Issuu on Google+

LA CEREMONIA DEL TÉ Es un arte, arte un ritual, un momento para los sentidos. idos. Preparar un té no es algo que pueda hacerse de cualquier manera. No. Es algo sencillo, sí, pero lleno de mimo, de detalles detalles, de atención ión… de sensaciones, aromas y sabores. No estamos sólo creando una infusión, estamos creando un momento. Y la vida es eso, momentos. Necesitamos algunos elementos básicos para preparar un té de la mejor manera posible. ¿Queréis ¿ que os lo contemos? Pues veréis. Los cuatro elementos imprescindibles de la ceremonia del té son los siguientes: Agua, a, calor, una buena tetera y té de la máxima calidad, de calidad Pharmadus. factor determinante a la hora de crear el aroma y el sabor AGUA:: El agua es un factor del té. Si estamos en un lugar en el que el agua tenga un sabor fuerte es preferible utilizar agua embotellada o filtrada para no modificar el sabor y el aroma originales del té. CALOR: CALOR La forma de calentar entar el agua debe ser lenta y progresiva, siendo mejor, en la mayoría de los casos, que no llegue a hervir. La razón es que si lo hace, el agua perderá el oxígeno, dando como resultado una infusión más floja. TETERA: TETERA Una buena ena tetera ha de tener una pátina o capa de sales minerales resultado sultado de un empleo frecuente y debe estar reservada sólo para el té. La tetera se calienta con un poco de agua hirviendo, se gira ésta en su interior y se tira. A continuación se deja secar para antes de verter en n ella el agua para infusión. TÉ: Empleamos alguna de las variedades de té de Pharmadus para asegurarnos la máxima calidad no sólo de la planta, pla sino también la máxima higiene y rigor desde el proceso de selección hasta el envasado. El agua caliente se vierte sobre el té y se tapa la tetera. Se deja


reposar de 1 a 2 minutos en el caso del té verde y de 3 a 5 en el caso del té negro. Cuanto más ás tiempo se deje reposar, más potente será su sabor amargo. Finalmente, respecto a la cuestión del dulzor, deciros que en occidente está tá bien contemplado agregarle azúcar, miel, leche o cítricos. Sin embargo, argo, debemos saber que todos estos ingredientes van a alterar el sabor original del té. Ya tenemos nuestra infusión. Ahora, el entorno, el momento y la compañía ya sólo dependen de nosotros. Rodearnos de quienes queremos,, diseñar una mesa dulce que acompañe ñe a nuestras tacitas de té y generar un ambiente agradable serán las claves de que nuestra ceremonia del té sea un éxito total. Infusiones lateterazul son calidad Pharmadus. www.lateterazul.com


La ceremonia del té