Issuu on Google+

Educando en la Responsabilidad, Educamos para la Libertad

6


Equipo de Pastoral y Bienestar Institucional Programa de Estaciones de Bienestar “Humanizando la Virtualidad” Medellín—2010


Educar Responsablemente


Introducción Pastoral y Bienestar Institucional siempre ha velado por la creación de espacios, escenarios, desarrollos y estrategias para llegar a todos, generando así inmensas posibilidades de participación e interacción que hace que seamos una fuerza viva y cálida y presente dentro de la Católica del Norte. No hemos escatimado esfuerzos; nuestra banderas son permanentes: No damos nada; simplemente ofrecemos el reconocimiento y la tutela de unos derechos que permitan mejorar la calidad de vida, construir un ser humano integral y una comunidad que no se sienta en soledad en el amplio mundo del ciberespacio. Ahora e- bienestar; se convierte en la mejor excusa para que nadie se sienta excluido, para que todos crezcamos como una poderosa red de amigos que comparten experiencias, caminos, interrogantes pero que buscan soluciones a través de recursos y materiales. Es el caso de esta colección de 10 cartillas con tema de formación humana, habilidades sociales, relación con Dios y la naturaleza empapado siempre de una metodología sencilla. Son el fruto de la generosidad de un Equipo de Vida conformado por profesionales jóvenes y católicos, que hemos entendido que EDUCAR es HUMANIZAR, HUMANIZAR es EVANGELIZAR, y que cada día nos vamos identificando más con el Corazón del Buen Pastor que sigue buscando a sus ovejas hasta por el mundo fascinante de la virtualidad.


¿QUÉ ES? Enseñar a las personas a ser responsables requiere un ambiente especial en el hogar y en la escuela. Se trata de conseguir un ambiente que les ofrezca información sobre las opciones entre las que deben escoger y las consecuencias de cada una de ellas, y que les proporcione también los recursos necesarios para elegir bien. Educar en la responsabilidad es desarrollar la habilidad para responder; se trata de la capacidad para decidir apropiadamente y con eficacia, es decir, dentro de los límites de las normas sociales y de las expectativas comúnmente aceptadas. Educar en la libertad Es fomentar más autonomía y más responsabilidad en quien se educa. Respecto a la autonomía es importante conseguir: Que tengan iniciativas. Que sepan elegir. Que sean consecuentes. Estos dos conceptos permiten que se formen personas responsables en sus actos, capaces de asumir las consecuencias de sus decisiones y que a través de sus actuaciones fomenten la libertad en para expresarse y para actuar.

EL RELATO: EL APRENDIZ DE BRUJO En un inmenso castillo vivía un hechicero que se dedicaba al estudio de las fórmulas mágicas. No permitía que nadie fuera a visitarlo y sólo aceptaba la compañía de su joven ayudante, Daniel, un jovencito moreno y espigado que no entendía lo que hacía su maestro.

2


En una ocasión, el mago tuvo que salir a un largo viaje en busca de plantas para una fórmula secreta. Antes de partir le hizo recomendaciones a Daniel: no debía abrir la torre donde él trabajaba, ni tocar sus libros. También le encargó que limpiara algunas habitaciones del castillo. —Es una gran responsabilidad, pero sé que podrás cumplirla —le dijo. Los primeros días Daniel siguió las instrucciones. Pero dos semanas después comenzó a sentir fastidio por las tareas de limpieza. Así que una tarde subió a la torre. Sobre la mesa halló el libro con las anotaciones del mago. Emocionado por pensar podía ser un hechicero, se puso la túnica de éste y, subido en un banquito de madera, comenzó a leer. No entendía las palabras, pero las pronunció en voz alta sin darse cuenta que eran mágicas. De repente, la escoba y el balde se presentaron y se pusieron a sus órdenes. Daniel se asustó un poco, pero pensó aprovechar la situación. Para limpiar tenía que cargar agua, y le daba flojera. Así que les dio instrucciones de hacerlo. El balde y la escoba iban y venían, iban y venían. Después de algunas vueltas ya había agua suficiente y Daniel les pidió que no trajeran más. Pero como sólo entendían palabras mágicas no le hicieron caso y siguieron trabajando. Al cabo de un rato el agua cubría el piso y corría escaleras abajo. Llenó las habitaciones e inundó el castillo pero el balde y la escoba no se detenían. El líquido le estaba llegando al cuello y los objetos del laboratorio flotaban a su alrededor. “¡Auxilio!” gritó el joven aprendiz. En ese instante apareció el brujo. Vio lo que estaba pasando y pronunció las palabras necesarias para resolverlo. El hechizo se detuvo y pronto todo estuvo bajo control. Instantes después el mago reprendió a Daniel: “Antes que aprender magia y hechicería, tienes que aprender a cumplir con las responsabilidades que se te encomiendan”. —Adaptación de la balada El alumno de magia de Johann Wolfang von Goethe.

3


REFLEXIÓN Existen ciertas circunstancias en las que no podemos cumplir con nuestra responsabilidad. Por ejemplo, si enfermamos de gripe y no acudimos a la escuela o al trabajo, o si había demasiado tránsito vehicular y nos retrasamos para llegar a una cita. Esos casos resultan comprensibles y, simplemente, hay que explicar lo que ocurrió. Pero hay otros en los que las personas cuentan con todo lo necesario para hacer lo que les corresponde y, no lo hacen. Esas personas se llaman desobligadas. Las consecuencias de esa actitud ocurren en dos sentidos: •

Por un lado quienes los rodean dejan de tomarlas en serio y pierden la confianza. Por otro, las personas irresponsables son incapaces de ir dando una orientación a su vida. Se les olvida que son ellos, y no los demás, quienes construyen su destino. Ten presente que cada paso que des puede marcar un avance o un retroceso en la vida.

4


ACTIVIDAD

Guardar un equilibrio entre todos los aspectos de nuestras vidas es un ejercicio constante de atención y responsabilidad. ¿Hasta qué punto somos responsables de las cosas que nos pasan? Esta es una pregunta difícil y que casi nadie quiere contestar puesto que hacerlo con una dosis de responsabilidad es complicado. La mayoría de la gente prefiere negar cualquier tipo de implicación y adoptar un papel de víctima.

Si aceptamos que somos responsables, en cierta medida, de las cosas que nos suceden, podemos darnos a nosotros mismos la oportunidad de sujetar las riendas de nuestra propia existencia y de poder cambiar lo que no nos guste. No podemos hacer nada al respecto – piensan algunos-. Las cosas que nos suceden, nos vienen dadas, y nosotros, meros elementos pasivos, lo único que podemos hacer es afrontar las consecuencias, sufrirlas y luego lamentarnos de nuestra impotencia.

5


Lo mismo sucede cuando analizamos los diferentes aspectos de nuestra vida y nos damos permiso para cambiar las cosas.

En muchas ocasiones ni siquiera nos paramos a reflexionar en qué aspectos estamos volcando todos nuestros esfuerzos. ¿Nos dedicamos a todo con el mismo arrojo? ¿Tiene todo la misma importancia?

Por esto y con el ánimo de que cada día seas mejor, ten en cuenta lo siguiente: -Ten claras tus obligaciones, acostumbra anotar a diario cuáles tareas desarrollaste ayer, y cuáles debes desarrollar mañana. Ordenarlas en un calendario vuelve todo más fácil. -Reúne todos los elementos necesarios para cumplir con el objetivo propuesto. Si se trata de estudiar organiza bien tu material, si se trata de practicar un deporte, reúne el equipo necesario. -Comparte las responsabilidades de los otros: tu contribución al quehacer doméstico será siempre bienvenida. -Recuerda a los demás las responsabilidades que tienen para contigo. Si no reaccionan, llámalos amablemente a que lo hagan: "Te recuerdo que tú quedaste en regresarme tal objeto".

6


APLICO 1.

El tren de la vida: Cada participante recibirá un cuadro de papel con el cual se realizará un símil de que es la vida y el facilitador comienza a desarrollar tres preguntas co n el grupo de forma tal que al final se obtenga un tren. “la cabeza del tren es nuestro nombre, vagón • • •

Cuáles son mis características más sobresalientes (positivas y negativas), Vagón Hacia dónde vamos (cuál es ese sueño inmediato) Que estoy haciendo para lograr ese sueño. Cuando el grupo tenga la actividad realizada se solicita a todo arrugar y destruir lo que acaban de hacer, luego se lee la lectura del papel arrugado y se inicia la reflexión. (Ver anexo) 2. Reflexión: ¿Qué paso con la actividad? ¿Por qué ocurrió lo que ocurrió? ¿Qué aprendizaje nos deja? ¿En qué se parece lo ocurrido con la vida real? 3.

Video Delinquir no Paga: Ver anexo 2

4. Reflexión: ¿Qué paso con la actividad? ¿Por qué ocurrió lo que ocurrió? ¿Qué aprendizaje nos deja? ¿Cómo aplicar lo aprendido a nuestra vida?

7


CAMPAÑA Todos a practicar: •

Los estudiantes: Durante este mes cada uno de los miembros del grupo practicará al respecto de mejorar un comportamiento que sabe es negativo en él y compartirá en el próximo taller como ha sido la experiencia de trabajar por modificar o controlar este.

El promotor: Campaña: Dile no la delincuencia Juvenil. El promotor durante el mes publicará en un espacio visible los comportamientos negativos de las personas y las consecuencias de éste, así como ilustrar con fotos y videos lo que puede ocurrir cuando no somos responsables de nuestros actos.

a

Promoverá también dentro del centro un Espacio para la Cultura y el deporte: Por el valor de la vida y al finalizar el mes realizará un acto cívico para mostrar los talentos de la Institución y desarrollará con ayuda de los estudiantes un torneo deportivo relámpago.

8


ANEXO Anexo 1 Mi carácter impulsivo, me hacía reventar en cólera a la menor provocación. La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado. Un día mi consejero, quien me vio dando excusas después de una explosión de ira, me entregó un papel liso. Y entonces me dijo: Estrújalo, Asombrado, obedecí e hice una bola con él papel. Luego me dijo: Ahora déjalo como estaba antes. Por supuesto que no pude dejarlo como estaba. Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas. Entonces mi consejero hablo: “El corazón de las personas es como ese papel. La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. “Aunque intentemos enmendar el error, ya estará “marcado”. Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos palabras llenas de odio y rencor, y luego, cuando pensamos en ello, nos arrepentimos. Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado. Y lo mas triste es que dejamos “arrugas” en muchos corazones. Anexo2: video delinquir no paga: http://www.youtube.com/watch?v=T7PAmbgEpZU

9


www.ucn.edu.co

Pastoral y Bienestar Un mundo de beneficios para ti, disfrútalos visitando www.ucn.edu.co/virtualmente PBX. (57) 4– 5143144 / 8609822 pastoralybienestar@ucn.edu.co


Educando para la Responsabilidad Educamos para la Libertad