Issuu on Google+

Frutas de mil colores, las de primavera. Fresas, fresones, ciruelas, ciruela nísperos, albaricoques, cerezas, arándanos ndanos, Es leer estas palabras y hacerse la boca agua, ¿verdad? Son las frutas de la primavera primavera. Sabéis que uno de los consejos de la dieta mediterránea es consumir los productos que nos da la naturaleza en su momento de máximo esplendor. Y a eso lo llamamos, ‘de temporada’. Las de primavera son en general frutas que duran pocas semanas. Sin embargo, su potencial en fibra, vitaminas y minerales es altísimo y digno de

tener en cuenta como parte de nuestra dieta.

¿Y por qué es recomendable consumir cada fruta en su propia estación? Pues por muchas razones y además de muchas índoles. En primer lugar, porque como ya hemos dicho es cuando están en su punto óptimo de maduración y de propiedades. Además, es cuando menos nos resentimos al comprarlas, puesto que su precio, dada su abundancia, es menor. Esto también es importante, ya que la relación calidad / precio siempre es una cuestión a tener en cuenta de cara a decantarse por un producto u otro en la cesta de la compra. Aprovechamos nuestro espacio de infusiones Manasul Pharmadus para hablaros un poquito sobre los aportes de cada una de estas frutas de primavera. Compartimos con vosotros la información que qu hemos encontrado en la Envellimentsaludable.com, Envellimentsaludable.c porque sabemos que a todos los que estamos en este blog nos importa mucho conocer las formas de ser regular. FRESAS y FRESONES. Son on una de las frutas que contiene más vitamina C. Aparecen a finales del invierno vierno y se s mantienen en buenas condiciones durante toda la primavera. CIRUELAS. Las hay rojas, amarillas y claudias. Son una fuente importante de fibra reguladora del tránsito intestinal, también son ricas en potasio y contienen unos pigmentos (los antocianos) que tienen un alto alto poder antioxidante y antiséptico.


Tendremos

ciruelas

durante

esta

estación

y

durante

el

verano.

NÍSPEROS. Podemos disfrutar de ellos entre abril y junio. Son especialmente ricos en potasio y provitamina A (indispensable para el mantenimiento de la vista y la piel).

ALBARICOQUES. Los os primeros aparecen en mayo y se mantienen hasta el verano. Como los nísperos, son ricos en potasio y, por su color amarillo y naranja, sabemos que contienen carotenoides, que se convertirán en vitamina A. CEREZAS. Contamos con ellas entre mayo y junio, pero podemos disfrutarlas por poco tiempo, mpo, hasta mediados del verano. Es destacable el poder antioxidante de los pigmentos rojos de los frutos.

ARÁNDANOS. Llegan a finales de la primavera. primavera Es un fruto silvestre delicado muy recomendable porque rque tiene muchas propiedades. Es Es rica en fibra, potasio y vitamina C. Además, por su característico color rojo y morado, tal como pasa con las ciruelas cir y las cerezas, contiene unos pigmentos antioxidantes (los antocianos) que tienen poder antiséptico y, por ello, previenen las infecciones urinarias. Incluir todas estas delicias en forma de fruta en nuestros desayunos, nuestras meriendas, zumos naturales y como parte de nuestros postres acompañando a nuestras infusiones favoritas será una forma fantástica a de cuidar nuestra línea y la salud.. Eso, y no perder la sana costumbre de tomar una tacita de Manasul antes de acostarnos. Infusiones Manasul son calidad Pharmadus www.manasul.es


Frutas de primavera, una gran elección