Page 12

Opinion Inserte_Maquetación 1 13/01/18 15:15 Página 2

CRÓNICAS DESDE EL FRENTE

La Princesa de Toledarnia

T

oledo ha sido más de derechas que el grifo del agua fría desde que un tal Moscardó no dejara rojo con cabeza cuando salió disparado como un Miura del bastión golpista del Alcázar, hasta que en mayo de 2011 (75 años depués) “Emi El Campeador” (Emiliano García-Page), sin bajarse del caballo y sin espolear a su corcel, logró arquear el brazo a la cuadrilla de Ronda de Buenavista, liderada en aquel momento por la pobre Paloma Barredo, y ser el alcalde de izquierdas más votado desde la II República. Todo un “hit parade” en la política capitalina, sólo superado por Guillermo Perezagua, tío abuelo de Mila Tolón, casado con Benita Tolón, hermana del abuelo paterno de la actual y única alcaldesa que ha tenido (y tiene) Toledo, como se encargó de recordarnos el incombustible y querido compañero periodista desde los albores del autonomismo, Quique Sánchez Lubián, en su más que aconsejable libro “Domingo Alonso, apóstol del socialismo toledano”. Pero todo esto es pleistoceno puro y duro para los pimpollos nacidos en democracia, y harina ya de otro costal, porque no sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero, hoy por hoy, ni los de derechas son de derechas, ni los de izquierdas son de izquierdas desde que nacen hasta que mueren. ¡Qué va! Darwin alucinaría en colores (sin necesidad de utilizar sustancia evolutiva alguna) viendo los vaivenes electorales de Toledo, que no sabe ya si es roja, azul, morada o naranja. De ahí que algunos tengamos depositada nuestra esperanza en la “Princesa de Toledarnia”, deseosos como estamos de mantener intacta la estética de la Ciudad de las Tres Culturas (tolerancia, respeto y convivencia), que nunca más debería perder su posición en el pódium social y cultural alcanzado desde la era de “Emi El Campeador”. Entiéndase “Toledarnia” la franja territorial que va desde El Polígono a Santa Bárbara,

12

enero 2018

alcanzando al Casco Histórico y pasando por Antequeruela y Covachuelas, aunque el territorio amurallado necesita nuevas caras, indígenas, para recuperar parte del 21,5 por ciento de los votos que le restó la formación del bueno de Javier Mateo, segunda fuerza, además, en el barrio de la “Princesa de Toledarnia”, que continúa siendo la más querida y apreciada por el electorado de Santa María de Benquerencia y por todos los “toledarnenses”, con un resultado incontestable en 2015, que de no meter la gamba nadie

Hoy por hoy, ni los de derechas son de derechas, ni los de izquierdas son de izquierdas desde que nacen hasta que mueren. de su equipo, incluida la corte del torreón municipal, puede verse reforzado en la próxima cita con las urnas. Y es que la “Princesa de Toledarnia”, esto es, Mila Tolón, sabe que la zona nacional, sobre todo Santa Teresa, donde el PP obtuvo los mil votos más que marcaron la diferencia entre “populares” y socialistas en las locales de 2015, es territorio comanche y genovés, y todavía hoy se localiza allí a la derecha más cavernaria, reaccionaria y cuartelaría del planeta bolo, que hasta hace cuatro días exhibía en sus plazas y calles nombres y nomenclaturas de imposible e ilegal repetición en ciudades europeas donde el fascismo y el nazismo hizo también de las suyas. Mila Tolón tiene que mimar su primacía endógena extramuros, y no sólo velar callejeando el Viernes de Dolores junto a la imagen de La Soledad (está claro que todo tipo de ayudas, incluidas las recibidas desde los cielos apostólicos y romanos son bienveni-

CARLOS ISERTE das), porque por muchas justas y rufinas de luto, tacón bajo y mantilla que compartan con la “Princesa de Toledarnia” ese día gris, de cortejo fúnebre semanasantero, recibirá los parabienes electorales de estas mujeres, que llevan grabado a fuego en su pecho, además de la medalla de la cofradía, su inquebrantable y lógica devoción por la gaviota que sobrevuela el entorno corrupto de un tal M. Rajoy, colega de otra tal María de los Dolores de Cospedal. ¿Entendéis lo que os digo, verdad?. Los “toledarnenses” necesitan a Mila Tolón tanto o más que la ginebra a la tónica; qué digo, mucho más: tanto como “El Bigotes” a su amiguito del alma Camps, hoy por hoy, libre de imputaciones a pesar de que el dedo corrompido del capo Correa lo señala directamente, además de las conversaciones intervenidas por los picoletos de la UCO, repletas de diálogos entre pijos. ¡O seaaa!, la izquierda local no puede permitirse el lujo de prescindir de la “Princesa de Toledarnia”, ineludible para que el lado oscuro de Ronda de Buenavista no vuelva a ocupar el torreón municipal. Y eso también lo saben los genoveses, huérfanos como están de un careto que imprimir en el cartel electoral de 2019. Por eso, el “El muchacho del azahón” se ha echado la linde electoral a la espalda y busca a la desesperada un candidato que se pueda medir con solvencia contra la cada día más apreciada “Princesa de Toledarnia”, cuyo carisma es venerado en Ferraz, no sólo por su condición “sanchista”, que también, sino por su proyección futura, a la que sólo le falta pulir algo más su oratoria y añadir palabras con mayor enjundia a su discurso. P.D. Por cierto, no perdáis de vista este nombre: Juan Ignacio de Mesa, expresidente de la Real Fundación y exalcalde muy apreciado por los genoveses. ¡Vamos! un mirlo blanco en toda regla. Mi corresponsal en Ronda de Buenavista me dice que el “muchacho del azahón” se ha fijado en él.

Aquí 38  

REVISTA AQUÍ CASTILLA LA MANCHA. Enero 2018

Aquí 38  

REVISTA AQUÍ CASTILLA LA MANCHA. Enero 2018

Advertisement