AND PAGE, CHARLES. (1931). Society. New York. Binehart & Company. MAIRL. (1970). Introducción a la Antropología Social. Madrid. Alianza Editorial. MALINOWSKI, B. (1971). La Vida Sexual de los Salvajes del Noroeste de la Melanesia. Madrid. Morata. IBID. (1974). Sexo y regresión en la Sociedad Primitiva. Buenos Aires. Nueva Visión. MATOS MAR, J. (1985). Desborde popular y crisis del Estado. Veinte años después. Lima. Fondo Editorial del Congreso. MEAD, M. (1975). Antropología, la Ciencia del Hombre. Buenos Aires. Siglo XXI. IBID. (1981). Adolescencia, Sexo y Cultura en Samoa – Lain. Barcelona. IBID. (1990). Cultura y Compromiso. México. Gedisa. MEJÍA, V. J. (1973). Introducción a las Ciencias Sociales. Lima. UNFV. MOSTERIN, J. (1993). Filosofía de la cultura. Madrid. Alianza Editorial. MOSTERIN, J. (1998). ¡Vivian los animales!. Madrid. Temas de Debate. OGBURN, WILLIAM. (1972). Social Change. New York. PALOMEQUER y otros (1997). El hombre. Antropología y etnología. Barcelona. Idea Books S.A. PARSONS, TALCOT. (1952). The social system. The free press of guencoe. Ilinois. PELTO, P. (1967). El Estudio de la Antropología. México. Uteha. PHILIP KOTTAK, C. (1994). Antropología. Una Exploración a la Diversidad Humana. Madrid. PLAZA, JANÉS. (2003). Todo sobre Sexualidad. Tomo II. Lima. El Comercio. RAMUNNI, O. (2007). Antropología Cultural. Lima. Universidad Inca Garcilaso de la Vega. SALVAT (1973). La sociedad actual. México. Salvat Editores S.A. SALVAT (1975). El origen del hombre. España. Salvat Editores S.A. SCHELLER, MAX. (1943). El puesto del hombre en el cosmos. Buenos Aires. Lozada S.A.

292  


Antropología

# # # # # # # # # #

ORAZIO RAMUNNI DIAZ

SILVA SANTISTEBAN, F. (1977). Antropología. Lima – Perú. Universidad de Lima. SILVA SANTISTEBAN, F. (2005). El primate irresponsable. Lima. Fondo Editorial del Congreso. SKEELS, H. M. AND HARMES, Y. (1948).Children with Inferior Social Histories in Journal of Genetic Psychology, June. TENTORI, J. (1981). Antropología Cultural. España. Herder. Barcelona. VERDYES, J. (1963). El Lenguaje. México DF. Molino. WAAL, F. de (2002). El simio y el aprendiz de Sushi: Reflexiones de un primatólogo sobre la cultura. Barcelona. Paidós. WEBER, MAX. (1944). Economía y Sociedad. FCE. México DF. WHITE, L. y otros. (1968). Fronteras del Conocimiento. Buenos Aires. Eudeba. WINICK, Ch. (1969). Diccionario de Antropología. Buenos Aires. Troquel. WOOLSOLK, ANITA. (1990). Psicología Educativa. México. Prentice-Hall Hispanoamericana S.A.

293  


An99 antropologia  
An99 antropologia  
Advertisement