Page 1

un

museo piedras de


Iglesia románica de Majones. Página anterior: Magnífica puerta de Casa Agustín de Hecho.


Juan Latorre Durán

Fago es el pueblo más occidental del Pirineo oscense, situado en un paraje excepcional, entre los Valles de Ansó y Roncal. Lo pueblan gentes pacíficas que durante siglos vivieron de la ganadería y de los bosques. Se puede llegar a este bello lugar por tres carreteras, cada una con su foz: la del Esca, si se accede desde Navarra; la de Biniés, si el camino elegido es por Ansó, o la del Majones si se entra al valle por Villarreal de la Canal.

83


84

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Fago es un pueblo que puede presumir: de calles bien empedradas; de construcciones que conservan la esencia de la tradición pirenaica; de un antiguo lavadero; de la iglesia del siglo XVI, con bóvedas de crucería estrellada y crismón de añoranzas románicas; de recordar a sus mujeres con la “Estela de las Golondrinas”; así llamaban a las mujeres que emigraban a trabajar en las fábricas de Mauleon (Francia) y, volvían en primavera, como las golondrinas...


Juan Latorre Durán

Decir Ansó es decir: Pirineos; Naturaleza en estado puro; espacios naturales de belleza sin igual -Zuriza, Aguas Tuertas...-; impresionantes montañas -Peña Ezcaurre, Sierra de los Alanos...-; ibones cerca de las cumbres -Acherito, Estanés...-; vegetación de exuberantes hayedos, abetales, pinares, robledales e inmensas praderas; cultura pastoril y trashumante de miles y miles de ovejas... En la imagen, el crucero a orillas del Veral.

85


86

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

De izquierda a derecha: Chimenea en Siresa. Chimeneas de Casa La Cope, Casa Jer贸nimo y Casa Cristineta en Hecho.


Juan Latorre Durán

“… la nieu ve cayendo muy mansa y espesa, tapando tellaus, los campos, carreras, los mons que blanquían... sientes esterizos... prexinas, repiensas, mirando las flamas que puyan con fuerza... ¡Qué bien que te trovas cobexau en calien chaminera!”.

Rosario Ustáriz

87


88

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

La villa de Ansó guarda celosamente su cultura ancestral, a la vez que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Conserva: su particular dialecto; el traje típico ansotano con la fiesta de exaltación en el mes de agosto; las formas tradicionales de la arquitectura popular en calles cuidadosamente empedradas; la espectacular mole de su iglesia gótico-renacentista con el museo de arte sacro; un torreón medieval en la calle Mayor...


Juan Latorre Durán

La iglesia parroquial de Ansó es obra gótica del siglo XVI.Tiene planta de cruz latina cubierta con bóvedas de crucería estrellada y, a los pies, se sitúa el coro en altura, sostenido por un soberbio arco carpanel. El dibujo muestra un detalle de la portada plateresca flanqueada por columnas corintias; San Pedro y San Pablo ocupan los medallones de las enjutas y, en el centro del tímpano triangular, hay una representación del Padre Eterno.

89


90

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Es difícil pasear por las calles de Ansó sin recordar a aquellos hombres vigorosos y ágiles, puro nervio y puro músculo, modelados por la dura naturaleza, siguiendo los rebaños por su quebrado y extenso territorio, que supieron ganarse privilegios y prebendas, y fueron capaces de defenderlas a ultranza. En la imagen la torre-prisión medieval con la reapertura de los vanos bajo el alero y el cadalso.Testigo de la historia.


Juan Latorre Durán

En la villa de Ansó, las fachadas de sus casas han sido muy modificadas, tal vez como manifestación externa del poder adquisitivo de sus propietarios y como alarde de ello. Ésta es una de las casas que conserva la vieja fachada de piedras, la puerta de medio punto con dovelas y las dos piedras decoradas de la ventana. Un conjunto sencillo, entrañable y representativo, conocido como Casa Cazo.

91


92

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Crismones de San Pedro de Siresa, de la parroquial románico-lombarda de Binacua, de la ermita de Escagüés, en Hecho y de lauda sepulcral en el Panteón de Nobles de San Juan de la Peña.


Juan Latorre Durán

Esta bellísima fachada pertenece a Casa "lo Cacho" de Hecho. Lleva muchos años siendo así. Sólo la ventana rectangular es modificación ampliada de otra que estaba en el mismo lugar; la nueva es una piedra más de ancha y dos de alta; el resto de elementos, incluidos los bancos de piedra, ya estaban el 1922, cuando Ricardo Compairé la retrató, aunque entonces, las piedras que enmarcan la puerta y la ventana geminada estaban blanqueadas.

93


94

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

De apariencia humilde, pero bella es Casa Cristineta de Hecho. Los materiales utilizados en su construcciĂłn son los de siempre, los que brinda el entorno. La puerta de dos hojas, una de ellas casi siempre cerrada y, la otra, con ventano en el centro, que por el dĂ­a, si hay gente en casa, siempre permanece abierto. El dintel sostenido por dos mĂŠnsulas, que son, junto con el delicioso ventanuco de la izquierda, como una sonrisa en una fachada muy seria.


Juan Latorre DurĂĄn

Izquierda: Hecho. La puerta de los mercedarios de EmbĂşn. Derecha:Ventana ajimezada de Bailo.

95


96

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Durante siglos, los chesos han confiado en su celestial patrona la Virgen de Escagüés. Esta es la puerta de su ermita, sencilla composición neoclásica, que fue levantada por suscripción popular, tras un pavoroso incendio. Siempre hay visitas en la placeta empedrada, y “siempre bi-habrá flos// por fuera colgadas,// qu’en lo picaporte// son enreligadas// con avemarías// de fuera rezadas...”


Juan Latorre Durán

Embún es un núcleo urbano muy remozado, perteneciente al municipio de “Valle de Hecho”. Está situado en un alto sobre el Aragón Subordán que riega una feraz huerta, cuyo producto estrella son sus bien afamados boliches. El edificio más importante es su iglesia del gótico aragonés, que tiene una magnífica puerta renacentista, con representación fragmentada en el dibujo, para poder observar sus labores con más detalle.

97


98

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

La caseta del dibujo está en un campo limítrofe con la carretera que, desde Puente la Reina de Jaca, se adentra en el valle de Hecho. Es de Casa Boira de Embún. Un precioso modelo de arquitectura rural popular, útil para guardar los aperos, para almacenar provisionalmente las cebollas, las manzanas… para comer a la sombra en días de chicharrina, para guarecerse de la repentina tormenta... y para embellecer el paisaje.


Juan Latorre Durán

A poca distancia de Biniés, se localiza este bonito, viejo y bien cuidado peirón, que anima la monótona llanura que lo rodea. En su enrejada capilla se venera una imagen de San Francisco. Una piedra grabada, informa de quién ordenó su construcción, cuándo y por qué. Literalmente dice así: “Se hizo a devocio // n de don Juan Pascu // al Lopez arcedi // ano de la... // dignidad de la S. // yglesia catedral de Jaca y na // tural de vinies // 1736”.

99


100

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

De izquierda a derecha: Chimenea en Biniés. Chimenea, losas, piedras y ventanuco en Arrés.

Clásica chimenea y, más allá, la fachada norte de Casa Lorén en Arrés. Casa Ferrantón en Larués.


Juan Latorre Durรกn

101


102

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Izquierda: Casa Cartero en Santa Cruz de la Ser贸s. Derecha: Portada de la iglesia en Santa Engracia.


Juan Latorre Durán

Berdún fue siempre el lugar más importante de la Canal, tanto por el número de habitantes, como por el de profesionales. Está emplazado sobre un cerro que destaca en amplia llanura. Tiene numerosos edificios que muestran su importancia pretérita en puertas adoveladas, blasones... y una magnífica iglesia gótica del siglo XVI. Desde la barbacana que la protege por el Sur, se divisa una espectacular panorámica de formas y colores sin par.

103


104

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Es Casa Valentín de Larués. En los años 60 era tienda de todo y bar. En las largas y frías noches de invierno, algunos solterones se juntaban en la cocina para jugar al “guiñote” o al "subastau". La restauración de hace unos años, ha dejado al descubierto todos sus encantos: la puerta de grandes dovelas y arco apuntado, la ventana gótica con guardapolvo y el escudo de los Solana, que también aparece en las fachadas de casa don José y casa Bernardo...


Juan Latorre Durán

La fachada que mira al Norte de la Casa de los Solana en Larués. Junto al edificio palaciego de ventanas perfectas en tamaño y composición, puerta adovelada de arco carpanel, escudo de armas y fragmentos de buenos sillares, hay otra construcción -casa Bruno- más modesta, con todos los aditamentos de la arquitectura popular de estas comarcas, igualmente bella en su estilo.

105


106

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

En la fachada Oeste del palacio de los Solana, conocido en Larués como Casa don José, se puede admirar esta hermosa ventana. Sobre ella, un sencillo arco de descarga libera de peso al dintel. Las piedras que enmarcan la ventana, con las aristas biseladas, muestran una decoración sencilla pero muy elegante y, en el centro del dintel, el “sol” de la familia. Una sólida y bien trabajada reja guarda la intimidad, no siempre respetada.


Juan Latorre Durán

Abusando de la libertad en la interpretación del paisaje, se han eliminado algunos elementos estéticamente poco afortunados y, así, ha quedado compuesta esta lámina, con el original crucero en primer plano, campos y colinas que se alejan y al fondo el Pirineo. Está en Bailo, al NE del pueblo, próximo al inicio de la carretera que lo une con Arbués.

107


108

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

En el viejo camino que desde Bailo sube al Puerto de Santa Bárbara, se halla este pilón, con la imagen de San Antonio Abad, que durante bastante tiempo estuvo decapitado. La tradición oral atribuye la decapitación a un arriero que tuvo graves problemas en ese trayecto con sus caballerías y con San Antón. Grabado en las piedras hay un texto en el que se lee que un obispo concede indulgencias a quienes rezaren un Padrenuestro y el Avemaría.


Juan Latorre Durán

Arbués es un pueblo muy pequeño, en el que casi todo es naturaleza; tiene construcciones agropecuarias de tradición popular, una portada renacentista, una casa que conserva muchos de los antiguos utensilios domésticos y de las labores agrícolas... y la iglesia con muestras de su origen románico, como la puerta en la cara Sur, y, en ella, este capitel de aves enfrentadas, con el precioso ábaco de flores, cuyos cálices son inusualmente profundos.

109


110

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Bailo es un pueblo importante de La Jacetania; ya lo era en tiempos del incipiente Reino de Aragón. Tiene numerosas viviendas con fachadas notables, escudos y otros detalles. Casa Samper, por ejemplo, con una puerta en arco de medio punto y grandísimas dovelas y, sobre ella, la preciosa ventana gótica del dibujo, geminada, con alfiz, trilobulada y con rica decoración. La canalera y la teja árabe realzan su elegancia.


Juan Latorre Durán

La imagen más impactante de Santa Cilia era la de un gran caserón, que perteneció al Real Monasterio de San Juan de la Peña. Lo más destacable de este edificio es el conjunto formado por la amplia puerta de arco de medio punto y regulares dovelas, sobre ella el Agnus Dei DE S. IVAN DE LA PEÑA, un poco a la derecha esta ventana del dibujo, geminada, gótica y trilobulada y, en el tejado, la colosal chimenea.

111


112

Piedras humanizadas. Huesca Pintoresca

Antes de llegar a Atarés aparece el torreón del Boalar o de los Moros, y ya en el pueblo: gente buena, un horno recuperado, edificios en su mayoría muy transformados que forman calles pavimentadas a prueba de bomba, hechas por los vecinos; la parroquial con detalles góticos y la torre con estos tres elementos, el óculo, el bonito reloj orientado y la ventana enrejada con peculiar inscripción... En el recuerdo, Juan de Atarés y San Juan de la Peña.


Juan Latorre Durán

La actual iglesia de Santa María en Santa Cruz de la Serós es lo que queda del monasterio medieval. Tiene planta de cruz latina, ábside y dos absidiolas, que se cubren con medio cañón y cascarón respectivamente, sobre imposta ajedrezada. La puerta, con crismón, es abocinada por cuatro arquivoltas de medio punto bajo arco abilletado. Sobre el crucero hay una singular cámara... Una visita es la mejor forma de conocerla y valorar sus muchos encantos.

113


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.