Page 1

DINÁMICA: “Tu corazón” En tus manos tienes tu corazón. De ti depende llenarlo de amor, de ti depende que se una al corazón de María y al corazón de Dios… Dios también te llama a ti, ¿Qué le respondes tú? ¿Le escuchas?... Escúchale con atención… Deja que María te enseñe con su ejemplo, con ese gran SÍ, que fue su respuesta a Dios… Pídele que te ayude a saber escucharle y dale gracias por estar siempre a tu lado… Dios te llama a seguirle, a ser mejor persona, a amar más y mejor, dejando a un lado las envidias y egoísmos… ¿Qué respondes tú a esa llamada? ¿Estás preparado? ¿Qué crees que puedes mejorar en ti para ser un poco mejor y estar un poquito más cerca del ejemplo de María? Ponlo en tu corazón, y con fe, déjalo en manos de María para que ella te ayude…

es de María

-Ruta Mariana 2014-

ORACIÓN: “Dame tus sentimientos, María” DAME, TUS SENTIMIENTOS, MARÍA Para que mi fe, sea más fuerte que mis pensamientos. Para que mis dudas, no se impongan a la fe. Para que mi fuerza, no se resista a la llamada de Dios. DAME, TUS SENTIMIENTOS, MARÍA Para que no me conforme con las cosas superficiales. Para que el pesimismo no me venza. Para que, en lugar de decir "no", aprenda a decir siempre "sí". DAME, TUS SENTIMIENTOS, MARÍA Para que la alegría, me anime a seguir a Jesús. Para que la fe, me ayude a seguir hacia adelante sin miedo. Para que la esperanza, haga que me deje llevar por Dios. ¿Cómo lo hiciste María? ¿Cómo pudo más Dios que tu miedo? Tu fe y Su amor, te hicieron abandonar el temor, Y sin dudar, responderle a Dios: “Hágase en mí, según tu palabra”.

CANTO: “Canto con María” Todo lo pequeño se vuelve grande junto a Dios. Lo más humillado encuentra en Él su exaltación. Y tú, María, pequeña, humilde flor en el jardín de Dios, llenas el mundo con tu olor. Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador, porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava. Se ha llenado tu vida de una brillante luz de sol, y no puedo mirarte sin ver reflejado a Dios. Quema en su fuego tu pobre condición, que arda tu corazón. Acudo, Madre, a tu calor.


María, me uno a tu canción. Yo también me siento salvada por el Señor. En mi vida he descubierto tanto amor que ha derramado..., tantas obras grandes que han salido de sus manos, como tú, y, por eso...

ORACIÓN María, acompáñame en esta oración. Ayúdame a estar dispuesto y a escuchar con una gran fe. Quiero acoger hoy a Dios en mi corazón. Ayúdame a confiar plenamente en Él, y a saber responderle con el mismo amor que Él me da. EVANGELIO: Del santo Evangelio según san Lucas 1, 26-38 Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin». María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios». Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y el ángel dejándola se fue.

¿Cuál ha de ser nuestra respuesta? Si estamos en el Camino, si queremos vivir en Gracia, como María, nuestra respuesta no puede ser otra que: “aquí estoy”, “hágase en mí según tu palabra”. Ese es el gran ejemplo de María. Una mujer que aceptó la voluntad de Dios de manera incondicional. Una mujer dispuesta y disponible en todo momento a servir a Dios, a cumplir con Sus Planes con plena confianza y con el corazón lleno de amor. El Ángel nos confirma por medio de María, que “nada es imposible para Dios”. Eso es lo que debemos tener en cuenta siempre. Dios tiene planes para todos nosotros y sus planes son siempre convenientes y buenos, porque Dios que es Amor. Si nos ponemos en ese Camino, si nos disponemos a seguirlo con decisión, confiando plenamente en Él y aceptando lo que nos ofrece, sin poner reparos, nada podrá detenernos, porque si estamos con Él y para Él, no hay nada imposible. CANTO: “Hágase en mí” María, alégrate, el Señor se ha fijado en ti. La belleza de tu alma ha enamorado al Creador. No temas, tu gozo es Él. Su Espíritu desciende hoy y la gracia se derrama hasta llenar tu corazón.

Tu cuerpo, azucena en flor, da la carne al hijo de David. Eres madre porque nada hay imposible para Dios.

REFLEXIÓN El día que el ángel Gabriel visitó a María, fue un día muy importante… María, una mujer joven y humilde, descendiente de Abraham y “llena de Gracia”, fue elegida por Dios para ser la madre del Salvador, del Mesías, del Hijo de Dios, de Jesús. El Señor, nuestro Dios, escoge, llama y propone…

El mejor regalo es tu Sí, María. Hágase en mí, según tu Palabra He aquí la esclava del Señor.

Hágase en mí según Tu Palabra

La canción más bella es tu Sí, María. Hágase en mí, según tu Palabra. He aquí la esclava del Señor. Llena de gracia, María, acoge a tu Señor.


Oración Ruta Mariana 2014  

Oración Ruta Mariana 2014

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you