Page 1


CHICO Esta vez seguiré aburriéndolos con mi historia, aunque siempre incluyendo en ella un poco de las ajenas. No me sirve hacer un autorretrato, porque sólo quiero hacer un retrato. Menos filosófico que el Discurso del Método de Descartes, menos fascinante que las Memorias de un Loco de Flaubert, pero espero que más interesante que Abzurdah de Cielo Latini. Lo mucho de mí que hay en él son los materiales y la forma de pintar. Y mi óptica -con fallas de miopía-. A veces me pregunto si no me voy de mambo con todo esto de hablar tanto sobre la vida colegial, sobre la educación, sobre la infancia, sobre la adolescencia y todos los traumas. A veces me pregunto si no debería abandonar el papel de Violencia Rivas. A veces pienso que ya es demasiada queja, demasiada misantropía. Pero si bien tengo esos sentimientos, es un papel, un escudo, yo también río y afortunadamente amo (aunque quizás en este momento no sea una fortuna). Pero me llevé bastantes decepciones -y decepcioné también-. Llegó una edad en la que noté que toda esa mierda que me habían metido ni bien salí al mundo me había enfermado y necesité escribir, pero ya lo van a ver. Me obsesioné con la endoculturación, la enculturación, la comunicación y básicamente la esencia humana. La que detesto, pero que n o d e j a d e f a s c i n a r m e . Volvamos a lo mío. Terminé la Primaria en relativa paz con mi curso. Había tregua. Con el pendejo desagradable echado, las cosas con la rubia, tranquis. Pero veamos.

I I - L A S E C U N DA R I A : EL PSEUDO-DESPERTAR Yo... más fea que nunca. Mi ascendencia ítalo-española se estaba haciendo notar en mi cuerpo y no precisamente en sus rasgos más agraciados, si no en unas cejas tupidas y similares a las de Frida Kahlo. Una sonrisa plagada de brackets, un cutis graso con granos cuyas apariciones se sucedían en las zonas más incómodas, y encima víctima de un "amor" (¡ja!) silencioso que había estado creciendo durante dos años, y duraría un rato más, tornándose muy irónico con el tiempo (ay de mis reputas relaciones amor/odio). Fue una época muy particular, en la que empecé a descubrir el mundo -o eso creía- de una manera dramática, melancólica, divertida en el recuerdo. Escuchaba The Rasmus, Green Day. In The Shadows y Boulevard Of Broken Dreams eran los himnos de mi tristeza. Los gustos musicales y esa manera oscura (¡otro ja!) de ver la vida me reencontraron con una ex amiga de Primaria, porque: -VIEJO AMIGO es con el que terminaste bien pero la vida los distanció, o no terminaron muy bien pero el afecto que aún le guardás es tan grande que no podés d e c i r l e e x a m i g o ; -EX AMIGO es con el que terminaste mal. En Octavo... ahí sí todo cambió. Sucedió algo inexplicable para muchos, comprensible


GRANADA

1 - Éramos un grupo grande. Y los grupos g ra n d e s . . . n o f u n c i o n a n ; 2 - Éramos muchas mujeres juntas. Y las mujeres somos arpías. Y los aquelarres... no f u n c i o n a n ; 3 - Yo soy un camaleón y una inadaptada. Y una nómade. Y los inadaptados y nómades quedamos colgados en todos lados, nos aburrimos rápido y nos vamos a la mierda; 4 - Me puse de novia... sí. Yo de novia, ¡YO!.

Pero también le rendíamos culto al empirismo y nos empeñábamos en sufrir con tal de encontrar la verdad. Era 2006. Cortarse estaba de moda, ¿se acuerdan? La verdad es que no sé si estaba de moda y ya pasó o es que pasé por esa época de depresión y estuve en esos círculos y crecí. Todavía no me queda bien claro... quizás es un poco de ambos. Yo no me cortaba. Pero he siempre estado condicionada por mi ambiente (bueno, es lo normal, sólo que no crecí con mucha sanidad mental). Soy casi una Hendler de Los suicidas. Era muy inocente, tanto que el suicidio quiso ser mi amigo. Los cuchillos nunca llegaron a mis muñecas; sí a las de ciertos allegados. Y me daba curiosidad. Los dedos nunca llegaron a mi garganta, pero sí estas situaciones fueron escuchadas por mis oídos. Nombres como Cielo Latini, Ana, Mía y Cía estaban en mi historial de páginas web. Ahora digo que estuve en muchos ambientes. El religioso fue el significativo de mi Primaria, el pseudo-transgresor el de mi p r e a d o l e s c e n c i a . El ambiente autodestructivo terminó obsesionándome con la Psicología. Mi enorme complejo de inferioridad aceleró el proceso de desintegración de mi temprano n o v i a z g o .

El caso es: terminamos peleadas. El río volvió a su cauce. Me refugié en mi islita con las dos darkies -ojo, yo era una también-, mi novio y los suyos. Eran épocas,definitivamente, de "descubrir el mundo" a través de la música ( mi primer recital fue The Rasmus, 26/03/06).

Ese flaco ruloso que escuchaba AC/DC era el primero que se había... reducido a darme bola y a veces competíamos naturalmente por quién era más solitario (saludos si leés e sto che, está todo bien, ya entendí todo). Un verano de mierda me reconvirtió en la

para otros, desconcertante para TODOS. Yo, ¡YO!, formaba un "grupo de amigas" con la r u b i a y s u s s e c u a c e s .

CERCANÍA DE BANCOS + APERTURA MENTAL = F U S I Ó N D E G R U P O S Esa ecuación definió ese momento. Si bien las chicas con las que me juntaba tenían peso propio: las 2 darkies, una era una rubia tremenda que causó estragos al entrar al colegio -atracción en los nenes, envidia en las minitas- y la otra era una mina bastante peculiar... digamos, de carácter fuerte, yo era la cara visible ahí por razones obvias, se habían juntado las acérrimas enemigas de Primaria, pff, todo un acontecimiento. Podríamos haber tenido ese típico poder de Secundaria (aterrar a los hombres y que todos cumplieran nuestra voluntad, como tan de moda está), pero no:


Solitary Woman de siempre. Ya 2007, Marzo 2007. Marzo. Marzo ya era un mes de cambios porque empezaba un nuevo ciclo lectivo, pero esta vez le sumaba un hecho turbulento que me incentivó a escribir. Pasaba noches despierta frente a mi brand new portátil (que ahora tiene una bisagra rota, el teclado lleno de pelos -sí, tengo mucho- y con las letras borrosas) narrando todo... haciendo catarsis. Época fructífera nomás. Creé nuevos lazos, hubo otra fusión de grupos: nosotras tres, las darkies, con otras tres chicas. Si bien eran compañeras mías desde los tres años, nunca me había juntado demasiado con ellas. Salvo c o n u n a . Había sido mi mejor amiga a los seis años. A los siete entró una mina con la que ella se quiso juntar, pero a mí no me caía bien (qué raro, me llevaba siempre con los nuevos), y chau amistad. Encima el año anterior habíamos tenido a una profesora muy quisquillosa, obsesiva del silencio y bastante cerrada en las correcciones. La considerábamos totalmente autoritaria, incapaz y digna de ser despedida. Incluso yo llegué a identificarme con el Pinky de The Wall. Claro, no había visto aún la película, y estaba en un error típico de esa edad que no puedo creer que en algunas personas siga hasta la juventud. No entendía que ella distaba mucho de ese macabro profesor (call the schoolmaster!), que décadas separaban a esta Morganita (mi pseudónimo de aquel entonces) de Pinky. Que el modelo educativo de aquella época era de permanente abuso de los profesores hacia los alumnos mientras que el que nace en estos años es el de permanente abuso de los pendejos a los

docentes. Todavía no entendía que The Wall no critica sólo a un maestro, sino al puto sistema que te quiere volver un ladrillo en una pared, que te obliga a construir un muro y a estar comfortably numb. Queríamos juntar firmas para que la echaran, y esta piba se negaba. La creí cobarde. Ahora mi Gogo y yo nos reímos mucho de eso. Sí, le digo así a mi amiga confidente y compañera de islita. Con una de las otras chicas me llevaba, y la otra era prácticamente su apéndice. Las tres eran fanáticas de las princesas, las veías con peluches. No parecía que los dos grupitos fuéramos muy compatibles. Curiosamente, con la que más pegué onda fue esa ex amiga de Primaria. Nos unía el odio a Educación Física (nunca me voy a olvidar de que no podía saltar los neumáticos y de que mi profesor de Séptimo me decía Scoby Jones por el pelo) y el desprecio por el grupo que se había formado en el curso en esa época. Tema camperas de egresados, bandera de egresados, todavía quedaban trazas de liderazgo en mí y lo organicé con algunas amigas. Mi vida se tornó bizarra... y no hubo punto de retorno. Me llovían personajes y situaciones grotescas. Volví con mi ex, con el que me había obsesionado, y conocí a un personaje amigo suyo, tremendo chamuyero. Hoy día algunos me putean porque saben que yo "lo metí" en el grupo y otros lo aman (hasta viajó a Bariloche con nosotros). Fue uno de mis primeros contactos con el mundo extracolegial (aunque era ex alumno). Empezó teniendo onda conmigo y terminó convirtiéndose en leyenda ( fue centro de


disputas amorosas entre otras chicas). Vacaciones de invierno y esa relación con el flaco pendía de un hilo. Ya era un peso para él, me lo hizo saber y decidimos cortar. La segunda mitad de clases la empecé sentada con mi Gogo (que terminamos enterándonos de que significa "tola" -esos juguetitos que salían de Digimon- y "bailarina stripper"), con la que ya no pasábamos un minuto sin reírnos. Me llevaba (mucho) con un chico totalmente de afuera con quien no había creído nunca que me iba a llevar, que me abrió mucho la cabeza, fue mi primer contacto con una moral realmente diferente a la que venía soportando d e s d e h a c í a a ñ o s . Tuvimos un intercambio de cartas en inglés con los chicos de un colegio de un barrio bastante diferente al nuestro, creía que iba a ser tremendo choque de clases sociales y de conductas. A mí me habían tocado una chica y un chico, los dos empezaban con M, letra que me encantaba por ese entonces (¡y ahora también!). Sorprendentemente me llevé bien con ambos, pero lo que más me sorprendió fue pegar onda con él y pasar horas hablando (demasiada onda quizás - ¡no te mates si leés esto niño!). Aunque miento, lo que más me sorprendió en realidad fue haber llegado tres años después a conocer la fachada de su colegio gracias a ellos -sí, me sigo hablando no sólo con ellos sino también con un amigo de él-. Con mi Gogo y una vieja amiga debemos haber sido las únicas locas que pasamos a contacto virtual con ellos, y ni hablar del d e s p u é s . Amo ese año en el recuerdo. Había tenido intríngulis con varios hombres, en general personajes bizarros. La lista del imaginario popular de los que habían desfilado por mi

boca era mayor a la que había sucedido en realidad (¡muy corta!), pasa que ya estaba pasando de rodearme de mujeres a hombres (ellos no armaban tanto puterío). Y realmente me estaba hartando del puterío, de los complejos de inferioridad. Por eso ese año me ayudó tanto, porque rompí varios prejuicios y tomé contacto con el exterior, asomé la cabeza a la superficie del mar y hasta empecé a atreverme a dar un par de vueltas cual delfín. Había tenido el Campamento en el colegio, donde me mandaron a hacer pizza con otros chicos -a mí, que nunca había hecho nada de nada- y aprendí a dormir en una carpa intentando ignorar el hecho de que quizás me picara un escorpión, enfrentando un poco mi fobia a los bichos. ¡Conocí un bosque! Había tenido fiestas de 15, que disfruté desde el papel de antisocial que a pesar de serlo está ahí, porque ese es su papel y así d i s f r u t a s u v i d a . Había tenido profesores geniales -así como mediocres, pero algunos, insisto, genialesque me rompieron la cabeza y me ayudaron a c r e c e r. Había cerrado los años escolares de Teatro con una obra malísima -por nosotros, la basamos en una excelente, o sea... ¿PROHIBIDO SUICIDARSE EN PRIMAVERA?donde los actores se tiraban frutas desde los telones. Yo hice de loca. ¿Qué raro, no? Y ahora sí. Había terminado las clases peleando con unos compañeros y cenando con unos pocos -mis amigos de ese momento, quizás sean mis amigos de a h o r a . Tanta ira sentí ese ¿16? de Diciembre, que arranqué con un Fotolog (Mentes Abiertas)


donde empecé a escribir todas esas paparruchadas que me llevaron a conocer al editor d e P i a ra . . . y a t e r m i n a r a c á r o m p i é n d o l e s l a s b o l a s a u s t e d e s . ¡ L a r g a v i d a a l a s p e l e a s , e n t o n c e s ! -

BANDA SONORA DEL TEXTO: H.I.M. - Killing Loneliness T h e R a s m u s - I n M y L i fe M e ta l l i c a - Fa d e To B l a c k SlipKnoT - Wait And Bleed C a r a j o - C h i c o G r a n a d a Linkin Park - Hit The Floor & Numb Pink Floyd - Another Brick In The Wall (Part II) P O R

L A R A

L A

R ATA


soul pezzi


CANCIONES SEXYS, SEXYS es hora de que pongas un caño en tu casa

Rod Stewart - Da Ya Think I'm Sexy? yo creo que este tema apesar de sus años lo escuchas y te pones a menear además el video garpa. Alannah Myles - Black Velvet este tema es para todas las que ya prepararon el caño y quieren e s t r e n a r l o . Gustavo Cerati - Paseo Inmoral sexy, sexy... este tema si que es muy sensual, o no? si no lo conoces e s c u c h a l o y a !

Gunther-Ding Ding Dong ya como empieza el tema te lo dice todo, es muy fuerte asi que si sufris del corazón alejate.

Hot Chocolate - You Sexy Thing para ir cerrando este temazo que no puede faltar en tu despedida de soltero/a (?)... dejemonos de joder


Revista Piara #11  

Antes de que se termine el mes, reeditamos notas y pusimos un poco más de nosotras para vos!

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you