Page 1

Nยบ 3 15 de septiembre de 2015

Juan Romeu

ALEJANDRO KHAN

Un manantial de imposibles

DE LEY

Anira 1


SERGIO RODRÍGUEZ Castillo de San Felipe y Venecia Óleo sobre lienzo (I) y acuarela sobre papel (II), 2013. Bogotá (Colombia) © Sergio Rodríguez. Reservados todos los derechos.

Facebook: SerAn PaintDraw


Edita: Plasmamos tu Ilusión www.plasmamostuilusion.com Valencia (España) Herrera Communications www.herrera-communications.com Murrieta (California – EEUU) Contacto: plail@plasmamostuilusion.com plail.plasmamostuilusion.com Redes sociales: @pla_il en Twitter Revista PLAIL en Facebook Director: José Vicente Ríos www.jvrios.com @josevterios

Fotografías: Las 20 de…: © Alejandro López Ospina Página de sumario: © Eva&Jose GPS musical: © Vanessa Escarrega El resto de fotografías han sido proporcionadas por los artistas y a ellos pertenecen los derechos de las mismas.

El monográfico

2

Juan Romeu

GPS musical

4

Alejandro Khan

GPS literario

6

Sergio Alcántara

Estrofas

8

En corto 10 Las 20 de… 16 Anira

Biblioteca 20 Fonoteca 21


A sacar la lengua Juan Romeu En un mundo como el actual, donde no pocas veces se dejan de lado la ortografía y la gramática, nos sorprende y nos agrada que aparezca, publicada en forma de blog, ¡Ahora no!, una novela en la que se presentan y explican de una manera amena y distendida diversas cuestiones lingüísticas. En la obra, el protagonista es un filólogo y lingüista teórico con síndrome de Fausto que vive obsesionado con las palabras y la lengua en general. En su rastreo de curiosidades lingüísticas, un día escucha, de manera casual y en compañía de un amigo, a unos hombres hablando de un manuscrito secreto donde se explica el origen del lenguaje.

2

La búsqueda de ese manuscrito es la base de una aventura donde las protagonistas serán las palabras y las singularidades gramaticales y ortográficas, mezcladas con divertidas anécdotas de salidas nocturnas e incluso con trucos y tácticas para ligar. ¿Quién dice que la cultura y la diversión están reñidas? Y ¿quién es el responsable de todo esto? Pues Juan Romeu —en quien también está inspirado el protagonista de la novela—, doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y el CSIC, que ha trabajado en la Real Academia Española y que en la actualidad administra el blog Gramática para Carmencita, donde responde —de forma amena y sencilla— preguntas sobre gramática y ortografía en el papel del Académico. Además, es creador de otros blogs en los que publica periódicamente sus poesías y críticas literarias y cinematográficas.


En la creación y mantenimiento del blog Gramática para Carmencita, Juan Romeu cuenta con la inestimable ayuda de Carmen Beotas (que toma el papel de Carmencita). Carmen, que desde pequeña ha sentido curiosidad por cuestiones relacionadas con la lengua, es abogada y periodista y en la actualidad trabaja en una start-up de transporte privado.

diversos espacios que permiten acercar la gramática y la ortografía al gran público. Por otra parte, decir que ¡Ahora no! tiene ya una segunda parte escrita, ¿Y ahora qué?, que será publicada en el futuro. Pero Juan no se queda ahí. Ha comenzado a escribir el guion de una serie en la que los protagonistas son los personajes de ambas novelas. En los dos episodios escritos hasta el momento —pensados para durar unos veinte minutos— Juan continúa con el mismo estilo de siempre: en cada episodio trata alguna cuestión lingüística y la «adereza» con situaciones divertidas. Juan Romeu quiere conseguir que saquéis la lengua a pasear, ¿estáis dispuestos a hacerlo?

JUAN ROMEU Escritor. Estilos: novela educativa. ahora-no.com gramaticaparacarmencita.com Twitter: @ahoranoblog @yahoraquenovela @carmencitagram

Gramática para Carmencita cuenta también con secciones como los gramatuits —preguntas que otras personas realizan a través de Twitter— o los gramavídeos, infografías sobre faltas de ortografía y

Facebook: Ahora no. Manual de lengua para ligar Gramática para Carmencita Instagram: gramticaparacarmencita

3


Ley Khan Sonido «combinativo», relajante a la par que inquietante, de progresión continua. Electrónica sin estridencias. Elegancia. Alejandro Khan y Sonor-Am.

Tomaremos como base a Alejandro para desarrollar el artículo. Músico y compositor mexicano, productor de música electrónica y vocalista, baterista e instrumentista de la banda de post-rock Sonor-Am. ¡Ahí es nada! Sonor-Am nace en el 2012 a raíz de la desintegración de una antigua banda de nombre The Blue Magic Beach, en la cual ya fungían algunos de los integrantes actuales del grupo, como Iván Ortiz y Pepe Ruvalcaba. Algo más tarde se incorporaría Raúl Gaytán. Además, en ciertas ocasiones, algunos amigos del grupo suben al escenario para complementar el sonido.

El primer disco como solista y productor de música electrónica de Alejandro se tituló Del espejo. «En él quise plasmar ciertos lugares y sentimientos que habitan y coexisten dentro de mí. Además, fue una etapa de descubrimiento y fuerte crecimiento espiritual», nos comenta. Todo esto puede verse reflejado también dentro del disco de Sonor-Am Soy Sonido. Ambos trabajos vieron la luz en 2014. «Fue una etapa en la que tenía la necesidad de gritarle al mundo ¡estoy aquí!, ¡esto es lo que siento y esto es lo que soy!».

Ahora, Alejandro se encuentra a punto se distribuir su nueva producción, que llevará el título de Néctar y se encontrará disponible a partir del 28 de septiembre de 2015. ¡Apuntad la fecha! «Este disco es como un renacer para mí. Tras cerrar algunos ciclos personales y distintos proyectos, este trabajo es como ver el fénix que renace de la ceniza. Es un disco más maduro aunque, como toda obra de arte, es parte y testigo de una

4


época de descubrimiento y crecimiento espiritual en mi vida, pero también de “repliegue” de lo aprendido. He podido sentirme más libre a la hora de componer y lo he disfrutado más».

El público ha respondido bien a las creaciones de Alejandro y de Sonor-Am, han podido tocar en todo tipo de escenarios y también sentir la rabia de los que se creen dueños de la única verdad.

Ese cierre de ciclos convive con una transformación en Sonor-Am, donde ha dejado de tocar la batería para centrarse en la composición melódica, utilizando más los sintetizadores, la guitarra y la voz, aunque sin dejar de lado la composición para percusión, de la cual dice estar enamorado.

Y aquí estoy yo, un tipo al que no le gusta la música electrónica, escribiendo sobre música electrónica de calidad. Sobre el gran Khan, en alusión al rey persa Karim Kham (el gran legislador preocupado por el bienestar de sus súbditos).

«Lo que busco es enfocar más las ideas y los sentimientos, no vagar ni viajar tanto. Estructurar las cosas, pero sin dejar de lado la psicodelia y el rock. Además, en esta nueva etapa pretendemos mezclar sonidos acústicos con electrónicos y dejar un poco el jazz, ya que la música ha evolucionado y deseamos progresar con ella».

ALEJANDRO KHAN Localización: Toluca (México). Estilos: electrónica, post-rock @AlejandroKhanMx @Sonor_Am facebook.com/alexerkhan facebook.com/soysonido

5


Un manantial de imposibles

Y un libro más de poesía está en proceso de revisión para su posible publicación por una editorial de Miami.

Un juego de palabras sueltas, que en su soledad encajan para dar vida a eso que llaman belleza y que algunos dicen haber contemplado. Una hermosura cruda, como la vida. Un manantial de imposibles que desemboca en lo factible. Un grito de creatividad. Sus poemas.

SERGIO ALCÁNTARA nació en la ciudad de Tehuacán, Puebla, y reside en la actualidad en la Ciudad de México. Viaja constantemente entre ambas zonas geográficas y son estas una fuente de inspiración para sus obras.

Pero Sergio no es solo poesía.

Ha escrito catorce poemarios (que se pueden descargar de manera gratuita en forma de e-books en aquiles.bubok.es). En papel, la editorial Strombus editó en 2011 Reptil, una obra que se podría enmarcar dentro de lo que podríamos llamar «un creacionismo contemporáneo».

Además, ha expuesto sus fotografías y su trabajo gráfico en el Centro Cultural el Carmen, de su ciudad natal, en la Sala Quetzalcoatl de la Ciudad de Tula Hidalgo y en la Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles de la Ciudad de México, entre otras.

Este poemario le ha permitido realizar presentaciones en diversos foros, entre los que podemos mencionar la Universidad Autónoma Metropolitana-Cuajimalpa, el museo Mural Diego Rivera o la Casa del Poeta Ramón López Velarde.

Actualmente, desarrolla un proyecto para crear un taller de gráfica en la Ciudad de Tehuacán, así como la formación del Calpulli «Huey Xolotl», que funcionará tanto en Tehuacán como en la Ciudad de México.

6

La fotografía también ocupa su vida. En la web que mantiene dedicada a esta faceta (fotografia.sergioalcantara.net), exhibe sus trabajos y los de fotógrafos invitados.


Pero su poesía es la razón de ser de este artículo, y por eso no queremos cerrar esta página sin recomendarte que descargues y leas uno de sus libros. Uno, porque sabemos que será más que suficiente para que te inundes de esa magia inesperada y dispersa de sus versos. Uno, porque te seducirá tanto que no podrás obviar que hay trece más.

SERGIO ALCÁNTARA Localización: Tehuacán (México). Géneros: poesía aquiles.bubok.es fotografia.sergioalcantara.net

Uno, porque lo bello no necesita de una presentación extensa.

ESPACIO PARA PUBLICIDAD GRATUITA

RESERVADO PARA ONG’S Y PROYECTOS O CAUSAS SOLIDARIAS Escríbenos a plail@plasmamostuilusion.com

7


Naturaleza muerta de José Vicente Ríos

Los tules de Juan Botana

Tiene… la mirada encendida, la belleza brillo de mi canto alegre. Tiene… Tiene esa suerte, tiene… el viento en la cara, suelas de sueño en el camino, la nostalgia cubana de un amor, poema que recito. Tiene… Tiene esa suerte, tiene… la que yo no tenía, mi blasfema llorosa que no acaba ni reza entre tules rosas de esos que corro al verla. Y las nubes tan altas. Y ese mar azul de mis ojos grises tan lejos.

Tarde gris de penumbra: fuentes sin agua, calles sin luz. Hombres sin vida. El sol no secó tus lágrimas ni el viento cerró tus heridas. Y ahora quiere empezar a llover sobre esta tierra mojada.

Lluvia sórdida, naturaleza muerta.

El perfume a húmedo sacro monte pronto asfixiará las huellas de esta ciudad cansada de sí misma. Este agua ya no limpia porque nace corrompida de miserias y tristezas. Porque la sed es de codicia este agua ya no sacia.

El intento secesionista de robar tu alma al diablo sólo traería más problemas, y tú no tienes ganas de líos. Elegir su destino solamente está en manos de algunos valientes, y tú renunciaste hace tiempo a convertirte en un héroe.

8


9


¡MI REINO POR UNA CORBATA!, de Nacho Díaz Cobo El dependiente de la pequeña tienda estaba comenzando a impacientarse. El chico llevaba más de quince minutos frente al espejo, amontonando gran parte de las corbatas que se había probado, sin que ninguna terminara de convencerlo. —Y ¿qué le parece la azul? —preguntó el vendedor—. Es de seda, muy bonita para una graduación. El chico la observó, pensativo, al tiempo que su madre y su abuela, flanqueándole frente al espejo, juzgaban con gesto disconforme el color de la prenda. —El azul es símbolo de la belleza. Pero también es frío, insustancial. No tiene temperamento propio, ni siquiera para poder ser exhibida en la calle. Reflejaría debilidad —opinó la abuela, tras unos segundos en silencio—. No, definitivamente no es apropiada para ti. —Le falta talante. A mí me gustan las corbatas… con carácter. —¿Carácter? —preguntó el dependiente, extrañado. —Sí, sí. Muy simple… —corroboró la mujer— ¿no tiene algo menos… no sé… dadaísta? —¿Cómo dice? —No se preocupe, yo me entiendo. El vendedor se rascó la cabeza, sin comprender los pensamientos que podían correr por las mentes de aquellos sujetos. —Bueno, también tienen esta, que es a rayas. La hemos visto antes. Buena marca y a un precio asequible —dijo entonces el hombre, mostrando una de las otras tantas corbatas que había amontonadas junto al chico. —¿Cuánto? —preguntó la madre. —Veinte euros. —¿Veinte euros por una corbata? —dijo entonces la abuela, escandalizada. —¿Por qué lo dice?, ¿le parece caro? 10


—No es eso. Es que me parece una cifra sumamente inconclusa… Refleja materialidad y consumismo en quien exhiba tamaño tipo de corbata. No sé muy bien como decirle… es como si yo cojo una corbata todavía sin diseñar y hago ¡pam, rayas!, ¡rayas a tutiplén! Y después cojo y la valoro en veinte euros —explicó la anciana, acercando la corbata al cristal de sus gafas—. No me parecen modos propios de un artista. —Sí, además las rayas no aportan nada —añadió la madre—, son el símbolo de la inutilidad por excelencia. Me repugnan, si estuvieran a punto de matarme y lo único que tuviera fuera una raya para defenderme vaya a decirme usted cómo iba a lograr salvar mi vida. ¡De ningún modo!, ¡la raya es el peor invento del hombre! ¡Dios, cómo odio las rayas!, la humanidad sería un poco más humana sin esa degeneración de la línea.

11


—¿Puntitos, tal vez? —preguntó entonces el dependiente, temeroso del enfado de la mujer, que aumentaba por momentos a medida que se centraba más y más en su odio existencial a la raya. La abuela resopló. —Puntos, no había otra cosa en el mundo, ¡cínico! —dijo la mujer—. Puntos, qué cosa más efímera. —Tienes razón, mamá. Un punto no es digno de la graduación de mi hijo. Son sucios, arcaicos, surrealistas, «balcanizantes»… Cada uno de ellos puede ser interpretado como una mota de polvo o como el planeta Tierra visto desde la lejanía, como se vio en la foto que mandó la sonda Voyager cuando abandonó el Sistema Solar el año pasado. —Qué quiere que le diga, buen hombre, en mis tiempos las corbatas eran otra cosa. Se comprendía que el concepto de la corbata iba relacionado con la «accesoriedad» que impregna a su propio término; que la corbata viene a ser una aportación al conjunto estético del traje con corbata. —Y en los ochenta, las corbatas también fueron importantes. Sin las corbata, ¡oh, mis queridas corbatas de entonces!, no hubiera habido movida. —El cielo está encorbatado, ¿quién lo desencorbatará?, el desencorbatador que lo desencorbate, buen desencorbatador será —apuntó el chico, con la mirada todavía fija en el espejo. —Díganme que el amarillo sí que les gusta… —rogó entonces el dependiente, ya desesperado. —¡Por Dios, qué imprecación! El amarillo ha sido de toda la vida el color de la prostitución, de la lujuria, del libertinaje… —Bueno, también el de los teletubbies —apuntó el dependiente. —¡Y de Pikachu! Menudo sujeto más incompetente—exclamó la anciana—. El animalito, quiero decir. No, no y no. De ningún modo. Mi nieto no llevará ninguna corbata amarilla. —Entonces, ¿qué diablos quieren? —¡Diablos! —exclamó el chico—, ¿tienen corbatas de diablos? —Solo de calaveras. —¡Sí, perfecto! El dependiente, esperanzado con poder vender finalmente una corbata a aquella 12


El dependiente, esperanzado con poder vender finalmente una corbata a aquella exasperante familia, fue hasta el almacén de la tienda y regresó con la susodicha prenda. El chico sonrió mientras se anudaba la corbata, pero cuando lo hizo la alegría se desdibujó en un instante de su rostro. —Es maquiavélica. —Un esperpento. —¡Terrible, macabra! —¡Estrafalaria! —¡Una corbata estrambótica! —¿De botica? —preguntó el dependiente. —No, de fealdad —repuso la abuela—. Por Dios, con esa corbata mi hijo parece un gentlemen in advanced. —¿Un qué? —Solo divagaba. La corbata me incita a ello. —Es un objeto oscuro, seguramente la corbata ha sido hechizada con magia negra. ¡Quítatela, Quítatela! —ordenó la madre al chico, quien obedeció con diligencia. —Por favor, decídanse. Necesito atender al resto de clientes —suplicó el vendedor. —¡El resto! —exclamó entonces la madre. —¿Del resto? —Sí, de los demás. —Si quieren puedo enseñarles mi corbata. Las mujeres asintieron con la cabeza, por lo que el dependiente se desanudó la prenda y se la tendió al joven. —¿Le gusta el verde? —preguntó el chico, enarcando una ceja. —Es el color del prado, de la hierba… —afirmó el dependiente. —Y también de la mierda. Esto ya es el acabose —dijo la abuela, resignada. —La hecatombe. —El apocalipsis. 13


—La bondad. —Esa ya lleva extinta mucho tiempo, señora —corrigió el vendedor. —Qué pesimista. Normal que a usted le guste el verde. Todos quedaron en silencio, mientras el joven terminaba de examinar la corbata. —En verdad, creo que no voy a querer ninguna —confesó entonces el muchacho. —¿Perdón? —No la deseo, lo siento. La paciencia del dependiente había llegado a su fin. Y entonces, para perplejidad de la familia, el vendedor incitó a uno de los clientes que esperaban en la tienda a que matara al joven. Para ello, la mujer del dependiente ofreció al cliente una corbata, como no podía ser menos, y éste procedió al estrangulamiento del chico. El muchacho, antes de morir, levantó el puño izquierdo en señal de victoria. Al final, la madre, que llevaba odiando a su hijo en secreto desde hacía cinco minutos —por causas inconclusas que en modo alguno me dispongo a relatar aquí, puesto que no son modos para hacerlo ni tampoco el lugar, como podrán entender—, ayudó al dependiente a esconder el cadáver del joven, para evitar así que la policía pudiera descubrirlo. No obstante, la policía no tardó más de dos semanas en resolver el caso, por lo que el cliente, seis meses más tarde de la comisión de los hechos, fue finalmente acusado de un delito de homicidio doloso consumado, llevado a cabo, de manera efectiva, con todos los pasos o Iter Criminis para la acción del mismo. Así mismo, el dependiente fue acusado por inducción al homicidio, y su mujer castigada por un delito de cooperación necesaria. En último lugar, los tribunales creyeron necesario estipular condena para la madre del chico, que había intentado encubrir el asesinato de su propio hijo, por lo que además se le aplicó la circunstancia mixta de parentesco, agravante en este caso según el Código Penal. Se llegó a poner en duda, incluso, la culpabilidad de la abuela por un delito de omisión del deber de socorro a su nieto, pero finalmente se exculpó a la mujer. Y este, señores, es el sentido que encuentro hoy a mi clase de Derecho Administrativo. Muchas gracias por su colaboración. http://generacionveranodel95.blogspot.com.es/ @sweethome_nd

14


15


Anira

las cintas que le colocaban a mi capa por cada concierto, los ensayos inolvidables del coro y mi amor por el violín y el baile. ¿Cuándo empezó a hacerlo? Mi madre me cuenta que aprendí primero a cantar que a hablar. Tengo registro de presentaciones desde los dos y tres años, en eventos familiares, en el colegio y en el barrio. A los siete inicié mi formación musical de la mano de la licenciada en Música Gloria Patricia Cano Largo. A los ocho años perdí a mi padre, hecho que me llevó a refugiarme con más fuerza en la música.

¿Qué le motivó a adentrarse en el mundo de la música? No recuerdo un motivo claro, pero si revisas mis fotos de infancia en todas aparezco con un micrófono de juguete en la mano, una guitarra y con muchos dibujos de pianos a mi alrededor. Aprendía con mucha facilidad las canciones que me enseñaban en preescolar y en todos los eventos familiares las cantaba. Cuando cumplí seis años sentí un gran deseo de pertenecer a diferentes agrupaciones artísticas de mi colegio; recuerdo las obras de teatro y los emocionantes guiones a interpretar, las presentaciones con la tuna y 16

Junto a Farith Lozano Machado —director de la Fundación Nacional Batuta—, Salomón Vivas —profesor de guitarra— y Freddy Muñoz Navarro —profesor de violín— encontré una familia musical que me ayudó a seguir el camino de la vida de la mano del arte. Finalmente, a los doce años, ingresé en la pre orquesta Batuta, donde me enamoré del violín, del canto y de todo ese magnífico mundo sonoro. ¿Tiene artistas de referencia? He tenido la oportunidad de conocer, vivir y practicar diferentes géneros y estilos musicales universales, lo que me ha llevado a amar profundamente las propuestas artísticas de diferentes músicos y ha permitido que mi estilo se vea enriquecido. Su canción preferida es… Es mucha la música que me emociona y me hace reflexionar. Voy a tomarme el


atrevimiento de nombrar cinco obras musicales que se me vienen a la mente: -

La Novena Sinfonía de Beethoven. La pasión según San Marcos de Osvaldo Golijov. Imagine de John Lennon. Gracias a la vida de Violeta Parra. Sólo le pido a Dios de León Gieco.

¿Por qué? Porque enmarcan un desarrollo musical, social y filosófico que ha trascendido al paso del tiempo. ¿A qué aspira en la música? La música es mi estilo de vida, es el camino que he decidido tomar y con el cual crezco a diario. Mi aspiración es permanecer componiendo, interpretando y enviando mensajes espirituales e ideológicos que trasformen y toquen al mundo.

amor con que reciben la música. El hecho de crear y darle vida a una letra, a una melodía, a un ritmo y a una estructura armónica es como tener un hijo en cada composición. Asimismo, trasmitir a los demás lo que sale de lo más profundo de mi ser alimenta mis sentimientos y los conduce por el sendero del amor. ¿Tiene alguna pauta u horario de trabajo? Actualmente tengo un horario base que se modifica con horarios adicionales dependiendo de las ocupaciones mensuales. Mis compromisos como docente, cantautora y directora coral hacen que tenga unas jornadas estables y otras flotantes. ¿Qué quiere transmitir con su música? Mi proyecto busca invitar al oyente a cantarle a la vida, mostrando a través de

¿A qué renunciaría por conseguirlo? La verdad, no quisiera renunciar a nada, pero creo que en el camino uno se va dando cuenta de que hay circunstancias en las que toca elegir entre ser un artista o ser una persona. Y ¿a qué no? A mi familia y a disfrutar del privilegio de ser madre. Creo que compartir el tiempo en mi hogar con mi familia es algo que no se negocia. Para usted… ¿qué es lo más satisfactorio de esta profesión? Las sonrisas, las lágrimas, los comentarios de las personas y la satisfacción y el 17


cada letra que el amor es el único y verdadero camino hacia la felicidad. Ese amor forjado por una mujer «Pereirana», busca describir el paisaje, la historia y el contexto actual del Eje Cafetero y de Colombia, dejando muy claro en cada sonido y verso que La Mariposa Verde, mi primer álbum que reúne doce de mis composiciones, representa la cultura colombiana desde la perspectiva femenina. ¿Utiliza las redes sociales para dar a conocer su obra? Claro que sí, permanentemente. ¿Cuánto tiempo dedica a esos menesteres? Un tiempo prudente cada día.

¿Le gusta interactuar con sus fans? Intento mantenerme en contacto permanente con ellos y responder a sus inquietudes y deseos. Los fans son la razón de ser del artista. ¿Cómo es —a grandes rasgos— un día normal en su vida? Hay de todo un poco. Compartir con la familia, ensayar, dictar clases en la universidad, en hogares infantiles y a particulares, hacer ejercicio, leer, tomar un café mientras se planean proyectos culturales, cantar con mis alumnos de tres y cuatro años, hacer arreglos musicales y acompañar a mi hijo a su entrenamiento de fútbol. ¿A qué dedica su tiempo libre? A descansar. Salgo con mi hijo, voy al cine o comparto un café con mis amigos. Me gusta leer, hablar con mi mamá y mi hermana y salir a cenar a diferentes restaurantes. ¿Qué opina del panorama musical actual? Tuve la fortuna de cantar el pasado junio en la catedral de mi ciudad El Mesías de Georg Friedrich Händel, oratorio de 1741. ¡El público se emocionó! La música solo existe en el momento en que se ejecuta y se escucha. El concierto no se vivió como un acto del pasado; la música tuvo lugar en el presente y este hecho es el más importante en la música. El ser humano ha hecho que el mundo cambie, pero él no ha cambiado. Es él mismo en su esencia.

18


¿Qué le aconsejaría a alguien que comienza? Ser músico es un privilegio y el hecho de poder crear, interpretar y vivir la música una y otra vez es motivación de sobra para vivir. La riqueza de la vida interior de un músico es mucho mayor que la de una persona que no tiene la música en su vida, por eso pienso que el comienzo de alguien en el arte es un despertar espiritual y filosófico, un auténtico regalo para uno mismo. Deben aprovechar las oportunidades y construir y compartir la música. ¿En qué proyecto/s está trabajando actualmente? -

-

-

Lanzamiento de mi primer álbum La mariposa verde, que Felipe Rojas López ha producido de forma magistral desde la Agencia Cultural y Creativa Tres Cuartos Docencia en el programa de Licenciatura en Música de la Universidad Tecnológica de Pereira. Docencia en el programa musical WILLEMS – COLOMBIA. Dirección del Coro de Cámara Femenino ERATO. Dirección de la corporación ESTACIÓN*ARTE.

www.anira.com.co facebook.com/Anira twitter.com/aniraamos instagram.com/_anira_/ soundcloud.com/anira-2 reverbnation.com/anao

Por favor, una última apreciación dirigida a nuestros lectores. Los invito a todos a brindar apoyo a los artistas, quienes con sus proyectos resignifican el mundo, alegran la vida y comparten la historia de la humanidad.

19


Título: Paréntesis

Título: Jeremías, el ratón de biblioteca

Título: La maldita casilla de salida

Autor: Sergio Alcántara

Autor: Catalina Gómez Parrado

Autor: José Vicente Navarro

Género: Poesía

Género: infantil

Género: Novela

Título: ¡Ahora no!

Título: Momentos maestros

Título: Solsticio

Autor: Juan Romeu

Autor: Ana Añó

Autor: Sergio Alcántara

Género: Aventura gramatical

Género: Autoayuda

Género: Poesía

Título: Una familia especial

Retratos

Autor: Enrique Herrera Género: Novela

20

Autor: José Vicente Ríos Género: Poesía social y romántica

El bajo eléctrico en el flamenco Autor: Manuel García Peydró Género: Música


Desechable Néctar

So called man Palco d’ Vida

Néctar

Artista: Artista: Alejandro Glucosa Khan

Artista: Robbie Artista: DivaBoyd

Artista: Alejandro Khan

Géneros: Géneros: electrónica rock

Géneros: pop, funky Géneros: folk folk

Géneros: electrónica

Imposible

Soy sonido

Breathe Fire To The Sun

Artista: Pirakutu

Artista: Sonor-Am

Artista: Brymir

Géneros: rock, fusion

Géneros: electrónica

Géneros: epic metal

The wall

20 canciones de amor y…

Lo mejor de…

Artista: Pink Floyd

Artista: Luis Eduardo Aute

Artista: La dama se esconde

Géneros: rock progresivo

Géneros: cantautor

Géneros: pop

21


 Sonará algo «pelota», pero esta contraportada va dedicada a ti. Sí, porque sin ti esta revista no tendría sentido. El objetivo principal de Plail es difundir las obras de escritores y artistas que están fuera de los circuitos masivos de comunicación, pero de nada serviría nuestro trabajo e ilusión si tú no decidieses leer la revista y compartir la música y literatura que descubres en ella con tus amigos. Por eso queremos darte las gracias e invitarte a que participes de forma activa en su redacción. Envíanos tus sugerencias, ideas o propuestas a nuestro correo y/o redes sociales. Será genial conocerte y poder interactuar contigo.

© Plasmamos tu Ilusión Valencia, septiembre de 2015. http://plail.plasmamostuilusion.com

Revista Plail nº 3  

Revista digital bimestral especializada en literatura y música.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you