Issuu on Google+

Sesión de psicomotricidad del 25 de Marzo de 2014

Mª Jesús Rodríguez Castilla Pilar Constán de la Revilla 1º A. Educación Infantil Desarrollo Cognitivo y Motor


INTRODUCCIÓN. Desde el momento en el que supimos la fecha en la que teníamos que realizar nuestra sesión de psicomotricidad asumimos el reto de realizar algo novedoso a la par que divertido. Sabíamos que no sería fácil sorprender y además realizar una propuesta sugerente. Por ello comenzamos a analizar las anteriores sesiones de psicomotricidad para coger ideas, así como realizar un proceso de documentación tanto en los libros ya leídos con anterioridad como en Internet. Los días previos a la sesión teníamos gran cantidad de ideas que queríamos materializar aunque muchas de ellas no sabíamos cómo hacerlo. Finalmente nos decidimos por una propuesta sencilla sin gran cantidad de objetos para fomentar el juego libre y dejar libertad a la imaginación de los compañeros. OBJETIVOS GENERALES. Para programar y diseñar la sesión de psicomotricidad, nos marcamos dos objetivos generales, los cuales guardan relación con el grupo de personas a las que va dirigida. En primer lugar, nos centramos en el hecho de que la sesión debería poderse llevar a cabo en el aula de cero a tres años, por lo que las propuestas deberían ofrecer posibilidades de crecimiento y desarrollo a la vez que ser divertidas. En segundo lugar, éramos conscientes de que las personas que iban a disfrutar de nuestra sesión serían nuestros propios compañeros por lo que buscamos innovar en las propuestas de los rincones y sobre todo que fueran divertidos, es decir utilizar elementos con los que nosotras mismas quisiésemos jugar. OBJETIVOS ESPECÍFICOS. Rincón de la música.     

Diferenciar entre el sonido y el silencio. Hacer ruido y desahogarse. Desarrollar la psicomotricidad fina. Desarrollar el sentido del ritmo. Fomentar el movimiento corporal.

Rincón de los disfraces.  Crear seguridad al expresarse a través de diversas formas como un ser único.  Ampliar y valorar la identidad propia y la autoestima dentro de la pluralidad grupal.  Fomentar el juego simbólico.  Desarrollar el juego en equipo.


Rincón del chocolate.  Saborear, oler y manipular experimentando con chocolate.  Potenciar el sentido del gusto y del olfato a través de la manipulación.  Observar y experimentar con los cambios de estado del chocolate, de sólido a líquido.  Reconocer los cambios producidos por la variación de temperatura.  Jugar con chocolate y luego comerlo.

Rincón de las cajas y papel higiénico.     

Fomentar la psicomotricidad gruesa. Experimentar con las texturas. Desarrollar la imaginación. Fomentar el juego simbólico. Fomentar la construcción y destrucción de estructuras.

Rincón de las pelotas y piezas de goma-espuma. 

Motivar la capacidad sensitiva a través de las sensaciones y relaciones entre el cuerpo y el exterior.  Fomentar la psicomotricidad gruesa.  Experimentar con el equilibrio.  Motivar el juego en parejas o en equipos. RINCONES.     

Rincón de la música. Rincón de los disfraces. Rincón del chocolate. Rincón de las cajas y papel higiénico. Rincón de las pelotas y piezas de goma-espuma.

MATERIALES. -Cajas de cartón. - Papel higiénico -Espejo -Baúl con disfraces


-Piezas de psicomotricidad gruesa -Chocolate -Papel continuo -Baquetas -Cacerolas -Tuper were -Carracas -Cajas de madera

TIEMPO. Nuestra sesión de psicomotricidad duró unas dos horas y media aproximadamente, ya que la primera media hora fue para resolver problemas de última hora que tuvimos con la música. A continuación comenzamos con el juego y finalmente con la relajación, el masaje y la asamblea. El tiempo destinado al juego fue aproximadamente una hora. La sesión continuó con un bloque dedicado a la relajación de aproximadamente 15 minutos seguido de un masaje al cual le dedicamos otro cuarto de hora. Posteriormente realizamos una asamblea de una media hora para finalizar con la recogida del material.

JUTIFICACIÓN DE LA PROPUESTA. En relación a la música, nos pareció interesante poner diferentes estilos para satisfacer los gustos de cada uno/a. Al principio comenzamos reproduciendo distintos tipos de música de percusión, ya que habíamos observado en sesiones atrás que cuando aparecía esta música la gente comenzaba a bailar y seguir el ritmo dejándose llevar. A continuación iban apareciendo otros estilos como música clásica, árabe, danza, jazz, regae o indie. Finalmente, para la relajación optamos por contar una historia e intentar hacer que entraran en ella a través de la propia imaginación. Seguido de esto comenzamos con el masaje, éste fue realizado con pelotas de tenis, ya que hasta ahora nadie lo había propuesto antes y nos pareció muy interesante dejar que la pelota fuese recorriendo cada parte de nuestro cuerpo.


A la hora de elegir rincones nos decidimos por cinco.     

El rincón de los disfraces. Rincón de las pelotas y piezas de goma-espuma. Rincón del chocolate. Rincón de las cajas y papel higiénico. Rincón de la música.

En la sesión añadimos rincones nuevos que no se habían propuesto antes, como el rincón del chocolate, el rincón de la música y del papel higiénico junto con las cajas. Nos parecieron interesantes y sugerentes, ya que hasta entonces no se habían empleado. Nos pareció una buena idea para fomentar la manipulación y experimentación con cada uno de ellos, siempre teniendo en cuenta que para nosotras mismas sería divertido a la par que innovador.

OBSERVACIÓN. Psicomotricidad gruesa: Nada más empezar un grupo de clase se fue con los instrumentos de percusión. Comenzaron a seguir el ritmo de la música y trabajar en equipo tocando los instrumentos de los compañeros y simulando tocar en una banda. El ritmo de la música fomentaba el baile, jugando con el papel higiénico. Este era lanzado por el aire, realizando propuestas muy aéreas. Isa y Elena bailaban la danza del vientre con papel a la par que Adrian, Mª José y Noelia se llenaban las manos de chocolate corriendo por toda la clase uno detrás del otro para mancharse la cara. Otro grupo comenzó a realizar construcciones con las piezas de goma espuma, lo que invitó a otro a destruir dichas construcciones para comenzar a construir otras.

Psicomotricidad fina: La propuesta del chocolate fomentó la realización de masajes en grupo o parejas de relajación en las manos. Otro grupo comenzó a pintar con los dedos en el papel continuo, poniendo sus propios nombres, dibujando o realizando garabatos.


La textura del chocolate hizo que varias personas probaran a relajarse tocando el material y mirando las formas que realizaba éste al volver a caer en el cuenco. El hecho de que se pudiera pintar con el chocolate hico que Nuria pintara la cara a Cristina. La música dio lugar a que un grupo de personas comenzara a realizar percusión con los instrumentos de música. Juego simbólico: Las cajas de cartón dieron lugar a que surgiesen multitud de micro historias. Jugaron a hacer carreras como si llevasen un coche. Sara se colocó las cajas en los pies para simular llevar unos patines. Otro grupo de gente comenzó a disfrazarse con las mismas y correr con estas por toda la clase como si fueran robot. Isa, Sara y Elena se envolvieron con papel higiénico como si fuesen momias. Otro grupo se disfrazó de novias cadáver con el papel higiénico y con las cajas simularon un entierro con rezos y resucitación. Los disfraces dieron lugar a vestir a Víctor de mujer, al cual también le pintaron la cara. Víctor se paseaba por el espacio como si de una pasarela se tratase. Frente al espejo montaron una pequeña casa y una clínica de cirugía con cartones y piezas de goma espuma que dio lugar a jugar con el papel higiénico como si se hubieran sometido a una mamoplastia de aumento de pechos.

ELEMENTOS A TENER EN CUENTA. Algunos de los fallos que tuvimos tuvieron relación con la organización y distribución de los materiales, puesto que se hizo muy largo, algo que con niños supondría un problema ya que se aburrirían. Otro de los problemas que observamos fue el hecho de que fallara la música, que al conectarla desde el ordenador hubo lugares de la clase en las que no se escuchaba, es decir esta no era homogénea. Por último destacar que el hecho de realizar la observación documentándolo con fotografías hizo que en muchas ocasiones nos introdujésemos en situaciones de juego, algo que no a todo el mundo le agradó.


Psicomotricidad mª jesús y pili