Page 1

LA HUELLA CALA SANZ


MONUA

I

ncertidumbre ante un inminente deceso, así describiría yo la sensación que puede sentir un estudiante de colegio cuando se enfrenta a un modelo universitario de las Naciones Unidas, tal vez por la falta de experiencia que, en dado caso, sería la justicación más razonable. Pero en mí existía la duda, sobre todo, de si lo aprendido en nuestro modelo CUCMUN a través de los años me serviría en una instancia mucho mayor como MONUA, el modelo de la ONU de la Universidad de los Andes. Lejos de la conanza, por n llegó el día 22 del mes de marzo y la hora de conocer lo que era la crónica de mi muerte anunciada.

Sentados en sus respectivos lugares, 21 jóvenes de diversas instituciones, todos ellos con el mismo objetivo que yo, demostrar que estaban hechos. Llegaron las primeras palabras y, con ellas, el formalismo, un trámite tedioso pero siempre necesario, y yo hasta el momento un simple espectador. Las caras lo decían todo, algunos parecían temerosos, si bien no faltaba quien, como en un juego de póker, convencía con su mirada mientras en su corazón sabía que de qué esta no lo salva nadie.

Las mociones no se hicieron esperar, mociones para todo, abriendo sesión, proponiendo temas, listas de oradores, las cuales en mi mente solo generaban confusión pues no es algo que se acostumbrara a hacer en los modelos donde había participado, pero todo ello hacía del ambiente algo mucho más académico, tanto así que, poco a poco, me fui dando cuenta de que estaba en otro nivel, que me encontraba en las grandes ligas.

Pero pasaron los minutos, las horas y los días, y cada vez me sentía mejor, como un pez en el agua, aprendiendo poco a poco lo técnico que me hacía falta en las discusiones sobre la economía, mi fundamento, pues la organización mundial del comercio era la excusa que nos reunía allí en ese recinto debatiendo como grandes ecónomos cuando yo solo era un joven de décimo grado del Colegio Calasanz. Pero con osadía me atrevo a decir, que la diferencia, aunque fue grande no fue aplastante, sentí que mi nivel estuvo al de otros competidores y que mi meta, tan clara que alejaba el miedo, me hacía defender mi postura como nación proteccionista.

LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

3


MONUA Mauricio Rodríguez Munera, fundador del periódico Portafolio, exembajador de Colombia ante el Reino Unido y consultor presidencial, en su discurso inaugural nos exhortaba a nosotros, los jóvenes, a rechazar la política actual, pero a la vez, a participar en ella para poder por medio de la misma acabar con los politiqueros demagogos y populistas que tanto daño le hacen a la sociedad. Pero, sobre todo, nos invitaba a algo muy importante bajo mi juicio: nunca dejar de estudiar, pues esa es la única forma para poder cambiar el mundo, empezando por uno mismo. Y es bajo ese criterio que creería yo que este modelo del MONUA llegó a cambiar mi vida, ahora comprendo que con sacricio se pueden cumplir las metas que uno quiera y que con preparación nada será difícil, al contrario, el mundo se hará cada vez más fácil. Espero que como presidente de Econ en CUCMUN 2014 llegue a causar el mismo impacto en los delegados que queden bajo mi potestad, porque es ahí donde uno llega a ver el éxito de modelos como estos, cambiando el pensamiento mediocre de los que se consideraban escépticos y demostrándoles que estos modelos sí sirven, hasta el punto de llegar a cambiar la vida de cualquier persona.

Juan José Sánchez Torres Estudiante de grado 10° Fotos: Monua Daily @MONUADaily2014

PAGINA

4

|LA HUELLA CALASANZ


LA CLAVE SOCIAL Calasancios por una Colombia mejor Los calasancios nos interesamos en ayudar y servir a la comunidad, por eso colaboramos con la Fundación Calasanz, con la intención de ayudar y llegar a los niños, niñas y adolescentes más necesitados, no sólo brindando una educación de calidad, sino a través de otros muchos proyectos y obras diversas que les ayudan con sus necesidades básicas. Algunas obras hechas con estos recursos son el Jardín Estrellitas Calasancias, ubicado en la comuna trece de la ciudad de Medellín, donde se atiende a más de 60 niños para su formación de pre-jardín, o los hogares Calasanz de Pereira, donde se atiende a niños en situación de abandono. Otras acciones desarrolladas son las Becas Universitarias, dirigidas a jóvenes bachilleres del colegio CED Calasanz ubicado en Ciudad Bolívar, al que acuden más de 1.000 estudiantes, en uno de los sectores más deprimidos de Bogotá. Por otro lado, se apoya a jóvenes con excelentes desempeños académicos para que puedan acceder a una educación superior que les ayude a garantizar su futuro. De estas becas se han beneciado ya ocho jóvenes, de los cuales dos

estudiantes se graduaron el año pasado como arquitectos en la Universidad de los Andes y una joven se graduó como enfermera de la Universidad del Bosque. También hay becas académicas dirigidas al colegio San José de Calasanz en Bogotá, ubicado en otro sector vulnerable, Suba Rincón, así como becas tecnológicas, dirigidas a todas las obras sociales; actualmente, se cuenta con 5 jóvenes estudiando en la escuela de Artes y Ocios Santo Domingo en la ciudad de Bogotá. Todo esto demuestra como los calasancios ejercemos la caridad cristiana en todos los ambientes en los cuales estamos presentes. Como vemos en el prójimo a un igual y nos preocupamos por él. La Fundación Calasanz nos ayuda a canalizar nuestros esfuerzos para que el ejemplo de José de la Madre de Dios, ayude de manera integral a los niños, niñas y jóvenes que más lo necesitan... Y todos nuestros esfuerzos cuentan, desde la compra de un bono hasta el aporte de los dos mil pesos que damos dos días a la semana para hacer realidad el sueño de nuestros compañeros ecuatorianos.

¡Ánimo calasancios, a seguir ayudando! Laura Alejandra Contreras Buitrago Estudiante de grado 8° LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

5


OPINIÓN !Prohíban las elecciones estudiantiles!

PAGINA

6

|LA HUELLA CALASANZ


OPINIÓN

Sobre los debates, más que una prohibición propongo una enmienda. Todos los concursos y clases que he podido observar en colegios premian la forma. Basado en una noticia o en un tema cualquiera, se invita al estudiante a que hable, y hable, y hable de la forma más convincente y segura posible. Se le enseña a i m p r o v i s a r, s e l e p r e m i a l a a p a r e n t e contundencia de argumentos fáciles. Los profesores caen también en ese juego de hablar y opinar sin conocer. Cuánta basura se dice en esos ambientes. El problema es que no se invita a conocer las complejidades de un tema, no se premia la síntesis basada en conocimientos claros, no se fomenta la duda. El resultado de eso es claro: aprendemos que debatir es saber hablar, jamás conocer. Construimos una Colombia donde aparentar es preferible a ser. Después se preguntan por qué nuestra democracia está llena de discursos vacíos y electores desinteresados. Es que en el colegio nos enseñaron a deslar. Juan Carlos Rincón Escalante, egresado del colegio Calasanz, es abogado con estudios en periodismo de la Universidad de los Andes, y director de la compañía El Gran Electrón, con la que he producido varios cortometrajes. Por Juan Carlos Rincón Escalante Egresado del Colegio Calasanz

LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

7


OPINIÓN POLÍTICA PARA LOS JÓVENES El liderazgo es trabajar por un bien común, y desde la época escolar nosotros tenemos una prueba de lo que es tanto elegir a un líder como serlo o lanzarse con ese propósito. El líder no es aquél que atrae más los votos con su labia, ni el que promete cosas y las incumple, el líder es el que busca con sus obras mejorar la calidad del entorno en el que vivimos e, igualmente, con sus acciones incentiva al desarrollo y al trabajo de su comunidad. Nosotros los estudiantes somos el futuro de nuestro país en todos los aspectos, sobre todo, en el político. Por tal motivo, es importante que en el colegio se incentive el interés de los jóvenes en este campo, ya que está en nuestras manos aportar ideas frescas y un trabajo enérgico a la comunidad, y que el poder no se quede encerrado en ocinas de unos cuantos que aunque ocupan un puesto, no se dan por enterados de los problemas o necesidades que agobian a las personas que los eligieron. Las promesas pintadas de rosa que pregonaron durante las elecciones ahora son meras palabras en el olvido que hacen parte de carpetas empolvadas de planes no llevados a cabo. La juventud, no sólo se debe preocupar por no dejarse convencer con cualquier promesa o dejarse meter los dedos a la boca a la hora de elegir su líder, sino también debe preocuparse para que sean los jóvenes los que logren ser elegidos, y dar las iniciativas para un cambio. Aunque es importante, la PAGINA

8

|LA HUELLA CALASANZ

experiencia la da el tiempo de trabajo, lo primordial es la información y el conocimiento del entorno social. Para bien o para mal, el sistema político estudiantil desarrolla los primeros pasos de los líderes potenciales que en un futuro manejarán los lazos políticos del país, y por esto, se deberían delegar mayores responsabilidades a nuestros líderes, para que se convierta el colegio en un semillero de verdaderos líderes, responsables, honestos y conscientes de su labor. Solo así lograríamos que las elecciones no sean solamente una esta de popularidad sino un ejercicio democrático ejemplar.

María Angélica Sarmiento Estudiante de grado 11°


Sandra Mariela Parada Rondón

“La vocación la vivo en plenitud porque amo lo que hago”

F

inalizando el primer semestre del 2012, tras la marcha del padre Julián González Restrepo para iniciar una etapa de discernimiento, nuestro padre provincial, Juan Carlos Sevillano, llegaba para designar a la persona que asumiría la rectoría del colegio. Existía ya en ese momento una proyección de que los colegios Calasanz fueran dirigidos por laicos para que los padres pudieran dedicarse con mucha más libertad a las labores pastorales y vocacionales. Fue después de las vacaciones cuando nos dieron la noticia: “Habemus Rectora”. ¿Quién era la nueva elegida? La voluntad del cielo había recaído sobre la licenciada Sandra Mariela Parada Rondón. “Me preguntaron y dije que sí, justo un 31 de julio, el día de mi cumpleaños. Pensé en que podía negarme, pero analicé que si pensaban en mí era por algo.”, nos cuenta Sandra Mariela. Esta mujer, nacida en Chinácota y formada piadosamente por las venerables Hermanas de la Presentación, llevaba ya 15 años de generosa entrega a Calasanz y había tenido todos los cargos imaginables, desde maestra en Primaria hasta el

neurálgico puesto de sacar adelante la “Certicación de Calidad”, hecho que quizás ha constituido su más grande mérito. Sandra es una mujer de mirada jovial y caminar pausado, ha demostrado ser centrada, analítica y paciente. Con su modo d e d i r i g i r, c e r c a n o y a b i e r t o a l o s estudiantes, se ha ganado muchas más simpatías que oprobios y ha demostrado que una laica puede dirigir con rmeza y mucho amor la barca que Calasanz lanzó al mar hace más de 500 años en Roma. Al parecer, el Espíritu Santo ha dado totalmente en el blanco al elegir a esta mujer, que sin abandonar sus costumbres católicas y su convicción de la “cultura del encuentro”, dirige la más importante institución educativa de Cúcuta y su área metropolitana.

PREGUNTAS

¿Tres cosas positivas de Sandra Mariela que nadie puede negar? R/: Responsabilidad en el trabajo, compromiso, y pasión por lo que hago. LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

9


Sandra Mariela Parada Rondón ¿Y tres cosas de Sandra Mariela que puedan reprocharle?

mujeres, ¿cómo se ve reejado en el desempeño de sus funciones?

R/: El exceso de trabajo, o sea, lo intensa que soy con él, otra cosa es en cierto momento el perfeccionismo y el poco tiempo que me dedico a mí misma.

R/: Como líder de una institución educativa, el ser mujer, el ser mamá, me permite tener mayor sensibilidad a las realidades del otro sin perder objetividad. Cuando uno es maestro, la sensibilidad es importante porque permite entender al estudiante en su entorno y contexto. Personalmente, considero que soy muy observadora y eso me ha ayudado en el desarrollo de mi trabajo.

¿Es usted una mujer temperamental? ¿Cómo deniría su personalidad? ¿Hablaría de sí misma como enérgica en la toma de decisiones? R/: A través de los años y con la experiencia, he aprendido a dominar mi carácter y autorregularlo. En el diálogo con las personas busco que estas se sientan a gusto, enmarco mucho el respeto En mis decisiones siempre estoy pensando en que sean de acuerdo a las necesidades de otro y no las tomo a priori. Me mantengo tranquila pero rme cuando hay que adoptar una postura. Hay algo que no puedo soportar y es que no haya respeto por el otro, que no exista justicia, pienso que todo el mundo debe ser valorado y entendido dentro del contexto en el que está y se desarrolla.

¿Qué dene su identidad personal? R/: ¡Qué pregunta tan trascendente! Una persona que ama lo que hace, sea su familia o su trabajo, y que está feliz con lo que tiene (no necesariamente lo material), que valora lo que tiene y lo quiere. Esa soy yo.

Esa sensibilidad, e incluso ese instinto maternal que tenemos las PAGINA

10

|LA HUELLA CALASANZ

¿Cómo distribuye su tiempo entre la familia y sus obligaciones laborales? R/: Es algo complicado, trato de hacerlo al máximo. Me gusta ser maestra, amo mi trabajo y por eso soy muy dedicada, trabajo mucho. Ser maestra del Calasanz requiere tiempo porque no es un proceso que se lleva únicamente en un aula de clase. Yo soy demasiado reexiva y las cosas las pienso mucho, me llevo cosas a casa y las voy analizando. Mis hijos ya están grandes, pero cuando eran más pequeños, siendo maestra tuve el tiempo para compartir con ellos en las tardes, hacer tareas, orientarlos. Ahora ya son adolescentes, ya están asumiendo otros roles, yo llego y estoy para hacerles las onces cuando puedo, pero otras veces no alcanzo a llegar. Trato de repartir el tiempo, porque pienso que es bueno combinar esas dos cosas,


Sandra Mariela Parada Rondón para tener tiempo de calidad con mis hijos. Hay cosas que uno deja de hacer para uno mismo, por ejemplo el deporte, a mí me gusta leer bastante y a veces no hay el tiempo para leer, me gusta mucho caminar y a veces no lo puedo hacer, digamos que esos tiempos para mí se vuelven muy cortos. Pero yo no he descuidado el poder estar con ellos.

El feminismo muchas veces deende la teoría de que la mujer debe decidir sobre su cuerpo y su proceder en toda regla. Como mujer, ¿cuál es su opinión y concepción sobre el aborto? R/: Es un tema que particularmente no

apruebo, pero respeto las decisiones de los otros. Soy una persona que no juzgo y no puedo entrar a determinar si una persona está haciendo lo correcto o no porque para eso tengo que conocer a fondo qué es lo que está viviendo. Son casos graves y delicados, por ejemplo, cuando la mujer ha sido violado, han vulnerado su intimidad y hay que ser muy responsables en este tema en el sentido que la mujer tiene que cuidarse y valorarse. Hay escenarios en qué pensaría, de pronto, en que tuviera su bebé y lo diera en adopción, pero una vida es una vida y yo soy altamente espiritual y católica sin ser extremista ni ortodoxa, y por ello pienso que es un tema muy delicado y que las personas nunca vamos a estar de acuerdo. Lo importante es generar conciencia, tomar decisiones bien pensadas y analizadas. Pienso que al país le falta avanzar mucho en ese aspecto, no es simplemente decir que

legalicemos el aborto, ¿estamos todos preparados para hacer ese acompañamiento al proceso? Yo no estoy de acuerdo plenamente con el aborto, creo que debe ser un proceso en que se acompañe a la persona, se deben mirar las razones y no puede legalizarse porque sí como si fuera una receta. A nivel religioso y a nivel político hay muchas posturas, y creo que a veces se toma más como una lucha para recoger adeptos a una política. Hay muchos países que ya lo tienen totalmente legalizado y habría que ver cómo ha sido su proceso, su evolución, qué impacto ha tenido y si hay procesos de acompañamiento. Una de las funciones de la mujer en el mundo y en la vida, así suene como muy a deber, es ser mamá, es la que permite la continuidad de la especie de los seres humanos, por eso tiene que manejarse con mucho cuidado, con mucha delicadeza y más allá de que se apruebe o no, sigo insistiendo en los procesos del antes y el después, en un acompañamiento antes y después.

¿Qué haría usted si algún día se presentara en el colegio una pareja homosexual solicitando el cupo para su hijo adoptivo? R/: Ante la pregunta de si estamos preparados diría, en primer lugar, que no se puede discriminar, pero también la familia, o la pareja, tendría que entender el escenario. Este tema es muy difícil, yo no estoy muy de acuerdo con la adopción por parte de parejas homosexuales, no porque una pareja del mismo sexo no le pueda dar amor y cariño a LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

11


Sandra Mariela Parada Rondón un ser humano, sino porque creo que nuestra sociedad no está preparada todavía para este tipo de cosas y la discriminación sería muy grande. Y aunque el deber de las instituciones educativas es ser incluyentes, pienso que ninguna institución está preparada todavía para asumir ese reto y, por ahora, en Colombia faltan todavía muchos años para que sintamos que eso se puede hacer real y, obviamente, tiene que haber una preparación porque eso no se puede asumir de cualquier manera, y no por el niño, ya que los niños son niños y son lo más maravilloso, sino por la actitud del otro, porque aunque el niño pueda estar bien donde esté, sentirse amado, querido y respetado, cuando salga al otro medio donde vea que los papás son de diferente sexo y escuche los comentarios y las observaciones va a haber un choque para ese niño.

¿Y si es el estudiante el homosexual? Hay que amarlo y quererlo, y respetarlo, y enseñarle a que lo respeten. Los niños y los jóvenes están en este colegio para que nosotros les impactemos en sus vidas la corresponsabilidad de que la familia es importante y hay que seguir luchando para que los niños sean incluidos. Si hacen un barrido de cuántos estudiantes hemos excluido del colegio verán que es muy poco. Aquí, aunque sí hay sanciones y se les llama la atención, se lucha hasta el nal para que con la familia podamos fortalecer los valores y mantenerlo en el colegio.

PAGINA

12

|LA HUELLA CALASANZ

Como una anécdota curiosa nos relata Sandra Mariela que, terminando su licenciatura en el año 1996, daba clases de PREICFES y asesorías y que un día, en el que andaba pasando hojas de vida, llegó hasta este colegio. “Venía del Cardenal Sancha y pasé por acá, pero no la iba a entregar. No, eso ahí es muy complicado, difícil entrar, hay que tener mucha especialización”, pensó. Pero la convencieron y Alirio, que estaba en la portería, le conrmó que estaban recibiendo hojas de vida. Pensando que jamás la iban a llamar, siguió siendo maestra de colegios pequeños. Le llamaron y se vino desde Chinácota, pero el entonces padre Jaime Reyes le informó que ya tenían la persona para el cargo. Insistió en que le diera la oportunidad para escucharla y que si en algún momento requerían su trabajo, la llamaran. A los cuatro días recibió una llamada (la otra persona quería Bachillerato cuando la vacante que había era para Primaria). Y así, empezó a trabajar en el año 1997 como maestra de grupos de cuarto y quinto de 50 estudiantes. Fue co-directora de grupo con Nancy Suárez y entró a precisar en la didáctica y la metodología, para que a los chicos les gustara la materia y aprendieran con asertividad. Tras unos cambios en el colegio, le propusieron ser coordinadora de convivencia. Más tarde, llegó el padre Manuel y dividió las Coordinaciones, le dejaron de Coordinadora de Preescolar a Tercero, antes de eso fue Jefa del Área de Matemáticas. Luego vino la Coordinación Académica de dos años y el curso de Icontec. El entonces rector, padre Julián, le dio la oportunidad de ser la Coordinadora de Calidad. Pero su aspiración profesional nunca fue llegar a la Rectoría, LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

11


Sandra Mariela Parada Rondón para ella fue una sorpresa. Muchas veces, cuando no somos nosotros mismos los que capitaneamos el barco, solemos ser críticos con las órdenes y directrices que vienen de arriba.

¿Qué pensaba usted de la Rectoría y la gura del Rector, antes de serlo? Y ahora que es la Rectora, ¿qué matiz caracteriza su gobierno y cómo aplica lo que pensaba antes? R/: ¡Uy, Dios mío, que pregunta tan tremenda! Le voy a ser sincera, tengo una regla de vida: yo no juzgo a mis superiores, respeto mucho sus directrices. Tuve rectores con los que tuve diferencias, pero con Calasanz en su corazón: el padre Jaime Reyes que ahora no es escolapio, el padre Valentín, con su forma de ser organizada y exigente, el padre Mauricio, con esa inmensa sonrisa y esa imagen pastoralista siempre, el Padre Manuel y su organización, su visión global de las cosas y su deseo de progresar, el Padre Julián que aunque joven es muy inteligente y sacó adelante el proceso de calidad. Que si todos ellos han ejercido una buena rectoría o no, no soy quien para juzgar. Si no hubieran existido esas rectorías el colegio no sería el que es. De todos me llevo lo mejor y creo que cada uno aportó en su momento lo que debía aportar. Siempre ha existido en mí un respeto muy grande por la gura del padre rector y siempre he buscado identicar qué era aquello calasancio que cada uno tenía. En cuanto a lo que caracteriza mi gestión, soy una persona a la que no le gusta que las cosas estén quietas. Lo peor que le puede pasar a una empresa exitosa como es el colegio en este momento es quedarse ahí.

Si se queda en que fue exitosa empieza a decaer. Yo no apruebo que un maestro no sea humilde en el buen sentido de la palabra, necesitamos gestión de trabajo en equipo y que la gente aporte, incluyendo los profesores nuevos. Que se generen ideas. Pienso en un colegio con una mayor proyección social y un amplio horizonte nacional. Yo recojo lo sembrado por todos los rectores anteriores, los liderazgos deben tener continuidad de ideas. Que en el futuro, los rectores puedan recoger algo que yo sembré. Yo no estoy sola, existe algo en todos los colegios que es el “Consejo de Identidad Escolapia”, conformado por la comunidad de los Padres y el Rector. Es un organismo superior donde todas las decisiones se consultan y estudian, pasan por manos del Consejo de Identidad y por el Ecónomo, el Padre Urbano Pesquera, que es la persona quizás con mayor inuencia y decisión en la parte nanciera y que, a su vez, participa en el Consejo de Identidad. En el Consejo tenemos unas líneas de trabajo que permean todos los otros estamentos del Colegio, que están en consonancia. Por ello, no existe el riesgo de que un laico pueda llegar y hacer lo que quiera. No, aquí las decisiones son colegiadas.

El ascenso de una laica al cargo de mayor importancia en el Colegio, ¿es una muestra de secularización agresiva o desamortización eclesiástica? R/: No, ser la primera rectora laica signica un voto de conanza de los Escolapios a la Misión Compartida.

LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

13


Sandra Mariela Parada Rondón Porque es conanza, no es querer que ellos abandonen esto, porque no está desde esa visualización. Se podría ver como que los Padres se cansaron y nos dejaron esto a nosotros, pero no, porque existe el Consejo de Identidad Escolapio, hay una articulación importante entre laicos y escolapios.

A su juicio, ¿los bautizados deberíamos tener mayor, menos o igual participación en la Iglesia? R/: No, yo creo que debemos participar un poco más. Dejar los paradigmas y de juzgar tanto. Abandonar una visión clericalizada de que el sacerdote por ser ordenado, por ejemplo, entonces ya es perfecto. Porque los sacerdotes se equivocan, ¿entonces la fe se derrumba? No, la fe es una vivencia personal. Existe una estructura clerical y como estructura le aporta a la fe, pero le fe es un camino. La Iglesia lo que hace es estructurar para ayudar en la vivencia, pero el que actúa es Dios. Los sacerdotes y líderes deben dar muestra de coherencia en su actuar.

¿Qué concepción tiene del Papa Francisco? R/: Un hombre que vive profundamente y actúa profundamente desde la fe.

errores, ellos en su sabiduría sabrán cómo arreglarlos pero eso no guía mi fe.

¿Se considera usted conservadora o reformista? R/: Es complicado, ser reformista debe tener un fundamento. Soy de las que voy a la Eucaristía y le gusta participar, mi vida fue marcada muy positivamente por mi familia y por las Hermanas de mi colegio, la Presentación, en Chinácota. Pero yo no pienso en un Dios castigador, diría que soy alguien en término medio, que cree que debe haber coherencia entre hablar y actuar. Tengo rasgos de ser conservadora en algunas cosas, pero no soy extremista. Realmente, ni muy liberal ni muy ortodoxa. ¿Qué importancia tiene la vocación en su

vida y cuál es la relación con su cargo? R/: Mi vocación es ser maestra. No me veo sin dictar una clase; la interacción con los niños y jóvenes me enriquece. Dictó clase a los pequeños para ver cómo crece su proceso y se desarrollan en su entorno. Cuando pase el Oratorio a Bachillerato va a tener otra forma y espero entrar en contacto más directo con ustedes. Estar ahí para los chicos es importante. La vocación la vivo en plenitud porque amo lo que hago.

¿Cuál es su visión de la Iglesia? R/: Mi visión de la Iglesia…. yo no la veo como un organismo rector o simplemente un compendio de normas religiosas. Para mí, es la estructura que nos guía a ser discípulos de Jesús. Que se haya monetizado en algún tiempo o tenga sus PAGINA

14

|LA HUELLA CALASANZ

Por María Angélica Sarmiento (estudiante de grado 11°) y Carlos Fernando Beltrán (estudiante de grado 10°)


DEPORTE Calasanz Cúcuta, ¿estamos preparados? A unos meses de la celebración de los IV Juegos Intercalasanz, nos preguntamos si tendrá la capacidad el colegio Calasanz de Cúcuta para llevar a cabo estos juegos a su nivel más alto. Nuestro colegio quiere llevar a cabo los mejores Juegos Intercalasanz, no solo por su organización o por la diversidad de deportes sino porque estos serán los primeros juegos que contarán con participación internacional, gracias al proyecto de Padrinazgo que con la generosidad de toda la familia calasancia hará posible la participación de los Colegios Calasanz del Ecuador. Este año contaremos con deportes como el fútbol, futsal, baloncesto, ping-pong, ajedrez, atletismo, entre otros. La institución está haciendo un gran esfuerzo para que las canchas de los respectivos deportes estén al cien por ciento para la fecha de los juegos, como la cancha de futbol y la de futsal. Y además, cuenta con las mesas de ping pon y los tableros de ajedrez. El equipo de futsal del colegio está compuesto por 12 jugadores, y su director técnico, Jairo Cruz, ve a su equipo como uno de los favoritos para ganar el torneo, como ya demostraron con una gran participación el año anterior en Medellín.

“Estamos dispuestos a hacer un buen trabajo este año, tenemos jugadores que están en su etapa de crecimiento deportivo”, arma el profesor Jairo Cruz. Los 12 jugadores de futsal que nos representarán este año han trabajado arduamente con un solo objetivo: “ser los campeones este año”. El equipo de futbol también se siente preparado para este nuevo reto en su camino, con jugadores experimentados en este tipo de torneos y con capacidades innumerables entre sí. El profesor Hugo Ardila tiene la convicción de que este año será el turno del equipo cucuteño, haciendo énfasis literalmente en “tenemos con qué” y así como lo dice su DT, se vive en el equipo. Este año se tiene que hacer respetar la casa y para esto, el equipo esta trabajando duro y paso a paso para lograr este objetivo que todos deseamos que se haga realidad: ganar la medalla de oro. Por ello, en este camino, se requiere del esfuerzo de cada integrante de los equipos para no caer en los mismos errores cometidos en Juegos Intercalasanz pasados, en los que, por desgracia, no se pudo alcanzar el objetivo. LA HUELLA CALASANZ|PAGINA

15


DEPORTE En sí, lo que se quiere lograr es que el colegio se sienta orgulloso de lo que pueden dar sus estudiantes y del esfuerzo que puedan alcanzar a realizar para poder conseguir sus sueños y los de todo el colegio. Así que todos esperamos que este año se lleven a cabo los mejores Juegos Intercalasanz y que, con la ayuda de todos ustedes, podamos traer a los calasancios del Ecuador, a los que tenemos que recibir con un caluroso abrazo.

Javier Celis y Ariel Dotres. Estudiantes de grado 10°

PAGINA

16

|LA HUELLA CALASANZ


prueba  

es una prueba

Advertisement