Page 1

–1–


INDICE SALUDO DEL SR. ARZOBISPO DE TOLEDO ….……………… DETALLES DEL HORARIO ……………………………………. SEMBLANZA DE MONS. DOMINIQUE REY ………………… TALLERES ……………………………………………………. ITINERARIO CATEQUÉTICO ………………………………….

3 5 6 8 9

LAUDES, SÁBADO 12 DE ENERO ……………………………. 18 EUCARISTÍA, SÁBADO 12 DE ENERO ……………………….. 23 VÍPERAS, SÁBADO 12 DE ENERO …………………………… 27 VIGILIA DE ORACIÓN, SÁBADO 12 DE ENERO ……………. 33 LAUDES, DOMINGO 13 DE ENERO …………………………. 37

Puedes encontrar todos los documentos de las I Jornadas de Pastoral en

www.issuu.com/jornadasdepastoral

–2–


SALUDO DEL ARZOBISPO DE TOLEDO

Hermanos: Entramos en una experiencia de fe con estas Jornadas de Pastoral que afecta a toda nuestra Iglesia toledana: en ellas queremos aprender a ofrecer mejor el anuncio de Jesucristo a aquellos que aún no lo han encontrado como persona viva, o a tantos que lo conocen co sólo desde el exterior y, por ello, no lo reconocen. Se trata de un encuentro de apenas dos días en la ciudad de Toledo. En ellos queremos sentir que estamos “llamados a evangelizar”. La tarea es ardua, nos supera incluso. Pues no se trata simplemente simplem de que todo salga bien en estos días; debe calar en nosotros la urgencia de acercarnos a nuestros contemporáneos y anunciarles de modo sencillo y adecuado a Jesucristo y a su Iglesia. Para ello, es necesario prepararnos teniendo muy en cuenta cómo estamos amos nosotros y cómo están aquellos a los que vamos a acercarnos en lo que se refiere a la fe católica. Esta es la finalidad de estas Jornadas. También rezar juntos al Señor para que sepamos ser buenos comunicadores, pues aquí no valen únicamente las estrategias estrategias que sirven, por ejemplo, para vender productos en el mercado. Tal vez muchos a los que nos acercaremos nos dirán que sería mejor que no les molestáramos y les dejemos en paz; que se encuentran bien sin conocer a Cristo y ser sus discípulos como cristianos. c Pero no les obedeceremos. No queremos, sin embargo, imponer nada; nuestra tarea es proponer la persona viva de Cristo, porque sabemos que Él es una propuesta buena, imprescindible para mejorar nuestra vida. ¿Por qué no publicamos un libro, que regalaríamos a todos los que quieran evangelizar y no gastamos todo un fin de semana en reunirnos? Porque nunca ha habido nuevos cristianos simplemente por leer un libro, ni siquiera uno tan importante como la Sagrada Biblia; tampoco preparamos nuevos evangelizadores ngelizadores con un aprendizaje acelerado. “Recibimos la fe, dice el Papa, mediante la escucha (…) Únicamente puedo creer en la gran comunión de los fieles de todos los tiempos que han encontrado a Cristo y han sido encontrados por Él . Es que la Iglesia es es el Cuerpo de Cristo, ámbito donde cada hombre y mujer puede encontrarse con Él y cambiar la vida. Necesitamos, pues, estas Jornadas, esta experiencia eclesial, ese calor vital del Espíritu Santo que nos hace caer en la cuenta de la importancia de Jesucristo Jesucristo para la humanidad y para el hombre y la mujer concretos. Os invitamos a vivir estas horas con ilusión, realismo y esperanza.

Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo y Primado de España

–3–


Curso pastoral 2012-2013, XXV aniversario. “Para un obispo y pastor diocesano, la celebración de sus 25 años de Ordenación Episcopal, las Bodas de Plata Episcopales, son un motivo de gran alegría y de humilde y profundo agradecimiento al Señor por el inmenso don recibido en su Iglesia. A este gozo y agradecimiento agradecimiento a Dios de nuestro querido Sr. Arzobispo de Toledo y Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza, nos unimos toda la archidiócesis de Toledo, sacerdotes, vida consagrada y laicos cristianos. Desde que don Braulio llegó a esta archidiócesis primada, primada, Iglesia de Dios en Toledo, manifestando su profundo talante sacerdotal, partos cercano a todos, paciente, y entregado generosamente al servicio de la archidiócesis en todos sus sectores, se inició un itinerario, cada vez más progresivo y rápido, de amor filial hacia él, de sintonía en la doctrina doctrina de la Iglesia, de identificación entre padre e hijos, pastor y rebaño, obispo y fieles cristianos de su archidiócesis de Toledo en orden a caminar juntos, santificándonos, como Iglesia diocesana, al encuentro encuentro del Señor Jesucristo, glorioso y resucitado […] Impulsor de numerosas acciones y actividades pastorales, ha nombrado un nuevo vicario general, ha remodelado la Curia Pastoral, el Consejo Episcopal de Gobierno, los equipos de Formadores y Rectores de los os Seminarios Diocesanos y ha iniciado la visita pastoral en los diferentes arciprestazgos. Igualmente, ha potenciado el Colegio de Arciprestes, el Consejo Presbiteral y el Consejo Pastoral Diocesano. Durante su pontificado se ha celebrado en la Catedral Primada Primada la gozosa Beatificación de unos de sus arzobispos predecesores, el cardenal Ciriaco María Sancha y Hervás. También ha promovido la creación de nuevos Colegios Diocesanos para la formación de los jóvenes, de los Centros de Orientación Familiar y de las l Escuelas de Familia, y ha publicado la estructura y contenidos del Plan Pastoral Diocesano 2012-2021 2012 y el Directorio de Iniciación Cristiana”

De la presentación de la edición facsímil de “De virginaqtate Sanctae Marie” de san Ildefonso, obispo y patrón n de la Archidiócesis de Toledo. Diciembre 2012)

–4–


DETALLES DEL HORARIO Viernes, 11 de enero 16 a 20 20:30

Acreditación Traslado en buses al centro. Turno 1. Traslado en buses al centro. Turno 2. Itinerario catequético-catequético.

Casa de Ejercicios “El Buen Pastor”

Sábado, 12 de enero 08:30 a 09:00 Resto de acreditación 09:30 Rezo de Laudes 10:15 Inauguración de las Jornadas. Saludo del Sr. Arzobispo Conferencia 1 Mons. Rey Preguntas 12:00 Ángelus. Presentación de los talleres 12:45 Santa Misa 14:00 Comida 15:30

Iglesia de San Julián Salón del Colegio de Infantes Salón del Colegio de Infantes

Iglesia de San Julián Inscritos con comida: Comedor Coleg Infantes Inscrit sin comida: Patios y porches Colegio.

17:30 18:00 19:00 20:30

Talleres Taller 1 Caridad Taller 2 Jóvenes Taller 3 Pastoral divorciados Tiempo Libre Conferencia 2 Mons. Rey Rezo de vísperas Cena

22:00

[No hay traslado al Centro de Toledo] Vigilia de Oración

22:00 23:30

Vigilia de Oración Iglesia de San Julián Traslado en bus de los residentes en la Casa de Ejercicios

Templo Iglesia San Julián Salón Actos ESO Colegio Infantes Salón de Actos “Jesús Hornillos” – Colegio.

Inscritos con comida: Comedor Coleg Infantes Inscritos sin comida: Patios y porches Coleg. Iglesia de San Julián

Domingo, 13 de enero 09:00 09:30 12:·00 14:00

Rezo de laudes Conferencia 3 Mons. Rey (1) Santa Misa Comida

Iglesia San Ildefonso (PP Jesuitas) Iglesia San Ildefonso (PP Jesuitas) Catedral Primada Seminario Mayor

–5–


SEMBLANZA DE MONS. DOMINIQUE REY

MONS. DOMINIQUE REY, obispo de Fréjus-Toulon Fréjus Toulon (Francia) Mons. Dominique Marie Jean Rey (Dominique Rey) nació en SaintSaint Etienne (Francia) el 21 de septiembre 1952 (tiene 60 años). Hijo de José Rey, tipógrafo, y la señora, nacida Marie Perier. Ordenado presbítero en París el 23 de junio 1984 (con 28 años). Nombrado do obispo de Fréjus-Toulon Fréjus 16 de mayo 2000, fue consagrado el 17 de septiembre del mismo año por el Cardenal JeanJean Marie Lustiger . Mons. Rey es miembro del instituto religioso Comunidad del Emmanuel. Responsabilidades: Mons. Rey es obispo de la diócesis de Fréjus-Toulon Fréjus Toulon (Francia) desde el año 2000. Estudios: Estudió Primaria y secundaria de Saint-Étienne. Saint Dominique Rey fue un estudiante brillante, ganando un título de maestría en Economía Política en Lyon , y un doctorado ado en economía de impuestos Clermont-Ferrand Clermont Ferrand que le permitieron ejercer la profesión de Inspector de Hacienda desde 1976 hasta 1979 en la Dirección General de Tributación , del Ministerio de Hacienda y la Dirección de Previsión . A continuación, se prepara ara para el sacerdocio, obteniendo el título en Teología y Licenciado en Derecho Canónico en el Instituto Católico de París . Labor ministerial: Miembro de la Comunidad del Emmanuel. Fue capellán de la escuela secundaria Stanislas de París en 1984 Vicario de la parroquia de Sainte-Marie-des-Batignolles Sainte Batignolles en el distrito 17 de París, en 1985, Responsable de capellanes en la basílica románica de Paray-le-Monial Paray Monial (1986-1988). (1986 Ha sido el sacerdote responsable del acompañamiento de los seminaristas y sacerdotes de la Comunidad del Emmanuel (1988-1995). (1988 Párroco de la Santísima Trinidad de París (1995-2000). (1995 Es Miembro de la Comisión Episcopal para la Pastoral de los niños y los jóvenes de la Conferencia Episcopal de Obispos de Francia Ha participado como padre sinodal, sinodal, elegido por SS Benedicto XVI en la reciente Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos celebrado en Roma sobre “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana” (octubre, 2012).

–6–


Intervención de Mons. Dominique Rey en la XIII ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS celebrada en Roma en octubre de 2012 sobre “la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”

“La evangelización tiene como finalidad la conversión de los hombres, es decir, la acogida de la novedad de Cristo (cf. Instrumentum Laboris, nº 24). Esta conversión comienza dentro de la Iglesia, por los cambios pastorales que hay que hacer. En los países de antigua cristiandad se trata de pasar de un cristianismo de tradición a un cristianismo de adhesión personal a Jesucristo y de compromiso misionero. Esta conversión pastoral concierne a todos los bautizados y todos los agentes de la vida eclesial, pero en especial a los pastores: Obispos y sacerdotes. Para que la nueva evangelización no quede reducida sólo a un eslogan o a un catálogo de acciones que emprender, para que el inmovilismo, la burocracia y el clericalismo no la asfixien, es importante que todos los pastores estén mejor preparados para el ejercicio del ministerio pastoral. Esta conversión de los pastores requiere primero un trabajo de santificación personal. Esta conversión debe ir acompañada por una lectura nueva y profunda de los textos conciliares y del Magisterio de la Iglesia, a fin de entrar en una inteligencia eclesial y teológica de renovación misionera de la cual es el ministro. Esta conversión requiere a su vez un aprendizaje de una nueva manera de ejercer la responsabilidad pastoral: situar el anuncio directo de la fe a la vanguardia de la pastoral ordinaria; promover una catequesis de iniciación de tipo neocatecumenal para quienes comienzan y quienes recomienzan, y recorridos apologéticos adaptados; desarrollar una eclesiología de comunión que haga justicia a la complementariedad de los estados de vida y a la acogida de los carismas; favorecer la creación de lugares de acogida y de diálogo abiertos a las expectativas espirituales; suscitar en los cristianos el testimonio de la caridad. La nueva evangelización exige, por último, “un nuevo estilo de vida pastoral” (Pastores dabo vobis, n 18) para los sacerdotes y los Obispos.”

Fuente: www.vatican.va

–7–


TALLERES, SÁBADO 12 DE ENERO TALLER 1. PASTORAL DE CARIDAD Comunidad del Cenáculo. Lugar: Iglesia de San Julián La «Casa Madre» de la Comunidad del Cenáculo se encuentra sobre la colina de Saluzzo, una ciudad en la provincia de Cúneo (Piemonte), en el noroeste de Italia para jóvenes adictos a la droga. El alma de la comunidad es Sor Elvira Pettrozi, una religiosa italiana que, sin ninguna formación en psiquiatría o en psicología, fundó en 1983 la primera casa de acogida y ha conseguido liberar a cientos de jóvenes drogadictos de su adicción. Hoy día hay 60 casas repartidas en 15 países. Trabajo, oración y amistad verdadera es lo que consigue sacar a estos jóvenes de la desesperación, la tristeza y la dependencia. Un horario muy estricto, trabajo y oración: ése es el secreto de sor Elvira. SU MÉTODO: ORACIÓN, TRABAJO Y AMISTAD La comunidad del Cenáculo, con una eficacia altísima en la sanación de drogadictos. España lidera junto a Inglaterra, el ránking de consumo europeo de cocaína.

TALLER 2. PASTORAL JUVENIL – PRIMER ANUNCIO Centinelas de la Mañana (Sentinelle del Mattino) Lugar: Salón ESO Colegio Infantes A Don Andrea Brugnoli (Italia) el obispo de Verona le encargó de promover un primer anuncio de la fe a los jóvenes. Junto con un grupo de chicos y chicas inició un proyecto que coordina actividades de formación y evangelización de los jóvenes en la diócesis y también en el marco de las parroquias. La iniciativa ha sido adoptada por otros obispados de Italia y de otros países.

TALLER 3. PASTORAL FAMILIAR – DIVORCIADOS Diócesis Fréjus-Toulon (Francia) Lugar: Salón “Jesús Hornillos” La diócesis de Mons. Rey a través de su Delegación de Familia nos ofrece su testimonio de pastoral con divorciados. “Establecida por el sacramento del matrimonio, la familia cristiana como Iglesia doméstica es el lugar y el primer agente en el don de la vida y del amor, en la transmisión de la fe, así como en la formación de la persona según los valores del Evangelio. Imitando a Cristo, toda la Iglesia ha de empeñarse en apoyar a las familias en la catequesis de los niños y de los jóvenes. En muchos casos, los abuelos jugarán un papel muy importante. Al mismo tiempo, la Nueva Evangelización debe esforzarse en dar cauce a problemas pastorales significativos relacionados con el matrimonio: el caso de los divorciados vueltos a casar, la situación de sus hijos, el destino de los cónyuges abandonados, las parejas que conviven sin casarse y la tendencia social a redefinir el matrimonio. Como un aspecto importante de la Nueva Evangelización, la Iglesia, con solicitud maternal y espíritu evangélico ha de buscar respuestas adecuadas a dichas situaciones. Todo plan pastoral de evangelización debería incluir igualmente una invitación respetuosa a cuantos viven solos, para que experimenten a Dios en la familia de la Iglesia. Es necesario educar a las personas para vivir la sexualidad humana de acuerdo a la antropología cristiana, tanto antes del matrimonio como durante el mismo.” (Proposiciones del Sínodo de la Nueva Evangelización al Santo Padre. Proposición 48: la familia cristiana) –8–


ITINERARIO CATEQUÉTICO,, VIERNES 11 DE ENERO

Introducción Con esta visita a algunos de los monumentos de la ciudad de Toledo pretendemos alcanzar un doble objetivo: el descubrimiento del arte como un medio para la nueva evangelización y ambientar las reflexiones sobre la evangelización en nuestra archidiócesis a partir de algunos monumentos monumen que ilustran artísticamente el camino de la vida cristiana hasta su plenitud. El primer objetivo, evangelizar mediante la belleza, lo vemos expresado en estas palabras que el Sínodo de los Obispos celebrado en el pasado mes de octubre nos han dejado en en una de sus conclusiones finales. Queremos, además, agradecer su esfuerzo a los hombres y mujeres que se dedican a otra expresión del genio humano: el arte en sus varias formas, desde las más antiguas a las más recientes. En sus obras, en cuanto tienden a dar forma a la tensión del hombre hacia la belleza, reconocemos un modo particularmente significativo de expresión de la espiritualidad. Estamos especialmente agradecidos cuando sus bellas creaciones nos ayudan a hacer evidente la belleza del rostro de Dios Di y de sus criaturas. La vía de la belleza es un camino particularmente eficaz de la nueva evangelización. El segundo objetivo,, el arte cristiano como instrumento para una pedagogía de la fe, podremos irlo descubriendo a partir de las diferentes obras artísticas que iremos visitando. Intentaremos pasar desde la descripción artística al sentido teológico que inspiraron esas obras, y de esta manera rememorar todo el proceso por el que una persona nace a la fe y la vida cristiana en el bautismo (baptisterios), (baptisteri se alimenta de los sacramentos (altares) y de la Palabra de Dios (ambones y piezas pictóricas o escultóricas que narran la vida de Cristo), crece por la oración y las obras de caridad como nos enseñan los santos de todas las épocas(conventos vida contemplativa), contemplativa), dan testimonio de esa fe (ochavo de la Catedral), y finalmente estamos llamados a participar de la gloria de Cristo resucitado con María y todos los santos en el cielo (cuadro del entierro del Señor eñor de Orgaz). Sin duda que los visitantes tendrán tendrán la sensación de no poder detenernos mucho más en estas obras que vamos a visitar y otras muchas que se podrían haber elegido para este recorrido. Pero lo importante es vivir juntos, como peregrinos en busca de esa “Belleza siempre nueva y siempre antigua” anti (S.Agustín. Confesiones), una experiencia que nos entusiasme con nuestra fe y nos haga capaces de transmitirla a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

CATEDRAL DE TOLEDO La iniciación cristiana en la CATEDRAL, Iglesia madre con el BAPTISTERIO, fuente y origen de la vida cristiana y el Ochavo o Relicario testimonio de la santidad y entrega máximas. El Baptisterio Los catecúmenos que todavía no comulgan son acogidos a los pies de los templos, en este caso en esta capilla baja de la nave lateral, alejada ciertamente de la Capilla Mayor, imagen ésta del Paraíso lugar de la consagración y reserva eucarística. La bellísima reja de Domingo de Céspedes con la escena policromada del Bautismo de Cristo (financiada por el arzobispo Fonseca, su escudo de 5 estrellas laureado y sostenido por dos putti con cola de sirena), da paso a esta –9–


capilla fundada por el arzobispo Cerezuela 1434-1442), 1434 1442), hermanastro de don Álvaro de Luna el valido de Juan II, padre de Isabel la Católica, quien encargó al escultor Hanequín Hanequín de Bruselas el diseño de la fachada en estilo gótico flamígero. La pila de metal dorado en forma de copa gallonada decorada con roleos, hojas y frutas y putti propios de este primer Renacimiento quiere simbolizar la riqueza y abundancia de gracias, frutos fru y bendiciones que proporciona el sacramento del Bautismo. A la izquierda una talla de la Virgen con el niño y el pajarito del siglo XIV y enel muro derecho un pequeño retablo con el Calvario del siglo XV con las figuras de la Virgen y San Juan obra de Francisco de Amberes de 1507. En la predela unas valiosas tablas que se han relacionado con Antonio Veneciano discípulo de Gerardo Starnina (autor de los frescos de la capilla de san Blas y a su vez discípulo de Giotto) con escenas de los evangelios.

havo o Relicario espacio sagrado imagen de la meta del cristiano Ochavo Significado Lugar inaccesible para los propios toledanos por ser el relicario o espacio más sagrado del templo. La estancia más suntuosa y a la vez más escondida y sagrada de todo el templo, su Sancta Santorum, sacrarium o relicario, que recibe el nombre de ochavo, por la forma ochavada que recibe de su planta octogonal. La gran capilla recubierta de brillantes mármoles rojos envuelve a los atónitos espectadores en la bruma de su tenue luz y en el dulce olor del incienso. Ante sus ojos, las más preciadas reliquias del occidente cristiano envueltas por lo mejor de la orfebrería española de los siglos XVI y XVII en las casi 100 piezas de plata dedicadas a relicarios, cofres, figuras, retablos y arcas. Un espacio único.

La arquitectura Forma parte del conjunto barroco de la nueva Sacristía y capilla de la Virgen del Sagrario, calificado como el “pequeño Escorial”, con su granito y pizarra al exterior y magnífico por sus espacios yuxtapuestos y concatenados, oncatenados, altura, iluminación, efectos de sorpresa y maravilla y sus decoraciones de mármoles, bronces, y frescos al interior. Nicolás de Vergara el Mozo a instancias del cardenal Quiroga proyecta al ampliación del antiguo Sagrario aprobada la cesión del del terreno del Hospital del Rey por Felipe II. Para el relicario elegirá Vergara la figura octogonal por razones estéticas, simbólicas y salvíficas, siguiendo la tradición de los martyria, y el número ocho que simboliza la vida eterna tras el siete número del tiempo (siete días la semana, la creación, setenta veces siete el perdón, en todo tiempo). Los baptisterios octogonales (uno espera nacer a la veda eterna) los mausoleos octogonales (uno espera despertar a la vida eterna). – 10 –


turas Decoración de mármoles y pinturas Bartolomé Zumbigo por iniciativa del cardenal Sandoval será quien finalmente diseñe la decoración que recubra de mármoles rojizos (simbolizando la sangre vertida por todos los mártires cuya vida está asociada al sacrificio de Cristo en cada generación) generación) y adorno de festones, capiteles y basas de bronce. Las pinturas originales de Rizzi fueron cubiertas por las actuales de Mariano Salvador Maella con la gran Coronación de la Virgen y las 7 Virtudes teologales y cardinales: Fe, Esperanza, Caridad, Templanza, nza, Justicia, Fortaleza y Prudencia, con sus emblemas, símbolos y colores característicos. Reliquias Preside el espacio el Arca del Santísimo Sacramento empleada para el Corpus Christi y el Jueves Santo, obra de los plateros Pedro de Medina y Diego Vázquez Vázqu en 1513-18, 18, diseñada como sagrario y retablo para ser instalada en el monumento efímero que se montaba en la Capilla de San Pedro. Las arcas de San Eugenio (nueva) y santa Leocadia obras maestras del platero Francisco Merino. Otras piezas de plata Únicas as por su valor artístico son las 4 piezas alegóricas que representan “las Cuatro partes del mundo” realizadas por Lorenzo Vaccaro en Nápoles en 1695 por encargo del virrey don Francisco de Benavides y donadas a la Catedral por la reina Mariana de Neoburgo (segunda esposa de Carlos II), con las figuras de 4 mujeres con emblemas de riqueza, artes, iglesia, armas, joyas, animales, exotismoy expresividad características de cada uno de los 4 continentes conocidos: Europa, Asia, América, África según la Iconología ía de Cesare Ripa.

CONVENTO en el camino imagen de la oración, contemplación y consagración en la vida del cristiano Podemos detenernos en uno de estos dos conventos que muestran la antigüedad de la fe en Toledo y la larga historia de las órdenes religiosas en esta ciudad y de la santidad de sus monjas y benefactores. Habría que añadir a algunos de los datos históricos y artísticos que aquí se recogen el hoy de las monjas, sus personas, dedicaciones, devociones, dificultades y esperanzas. SANTA ÚRSULA La advocación Convento de agustinas uno de los más antiguos de Toledo fundado en torno a 1259. La advocación sin relación con los agustinos se debió al auge del culto, que ya era antiguo, de esta santa, hija de un rey cristiano de la Bretaña quien en e su peregrinación hacia Roma es martirizada en Colonia, pero que al descubrirse allí numerosos esqueletos en el siglo XII, se relacionan con ella y sus compañeras las once mil vírgenes, llenando de reliquias el occidente cristiano y en concreto España hasta ta el año 1674 cuando el cardenal Pascual Aragón dona el cuerpo de Santa Úrsula a la Catedral (está en la cripta del Santo Sepulcro bajo el altar Mayor. El edificio Los historiadores nos relatan que al ver la honestidad y recogimiento de estas monjas los toledanos las ayudaron con sus limosnas. Entre sus bienhechores en el siglo XIV Juan Rodríguez Barroso les dona viñas, casas, solares, hueros y tierras y Diego González les dona su hacienda para que se construya la Iglesia. Un edificio mudéjar de mampostería mamposter y – 11 –


verdugadas de ladrillo decorado con arcos entrecruzados polilobulados y de herradura. En el interior destaca la armadura de madera o taujel de la sacristía del siglo XV, con lazos de dieciséis y piñas de mocárabes dorados. La armadura medieval original original de la iglesia se encuentra debajo de la bóveda barroca de lunetos que forma parte de las reformas barrocas del siglo XVII auspiciadas por doña Inés de Bazán quien compra la capilla Mayor para su enterramiento, al tiempo que encarga los tres nuevos retablos retabl de 1623 a Juan Gómez Cotán. El retablo Mayor con pinturas de santa Inés (patrona de la mecenas), San Juan Bautista y San Agustín. El templo tiene dos naves que culminan en la Capilla del Santísimo Sacramento (Mayor) y en la de San Nicolás de Tolentino. El retablo de Alonso Berruguete Para el testero de esta capilla de San Nicolás de Tolentino esculpió Berruguete el magnífico retablo de la Visitación con los grupos escultóricos de la Virgen de Belén entre ángeles, La Visitación en el primer piso y el Calvario alvario en el coronamiento como es costumbre en los retablos españoles, además de las pinturas de San Juan Bautista, San Sebastián, San Cristóbal y san Antonio. Alonso Berruguete, hijo del pintor de Paredes de Nava Pedro Berruguete, se formó en el taller familiar pero en 1507 viajó a Italia y contactó con Bramante, Miguel Ángel y Leonardo. Admiró a Donatello, conoció los modelos de la escultura grecolatina clásica, el Laoconte entre otros, recién descubierto que copiará, al igual que se inspirará en los modelos de Miguel Ángel, en sus volúmenes rotundos, expresividad y la atormentada terribilitá de su obra final. De Leonardo da Vinci aprendió a individualizar los rostros, y en definitiva todas las influencias confluyeron en un estilo muy personal y un temperamento mperamento fuertemente expresivo, que se refleja en sus figuras de un contorno llameante y anguloso, llenas de pasión y sentimiento. Vida religiosa: Un corazón y un alma sola en Dios Nuestra Señora de la Consolación preside el retablo principal, puesto que que la devoción al cíngulo o correa de María expectante ante el parto se adoptó desde la visión que tuvo Santa Mónica de la Virgen así vestida (origen del hábito agustiniano). También se conserva la devoción a San Nicolás de Tolentino de la orden, quien en numerosas pinturas aparece con la perdiz que resucitó antes de comer carne. También santa Rita tiene su lugar como abogada de los imposibles. Su imagen en la iglesia es obra del gran escultor del barroco Germán López. A santo Tomás de Villanueva le agradecen agradecen el final de la epidemia de garrotillo que por poco acaba con la vida de todas las monjas en 1661 (murieron en pocos días siete de veinticuatro pero enfermaron todas). También la guerra de la Independencia les supuso el expolio de gran número de joyas y riquezas. A mediados del siglo XX pasaron de lavar ropa a regentar una residencia femenina de estudiantes. SANTA ISABEL DE LOS REYES La fundadora Sor María la Pobre Segundo convento toledano de religiosas clarisas franciscanas bajo la advocación de Santa Sant Isabel de Hungría fundado en 1477 por la dama toledana doña María Suárez de Toledo quien por su austeridad, pobreza y milagrosa vida fue llamada Sor María la Pobre. Casada durante siete años con un noble andaluz tras enviudar viste el hábito de Terciaria franciscana y se dedica a hacer obras de caridad en concreto en el Hospital de la Misericordia, hasta que enferma gravemente y tras sanar decide fundar un convento con ayuda de los Reyes Católicos quienes le ceden las casas principales de Toledo que don Fernando ernando había heredado de su madre Juana Enríquez.

– 12 –


El edificio y sus obras artísticas Reúne un gran conjunto de casas principales de diferentes orígenes, de estilo mudéjar, entre las que destaca el claustro de los Naranjos, en origen casa de Fernán Gómez de Toledo, con bellísimas yeserías en los arcos decoradas con roleos, hojas de vid y pájaros, uno de ellos fechado en 1361 (reinado de Pedro I el Cruel, contemporáneo de la Sinagoga del Tránsito y mandado realizar por Diego Gómez, alcalde de Toledo). La iglesia y el refectorio son de tiempos de la fundadora, de estilo morisco de fines del siglo XV y comienzos del XVI. La antigua parroquia de San Antolín se trasladó a San Bartolomé (o san Zoilo) y su edificio mudéjar quedó anexionado a lanave principal del convento. También los enterramientos de Inés de Ayala y los Toledo se trasladaron a la Capilla Mayor. La impresionante techumbre de madera de la nave principal, con vigas tirantes pareadas y fina lacería es de comienzos del siglo XVI. El Retablo Mayor obra de 1572 fue mandado hacer por la abadesa María de Guzmán. Rematado por Calvario y figuras de los cuatro Padres de la Iglesia occidental. El grupo de la Resurrección especialmente dinámico. La Inmaculada esculpida sobre el Sagrario fue iniciativa de sor Jerónima de la Fuente, la monja pintada por Velázquez en Sevilla antes de embarcar a Filipinas, donde fue misionera hasta su muerte. El antiguo espacio de la parroquia de San Antolín en la cabecera de la nave del Evangelio fue comprado por la familia Cernúsculo, mercaderes de origen genovés, y redecorado con yeserías por Diego Velasco de Ávila. En la nave de la Epístola se abre la Capilla de los Meneses, luego comprada por los Hurtado de Mendoza quienes encargan a Monegro el precioso retablo de la Encarnación de comienzos del siglo XVII. En el antiguo refectorio hoy convertido en Museo donde se exhiben interesantes piezas conventuales, se conservan además de la magnífica puerta mudéjar, algunas pinturas al fresco del maestro de Paredes con influencias del gótico final pero interés también por los paisajes, las perspectivas y la luz del Renacimiento. Vida religiosa: Paz y bien Las clarisas viven su vida contemplativa en el carisma francisano de espíritu evangélico, santa oración y devoción, comunión fraterna, altísima pobreza y minoridad. Por un privilegio obtenido de Roma hace años (1967) el Santísimo está expuesto diariamente en la iglesia desde las 10.00 hrs. hasta las 19:00 hrs. velando las hermanas fieles al espíritu de piedad eucarística de Santa Clara.

EL ENTIERRO DEL CONDE DE ORGAZ, pintura del Greco gran tratado de la escatología, culmen de la vida cristiana. El milagro según el Dr. Francisco de Pisa historiador del siglo XVI “Y el sermón se refiere y cuenta un milagro notable que acaeció al tiempo que iban a enterrar el cuerpo de este santo caballero en esta propia iglesia: que los gloriosos san Esteban protomártir y san Agustín (a los cuales tuvo en vida una particular devoción), bajando del cielo visiblemente, con sus propias manos le enterraron diciendo estas palabras: Tal galardón recibe quien a Dios y a los santos sirve.”

– 13 –


Fundación de la Iglesia La parroquia debió ser fundada tras la reconquista cristiana de la ciudad por Alfonso VI en el 1.085, puesto que la primera noticia que tenemos de su su existencia es de 1142. Del primer edificio mudéjar conserva el gran arco polilobulado superpuesto al actual arco toral, que separa la nave principal del presbiterio, junto con los recios machones de esta parte de la nave y un pequeño arquillo lobulado sobre so un friso de ladrillos en esquinilla que sobrevive en la parte alta, en lo que fue la cabecera semicircular de la primitiva iglesia de una sola nave. La torre Es el elemento que perdura de la primitiva iglesia, de cuya cabecera se encontraba exenta. Conserva en sus muros, embutidas, piezas labradas en época visigoda. De planta cuadrada y siguiendo el esquema de los alminares islámicos, en el interior conserva el machón central alrededor del cual se disponen las escaleras. Sobre el cuerpo inferior de mampostería encintada se superponen dos cuerpos en ladrillo en los que se abren ventanas con arcos de herradura para acoger el campanario. Entre los dos cuerpos, destaca dest por su belleza, el friso de arcos ciegos polilobulados sostenidos por columnillas de cerámica vidriada de color verde y ocre, detalle que la pone en relación con las torres de San Román y San Miguel. Las primeras reformas medievales Fue reconstruida notablemente a comienzos del siglo XIV, a expensas del señor de Orgaz, don Gonzalo Ruiz de Toledo. Entonces debieron añadirse las dos naves laterales con la cabecera plana. Un generoso caballero Don Gonzalo Ruiz de Toledo, notario mayor de Castilla y señor ñor de la villa de Orgaz, destacó por sus generosas obras de caridad, contribuyendo a la reconstrucción de iglesias parroquiales como ésta, San Justo y San Bartolomé y construyendo a sus expensas la iglesia de San Esteban del convento de los agustinos. En su testamento había dejado ordenada la donación anual a esta iglesia de unas mandas consistentes en 2 carneros, 2 pellejos de vino, 2 cargas de leña, 16 gallinas y 800 maravedíes para sostenimiento de los sacerdotes y los pobres de la parroquia, que debían recaudarse entre los habitantes de su señorío de Orgaz. También dejó ordenado ser enterrado en esta iglesia en el lugar más humilde: la última de las capillas de la nave de la epístola. Como las obras no hubiesen terminado al morir en 1323, lo sepultaron temporalmente en la vecina iglesia de San Esteban. Cuando en 1327 fue trasladado su cuerpo difunto a su capilla de Santo Tomé los admirados asistentes cuentan que, estando celebrando la liturgia de difuntos, todos reconocieron al mismo san Agustín y al joven en diácono san Esteban, quienes se presentaron en la iglesia y con sus propias manos lo depositaron en el sepulcro, como premio a su vida de caridad al tiempo que escuchaban: “tal galardón recibe quien a Dios y a sus santos sirve.” Las últimas reformas A comienzos del siglo XVI, se decide reformar la cabecera ampliando la capilla mayor y cubriéndola con complejas bóvedas de crucería del último gótico. La familia de los condes de Ayala ya venía utilizando este lugar para como capilla funeraria como prueban prueba las numerosas lápidas de pizarra negra conservadas en los muros del presbiterio. Incluso se cree que la actual capilla de la Dolorosa fue en origen el pasadizo de unión con el palacio de Fuensalida, vivienda principal de este linaje. – 14 –


A comienzos del siglo lo XVII se planteó la reforma de las naves a causa de su mal estado, y se decidió remozar paredes, reforzar los pilares con basas de granito y cambiar sus perfiles octogonales por otros cuadrados, picar los arcos hasta convertir sus perfiles en medio punto y añadir una línea de imposta bajo la bóveda de cañón central. La obra contratada en 1614 finalizaría hacia 1661. Entonces el pórtico de entrada se reforma, hasta 1972 cuando, con el fin de no alterar la vida litúrgica de la iglesia, junto a la última crujía jía de la nave es acondicionado como museo de la pintura del Greco, con entrada independiente para los visitantes. Valiosas esculturas El templo custodia importantes grupos escultóricos, comenzando por el más antiguo, junto a la puerta lateral de entrada:: la llamada Virgen de la Sonrisa, precioso ejemplar de Virgen gótica de ojos almendrados y amplia sonrisa que mira al Niño mientras éste la acaricia la barbilla con entrañable ternura. En la capilla mayor se exhiben importantes esculturas barrocas del siglo siglo XVII. La figura poderosa de San Elías sumido en un profundo sueño o visión profética, deja traslucir la fuerza interior en su rostro barbado, su mano tensa y los pliegues angulosos de sus amplias vestiduras. Frente a la contención de Elías, la expansión de un Juan Bautista que abre sus brazos y dedos en un alarde de técnica, sin perder un ápice de naturalismo. En el capítulo de la orfebrería destaca la custodia de plata sobredorada, obra de neoclásica de Claudio Vegué de 1883. El origen de la pintura En n 1562, la villa de Orgaz había dejado de pagar. El párroco emprendió un pleito en la Chancillería de Valladolid y lo gana en 1569, por lo que decide emplear el dinero en honrar la memoria del señor de Orgaz. Reforma su capilla funeraria, encarga al humanista humanista Álvar Gómez de Castro un epitafio latino que rememore el suceso milagroso y su victoria ante la justicia, que se graba en piedra y se coloca sobre su tumba. Al mismo tiempo, con el fin de desterrar toda fábula o leyenda inventada, decide pedir a Roma el e reconocimiento oficial del milagro, hecho que obtiene por Real Decreto en 1583. Y por último encarga a uno de sus parroquianos, famoso como pintor, de sobrenombre el Griego, una pintura que sirva como conmemoración del benefactor y recordatorio del milagroso milag suceso.

El contrato con el pintor El contrato firmado en marzo de 1586, que se guarda en el archivo parroquial dice así: “Lo primero que se ha de pintar desde arriba hasta abajo y todo se a de pintar en lienzo (…), una procesión como el cura y los demás clérigos que estaban aciendo los oficios para enterrar a don Gonzalo Ruiz de Toledo señor de la billa de Orgaz y bajaron Santo Agustín y San Esteban a enterrar el cuerpo deste caballero el uno tiniéndole de la cabeza y el otro de los pies echándole en la sepultura y fingiendo alrededor mucha gente que estaba mirando y encima de todo esto se a de hacer un cielo abierto de gloria.” – 15 –


La tarde del entierro La escena representada es exactamente la de la liturgia del funeral en el momento justo en que los dos santos se inclinan para depositar personalmente y descender el cuerpo a la tumba. La procesión del funeral de un varón insigne con la presencia de los más notables de la ciudad de luto riguroso, junto a miembros representantes de las órdenes mendicantes: franciscanos, dominicos y trinitarios, así como todos los elementos propios de la liturgia de difuntos: seis cirios encendidos, la cruz procesional, las vestimentas litúrgicas, el libro del ritual… La gestualidad contenida en los presentes que silenciosos, ensimismados,… asisten al milagro. Como reconocieran sus contemporáneos, “están retratados muy a lo vivo insignes varones de nuestro tiempo”, entre los que tan sólo se ha podido reconocer quizá al beneficiado Rodrigo de la Fuente llevando la cruz procesional, al cura Andrés Núñez revestido y oficiando con el libro en sus manos y de perfil a su amigo Diego de Covarrubias, jurista participante en las últimas sesiones del concilio de Trento, cuyas tesis habría de conocer el profundidad el Greco. El Greco va más allá La parte alta se dejó a la entera voluntad del Greco y aquí sintetizó las ideas de la Contrarreforma. La glorificación de los santos y su papel como intercesores ante Jesucristo supremo juez. El Juicio Final es aquí transformado en el juicio particular al alma de don Gonzalo. El reconocimiento de sus buenas obras le abre las puertas del cielo. La importancia de la fe con obras que lleva al alma al estado de gracia, junto a la misericordia de Jesucristo juez le obtiene el premio definitivo. El recurso del anacronismo Para traer su enseñanza a su tiempo y animar al ejercicio de la caridad y las buenas obras, el Greco pinta un suceso medieval del siglo XIV de una forma anacrónica, con personajes y elementos del siglo XVI. Don Gonzalo viste armadura de caballero del siglo de oro, las vestiduras litúrgicas son contemporáneas y los personajes, ataviados según la moda española, son auténticos retratos de sus coetáneos, llenos de realismo. El niño que señala a los protagonistas del suceso, resulta ser Jorge Manuel, el hijo del pintor, fruto de la relación con Jerónima de las Cuevas. La fecha de 1578, escrita en el pañuelo que sobresale de su bolsillo, es el año de su nacimiento. El propio pintor se autorretrata en el rostro que mira al espectador tras la figura del caballero de la orden de Santiago que abre sus manos. Planteamiento, nudo y desenlace La mirada penetra por el ángulo inferior izquierdo y el niño con su gesto de “detente y mira” la conduce hacia la escena central en la que el anciano barbado Agustín y el jovencísimo diácono Esteban forman un paréntesis de luz que envuelve el cuerpo pesado del difunto que es descendido hacia la tumba. Mientras tanto, en la parte alta, sobre el friso de cabezas retratadas, un ángel asciende llevando entre sus brazos la figura nebulosa del alma de don Gonzalo y se dispone a atravesar un estrecho canal de nubes, metáfora del útero materno en el definitivo nacimiento a la luz verdadera, la vida eterna. A su llegada al cielo el primer rostro que va a encontrar es el de María que se dispone a abrir su manto en un gesto inusitado en el que los teólogos han interpretado la acogida maternal en su seno virginal de uno de sus hijos. Junto a ella en la tradicional y bizantina escena de la Deesis, san Juan Bautista gesticula con su cuerpo zigzagueante para interceder ante el supremo juez Jesucristo, que lejos ser figura terrible que inspire temor aparece radiante, envuelto en luz y blanco manto, con el rostro dulcificado y mostrando bien visible en su costado la llaga de su pasión aceptada para la salvación de cada hombre. Su diestra extendida hacia san Pedro, portador de las llaves del cielo, es el desenlace final de la historia del señor de Orgaz, cuya alma es admitida en la gloria de los justos. La reunión de todos los santos La multitud de los santos que contemplan fascinados en adoración al rey de la gloria es ingente. Tras el Bautista, Juan evangelista y su hermano Santiago, patrón de España, envuelto en manto anaranjado, y tras ellos, el resto del apostolado en el que se incluye al rey Felipe II, esclarecido defensor de la fe católica, todavía no difunto, y por último con la escuadra en la mano, la figura de Santo Tomás, titular de la parroquia. En un plano inferior a la izquierda aparecen las figuras que representan el Antiguo – 16 –


Testamento: el rey David con el arpa, Moisés con las tablas de la ley y Noé con el arca. En el otro extremo otras tres figuras escogidas del Nuevo Testamento: María Magdalena con el tarro de ungüentos, primera testigo de la resurrección, Marta, ta, quien proclamó su fe en la resurrección y su hermano Lázaro, semidesnudo, resucitado de la muerte por Jesús.

Técnica prodigiosa Son múltiples los hallazgos artísticos desplegados en la pintura. La armadura renacentista del difunto presenta asombrosos os juegos de brillos y reflejos especulares de los rostros cercanos. Las carnaciones de los rostros exhiben todos los matices de color: lívido y amoratado en el difunto señor, pálido y macilento en el anciano obispo de barba deshecha, sonrosado y fresco en el joven diácono. La cruz de plata labrada, verdadero ejercicio de pincelada suelta y vibrante, demuestra el dominio de las calidades y texturas. Las vestimentas litúrgicas causan asombro por su resolución desde la transparencia en la sobrepelliz del clérigo, igo, prodigio de pincelada diluida a base de aceite, hasta los bordados en oro y seda, brillantes en la capa pluvial de san Agustín, en relieve en el brocado de la dalmática de san Esteban, donde el pintor introduce el cuadro dentro del cuadro con la escena escena del martirio de Esteban que recibe de rodillas las piedras de sus verdugos desnudos mientras contempla el cielo abierto con la Trinidad que se dispone a recibir su alma. Fondo y forma Considerada además de la obra más compleja y rica en significados del del pintor, una de las obras más profundas creadas por el espíritu humano, en la que por el camino de la belleza el hombre es introducido en la contemplación de las verdades últimas cristianas. Los novísimos: muerte, juicio y gloria, son propagados por el concilio ncilio de Trento frente a las teorías de la predestinación y el angustioso enigma de la muerte. Jesucristo, hijo eterno de Dios Padre ha entrado en la muerte para arrastrar tras de sí a una humanidad redimida para una resurrección gloriosa. Un contenido teológico teológico servido por la más audaz estética a base de luces irreales, colores intensos, belleza en las formas estilizadas, naturalidad y sobrenaturalidad, sorprendentes alardes compositivos… fruto de los conocimientos pictóricos y el humanismo intelectual del pintor. La caridad no acaba nunca En el año 2001 las excavaciones llevadas a cabo en la capilla localizan el cuerpo del señor de Orgaz en el interior de su sarcófago de granito cuya austera losa superior queda al descubierto como señal de la veracidad de la historia. La caridad que don Gonzalo Gonzalo ejercitó en vida y extendió tras su muerte se proyecta hasta nuestros días en abundantes obras de caridad entre los más necesitados de Toledo y las tierras de misión sufragadas por los ingresos de las numerosas visitas turísticas. Pilar Gordillo Isaza – 17 –


LAUDES, SÁBADO 12 DE ENERO

La Manifestación del Señor La Epifanía Celebrante:

¡Dios mío, ven en mi auxilio!

Todos:

Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO:

He aquí la Estrella del gran Rey, he aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, he aquí que viene el Esposo, venid a su encuentro. Venite Adoremus, Venite Adoremus, Venite Adoremus Dominum. 1.

Oriente maravilloso que nos era invisible, Verbo incomprensible del Padre, te has convertido en el fuego que nos habita y renueva el mundo entero.

2.

Luz nacida de la luz que has brotado del Padre e iluminado el universo, te cantamos.

3.

Dulce luz del Padre que te humillaste para ensalzarnos y nos deificas por la luz de tu Espíritu Santo, te glorificamos.

4.

Resplandor de la luz eterna, imagen del Padre invisible, Jesucristo, Dios nuestro, mensajero del designio de Salvación, Príncipe de la Paz, te cantamos.

R/ He aquí la Estrella…

R/ He aquí la Estrella… ANTÍFONA DE LOS SALMOS:

El cielo resplandece con nueva claridad, los que buscan tu rostro, Señor, te dan gracias y caminan en tu luz.

Salmo 18 Cantores:

El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos:

Todos:

el día al día le pasa el mensaje, la noche a la noche se lo susurra. Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que resuene su voz,

Cantores: Todos:

a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su lenguaje.

Cantores:

Allí le ha puesto su tienda al sol: + él sale como el esposo de su alcoba, contento como un héroe, a recorrer su camino. – 18 –


Todos:

Asoma por un extremo del cielo, + y su órbita llega al otro extremo: nada se libra de su calor.

Cantores:

La ley del Señor es perfecta y es descanso del alma; el precepto del Señor es fiel, e instruye al ignorante; los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón; la norma del Señor es límpida y da luz a los ojos; la voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos; más preciosos que el oro, más que el oro fino; más dulces que la miel de un panal que destila. Aunque tu siervo vigila para guardarlos con cuidado, ¿quién conoce sus faltas? Absuélveme de lo que se me oculta, preserva a tu siervo de la arrogancia, para que no me domine: así quedaré libre e inocente del gran pecado. Que te agraden las palabras de mi boca, + y llegue a tu presencia el meditar de mi corazón, Señor, roca mía, redentor mío. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, + como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

R/ El cielo resplandece…

Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores:

Todos:

R/ El cielo resplandece…

Salmo 96 Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores:

El Señor reina, la tierra goza, se alegran las islas innumerables. Tiniebla y Nube lo rodean, Justicia y Derecho sostienen su trono. Delante de él avanza Fuego abrasando en torno a los enemigos; sus relámpagos deslumbran el orbe, y viéndolos, la tierra se estremece. Los montes se derriten como cera ante el dueño de toda la tierra.

Todos:

Los cielos pregonan su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria.

Cantores:

Los que adoran estatuas se sonrojan, + y los que ponen su orgullo en los ídolos: ante él se postran todos los dioses. – 19 –


Todos:

Cantores:

Todos:

Cantores: Todos:

Lo oye Sión, y se alegra. + Se regocijan las ciudades de Judá por tus sentencias, Señor. Porque tú eres, Señor, + altísimo sobre toda la tierra, encumbrado sobre todos los dioses. El Señor ama al que aborrece el mal, + protege la vida de sus fieles y los libra de los malvados. Amanece la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón. Alegraos, justos, con el Señor, celebrad su santo nombre. R/ El cielo resplandece…

Salmo 97 Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas: su diestra le ha dado la victoria, su santo brazo. El Señor da a conocer su victoria revela a las naciones su justicia: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel.

Cantores:

Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios.

Todos:

Aclama al Señor, tierra entera, gritad, vitoread, tocad. Tañed la cítara para el Señor, suenen los instrumentos: con clarines y al son de trompetas aclamad al Rey y Señor. Retumbe el mar y cuanto contiene, la tierra y cuantos la habitan; aplaudan los ríos, aclamen los montes al Señor que llega para regir la tierra. Regirá el orbe con justicia y los pueblos con rectitud. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, + como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

R/ El cielo resplandece… Aleluya, aleluya, aleluya. Sacerdote: Todos: Sacerdote: Todos: Sacerdote:

¡El Señor esté con vosotros! Y con tu espíritu. ¡Evangelio de Jesucristo según San Mateo! ¡Gloria a ti, Señor!

Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.” – 20 –


Al oírlo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: “En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel. Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después, enviándolos a Belén, les dijo: “Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.” Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron… Nos postramos.

Oh Dios Santo, oh Dios Fuerte, Santo Inmortal, ¡ten piedad de nosotros! …abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino. Mt 2, 1-12 BJ 75 R/ Aleluya… “Sentados a los pies del Señor”, escuchémosle. Empecemos a aprender el Evangelio de memoria, con el corazón, “comamos la Palabra”, “el Libro”, dice la Escritura (Ez 2; Ap 10). Es decir: “Manduquemos el Evangelio” Repitiendo indefinidamente cada versículo, la Palabra de Dios que nos crea y nos recrea ahora, mendiguemos la Luz y el Fuego del Espíritu. MANDUCACIÓN Proclamado 3 veces + 1 vez entero

Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. R/ Canto del Evangelio 1

Lector 1: Homilía del Beato Guerrico de Igny

¿Qué cosa más divina podía ser presentada a los sentidos de los mortales que el nuevo signo de este día enviado por Jesús aun antes de comenzar sus signos? El Niño recién nacido llora en la tierra y crea una nueva estrella en los cielos, para que la luz dé testimonio de la luz, la estrella, del sol. La estrella guía a los reyes, los conduce al nacimiento mismo del esplendor eterno, los lleva desde el Oriente al verdadero Oriente, o sea, “al varón cuyo nombre es Oriente.” […] Gracias a ti, Padre de las luces, por habernos llamado de las tinieblas a tu luz admirable. Gracias

porque dijiste que la luz resplandeciera de entre las tinieblas y la hiciste brillar en nuestros corazones para iluminarnos con el conocimiento del rostro de Jesucristo. Del seno de nuestras tinieblas brilla la luz, el Rostro de Jesús irradia en nuestros corazones la gloria del Padre y el consuelo del Espíritu. Lector 2:

1

BEATO GUERRICO DE IGNY, Sermón 2 para la Epifanía; in: Homilías litúrgicas, Colección “Padres Cistercienses” nº 10, coedición onasterio Trapenses de Azul, Ed. Claretiana, Buenos Aires, 1983, p. 153-159.

– 21 –


Esta es la luz verdadera, más aún, la vida eterna: conocerte a ti, único Dios, y a tu enviado, Jesucristo. Te conocemos a ti, porque conocemos a Jesús, pues el Padre y el Hijo son uno. Ciertamente te conocemos por la fe y la tenemos como anticipo seguro hasta que te conozcamos por la visión. R/ Del seno de nuestras tinieblas… Lector 1:

Mientras tanto, auméntanos la fe, que nos conduzca de fe en fe, de claridad en claridad, como guiados por tu Espíritu, para penetrar más profundamente de día en día en los tesoros de la luz. Así se desarrollará nuestra fe, se perfeccionará nuestra ciencia y se hará más ferviente y amplia nuestra caridad, hasta que por la fe seamos conducidos a la visión y a modo de estrella nos lleve hasta nuestro guía betlemita, quien nacido en Belén apacienta a Israel y reina en Jerusalén, no en la que mata a los profetas y al Señor de los profetas, sino en aquella en la cual el Señor, causa, fuerza y gloria de los mártires, corona a los que fueron muertos. […] Lector 2:

“Levántate, nueva Jerusalén, resplandece, porque ha venido tu luz (Is 60,1).” Levantaos cuantos yacéis sentados en las tinieblas; mirad la luz que ha nacido en las tinieblas, pero que no es recibida por las tinieblas. “Acercaos a él y seréis iluminados (Sal 33,6)”, y en su luz veréis la luz, y os dirán: “en otro tiempo fuisteis tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor. (Ef 5,8).” […] Lector 1:

¡Cómo rebosa de felicidad la fe de los magos al ver reinar en aquella Jerusalén celestial a quien ellos adoraron cuando lloraba en Belén! Aquí lo vieron en un albergue de pobres, allí en el palacio de los ángeles; aquí en pañales como uno de tantos niños, allí en el esplendor de los santos; aquí en el regazo de su Madre, allí en el trono de su Padre. La fe de los bienaventurados magos mereció ciertamente ser recompensada con tan feliz visión, pues aun cuando no vio en el Niño sino un ser débil y despreciable, sin embargo no se escandalizó y no desdeñó adorar a Dios en el hombre y al hombre en Dios. Sin duda había brillado en sus corazones la “estrella nacida de Jacob (Nm 24, 17)”, el Lucero de la mañana. […] Oh Luz inmutable, oh Verbo, oh Luz del Padre inengendrado. En tu luz, en este día, en Belén, hemos visto la Luz del Padre, la Luz del Espíritu que ilumina el mundo entero. BENEDICTUS Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, suscitándonos una fuerza de salvación en la casa de David su siervo, según lo había predicho desde antiguo por boca de sus santos profetas. Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian; realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres, recordando su santa alianza y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán. Para concedernos que libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, le sirvamos con santidad y justicia, en su presencia todos nuestros días. Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos anunciando a su pueblo la salvación, el perdón de sus pecados. – 22 –


Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz. Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo + como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, amén. R/ Oh Luz inmutable…

PADRE NUESTRO ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno: tú que nos has hecho renacer a una vida nueva por medio de tu Hijo, concédenos que la gracia nos modele a imagen de Cristo, en quien nuestra naturaleza mortal se une a tu naturaleza divina. Por nuestro Señor Jesucristo… R/ Amén. Celebrante: Todos:

Bendigamos al Señor. Demos gracias a Dios.

EUCARISTÍA, SÁBADO 12 DE ENERO

La Manifestación del Señor La Epifanía HIMNO:

Eres digno, Señor y Dios nuestro de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú creaste el universo; por tu voluntad existió y fue creado. Eres digno, Cristo Señor, de tomar el libro y de abrir sus sellos, degollado compraste para Dios con tu sangre hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación. Has hecho de nosotros para nuestro Dios un Reino de sacerdotes y reinamos sobre la tierra. Digno es el Cordero inmolado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza. ACTO PENITENCIAL:

Kyrie eleison, Kyrie eleison, Kyrie eleison. Christe eleison, Christe eleison, Christe eleison. Kyrie eleison, Kyrie eleison, Kyrie eleison. ORACIÓN COLECTA:

Oremos: Dios todopoderoso y eterno: tú que nos has hecho renacer a una vida nueva por medio de tu Hijo, concédenos que la gracia nos modele a imagen de Cristo, en quien nuestra naturaleza mortal se une a tu naturaleza divina. Por nuestro Señor Jesucristo… R/ Amén. LITURGIA DE LA PALABRA PRIMERA LECTURA:

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios

– 23 –


Habéis oído hablar de la distribución de la gracia de Dios que se me ha dado en favor vuestro. Ya que se me dio a conocer por revelación el misterio, que no había sido manifestado a los hombres en otros tiempos, como ha sido revelado ahora por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas: que también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa en Jesucristo, por el Evangelio. Ef 3, 2-3a. 5-6 Palabra de Dios.

R/ Te alabamos, Señor.

ANTÍFONA DEL SALMO:

El Amor de nuestro Dios nos ha sido manifestado por la Aparición de Jesús Salvador. Destruyó la muerte e hizo brillar la vida, aleluya, aleluya. SALMO RESPONSORIAL:

Dios mío, confía tu juicio al rey, tu justicia al hijo de reyes, para que rija a tu pueblo con justicia, a tus humildes con rectitud. Que en sus días florezca la justicia y la paz hasta que falte la luna; que domine de mar a mar, del Gran Río al confín de la tierra. Que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributo. Que los reyes de Saba y de Arabia le ofrezcan sus dones; que se postren ante él todos los reyes, y que todos los pueblos le sirvan. Sal 71, 1-2.7-8.10-13 R/ El Amor de nuestro Dios… Aleluya, aleluya, aleluya. Hemos visto salir su estrella y venimos a adorar al Señor. R/ Aleluya… EVANGELIO: Lectura del Santo Evangelio según San Mateo

Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: - «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y, venimos a adorarlo.» Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: - «En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: "Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel."» Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: - «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo.» Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Mt 2, 1-12 R/ Aleluya… Canto del Evangelio… Aleluya… Homilía ORACIÓN DE LOS FIELES:

Kyrie eleison, kyrie eleison. – 24 –


LITURGIA EUCARÍSTICA CANTO DE LA PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

He aquí la Estrella del gran Rey, he aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, he aquí que viene el Esposo, venid a su encuentro. 1.

Viene nuestro Rey con gran gloria: ¡Encendamos nuestras lámparas y salgamos a su encuentro! Pongamos en Él nuestro gozo, porque Él ha puesto su gozo en nosotros. Sí, Él nos alegrará con su luz admirable. R/ He aquí la Estrella del gran Rey…

2.

Demos gloria a su majestad, y reconozcamos todos a su Padre, el Altísimo, que en su amor desbordante, lo envió hacia nosotros, procurándonos esperanza y salvación. R/ He aquí la Estrella del gran Rey…

3.

Cuando de improviso Él se manifieste, los santos, con sus lámparas encendidas, saldrán a su encuentro, los que lo esperaron en la fatiga y el esfuerzo. R/ He aquí la Estrella del gran Rey…

4.

Ángeles y centinelas de los cielos se alegrarán de la gloria de los hombres justos y rectos; juntos, entonarán himnos y salmos, cubierta la cabeza con una corona. R/ He aquí la Estrella del gran Rey…

5.

En pie, hermanos, estemos preparados, demos gracias a nuestro Rey y Salvador que vendrá con su gloria; nos alegrará con su luz admirable en su Reino. R/ He aquí la Estrella del gran Rey…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS:

Señor, que has comenzado de modo admirable la obra de la redención de los hombres con el nacimiento de tu Hijo, concédenos, te rogamos, una fe tan sólida que, guiados por el mismo Jesucristo, podamos alcanzar los premios eternos que nos has prometido. Por Jesucristo nuestro Señor. R/ Amén. PREFACIO:

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque hoy has revelado en Cristo, para luz de todos los pueblos, el verdadero misterio de nuestra salvación: pues al manifestarse tu Hijo en nuestra carne mortal, nos hiciste partícipes de la gloria de su inmortalidad. Por eso, con los ángeles y los arcángeles – 25 –


y con todos los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria: SANCTUS:

Santo, santo, santo, el Señor, Dios del Universo. El cielo y la tierra están llenos de tu gloria. Hosanna en el cielo. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo. Hosanna en el cielo. ANAMNESIS:

Cada vez que comemos de este pan, y bebemos de este cáliz, anunciamos tu muerte, Señor, hasta que vuelvas. AGNUS:

Cordero de Dios, Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, Tú que quitas el pecado del mundo, danos la paz. CANTO DE COMUNIÓN:

Recibid el Cuerpo de Cristo y gustad de la fuente inmortal. Recibid el Cuerpo de Cristo y gustad de la fuente inmortal. Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, aleluya, aleluya. Oh Luz inmutable, oh Verbo, oh Luz del Padre inengendrado. En tu Luz, en este día, en Belén, hemos visto la Luz del Padre, la Luz del Espíritu que ilumina el mundo entero. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN:

Oremos: Que tu pueblo, Señor, dirigido por tu ayuda continua, reciba los auxilios presentes y futuros que le envías y, sostenido -pues lo necesita- por el consuelo de las cosas temporales, ayúdale a aspirar con más confianza los bienes eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor. R/ Amén. CANTO FINAL:

¡Engrandece alma mía, a la Madre de Dios, más venerable y gloriosa que los ángeles en el cielo! Veo un misterio sorprendente que sobrepasa el entendimiento: una gruta se ha tornado en cielo y la Virgen reemplaza el trono de los Querubines. R/ Engrandece alma mía… 2. El pesebre es la morada donde reposa Aquel que el universo entero no puede contener, Cristo, nuestro Dios del que cantamos y celebremos la gloria. R/ Engrandece alma mía… 3. El rocío descendió sobre el vellón; ha germinado la vara de Jesé: en el cielo un astro se elevó, pues la Virgen dio a luz al Salvador del universo. R/ Engrandece alma mía… 1.

– 26 –


VÍPERAS, SÁBADO 12 DE ENERO

La Manifestación del Señor El Bautismo del Señor Celebrante:

¡Dios mío, ven en mi auxilio!

Todos:

Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO:

Oh Luz gozosa, Esplendor eterno del Padre, Santo y Feliz Jesucristo. 1. Llegados al ocaso del sol, contemplando la luz de la tarde, cantamos a nuestro Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. 2. Digno eres en todo tiempo, de ser siempre alabado por voces santas, Hijo de Dios que nos das la Vida, y el mundo te glorifica. R/ Oh Luz gozosa… 3.Tú eres el Cordero de Dios, el Hijo de su Amor, nos revistes con el vestido de tu luz, abres un camino en las aguas de la Muerte, y nos haces entrar en la tierra Prometida. 4. El río exulta de alegría con tu presencia. Oh Fuego vivo, cuando vienes para sumergirte en él, las aguas del Jordán se encienden, bajo los rayos de tu Gloria. R/ Oh Luz gozosa… 7. Suba mi oración hasta Ti, Señor, como incienso en tu presencia, el alzar de mis manos, como ofrenda de la tarde. R/ Oh Luz gozosa… ANTÍFONA DE LOS SALMOS:

En las aguas del Jordán, la Voz del Padre ha resplandecido; Él ha hecho reposar su Espíritu sobre nosotros dándolo con plenitud a su Hijo, a su Amado.

Salmo 65 Cantores:

Todos: Cantores:

Todos:

Aclamad al Señor, tierra entera, + tocad en honor de su nombre, cantad himnos a su gloria. Decid a Dios: "Qué temibles son tus obras, por tu inmenso poder tus enemigos te adulan". Que se postre ante ti la tierra entera, + que toquen en tu honor, que toquen para tu nombre. Venid a ver las obras de Dios, sus temibles proezas en favor de los hombres: – 27 –


Cantores:

transformó el mar en tierra firme, a pie atravesaron el río.

Todos:

Alegrémonos con Dios, que con su poder gobierna eternamente; sus ojos vigilan a las naciones, para que no se subleven los rebeldes. Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, haced resonar sus alabanzas: porque él nos ha devuelto la vida, y no dejó que tropezaran nuestros pies. Oh Dios, nos pusiste a prueba, nos refinaste como refinan la plata, nos empujaste a la trampa, nos echaste a cuestas un fardo. Sobre nuestro cuello cabalgaban, +

Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

pasamos por fuego y por agua, pero nos has dado respiro. R/ En las aguas del Jordán... Cantores: Todos: Cantores:

Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Todos:

Entraré en tu casa con víctimas para cumplirte mis votos: los que pronunciaron mis labios y prometió mi boca en el peligro. Te ofreceré víctimas cebadas, + te quemaré carneros, inmolaré bueyes y cabras. Fieles de Dios, venid a escuchar, os contaré lo que ha hecho conmigo: a él gritó mi boca, y lo ensalzó mi lengua. Si hubiera tenido yo mala intención, el Señor no me habría escuchado; pero Dios me escuchó, y atendió a mi voz suplicante. Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica, ni me retiró su favor. Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo + como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, amén. R/ En las aguas del Jordán…

Salmo 76 Cantores: Todos:

Cantores: Todos: Cantores:

Alzo mi voz a Dios gritando, alzo mi voz a Dios para que me oiga. En mi angustia te busco, Señor mío, + de noche extiendo las manos sin descanso, y mi alma rehúsa el consuelo. Cuando me acuerdo de Dios, gimo, y meditando me siento desfallecer. Sujetas los párpados de mis ojos, y la agitación no me deja hablar. Repaso los días antiguos, recuerdo los años remotos; – 28 –


Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Cantores:

Todos:

Cantores:

Todos: Todos:

de noche lo pienso en mis adentros, y meditándolo me pregunto: -¿Es que el Señor nos rechaza para siempre y ya no volverá a favorecernos? ¿Se ha agotado ya su misericordia, se ha terminado para siempre su promesa? ¿Es que Dios se ha olvidado de su bondad, o la cólera cierra sus entrañas? Y me digo: -¡Qué pena la mía! ¡Se ha cambiado la diestra del Altísimo! Recuerdo las proezas del Señor, sí, recuerdo tus antiguos portentos, medito todas tus obras y considero tus hazañas. Dios mío, tus caminos son santos: ¿qué dios es grande como nuestro Dios? Tú, oh Dios, haciendo maravillas mostraste tu poder a los pueblos; con tu brazo rescataste a tu pueblo, a los hijos de Jacob y de José.

Te vio el mar, oh Dios, + te vio el mar y tembló, las olas se estremecieron. Las nubes descargaban sus aguas, + retumbaban los nubarrones, tus saetas zigzagueaban. Rodaba el estruendo de tu trueno, + los relámpagos deslumbraban el orbe, la tierra retembló estremecida:

tú te abriste camino por las aguas, + un vado por las aguas caudalosas, y no quedaba rastro de tus huellas; mientras guiabas a tu pueblo como a un rebaño, por la mano de Moisés y de Aarón. Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo + como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, amén. R/ En las aguas del Jordán…

Cántico

HIMNO DE LA EPÍSTOLA A LOS FILIPENSES.

Jesús, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios, sino que se despojó de sí mismo, tomando condición de Siervo, haciéndose semejante a los hombres; apareciendo en su porte como hombre, se humilló aún más, obedeciendo hasta la muerte y muerte de Cruz. Por lo cual Dios lo exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre para que al Nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua proclame que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre. Amén. Aleluya, aleluya, aleluya. Sacerdote: Todos:

¡El Señor esté con vosotros! Y con tu espíritu. – 29 –


¡Evangelio de Jesucristo según San Lucas! Gloria a ti, Señor. Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos diciendo: “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo; yo hoy te he engendrado.” Sacerdote: Todos:

Lc 3, 15-16; 21-22, BJ 75.

R/ Aleluya… “Sentados a los pies del Señor”, escuchémosle. Empecemos a aprender el Evangelio de memoria, con el corazón, “comamos la Palabra”, “el Libro”, dice la Escritura (Ez 2; Ap 10). Es decir: “Manduquemos el Evangelio” Repitiendo indefinidamente cada versículo, la Palabra de Dios que nos crea y nos recrea ahora, mendiguemos la Luz y el Fuego del Espíritu. MANDUCACIÓN Proclamado 3 veces + 1 vez entero

Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos diciendo: “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” R/ Canto del Evangelio Lector 1:

¡Entiendo el misterio! La columna de fuego iba delante a través del mar Rojo, para que los hijos de Israel siguieran intrépidamente su camino; y fue la primera en atravesar las aguas, para preparar las sendas a los que seguían tras ella. ¡Aquello fue un símbolo del bautismo! Y en un cierto modo fue verdaderamente un bautismo, cuando la nube cubría a los israelitas y las olas les dejaban paso.2 Homilía de san Máximo de Turín3 Nos sentamos.

Nos refiere el texto evangélico que el Señor acudió al Jordán para bautizarse y que allí mismo quiso verse consagrado con los misterios celestiales. Era, por tanto, lógico que después del día del nacimiento del Señor ‒ por el mismo tiempo, aunque la cosa sucediera años después ‒ viniera esta festividad, que pienso que debe llamarse también fiesta del nacimiento. Pues, entonces, el Señor nació en medio de los hombres; hoy ha renacido en virtud de los sacramentos; entonces, le dio a luz la Virgen; hoy, ha vuelto a ser engendrado por el misterio. Entonces, cuando nació como hombre, María, su madre, lo acogió en su regazo; ahora, que el misterio lo engendra, Dios Padre lo abraza con su voz y dice: Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto; escuchadlo. La madre acaricia al recién nacido en su seno; el Padre acude en ayuda de su Hijo con su piadoso testimonio; la madre se lo presenta a los Magos para que lo adoren, el Padre se lo manifiesta a las gentes para que lo veneren. Oh Dios Santo, oh Dios Fuerte, Santo Inmortal, 2

Adaptación para la proclamación – Comunidad del Cordero. SAN MÁXIMO DE TURÍN, Sermón 100 en la Epifanía (1-3: CCL 23, 398-400), in: Leccionario bienal Bíblico-Patrístico de la Liturgia de las Horas, Ed. Monte Casino, 1984, tomo III, p. 964-965.

3

– 30 –


¡ten piedad de nosotros! Lector 2:

El Señor Jesús vino a bautizarse y quiso que el agua bañase su santo cuerpo. No faltará quien diga: "¿Por qué quiso bautizarse, si es santo?" Escucha. Cristo se hace bautizar, no para santificarse con el agua, sino para santificar el agua y para purificar aquella corriente con su propia purificación y mediante el contacto de su cuerpo. Pues la consagración de Cristo es la consagración completa del agua. Y así, cuando se lava el Salvador, se purifica toda el agua necesaria para nuestro bautismo, y queda limpia la fuente, para que pueda luego administrarse a los pueblos que habían de venir a la gracia de aquel baño. Cristo, pues, se adelanta mediante su bautismo, a fin de que los pueblos cristianos vengan luego tras él con confianza. Lector 1:

Así es como entiendo yo el misterio: Cristo precede, de la misma manera que la columna de fuego iba delante a través del mar Rojo, para que los hijos de Israel siguieran intrépidamente su camino; y fue la primera en atravesar las aguas, para preparar las sendas a los que seguían tras ella. Hecho que, como dice el Apóstol, fue un símbolo del bautismo. Y en un cierto modo aquello fue verdaderamente un bautismo, cuando la nube cubría a los israelitas y las olas les dejaban paso. Pero todo esto lo llevó a cabo el mismo Cristo Señor que ahora actúa, quien, como entonces precedió a través del mar a los hijos de Israel en figura de columna de fuego, así ahora, mediante el bautismo, va delante de los pueblos cristianos con la columna de su cuerpo. Efectivamente, la misma columna, que entonces ofreció su resplandor a los ojos de los que la seguían, es ahora la que enciende su luz en los corazones de los creyentes: entonces, hizo posible una senda para ellos en medio de las olas del mar; ahora, corrobora sus pasos en el baño de la fe. En la carne de tu pueblo, oh Señor, tú que ardes como fuego, haz que resplandezca la Luz de tu Rostro. 1.

He aquí que hiciste brillar tu luz en nuestros corazones, y tu pueblo avanza en la nube luminosa, columna de fuego, tú que hendiste el mar en dos partes, haces pasar a los hijos de Israel a pie enjuto.

2.

Hoy Cristo avanza hacia el Río, la paloma de plata lo cubre con sus alas; sobre Él, reposa el Espíritu y lo proclama Amado, el Jordán está abrasado por la plenitud de Dios.

3.

Después de ser bautizado, Cristo salió de las aguas, llevando con El al mundo santificado, se abrieron los cielos y el Espíritu reposó sobre Él, el nuevo Adán nos abre el Paraíso nuevo.

R/ En la carne de tu pueblo…

R/ En la carne de tu pueblo…

R/ En la carne de tu pueblo… ¡Engrandece alma mía, a la Madre de Dios, más venerable y gloriosa que los ángeles en el cielo! MAGNÍFICAT

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los – 31 –


poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel su siervo, acordándose de la misericordia —como lo había prometido a nuestros padres— en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. Demos gloria al Padre Omnipotente, a su Hijo Jesucristo nuestro Señor, al Espíritu que habita en nuestros corazones por los siglos de los siglos. Amén. R/ ¡Engrandece alma mía… INTERCESIONES

R/ Kyrie eleison, kyrie eleison. 1.

Oh Cristo, que desde las aguas del Jordán anunciaste la salud a los enfermos y la luz a los ciegos y derramaste las aguas de la vida sobre tu Iglesia santa, ¡escúchanos!

2.

Tú que, por tu bautismo, abriste los cielos que habían sido cerrados, Luz engendrada de la Luz del Padre manifestada a Juan por la luz del Espíritu Santo, ¡escúchanos!

3.

4.

R/ Kyrie eleison... De la desconfianza, de la búsqueda de nuestra propia justicia, de la sequedad del corazón, de la indiferencia hacia tu humillación y la de nuestros hermanos, ¡líbranos, Señor! Tú que te has manifestado en nuestra humanidad, tú que te has humillado por nuestra salvación y has sido bautizado por Juan en el Jordán, ábrenos el tesoro de tu Sabiduría, ¡Señor, te suplicamos! R/ Kyrie eleison...

5.

Tú que, por tu manifestación, has aniquilado el poder de la muerte, y por tu bautismo has santificado las fuentes de las aguas, danos el agua de tu Espíritu Santo y concede a nuestras almas el perdón y la vida eterna, ¡Señor, te suplicamos!

6.

Oh Cristo, nuestro Señor, tú que nos has amado, que te has entregado por nosotros y nos has vivificado por el baño de la regeneración, ábrenos las puertas del Reino, que estemos contigo en el Paraíso, ¡te suplicamos! R/ Kyrie eleison...

PADRE NUESTRO ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que en el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole el Espíritu Santo, concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, perseverar siempre en tu benevolencia. Por nuestro Señor Jesucristo… R/ Amén. Celebrante: Bendigamos al Señor. Todos: Demos gracias a Dios.

– 32 –


VIGILIA DE ORACIÓN, SÁBADO 12 DE ENERO

«Llamados a evangelizar» PARTES DE LA VIGILIA (Cristológica) somos enviados En tu nombre… (La cruz) Por tu palabra…(La Palabra de Dios) Con tu pan… (La Eucaristía) Con tu bendición… (En comunión)

1.- ACOGIDA CANTO: Quiero Alabarte QUIERO ALABARTE (Maranathá) Quiero alabarte, más y más aún, quiero alabarte. Más y más aún, hacer tu voluntad, tu gracia conocer: quiero alabarte. Las aves del cielo cantan para ti, las bestias del campo reflejan tu poder. Quiero cantar, quiero levantar mis manos a ti.

2.- LA CRUZ En tu nombre… CANTO durante la entrada de la cruz: NADIE TE AMA COMO YO (M. Valverde) Cuánto he esperado este momento, cuánto he esperado que estuvieras así. Cuánto he esperado que me hablaras, cuánto he esperado que vinieras a mí. Yo sé bien lo que has vivido, yo se bien porqué has llorado; yo se bien lo que has sufrido pues de tu lado no me he ido. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, esa es mi más grande prueba. Nadie te ama como yo. Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo; mira a la cruz, fue por ti, fue porque te amo. Nadie te ama como yo. Yo se bien lo que me dices aunque a veces no me hablas; yo se bien lo que en ti sientes aunque nunca lo compartas. Yo a tu lado he caminado, junto a ti yo siempre he ido; aún a veces te he cargado. Yo he sido tu mejor amigo. Silencio: adoración de la Cruz. CANTO al mostrar la cruz y exponerla en el presbiterio: NUESTRA GLORIA (M. Frisina) Nuestra gloria es la cruz de Cristo, en Él la victoria. El Señor es la resurrección, la vida, nuestra salvación. ORACIÓN: A TI – Te escribo desde mi cruz a tu soledad, a ti, que tantas veces me miraste sin verme y me oíste sin escucharme. A ti, que tantas veces prometiste seguirme de cerca y, sin saber por qué, te distanciaste de las huellas que dejé en el mundo para que no te perdieras. – 33 –


Yo soy el principio y el fin, soy el camino para no desviarte, la verdad para que no te equivoques y la vida para no morir. Mi tema preferido es el amor, que fue mi razón para vivir y para morir. Fui maestro y servidor, soy sensible a la amistad y hace tiempo que espero que me regales la tuya. Nadie como yo conoce tu alma, tus pensamientos, tu proceder, y sé muy bien lo que vales. Si supieras cuánto hace que golpeo las puertas de tu corazón y no recibo respuesta. Y hoy, te pido paciencia, amor, responsabilidad, tolerancia, comprensión, compasión , servicio para todos. Desearía que tu vida fuera alegre, siempre joven y cristiana. Cada vez que flaquees, búscame y me encontrarás, cada vez que te sientas cansado, háblame, cuéntame. Cada vez que creas que no sirves para nada no te hundas, no te creas poca cosa, no olvides que yo necesité de un asno para entrar en Jerusalén, y necesito a tu pequeñez para entrar en el alma de tu prójimo. Cada vez que te sientas solo en el camino, no olvides que estoy contigo. No te canses de pedirme que yo no me cansaré de darte, no te canses de seguirme que yo no me cansaré de acompañarte, nunca te dejaré solo, nunca estarás sola. Aquí a tu lado me tienes, estoy para ayudarte.

Silencio para la oración personal. NUESTRA GLORIA (M. Frisina) Nuestra gloria es la cruz de Cristo, en Él la victoria. El Señor es la resurrección, la vida, nuestra salvación.

3.- PALABRA Por tu palabra… CANTO: TU PALABRA (R.J. Moreno) Cielo y tierra pasarán, mas tu palabra no pasará Cielo y tierra pasarán, más tu palabra no pasará. PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA – Lectura del santo Evangelio según Juan ( 1,1-18) En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio junto a Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada. Lo que se hizo en ella era la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. Éste vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él. No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz. La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre, viniendo a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció. Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre; los cuales no nacieron de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de hombre sino que nacieron de Dios. Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Unigénito, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y clama: «Este era del que yo dije: El que viene detrás de mí se ha puesto delante de mí, porque existía antes que yo.» Pues de su plenitud hemos recibido todos, y gracia por gracia. Porque la Ley fue dada por medio de Moisés; la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo Unigénito, que está en el seno del Padre, él lo ha contado. Palabra del Señor

– 34 –


Reflexiones – testimonios CANTO INTER TESTIMONIOS: TU PALABRA (R.J. Moreno) Cielo y tierra pasarán, mas tu palabra no pasará Cielo y tierra pasarán, más tu palabra no pasará.

4.- LA EUCARISTIA Con tu pan… CANTO: NADA TE TURBE (R.J.Moreno) Nada te turbe, nada te turbe… SILENCIO – Adoración – INCIENSO - Continúa el canto: CANTO: NADA TE TURBE (R.J.Moreno) Nada te turbe, nada te turbe. Eleva tu pensamiento, al cielo sube, por nada te acongojes, ''nada te turbe.'' A Jesucristo sigue con pecho grande, y, venga lo que venga, ''nada te espante.'' ¿Ves la gloria del mundo? Es gloria vana; nada tiene de estable, ''todo se pasa.'' Aspira a lo celeste, que siempre dura; fiel y rico en promesas, ''Dios no se muda.'' Ámala cual merece

bondad inmensa; pero no hay amor fino sin ''la paciencia.'' Confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera ''todo lo alcanza.'' Del infierno acosado aunque se viere, burlará sus furores ''quien a Dios tiene.'' Vénganle desamparos, cruces, desgracias; siendo Dios tu tesoro ''nada le falta.'' Id, pues, bienes del mundo; id dichas vanas; aunque todo lo pierda, ''solo Dios basta.''

Oración para el tiempo de silencio Señor Jesús, nos presentamos ante ti sabiendo que nos llamas y que nos amas tal como somos. “Tú eres Palabra de vida eterna y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el hijo de Dios”. Tú eres nuestra ESPERANZA, nuestra paz, nuestro mediador, hermano y amigo. Tú “siempre intercediendo por nosotros”. Queremos AMAR COMO TÚ, Quisiéramos decir como San Pablo: “Mi vida es Cristo” Nuestra vida no tiene sentido sin ti. Tú eres nuestro camino, verdad y vida. Creyendo, esperando y amando, te adoramos en silencio y espera. “Quedaos aquí y velad conmigo” Señor aquí estoy junto a ti. Gracias a ti, nuestro silencio y adoración se convertirá en AMAR y SERVIR. CANTO: JESUS (Magnabosco) Jesús, Jesús, Jesús… – 35 –


Bendición con la Eucaristía CANTO DE ACOMPAÑAMIENTO Las misericordias del Señor cada día cantaré. Taizé MISERICORDIAS DOMINI, IN AETERNUM CANTABO (BIS) Cantaré eternamente las misericordias del Señor. anunciaré tu fidelidad por todas las edades.

5.- FINAL Con tu bendición… Acción de gracias ORACIÓN Te doy gracias Señor de todo corazón. Porque eres bueno, porque tu misericordia es infinita. Has puesto tu mirada en mí, Dios de amor. Que puedo decirte, mi Señor, si Tú me conoces todo Me he quedado mudo ante tu presencia Porque nada soy. Al mas humilde de tus siervos Muestras tu mirada de amor y le dices: ¡Levántate! ¡Sígueme! Y yo, escuché tu voz y confié en ti. Señor confío en ti, me fío de ti, Porque tú eres amor, justicia misericordia sin límites. Sólo en ti encuentro la paz, tu bondad y misericordia Me acompañan todos los días. Señor te doy gracias y te ofreceré un sacrificio de alabanza E invocaré tu nombre por siempre mi Señor. Amén

Palabras de despedida y agradecimiento

CANTOS: MIX - JMJ – EMMANUEL-ALELUYA-JESUS CHRIST, YOU ARE MY LIFE, TESTIGOS, ETC.. En el horizonte una gran luz viaja en la historia y con el tiempo vence tinieblas haciéndose Memoria. Iluminando nuestra vida claro nos revela que no se vive si no se busca a la Verdad Y aquí bajo la misma luz, bajo su misma cruz, cantamos a una voz: E’ L’Emmanuel, L’Emmanuel, L’Emmanuel E’ L’Emmanuel, L’Emmanuel. Tu Espíritu nos llama Responderemos a tu voluntad, Testigos para siempre De tu piedad y eterno amor. Alleluia, Alleluia! Receive the Power, from the Holy Spirit! Alleluia, Alleluia! Receive the Power to be a light unto the world! Jesus Christ, you are my life, alleluia, alleluia. Jesus Christ, you are my life. You are my life, alleluia. – 36 –


Jesus Christ, you are my life, alleluia, alleluia. Jesus Christ, you are my life. You are my life, alleluia. E’ L’Emmanuel, L’Emmanuel, L’Emmanuel… Testigos, vosotros también seréis mis testigos, Mis amigos, daréis testimonio y seréis mis testigos también. Mis testigos.

LAUDES, DOMINGO 13 DE ENERO

La Manifestación del Señor El Bautismo del Señor Celebrante:

¡Dios mío, ven en mi auxilio! Todos:

Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. HIMNO:

Jesucristo Salvador, Hijo Amado del Padre, que tu cuerpo sepultado en el río Jordán haga resplandecer en nosotros tu Espíritu de santidad, aleluya, aleluya. 1.

Hoy los ríos levantan la voz, hoy el Jordán se echa atrás, las aguas ven a Cristo y tienen miedo: he aquí que avanza el Inocente en medio de los pecadores. R/ Jesucristo Salvador...

2.

Exulta y regocíjate, Iglesia santa, Arca de Salvación que atraviesas el río; sobre ti resplandece el lucero de la mañana, la aurora de la Salvación amanece sobre el mundo. R/ Jesucristo Salvador...

3.

Gloria al Padre eterno que nos da un Salvador, gloria a su Hijo Jesús que se nos apareció, gloria al Espíritu de Amor que lo ha manifestado, gloria a Dios tres veces santo, por los siglos de los siglos. R/ Jesucristo Salvador...

ANTÍFONA DE LOS SALMOS:

Un río de agua viva ha alegrado a la Iglesia, ¡Aleluya! Dios ha exaltado a su Hijo, a su Amado, al Emmanuel, ¡Aleluya! Salmo 2 Cantores: 1 ¿Por qué‚ se amotinan las naciones,

y los pueblos planean un fracaso? – 37 –


Todos:

Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores:

Se alían los reyes de la tierra, + los príncipes conspiran contra el Señor y contra su Mesías: "Rompamos sus coyundas, sacudamos su yugo". El que habita en el cielo sonríe, el Señor se burla de ellos. Luego les habla con ira, los espanta con su cólera. "Yo mismo he establecido a mi rey en Sión, mi monte santo". Voy a proclamar el decreto del Señor: + Él me ha dicho: "Tú eres mi Hijo:

yo te he engendrado hoy; Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Todos:

pídemelo: te daré en herencia las naciones, en posesión, los confines de la tierra. Los gobernarás con cetro de hierro, los quebrarás como jarro de loza". Y ahora, reyes, sed sensatos, escarmentad, los que regís la tierra: servid al Señor con temor, rendidle homenaje temblando; no sea que se irrite, y vayáis a la ruina, + porque se inflama de pronto su ira. ¡Dichosos los que se refugian en Él! Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, + como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. R/ Un río de agua viva…

Salmo 64 Cantores:

Oh Dios, tú mereces un himno en Sión, + y a ti se te cumplen los votos, porque tú escuchas las súplicas.

Todos:

A ti acude todo mortal a causa de sus culpas;

Cantores:

nuestros delitos nos abruman, pero tú los perdonas. Dichoso el que tú eliges y acercas, para que viva en tus atrios: que nos saciemos de los bienes de tu casa, de los dones sagrados de tu templo. Con portentos de justicia nos respondes, Dios Salvador nuestro; tú, esperanza del confín de la tierra y del océano remoto. Tú que afianzas los montes con tu fuerza, ceñido de poder;

Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos: Cantores:

tú que reprimes el estruendo del mar, el estruendo de las olas y el tumulto de los pueblos. – 38 –


Todos: Cantores: Todos: Cantores: Todos:

Cantores: Todos: Cantores:

Todos:

Los habitantes del extremo del orbe se sobrecogen ante tus signos, y a las puertas de la aurora y del ocaso las llenas de júbilo. Tú cuidas de la tierra, la riegas y la enriqueces sin medida; la acequia de Dios va llena de agua, preparas los trigales. Riegas los surcos, igualas los terrones, + tu llovizna los deja mullidos, bendices sus brotes. Coronas el año con tus bienes, tus carriles rezuman abundancia; rezuman los pastos del páramo, y las colinas se orlan de alegría; las praderas se cubren de rebaños, + y los valles se visten de mieses que aclaman y cantan. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, + como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. R/ Un río de agua viva…

Salmo 92 Cantores:

Todos: Cantores:

Todos:

Cantores:

Todos:

El Señor reina, vestido de majestad, + el Señor, vestido y ceñido de poder: así está firme el orbe y no vacila. Tu trono está firme desde siempre, y tú eres eterno.

Levantan los ríos, Señor, + levantan los ríos su voz, levantan los ríos su fragor. Pero más que la voz de aguas caudalosas, + más potente que el oleaje del mar, más potente en el cielo es el Señor. Tus mandatos son fieles y seguros, + la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por días sin término. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, + como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. R/ Un río de agua viva…

Aleluya, aleluya, aleluya. Sacerdote: Todos: Sacerdote: Todos:

¡El Señor esté con vosotros! Y con tu espíritu. ¡Evangelio de Jesucristo según San Lucas! ¡Gloria a ti, Señor!

Sacerdote:

Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos diciendo: “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más

– 39 –


fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo; yo hoy te he engendrado.” Lc 3, 15-16; 21-22, BJ 75

R/ Aleluya… “Sentados a los pies del Señor”, escuchémosle. Empecemos a aprender el Evangelio de memoria, con el corazón, “comamos la Palabra”, “el Libro”, dice la Escritura (Ez 2; Ap 10). Es decir: “Manduquemos el Evangelio” Repitiendo indefinidamente cada versículo, la Palabra de Dios que nos crea y nos recrea ahora, mendiguemos la Luz y el Fuego del Espíritu. MANDUCACIÓN Proclamado 3 veces + 1 vez entero

Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo; yo hoy te he engendrado.” R/ Canto del Evangelio Tú eres Santo Dios, tú eres Santo Fuerte, Santo Inmortal, ¡ten piedad de nosotros! El Señor: 1.

Mi corazón en mí se trastorna se estremecen todas mis entrañas, pura misericordia, vengo hacia ti, oh mi creatura, tiendo las manos para abrazarte.

2.

No te avergüences ante mí, por ti que estás desnudo entro yo desnudo en las aguas del Jordán, ellas se abren para mí y recibo el bautismo.

Juan Bautista: 3.

¿Por qué viniste hacia estas aguas? ¿qué quieres lavar, tú que fuiste concebido y dado a luz sin pecado? Elige a otro para esto, exclama el Precursor, ¿Cómo bautizaré a la Luz inaccesible?

El Señor: 4.

No dudes, bautízame, préstame solamente tu diestra, ¿Por qué, pues, no me tiendes tu mano? que ahora ella bautice a la Luz inaccesible.

Juan Bautista: 5.

"¿Cómo, Señor, quieres ser bautizado? ¡Tú, cuyo bautismo debe santificar a todos los hombres! – 40 –


Tú, que eres el Señor absoluto del verdadero bautismo, del cual brota la santidad perfecta. 6.

¿Por qué pedirme lo que me sobrepasa? Soy yo quien necesita tu bautismo; Tú que eres sin pecado, eres en verdad el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. R/ Tú eres Santo Dios...

El Señor: 7.

¡Tú tiemblas y te resistes, pues no comprendes que yo reclame un bautismo del que soy el Señor absoluto! Pero por mi bautismo, las aguas serán santificadas, recibirán de mí el fuego y el Espíritu.

8.

Sí, es necesario que me bautices, sin reticencia, como yo lo ordeno. Te bauticé en el seno de tu madre; tú, bautízame en el Jordán.

Juan Bautista: 9.

Yo no soy más que un pobre servidor: ten piedad de mí, Tú eres el Salvador de todos los hombres, yo no soy digno de desatar la correa de tus sandalias, ¿Quién me hará digno de poner la mano sobre la cabeza del Altísimo?

10. Pero obedezco a tu Palabra, Señor,

Ven a este bautismo hacia el que tu amor te lleva. Yo que no soy más que polvo, me admiro, maravillado de verme elevado’ hasta imponer la mano a mi Creador. R/ Tú eres Santo Dios... Lector:

SAN EFRÉN

El santísimo Esposo desciende en el Jordán; y recibe el bautismo. Y luego sale del río: ¡entonces su luz resplandece sobre el mundo entero! Las puertas del cielo se abren y se oye la voz del Padre: "Este es mi Hijo Amado en quien me complazco". Venid todos, pueblos de la tierra: adoradle. Los testigos estaban allí, estupefactos de ver al Espíritu venir a darle testimonio: "¡Señor, alabado seas por tu Epifanía del Jordán! Ella colma de alegría a todos los hombres, ¡todo el universo está iluminado por tu Manifestación!" Resplandor del Padre, Luz de Luz, el Señor se nos apareció, y su esplendor ilumina el mundo, aleluya, aleluya. BENEDICTUS Cantores:

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, – 41 –


porque ha visitado y redimido a su pueblo, Todos:

suscitándonos una fuerza de salvación en la casa de David su siervo, Cantores:

según lo había predicho desde antiguo por boca de sus santos profetas. Todos:

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos y de la mano de todos los que nos odian; Cantores:

realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres, recordando su santa alianza Todos:

y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán. Cantores:

Para concedernos que libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, Todos:

le sirvamos con santidad y justicia, en su presencia todos nuestros días. Cantores:

Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos Todos:

anunciando a su pueblo la salvación, el perdón de sus pecados. Cantores:

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, Todos:

para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, Cantores:

para guiar nuestros pasos por el camino de la paz. Todos:

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo + como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, amén. R/ Resplandor del Padre… PADRE NUESTRO ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que en el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole el Espíritu Santo, concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, perseverar siempre en tu benevolencia. Por nuestro Señor Jesucristo… R/ Amén. Celebrante: Bendigamos al Señor. Todos: Demos gracias a Dios.

– 42 –


– 43 –


– 44 –

Folleto i jornadas de pastoral  

Folleto completo I Jornadas de Pastoral

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you