Issuu on Google+


Son los milímetros los que marcan la diferencia. Es en las cosas más pequeñas donde nos explicamos. Aquí mis milímetros mis distancias.


Obras

1. 2. 3. 4. 5.

Todas las huidas El lugar de la herida Vulnerable, asĂ­ Hay La piel de papel


Todas las huidas


Esta serie de 6 libros de artista se construye a partir de cuatro fotografías en las que la figura aparece atrapada en cierto espacio secreto, deshabitado intentado todas las huidas posibles. Las imágenes se han estampado mediante fotolitografía sobre distintos materiales: gasas, papel de patrones, tela usada, papel japonés... Materiales encontrados y frágiles que forman diferentes historias desde lo quebradizo y lo efímero. La instalación de estos libros se acompaña de poemas breves. Se trata de piezas para la lectura, pero también para el tacto y la imaginación. Piezas que permiten que todas las huidas comiencen.


Eco cuatro paredes blancas es necesario que alguna palabra escape de este silencio.


La matriz tambiĂŠn esconde las lĂ­neas ciertas palabras imposibles.


Todas las huidas des per tar


Trazando caminos imaginarios.


Cada libro esconde palabras y peque帽os objetos que nos sirven para reconstruir nuestra propia narraci贸n privada.

Un nudo es decir, una habitaci贸n los ojos la garganta la voz.


El lugar de la herida


TĂş eliges el lugar de la herida en donde hablamos nuestro silencio. Alejandra Pizarnik


Esta serie de obras se refieren al lugar de la herida como el lugar del hueco, de la desaparición. Sobre las gasas, cosidas, se fijan algunas palabras, palabras inadaptadas en otros textos que aquí significan de otro modo. Las imágenes, borrosas, lejanas, surgen como el recuerdo y siempre un pequeño objeto acompaña esa imagen casi ausente. Objetos que se convierten en la parte más tangible de lo inasible, objetos para la memoria.


El lugar de la herida, 2010 Serie de 5 piezas de medidas variables. Tranferencia sobre gasa clĂ­nica. (Gasas, palabras y objetos encontrados)


Hay. [...] O hay por qué. Hay. Si habrá. Vaya si habrá. Sí. Pero. Pero no hay que. Supongo. Idea Vilariño.


Así es como intento recordar, imaginando, para reconstruir. Una niebla blanca, suave, inalcanzable, sobre la memoria. Este libro está construído a partir de fotografías anónimas rasgadas y palabras, extraídas de un poema propio, cosidas sobre gasas. Posteriormente las gasas se colocan entre el papel vegetal de modo que las imágenes y las palabras parecen lejanas, atrapadas en esa niebla blanca del recuerdo.


Hay, 2010 Cubierta de tela, 3 páginas, 15cm x 21cm. (Tela, gasa clínica, fotografías encontradas, palabras, hilo, papel vegetal)


Vulnerable, asĂ­.


Vulnerable, así, 2010 Un poema de dos palabras y ramas sobre gasa. 6 páginas de gasa clínica, 12cm x 21cm. (Gasas, hilo, papel vegetal, ramas)


En este libro las palabras se sustituyen por un elemento natural, las ramas, que como lĂ­neas quebradizas dibujan sobre la gasa mensajes indescifrables. Porque ciertas historias se explican por sus cicatrices.


La piel de papel


La piel de papel es un poemario visual escrito a travĂŠs de la aguja y el hilo sobre papel chino. El papel se convierte en una superficie que como piel recoge nuestras heridas, nuestras cicatrices, nuestras arrugas. Aparece rasgado, herido, reconstruĂ­do, surgen los huecos, las quemaduras, hay un maltrato y finalmente el hilo que repara, que sutura, que nos une a lo invisible y hace surgir la cicatriz.


La piel de papel, 2010 Poemario de 16 piezas 24,5 cm x 17cm. (Papel chino, hilo, palabras)


Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura. Porque todos estamos heridos. Alejandra Pizarnik


Carolina Cruz nace perpleja en 1981. Actualmente su perplejidad va en aumento. Para intentar explicar algunas cosas escribe, pero no siempre con palabras. Su trabajo se construye con materiales cotidianos y encontrados, objetos que han sido desechados, fotografías anónimas, papel, gasa, tela... Elabora obras frágiles, mediante técnicas muy sencillas y es esta forma de hacer, y de contar, un modo de posicionarse ante la realidad del mundo y del arte, asumiendo lo efímero de lo que nos rodea y de nosotros mismos.



Distancias milimetricas