Page 1

6 Santa Fe

Domingo 23 de marzo de 2008

UNO

Cancillería confirmó que Storni no padece ninguna discapacidad No tiene problemas físicos ni psíquicos, pero el prelado sigue cobrando una jubilación que supera los 7.000 pesos Guillermo Acrich Diario UNO de Santa Fe

La recurrente utilización de ciertos títulos honorificos, más apropiados a un status de sumisión o vasallaje que al de un Estado soberano, sugiere una confusión de roles”. arzobispo de Santa Fe se le retire el beneficio de la asignación mensual vitalicia que percibe en la actualidad, por haber sido concedida “por causa inexistente o jurídicamente no relevante”. Paralelamente, Horacio Brignone, amparándose en el decreto (1.172/03) de Acceso a la Información Pública, requirió conocer todo el expediente para saber quiénes aprobaron la “ayuda económica”. Con un año y medio de retraso, la Secretaría de Culto de la Nación realizó un nuevo y último envío al domicilio de Brignone y dio por “concluida la actuación” de esa dependencia en relación a la solicitud de información. Así lo aclaró el director general de Culto Católico, Luis Saguier Fonruoge. Iniciado el 13 de octubre de 2002, mediante una nota escrita de puño y

letra, Storni solicitó “el beneficio de la ley 21.540” atento a su condición de arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, pero el sólo hecho de ser “obispo emérito” no lo habilita a cobrar ninguna jubilación nacional, ya que así no está estipulado en ninguna para del texto de la mencionada ley. En el segundo párrafo del trámite iniciado por el sacerdote, “informa asimismo” la aceptación de su renuncia a tenor del canon 401,2 (“in fine”) por parte del entonces Papa de la Iglesia Católica, Juan Pablo II. El 27 de diciembre de 2002, casi en tiempo récord para lo que es la tramitación de un beneficio previsional, el ex secretario de Culto, Esteban Caselli, resolvía otorgar la jubilación al prelado, entonces imputado y ahora procesado por abuso sexual agravado. Interpretación “Unpardefojasllamanespecialmente la atención. Se trata del dictamen de Saguier Fonrouge, que curiosamente objeta fundamentos de la petición de nulidad formulada recién en 2007 en las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la cual –dicho sea de paso– no hay novedad. El visionario director de Culto, interpretando las palabras del monseñor, habría dicho en noviembre de 2002: «Si bien la ley civil habla de

Esclarecedor. De puño y letra, Edgardo Gabriel Storni pidió a la Nación que se le abone una jubilación vitalicia mensual (ver recuadro de abajo).

Requisitos  La ley 21.540 conviene La pagar la jubilación a los obispos mayores de 75 años o quienes se encuentren incapacitados por invalidez. Dos aspectos centrales que Edgardo Gabriel Storni pareciera no cumplir, ya que “en abril festejará 72 años y no está inválido”, expresó Horacio Brignone a Diario UNO. Dicha norma prevé la asignación mensual vitalicia para dignatarios del culto Católico Apostólico Romano y fue sancionada bajo el gobierno de facto del dictador Jorge Rafael Videla en 1977. Después se derogó parcialmente, pero su vigencia se restableció en noviembre de 1991.

invalidez, evidentemente remite a las causales que el ordenamiento canónico establece, que se extienden a otras causas graves que incapacitan al clérigo –no aclara cuáles– para desempeñarse en el oficio episcopal, como en el caso en trato –sigo sin saber cuáles fueron esas causas graves–, por lo cual corresponde tener por acreditados los extremos exigidos por la ley 21.540”, sostuvo Brignone a Diario UNO.

Solicitud a Esteben Caselli y su declaración jurada En el manuscrito de la izquierda el ex arzobispo Storni pide al secretario de Culto de la Nación en 2002, Esteban Caselli, que le conceda la jubilación vitalicia. El texto dice: “Tengo el agrado de dirigirme a usted a los efectos de solicitarle quiera tener a bien gestionar el beneficio de la ley 21.540, atento mi condición arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz”. “Informo asimismo a usted que, con fecha fecha 1 de octubre del presente año (2002), su santidad Juan Pablo II ha aceptado mi renuncia a tenor del canon 401,2 in fine, del Código de Derecho CaPara el vecino de María Juana, no se aprecia argumentación jurídica alguna y, además, el director de Culto incorpora “de facto” al derecho positivo argentino un nuevo cuerpo legal: “el Código de Derecho Canónico”. En tal sentido, dijo que las interpretaciones de Saguier Fonrouge sientan el precedente de que “aquellos prelados que decidieran renunciar a su cargo, tener hijos o una pareja (el orden puede variar),

nónico”, sostiene el prelado en el segundo párrafo. En el otro manuscrito, Storni hace su declaración jurada. Al respecto, la parte más significativa sostiene: “Con relación a la solicitud de la asignación mensual vitalicia que en mi carácter arzobispo emérito de Santa Fe de la Vera Cruz, y con arreglo a lo previsto en la ley Nº 21.540, que se tramita ante la Secretaría de Culto, manifiesto en carácter de declaración jurada que no me encuentro amparado por ningún régimen oficial de previsión o de prestación no contributiva”. De esa forma el ex arzobispo pide que le paguen. seguirán siendo mantenidos por el erario público”. Muestra de ello es que en 2005, también valiéndose del canon 401,2, el mismo beneficio se habría otorgado al obispo de Santiago del Estero, Juan Carlos Maccarone, por entonces con 64 años de edad. El sacerdote tuvo que renunciar a su cargo en la iglesia luego de que se difundiera Sigue en página 7

En los últimos días, la Secretaría de Culto de la Nación, dependiente de Cancillería, decidió hacer pública la mayor parte del expediente mediante el cual el ex arzobispo de la Diócesis de Santa Fe, Edgardo Storni, obtuvo una jubilación equivalente al 70 por ciento de lo que percibe un juez de la Nación, actualmente superior a los siete mil pesos mensuales (sin contar el último incremento del 10 por ciento). En dos cartas manuscritas, el prelado solicitó en 2002 que le concedan una jubilación vitalicia que, según los requisitos que marca la ley de la dictadura 21.540, no está habilitado a cobrar. Sin embargo, la particular interpretación de un funcionario nacional posibilitó que Storni tenga un beneficio previsional hasta su muerte, con dinero que sale de las arcas del Estado. El año pasado, un vecino de María Juana –localidad del centro-oeste de la provincia– presentó formalmente un pedido ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto para que al ex


UNO un video íntimo en el que se lo ve junto a un joven, quien habría sido su pareja hace tres años atrás. “Deuda de la democracia” “Al conmemorarse 32 años del 24 de marzo de 1976, como deuda injustificable de la democracia, perviven cuerpos normativos (mal llamados leyes) creados por la última dictadura militar, con la firma de personajes de la catadura de Videla, Martínez de Hoz, Harguindeguy, Bignone, Galtieri o Alemann, por mencionar a los más conocidos”, manifestó Horacio Brignone. “Entre otras normas del proceso, todavía están vigentes el pago de un sueldo, categoría 10 del Escalafón de la Administración Pública Nacional, por cada seminarista –ley 22.950–; jubilación de sacerdotes – ley 22.430– o sueldos y jubilaciones de obispos, leyes 21.950 y 21.540”, subrayó este vecino santafesino y agregó: “Siendo, probablemente, el único país del continente que paga sueldos y jubilaciones a los obispos católicos, lo menos que podría esperarse es un riguroso apego a la ley”. También, por lo que pudo averiguar el denunciante, otros dos obispos eméritos –al menos– viven fuera del país: Juan Rodolfo Laise, en Italia y Andrés Sapelak, en Ucrania. En tal sentido, la ley 21.540 es clara al señalar que se impone como condición indispensable para cobrar la jubilación la residencia en Argentina. De hecho, Brignone hizo un nuevo pedido de información para conocer si eso es cierto, pero la respuesta “nunca llegó”. “La recurrente utilización de ciertos títulos honorificos, más apropiados a un status de sumisión o vasallaje que al de un Estado soberano, sugiere una confusión de roles. Porque la Secretaría de Culto de la Cancillería es el organismo que representa al Ejecutivo Nacional ante

Domingo 23 de marzo de 2008

autoridades de la Iglesia Católica, no a la inversa”, finalizó. Un beneficio para pocos Según el artículo Nº 1 de la ley 21.540, “los arzobispos y obispos con jurisdicción sobre arquidiócesis, diócesis, prelaturas, eparquías y exarcados del Culto Católico Apostólico Romano gozarán de una asignación mensual equivalente al 80 por ciento de la remuneración fijada para el cargo de Juez Nacional de Primera Instancia, hasta que cesen en dichos cargos (...)” y una asignación mensual vitalicia equivalente al 70 por ciento de la remuneración de los magistrados federales para los religiosos antes mencionados. “Antes del aumento del 17 por ciento, aproximadamente, de julio o agosto (de 2007) a la Justicia nacional, el sueldo de un obispo en actividad, según una nota del periodista Mario Wainfeld del diario Página 12, era de unos 7.200 pesos, por lo cual, hoy será de algo más de 8.000 pesos”, dijo Brignone a Diario UNO. A esto hay que agregarle el último incremento del 10 por ciento que concedió la Corte Suprema de Justicia de la Nación, es decir, Storni estaría cobrando un monto cercano a los 8.000 pesos, mientras vive en su alejado y tranquilo hogar en La Falda, provincia de Córdoba.

Santa Fe 7

La ayuda del canon 401,2 Tranquilo. Desde que se apartó de la arquidiócesis local, Storni vive en La Falda, provincia de Córdoba.

En el inciso 2º del canon 401 del Código de Derecho Canónico se señala que “se ruega encarecidamente al obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave queda disminuida su capacidad para desempeñarla”. En el caso del ex arzobispo de la Arquidiócesis de la ciudad de Santa Fe Edgardo Gabriel Storni su renuncia se debió a la presión misma que ejerció el Vaticano luego de que saliera a la luz las denuncias en su contra por abuso sexual agravado. Por su parte, el sociólogo e investigador del Conicet, Fortunato Mallimaci, lo explicó de este modo a la relación entre quienes conducen el Estado y quienes conducen los destinos de la fe: “La Iglesia Católica tiene más poder por su vínculo con la sociedad partidaria que por sus vínculos con la sociedad civil”.

diario uno  

Nota diario uno Storni