Page 20

20:Maquetación 1 15/01/18 10:54 Página 1

OPINIÓN

El tecnofuturo PEDRO A. MOREJÓN RAMOS

E

s curioso como, conforme uno se va haciendo mayor, va volviendo paulatinamente a sus orígenes, a las ilusiones, gustos y aficiones que tuvo y quizás aparcó y que ahora renacen del baúl de los recuerdos. Cuando nos juntamos los antiguos compañeros de universidad, jóvenes ingenieros hace ya un montón de años y ahora variopintos profesionales en mil y un temas inconexos, solemos coincidir en los temas básicos de la vida, pasando de puntillas sobre las indudables diferencias que nos separan. Entre los temas que suscitan larguísimas veladas es justamente el creer que la ingeniería y la técnica son buenos aliados para vivir más y mejor. El mundo ha cambiado brutalmente en las últimas décadas, mucho más que en los últimos siglos, pero si hay algo cierto es que, casi todo es hoy mucho más tecnológico. No voy a enumerar las facetas de nuestra vida que se sustentan en soluciones técnicas punteras, sino que voy a dejar sobre la mesa alguna otras que hoy siguen a ritmo de carromato y cuya gestión la seguimos depositando en las lentas manos de la burocracia, la administración y la política, - ¡vaya trío! -. Por ejemplo, todos llevamos, pegado al cuerpo, un móvil inteligente que recoge fielmente donde estamos, por donde nos desplazamos, los amigos que tenemos, nuestra aficiones, mensajes, claves bancarias, fotos, documentos privados y un sinfín de datos personales que, como la cajetilla de tabaco que alerta que fumar mata, parece que nos importa un bledo que se sepan. Un cacharrito que, como un gran hermano, fisgonea en nuestra vida y nos deja en pelota picada ante cualquier curioso. Me sorprende ver que, aún hoy,

20

enero 2018

una orden de alejamiento de un acosador y potencial delincuente apenas se refleja en una frase, en una escueta sentencia en papel que continuamente se viola con un chasquido de dedos. ¿Se escandalizaría usted si dicha sentencia judicial se aplicase con un dispositivo GPS implantado en el culpable, discreto pero inviolable, de seguimiento automatizado y que alertase a la policía y a la posible víctima y, por qué no, pudiera incluso impedir drásticamente un mayor acercamiento del delincuente alertado; ¿ciencia ficción?

pero que nada tiene que ver con la sofisticación de otros muchos procesos. La tecnología en el ámbito sanitario nos asombra día a día, pero la enfermedad del futuro no solo es somática, si no de soledad y olvido. Nuestro hijos están encantados, pero nuestros padres las pasan canutas con un móvil o un mando a distancia en la mano. Vivimos en un mundo hiper-tecnológico para los negocios, para lo que se compra y para lo que se vende. Junto con una nube sobrecargada de datos e información, tenemos a millones de

En un mundo híper-tecnológico para los negocios, para lo que se compra y se vende, junto con una nube sobrecargada de información tenemos millones de seres humanos malviviendo como hace siglos ¿Se imagina usted que nuestros vehículos, cada vez mas inteligentes y conectados, fueran informando de nuestros excesos temerarios de velocidad en la carretera, incluso emitiendo directamente la multa al infractor, previamente avisado? No se crean que hay mucha diferencia respecto a la forma en que se multa actualmente por infringir una limitación de aparcamiento de la ORA, mediante vehículos con cámaras inteligentes que recorren algunas de nuestras ciudades. Que la esperanza de vida del ser humano va a ir aumentando es un hecho incuestionable, pero también la falta de atención a los ancianos, que hasta hace poco recaía en los hijos y que dudo que ello pueda garantizarse en el futuro. La tecnología apenas ha dado el paso de ponerles un botón rojo de aviso ante una emergencia en el hogar, que bien está,

seres humanos malviviendo como hace siglos atrás; seres invisibles que habitan a miles de kilómetros o quizás en el piso de arriba. Estas Navidades habremos recibido todos decenas de mensajes de whatsapp, la mayoría con absurdos contenidos copiados y pegados miles de veces y remitidos a listas de distribución frías y despersonalizadas. Comunicación basura que acalla nuestras conciencias pero que es polvo, nada más que polvo. Demos una oportunidad a la tecnología para aportar soluciones a los problemas humanos importantes que nos desbordan y que nos obligan a apartar la vista, deseando que no nos toque la china. Sé que éstas y tantas otras soluciones pueden parecer un pelín invasivas, sobre todo para los malos de la película, pero a lo mejor nos ayudarían un poco, ¿no? y si no, tiempo al tiempo.

Aquí 38  

REVISTA AQUÍ CASTILLA LA MANCHA. Enero 2018

Aquí 38  

REVISTA AQUÍ CASTILLA LA MANCHA. Enero 2018

Advertisement