Page 110

Investigaciones

de San Nicolás: 1639), tales como el relleno de los senos hasta aproximadamente un tercio de su altura, el macizado de las bases de la cúpula o la colocación de lengüetas en forma de medio ladrillo macizo dispuesto en la diagonal a las bóvedas, los rollizos de refuerzo en los riñones de las bóvedas, suponen una solución ingeniosa en la que se recurre a los medios disponibles en las inmediaciones (fig. 5). Cubierta. Única, a dos aguas, formada por madera de pino, por lo general de sección rectangular.

Fig. 5 Zona bajo cubierta.

Pilares. Las basas y los pilares se encuentran revestidos, lo que hace imposible la identificación de sus sistemas constructivos. Si bien, en los tramos comprendidos en la zona bajo cubierta se puede apreciar que están formados por piedras trabajadas rejuntadas, sin embargo, en base al conocimiento constructivo en otros templos, este hecho no es indicativo de la conformación de los elementos inferiores (Sáez-Pitarch 2012: 19). Abovedamientos. El enjalbegado de cal y el mortero de yeso que conforman los abovedamientos, casi en la totalidad de sus dos caras, impide apreciar su composición constructiva, sin embargo, la toma directa de medidas en tres de ellas, 12 cm en la cúpula, 10 cm en la bóveda situada a los pies, y 15 cm en la central del mismo tramo y el deterioro parcial del recubrimiento de ésta última, permiten deducir que se trata de bóvedas tabicadas y en concreto esta última de una rosca de ladrillo macizo, recubierta por lajas de piedra caliza, hecho que la diferencia del resto de templos salón coetáneos. Las bóvedas disponen de elementos que ayudan a su mejoran su estabilidad, conocidos en la época (Fray Lorenzo

Fig. 6 Esquemas constructivos de la cubierta de madera.

110

8

2016

Los principales elementos estructurales de cubierta son las vigas cumbreras, formadas por tres piezas unidas mediante ensambladura a media madera. Paralelas a éstas, empotradas en los recrecidos de los pilares, se disponen las vigas carreras. Sobre ellas, los pares, perpendiculares a los anteriores, bien empotrados en los muros laterales, bien apoyados en las vigas. La estructura de cubierta se rigidiza mediante la utilización de tirantes y pendolones. Bajo los tirantes y las vigas carreras se colocan sopandas apeadas por dos jabalcones, y bajo las tornapuntas de las vigas carreras se dispone un segundo tirante (fig. 6). El tablero de cubierta está formado por un entablado rectangular, dispuesto entre los pares de madera, perpendicular a la pendiente. Sobre estos se extiende una capa de mortero, y tejas cerámicas de dimensiones 20-25x55 cm, cuya sujeción, como es típico de estas latitudes, se mejora mediante hileras de piedras para evitar el desprendimiento por el viento. Revestimientos. Los paramentos interiores se recubren mediante un revoco maestreado, enjalbegado. Predomina el color blanco, con unos pequeños matices de color, generalmente colores terrosos y algunos azules y verdes. Las molduras de las basas son grises y los zócalos de las naves con bandas marrón anaranjado y rosa. Las volutas amarillas se combinan con marrón, blanco y verde. La cornisa es entre gris muy claro y azul celeste, dividida por una franja central en la que se vuelve a utilizar el marrón. Los arcos, los lunetos

Profile for lópez monfort

Memoriaviva8 cas web  

Publicación del proyecto Patrimoni del Programa de Extensión Universitaria. Universitat Jaume I de Castellón

Memoriaviva8 cas web  

Publicación del proyecto Patrimoni del Programa de Extensión Universitaria. Universitat Jaume I de Castellón

Profile for peu2009
Advertisement