Issuu on Google+


Direutores de la coleición: Ángela Sánchez Vallina Ester Sánchez

Cola ayuda de la Conseyería de Cultura y Turismu del Gobiernu del Principáu d’Asturies Primer edición: mayu de 2012

© de los testos: Aída Falcón Montes

© de les ilustraciones: Lola Roig

© d’esta edición: Pintar-Pintar Editorial Proyeutu: Pintar-Pintar Editorial www.pintar-pintar.com Testu: Aída Falcón Montes Ilustración: Lola Roig Diseñu: Pintar-Pintar Editorial Imprime: Gráficas Eujoa, Asturias D.L.: ISBN: 978-84-92964-43-7 IMPRESO NA UE Nun se permite la reproducción total nin parcial d’esti llibru, nin el so tratamientu informáticu, nin la tresmisión en nenguna forma nin por nengún mediu, ensin el permisu de los titulares. Consulte con CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear dalgún fragmentu d’esti llibru (www.conlicencia. com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47).


L l enteyes verdes na parede Aída Falcón Montes Lola Roig

A la mio mami Lucila, polos besos, los boleros y la poesía. Aída Falcón Montes Al mio padre, que m’enseñó a vistir el mundu de nueves formes y nuevos colores. Lola Roig


Les muyeres de la mio familia heredamos dende va dos sieglos una costume bien peculiar. Conservamos los golores, sabores, soníos y paisaxes que más nos gusten y más nos llamen l’atención a lo llargo de les nueses vides.


La idega viéno-y a la tataragüela Petronila cuando por aciu del destín hebo d’abandonar obligada la so África natal. Medrosa d’escaecer el llugar de nacencia, decidió guardar dientro d’unes bolines de barru les coses más queríes. Con ciñu y procuru amasaba’l fangu hasta da-y la forma d’una pelotina, dempués abria-y un furacu en mediu, metía lo que-y pruyía caltener, tapábalo curioso y, pa lo cabero, poníalo a secar al sol demientres dos díes.


De madres a fíes foi pasando esta tradición singular y según pasó’l tiempu fueron perfeicionándose les téuniques de almacenamientu. Por mor d’ello, na nuesa vieya casa, ficimos un cuartu específicu destináu a estos menesteres. Ye’l cuartu del fondu, el más grande y ventiláu, pa que los golores nun s’entemezan, pa que los soníos nun se confundan, pa que los sabores nun se saturen, pa que los paisaxes nun se desdibuxen.


AÍDA FALCÓN MONTES Cuando escribo veo, güelo, apalpo, escucho y saborguio les palabres. Tolos sentíos se intensifiquen y viaxen dende les alcordances… queden a mercé de la fantasía.

LOLA ROIG De pequeña, vía al mio padre escapar al monte a papase d’arumes y colores, pa zarrase dempués nel so cuartu, onde afiguraba alcordances, vivencies y paisaxes nun cachu papel. Yo observábalu, colos mios güeyos de neña, y maraviyábame aquel tresformamientu. Col tiempu fui afayando que les formes y los colores espresaben meyor aquello pa lo que nun tenía pallabres. La ilustración bríndame la oportunidá de cuntar hestories, dar forma a los mios amigos imaxinarios y crear esos llugares colos que suañemos dalguna vegada. Déxame abrir ventanes nes paredes. www.lolaroig.com



Llenteyes verdes na parede - Aída Falcón / Lola Roig