Page 1


CUPON DE PEDIDO DE LAS CUBIERTAS Deseo recibir las cubiertas para la revista (12 números, excluido el co­ leccionable) al precio de 750 ptas. Nombre: ......................................................................................................... .

Profesión o actividad: ....................................................... Tel.: ................ ..

Domicilio: ......................................................................... D.P.: ................. .

Población: ............................ Provincia: ............................ Edad: ............. .

FORMA DE PAGO (oferta válida exclusivamente para España):

O Remito cheque a nombre de HEPTADA EDICIONES, S.A., el San Isi­

dro, 23, 3. 0 F. 28220 Majadahonda (MADRID) (+ 150 ptas. por gastos de

envío).

O Envío Giro Postal n.o .................... a HEPTADA EDICIONES, S.A. (+ 150

ptas. por gastos de envío).

O Contra reembolso (+ 250 ptas. por gastos de envío).


EDITORIAL

OVNls OS hechos no dejan de existir porque los ignoremos. Y si bien durante déca­ das la sociedad en su conjunto miraba con recelo, e incluso con cierto des­ dén burlesco, a quienes investigaban el fenómeno OVNI, hoy las cosas han cambiado radicalmente. Las encuestas de opinión pública demuestran que actualmente más de la mitad de la población en los países desarrollados cree en el fenómeno y que la mayor parte de ellos consideran posible que estemos siendo visitados por naves alienígenas. La propia comunidad científica ha modificado radicalmente su postura y hoy estudia desde las más variadas disciplinas su esencia. Esta investigación multidisciplinar, sin embargo, y contra lo que pudiera parecer, noha permitido clarificar el misterio. Antes bien, las hipótesis científicas parciales plantean nuevas interrogantes. Pero eso no es lo importante. Lo que realmente interesa es que por fin existe Conciencia del asunto y nadie medianamente informado está en condiciones de negar su existencia. MAS ALLA es consciente de ello y por esa razón decidió afrontar el reto de informara sus lectores sobre la situación actual de lo que ha venido denominándose de manera genérica ceel fenómeno OVNI». Un equipo de periodis­ tase investigadores, coordinados pornuestro compañero Javier Sierra, ha peinado el mundo para poder ofrecer la última hora. Tenga la seguridad, querido lector, de que tiene en sus ma­ nos el producto de un trabajo intenso y riguroso que nos ha llevado a varios países y que nos permite ahora darle respuesta a muchas de las interrogantes que durante años han estado haciéndose quienes se interesan por el asunto. No conocemos ningún trabajo de investiga­ ción ufológica de mayor entidad que el que ahora le ofrecemos. Por supuesto, esto no loagota ni mucho menos. Sólo abre nuevos interrogantes que nosotros empezamos ahora mismo a investigar.


-

• :l

--.....

-...

1r1'-~


~

,. -'

• •

.,

• -

GUIA INTERNACIONAL DE,GRUP.QS,DE.INVESTIGACION OVNI . .-."..--'~

~

.•

,

.

~

'-'- I

I

~-

"~i -~ • _

..

.....----~

~

-._

...

~

.-

....lIt..-

,

1

l'

"'-'

-

_ _

~ ~_ •

__ -__"2.0­


EL SINDROME DE DIANA, LA ENFERMEDAD DEL SIGLO XXI L 3 de Noviembre de 1990, E en el transcurso del l Con­ greso Nacional de Parapsico­

logra y U/ologra de las Palmas, los ufólogos JaVier Sierra y Jo­ sep Guijarro avanzaron partade las conclusiones de su trabajo, iniciado en Abril de 1989, que se centra sobrela nueva modalidad de abducciones conocida como «visitantes de dormitorio",Su ex­ posición proponía ademas una nueva denominación de este fe­ nómeno, basada en el análisis deesta casufstica particular, que definiese el enigma en toda su amplitud. El nombre propuesto fue Srndrome de DIANA (acróni­ mo de Delirio Individual de la Agresión Nocturna Alienígena). EL SINDROME DE DIANA

Lo que los autores pretenden con esta denominación es en­ globar y analizar el conjunto de slntomas más característicos que definen esta modalidad de abducción. El retrato robot de uno de estos episodios es el si­ guiente: a los pocos minutos de acostarse el testigo -general­ mente una mujer-, comienza a presenciar una serie de extraños fenómenos en su dormitorio, que van desde la aparición de singu­ lares luces hasta explosiones cercanas ala cama. Acto segui­ do, nuestro protagonista experi­ menta unasúbila rigidez muscu­ lar y percibe la presencia de al­ guien más en la habitación, que describirá como seres de baja estatura, complexión débil, ma­ crocéfalos yde grandesojos ne­ grosyrasgadoshacia los costa­ dos. Estos seres manifiestan un comportamiento hostil, que lo­ gran (aunque en este punto exis­ ten considerableslagunasen los relatos) Introducir al testigo al in­ terior de una sala luminosa don­ de lessometen atodo tipo de ex­ periencias médicas. Entre éstas destaca por su especial virulen­ ciael episodio de la implantación de una «microcápsula. en el ce­ rebro del abducido -aunque no faltan casosen los que estos in­ genios son colocados en brazos

6

y piernas-o Adecir de los prota­ gonistas de estos raptos, esas «microcápsulas ejercen una función de monitoreo y de con­ trol, que repercute en un estado de ansiedad en el abducido. Examinados decenas de rela­ tos similares, los investigadores han aislado los sfntomas de este síndrome. Para ellos, y coinci­ diendo con las más modernas investigaciones con este campo llevadas acabo por psicólogos y psiquiatras norteamericanos, la raíz de estasexperiencias se en­ cuentra en la mente de sus pro­ tagonistas. Aunque -yeso es importante- no descartan la existenciade un estímulo exter­ no real (¿extraterrestre?), que desencadena un proceso pSíquico destructivo para quien lo sufre.Además, aeste proceso se le suman habitualmente una serie de efectos psicosomáticos sobre el testigo (cicatrices, der­

mografías, magulladuras, etc.), así como otros físicos del tipo de huellas ....¿de OVNls?- sobre el terreno, quemaduras en mue­ bles o enseres domésticos. et­ cétera. Tras este am\lisis, el abducido es devuelto a su dormttorio en perfecto estado, aunque no re­ cordará,cuando despierte, toda la experiencia (Hopkins bautizó este fenómeno como Tiempo Perdido). LA CLAVE ES EL TESTIGO

La historia de la Ufologia nos demuestra que las investigacio­ nes se han centrado, mayor­ mente,en los relatos de los testi­ gos, yno en el testigo mismo. En un tema sujeto atantos factores subjetivos, ése ha sido-<lurante años- un error de bulto.Los au­

tores de Diana, al investigarel fe­ nómeno de los «visitantes de dormitorio" se han encontrado con varias constantes en la per­ sonalidad del testigo: - Todos ellos sufrieron, pre­ viamente a sus experiencias, anemias. Recordemos que la falta de alimento incide directa­ mente en las depresiones y el s/ndrome de Diana es esencial­ mente depresivo. - Un estado de ansiedad -consecuencia lógica del punto previo- se desarrolla a raíz de las primeras vivencias. El en­ cuentro con esta .<nueva reali­ dad» para el testigo crea sensa­ ciones de agresividad eirritabili­ dad, asf como un creciente in­ somnio. - Todos los testigos sufren de inhibición o represión sexual o afectiva. Recordemos que el sexo es uno de los ejes de la ex­ periencia, mostrándose viva­ mente interesados por él los pre­ suntos alienlgenas , Son fre­ cuentes los casos en los que se reportan fecundaciones amuje­ res abducidas, que pierden el fe­ to en los primeros meses de ges­ tación. El mismo fenómeno es asumido por los psicólogos co­ mo un "embarazo pSicológico". De cualquier forma,la impresión final que mantienen los testigos es idéntica a la de aquellas per­ sonas que han sido agredidas sexualmente alguna vez. Como consecuencia de todo ello, los testigos tienden aaislar­ se socialmente, sintiendo la ne­ cesidad de compartir su trauma con personas de idénticas ex­ periencias (de ahí el éxito de ini­ ciativas como la Fundación Intru­ sos en Estados Unidos para ab­ ducidos). Por último, se aprecia en una fase avanzada del desa­ rrollo del slndrome una marcada tendencia pseudomlstica ymi/e­ narista (que contribuye apoten­ ciarse con el aumento de viven­ cias de tipo parancrmal, como «viajes astrales», etCétera). Las investigaciones sobre Diana se centran actualmente sobre el «contagio»de estos slntomas, que se detectan en clrculos cercanos a Jos abduci­ dos,yenelmododedeteneresta expansión,


EL CONTACTADO HOWARD MENGER REAPARECE PUBLlCAMENTE TRAS AÑOS DE SILENCIO En el XXVII Congreso OVNI Na­ Cional en EE. UU., organizado por la direCCión del UFO Magazine, y celebrado recientemente en Mia­ mi (Florida, EE. UU.), participaron personalidades de la ufología nor­ teamencana como el físico Bruce Macabee, Ed Walters (el prota­ gonista del caso de Gulf Brezee) o Charles Berlitz, entre una decena de ponentes. No obstante, merece especial atención la ,presencia, por primera vez en treinta años en un congreso de estas característi­ cas, del contactado Howard Menger. Menger, contemporá­ neo de George Adamski, y una ,I de las·primeras personas que en los años 50 aseguró estar en con­ tacto con extraterrestres, eincluso haber viajadO en sus naves, parti­ cipó en el congreso con una con­ ferencia de la que nosotros resal­ taríamos algunas afirmaciones realizadas en el más puro estilo contactístico: "Los extraterrestres con que yo contacto son seres angélicoS>>l> ; "No puedo probar que la reencarnación existe, aun­ que creo firmemente en su exis­ tencia, es el plan divino»; "Si los extraterrestres quisiesen dejarse

ver, con su tecnologia podr/an ha­ cerlo en menos de treinta segun­ dos. Yo los he visto aparecer y desaparecer ante mi muchas ve­ ces»; «Ellos me dieron poderes durante dos semanas para poten­ ciar mis facultades psiquicas.

Podia caminarsobre las aguas, ilo juro/Incluso si tomaban una foto­ graNa estando varias personas conmigo, mi espacio salia en blanco en la foto, yo no salÍ»; "Los humanos tienen bases en la Luna. yo las he visto»; «Los extraterres-

tres salieron de la Tierra hace mi­ les de años, y ahora están regre­ sando a ella..». Además de estas afirmaciones, Howard Menger presentó la ma­ queta de un OVNI, conducido por radiocontrol, que él mismo había construido siguiendo las supues­ tas indicaciones técnicas de sus amigos extraterrestres (ver foto). Ya en su día, Menger había cons­ truido, durante los años cincuenta y sesenta, un prototipo de motor, supuestamente a escala del que utilizarían los OVNls, con el que había realizado algunas experien­ cias en público. Actualmente habría desarrollado ese sistema original, incluyéndolo en el interior de una aparatosa maqueta de un "platillo volante» de más de un metro de diámetro. Sea como fuere, la reaparición de un personaje histórico ufológi­ camente como Howard Menger no deja de ser noticia para el se­ guimiento del moderno resurgir del fenómeno de los «contactados con extraterrestres» en el panora­ ma OVNI internacional. Manuel CARBALLAL

P------------------- BREVES ------------------~

• Para los días 6, 7 y 8 de Di­ ciembre se está preparando ya el 111 Congreso Internacional de Ufología del Penedés, en El Ven­ drell (Tarragona) que, al igual que en las ediciones anteriores -de las que se informó puntual­ mente en MAS ALLA- contará con la presencia de reconocidos ufólogos nacionales e interna­ cionales. Adiferencia de la edi­ ción del pasado año, en este próximo congreso se dará espe­ cial relevancia alas investigacio­ nes ufológicas realizadas por especialistas de países hispa­ noparlantes, contando con una selecta representación de los más destacados trabajos en es­ te campo. Este tercer encuentro internacional volverá a estar auspiciado por la organización AIBUPP (Asociación para la In­ vestigación yBúsqueda Ufológi­ ca y Parapsicológica del Pene­ dés), y se podrá pedir más infor­ mación sobre los actos progra­ mados apartir de Noviembre en el teléfono (977) 6633 13.

• La revista especializada Cua­ • Proyecto FAECOM. Los inves­ dernos de Ufología prepara para tigadores José Juan Montejo y los días 7 al11 de Octubre de Enrique Padial coordinan desde 1991, en Santander, un congre­ hace varios meses una investi­ so internacional de Ufología, que gación que trata de elaborar un reuniráa expertos mundialestan censo de casuística OVNI sobre destacados como Willy Smith la Comunidad de Madrid. Deno­ (EE.UU.), Richard Haines minan asu trabajo FAECOM (fe­ (EE.UU.), Hilary Evans (Gran nómenos Aéreos Extraños de la Bretal'la) yAlejandro Agostine/li Comunidad de Madrid). Los da­ (Argentina). Como representan­ tos reunidos servirán en un futu­ tes españoles acudirán José ro inmediato para valorar es­ Ruesga, Vicente Juan Ballester, tadísticamente la aparición de Joan Plana, Francisco Padrón, OVNls sobre uno de los territo­ Carlos Berché y Javier Sierra. rios más poblados del país. • Jun Ichi·Yaoi, ufólogo japo­ En este encuentro se abarcarán nés y productor de televisión, desde los aspectos psicosocia­ aseguró en el transcurso del Pri· les del fenómeno OVNI, ala inter­ mer Congreso Mundial sobre vención gubernamental o el OVNls en Tucson (Arizona) que complejO mundo de los contac­ tados. desde 1990 él ha recogido va­ • Según una encuesta socioló­ rias decenas de casos de miste­ riosos círculos -muy similares a gicarealizada por el antropólogo Ignacio Cabria sobre el movi­ los hallados en Gran Bretaña miento ufológico espal'lol, de (ver MAS ALlA n.o 19)-, de die­ 1954 a 1988 se formaron en ciocho metros de diámetro, y cuya aparición en tierras japo­ . nuestro país 64 agrupaciones dedicadasa la investigación OV­ nesas es tan misteriosa como la NI. Se han publicado entre 1961 de sus homónimos británicos.

y 1989 sesenta y ocho revistas y boletines internos Integramente dedicadosaOVNls, yse han rea­ lizado más de noventa congre­ sos entre 1968 y 1989 en todas las provincias espal'lolas. • La Comisiónpara elEstudio de los Fenómenos Aéreos francesa (CERPA), acaba de convocar para los próximos días 18, 19 y 20 de Octubre su Primer Con­ greso Internacional sobre OV­ Nls, donde tomarán parte activa destacadosufólogosde Francia, Italia, España e Inglaterra. la reunión, que tendrá lugar en Marsella, servirá además de foro de discusión de los más puntua­ les misterios ufológicos. La ma­ nipulación gubernamental de la documentación ufológica, los misteriosos circulos que siguen propagándose sobre los cam­ pos ingleses y el constante in­ cremento de abducciones en Europa Occidental serán los ejes de esta futura reunión inter­ nacional.

7


CRISIS EN EL CONTACTISMO MUNDIAL

,

Una nueva etapa en el des­ arrollodel fenómenocontactose ha iniciado con la década de los noventa. La disolución de los grupos RAMA en Octubre del pasado año y los desorbitados anunciosdel fin del mundo para la segunda mitad de 1991vatici­ nados por Eugenio Siragusa y sus más fieles seguidores for­ man parte de los más importan­ tes cambios del panorama ufo­ lógicomundial. Sixto Paz Wells anunciaba públicamente en el transcurso del 11 Congreso Internacional de Ufología del Penedés, celebrado en la población de El Vendrell, el fin de 105 grupos RAMA,evitando tal vez asf la propagación de ru­ mores relacionados con otras «Misiones» paralelas. Pese aes­ ta disolución formal, lo cierto es queya está en marcha en el cono sur americano la continuación de este movimiento contactista, ahora conocido como Misión Humanidad, cuyos objetivos se centrarían fundamentalmente en preparara la raza humana pa­ ra un cambio de era no traumáti­ co. No piensan lo mismo los se­ guidores de Eugenio Siragusa, quienes -tras toda una campa­ ña propagandfstica extendida por el mundo entero- anuncian un fin del mundo, basado - fun­ damentalmente- en las revela­ cionesque GiorgioBongiovanni ha recogido en los últimos tres años, y que ha apoyado en unos estigmas que -en 1989durante una visita aFátlma-aparecieron en sus manos. Los creyentes en semejante anuncio se hanapro­ visionado ya de víveres yarmas, yhan trasladado sus viviendas a lugaresmás altos (en el caso es­ pañol, a regiones del norte de la penfnsulal, en espera de que los extraterrestres les rescaten. Los estigmas aparecidos en lasmanosde Bongiovannl el2 de Septiembre de 1989, durante un trance en la visita que entonces realizó a Fátima, le llevó aun pe­ regrinaje portado el mundo para comunicar a quienes querfan escucharle que el fin del mundo tendría lugar muypronto.Incluso llegarla a poder comunicárselo

8

al propio Míjail Gorbachov en presencia de Su Majestad la Rei­ na,como puede verse en la foto­ grafía que publicamos en el re­ portaje sobre Eugenio Siragusa, y que hemos incluido por su va­ lordocumental apesar de su de-­ ficiente calidad. Ahora, dos años después, al anochecer de este pasado 2de Septiembre de 1991, Giorglo Bongiovanni volvió a entrar en trance en su domicilio de Puerto Sant'Epidio (Italia), durante el cual le han aparecido estigmas en los pies. Según testigos del trance, Giorgio sufrió convulsio­ nes mientras empezaban asan­ grarle los pies, además de las manos, estigmas éstos que no han desaparecido en ningún momento durante los dos últl­ mosaños. Bongiovannl habla declarado a nuestro colaborador Manuel Carballal con motivo del reporta­ je que estaba realizando sobre Eugenio Siragusa, de quien se considera su «hijo espiritual», que la Virgen le habla hecho aparecer los estigmas sólo en las manos y no en los pies afin de que pudiera desplazarse por to­ do el mundo para dar testimonio. Razón por lo que para los segui­ dores de Bongíovanni esta apa­ rición de estigma en los pies sig­


nifica que el tiempo se ha termi­ nado y el anunciado «fin del mundo» puede tener lugaren los próximosdlas o semanas. El mismo Bonglovanni afirmó que mientras le aparecieron los estigmas en los pies, habíareci­ bido un mensaje del propio Je­ sucristo. El mensaje, vendría a decir,textualmente, lo siguiente: "Los hombres no han consegui­ do detener la cuenta atrás, que ya ha finalizado. Por tal motivo la elección ya ha sido hecha. Mani­ fiesto dos cruces de sangre para la Humanidad. Una, que redime a los llamados paraayudarles a tra­ vés de la sangre de redención a convertirse en elegidossi perse­ veran. La segunda, que castiga a todos aquellos que han pecado contra el Espfritu Santo. Por lo tanto, Sangre de Castigo y San­ gre de Redención. He aquí por quéveis los estigmasen forma de cruz en los pies. Han quedado pocas ciudades por visitar, po­ quísimas. Dependerá de los fru­

tosyde los signos que pongan en práctica aquellos que deban ser visitados.Aaquelquegu(aalosji­ netes del Apocalipsis le ha sido confiada la tarea de escoger... Quedaunaesperanza si el hom­ bre marcado en lafrente (referen­ ciaclara aGorbachov) consiguie­ ra detenerel SegundoBanquete. iQuien tenga oídos oiga y quien tenga ojosvea! La espera, desde hoy, será dedicadasólo a la cali­ dad yno ala cantidad.» Hasta aquí el supuesto men­ saje de Jesús. Tanto los herma­ nos Bongiovannl como el propio Eugenio Siragusa creen que la u/tima oportunidad de salvación de la Humanidad se encuentra en que elUder soviético confiese públicamente que ha visitado OVNls y ha tenido entrevistas con los extraterrestres. Estos son los últimos datos poco antesdecerrar estenume­ ro monográfico. Nosotros no te­ nemos nadaque añadir. Hay co­ sas que se juzgan por sI mismas.

OVNls y MILITARES:

UNA NUEVA INVESTIGACION EN MARCHA

MILlCAT, PSEUDOCAT y MI­ SILCAT son términos Que muy prontoresultarán familiaresa los ufólogos españoles. Se trata del resultado del nuevo proyecto de investigación en el Que se halla embarcado Vicente Juan Ba­ lIesterO/mos, así como su cola­ borador, el estudioso catalán -especialista en temas de De­ fensa-del Centro de Estudios In­ terplanetarios, Joan Plana. Ambos, desde hace años, vie­ nen recopilando toda la informa­ ción nacional existente sobre observaciones OVNI tenidas por personal militar de los tres ejér­ citos, la Policía yla Guardia Civil. El estudio individualizado de los casos, la mejora sustancial desu nivel documental yelanáli­ sis genérico del banco de datos creado son los objetivos de este programa.El trabajo -que sabe­ mos arduo y profundO- se ha ganado a pulso la credibilidad de organismos oficiales, que prestan asistencia al tándem Ba­ lIester-Plana. Como consecuencia de esta investigación se han formado

tres catálogos de casuística: MI'­ L1CAT, que agrupa los informes cuyas características los hacen, al parecer, inexplicables1en tor­ no a 150 casos); PSEUDOCAT, listado de casos para los que se ha encontrado una explicación

satisfactoria y convencional (al­ rededor de 130 inCidentes), yMI­ SILCAT, un inventariode dos de­ cenas de experiencias con co­ hetes para ensayos científicos, o lanzamiento de misiles balísti­ cos, que han sido vistos desde

nuestro país y que fueron con­ fundidos con OVNls. De este nuevo trabajo de Ba­ lIester Olmos saldrá a la luz un nuevo libro en 1992, del que es­ peramos sorpresas originales y ,documentación única.

9


,

10


de los indiosquichés,de lagran familia maya, se dice: "y los Maestros Gigan­ tes hablaron, asícomo los Dominado­ res, los Poderosos del Cielo: es tiempo de concentrarse de nuevo sobre los signos de nuestro hombre construido, de nuestro hombre formado, como nuestro sostén, nuestro nutridor, nues­ tro invocador, nuestro conmemora­ dar. Haced, pues, que seamos invoca­ dos, que seamos adorados, que sea­ mos conmemorados, por el hombre construido, el hombre formado, el hombre maniquí, el hombre moldea­ do. » Algo similar recoge la Epopeya de la Creación, cuando pone en boca del dios creadory solar babilonio Marduk las siguientes palabras: "Produciré un sumiso Primitivo; "Hombre" será su nombre. Crearé un Obrero Primitivo. En él recaerá el servicio de los dioses, para que ellos puedan descansartran­ quilas.» . Sigamos, pues, la pista histórica de la presencia de estos supuestos dio­ ses --Bn realidad, nada más que seres inteligentes tecnológicamente supe­ riores a nosotros- en la atmósfera te­ rrestre.

LOS TESTIMONIOS MAS ANTIGUOS

a historia de los avistamientos de objetos volan es no iden­ tificados y de la variada fenomenología que los acompaña puede dividirse en dos grandes etapas: una que engloba los avistamientos habidos desde épocas prehistóricas hasta el siglo XX y otra que recoge los avistamientos contabilizados en la época tecnológica desde aquellos nueve discos vol n­ tes que avistara Kenneth Arnold el 24 de Junio de 1947 j o al monte Rainier, en Washington, hast· hoy.

ESDE los albores de la Huma­ nidad, el hombre ha aceptado como lógica la existencia de fuerzas inteligentes, de seres supues­ tamente no humanos -dioses, ánge­ les, demonios y un sin fin de interme­ diarios-que intervienen directamente en el curso de nuestra vida sobre este planeta. Los textos y legados que en el curso de los tiempos han ido reflejando el > acontecer de la Historia de ta Humani­ dad, están salpicados de testimonios que ilustran la presencia permanente de objetos volantes, que evolucionan de fa rma intel igente a baja altu ra sobre la superficie terrestre. La lista de tales avistamientos en todo el mundo y en todas las épocas, prueba que la actua­ ciónylaintervencióndeunaodevarias inteligencias distintas de la nuestra for­ man parte integrante y continuada de la Historia de la Humanidad.

Si prestamosoídosal bioquímico in­ glés Francis Crick -Premio Nobel en 1962 por haber descubierto la estruc­ tura del ADN-, habríamos sido crea­ dos por una supercivilización del es­ pacio que, en una época remota, " in­ fectó»al planeta Tierra con un microor­ ganismo destinado a desarrollarse en el tiempo hasta llegar a ser lo que hoy somos los seres humanos. Otros científicos secundan este supuesto, como por ejemplo VsevolodTroilsky, de la Acadert1ia de Ciencias de la URSS, para quien la Tierra es un cam­ po de experimentación de nuevas for­ mas de vida, controlado por seres su­ periores y desconocidos para noso­ tros. Los más antiguos legados de la Hu­ manidad parecen refrendar estos su­ puestos. Aportaré solamente dos ejemplos. En el Popal Vuh, el Libro del Consejo

El volumen II de la Introducción a la ciencia espacial, pu blicado por la Aca­ demia de la Fuerza Aérea de los Esta­ dos Unidos, incluye un capítulo de es­ tudio de los OVNls. Se afirma allí literal­ mente que "los OVNls son objetos ma­ teria/es que están, o bien pilotados o controlados por control remoto o por seres que son de fuera de este plane­ ta». Y también se afirma que "las visio­ nes OVNI parecen extenderse a lo lar­ go ya de cuarenta y siete mil años». Pero el testimonio acaso más anti­ guo que relaciona a los supuestos dio­ ses con los Objetos Volantes No Identi­ ficadosseael quetransmitenlosaborí­ genes de los montes Kimberley, en el noroeste de Australia. Cuentan que en tiempos remotos sus dioses trazaron sobre las rocas unos dibujos antropo­ morfos de notable tamaño, los «wandjí­ nas», con rostros carentes de boca y rodeadas sus cabezas de uno o dos semicírculos en forma de herradura, con finas líneas que irradia el círculo exterior. Después de ello y de instruir a los nativos, los wandjínas o dioses se transformaron en serpientes míticas y se refugiaron en charcos cercanos. Cuentan los nativos que de cuando en cuando se les puede ver de noche en forma de "luces que se mueven a gran altura». A gran altura debió moverse tam­ bién un desconocido aparato volador, 11


inteligentemente guiado, hace ahora unos once mil años. Así se desprende de los datos recogidos en los mapas de Pirj Rejs, que se conservan en el museo Topkapi de Estambul. Fueron trazados en 1513 por el almirante de las flotas turcas Piri Reis, y muestran fielmente los accidentes geográficos de las costas americanas, incluyendo los de la Antártida. Con la notable pe­ culiar'idad de que en ellos el extremo sur de la Tierra de Fuego enlaza por medio de una estrecha lengua de tierra con la Antártida, allí donde hoy en día las aguas del Estrecho de Drake enla­ zan entre sí los océanos Atlántico y Pacífico. Cotejados los mapas con las fotografías infrarrojas aéreas actuales que reflejan el perfil submarino, se lle­ gó a la conclusión de que realmente había existido este puente de tierra en ­ tre el conti nente sudamericano y la An­ tártida a finales de la última glaciación; o sea, hace ahora unos once mil años, Piri Reis había reseñado en sus mapas con asombrosa exactitud costas, islas, bahías y montañas que en parte hoy ya no son visibles, sino que están cubier­ tas por una considerable capa de hielo. El propio almirante Piri Reis indicó, en los textos explicativos de sus mapas, que para su confección se había servi­ do de otros mapas anteriores, entre ellos uno requisada a un marino que había formado parte.de las tripulacio­ nes de Cristóbal Colón, yquefuecap­ turadoen aguas peninsulares ibéricas. Debemos concluir que alguien trazó con perfección la orografía terrestre de aquella zona del globo hace once mil años. ¿Ouién fue? E'I cartógrafo ameri­ cano Arlington H. Mallery afirmó en su día que «no podemos imaginarnos

cómo se trazó un mapa tan preciso sin el concurso de la aviación». ARTILUGIOS VOLANTES EN LA ANTIGUA INDIA Vimos anteriormente cómo en su li­ b ro sagrado Popal Vuh los indios qui­ chés dela gran familia maya decían de nuestros creadores que éstos eran unos constructores. Damos ahora un salto en la geografía y nos vamos a la India, en donde podemos leer en la gran epopeya sánscrita del Mahabha­ rata que precisamente Maja, el cons­ tructor, el ingeniero y arquitecto de los asuras, diseñóy construyó un gran ha­ bitáculo de metal, que fue trasladado al cielo. Era solamente uno de tantos ha­ bitácu los si m ilares. Cada una de las d i­ vinidades Indra, Yama, Varuna, Ku­ vera y Brahma, disponía de u no de es­ tos aparatos metálicos y voladores. El gran sabiQ de la antigua tradición, Narada, explica que la ciudad volante de Indra se hallaba ininterrumpida­ mente en el espacio. Estaba rodeada de una pared blanca.que producía 12

destellos de luz cuando el vehiculo se desplazaba por el firmamento. Otros aparatos automáticos se des­ plazaban libremente bajo el agua y en las profundidades de los océanos de una forma similar a los modernos sub­ marinos. El texto sánscrito del Mahabharata se refiere normalmente a los aparatos

volantes con el nombre de «vimanas.» Pero habla también de grandes ciu­ dades -colonias- espacial e s, de grandes ciudades submarinas y d e ciudades subterráneas. Arjuna, una de las divinidades, dis­ poníade un indestructible vehículo vo­ lador anfibio, pilotado por su ayudante Matali.

Textos y legados de todos los tiempos reflejan el paso de objetos voladores con comportamiento inteligente en nuestra baja atmósfera.


gran epopeya hindú, el Ramayana, nos habla con absoluta naturalidad de los vehículos que -a voluntad de su pilo­ to- volaban libremente por el aire. También eran metálicos y brillaban en el cielo.

Todas estas construcciones y apa­ ratos voladores, submarinos y subte­ rráneos, están descritos en la epopeya del Mahabharata con gran lujo de de­ talles, con detalle de sus medidas y descripción de sus características. También Valmiki, el autor de la otra

OBJETOS VOLANTES INTELIGENTEMENTE GUIADOS, EN LOS TEXTOS BIBLlCOS

En la página an­ terior, fragmento de los mapas del almirante turco Pir; Rels. Junto a es­ tas líneas, la dio­ sa hindú Indra. Bajo estas líneas. representación del dios Brahma.

Leemos en los textos bíblicos cómo el profeta Ezequiel nos narra su en­ cuentro con un vehículo volante que se le acercó tanto -junto al río Ouebar, en las inmediaciones de Babilonia-, que incluso vio a uno de sus tripulantes, el cual le habló a él personalmente. Esta visión que Ezequiel tuvo, y que está descrita con todo lujo de detalles en los textos bíblicos, fue detenida­ mente analizada por el ingeniero de la agencia espacial norteamericana -(NASA)- Josef Blumrich, quien concluyó que lo que vio el profeta fue, efectivamente, y sin ningún género de dudas, una nave volante. Tanto es así, que dicho ingeniero -director de la Oficina de Construcción de Proyectos de la NASA- rediseñó el aparato des­ crito por Ezequiel y patentó algunos de sus elementos. También en la Biblia, la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra refleja con precisión los efectos de una explosión atómica, anunciada a lot por dos emisarios que bajaron de las alturas y comieron alimentos en casa de su anfitrión. Finalmente, en muchos pasajes de los textos bíblicos -comenzando por el libro del Exodo- se describen con detalle nubes inteligentemente guia­ das. En el caso del libro citado, una de estas nubes -luminosa de noche y en forma de columna de humo de día­ guía al pueblo de Israel en su huida de Egipto. Esta nube indica el camino a seguir, proporciona alimento, e incluso desciende hasta el suelo para que sus tripulantes (en este caso, el mismo Yahvéh) pueda dar órdenes verbales al caudillo de los hijos de Israel, Moi­ sés.

EL OVNI DE BELEN

E,

Premio Nobel Francis Crick afirma que la vida en la Tierra fue traída del espacio exterior.

La estrella de Belén, cuya aparición está tan íntimamente ligada al fenóme­ no Jesús, es --como se puede repasar en los Evangelios- una «estrella» que se mueve y que, además, tiene la facul­ tad de detenerse. No es extraño que una estrella esté aparentemente «pa­ rada» en el firmamento, como parece que lo están todas las que vemos nor­ malmente, ni tampoco que una estrella se mueva, como es el caso de las estre­ llas fugaces o de los cometas. Lo que sí se sale realmente de lo usual es que 13


E l testimonio más antiguo que relaciona a los pretendidos dioses con los OVNls se puede recoger en las montañas de la región de Kimberley (Australia). haga ambas cosas: moverse y parar­ se. Y que, además, demuestre ser inte­ ligente: «Salieron, y la est,rella que ha­ bian visto en Oriente -podemos leer en los Evangelios- iba delante de ellos, hasta que se detuvo encima de donde se hallaba el niño. » Se le ha querido dar una explicación astronómica a este fenómeno de la lla­ mada estrella de Belén, aduciendo que se habría tratado de la conjunción -tercera conjunción por aquellas fe­ chas- de los planetas Júpiter y Satur­ no. En dicha conjunción, los citados planetas se unieron ópticamente en di­ rección Sur, de tal manera que los ma­ gos de Oriente, en la ruta que seguían de Jerusalén a Belén, siempre tenían a estos dos planetas que formaban una sola estrella delante de ellos. La estrella iba efectivamente, como dicen los Evangelios, precediéndoles. Hastaaquí, todo correcto. Perosi hu ­ bieran caminado siempre en la direc­ ción que les indicaba esta conjunción de Júpiter y Saturno - y dado que se trataba de un fenómeno extra-atmos­ férico que, por tanto, por mucho que avanzasen los magos, siempre habría estado situado por delante de ellos- a donde habrían llegado es a las aguas litorales del Mar Rojo. Pero no: se detienen a siete kilóme­ tros escasos de Jerusalén. ¿Por qué?

Arriba Josef Blumrich, ingeniero de la NASA, afirma que el profeta Ezequiel describe fielmente en los textos bfblicos una nave espacial. Junto a estas líneas, representación china de un carro volador.

14

Porque no iban en pos de la conjun­ ción Júpiter-Saturno, sino de un objeto brillante que finalmente sedetuvoa ba­ ja altura encima del lugar en el que se hallaba el niño: Jesús. Un objeto vola­ dor que se movía inteligentemente dentro de nuestra atmósfera.

LOS HIJOS DEL CIELO Los antig uos habitantes de eh ina se autodenominaban hijos del cielo. Y su literatura clásica proporciona una abundante selección de observacio­ nes de objetos voladores desconoci­ dos, con especificación muy concreta del momento histórico en que apare­ ció cada uno de ellos. Una de las referencias más antiguas que podemos hallar figura en la obra Ciencia Natural, que en el capítulo dé­ cimo reza así: «Bajo el reinado de Xi Ji -hace aproximadamente cuatro mil años- fueron vistos dos soles en la ri­ bera del río Feichang, uno de los cua­ les subía por el Este, mientras que el otro bajaba por el Oeste. Ambos pro­ ducían un ruido como el trueno.» En época mucho más reciente, el escritor Wang Jia, que vivió bajo la di­ nastía de los Tshin, relata en su libro Reencuentro una historia acaecida en el siglo IV antes de Jesucristo: «Durante los treinta años del reinado del empe­ rador Yao, una inmensa nave flotaba por encima de las olas del mar del Oes­

te. Sobre esta nave, una potente luz SE encendía de noche y se apagaba dE día. Una vez cada doce años, la naVE daba una vuelta por el espacio. Por es­ to se la denominaba Nave de Luna o Nave de las Estrellas.» En su obra Ob­ servaciones del Cielo, otro historiador, q uevivió entre los años 960 y 1279, nos da una imagen todavía más clara de esta nave del cielo, afirmando de ella: «Había una gran nave voladora ex­ puesta en el Palacio de la Virtud bajo la dinastia de los Tang. Medía más de 50 pies de largo, y resonaba como el hie­ rro y el cobre, resistiendo perfecta­ mente a la corrosión; se elevaba en el cielo para retornar después, y asiconti­ nuamente.» Por su parte, el histor,iador Zhang Zuo, autor de la Historia del Poder y de la Oposición, escribe también que «el 29 de Mayo del año 2, bajo el reinado del emperador Kai Yuan, durante la noche apareció una gran estrella mó­ vil, del tamaño de una cuba, que volaba en el cielo del Norte, acompañada de otras estrellas más pequeñas; esto du­ ró hasta el amanecer». En otro texto, el Nuevo libro de los Tang, reza en su capítulo XXII, dedica­ doa laAstronomíaque «en el año 2, ba­ jo el reinado del emperador Quian-fu, dos estrellas. una roja y la otra blan ca, que median como dos veces la cabeza de un hombre, se dirigieron una junto a la otra al Sudeste. Una vez paradas en el suelo, aumentaron lentamente de tamaño y lanzaron luces violentas. Al año siguiente, una estrella móvil brilló de dia como una gran antorcha. Tenia el tamaño de una cabeza. Habiendo llegado del Nordeste, sobrevoló dul­ cemente la región, para desaparecer finalmente en dirección Noroeste». En otro pasaje de este mismo libro podemos leer: «En Marzo del año 2, ba­


se 1e

ve

'5­

o

Jr,

JS

je

la:

'xla 50 e­

el ti­

jo el reinado del emperador Tian Vu, cierta noche, una gran estrella surgió de la bóveda del cielo. Era cinco veces más grande que un celemin y volaba en dirección del Noroeste. Descendió hasta treinta metros del suelo. Su parte superior lanzó luces de fuego de color rojo anaranjado. Sus luces llegaban a más de cinco metros. Se desplazaba como una serpiente, rodeada de nu­ merosas estrellas pequeñas que de­ saparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Se vio una especie de vapor que subía muy alto hasta el cielo.» Esta es solamente una brevísima se­ lección de cuanto puede leerse en los textos clásicos chinos acerca de los OVNls.

Julio Obsequens fueron en menor o mayor grado conscientes de que los dioses estaban guiando a los hombres sobre la Tierra. Sin ir más lejos, en elli­ bro octavo de la Eneida, Virgilio habla de «ruedas que transportaban rápida­ mente a los dioses». En el Prodigiorum Liber (el Libro de los Prodigios), el historiador Julio Ob­ sequens recoge textos originales de

Cicerón, Tito Livio, ·Séneca y otros. Podemos leer allí: «Siendo cónsules Cayo Mario y Lu­ cio Valerio, se pudo veren diversos lu­ gares de Tarquinia un objeto que se­ mejaba una antorcha encendida que súbitamente cayó del cielo. Hacia el anochecer se vio un Objeto volador cir­ cular, parecido en su forma a un "cly­ peus" (el escudo redondo empleado por los legionarios romanos) llamean­ te, que cruzaba el cielo del Oeste hacia el Este.» También podemos leer allí que «en el territorio de Spoleto, en la Umbría, una esfera de fuego, de color dorado, cayó a tierra dando vueltas. Después parecla que aumentase de tamaño, e

~g

'Je <el ~o

la

TRAFICO AEREO EN LA LITERATURA CLASICA DE LA CUENCA MEDITERRANEA

ó­ ba 'Je lu-

'Autores como Plinio el Viejo, Plu­ tarco, Dio Cassio, Séneca, Cicerón o

U n objeto volador que se movía inteligentemente dentro de nuestra atmósfera fue el que condujo a unos magos frente a Jesús de Nazaret.

OS

:a­ la­

lu, ~a,

za )a

en de Al ·lló 7(a

JO ul­ :er

)ro )a­

Arriba a la izda., el cuadro " La oración de los Magos» de El Basca represen­ tando la estrella de Belén como una bola ígnea. En el centro, alegoría china de un carro volador. A la dcha. y sobre estas líneas, representación técnica de la nave descrita por el profeta Ezequiel según el técnico de la NASA Josef Blumrich.

15


elevó del suelo y ascendió hacia el cie­ lo, en donde oscureció al disco del Sol con su claridad cegadora. Después desapareció en dirección al cuadrante Este del cielo». Tito Livio también informa por su parte: «Naves fantasmas han sido vis­ tas, brillando en el cielo ... Mientras que en el distrito de Amiterno aparecieron en muchos lugares hOmbres con ves­ tidos destellantes, de lejos y sin acer­ carse a nadie.» Estos son solamente unos botones de muestra de la abundante literatura clásica que refiere este tipo de avista­ mientas.

INTERVIENEN EN EL CUR SO DE NUESTRA HISTORIA Hay momentos concretos a lo largo de la Historia de la Humanidad en que figuras u objetos que descienden del cielo intervienen en los asuntos de los hombres, e incluso llegan a decidir nuestras disputas en uno u otro senti­ do. En algunas ocasiones, la ayuda ha sido favorable al signo de la Cruz; si bien el motivo de este favoritismo se nos escapa. Así aconteció en las lu­ chas de los cristianos contra los moros, y también -durante la conquista de América- en las luchas contra los in­ dios.

LA GLORIA DE DIOS Una ocasión importante en que ma­ nifestaciones concretas del cielo ayu­ daron a 'los cristianos se dio en plena campaña exterminadora de Carlo­ magno contra los paganos sajones. ASI'lo explica claramente el monje Lo­ renzo, en sus Annales Laurissenses. Explica en esta obra histórica cómo los sajones se habían rebelado contra las tropas de los francos, y avanzaban ha­ cia el castillo de Sigisburg para con­ quistarlo. La oposición de los francos fue dura, motivo por el cual los sajones no pudieron culminar su gesta. Y lee­ mos literal mente en la obra citada: «En­

tonces, cuando los sajones advirtieron que las cosas no iban a su favor, co­ menzaron a construir andamios desde los cuales pudiesen saltar valiente­ mente al castillo mismo. Pero Dios es tan bueno como justo. Superó su valor, y el mismo día en que prepararon el asalto contra los cristianos que vivían dentro del castillo, la gloria de Dios apareció en manifestación encima de la iglesia en el interior del castillo. Los que lo observaron, muchos de los cua­ les aún viven hoy en dla, dijeron que tenían el aspecto de dos grandes es­ cudos de color rojo llameante, y que se movían por encima de la iglesia. Y cuando los paganos que estaban afuera vieron este signo, cayeron se­ guidamente en la confusión y queda16

E

texto sánscrito del Mahabharata se refiere habitualmente a aparatos voladores de los dioses, a los que denomina «vimanas». ron aterrorizados porel pánico, huyen­ do precipitadamente.» Como consecuencia de la interven­ ción de este poder aéreo, los sajones se rindieron y decidieron en juramento solemne su conversión al cristian ismo. Por tanto, acatar las leyes de Carlo­ magno.

AM ERICA: REESTRENO DEL DRAMA DE MO ISES De Europa nos vamos a tierras nor­ teamericanas. Porque si Yahvéh hizo caminar a Moisés con sus seguidores

por el desierto durante cuarenta años, el dios de los aztecas obligó a éstos a una caminata de casi 3.000 kilómetros antes de que hallasen, en una peque­ ña isla en medio del lago Texcoco, al águila de su profecía devorando a una serpiente. Era el símbolo que indicaba que aquélla era su tierra de promisión. Los paralelismos entre el éxodo del pueblo de Israel y el éxodo del pueblo azteca comienzan con la personalidad misma de los dos protagon istas, Yalh­ véh y Huitzilopochtli. Ambos querían ser considerados como protectores e incluso como padres, pero eran tre­


)S,

:a

)S

e­ al

la

)a

In.

lel

110

mendamente exigentes, implacables en sus frecuentes castigos, y muy irrita­ bles. Ambos les indicaron a sus pue­ blos elegidos que abandonasen la tie­ rra que habitaban. Ambos acompaña­ ron personalmente a sus protegidos a lo largo de todo el peregrinaje. Yahvéh lo hizo, como ya vimos, en forma de una curiosa nube o columna de fuego y humo que les procuraba luz de no­ che y sombra de día, o les señalaba el camino que debían tomar. IHuitzilo­ pochtli,a su vez,acompañabaa losaz­ tecas en forma de un gran pájaro. La tradición afirmaquefue un águilao una grulla blanca, que les iba indicando la dirección en la cual debían caminar desde las tierras de Arizona y de Utah

tal y como nos lo cuenta fray Diego D.u­ rán, historiador contemporáneo de la Conquista: «Cuando llegaban a un lu­

gar para quedarse en él durante algún tiempo, lo primero que hac(an era construir un templo que ser.;(a para alojar el cofre en que /levaban a su dios». hasta el emplazamiento de la actual capital de México. Pero lo más curioso es que los dos pueblos -israelitas y aztecas- trans­ portaban una especie de caja sagrada que para ellos tenía una gran impor­ tancia y que servía para comunicarse directamente con la divinidad. Los is­ raelitas llevaban la famosa Arca de la Alianza, y los aztecas llevaban un cofre,

~d

h­ ~n

:e e­

A

lgUien trazó a la perfección la orografía

terrestre hace once mil años.

LOS ESCUDOS VOLANTES DE LOS INDIOS HOPI Si Carlomagno fue ayudado por unos escudos volantes y los aztecas -procedentes de Arizona- contaron con el apoyo de una inieligencia que dominaba el vuelo, ambas circunstan­ cias se repiten en la historia de los in­ dios hopi -establecidos en la actual Arizona-. Según explica su jefe White Bear, contaban sus antepasados que sus abuelos habitaban unas tienras si­ tuadas al Oeste, o sea, en algún punto del océano Pacífico. Al hundirse estas tierras, unos seres descendidos de las alturas-los les ayudaron a

En la página anterior alegorfa china de un carro volador. Junto a estas Ifneas, represen/aerón del famoso astronauta de la tumba de Palenque. Arriba a la izda. Virgilio y la Eneida. Sobre estas Irneas el dioS Huitzflopochtli.

17


trasladarse al continente americano, en parte sirviéndose de escudos vo­ lantes. Estos seres sabían además ta­ llar grandes bloques de piedra, domi­ naban el transporte aéreo de estos blo­ ques, y eran diestros en la construcción de instalaciones subterráneas. Algo muyparecidoa laque nos narran -se­ gún vimos- los antiguos textos sáns­ critos.

L os dogones conocían, gracias a sus dioses, la existencia de la estrella invisible Sirio B, siete siglos antes de que fuera descubierta por astrónomos oficialmente.

OVNls DURANTE LA CONQUISTA DE AMERICA Alguna inteligencia seguía sobrevo­ lando a los humanos en tierras ameri­ canas siglos más tarde. Así, Bernal Díaz del Castillo, cronista de Hernán Cortés, escribe en su Historia verda­

dera de la conquista de la Nueva Espa­ ña: «Dijeron los indios mexicanos que vieron una señal en el cielo que era co­ mo verde y colorada y redonda como rueda de carreta, y que junto a la señal venía otra raya y camino de hacia don­ de sale el Sol y se venia a juntar con la raya colorada.» Y un poco más adelan­ te: «Lo que yo viytodos cuantos quisie­ ron ver, en el año 27 (1527) estaba una señal del cielo de noche a manera de espada larga, como entre la provincia de Pánuco y la ciudad de Tezcuco, y no se mudaba del cielo a una parte ni a otra en más de veínte días.»

...iiiíii..._

,.¡¡¡¡¡....___ __

Son una vez más solamente dos pinceladas de los muchos objetos vo­ lantes no identificados que -€n este caso- refieren las crónicas de la con­ quista de América.

¿VIENEN DE SI,RIO? Cuentan los dogones, que habitan en tierras de la actual república africa­ na de Mali, que, desde siempre, el ele­ mento para ellos más importante en el firmamento es una estrella pequeña que gira alrededor de la gran estrella Sirio, el brillante astro que luce en la constelación del Can Mayor. Por los estudios realizados de sus tradiciones, podemos afirmar que poseen este co­ nocimiento por lo menos desde el si­ glo XII, cuando la moderna astronomía no descubrió a Si rio B -q ue orbita al re­ dedor de Sirio Ay es invisible al simple ojo humano- hasta mediados del si­ glo pasado. Los dogones conocían por lo menos siete siglos antes la existen­ cia de Sirio B, siendo conscientes ade­ más de que es invisible. Pero, además, el dibujo ritual que ellos trazan para mostrar la órbita en que Sirio B gira al­ rededor de Sirio A es absolutamente idéntico al dibujo que ofrece el moder­ no diagrama astronómico de la órbita de Sirio B alrededor de Sirio A Los do­ ganes saben además que Sirio B es un cuerpo extraordinariamente pequeño.

18

A la dcha .• cuadro repre­ senrando un hecho acae­ cido en la época me­ dieval donde se visualiza­ ron en el cie­ lo tres '50 ­ les"_ En la página si­ guiente. esfe­ ra volante en un cuadro de la época del medievo.

_

:......;= :......

.,¡"¡,,...._ __ _

A la izda.. dibujo medieval repre­ sentando bolas de fuego en el cielo. En el centro a la izda., busto de Alejandro Magno. A su dcha.• Cayo Julio César.


y también aquí la astronomía oficial conf,i rma que Sirio B es una «enana blanca», una estrella pequeña. Tam­ bién dicen los dogones que Sirio B es la estrella más pesada que existe. Y una vez más, la ciencia confirma: «Sirio B-alaqueellos llaman Po Tolo-es, en cuanto enana blanca, una estrella ex­ traordinariamente densa, o sea, ex­ traordinariamente pesada. Pero ade­ más, y de acuerdo con la mitolog/a de los dogones, Po Tolo da una vuelta al­ rededor de Sirio A cada cincuenta años. » Y confirma también aquí la mo­ derna astronomía que Sirio B da una vuelta alrededor de Sirio A exactamen­ te cada cincuenta años. Másasombro­

so aún: durante sus festividades ritua­ les, los dogones rinden honores al he­ cho de que Po Tolo gire sobre sí mis­ mo. ¿Cómo podían saber desde hace ocho sig:los -no los dogones, sino na­ die- que las estrellas giran sobre su propio eje? Cuando se les plantea a ellos esta pregunta, afirman que un día llegaron

E Xisten demasiadas coincidencias entre el éxodo del pueblo de Israel y el éxodo azteca como para atribuirlas a la casualidad. En ambas ocasiones se aprecia la intervención de inteligencias extraterrestres.

unos seres procedentes del sistema de Sirio con la finalidad de instaurar la sociedad en la Tierra. De ellos proce­ den sus conocimientos. Estos seres desconocidos -a los que ellos llaman «nomos»-descendieron a la Tierra en un arca que, antes de aterrizar, girabao volteaba en el aire. El aterrizaje aconte­ ció en el nordeste del país de los dogo­ nes, y produjo un ruido importante al descender el arca. Los dogones des­ criben el aterrizaje de forma muy gráfi­ ca: «El arca se posó en la tierra seca del Zorro y desplazó polvo, levantado por el remolino que causó. La violencia del impacto dejó el suelo rugoso. El arca era como una llama quese apagó alto­ car la tierra.» Es decir, era roja como el fuego y se volvió blanca cuando aterri­ zó. En el tintero se quedan centenares de casos OVNI en la Antigüedad, en la Edad Media y en tiempos más recien­ tes, hasta llegar a aquellos que cité al principio, vistos por Kenneth Arnold en 1947. Para enumerar solamente a al­ gunos de los más imp ortantes, falta ha­ blar de los Objetos Volantes No Identifi­ cados vistos por Tutmosis 111 el Gran­ de, por Alejandro Magno y por Timo­ león (ambos en el siglo IV a.C), por Cayo Julio César y por Pompeyo (si­ g lo I a.C), y por Constantino el Grande (siglo 111). También la espada volante vista sobre Jerusalén en el siglo I y cita­ da por Flavio Josefo. No hay que olvi­ dar el cuadro La Madonna e San Gio­ vannino, de la escuela de Filippo Lippi (siglo ';0/), en que junto a la Virgen apa­ rece en el cielo un OVNI, ni el OVNI cita­ do en los anales de la Inquisición, y que transportó al Dr. Torralba en viaje de ida y vuelta de Valladolid a Roma en 1527. Deben recordarse igualmente los fenómenos OVf\11 citados por Pe­ dro de Valdivia y por el cronista Pedro Cieza de León (siglo XVI), y por Fray Junípero Serra (siglo XVIII) . No deben omitirse los cilindros volantes vistos sobre Nuremberg en el siglo XVI, la vi­ ga aérea vista por Benvenuto Cellini, los globos ígneos que sobrevolaron Basllea también en el siglo XVI, la co­ lumna brillante que se presentó la víspera de la batalla de Lepanto, una vez más en el siglo XVI, los OVNls que evolucionaron sobre Cataluña en 1604, recogidos en el Oiari de Jeroni Pujades, ig uales chismes volantes vis­ tos sobre el Mediodía de Francia en 1621, la hostia volante que sobrevoló Braga en 1640, la bola volante que so­ brevoló Robozero, en Rusia, en 1663, y finalmente los 446 OVNls descritos por el director del observatorio mexicano de Zacatecas en 1883. En absoluto, p uede afirmarse -a la vista de este repertorio- q ue los OVN Is son una invención o un fenómeno ca­ racterístico de nuestro siglo xx.

Andreas FABER-KAISER 19


Porque sabemos que no es fácil encontrar una adecuada se­ lección de productos sobre la temática que trata MAS ALLA he­ mos preparado un catálogo de más de 800 titulas -libros, ví­ deos, compact-disc, cassettes, posters, juegos y postales- en colaboración con cincuenta empresas españolas. He aquí una pequeña muestra. Si no tiene usted el catálogo, que se repartió con el número 28 de la revista, solícitenoslo y se lo enviaremos gratuitamente por correo.


sm~

...~

SlIl,\

VE

~JAS PARA LOS LECTORES DE

Referencia n.o

Precio

Unidades

Importe

«MAS ALLA» ..MAS ALLA DE LA CIENCIA. ofrece gratuI­ tamente a sus lector. ., según el volumen de au compra, loa algulent s obsequiose • Por es.OOO ptas., lu.a pr6ctica combina­ ción mural de llavero, compartimento para notas, pinzas sujetapapeles , Un­ tema de em rgeneia. • Por 8.000 pta.. (a eleglr)e l Las cubierta de -MAS ALLAII para 12 número... La gufa astrológica 1091 de H 110 Zendáel. • Por 10.000 pta..., un neceser de aaeo de

................................................................................................................. ...........................

n,lon. • Por 1 5.000 ptas., un Indlce tel.f6nico de mesa de anillas con s.paradores. • Por 20.000 ptas. (a elegir): Reloj despertador calculadora plega­ ble. Teclado de caucho. Ap gado 8U­ tomáUGO. (73 JI 83. 18 mm.) Bolsa de viaja de ny10n GOn bandolera ajustable. • Por 25.000 pta ... fa elegir)1 Suscripción a .MAS ALL.A.durante un

•"'0.

r Suscrtpcl6n a ..cONCIENCIA PLANE­ TARIA. durante un afto. • Por 30.000 ptas., un minlorganizador de mesa 6 en 1 . Contiene 2 marcador_

flúor, 2 bol~rafos, dispensador de cinta ad"eslva. ,,.dlce telefónico automático. Calculadora Incorporada. (OferlE ajustada a eXistencIas Caso de agota/se algún regaJo, sera SuSfllUl fO pOI otro del mismo

valorJ

TOTAL IMPORTE ...................................................................................................... ¿DESEA REClBR GRA.TUITAMENTE NUESTRO CATALOGO?

SI

NO

(Rcdee con un circulo la respuesta)

FORMA DE PAGO:

O Remito cheque a HEPTADA EDICIONES, S. A. , cl San Isidro, 23, 3.° F. 28220 Majadahonda (MADRID) (+ 150 ptas . por gastos de envíO) .

O Envio Giro Postal n.o .................. a HEPTADA EDICIONES, S. A. (+ 150 ptas. por gastos de envía). O Contra reembolso al recibir o retirar los libros solicitados en Correos (+ 250 ptas. por gastos de envio) . Nombre y Apellidos: ....................................................................................................... Domicilio: ............................................................................ N.O............... Piso .............. O.P............................. Población ....................................................................................

Provincia : ..................................................................... Tel. .............................................


1950

U OLOGICOS 1947

24 de Junio. Sobre las dos de la tar­ de, en las proximidades del Monte Rai­ nier, el piloto civil KennethArnold divi­ só un insólito espectáculo celeste: nueve discos brillantes, en perfecta for­ mación, se desplazaban sinuosamen­ te frenteasu avioneta.Arnold les calcu­ ló una velocidad aproximada de 1.200 millas por hora -muy superior a la de cualquier aparato convencional de la época-,y además notó que se despla­ zaban «como platillos rebotando ::;0­ bre el agua». Después de acudir al res­ ponsable del FBI en Pendleton (Ore­ gón) para recibir algún tipo de explica­ ción a lo que él acababa dever, decidió explicar la historia a la redacCión del diario EastOregonian. Publicada la no­ ticia, desde la ciudad salió un teletipo de la Associated Press informando de los «platillos» de Arnold al resto del país. La prensa de todo EE.UU. se hizo eco del asunto, naciendo por primera vez no sólo el término «platillos volantes» (que las Fuerzas Aéreas cambiarán tiempo después por las asépticas si­ glas OVNI), sino ta.mbién un despro­ porcionado interés de la opinión públi­ ca mundial por todo lo referente a las insólitas -y cada vez más frecuentes­ manifestaciones de estos objetos. 2 de Julio. En el transcurso de una poderosa tormenta eléctrica, un objeto volador no identificado se estrella en los terrenos de un rancho no muy dis­ tante de la localidad de Roswell (Nuevo México). Cinco días después, efectivos de la base aérea de este lugar acuden al rancho de W. Brazel para recuperar los frag mentos de la nave siniestrada y -al parecer- los cadáveres de sus cuatro ocupantes. Un espeso silencio gubernamental cayó rápidamente so­ bre el suceso, que los militares trataron infructuosamente de desmentir, como si se tratase de un globo sonda. Más Allá viajó hasta Roswell y comprobó parte del relato, ofreciendo en este nú­ mero un completo dossier sobre ese incidente.

1948 7 de Enero. Mientras cientos de 22

testigos podían contemplar un enorme disco volador sobre Kentucky, una es­ cuadrilla de Mustang P-51 comanda­ da por el capitán Thomas Mantel! se dir,igió a interceptar el objeto. Mantell partió en su búsqueda, pero el objeto se situó a una altura por encima del te­ cho que podía alcanzar su aparato. Pe­ se a todo, ascendió a 9.000 m., per­ diéndose desde ese momento todo contacto por radio. Ese mismodía, per­ sonal de las Fuerzas Aéreasrecupera­ ba 'Ios restos del Mustang de Mantell, y su cadáver. La explicación de la USAF fue que «el objeto era Venus»... La pren­ sa -no obstante- no creyó la versión oficial, y consideró al piloto la primera «v(ctima» de los OVNls. 20 de Agosto. Clyde Tombaugh, el célebre astrónomo que en 1930 descubrió Plutón, vio en compañía de su mujer e hija un OVNI. Según el mis­ mo refiere, «distinguísúbitamente en el cénit de seis a ocho rectángulos lumi­ nosos, cuyo conjunto formaba una fi­ gura rigurosamente r(gida. Aquel/os rectángulos emitian una violenta luz de color verde, y bien pronto mostraron ser los ventanales de una nave sin alas, ligeramente luminosa». Con la obser­ vación de Tombaugh se rompió defini­ tivamente el mito de que los observa­ dores más cualificados, como los as­ trónomos, no veían OVNls.

1949 11 de Febrero. El Proyecto Sign de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas dedicadoa la investigación de los «pla­ tillos volantes», es reemplazado por el Proyecto Grudge, con la más clara mi­ sión de desacreditar por completo a los objetos volantes no identificados. Uno de sus trabajos más notables fue el proyecto Twinkle (Titilan te), que tenía por Objeto estudiar las «bolas de fuego verdes» que desde 1946 acosaban los Estados de Arizona y Nuevo México. Desde la base aérea de Holloman los investigadores militares pudieron se­ guir a estas insólitas bolas, descu­ briendo que se movían a la increíble velocidad de 65.000 kilómetros por hora. Como sucedió con los platillos, Grudge tampoco explicó satisfactoria­ mente estas bolas verdes.

M arzo. Investigaciones de ufólo­ goscomoAntonio Ribera en hemero­ tecas y archivos de casuística logran desenterrar una verdadera «oleada» de apariciones OVNI sobre España en­ tre los meses de Marzo y Abril de este año. Muchas de estas observaciones se produjeron osbre la línea ficticia BA­ vle que en 1954 descubrirá Aimé Mi­ chel mientras investigaba la célebre oleada francesa de ese año. 4 de J ulio. En medio del campo mi­ litar de pruebas de White Sands (Nue­ vo México), el ingeniero aeronáutico Daniel W. Fry tiene un sorprendente encuentro con un OVNI, del que salía u na voz que se identificó como extrate­ írestre y que, al cabo de unos minutos, invitó al doctor Fry a pasar al interior de la nave, que resultó ser un objetoteledi­ rigido por un ser llamado A-Lan. Da­ niel Fry tuvo más encuentros y fue el primero en ilustrar sus sorprendentes historias con no menos llamativas foto­ grafías y filmaciones de las naves de los visitantes. • Se publica en España por la editorial Molino el primer libro dedicado mono­ gráficamente a los OVNls. Se trata de la pequeña obra Los platillos volantes, de J. M. Díez GÓmez.

1952 5 de Abril. La orden 200-5 de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas cur­ sada este día pedía a todos los funcio- . nariosdel Servicio secreto de las bases aéreas de todo el mundo que telegra­ fiaran inmediatamente al ATIC (Centro Técnico de Información Aérea), si se encontraban ante una observación OVNI. 7 de Mayo. Los fotógrafos del se­ manario brasileño O Cruzeiro, Ed. Kef­ fel y Joao Martins, tuvieron la oportu­ nidad de ver y de fotografiar las evolu­ ciones de un platillo volante sobre Ba­ rra de Tijuca (Río de Janeiro). Esta se­ cuencia fotográfica constituye, aún hoy, uno de los documentos gráficos más"valiosos que poseemos sobre los objetos volantes no identificados. 19 y 26 de Julio. Estas dos noches fueron protagonistas de la célebre «in­ vasión de Washington», en las que es­ cuadrillas de, primero, seis OVNls, y a la semana siguiente, doce, sobrevolaron el área restringida del Capitolio, en la capital estadounidense. Los objetos realizaban maniobras en círculo sobre el edificioy dos reactores F94 partieron hacia Washington OC para intercep­ tarlos. Tras el fracaso de esta primera ofensiva se decidió mandar un tercer aparato que, tras ser rodeado por estas luces, fue incapaz de impedir que éstas


se alejasen del lugar sin ser identifica­ das. El Mayor Donald Keyhoe -unade las mayores autoridades mundiales sobreOVNlsdel momento-calificó los hechos como la «crisis de julio». 20de Noviembre. GeorgeAdams­ ki, Un autotitulado profesor de ense­ ñanzas orientales de la California de los 50, tuvo-según narraría-un insóli­ to encuentro en Desert Center (cerca de Monte Palomar) con un extraterres­ tre venido de Venus, con el que esta­ bleció una primaria comu nicación. Los encuentros de Adamsk i se multipli­ carían a partir deesa fecha y la publica­ ción de sus experiencias en 1954 sen­ tó las bases del moderno contactismo. Las sorprendentes fotos que Adamski tomó de las supuestas naves venusi­ nas le val ieron ser el centro de atención de la com un idad ufológica durante un buen número de años.

1953 12 de Enero. Se reúne en el Pentá­ gono una comisión de expertos cientí­ ficos que, bajo la di rección del doctor H. P. Robertson, deciden eliminar de cuajo el «aura de misterio que rodea a los OVN/s» . Lo q ue, en la época, equi­ valía a decir la eliminación total de la creencia en que los OVNls eran naves extraterrestres. Este grupo, conocido como el «Panel Robertson» mantuvo fuertes conexiones con los servicios de inteligencia norteamericanos, y fue, años después, acusado de reunir da­ tos sobre la propia vida privada de al­ g unos ufólogos y de plantar «topos» en las más im portantes organ izaciones OVNI del momento. 1 de Julio. Un pastorcillo de catorce años de la localidad conquense de Vi­ llares del Saz, llamado Máximo Mu­ ños, se encontró mientras estaba con su rebaño con la insólita escena de un «globo» aterrizado cerca de sus vacas, del que descendieron tres «tletes» de unos 65 centímetros de alto, de color amarillo y con los ojos estrechos, que -al parecer- trataron de com unicarse con el muchacho, que no entendió ni una palabra de lo que le dijeron.

1954 , 11 de Junio. El famoso selenógrafo inglés Sir PercyWilkins-que incluso tiene un cráter en la Luna con su nom­ bre--, pudo ver desde su avión sobre Virginia Occidental (EE.UU) «dos obje­ tos brillantes, ovalados, de bordes muy nítidos, que parecían suspendidos o cerniéndose sobre las cimas de dos masas de cúmulos particularmente imponentes, cuyos lados estaban os­ curecidos».

Septiembre y Octubre. Francia re­ gistra la más intensa oleada de OVNls de su historia. Centenares de avista­ mientos,día tras día, así como numero­ sos aterrizajes y encuentros con hu­ manoides, se reg istran en un período de apenas cuatro semanas. A raíz del estudio de estos casos día por día, Ai­ méMicheldescubrióquelosOVNlsse desplazaban sobre trayectorias rectilí­ neas prefijadas que él denominó orto­ tenias. Y señaló como la más impor­ tante de estas líneas la BAVIC (d e Bayon a -Vichy). Mi entras, el ufó logo Jacques Vallée recogió más de 200 casos de aterrizaje sólo en ese período, considerando esa evidencia sólo la punta del iceberg. 21 de Diciembre. La contactada Marian Keech profetiza para este día el hundimiento de una buena parte de la costa oeste de los EE.UU. Asegura, asimismo, que los extraterrestres des­ cenderán sobre la ciudad de Lake Clty y rescatarán a los que hayan creído su mensaje. Varios cientos de personas aguardan en Lake City la llegada de los platillos, q ue nunca se produce. El fe ­ nómeno se repite periódica mente en EE.UU. en esa época. Sin embargo, lo que destaca de este caso es que un eq uipo de tres sociólogos, Leon Fes­ tinger, Henry Riecken y Stephen Schacter, centran su tesis doctoral en el salvamento extraterrestre de Keech, dando lugar al clásico volumen en So­ ciología titulado When Prophecy Fails (Cuando faJ/a la profecía).

1955 25 de Octubre. Se hacen públicos por primera vez los resu ltados de la in­ vestigación que la Fuerza Aérea Nor.. teamericana inició en 1947 sobre los OVNls, a raíz del caso Amold. Este tra­ bajo fue encargado al Centro de Inteli­ gencia Aérea de Dayton (Ohio), y sus resultados-según declaró el Secreta·· rio de la Fu e rza Aérea, Donald A. Ouarles- conCluyeron que «sobre la base de este estudio, "creemos" que ningún objeto com o esos popular­ mente descritos como platillos volan­ tes ha sobrevolado los Estados Uni­ dos». Sin embargo, Edward J. Rup­ pelt, directorde ese proye cto ~onoc i­ do como Libro Azul-, refutó esas de­ claraciones diciendo que había unos c uan tos avistam ientos exam inados por su grupo que no pudiAron ser ex­

plicados, y acusó al, Centro de Inteli­ gencia de cerrar el estudio en un mo­ mento en el que él no estaba dentro de la Fuerza Aérea. La ironía es mayor cuando se des­ cubre que seis meses antes (el 4 de Abril), la base aérea sobrevolada por cuatro OVNls que sobrevolaron Day­ ton a increíble velocidad, haciendo pa­ radas bruscas y dejándose ver por centenares de testigos.

1956 29 de Agosto. Se funda el Comité Nacional de Investigaciones sobre Fe­ nómenos Aéreos (NICAP), por parte de prestigiosos investigadores america­ nos, como Donald Keyhoe, Frank Ed­ wards y el Almirante Roscoe Hillen­ koetter. Este organismo sería, durante años, el más serio exponente de la in­ vestigación civil sobre OVNls, y consti­ tuiría una firme alternativa a los proyec­ tos de descrédito que las Fuerzas Aé­ reas Norteamerica nas estaban diri­ giendo sobre los objetos volantes no identificados. Entre sus objetivos esta­ ban: «1.° Demostrar la necesidad de una investigación seria, de carácter nacio­ nal. 2.° Terminar con la censura de in­ formaciones. 3.° Si las pruebas demuestran defi­ nitivamente la realidad de los OVNls, determinar y demostrar lo que son; de dónde provienen; por qué actúan en nuestra atmósfera, en el caso de que resu lten ser interplanetarios; averiguar si han establecido contacto con algún habitante de la Tierra; y qué medidas se han tomado o se tomarán para ase­ gurar una pacífica comunicación y contacto con los Gobiernos de todo el mundo».

1957 15 de Octubre. El campesino bra­ sileño Antonio Villas Boasfueabduci­ do por los tripulantes de una nave ex­ traterrestre, m ientras se hallaba traba­ jando su tierra en el estado brasileno de Minas Gerais. Al parecer, los ocu­ pantes de la nave nosólo le sometieron a un detallado chequeo médico, sino que - tras desnudarlo- le incitaron a mantener relacionessexualescoh una de las ocupantes del vehículo. Villas Boas -profundamente afectado por estos hechos- lardó varios años en re­ feri r el episodio completo de su en­ cuentro con los extraterrestres, que m uestra ya la vertiente sexual que en la décadade los 80 será considerada por los ufólogos como una de las claves del fenómeno abducción.

23


ITOS UFOLOGICOS

1958

31 de Julio. Se hace pública la foto­ grafía de un OVNI obtenida desde la base experimental de cohetes de Ho­ Iloman (EE.UU.) el mes de Marzo. Nu­ merosos técnicos y militares apoya­ ban con su testimonio la autenticidad de la toma. que -además-Iog ró pasar todos los exámenes a que fue someti­ da. A raíz de todo ello. el Congreso pi ­ d ió a la USAF que aclarase el tema OV­ NI. pero se mostraron reticentes a infor­ mar sobre cualquier cosa concernien­ te a este asunto. Sólo las acusaciones de un periodista del Star Ledger di­ ciendo que la USAF llevaba invertidos más de 200 millones de dólares en la investigación OVNI. obligó al Congre­ so de los EE.UU. a reforzar sus deman­ das... Elsilecio militarsiguió igualmente firme.

1959 20 de Abril. Cerca de la ciudad de Coral Gables. en Florida. agentes de la pOlicía hallan el cuerpo del doctor Mo-­ rris K. Jessup en el interior de su vehí­ culo. con el motor puesto en marcha. Aparentemente se había suicidado in­ halando los gases del tubo de escape de su coche ... La cosa no hubiera teni­ do mayor importancia si Jessup no hu­ biese sido. en aquel tiempo. uno de los más documentados científicos sobre OVNls. Su muerte dista mucho de estar esclarecida y la versión del suicidio es muy insatislactoria a decir de quienes más le conocieron. La pregunta. pues. resiste.... ¿porqué murióJessup? Años después su nombre (y su libro The Ca­ se for the UFO) se relacionarían con el polémico experimento de Filadelfia de 1956. 27 de Junio. En la misión anglicana de Boianai. en Nueva Guinea. el reve­ rendo William B. GiII y varios aboríge­ nes pudieron contemplar con asom­ bro cómo u na nave en forma discoidal descendía progresivamente sobre la misión. Sobre el platillo. todos los testi­ gos pudieron ver una serie de figuras que parecían trabajar en la revisión de algo. Sólo cuando el reverendo Gill se atrevió a saludar a aquellas figuras. és­ tas le devolvieron el saludo agitando un brazo. Después de aquello. el objeto desapareció del lugar. sin haber llega­ do nunca a tomar tierra. 24

1960

logía mundial a través de su publica­ ciónPhénomenes Spatiaux.

14 de Diciembre. La NASA hace unas declaraciones públicas en las que reflexiona sobre el impacto que el descubrimiento de vida inteligente en otros planetas tendría sobre nuestra sociedad. Un informe sobre este as­ pecto afirma que el descubrimiento podría acarrear importantes cambios -incluso el colapso- en nuestra civili­ zación. «Sociedades seguras de su propia situación en el Universo -afir­ ma la NASA- se han desintegrado cuando se han enfrentado a una so­ ciedad superior. y otras han sobrevivi­ do gracias a sus cambios». Estas afir­ maciones fueron el resultado de una investigacio'n que costó entonces 96.000 dólares. y que fue llevada a tér­ mino por el Instituto Brookings.

1963

1961 19 de Septiembre. En las cerca­ nías de Portsmouth (EE.UU.) un matri­ monio compuesto por Betty y Bamey HiII pasó dos horas a bordo de un plati­ llo volante. donde -según pudo saber­ se después gracias a las sesiones de regresión hipnótica a que fueron so­ metidos-. ambos fueron examinados por sus tripulantes humanoides. Los hechos adquirieron popularidad en 1966.graciasa un exclusivoartículode la revista Look. Instantáneamente. de­ cenas de personas de todo el mundo se sintieron identificadas con el relato de los Hill, iniciándose así una nueva era para la investigación ufológica: la era de las abducciones. Noviembre. En el Radio Observato­ rio Astronómico Nacional de Green Bank (Virginia. EE.UU.) se celebran a puerta cerrada una serie de reuniones a las que asisten científicos de gran re­ nombre, como Frank Drake o Carl Sagan, para debatir la cuestión de si existen seres inteligentes extraterres­ tres. De estas sesiones de trabajo sale la famosa ecuaciór¡ de «Green Bank" (N= R + fp ne fl fi fe L). en la que con va­ lores mínimos se obtienen N + 40 posi­ brlidades de formas diversas de seres inteligentes en nuestra galaxia. y con valores medios N = i50 millones de ci­ vilizaciones l

Diciembre. Salta a la opinión públi­ ca la noticia de que durante el mes de Agosto. en la isla noruega de Spitz­ berg. se descubrieron los restos de un platillo volante, que bien podría ser un arma secreta alemana. Apenas se dan detalles. a excepción de que el disco tenía un núcleo de plutonio y un trans­ misor que podía emitar en todas las longitudes de onda. • La Enciclopedia Americana acepta por primera vez en su vocabulario la palabra OVNI (UFO - Unidentified Flying Object) , que es definida merced a un artículo de J. Allen Hynek en esta prestigiosa publicación americana (equivalente a la Enciclopedia Británi­ ca en Europa).

1964 24 de Abril. El pOlicía Lonnie Za­ mora, de Socorro (Nuevo México), fue testigo de cómo un OVNI en forma de huevo aterrizaba en las inmediaciones de un polvorín . Tras acercarse pruden­ cialmente al lugar de los hechos. ob­ servó cómo dos pequeñas figuras aparecieron aliado del OVNI, introdu­ ciéndose súbitamente en él en cuanto detectaron la presencia del agente. Por primera vez el proyecto de investiga­ ción Libro Azul de la USAF admitía un caso en el que se registraba la apari­ ción de humanoidesasociadaaunca­ so OVNI. Mayo. El NICAP (Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos) publica una monografía de 184 páginas, titulada The UFO Eviden­ ce, en la que se analizan todas las constantes que hasta ese momento ha arrojada el fenómeno OVNI. El director del NICAP era el Mayor retirado 00­ na Id E. Keyhoe, uno de los mayores d ivu Igadores norteamericanos en ma­ teria de OVNls.

1965

1962

4 de Junio. Mientras el astronauta James McDivitt estaba completando

8 de Noviembre. En París se crea un Grupo de Estudio de Fenómenos Aé­ reos (GEPA). que -desde su funda­ ción- se consagrará como la organi­ zación científica más respetable de Francia para la investigación deOVNls. Destacarán sus aportaciones a la ufo­

su vegésima órbita a la Tierra. a bordo de la nave Gémini-4, pudo ver y foto­ grafiar un objeto no identificado. En el informe que hizo de los hechos, escri­ bió: «En ese tiempo vi, como dije. que habla algo extraño frente de mi; fuera de la nave, que no pude identificar y nunca podré hacerlo, y no creo que


nadie pudiera. Mi compañero Ed Whi­ te estaba durmiendo. La nave tenía to­ dos sus sistemas de control de vuelo desconectados, as! como todo el equipo eléctrico, excepto la radio». 1 de Julio. Mientras el señor Masse se encontraba trabajando sus tierras al noroeste de Valensole (Francia), pudo escuchar un sonido silbante que pre­ cedió el aterrizaje de una extraña má­ quina a escasos cien metros de él. Del objeto en forma de balón de rugby sa­ lieron dos seres, uno de los cuales se dedicó a examinar el suelo y el otro pa­ recía mirarle. Mientras todo esto tuvo lugar, el atónito Masse estaba absolu­ tamente paralizado. Este caso -popu­ larizado por ufólogos franceses desta­ cados, como Aimé Michel- se convi r­ tió en u n clásico del fenómeno aterriza­ je. 21 de Agosto. Los astronautas Gor­ don Cooper y Charles Conrad de la cápsula espacial Gemini-5, fotografia­ ron al menos tres OVNls en el transcur­ so de su octava órbita al planeta.

1966 25 de Agosto. Un oficial de la USAF de servicio en la base de cohetes inter­ continentales de Dakota del Norte (cer­ ca de Minal), hallándose en la sala de radioantiatómica -situadaa 30 metros de profundidad-vió cómo la comuni­ cación quedó desconectada, y los mi­ sil.es inoperantes, durante varios mi n u­ tas. Justo el tiempo en que varios ofi­ ciales de la base en la superficie pud ie­ ron ver las insólitas maniobras de un OVNI de color rojo, que se movía de un lado a otro vertiginosamente. 1 de Noviembre. Comietlzan ofi­ c ialmente las investigaciones de la Universi d ad de Co lorado sobre los OVNls, d espués de suscribir un con­ trato de 523.000 dólares con las Fuer­ zas Aéreas Norteamericanas. El objeti­ vo del proyecto, dirigido por el doctor Edward Condon , eradeterminarde una forma defi ni tiva si los OVNls eran un asunto digno de consideración. Es­ te proyecto, que funcionó hasta 1968, dio como resultad o un voluminoso dossier llamado Informe Candan, en el que se desestimaba a los OVNls como un tema de interés. «No existen prue­ bas que justifiquen la suposición de que visitantes extraterrestres haya n penetrado en la atmósfera de la Tierra -escribió Condon-, ni pruebas que justifiquen la continuación de los tra­ bajos de investigación en este cam ­ po». Sin embargo, hasta los escépticos más recalcitrantes reconocen que Condon fue tendencioso en su investi­ gación, y mientras se negaba a efec­ tuar ni una sola investigación «in situ»

sobre apariciones de Objetos volantes no iden¡,jficados, empleaba su tiempo entrevistando a los contactados más delirantes o a los testigos más sospe­ chosos.

1967 2 de Junio. El desaparecido diario madrileño Informaciones publicaba en su primera página las fotos de un platillo volante, con un extrañ o emble­ ma en la panza, que -a decir de la cró­ nica que las acompañaba- apareció la tarde anterior sobre la barriada ma­ drileña de San José de Valderas. Lo que los lectores de Informaciones no supieron en aquel' momento es que tras aquellas fotos h abía toda una com pleja historia de contactos con ex­ traterrestres, del planeta Ummo para más señas, que desde 1965 venían mandando impresionantes informes técnicos a un selecto grupo de perso­ nas de Madrid. Los datalles más Jugo­ sos de esta historia los puede encon­ trar en un extenso reportaje de Javier Sierra, en este monográfico. 8 de Septiembre. En un rancho de las afueras de Alamosa (Co lorado, EE.UU.), la familia King descubre atóni­ ta cómo su joven yegua Lády (y no Snippy, como aseguraron los periódi­ cos de la época por error), ha sido muti­ lada salvajemen te la noche anterior. La zona comprendida entre la base del cuello y el cráneo del animal aparecía descarnada, y -según las investiga­ ciones del sheriff-Ia potnlla fue alzada por los aires durante 50 metros. Junto al animal aparecían unas huellas cir­ culares de 10 cms de ancho por 7 de profu ndidad, que hicieron pensar en la presencia de un OVNI. Era la primera mutilación misteriosa que se relacionó con objetos volantes no identificados. Desde ese momento la idea se extien ­ de y hoyes uno de los «mitos» más arraigados dentro de la fenomeno­ 10gíaOVNI. 18deOctubre.Sefundaen laURSS la Comisió n Cosmonáutica Perma­ nente (título provisional), con un grupo dedicado exclusivamente a la investi­ gación de avistamientos de OVNls so­ bre las repúblicas soviéticas. 10 de Notliembre. El general sovié­ tico Porfiri A. Stolyarov y el profesor Félix Zigel, del Instituto de Aviación de Moscú, lanzan una llamada pública a través d e la televisión estatal de la URSS más q ue sorpren d e nte: " Los

OVNls -dijeron a todo el país- consti­ tuyen un asunto muy serio que debe­ mos estudiar a fondo. Hacemos un lla­ mamiento a todos los.telespec tadores para que nos env!en detalles de cual­ quier observación de aparatos volan­ tes extraños vistos sobre los territorios de la Unión Soviética En éste un de­ safío serio a la Ciencia y precisamos la ayuda de todos los ciudadanos sovié­ ticos.»

1968 Enero. La revista Lumiéres dans la nuit publica un sorpren dente artículo de F. Lagarde, en el q ue éste observa cómo m uchas de las más importantes observaciones de OVNls se sitúan en­ cima de fallas geOlógicas o en sus in­ mediaciones. Incluso determina que las direcciones seguidas por estos ob­ jetos son -según Lagarde pudo con­ sultar de los datos elaborados por Ai­ méMichel-, paralelas a fallasgeológí­ cas, ya sean a cielo abierto o subterrá­ neas. Su descubrimiento será apoya­ do por otras investigaciones posterio­ res. 17 de Septiembre. El cu ra de Mai­ rena del Alcor (Sevilla), Enrique López Guerrero, en una entrevista concedi­ da al diario ABe, afirma que hay una colonia de extraterrestres que opera dentro de nuestra sociedad, de la que él tiene noticias fidedignas. Sus decla­ raciones son un «boom» periodístico de la época, y justo a parti r de ellas es cuando comienza a hablarse pública­ mente de los umm itas (véase el artícu­ lo que en estas mismas páginas ded i­ camos a los orígenes d e Ummo). 2 de Noviembre. Un re speta do doctor francés de la región de la Alta Provenza francesa, se despertó esa llu­ viosa madrugada de Noviembre po r los lloros de su hijo pequeño que, le­ vantado de la cama, señalaba a la ven­ tana insistente mente. A través de la gruesa persiana de madera el doctor pudo ver cómo se filtraba una potente luz que procedía de una fuente d esco­ nocida. Tras acostar a su hijo, se dirigió a otra de las habitaciones de la casa y a través de una ventana ab ierta percibió cómo la campiña se ilum inaba a inter­ valos regulares y cómo dos objetos permanecían estáticos en el ceritro de la misma «como absorbiendo la elec­ tricidad de la atmósfera». Lo más sor­ prendente del caso fueron las secue­ las físicas sobre su hijo y él, en forma de triángulo rojo alrededor del ombligo. Además, al doctor le cicatrizó sin con­ secuencias una herida profu nda de hacha que, circ unsta ncia lme nte, se había hecho días atrás. Durante todo este año, y parte de 1969, la península ibérica sufrió una 25


HITOS UFOLOGICOS

oleada de avistamientos OVNI, que -como sus precedentes franceses de 1954- registró desde aterrizajes hasta la aparición de casos de humanoides en la proximidad de los OVNIs. Fue ad­ mirablemente estudIada por los ufólo· gos. Félix Ares de Bias y David G. Ló­ pez, quienes, a través de la desapare­ cida organización ufológica Eridani AEC, publicaron su clásica monografía sobre el tema: Estudios de la Ojeada 1968-69 (Madrid, 1970).

1969 11 de Enero. Se publica el informe de la Universidad de Colorado sobre los OVNls, que desde 1966 coordinó Edward U. Condon. 17 de Diciembre. El secretario de las Fuerzas Aéreas Robert C. Sea­ mans Jr. clausura el proyecto de in­ vestigación de la USAF sobre OVNls, denomina do Libro Azul, probable­ mente debido a las conclusiones ne­ gativas del «Informe Candan» . Este proyecto, iniciado en 1948 con el nom­ bre de Proyecto Signo. posteriormente denominado Proyecto Grudge y. fi nal­ mente -en 1953-, Proyecto Libro Azul, investigó 12.6 18 casos de OVNls entre 1948 y 1969, concluyendo que 701 de ellos eran aeronaves que no fueron capaces de identificar con algo convencional. B año que más índice de observaciones OVNI reg istró fu e 1952, con 1.501 avistamientos só lo en territorio estadounidense.

1970 2 de Febrero. El Min isterio de la Go­ bernación de Madrid decide aceptar como válidos los estatutos de la nueva organiza ión ufológica Asociación de Estudios Cosmológicos " Eridani».Esta organización jugará un papel funda­ mental en la consolidación de la ufo­ logía española durante los años 1970 a 1975, c o ntá nd ose e ntre sus logros más destacados el aludido Estudio de la Oleada 1968-69.

Junio de 1970. Aparece el primer número de la revista Stendek, órgano interno del Centro de Estudios Interpla­ netarios de Barcelona, y que durante muchos años fue el único ex,.. ::mente vivo de la ufología ibérica. Stendek to­ ma su nombre de un impresionante

caso que en agosto de 1947 tuvo lugar sobre el aeropuerto de Santiago de C hile. Un avión d e pasaje ros de la South American Airways estaba a punto de tomar tierra en el menciona­ do aparato, cuando la torre de control escuchó una especie de llamada de socorro del avión que repitió por tres veces la palabra Stendek Del avión nunca más se supo.

1971 13 deJunio. El prestigioso científico del Instituto de Física Atmosférica de la Universidad de Arizona y uno de los más d ocumentados ufólogos científi­ cos del mundo, p rofesor James E. McDonald, es hallado muerto de un disparo en la cabeza cerca del puente Cañón de Oro, en el desierto de Arizo­ na. Al igual que su colega Jessup -cu­ ri o samen te <<Suic idad o» en 1959--, tampoco están claras las razones de su suicidio. De hecho McDonald ha sido uno de los científicos que más ha trabajado en pro de una consideración seria del fe­ nómeno OVN I en la historia de la Ufo­ logía .. Demasiados suicidios de ufólo­ gas relevantes, piensan los más suspi­ caces. Julio. La casi recién aparecida re­ vista Stendek publica un número extra, que se considerará clásico en la ufo­ logía española Se trata de un trabajo de Vicente Juan Ballester Olmos y Jaeques Vallée titulado Estudio de 100 aterrizajes de OVNls en la Penínsu­ la Ibérica, donde se centrarán firme­ mente, por vez primera, las bases de la investigación científica del fenómeno OVNI e n Es pañ a. El estudio resultó ejemplar, y Vallée decidió incluirlo co­ mo anexo a la edición española de su clásica obra Pasaporte a Magonia (Pla­ za & Janés, 1972).

1972 19 de Junio. Muycerca del apeade­ ro ferroviario de Torrebonica -en las inmediaciones de Tarrasa (Barcelo­ na)- operarios de RENFE descubren los cadáveres de dos personas cuyas cabezas habían sido seccionadas por las ruedas del último convoy del día. Sobre el cuerpo de uno de ellos repo­ saba u na nota que rezaba: «los extrate­ rrestres nos llaman». Investigaciones posteriores identifi­ caron los cuerpos con los de José Rodríg uez Montero, de 47 años, y Juan Turu Vallés, de 21 . Les unía su común interés por los OVNls, y -al pa­ recer- su afán contactista les llevó a unirse con «ellos» a través del suicidio. Sin embargo, la reinvestigación de es­

te caso q ue en 1990 condujeron los ufólogos J osep Guijarro y Manuel Carballal demostró la eXlistencia de, al menos, un «tercer hombre» en el lugar de los hechos, lo que incita a pensar en la existencia de un «crimen ritual» más q ue en un suicidio. Sea como fuere, nos encontramos ante uno de los ca­ sos más destacados de la crónica ne­ gra de la Ufología, por su negativa re­ percusión en ufólogos y contactados de la época.

1973 Octubre. Una verdadera oleada de abducciones, de las cuales el investi­ gador Kevin Randle ha examinado cinco en su documentada obra El es­ cenario de Octubre, sacud¡ó a EE.UU. De ellas destaca la que el día 11 sufrie­ ron dos pescadores de Pascagoula (Mississippi), cuando fueron introduci­ dos en el interior de una nave, que des­ cendió cerca del muelle donde se en­ contraban, por tres repelentes criatu­ ras negras con garras. A pesar de ser sometidos a interrogatorios con pento­ tal sódico (el «suero de la verdad») no pudo hallarse el más mínimo indicio de falsedad en su relato. Este caso, segui­ do de otros muchos que incluían el en­ cuentro con los tripulantes de los OV­ Nls, provocó que 1973fuese bautizado en círculos ufológicos como el «año de los humanoides». En un informe publicado este año, la Sociedad Argentina de Investigación de Fenómenos Extraños afirmaba que máquinas de otros mundos habían es­ tablecido bases submarinas en los golfos de San Matías y San Jorge, en la costa patagónica

1974 27 de Agos to. Un teletipo de la Agencia EFE informa que «cinco miembros del Instituto Peruano de Re­ laciones Interplanetarias han estable­ cido contacto con un OVNI proceden­ te de Ganímedes, el mayor de los saté­ lites naturales de Júpiter». La noticia en cuestión marcó el inicio de una ser,ie de contactos de varios jóvenes peruanos, que no tardaron en crear la denomina­ da Misión RAMA. Desde ese momento hastaoctubrede 1990,SixtoPaz coor­ dinó la misión cuyo propósito eraacer­ car los extraterrestres a la raza huma­ na.

1975 3 de Mayo. El piloto mexicano Car­ lo s Antonio de los Santos pudo ver


cómo, durante diez minutos, tres obje­ tos en forma de disco tomaban el con­ trol de su avioneta, en el transcurso de un vuelo que él realizaba desde Zihua­ tanejo hasta México DF. Cuando los Ires objelos dejan la avioneta de San­ los, los técnicos de radar de México contemplan atónitos el «imposible» gi­ ra en ángulo q ue realizan, a muy alta velocidad.

5 de Noviembre. Un camión carga­ do con seis leñadores que regresaban a sus casas después de trabajar en el Parque Nac ional Sitg reave-Apache. en Arizona. fue sorprendId o por la pre­ sencIa de un gran OVNI. flotando a es­ casosmetrosdelacarreteraNadiepu­ do impedir q ueTraYis Watton,uno de los hombres, saltara del camión y fuese agredido por un rayo de luz que salló de la nave. OVNI y tesngo desaparecIe­ ron. De Walton no se volvió a saber nada hasta que, cinco días después, su her­ mana recibió una llamada suya, adívi­ nándosele un estado de shock nervio­ so. Tras someterle a numerosas prue­ bas e interrogatorios,la hipnOSIS reveló que había sido conducido al interiorde la nave, e incluso sacado con ella del planeta momentáneamente. Hoy Wal­ ton es uno de los abducldos máscono­ cldos en EEUU.

1976 20 de Octubre. Ese día, en la sede madrileña del Ministerio de Defensa, el General Felipe Galarza, quien fuera jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor, entrega al periodista de la Ga­ ceta del Norte de Bilbao, Juan José Benitez, un expediente con doce ca­ sos OVNI investigados por las Fuerzas Armadas.Aquellas 78 páginas estam­ padas con el sello de «confidencial» demostraban categóricarr.ente q ue el Gobierno español se preocupa muy seriamente por el asunto de los objetos volantes no identificados.

1977 22 de Septiembre. Hasta las 4 de la tarde, sobre la c iudad rusa de Petroza­ lIodsk, en la costa occidental del lago O nega, apareció un g igantesco disco del tamaño de un campo de fútbol, del que se desprendían haces de luz que bañaron toda laciudad durante Jos do­ ce minutos en q ue el objeto permane­ ció sobre ésta Posteriormente, los ve­ cinos de Petrozavodsk se encontraron con la sorpresa de que cristales de ventanas y el pavimento de las calles habían sido pertorados por los rayos luminosos del OVNI.

Melboume Episode.

27 de Noviembre. J. AlIen Hynek

Según señaló recientemente Mari­ na Popovich, ufóloga soviética q ue re­ presentó a la URSS en el Primer Con­ greso Mundial sobre OVNls celebrado en Tucson (Arizona), en Mayo de 1991, se ha elegido el día en q ue tuvo lugar este caso para que se celebre en su país algo así como el día nacional del.

ufólogo.

1978 5 de Febrero. Un cazador madrile­ ño conocido como «Julio FJO sufrió una extraordinaria experienCIa de abduc­ ción en las proximidades de Medína­ celi (Saria). Al parecer -según demos­ traron las investigaciones conducidas p or José A. Campaña-, Jul io fue subido a b o rdo de un OVNI, donde unos seres altos, vestidos con trajes ajustados y de gran cabeza y barbilla prominente, le sometieron a todo tipo de pruebas médicas.AI parecer, la ex­ periencia no concluyó ahí, ya que en el transcurso de las hipnosis Julio actua­ ba como «radio» de los extraterrestres, transmitiendo toda una avalancha de documentación de g ran valor ufológi­ co. 31 de Marzo. Año y medio des­ pués de que el Ministerio de Defensa español desclasificase información confidencial sobre OVNIs, el Departa­ mento de Defensa italiano remite al

Centro Ufológico Nazionale (CUN), presidido por Roberto PinoHi, un dos­ sier de avistamientos OVNI que tuvie­ ron lugar el año anterior, y en el que m ayormente se vieron implicados vehículos militares italianos y personal de las Fuerzas Armadas de este país. Da la impresión de que la postura mili­ tar ante el fenómeno se está abriendo.

21 de Octubre. 8 joven piloto aus­ traliano Frederick Valentich desapa­ rece sobre el espacio aéreo australia­ no. despuésde haber estado notifican­ do la presencia de un objeto no identifi­ cado en las proximidades de su avio­ neta. a la torre de rontrol.la investiga­ ción que los m mlares australianos rea­ lizaronsobreel incidente fue infructuo­ sa en resuHados, y nunca más se oyó hablar de Valenüch. Hasta el presente, el más rompleto estudio jamás publi­ cado sobre este caso es la monografía de 275 páginas que en Junio de 1989 publiCÓ Richard Hainesron ellítulo de

-co nside rado el «p adre» de la Ufo­ logía- habla del problema OVNI a las Nacio n es Unidas, gracias al c a na l abierto por el antig uo gobierno derro­ cado de la isla de Granada En aquella sesión - así como en otra previa cele­ brada en julio de este año con el enton­ ces presidente de la ONU, Kurt WaId­ heim-, destacados ufólogos defen­ diero n la necesidad de crear un comité internacional, que se volcase en la in­ vestigación OVNI.

1979 6 de Febrero. En una de las habi­ tuales travesías de Alcudia a Cartage­ na que efectuaba el buque butanero d e CEPSA « Tamames», sus tripulantes tuvieron la oportunidad de presenciar un insólito espectáculo: hasta un total d e dieciséis luces no identificadas es­ tuvieron evo lucionando ,en todas las d ireccio nes. Además, los tripulantes del butanero pudieron observar ron la ayuda de prismáticos cómo estos ob­ jetos parecían camuflarse tras unacor­ tina de humo Que ellos mismos des­ prendían. 8 radar del barco, pese a te­ ner a su alcance los objetos, no los de­ tectó. Nadie supo dar una interprela­ ción satisfactoria de los hechos.

11 de Noviembre. Un avión Super­ camvelle de la compañía TAE que se desplazaba entre Baleares y Canarias tuvo que forzar un aterrizaje de emer­ gencia en el aeropuerto valenciano de Manises. porque un objeto no identifi­ cado estaba acosando muy de cerca al vuelo del comandante Javier Lerdo de Tejada, con 109 pasajeros a bordo. De hecho, un caza de las Fuerzas Aé­ reas Españolas que partió de la Base Aérea de A1bacete, estuvo tratando de interceptaral objeto.siendo incapazde identificarlo siquiera 8 caso llegó a provocar -induso- una interpelación parlamentaria aJ Gobierno de UCD pa­ ra que respondiese qué era exac­ tamente lo que sobrevoló España el 11 -N. No hubo respuesta. 11 de Diciembre. B ufólogo espa­ ñol Antonio Ribera diserta en la Cá­ mara de los lores británica, ante el de­ nominado UFO Stlldy Group. Ribera es, con este acto, el primer ufólogo.de habla hispana que expresa sus ron­ dusiones ante este selecto grupo an­ glosajón.

1980 25deDíciembte. Tes1igosdeEspa­ ña, Portugal, Francia y Gran Bretaña in­ 27


HITOS UFOLOGICOS

formaron haber Visto objetos lumino­ sos que surcaban el cielo a gran velo­ cidad. En general, estos objetos fueron descritos como «bolas de fuego» que dejaban tras de sí una larga estela ana­ ranjada Sin duda. lo que más sorpren­ de es la multitud y coincidencia de los relatos en toda Europa

27 de Diciembre. Só lo d os días después de que Europa se viese so­ brevolada por «bolas de fuego», un OVNI aterriza en medio de un bosque de pinos situado a pocos cientos de metros de la base militar bri tánica de . Bentwaters, en el condado de Suffolk. Diversos testigos presenciaJes obser­ varon cómo los milita res acordonaron el lugar y - aparentemente- estable­ c iero n una precaria com unicación co n tres de sus ocupantes. Sobre 200 testi­ gos militares y civiles presenciaro n la escena Muchos d e ellos fueron des­ pués entrevistados por las ufólogas británicas Jenny Randles, Dot Street y Brenda ButJer, publicando un libroti­ tulado SkyCrash, do nde se detallan to­ dos estos acontecimientos, que fu eron clasificados como confidenciales por la RAF.

1981 31 deAgosto. El escritor y periodista español EduardoPons Prades, espe­ cializado en cuestiones referidas a la Guerra Civil, tiene un encuentro con los tripulantes de un OVNI en plenos piri ­ neos franceses. Durante varias horas Pons Prades conversa con los ocu­ pantes de la nave, extrayendo de ellos todo tipo de comentarios sobre la si­ tuación actual de nuestro planeta. Fru­ to de aquel encuentro publicó un polé­ mico libro titulado El mensaje de otros mundos (Planeta, 1982). • Se publica el libro Missing Time del artista neoyorquino Budd Hopkins. El libro de Hopkins aporta nuevos deta­ lles sobre el fenómeno de las abduc­ ciones, siendo su aportación especial­ mente significativa en lo que se refiere a la recuperación de «tiempo perdido» por parte de los abducidos.

1982 8 de Marzo. Se hace pública la 28

sentencia definitiva del enfrentamiento judicial que el grupo estadounidense CAUS (Ciudadanos en Contra del se­ creto de los OVNlS) mantenía con la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), para la obtención d e documen­ tos OVNI. Según CAUS,si los OVNls no existen -{;omo afirmaba el Gobierno­ entonces no hay razones para ocultar los informes Que las agencias de inteli­ gencia poseen so bre el particular. Sin em bargo, tanto la e lA como la NSA se negaban a facilitar esa inform ación. La primera aseg uraba Que tenía 57 docu­ mentos q ue bajO ningún concepto debían ser conocidos. La NSA amplió ese núm ero a 13 1.La sentencia delTri­ bunal Supremo informó Que la NSA no tenía Que hacer públicas las informa­ ciones secretas sobre OVNls... Esta vez, los ufólogos estuvieron m uy cerca de la verdad.

de la república) m antuvieron 40 cientí­ ficos de d iversas especialidades sobre este asunto, desde Que en 1981 co­ m enzasen a trabajar en una sociedad ufológica creada a expensas del pro­ pio gobierno chino, y que cuenta con cerca de 20.000 colaboradores.

4 de Diciembre. Ronald Reagan, entonces presidente de los EE.UU., de­ claró abiertamente ante los alu m nos del Instituto de Faliston (Maryland) Que durante la última cumbre de Gi nebra habló con el dirigente soviético Mijail Gorbachov sobre extraterrestres. « Tu­ ve quedecirle-Declaró- q ue pensase en lo fácil que sería su tarea y la mía si de repente se produjera una amenaza a este mundo, por parte de otra espe­ cie, desde otro planeta fuera del Uni­ verso... Olvidaríamos todas las peque­ ñas diferencias que existen entre nuestros dos países».

1983

1986

Noviembre. La revista Journal of the British InterplanetarySociety pu bll­ ca las líneas maestras de lo que será el Proyecto SErA (Búsqueda de Artefac­ tos Extraterrestres), cuya misión será la localización y posterior investigación de artefactos que los extraterrestres pudieran haber dejado en nuestro sis­ tema solar durante sus visitas.

19 de Mayo. Cuatro cazas brasile­ ños estuvieron durante varios m inutos tratando de reducir a una flotilla de tre­ ce OVNIs, sobre los cie~os de Río deJa­ neiro y Sao Paulo, según informó el Mi­ nistro de Aeronáutica, el brigada Octa­ vio Moreira Lima. Los cuatro cazas, dos «F-5» y dos «Mirage», justo des­ pués de abandonar su persecución, fueron ellos mismos acosados por la flotilla de objetos volantes no identifica­ dos. El incidente salta a las páginas de periódicos de todo el mundo.

1984 11 de Diciembre. El productor ci­ nematográfico Jaime Shandera reci­ be en su casa californiana un sobre anónimo que contiene un rollo de pelí­ cula sin revelar. Tras positivarlo, se en­ cuentra con que contiene 8 reproduc­ ciones fotográficas de las páginas de un memorándum fechado en noviem­ brede 1952ydirigidoal recién elegido presidente de los EE.UU., Eisenhower, en el que se le informa de la existencia de un grupo ultrasecreto llamado Ma­ jestic-12, que se dedica a la investiga­ ción de OVNls estrellados. La contro­ versia acerca de la veracidad del do­ :umento llega hasta nuestros días.

1985 . 28 de Agosto. Según manifestaron ;:lúblicamente los participantes del pri­ mer simposium sobre OVNls organi­ zado en la República Popular China, más de 600 OVNls se han visto en es­ tos últimos años sobre territorio chino. De hecho, el dato parte de la reunión que en Dalian (ciudad situada al norte

Octubre. La revista norteamericano Stars& Sticks publica una curiosa en­ cuesta en la que se afirma que ell 34% de los ciudadanos de ese país no du­ daría en disparar contra los alieníge­ nas, si en las proximidades de su casa aterrizase una nave extraterrestre. Abril. Fallece el «padre» de la ufo­ logía moderna, el astrofísico Joseph AllenHynek (e127 de abril). Trassí deja uno de los centros de investigación más importantes del mundo, el Center for UFO Studies (CUFOS).

1987 26 al28 deJunio. En Washington OC la importante organización ufológi­ ca Mutual UFO Network (MUFON) ce­ lebra un congreso internaciona~ para conmemorar el cuadragésimo aniver­ sario del avistamiento de Kenneth Ar~ nold. En él se presentaron oficialmente los documentos Majestic-12 que en 1984 recibió JaimeShandera, al tiem­ po que seanunciaba una etapade im­ portantes descubrimientos. El único


representante español en ese evento fue el ufólogo Vicente Juan Ballester Olmos.

Julio. Comienza a editarse en San­ tander la publicación especializada Cuadernos de Ufologia, sin duda, la mejor publicación en lengua hispana editada sobre OVNls. 11 de Noviembre. Ed Walters, un vecino de Guld Breeze (Florida), ob­ serva atónito cómo un OVNI desciende en las cercanías de la zona residencial donde vive. Inmediatamente comien­ za a oír unas extrañas voces en su ca­ beza que le invitan a subir al OVNI, al tiempo que comienza a sentir extrañas sensaciones visuales y olfativas. Este repentino «ataque» cesa, pero los OV­ Nls no dejarán ya de aparecer sobre Gulf Breeze, siendo fotografiados ---€ incluso filmados- por Ed en numero­ sas ocasiones. Hoy por hoy constituye uno de los casos OVNI más controver­ tidos de EE.UU. y la polémica sobre la veracidad del relato de los incidentes de Gulf Breeze ocupa buena parte de las d iscusiones de los ufólogos ameri­ canos.

1988 2 de Febrero. Un objeto no identifi­ cado en forma de bola de fuego cruza vertiginosamente la península ibérica a últimas horas de la tarde. Simultá­ neamente a esta aparición, un número indeterminado de OVNls, con carac­ terísticas muy diferentes entre sí, so­ brevuelan regiones limitadas de nues­ tro país. Esto da lugar a una larga no­ éhe llena de sucesos que incluso, y se­ gún explica en estas mismas páginas Bruno Cardeñosa, llegarían a dar pie al nacimiento de movimientos contac­ tistas importantes, que vieron en aquel OVNI una señal de los extraterrestres. 22 de Mayo. El diariosensacionalis­ taSun de LasVegas, publica una entre­ vista con el veterano piloto de la CIA John Lear, donde este afirma que el Gobierno de los EE.UU. ha traicionado a su pueblo, al haber establecido una relación fluida con alienígenas y dán­ doles a éstos permiso para secuestrar a tantos humanos como deseen. Algo parecido -según los delirios de Lear­ aloqueenesaépocapodíaverseen la serie de televisión «V». 29 y30 de Octubre. En la residencia de tiempo libre de San Rafael (Sego­ vial, se reunieron durante dos días 67 ufólogos de todo el país, pertenecien­ tes a 20 provincias españolas, con el objeto de valorar la situación de la ufo­ logía de cara a los próximos años. La

reu nión fue auspiciada por Cuadernos de Ufologia y el Centro de Estudios In­ terplanetarios de Barcelona, yentre las cuestiones más relevantes comenta­ das estuvo el-por lo común- bajo ni­ vel de documentación que poseen la mayoría de ufólogos españoles. • Fa+lecen este año los ufólogos Coral Lorenzen (12 de abril) y Donald E. Keyhoe (el 29 de noviembre).

1989 Marzo. En el n.o 1 de Más Allá se pu­ blicaba un impresionante reportaje de Salvador Freixedo sobre el Informe Matrix, un reciente libro documental norteamericano que, entre otras cosas, aseguraba que el Gobierno de los EE.UU. había hecho un pacto con ex­ traterrestres para asegurarse un incre­ mento del nivel tecnológico de esta na­ dón. Este reportaje es el pu nto de parti­ da de la polémica que sobre informa­ ción y desinformación OVNI llega has­ ta nuestros días, y de la que damos cumplida cuenta en estas mismas pá­ ginas. 1 deJulio. En el transcurso del 1989 MUFON UFO Simposium, el Llfólogo William Moore (que se destacó por sus libros El Incidente, sobre el OVNI estrellado en Roswell en 1947, y El Ex­ perimento Fidalidelfia) confiesa que desde 1982 haestadotrabajando para los servicios de inteligencia de la Fuer­ zaAérea (AFOSI), suministrándoles no sólo información privada de los ufólo­ gos, sino también colaborando en ta­ reas de desi nformación de este depar­ tamento. El asunto levanta una consi­ derable polémica.

9 de Octubre. Un teletipo de la agencia de prensa soviética Tass infor­ ma de que una nave extraterrestre ate­ rrizóel pasad027 de Septiembre en un parque de la localidad de Voronezh (véase Más Allá, n.o 9), siendo el objeto observado por varios niños que a esa hora se encontraban jugando en el parque. Sin una razón lógica -puesto que la historia de la ufología está llena de relatos de este tipo-, la noticia ocu­ pa las primeras páginas de periódicos y revistas, siendo el eje de las informa­ ciones en los med ios de comunica­ ción durante casi dos semanas. Noviembre. Se inicia en Bélgica

una intensa oleada de avistamientos de OVNls en forma triangular (y con tres luces blancas en cada uno de sus vértices, más una central de color ana­ ranjado), que son vistos por miles de testigos de todo tipo y condición. Los extraños avistamientos se prolongan durante casi un año, y no son pocos los que especulan con que lo que se está viendo en Bélgica es en verdad el avión norteamericano «invisible» F-117 A. Se trata de la primera oleada de OVNls en la que no se registran ca­ sos de aterrizaje o aparición de huma­ noides. • Se publica el ;Iibro An Alien Harvest, de Linda Howe. Se trata de la primera obra que se escribe monográficamen­ te dedicada a las mutilaciones de ga­ nado en el sur de los EE.UU. y su cone­ xión con el fenómeno OVN I.

1990

14 de Abril. Miembros de la SO BEPS (Sociedad Belga de Estudios dE. Fenómenos Especiales) en coordina­ ción con las Fuerzas Aéreas Belgas, trataron infructuosamente durante cuatro días, de interceptar e identificar alguno de los misteriosos OVNls trian­ gulares reportados en los últimos me­ ses en este país. Esta primera «caza del OVNI" --como se bautizó a la opera­ ción que involucró a civiles y militares que otearon los cielos desde el suelo o desde aeronaves fletadas a tal fin- re­ sultó ser un completo fracaso. Julio. Se publican los resultados de una encuesta coordinada por Javier Sierra, en la que se trataba de averi­ guar qué porcentaje de pil otos civiles españoles de aerolíneas comer'ciales habían tenido encuentros con OVNls. Tras encuestar a aproximadamente un 5% de los pilotos españoles, se obtuvo el sorprendente resultado de que un 29% de estos profesionales del aire se ha encontrado alguna vez con un OVNI en el transcurso de sus vuelos. • Se publica el libro de Howard Blum Out There, en donde este periodista de investigación afirma que en el invierno de 1987 diecisiete miembros de los Servicios de Inteligencia norteameri­ canos fueron coordinados en una co­ misión secreta por el Pentágono para determ inar si existe vida fuera de la Tie­ rra. Las aportaciones documentafes que da Blum a su obra son un tanto abstrusas. Noviembre. Fallece el día 7 el pe­ riodista e investigador John G. Fuller, quien dio a conocer al mundo el caso de abducción del matrimonio HiII, en su intachable y magnífica obra El Viaje Interrumpido (Plaza y Janés, 1968). 29


Buscar una única explicación que responda satisfactoria­ mente a todas las incógnitas que plantea el fenómeno OVNI, es una tarea que ningún investigador seriamente preocupa­ do por el enigma OVNI ha acometido nunca. Los OVNls -sin duda-obedecen a una amplia variedad de razones que Anto­ nio Ribera, el decano de la investigación OVNI en nuestro pai , desglosa admirablemente en estas lineas STE artículo no pretende ser ex­ haustivo. Nada parecido, por ejemplo, a la obra de mi buen amigo sevillano Ignacio Damaude Rojas-Marcos, que recoge en u n libro suyo -que ha asustado a bastantes editores- más de 300 hipótesis sobre el fenómeno ovni. La obra de Darnau­ de es un tour de force en cuanto a eru­ dición. Mi trabajo es más modesto : pretende comentar las hipótesis sobre el fenómeno OVNI que más me han lla­ mado la atención en el curso de mis in­ vestigaciones, empezadas hace más de cuarenta años. Pero, para entendernos, vaya por delante lo que un día definí para aclarar mi posición como la «ley Ribera» (que ya expuse en mi disertación ante la Cá­ marade los Loresde Inglaterra): «Cual­ quier especialista, en presencia de un fenómeno nuevo o no explicado porla Ciencia, lo reduce a los términos de su especialidad». As í, los OVNls serán, para un meteorólogo, fenómenos at­ mosféricos mal explicados o poco co­ nocidos; para un físico tendrán que ver con los plasmoides y con el rayo en bo­ la; para un sociólogo serán fenómenos generados en la masa de la población por diversas infl uencias externas: ra­ dio, mass media, etc.; para un psicólo­ go, el origen de los mismos hay que buscarlo en la mente del supuesto tes­ tigo, y así ad infinitum. Lo m ismo puede decirse de las personas con tenden­ cias místicas o religiosas (contacta­ dos), que verán en los OVNls vehículos de salvación cósmica, y, en sus tripu­ lantes, los ángeles de Yahvéh. O sea, que en este caso, el OVNI ac­ 30

túa como un espejo que refleja en él la imagen de quien pretende «explicar­ lo». (La «leyRibera»seaplica tamb ién a los escépticos y a los racionalistas). Es­ ta constatación es desesperante: ¿quién podrá estudiar, pues, el escu rri­ dizo fenómeno? Acaso un especialista de la «no especialización». Mi entraña­ ble Aimé Michel, popular investigador francés, lo formuló magistralmente: «Avoir {esprit ouvert El tout, et ne rien croire» (Tener la mente abierta a todo, y no creernada). Es decir: enfocar el pro­ blema sin apriorismos, sin prejuicios (pre-juicio = jui cio previo), dejando que sea el fenómeno mismo el que nos diga «su» verdad.

WELLS y SUS "MARCIANOS" Cuando a finales del siglo pasado el escritor inglés Heribert George Wells publicó The Warofthe Worlds (La gue­ rra de los mundos, 1898), poco imag i­ naba que sus marcianos iban a tener tan abundante descendencia. En efec­ to, a partir de la publicación de esta obra, que alcanzó un éxito instantáneo y una difusión extraordinaria, se empe­ zaron a relacionar los supuestos extra­ terrestres con Marte: nació el binomio Marte-enanitos verdes, a pesar de que los marcianos-pulpo de Wells sólo tenían de humanoides la cabeza. En la bibliotec.qde mi padre hallé, en mi infancia v primera juventud, mu­ chas rarezas oue m,:; encandilaron, y muchas de las cuales aún conservo. Entre ellas, se hallaba una edición fran­ cesa de la obra wellsiana, La Guerre

des Mondes, editada en París por Cal­ man-Lévy, sin fecha (aunque sospe­ cho, entre otras cosas, por el precio -I'ouvragecomplet 95 centimes-, que debe de datar de principios de siglo). Pero, lo importante de esta abrasan los soberbios dibujos que la ilustran, debi­ dos a M. Dudouyt. Impresionante su


representación de losmarcianostenta­ culares, con sus bocas triangulares siempre babeantes. iYpensarque nos libramos de caer para siempre bajo su dominio -para alimentarlos después de habernos convenientemente en­ gordado (otro mito que se perpetúa)­ porque los marcianos pillaron una simple gripe, contra la que no tenían defensas inmunológicas y que se los llevó a todos al otro barrio! A este auge de Marte como origen del fenómeno extraterrestre coadyu­ varon dos distinguidos astrónomos: el italiano Angelo Schiaparelli (1835­ 1910), con su teoría de los canali cons­ truidos por una especie inteligente, y el norteamericano Percival Lowell (1855-1916), gran divulgador y ampli­ ficador de las teorías de Schiaparelli, y que levantó en Flagstaff (Arizona) el observatorio que lleva su nombre, de­ dicado única y exclusivamente a laob­

servación de Marte. Pero ..., acaso no andaban tan descaminados SChiapa­ relli y Lowell. Las recientes imágenes enviadas a la Tierra por la sonda de la NASA «Mariner-9» parecen indicar que en Marte existió alguna forma de vida y alguna forma de civilización ... Sean como fuere, los «marcianitos ver­ des» ya forman parte del fol klore no só­ lo ufológico, sino popular.

BUELTA y EL CICLO BIENAL

El primero que habló entre nosotros

de oleadas de OVNls en conjunción con oposiciones -míhimas distan­ cias- de Marte-Tierra, fue el malogra­ do Eduardo Buelta Saura, inolvidable primer presidente del «Centro de Estu­ dios Interplanetarios» (CEI) de Barce­ lona, primera entidad fundada en la Península (1958) para estudiar los OV­ Nls. De sus cuatro fundadores (Buelta, Ribera, Lleget y Pelegrí) únicamente quedamos Pelegríy yo. Sólo se le ade­ lantó Aimé Michel, que en un número de Parfs-Match predijo la gran oleada francesa del segundo semestre de 1954. El gallego Osear Rey Brea tam­ bién trazó gráficas de frecuencia. Hoy esta teoría está bastante desacredita­ da, aunque siguen existiendo intrigan­ tes sincronicidades, no explicadas. Eduardo Buelta, nacido en Paterna (Valencia), en 1914, y muerto en Bar­ celona, en 1973, con ascendencia vasca y menorquina, era un personaje

31


muy interesante, genial, diría yo. Sim­ ple funcionario de Correos, era un su­ perdotado para las Matemáticas. Es­ cribía con un estilo muy personal, de gran elegancia. Pero, su carácter era terrible. Desconfiado como todos los sordos, siempre creía que los demás tramaban cosas a sus espaldas. Sus accesos de cólera eran impresionan­ tes. Las paredes de su casa de la calle del Camp estaban llenas de manchas marrones, producidas por las tazas de café -convertidas en verdaderos «pla­ tillos volantes» en miniatura- que había estampado en ellas en uno de sus arrebatos. En una ocasión arrojó el libro de actas a la cabeza de un miem­ brodelajuntadirectivadel CEI. Lajunta en pleno se puso en pie y abandonó la sala. Buelta nos tenía rigurosamente pro­ hibido hablar de ortotenias en el CEI. Cuando yo le manifesté mi propósito de escribir un libro-sería Objetos des­ conocidos en el Cielo, 1961-, y añad f que dedicaría todo un capítulo a Aimé Michel y la Ortotenia, caí automática­ mente en desgracia y me obligó a di­ mitir de vicepresidente. Dejé de firmar el Manifiesto que aparecía en la contra­ portada del Boletín que publicaba la entidad -firmado por Buelta y por mí, y en el que se afirmaba explícitamente que los OVNls venían de Marte-, y mi relación con Buelta'Cesó totalmente. Buelta basabasu estudio estadístico en noticias de prensa. Su gráfica -que abarcaba de 1950 a 1961:- reg istraba un incremento exponencial dediezso­ bre el ruido de fondo. Esto se producía cada veintiséis meses, coincidiendo con las apasiones de Marte. Es eviden­ te que los que obseNaban OVNls no sabían cuándo Marte estaba más cer­ ca de la Tierra. La verdad es que este curioso ciclo bienal se ha producido prácticamente hasta el presente. Ello hace pensar que tiene gato -¿marcia­ no?- encerrado ...

En la página dcha., Eduardo Buelta presidente del Centro de Estudios Interplanetario, en Ampurias en 1957. Abajo, a la izqda., imagen de Percival Lowell. A su lado, Giovanni Schiaparelli.

UNA OBRA INQUIETANTE Me refiero a la obra del investigador francés Bertrand Méheust, Science fiction et Soucoupes Volantes (Ciencia Ficción y platillos vOlantes), donde po­ ne de manifiesto unas escalofriantes «anticipaciones» del fenómeno OVNI que se encuentran en obras olvidadas de oscuros autores que escribieron a los dos lados del Atlántico a principios de siglo. En ellas, como señala Mé-

heust, se encuentra «toda la panoplia del fenómeno ovni», desde humanoi­ desenanos, hasta abducciones, haces compactos y coherentes, naves dis­ coidales, etc. ¿Anticipación estilo Julio Veme? ¿Resaca del futuro, como en

C ualquier especialista, en presencia de un fenómeno nuevo o no explicado por la ciencia, reduce a los términos de su especialidad 32

lo

su día dijo Louis Pauwels? G'lntroyec­ ción? ¿Man ipulación de la mente de aquellos escritorzuelos? Pero, en este caso, quién o qué los manipuló? ¿y con qué objetivo?

LA TIERRA HUECA (UNA TEORIA HUECA) Lanzó esta teoría Raymond Ber­


A

firma Bemard que la Tierra es hueca y que contiene un so/ interno y una e/evada civilización, con dos puertas de entrada y salida situadas en los p%s

nard en su libro The Hollow Earth (1964),queyoleíhaceunosañosen su versión portuguesa (A Terra Oca). Afir­ ma Bernard que la Tierra es hueca y que contiene un sol interior y una ele­ vada civilización, con dos puertas de entrada situadas en los polos. Por si es­ to no fuese suficiente absurdo, este au­ tor manifiesta desconocimiento de la Geología, la Sismología y la Astrofísica. Según la Ciencia, la Tierra es una masa cuyas moléculas permanecen unidas y adoptando una forma esférica por la fuerza de gravedad y porque flota libre­ mente en el espacio cósmico. «Si pu­ diésemos ponerla sobre una mesa, se aplastaría bajo su propiopeso», me co­ mentaba un día el astrofísico Jean­ Pierre Petit. Los científicos expl ican que la Tierra está constituida principalmente por un magma semifluido recubierto por una fina película sólida (la corteza) de tan sólo 30 km de espesor de promedio, para los más de 12.000 km que mide la

Tierra de diámetro. En el centro de ésta se encuentra el núcleo de ferroníquel (NIFE); es decir, que está compuesto por metales de un elevado peso atómi­ co, que la gravedad ha~levado hasta el centro. En cuanto a las «puertas» polares de entrada a este supuesto mundo inte­ rior, cabe recordar que ambos polos han sido visitados y sobrevolados rei­ teradamente por el hombre, desde los tiempos de Amundsen y Seott, sin que se haya señalado jamás tales aberturas. Sin mencionar que por ella desaparecería como por escotillón to­ do el Océano Glacial Artico, que se va­ ciaría por tan gigantesco sumidero. Si queremos creer en la exitencia de «intraterrestres», no nos hace falta para nada Raymond Bernard y su delirante teoría. Los 30 km de espesor de la cor­ teza terrestre son más que suficientes para albergarlos, en gigantescas ca­ vernas y cavidades que la horadan. No nos damos cuenta de nuestra insignifi­

cancia: somos un parásito, un moho que recubre la superficie de la Tierra, cuya atmósfera está envenando poco a poco con sus exhalaciones. Si quere­ mos admitir la existencia de la mílica Shamballa o Agharta, no tenemos que ir a buscarlas a mucha profundidad: estarían en gigantescas cuevas bajo el Himalaya.

EL ARMA SECRETA, ¿UN SECRETO? Durante un tiempo se creyó que los «platillos volantes» eran armas super­ secretas de las grandes potencias. ¿Pero, no resultaba absurdo que éstas tuviesen que probarlas sobre nacio­ nes potencialmente enemigas? Para ello están los campos de pcuebas (pro­ ving grounds), que evitan que un valio­ so prototipo pudieracaeren manos del contrario. Además -como ya señaló en su día el Proyecto Sign en su famosa Estimate of the Situatíon, cuyas con­ clusiones permanecieron censuradas durante más de veinte años-, los OV­ Nls ejecutaban unas performances completamente imposibles de realizar por parte de aparatos convencionales: virajes en ángulo recto, aceleraciones brutales pasando de cero a cinco, diez o quince mil km/hora (y siempre en si" lencio total). 33


El adalid de la hipótesis «OVNls=ar­ masecreta» fue el italiano Renato Ves­ co, autor de un libro (In tercatta teli sen­ za sparare, Intercéptadlos sin dispa­ rar), que ha sido traducido a muchos' idiomas, entre ellos al español (Edicio­ nes29, Barcelona, 1968). Vescose ba­ saba en aigunos hechos reales: la existencia -reconocida por el,secreta­ rio de la USAF, Donald auarles- de un prototipo secreto, el AVRO-SAU­ CER (luego rebautizado AVRO-CAR), basado en el Vickers Hovercraft de 1653, aparato dotado de «colchón de aire». Sin embargo, las performances del AVRO estaban a años-luz de las maniobras que fectuaban los «verda­ deros» platillos volantes. De éstos, el ' AVRO sólo tenía la forma discoidal. .., y nada más. Cuando en 1960 el arma­ toste fue presentado con bombo y «platillos» a la Prensa, en la base de Malton, el fracaso no pudo ser más es­ trepitoso. El precario artilugio no se le­ vantó a más de un metro del suelo, en vuelo vacilante, y sus turborreactores no lograron darle velocidad. Al año si­ guiente, la USAF lo relegó al cuarto de los trastos viejos. Muy distinto es el que ocurrió con el «platillo volante» alemán, bautizado con el nombre de V-7 (Vergeltungs­ waffe Sieben, arma de represalia n° 7, como todas las armas de esta serie, ini­ ciada por las V-1, V-2, etc.). Estos dis­ cos volantes se construían en los talle­ res subterráneosde Breslau, bajo la di­ rección del capitán Richard Míethe (como muy bien sabe Andreas Faber Kaiser, gran estudioso del tema), lle­ vaban cuatro turborreactores Belluzzi; su techo o máxima cota era de 20,000 m, y su velocidad máxima, de 2.000 km/hora. Según Vesco, entraron una sola vez en acción sobre el Palati­ nado bávaro, destruyendo en un san­ tiamén -estaban provistos del «rayo de la muerte» otro invento nazi- una escuadrilla de «Liberators» america­ nos, Pero la guerra tocaba a su fin, y con los rusos avanzando por el Este y ame­ ricanos e ingleses por el Oeste, el capi­ tán Miethe recibió órdenes del Ober­ kommando der Wehrmacht de des­ mantelar las instalaciones subterrá­ neas y embarcar todo el material, pro­ totipos y planos en un submarino en la base de la Kriegsmarine en Kiel. El U-Boote partió con rumbo desconoci­ do, probablemente hacia Sudamérica o a la Antártida (donde en la l\Jeues Schwabenland los nazis parece ser que habían instalado algo). Unos años después empezaron a señalarse OV­ Nls en Sudamérica tripulados por hombres altos y rubios, que hablaban alemán... No olvidemos que en el cono sur americano existen potentes colo­ nias alemanas, que cuentan con gran­ des recursos materiales y humanos.

34

E ntre los investigadores más jóvenes del fenómeno impera actualmente una teoría rabiosamente racionalista, que les lleva a considerar los OVNls como manifestaciones de tipo psicosociológico


Son varios los autores que afirman que la Tierra está hueca. La leyenda habla incluso de ciudades que como Agharta existirían en el interior de la Tierra . Otros hablan de bases extraterrestres subterráneas.

JOHN KEEL Y SUS ccTRANSMOGRIRCACIONES» Conocí a John Keel en Acapulco, en 1977. Juntos visitamos Teotihuacán y otros antiguos lugares sagrados, hie­ rós joríon, como decían los griegos (hoy los lugares sagrados han des­ aparecido; nada es sagrado en nues­ tra época; falta el sentido de lo sagra­ do).Simpatizamosal momento, pesea

que yo no comulgaba con sus ideas ni él con las mías. i"No me lo presenten!» -decía Unamuno cuando querían presentarle a alguien «que pensaba como él». «iPara pensar como yo -se­ guía don Miguel- me basto, ya veces me sobro, yo mismo!» Si Keel no existiera, habría que in­ ventario, como se dice en la manida frase. En efecto: ha aportado, con sus teorías, u na bocanada de ai re fresco al enrarecido mundillo ufológico. ¿Y, cuáles son estas teorías? Se resumen en un vocablo tomado a los antiguos ocultistas: transmog rificación. Veamos

cómo él m ismo lo explica: «Los pensa­ dores y sabios de antaño pronto se percataron de que se enfrentaban a seres mágicos, capaces de imitar al hombre y sus obras. (Antes, Keel dice: «Estamos sólo observando de nuevo cosas que atemorizaron al hombrean­ tiguo e inspiraron sus supersticiones y creencias. La energfa electromagnéti­ ca juega un papel en estas manifesta­ ciones». Más adelante lo veremos. Y si­ gue: «En vez de ser conjuntos sólidos, ffsicamente estables, de células y ma­ teria, estas entidades eran aparente­ mente manipulaciones temporales de energfa. Y fue entonces cuando se acuñó la palabra «transmogrificación» para describirlas. Estas transmogrifi­ caciones, según el antiguo saber, podfan asumir cualquier forma ..., des­ de un lobo o un gato a una casa o una nave, o un dios iridiscente de propor­ ciones colosales. Podfan aparecer cu­ biertos de harapos o con coronas de oro o vistiendo lujosas vestiduras. Y lo peor era su talante burlón, que les /le­ vaba a jugar toda suerte de tretas a los hombres, manipulando sus creencias y temores e incluso incitándonos a guerrear unos contra otros». (John Keel, Our Haunted Planet, 1971, págs. 9697). Dentro de este vari opinto mundo de la transr)logrificación están los extraños MiB (Men in Black) keelia­ nos, de aspecto vagamente oriental y tezolivácea, quese presentan siempre en misteriosos Cadillac negros. Muy interesante es tambiénla teoría del Superespectro, expuesta por Keel en¡supbraIThel,EighthTower!(LajOctava Torre, 1975). Más allá del espectro que abarca del infrarrojo al ultravioleta (que es nuestra angosta ventana visual so­ bre el Universo), se extiende el Supe­ respectro, en el que se localizan los fe­ nómenos PSI. No dispongo aquí dees­ pacio para extenderme en su descrip­ ción: el lector interesado puede acudir alaobracitada,de laqueyo poseo una ed ición de Signet Books, ded icada por el propio Keel. VALLIEE, OTRA VEZ MEHEUST V LOS ..PSICO-SOCIO» Jacques Vallée y Bertrand Méheust (ya citado en este artículo), han adopta­ do una posición hasta cierto punto keeliana, en la obra del primero Pasa­ porte a Magonia (traducida por mí al

La

idea del «viaje en el tiempo» presenta a los

tripulantes de los OVNls como hombres del futuro, que se introducen en nuestro presente para hacer

«arqueología en el tiempo» •

35


Fueron muchos los autores, entre ellos el más avanzado de todos en el tiempo Julio Verne, que profetizaron la conquista del espacio.

L os OVNls también podrían ser animales, formas vivas ue habitan en la atmósfera, se ún el biólo o Ivan Sanderson español) yen la del segundo Soucou­ pes Volantes et Folklore. En ambas obras sus autores exponen la tesis se­ gún lacual en el folklore de laHumani­ dad existen personajes y situaciones que hoy se reproducen dentro del fe­ nómenoOVNI.Loqueocurreesqueen el pasado estas manifestaciones se veían dentro de un contexto mágico, y hoy se ven en un contexto tecnológico. Pero son esencialmente lo mismo. Hi­ pótesis seductora en verdad, y que da mucho que pensar. Entre los investigadores más jóve­ nes del fenómeno impera actualmente una mentalidad rabiosamente racio­ nalista, que les lleva a considerar las supuestas observaciones de ovnis, encuentros del tercer tipo y abduccio­ nes, como manifestaciones de tipo psi­ co-sociológico. (El investigador fran­ cés Jean Sider, que los ataca periódi­ camente, les llama «psico-socio».) El grave inconveniente que presenta esta posición es que hace caso omiso de las pruebas físicas: huellas de aterriza­ je, efectos sobre animales, foto­ grafías, etc. La juventud es iconoclasta por naturaleza; con la madurez suelen

36

venir posiciones más ponderadas y ecuánimes.

OTRAS HIPOTESIS Este trabajo estaría incompleto si dejara de mencionar otras hipótesis con que me he tropezado en un mo­ mentou otro de mivida. Unade las más seductoras,yque por un tiempo Ilegóa cautivarme, fue la de «viaje en el tiem­ po»: es decir, la que presenta a los tri­ bunales de los OVNls como hombres del futuro, que han descubierto la ma­ ravillosa «Time Machine» que imaginó Wells-que, curiosamente, tendría for­ ma de «platillo volante>>- y efectúa con el laviajesasu Pasado,que resulta que es nuestro Presente. Y, para nosotros, estos hombres vendrían de nuestro Futuro. Esta hipótesis explicaría muchas cosas: en primer lugar, la propia apa­ riencia física de estos Viajeros de l Tiempo. Muchos biólogos y antropólo­ gos están de acuerdo en que el Hom­ bre del Futuro tendrá un gran desarro­ llo encefálico junto a un escaso des­

arrollo físico y muscular. Los hu manoi­ des vistos cientos de veces junto a sus naves posadas en el suelo, o que pro­ tagonizan tantos casos de abducción, encajan perfectamente en esta tipo­ logía del futuro. Variante del viaje en el Tiempo sería la del cambio del marco dimensional; es decir, el paso de un universo a otro universo paralelo o geme lo, enantio­ morfo, posibi lidad que la Física actual admite. De uno de estos un iversos vendrían nuestros misteriosos visitan­ tes. Pero, también pOdrían ser animales, formas vivas que habitan en la atmós- . fera, como quería el fallec ido biólogo británico Ivan Sanderson. O, si no ha­ bitan en la atmósfera, podrían ocultar­ se en los fondos oceánicos. Yo mismo .he estudiado numerosos casos de OVNls submarinos, pero cabe supo­ ner que el fondo de mares y océanos -y especialmente las zonas conoci­ das como «triángulos», doce en total-, constituirían un escondrijo ideal para unos supuestos visitantes del espacio, que habrían instalado allí sus presun­ tas bases submarinas. Esta teoría tiene un peso considerable, pues existen observaciones muy bien documenta­ das que parecen corroborarla. Elija el lector la que guste. (Yo ya he el egido.) Pero la incógnita sigue ...

Antonio RIBERA


EN l[ERANO, IGUE LA UTA DE

--«E MU DO UEVIE E»

Un programa radiofól1ico de las revistas MAS ALLAy CONCIENCIA PLANETARIA. Entrevistas a los personajes que te interesan con los te­

mas que quieres conocer en profundidad.

y además, las secciones fijas de:

* Medicina natural * Consultorio de sueños y símbolos * Crónica astrológica de la semana * Nueva ciencia * Agenda de actividades * Charlando con Félix Gracia T e esperamos todos los sáb&dos a las 11 de la

noche.

En RNE-5.

Dirige y presenta: Mary Sol Olba.


(feolgfe DI (Dml!..

lo, six

En la página siguiente, portada del «Weekly World News» del 30 de Octubre de 1990, donde por primera vez se dío a conocer la noticia del extraterrestre. Junto a estas lineas, portada del 14 de Mayo de 1991, donde aparece el escurridizo alienígena abrazado a George Bush, durante un supuesto encuentro secreto en Abril de este año.

L ufologia está seriamente amenazada. Lo está por la ¡nva­ sió de «noticias ba . ura ue, proce entes de periódico sensacionali tas norteamericao , s introducen diaria­ mente en medio de respetadas informac' ones obre Objetos . alantes No dentificadoso nte semejante ava ancha e no­ ticias y fo . fraudulentas, no falt q len 5 piens n que tras todo esto e e conde a muy bie orqu stada campaña pa­ ra desacredOtar, de un plum ZO, I más de c a o d cadas de rabajo ufológico serioo Damo u Olas ela es para'denti­ fi p li rosas «noticias ba ura»o 38

·

IIftU'll.


cosa que una variedad de abejas de Marte. Hoy, esos bohemios personajes han sido arrinconados por las indus­ triales producciones de «noticias ba­ sura» que, semana tras semana, nos sirven los tabloids, palabra inglesa que define un tipo de prensa muy especial. En EE.UU. se vende como rosquillasen los supermercados, y en el resto del mundo se camufla entre los diarios más serios. Sus noticias -basadas en fuentes inexistentes o descaradamen­ te falsas, en la mayoría de ocasiones-, son tan peregrinas como sorprenden­ tes: <<John F. Kennedy está vivo», «Fidel

Castro ha sido sustituido porun doble» o «Tiene cinco hijos y todavía es vir­ gen», son algunos de los titulares habi­ tuales que podemos encontrar en esta clase de prensa. Hace ya algunos años, uno de estos tabloides, el National Enquirer, hizo una más que notable contribución a la ufo­ logía. Durante la década de los setenta se encargó de batallar al lado de los ufólogos, para obtener documenta­ ción de estamentos oficiales sobre OV­ Nls, y no faltaron ruedas de prensa o reuniones auspiciadas por este perió­ dico, que contribuyeron a enriquecer a la opinión pública acerca de este mis­ terio contemporáneo. Echando la vista atrás unO se sorprende de cosas como la recuperación de una misteriosa es­ fera caída en Fort George Island (Flori­ da, EE.UU.) en Marzo de 1974 Y recogi­ da por la familia Bezt, y que el diario National Enquirer presentó al público por primera vez en el seno de una con­ vención ufológica en Nueva Orleáns. La esfera, examinada por personal de la Marina y por prestigiosos ufólogos norteamericanos, mostraba la peculiar característica de moverse ocasional­ mente por su propia voluntad, o de vi­ brar a baja frecuencia «como si dentro funcionara un motor». Los Bezt opta­

~

~~;i;~~i,~!~I~'!~:~~:::¡~~

UNCA es tarde para sorpren­ derse de la naturaleza de los hombres. Especialmente de aquella parte de la misma que hace re­ ferencia a su credulidad. La fe mal en­ tendida de algunas personas provoca que un buen número de ellas sean ca­ paces de creerse casi cualquier cosa. Y, desgraciadamente, cada día es me­ nos extraño encontrarse con personas que sostienen peregrinas creencias que van desde la certeza de que la Tie­ rra es plana, hasta la absoluta convic­ ción de que el hombre nunca llegó a la

Luna. Sin embargo, si el temaadiscutir es el de la existencia de los extraterres­ tres, lo irracional se dispara hacia las cotas más impensables.

LA INVASION DE LOS TABLOIDES Será cuestión de nostalgia. Pero uno «echa de menos» a aquellos intrépidas locos que, como Gerald Heard en los años cincuenta, creían a pies juntillas que los «platillos volantes» no eran otra

pensas que el periódico, entre otros, ofrecía a aquellas personas que pre­ ron en aquella ocasión a las recomde la sentasen pruebas indiscutibles existencia de los OVNls. Pero aquello ya pasó. Desgraciada­ mente, los sucesos e imitadores del Enquirer no sólo no informan, sino -lo que es muchísimo peor- desinfor­ man. Valga un ejemplo reciente: la edi­ ción del30 de Octu bre de 1990 del pe­ riódico semanal de Lantana (Florida)

Weekly World News (Noticias Semana­ les del Mundo), traía en pri mera página una extraordinaria primicia: los Servi­ cios de Inteligencia norteamericanos habían capturado a un extraterrestre vivo. La contundente revelación venía además ilustrada con una secuencia de seis fotografías, en las que se apre­ ciaba un grupo de tres hombres em­ pujando a una extraña figura blanca al interior de un vehículo presumible­ 39


mente oficial. Las fotos de por sí son un presunto documento «demostrativo» relativamente estúpido e inútil; a ojos de un no muy avezado observador se notará que no existe en ellas ningún punto de referencia en las tomas que permita identificar el lugar -ni, por su­ puesto, corroborarlo con los aludidos en el relato que acompaña el texto-. Tampoco se ve la placa de matrícula del veh ículo o cualquier otra seña de identidad que, más o menos, docu­ mentase las propias fotos. Pero ade­ más,si-comodiceel relato,queacon­ tinuación detallaremos- el fotógrafo tomó las fotos casi escondido para que no le viesen los agentes de la CIA, ¿có­ mo es posible que haya una toma -la de la portada del rotativo norteameri­ cano que se obtuvo desde un ángulo contrario a las del resto de la secuen­ cia, y, por tanto, opuesta al lugar donde se presume estuvo el temerario fotó­ grafo? Se supone que quien tomó las fotos en esa situación no buscaba ha­ cer un reportaje artístico, sino docu­ mental. Esa toma obtenida desde la parte delantera del vehículo contribuye a demostrar aún más que las imáge­ nes estaban estudiadas para conse­ guirel efecto que dan, yen ningún caso son producto de una acción heroica para saber la verdad sobre los extrate­ rrestres.

EL PUEBLO QUE NUNCA EXISTIO Como podrá suponerse, la historia que acompaña a las fotos es todavía más expectacular. Según publica el anónimo fotógrafo y articulista de esta historia en el Weekly World News, pe­ riódico que primero dio a conocer la noticia, el extraterrestre fue capturado en la localidad de Unionville, en West Virginia, siendo trasladado de allí a una de las sedes más próximas de la CIA. La información de este tabloide se vería complementada un mes mástar­ de por el también periódico sensacio­ nalista Reflejo 2000 de El Paso (Texas). Según este rotativo, dos vecinos de Unionville, Donald Reed y un tal Wal­ ters, pudieron ver, en la ladera de una montaña próxima a donde se hallaban pescando, la figura de un extraterres­ tre en medio de unos árboles. Tras avi­ sar al sheriff de la población, Frank Adams, se orquestó toda una cacería para dar con el alienígena, que final­ mente cae en las manos de los Servi­ cios de Inteligencia norteamericanos, que lo esposan y lo conducen de un cuartel a otro de la CIA. Las fotos, según la más detallada versión de Reflejo 2000 fueron tomadas por el propio Reed en el momento en que la policía de Unionville entregaba el visitante a los chicos de la Compañia.

40

Puestos estos datos atendiendo la petición de algullos lectores sobre la mesa de trabajo del delegado de MAS ALLA en EE.UU., Manuel Figueroa, és­ te inició una detallada investigación con el fin de aportar más luz a los he­ chos. Rápidamente descubrió que el pueblo de Unionville, sencillamente, no existe en West Vi rg in ia. Sólo u na pe­ queña aldea de 743 habitantes, llama­ da Union, y situada muy cerca de la lo­ calidad de Greenville, podría ser ellu­ gar donde tuvieron lugar los tremen­ dos acontecimientos a lasque se refie­ ren los tabloides. Sin embargo, Figue­ roa fue más lejos con sus indagacio­ nes, y tras ponerse en contacto con Union,secercioródequeallí nosólo no había nadie que respondiese al nom­ bre de Donald Reed, sino que nunca habían tenido un sheriff llamado Frank Adams. ¿Se necesitan más datos para desacred itar totalmente esta «noticia basura» ? Aquí están: en la edición del 14 de Mayo de 1991 del Weekly World News, el extraterrestre que siete meses atrás

ocupó su primera página, vuelve a ser la estrella de portada del rotativo, esta vez iabrazado al presidente norteame­ ricano George Bush! El artículo, firma­ do en esta ocasión por Nick Mann, asegura que «el sueño del presidente Bush de establecer un nuevo orden mundial se acercó a la realidad, cuan­ do secretamente se reunió con un alienigena que prometió proveerle de educación, tecnologia y conocimien­ tos estratégicos para lograr al fin la paz sobre la Tierra en 1997». La reunión, presuntamente, tuvo lugar un mes an­ tes de la publicación de la «foto presi­ denciai», el 14 de Abril pasado. Lo más sorprendente de todo es que el «exper­ to en OVNls» que avala la noticia, Na­ thaniel Dean, es absolutamente des­ conocido en la comunidad ufológica norteamericana, según me confesó más tarde Antonio Huneeus, coordi­ nador internacional de la más impor­ tante organización OVNI de ese país, el Mutual UFO Network. No obstante, esta noticia, a la que acompañan otras como la de un sa-

E

30 de Octubre de 1990, el tabloide Weekly World News publicaba una más de sus fraudulentas noticias: agentes de la GIA -decía el rotativo- habían capturado en West Virginia a un extraterrestre vivo. Roberto Pinotti con Mónica Williams, editora de/libro «The Matríx" en su empresa editora «Arcturus Book Service".


cerdote luterano que «mató aSatán» (y queva ilustrada con la foto de la cabeza de Satanás, ique no es otra cosa que la de la momia de Ramsés II!), amplía da­ tos cuando afirma que el alienígena tie­ ne planes de visitar a Mijail Gorba­ chov en Junio, probablemente para discutir «el papel de la Unión Soviética en el nuevo orden»... Ni qué decir tiene que ya estamos esperando las fotos del extraterrestre con el dirigente so­ viético. PARA LOS QUE QUIEREN CREER

El caso del extraterrestre capturado

por la CIA es una más de la delirantes afirmaciones que, semana tras sema­ na, publican los tabloides en EE.UU. De hecho,a la vez que Weekly World News publicaba en portada la foto del aliení­ gena con Bush, su competencia más directa, el diario Sun de Boca Ratón (Florida) publicaba «la exclusiva Sun del siglo». En grandes letras en porta­ da, se lee: «Revelado el secreto del Hangar 18: las primeras fotos jamáS to­ madas de alienígenas del espacio»...

Así que, durante las dos primeras se­ manas de Mayo, los lectores de tabloi­ des americanos (cifrados en varios mi­ llones) podían elegir entre los extrate­ rrestres vivos del Weekly World News, o los muertos del Sun. Las tomas de este último rotativo, aparentemente facilita­ das al periódico por un oficial retirado de las Fuerzas Aéreas (del que no se facilita ni el más mínimo dato, ipor su­ puesto!), pertenecen al piloto de una nave interplanetaria aparentemente si­ niestrada en Aztec (Nuevo México) en 1948. A ellas, sin ningún pudor, le su­ man como procedente de Aztec, la foto del pilotodeotro«QVNI»queseestrelló en Laredo (Texas) en 1953, y que -se­ gún puede comprobar el lector en ese

Sobre estas Irnas, a la izqda ., presentación de una esfera carda en Florida por prestigio­ sos u(Ólogos durante una conferencia or­ ganizada por el Natio­ nal Enquireren Nueva Orleans. En el centro, supuesto extraterres­ tre calcinado en Lare­ do (Texas). A la dcha. pueden observarse las gafas que de­ muestran la falsedad de este supuesto alie,,[gena, en reali­ dad, un piloto que se estrelló con su avión.

John Lear, durante su últimé! conferencia en el Hotel Hyatt de Los Angeles.

41


documento gráfico que aportamos­ probablemente perteneció a algún pi­ loto perfectamente humano (a juzgar por las gafas que en la foto pueden ob­ servarse por debajo del hombro del ufonauta). iTriste vergüenza la de los desi nformadores I No se sorprenda tampoco por la cantidad de noticias de esta clase que circulan en EE.UU. Lostabloidesson un tipo concreto de prensa dirigido a los sectores más incultos de la sociedad. Los grandes titulares, el poco y mal confeccionado texto y la profusión de fotografías, convierten a este producto de consumo en algo fácil de leer y que cumple con la tarea de sacar de la mo­ notonía diaria a quien los adquieren. Quizá por ello, el lector español -no acostumbrado a esta prensa, aunque en los últimos meses hayan aparecido en los quioscos intentos de tabloides­ vea estas publicaciones comoalgoa lo

E

que ni siquiera merece la pena prestár­ seleatención. Deacuerdo. Lo lamenta­ bleesque muchasde las últimas infor­ maciones ufológicas de impacto pro­ cedentes de EE.UU., como el tan caca­ reado Informe Matrix (véase MAS ALLA, n.o 1), tienen como una de sus fuentes principales estos tabloides.

EL ¿INFORME? MATRIX Este documento, publicado en Sep­ tiembre de 1988 por la libreríaArcturus Book Service de Georgia (EE.UU.), contiene 361 páginas llenas de sor­ prendentes revelaciones que nos in­ dLJcen a pensar que el Gobierno de los EE.UU. ha establecido un pacto con una civilización extraterrestre (1 00.000 millones de años por delante de la nuestra, dicho sea de paso) merced al cual los alienígenas tienen impunidad

verdadero autor del Informe Matrix es el capitán de los Servicios de Inteligencia de la Fuerza Aérea (AFOS/) John Grace. AFOS/, al parecer, tiene un departamento interno destinado a la difusión de desinformación sobre OVN/s.

42

para establecer bases subterráneas en territorio norteamericano y la potes­ tad de poder abducir a cuantos ciuda­ danos crean necesarios -con propó­ sitos alimenticios, mayormente-, a cambio de parte de su tecnología e in­ formación de avanzada, que iría a pa­ rar a sus «socios» americanos. Sor­ prende cOlTlprobar cómo una parte importante de las evidencias aporta­ das en el Matrix proviene de tabloides, con titulares tan significativos como «cientfficos indignados dicen que los rusos han creado un hombre repollo» o «iLa bomba del SIDA.!El virus es unar­ ma de guerra del espacio». Si n embar­ go' sorprende aún más saber -y esto se ha conocido hace muy pocos me­ ses-que el autor del Matrix, que se es­ condía tras el pseudónimno de Vlada­ mar Valerian, no es otro que John Grace, un capitán de los Servicios de Inteligencia de las Fuerzas Aéreas (AFOSI); lo que refuerza la hipótesis de que Matrix forma parte de toda una campaña de desinformación orques­ tada por AFOSI, de la que en este nú­ mero (en el artículo dedicado a OVNls estrellados) damos más información. Otro de los puntos fuertes de Matrix son las declaraciones que el 22 de Mayo de 1988 publicó el tabloide Sun del veterano piloto (y colaborador de la CIA) John Lear. En ellas, Lear afirmaba que el Gobierno de su país estaba


ocultando el terrible secreto de que nuestros gobernantes nos habían ven­ didoa los extraterrestres (sic). Pero, co­ mo todo individuo sanamente equili­ brado sabe, afirmaciones extraordina­ rias necesitan pruebas extraord inarias. Así, un añodespués de sus declaracio­ nes, este piloto de Nevada estaba ya dispuestoadaresas pruebas. Fueen el transcurso del simpósium de 1989 del Mutual UFO Network en Las Vegas, donde Lear mostró su intención de mostrar al público dos filmaciones de extraordinario interés. En la primera se

veía el rostro del propio Lear indicando que, detrás de la cámara, estaba vien­ do una nave discoidal. El cameraman -cuya ineptitud está fuera de toda du­ da- no enfocó ni por un momento al OVNI. La otra filmación mostraba -esta

L a credibilidad de los tabloides norteamericanos es nula. Porque, ¿podría acaso alguien creer que, como informó el tabloide National Examiner hace unos años, veintiséis elefantes fueron secuestrados por una nave alienígena en Lugo?

r.jl~!~~n~~!~ ~

• hcrsclf with dyin9 h~y/riená" t.¡nled blood ~•.

..

En la pélgina ante­ rior supuesta au~ tapsia del extrate­ rrestre muerto del que el tabloide Sun . h ablaba el 7 de Mayo pasado se­ gún anunciaba en su portada (arriba a la izqda .) . A la dcha ., otra de las delirantes porta­ das del Weekly World News. Junto a estas "neas base aérea de Ho/lo­ man..

vez sí- un OVNI muy nítido aterrizando en medio de unas instalaciones milita­ res... Lástima que uno de los asistentes identificara aquella secuencia como un fragmento de lapelícu)a UFOs:lt has begun (1979), que reconstruía unos hechos que pudieran haber sucedido en la base aérea de Holloman en 1964. Para colmo, en Mayo de este año, Lear se presentó en el congreso ufoló­ gico de Los Angeles UFO Expo West, rodeado de guardaespaldas que mantuvo para «salvar mi vida de los ataques de los servicios de inteligen­ cia" en el transcurso de su ponencia. Pero -ioh sorpresa 1- en cuanto termi­ nó pude, sin ningún problema, pasear con Lear por los pasillos del Hotel Hyatt, sede del mencionado congreso, sin que ninguno de sus guardaespaldas siquiera estuviese presente.Y es que, como dice un viejo adagio, «no basta con que las cosas sean creíbles, tam­ bién deben parecerlo". Por su erte o no, Mónica Williams y Bob Girard -los directores de Arctu­ rus Book Service- han publicado ya una segunda entrega de Matrix donde se sigue dando crédito a indiViduos ca­ rentes de seriedad como Lear, o a afir­ maciones espeluznantes que sitúan tras 10sOVNls una conspiración judeo­ masónica, como creen no pocos inte­ grantes de lo que -que me perdone el lector- he venido en llamar «ufolog(a delirante". «Nosotros como editores -me confesó Girard- nos mantene­ mos al margen de estas afirmaciones desproporcionadas. Sólo publicamos el texto, aunque personalmente no creamos en ello."

EN VIAS DE EXTINCION

La divulgación de informaciones de este tipo, o de nuevas «fotos» -retoca­ das con dibujos sobreimpresiona­ dos- como la aparecida en la edición del pasado 16 de Julio del Weekly World News en la que se veía a otro ex­ traterrestre dentro de un pulmón de acero, ponen en muy serio peligro la credibilidad del fenómeno OVNI (que podría estar entrando en una fase de desprestigio de la que no hay retorno). No lo haría si nadie prestase oídos a se­ mejantes -y declarados- montajes. Pero desg raciadamente esto no es así. ¿Podría usted creer -acaso- que, co­ mo informó el tabloide Natíonal Exami­ ner hace unos años, veintiséis elefan­ tes fueron secuestrados por una nave alienígena en nuestra gallega ciudad de Lugo? ¿O que mil cuatrocientos granjeros norteamericanos han sido ya secuestrados por extraterrestres? Si es así, lamento asegurarle que ésta no es su revista. Javier SIERRA

43


Supuesta secuencia del primer aterrizaje de la misión secreta ruso-norteamericana al planeta Marte.

Hace ahora catorce años se emitió por primera vez un sor­ prendente programa de televisión donde se afirmaba que científicos y sabios de todo el mundo estaban siendo trasla­ dados secretamente a una colonia en Marte, para evitar que pereciesen con el resto de la humanidad, cuando la degrada­ ción ecológica acabase con la vida sobre la Tierra. La histo­ ria, que resultó ser falsa en su mayor parte, ha contribuido a engrosar la lista de asuntos desinformadores que -en los úl­ timos años- han aparecido en torno a los OVNls. Antonio Hu­ neeus, desde Nueva York, nos ofrece todas las piezas de este ya mftico asunto.

44

L 1 de Abril de 1977, la cadena inglesa IN transmitió el progra­ ma Science Repon (Informe Científico) producido por la compañía Anglia Television de Norwhich, dedi­ cado a la llamada Alternativa 3 -una supuesta conspiración monstruosa entre las dos superpotencias cuyo ob­ jetivo era implantar un muestrario tec­ nológico elitista de la raza humana en Marte, mientras la Tierra sucu mbe eventualmente bajo el impacto de la destrucción ecológica y el llamado «efecto invernadero», Aunque en los días subsig uientes a SLl transm isión los ejecutivos de la INy la Anglia califica­ ron el programa como una ficción ba­


ción conspiracionista norteamericana, al estilo de John Lear y William Coo­ pero Pero examinemos primero cuál fue la premisa del programa concebi­ do por David Ambrose y Christopher

sada en la especulación de ciertas ten­ dencias científicas y tecnológicas, Al­ ternativa 3 se ha convertido en una de las tramas más perdurables en el sub­ mundo ya de por sí complicado de las conspiraciones internacionales. En Estados Unidos, donde el pro­ grama-según nuestros datos-nunca fue transmitido por cadenas de TV o cabl'e, el mito de la Alternativa 3 ha cre­ cido con los años; una casa de vídeo de California vende actualmente co­ pias pirateadas de este pseudodocu­ mental por la suma de $49.95 (unas 5.500 ptas.). El libro del mismo título, publicado por las editoriales Sphere Books en Inglaterra en 1978 y Avon Books en los EE.UU. en 1979, se en­ cuentra igualmentea un precio alto de­ bido a que ha estado agotado durante varios años. Justamente cuando la conspiración comenzabaaser ignora­ da hacia mediados de la década pasa­ da, ciertas facetas claves de su temáti­ ca como las bases subterráneas en la luna o los viajes conjuntos subrepti­ cios de los EE.UU. y la URSS a Marte, fueron revividas por la nueva genera­

Miles y el libro escrito posteriormente por Leslie Watkins. UN DOCUMENTAL POLEMICO El supuesto documental fue produ­ cido en 1977 por John Rosenberg y John Woolf, escrito por David Ambro­ se, dirigido por Christopher Miles y na­ rrado por Tim Brinton. Aunque el for­ mato está claramente basado en un documental de TV, los signos apuntan a un docudrama o quizás incluso al es­ tilo inolvidable del programa radial de La Guerra de los Mundos de Orson Welles, quedesencadenara un verda­ dero pánico en muchas partes de los Estados Unidos en la noche de brujas del31 de Octubre de 1938. Vale decir, un guión de fantasía presentado como programa noticioso. la trama de la Al­ ternativa 3, sin embargo, es más com­ pleja, ya que muchos de los clips cine­ matográficos y problemas presenta­ dos son indudablemente reales como, por ejemplo, los datos sobre la sequía, terremotos, cambios climáticos y otras

E l estilo delirante de Cooper se ha hecho famoso en EE. Uv., donde sus conferencias son asiduamente atendidas.

catástrofes ambientales, así como es­ cenas reales del programa espacial como lanzamientos de los Apo/o a la luna, el acoplamiento soviético-nor­ teamericano del Apo/o-Soyuz, las fo­ tos de Marte torriadas por las sondas Viking de la NASA, etc. El programa empieza tratando la lla­ mada «fuga de cerebros» y la supuesta desaparición misteriosa de tres cientí­ ficos jóvenes -Ann Clark, Robert Pat­ tersan y Brian Pendlebury. Ciar era .-según el documentdl- una joven atractiva experta en energía solar que desapareció supuestamente en el ae­ ropuerto internacional Heathrow de londres; el único rastro que quedó de ella erasu automóvil abandonado en el estacionamiento del aeropuerto. Pat­ terso n y Pendlebury habían desapare­ cido bajo circunstancias igualmente misteriosas. El programa nostranspor­ ta enseg u ida a la muerte trág ica del as­ trónomo Sir William Ballantine en un accidente automovilístico. Poco antes de morir, Ballantine había enviado una ·cinta magnética que parecía contener sólo ruidos del espacio. En el transcurso del programa, los reporteros de Anglia ubican a un per­ sonaje que está en un estado de páni­ co; a un ex astronauta de la NASA que deja entrever que los últimos viajes a la luna fueron sólo un acto de relaciones públicas; a un experto en política inter­ nacional que sugiere la posible exis­ tencia de «una operación masiva en­ cubierta en el espacio» entre los EE.UU. y la URSS, y al profesor Carl Gerstein de la Universidad de Cambridge que menciona una reunión científica en 1957 donde se había discutido el futu­ ro ecológico del planeta. Es Gerstein quien finalmente define la llamada Al­ ternativa 3 como «una opción más limi­ tada, un intento de asegurar la supervi­ vencia de por lo menos una porción pequeña de la raza humana Nosotros éramos individuos teóricos, recuerde, no técnicos, pero comprendimos que estábamos hablando de un tipo de via­ je espacial que hace veinte años atrás no parecía nada más que ciencia-fic­ ción». Cuando el reportero le pregunta si eso significa viajar a otro planeta, Gerstein responde, «significa salir co­ rriendo de éste mientras haya todavía tiempo». En la escena final del programa, los reporteros del Science Report obtie­ nen finalmente un decodificador elec­ trónico que les permite ver la cinta en­ viada por el astrónomo Ballantine. Esta muestra las tomas a corta distancia de un terreno desértico, supuestamente en Marte, con voces de controladores rusos y norteamericanos. la fecha de la misión: 22 de Mayo de 1962. las conclusiones finales indican que las condiciones ambientales reales de Marte, aunque mantenidas en secreto 45


por varias décadas, sí son apropiadas para la habitabilidad humana. Por otro lado, los científicos desaparecidos han sido reclutados para trabajar en este proyecto masivo de recolocación, mientras que aquellos que presenta­ ban una amenaza para la Alternativa 3 han sido certeramente eliminados.

A lternativa 3 hace referencia a una conspiración entre EE. Uu. y la URSS, con el fin de trasladar a Marte una selección elitista y tecnológica de la raza humana, mientras la Tierra sucumbe a la degradación ecológica.

NUEVAS EVIDENCIAS El libro escritó posteriormente por Leslie Watkins con David Ambrose y Christopher Miles y publicado original­ mente en 1978, expande considera­ blemente la temática del pseudo-do" cumental. Watkins nos informa que la conferencia de Huntsville,Alabama, en 1957, había considerado otras dos al­ ternativas para el problema fatal del efecto invernadero : la primera con­ sistía en abrir agujeros en la estratosfe­ ra con bombas atómicas para que se escapara parte del calor y la polución; sin embargo, el daño obvio a la capa de ozono habría descartado rápida­ mente esta alternativa. La segunda. tenía como objetivo crear un nuevo medio ambiente en ciudades subte­ rráneas, pero los científicos entendie­ ron pronto que esta alternativa no pre­ sentaba una solución al problema del calentamiento y polución terrestre, si-

46

no que sólo aplazaba un final inevita­ ble. La tercera alternativa, como vimos, consistía en <<Íerraformar» Marte con una élite de nuestra civilización, mien­ tras que bases secretas en la Luna seNían como puntode enlace entre los dos planetas. El estilo de Watkins adquiere un ca­ rácter netamente de thriller de ciencia­ ficción, con reuniones mensuales ru­ so-norteamericanas a bordo de sub­ marinos nucleares bajo la capa polar, donde se discute la exterminación de aquellos individuos que presentan una amenaza al proyecto. El libro adquiere un carácter aún más siniestro que la película con la descripción de laque el Troyano (la fuente secreta de Watkins) llama «batch consignments», una raza de esclavos compuesta de seres hu­ manos raptados de diversas partes del mundo que han sido manipulados por psicocirugía y métodos del control

mental para obedecer ciegamente a sus nuevos amos. Estos son los que abrirán la nueva frontera del espacio para ser después descartados como un producto usado. Al final del libro, Watkins describe (una vez más a través de los documen­ tos secretos suministrados por el Troyano) una catástrofe en Ila «Base Ar­ químedes» en el Mar de las Sombras de la Luna, un apocalipsis de fin de película causado por la revuelta de al­ gunos científicos que realizan de pron­ to el horror del nuevo sistema para el que han sido reclutados. El desastre ocurre cuando una nave espacial llena de esclavos intentando escapar choca con la cúpula que protege la base del mundo lunar exterior, produciendo un accidente de proporciones catastrófi­ cas en el que objetos y seres humanos son absorbidos en el vacío producido por el agujero. Pero el autor nos aseg u­


ra, sin embargo, que la conspiración de la Alternativa 3 continúa. Tal es la historia de Alternativa 3. Una historiaquecalóprontoen nuestro país al ser dados sólo algunos datos en pro­ gramas de televisión. Obviamente, cualquier examen riguroso y crítico de esta historia lleva inmediatamente a dudar de su premisa central. Parte de su credibilidad -de ahí su éxito y difu­

lantos en áreas no convencionales de investigación científica como la para­ psicología, y además el misterio poli-

R euniones mensuales ruso-norteamericanas a bordo de submarinos nucleares bajo la capa polar, discutieron qué individuos resultaban peligrosos para la Alternativa 3.

El cientffíco Gersteln (con pipa) Junto con el presentador del reportaje en Alternativa 3.

sión- se basa en que tanto el progra­ ma de TV como el ~ ibro tratan una serie de temáticas reales como el llamado efecto invernadero (que en la época en que se concibió no estaba tan en boga como hoy en día) y otros problemas ecológicos; las maquinaciones se~re­ tas de las grandes potencias; los ade­

cial de la desaparición cotid iana de ciudadanos en todas partes del mun­ do. Más allá de todo este ropaje, sin embargo, deberíamos quedamos con el espectáculo increíble de un aterriza­ je en Marte en 1962 (un año después del vuelodeGagarin), lacol lstrucción y operación de bases en la Luna y Marte en los años subsiguientes y el tipo de esfuerzo industrial gigantesco que se necesitaría para realizar tal empresa

de forma totalmente secreta. La perdurabilidad del mito de la Al­ ternativa 3 es, por todo ello, algo que sorprende incluso a sus propios crea­ dores. Hemos obtenido una carta de Christopher Miles, director y autor del guión original de la película, escrita a un tal Les Chami de Toronto, Canadá, el1 3 de Octubre de 1980, en la que és­ te desmiente totalmente el contenido del libro y el programa: «La idea del film y posteriormente el libro fue algo que David {Ambrose} y yo concebimos du­ rante un almuerzo en Londres -escri­ be Mi les-, iya que me estaban cansan­ do los docudramas en televisión y quería probar cuán fácil es llevar al pú­ blico en general hacia el proverbial jardín imaginario! Siento que usted haya sido uno de ellos y si usted ve el film o lee el libro, se dará cuenta de que hay insinuaciones de su falta de auten­ tic idad en todo momento. Natural­ mente que hay un toque de verdad en él, p ero el programa básico es un frau­ de completo y si.usted piensa un poco más por sí mismo, se dará cuenta de que éste es el caso". Tal es Ila verdad, clara y sin ninguna ambigüedad, con­ fesada por uno de los creadores del m ito Alternativa 3 . .y si se analiza bie8, es cierto, como afirma Christopher Miles, que el show original de Alternativa 3 ofrece una se­ rie de señales que ap untan clarame nte a la ficción. Para empezar, el programa original fue transmitido por la ITV el1 de Abril de 1977,queen los países anglo­ sajones corresponde al día de los ino­ centes (Apri/'s Fools Day). En segundo lugar, uno puede comprobar cllando lee la lista de créd itas al final del progra­ ma que todos los personajes supues­ ta mente entrevistados, como el ex as­ tronauta Bob Grodin o el científico Carl Gerstein, son en realidad perso­ najes ficticios interpretados por actores profesionales. Aún más, ilos propios reporteros de la Anglia son actores también! En cuanto a lasupuestafilma­ ción del aterrizaje ruso-norteamerica­ noen Marleen 1962, un ojo crítico des­ cubre fácilmente que se trata con se­ guridad de un trucaje deestudio. Noes sorp rendente, por tanto, que ni el libro ni la película reproduzcan ningún do­ cumento verídico acerca de la Confe­ rencia de Huntsvi/le en 1957, donde supuestamente naciera la idea de la Alternativa 3. Falta de espacio nos im­ . pide analizar con detalle otras incon­ sistencias y verdades a medias del show de Ambrose y Miles y el libro de Watkins. Peroa pesardequetodos los puntos señalados resultan totalmente escla­ recedores cuando uno ve el film, la gran mayoría de los creyentes en la conspiración de la Alternativa 3 en los Estados Unidos probablemente no lo han visto, ya que éste nunca fue trans­

47


mitido comercialmente por TV. El argu­ mento «obvio» de estos seguidores es que el Gobierno norteamericano pro­ hibiósu transmisión, aunque la verdad es que con la excepción de unas po­ cas series y documentales de la BBC, la TV estadounidense generalmente no muestra programas ingleses. El ar­ gumento de la censura, por otro lado, fue utilizado hace años, antes de que salieraa la venta la edición norteameri­ canadellibro. En ese entonces corrió el rumor en ciertos círculos ufológicos y conspiracionistas de que el libro de Leslie Watkins, publicado en Inglaterra por Sphere Books y en Canadá por Nelson & Sons, había sido «censura­ do» y «prohibido» en los Estados Uni­ dos, pero la «censura» no debe de ha­ ber sido muy efectiva si consideramos que pocos meses después, en Junio de 1979, salióa la venta una edición de bolsillo masiva publicada por Avon Books, una de las casas editoras más grandes de los Estados Unidos. ALTERNATIVA 3 Y LOS OVNls

A final de la década pasada, el tema de la Alternativa 3 fue revivido por la nueva fiebre conspiracional que afectó el mundo ufológico norteamericano. Controvertidos personajes como John Lear y William Cooper adopta­ ron aspectos de la historia para sus

48

propias conspiraciones de bases sub­ terráneas alien ígenas y tratados secre­ tos entre el Gobierno y una raza malé­ vola de extraterrestres. En su mono­ grafía, EL GOBIERNO SECRETO-Ori­ gen, Identidad y Propósito del MJ-12. William Cooper, un ex suboficial de la Armada que se ha convertido en uno de los exponentes más pOlémicos de las conspiraciones políticas y ufológi­ cas norteamericanas, invoca las pre­ misas fundamentales de la Alternativa 3 en una amalgama que combina tra­ tados secretos con extraterrestres, la Comisión Trilateral yotrosgrupossimi­ lares de poder financiero y la banca in­ ternacional, el asesinato del presidente Kennedy, las operaciones y experi­ mentos de la CIA cOll'drogas, la crea­ c ión del SIDA como arma bacteriológi­ ca, y prácticamente toda otra conspira-

ció n posible. Las bases en la Luna y el aterrizaje en Marte son reales, según Cooper, aunque el proyecto incluye la participación y probable manipulación de los llamados alienígenas «grises», algo que ciertamente no figura en la versión inglesa origina l. El estilo delirante de Cooper se ha hecho famoso en los Estados Unidos, donde sus conferencias son asidua­ mente atendidas. «La Alternativa 3 consistía en explotar la tecnología alienígena y convencional con el pro­ pósito de seleccionar unos pocos pa­ ra dejar la Tierra y establecer colonias en el espacio exterior», escri be Cooper en El Gobierno Secr~to. «La Luna, con el código de Adán, sería objeto de inte­ rés primario, seguido por el planeta Marte, con el código de Eva. Como ac­ ción retrasadora, LAS TRES ALTER­

« Por difícil que sea creerlo, los marcianos existen; se parecen bastante a nosotros y son un poco más avanzados» (John Lear).


NATIVAS incluyen el control de naci­ miento, la esterilización y la introduc­ ción de microbios mortíferos para controlar o disminuir el crecimiento de la población de la Tierra. ElSIDA es sólo UN resultado de estos planes. Existen otros.»

el ex suboficial- tiene lagos artificiales, atmósfera con nubes y zonas donde crecen plantas. Cooper asegura igual­ mente que «el Cuartel General de la

Cooper añade en la misma mono­ grafía que los astronautas del Apolo fil­ maron «la base conjunta ruso-norte­ americana-alienígena llamada Luna» y que la famosa «Area S-4» (también co­ nocida como Area 51) en el complejo secreto de las bases de Nellis y Tona-

«Puedo afirmar que el libro (Alternativa 3) es por lo menos un 70 por 100 ver­ dad de acuerdo a mi propio conoci­ miento yal conocimiento de mis fuen­ tes», continúa Cooper, agregando que

La

conspiración Intemacional está en Gi­ nebra» y que grupos financieros como los Bilderburgers son parte de ello. pah en Nevada, es un código para «el lado oscuro de la Luna». En cuanto a la topografía lunar, Cooper asegura que la NASA y otras agencias similares es­ tán involucradas en un encubrimiento masivo de la verdad; la Luna -asegura

perdurabilidad del mito de Alternativa 3 es algo que sorprende incluso a sus propios creadores.

el otro 30 por 100 fue desinformación introducida en el programa de lV in­ glés para comprometer su impacto. Tales son las alegaciones y altera­ ciones introducidas por William Coo­ peren la trama original de la Alternativa 3. Si n em bargo, la cred ibil idad de Coo­ per ha sido seriamente cuestionada por la gran mayoría de los ufólogos se­ rios en Estados Unidos, que han escrito varios exposés de este individuo en publicaciones como la revista UFO de Los Angeles o el Mufon UFO Jouma/. En su último libro publicado en forma privada, Beyond the Pale Horse (que reproduce íntegro el capítulo de El Go­ bierno Secreto junto a docenas de otras conspiraciones imaginables), Cooper probablemente ha ido dema­ siado lejos al incluir en los apéndices u na copia completa de Los Protocolos de los Sabios de Sión, uno de los pan­ ·fletos antisemitas (supuestamente re­ dactado por la pOlicía secreta de:1Zar Nicolás 11 a comienzos de siglo) más infames de nuestra época. Cooper, sin embargo, no es el único conspiracio­ nista norteamericano en abogar por la Alternativa 3. Otro ejemplo es el piloto de Las Vegas, John Lear, autor de va­ rios escritos famosos sobre tratados secretos entre el Gobierno y los aliení­ genas «grises».

JOHN LEAR Y ALTERNATIVA 3 En una conferencia reciente para el

UFO Expo West de Los Angeles, en la que habló «protegido» por una barrera de seis guardaespaldas, John Lear presentó su propia versión de la Alter­

nativa 3: «Los EEUU. tiene en realidad bases secretas en la Luna y las han te­ nido durante muchos años. Los proyectos de la NASA, Mercury, Gemi­ ni, Apolo, Spacelab y el transbordador son todos una cubierta para lo que es­ tá sucediendo realmente. Los EEUU. poseen tambien bases secretas en Marte y las han tenido durante muchos años; y sí, pordifícil que sea creerlo, los marcianos existen; se parecen bastan­ te a nosotros y son un poco más avan­ zados. Tras un desastre climático en Marte hace muchos años, los marcia­ nos tuvieron que moverse al interior de la superficie, pero ustedes, el publico, han sido llenados con tantas estupide­

49


ces en el curso de los años, que no pueden creer que esto sea verdad." Lear y Cooper, como hemos visto, bá­ sicamente han transplantado ciertas ideas foráneas al concepto original de la Alternativa 3. Sus elucubraciones, sin embargo, han contribuido en gran medida a mantener vivo el mito de esta conspiración interplanetaria. El lector comprenderá que las de­ claraciones sensacionalistas del estilo de CooperyLear no contribuyen preci­ samente a darle credibilidad al asunto de la Alternativa 3. No obstante, es ne­ cesario averiguar seriamente qué as­ pectos de esta trama podrían ser au­ ténticos. Los problemas ecológicos y climáticos son, desafortunadamente, algo real que ya nadie pone en duda hoy en día. Claro está, el panorama de la destrucción total del planeta a causa del efecto invernadero como razón central de la recolocación de parte de la Humanidad a la Lu na y Marte, es algo discutible. Estudios serios como Elln­ forme Global 2000 al Presidente, co­ misionado por Jimmy Carter al final

uu.

de su administración, o los famosos modelos preparados por el Club de Roma, presentan un panorama depri­ mente de agotam iento pau lati no de los recursos naturales en el planeta. Otros estudios declasificados por la CIA a mediados de los años 70 analizan los cambios climáticos y su impacto alta­ mente negativo en la producción mun­ dial de alimentos, así como sus conse­ cuencias geopolíticas en la toma de dec isiones para el Gobierno norte­ americano. Sin embargo, ninguno de estos estudios llegan siquiera a insi­ nuar el tipo de catástrofe apocalíptica que plantea la Alternativa 3.

OVNls EN LA LUNA Otro misterio popular es el de los su­ puestos avistamientos de OVNls en la Luna por parte de los astronautas del Apolodurante el período de alun izajes entre 1969 y 1972. Muchas historias han circulado en las últimas dos déca­ das sobre naves extraterrestres que

E n EE. el programa Alternativa 3 nunca fue transmitido por cadenas de televisión o cable.

habrían estado presentes durante el descenso histórico de los astronautas Annstrong y A1drin en el Mar de la Tranquilidad el20 de Julio de 1969, así como otros incidentes que habrían ocurrido en misiones posteriores de los Apolo. Aunque algunas fotos de manchas luminosas fueron distribui­ das al público por la NASA, la posición ofi cial de la agencia espacial y de los propios astronautas consiste en negar enfáticamente la exi stencia de estos in­ cid entes. Sin embargo, las historias y rumores persisten. Uno de los casos menos conoc idos fue publicado en Just Cause, el boletín de la organ iza­ ción Ciudadanos Contra el Secreto de OVNls (CAUS), que es indudablemen ­ te uno de los grupos más serios esta­ dounidenses en todo lo que respecta a los docu mentas oficiales y el problema OVI\II. En el ejemplar de Marzo de 1987, el editor Barry Greenwood (coautor del libro Clear In ten t) reproduce una carta escrita por un ex Inspector de Seguri­ dad en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas, cuyo tra­ bajo consistía precisamente en vigilar el Edificio 30 donde está ubicado el fa­ moso Centro de Control de Misiones. El individuo,queusael pseudónimode 80b Davis, describe cómo él y un com­


pañero de trabajo estaban observan­ do durante un momento de descanso la gran pantalla del Centro de Control, cuando los astronautas estaban fil­ mando en el vehículo lunar la zona de Hadley Rille en la Luna. Aunque Davis no recuerda la misión o la fecha, Greenwood confirma que la expedi­ ción a Hadley Rille fue durante la mi­ sión de doce días del Apolo 15, lanza­ dael26deJuliode 1972,con los astro-

nautas Al Worden, David Scott y Ja­ meslrwin. Mientras observaba la pantalla del Centro Johnson, Davis recuerda que

Y asuo Mizushima captó en seis o siete ocasiones OVNls sobre la superficie de la Luna, y los film ó a través de sus telescopios.

En la página anterior, Amstrong, Collins y Aldrin en el momento de embarcar en la náve Apolo XI camino de la Luna. Junto a estas líneas el presidente Cartero

de pronto apareció «un objeto peque­ ño brillante, moviéndose en línea recta de izquierda a derecha a través del to­ pe de la pantalla». Davis pensó inicial- ­ mente que se trataba de la propia cáp­ sula del Apolo orbitando el cielo oscu­ ro de la Luna, aunque pronto dudó de esta explicación. Davis recuerda igual­ mente que uno de los controladores se preguntó qué diablos era eso e incluso alertó a los astronautas que estaban en el vehículo lunar. Cuando Davis pre­ guntó a uno de los técnicos presentes de qué se trataba, le respondieron de que había sido sólo «una burbuja de aceite en la lente de la cámara» y que era mejor que aceptara esa explica­ ción y no dijera nada de lo que había visto si quería conservar su trabajo. El propio Greenwood recuerda haber visto algo en la transmisión directa del veh ícu lo lunar en la zona de Had ley Ri­ Ile, aunque no recuerda «ninguna mención del avistamiento en las noti­ cias». Tal vez sea significativo que Al Wor­ den, uno de los astronautas del Apolo 15 que se dedica actualmente a la poesía, hablara francamente sobre lo que piensa de las visitas extraterrestres a la Tierra durante una entrevista para el documental de N, El Otro Lado de la Luna, transm itido con ocasión del vein­ te aniversario del Apolo 11. «Pienso que podemos ser. una combinación de criaturas que estaban viviendo aquí en la Tierra hace algún tiempo en elpa­ sado-dijo Worden-, que hubo una vi­ sita de criaturas de alguna otra parte del universo y esas dos especies se juntaron y tuvieron descendientes; no estoy del todo convencido de que no seamos el resultado de esa unión par­ ticular acaecida hace muchos miles de años». El impacto psicológico y es­ piritual de la experiencia en el espacio yen la superficie lunarllevóaotrode los astronautas del Apolo 15, el coronel James Irwin, a crear en 1972 la Funda­ ción High Flight (Alto Vuelo), un grupo cristiano interdenominacional dedica­ do a esparcir el mensaje de que «Dios caminando sobre la Tierra es más im­ portate que el hombre caminando so­ bre la Luna». Uno de los proyectos de Irwin ha sido buscar el Arca de Noé en el Monte Ararat, en Turquía. ALGUIEN LUNA

se 1Mf!W et LA

Una de las evidencias más intere­ santes y menos conocidas que po­ drían tal vez probar algún tipo de activi­ dad artificial sobre la órbita lunar, son u na serie de vídeos captados por el ca­ marógrafo e investigador japonés Ya­ suo Mizushima y otros astrónomos aficionados nipones. Tuvimos oportu­ n idad de conocer personalmente y en­

51


Yasuo Mizushima tiene dos telesco­ pios Celestron, los modelos C-14 y C-8, el último acoplado a una cámara de vídeo. Nos contó que había visto OVNls sobre la Luna seis o siete veces y que había obtenido cuatro filmacio­ nes sobre los cráteres de Tycho, Platón, Copérnico y Alphonsus. Los tamaños, distancias y formas varían y, en algu­ nos casos, lo que filmó eran sombras pasando sobre los cráteres lunares, lo cual indicaría que los objetos estaban a una distancia relativamente cercana a la superficie. Desafortunadamente, los vídeos de Mizushima, Namashima y otros no han sido aún analizados por astrónomos profeSionales, así que no tenemos una conclusión definitiva so­ bre su naturaleza, aunque ciertamente los vídeos muestran algo que parece ser artificial. Las distancias, según Mi­ zushima, son de unos 100 kilómetros sobre la superficie lunar en un caso y quizás 10.000 kilómetros de distancia del telescopio en otro. El Sr. Ishiguro, de Tokio, ha captado imágenes simila­ res cruzando el disco solar. Mizushima publicó en 1983 un libro en Japón titu lado Otra Alternativa 3, en el que discute misterios de la Luna, Marte y Venus. A pesar de que la entre­ vista no fue fácil debido a su dificultad de hablar inglés, nos contó que su libro propone que «tal vez haya una gran co­

lonia alienígena en la Luna y estos ob­ jetos tal vez sean parte de otra colonia alienígena en el espacio». Mizushima también observó visualmente en 1982

«un OVNI cilíndrico brillante anaranja­ do en el cielo sobre Chinasaki», en el

EN En la instantánea, el astronauta Al Worden.

El

astronauta del Apolo 1 5 James Irwin creó, tras

regresar del espacio, la Fundación Alto Vuelo, para esparcir el mensaje de que «Dios caminando sobre la Tierra es más importante que el hombre caminando sobre la Luna». trevistar al Sr. Mizushima, así como ob­ tener copias de sus vídeos, durante un viaje a Tokioen Noviembredel año pa­ sado. Mizushima nos contó que, mien­ tras observaba la Lu na con u no de sus telescopios Celestron en Octubre de 1983, vio cómo «muchos objetos pa­

saban a través de la parte sudeste de la Luna; tenían la forma de granos de

52

arroz y eran cinco objetos los que cru­ zaron el disco lunar». El investigador calcula que los objetos tenían aproxi­ madamente «un diámetro muy gran­ de, de 400 Ó 500 metros». Otros astró­ nomos aficionados, como los señores Nakamura y Namashima, han obser­ vado también Objetos similares volan­ do sobre otras secciones de la Luna.

Japón, que fue visto por varios otros testigos. Hasta donde sabemos, su li­ bro especula sobre posibles estructu­ ras artificiales extraterrestres en el Sis­ tema Solar, pero no necesariamente sobre una conspiración industrial de las dos su per-potencias para <<terrafo r­ mar» Marte o la Luna. En una oportunidad, hace un par de años, según agregó Mizushli ma en nuestra entrevista, tuvo ocasión de mostrar sus vídeos en forma privada al astronautaJim Irwin, del Apolo 15, que estaba en Tokio asistiendo a un Con­ greso Internacional de Astronáutica. Según Mizushima, «el Sr. Irwin me dijo que éstos (los vídeos) mostraban un

OVNI muy grande y que durante su via­ je a la Luna había visto OVNls que ha­ bían sido reportados (a la NASA), pero que no pOdía hablar más de eso o ex­ plicarme sobre estos objetos. Usted debe -me dijo- preguntarle a la NA­ SA». En todo caso, losvídeostelescópi- . cos captados por Mizushima y otros astrónomos aficionados nipones ofre­ cen u na de las evidencias más impac­ tantes de que algo está sucediendo en nuestro vecindario cósmico.

José Antonio HUNEEUS


La obra más completa acerca del profetizado final de los tiempos. Todos los capítulos del co/eccionable publicado en MAS ALLA, ahora en encuademación de lujo.

192 págs. por 1.490 ptas• . • -,;. =-. ~ .· i

-~ 71.dquiéra/o en su librería o solicíte/o re­

llenando este cupón. - - - - - - - - - - - -. - - - - - - - - - - - - -

-

- -----. -- - -- -

- ~ -- -

- - - -

CUPON DE PEDIDO Sí, Quiero recibir el coleccional:>le de «El filJaldelos tiempos». Precio . , •••• • 0,0 •• • • • • •• 0 ,' • • • • • • • • • • • .0' • • • • • • • • • • • • • • ~

~

• •• 0' •• o. ••• • • •• • ~ •• : ; . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . n

Unidades

Importe

o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ' l .' . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

... ... '; ... ...... ... .. ... .. ......... .•........ .... ... ...... ... ...... .... ...... u:..... ...... .. ........ .. .. ............. .....:.... ....... ..... .... .... :... ......... ..... .... ..... .... .. .. ... ... .. ..... .... . ... .............. ........... ........ .... .... .

TOTAL IMPORTE Nombre : . Domicilio: . .. ..... ..... Piso : ... .. .. ..... Población :

.. ­....... : .... ..... ..... ..... .. .. .... ........... ...................... ... . .- ....... ....... ...

............ . ..... ............................ .... ..... "... .................... .. N.O ...•.. O.P.: .. ... .. Provincia :

.... Tel. :

FORMA DE PAGO: . . _ _ . O Remito cheque a HEPTADA-EDICIONES, S. A., cl San Isidro, 23, 3.0 F. 28220 Majadahonda (MADRID) (+ 150 ptas. por gastos de envio) . . O Envio Giro Postal n° ................ ... a HEPTADA EDICIONES, S.A_ (+ 150 ptas. por gastos de envio) . O. Contra reembolso al re c ibir o retirar- los libros solicitados en Correos (+ 2-50 ptas. por gastos de enViO) .

-- -


54 '


55


te en un rancho de la región de Ros­ wel/». La noticia en cuestión se hacía eco de un comunicado oficial procedente de la base militar de Roswell, en el que se informaba que la Oficina de Inteli­ gencia de este acuartelamiento se había hecho con los restos de un disco vo/ador(sic) quese había estrellado en el rancho de la familia Brazel, cercano al pueblo de Corona, la noche del2 de Julio anterior. Durante las horas que p'recedieron a la aparición de este co­ municado, en Washington, el teniente general Hoyt Vandenberg -subjefe de las FuerzasAéreas-ordenaba tele­ fónicamente al brigada Roger Ramey que trasladase a otra base (<<a un cuar­ tel general superior», según la nota de prensa) los restos del OVNI siniestrado, y recuperado la tarde anterior por los oficiales de inteligencia Jesse Mareel y Sheridan Cavitt. Cumpliendo órde­ nes, es el propio Marcel el encargado de embarcar los restos, desde el «Han­ gar 58» (no «18», como se quiso hacer creer durante años), donde habían permanecido toda la noche anterior, a un avión B-29, que partiría hacia el em­ plazamiento militar de Wright Patter­ son, en Ohio. Sólo una breve escala en Fort Worth, Texas, interrumpía el plan de vuelo de Marcel. Yes precisamente en esa escala en Texas donde comienza la desgraciada historia del ocultamiento de informa­ ción sobre OVf\II~ por parte de organis­ mos gubernamentales. Los altos mandos militares de Was­ hington, al parecer, sólo se percataron de la gravedad del incidente cuando se enteraron de que junto a los restos del OVNI se habían encontrado cuatro cadáveres de pequeña estatura, y que pertenecían a una especie cuasi-hu­ mana nunca vista antes. Sin embargo,­ cuando decidieron desmentir la noti­ cia se había filtrado ya demasiada in­ formación a la prensa: sólo unas horas antes de que Roger Ramey declarase que lo recuperado en Roswell era, se­ gún declaró allnternational News Ser­ vice, un globo de sondeo meteorológi­ co, las propias autoridades de la base habían invitado a un fotógrafo del Fort Worth Star-Telegram, llamado J. Bond Johnson, a tomar fotografías de los militares de graduación involucrados en las tareas de recuperación del ovni, con alg unos frag mentos del m ismo, en el despacho del propio brigada Ra­ mey. Las fotos muestran sobre la al­ fombrade la habitación un materialfor­

mado por laminillas grises en forma de varillas y un montón de pequeñas ma­ sas irregulares negras -no más gran­ des que un puño-, y de un materialli­ gero, pero extremadamente consis­ tente. Nadie allí -según entrevistas posteriores con J. Bond Johnson o con el entonces coronel Thomas DuBose, ayudante de Ramey, también presente en aquella habitación~ sabía a qué pertenecía aquéllo. La historia del globo sonda era ridícula. ¿Cómo era posible que en Roswell', donde se encontraba el 509 Escuadrón de Bom­ barderosde las Fuerzas Aéreas, el úni­ co en todo el mundo que estaba equi­ pado para utilizar bombas atómicas, no reconociese un sencillo globo me­ teorológico? ¿Por qué Ramey y -lo que es más significativo- el oficial me­ teorológico de Fort Worth, Irving New­ ton, reconocieron al fotógrafo Bond Johnson que no sabían qué eran aquellos restos que el brigada tenía en su despacho? En Enerode,1991 ,Thomas DuBose -ahora un general retirado, de ochen­ ta y nueve años de edad-, durante una entrevista concedida al investigador Jaime HI. Shandera, reconoció ante todos estos interrogantes razonables que «no sabíamos lo que era. Parecían algo así como desechos». Pese a todo, aclaró que, ante las crecientes noticias sobre el OVNI estrellado que aparecie­ ron en las horassiguientesen la prensa nacional, «aquelasunto se había esca­

pado de nuestras manos y había que parar aquel/os titulares. Lo del globo sonda fue usado para tranquilizar a la prensa Cuando esto...,bueno, esto fue un cover-up», concluye. Desafortunadamente para los pro­ pios militares, las Fuerzas Aéreas ha­ bían comenzado a desmentir la histo­ ria muy tarde y habían dejado tras de sí demasiados testigos, que habían visto con comodidad demasiadas cosas. El granjero que recuperó el OVNI-y que lo mantuvo en su granja varios días sin comunicarlo a los militares-, su fami­ lia, los oficiales que participaron en 'la recuperación, los periodistas que bruscamente fueron silenciados para que no revelasen detalles de la historia, el fotóg rafo de Fort Worth o ci udadanos mayor o menormente involucrados que han ido apareciendo en estoscua­ renta y cuatro años avalan uno de los casos más docu mentados de la histo­ riade laufología. Hasta 300 entrevistas, llevadas a cabo por los investigadores William Moore, Staton T. Friedman,

El

polémico "memorandum» Majestic-12 alude a

una comisión científica creada en Septiembre de 1947 por el presidente Truman, para investigar sobre los restos del objeto siniestrado en Roswell. 56

Jaime Shandera, Kevin Randle y Don Schmitt han sido realizadas a otras tantas personas involucradas en este suceso. La evidencia es, pues, muy firme. ENCONTRAMOS AL TENIENTE WALTER HAUT El tiempo no pasa en vano, y cuaren­ ta y cuatro años son -sin duda- mu­ chos años. No es entonces extraño que de todos los militares de la base militar de Roswell que participaron de una forma u otra en la historia del OVNI sólo quede vivo uno; el entonces te­ niente Walter Haut. El, en Julio de 1947, era el oficial de relaciones públi­ cas de la base y el responsable de ha­ cer llegar a la prensa local rutinarios comunicados en los que se ,informaba de traslados de personal o ---€n raras ocasiones- de la llegada a aquellas instalaciones militares de visitantes de cierta relevancia. Por lógica, la noticia del platillo siniestrado no podía haberl'e pasado desapercibida ..., por muchos


años que hubiesen transcurrido. y así resultó ser. Cuando nuestro equipo logró hablar con él por teléfono, concertamos rápidamente nuestra pri­ mera entrevista con Hauten su domici­ lio de la calle West 17th, en el propio Roswell. El teniente, ahora militar retira­ do, respondió pacientemente a todas nuestras preguntas, mostrándose ex­ Iremedamenle realista con su verda­ dero papel en este caso. «En la trama

del incidente de Roswell todo lo que hice fue escribir el comunicado de prensa que expuso los hechos. Fue una cosa bastante insignificante.» - ... Bueno, no es ,poco -repliqué. -«No lo es, pero básicamente yo no

vi ninguna pieza, partes, o algo así.» -¿Entonces, cómo obtuvo usted la información en aquel momento?

--«Según lo que puedo recordar de estossucesos de hace cuarenta y cua­ tro años -reflexiona Haut, removién­ dose en su cómodo si lIón-, creo que el coronel Blanchard, que era el mayor oficial de la base, me llamó y me dijo básicamente lo que publiqué en el co­ municado. Me dio mucha información

minio, estando algunas de el'las cu­ biertas por algo parecido a escritura, y singulares diseños parecidos a flores. Este detalle hizo que, muy reciente­ mente, el investigador neoyorquino John Keel expusiese su propia idea sobre lo que cayó en Roswell. Se trató, a decir de Keel, de los restos de un ar­ ma secreta japonesa llamada globo sobre el incidente y yo sólo las ensam- . Fugo, de las que se lanzaron cerca de blé Yllevé la noticia a la ciudadpara dos 9.000 contra los Estados Unidos du­ periódicos y dos emisoras de radio. Y rante la 11 Guerra Mundial. No obstante, ésa fue toda mi..» Keel parece no querer contar con el -¿Contribución? -añadí. hecho de que cuando se produjeron -«... parte en el asunto.» los sucesos de Roswell habían pasado ya dos años desde el fin de la guerra, y Más adelante, en otro momento de las pOSibilidades de qUe un globo car­ nuestra conversación con Haut le pre­ gado de armamento se mantuviera en guntamos sobre su impresión acerca el aire durante todo ese período de de lo que se estrelló en Roswell. Si n va­ tiempo eran nulas. Además -según cilar, contestó: -«Fue algo del espacio exterior.» replicó Kevin Randle a Keel, tras publi­ car su hipótesis- el 509 Grupo de -¿Del espacio exterior? -la certe­ Bombarderos en Roswell, estaba lo za de sus palabras logró desorientar­ suficientemente documentado sobre me. los Fugo, como para hacerlo identifica­ -{<Sí. Lo digo sin ninguna aversión do automáticamente. -insiste, mirándome fijamente-o Ha­ Los intentos de explicar convencio­ blé con Jesse Marcel, mientras vivió, nalmente los sucesos de Roswell han sobre ello. Y él, que era una persona sido numerosos. El hecho de que cer­ muy inteligente y bien educada, sin ca­ ca del área del impacto del OVNI se en­ pacidad para inventar historias o exa­ cuentre el Campo de Pruebas militares gerarlas cosas, decía que nunca había de White Sands, y q ue en dicho campo visto nada como aquéllo. Su hijo dice lo mismo. Entonces tenía sólo once se estuviesen probando durante el fi­ nal de la década de los 40 las famosas años, pero era un chico muy brillante. armas V-2 alemanas, da pie a especu­ Se hizo el mismo su propio radioemi­ lar que lo que se estrelló cerca de Co­ sor, es un excelente jugador de aje­ rona fue una de esas pruebas secretas. ·drez..., y hoyes doctor en Montana, · creo. Jesse Jr. tiene la misma impre­ Hay que anotar que entre 1947 y 1950, sión que yo, de que lo que vio era algo los Estados Unidos lanzaron varios co­ hetesexperimentalescon monos vivos de otro mundo... No había nada como aquéllo, incluso Jesse Jr. llegó a tener en su interioren el senode un proyecto llamado Hermes, en WhiteSands.Gre­ fragmentos del OVNI en sus manos.» gory Kennedy -antiguo director del Unos restos que, ajuzgar por las es­ · casas descripciones que poseemos, Museo Americano del Aire y del Espa­ como la de Bessie Brazel, hija del pro­ cio, del Instituto Smithsoniano- reco­ pietario del rancho donde se recupe­ noció que su Gobierno había lanzado cuatro V-2 tripuladas por simios entre raron buena parte de I'os fragmentos de la nave, eran como láminas de aluJuniode 1947yJuniode 1948. Yquizá una de estas pruebas -argumentan algunos ufólogos- pudo dar lugar al incidente que nos ocupa. Ahora bien, un detalle fundamental impide que creamos a pies juntillas en esta hipóte­ sis: si realmente lo caído en el rancho de los Brazel fue una V-2, White Sands hubiera notificado a la base aérea de Roswellla pérdida de su arma, y Jesse Marcel se habría limitado a recoger los restos de u n artefacto muy identificado, con lo cual la nota de prensa de la base, haciendo referencia a un disco volante, jamáshubierasalidoa la luz.¿Paraqué poner al público al corriente de manio­ bras militares secretas?

¿DOS OVNls ESTRELLADOS? A la izquierda, Jesse Marcel examina parte de los restos recuperados del OVNI cafdd en Roswefl. En el centro, el brigada Roger Rameyexamina también los res­ los. A la derecha, W W Mac Brace, elran­ chero en cuyas tierras se estrelló el plati­ llo volante.

Especulaciones al margen, la con­ versacjón con Hauty su esposa resultó ser extremadamente fructífera. Aclaró pequeños detalles de la historia que 57


contribuyeron a que nuestro equipo centrase mejor todos los aconteci­ mientos que en\!olvieron la recupera­ ción del OVNI de Roswell. Sin embar­ go, la fortuna -o quizá sea algo más queeso-acabó conduciéndonos a un nuevo militar retirado. Se trataba en es­ ta ocasión de Clifford E. Stone, quien desde Mayo de 1985 hasta Marzo de 1989, trabajó en las instalaciones de la base aérea de Roswell como sargento instructor, y que ahora -con todo el tiempo del mundo a su disposición, como me confesó- se dedica a ras­ trear la pista de los OVNls.

f;§!§ oficial, durante su período de servicio activo como militar de cierta gradu~ciQr1, utili2ó Sus credenciales militgr~~ P?r? pedir documentación c~licaoª $Obre OVNls a través de la ~y s:1e Libertad de Información (FOIA), obteniendó decenas de memorán­ dUIIlS de alto interés ufológico que ac­ é~<:1i6 mostrarnos en la larga entre­ '{~!S\ gue ~stuvimos con él. Las con­ cll.j§lQnes y los datos que nos gportó Rª~aban de las evidencias mas in9!,JÍetantes a las especulaciones más peregrinas. Con todo, su afirmación ¡¡iTeTa] eje que en la zona de Roswell se ~rellaron dos OVNls aquel mes de Jwliode 1947, nopudo por menos que dejarnos helados. "Lo que la gente de

ª

lIiam Moore o Jaime Shandera, por estar basada casi únicamente en el testimonio de Gerald Anderson, un ex pOlicía de cuarenta y nueve años que, a la edad de cinco y en compañía de su familia, dijo haberse encontrado cerca de la carretera los restos de una nave interplanetaria siniestrada. "Los vi -declaró Anderson recientemente tras más de cuatro décadas de silen­ cio-. Incluso toqué una de las criatu­

ras. Puse mi mano sobre la nave. Y no estaba solo. Mi padre, mi tío, mi herma­ no y mi primo vieron todos lo mismo. Y también mucha gente. Pero ellos no hablan.» Anderson confesó su experiencia por primera vezdespuésdeverun pro­ grama de televisión de la serie Unso/­ ved Mysteries (que en España se emi­ tió por TVE2 con el título de Misterios sin resolver), en el que se daban deta­ lles del accidente de Roswell. Decidió ponerse en contacto con los investiga­ dores que llevaban el caso y les dio de­ talles de su encuentro. Sin embargo, su mala reputación -de fantasioso- hizo que la polémica saltase tras sus pri me­ ras declaraciones públicas el pasado mes de Diciembre. El equipo de Moore y Shandera me confesó en Los Ange­ les que "no tenemos ninguna razón

la base aérea de Roswell no pOdía sa­ ber en aquel momento -€scribió Sto­

para creer en Anderson, ya que no tié­ ne reputación alguna; es un cuentista, habla sobre cualquier cosa». Por con­

ne en un informe privado, quince me­ ses antes de nuestra visita- es que la

tra, Friedman replicó a estas asevera­ ciones declarando a MAS ALLA que

base de Kirtland tenía también un plati­ llo volante en su poder, recuperado en aquel mismo período de tiempo. A pe­ sar de ello -concluye-, el secreto se mantuvo sobre el objeto recuperado por Kirtland». Sólo siete días después de la reu­ nión con Stone tuve la oportunidad de

"siento lo que dicen, porque no tienen bases para afirmarlo. He pasada tres días completos con Anderson y con John Carpenter en Los Llanos; he in­ vertido mucho tiempo en conversa­ ciones telefónicas y cartas con Gerald, escuchando las cintas que Carpenter le grabó.... Ytras esto, me siento muy fa­ vorablemente impresionado por este hombre».

entrevistarme con el físico nuclear Sta­ ton Friedman en su habitación del ho­ tel Hyatt de Los Angeles. Y. paradójica­ mente, sus comentarios tendieron a confirmar las especulaciones de Sto­ neo Friedman, uno de los mayores do­ cu mentalistas del caso Roswe 11 , sostie­ ne que la tarde del Ó de Julio de ese año, en unazonacercanaa Corona lla­ mada Los Llanos de San Agustín, un segundo OVNI se estrelló, arrojando un saldo de tres humanoides muertos y iuno vivo! La autenticidad de este se­ gundo siniestro, por contra, es desesti­ mada por investigadores como Wi­

En la foto central, Roberto Pinotti analiza los di s o Stone en su casa

La pOlémica en este punto de la in­ vestigación no ha hecho sino empezar. Una polémica que, para Clifford Stone, no prueba otra cosa sino que, efectiva­ mente, en Roswell se estrellaron dos naves extraterrestres en Julio de 1947, Y en fechas casi consecutivas.

bían empezado. Tras rebuscar frenéti­ camente en las múltiples montañas de papeles que pueblan su estudio y sala de estar, Clifford reunió sobre la mesa un buen número de cartas, documen­ tos y memorias que amablemente se dispuso a detallarnos.

ALTO SECRETO EN ROSWELL

-«¿Quieren ver los documentos to­ davía clasificados del proyecto de re­ cuperación de OVNls que tiene la OSI (Oficina de Investigaciones Especia­ les) ?»

Las sorpresas de Huneeus, Pinotti y mías en la casa de Stone aún no ha­

-Sí..., si es posible-reaccionó Hu­ neeus. -<<Se trata de la operación Blue Fly,

« Fue al o del es acio exterior», ase uró a MAS

todavía hoy activa, y que empezó en 1947.»

ALLA el militar retirado Walter Haut, el último de los militares de Roswell ue en 1947 artici Ó -{jando a conocer la noticia- en el asunto del OVNI.

Nuestros ojosse abrieron al máximo simultáneamente. Mientras, Stone, de­ leitándose indudablemente con nues­ tra atención, explicó al detalle lo que sabía de Blue Fly y de las dos subsec­ ciones de este proyecto, denominadas Moondust y UFO. Según un documen­

58


ligencia Aérea (AISS) sería el encarga­ do de estas misiones de recuperación. espaciales que han regresado a la Tie­ En cambio, hoy día y según todos los rra, «la designación Moondust es usa­ indicios, la competencia de esas mi­ da en aquellos casos que incluyen el siones ha pasada al 7602 Grupo de In­ examen de un objeto espacial no pro­ teligencia Aérea. Sorprendente, ¿ver­ cedente de los Estados Unidos o de dad? to fechado el26 de Julio de 1973 titula­ do Guía para el tratamiento de objetos

origen desconocido». -(,Este documento -nos aclara

tación relacionada con Blue Fly,y Blue Fly no quieren que salga a la luz. Noso­ Stone, visiblemente excitado con el V ADEMAS ... HOMBRES DE tros encontramos ese proyecto por NEGRO . contenido- fue desclasificado en vir­

tud de la Ley de Libertad de Informa­ accidente, por pura suerte.» ción (FOIA) en 1982. Hoy, ese mismo Según los indicios recuperados por En otro documento desclasificado memorándum está clasificado como Stone, la operación Blue Flyfue puesta por la FOIA a Stone, del Departamento secreto. ¿Por qué? ¿Por qué lo consi­ en marcha para facilitar expediciones de las Fuerzas Aéreas, fechado el 13 deran hoy secreto? En Marzo de 1991, que recog ieran para la División de Tec­ de Noviembre de 1961, se citan tam­ el Departamento de Estado considera nología Extranjera (Fro) objetos -in­ bién los proyectos Moondust, Bluey Fly al documento clasificado y secreto, y cluyendo, por supuesto, OVNls- que y UFO, En el mismose asegura quees­ no lo facilita » tuvieran un especial interés para el te último proyecto está bajo la respon­ ""¿Qué cree usted que ha ocurri­ desarrollo de la industria bélica norte­ sabilidad de un escuadrón denomina­ do? americana. Estamos-conviene recor­ do 1127th». El documento cita literal­ -(,Está claro que no me lo facilitaron, dar al lector- en plena etapa de "gue­ mente: "El cuartel general de la USAF porque yo estaba pidiendo documen­ rra fría», y la recuperación de satélites, . ha establecido un programa para la in­ aviones, o cualquier tecnología de los vestigación de informes dignos de países del bloque comunista permitiría confianza de objetos voladores no identificados en los Estados Unidos. a los norteamericanos saber qué nivel tecnológico poseía e l enemigo. El AFR 200-2 (otro documento) describe 4602 Escuadrón del Servicio de la In te­ las responsabilidades de recogida de

urante toda una noche, el OVNI los cadáveres ermanecieron res uardados en el «Han ar 58» -no «18» como se había dicho- de la base aérea de Roswell. En el sillón, Walter Haut. último militar vivo de este

caso.

59


1127th»... Bien. La sorpresa me vino justo u nas horas antes de q ue abando­ nase definitivamente los Estados Uni­ dos, durante una extensa conversa­ ción que sostuve con William Moore en Los Angeles. Este, haciendo refe­ rencia a sus investigaciones sobre los impopulares «Hombres de Negro» -que, como muchos bien informados lectores sabrán, han aparecido a lo lar­ go de toda la historia de la ufología nor­ teamericana' secuestrando pruebas que podrían haber resultado definiti­ 'vas para verificar casos importantes de OVNls-, aseguró que un grupo deno­ minado <<1127th» era el que promovía todas esas misiones de ocultación do­ cumental, y su base de operaciones era Fort Bellaware. «En el curso de operaciones de ocultación de Inteligencia -me acla­ raría-, el Gobierno ocasionalmente ha necesitado de servicios muy especia­ les que podían /levarse a cabo sólo por personas muy preparadas, muyexper­ tas en entrar en edificios, obtener ile- . galmente documentos o cosas así. Y mucha de esa gente era reclutada en prisiones y lugares de máxima seguri­ dad, diciéndoles que su Gobierno les necesitaba Si trabajaban para él, les pagarían, les sacar/an de la prisión, tra­ bajarían una serie de años para e/los y les retirarían con una pensión y una

JOhn Keel cree que lo que cayó en Roswel/ fue en verdad un arma secreta japonesa que denomina balón Fugo. Sin embargo, Keel no cuenta con que la guerra con Japón terminó dos años antes del incidente del platillo. nueva identidad... Yel 7602nd -nom­ bre clave del escuadrón "1127th", se­ gún Moare! tieneconstantemente40ó

45 personas de esta clase siempre dis­ puestas. Son los "Hombres de Negro': Yparte de su coartada para la recogida de información OVNI es la utilización de ese espectáculo loco de los trajes, sombreros y gafas negras.» ¿EVIDENCIAS? ¿QUE EVIDENCIAS? Muylejos-quédudacabe-noses­ tá llevando el incidente de Roswell. Y lo haría aú n más si nos dejásemos llevar de los «chismes» que sobre él circulan aún por esa ciudad de Nuevo México. Uno de los más sorprendentes nos lo tropezamos en una pequeña tienda de souvenirs dedicada precisamente al OVNI siniestrado, donde un hombre

que rondaría los sesenta años se acer­ có a nuestro equipo, e identificándose como el hermano del que en 1947 era el único empleado de funeraria de la ciudad, nos confesó que durante aquellos días de Julio, personal de la base militar de Roswell había encarga­ do a éste icuatro féretros pequeños!... Justo cuando sacamos al unísono nuestras grabadoras, nuestro singular contertulio decidió no ampliar sus co­ mentarios. y es que, se quiera aceptar o no, es el tema de los pequeños cadáveres re­ cuperados junto al OVNI, lo que con­ vierte este incidente en uno de los más extraordinarios de la historia de la Ufo­ logía. A ellos alude el también pOlémi­ co memorándum Majestic-12, fecha­ do el18 de Noviembre de 1952, y diri­ gido por el almirante Roscoe Hillen­ koetter al recién elegido presidente Dwight Eisenhover. Se trata de un in-

A la izquierda, Gerald Anderson, testigo del accidente OVNI en los llanos de San Agustln. Abajo, documento en­ tregado a MAS ALLA por Clifford Stone que demuestra la existencia de los proyectos BLUE FL y YMOONDUST. A la derecha, Javier Sierra conversa con Sta10n Friedman. Abajo,William Moore, coautor de la obra ~EI incidente".

-~

60

-.~


forme preliminar de ocho páginas, en el que se informa al máximo dirigente norteamericano de la existencia de un grupo ultrasecreto denominado Ma­ iestic-12 (o MJ-12), que se creó en Septiembre de 1947, por orden del en­ tonces presidente HarryTruman, para investigar inicialmente los restos del OVNI recuperado por la base aérea de Roswell en Julio de ese año, y poste­ riormente los restos de otros incidentes similares en el sur de Estados Unidos.

El panel MJ-12 estaba compuesto por seis científicos y seis militares del más alto nivel, encargados de procesar to­ da esta información para beneficio del Gobierno norteamericano, y sus fun­

E, sargento retirado C/ifford Stone obtuvo a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA) decenas de documentos que aludían tangencialmente al asunto de los OVNls estrellados.

ciones dependían directamen te del presidente de la nación. . El documento, desde que fue recibi­ do en Diciembre de 1984 por J'a ime Shandera, tras ser remitido por un anónimo informante, ha estado rodea­ do de la polémica. Y máxime cuando en Julio de 1989, Wi,lliam Moore -co­ mo he apuntado antes, socio de inves­ tigaciones de Shandera, y uno de los más destacados investigadores del asunto Roswell- reconoció en un sim­ posium del Mutual UFO Network (MU­ FON) en Las Vegas que alguno de sus colaboradores y él habían estado parti­ cipando con miembros de los Servi­ cios de./nteligencia de la Fuerza Aérea (AFOSI) en la obtención de informa­ ción interna de lacomunidad ufológica y -lo que es peor- en la diseminación de desinformación. La duda, pues, asaltó a ufólogos y escépticos desde el primer momento: ¿Eran los documen ~ tos MJ-12 parte de esa desinforma­ ción? Moore estableció sus primeros con­ tactos con el agente de AFOSI Richard Dotyy con un oficial de rango superior que no identifica, y al que llama ccFal­ con», en 1982. A pesar de que durante mucho tiempo se pensó que Doty y «Falcon» eran la misma persona, Moo­ re lo desmintió categóricamente en la entrevista que sostuve con él. Además .insistió en que AFOSI no tuvo nunca nada que ver con MJ-12. «Fue "Falcon" quien se puso en contacto conmigo -recuerda Moore-, vino y me habló. Me dijo que si yo quería participar en su juego sería contactarlo más adelante, dándome instrucciones. Yo necesita­ ba decirles sí o no. Si decía sí, entonces me facilitarían más información. Si decía no, nunca más oiría nada de ellos... Fue Doty quien me contactó su­ cesivamente. ¿Qué podía perder? Podría, en cambio, aprender algo con ellos. Ypor eso dije sr, Y' se preparó una reunión para que conociese a Ooty personalmente. Cuando lo hice, me pareció claro que él era sólo un inter­ mediario, y que estaba en contacto con el hombre que originariamente .conocí. Asícomenzó nuestro trabajo.» Las p!'llabras de Moore invitan a la desconfianza. Un colaborador de AFOSI que además ha ayudado a di­ seminar desinformación, no se sabe nunca dequé parte está cuando habla. No obstante, y porencimadesus impli­ caciones gubernamentales (y.a pesar de asegurarnos que había cuatro .re­ conocidos ufólogos norteamericanos . más involucrados en tareas semejan­ tes a la suya), mantiene que el memo­ rándum MJ-12 es genuino. Similar postu ra es la adoptada por otros inves­ tigadores de Roswell, como Staton Friedman. «La Fundación para la In­ vestigación Ovni (FUFOR) me becó para que averiguase si los documen­ 61


Es

posible ---€speculan Stone y Friedman- que en Roswell en Julio de 194 7 se estrellasen dos naves extraterrestres en lugar de una como habitualmente se admite. tos eran genuinos o no -me confiesa Friedman-. Y he invertido bastante tiempo de investigación gracias a esta beca, y creo que todas las objeciones que vienen de escépticos como Phi­ llip KJass carecen de fundamento. Acabo de publicar un informe de 104 páginas sobre el memorándum MJ­ 12, yen él listo hasta 35 piezas de infor­ mación diferentes y no conocidas por nadie que verifican el documento».

Más adelante añadió: «no quiero decir que haya probado que los documen­ tos son genuinos. Eso es extremada­ mente difícil, porque nada prueba que sean verdad. Ade(;1ás, 'ma agencia gu­ bernamental poclría ,C,gberenviado esa desinformación. (,(;omprende? Así, lo que trato de dcr;ires que si mira las evi­ dencias, ningur,o de los argumentos fuertes contra MJ-12 provienen de una sola buena información».

y es que las luchas entre los escépti­ cos y los ufólogos en Estados Unidos sobre el memorándum MJ-12 son en­ carnizadas. Y es lógico. Está en juego el propio caso Roswell, pues si se de­ mostrase que el informe preliminar a Eisenhower es auténtico, se demos­ traría asimismo que los militares nor­ teamericanos tienen en su poder al menos los restos de una navealieníge­ na. No es-en ningún caso- un asunto a tomar en broma. ROSWELL FUE SOLO EL INICIO

y digo almenas porque nofaltan se­ sudos investigadoresquetratan dede­ mostrarqueel interésocultacionistade las Fuerzas Aéreas norteamericanas se extiende a más incidentes de este ti­


A la izquierda, abajo, fotos del presunto OVNI estrellado en 1983 en la URSS. Bajo estas Ifneas, Harry Truman y James Fo­ rrestal, implicados ambos en el memo­ rándum M.J.-12.

A,

parecer, a raíz del suceso de Roswell, las Fuerzas Aéreas Norteamericanas p usieron en marcha una operación destinada a la recogida de restos semejantes a los de Nuevo México en todo el mundo. La operación se bautizó con el nombre de Blue Fly uelo Azul.

po. Leo Stringfield ha dedicado más de veinte años de investigación a este asunto, y fruto de ellos son cuatro Sta­ tus Reports alucinantes, donde se re­ cogen testimonios y declaraoiones ju­ radas de testigos que -aun guardan­ do su anonimato-aseguran haber ac­ cedido a zonas militares restringidas -principalmente en la base de Wrigth Patterson-, donde se custodian estos discos. Fruto de estas declaraciones, Stringfield afirma tener noticias de die­ cisiete OVNls estrellados y recupera­ dos por los militares entre 1948 y 1954. Más osado es Salvador Freixedo, quien en 1989 publicó un inventario de 38 de estos incidentes. Y no faltan tam­ poco otros españoles, como Antonio Ribera, que ha recogido datos sobre este tipo de incidentes en todo el He­ misferio Norte. Más sorprendente resulta compro­ bar la continua aparición de noticias de esta clase en el seno de la comunidad ufológicainternacional. Durante el últi­ mo gran evento ufológico celebrado en Mayo de 1991 en Tucson (Arizona), el Primer Congreso Mundial sobre OV-

N/s, tres conferencias aportaron datos

inéditos sobre incidentes recientes de siniestros de No Identificados. Larry Fenwick de Canadá se refirió a un OV­ NI estrellado cerca de Carp (Ontario) en Noviembre de 1987, siendo su gru­ po de investigación -el Canadian UFO Research Network- informado por una carta anónima Su propia investi­ gación concluyó que, efectivamente, algo inusual cayó en Carp y atrajo la atención de las autoridades. Por su parte, el comisario de policía retirado Anthony Dodd, de Gran Bretaña, se refirió a la caída de un OVNI en el de­ sierto de Kalahari (Sudáfrica) en Mayo de 1989. La base documental de este caso la forman unos documentos atri­ buidos a la Fuerza Aérea Sudafricana, que informaron del hallazgo de un dis­ co plateado dentro de un cráter de 150 metros de diámetro, poco después de que los radares detectasen la entrada de este OVNI en ese espacio aéreo. Y, por último, el testimonio de Valery Uvarov, uno de los delegados soviéti­ cos invitados al congreso y director del Comité para la Investigación de Civili­

zaciones Extraterrestes de Leningra­ do. En el transcurso de su disertación mostró dos fotografías de lo que él creía una nave extraterrestre siniestra­ da, yque-finalmente-pudimosobte­ ner en exclusiva para MAS ALLA. Ni que decir tiene que, ante las tomas que publicamos, los ufólogos y expertos fo­ tográficos consultados se muestran muy escépticos, atribuyendo el origen de las mismas más a un artefacto es­ pacialo militar que a una nave extrate­ rrestre.Y máxime, al oír la historia de los labios del propio Uvarov: "Esta nave fue derribada porun misil el5 de Marzo de 1983porla noche. Una familia la en­ contró, y cuando estas fotograf(as lle­ garon a la ciudad, investigadores y mili­ tares comenzaron a buscar los restos. "Encontraron dos artefactos dentro deella-continúaexplicando-. Uno de ellos se movía, desconozco en qué sentido, sobre el suelo, usando como fuente de energía el viento. Era como un tanque, como un panzer. El otro pa­ recia ser parte del sistema de navega­ ción. Además, estaba tripulado por un piloto de cuatro metros de alto, que fue eyectadoautomáticamente fuera de la nave antes de su impacto?» Las fotos fueron tomadas cerca de la ciudad de Bladikavkaz, al norte de Georgia, en las estribaciones de la montaña Stolovaia.Y, aunque no fue­ ron aportados más datos al respecto, suponemos que en los próximos me­ ses la comunidad ufológica soviética facilitará más detalles sobre las investi­ gaciones en curso. Este es el legado de Roswell. Del de­ tallado -y mejor documentado- caso de un OVNI estrellado en Nuevo Méxi­ co hace cuarenta y cuatro años ha na­ cido toda una serie de casos OVNI. Sospecho que muchos de ellos no son sino intentos de desviar la atención de los investigadores respecto de casos más serios. De hecho, recuerdo ahora que mientras Clifford Stone nos con­ ducía -casi furtivamente-Ia noche del 5 de Mayo pasado dentro de las insta­ laciones militares de Roswell para ver el «Hangar 58»; nos explicó que en 1987 otro Objeto Volante No Identifica­ do fue recuperado por las Fuerzas Aé­ reas desta~ allí. El nuevo crash había tenido lugar en un bosque situa­ do a casi cien kilómetros de la base, donde -siempre según Stooo. gUlen además se negó a facilitarnos mas de­ talles sobre el suceso- varias unidá= des militares estuvieron persiguiendo a algunos de los ocupantes de la nave que habrían sobrevivido al impacto. El enigma de Roswell, definitiva-. mente, se renueva cual mito que se re­ siste desesperadamente a desapare­ cer. Sólo que, en este mito, los hechos documentados parecen probar la leyenda.

Javier SIERRA 63


EL MAGICO PODER DE LA MENTE. Dun· can MeColI 200 págs. P V.P.: StO ptas.

LAS VITAMINAS José Colastra. 358 pág P.V.P.: 1.500 pta

MUJER E· LES O DEIIOIIOS.

LA CONQUISTA DEL TEMPLO.J co­ bo Grlnberg Zyl. berbaum. 224 páte. P.V P.: 1.350 ptae.

LOS VALDEN E

UN LARGO CAMINO A MONT EGUR. Oetlvio Aeev8 ••

320 p6gl. P.V.P.: 1.e50pta..

In'P.VILee t.etO 288

LO IllAGICARtO El

ave

EL CONrACTO NL ~ 224 pA,.. P.V.P.I 1.300ptA

&11"'"

JUNO EL 0II01T1· CO' . . . .n .... lIer. 300 p'gl. P V.P : 1.590 ptA


LOS PUIILOI DIL .IITERIO. 101., 1IoftoompIgni, Ro­

b.rto Rlcol. 142

,6". P.V.P.I tao pIIIL

CONVIRIACIO­ MIl CON CARLOS CASTANEDA. ea... mln' Fort. 131 ,6... P.V.P.: tao

DOS ."ITROI

...

CHINOS. AIeUftti Davld·lliel. 3014 . . ,.v.p.: 1.150

peaL

NAZCA

AUN.A "NUEVA WlDA

ara

c.au. Jo Q. a....

LA

u,.

"IoPoIMIOptu.

'.' '.:110....

LA LOCURA DI EXIITIR. R....6ft C.rballo-Bellitno ...... ~M ..... P.,.,.:tII......

tJO pi,L P.V. 180......

DE lUDA YJESUS. SU SIGNIFICADO nIICIATICO. Ro A. C.JI 108 ,61L

".t'- 1 ea "IL

100,....

"u" .310.....

.ano.1IIIT....

LAS PARABOUI

MUTOS DE IEL­

yallO&. ...._

EL ANGEL DE FUE­ GO. V,I.rf Briueov. 400 ~

GUlA DE LA MEDITA­

CION TRASCEN· DENTE. Jacobo

P.V.P.:

1.I50pta

arlnberg. 72 pi9S

P. V. P.: 375 ptu.

Adquléralos en su librería o solicllelos directamente enviando este cupón T

Precio

TUL O

Unidades

Importe

TOTAL IMPORTE Nombre ............ ... ... . Domicilio Población

Teléf. Piso . Provincia

FORMA DE PAGO:

C. D.

e Remito cheQue a HEPTADA EDICIONES el San Isidro. 23, 3.° F. 28220 Majadahonda (MADRID) (+ 150 ptas. por gastos de envio) . .J Envio Giro Postal n.o. ................... a HEPTADA EDICIONES, S. A. (+ 150 ptas. por gastos de envio) .

'] Contra reembolso al reclbir o retirar los libros solicitados en Correos (+ 250 ptas. por gastos de envio) .


EBOcomenzar explicando que entiendo por revelación, un sis­ tema de trasvase selectivo de información hacia determinadas per­ sonas dotadas de facultades innatas para la percepción extrasensorial, des­ de lo que podríamos denominar ban­ cos de datos que operan en planos vi­ bratorios paralelos, coexistentes e in­ terpenetrados con nuestro entorno tri­ dimensional. Nos enfrentamos, pues, a un fenómeno complejo y multifacético, cuyas características fundamentales resumo a continuación.

CLAVES PARA UNA REVELACION ¿Qué característica presentan las "revelaciones»? En breve resumen, puede decirse que: • Se trata de un síndrome real yobjeti­ vo, generado por la actuación delibe­ rada de agentes externos al receptor. • Se constata su existencia desde tiempo inmemorial, y a su impulso se deben la mayor parte de los casos de fundación de religiones, sectas, órde­ nes monásticas y movimientos místi­ cos y esotéricos. La propia revelación postula que los descubrimientos científicos, las innovaciones tecnológi­ cas e incluso la producción artística se basan en el aporte de conocimientos especializados desde esferas de exis­ tencia inobservables. • Hay una evolución histórica de los mensajes, que amplían y profundizan sus contenidos con el paso del' tiempo. • Los contenidos revelados se refie­ ren a multitud de materias, aunque se detecta una constelación de pautas re­ petitivas: cosmogonías y teorías cos­ mológicas; descripción de la naturale­ za y funcionamiento del universo y leyes naturales; composición últimade la materia; concepciones teológicas; defi niciones de la deidad y atributos de los entes divinos y jerárquicos celes­ tes; psicología práctica sobre cómo evolucionar con el esfuerzo, la inteli­ gencia y la responsabilidad, así como infinidad de otras cuestiones relacio­ nadas, fundamentalmente, con el des­ arrollo y la historia del ser humano, en el que se centran estas entidades reve­ ladoras. • La revelación-además-, parece ser la fase final de una vasta y masiva estrategia a escala planetaria, cuyo ob­ jetivo pareciera ser dirigir la mentalidad popular y el futuro sistema de creen­ cias. Obedece, sin duda, a una meticu­ losa orquestación, merced a podero­ sos recursos técnicos y suprahuma­ nos... "Su» verdad -a mj juicio- está ma­ nipulada y, sobre todo, fragmentada, ya que ha sido transmitida parcialmen-

68

G racias a las revelaciones se han fundado religiones, sectas, órdenes monásticas y movimientos místicos y esotéricos. te en miríadas de grupúsculos desco­ nectados entre sí, por lo que, ¿cómo puede siquiera pretenderse llegar a un conocimiento total? • El patrimonio de documentos reve­ lados es inmenso. Centenares de mi­ les de páginas transcritas por decenas de millares de perceptores no vincula­ dos entre sí y distribuidos por todo el globo terráqueo, son acondicionados psicológicamente desde la infancia. Su misión -les dicen- es clara: "Infor­ mar al mundo». Al tiempo, son objeto de seguimiento implacable, desde la cuna a la tumba, por parte de sus men­ tores intangibles. Pero la revelación, todo hay que de­ cirlo, y muy por encima del retrato-ro­ bot que he esbozado, se muestra per se contradictoria. Por ejemplo, si un co­ municante dicta que la reencarnación es un hecho y que vivimos en un uni­ verso en expansión, otro asegura enfá­ ticamente que la vuelta a la vida es un mito y que la creación total se contrae. Son discrepancias irreconciliables que distorsionan gravemente la cohe­ rencia interna del corpus de la literatu­ ra revelada. Las causas de semejante ambivalencia estructural-aspecto és­ te de crucial relevancia- constituyen por ahora un misterio. Da la impresión de que es un ejército de " telegrafistas psíquicos», aislados, independientes y descoordinados entre sí, que no hace otra cosa más que mandarnos un alu ­ vión de mensajes impregnados de ideas personales, y -lo que es peor­ disfrazadas de "escrituras sagradas». Esta flagrante no-coincidencia a la que . hago mención, resta credibilidad a los comunicados porque se descalifican ellos mismos ante el stablishment científico con semejante festival de desacuerdos. No obstante, es cierto que la revela­ ción parece proceder de fuera del ser humano. Existen indicios, por tanto, de que las aseveraciones transmitidas in­ tegran un inexplicable sistema de información/desinformaci.ón, que pOdría poner en entredicho el propio nivel moral de muchosde losemisores de estos mensajes. Si a ello añadimos la caótica meto­ dología exposil<iva de estas revelacio­ nes, provengan de espíritus, ángeles o extraterrestres, el asunto se complica extraordinariamente. Salta a la vista que se inculcan a propósito concep­ cionesincompletas, salpicadas con in­ coherentes toques de absurdo, y con

una semántica nebulosa que escamo­ tea aspectos esenciales para una comprensión racional de los textos. Nunca se les entiende del todo. Estamos, por otra parte, ante una ac­ tividad incomprobable. No sabemos cómo verificar si un determinado suje­ to nos está confiando exactamente lo que se ~ e dicta desde otros estratos de la realidad, o si -por contra- es presa de delirios alucinatorios o de sus pro­ pias fantasías. La carencia de pruebas concluyentes deja entonces a los eventos revela torios al margen del mé­ todo científico, que necesita eviden­ cias incontestables. Además, estos protagonistas de la revelación suelen ser -aunque no es así siempre- de modesta extracción socio-cultural, llegando en ocasiones a ostentar serios fallos humanos que los desacreditan -a ellos mismos y a lo

que revelan- ante quienes les obser­ van como creyentes, investigadores o público en general.

¿ES UTIL LA REVELACION? Con respecto a la genuina identidad de los portavoces incorpóreos (o va­ gamente manifestados), no me atrevo a partir lanzas por nadie. Ni soy quién para quitar o poner monarcas revela­ dores. En la I'ista que el lector encontra­ rá unas líneas más abajo, me he limita­ do a reproducir los nombres con los que ellos se identifican; por tanto, si co­ rresponden o no a su verdadera identi­ dad, allá ellos con su conciencia. La revelación, empero, es aprove­ chable. Pese a todos los inconvenien­ tes que ya he detallado, y mal que les pese a las prepotentes luminarias de la


Ciencia oficial, se trata de la única fuen­ te disponible de descripciones del fragmento de realidad universal ina­ prensible para nuestros insuficientes cinco sentidos corporales. Pero por la cuenta que nos trae a los exploradores de la verdad, no debemos dejarnos engañar por las apariencias de los descubridores profesionales de teso­ sos parafísicos, armados de detector de metales y a la búsqueda, no ya del tiempo perdido, que nunca fue tal, sino del «oro de los dioses» escondido en la mitología revelatoria. Para los verdaderos buscadores, me referiré a continuación -y por falta de espacio- sólo a aquellos textos re­ velados que tienen relación con extra­ terrestres (bien sea porque se habla de ellos, o porque son ellos los que los d ic­ taran), atendiendo al monográfico de esta publicación. Desde el siglo XVII, estos textos han ocupado una buena parte de los materiales recibidos de es­ tas fuentes no visibles, constituyendo el grueso de un enigma que nos sobre­ pasa. Un enigma del que la mayoría de las personas en el mundo ni siquiera había oído hablar. Estos son los textos más llamativos:

1765. Se da a conocer Viajes de mi­ lord Ceton a siete planetas, en siete vo­ lúmenes impresos en París. .. * * * ..

1856. Hippolyte León Rivail, más conocido como Allan Kardec, da a la luz en París El libro de los espíritus, se­ guido por otros títulos que impulsarían el movimiento Espiritualista, sustenta­ do en las hipótesis de las experiencias post mortem en el plano astral, la reen­ carnación y la ley del karma. Y casi por las mismas fechas Andrew Jackson Davis produjo en Bastan Revelación fi­ losófica del universo natural, espiritual y celestial (466 pp.), la Muerte y la su­ pervivencia, Vistas de nuestra mansión en los cielos, Centros de vida solares y astrales, La belleza y gloria de los pla­ netas y Habitantes de los planetas ex­ teriores, seguidos de otros veintitantos voluminosos tratados sobre el más allá yla vida extraterrena. * * .. * *

1859. John Wroe lanza las 656 pá­ ginas del primer volumen de Descen­ so del espiritu de Dios como adverten­ cia a la humanidad. Divinas comunica­ ciones reveladas. •****

1877. Se publica, por autor anóni­ mo, Loma, ciudadano de Venus. * * ** * 1878. Sir Humphry Davy pone a dis­ posición de los londinenses Los últi­ mos días de un filósofo y Viaje a otros planetas, revelado por «Genius». *****

1728. Murtag McDermot lleva a la imprenta en Londres Un viaje a la Luna.

1880. Henry A. Gaston hace públi­ co en San Francisco El planeta Marte revelado. Siete días en los mundos es­ pirituales.

1743. Al súbdito sueco Emanuel Swedenborg (1688-1772) le sobre­ vienen sus tempranas visiones y sue­ ños revelatorios, que darían un abun­ dante fruto, como Revelaciones sobre otros planetas (5 volúmenes), Otras tierras de nuestro sistema solar, Los habitantes de Mercurio, Marte, Venus, Júpiter, Saturno y la Luna, Secretos Ce­ lestiales (12 tomos, 7.000 pági nas), Cielo e infierno y El Apocalipsis, desve­ lado (6 libros, 3.600 páginas).

1881 Y1882. Durante cincuentase­ manas, en sesiones de media hora diaria, un ángel transmitió al dentista neoyorquino John Ballou New­ brough las 890 páginas de Oahspe, insólita biblia americana plagada de nombres extravagantes, que recoge numerosos conceptos científicos, la historia y estructura del universo, los mundos «etéricos» y «atmosféricos», las astronaves espaciales y la historia de los últimos 73.000 años.

*****

as revelaciones parecen una masiva operación planetaria destinada al control de las creencias de la gente.

1884 a 1886. Phylos el Tibetano y un grupo de jerarquías de la llamada «Comunidad Teo-Crística de Lemu­ ria», que operan en recintos subterrá­ neos de las entradas del Monte Shasta, al norte de California, dictaron al joven Frederick Spencer Oliver Vida en dos planetas, atractiva novela histórica con las aventuras desu protagonista, «Rex­ dahl», a lo largo de sus 22 encarnacio­ nes en la Atlántida, el planeta Venus y el enclave bajo el Shasta . *****

1885. La capital británica disfrutó la primicia del reverendo S.S. Lach­ Szyrma, Alerial, viaje a otros mundos. ** *** 1891. Vida y trabajo en la esfera es­ piritual. Descripción de lugares y con­ diciones de vida en otros mundos, con 430 páginas, se presentó en las libre­ rías por Miss M.T. Shelhamer. *****

1893. El señor y la señora Smead procesan psíquicamente Comunica­ ciones con seres del planeta Marte. El lenguaje y alfabetos marcianos. *****

1894 Y1895. La sensitiva Kathérine Elyse Müller «<Héléne Smith») psico­ grafió el contenido de las 446 páginas que el profesor Théodore Flourney editó en 1900 bajo el título De la India a Marte. Mi viaje a este planeta. ** ** 1903. Sara Weiss edita en Nueva York Mis viajes al planeta Marte (548 pp.), al que seguiría, en 1906, Roman­ ce de Marte. 11

*****

1911. Un médium de Chicago, cuya identidad no ha trascendido, comienza a verbal izar en estado de trance lo que le cuentan seres de otros mundos, re­ cepciones que al parecer se mantuvie­ ron como mínimo hasta 1934, aunque no se publicaron hasta 1955, con el hombre de The Urantia Book, un kilo novecientos gramos de papel con 1.600.000 palabras y 2.097 páginas, sin una sola errata de imprenta, sin nin­ guna duda la revelación más original del siglo, por cuanto no se parece a ninguna otra ni en sus postulados, esti­ lo ni terminología. Saturado de voca­ blos impronunciables y de nuevo cu­ ño, y redactado en un raro inglés arcai­ zantey latinizadoquetiene pocodean­ glosajón (¿un idioma «intemporal».pa­ ra que sea comprendido por los lecto­ res de siglos venideros?), esta masiva entrega de letra impresa, cuya lectura puede llevar ocho meses, se dice dic­ tada por una ristra de ejecutivos arcan­ gélicos, y se refiere a tantas materias que un índice desglosado por temas, elaborado por Clyde Bedell (The Con­ cordex), cuenta con 504 hojas y

69


1

110.000 epígrafes, aunque daremos una idea general de lo que se trata: Na­ turaleza, jerarquía, funciones y locali­ zación de los entes divinos y subdivi­ nos; la «Isla Eterna del Paraíso» y el «Universo Central de Havona»; los siete «Superuniversos» y los anillos de gala­ xias del universo exterior; el «Ser Su­ premo», deidad evolutiva, divisiones geográficas y administrativas del cos­ mos; otros «niveles de realidad»; pla­ netas habitados, mundos «morontia­ les» y «esferas de luz y vida» ; «segunda muerte», aniquilación del ser y extin­ ción absoluta de la identidad indivi­ dual, para los que eligen vulvenar in­ definidamente las leyes naturales; energía, gravedad y materia; los cien «ultimatones» que integran un elec­ trón; entidades que administran y con­ trolan el universo; desarrollo de las reli­ giones; la verdad, el bien, el mal y la ini­ quidad; diferentes energías y «mate­ rias»; modalidades de «espacio»; la «respiración» del espacio cósmico; la rebelión de Lucifer; cosmogonía uni­ versal; historia de la Tierra; y vida y en­ señanzas de Jesús (774 páginas). An­ tonio Moya Cerpa, heroico urantioó­ lago que se ha peinado varias veces el mamotreto, da fe de que la densidad conceptual del texto es de tal calibre que la única manera de entenderlo es corriendo con el mayor sosiego una regla línea a línea, tras reflexionar sobre el significado de cada renglón. El libro de Urantia, que niega el plano astral, la reencarnación y el karma, parece im­ portado literalmente de otro planeta, ya que sus concepciones difieren de to­ dos los movimientos filosóficos y eso­ téricos que en este mundo han sido. Y recordemos que para enjuiciar el Urantia hay q ue leerlo de pasta a pasta, aventuraquedeja unalluella, como las reses marcadas a fuego. Un Urantia en castellano estará en el mercado hacia 1992-93.

1920. Eros Urides publica El plane­ ta Marte y sus habitantes. *****

1929. Quisfing oferta en EE.UU. Los habitantes de mundos exteriores y su influjo en nuestra filosofía de la vida. 1933. Phoebe Marie Holmes anuncia Mi visita al Sol, que se lee co­ mo un libro policiaco, incluido el sus­ pense de su incursión en el astro-rey, luminoso pero no ardiente. ** * ** 1936. El doctor Howard J. Zitko, ed itor de Vida en dos planetas, de Phy­ los el Tibetano, crea los 14 fascículos de La concepción teo-cnstica de Le­ muria. ***** 1943. Un muchacho británico vícti-

70

C

entenares de miles de páginas transcritas por

decenas de millares de receptores, acondicionados psicológicamente desde su infancia, son las piezas principales del entramado re vela cionista. ma de la segunda guerra mundial ilus­ traasu madre sobre sus excursiones a Marte y a la estrella Sirio, amén de va­ riadas experiencias en el astral, en Car­ tas de Christopher, pequeño cuader­ no y gran obra maestra de la metafísi­ ca. *** **

1948. Marjorie H. Nicholson exhi­ be en Nueva York las 297 páginas de sus Viajes a la Luna. ** ** * 1949. El medium brasileño Hercilio Maes recibe de «Ramati s» Mensajes del astral, aportación crucial para en­ tender las causas de la entropía moral que infecta a la sociedad postindus­ trial, y una de las piezas más significati­ vas de la literatura espiritualista. El tán­ dem Ramatis/Maes ha procesado una docena larga de importantes estu­ dios: La vida en el planeta Marte, Fisio­ logía del alma, Sobrevivencia del espí­ ritu, La vida más allá de la sepultura, etc., en una fértil simbiosis que ha durado dos décadas. *****

Hacia 1950. Adelaide J. Brown, comandada por «El Regente de un planeta cercano a la Tierra», ofrece Las naves del espacio y su relación con la Tierra, comunicados de los responsa­ bles máximos de los planetas de nues­ tro sistema solar, dignos de ser estu­ diados. * * * * ..

1952 en adelante. Surge en todo su heterodoxo esplendor la horda de «contactados» que se desgañitaban ante un mundo atónitoy escéptico ase­ gurando que recibían mensajes de los tripulantes de platillos volantes. No po­ demos ocu parnos de ellos en este bre­ ve artículo, como merecerían, los Adamski, Bethurum, Angelucci, Nel­ son, Menger, Ferguson, Derember­ ger, Schmidt, Mitchell, Aho, G. Hunt Williamson, Villanueva Medina, Van Tassel, Fry, Lee, Allingham, Adkins, Ald, Anderson, Bartsch, Beckley, Sender, Brom, Colson, Crabb, Cran­ dall, Dickhoff, Doreal, Dutta, Howard B. King, Michael, Rowe, Magocsy y otros muchos. *****

1952. El brasileño Dino Kraspedon

conversa con un extraño personaje que lo ilustra sobre la naturaleza y constitución de la energía, materia, es­ pacio y gravedad, lo que vemos extrac­ tado en Mi contacto con los platillos volantes, una «summa» de revelacio­ nes científicas que dejaría estupefacto a más de un físico teórico, y que en su página42 incluye una fantástica defini­ ción racionalista de Dios.

1954. Ernest L. Norman y su espo­ sa, Ruth Norman, animadores de la fundación «Unarius Academy of Science», en El Cajón, California, estre­ nan comunicados de carácter científi­ co-espiritual originados en un colecti­ vo de «arcángeles», que continúan 37 años después, período en el que se han fabricado 125 libros con más de 38.000 páginas, algunos de los cuales se titulan así: Historia del universo (3 volúmenes, 1.350 pp.), Física interdi­ mensional (La mente y el universo) (475 pp.), El concepto infinito de la creación cósmica (500 pp.), Contacto infinito, Comunicaciones desde el es­ pació exterior (482 pp.), Habla Nikola Tesla (15 tomos, 5.133 pp.), YVoces del planeta Venus. '* * * * * 1955. Ashtar Sheran dicta a Ethyl P. HiII, En tiempos venideros. A partir de 1955. El caballero británi­ co George King, fundador de la «Aet­ herius Society» y trasladado a los Esta­ dos Unidos, se in icia en la interacción con ultraevoluc lonados, recibiendo más de 600 transmisio nes cósmicas, lo q ue ha orig inado 65 casetes y 27 títu­ los al estilo de Mi contacto con la gran fraternidad blanca, Sabiduría de otros planetas y Las nueve libertades. * * * '* * 1956. Dorothy Thomas edita en Los Angeles La vida en Marte y Venus según los grandes místicos. ***** 1957 a 1970. Michael X. Barton (<<Michael X,,) escribe Revelaciones de los platillos volantes, La magia de las aeronaves etéricas, Hablan los maes­ tros del espacio, y otros diez títulos. ***** 1958 a 1974. Pauline Sharpe (<<Na­ da-Yolanda,,) crea en Miami el «Mark­ Age Meta Center», editora de unos 65 títulos : Visitantes de otros planetas (334 pp.) , Hombres y ángeles, Libro del


conoc¡jniento, Enseñanzas cósmicas (5 volúmenes), Plan de la alta jerarquía para nuestro planeta y sistema solar (5 tomos) , En la cuarta dimensión (7 volú­ menes), Vida en nuestro sistema solar, Conciencia cristica, La transmutación (3 partes), etc.

Rueckert editan a duras penas un hu­ milde manuscrito de 103 páginas que bajo el inofensivo título de Secreto de los OVN/S pasa desapercibido, como suele ocurrir con tantas obras maes­ tras. Se trata de una sabia antología de comunicaciones a "contactados» nor­ teamericanos, que conociendo sus 1960. Ralph M. Holland (<<RolfTe­ sof(a de la vida y siete libros más. Sixto claves y sabiendo desC'ifrarlas nos Paz Wells contacta en Perú con habi­ la no») nos tramite sus 93 páginas de aportan las respuestas más hondas y tantes de Ganímedes «<Morle»), Apu, Habla una mujer del espacio, algo a te­ coherentes a las clásicas preg u ntas de Il a ufología: ,,¿Quiénes son?», ,,¿De Orión y Cal ixto, que le instan a estructu­ ner en cuenta por los contactólogos. dónde vienen?», ,,¿Qué se propo­ rar la "Misión Rama», movimiento mul­ ***** nen?», y ,,¿Por qué no enta'blan un con­ titudinario en los años setenta con filia­ 11963 a 1981. La doctora E. Blanche les en Europa, que predica el nuevo tacto abierto?». Que nos perdonen los Pritchett, en su reducto de Arlington evangelio de "Oxalc» y compañeros encumbrados Pontifex del gremio, pe­ (Estado de Washington), elabora al revelatorios, contenido en un ejemplar ro éste es "El Quijote» de las novelas de dictado unos 53 insólitos fascículos de caballería ufológ,icas, y un refulgente mimeografiado que sólo conocen sus pastas rosadas, de lo más granado y p aradigma incluso en los campos tan adeptos y se refiere a " E'I Profundo», la sui generis en la cosecha contactológi­ trillados de la metafísica y del espíritu. Confederación Galáct'ica y las "Xen­ ca. He aquí algunos títulos: TranscnjJ­ Carla Rueckert pub licaría más ade­ dras» o puertas dimensionales a otros ciones de mister 44 (tomadas de lo lante su tetralogía. mundos. que un caballero dimensional narró por teléfono, en Julio de 1965, en el ***** ***** Hacia 1975. En la idilica Suiza, 1982. Thelma B. Terrell (<<Tuella») programa de rad io «Herb Jepko Eduard «Billy» Meier capta instantá­ manda imprimir Proyecto "Evacua ­ Show», impartido en Salt Lake City), en ción mundial» a sugerencia del «Ash­ neas escandalosamente convincen­ las que se informa de la génesis y naci­ tar Command» (180 pp.), Mensaje al tes de las astronaves oriundas del cú­ miento del espíritu y la conciencia), La mundo para la próxima década y Ash­ mulo estelar de las Pléyades, coman ­ explosión en la galaxia M-82, Japha­ tar: un tributop (1985) . lein, astronave de la galaxia Vía Láctea, dadas por "SemJase», del género fe­ menino, que en un dilatado período de Cristología, etc. *** ** 1986. Valerie Bonwick y Jonathan varios años lo ha estado instruyendo acerca de la filosofía del cosmos, que Bigras nos regalan Los dioses mari­ De 1965 a 1991. Una treintena de Wendelle C. Stevens se ha encarga­ nos de la Atlántida. Biografia de otra ciudadanos españoles son víctimas estirpe humana (381 pp.), informe so­ do de airear en Tucson, en dos resú­ de una exótica revelación postal en to­ menes que totalizan 789 páginas, bre una civilización anfibia altamente da regla, por cuanto han estado reci­ desarrollada que coexiste con la te­ Mensajes de las Pléyades. biendo por correo estrafalarias misivas rrestre en ci udadades acond icionadas anónimas, y llamadas telefónicas y baJO la superficie del océano, y fastuo­ 1976. Un grupúsculo extraterrestre competentes informes científicos en sa fábula hidroufológica que deberían un raro lenguaje e inimitable estilo lite­ transporta a Joseph Whitfield a una conocer los que no se asombran de rario, una parte de las cuales se refun­ urbe alienígena de varios kilómetros nada. Hay otra segunda parte que la de diámetro entrerrada en un valle de dió en Madrid en 1981 en 5 libros que continúa. totalizan 992 páginas, bajo la denomi­ la Amazonia, y le imprime por un me­ canismo psíquico el conten ido de La nación de Escritos de Ummo, siendo eterna búsqueda (1983) YEl Tesoro de "Ummo» un pretendido planeta perdi­ INCOGNITAS ANTE LAS do en el espacio a 14 años-luz de dis­ El Dorado (1986) , dos jugosas síntesis de la más coherente ufo-ficción. REVELACIONES tancia. Nadie sabe quién ha escrito es­ ta maleta de folios xerocopiados, ni pa­ 1977. Un buen año revelatorio. El y termino aquí, cuando me quedan ra qué. El autor del presente artículo ha hombre de negocios cinematográfi­ en el tintero una pléyade de libros reve­ sido asaltado por la extravagante idea cos de California, CharlesA. Silva, co­ lados con méritos suficientes como de componer una lista de documentos noce en un pueblo de las montañas para iluminar esta precipitada lista de " ummitas» conocidos y bibliografía peruanas a "Rama» (encarnación del telegrafías transdimensionales de pre­ sobre los mismos (el Catálogo Docu­ avatar " Ramatis»), una diminuta y her­ tendido origen extraterrestre. El lector mentaldelCnjJtogrupo UMMo, queva tal vez se sienta abrumado por la in­ mosa ufonautacon laque establece un ya por su página 400 y recoge 1.800 apasionado romance cuajado de re­ creíble magnitud del océano revelato­ referencias. velaciones cosmosféricas, que pode­ rio que inunda al mundo, pero es bue­ ***** 1974. Un grupo de entidades que mos conocer en su chispeante mela­ no que recuerde que tras esos textos responden al nombre de The Ever­ d rama autobiog ráfico Cita con los dio­ hay miles que hacen referencia a otras greens redacta a través del canadien­ ses. materias más etéricas, si cabe. ¿Asisti­ En Louisville (Kentucky) la pareja de se Michael Blake Read Visitantes del mos (inocentes, impotentes) a una gi­ tiempo y el espacio, El nazareno, Filoinvestigadores' Don Elkins y Carla gantesca operación de manipulación mental y lavado de cerebros...? Porque si quedamos en que la revelación en­ gaña y enseña, aprendamos por lo menos a discernir entre el !nigo y la ci­ revelación es la "única" fuente diseonible

zaña ; metabalicemos lo primero y de­ para conocer aquellas cosas a las que no llegan jemos el resto a los cuervos.

La

nuestros limitados sentidos.

Ignacio DARNAUDE

71


aseguraban que, más allá de haber si­ do testigos de la aparición de un OVNI habían llegado a establecer relaciones cordiales con los tripulantes de los en­ tonces llamados «platillos volantes». Las afirmaciones de algunos de estos personajes acabaron por convertirse, más tarde o más temprano, en dog­ mas de fe, y se constituyeron verdade­ ras fundaciones e iglesias con el único propósito de preservar y divulgar las enseñanzas que un hombre o grupo de ellos habían recibido de nuestros recién conocidos veci nos del Cosmos.

LA SOCIEDAD AETHERIUS No pensaba encontrarme algo así. Cuando indiqué al taxista los datos de mi punto de destino, sabía que mi tra­ bajo iba a conducirme aquella maña­ na de Mayo a las inmediaciones del célebre Hollywood Boulevard de Los Angeles. Pero ignoraba que tropezar­ se con la sede de la Aetherius Society fuese algo así como encontrarse de nuevo en los años cincuenta: contac­ tos con marcianos, venusinos o satur­ ninos, fotos y dibujos de platillos volan­ tesen el más puro estilo «a da mskian o» y hasta una especie de capilla diseña­ da para los sermones de Su Eminencia Sir George King, indicaban clara­ mente que -a diferencia de muchas otras organizaciones contactistas alre­ dedor del mundo- los seguidores de King seguían anclados en sus creen­ cias originales.

y es que resulta altamente significa­ tivo comprobar cómo desde que en los años 60 y 70 los vuelos espaciales co­ menzaran a obtener desconsoladores datos sobre la inhabitabilidad de los planetas de nuestro sistema solar, los contactados han ido relegando -y hasta corrigiendo-el origen de sus vi­ sitantes extraterrestres, de planetas de nuestro sistema solar a estrellas más o menos lejanas de aquí. No es ese, como digo, el caso de la Aetherius Society fundada en Gran Bretaña en Agosto de 1955 con el pro­ pósito de ayudar a la Humanidad a evol ucionar y a prepararse para un fu­ turo y más abierto contacto con nues­ tros cercanos visitantes. «Todo empe­ zóenMayode 1954-comienzaarela­ tarme AJan Moseley, directorde la So­ ciedad en EE.UU.-, cuando Su Emi­ nencia Sir George King escuchó en su piso de Londres una voz física, que pOdía ser escuchada por cualquiera, y que le dijo: "Prepárate, vas a ser el por­ tavoz del Parlamento Interplanetario': .. Este hombre fue el primero en ser usa­ do como un canal de información por los Maestros Cósmicos, siendo prepa­ radodurante años mediante la prácti­ ca del yoga para recibir información que le es transmitida en forma de im­ pulsos mentales, y como él es inglés, traduce esos impulsos a su lengua na­ tal. A esos mensajes los denomina­ mos en la Sociedad transmisiones cósmicas, que son siempre y única­ mente recibidas porSu Eminencia, ha-

A la izqda, fo­ tograffa de George Adam­ skí. A la dcha. , dibujo alegóri­ co de los venu­ sinos con los que afirmaba contactar. En la página si­ guiente arriba, platillo volante elaborado se­ gún las especi­ ficaciones de George King. Abajo, miem­ bros de la Aet­ herlus Society en una de sus sesiones de oración en la cima de una montaña

74

biéndose recibido hasta hoy unas seiscientas.» Bastaron esas pocas palabras de Moseley para centrarme a la perfec­ ción en la clase de ambiente en el que me había introducido. Sin entrar en po­ lémicas sobre la autenticidad o no de las transmisiones cósmicas de King, lo cierto es que la parafernalia que rodea a este grupo de contactos, uno de los más antiguos e importantes del mun­ do, resulta -cuando menos- chocan­ te. De hecho, m ientras estuve esperan­ do la llegada del «reverendo» Moseley' -así lo llaman allí- para nuestra entre­ vista, tuve la ocasión de curiosear en su templo y descubrir toda una pared cu­ bierta de diplomas y menciones ho­ noríficas suficientemente explícitas por sí mismas. «La Academia de Ciencias Espaciales Aplicadas ha otorgado los siguientes premios a la Aetheirus So­ ciety. Leemos en uno de los cuadros más vistosos: • Premio apreciado de Júpiter por ayudaren el desarrollo de la operación Sunbeam (rayo de sol) -idéntico pre­ mio, pero procedente de Saturno, pOdía encontrarse junto al jupiteriano. • Premio especial Satélite N.o 3 por los méritos y compasión desarrollados para la ayuda de la Humanidad en la operación Sunbeam. • Premio especial Sector 6 de Mar­ te, porayudar al desarrollo de la opera­ ción Prayer Power (poder de la ora­ ción). • Premio galáctico de reconoci­ miento, con dos estrellas de diamante,


a la Aetherius Society por la ayuda al desarrollo de ciertas misiones.»

CULTOS A EXTRATERRESTRES Mi curiosidad se incrementaba por momentos. Fotos de George Ki ng, ves­ tido con hábitos eclesiales y sosten ien­ do un báculo en su mano izquierda, aparecían prácticamente en cualquier rincón del templo y de las oficinas de la Sociedad. Hacían pensar, sin duda, que la Aetherius Societyhabía pasado de ser un movimiento contactista a constituirse en una nueva Iglesia. Y, tal ycomosospechaba,asíloavalasu ins­ cripción en el registro de organizacio­ nes religiosas de los EE.UU. en No­ viembre de 1960, la idiosincrasia de esta neo-iglesia es una espec ie de sin­ cretismo entre las teorías sobre la plu­ ralidad de los mundos habitados de­

fendidas desde 1952 por contactados como George Adam ski , Howard Menger o el propio King, y las creen­ cias y ritos religiosos de la Iglesia Cató­ lica (por poner sólo un ejemplo, los do­ mingos por la mañana en su templo de Los Angeles, en Afton Place, celebran lo que conocen por «Servicio Divino», una especie de remedo de la misa do­ minical católica). A ello añaden, ade­ más, lo que denominan «curaciones espirituales», que no son otra cosa que pases magnéticos sobre individuos que sufren todo tipo de dolencias, esta­ bleciendo toda una sección de la so­

ciedad dedicada a la curación. Aspec­ to este que se encuentra también en otros grupos internacionales de con­ tactados, como la Misión RAMA (hoy llamada Misión Humanidad). Esta constante de la dimensión curativa de los contactados es un punto más de conexión, que demuestra el vínculo que existe entre las facultades innatas del individuo --en este caso curativas­ y el fenómeno OVNI, que actúa como potenciador o despertador de algunas de estas facetas ignoradas hasta ese momento por los protagonistas del contacto. Noesdifícil descubrir que uno de los ejes en los que se basa la Sociedad de King es laoración.Aella han consagra­ do «operaciones» de nombres tan ga­ lácticos como Sunbeam o Prayer Po­ wer, cuya meta última es la.de salvar al planeta de su tendencia involucionista. Estos programas, orquestados por los extraterrestres-venusinos fundamen­ talmente--ydirigidos por George King, mantienen bien ocupado el tiempo de Ilos fieles. «La gente de la Sociedad re­ za, concentrándose en el sentimiento del amor -reconoce Moseley durante nuestra charla-. Con ello se obtiene una enrg(a de máxima calidad, que puede guardarse en un contenedor f(sico que llamamos "baterfa". Hasta 1.200 horas de oraciones podemos al­ macenar en estas baterfas. Luego, las colocamos en una máquina que lla­ mamos "radiador de energia espiri­ tual" y en una sola hora lanzamos al mundo esa energ(a concentrada, para ayudar al planeta a eliminar su karma negativo.» -Así, ¿ustedes pueden almace­ nar esa energía? -«Sí. Pero el modo en cómo está he­ cha la batería y cómo funciona perma­ nece en secreto, para evitar que nadie las construya con fines malévolos. Son los extraterrestres los responsables de que nosotros tengamos esa tecno­ logía.» --(.y tienen alguna otra «eviden­ cia» que pruebe que sus contactos son reales? - «La Aetherius Societyes una orga­ nización en contacto con platillos vo­ lantes, que ha probado sus contactos una y otra vez -me dice en un tono un tanto hierático-o En 1958 ya sabíamos que había habido explosiones atómi­ cas en la región soviética de Siberia. Y esta información fue dada por las Intel i­ gencias Cósm icas a través de Su Emi­ nencia. En ese tiempo, como sabe, los rusos no habían revelado nada al res­ pecto, y la gente creyó ridículas nues­ tras afirmaciones. Veinte años des­ pués, un científico disidente ruso, lla­ mado Melvediev, escapóydijoque en 1958 habían tenido un accidente ató­ mico en Rusia. En suma, corroboró nuestras afirmaciones.»

75


A la Izqda., sacerdote de la Aethe/fus SOClety en su sede londinense. Abajo, fachada del templo de la sociedad de Afton Place donde cada domingo se celebran misas.

La utilidad de las oraciones de los miembros de esta curiosa sociedad se multiplica si se efectúan sobre cual­ quiera de lasdiecinueve montañassa­

gradas (por haber sido elegidas por los

extraterrestres y «cargadas» energéti­

camente porGeorge King entre 1958y

1961) que pueden encontrarse en

Gran Bretaña, EE.UU., Australia, Nueva

Zelanda, Suiza, Francia o Tanzania. Y

multiplica todavía más su acción (por

3.000, según aseguran), si se reza en

los períodos de tiempo en que una gi­

gantesca nave espacial de varios 'kiló­

metros de largo conocida como Satéli­ te N° 3 permanece en órbita alrededor

de la Tierra. La nave, que es indetecta­

ble gracias a una especie de cortina

anti-radar, es localizada por King gra­

cias a las transmisiones cósmicas que

recibe periódicamente.

VENUSINOS ENTRE NOSOTROS

En

1958, la Aetherius Society sabía que los rusos habían estado utilizando energía atómica, cosa que sólo pudo confirmarse veinte años después gracias a filtraciones políticas. 76

Todavía hoy se pueden oír fantásN­ cas historias relatadas por contacta­ dos, especialmerlte en territorio ameri­ cano, donde la fiebre por los venusinos emerge de nuevo, casi como una parte integrante más de la moda al esti'la de los años cincuenta que resurge en to­ do el mundo. Coches, vestidos, peina­ dos, música y... platillos volantes son parte de ese paisaje nostálgico que se revive hoy - por increíble que pueda parecernos- en todas sus dimensio­ nes. Buena prueba de ello la tuve en el úl­ timo gran congreso internacional' so­ bre OVNls, celebrado en Tucson (Ari­ zona) a primeros del pasado mes de Mayo. Tras un buen número de confe­ rencias pronunciadas por investiga­ dorsde catorce paísesdetodoel mun­ do, Wendelle C. Stevens, coa rd inadar de este evento, quiso despedir glorio­ samente el acto con el discurso de ... iuna venusina! La alienígena de ma­ rras se presentó como Omnec Onec, nacida en la región ven usi na de Teuto­


do Charles Bowen, quien fuera editor de la mítica revista ufológica británica

FliyingSaucer Review. Bajo estas Ifneas, Alan Mose/ey, representan re de la Aetherius Society en EE. Uu. frente a' la sede que la Sociedad tiene en LoS' Angeles.

Además existen razones sociológi­ cas e históricas que ayudan a com­ prender mejor el por qué de estos rela­ tos casi surrealistas. Todo tiene su ori­ gen, como vengo sugiriendo, en la dé­ cadade los cincuenta, y más concreta­ mente en el caso de George Adamski,

grafía que de Adamski realizaron Thi-­ moty Good y la ex secretaria del con­ tactado, Lou Zinsstag, botones, re­ cepcionistas y otros trabajadores del Krafft vieron cómo todas las mañanas, a primerísima hora, dos individuosele-' gantemente vestidos acudían a 'l a ha­ bitación de Adamski, con el que per­ manecían unos minutos ... Nadie, al menos, pudo acusar al contactado de mentiroso cuando afirmó que era visi­ tado todos los días. Pero, ¿por venusi­ nos? Con el tiempo, los contactos cam­ biaron. A los relatos de Adamski o King había que sumarles otros más difícil­ mente calibrables. Ingenieros como Daniel Fry (EE.UU.) o Enrique Castillo Rincón (Colombia) también entraron en contacto con los visitantes. «Créase o no -manifestó Fry en su obra The Wh ite Sands Incident-, en la tarde del 4

de Julio de 1950, tuve la experiencia de ver, tocar y volar en una cápsula espa­ cial de control remoto, no pilotada, que aterrizó cerca del campo de pruebas de White Sands, a las afueras de la ciu­ dad de Las Cruces, en Nuevo México.» Esta vez, con la misma contundencia que lo hicieron sus predecesores no formados científicamente, eran men­ tes analíticas las que se tropezaban con unacivilizaciónsuper,iory, portan­ to, más capacitadas también para va­ lorar lo que ellos mismos vieron. UN SORPRENDENTE INGENIERO

H ay diecinueve montañas sagradas en el mundo, que fueron mostradas por los extraterrestres a George King entre 1958 y 1961. nia. Un lugar donde -según ella mis­ ma'explicó a una audiencia dispuesta a creérselo todo-, los seres que la ha­ bitan viven en una frecuencia vibratoria mucho más elevada. Por ello, tuvo que pasar por una larga fase de prepara­ ción antes de ser traída a la Tierra por un platillo volante, y adoptada a los sie­ teañosdeedad por una familiade Ten­ nessee. Con un «mi nombre es Omnec Onec y vengo de Venus», comenzó a dar detalles autobiográficos muy simi­ laresa lasque pOdríamos haberextraí­ do de la película Supermán, al tiempo que promocionaba su libro From Ve­ nus I came (De Venus vengo). l\Jo obs­ tante, no nos engañemos; el factor de lo absurdo es u na de las características intrínsecas del fenómeno contacto, co­ mo desde hace años viene defendien­

un ameno conferenciante de temas esotéricos que, en 1952, tuvo un su­ puesto encuentro con el tripulante ve­ nusino de un platillo volante en Desert Center (Cal iforn ia), m uy cerca del céle­ bre observatorio astronómico de Mon­ te Palomar. Adamski, en el transcurso de una gira que realizó en Mayo de 1959 por Europa, para dar a conocer su experiencia, afirmó reiteradamente que losboys (como élllamabaa los ve­ nusinos) eran capaces de pasar com­ pletamente desapercibidos entre no­ sotros, por su apariencia física perfec­ tamente humana. Afirmó además que éstos le estuvieron visitando diaria­ mente al hotel Krafft de Basle (Suiza), extremo que, en cierta medida, fue confirmado porel personal del mismo. Al parecer, y siempre según la bio­

Al segundo de los ingenieros men­ cionados tuve I'a suerte de localizarlo en Tucson. Después de varios días de «persecución», el experto en teleco­ municaciones Enrique Castillo Rincón yyo pudimosal fin sentarnos tranquila­ mente en el lobby del hotel Holiday Inn para conversar sobre su experiencia. Castillo comenzó a recibir en Agosto de 1973 unaseriede mensajestelepá­ ticos que, diariamente, le hablaban de vida extraterrestre y cuestiones de tipo cosmológico. Cuando ya casi no sabía qué pensar acerca de su propia salud mental, tuvo un encuentro físico con aquellos que se habían estado comu­ nicado con él, donde le aseguraron que procedían de las Pléyades. Fue el 3 de Noviembre de 1973. Entre esa fe­ cha y finales de 1976 tuvo cuatro en­ cuentros físicos más, en los ql.Je le transmitieron todo tipo de informacio­ nes concernientes -las más sorpren­ dentes de ellas- al futuro de la Huma­ nidad. Y así, tan repentinamente como comenzaron sus vivencias, éstas ce­ saron, dejando tras sí a un testigo de «alta fiabilidad» y centenares de pági­ nas escritas en comunicaciones de es­ tos seres del espacio. De hecho, la ho­ nestidad de Rincón es poco frecuente en los contactados. Pocos, muy pocos,

77


reconocen abiertamente que sus co­ municantes dejan de establecer con­ tacto con ellos, manteniendo -forza­ damente- su "estatus» contactístico gracias a la continua invención de mensajes. -Enrique -le asalté en uno de los momentos de nuestra conversación-, me decías que los pleyadinos te fa­ cilitaron información sobre el futuro de la Humanidad, y que ésta se ha ido cumpliendo. ¿Podreas ponerme algún ejemplo? -"Sí. Por ejemplo, la guerra del Gol­ fo. Lo sabíamos inclusive con los nom­ bres de los países involucrados. Yeso no esque lo diga yo ahora, después de que pasó, sino que lo sabíamos desde 1974. Porque esos informes me los dieron en esa fecha, yen 1975se publi­ caron por primera vez.» -<'Está publicado en 1975? -«Así es». -<.y dabas la fecha en que se iba a desarrollar el conflicto? -«No exactamente el día, pero sí el año en que iba a suceder y los nom­ bres de los países involucrados. Por eso sabíamos desde 1974 que Rusia y EE.UU. jamás iban a estar en guerra, porque la profecía dice claramente que el Oso y el Aguila iban a estar uni­ dos "con la coraza". Nunca supimos qué era eso de la coraza; nunca lo pu­ de entender ... hasta que se aliaron las dos Alemanias, fusionándose y for­ mando la "coraza europea". Ese es el problema de la profecía de estos seres; uno jamás sabe cómo se van a dar las profecías, hasta el momento en que se cumplen.» -Pero ése es un juego un tanto ambiguo. ¿Cómo es que habiendo tú recibido estas enseñanzas supe­ riores, las recibes en un lenguaje críptico? ¿Por qué no puede ser to­ do más claro? -«iClaro! Esa es una de las cosas que yo mismo pienso -exclama Casti­ 110-. Pero parece ser que hay alguna mecánica que nosotros desconoce­ mos, y que ellos guardan muy bien, que es la que obliga a este tipo de ac­ tuación.» No se ruboriza tampoco Castillo cuando afirma que los extraterrestres le hablaron ya en 1974 del SIDA, y le vaticinaron una 111 Guerra Mundial en­ tre 1992 y 1994. Su contacto, como decía, está interrumpido desde hace quince años. Sin embargo, toda su ac­ tividad se centra actualmente en la di­ vulgación e investigación del fenóme­ no OVNI (recientemente incluso ha re­ cibido una subvención del Gobierno de Venezuela de medio millón de dóla­ res, para que antes de finales de este año cree una fundación dedicada a la investigación de los OVNls y de ano­ malías semejantes). -«Por primera vez el Gobierno de

78

AJa lineé

Whn el ir

mIel

na/.

R

esulta altamente significativo comprobar cómo, desde que en los años 60 y 70 los vuelos

espaciales demostraron la inhabitabilidad de los planetas de nuestro sistema solar, los extraterrestres cada vez proceden de más lejos. Venezuela, al que yo solicité un millón de dólares, me concedió cerca de 500.000. Me aprobaron la subvención en Diciembre del año pasado -dice mientras me pone al día de sus activi­ dades más inmediatas-, y me los en­ tregarán en u n par de meses, en cuan­ to salga publicado en la Gaceta Oficial. No se los darán a Enrique Castillo per­ sonal mente, si no a la organ ización que acabo de fundary que se llama Funda­ ción para el desarrollo de la inteligen­ cia y del conocimiento humano, y que tiene como base mensajes de contac­ tados e informaciones chamánicas que hay en indoamérica, de nuestros indios antiguos. Como decía Andrija Puharich, eso es lo mismo que cono­ cemos ahora, sólo que hoy lo llama­ mos Ciencia.» Es evidente. En estos últimos años los contactados están sufriendo algún tipo de transformación interna que les incita a organizar cosas con unas cia­ ras concomitancias sociales. Actos benéficos, fundaciones de estudio o la divulgación de conceptos universalis­ tas forman parte de este frente com ún. y el caso de Enrique Castillo, no es,

desde luego, ajeno a esta tendencia. A él podemos sumarle otras iniciati­ vas (aunque con un trasfondo sospe­ chosamente crematístico), como las llevadas a cabo en EE.UU. por una or­ ganización llamada UFO Contact Cen­ terlntemational, radicada en Washing­ ton, y que, según nos aclaró su presi­ denta-que responde al nom bre de Ai­ leen-se dedican a examinar casos de abducción, detrás de los cuales siem­ pre hallan un trasfondo mesiánico : «En los últimos años -me asegura detrás de un' stand donde vendía todo tipo de parafernalia relacionada con OVNls­ se ha hablado mucho acerca de enti­ dades negativas, yeso no lo hemos en­ contrado nosotros. La gente está preocupada porque no sabe exacta­ mente qué le ha sucedido. Ast; noso­ tros les orientamos para que, después de sus experiencias, tengan una nueva orientación para su vivencia, que les sirva para su propia evolución, yapren­ dan incluso a curar enfermedades y a ayudar a los demás.» Oueda claro. La realidad depende sólo del color del cristal que usemos para mirarla.


laizqda, Enrique Castillo Rincón. Bajo estas Javier Sierra visitando el desierto de donde en 1950 tuvo su encuemro ;""L>,ni"",,.,., Daniel Fry. En la parte inferior _ ""mn"",,, del UFO Contact Genter Intematio­

_np .~nn.<:

OVNifotografiado porDaniel Fry con infrarrojos.

, ..

LOS RECELOS DE VALLEE En 1979, el investigador Jacques Vallée publicaba una monografía so­ bre el fenómeno de los contactados ti-

~.

.

:t- .. •

\Jh l "~' ~ ·

tu lada " Mensajeros del Engaño». ella, aseguraba que los mismos esta­ ban siendo manipulados. "Oéjenme resumir mis conclusiones -escribe-. Los OVNls son reales. Son una aplica­

eorge King escuchó en 1954 una extraña voz

que le dijo: «Prepárate, vas a ser el portavoz del Parlamento Interplanetario. »

ción de tecnología psicotrónica; esto es, son aparatos f¡'sicos usados para afectar a la consciencia humana. No tienen porqué ser del espacio exterior; pueden ser, de hecho, aparatos de control con base en la Tierra Su propó­ sito puede ser llevar a cabo cambios sociales en este planeta Sus métodos son engañosos; manipulación siste­ mática de los testigos y contactados; uso encubierto de sectas y cultos, y control de los canales a través de los cuales los pretendidos "mensajes es­ paciales" puedan impactar al público.» Las afirmaciones de Vallée cayeron como una bomba en ambientes ufoló­ gicos. Pronto, el tiem po vendría a dar la razón a muchas de sus afirmaciones, especialmente a aquellas que relacio­ naban muchos de los grupos de con­ tactados, con tramas bastante más 79


Raelian Movc lUc nl

Sobre estas Jfneas Sir George Kíng fotografiado en 1956 con su esposa. A la . izqda., seguidores del Movimiento Rtieliano en Los Angeles.

tydel aludidoGeorgeKing-quees, re­ cordemos, el portavoz del Parlamento Interplanetario en la Tierra-. El 19 de Enero de 1959, su madre, Mary King -según cuenta-, fue llevada a bordo ' de un OVNI, donde conversó con el Maestro Jesús -en real idad u n ven usi­ no-. Este, tras bendecir a la madre de su «canal terrestre N. o 1», se refirió a George como «aquel a quien tú esco­

giste para que fuera un Caudillo entre los hombres de la Tierra, en esta su Nueva Era». Y más recientemente, otro

tar, a menos que un candidato que predique el humanitarismo y la genio­ cracia se presente.»

de los contactados clásicos de la histo­ ria de la ufología, Alan Michaels, se presentó en 1982 como candidato a la presidencia de los EE.UU., tras asegu­ rar que las ETI (Inteligencias Extraterri­ toriales) le habían elegido como su re­ presentante en nuestro planeta. Estos casos -y muchos otros, como los citados por Vallée en su obra- con­ tribuyen a apoyar las tesis sostenidas en Mensajeros del Engaño, que hablan de la existencia de «manipuladores» que se encargan de promocionar los contactos con OVNls, distribuir foto­ grafías falsas (a menudo en conexión con auténticos avistamientos) y crear continuamente desinformación, con la ún ica finalidad de distraer nuestra atención de algo. Pero, ¿de qué? Como vemos, el enigma de los con­ tactados no sólo plantea interrogantes en lo que se refiere a su veracidad. También lo hace eñ lo que se refiere a su finalidad. Sólo quien esté con -los ojos bien abiertos, especialmente en lo que se refiere a la expansión de losmo­ vimientos conta<Jljstas, será cap~ de discernir las piezas correctas que'hos faltan por encajar en el rompecabezas de los OVNls.

Semejantes tendencias las encon­ tramos también en la Aetherius Socie­

Javier SIERRA

JAVIER SIERRA

E n Tucson (Arizona) se presentó ante una nutrida audiencia «Omnec Onec», una chica de Tennessee que dijo ser originaria de Venus. mundanas de lo que jamás hubiéra­ mos imaginado, especialmente vincu­ ladas a la propagación de ideologías políticas. Buen ejemplo de ello son las aspira­ ciones de un Gobierno mundial que se ocultan tras aparentemente inofensi­ vos mensajes extraterrestres. Paris Aammonde en su bien documentada . obra Age ofFlying Saucers, ya señala­ ba que «un gran número de contacta­

dos suministran filosofías que están te­ ñidas, si no manchadas, de tonos tota­ litaristas». En Los Angeles me entrevisté con representantes del Movimiento Raelia­ no, iniciado en 1973 a raíz de las expe­ riencias que el periodista francés Claude Vorilhon, tuvo con extraterres­ tres en el cráter del volcán La Sola, en la región de Auvergne. Su movimiento 80

cuenta hoy con 40.000 seguidores en todoel mundo,deseosos de quese im­ ponga el sistema de gobierno que los extraterrestres revelaron a su profeta particular. Vorilhon se convierte así en mensajero de los extraterrestres, y bajo el nombre de Rael se dedicará por completo a la revelación... Algunas partes de ella son especialmente lla­ mativas: «La democracia total no es .

buena Un cuerpo en el que todas las células manden, no puede sobrevivir. Sólo los inteligentes deben tomar de­ cisiones que obliguen a la Humanidad (Geniocracia, lo denominarán estos extraterrestres). Te abstendrás de vo­


CUPON DE SUSCRIPCION Deseo suscribirme a MAS ALLA DE LA CIENCIA por un añ o (12 números, a partir del N.o......). pagando solamente el im porte de 10. es decir, 3.250 pesetas. (+ gastos de envIo) .

Nombre: .....•..........................•............... ..................... ... ............. Profesión o actividad: .. ........................................ ......... ....... .... ........................

Domicilio : .......... ............... ................... ..... .. ........... O.P.: .............................................................. Tel .: .. .... ..................................... .... .............. ..

Poblaci6n : ... ....................................... ................ Provinci a: .......................................................... Edad: ........................................................ ..

FORMA DE PAGO;

'"1 Remito Cheque a HEPTADA EDICIONES, S A., el San Isidro. 23, 3.° F. 28220 Majadahonda (M ADRID) (+ 150 ptas. por gastos de envio) .

O Envio Giro Postal n." .' a HEPTADA EDICIONES. S. A. (+ 150 ptas. por gastos de envio)

~l Contra ree mbolso al recibir o retirar los libros solici tad os en Correos (+ 250 ptas. por gastos de enviO).

O

Domiciliación Bancaria: (+ 250 ptas. por gastos de envio). Banco ............................................................................. . Agen c ia n.o ..................... Oirecci6n ................................................................................ Cuenta n.o ........................................ Importe ..............................._ ............................................._. Firma Autorizada ...................................................._ ........................................................................................................................

PRECIO DE SUSCRIPCION PARA EL EXTRANJERO Oferta de suscripción no válida para Argentina y Méjico

12 números (1 año) EUROPA, 5.000 ptas. (envIo aéreo). A partir del n.o ...................................... ..............................................................

12 números (1 año) RESTO PAISES, 6.500 ptas. (envío aéreo). A partir del n.o ........ ........................ ........... .. ................ ...........................

CUPON DE PEDIDO DE NUMEROS ATRASADOS Deseo recibir los números atrasados siguientes: ............. .................................... ..... .................... .. ..................... .. ........................ .............

al precio de 290 ptas. hasta el n.O '5 Y de 325 ptas. a partir del n.O 16.

Nombre: ..................................................................................... Rrofesión o actividad : ........................................... ... ....................................... .

Dom iCilio: .................... ............................... ........... O.P.: .............................................................. Tel .: ................................................ ... ........... .

Poblac l6n ........ ............................ .. ...... ........ .. ..... Provincia .................. ................. .... ...... .... ...... .... Edad ........ ........................................ .. .........

FORMA DE PAGO;

l.: Remito cheque a HEPTADA EDICION ES, S. A., el San Isidro, 23, 3.° F. 28220 Majadahonda (MADRID) (+ 150 ptas. por gastos de envio)

LJ Envio Giro Postal nO a HEPTADA EDICIONES, S. A. (+ 150 ptas. por gastos de enViO).

~

......................

..-­

~~


e

ORRIA el25 de Marzo de 1952. Eugenio, un humilde emplea­ do de arbitrios de Catania, había madrugado, como todas las ma­ ñanas, para acudir a su puesto de tra­ bajo como funcionario de la recauda­ ción. A eso de las 6 de aquella madru­ gada de espesa niebla, se encontraba en la Plaza de los Mártires, esperando el autobús y lamentándose probable­ mente de no poder festejar aquél día su 33 cumpleaños con su mujer y sus dos hijos. De pronto una luz en el cielo le apartó de sus melancólicos pensa­ mientos. Frente a él, sobre los tejados de Catania, avanzaba un objeto lumi­ noso que no acertaba a identificar con nada conocido. El OVNI, rodeado de una aureola lumínica de color blanco­ mercurio, tenía forma de trompo, ga­ nando nitidez a medida que se acerca­ ba al atemorizado funcionario. De re­ pente un haz de luz compacta salió del OVNI, estrellándose contra el cuerpo de Eugenio y desatando, según él, al­ gún tipo de proceso interno que pro­ duciríauna auténtica mutación de conciencia en aquel hombre, que ya no volvería ser el mismo. En ese instante se gestaba la figura de uno de los personajes más caris­ máticos de la historia del contactismo OVNI: Eugenio Siragusa. Habrían de tranpcurrir unos diez años de constante preparación y estu­ dio para que aquel italiano, nacido el 25 de Marzo de 1919 en Mascalucia, fundase oficialmente el Centro de Es­ tudios Fraternidad Cósmica. Durante años, Eugenio Siragusa desarrolló un ejemplar apostolado del Mensaje Extraterrestre. Conferen­ cias, artículos, entrevistas... Entregado totalmente a su causa, Siragusa consi­ guió crear delegaciones del CSFC en Perú, Francia, Argentina, Suiza, USA, Alemania, etc. A través de sus labios, miles de personas en todo el mundo pudieron acceder al mundo de 10sOV­ NI y al mensaje mesiánico de los «Her­ manos del Cosmos»

SIRAGUSA EN ESPAÑA En España se funda la primera dele­ gación del CSFC en Vigo, a principios de los años 70. Fernando Magdalena, joven y dinámico ejecutivo gallego, por aquél entonces afincado en Las Pal­ mas, acaba de pasar por la experiencia de la muerte clínica,lo que había desa­ tado en él una feroz pasión por indagar en el mundo de la parapsicología y el misterio. Pero una experiencia OVt\11 que viviría poco después sería el au­ ténticodetonante que canalizaría su in­ terés, animado fundamentarmente por un italiano que aseguraba estar en contacto con los tripulantes de los OV­ Nls. «¿Había forma más rápida de ac­ 84

D esPués de compartir y de vivir un tiempo con Eugenio, Fernando Magdalena regresó a España con la misión de crear, en su Vigo natal, la primera delegación oficial del Centro de Estudios de la Fraternidad Cósmica (CSFC). ceder a las respuestas que me plan­ teaba? -me dice Fernando, sonrien­ te-o Reuníel dinero que tenía y tomé el primer avión hacia Italia sin saber si­ quiera si podría encontrar al tal Siragu­ sa... ». Pero lo encontró, ivaya si lo encon­ tró l Después de compartir y de vivir un tiempo con Eugenio, Fernando Mag­ dalena reg resó a España con la misión de crear, en su Vigo natal, y junto con Giulliana Mouriño (viga maestra del CSFC en España durante estos años), la primera delegación oficial del Cen­ tro. Precisamente la gran actividad de la delegación viguesa posibilitó la crea­ ción de sucursales en toda España, así como la publicación de una revista, confeccionada sobre los mensajes que Siragusa recibía de Adoniesis, Woodok, Asthar Sheran y otros su­ puestos guías del espacio. En 1978, seg ú n Victorino del Pozo, conocido biógrafo de Siragusa, más de 50.000 personas de todo el mundo estaban vinculadas de alguna forma al CSFC, cuando a mediados de ese año la secretaría del CSFC emitía una cir­ cular que desautorizaba a todas las ' delegaciones del centro, salvo 'las ita­

lianas, la española y la de Ginebra. EI9 de Agosto de 1978 Siragusa disolvía oficialmente el centro; «lo que tenía­ mos que decir está dicho», aclaró en­ tonces.

LA DESINTEGRACION DE «FRATERNIDAD» Pero la historia no acaba aquí. Poco después, un escándalo parecía des­ truir definitivamente la credibilidad de Siragusa. El viernes 24 de Noviembre de 1978, Eugenio Siragusa era deteni­ do por la policía italiana acusado de plagio, estafa, extorsión continuada y violencia carnal. Kelly Hooker y Leslie Headowcroft, representantes nortea­ mericanos del CSFC y dos de los miembros más allegados a Eugenio, eran los denunciantes. Sin embargo, a pesar de la prisión preventiva (que no dudo en decir que puso en serio peligro la muy precaria salud del contactado), y a pesar del es­ carnio que hizo la prensa e incluso la misma ufología del tal escándalo, Eu­ genio Siragusa fue absuelto de todas las acusaciones penales por parte del tribunal de Catania.


En ese momento cualquier obser­ vador apostaría porque el grave es­ cándalo había destruido para siempre la imagen públicadeestesingularper­ sonaje que aseguraba ser la reencar­ nación de Juan el Evangelista, Her­ mes Trimegisto, Cagliostro y Ras­ putín, entre otros. Y, sin embargo, con una inexplicable energía interior, que eclipsaba los graves problemas de sa­ lud con que siempre ha vivido Eugenio, una y otra vez retomada su "embajada extraterrestre» haciendo llegar «su» verdad a los cuatro puntos del planeta. Pero los años pasaban inexorable­ mente y la salud de Siragusa se volvió cada vez más delicada. Por ello, este hombre que aseguraba haberse en­ trevistado en 1962 con los alienígenas Asthar Sheran y su teniente ltakar en la falda del Monte Manfré, frente a una encina que aún se conserva casi como

un totem pseudo-ufológico, comenzó a delegar su protagonismo en dos jó­ venes hermanos. Giorggio y Filipo Bongiovanni, «hijos espirituales» de Siragusa desde 1975, habían ido to­ mando poco a poco un relevante pa­ pel en la divulgación de su obra, edi­ tando periódicamente la revista Non­ siamossoli y, más recientemente, en 1989, el libro biográfico Eugenio Sira­

gusa, 11 Contattato. EL CLAN BONGIOVANNI Pero el protagonismo vital que Gior­ gio y Filipo Bongiovanni han tomado

I 2 de Septiembre de 1989 se produce un

en el colectivo Fraternidad Cósmica no se limita a su papel como editores o biógrafos de Eugenio, sino a algo mu­ cho más complejo. Precisamente en 1989 Giorg io Bon­ giovanni, humilde fabricante de boto- . nes, comenzó a vivir una serie de expe­ riencias místicas en las que aseguraba comunicarse con Jesús e incluso con la Virgen María. Ese proceso culminaría el 24 de Agosto de 1989cuandoGiorggioyFili­ po parten del aeropuerto de Ancona­ Falcon con destino a Fátima vía Milán­ Madrid-Vigo. Su misión consistía en entrevistarse con Lucía dos Santos, la vidente de Fátima, y entregarle una co­ pia del ,,3. er Secreto de Fátima» que ha­ ce años Siragusa repartía asegurando su autenticidad a pesar de tratarse de la copia apócrifa atribuida al padre Fuentes y negada categóricamente por la Iglesia Católica (¿qué otra cosa pOdían hacer?) . Una vez entregado el «Secreto» (que, por otra parte, ha sido publicado varias veces), según el pro­ pósito de estos emisarios, Lucía de­

episodio crucial en la historia contemporánea del movimiento siragusiano. Giorggio Bongiovanni cae en trance en Fátima y sufre un proceso de estigmación.

Ala jzqda., valle donde Siragusa tuvo su pri­ mer contacto. Junto a estas Irneas entrada al almacén de aprovisio­ namiento subterrá­ neo. Abajo casa-refu­ gio preparada para el Apocalipsis en La Co­ ruña. A la dcha., Sira­ gusa con su mujer y su hija. Abajo, represen­ ta.ciÓn de uno de los extraterrestres con que contacta.

85


bería de dejar el convento de Coimbra, donde se halla enclaustrada, y salir por todo el mundo para repartir el mensaje, cosa que, por supuesto, nunca llegó a hacer. .En esa utópica cruzada, los Bongio­ vanni fueron acompañados por Giu­ lliana y Ramón Mouriño, del Centro de Vigo, y los matrimonios Mercedes­ José y Pepin-Pilar. Como era previsi­ ble, no consiguieron entrevistarse con sor Lucía, aunque sí le hicieron llegar el apocalíptico mensaje a través de su Madre Superiora. En vista del fracaso, optaron por co­ menzar a repartir fotocopias del secre­ to en la plaza central de Fátima. El re­ sultado fue la detención de Tino Pa­ glialunga y José Cortés, y la expul­ sión de todo el grupo de la plaza de Fá­ tima. El 1 de Septiembre, Giorggio, tras una serie de contactos con la «Madon­ na", decidió regresar, solo, a Fátima. Allí, el día 2 de Septiembre de 1989 se produce un episodio crucial en la his­ toria contemporánea del movimiento siragusano. Giorgio Bongiovanni cae en trance frente a la encina de las histó­ ricas apariciones de 1917 y sufre un proceso de estigmatización. En medio de la multitud , que observa impasible el rictus de dolor de Giorggio, supongo que tomándolo por uno de los muchos visionarios que visitan Fátima, las pal­ mas de las manos de Bongiovanni son "taladradas místicamente», según me narraría él después, mientras contem­ piaba a ,,/a Madre de Dios levitando so­ bre /a encina". Los estigmas de Giorgio Bongio­ vanni hansidoel último acicate que ne­ cesitaba Eugenio Siragusa para volver a convertirse dentro del mundo OVNI en el fenómeno social de masas que fue en su día. Tomado de las sangran­ tes manos del estigmatizado, Siragusa, «e/ Anunciador" volvió a gritar al m un­ do que " e/ Fin es inminente».

NUEVO APOSTOLADO APOCALlPTICO A mediados de 1990 se iniCiaba en España una serie de viajes «apostóli­ cos" que Giorggio y Filipo Bongiovan­ ni emprenderían como iluminados cruzados del Mensaje Extraterrestre de Redención. Barcelona, Madrid yVigo serían las tres ciudades españolas donde los Bongiovanni, arropados tiernamente por los miles de seguidores de Frater­ nidad Cósmica que se volcaron total y absolutamente en esta misión proféti­ ca, predicarían la llegada del Apocalip­ sis para el otoño de 1991. Quienes asistimos asus concentraciones, pudi­ mos volver a oír la poderosa voz de Eu­ genio Siragusa quien, vía telefónica,

86

participaba desde Italia de las confe­ rencias de los Bongiovanni, indiscuti­ blemente sus más devotos discípulos. A pesar de su achacoso estado, Si­ ragusa no ha perdido su energía e inexplicable vitalidad a la hora de diri­ girse al Hombre. De la misma forma que Filipo (por el

que no pude disimular una profunda oleada de simpatía al entrevistarlo) asume el papel de la justicia inflexible, Giorggio toma el rol del consuelo pa­ ternal. La mezcla de ambos, cóctel ex­ plosivo, provocó en todas sus confe­ rencias espectaculares reacciones entre los presentes. Rezos, lágrimas,

os Bongiovanni predican la llegada del apocalipsis para este otoño de 1991, en que un gigantesco meteorito rozará la atmósfera de la Tierra. Pero, ¿dónde está ese meteorito?

Abajo. Gior­ gio Bongio ­

vanni junto a

la Reina sorra,

saluda a Gor­ bachov. Junto a estas lIneas Bongiovanni en trance. A la dcha., primer plano de los estigmas.


desmayos. e incluso crisis histéricas pude presenciar en Madrid o en Vigo durante sus conferencias. Y es que los Bongiovanni son la nítida evidencia de que la religión del año 2000. de existir un año 2000. será «extraterrestre». y mientrasGiorgioyFllipovisitan Es­ paña. lberoamérica. Africa. Francia. etc .•los seguidores de Siragusase pre­ paran para el inminente «Fin del Mun­ do». LAS DOCE ARCAS

Siendo consecuentes hasta el final

SÓlO

con su fe incondicional en Eugenio. se están construyendo en todo el mundo doce " Arcas que no conocerán las aguas». Una especie de refugios. debi­ damente pertrechados de agua. víve­ res. generadores eléctricos. etc .. que habrán de permitir la supervivencia de los creyentes (que. evidentemente. se-

quienes hayan recibido la señal, 48 horas antes del cataclismo, y se hayan apresurado a refugiarse en sus particulares «bunkers», podrán ser después evacuados del planeta por los extraterrestres.

rán los únicos que sigan las indicacio­ nesde Eugenio). hasta la llegada de los «Hermanos del Espacio» y la posterior «Evacuación Mundial». Según Siragusa. en otoño de 1991. es decir. «ya». un enorme meteorito ro­ zará la atmósfera del planeta Tierra. provocando una ignición del aire. un corrimiento del eje magnético y toda una serie de cataclismos en cadena que asolarán la faz del planeta. Sólo quienes hayan recibido la se­ ñal cuarenta y ocho horas antes del ca­ taclismo y se hayan apresurado a ocu­ par el refugio en sus particulares " bun­ kers», podrán ser después evacuados del planeta por los extraterrestres. y aún a pesar de que la alucinante historia pudiese parecernos el delirio místico de un enajenado. en España «el Arca» está siendo construida ya en Vigo. Familias enteras. como la de Pas­ tor, abandonan sus hogares. cambian de trabajos. etc .. siguiendo las indica­ ciones de Siragusa. para trasladarse a Galicia esperando el inminente cata­ clismo. En otros puntos. como Barcelona. pequeños grupos preparan también refugios familiares. almacenando fru­ tos secos. agua. etc. Yo mismo he podi­ do visitar alguno de esos habitácu'los. En Italia. mientras tanto. los seguido­ res más cercanos disponen de rulotles debidamente pertrechadas para po­ der partir en cuestión de minutos hacia las «Arcas» o. en su defecto. hacia los caserones. situados estratégicamente en altos montes para huir del aumento de las aguas. de la lluvia radiactiva. etc. En las pasadas semanas. mientras las sangraciones de los estimas de Giorggio aumentan en dramatismo. la tensión crece entre los más allegados y seguidores. Entrevistas con Jefes de Estado. conferencias y programas de televi­ sión suponen su último esfuerzo. la últi­ ma advertencia de los Bongiovanni al mundo. habiendo llegado a entrevis­ tarse -según afirman- con la Reina Sofía de Borbón, Mijail' y Raisa Gor­ bachov, etc. Personalmente no puedo menos que sentir profundo respeto por G iorg­ gio Y Filipo Bongiovanni. aun no pu­ diendo compartir su filosofía. al obser­ var su seguridad. La apuesta está he­ cha. Septiembre .... quizá Octubre. pero «el tiempo se ha acabado». Este otoño -afirman-llegará el Fin... ' Quienes hemos oído ya muchas ve­ ces otras profecías apocalípticas. que obviamente nunca se han cumplido. no podemos menos que mostrarnos escépticos ante este nuevo augurio. A mí. personalmente. no me cabe duda alguna de que 1991 no verá el fin de la Humanidad,

Manuel CARBALLAL Rl


Decenas de personas acosadas por extrañas llamadas tele­ fónicas o pintorescos mensajes postales. Cientos de páginas de documentación remitidas por unos anónimos informan­ tes que se autoproclaman extraterrestres, y hasta sorpren­ dentes fotografías de los platillos de estos seres, son algunas de las piezas de un tremendo rompecabezas que empezó a componerse en Madrid hace ya cuarenta años. Su protago­ nista principal, Fernando Sesma Manzano, vio el auge y el ocaso de extraterrestres como Saliano, y el despegar de mis­ terios aún hoy vigentes como Ummo. Desvelamos en este monográfico una parte de la desconocida historia de los orígenes del contactismo en España.

S

I usted tiene la oportunidad de acercarse algún día al tradicio­ nal Café Lyon de Madrid, y si, además, tiene la fortuna de que sus propietarios leconcedan el raro privile­ gio de poder curiosear en sus sótanos, encontrará -en medio de un pequeño laberinto de almacenes y cocinas­ una oscura habitación, conocida co­

mo La Ballena Alegre, que hace la frio­ lera de tres décadas vio y vivió el naci­ miento de la más extraordinaria y ab­ surda historia ufológica que se recuer­ da en nuestro país. Sus protagonistas no sólo fueron los primeros españoles que se atrevieron a hablar pública­ mente de platillos volantes, sino que además fueron también los primeros en decir abiertamente que recibían mensajes procedentes de planetas exóticos. Aunque, en honor a la verdad histórica, tampoco faltaron en aquellas populosas reuniones de los martes en el Lyon los escépticos, los bromistas o incluso intelectuales poco conocidos ento(lces, como Buera Vallejo o Al­ fonso Paso, que creían buscar en aquellas tertulias lamusa de su inspira­ ción. Lo que no parecía ser más que una reunión de «chiflados» por los OVNls, acabó siendo el germen de irritantes misterios como el desconcertante asunto Ummo. Un enigma que, como muchos de nuestros lectores ya sa­ brán, hace referencia a unos presuntos extraterrestres que, camuflados en nuestro planeta desde 1950, se dedi­ can a mandar anónimas misivas que contienen datosysugerenciasdel más alto nivel en campos tan diversos co­ mo Biología, Medicina, Filosofía o Reli­ gión. La veracidad de sus testimonios epistolares está basada en casos de apariciones OVNI notables en los alre­ dedores de Madrid ·en 1966 y 1967, pero-aún por encima de éstos-en to­ do u n proceso de contactos con pre­

89


suntos extraterrestres en los años pre­ viosa Ummo,que nos dan un justo pa­ norama del caldo de cultivo en que se gestó uno de los más incómodos mis­ terios ufológicos contemporáneos. No es difícil perderse en medio del bosque de anécdotas y datos que ro­ dean los prolegómenos del tema de Ummo. Sin embargo, semejante des­ propósfto es aún más sencillo cuando -como suele suceder- se descono­ cen todos los antecedentes de esta fantástica historia, cuyas consecuen­ cias aún se dejan notar en nuestros días. Y, créanos el lector, sin situarse correctamente en este affaire, es impo­ sible entender nada. Para explicar el entramado, nos debemos remontar, al menos, a 1954...

UNA CURIOSA SOCIEDAD DE AMIGOS

características en España-, la tarde del17 de Noviembre de 1954. Una so­ ciedad que, por esas ironías que tiene el destino, se formó la misma noche en que Marte ponía su primera piedra en Madrid, o, al menos, así lo afirmó el ro­ tativo El Alcázartres meses después, al referirse a la extraña aventu ra que vivió Alberto Sanmartin, un enfermero de la clínica Las Flores del distrito de Ar­ g üelles y que, por aquel entonces, vivía ceíca de la glorieta de Cuatro Cami-

I 17 de Noviembre de 1954 se fundaba en Madrid la primera organización española dedicada a los «platillos volantes». Simultáneamente, en otro rincón de la capital, un enfermero recibía una misteriosa piedra «marciana».

Durante el otoño de aquel año, el desaparecido diario Madrid publicaba una serie de artículos dedicados al en­ tonces incipiente enigma de los «plati­ llos volantes". Muy pocas cosas po­ dían saber los lectores madrileños de un misterio que apenas había tenido eco en los medios de comunicaciórn, y del que sólo existían un par de obras publicadas en España, de paupérrima distribución. Ouien escribió esos artí­ culos fue un excéntrico personaje lla­ mado Fernando Sesma (1908- 1982), a quien algunos ya conocían por sus asiduas contribuciones en las seccio­ nes grafológicas o astrológicas de pu­ blicaciones como La Codorniz. Sea como fuere, lo cierto es que aquella secuencia de reportajes con­ g regó en torno a Sesma a varias dece­ nas de curiosos que, reunidos primero en los cafés Gijón y Gambrinus, y final­ mente en ef Lyon, fundaron la Socie­

dad de Amigos de los Visitantes del Es­ pacio, "BURU" -la primera de estas

A la dcha. La célebre "Piedra del Espacio», donde se obseNa m1idamente los sfmbolos que ten{a grabados sobre ella. Arriba a la izqda, el enfermero Alberto San Marl{n examinando la pfedra A s~ dcha., los signos ummitas encontrados en los .~~.,...;

mensajes recibidos

por Fernando Sesma.

90

nos. Cuenta la crónica periOdística de la época que Sanmartín, aquejado de u n violento dolor de muelas, despertó a las tres de la madrugada, decidiendo aplacar sus quejas con una buena ca­ minataque leconduciría desde Cuatro Caminos hasta la Ciudad Universitaria. En el transcurso de la misma seencon­ tró con una singular figura sobre el cé­ lebre Puente de los Franceses, que le entregaría una extraña piedra rectan­ gular, de tonalidad violácea, con nueve

lIIGNOII (SIGNES

lOS INfOIIMES lES RAPPORTS)

, 9~ -;:;>

nl3 L' n1 ~ é

A r-f) ¿; d)K'LLL (j)QC 1-' .r L ~ ~.l. C--i.P L ~ ~ u \Z..Lf6~~rr~J4lhrn:::tJn

*- YCH:r

9FiC~~ /"Uo-l

1:l: Qr r ~ ~l:rl -¡;Jír. 2 X-+C 1<>J

t:J~ (J.I;QJ<D

!:1=!)'212

1° (__

~llJlrL _tJor;;r~cbq>.......-:1

n_n"O"r~

~.ut..I d.D I

...L.L ~ 0--'.2

.tu.:..~.,.... fIP"m'

L-<) ~

,,-

WAAl.I l

INd

. . . .

-

.,,~

~

.... I

-u..rt

do . , .....

~ UIW':O. ~.~ ... U'-lMt);1.Dn ~ 1tI:t _~

*

~

.::

ClJ~

I

"<JPo1I::It."......,1

~------------------------------------------------~


crípticos símbolos grabados en su su­ perficie. Tras ello, aq uel ser de aspecto angelical y buenos modales se escu­ rriría por un terraplén hasta alcanzar un platillo estacionado justo debajo del puente, dejando a nuestro enfermero con la primera evidencia física tangible de la visita de un ser de otro mundo... Si bien el relato satisface poco o na­ da las exigencias de una mente racio­ nalista, lo cierto es que sobre la singu­ laridad de la piedra parece no haber dudas , pues hasta Pedro García BaYÓn-CamDomanes, entonces pro­ fesor de mineralogía del instituto ma­ drileño de la misma designación, de­ claró tras examinarla que «es muy rara esta piedra y da reacciones muy extra­ ñas». La piedra de San martín y sus símbo­ los nunca fueron interpretados de un modo satisfactorio. Ni Sesma, que veía en la piedra «una enseñanza de sabi­ duría esencial, expresada en símbolos geométricos universales», ni el desci­ framiento del sacerdote Severino Ma­ chado asegurando que la piedra era un «mensajedeSaturnoala Tierra», re­ sultaron convincentes. A ellos debe­ mos añadir los interesantes comenta­ rios que nos hizo Hilde Menzel-se­ cretaria de la sociedad de Sesma hasta 1960- sobre la auténtica historia de la piedra: «La verdad es otra a la publica­ da en El Alcázar -nos dice Menzel d u­ rante la última entrevista que tuvimos con ella en Enero de 1991-. Sanmartín era una persona que no creía en eso de

¿y la piedra? ¿Existe todavía hoy en día? Por lo que hemos podido averi­ guarsefragmentó en varios trozos, uno de los cuales llegó incluso al «padre» de la ufología científica, J. Allen Hynek (muerto en 1986) hasta /llinois, quien nunca e m itió un vered icto defi n itivo so­ bre el fragmento recibido. los platillos, ni sabía nada, ni le habían interesado nunca, pero resultó que aquel día había ido a bailar con una chica, se despidió de ella en Moncloa y entonces perdió el conocimiento. Cuando lo recobró estaba sobre el Puente de los Franceses Yvio que tenía la piedra en la mano... Años después -recuerda Menzel-, Sanmartín mar­ chó a Sao Paulo a trabajar, y allíescribió un libro titulado Embajadores de las estrellas, donde, siguiendo las indica­ ciones de Sesma de inventar una his­ toria que diese credibilidad a su relato, contaba la falsa historia del extrate­ rrestre y el platillo.»

EL CIELO DA MAS «PRUEBAS" La historia de San martín apenas hu­ biera pasado de ser algo anecdótico si los años siguientes no se hubieran lle­ nado de relatos complementarios, a veces absu rdos, a veces fasci nantes, y los más, ilógicos, dando cierto valor a un proceso de contacto con extrate­ rrestres bien singular. Ni que decir tie­ ne que Sesma se consituyó en el eje de todo el asunto. En 1957, nuestro perso­ naje inicia lo que él mismo denominó «experiencias de campo», que se de-

En

realidad, Sanmartín nunca sup o quién le dio

la piedra. Tras perder el conocimiento, se encontró sobre el Puente de los Franceses con aquel objeto en su mano. La historia del extraterrestre la inventó para hacer crefble su relato.

A la izqda, dibujo del pintor japonés Mochizuki del supuesto extraterrestre saliano. Arriba firma original que este extraterrestre ponfa en sus mensajes a principio de la década de los 70. Abajo, Isabel Nido y Hilde Menzel, dos de las más activas contertulias de La Ballena.


sarrollaron en el transcurso de sus lar­ gos paseos por la Casa de Campo, donde sobre el suelo dibujaba letras, símbolos de la piedra de San martín, o combinaciones numéricas, que de­ bían ser modificadas por los extrate­ rrestres. Cosa que -claro- el propio Sesma verificaría al día siguiente en el lugar. Todo lo que encontraba durante sus paseos tenía un significado: aros de metal, tuercas, destornilladores o calcetines parecían darle las claves para acceder a u n conocimiento supe­ rior. Sin embargo, estas «pruebas» que podrían tener una interpretación sub­ jetiva sin un valor empírico reconocido dieron paso a partir de 1961 a la recep­ ción de extrañas misivas postales car­ gadas de frases sin sentido aparente, que Sesma creía procedentes de alienígenas. El cenit de aquellos mensajes llegó cuando en 1962 recibe en su domicilio una extraña llamada de un ser (con una voz parecida a la de Mussolini en sus arengas políticas, según recono­ cieron receptores posteriores de lla­ madas similares) que se presentó co­ mo Saliano: un extraterrestre proce- · dente del planeta Auco, que supuesta­ mente orbitaría en torno a Alfa Centau­ ro, y que -por si fuera poco- sería uno de los integrantes más destacados de un Consejo de 189 miembros, que asesoraría a una Monarqu ía Eterna que regiría los destinos de los diecio­ cho únicos planetas de todo el Univer­ so habitados por seres inteligentes. Entre otras afirmaciones célebres de Saliano se contaba la de que él era un ser casi eterno, y que incluso había si­ do gran amigo de Cristóbal Colón, ayudándole en su empeño de descu­ brir una nueva ruta hacia las Indias. Aaquella llamada lesiguieron dece­ nas de mensajes que -con el alborozo de quienes asistían los martes a La Ba­ llena Alegre- se leían en voz alta chan­ zas geniales del estilo de: «¿No es me-

F ernando Sesma comenzó a ir diariamente, en 1957, a la Casa de Cam o, buscando un contacto con los extraterrestres. jor que todo filósofo se despoje de su corbata y sus pantalones, yesgrimien­ do en la mano derecha un tomo de la Crítica de la razó n pu ra y en la izquierda un matamoscas, grite con voz estertó­ rea: pi más pi igual a dos pi?», provoca­ ban las risas de creyentes y críticos, y máxime cuando era el propio Sesma el que se encargaba de dar un sentido trascendental al contenido de seme­ jantes burlas epistolares.

MAS EXTRATERRESTRES EN

LA BALLENA La historia de Saliano, con todo, no está exenta de episodios inexplicables,

Sobre estas lineas «Se/lo» original con que los ummitas

autentificaban sus mensajes. Ala dcha,José Juan Monte­

jo (izqda.) yJavlerSierra flanquean al doctorJuan Agulrre.

Arriba a la izqda, libro escrito por Fernando Sesma. A la

dcha., JavierSierra junto a su tumba. En la página siguien­

te, OVNI con el signo de Ummo.

OTRO PLANETA HABITADO

que confieren al relato de los hechos la justa dosis de misterio. Los mensajes de Saliano se mezclaban hábilmente, por un lado, con los trances autoindu­ cidos en que caía una médium llama­ da María Victoria Iruretagoyena -y con la que Sesma parecía tener un es­ trecho contacto-, y, por otro, con oca­ sionales profecías que anticiparon oleadas de OVNls en Sudamérica y ... hasta el asesinato de J. F. Kennedy. Pero fuera de este círculo de trances y premoniciones se produjeron asimis­ mo hechos sorprendentes. Sin duda, uno destacado lo vivió a finales de los años sesenta el doctor Juan Aguirre, que frecuentaba el Lyon desde sus ini­ cios, y que después formaría parte de


la élite receptora de cartas ummitas. Pues bien, en aquella lejana mañana de invierno el doctor se encontraba conduciendo su Seat 600 por el madri­ leño Paseo de la Castellana cuando, de improviso, cayeron sobre su para­ brisas varios «pelotazos de agua» que formaron una «S» (firma habitual de Saliano en sus mensajes) sobre el cris­ tal.Alllegarasu domicilio, yya paracol­ mo de su asombro, recibió la llamada de Isabel Nido -en aquel entonces una de las contertulias de La Ballena más acosadas telefónicamente por Saliano-,asegurándolequeelextrate­ rrestre le había telefoneado relatándo-

En

le los insólitos hechos que vivió el doc­ tor, haciéndose responsable de los mismos. El planteamiento es lógico, ¿cómo se las ingenió Saliano para crear ese efecto sobre un vehículo que circulaba por una de las más anchas avenidas de Madrid? A este hecho le debemos su mar va­

1962, Sesma recibe una extraña llamada telefónica en su casa, de un ser que se autopresenta como Saliano, un habitante del planeta Auco.

rios relatos más, como el que vivieron todos los asistentes a La Ballena una tarde en que una mariposa se coló en el recinto, posándose.sobre el reloj de una señora. Lo cierto es que segundos después un camarero reclamó a Ses­ ma al teléfono. El interlocutor no era otro más que el mismo Saliano, quien, entre otras cosas, le confesó que había descendido al sótano del Lyon en for­ made mariposa. Tampoco hay que 01­ vidar -aun a riesgo de saturar al lec­ tor- el sorprendente vaticinio que en 1967 hizo Saliano en La Ballena anun­ ciando un número de lotería que sería agraciado en próximas fechas. Sólo uno de los contertulios (un tal León,se­ gún nuestras indagaciones) se hizo con el número y... con un premio de dos millones de pesetas. Así, con toda esta expectación, no era de extrañar que, en medio de se­ mejante saga de mensajes abstractos (cronosimbólicos, a decir de Sesma) aparezcan súbitamente nuevos extra­ terrestres. Fue en 1966, en pleno apo­ geo de la popularidad de Sesma por sus contribuciones en publicaciones populares como Diez Minutos o sus habituales apariciones en televisión y en el NO-DO, cuando recibió una cu­ riosa llamada en su domicilio de la ca­ lle Fernando el Católico de Madrid, en la que un interlocutor le aseguró que a partir de ese momento iba a recibir in­ formes de origen extraterrestre. Fiel a su lema personQI de «creérse/o todo mientras no se demuestre lo contra­ rio», aguardó impaciente la llegada de • la prometida documentación. Tras u na nueva conversación con Deii 98 -pues así se identificó su nuevo inter­ locutor-, se presentó en su casa un mensajero que le mostró unas fotos en relieve de presunta confección aliení­ gena. Si lo eran o no poco importa aho­ ra, porque a raíz de aquella visita, pági­ nasy páginas redac!adasen un pulcro estilo casi administrativo llegaron a las manos de Sesma. Estaban encabeza­ das por la denominación Ummoaele­ we, o Gobierno General del planeta Ummo, que presuntamente orbitaría en torno a la estrella que conocemos como Wolf 424, y firmados por peregri­ nos nombres seguidos de dígitos. Estos mensajes sí captaron la aten­ ción de los contertulios de La Ballena Y era lógico. Por primera vez se presen­ taban unos extraterrestres que pare­ cían más acordes con las atribuciones tecnológicas que los humanos presu­ ponemos de un visitante del espacio. Sus cartas eran la antítesis a los rocam­ bolescos mensajes de Saliano, mucho más acordes -todo sea dicho- con la irracional mentalidad del propio Ses­ ma. y hay un dato importante a sub­ rayar: a raíz de aparecer las primeras cartas um mitas, de carácter lógico y or­ denado' Saliano cambió progesiva­ mente su estilo, derivando hacia misi­

93


Los

mensaj es de Salíano se mezclaban hábilmente, por un lado, con los trances autoinducidos de una médium llamada María Victoria Iruretagoyena, y, por otro, con ocasionales y certeros vaticinios de este presunto alienígena. vas mecanografiadas -cuando lo ha­ bitual eran notas manuscritas yador­ nadas con dibujos-, que buscaban justificar la irracionalidad anterior. En una carta de 1970, enviada por Saliano a Alicia Araújo, éste escribe: «¿Creen que si mi comunicación con ustedes pudiese resolverse con léxico normal y con sintaxis coherentes iba yo a mo­ lestarme en escribirles aparentes y es­ túpidos párrafos referentes a una Au­ rinda desnuda con dos aceitunas col­ gadas de sus senos?» Pocos meses después de estas líneas llegaba el final de Saliano. Un ex­ traño incidente que tuvo lugar E;m 1971 , Y que acabó con el arresto y posterior encarcelamiento durante cuarenta días de Isabel Nido, acusada de peli­ grosidad social por su vinculación a una comuna católica conducida por Antono Saiz -otro habitual contertulio deLaBallena-, fue laque minó definiti­ vamente la popularidad del extrate­ rrestre,en favor de la de los propios ummitas. Al parecer, la policía de la época sospechaba de aquel reducto de personas que recibía mensajes de oscuro significado. Y esto no es todo. Aunque parezca increíble, si bien Sa­ liana parece desaparecer a raíz de aquellos desagradables incidentes, actualmente algunos de sus más in­ condicionales creyentes han empeza­ doen el últimoañoymedioarecibirmi­

unlcasolr:afecto 1' l lIn l '(I':\j~(¡",'[I:1

OU'lfW

""""ro..

ANTONIO RIBERA

R AFAE L FARRIOLS

Sobre estas lineas el libro sobre el caso de San José de Valderas. A la dcha., fo­ tografla que dio la vuelta al mundo.Arri­ ba, la foto procesada por computadora donde se aprecia claramente el hilo del que pende la maqueta.

94

sivas con el rancio sabor de sus men­ sajes iniciales en La Ballena. CLAVES PARA EL ENIGMA UMMO

Después de varios años de investi­ gación del fenómeno Ummo, de sus preliminares sucintamente esbozados aqui, de haber indagado, gracias a in­ vestigadores como Antonio Ribera, Juan Aguirre, Ignacio Darnaude, Jo­ sé Juan Montejo o Enrique de Vicen­ te, en cartas personales, documentos o cintas magnetofónicas, cualquiera puede llevarse la impresión de que el asunto Ummo es un gran montaje que se creó inicialmente para seguir una broma de cósmicas proporciones al «pobreSesma»-como le llamaban ya en los círculos ufológicos- y com ­ pletar asi una suerte de expenmento para comprobar hasta dónde llega la credulidad de personas can forma­ ción, que se inició con Saliano y que se completó con las propias misivas um­ mitas. Coindicimos plenamente con Javier Muela -uno de los receptores de informes ummitas del último perio­ do- en que la clave del asunto pode­ mos encontrarla en el salto de la «era Sa/iano» a la "era Ummo», pues es en ese intervalo donde quienes han or­ questado este contacto (que encierra,

sin duda, multitud de fenómenos para­ normales) estuvieron a punto de dejar­ se ver. Ummo adquirió consistencia a los ojos de todos cuando, a finales de Mayo de 1967, se recibe una carta en La Ballena donde se informa que tres naves discoidales ummitas (o «oa­ wooleas», como ellos denominan a sus platillos) iban a entrar en la atmós­ fera terrestre en las horas siguientes. Las coordenadas de uno de los aterri­ zajes previstos situaba el descenso cerca de la barriada madrileña de San José de Valderas -en el termino muni­ cipal de Alcorcón-. Ni que decir tiene que Sesma y algunos de sus seguido­ res organizaron varias unidades de personas dispuestas a localizar la nave ummita en cuanto apareciese. Pero un imperdonable error de cálculo de las coordenadas les alejó del lugar de la aparición. Simultáneamente a todo es­ to, sobre los castillos de los marqueses de Valderas varios fotógrafos anóni­ mos (aunque posteriores análisis de las fotografías se inclinan por la exis­ tencia de uno solo) tomaron fotos de un


E

JOSE

platillo con el emblema de Ummo -una especie de "H" con una barra vertical en el centro- en su panza. Las fotos, para consternación de Sesma y los suyos se publicaron en el hoydesa­ parecido diario Informaciones de Ma­ drid el2 de Junio de 1967, demostran­ do así la «veracidad» de la existencia de los ummitas. Este caso -además- se hallaba es­ trechamente vinculado con el aterriza­ je de otro OVNI con un símbolo similar en su panza el6 de Febrero del año an­

terior en la también barriada madrileña de Aluche. En aquella ocasión sólo hu­ bo dos testigos, Vicente Ortuño y Jo­ sé Luis Jordán, siendo este úIti mo u no

de los más asiduos contertulios de La Ballena y hoy un destacado miembro de la Sociedad Española de Parapsi­ cología.

Ummo

adquiere credibilidad a raíz de que una de sus naves fuera pretendidamente fotografiada sobre los castillos de San José de VaIdera s, en Alcorcón (Madrid), en Junio de 1967.

A la izqda. , el OVNI de San José de Va/de­ ras fotograña­ do en Junio de 1967. Uno de los mayore§ fraudes de la ufologla espa­ ñola.

95


Las sospechas de todo el entrama­ do comenzaron cuando en 1989; en el transcurso de unas investigaciones que llevaba conjuntamente con José Juan Montejo, descubrimos el estre­ cho vínculo de amistad existente bas­ tante antes de los hechos de Aluche entre Jordán y Ortuño, lo que pudo dar lugar a la creación de un caso fraudu­ lento por parte de éstos para calentar los ánimos en La Ballena. A ello debe­ mos sumarle los análisis fotográficos de las tomas de 1967 en San José de Valderas de analistas destacados co­ mo Franco Muela, Osear Rey Brea, Claude Poher o el grupo americano Ground Saucer Watch, que demostra­ ron categóricamente que el OVNI era en realidad una maqueta de medidas reducidas, suspendida por un fino hilo. Ahora bien, ¿quién urdió la trama? Hasta el momento preferimos nodar nombres, pero obran en nuestro poder cartas personales y documentos que demuestran que hubo varias personas físicas y jurídicas que hicieron un gran negocio con la venta de las fotografías. Súmense a esto otros escándalos más recientes en torno al mismo tema Um­ mo, como la populosa reunión que en Noviembre de 198810s no citados per­ son ajes convocaron en el Hotel Sanvy de Madrid, para explicar un «fallo» que tuvieron meses atrás al asegurar cate­ góricamente que la Sábana Santa era auténtica (recuérdese que a finales de

1988 surgió la pOlémica del Carbono 14 que dató la Síndone en una fecha si­ tuada entre los siglos XIII y XV). Pues bien, aquella misma tarde, en otro hotel de Madrid, la policíadeteníaa la cúpula internacional de la secta Dianética, es­ tableciéndose comprobados lazos entre ambas reuniones. No olvidamos tampoco cómo en ese mismo período era Jorge Barre­ nechea quien encabezaba el llamado «grupo de Madrid» de receptores de cartas ummitas, y quien organizaba turnos de lectura de cartas recientes de Ummo en su propio domicilio, siguien­ do las instrucciones epistolares de los extraterrestres. Una de aquellas misi­ vas -de carácter ultrasecreto- invita­ ba a los partícipes del «grupo de Ma­ drid» a crear una empresa bajo las orientaciones de los ummitas que aca­ base con las desigualdades económi­ cas del colectivo. El ingeniero Juan Domínguez y el propio Barrenechea fueron los depositarios de esa informa­ ción, que-al.parecer- incluía datos de empresas extranjeras, alemanas fun­

damentalmente, con las que contactar para preparar el lanzamiento de la em­ presa ummita. A todas luces, los hechos apunta­ ban a Rafael Farriols, un empresario catalán que en 1969 publicó con Anto­ nio Ribera la obra Un caso perfecto de­ dicado al OVNI ummita de San José de Valderas, como principal conductor o inspirador de las operaciones de este intento empresarial relacionado con la electrónica. Un intento que, de haberse consolidado, habría visto el nacimiento de dos empresas llamadas Ibozoo, S. A. (haciendo referencia a una popu­ lar teoría física ummita) y Oemmi, S. A. (que en el lenguaje ummita significa Hombre) . El negocio no prosperó, y la comu ni­ dad de bienes que se pretendió crear bajo directrices ummitas no cuajó por falta de consenso dentro del propio «grupo de Madrid». El asunto -con los contactos empresariales inclusive­ nos sirve, al menos, de reflexión sobre hasta dónde llegan los tentáculos de Ummo...

os análisis fotográficos de las tomas de 1967 sobre Alcorcón demostraron categóricamente que el OVNI era en realidad una ma ueta de medidas reducidas, suspendida de un fino hilo.


¿QUE BUSCAN LOS UMMITAS? Esa es, sin duda, la pregunta clave de todo el misterio. Si acordamos con­ venir que Ummo nació como un pro­ ducto más en el irracional ambiente de La Ballena, siguiendo el estilo de con­ tacto por carta y teléfono que afianza­ ron extraterrestres como Saliano o un tal Abelardo, ¿cuál esel espíritu que si­ gue alentando hoy esa «broma»? El propósito, a decir del ya arudido doc­ tor Juan Aguirre, podría muy bien ser la creación de un nuevo culto religioso. y es cierto. Tras la siempre alabada pulcritud y neutralidad de los primeros informes, se oponen recientemente otros de marcado carácter religioso. «Se trata de informes -asegura Agui­ rre- que tienen todo el aspecto de lo

que la Iglesia Católica pensará dentro de quince años... Es como si estuvieran ensayando sus ideas con un pequeño grupo de gente.» Domínguez, por su parte, cree más bien que se trata de un grupo de estudio de una universidad norteamericana la que está condu­ ciendo este «experimento».

Tanto si tienen razón como si no, lo cierto -yen ello coincide con nosotros el sacerdote sevillano Enrique López Guerrero y autor del primer gran libro ded icado a Ummo titu lado Mirando a la lejanía del Universo-es que el asunto Ummo ha tenido redactores de ·infor­ mes de muy distintas filosofías, lo que remacha aún más las posibilidades de montaje. Sobre este aspecto, pode­ mos distinguir, por lo menos, dos gran­ des etapas. Durante la primera (1966­ 1974), los informes tienen apariencia científico-técnica, y apenas existen otros juicios de valor que ~a descalifica­ ción de Ilos contactos previos de Salia­ no con Sesma (por cierto, que Saliano hacía lo propio contra los ummitas). Después de ello hay un período de si­ lencio de varios años, y sólo a raíz de un

ro ósito ue persiguen los creadores anónimos del asunto Ummo es la creación de un nuevo culto religioso.

congreso sobre Ummo organizado en Alicante por el periodista LuisJiménez Marhuenda, los contactos se reanu­ dan. Esa es la segunda etapa (1980­ 1991). EHema pasaaserde interés pú­ blico, ylos informes se vuelven tenden­ ciosos, hasta caer en la actual fase neomesiánica que amenaza con con­ vertira Ummoen el germen de un nue­ vo «credo extraterrestre» . El delirio um­ mita se ha multiplicado en los meses precedentes. En su última carta, fecha­ da en Enero de este año, se autoconsi­ deran los precursores de los cambios políticos de la Europa del Este, asegu­ rando -poco más o menos- que des­ pués de haber solucionado buena parte de la problemática política mun­ dial, se sienten ya libres para abando­ nar nuestro planeta. En fin, si nos estamos enfrentando a una broma de grandes proporciones, a un experimento realizado por algún grupo secreto decorte supuestamente cristiano o por un Departamento de al­ guna inconfesable Universidad, sólo futuras investigaciones -en curso- lo averiguarán. Mientras tanto, uno de los más emblemáticos asuntos de la ufo­ logía ibérica pierde progresivamente su halo extraterrestre y de misterio, aunque los interrogantes que surgen a su alrededor no hagan otra cosa que m uIti plicarse.

Javier SIERRA

Ala izqda. , huella dejada por el presunto platillo volante de Aluche en Febrero de 1966. Sobre estas lineas Javier Sierra junto al sacerdote Enrique López Guerrero en Mairena del Alcor (Sevilla) en Abril de 1989. Ala dcha., huellas de un OVNI encontradas en Argentina muy similar a la de Aluche. 97


98


Afirma impertérrito que no es de la Tierra y que procede de las estrellas. Se llama Kortron y su Yo Superior proviene-se­ gún nos explica- de otro sistema estelar, pertenecíendo al grupo operativo Ashtar. Su misión en la Tierra, al igual que la de cientos de miles como él, se centra en equilibrar los pun­ tos nodales de la Red Etérica del Planeta, con la intención de despertar la conciencia humana para que los hombres alcan­ cen la vida eterna. En esta entrevista, Manuel Figueroa ha dia­ logado con este «extraterrestre» en su propio «cuartel gene­ ralll sobre la llamada ttOperación Paloma') que -afirma- pon­ drá en marcha el programa codificado genéticamente de mu­ chos extraterrestres Que hoy viven en cuerpos humanos sin ser conscientes de su origen. En ese momento sabrán su «mi­ sión~).

99


AROLlNA del Norte se encuen­ tra en el Sudeste de los Estados Unidos. Es la tierra donde so­ lían vivir los antiguos indios cherokees, adoradores del Sol y de las pu rificacio­ nes mediante el fuego. Esta pluviosa región es frecuentemente visitada por accidentes meteorológicos de gran calibre, tales como pertinaces tormen­ tas, tornados y ciclones, y, según se di­ ce, en esa zona los OVNls son cosa co­ mún . De Norte a Sur este Estado es atravesado por los inefables Montes Apalaches, siendo las «Montañas Azu­ les» una de sus cordilleras. En lo espe­ so de estas montañas humosas, de inestable clima, vive un conspicuo per­ sonaje que todo el mundo conoce por «Kortron» . En un enclave denominado la Montaña de la Piedra, este enigmáti­ co individuo ha construido, casi solo, una cómoda y amplia casa de madera de doce habitaciones, desde donde -afirma- mantiene comunicación te­ lepática con el Cosmos y con el mundo exterior mediante su poderosa com­ putadora -de más de mil megas de memoria- y su incansable Modem. A escasos 100 metros de allí, este ex­ mecánico de aviación ha constr'Uido una pirámide que es, según su explica­ ción en ig mática, ORVOTRON, la Puer­ ta Interdimensional del Este.

RED DE PUNTOS Y MERIDIANOS ENERGETICOS DEL PLANETA Mis intereses en relación con la red etérica del planeta -fiel reflejo del esta­ do de salud de «Gaia»- me llevaría un día a entrevistarme con una persona que, provenientede Puerto Rico,sede­ dicaba a recorrer los «Puntos Sagra­ dos de Poder» de los Estados Unidos. La persona que me lo había recomen­ dado hacía que el tema no careciera ya de entrada de colorido y de un cierto in­ terés displicente -hay que reconocer­ 10-, pues provenía de un no menos conspicuo, aunque poco elocuente personaje, perteneciente nada menos que a la oscura organización miamen­ se, sita en el Estado de Florida y deno­ m inada «República de la Atlántida». En el sobrio ambiente acondicionado de Sempers, uno de los «nightclubs» que han invadido, como una nueva ola, Miami Beach, sostuve así una alucina­ da conversación con estos dos perso­ najes, de apariencia extrañamente modesta y afable. Entre el cómplice ba­ rullo de la música de fondo y los cuchi­ cheos de las mesas vecinas, lograba distinguir, de cuando en cuando, algu­ nos conceptosquefueron ganando mi atención individida. Conceptos como «pirámide focal, reestructuración del sistema energético del planeta, con­ tacto extradimensional» y otros más acapararon mi atención. En resumen, que no necesité más, puse a punto los 100

asuntos necesarios, agarré mi equipo decampoy partí rumboalas Carolinas a entrevistarme con el supuesto agen­ te de las estrellas.

EN LA MONTAÑA DE LA PIEDRA Después de un contacto inicial a tra­ vés del Modem, y de recibir las instruc­ ciones imprescindibles para encon­ trarlo, y al final de un agotador viaje de veinte horas por estas comarcas mon­ tañosas de estrechas carreteras -su­

«Mi

blime excepción a la regla según la cual en este país hasta las comarcales pa­ recerían autopistas a un ojo europeo­ lIeguéa la pirámide de Kortron. Pero no fuetan fácil : las indicaciones que había recibido por computadora me con­ ducían nada más que hasta la ciudad de Boone, al pie de las Montañas Azu­ les. Una llamada yquince minutos des­ pués su esposa se reun ía conmigo pa­ ra conducirme hasta mi destino final, unas 40 millas más allá, en las monta­ ñas, un lugar llamado La Cresta de Pie­ dra. En la intimidad de la pirámide, la

erocedencia es cósmica. Yo llegué a la Tierra en una nave espacial, junto con varios miles como yo. Al principio no me acordaba de cuál era mi origen, pero -de pronto- un día lo recordé todo.»


afable señora --que en este contexto se hace llamar Solinus- me anunció que a pesar de que, desafortunadamente, en los últimos días Kortron había con­ traído una hepatitis viral muy tóxica y que se encontraba muy indispuesto, me recibiría. Esto empezaba mal, pen­ sé yo. Sin embargo, a pesar de la muy demacrada tez y de un cierto cansan­ cio en la mirada, este singularísimo personaje desplegaba una energía que, según las normas estadísticas, no correspondía a un ser humano muy enfermo del hígado. El aspecto positivo de esta enfermedad, en cuanto a la confianza que podría despertarme el sujeto, es q ue yo sabía, siguiendo aAli­ ce Bayley, que las enfermedades del hígado son típicas de los discípulos que manejan grandes energías. El asunto volvía a tomar matices sugesti­

vos. -¿Existen avistamientos OVNls en la región? -Aquí constantemente hay avista­ mientas OVNls. Debiera usted quedar­ se una semana y así tendría experien­ cias difíciles de olvidar. O quizás las tendría en la primera noche, como su­ cedió con un grupo de tres australia­ nos que vinieron a pasar unos días en busca de encuentros cercanos y el mismo primer día algo debió suceder­ les porque se fueron sin despedirse en medio de la noche. Nos habíamos acostado muy tarde, sobre las dos de la madrugada, conversando a la luz de la luna, quemando hierbas aromáticas en una fogata frente a la casa. Yo suelo Kortron -abajo en su despacho­ afirma .que los hombres están a punto de dar el salto hacia el si­ guiente estado evolutivo. A la izda., ilustración de Al Eastman y Noel Lawrence .

levantarme antes de que salga el sol, y cuando lo hiceyase habían ido, sin de­ jar una nota, sin decir adiós ... Deben haber visto algo. Algo que debió asus­ tarlos mucho. Yeso que era un grupo de alpinistas, gente dura que no se arredra por poca cosa.

ENVIADO A LA TIERRA EN UNA NAVE ESPACIAL

-¿y qué le trajo a este lugar con la intención de construir todo esto? -Recuerdoquecuandolleguéaquí, sólo había bosques. Entonces mi mu­ jer me dijo, «no tenemos dinero para construir una casa», y mi respuesta fue, «en efecto, y como no tenemos dinero ni para construir una casa pequeña, ivamos a construir una casa grande!» Esto que usted ve aq uí lo hemos hecho nosotros solos. Todo lo bello requiere mucho trabajo duro. En invierno nos quedamos frecuentemente aislados por la nieveysi no cortamoslosárboles 'nosotros mismos, no tenemos con qué calentarnos. Pero en esta soledad se ven cosas no vistas, se oyen cosas au­ ténticas, vírgenes. De vez en cuando la gente nos ayuda, pero van y vienen. Lo cierto es que cada vez que necesita­ mos algo, llega alguien y nos ofrece la solución, laayuda, los medios materia­ leso financieros. Además el huerto que está allá arriba, aliado de la pirámide, es nuestro. No dependemos del siste­ ma para subsistir. Es fantástico.

-¿De dónde procede esa ayuda? -Es cósmica. Yo lIeg ué a la Tierra en una nave espacial, junto con varios mi­ les como yo. Al principio no me acor­ daba de cuál era mi origen, no me acordaba de nada. De pronto un día lo recordé todo. Un oficial se acercó a anunciarme que tenía que Descender. Pedí que me condujeran ante el capi­ tán, pero lo siguiente que recuerdo es que era un niño de seis meses que llo­ raba en un cochecito porque tenía mu­ cho calor. Me decía a mí mismo: «¿Oónde estoy, que me están hacien­ do, qué me sucede? No podía cami­ nar, no podía hablar; lo único que sa­ lían eran gritos. Así que siempre he sa­ bido que no pertenezco a este lugar. Siempre me he horrorizado del estado emocional de la sociedad, de lo que la Humanidad hace a la Tierra. -Es decir, que siempre ha intuido la relación entre la espiritualidad de la Humanidadyel estado energético del Planeta, de Gaia. -En efecto. Y, por supuesto, nadie me creía. En el mejor de los casos, cuando era jovencito, me daban pal­ maditas en la cabeza y me trataban de idealista, de poco práctico y de inma­ duro. Pero yo he sabido siempre que tenía una misión que cumplir. Así que opté por callarme y esperar a que Ile­ garaet momentode la verdad de mi vi­ da. Desde entonces he estado en con­ tacto con la nave de la cual provengo. En 1977 me dijeron que tenían que matarme para realizar en mí algo que era de necesidad, «pero no temas -me explicaron-, vamos a estar conti­ go y saldrás de eso cambiado». Exac­ tamente seis meses y un día después, mi corazón se detuvo y estuve al otro lado durante veinticinco minutos. Me sentí al borde de la muerte, vi la luz

101


blanca y al regresar me noté cambia­ do. Unos meses después, la voz volvió a decirme que viniera a Carolina del Norte, donde tenía que asentarme. Po­ co a poco me guiaron hasta este preci­ so lugar. Para comprar el terreno nece sitaba 2.400 dólares (265.000 ptas.), pero yo no tenía dinero. Así que fui al banco y les expliqué para qué quería el dinero y me lo prestaron. Así de senci­ llo. Desde entonces todo ha estado ocurriendo de esa manera. Todo fluye; cada vez q ue necesito algo verdadera­ mente, de una forma u otra, aparece. Reconozco que es un mododevidadi­ ferente. -En definitiva, Cristo dijo: «Haréis cosas más sorprendentes de las

que hago..... -Eso es, y por eso no vivo con mie­ do. No temo que me falte nada. Kortron meafirma impertérrito queél es un Hombre de las Estrellas que per­ tenece al comando Ashtar. Y ello signi­ fica que su Ego o Yo Superior -su An ­ gel solar, que diría Alice Bailey- pro­ viene de otro sistema estelar, donde tiene grado similar al de Comandante, y se encuentra aquí cumpliendo una misión, al igual que decenas de miles de otros como él. Hay que reconocer en favor de Kor­ tron que mientras estuve en su casa la grabadora y las cámaras funcionaron de maravilla ... siempre que no se le en­ focara a él. Debo reconocer también que la atmósfera del lugar predispone a que las evidentes reticencias que a 102

« Meentero en sueños omediante contactos con la nave de las cosas que están sucediendo relacionadas con la Humanidad. Recientemente me han dicho que tres cuartas partes de la misma desaparecerá antes de que termine el milenio.» uno le asaltan, incluso sobre la salud mental de nuestro entrevistado, se d i­ luyan bastante, dejando en el ambien­ te un estado de la realidad diferente que se percibe muy claramente. Al ha­ cerle partícipe de esta última sensa­ ción, contestó: «Es que estamos vivien­ do en tiempos de renovación, en los que la Tierra está cambiando y la Hu­ manidad está a punto de dar el si­ guiente paso evolutivo. Aquí hasta los árboles vibran con esa verdad que ex­ cluye toda duda y, por tanto, todo cuestionamiento.» Esta afirmación hizo que me reple­ gara en mí mismo, que hiciera acopio de fuerzas, recordando mis legítimos interrogantes, y volví a la carga. ---<-En qué consiste esa encrucija­ da ante la que se encuentra la Huma­ nidad? -Bueno, la encrucijada evolutiva ante la que se encuentra el Hombre es la del Miedo y el Amor incondicional. El Hombre ha de decidirse entre el Miedo y el Amor. El vehículo de partida de los que sedecidan por el Amor -{) que ha­

brá de conducirlos hasta su concien­ c ia de origen en las estrellas- está siendo construido y se denom ina La Paloma. Yo soy el responsable de la Costa Este en esta tarea. ---<-En qué consiste la Operación la Paloma? -Se puede ver cómo un vehículo vi­ bratorio formado por las líneas de fuer­ zas del planeta o bien, complementa­ riamente, como la suma de las ener­ gías que se liberan cuando el Hombre se hace unocon su Yo Superior o con su Alma. -En esta última perspectiva, sería ¿La Paloma un vehículo hecho de Luz, la luz del alma, quiero decir? -Claro, esa es otra forma de decir lo mismo. -La llegada de La Paloma, como usted dice, a míme recuerda la tradi­ ción, según la cual en este fin de mi­ lenio ha de manifestarse el Espíritu Santo. En su opinión, ¿para cuándo se espera q ue estén reu nidas las condiciones de manifestación de La Paloma?


A la ízda., el refugio que se ha construido Konron en las Montañas Azules de Carolina del Norte (EE. UU.). Bajo estas Itnoas, la pirámide o puerta interdi­ mensional bautizada como ORVOTRON. Arriba. panorámica del bosque don­ de está instalada.

-Ha de manifestarse antes de 1993 y también ha de tener lugar la partida -esdeci r-Ia identificación con la Con­ ciencia del Yo Superior. Ese sería el si­ guiente paso evolutivo.

MANIFESTACION DEL ESPIRITU SANTO -¿Qué condiciones esenciales se requieren para que se manifieste La Paloma? -La reestructuración de la Red Mundial de Puntos Nodalesde Energía es esencial. Nos encontramos en la etapa final de este reordenamiento, que consiste en la construcción de pi­ rámides en los doce puntos vórtices

principales de los Estados Unidos, lo que creará un aparato direccional ma­ sivo vibratorio que desde el punto de vista planetario sería La Paloma. -¿Cómo se las arregla en este lu­ gar tan aislado para seguir el curso de los acontecimientos? -Me entero de los acontecimientos de las dimensiones de aquí abajo por la radio y por mi equipo de computa­ ción,sobretodocon mi BBS.lntercam­ biamos artículos, fotos, de todo. Las in­ formaciones que recibo las comparto con las personas interesadas en el te­ ma, a través de un Boletín informativo que publica Judith A. Wells de la que yo soy asesor. Los lectores que deseen recibir dicho Boletín pueden escribir a: Judith A. Wells, Route 2, Box 309 B, Vi­ las, NC 28692. En cuanto a la inmensa

mayoría de las cosas que están suce­ diendo constantemente y que tienen que ver con la Humanidad, me entero en sueños o cuando vienen a visitar­ me. Recientemente me han dicho que tres cuartas partes de la Humanidad ha de desaparecer antesde que finalice el milenio. En Africa la superepidemia de Sida que en este mismo momento está arrasando el continente es poco cono­ oida por la prensa oficial. Sin embargo, está causando estragos. -En la tradición cristiana, la llega­ da de la Paloma podría asociarse a un nuevo advenimiento del Espíritu Santo. ¿Qué pasará entonces cuan­ do se haya manifestado? -La Paloma -o el Espíritu Santo co­ mo usted bien dice- desencadenará un programa codificado genética­ mente en muchas personas, que hará que se despierten y se den cuenta de nuestra procedencia y de nuestra mi­ sión en este planeta, es decir, a qué han venido aquí, qué es 10 que tienen que hacer. Por eso los cuesNonamientos tienen poco valor hasta que no se des­ pierten esos programas. Hasta que no llegue ese momento, no tenemos la capacidad genética de com prender. Y después, todo estará claro y no necesi­ tará explicación. Noes un tema intelec­ tual, aunque nuestra curiosa intelec­ tualidad se encabrite y rebele. Lo que es muy importante es establecer con­ tacto con esa gente a la que le están su­ cediendo muchas cosas, comparti r las experiencias y ver que todos tenemos algo en común, por muy extraño que parezca. Somos miles y miles los que estamos despertando, o si se quiere, actualizando esos programas genéti­ cos. -Esa partida o toma masiva de conciencia ¿está relacionada con el Final de los Tiempos? -Lo repito ante usted una vez más: no se acerca el fin del mundo, sino, por el contrario, la simiente de la renova­ ción que conducirá a la Vida Eterna. -Me parece comprender que los Hombres de las Estrellas son un po­ coloquedesdesiempresehallama­ do un Hombre de Dios. ¿A qué vie­ nen a la Tierra en general estos se­ res, estos ángeles galácticos? -Como ha comprendido usted muy bien, la temática ufológica no está se­ parada de la noción de la Jerarquía y de los temas tratados desde siempre por la Tradición. Lo que pocos recono­ cen es que la Tierra es una escuela en la que el pensamiento crea la Real idad. Loque unocreaes un instrumento, ba­ sado en el principio de la causa-efecto -el Karma, dirían los orientalistas-q ue sirve para aprender mediante el ejerci­ cio del libre albedrío. --(,y esa creación es la Ilusión a la que se han referido siempre los místicos? 103


K ortron el «extraterrestre», vive en un enigmático enclave de EE.UU. denominado la Montaña de la Piedra donde ha construido en solitario una amplia casa de madera y una pirámide que -según su explicación- es una Puerta Interdimensional. -Sí, se puede decir así. Pero es me­ jor verlo desde la óptica de una tecno­ logía transdimensional. Además, la responsabilidad que uno debe adqui­ rir en relación con la construcción de la Paloma conlleva la disolución de la ilu­ sión y conduce al conocimiento.

LUCHA ENTRE EL MIEDO Y EL AMOR Hicimos un alto en la conversación para compartir con Kortron, su esposa y su hija Adele, unos deliciosos platos a base de pescado, y frutos del huerto de la casa. Como expliqué anterior­ mente, su presencia interfería el buen funcionamiento de misequipos, inclui­ do el magnetofón, de modo que tuve que recurrir al viejo método de lápiz y

104

papel para tomar apresuradas notas que me permitieran luego reconstruir los propósitos de estesingulary cierta­ mente complaciente personaje. Según me contó, la construcción de este vehículo vibratorio interdimensio­ nal que él llama La Paloma, provoca deslizamientos dimenSionales en otros planos, debidos a las fricciones entre el Arquetipo del Miedo y el del Amor. Concretamente, esta reestruc­ turación de las dimensiones está pro­ duciendo lo que técnicamente se de­ nomina la implosión de la materia, la cual, como reacción, produce ondas de presión hacia la periferia en los dis­ tintos cuerpos de nuestro sistema so­ lar. El resultado son las anomalías magnéticas que hemos venido obser­ vando en el Sol -bajo la forma de las recientes e inusuales tormentas mag­

néticas-, en Saturno -produciendo la terrible tormenta ciclópea que está arrasando el planeta-. Y en la Tierra, provocando terremotos y explosiones volcánicas cada vez más frecuentes, así como el desbordamiento de las más irracionales pasiones, amén de las tormentas, grandes fuegos y altera­ ciones ecológicas que estamos pre­ senciando. Todas estas manifestacio­ nes, además, están vinculadas entre sí. Estas catástrofes -nos recalca Kor­ tron- son consecuencia de la lucha entre El Miedo y El Amor.

TOMA DE CONCIENCIA DE LA QUINTA DIMENSION Según Kortron, la Tierra, en su As­ censió n, está a punto de dar un salto cuántico hacia laquintadimensión.Es­ ta dimensión es la de los ángeles ga­ lácticos, el Alma o Yo Superior, no im­ porta cómo lo llamemos. Para esto, el karma de este planeta está siendo transmutado a través del karma indivi­ dual de los humanos. Esta transmuta­ ción del karma tiene su contrapartida en las transformaciones de la estructu­ ra de la Red Energética del Planeta y sus puntos nodales o centros sagra­


A la izda. , vista lateral de la pirámide. Bajo es­ tas lineas, Kortron en el interior de la misma.

dos de poder. Y, por tanto, su contra­ partida meteorológica ygeológica. Las cuitas del corazón h u mano son las q ue tienen loco al clima y producen tantas cosas que antes nunca se habían visto con la presente magnitud. Por otra parte, la Jerarquía Espiritual no puede actuar directamente sobre el planeta pero sí sobre los humanos. Por eso hay tantos encarnados hoyen día y hay tantos humanos que estén pasan­ do por el proceso de la Iniciación. ""'¿Cómo se realiza esa interac­ ción con el Planeta a través de los humanos? -Cuando la Jerarquía necesita equilibrar un cierto nodo o el flujo a tra­ vés de algún meridiano energético, lo que hace es dirigir una cierta energía hacia un lugar del planeta, y para eso comienza a enviar gente all í, a través de quienes realizar la transferencia. Mu­

«La

cha gente entonces siente la urgencia de desplazarse, de dejarlo todo y partir a otro país, a otro Estado ... -Pero, ¿no ve usted un cierto peli­ gro en dejarse llevar por esas energías? ¿Cómo saber que se trata de impulsos generados por la Jerar­ quía? Lo primero que hay que hacer es darse cuenta de lo que está sucedien­ do, de manera que uno pueda tomar decisiones razonables por sí mismo. Cuando uno empiece a recibir mensa­ jes que le indican que haga una cosa u otra, uno debe tomar decisiones lógi­ cas. AUrlque es difícil darse cuenta de que por encima de todo está el poder del espíritu, que lo puede todo. -Desde el punto de vista energé­ tico, ¿por qué escogió este lugar pa­ ,ra vivir y para realizar su obra? -Esta montaña es un chakra plane-

Tierra -según Kortron- está a punto de dar un salto cuántico hacia la quinta dimensión, la dimensión de los ángeles galácticos, el Alma o el Yo Superior.»

tario que vincula las dimensiones Usi­ cas con las parafísicas. Lo que es más, aquíhayvarios portales interdimensio­ nales... .....¿Como ocurre con los chakras del Yoga que en realidad son cons­ telaciones chákricas, con un chakra importante en el medio y otros sub­ sidiarios que en un cierto sentido gravitan alrededor de él? -Sí, algo así. -Es indudable que hay unas vi­ braciones poderosísimas en el am­ biente. He tenido que cambiar tres veces las baterías de la grabadora. Es imposible que todas hayan esta­ do en mal estado... ¿Cuál es su fun­ ción dentro del plan maestro de los que le enviaron? -Existen siete universos. De cuando en cuando cada uno de ellos entra en expansión. Es necesario armonizar la red cristalina del planeta Tierra, a los efectos de que pueda entrar también en expansión. Si no, ocurrirá una ca­ tástrofe. Mi tarea consiste en equilibrar los puntos nodales de la red. Aquí, en esta montaña, estamos en u no de ellos. Por eso es que la meteorología de esta región es tan inestable... -y esa armonización energética tiene consecuencias espirituales para los seres humanos... -Así es. -Sobre las grandes catástrofes profetizadas para el fin del milenio, ¿qué piensa usted? -No creo en catástrofes. Lo que yo veo son grandes transformaciones de la conciencia, que desde ahora están teniendo lugar. OIaro que se produci­ rán muertes, y en grandes cantidades, pero lo fundamental será la concien­ cia. La gente se dará cuenta de su con­ dición de seres eternos encarnados en sus cuerpos. Ese será el Gran Cambio. Y cuando se den cuenta, pod rán vivir el tiempo que quieran en sus cuerpos. .....¿Y cuándo sucederá en su crite­ rio este cambio? -Ahora mismo. Entre nosotros hay ya personas que se han dado cuenta y que nos están mostrando el camino a casa. La gran dificultad reside en nues­ tros egos, que no quieren aceptar la realidad. En el momento en que lo ha­ gan, atravesarán las puertas. Así de simple. .....¿Sin entrenamiento alguno? ~Ninguno, en el sentido de las hoy en día muy populares tecnologías es­ pirituales. Lo que hace falta es Acepta­ ción. Prometiendo regresar, me alejé de aquella sublime montaña humosa y salutífera, donde realmente no cuesta tanto trabajo imaginar que un día pu­ diera venir a manifestarse el Espíritu Santo. Manuel FIGUEROA

105


L «affaire» Meier no es un caso más. Existen muchas, muchísi­ mas personas en el mundo que afirman estar en contacto con los tripu­ lantes de los OVNIS: Eugenio Siragu­ sa, Sixto Paz, Howard Menger, Or­ lando Rimax; Máximo Camargo ..., pero entre todos ellos, Eduard Meier (Billy para los amigos) es el que pre­ senta las fotografías, filmaciones y otras «pruebas» más espectaculares de sus contactos con extraterrestres. Jamás en la historia de la Ufología se ha producido un caso, ni por asomo, mínimamente semejante al caso Meier. Nunca entre los 70 millones de casos OVNI-OVI recogidos por los ufó­ lagos de todo el mundo se ha reporta­ do una experiencia OVNI tan suma­ mente espectacular, polémica y com­ pleja. Como coordinador de la EXPO-OV­ NI, entre 1988 y 1990, tuve la oportuni­ dad de recopilar varios centenares de fotografías de OVNIS tomadas en dis­ tintas partes del mundo. Muchas de ellas, sin discutir ahora su autenticidad o falsedad, presentaban naves real­ mente nítidas fotografiadas por Paul Villa, Ed WaHer, BiII Hermann...; pero siempre pOdía encontrar en mi archivo una fotografía de Billy Meier que eclip­

108

saba las mejores placas ufológicas.

TODO COMENZO A LOS CINCO AÑOS A pesar de que el caso Meier salta a la luz pública en 1975, las experiencias paranormales y ufológicas de Eduard comenzaron mucho antes. Con sólo cinco años, yen compañía de su padre, Meier había presenciado un avistamiento OVNI en su pueblo, cuando una gran nave circular sobre­ voló parmoniosamente la iglesia de la parroquia. A partirde entonces, y como ha ocurrido en otros casos de contacto OVNI, el joven Billy comenzó a escu­ char «voces en su cabeza». Poco después, a los siete años, tuvo

«Un

su primer c;ontacto personal-siempre según lo que él cuenta- con un extra­ terrestre. Se trataba de Sfath, un ser de apariencia humana, un sabio anciano que se convertiría en su primer «tutor espiritual». Su objetivo, según reveló a Meier, era el de prepararle para su futu­ ra misión. A partir de aquí, y a medida que pa­ saban los años, Billy Meier viajaría por distintos países desempeñandodistin­ tos oficios y acumulando variadas ex­ periencias. Tras dejar la escuela, a los doce años desempeña todo tipo de oficios; de corredor automovilístico a cazador de serpientes. Suiza, Turquía, India...su vida, carga­ da de aventu ras, le cond uce a situacio­ nes tan dispares como la Legión Ex-

invisible campo de fuerza impidió que me

acercara a la nave -dijo Meier-. A distancia, vi cómo salía una figura humana. Tenía un traje gris, como nuestros astronautas. Era una mujer rubia de cabello largo y brillo azulado en su piel... »


tranjera, dos años en un Ashram hindú o una corta estanciaen la cárcel por ro­ bo.

CONTACTO CON LAS PLEVADES Tras unos años de inactividad para­ normal en la vida de Meier, y durante su estancia en Turquía, Eduard, que per­ dió un brazo (amputado por encima del codo) en un accidente, reunió el su­ ficiente dinero para regresar a Europa,

según cuenta, trabajando como infor­ mador de agentes estadounidenses. Así, en 1975 se hallaba viviendo en Hinwil (Suiza), con una mísera pensión estatal de 700 francos mensuales co­ mo inválido.

D ebida a las enemistades que cosechó, Meier padeció varios atentados. Esta circunstancia le obligó a no despegarse de un revólver que llevaba constantemente al cinto, como los antiguos pistoleros del Oeste.

Allalizda, Meier con su esposa Popi. Junto a es­ tas Ifneas las su­ puestas pleya­ dianas Asket y Nera, fotó -se­ gún Meier- to­ mada en el inte­ dorde una nave. Abajo a la izq­ da., retrato ro­ bot de Semjase. A su dcha., foto de OVNls hecha por Meier.

Eran las doce y doce minutos de la tarde del 28 de Enero de ese año. Billy se encontraba recostado en un d iscre­ to prado cercano al pueblo, cuando escuchó un pulsante zumbido.lnstinti­ vamente alzó la vista hacia el punto del que surgía el sonido para encontrarse con un formidable disco volante que descendía suavemente hacia un des­ pejado prado situado a unos 100 me­ tros del fascinado Meier. Mientras el objeto descendía, Eduard pudo tomar varias fotografías con la tosca cámara fotográfica, que afortunadamente le acompañaba en sus salidas al campo. Curtido en todo tipo de aventuras, Billy tuvo la suficiente entereza para encaminarse hacia la nave con la in­ tención de tomar fotografías más cer­ canas. Sin embargo, según describió posteriormente, «una fuerza, o campo de fuerza invisible me impidió acercar­ me más a la nave. A distancia, vi cómo salía una figura humana. Tenía un traje gris, como nuestros astronautas. Era una mujerrubia de cabello largo y brillo azulado en su pie/...» Billy Meier acababa de iniciar la mayor aventura de su vida. La expe­ riencia que lo haría mundialmente fa­ moso. La bella mujer de la nave dijo lla­ marse Semjase. Semjase, la hermosa comandante de la expedición alienígena que su­ puestamente mantendría contacto con Meier, es una mujer de 1,70 m., as­ pecto nórdico y apariencia absoluta­ mente humana, «a excepción -dice Eduard Meier- de tener los lóbulos de las orejas un poco más largos de lo normal». Esta supuesta extraterrestre, de más de trescientos años de edad, según le dijo a Billy (a pesar de no aparentar treinta), afirmó provenirde Erra, un pla­ neta similar a la Tierra que giraba alre­ dedorde un pequeño Sol en el sistema de Taygeta, a más de quinientos años luz de nuestro mundo, en la hermosa constelación de las Pléyades.

ERRA, EL EXODO DE UN PUEBLO La historia del pueblo de Semjase que narra Eduard Meier, muy similar a las que describen otros contactados refiriéndose a «sus» extraterrestres no deja de estar aderezada de un sos'pe­ choso romanticismo juliovernesco. Hace millonesdeaños, un pequeño planeta que giraba alrededor de una de las estrellas de la constelación de Li­ ra desarrolló una civilización de altísi­ mo avance tecnológico. Esta civiliza­ ción, sin embargo, no había evolucio­ nado éticamente a la par q ue científica~ mente, y terminó por autodestruirse. No obstante, antes de que una guerra 109


termonuclear provocase el fatal apo­ calipsis, un líder de Lira, un tal Pléyone, organizó el éxodo de muchos de sus vecinos del planeta hacia los planetas de las Pléyades, las Hiliadas y la estrella Vega. De uno de los mundos de las Pléyades, Erra, es dé donde llega a la Tierra la expedición comandada por Semjase... Allá por los años setenta, Meier se diferenciaba fundamenta lmente de otros contactados, además de por sus insólitas fotografías, por no aportar el tópico mensaje mesiánico-catastrofis­ ta-pseudorreligioso que proclamaban Eugenio Siragusa, Maria, etcétera. To­ do lo más, el suizo advertía sobre la ca­ pa de ozono que, según le había dicho Semjase, se encontraba en grave peli­ gro. Más aún, Eduard Meier no sólo afir­ maba que las abducciones (supues­ tos raptos de terrícolas a manos de alienígenas) eran una realidad, cosa que no aceptan la mayoría de los con­ tactados, sino que incluso aseguraba que los antropólogos pleyadianos habían secuestrado humanos con fi­ nes científicos, alguno de los cuales desafortunadamente habría muerto durante los experimentos. y es que los extraterrestres de Meier no eran «ángeles tutelares», ni «dioses salvadores», sino una pretend ida civili­ zación de «humanos de otro mundo» que habían llegado a la Tierra casi por casualidad. Billy Meier nunca aceptó el papel de un nuevo profeta que muchos trataron de conferirle. Ni, al parecer, su amiga de las estrellas pretendía convertirse en una nueva deidad Objeto de culto por los «ufólatras» que tanto abundan en Occidente desde 1952, sin embar­ go...

EVOLUCION DE UN CONTACTADO Desde el mismo instante en que las espectaculares fotografías de Billy Meier trascendieron a la opinión públi­ ca, canalizaron la atención de los ufólo­ gas de todo el mundo. Personalmente puedo comprender con suma facilidad lo que debieron sentir los «coleccionistas de fotos OV­ NI» (yo también lo soy) al recibir algu­ nas de las placas tomadas por el g ran­ jera suizo. Timothy Good, Lou Zinss­ tag (prima de Carl G. Jung) o Wende­ lIe Stevens (mayor retirado de las Fuerzas Aéreas norteamericanas) fue­ ron algunos de los ufólogos que pri­ mero se interesaron por el caso. Des­ pués de un lógico «demasiado buenas para ser auténticas», todos los que buscamos angustiosamente las res­ puestas que se agazapan esquivas tras el enigma OVNI; la inagotable cu-

110

P ara algunos científicos que analizaron las fotografías y otras «pruebas» de Meier, el caso no ofrecía lugar a dudas: se trataba del fraude más infame de la Ufología. riosidad nos empuja a un «pero y ¿si lo fuesen ... ?». Este sentimiento fue el que llevó a estos investigadores, funda­ mentalmente al mayor Stevens, a des­ plazarse a Suiza, tras una dilatada rela­ ción postal con Ed Meier, para estudiar el insólito caso. Fruto de esas investigaciones, de las que hablaré más adelante, realizadas por Stevens, fue el lujoso libro Contact from Pleyades. Esta obra, que recoge muchas de las fotog rafías de Meier, fue un auténtico «bombazo» en el mundi­ llo OVNI. Eduard Meier se convirtió, rá­ pidamente, en el «ejemplo de Contac­ tado». Miembros de distintos grupos «pro-extraterrestre» esg ri mían las fotos del contactado su izo como afiladas es­ padas con que rasgar los más sólidos escepticismos. No fue de extrañar, por todo ello, que Ed Meier (o más bien sus más acérri­ mos acólitos) fundasen un centro filo­ sófico-ufológico: el Semjase-Silver­ Star-Center. Por aquel entonces, Bililyya había si­ do desahuciado de su humilde granja en la que apenas tenía agua corriente. Sus 700 francos mensuales apenas le

daban para alimentar a su esposa, Ka­ liope (una griega disminuida intelec­ tualmente), y a sus tres hijos. Y, por otro lado, su tara física (recordemos que a mediados de los años sesenta había perdido un brazo en un accidente de tráfico cuando aún trabajaba de ca­ mionero) no le permitía desarrollar de­ masiados empleos. Su miseria económica había llega­ do al límite cuando su creciente fama internacional surgió como un salvavi­ das. Meier comenzó a comercializar las fotografías (cosa que al fin y al cabo hacemos también todos los fotógrafos y reporteros). Comenzó a cobrar por las entrevistas, filmaciones, etcétera. Con esta «inesperada» fuente de in­ gresos, y una colecta llevada a cabo entre los simpatizantes de su caso, Meier pudo adquirir una finca (de 25 hectáreas) a treinta minutos de Hinwil; entre el cantón de Zurich y el de Tur­ gano Curiosamente, muy cerca de un silo subterráneo de misiles. (?) Sus mensajes se tornaron más «clá­ sicos» y comenzó a revelar experien­ cias que sorprendieron incluso a sus más allegados.


Meier, por ejemplo, afirmaba haber visitado Erra y las Pléyades (algo más o menos normal entre los contactados); peroaseguraba también que los extra­ terrestres le habían hecho viajar al pa­ sado, donde había conocido a Jesús. De hecho, siempre según su testimo­ nio, Meier habría presenciado la Ultima Cena de Jesús como el «decimotercer apóstol» (sobrenombre con el que se refieren socarronamente a él algunos ufólogos americanos). Más aún, Billy fotografió, durante otros viajes al pasado, dinosaurios, pterodáctilos, etcétera. De hecho, y aunque aún no me ha sido consentida su publicación, yo conseNO alguna de estas insólitas fotos.

L

Billy Meier afirmó inc lu so, para asombro de todos, que había llegado a fotografiar uno de los ojos de Dios. (?) Las entrevistas con los pleyadianos se sucedían, así como sus supuestos viajes intergalácticos, e intertempora­ les. Sólo entre 1975 y 1978 habría teni­ do más de 100 entrevistas con «ellos». Semjase, Asket, Ptaah, Quetzal (¿Quetzalcoath?), Nera y otros pleya­ dianas continuaban faci litando a Ed in­

extraterrestres de Meier no son «ángeles tutelares», ni «dioses salvadores», sino una pretendida civilización de «humanos de otro mundo» que han llegado a la Tierra por casualidad. OS

formaciones de todo tipo, aunque ad­ quiriendo con el paso de los años un tinte más pesimista en cuanto al futuro de la raza humana (cosa que tampoco hay que ser muy listo para deducir). Dos mil, tres mil, cuatro mil páginas. Las informaciones se sucedían hasta llegar a editarse una especie de «bo­ letín meieriano»; WASSERMANNZEIT (la inevitable «Era de Acuario»). En muchas ocasiones, los mensajes de los pleyad ianos eran socialmente oportunos. En Febrero de 1990, por ci­ tar un ejemplo, en plena psicosis mun­ dial por 10sfamosos «Círculos de Ingla­ terra», la Wassermannzeit publica mo­ nográficamente una sustanciosa con­ versación entre Eduard y el alienígena ptaah sobre el tema de los Círculos. Pese a todo la granja-comunidad de Meier se ha convertido ya en una «Me­ ca» ufológica donde contactados, in- . vestigadores y curiosos de todo el mundo peregrinan en buscadeLa Ver­ dad. Pero no sólo ha cosechado admira­ dores. Las tajantes afirmaciones de

11 1


Meier y sus insólitas experiencias des­ pertaron las más encarnizadas ene­ mistades. Tanto es así que en varias ocasiones se produjeron atentados contra la vida del contactado $uizo. De hecho, durante mucho tiempo, Billy no salía sin portar un revólveral cinto, cosa que por otro lado indudablemente le llenaba de satisfacción, ya que su cari­ ñoso apelativo de Billy proviene de su fascinación por el Western (Billy el Ni­ ño, Bufa/o Bill, etc.).

AL FIN ¿PRUEBAS DE UN CONTACTO OVNI? Resulta realmente difíCil encontrar una publicación ufológicaen cualquier parte del mundo que no haya utilizado las hermosas fotografías de Eduard Meier como ilustración. Y no es para menos. Las naves fotografiadas por el man­ co Meier no son las clásicas fotos-OV­ NI tomadas por testigos casuales que, excitados, no regulan correctamente el tiempo de exposición, !a apertura del diafragma o el enfoque de sus cáma­ ras, resultando luces lejanas, imáge­ nes borrosas ... Las naves de Meier son cuerpos metálicos, sólidos, físicos. Es­ candalosamente nítidas. Insólitamente cercanas. Aparentemente definitivas. Pero no contento con eso, Eduard Ilegóafotografiar,en primer plano, aal­ gunos de sus amigos pleyadianos, co­ mo Asket (a quien muchos han con­ fundido con Semajse, de la que no hay fotos, yaque,según Meier, «suelecum­ plir misiones de infiltrada entre los te­ rrestres y no quiere ser reconocida») o Nera. No contento con eso, Billy filmó en varias ocasiones las evoluciones de las naves con una humilde cámara de ocho milímetros. También grabó en cinta magnetofó­ nicaelsonidoque hacen lassupuestas naves pleyadianas al desplazarse. Por si no fuera bastante, Eduard Meier guió a los investigadores a algu­ nos puntos donde los OVNls habrían aterrizado, y donde aún se encontra­ ban las características huellas circula­ res en el terreno. Pero por si todo esto no fuera bas­ tante, el contactado suizo entregó a los ufólogos muestras del material con que los pleyadianos construyen las na­ ves espaciales ... ¿Ouién da más? Sin lugar a dudas, jamás en la histo­ ria de la ufología otro contactado había ofrecido tal volumen de pretendidas evidencias de su caso. Pero ¿prueban todas esas «evidencias» que Eduard «Billy» Meier está en contacto real con seres extraterrestres provenientes de las Pléyades? Desde luego que no. Desde su toma de contacto con Meier, Wendelle Stevens se esforzó

112

En

alguno de los viajes al pasado que los extraterrestres de Erra le permitieron realizar, Billy Meier llegó a obtener insólitas fotografías de dinosaurios y otros animales desaparecidos. por demostrar la naturaleza alienígena delcaso.Asífueron realizadosdistintos análisis de fotos, filmaciones, graba­ Ciones y muestras del metal. Desde el instituto Max Plank a la IBM ¡fueron in­ volucradas en ;ellcaso, y científicos de gran prestigio como Mareel Vogel (uno de losanalistasde laSábanaSan­ ta) o Neil Davis participaron en los es­ tudios. En muchas ocasiones, los re­ sultados fueron definitivamente positi­ vos; sin embargo, se hallaron fotos fraudulentas. Los escépticos, encabezados por Karl Korffyel inevitable P. KJass, inicia­ ron una «contra-cruzada» contra el «apostolado» que Stevens, Lee y Brit Eldersyel grupo Genesislllhabían ini­ ciado.

Informes, contrainformes, acusacio­ nes, difamaciones... se sucedían en una «guerra» sin cuartel. Pero en honor a la verdad hemos de reconocer que ambos extremos tienen parte de razón. Aestasalturas resulta innegable que se han localizado fotografías fraudu­ lentas. La misma Kaliope (Popi para los amigos), esposa de Meier, entregó a los investigadores fotos rescatadas del fuego en que se apreciaban maquetas muy similares a los OVNIS de Meier. Sin embargo, Billy nunca negóque hu­ biera realizado maquetas, «después» de sus contactos. Además hemos de tener en cuenta que Kaliope actuó en estos casos en ataque de ira ante los malos tratos de su marido, quien, por


cierto, no practicaba lo que predicaba. También los análisis del metal; una aleación atípica de aluminio, plata, tu­ lio, etc., en alto grado de pureza, fueron puestos en tela de Juicio por los escép­ ticos, como era de esperar. Para los escépticos está muy claro: el caso Meier no es más que una burda y tosca patraña, el fraude más infame de la Ufología. El mismo Billy se habría encargado de utilizar doble exposicio­ nesy maquetas suspendidas por hilos para hacer las fotos. Las películas las habría obtenido (según la hipótesis «racional») con un modelo a escala y unacañade pescar ... e imagino que las huellas de los aterrizajes las haría a golpede hazadón ... iYtodocon un solo brazo! Me parece demasiado escepti­ cismo. Enumerar los análisis e investiga­ ciones realizadas por los defensores y detractores del caso sería demasiado extenso. Pero la polémica continúa. En estos mismos momentos, investigadores más objetivos e imparciales, como Manuel Fernández (ufólogo español afincado en Nueva York, de dilatada experiencia en la fotografía OVNI),

miembro de MUFON y uno de los ana­ listas de otro caso sorprendente -el caso Gulf Breeze- estudian el caso. Según declaró Fernández a MAS ALLA es evidente que muchas de las fotografías de Meier pueden reprodu­ cirse fraudulentamente, pero si sólo una de las fotos es auténtica, el caso seguirá mereciendo una investigación más en profundidad.

A la izqda., una de las espectaculares . fotos obtenidas por Meier. Arriba, mis­ ter Belf,contactado norteamericano que asegura también comunicarse con Semjase. Abajo, Shirley McLaine visi­ tando a Meier.

Mesumo a la opinión de Fernández, porquesinceramente requiere un gran esfuerzo imaginar que los cientos de fotografías, filmaciones, etc., presenta­ dos por Meier hayan sido realizadas por este campesino suizo, manco, de escaso nivel cultural y tan precarios medios económicos. Algunos osados han aventurado la posibilidad de que Meier haya sido uti­ lizado por alguna agencia de inteligen­ ciacomoun punto de captación defie­ les incondicionales y fervientes segui­ dores. Un claroejemplodelagran ma­ nipulación de que ha sido objeto 801fe­ nómeno OVNI por parte de militares en los últimos años. Según esta hipótesis, que merece ser tenida muy presente, las fotos pOdían reflejar auténticas na­ ves discoidales ..., pero muy terrestres. Y es que si el affaire Meier fuera au­ téntico, constituiría lel lcaso,másl i m por­ tante del contactismo OVNI. Jamás u na experiencia de pretendi­ do contacto extraterrestre ha sido tan, en todo caso, divulgada, utilizada y ma­ nipulada en la historia de la Ufología. En la actualidad, el caso Meier se ha utilizado para captar devotos de los ex­ traterrestres, para vender camisetas con motivos ufológicos, para comer­ cializar maquetas infantiles ... Incluso la Universal, de Hollywood, se ha interesado en filmar una película sobre la azarosa vida del contactado. Escépticos, cr.édulos, escritores, pe­ riod istas, contactados, ufólogos, soció­ logos, comerciantes ..., todos han trata­ do de beneficiarse de las experiencias de Meier, y muchos lo han conseguido. Portado esto, y mucho, mucho más, el affaire Meier continúa siendo uno de los casos más significativos de la histo­ ria del «contacto extraterrestre». Manuel CARBALLAL

113


"Maria" (en la foto de la dorecha, la primera a la izda.) comenzó hace años a recibir mensajos de los "maestros de las estrellas" sobre las múlti­ ples facetas de la vida huma-

ARIA del Socorro Pérez, ma­ dre mexicana de diez hijos. Un día aparentemente como los demás, caminando por una céntrica calle del Distrito federal, en aquellos tiempos inolvidables de cambio y rup­ tura de la década de los 60, se verá súbitamente llamada por un nombre: Maria, nombre que además de resonar todas sus memorias y no dudarquese trata de «ella», quedará como mantram personal definitivo. En ese peculiar ins­ tante nunca llegó a suponer que co­ menzaba una carrera de insólitas co­ municaciones que conmoverán y cambiarán las vidas de millares de personas de todo el mundo. Aquella mañana, María del Socorro moría, y Maria nacía, y con ella brotaba una nueva jerarquía de valores ... en lo sucesivo, la madre y esposa dejaba paso a un ser con una «misión» que cumplir, un ser que por la extraña lo­ tería de la vida se convertía en singular canal de comunicación con el mundo, un canal que ni ella podía valorar los costes personales que conllevaría, ni las energías evolutivas que vivencia ría. Maria estaba cruzando en aquel ins­ tante un umbral sin retorno, yasimismo comenzando el recorrido iniciático, posiblemente el más fascinante de sus vidas pasadas y futuras. Una aventura en laque Marlatansóloibaa figurarco­ mo el altavoz suministrador de uro gran paquetede información, ycomoagen­ te coordinador por el que se aborda­

rían planes y proyectos de alcance hu­ manitario y trascendente, junto a per­ sonas del mundo, que no casualmente se acercarían a colaborar. SINTESIS DE ORIENTE Y OCCIDENTE Desde un punto devista planetario, y siguiendo un sulil plan desíntesisen la cruz geográfica planetaria, Oriente en­ treba en Occidente a través de Maria y su sorprendente discurso. Los viejos conceptos judeocristianos eran tras­ cendidos, rescatando la figura del

Maestro Jesús tal y como ellos lo lla­ man, figura que en ocasiones se con­ vertía en comandante de la flota de esa jeararquía espiritual extraterrestre que inspiraba el «plan» desde lo invisible en el ánima de sus contactados. Oriente, a través de la respetable fi­ gura de los lamas, se iba colando en la cultura occidental de un pueblo mexi­ cano, cansado del rigor de unos con­ quistadores y del peso de una cultura raciona'lista, que en ocasiones iba en contra de los simbolismos inconscien­ tes de una etnia, que manejaba con más facilidad el hemisferioderechodel cerebro, y su consiguiente espaciali­


acerca de los tres pilares de la actual problemática planetaria, donde gravi­ tan todos los sufrimientos de la Huma­ nidad.

MENSAJES Y REVOLUCION PSIQUICA

dad e integración en la naturaleza ... Con Maria se entra en el juego de la «síntesis», ya que se puede beber un cóctel que tiene licores a cada cual más contradictorio e interesante. Por un lado, sus mensajes «llegan» de Maestros diferentes que en general · cualifican el tipo de información, bien sea medicina, historia, desarrollo de potencialidades, aspectos de auto­ control, etc. Maestros tales como Kar­ dem, Ramkar, Hebron, Kutumí, etc. Ca­ da uno de ellos cuando «entraba en escena» a través del receptivo contac­ tado, generaba información acerca de las áreas con las que se trabajaba..., maestros cuyos nombres parecen ve­ nir tanto de la cultura esotérica de los Himalayas, como de la nueva creativi­ dad espacial de los guerreros, sacer­ dotes y magos, del recién descubierto cosmos.

¿Cómo explicaría MarIa su repenti­ na culturificación en materias tan dis­ pares y específicas? Sin histerias, ni emocionalidades mediúmnicas, tan sólo expresando con claridad y con ese tono de voz sereno e inteligente, simplemente lo que pasa ... MarIa no solamente ha inquietado las mentes de muchos escépticos y buscadores, sino que también ha generado admi­ ración y afecto a su impersonalidad y sentido del trabajo, en pro de un fin co­ lectivo que obviamente no le va a enri­ quecer. Este paquete de información que en lo sucesivo dejaría perplejos a cuantos médicos quisiesen investigar, así co­ mo una energía personal que comen­ zaba a fluir, renovada y vital por su per­ sona, convertiría a una madre de diez hijos, en una comprometida servidora de un nuevo PLAN con mayúsculas,

A partir de aquel histórico momento, el extraño m icrófono, esa desconocida voz del sabio espacial, que dice proce­ der de las zonas más curiosas del fir­ mamento, firmará sus mensajes con nombres de maestros. Estos mensa­ jes, tanto científicos e hiperracionales, como m ísticos y a veces devocionales, comenzarán un dictado sin fin, que en el caso de la ignorancia tendría como base un «curso» que pasará a la histo­ ria, un curso que sería la base de una revolución psíquica y existencial, para todo aquel que le «alcanzase» a través de siste conferencias, a las que asistiría en curiosas oleadas, un pueblo de hombres y mujeres que buscan, fasci­ nados, no sólo por la procedencia mis­ teriosa y esperanzadora de aquella he- · morragia de datos, actualmente con sabor a cibernética mística, sino tam­ bién porque alrededor de la informa­ ción, se percibe una sensación dife­ rente, pasan cosas ..., se viven casuali­ dades, se sienten energías de transfor­ mación que van más allá del dato. Es decir, existían también «vivencias», vi­ vencias para el mundo del corazón en el que ideas, sentimientos y emocio­ nes configurarán universos más acor­ des a un plan evolutivo mayor. Pues bien, aquellas siete conferen­ cias, al poco de ser recibidas, comien­ zan aser impartidas por un primer gru­ po de afines, que en un lenguaje y un tono sencillo y accesible para la familia 115


media mexicana, darán la vuelta al mundo, hablando de Mecánica Cuán­ tica, de Astrofísica, de las entidades biológicas, de la cuarta dimensión, de las esferas mentales, de los psicobio­ generadores y de la «gran familia cós­ mica". Durante el desarrollo sobre Mecáni­ ca Cuántica, los asistentes escuchan y comparten un cuento singular. Su pro­ tagonista es quizás el personaje más «extendido y numeroso de la crea­ ción". Se trata nada más y nada menos que de la biografía del átomo. En este viaje hacia el «origen", se comparte un sucesivo engranaje de «sagradas bo­ das microcósmicas» entre todas aquellas partículas que, un día, un poé­ tico viento solar desencadenó en el éter primordial,base de la nada filosófi­ ca. Uno se preguntaba: ¿para qué será importante en la vida de una «persona normal» todo este derroche de datos casi anecdóticos? La respuesta vendría con el tiempo. Conocer la estructura del átomo su­ pondría conocer la energía, término que a finales de los años 60 podía re­ sultar tan pretencioso como hablar de «planeta» al referirse al mundo. Y co­ nocer la energía podría suponer inter­ venir en la materia y en la vida,de forma directa. Conocer algo más a fondo de ese intangible mundo, supondría po­ der actuar sobre la enfermedad y el hambre, sobre el aire, la roca, el fuego y el' agua, en fin, sobre la materia física y mental, pues todo está compuesto tan sólo de átomos. Recuerdo que MarIa decía en ocasiones: " En los próximos tiempos se hablará el lenguaje de las energías».

1 M'

1 cm 10

La energfa curativa que se emplea en el proyecto "Maria " es cada vez más sutil y apunta a lo que. al respecto. será el futuro. un futuro que parece de ciencia-ficción. de energfa pura.

.. ... .

000

"'

.··.e . ....... -...... ... . ....... .. ... ...

.... :. ... :.. :.... .. ­:..... . . . . -.' .

EL SOL, NUESTRA PATRIA Una vez conocido el microm undo, le tocaba el' turno al macrocosmos. Y allí el protagonista sería el Sol. Ouizás la forma «atómica» mayor más numero­ sa e interesante del Universo.También en aquellas sesiones se asistiría a las bodas y nacimientos de esferas gran­ diosas e hirvientes, y uno acabaría convenciéndose de que además de paralelismos increíbles entre lo que está arriba y lo que está abajo, nuestra verdadera y sutil patria es el Sol, pu~ diendo afirmar somos ciudadanos del sistema solar, aunque nuestra peque­ ña identidad todavía sea planetaria. Tras viajar con MarIa por el vasto es­ pacio sideral, ya no se podría ver el cie­ lo de una noche estrellada de la misma forma. En el mejor de los casos, hasta se abrigaría una secreta esperanza de «visita» de aquellos hermanos del es­ pacio, de esos eternos y pretendidos instructores siderales que como com­ pañeros del camino, observan la evo­ lución de nuestro planeta.

116

A

partir de aquel histórico momento, el extraño

micrófono, esa desconocida voz del sabio espacial gue afirma proceder de las zonas más curiosas del firmamento, rubricará sus mensajes con nombres de maestros. Le hablaban también del hombre, quizás vínculo consciente entre los átomos y los soles; de la parte eléctrica del ser humano, de sus contrapartes dimensionales; sus desarrollos como feto a partir de cromosomas y genes..., todo ello con sabor a mágico y metafí­ sico. En cuanto a la cuarta dimensión,en­ trenaba al estudiante a concienciar su identidad invisible, a ampliar su esfera de acción hacia planos geográficos di­ mensionales en los que jamás habría osado imaginar su acceso o pertenen­ cia. Esta concienciación le entre­

naría a <<s entir» lo que no se ve, ni se palpa, ni se huele... Al tratar de «las esferas menta­ les", el tema del autoconocimiento de los propios circuitos del pensa­ miento y de la conciencia, ayudaría a diferenciar y observar las activida­ des pensantes del Hombre, general­ mente «identificado»con los pensa­ mientos. Estas conferencias tratan'­ an de dar los primeros pasos para separar la verdadera identidad del Hombre. Su «YO SOY", de sus sen­ saciones, sentimientos e ideas. Bajo la expresión de psicobioge­


Todas las conductas humanas podían ser consecuencia de mecanismos psi­ cofisioJógicos armónicos o d/sarmónl­ coso modificables en sus "circuitos· como si de un robot biológico se tratara. AbaJo. respectivamente, esquema de un "circuito humano " y foto de un órgano con su aura.

.

.

~ .

"~ .

.

comportamiento del Hombre es­ tada condicionado por una serie de circuitos energéticos localizables y tratables. Para mucha gente exigen­ te y rigorista, comenzaba la era de tolerancia intelectiva, y moría la pa­ labra <<culpabilidad». Todas las con­ ductas humanas podían ser conse­ cuencia de mecanismos psicofisio­ lógicos armónicos o disarmónicos, modificables en sus «circu,i tos» co­ mo un robot biológico. Al respecto de ta «familia cósmi­ ca», los mensajes rcibidos por MarIa ydespués difundidos mediante confe­ rencias, revelaban que el Hombre, su ser, era una consecuencia integrada de tercera, cuarta, quinta y séptima di­ mensiones. Su pertenencia a un todo mayor individualizado era una reali­ dad. De'esta forma, «Carlos», «Juan» o «María» eran simultáneamente dioses en otras dimensiones de coexistencia.

neradores, las charlas ser referían a lo que la tradición oriental denomina «c hakras». Aquí la visión del curso desarrolla el tema de las conductas ysus por qués. Desdeesteángulo, el

MEDICINA ELECTRONICA Alrededor de los centros que veloz­ mente nacían, en donde se impartían estos cursos, había una habitación o

C onocer algo más a fondo el mundo intangible del átomo supondría poder manipularlo todo, atajar el hambre y la enfermedad, pero también actuar sobre el aire, la roca, el fuego o el agua; en fin, sobre la materia física y mental.

Asrham donde se desarrollaba el lla­ mado khan yoga, o yoga de los cen­ tros, realizándose meditaciones y con­ tactaciones con la energía del Maestro. Allí los más inspirados recibían comu­ nicaciones que en la mayo nía de los casos tenían un claro sabor científico y místico. En estos centros también se im­ partía tai-chi y meditación zen, estable­ ciéndose, asimismo, cursos superio­ res donde era posible seguircaminan­ do de la mano de una estructura de co­ nocimiento y de práctica para los allí reunidos. Con esta base de comprensión se fue erigiendo lo que alguien lIamarfa una revolución del psiquismo y un giro existencial. Y con esta base se estruc­ turaría toda una colección de clínicas de una revolucionaria «medicina elec­ trónica», queconvocóacientosde mé­ dicos del mundo, donde la homeo­ patía, y el trabajo de las energías sutiles a través de la acupuntura electrónica, radión ica, moxa y otras prácticas de energetización con pirámides de cuar­ zo sobre determinados centros ener­ géticos, estimulaban procesos de des­ pertar y armonizaciones varias entre los miliares de pacientes que fueron desfilando por aquel río de promesas, unas veces satisfechas y otras no tanto. ¿Qué pasó de todo aquello? ¿Cuál ha sido el resultado de este nuevo egregor? En veintidós años han pasa­ do muchas cosas. El autor de este re­ portaje conoció los inicios y compartió su desarrollo, sus conexiones, expe­ riencias, señales, muertes y nacimien­ tos de este «proceso». Asi m ismo, ha te­ nido tiempo para observar y tratar de entender los propósitos subyacentes de un movimiento eidético y trascen­ dente que ha afectado la vida de milia­ res de personas en múltiples países. Este primer trabajo de síntesis que ofrecemos, puede considerarse como avanzadilla sobre una mayor informa­ ción que compartiremos en sucesivos encuentros, encuentros durante los cuales nos referiremos más en profun­ didad a la personalidad de MarIa como mujer, como madre, como contacto. Nos introduciremos en el mundo de la identidad, procedencia y circunstan­ cias de los maestros dimensionales que inspiran su proyecto, nos referire­ mos al tema de la enfermedad que, di­ cho sea de paso, en la actualidad ha evólucionado a espectaculares cáma­ ras de radiación con cuarzo iluminado, yaguas eléctricamente cargadas con un millón de vatios. La energ ía curativa que se emplea en esta curación del fu­ turo es cada vez más sutil, y el acceso del «remedio» al enfermo se realiza con más presencia de un componente que parece de ciencia-ficción: energía pura.

RAMAYAT 117


El as rofisico francés Jacques Vallée es ca iderad hoy dia el más importante investi ador cienti ico de OVNls del mun do. En el año 1961 era miembro del E uipo del Comité Fran­ cés del Espacio, pero tras presenciar la destr cción masiva de nas cintas magnéticas que contenían los registros de un OVN " bandonó su p esto y emi ró a lo EE.UU., ande ac­ tualmente se ha convertido en un ran experto en el desarro­ llo de programas compu"erizado para el Departame to d Defen . Viaje o infatigable ha recorrido casi todo el mundo siguiendo la huella de este elu ivo fe ómeno, al que ha sabi­ d rtar impo :a t dosis de vigor y eriedad. M

ACIDO en Francia, Jacques Vallée comenzó a interesarse seriamente en el problema de los OVNls en 1961 , cuando pertenecía al equipo del Comité Francés del Es­ pacio, donde presenció en uno de los laboratorios más importantes de Fran­ cia la destrucción deliberada de unas cintas magnéticas que contenían los registros de un OVNI. Eso fue lo que le decidióaemigrara los Estados Unidos al año siguiente (1962), donde se con­ virtió en investigador principal en el desarrollo de proyectos de sistemas computerizados parael Departamento de Defensa y comenzó a colaborar es­ trechamente con el Dr. J. Allen Hynek, el ya hoy fallecido asesor de las Fuer­ zas Aéreas en asuntos relacionados con OVNls. Desde e~tonces ha recorri­ do cientos de miles de kilómetros a lo ancho y largo del mundo, siguiendo la huella del fenómeno. Hoy en día vive en San Francisco con su esposa Vani­ ne y sus dos hijos.

IMPARCIALIDAD E IMAGINACION ANTE EL FENOMENO OVNI Vallée fue asesor informal y sirvió de modelo para el personaje del científico 118

francés desempeñado por Fram;:ois Truffaut en la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, de Steven Spielberg. Autor de numerosos artí­ culos de alta tecnología, ha escrito también Pasaporte para Magonia, El Enigma de los OVNls y Mensajeros del Engaño, así como los bestsellers Di­ mensiones y Confrontaciones. Tiene en preparación Revelaciones. Hoy en día está considerado como el investi­ gador científico de OVNls más impor­ tante del mundo. Es el experto por ex­ celencia, que aporta claridad mental e imparcialidad, unida a una abundante dosis de imaginación, a esta compleja y espinosa temática donde lo que no abunda es precisamente el rigor cientí­ fico y la serenidad de ánimo. Su versatilidad inquisitiva lo ha lleva­ do a presentarnos dos puntos de vista complementarios en sus obras. En Di­ mensiones, por ejemplo, nos sugiere que el fenómeno OVNI comparte la misma naturaleza con las hadas del paganismo pre-cristiano. En Mensaje­ ros del Engaño y en Confrontaciones nos presenta una visión violenta y ma­ nipuladora del fenómeno. Al margen de su impresionante ba­ gaje científico, en diversas obras ha ex­ puesto un punto de vista escalofriante respecto a los OVNls. A saber, que no

se trata de seres extraterrestres prove­ nientes de otro planeta, sino que son manifestaciones de una compleja tec­ nología terrestre provista de un poten­ cial hostil, manipulador de las leyes de la materia y de la psiquis, demasiado peligroso como para ser ignorado. Se­ gún Jacques Vallée, estos seres han estado siempre entre nosotros. -é,Cómo se inició su investiga­ ción del fenómeno OVNI? -Mi investigación empezó en reali­ dad en Francia en 1961, cuando aún era u n joven astrónomo. Habíamos es­ tado observando objetos que presen­ taban anomalías muy curiosas. Para


mi sorpresa, pude verificar que esas observaciones fueron sistemática­ mente destruidas. Dimensiones representó una actua­ lización de la perspectiva histórica del fenómeno, Confrontaciones describió su enfoque científico, haciendo hinca­ pié en los aspectos fisiológicos peli­ grosos de los avistamientos cercanos. Ahora, Revelaciones completa la tri­ logía describiendo el conjunto de ma­ nipulaciones que hacen que este do­ minio sea particularmente difícil. En él trato de mostrar cómo algunos casos célebres han sido inHuenciados y a ve­ ces montados de pies a cabeza por

servicios secretos. ¿Pero, con qué fina­ lidad? OVNls EN TODAS LAS EPOCAS DE LA HISTORIA ---¿Logra usted vislumbrar algún sistema detrás de las diversas for­ mas de aparición de los OVNls a lo largo de la Historia? -El fenómeno se presenta en todas las épocas de la Historia. Se adapta a los imperativos culturales y a la imagi­ nería de todos Ilos tiempos. Pienso que juega un papel fundamental enla evo­ lución de nuestras religiones. El para­

lel ismo entre las hadas, los gnomos de la Edad Media y los ufana utas de hoy día es sorprendente. Y las semejanzas que se dibujan actualmente entre los «abducidos» interrogados bajo hipno­ sisylasconfesionesde las brujasobte­ nidas bajo tortura es absolutamente fascinante. ---¿Ha encontra do a lg ún hecho Que apoye la afirmación de los Que hablan de sociedades secretas pro­ vistas de formidables poderes pa­ rapsicológicos detrás de la fenome­ nología OVNI? -He evocado ese asunto en mi libro Mensajeros del Engaño. Los ufólogos

119


americanos no han querido mirar en esta dirección. Hoy se puede ver que algunos grupos secretos manipulan efectivamente la creencia en estos fe­ nómenos. Revelaciones considera los datos presentados en Mensajeros en relación con este tema y desmonta el mecanismo de la manipulación. Ya no se puede seguir evitando afrontar este problema. -(,Tiene usted acaso argumentos en apoyo de los rumores y de los li­ bros -estoy pensando en Out There de Howard Blum- que afirman que el Gobierno norteamericano posee cuerpos de extraterrestres y que una investigación muy seria de los OVNls por parte del mismo Gobier­ no está teniendo lugar? -Como usted sabe, estos rumores se remontan a los años cuarenta y nun­ . ca han sido probados. Hay que sepa­ rar las historias sin fundamento, en par­ ticuar las informaciones falsas conte­ nidas en el libro Out There de investi­ gadores competentes. Es posible que algunos rumores falsos hayan sido «sembrados» precisamente para des­ viar la atención de ciertos hechos man­ tenidos en secreto. No estoy dispuesto a afirmar que el Gobierno norteameri­ cano tenga cadáveres de extraterres­ tres en sus refrigeradores. Sin embar­ go, creo que existe un proyecto de in­ vestigaciones secretas desde hace muchos años que no tiene nada que 120

J acques Vallée, científico francés experto en el fenómeno OVNI, ha aportado claridad mental y una abundante dosis de imaginación a esta espinosa temática donde lo que no abunda es el rigor científico y la serenidad de ánimo. ver cbn las afirmaciones falsas de Ho­ ward Blum.

HIPNOSIS Y ABDUCCIONES -(,Cuál es en su opinión la rela­ ción existente entre la fenomeno­ logía del ocultismo y la de los OV­ Nls? -La palabra «ocultismo» está mal definida. Toda la tecnología moderna podría parecerle ocultismo a un sabio del siglo XVIII. Tómese el caso de la te­ levisión, por ejemplo. Por definición, to­ do lo que va más allá de nuestra Cien­ cia actual es clasificado a toda prisa bajoestaetiquetade lo «oculto». En Pa­ rapsicologíayen Psicocinesis,del mis­ mo modoque en el estudio de los mila­ gros místicos, se vuelven a encontrar las mismas anomalías físicas que en el fenómeno OVNI : levitación, efectos tér­ micos, consecuencias fisiológ icas, ac­

ción a distancia sobre la materia, des­ cripción de entidades luminosas ... -(,Qué piensa sobre el empleo de la hipnosis en el estudio de las ab­ ducciones? Me refiero sobre todo al caso de Whitley Strieber? -La forma abusiva en que la hipno­ sis es utilizada hoy en día por los ufólo­ gas americanos es ingenua y escan­ dalosa. Yo he sido severamente criti­ cado por algunos de estos investiga­ dores por haber dicho públicamente que estas prácticas eran contrarias a la ética científica y seguiré diciéndolo. Cuando se practica la hipnosis como lo hacen los ufólogos americanos, se obtiene cualquier cosa. Pienso que los desacuerdos violentos entre Whitley Strieber y Budd Hopkins en relación con esto -quienes llegaron a los tribu­ nales- ilustran el extremo peligro de estas prácticas. -(,Podría dar argumentos en apoyo a la tesis que sostiene que


hay una inteligencia detrás del fenó­ meno OVNI tomado como un todo? -El fenómeno OVNI representa una forma de conciencia que aún no he­ mos descubierto. Esta obedece a sus propias leyes y utiliza el simbolismo humano a su manera. ......¿Se trataría entonces de una agencia terrestre, extraterrestre o extradimensional? -A mi parecer esta conciencia no es humana, pero tampoco es necesaria­ mente extraterrestre. sino que es pro­ bablemente de naturaleza inter-di­ mensional, aunque. como usted sabe, la conciencia humana también es ca­ paz de operaciones interdimensiona­ les. Considere los fenómenos de pre­ cognición, por ejemplo. A veces hay ufólogos que me dicen: «los OVNls no

pueden ser in ter-dimensionales por­ que tienen una existencia material, físi­ ca». Esta es una observación absurda: un automóvil posee tres dimensiones del espacio y una dimensión del tiem­ po. yeso no impide que sea perfecta­ mente físico y material. Si uno pudiera operar una rotación en este automóvil en una quinta dimensión, éste no de­ jaría por ello de ser un objeto físico.

PROYECTOS DE FUTURO ......¿Diría usted que el fenómeno OVNI' es de naturaleza psicoide, es decir, que participaría al, mismo tiempo de I'a materia y del psiquis­ mo? - Todofenómenofísicoen el Univer­ so afecta al psiquismo. El papel de la conciencia aparece cada vez más co­ mo un aspecto fundamental de la Ciencia moderna. ......¿EI substrato de los OVNls es­ taría hecho de la misma materia que los arquetipos, que participan tam­ bién tanto de la materia como del psiquismo? -El célebre psiquiatra Carl Jung fue el primero en establecer la conexión entre los OVNls y los arquetipos del In­ consciente Colectivo. Uno debe estu­ diar los OVNls en el plano mítico al mis­

«E paralelismo entre las hadas, los gnomos de

la Edad Media y los ufonautas de hoy día es sorprendente. Y el que se dibuja actualmente entre los "abducidos" interrogados bajo hipnosis y las confesiones de las brujas obtenidas bajo tortura es absolutamente fascinante.»

mo tiempo que se los estudia en el físi­ co. """¿Cuáles son sus proyectos ac­ tuales en el dominio de las investiga­ ciones ufológicas? -Como usted sabe, yo trabajo inde­ pendientemente de los grupos ameri­ canos organizados porque considero que éstos pierden su tiempo en inter­ minablesquerelias. Lo que me interesa realmente es el potencial del fenóme­ no y no los dogmas propagados por estos grupos. Yo sigo haciendo mis propias investigaciones sobre el terre­ no para documentar los aspectos glo­ bales del fenómeno. Me intereso parti­ cularmente en aquellas regiones del mundo donde la censura guberna­ mental o burocrática no logra ya aho­ gara manipularla información. Paresa viajé recientemente a Brasil y a Rusia y ahora estoy trabajando con varios equipos pequeños en otras regiones. Por otra parte, dirijo ciertas investiga­ ciones sobre las abducciones. Desa­ fortunadamente, el tema está tan mal planteado en los EE.UU., que el debate científico aún no es posible. Espero que todo eso cambie. Mi actividad principal y actual se

centra en un proyecto nuevo, a largo plazo, para poner a prueba la naturale­ za profunda del fenómeno, utilizando las tecnologías que conozco mejor profesionalmente;esdecir, la Teoría de la Comunicación y los Sistemas Se­ mánticos. Es un dominio completa­ mente inexplorado, en el cual uno pue­ de trabajar tranquilamente al abrigo de falsas controversias.

Manuel FIGUEROA 121


jera y se circunscribían a parálisis del testigo, vértigos, náuseas, vómitos, do­ lores de cabeza, ceguera, percepción de 010 res y, fi nal mente, au dición de so­ nidos de alta frecuencia. Crónicas, cuyos efectos eran más duraderos: básicamente, lesiones en la piel (del ti­ po de quemaduras producidas por ra­ diación). Y, por fin, una tercera cate­ goría, que Schuessler denomina pa­ rapsicológica, en cuyos efectos se aprecia un inusitado desarrollo de fa­ cultades de percepción extrasensorial (PES) en un alto porcentaje de testigos, justo después de sus experiencias a bordo de un OVNI. A estos efectos, en 1981 , Budd Hopkins (en aquella épo­ prendente caso de abducción en Bar­ ca autor del libro Missing Time), le su­ berá del Vallés (Barcelona), donde u na mó algunos nuevos: «Descubrí nuevas mujer de med iana edad, Mariví Caba­ constantes-me confiesa Hopkins du­ llero, venía sufriendo desde hacía va­ rante su última visita a Los Angeles en rios años las incómodas visitas de Mayo de este año-, como las que indi- . unos seres de gran cabeza, cuerpo de caban que en el cuerpo de los abduci­ apariencia frágil y ojos desproporcio­ dos aparecían cicatrices muy determi­ nadamente grandes, que ella identifi­ nadas, justo después de que éstos fue­ caba como extraterrestres. El caso (al ran sometidos a operaciones porparte que Guijarro hace alusión en estas · de los ocupantes del OVNI. También mismas páginas) merecía sin duda descubrí el intranquilizante hecho de una n·ueva entrevista con Mariví y con que la abducción no es un episodio que se da sólo una véz, sino que pare­ su marido, quien también comparte ce ser un proceso continuado, que se buena parte de las experiencias. Mariví nos recibió. Pero con una mi­ inicia en la niñez y reaparece más tar­ de. » rada fría nos mantuvo en el umbral de la puerta: «No sé si dejaros pasar. .. Lle­ La publicación en 1 987 de una nue­ va obra del propio Hopkins sobre ab­ vamos meses con estos visitantes y la investigación todavía no ha soluciona­ ducciones (titulada Intrusos) y la llega­ da al éxito del libro Comunión, del no­ do nada -nos dijo a bocajarro-. Lo peor -aclararía después- es que no velista Whitley Strieber, donde éste confiesa haber sido agredido por enti­ sabemos todavía cómo defendernos dades aparentemente alienígenas, de ellos.» El reproche estaba justifica­ convierten este asunto de las abduc­ do. Nosotros, como ufólogos, no éra­ ciones en algo de interés para la opi­ mos capaces de diagnosticar un trata­ nión pública. No debe olvidarse que miento que acabase con esa pesadilla desde que se publicó Comunión en (sea real, en el sentido materialista de la Estados Unidos, Strieber ha recibido palabra, o subjetiva). De hecho, nadie más de ocho mil cartas de sus lectores, -hasta ahora- se había tomado muy en las que confiesan haber tenido ex­ en serio buscar una solución para las periencias similares a la suya. Otras decenas de personas que -sólo en nuestro país-se sienten acosadas por tantas recibió al año siguiente, cuando estas entidades no identificadas, que, publicó una ampliación de su relato con el título de Transformación. ¿Dieci­ arropadas en la confidencialidad de la séis mil abducidos, entonces? La cifra noche, parecen no sólo examinar, sino también agredir a sus «víctimas». es escalofriante, máxime cuando a és­ ta le podemos sumar las miles de car­ tascan relatos parecidos recibidas por Hopkins en su casa de Nueva York, o LOS PRIMEROS INTENTOS los resultados periódicos de encues­ tas en prensa, radio o televisión que Hace ya once años, el grupo de in­ vestigación Proyecto VISIT de Friends­ demuestran lo extendido de esta clase wood (Texas), dirigido por John F. de vivencias. No es, pues, extraño, que ante se­ Schuessler, y dedicado exclusiva­ mejante avalancha de relatos algunos mente a la investigación de casos de investigadores hayan decidido pasara abducción, publicaba un exhaustivo estudio sobre abducciones. Se trataba la acción. Casos previos, como el que de u na «evaluación de las heridas mé­ en Diciembre de 1978 se inició para el guarda de seguridad genovés Fortu­ dicas resultantes de un encuentro cer­ nato Zanfretta, deberían haber pro­ cano con OVN/s», donde se clasificaba los daños o efectos más frecuente­ movido esa acción antes. Zanfretta -al mente sufridos por abducidos en tres que pude entrevistar en el transcurso categorías fundamentales: tempora­ del reciente Primer Congreso Mundial les, aq uellas cuya natu raleza era pasa­ sobre OVN/s en Tucson (Arizona)­

El incremento de los casos de abducción en todo el mundo V, sobre todo, el aumento de aquellos episodios en los que el sujeto es visitado en más de una ocasión por pretendidos alienigenas, ha provocado que diversos expertos mundiales en este campo hayan decidido desarrollar métodos de de­ fensa psíquica (lo que refuerza la idea de que gran parte de las abducciones son experiencias mentales) contra los ex­ traterrestres. MAS ALLA habló en Estados Unidos con algu­ nos de estos investigadores, y ofrece en primicia lo que pue­ de convertirse en la década de los 90 en el principal Objetivo de la ufología: la obtención de métodos de autodefensa para abducidos. AY situacionesqueson difÍCIles de olvidar. Y la que a finales de Julio de 1990 nos tocó vivir a Josep Guijarro y a mí fue una de ellas. Aq uel mes, los dos nos habíamos em­ barcado en la investigación de un sor­

123


afirma haber sido abducido cinco ve­ ces por entidades de cerca de tres me­ tros de altura y aspecto horripilante, que le habrían sometido a todo tipo de dolorosas pruebas médicas en el inte­ riordesu nave. El resultado de todo ello ha sido un envejecimiento prematuro del abducido, quien -además- me aseguró que guardaba en lugar segu­ ro una esfera que los alienígenas le or­ denaron entregase a un determinado investigador. El asunto está en el aire. Investigadores de este caso, como Ri­ no di Stefano (autor de una mono­ grafía sobre el mismo titulada UFO: 11 caso Zanfretta), aseguran que -a pe­ sar de haberse encontrado con un ca­ so reincidente- no han sido capaces de encontrar un mecanismo que detu­ viese esos raptos.

FUNDACIONES CONTRA LOS VISITANTES Otros aún buscan ese mecanismo. En otoño de 1989, Hopkins decide po­ ner en marcha la Intruders Foundation, un "grupo de apoyo» -según lo defi­ nen sus integrantes- que trataría de aliviar psicológicamente a los abduci­ dos del estrés que acumulan por no encontrar a nadie con quien compartir sus vivencias, a riesgo de ser tomados por locos. "Actualmente, la gente contacta conmigo porque están recordando que tienen partes de su vida con 'tiem­ po perdido'; o descubren marcas ex­ trañas sobre su cuerpo, o cosas así -especifica Hopkins cuando le pre­ gunto por su trabajo en la Fundación-. Entonces, cuando me entrevisto con una de estas personas, trato de matizar recuerdos de su niñez, si recuerda sensaciones de pánico, de miedo terri­ ble en su habitación, o si recuerda "gente" entrando en el dormitorio. En los relatos de algunos niños hay todo tipo de síntomas recurrentes de los ab­ ducidos... Entonces, a medida que va­ mos profundizando en su caso, en­ contramos anomalías emocionales. Quieren muyseriamente saber qué es­ tá sucediendo con ellos, y retrocede­ mos con la hipnosis a estos particula­ res incidentes para averiguar qué su­ cedió realmente.» -¿y se ha avanzado algo en ese sentido? -«Bueno, actualmente estoy traba­ jando sobre una serie de símbolos muy particu lares que estos sujetos han visto dentro de las naves, y que los ab­ ducidos ven una y otra vez. Son idénti­ cos en casos y casos. Mantengo esto en secreto -añade-, porque resulta un trabajo fácil comprobar esos símbolos con los de nuevos casos. Por otra parte, nosotros tenemos un grupo de apoyo para aquellos indivi124

Budd Hopkins.

El

grupo de investigación Proyecto VISIT clasificó en 1980 los efectos psicofísicos más frecuentemente sufridos por los abducidos en tres categorías: temporales, crónicos y parapsicológicos.

duos que llegan al final de este proce­ so, para trabajar juntos, reintegrarlos en la sociedad, hablar acerca de sus experiencias... No hablamos acerca del proceso de la experiencia, cómo son los alienígenas, cómo se mueven, dónde están las cosas ... Tratamos de ir más allá y conocer los efectos en sus vidas. Cómo afecta esto a su relación con la familia, en el trabajo, con los hi­ jos, etcétera. Y, por supuesto, en mi Fundación te­ nemos un boletín donde publicamos

artículos y comunicaciones sobre es­ tos hechos, tratamos de tener colabo­ raciones de psicólogos, psiquiatras, científicos yeso va muy bien.» -¿Pero ha desarrollado usted al­ gún sistema concreto para ayudar a estas personas? -«Bien; el sistema es más o menos el que le he explicadoytiene lugar a va­ rios niveles. Por supuesto, uno debe admitir de modo consciente todas las facetas de su experiencia. Si ésta la tu­ vo un niño, obviamente el proceso es


Rino di Stefano y el abducido italiano Fortunato Zanfretta, quien desde 1978 ha sido llevado en cinco ocasiones a bordo de un OVNI. Di Stefano dedicó todo un libro para exponer su caso en 1984.

mo cordial. Acudió a Los Angeles para atender el congreso UFO Expo­ West, y explicar allí parte de los resulta­ dos de sus investigaciones. Pero no lo hacía solo. A modo de cohorte, un gru­ po de varias mujeres -todas ellas pre­ suntas abducidas~ daban testimonio de sus experiencias y narraban cómo la Fundación (que opera, como habrá apreciado el lector, no muy diferencia­ damente de g ru pos como Alcohólicos Anónimos) les había ayudado a reinte­ grarse en la sociedad. Lo que más sorprende es que Hop­ kins no es el único en este empeño. Whitley Strieber, también en 1989, puso en marcha su propia iniciativa para tratar de responder a las miles de cartas (y, dicho sea de paso, de peticio­ nes de ayuda) de sus lectores. Fruto de ese trabajo es la actual pu bl icación The Communion Letter, que recoge una parte de esos esfuerzos por buscar una solución al enigma abducción. Por desgracia, paralelamente a estas ini­ ciativas casi terapéuticas, no faltan los aprovechados que se sirven de la his­ teria colectiva que se ha creado para vender «detectores de OVNI$» que previenen a sus poseedores de la cer­ canía de una nave llena de potenciales abductores. El descrédito es, pues, el principal enemigo al que se enfrentan estas nuevas organizaciones.

LAS CLAVES DE ANN DRUFFEL

distinto: implica la utilización de sími­ les, dibujos, juegos para asimilar esos hechos. Trabajando con abducidos, uno adopta, supongo, una metodología "distinta". Tienes que acercarte a amas de casa aterrorizadas, y gente así, con lo cual tienes que ser flexible. No pue­ des tener un plan estricto cuando se in­ vestiga esto.» Hopkins es un individuo en extre­

Después de mis conversaciones con Hopkins, aún no tenía muy claro cómo pOdía un abducido defenderse de sus agresores. Ou izá-como postu­ lan los más racionalistas-, toda la cla­ ve esté en q ue la mayoría de las abduc­ ciones no son sino experiencias psíquicas, internas, y su solución se halle en un tratamiento psiquiátrico, como si de enfermos mentales se tra­ tara. No son desdeñables en absoluto los logros que el doctor Michael Per­ singer -de la Universidad Lawrencia­ na de Ontario, Canadá- ha obtenido suministrando carbamazepina a algu-

nos abducidos, haciendo que sus vi­ siones de agresores alienígenas desa­ parezcan casi por completo. Este me­ dicamento actúa especialmente sobre epilépticos, y tiende a corroborar la hi­ pótesis de Persinger de que Ila mayoría de abducidos no sufren de otra cosa más que de disfunciones en la activi­ dad eléctrica del cerebro -especial­ mente en la región del lóbulo temporal. Sin embargo, las explicaciones de este eminente neurólogo canadiense no acababan tampoco de satisfacer­ me. ¿Oué hacemos con los casos en que testigos ajenos a la abducción re­ portan avistamientos de OVNls en las cercanías del lugar del secuestro? ¿y con aquellos que dejan huellas palpa­ bles sobre el cuerpo de los testigos? Las abducciones -sean éstas lo que sean- existen como tales. Sólo resta averiguar cómo debemos tratarlas. La conversación que mantuvimos con el cineasta Alex Chionetti en la sede de la SociedadMobius (dedicada a inves­ tigaciones psíquicas) en la céntrica avenida Wilshire de Los Angeles y con Ann Druffel aclaró muchas de estas dudas. Druffel fue coautora en 1980, junto con el desaparecido Scott Rogo, de la impresionante monografía sobre ab­ ducciones The Tujunga Canvon Con­ tacts. En ella se refieren las experien­ cias de cinco mujeres que en la región californiana de Tujunga sufrieron du­ rante varios años consecutivos un nu­

En

1989 se puso en marcha la Fundación Intrusos, en Nueva York, para prestar ayuda a los abducidos. Su funcionamiento es similar al de organizaciones como Alcohólicos Anónimos. 125


mero notable de abducciones. Las in­ vestigaciones sobre el terreno se ini­ ciaron en 1975yse revisaron de nuevo en 1989. --(,Quiere esto decir que los con­ tactos en Tujunga todavía conti­ núan? -"No, . no -se apresura a contes­ tar-. Estos no son unos contactos con­ tin uados. Au nque ello no resta interés a mis conclusiones. Por ejemplo, resulta especialmente interesante el relato de una de las testigos, Lori Briggs, que sufrió una experiencia convencional de abducción que describo en el libro. Pues bien, Lori, tras ser abducida por primera vez, sintió que aquellas entida­ des estaban intentando contactar otra vez con ella y secuestraria, aunque pu­ do desarrollar un método para resistir su aproximación ... Dice que cuando aquellos seres vinieron a ella por pri­ mera vez pudo escuchar un ruido per­ sistente parecido al que hace un gene­ rador eléctrico, yese ruido fue seguido de una parálisis total. Entonces, Lori pudo ver cómo esas entidades trans­ portaban su cuerpo a bordo de la nave.

Una

Extraterrestre visto por e/ artista James H. Nicho/s.

En experiencias posteriores co­ menzó a oír el ruido que escuchó al principio de su primera abducción. Lo reconoció, y lo asoció con aquellos se­ res y con la nada agradable experien­ cia que tuvo. Así que, sencillamente, desarrolló la técnica de decir "no". Lo hizo instintivamente, pero lo cierto es que le funcionó y aquellas criaturas se desvanecieron. Hasta ahora -me aclara Druffel en otro momento de nuestra conversa­ ción-, he recogido al menos treinta ca­ sos de gente que ha desarrollado téc­ nicas mentales para mantener a estas criaturas o entidades a raya.

técnica de defensa que ha arrojado sorprendentes resultados es la de utilizar toda la fuerza mental del abducido para negarse a ser secuestrado. Si se hace correctamente, los visitantes desaparecen. 126

El relato de Lori Briggs -con todo­ aún ofrece más datos de ~ nterés para el propósito de este artículo. Recorde­ mos que toda la experiencia de Lori se desarrolló en 1975 en Tujunga, cuan­ do varias entidades de pequeña esta­ tura y gran cabeza, envueltas en una gran luz, se hicieron con ella y, sacán­ dola de su dorm itorio a través de la pa­ red de su casa, la condujeron al interior de la nave, donde fue examinada por una especie de aparato de "rayos X'~ Cuando fue invitada a unirse a los ex­ traterrestres, Lori -aparte de su defen­ sa psíquica basada en la negación­ dice que desarrolló una especiede so­ nido propio, un tono similar a una nota musical, que le sirvió para regresar ins­ tantáneamente a su cama. Ese sonido, a pesar de no ser un mantra -me insis­ tió Druffel-, le sirvea la testigo para me­ ditar, relajarse o, simplemente, para aumentar su capacidad de concentra­ ción ... En fin, que cada uno deber ía aprender a encontrar ese sonido de autodefensa" -señala, finalmente, la veterana ufóloga californiana. --(,Cree usted entonces que esta


Ann Druffel conversa con el enviado especial de MAS ALLA len la sede de la Sociedad Mobius,en Los Angeles.

La

paráliSiS corporal está asociada a la aparición de las entidades abductoras. clase de contactos son hoy más in­ tensos que hace una década o un si­ glo? -«No tengo estadísticas para avalar loquevoyadecir, pero asumiendo que hay siete millones de personas vivien­ do aquí, en Los Angeles, y que tene­ mos cientos de informes sólo de este área, la proporción es abrumadora. Si­ glos atrás, la población era menor, con un número de casos lógicamente me­ nores. Así que quizá el número de ca­ sos, proporcionalmente al menos, sea el mismo hoy que antaño.l\Jo lo sé. To­ do lo que puedo decir es que es muy significativo que cada mes surjan de­ cenas de casos de abducciones. De­ cenas... y centenares cada año.» -¿Aquí..., en California? -«No, sólo en el área de Los Ange­ les. Alguien tendría que realizar es­ tadísticas para saber si el fenómeno se está incrementando. Tengo la sospe­ cha de creer que puede ser así, pero sólo es una intuición por mi parte.»

VISITANTES... ¿EXTRATERRESTRES? Druffel está entre los investigadores --como Gordon Creighton, John

Keel o Jacq ues Vallée- que atri­ buyen una procedencia interdimen­ siona! a las criaturas que provocan las abducciones. Identifica fenómenos re­ motos como los íncubos, los súcubos, o los jinns arábigos como las manifes­ taciones pretéritas de las entidades que hoy describen algunos testigos OVNI, y asegura que el mejor método para combatirlas es la propia mente humana, porque es fundamentalmen­ te ésta el Objetivo de sus ataques, sin desaprovechar -eso sí- incursiones en la sexualidad de los abducidos. Sea como fuere, Druffel tiene razón al ase­ gurar que el co mportamiento sexual de estos visitantes es idéntico al de las manifestaciones antiguas. Por ejem­ plo, la extendida creencia de que los extraterrestres fecundan a mujeres pa­ ra -a los cuatro meses de su embara­ zo- extraerles el feto y criarlo fuera del seno materno se encuentra ya en rela­ tos medievales de hadas. En éstos se encuentran ya amplias descripciones de casos de bebés humanos sustitui­ dos por hadas, al tiempo que los sus­ traídos son criados en un rei no ajeno a la Tierra. -«Los casos en los que estoy traba­ jando son aquellos donde el testigo ha informado de que ha sido capaz de re­

sistir el acercamiento de las entidades -retoma Ann Druffél el hilo de 'la con­ versación-. Quiero saber qué tipo de personalidad está preparada para re­ sistir estos acercamientos de criaturas intrusas.» ""¿Para desarrollar un sistema de defensa? - «Sí. Ese es mi propósito final. He re­ cogido varias técnicas que parecen ser efectivas de las propias declaracio­ nes de los testigos.» ""¿Podría detalla rme alguno de esos casos clave? -«Uno de los más interesantes pro­ cede de un hombre de Kingman (Ari­ zona). Estuvo en la guerra de Vietnam, y mientras permaneció allí desarrolló un método intuitivo para saber cuándo el Vietcong estaba acercándose y podía atacarle a él ya sus compañeros. Yerasóloeso, una intuición que resultó ser efectiva en muchas ocasiones. Cuando este hombre regresó a ca­ sa, comenzó a ser acosado por las típi­ cas entidades de los OVNls, con la piel gris, los ojos grandes, rasgados y todo eso. Leabdujeron un par de veces. Pe­ ro, al final, se cansó de ellos y decidió que aquellas experiencias no eran al­ go bueno para él. Desarrolló entonces un método subjetivo para detectar su presencia, justo de la misma forma en que, durante la guerra, sentía la proxi­ midad del Vietcong para salvar su vida. Ahora usa esa misma intuición, pu­ diendo decir cuándo esas entidades se están acercando. En ese momento, sólo tiene que usar toda su fuerza men­

127


tal contra ellos ... Ese "no, no, no" del que le hablado. Y siempre vence.» -¿Sufrió este hombre efectos psicosomáticos o parálisis? - " Sí, sí. Cuando alcanza ese punto de comenzara sentir la parálisis, él "sa­ be" que puede quitársela, por encima de la voluntad de las criaturas, sean és­ tas quienes sean. Entonces tiene la ha­ bilidad de echarlas. Así que cuando siente que la parálisis está llegando, comienza su negación mental ante los extraterrestres.» -¿y puede aplicarse este «antído­ to» a otros casos? -"Sí, sí puede.» -¿y funciona? - «Sí, funciona. Hay otra técnica que varias personas me han relatado, que detiene la parálisiS e indica que las criaturas están acercándose. Porque, ya sabe, la parálisis está asociada a la aparición de las entidades. Y aunque ésta haya llegado, hay testigos que lu­ chan mentalmente, con todas sus fuer­ zas, contra la misma. Y logra recuperar el movimiento de, aunque sea, un solo dedo. Cuando eso se consigue, pare­ ce que se rompe la fuerza de los visi­ tantes, se termina venciendo la paráli­ sis y el testigo ve cómo esas entidades se desvanecen. Eso es precisamente loque me hace pensarque nosencon­ tramos ante un fenómeno interdimen­ sional, ya que cuando una persona es­ tá paralizada escomo si se encontrase en otro estado de conciencia. Así que eso puede ser parte de una penetra­ ción interdimensional en nuestro es­ pacio-tiempo ... Los estados alterados están conectados con otras dimensio­ nes." Al margen de las consideraciones personales de DruHel ante la fenome­ nolog ía que investiga, merece la pena que haga brevemente hinca pié en otra de las obseNaciones que ha realizado · el equipo de la Mobius Society para el que trabaja nuestra interlocutora. Con­ cluyen estos estúdios de Druffel, que aquellas personas con gran fe religio­ saque hansidoagredidas porestacla­ se de entidades y que han utilizado oraciones o invocaciones a dioses, santos o figuras poderosas de su cre­ do para protegerse, han obtenido los mismos resultados que los que única­ mente usan su voluntad para repeler la aproximación de estos seres. Lo que . queda claro entonces es que sólo la acción individual -en mayor medida que los «grupos de apoyo» de Hop­ kins-es capaz de arrojar resultados en esta especie de «guerra ps(quica» que se libra entre nosotros y sabe Dios qué.

LA CIENCIA BUSCA RESPUESTAS Una de las constantes menos referi­

128

JAVIER SIERRA

das en el marco de las abducciones es ese momento de la experiencia en que los raptores parecen invitar al sujeto a que vaya con ellos. Ese «ven con noso­ tros» es -tanto para Druffel, como para otros investigadores- el talón de Aqui­ les de los episodios de abducción. Si en ese momento -coinciden casi to­ dos los expertos que entrevisté- el ab­ ducido es capaz de negarse a la invita­ ción, los agresores se desvanecen. El propio Strieber hace referencia a ello cuando indica que, en algún momento desus vivencias, él dio permiso explíci­ to a sus visitantes para que hicieran con él lo que deseasen; au nq ue h ubie­ ra bastado un «no» entonces para de­ tener el proceso. No obstante, si el abd ucido ha dado ya esa especie de autorización mental a sus captores para que actúen sobre él, aún le quedan algunas de las técni­ cas expuestas -subjetivas todas ellas, como hemos visto- para librarse de sus temores. Esta subjetividad de los métodos empleados no hace sino re­ forzar la postura de Josep Guijarro y mía -expresada sobre todo en nuestra hipótesisdelSíndromedeOIANA-, de que la casi totalidad de las experien­ cias de «visitante de dormitorio» (no ya de abducción en sus términos más clásicos) obedecen más a razones mentales del testigo que a las estricta­ mente físicas. Idént ica postura parece tomar el Centro creado en 1990 por la doctora Rima E. Laibow. En TREAT (Centro para el Tratamiento e Investigación de Traumas Anómalos Vividos) se man-

Javier Sierra con John Spencer. Este investigador británico reconoció durante su última visita a España que había sufrido una casi-experiencia de abducción mientras investigaba en Florida el caso de una mujer l/evada a bordo de un OVNI.

Portada del libro de Ann Druffel.

uizá toda la clave esté en ue la ma oría de las abducciones no son sino experiencias psíquicas.


A quellas personas que se han amparado en su fe religiosa para rechazar a los intrusos han obtenido idénticos resultados positivos a aquellas que utilizaron su fuerza mental conscientemente. tieneel convencimiento de que el fenó­ meno abducción sólo será correcta­ mente interpretado con el concurso de numerosos campos del saber, que van desde el puramente físico al intrapsí­ quico, social o antropológico. Este equipo de profesionales en el trata­ miento de enfermedades mentales ha levantado recientemente una conside­ rable pOlémica en los Estados Unidos, ya que muchos ufólogos han visto des­ plazadasu actividad a unsegundo pia­ no por el tratamiento expresamente clínico de los casos de abducción. Los resultados -al menos de momento­ no han sido los espectaculares que se esperaba. Sólo en los últimos meses se ha establecido un paralelismo en el tratamiento de los Desórdenes Post­ traumáticos del Estrés (PTSD) y las ab­

ducciones, concluyendo (especial­ mente el doctor John P. Wilson del De­ partamento de Psicología de la Univer­ sidad de Cleveland) que serían nece­ sarias u na am pi ia gama de técn icas de tratamiento, que irían desde los «gru­ pos de apoyo» hasta la educación del sujeto sobre la dinámica y síntomas de los PTSD, para obtener resultados sa­ tisfactorios con los abducidos. Entre las cuestiones que no explica ninguna de estas terapias científicas se encuentra la de por qué este fenómeno está sujeto a un elevado índice de con­ tagio. Es decir, ¿cómo se explica que tras la aparición de un caso de abduc­ ción en una zona geográfica concreta surjan muchos otros casos de idénti­ cas características en personas que no tienen ninguna conexión entre sí? La

duda es más inquietante de lo que ca­ be pensar. No sólo tenemos casos co­ mo el de Tujunga . La «epidemia» -permítaseme la libertad de definicio­ nes-se está extendiendo incluso den­ tro de la comunidad ufológica. Nota­ bles investigadores en esta suerte de materias empiezan a reconocer haber sido ellos mismos protagonistas de es­ ta clase de experienoias -¿subjetivas, entonces?-. El primero en romper fue­ g'.O fue el prestigioso ufólogo británico John Spencer, en una confesión pú­ blicaqueenOctubrede 1990hizoen el transcurso del/! Congreso Internacio­ nal de urología del Penedés en El Ven­ drell (Tarragona). Allí, Spencer explicó cómo ese mts­ mo año, mientras investigaba el caso de una abducida en Florida, fue <<visita­ do» por unas extrañas sombras que se colaron en la habitación de sl/hotel. A la experiencia de Spencer hiy q ue su­ mar las de destacados ufólogos como Edith Fiore o el propio Hopkins ... Y es que, como digo, la epidemia se está extendiendo sin control. Por suerte, ya hay alguien que trabaja en la vacuna, pero ¿llegará ésta a tiempo?

Javier SIERRA /

129


Una de las facetas más desconocidas del fenómeno OVNI es la r lacionada con lo comportamientos psicológicos mos­ trado p r aquellos testigos de fenómenos para normales. Los profesionales americanos de la salud mental se han mo trado, durante décadas, incapaces de ofrecer una res­ puesta a este escarpado asunto. Actualmente, sin embargo, el fenómeno ha levantado una curiosidad intensa tanto en el terreno público como en el profesional. Hoy en día, la comu­ nidad médica y científica en general comienza a p antarse que los testigos de los OVNls no están tan locos como sus an­ tecesores creían. URANTE más de cuarenta años, una de las formas más comunes de que un individuo en los EE.UU. de América fuera consi­ derado presuntamente loco, consistía en decirle al pSiquiatra que había teni­ do un encuentro personal con seres extraños que habían bajado de un OV­ NI. Durante ladécadadelos50, los pro­ fesionales de la salud mental en este país estaban inclinados a aceptar el punto de vista conductista, según el cual las personas que manifiestan comportamientos extraños como ha­ blar de OVNls o de otras cosas " irrea­ les», eran considerados como perso- · nas "mal ajustadas» a la sociedad. El tratamiento psiquiátrico aplicado a es­ tos individuos estaba pues destinado, en gran parte, a inducir un comporta­ miento conforme a las normas socia­ les. Aunque el conductismo ha decaído hoy, su influencia aún se siente a través de los ridículos dibujos que general­ mente realizan los caricaturistas de pe­ riódicos y revistas sobre los testigos de OVNls. A los terapeutas también se les ha desalentado a fin de que no expre­ sen públicamente su interés respecto a tales temas, debido al hecho de que la mayor parte de los especialistas y profesores universitarios no son capa­ 130

ces de mantener discusiones serias sobre cualquier tipo de hecho para­ normal o el fenómeno OVNI. A causa de este triste estado de cosas, las histo­ rias de presuntos abusos perpetrados desde hace tiempo sobre los testigos de OVNls por parte de los profesiona­ les de la salud mental-incluyendo te­ rapia de electro-shock, administración de drogas psicotrópicas y otros trata­ mientos evidentemente inadecua­ dos- han sido tema frecuente de las revistaspopularesydelos boletines in­ formativos relacionados con OVNls.

TESTIGOS ABDUCIDOS Dada la ausencia de respuesta por parte de los profesionales de la salud mental, los testigos de OVNls en Nor­ teamérica han tendido a reunirse en grupos, que frecuentemente han sido atacados en la prensa como "sectas» que emplean " técnicas de control mental destructivas». Du rante años, en California algunos grupos han atraído a sectores margi nales prometiéndoles contactos con los "hermanos del es­ pacio». En la última década, son mu­ chas más las personas interesadas en los médiums, que dicen «canalizar» la información proveniente de los extra­

terrestres. Sin embargo, durante los úl­ timos cinco años, ha habido un núme­ ro creciente de personas que cuentan haber tenido experiencias de abduc-


ción forzosa en sus casas, frecuente­ mente unidas a experiencias físicas dolorosas que atribuyen a supuestos exámenes médicos por parte de los extraterrestres. AIg,unas mujeres afir­ man incluso que les han sido extraídos los fetos que llevaban en sus entrañas, a quienes sólo han podida ver poste­ riormente, mostrados por seres extra­ ños que afirmaban ser sus padres adoptivos. Si semejantes historias hu­ bieran sido contadas durante los años 50, seguramente hubieran provocado reacciones suspicaces de descon­ fianza. Pero, en los años 80 y 90, han provocado generalmente curiosidad intensa, tanto en el ámbito público co­ mo en el profesional. Los acontecimientos acaecidos en los últimos tres años parecen indicar que la relación entre los profesionales de la sal'ud mental de Norteamérica y los testigos de los OVNls está comen­ zando a cambiar. Una minoría· profe­ sional con excelente reputación ha empezado a dejar de suponer auto­ máticamente que los testigos de los

tra Rima Laibow, doctora en Medicina, han servido como punto focal de una nueva ola de interés profesional por los testigos de los OVNls.

FOCOS DE DISCUSION CIENTIFICA SOBRE LOS OVNls OVNls están locos. Además, han co­ menzado a discutir públicamente los tipos de terapia que han suministrado a los testigos que sufren traumas u otras dificultades psicológicas como resultado de haber tenido experien­ cias del tipo «encuentro cercano» o «abducción» con un OVNI. Algunos de esos terapeutas han estado ayudando a los testigos durante décadas, mien­ tras q ue otros sól'o han sido arrastrados recientemente al diálogo público so­ bre el significado de estas experien­ cias misteriosas altamente controverti­ das. En los EE.UU., sin embargo, una serie reciente de conferencias sobre el tratamiento e Investigación de las ex­ periencias de traumas anómalas (<<TREAT»), organizadas por la psiquia­

El primer encuentro, que tuvo lugar en Fairfield, Connecticut, el 12, 13 y 14 de Mayo de 1989, recibió el nombre de «Conferencia sobre el Tratamiento e Investigación de las Experiencias de Traumas Anómalos» (informalmente conocida como «TREAT 1»). Después del TREAT 1 han tenido lugar otras dos conferencias: del 1 al 4 de Febrero de 1990 en el Instituto Politécnico y en la Universidad Estatal de Blacksburg, en Virginia; y del 17 de Febrero al 10 de Marzo del presente año en la Universi­ dad de Kansas, en Kansas City. Desde su inicio estas exposiciones han sido notables no só'lo por haber sido las pri­ meras conferencias científicas perió­ dicas de este tipo, sino también por ha­


ber atraído a científicos y a legos bien informados provenientes de otras dis­ ciplinas. Además, como resultado de sus viajes y encuentros con científicos en la Unión Soviética, la doctora Lai­ bow ha logrado recibir la visita de un grupo de científicos soviéticos en el en­ cuentro de este año. En un próxi mo via­ je a Europa y a la Unión Soviética, Rima Laibow confía en hacer más contactos que permitan expandir la red de cientí­ ficos yterapeutas q ue trabajan con vis­ tas a responder mejor a las necesida­ des de los testigos de los OVNls. La doctora Laibow describió su pri­ mer contacto con una paciente que presentaba un cuadro de experiencia personal anómala, en una entrevista de 1988 que publiqué en mi libro Re­ port on Communion, « ... Ella había visto la cubierta del primer libro de (Whitiey) Striebersobre este tema y quedó muy impresionada, pues sintió que parte de este material le pertenecía No sabía .cómo manejar esto, porque se trataba de una paciente demostrablemente no psicótica que decía cosas que pre­ viamente yo había supuesto que eran psicóticas.» La doctora Laibow contactó enton­ ces con el bien conocido investigador y autor ufológico Budd Hopkins y em­ pezó a tratar a alg u nas de las personas que inicialmente habían recurrido a él en busca de ayuda. En principio trató de buscar un enfoque sin prejuicios a sus problemas, aplicando la hipnote­ rapia y otras técnicas psicoterapéuti­ cas estándar para ayudarlos a luchar con los traumas producidosfrecuente­ mente por los recuerdos de haber sido abducidos a bordo de un OVNI. Ade­ más, señala la doctora Laibow, «mu­ chas personas que han tenido expe­ riencias OVNI también experimentan fenómenos psíquicos paranormale' como sueños cognitivos y otras fe mas de clarividencia, curaciones ( pontáneas e incluso bilocación, lo que puede ser bastante atemorizante». Mediante el desarrollo -durante los últimos tres años- del concepto de «experiencia de un trauma anómalo», la doctora Laibow ha provisto a sus co­ legas y a otros científicos de una idea que les permite enfocar el caso de los testigos de OVNls y sus problemas psi­ cológicos sin necesidad de tomar nin­ guna posición respecto al asunto de si los OVNls son reales o son objetos mis­ teriosos.

EXPERIENCIA DE UN TRAUMA ANOMALO El término «experiencia de un trau­ ma anómalo» se deriva de las obseNa­ ciones realizadas durante el tratamien­ to de unas 35 personas -durante los últimostresaños-quecontaban histo-

132

Bajo estas líneas, Rima Laibow e /IIobrand von Ludwiger, presidente de la Central Europea de MUFON. A la dcha., ilustración alegórica de Jim Harter.

\

\

~ L os presuntos abusos practicados por profesionales de la salud mental americana sobre los testigos de OVNls -terapia de electro-shock o administración de drogas psicotrópicas- ha sido tema frecuente de las revistas populares y de los boletines informativos sobre OVNls. rias de experienc ias abductivas por parte de los tripulantes de un OVNI y que compartían entre ellas varias ca­ racterísticas pertu rbadoras. «Esta gente aparentaba no tener ninguna psicopatología importante -replicó la doctora Laibow-, pero da­ ban la impresión de estar manifestan­ do síntomas de lo que parecía ser un desorden del tipo de estrés post-trau­ mático, también conocido por sus si­ glas en inglés OTSPT. Ahora bien, de acuerdo con los criterios estándard, no es posible tenerun OTSPTsin haber sido asaltad9 por alguna forma de es­ trés producido por algún aconteci­ miento en un cierto nivel.» El «Síndrome del Estrés Post-Trau­ mático»,alcanzóel dominio públicoen los medios de comunicación norte­ americanos en los años 70 como re­

sultado de la atención otorgada a los veteranos de la guerra del Vietnam. Muchos de éstos mostraban dificulta­ des de adaptación a la vida civil como consecuencia de la repetida vivencia de e~cenas retrospectivas de días es­ tresantes, acontecidos durante la gue­ rra del Vietnam. Como resultado de los conocimientos obtenidos a partir del tratamiento de tales individuos, los OTSPT se han convertido en un síndro­ me médico reconocido, incluidos en los manuales de diagnóstico estándar usados por los médicos de los EE.UU. Según dice la doctora Laibow, su inten­ ción es estimular las investigaciones de aquellos aspectos de la experiencia humana donde parece haber un DTSPT sin causa conocida. Los testi­ gos de OVNls, al parecer, se encuen­ tran en esta categoría.


Lo que distingue a la doctora Laibow ya la mayoría de otros terapeutas nor­ teamericanos que ahora trabajan con testigos de OVNls, es, en primer lugar, su voluntad de escuchar lo que éstos tienen que decir. Esta profesionaliza­ ción del interés en los conflictos de la gente que han tenido experiencias con los OVNls no está ocurriendo, sin em­ bargo, sin su dosis de problemas y de debate político. Esos problemas se centran, en parte, alrededorde la cues­ tión del papel que deben asumir los in­ vestigadores ufológicos que han to­ mado para sí una función terapéutica respecto a los testigos de OVNls, aun­ que no sean oficialmente profesiona­ les de la salud mental. Durante las últimas tres décadas, aUnque ha habido algunas excepcio­ nes notables, la tarea de responder a las necesidades de los testigos de OV­ Nls ha recaído en gran parte sobre los hombros de individuos entregados a esta tarea fuera de la comunidad de los profesionales de la salud mental. En la última década, el trabajo de Budd Hopkins, quien además de ser investigador de los OVNls ha hecho una carrera notable como pintor y es­ cultor, ha recibido mucha atención pú­ blica. Sus libros, Missing Time e Intru­ ders, han influido considerablemente en otros investigadores ufólogos en los

EE.UU. Yotros países, en particular de­ bido a las descri pciones del uso que él hace de la hipnosisal trabajar con testi­ gos que han recurrido a él. Además, durante años, Hopkins ha organizado encuentros de «grupos de apoyo» de testigos de OVNls (personalmente él prefiere el término de «abducidos por seres extraños») en laciudad de Nueva York, en los que los participantes son alentados a compartir sus experien­ cias y a ofrecerse mutuamente apoyo emocional. Hopkins se ha convertido, en un sentido, en símbolo de las inves­ tigaciones y terapias legas en los EE.UU. en relación con los OVNls. Otro participante, David Gotlib, doctor en Medicina, después del en­ cuentro, introdujo el Boletín de Expe­ rienciasAnómalas, una red informativa mensual para los profesionales de la salud mental, investigadores ufológi­ cos y científicos de las ciencias socia­ les y otras, y para los legos interesados

en comprender no sólo el fenómeno OVNI sino otras áreas de la experiencia humana fuera de las categorías exis­ tentes de explicación racional. «Mientras que la experiencia del es­ tablecimiento de una comunicación con los colegas interesados en el fe­ nómeno de abducción ufológica fue estimulante -dijo el doctor Gotlib- el resto de la conferencia fue decepcio­ nante.»

DISCUSION y RUPTURA «Hubo una discusión durante la conferencia sobre si los profeSionales acreditados debieran ser las únicas personas que trabajaran en este asun­ to», dijo el doctor Gotlib. A este respec­ to, la doctora Laibow tomó posición . afirmando que sólo los profesionales de la salud mental con las credenciales apropiadas debieran trabajar con testi-

E n las más recientes conferencias sobre la investigación de experiencias de traumas anómalos, los científicos discuten si deben ser los profesionales acreditados las únicas personas capacitadas para trabajar en el asunto. 133


gas y personas abducidas por OVNls. «Semejante posición, dijo Gotl ib, esen­ cialmente excluye a personas como Budd Hopkins o el Dr. David Jacobs, un profesor de cultura popular de la universidad del Templo en Filadelfia que ha hecho trabajos de hipnosis con muchagentequecreenhabersidoab­ ducidos por seres extraños.» «Pretender que sólo las personas con credenciales debieran atender es­ te tipo de trabajo, le hace un mal favor a Hopkins y a Jacobs -d ijo-. No se debe descartar simplemente a gente como ellos. Aún no hay suficientes profesio­ nales de la salud mental que toman en serio este amplio campo de investiga­ ciones.»

L a tendencia en Norteaméríca a concentrarse en los aspectos traumáticos de las experiencias de encuentros «cercanos» se distingue de la de los investigadores de otros países, más familiarizados con las tradiciones esotéricas. Como resultado de los desacuerdos no resueltos en la primera conferencia TREAT,el doctorGotliby otros terapeu­ tas y científicos han dejado de partici­ par en estos encuentros. Como ha ocurrido en otras áreas de la comuni­ dad ufológica norteamericana, parece que incluso este esfuerzo por introdu­ cir un nivel superior de escrutinio científico en los misterios de las expe134

riencias ufológicas ha desembocado en una nueva fracción al igual que otras conferencias rivales. Por ejemplo, en Enero de este año, David Jacobs y Budd Hopkins organi­ zaron la primera Conferencia Nacional sobre Fenómenos Anómalos en Cha­ pel Hill, estado de Pennsylvania. Como describióeldoctorGotlib,en el número de Febrero de su boletín, la informa­

ción más importante revelada en la conferencia, fue el anuncio de que Hopkins y Jacobs habían recibido una donación de 200.000 dólares para lle­ var a cabo una encuesta que determi­ nara 'hasta qué punto el fenómeno de «abducción por seres extraños» podría estar ampliamente difundido en la sociedad americana. En el momento en que se está escribiendoesteartículo (Agosto de 1991), no se ha informado aún sobre ningún progreso respecto a esa encuesta. La tendencia en Norte­ américa a concentrarse en los aspec­ tos traumáticos de las experiencias de encuentros cercanos se distingue de lade los investigadores y profesionales en otros países más familiarizados con las tradiciones espirituales esotéricas, con los fenómenos espiritualistas y con las investigaciones parapsicológicas.


Abajo, a la izda. , asistentes a la Décima Conferencia de Investigadores del Fenó­ meno OVNI, celebrada en Rocky Mountain (EE.UU.). Bajo estas lineas. Rima Laibow junto a Doug/as C. Richards. Abajo. Rima Laibow con André Berezin y Erast Andrian­ kin (en el centro), presidente éste de/lnsti­ tulO de Estudios Teóricos de la Academia Soviética de las Ciencias.

experiencias de abducción deben ser tomadas en sentido literal; y que se tra­ ta fundamentalmente de una expe­ riencia traumática, donde cualquier crecimiento espiritual personal es inci­ dental y posiblemente reflejo de una supresión de los sentimientos traumá­ ticos)>>.

Los doctores Laibow y Gotlib han tomado posiciones públicas que los convierten -les guste o no- en faros para algunos de los pensamientos y .sentimientos polarizados que caracte­ rizan el debate norteamericano sobre el fenómeno OVNI. El doctor Leo Sprinkle es psicólogo en Laramie, Es­ tado de Wyoming, cuyo trabajo funda­ mental durante dos décadas ha inclui­ do el servicio a los estudiantes de la Universidad de Wyoming. Durante ese período de tiempo, también ha tratado a muchas personas que creían haber tenido experiencias de encuentros cercanos, en parte -dice-, porque él mismo vio OVNls en 1949 y 1966. Ha­ ce doce años organizó la Conferencia . de las Montañas Rocosas sobre las in­ vestigaciones de los OVNls, la cual si­ gue teniendo lugar anualmente en La­ ramie bajo los auspicios del Instituto para los Estud ios de los Contactos con OVNls. Ahora dedicado a la práctica privada, el doctor Sprinkle aporta un suave sentido del humor a su trabajo elaborado a partirde su intensa forma­ ción autodidacta sobre el fenómeno OVNI. El doctor Sprinkle dijo que uno de sus primeros contactos con testigos de encuentros cercanos con OVNls tuvo lugar en 1966 cuando fue invitado a comparecer en un show de televisión nacional sobre el tema de los OVNls, transmitido por la red NBC. "Entrevisté a Betty y Barney HiII, los famosos ab­ ducidos sobre los que John G. Fuller escribió en su libro The Interrupted Journey, dijo: Me impresionaron mu­ cho y me pareció que eran gente muy inteligente y articulada.»

PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS POLARIZADOS

"Los puntos de vista en desacuerdo fueron simplemente mencionados y

E

no discutidos -escribió Gotlib en su boletín-, por ejemplo, pareció haber una aceptación tácita de la interpreta­ ción que Budd y Oave hacen del fenó­ meno (que los ET son reales; que las

psicoterapeuta Leo Sprinkle alentó a sus pacientes a cuestionarse mentalmente a sus «abductores» o «visitantes» respecto ala que deseaban de ellos, y muchos obtuvieron información que parecía estimularlos hacia nuevas experiencias de aprendizaje.

En parte como resultado de esa ex­ periencia, el doctor Sprinkle empezó a trabajar como asesor del Comité Na­ cional de Investigaciones de los Fenó­ menos Aéreos (NICAP) que llevó a ca­ bo una encuesta a 250 miembros per­ tenecientes a esa organizaCión. "Se midió su dogmatismo sobre la base de un test psicológico estándar -explicó el Dr. Sprin kle- y los resultados fueron normales.» Esa experiencia condujo al doctor Sprinkle a realizar una de las primeras encuestas de OVNls jamás emprendi­ das, utilizando un test corto estándar de perfil de la personalidad. Esto lo con­ venció de que los testigos podrían be­ neficiarse de muchas de las mismas técnicas de consulta que él empleaba con estudiantes. «Mi experiencia en la educación superior me hizo darme 135


Sobre estas líneas, David B. Cheek mos­

cuenta de que muchas personas que los pocos psicoterapeutas en los Esta­ trando su técnica de obtener respuestas a

han tenido experiencias con OVNls dos Unidos que acepta la idea de esta­ tra vés de movimientos de los dedos . Aba­ eran ansiosas y nerviosas, como los blecer un contacto interno psíquico jo, el doctor David Gotlib, editor del "Bul/e­ estudiantes que dudan sobre su des­ con los visitantes y no está demasiado tin of Anomalous Experience".

envolvimiento ante un examen. Sin interesado en la división popular de los A la dcha. , el matrimonio integrado por

embargo, frecuentemente hallé que si extraños en malvados «grises»y bene­ Betty y Barney Hill.

les preguntaba a esos estudiantes si se volentes «rubios». habían reunido con sus instructores La idea de hacer que los testigos se decían que no. Así que adelanté a mis hagan cargo de su propia vida es pacientes con experiencias de OVNls esencial en el enfoque del doctor a cuestionar mentalmente a sus «"ab­ Sprinkle. ductores"» o «"visitantes"» respecto a Como miembro y ex p residente de lo que querían hacery muchos de ellos la Sociedad Americana de la Hipnosis empezaron a obtener ideas e informa­ Clín ica, el Dr. David B. Cheek es uno ción que parecían estimularlos hacia de los practicantes más distinguidos nuevas experiencias de aprendizaje.» de ila Hipnoterapia médica y forense de CONTACTO PSIQUICO INTERNO CON LOS VISITANTES

El doctor Sprinkle parece ser uno de

E

los Estados Unidos. Además es el he­ redero del legado del Dr. Miltol H. Erickson, quien provocó un efecto re­ volucionario sobre toda una genera­ ción de terapeutas a través de la intro­ ducción de la idea de «respuesta ideo-

revolucionario Dr. Milton Erickson aportó a las

investigaciones la idea de «respuesta ideomotora», manteniendo que el cuerpo humano podía revelar información de los niveles más profundos de la mente mediante señales tales como los movimientos de los dedos. 136


motora». Erickson mantuvo que el cuerpo humano podía revelar informa­ ción de los niveles más profu ndos de la mente, med iante señales simples tales como los movimientos de los dedos. El Dr. Cheek ha ido más allá y afirma que, de esa forma, es posible tener acceso a información en el nivel pre-verbal de la mente. Las señales digitales ideomotoras, por su puesto, podrían tener aplicacio­ nes tremendas para la gente quetratan de ayudar a los testigos a recu perar re­ cuerdos bloqueados detrás del miedo y de la ansiedad. Cheek afirma que <<además de la abducción que la per­ sona reporta, puede haber cuatro o cinco otras más que están sumergidas en un nivel más profundo de la mente». NIVELES PROFUNDOS DE MEMORIA Otra idea innovadora del doctor Cheek es que «hay una fuerte similitud

entre las experiencias de los abduci­ dos y las personas que experimentan

E

la posesión por otro espíritu». Habien­ do testimoniado personalmente cere­ monias espiritistas en el Centro Alan Kardec en Sao Paulo, Brasil, el doctor Cheek ha llegada a la conclusión de que el75 por 100 de los pacientes que vienen a verlo han sufrido en un mo­ mento u otro de su vida un trauma que redujo su aura de protección hasta el punto de que un espíritu desencarna­ do de una persona fallecida pudo en­ trar en su cuerpo físico. Aunque esta idea llegue a ser útil a los terapeutas, está claro que la intro­ ducción del concepto de señalamien­ to ideomotor a los participantes de la conferencia TREAT ha enriquecido la discusión sobre los usos y posibles pe­ ligros de la hipnoterapia, ya que aquel

contacto con el fenómeno OVNI parece aflorar todo lo habido y por haber, empezando por la profecía inspirada y terminando con las ilusiones paranoides de las personas que se convierten en testigos de sus extraños encuentros y demostraciones.

concepto parece permitir ofrecer la po­ sibilidad de tener acceso a los niveles profu ndos de la memoria, sin afectar la integridad del cqntenido de la memo­ ria de los testigos. La mayoría de los in­ vestigadores ufológicos que han tra­ bajado con testigos durante años han tendido a centrarse en el nivel verbal, un debate sobre la corruptibilidad de los recuerdos de los testigos se ha des­ atado con resultados no concluyentes. Por supuesto, el fenómeno OVNI continúa siendo un misterio multifacé­ tico que se resiste incluso a los intentos más brillantes y coordinados de son­ dear sus profundidades. El contacto con el fenómeno parece sacar todo lo habido y por haber empezando por la profecía inspirada y terminando con las ilusiones paranoides de las perso­ nas que se convierten en testigos de sus extraños encuentros y demostra­ ciones. Para ser justos con las anteriores ge­ neraciones de profesionales de la Me­ dicina, es comprensible que en su deseo de vivir en un mundo racional hayan rechazado por locas a muchas personas que afirmaban haber tenido experiencias OVM Sobre la base de ese trasfondo sooial, el hecho de que un número creciente de psicoterapeu­ tas en los Estados Unidos hayan esta­ do dispuestos a reunirse con sus cole­ gas en un intento de crear una nueva atmósfera más abierta en el tratamien­ to de los traumas experimentados por los testigos de los OVNls, es nada me­ nos que histórico.

Ed CONROY

137


Desde mediados de 1988, los ufólogos españoles tienen un asunto más del que ocuparse: se trata de una insólita oleada de abducciones que, si bien es un tímido eco del aluvión de experiencias de este tipo que vive actualmente Estado . Uni­ dos, comienza a hacerse notar por el incremento progresivo de casos en nuestro país. Quienes han estudiado estos rela­ tos -y su variante, conocida como «visitantes de dormito­ rio)- los interpretan tanto como la primera aproximación masiva de seres extraterrestres a la Tierra, como el producto de una compleja patología mental en expansión.

E revolví blandamente bajo las sábanas y entor­ né los ojos en la semios­ curidad del dormitorio. A mis oídos, to­ davía dormidos, llegaban los gritos de los niños jugando y el ruido del ajetreo de un día cualquiera. Sin embargo, to­ do era distinto. Aquella no era mi habi­ tación, ni aquel día era como los de­ más. Exhalé con fuerza el aire conteni­ doen mispulmones para liberarme del recuerdo de aquellos hechos que, ho­ ras antes, en la oscuridad de la noche, habían roto mis resortes, mis esque­ mas psicológicos y el fruto de mis in­ vestigaciones.» Todo empezó en Noviembre de 1990, cuando sentados en la terraza de un céntrico café, Judith, con ojos vi­ vos y habla desgarrada, me contaba así el inicio de la experiencia que tuvo mientras regresaba a casa. Había de­ jado a los niños en el colegio y en la CUNa de salida de la autopista una nie­ bla muy espesa cubrió su coche. Sin saber cómo, cuándo, ni por qué, Judith apareció en otro lugar, aturdida, con sus ideas confusas y un lapso de tiem­ po perdido. Judith no podía sospechar que esta experiencia sería el detonante de una larga serie de extraños fenóme­ nos que se desarrollarían en la intimi­ dad de su dormitorio. Sucesos pareci­ dos a los que tres años antes había re­ cordado una apacible ama de casa, vecina de Barberá del Vallés, en la pro­ vincia de Barcelona. Desde el año 1968, también Mariví ha sido objeto de un exhaustivo segui­ miento sobre su vida. Así, pudo saber­ seque había tenido un primer encuen­ tro a los ocho años, cuando vivía en Málaga. Una noche, tres seres de baja estatura, piel rugosa y cabeza de gran tamaño, la cogieron en su habitación y la condujeron al interior de una «nave espacial» donde se le implantó un «mi­ croapqrato». Lo que aparentemente eran sueños, con el tiempo se convirtieron en re­ cuerdosde una triste realidad escondi­ da en su inconsciente.

EL RESPLANDOR De noser por la abundancia de per­ sonas que desde los más dispares lu­ gares de nuestra geografía han relata­ do prácticamente lo mismo, estos in­ creíbles hechos serían calificados co­ mo el resultado de mentes fantasiosas. Pero la experiencia me obliga a tratar­ los sin desdén. A pesar de que la proli­ feración de los «visitantes de dormito­ rio» parece coincidi r con la publicación de dos libros: Intrusos, de Budd Hop­ kins, y Comunión, de Whitley Strie­ ber, que abordan el tema de forma monográfica, la influencia de ambos es mínima en España. Díasantesdequele recomendara la 139


lectu ra de dichos li bros a Judith, ésta ya había protagonizado una peculiar aventura en su dormitorio. Eran poco más de las once de la noche cuando ella y su marido decidieron acostarse. A los pocos minutos, un tenue resplan­ dor inundó la alcoba. Judith se incor­ poró y observó cómo la luz se concen­ traba hasta crear una esfera luminosa, que desapareció lentamente ante sus ojos. Esta luz reaparecería una sema­ na más tarde acompañada de una in­ movilidad en su cuerpo unido a la apa­ rición de unos seres de baja estatura que la acosarían a partir de entonces. Este resplandores una constante en los casos de «visitantes de dormitorio» . Marga, una joven valenciana de veinte años, se despertó una noche a causa de esta luz. Al abrir los ojos, pudo ver a los piesdesu cama unsercon lacabe­ za más grande de lo normal y mirada acechante. Antes de perder su recuer­ do consciente, describió unos ojos ne­ gros y profundos. Los mismos ojos negros que recor­ daba un joven dequinceaños de Irún y que otorgaba a sus visitantes un as­ pecto siniestro. Al igual que Judith, la presencia de estos seres iba acompa­ ñada de un agarrotamiento muscular que incluso afectaba a su garganta. Mariví, además, llegó a establecer una relación entre la cantidad de visi­ tantes y la ausencia de movimientos musculares. Según ella, cuanto mayor sea el número de visitantes, más difi­ cultades tendremos para defender­ nos. El trato de estos seres hacia nosotros es, como puede apreciarse, aparente­ mente hostil. Pero un estudio efectua­ do por James Harder (miembro del proyecto «VISIT» que realizó estudios psicológicos a doscientos testigos) evidencia, sin embargo, lo contrario: en un 95 por 100 de los casos (una vez que el episodio ha sido revivido com­ pletamente) la experiencia resulta pla­ centera e incluso beneficiosa. l\Jo han sido pocos los casos que han visto po­ tenciadas sus-facultades psíquicas o han logrado curar alguna enfermedad que les aquejaba. Judith no padecía ninguna enfermedad; ni siquiera esta­ ba menstruando el día que tanto su al­ mohada como sus sábanas aparecie­ ron manchadas de sangre. Manchas acompañadas de una sensación pe­ culiar en la faringe, la misma que se puede experimentar cuando se coloca una sonda nasogástrica.

FENOMENOS FISICOS Los recuerdos se precipitaban atro­ pelladamente en la mente de Judith, y ante la ausencia de respuestas obtuvo una angustia cada vez más acuciante. No sólo debía aprender a convivir con

140

sus nuevos «amigos», sino que ade­ más tendría que ig norar una larga serie de fenómenos físicos que se irían pro­ duciendo a partir de entonces. El toca­ dor de su dormitorio se lastimaría por efecto del calor; aparecerían peque-

Una

ñas cicatrices en las manos, piernas y

pecho, así como unos extraños círcu­

los en el jardín de su casa.

LaexperienciadeJudith noes la úni­

ca que incluye un amplio espectro de

fenómenos. Durante una de mis visitas

noche, tres seres de baja estatura, piel rugosa y cabeza de gran tamaño, la cogieron en su habitación y la condujeron al interior de una «nave espacial».


al domicilio de Mariví pude constatar cómo un patito de goma presentaba varias quemaduras en las zonas más protuberantes. Asimismo, la perrita de esta testigo ofrecía unas peladas en su . lomo. Esteanimal fue sometido a varias pruebas que fueron analizadas por la Universidad Autónoma de Bellaterra y en las que su conclusión más asom­ brosa es no poder determinar el origen ni el motivo de dichas quemaduras. También María Dolores, que ini­ ciaría sus experiencias tras un conoci­ do avistamiento OVNI en la zona del Vallés (Barcelona), ha experimentado en sus propias carnes el fenómeno de los visitantes. Una noche aparecieron en su barriga doce puntos formando un triángulo, que después de un año todavía no ha desaparecido. Por reco­ mendación de este investigador, fue atendida por el pactar Llopis para que diagnosticara qué tipo de herpes podía actuar d~ una forma tan limitada. La exclamacjón del facultativo al ob­ servar el triángulo fue: "No he visto na­

da parecido en mi vida». Rocío, hija de la abducida, que ig­ noraba la razón por la que su madre había ido al médico, dijo: "Mamá, eso

que te ha salido en la barriga ¿no ten­ drá forma de triángulo? Me he acorda­

do de que anoche soñé con un trián­ gulo enorme y era tan luminoso que me desperté asustada». También Mariví aludía a la figura del triángulo en alguna de sus experien­ cias: "Desde septiembre de 1968, dia­ riamente comencé a soñar que me le­

vantaba de la cama porque había rui­ do, salía al balcón de mi casa en Mála­ ga, me asomaba y había un montón de gente corriendo, entre e/los mis veci­ nos asustados. Miraba al cielo y veía tres naves formando un triángulo, que es un símbolo que va asociado a casi todos mis recuerdos con respecto a e/los.» Existen muchas tradiciones anti­ guas que ven al hombre como un ser con tres partes: cuerpo, mente y cora­ zón. Los OVNls aparecen a menudo en número de tres. Proyectan luces trian­ gulares y se han recogido numerosos testimonios que describen emblemas y aparatos con esa forma.

LA REGRESION HIPNOTICA A mediados de Febrero, Judith con­ tinuaba experimentando nuevas visi-

Un

estudio efectuado por James Harder

evidencia que un 95 por 100 de las abducciones resultan ser -paradójicamente- placentera para sus protagonistas.

tas y manifestaciones de estos extra­ ños visitantes. Una noche, mientras re­ gresaba del hospital en el que ejerce como auxiliar de enfermería, pudo ob­ servar una nube pequeña y redondea­ da, iluminada de una forma inusual. Al reparar en ella, la «nube» se dividió en tres partes y se desplazó hacia su iz­ quierda.lmpresionada, cuando llegó a casa, su marido y sus tres hijos dor­ mían ya, así que optó portomar un cal­ mante e intentar dormir. Pero a las cua­ tro de la madrugada se despertó so­ bresaltada porque sintió que alguien la había tocado. Diez minutos más tarde oyó una detonación aliado de la cama. En ese momento -recordará luego-, sus músculos quedaron paralizados y perdería su recuerdo consciente. Un día, Judith decidió someterse a hi'pnosis para intentar averiguar si había algo en su subconsciente que fuera la causa de todo aquello. Asistí expectante a la sesión. Estábamos a principios de Marzo cuando realiza­ mos la primera sesión de regresión hipnótica, en la que nos centramos en el momento en que con su coche se había introducido en aquella nube de la autopista que, a priori, parecía el ori­ gen de todos sus «males». La respiración era cada vez más len­ ta y acompasada; sus músculos se en­ contraban cada vez más flácidos; su mente, cada vez más relajada, viajaba a través del tiempo y del espacio. Pron­ to empezaría a recordar. Primero tor­ pemente, luego, wando I.os sucesos iban siendo más dramáticos, hablaría con claridad de su experiencia... Según el relato en estado hipnótico, al entrar en la niebla con su vehículo, se encontró ascendiendo de pronto con él en el interio( de un potente haz de luz. Ante sus ojos aparecieron entonces varios seres macrocéfalos de baja es­ tatura y, entre ellos, uno más alto que parecía ser el jefe. En algo parecido a unacamillasevio conducidaal interior de una estancia ovoide, repleta de luz blanca que salía de todas partes, y en la que en una de las paredes había una mesa de operaciones. Según Bertrand Méheust, resulta muy sugestivo que estos detalles tan específicos se repitan una y otra vez en numerosos incidentes. Desde el punto de vista psicológico, la interpretación de estos hechos resulta sencilla. Es po­ sible -afirman- penetrar en lo más profundo de estos cuadros interiores, pasando del enfoque psicoanalítico in­ dividual a la generalización mitológica: así,el interior del OVNI no representaría sólo el viente femenino, sino que tam­ bién simbolizaría a.l universo total. La salida del cuerpo evoca liberación y re­ presenta el vínculo que comunica a los mundos. La operación quirúrgica re­ presenta un sentimiento de culpa, un autocastigo, la operación ritual en la

141


que el antiguo aspirante a brujo era ini­ ciado por los demonios y volvía a la vi­ da con una personalidad distinta. "A mi derecha --continúa explican­ do Judith- hay como dos monitores de televisión que emiten una suave luz azulada y una consola con mandos o botones. A la izquierda, una especie de vitrina en la que hay una especie de casco. Alguien está detrás de mípara tratar de ponerme ese "casco ". Siento mucho miedo.» Después de recordar y contar su ex­ periencia, los abducidos suelen verse liberados de cargas psicológicas y, por lo general, desarrollan una nueva per­ sonalidad. La mayoría dicen haber si­ do sometidos a alguna suerte de mani­ pulación cerebral, como Judith. Otros relatan operaciones tan extrañas co­ mo la extracción de cerebro. " Cuando me cogieron -nos contó Mariví- me llevaron a la típica mesa de operaciones que ellos utilizan; me tra­ taron una serie de enanos, me pusie­ ron cablecitos e historias y, entonces, estaba tan asustada que tuve un paro cardíaco. No sé cómo funcionó --ca n­ ti n uó la testigo-, pero debítener un via­ je astral. Salí de mi cuerpo. Vi algo os­ curo. Salí al pasillo donde había unas oquedades llenas de esos enanos, Co­ mo empotrados.» Cabe aquí recordar que Hilary Evans menciona que las experiencias de visitantes están asociadas con la convicción personal de contacto con otras dimensiones y que un 30 por 100 de los adultos dicen haber tenido una experiencia en los últimos quince años.

A

«

e

e a

h

u

a MI EXPERIENCIA Judith conocía mi modo de pensar. Sabía que en Agosto había estado tra­ bajando en un proyecto de clasifica­ ción patológica del síndrome de los «visitantes de dormitorio» y que los re­ sultados arrojaban un estado de apro­ ximación al delirio. Tal vez por ello, cuando viajé hasta casa deJudith, ésta quiso que me hospedara en la habita­ ción contigua a su alcoba, a fin de po­ der constatar yo mismo el origen de sus fobias. Ahora hubiera declinado la invita­ ción, pero entonces la acepté gustoso. Sucedió en mi segunda noche en la casa. Judith y yo conversábamos en el salón, cuando, de improviso, el perro se puso en guardia, a la vez que la tele­ visión subía y bajaba de volumen a su antojo. Intercambiamos una mirada de complicidad. De repente, cuando todo parecía haber cesado, empezamos a escuchar unos cánticos. No vaya ne­ gar que empecé a asustarme, así que le propuse irnos a acostar de inmedia­ to. Yo intuía que tal vez aquella noche

142

n

Arriba, desplazamiento del OVNI que vio Judith en Las Palmas. En la página siguiente una de las incisiones que Judith encontró en su pierna. Junto a estas líneas, Bertrand MeheusL

JOSéP GUIJARR O

M UChOS testigos identifican el triángulo como una de las señas de identidad de los visitantes nocturnos.


Un

30 por 100 de los adultos dicen haber tenido alguna experiencia de «visitante» en los últimos quince años. habría festival y en esta ocasión no podía perdérmelo. Desde luego, esta­ ba en el lugar adecuado. Preparé mi cámara, la grabadora y me estiré en la cama. Mis ojos se clavaron en el um­ bral delapuertaa laesperadequealgo sucediese. No habrían pasado másde diez minutos cuando el perro empezó a llorar y se escucharon unos pasos. Susurré el nombre de Judith, pero no me contestó. De pronto, pude observar cómo la sombra de un ser bajo y con la cabeza grande se cruzaba ante la puerta de mi aposento. Mi reacción fue sorprendente: no articulé movimiento alguno; sólo respiré profundamente y me quedé dormido. Cuando al día siguiente le comenté lo sucedido a Judith, entendió que ahora comprendería mejor su historia. Aunque todo pudiera estar provocado por la sugestión, había experimentado por unos momentos aquello que pro­ ducía angustia no sólo a Judith, sino a centenares de personas en nuestro país. Después de vivir la experiencia del «visitante», se producen en los testigos cambios de conducta y alteraciones en la percepción e interpretación de los acontecimientos poco comunes. Este hecho ha acrecentado el interés de los ufólogos, que se han preocupado por anal izar la mente de los testigos. En 1981 , la doctora Aphrodite Cla­ mar, Ted Bloecher y Budd Hopkins

recibieron apoyo financiero del Go­ bierno de los Estados Unidos para lle­ var a cabo un estudio psicológico en algunos abducidos. Se contrató a la psicóloga Elizabeth Slater, de Nueva York, para que realizase una lista com­ pleta de tets psicológicos sobre nueve presu ntos abducidos, cuyas experien­ cias habían sido estudiadas y cuya ve­ racidad parecía indudable. No se hallaron trastornos mentales importantes, pero todos tenían un mo­ delo común: evidenciaban un grado de perturbación de la identidad, déficit en la esfera interpersonal y fenómenos paranoides generalmente ligeros; es decir, todos sufrían u na falta de autoes­ tima. Peter M. Rojcewicz ha constadado porsu parte que los raptosson parte de un drama mental debido al estrés. A menudo se presenta en casos que no están relacionados con OVNls, por ejemplo, cuando u na persona ha sufri­ do una estimulación sensorial excesi­ va que le ha traído como consecuencia un estado de alerta exacerbado. EN BUSCA DE RESPUESTAS ¿Cuál es la naturaleza del estímulo que desencadena la secuencia del rapto en el testigo? Es difícil responder a esta cuestión. Por un lado, resulta ab­ surdo pensar que una civilización ex­

traterrestre se tome la molestia de venir hasta la Tierra montados en sus impre­ sionantes naves para luegD entrar en la habitación del tercero-segunda y con­ trolar el estado de aquella mujer que secuestraron tiempo atrás... Sin em­ bargo, resultan significativas las coin­ cidencias temporales entre avista­ mientas OVNI y las experiencias de los «visitantes de dormitorio». El caso de Judith, por ejemplo, ha coincididoen variasocasiones con ex­ periencias OVNls reportadas por pilo­ tos de avión, o el caso de María Dolo­ res, que se produjo después de un multitudinario avistamiento en la ciu­ dad de Tarrasa. La idea de explicarlo todo según los parámetros de la Psicología y la Socio­ logía Ortodoxa no resulta adecuada, porque ésta no explica los fenómenos físicos que se desarrollan paralela­ mente. Una hi pótesis interesante es la deAI­ vin Lawson y los recuerdos perinata­ les. Según este planteamiento, los epi­ sodios de los visitantes serían el resul­ tado del trauma del nacimiento. Esto explicaría la similitud entre los alieníge­ nas y los fetos humanos, las imágenes de túneles o haces de luz, el quirófano, etc. Pero laque tampoco explica escó­ mo se forman los círculos en el jardín o las dermografías en los cuerpos. Es evidente que el fenómeno interaccio­ na no sólo con el testigo, sino además con el ambiente en el que se relaciona. Se requiere, pues, una respuesta que contemple el fenómeno en toda su amplitud. Tal vez la hipótesis DIANA (Delirio Individual de Agresión Noctur­ na Alienígena), presentada por Javier Sierra y por mí durante las Primeras Jornadas de Ufología y Parapsicología deLas PalmasdeGran Canaria, pueda constituirse en una alternativa para ex­ plicar ~n su conjunto las experiencias de visitantes. Esta hipótesis que trata­ mos en artículo aparte permite conju­ gar la idea psicosociológica, la para­ psicológica e incluso la ufológica, pues creemos que existe un estímulo exte­ rior que desencadena el relato y, por tanto, resulta más flexible a la hora de explicar el problema. Pero independientemente de que nos visiten o no los extraterrestres, lo cierto es que nuestra época asiste al nacimiento de una mitología cuasi-re­ ligiosa en torno a ellos. Lejos quedaron las ideas jungnianas del Mandala. El recambio ha llegado de la mano de los pequeños extraterrestres macrocéfa­ los, más acordes para el tiempo y la tecnología en la que estamos inmer­ sos. Una sociedad que -tal vez- esté creando nuevos monstruos en el in­ consciente colectivo para tenernos, como siempre, bien atados.

Josep GUIJARRO TRIADO 143


Miles de testigos de Portugal, del sur de Francia y de toda España pudieron contemplar en el atardecer del pasado 2 de Febrero de 1988 cómo una bola de luz rasgaba el cielo sin previo aviso. Revisamos este caso que supuso, como poco, la reactivación del movimiento «contactista» en nuestro país, siendo además un incidente -desde un punto de vista estric­ tamente ufológico- que combina actitudes de silencio por parte de autoridades militares, y hasta la recuperación de restos presuntamente atribuidos al OVNI. Se trata, quizá, de uno de los más complejos (y reveladores) casos de Objetos Volantes No Identificados de los últimos cinco años. RA mi enésima entrevista con el más veterano contactado OVNI de España, pero en esta oca­ sión todo era diferente. Pascual Váz­ quez Arracó me recibió una vez más en su domicilio, a pesar de que en esta oportunidad,su esposa, NievesSeño­ rena se encontraba en cama, agoni­ zando, esperando una muerte pronos­ ticada pocas horas atrás por los médi­ cos. Aquel día, Pascual Vázquez me es­ tuvo hablando durante más de hora y media sobre algunas de sus muchas experiencias con OVNls, pero lo más importante para mí, aquella lluviosa tarde, fueron sus últimas lacónicas pa­ labras: "Ellos homenajearán a Nieves cuando se vaya». El 30 de Enero de 1988, Nieves Se­ ñorena fallece. A sus setenta y ocho años de edad, esta simpática mujer que jamás olvidaré nos dejaba. Por las circunstancias que tiene la vida -en este caso la muerte-, no conocí la trá­ gica noticia hasta el día 8 de Febrero. Unos días antes, el 2 de Febrero de 1988, trabajaba en mi gabinete. Como es habitual, los papeles colmaban mi mesa de trabajo y decenas de investi­ gaciones se agOlpaban en mis archi­ vos pendientes de conclusión. Decidí tomar el respiro de unos mi­ nutos y me asomé a la ventana. Vi có­ mo la noche era clara, impropia del mes de Febrero, y la Luna, en fase llena, aparecía ante mis ojos imponente y

144

bella, como en pocas ocasiones. Al verla, recordé inmediatamente unos recientes estudios estadísticos que apoyaban la teoría sobre la relación entre las fases lunares y el fenómeno OVNI, en los que parecían quedar de­ mostrado que durante la Luna llena el número de avistamientos aumentaba considerablemente. Aquella Luna era un presagio, sin duda, de lo que estaría aconteciendo en muchas provincias españolas.

LAS NOTICIAS ESTALLAN Al día siguiente, un buen amigo me puso en la órbita: "Un gran OVNI habfa sido observado sobre Zaragoza». En pocos minutos adquirí la prensa diaria con la intención de corroborar la infor­ mación, asaltándome la sorpresa al ver uno de los titulares de estos diarios:

"Un Objeto luminoso surcó el cielo de Aragón». En páginas interiores, la noti­ cia venía ampliada y en ella se informa­ ba de que una inmensa bola de fuego, de naturaleza desconocida, había sido observada por miles de personas en diversas provincias de la Península, sobre todo en el Levante y en el centro. Al poco tiempo de producirse el su­ ceso, comenzaron a aparecer las pri- ' meras hipótesissobreel caso, tratando de buscar una expl icación racional a la inmensa esfera que cruzó nuestros cielos pocos minutos después de las

siete de la tarde de aquel 2 de Febrero de 1988. La primera hipótesis propuesta, y la primera en ser descartada, era la que


proponía que el objeto observado no erasino parte de los restos de algún sa­ télite artificial que habría reentrado en la atmósfera dividido en diversos blo­ ques, lo que explicaría satisfactoria­ mente la diversidad de horarios y so­ bre todo de direcciones que se produ­ jeron en las denuncias de avistamien­ tos. Sin embargo, la consulta realizada al Goddard Space F/ight Center, enti­ dad que controla este tipo de sucesos, descartó de un plumazo la hipótesis y todas 'las hipótesis se concentran en una doble posibilidad: OVNI o meteori­ to. La investigación completa del caso duró casi un año, y tras recoger más de trescientos testimonios y decenas de informaciones, he llegado a la conclu­ sión de que lo observado aquella tarde no fue un OVNI, sino varios, que ha­ brían sido avistados a diferentes horas yen diferentes lugares.

Trataré de demostrar a continuación la razón de mi conclusión.

UN EXTRAÑO METEORITO Según las informaciones que recibí, la primera de las observaciones se produjo en la provincia de Huesca, a las 17,30 horas,siete horasy mediaan­ tes de ser vista la última en Alcalá de Xi­ vert (Castellón), ya dentro del día 3 de Febrero. ¿Cómo un bólido meteórico era capaz de producir este efecto? Un dato clave para centrar esta in­ vestigación no procede del territorio

peninsular, sino de marines españoles que faenaban en aguas del Atlántico, frente a Casablanca (Marruecos), cuando a primeras horas de la tarde observaron estupefactos cómo seis esferas luminosas salían del interior del mar en dirección a nuestra geo­ grafía. Este hecho, sin duda, pasó a manos de altos cargos militares -que, como demuestra mi investigación, es­ tuvieron muy presentes en este caso, durante y después de producirse. En Madrid, cuatro aviones de Iberia que se disponían a tomar tierra en Ba­ rajas observaron el fenómeno, que además no fue detectado en las panta­ llas de radar. Todo esto ocurría cuando simultáneamente caía envuelto en lIa­ masy sobre el aeropuerto un globo ae­ rostático que nada tuvo que ver con el avistam iento. En el País Vasco, y más concreta­ rnente en Vitoria, fueron numerosos y diferentes los acontecimientos produ­ cidos. El primero de ellos en Echag urri­ chu, cuando dos testigos, llamados Osear y José Miguel, observan una esfera verde con diferentes luces más pequeñas y con una pronunciada es­ tela que se desplaza en el cielo en zig­ zag, además de efectuar varias curvas, impropias, desde luego, de un vulgar meteorito. Esto ocurrió a las 19,10 ho­ ras. Unos minutos más tarde, en la zona de Abechuco, un buen número de tes­ tigos observan cómo u na esfera de co­ lores rojo, azul y amarillo, seguida de una estela, se detiene en seco y efectúa un cambio de rumbo ciertamente sin­ gular. Otro fenómeno diferente fue ob­ servado desde Urquiola a las 19,30 ,h o­ ras y, antes de los tres casos narrados; sobre las seis de la tarde, dos «flashe~» de luz iluminaron por completo el mon­ te Garbea. Los fenómenos también fueron ob­ servados en ,la práctica totalidad del resto de la península: Galicia, Canta­ bria, La Rioja, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Andalucia o Extremadura, pero fue en la Comunidad Valenciana donde se anotó un mayor número de testimonios y de casos diferentes casi una decena. En uno de estos casos, al sur de la Comunidad levantina, sobre las ocho de la tarde, y desde una transi­ tada autopista, varios testigos llegaron a observar el fenómeno elevándose sobre unas nubes, al contrario que en la mayoría de los casos en que el obje­ to fue observado en trayectoria des­ cendente. También en Aragón el suceso fue detectado en diferentes ocasiones. Uno de los casos, ocurrido a las ocho de la tarde sobre el cielo de la capital del Ebro, Zaragoza, nos desvela algu­ nas claves de este complicado caso. A esa hora, dos jóvenes se encon­ traban en la azotea de una casa de la 145


uien sin lu ar a dudas desde una alta

esfera, prohibió informar a ningún cuerpo oficial de

cualquier rastreo de restos de OVNls, que hubieran

realizado. Plaza del Pilar y observaron una extra­ ña luminosidad en el cielo que les in­ quietó considerablemente. A simple vista era una esfera luminosa seguida de una estela, es decir, el mismo testi­ monio que nos encontramos en tbdos los casos de aquel martes de Febrero de 1988. Sin embargo, unode lostesti­ gas corrió apresurado para coger unos prismáticos que no tenía muy le­ jos. Así pues, nuestro testigo se con­ vertía en el único español que observa­ ba el OVNI con prismáticos. Y lo que describe es ciertamente significativo:

«no se trataba de una esfera luminosa, sino de dos contiguas, con tres puntos rojos de luz fijos. Encima de este objeto principal que se desplazaba en direc­ ción noroeste, había otro más peque­ ño, similar, pero consistente en una so­ la esfera que en un momento de la ob­ 146

servación se separó del objeto princi­ palyse desplazó en línea descendente en dirección este, dándole la impre­ sión al testigo de que posiblemente el OVNI habría caído en la ribera del río Ebro». CAEN SIETE OBJETOS

La primera noticia llegó a los medios informativos pocas horas después de producirse, la misma noche del día 2, cuando en los micrófonos de la Cade­ na SER una persona residente en Es­ calona (Toledo) llamada Cándido del Barco aseguró haber visto caer un ex­ traño objeto a tan sólo cien metros de su posición. Esto ocurría cuando Cán­ dido se encontraba a las 18,45 horas en las cercanías del pueblo, junto a la

orilla del río Alberche con un amigo re­ parando un auto averiado. En esos momentos observaron cómo un obje­ to del tamaño de la Luna se acercó a donde ellos se encontraban y al cabo de nueve o diez segundos se precipitó a tierra, al otro lado del Alberche. Cándido del Barco, notablemente asustado, llamó a la prensa para infor­ mar sobre la caída de un «aparato». Mi­ nutos más tarde, un equipo de rescate de la Guardia Civil de Escalona se per­ sonó en su domicilio y el testigo tuvo que acompañar a los agentes al lugar del siniestro del que había salido una humareda, con la intención de corro­ borar la caída de «algo». Un total de tre­ ce miembros de la Benemérita partici­ paron en las Ilabores de búsqueda, pe­ ro sorprendentemente, al día sig uiente, un portavoz del cuartel de la localidad toledana negaba al periodista Alfonso Salvador la existencia de ningún tipo de actuación y también el haber efec­ tuado un rastreo en la zona. Este comportamiento dela Guardia Civil, como luego veremos, no fue fruto de lacasualidad. La losa de silencio por parte de las autoridades no fue excl usi­ va de Escalona, sino que se extendió a todo el territorio español.

c n

ci

l' «l te di ci rE

01

d( ql

dE Té

m br to

lIe te pe

cie re< pe la Eb qu las lan cel


En la imagen de arriba, Pas­ cual Vázquez Arracó duran­ te la entrevista que mantuvI­ mos con él. A la izqda., Ins­ tantánea nocturna de un OV­ NI captado por L. J. Grifol en Montserrat. También muchos testigos denun­ ciaron habervisto caerel objeto en ple­ no Mediterráneo desde la costa valen­ ciana. Según estos testimonios, a las 19,09 horas de la tarde, una inmensa «bola de fuego» se dividió en tres par­ tes, las cuales cayeron al mar sin pro­ ducir ningún tipo de ruido ni perturba­ ción marítima. En la provincia de Cáce­ res, numerosas personas vieron cómo otra esfera se precipitaba en las aguas del embalse de Gabriel y Galán, caída que no fue detectada por los sensores del Instituto Sismológico de Toledo. También en la provincia de La Rioja, numerosas personas detectaron so­ bre las ocho de la tarde un nuevo obje­ to que cayó en uno de los amplios va­ lles de Sierra de la Demanda. Pero entraré de lleno en el plato fuer­ te de estas caídas. El día 3 de Febrero, por la mañana, el equipo de investiga­ ción IV Dimensión, al que pertenezco, recibíamos la notificación de que una persona había visto caer un objeto en la localidad zaragozana de Osera de Ebro. Muy pronto localizamos a Enri­ que Carreras, que nos relató cómo a las 19,10 horas se encontraba circu­ lando por la autopista Zaragoza-Bar­ celona, cuando vio en el cielo una in­

mensa esfera luminosa seguida de un largo lastre de colores rojo y naranja que, tras p'lanear durante seis o siete segundos, caída a unos ci~n o dos­ cientos metros de su posición anterior. Cuando esto ocurrió ya había detenido su coche y pudo ver que, desde el lugar del impacto, probablemente en la mis­ ma orilla del Ebro, salía una espesa hu­ mareda negra. Alertados por éste y otros testimo­ nios coincidentes, el equipo de IV Di­ mensión se presentó el Domingo 7 de Febrero a las ocho de la mañana en la localidad de Osera. El grupo, integrado por nueve personas, en donde nos en­ contrábamos, entre otros, Carlos Bog­ danich, Jaime Sampeur y Jesús Fa­ bón, teníamos un objetivo que po­ díamos tildar casi de rocambolesco: encontrar algún resto del objeto su­ puestamente estrellado. Tras doce horas de intensa búsque­ da, los resultados fueron excepciona­ les y las conclusiones harían temblar a más de un ufólogo que hubiera soste­ nido la hipótesis del meteorito.

M

Averiguamos,entre otras cosas, que no fue un solo objeto siniestrado, sino tres. Al caso anteriormente relatado hemos de añadirle el ocurrido cinco minutos más tarde en las cercanías de una granja entre Osera y Pina, a unos 25 kilómetros de Zaragoza en direc­ ción a Barcelona, y todavía un tercer caso ocurrido a las 19,30 horas, en la misma localidad de Pina de Ebro, cuando un artefacto de dos metros de diámetro se paseó sobre la plaza prin­ cipaldel puebloaseisosiete metrosde altura, se detuvo sobre unos niños que estaban jugando en las cercanías de la plaza. Ante la sorpresa de los testigos, aquella esfera luminosa desapareció instantáneamente y tan sólo cayeron al suelo unas cuantas chispas que en se­ guida se volatizaron.

LAS AUTORIDADES ENTRAN EN ESCENA Poco tiempo después, encontrámos el segundo objeto estrellado. Por las

arines españoles que se encontraban frente a

Casablanca (Marruecos) vieron cómo seis esferas luminosas salieron del mar en dirección a la Península. 147


huellas observadas llegamos a la con­ cl usión¡d8\q uel811ílhabíalestadolalg u ien más que nosotros y, posiblemente, un jeep o una furgoneta. Nuestra sorpresa fue en aumento cuando unos vecinos nos relataron cómo dos días antes de nuestra llegada un grupo de militares merodearon por la zona haciendo pre­ guntas y buscando algo, siempre des­ plazándose en aquellas tierras reple­ tas de barro en una furgoneta llena de extraños aparatos. Es más, entre algu­ nos lugareños, se extendió el rumor de que alguien había encontrado los res­ tosdealgo negro. Este último punto,sin embargo, no lo pudimos corroborar. En una entrevista que mantuve con Angel Rubio, alcalde de Osera, meses después del suceso, me confirmó la posibilidad de la existencia del men­ cionado rastreo por parte militar y me aseguró, confirmando mis informacio­ nes, que la Guardia Civil de Pina de Ebro efectuó el día 3 un nuevo rastreo para localizar el objeto. Pero pese a lo dicho, en una carta, el alcalde de esta última localidad, Julián Bermejo, me­ negaba tener conocimiento de este rastreo, al igual que nos lo negaron desde el mismo cuarte l de la Guardia CiviL.. Sin lugar a dudas, alguien, y desde una alta esfera, prohibió informara nin­ gún cuerpo oficial de cualquier tipo de investigación realizada. Dejando por el momento el asunto de las caídas de objetos, que tiran por tierra cualquier hipótesis que no sea la del OVNI, he de comentar que, oficial­ mente, fuentes de las Fuerzas Aéreas Españolas, admitieron que un objeto extraño se cruzó en el camino de un avión del45 Grupo de las Fuerzas Aé­ reas, difundiéndose entre la prensa un comunicado circunstancial que decía lo siguiente: «No es la primera vez que los pilotos de la unidad observan este fenómeno, pero nunca se habían en­ contrado a tan poca distancia de este tipo de objetos luminosos tenidos por meteoritos». Según esta misma fuente, el avión transportaba un corazón para un trasplante desde Madrid a Barcelo­ na. No se reconoció oficialmente, sin embargo, la salida en estado de alerta de dos aviones Phantom de la base de Zaragoza para perseguir infructuosa­ mente al OVNI por los cielos de Zara­ goza, La Rioja, Navarra, Huesca y País Vasco. Con el fin de averiguar la certe­ za de estas informaciones -bien co­ rroboradas a este ufólogo por fuentes dignas de todo crédito-, escribí al ge­ neral jefe de la División de Operacio­ nesdel Estado Mayor del Aire en aque­ llos tiempos, Don Fernando Ostos, in­ terrogándole por este tema. A los po­ cos días recibí una atenta carta por su parte negando cualquier información al respecto en este caso, admitiendo

148

r

No

e

se reconoció oficialmente nunca que dos

~

aviones Phantom de la base aérea de Zaragoza despegaron para perseguir al OVNI.

e e

E

por otro lado que, en ese mismo cuar­ tel, existía documentación OVNI ...

z e s a

ALGO MAS QUE UN OVNI

El caso del OVNI del2 de Febrero es, sin lugar a dudas, el más complicado y excepcional de todos los ocurridos en la década de los ochenta en España. No se trataba de un meteorito. La caída de siete objetos, más de vei ntici nco ob­ servaciones diferentes, la decena de trayectorias opuestas y los testimonios de testigos que los vieron ascender, detenerse y efectuar giros o dividirse en dos, son suficientes para determi­ nar que aquello no era un simple me­ teorito, aunque tampoco un simple OVNI. Para muchos, aquel OVNI ten ía un significado especial y trascendente. Me estoy refiriendo a los contactados.

Uno de estos personajes que afirman tener contacto directo con los tripulan­ tes de los OVNIS fue testigo ese mismo díade unode los múltiplesavistamien­ tos. Me refiero al castellonense Vicente Enguídanos, quien desde su domici­ lio de Castellón, al lado de otros testi­ gos, pudo ver una formación de cinco objetos en d irección al mar. Vicente Engu ídanos es un veterano contactado, que en los últimos años se encontraba distanciado del fenómeno. Pero a raíz de este caso, volvió a la acti­ vidad, iniciando con otro individuo de similares características, Julián Arri­ bas, lo que vino a llamarse después "Misión Puntade Flecha». Para Vicente y Julián, lo observado el 2 de Febrero de 1988 era una nave extraterrestre lla­ mada Arton 111, que llegó a la Tierra en misió n de ayuda. A partir de estos datos, los aconteci­

r

t<

o

n 9

o q u n h

n n


A la dcha., reproducción de la carfa de respuesta de don Fernando Ostos González, miembro de la División de Operaciones del Ejército del Aire, en re/ación a los hechos del 2 de Febrero de 1988.

mientos se dispararon para estos dos mente. A primeros del mes de Mayo, contactados y el resto del grupo, entre- · mi ya inseparable amigo, recibe la visi­ gados a la tarea de difundir ciertos ta de Manolo Cortés, al que no lo co­ nocía y le propone efectuar una serie mensajes en los medios decomunica­ de emisiones en Antena del Mediterrá­ ción yconvencidos de la realidad de su contacto. Enguídanos, en uno de sus neo de Burriana.» Aquella serie de diez programas ra­ escritos, recuerda cómo fue el comien­ zo de aquel asunto, de aquella misión, diofónicos comenzaron en el mismo cuyo propósito continúa hoy tras una mes de Mayo de 1988, en plena efer­ serie de sobrecogedoras experiencias vescencia de nuevos contactados en acompañadas de revelaciones un tan­ todo el país, que después de casi diez to rocambolescas: años volvían a recibir mensajes. Pero irremediablemente una pre­ "A mediados de Febrero de 1988, después de la gran manifestación de la gunta puede surgir en el lector: ¿Cuál nave Arton //1, un recién estrenado ami­ es el objetivo de la «Misión Punta de go, antes sólo conocido, me informa Flecha»? En palabras de ellos mismos de que ha recibido un mensaje, en el se trata de una parte más de la prepa­ que se le anuncia que vamos a realizar ración de la Humanidad a las puertas una serie de programas en radio. A de la Era de Acuario y en vista de las in­ mediados del mes de Abril todavía no minentes catástrofes que se avecinan ha sucedido nada de lo recibido con sobre el bello planeta azul. respecto a las emisiones. Mientras, los Según Arribas y Enguídanos, lossu­ mensajes se siguen recibiendo diaria­ cesos se van a acelerar de forma inusi-

« Misión Punta de Flecha» fue uno de los grupos de contactados mesiánicos que se creó en el Levante español a raíz del OVNI de Febrero.

tada y una serie de hechos catastrófi ~

cos a sucederse. Para advertirnos de

ello comenzaron a difu ndir sus mensa­

jes en medios de comunicación, prin­ . cipalmente diarios levantinos. En uno

de estos rotativos apareció en 1988 lo

siguiente : "Hermanos del planeta Tierra: Cristo se acerca ya Reconvertid vuestra ne­ fasta andadura y traspasar los umbra­ les de la violencia y el rencor, que so­ mete al hombre en su dulce caminar hacia Dios, hacia Cristo. Esta nave que estáis contemplando (el mensaje apa­ rece junto a la fotografía de un extraño objeto) es la avanzadilla celeste que, en nombre del amor, de Cristo, os anuncia su próxima venida para dar fin a la época de prueba, que el hombre ha tenido después de su primera veni­ da, hasta el momento en que venga a consumar la siega.» Al leer este mensaje quedé atónito. Una vez más, un mensaje de supuesto origen extraterrestre, hacía referencia a 149


Moreno me aseguraba que "la Clave

A quel 2 de Febrero estaba situado a 33 días del comienzo del año y a 333 de su final. Para la Asociación Adonai, aquello no era casual. la Seg u nda Venida de Cristo, tan profe­ sada por los nuevos contactados apa­ recidos desde 1987

UNA CURIOSA CAUSALIDAD Corría el frío mes de Febrero de 1988 cuando, entregado en cuerpo y alma a la investigación del caso del día 2, recibí una noche en mi domicilio la llamada de Manuel Carballal. Durante la conversación, que siempre perma­ necerá archivada en mi cerebro, mi paisano me hizo ver una curiosa coin­ cidencia relativa al caso del día 2. Más o menos, me explicó que el suceso ocu­ rrió cuando llevábamos 33 días del año, y que éste, por ser bisiesto, con­ cluiría al cabo de 333 días. Pero había más: si efectuamos la suma numeroló­ gica de la fecha nos encontraríamos que el día del avistamiento múltiple su­ 150

maba 3. Manuel me comentó que esto corroboraba ciertos mensajes que al­ gunos contactados venían recibiendo, haciendo referencia a una extraña «Clave 33». Aquello me dejó prenda­ do, y aceleré la búsqueda de informa­ ción al respecto. Después de informarme debida­ mente averigüé que en 1986 una serie de contactados, ubicados principal­ mente en Galicia y en l\Javarra, empe­ zaron a recibir mensajes a los que ellos mismos no sabían buscarle sentido, hasta el suceso del 2 de Febrero de 1988, fecha en que quedaba «confir­ mada» la existencia de una «Clave 33", cuyo objetivo venía a ser similar, casi idéntico, al ya conocido de la «Misión Pu nta de Flecha». Los acontecimientos se van precipitando. Después de que éstos ocurran se producirá laSegunda Venida de Jesús. En una entrevista radiofónica, Lice

33 es absolutamente seria, trascen­ dente y tremenda». Au nque esta rotu n­ da afirmación pueda resultar exaltada, las razones de este contactado confor­ me a las experiencias que él m ismo ha vivido son de peso. Lice Morenoesastrólogoy líderdela Asociación Adonai para la Fraternidad Cósmica, cuya sede, en la que vive con otros miembros del grupo, está ubica­ da en un recónd ito y bello paraje nava­ rro de Desojo. Podemos considerarle como el principal promotor de la «Cla­ ve 33" y figura esencial dentro de este movimiento. A petición mía, Lice trata de explicarme lo que es en real idad es­ te asunto: En el capítulo XXIV del Evangelio de San Mateosse nos dice algo que pare­ ce incoherente: "Como relámpago que viene de Oriente a Occidente, as! vendrá el Hijo del Hombre». Después dice: "Donde esté el cadáver, ah! se reunirán los buitres, y después, por últi­ mo, habrá una oscuridad y por fin ven­ drá el Señor con poder y gloria sobre las nubes». A nivel deseñales, la «Clave 33" comienza en Junio de 1987; con­ cretamente el día 1 de dicho mes, cuando en la localidad italiana de 8el­


A la izqda., OVNI tomado por Licerio Moreno durante la noche. Abajo, instantá­

nea de su autor. Arriba, a la derecha, la sede de la Asociación Adonai en Desojo

(Navarra).

R esulta cuando menos sospechoso gue en los últimos años miles de personas de todo el mundo hayan observado OVNIS triangulares. passo (Catania), Pietro Vitale fotogra­ fió una imagen aparecida en el cielo en la que veía la siguiente inscripción : 21.2. Si acudimos a fuentes bíblicas, el cap ít ulo XXI, versícu lo 11, de El Apocalip­ sis, nos d ice: «Yla Nueva Jerusalén ba­ jará del cielo ataviada como una no­ via». La Nueva Jerusalén es la nave q ue hipotéticamente podría haber llevado a Jesús. Sería larguísimo, y necesitaríamos un libro entero para hablar sobre la «Clave 33», sobre el fenómeno ufológi­ co en la Biblia y los nuevos contacta­ dos. En este artículo trataré tan sólo de explicar resumidamente aqu ellos acontecimientos que engloban la

«Clave 33» y, finalmente, hacer una va­ loración conjunta, intentando llegar a unas conclusiones que a muchos le resultarán descabelladas, cuando no auténticas herejías. EL SOL DANZO EN BORRELLO

Como decía Lice Moreno, la primera de las pruebas se produjO en Italia el1 deJunioy la segunda de ellas también, al amparo de varios miembros de Fra­ tern idad Cósmica,legendario grupo li­ derado desde sus comienzos por Eu­ genio Siragusa, contactado italiano que desde siempre ha mantenido fir­

mes sus experiencias y que también ha hablado de la Segunda Venida. En c uanto al acontecimiento que acontece después, concretamente en Borrel lo, cuando tres m il personas congregadas en una reunión místico­ mariana ven cómo una pequeña esfe­ rase acerca al Sol y sesitúajuntoal as­ tro rey, dando la impresión de que en lugar de un Sol hubiera dos. El fenóme­ no fue fotog rafiado y cuando cesó, so­ bre el azul del cie lo aparecieron tres le­ tras que, observando las instantáneas, podrían asemejarse a tubos de neón. Tales letras eran las siguientes: «J VV». Para los contactados esto tenía senti­ do, pues el trío de consonantes signifi­ caba, nada más y nada menos, lo si­ guiente: «Jesús Viene Vencedor». Esto ocurría el1 de Febrero de 1988, justo veinticuatro horas antes del ma­ croavistam iento OVNI de la península Ibérica del día 2. Para Lice Moreno, en estos dos sucesos está la explicación del profético pasaje bíblico de "Como relámpago que viene de Oriente a Oc­

cidente, así vendrá el Hijo del Hombre». El contactado vasco toma a Italia como Oriente y a España como Occidente. "Previo a este avistamíento del 2 de Febrero -explica Lice en un artículo-,

el día anterior exactamente, un pSíqui­ co de nuestra Asociación tuvo una tre­ menda revelación que le anunciaba di­ cho evento. Nos llamó el mismo día 2 y, entre otras cosas, dijo que la gran as­ tronave tenía un tamaño superior a nuestro pueblo y que en su casco me­ tálico tenía dibujada la cifra 33. De esta misma aeronave salió una poderosa voz que dijo: "Yo soy el Padre Creador que viene en cuerpo y alma". Y como queda dicho, al día siguiente vino la na­ ve a España.» La «Clave 33», para la Asociación Adonai y para todos los grupos que de una forma u otra la sigu en y corrobo­ ran, tiene un símbolo: la estrella de Da­ 151


vid, la unión de un triángulo en posición normal con otro invertido. Este dato es de gran importancia y veremos en se­ guida por qué.

OVNIS TRIANGULARES El día 8 de Agosto de 1.988 Lice Mo­ reno se encuentra en Perú, a las orillas del lago Titicaca. Hasta allí viajó con un claro interés: corroborar, definitiva­ mente, la "Clave 33".

"Curiosamente, ocho testigos pudi­ mos fotografiar dos naves que de dis­ pusieron en forma de triángulo hacia arriba una y la otra en forma de triángu­ lo hacia abajo. Volví a casa, y aún así, como soy un racionalista tremendo, A la dcha ., pedí más confirmaciones, una confir­ fotografía de

mación que sólo podía tener un senti­ Eugenio Siragusa

do para nosotros: el rombo que asimi­ durante su época

lamos a una figura geométrica y que de máxIma implica la clave esotérica Entonces, en popularidad. En

el cielo, aparecieron fotografiados dos la página

siguiente

OVNls en unas condiciones astrológi­ fotograffa de dos cas singulares, respondiendo a unos OVN/s

puntos únicos en el mundo que nadie triangulares

sabía" Resulta cuanto menos sospechoso que en los últimos años miles de per­ sonas de todo el mundo han observa­ do OVNls triangularés. Oleadas so­ brecogedoras, como la de Bélgica, u observaciones como las de Galicia, Aragón o Valencia de este tipo de obje­ tos viene a convertirse en algo habitual, cuando antaño esta forma no era de las más habituales dentro de la casuística OVNI. Según Lice, y de ahora en adelante

152

tomada por

Licerio Moreno el

8-8-88 en el

Lago Títicaca

(Perú).

sobre la Tierra se producirán catástro­ fes considerables, pero Lice no peca de pesimista yconsideraque estos su­ cesas no son, ni mucho menos, el fin del mundo. Nos habla también de los tres días de oscuridad y de la misión de

los setenta y dos seres encarnados, cuya misión es despertar la conciencia de la Tri bu Esen ia o del Baut'ista. Por fin, tras todos estos sucesos y otros mu­ chos que por falta de espacio es impo­ sible relatar aquí, se producirá la Se-


so. Un retorno que está anunciado en profecías, vivencias, textos sagrados, apariciones de la Virgen, etcétera. Este verdadero ensayo sobre la «causali· dad» que es la «Clave 33», cuanto me­ nos, no haceotracosaque plantearnos la cuestión.

A MODO DE CONCLUSION

gunda Venida. Pero vayamos a las conclusiones, a mis conclusiones, absolutamente per­ sonales. Para mí, existe una serie de hechos comprobables, unos acontecimientos y u nas coi ncidencias q ue se escapan a nuestro corto entender, al menos en mi caso, sucesos q ue nada tienen que ver

E

con vulgares fraudes. Pero, cUidado, de lo dicho a que todo este cúmulo de pruebas signifique que laSegunda Ve­ nidadeJesússeva a producir dista un abismo y se convierte en cuestión de fe, pero... ¿es descabellado pensar en ello? Ni mucho menos. Incluso, aque­ llos que se jactan de buenos cristianos deberían esperar su prometido regre­

OVNI del 2 de Febrero supuso el despertar del movimiento contactista en España.

Algo está claro: el OVNI que se ob­ servó en la península Ibérica el 2 de Octubre de 1988 trajo tras de sí nume­ rosas consecuencias. Como he comentado a lo largo de este informe, fue algo más que un avis­ tamiento y su puso el despertar del mo­ vimiento contactista en España, que yacía dormido desde 1981 aproxima­ damente. Ysi no, que se lo digan al pri­ mer contactado que aquí hemos cita­ do, Pascual Vázquez Arracó. Este zaragozano de gran bondad y sapiencia anunció e'l avistamiento con dos semanas de antelación, asegu­ rándome que, a la muerte de su espo­ sa, «ellos» le iban hacer un «homena­ je». En un principio, asimilé aquel lo a un delirio propio de su dolorosa cir­ cunstancia p sicológica, pero la reali­ dad estaba mucho más allá. Cuando Nieves Señorena -su esposa- falle­ ció, en una fecha que curiosamente suma 3, Pascual publicó en el Heraldo de Aragón una esquela que rozaba lo poético, y que casi suplicaba a las altu­ ras una manifestación. La esquela se publicóel1 deFebrero,yaldíasiguien­ te, cuando se cumplían tres del falleci­ miento de Nieves, la manifestación se produjo. Como reconocimiento, Váz­ quez publicó días después la misma esquela en el mismo diario, pero con una pequeña variante en su pie:« Tanto abrir la ventana y pedir una manifesta­ ción. Al final se ha cumplido. Sé dónde estás». y volviendo al suceso del 2 de Fe~ brero y a sus repercusiones, creo que es obligado comentar que, tras el caso, en toda España se produjo una ,impor­ tante oleada OVNI muy intensa hasta el mes de Abril. Sin embargo, tras ese ci­ tado messeapagó un poco aquella in­ tensidad, que en 1989, con casos co­ mo los de Conil o Voronez, volvió a dis­ pararse, alcanzando sus máximas co­ tas en 1990, año en el que se produje­ ron en España más de cien casos. El 2 de Febrero algo pasó en nues­ tros cielos. Algo que nada tiene que ver con chatarra espacial, con un fraude o con un meteorito; algo cuya naturaleza desconocemos, pero que intuimos.AI­ go, en definitiva, que supuso el co­ mienzo de una nueva era ufológica en nuestro país y cuya trascendencia, si la tiene, sólo el tiempo nos la revelará.

Bruno CARDEÑOSA 153


Aoo 1- Núm<ro 69

Burgos.. lunes 27 de noviembn: I

DlarieI6dt"",

Doce estudiosos catalanes visitaron la zona el tin de semana

La Bureba es una zona magnética según expertos en contactos Ovni

1975: OLEADA OVNI S Perseguidores y perseguidos

YlllAS

BRlvrESCA.- U"" docena de . _ _ _ _ _ _ _ __

expertos C31ala.ncs en d fcnó. rnt:' no OVNI han visilado

duranlC el fin de ~manil la zona de' 13 Burcba donde dcaJc ~ ~s. se han produ: . leslUTJOo.os de numerosos

ecmos que afirman haber 'vieJo experiencias de avista­ ieptos e incluso de contactos

seres UlnIem.:srres.

El f"I'ado 7 de """iembre - ¡, /6 ti< B/lTgos n:cogió rnanifC$lociooes de nufllC­ W:OD05 de 8ñvicst3 v

idIdes - - - . que

Para los expenos catalanes. los primeros comaClos Con seres de otros mundos. como los producidos' en la Bureba, son los más peligrosos

En el pueblo de Peral de Arlanza el artefacto persi­ guió atres jóvenesquevolvian de unasesión de circo. CapItulo segundo

mi.

~=,m::-D'l"f.''''

MANDA DE DUERO

Perpleiidad entre los arandinos al ver obietos luminosos en el cielo Tres objetos luminosos. que hicie­ ron s u aparición alrededor de las 1J.30 de la noche del pasado lu~ \Obre d cielo de Aranda de Duero. ausaron perplejidad entre la pobla­

ción por considerar que podría Irdllir­ se de ovnis. Los objetos fueron divi­ sados por dos patrulla...- de la Policia Nacional y multitud de curiosos que se congregaron en la 7.ona.

-

.e'MC6IIlDO~

!!::-itb~.~~'~~iI'#l: a"".dt~_ 7 ""Nov_CII

I

de Oña que asegur.mi..abcrtas- vIsIOni·

I

. de.- IUces ,-oIado­ que: han de: ta zona

~~::r;.c~~

dU3.nlclltc

.d~dc

h:lcc

vari~

han descubictto c:P d I deslcJlo1i poeo nono;tks.. c4~ lo helTl(}'; didlo :tu\C$ portl\tc lení·

:ulos)"

\:m~ miedo :1 q~ nos ~N.<;eT\ \ dt kX'~ o se (lC',r.m"i'. 0Ir.~ k4 Veci nos qUl:;.I131l ~ kls blecboJ" NII~, ~)'OI'~ '1 pe.rtona.s de mcdi;m;¡ edad no

Guardia Ovil de Oño investiga la posible ,reSien(la de ovnis en la comarca de la Bur.

En la zona de Briviesca ven OVNIS y experimentan nómenos paranorma/es .ow .... _ _

_-­ -_ -,_-­ -­ ...... ...... ... ~

.... _

.. oI

_............... -­ --_ ...... - ­ .......

1IM.acn-o-......

_ _ e _*10 """._"-'"

......

olgoioo. y .........

_101........ . . .-.,

...... -----­ ........ ...... -­

IURGALES PERSEGUIDO .....POR UN "OV . 1". " II,nRlW 11: s.hIru_ t., .... , . , lIll tJIIje,. .,MII", ~ aai ... . . .

6ctJ

4

".eses

lIll

~

A1 _ . . ,,1

~

. . ...

Qíbrta w.. ..ra.

_._....... _ ...

..,... "*"

_...........­ . . ...... ­ . ....... _-­ ... pZ1a.-...

_

do

~_

.,._

.. . ia&Daoo. Un

ld6mdro mú aJlA. ri6 • apa.. mrt. .atu.do a. . . . ... t.raI de la- c::un&Ift. . .. lM\1a

f'Q ..... CICIdw. •~ _ _._ , -

ti

-

. Al u.p.. _ 1o 1u­ _ _•_

"""'"'- ....

. . .I .....a1. . . ......

~

1 0 0 _ ............ _ _~ ... 1ID.

~

. . . tal ..... _ tnIIba.. . . _

~._-

~---

Apatfi;ción de "OVNIS" sobre Villarcayo

.1"""•

lIa sitio visltls JIIIr e.lltro lIe Jil At:llllelllitI dé 1b!/fJllieros

Afirman también que otro hiculo a utomqvu que iba d de ellos paró iuiimismo a Ij,i.stancia aproximada de un

-lóm"etro y otro vehículo a Vil que Yenia en direeqI6D llarcayo-BIlrgos Wnbiftl pai6 que a Ju1ci.o de ellos fue el mejor pudo Ter er;te flmli_ _:t


r..- - - - - - - - - - - - - . Sólo los ignorantes son capaces de cerrar los ojos a la evi­ dencia: los OVNls nunca han dejado de visitar nuestros cie­ ,CA M los, y buena prueba de ello es el espectacular aumento de ca­ sos en la provincia de Burgos. Al cierre de este monográfico, ,1.,- ma,'·zo tlp' 60 AS ALLA recoge lo que son sólo las primeras impresiones lo que allí está sucedie o

volador fue .observado

RUestra ciudad y',sobre:'el Aeródromo JII Villafría

, "---'-=::.= llODO-El PUEBlO -

:\

? \

7 ~ ~' J §~:..€'-§,:?"'=-:

OURMm MEOI~ llORA SOBRt lOS 1tI1'\IIOS lit ~IS10 POR t\. I'\I.Cl'\lDt ~ ios . TRES JO~ENES OUE SE OIRIGIAIII'\ UIII'\ flIlC~ . SEGUIDOS E "IN1ERCEmDOS" POR 1.1'\ 1I1'\~

'f>. (BURGOS) • fUE


UIENES durante años nos he­ mos dedicado a la investiga­ ción del escurridizo fenómeno OVI\l1 coincidimos habitualmente en una apreciación : el misterio es una suerte de rompecabezas del que po­ seemos ya todas las piezas y frente a las cuales, paradójicamente, nos des­ lumbramos sin saber por dónde em­ pezar a montarlas. Desde hacía algo más de un año venían recibiéndose en nuestraredac­ ción numerosas l/amadas de atención procedentes de Burgos, insinuando que en tierras castellano-leonesas cualquier avezado observador podría hallar algunos de los fragmentos del puzzle que nos ocupa, y que minucio­ samente venimos reuniendo desde hace tiempo. Y así, a finales del mes pasado,justo unos días antes de cerrar esta edición, MASALLAsugirióque me desplazara hasta Burgos para recoger toda la información posible sobre las constantes visitas de Objetos Volantes No Identificados sobre parejas tan dis­ pares como La Bureba, el Valle de To­ balina y Las Merindades. Forzosamen­ te quedaban pendientes otras investi­ gaciones en el Sur de Barcelona y en Valencia. Pero hubo buenas razones para este cambio de planes. BURGOS, ¿PIEZA ANGULAR?

Llegué a Burgos sabiendo ya que estos objetos no identificados habían sido vistos alrededor de la polémica Central Nuclear de Santa María de Ga­ roña, coincidiendo con avistamientos similares en la no menos polémica Central tarraconense de Vandellós. Sabía también que poblaciones burgalesas como Villayuda, Barcina de los Montes o Briviesca habían sido inquietadas por insólitos fenómenos celestes. Y no ignoraba, asímismo, que la provincia de Burgos, frente a otras provincias ibéricas, estaba sufriendo un inusitadoincrementode la actividad OVNI, que ya contaba con notables precedentes. Sólo un ejemplo: el OVNI que en la madrugada del primero de Enero de 1976 vieron tres soldados de reemplazo que regresaban a la Aca­ demia de Ingenieros de Burgos, entre las localidades de Ouintanaortuño y Ubierna. El objeto en cuestión no sólo deslumbróasustres testigos (los quin­ tos Manolo Aguera, Felipe Sánchez y Ricardo Iglesias), sino que además dejó una extensa zona quemada en unos pastos contiguos a la Carretera Nacional 623. El suceso fue investiga­ do por el entonces comandante Llo­ rente, marcando un hito en la actitud de las autoridades militares, quienes por primera vez participaban en una investigación OVNI con la prensa.

156

Periodistas como Pedro J. Ramí­ rez, entonces enviado especial de la desaparecida revista La ActualidadEs­ pañola, y Ricardo Blanco, de la Cade­ na COPE de Burgos, se presentaron en el lugar levantando acta del paso del misterio. No obstante, lo que este últi­ mo difícilmente hubiera podido imagi­ nar entonces es que consagraría una

o

OS

buena parte de su vida profesional a la recogida de los múltiples enigmas que rodean las comarcas burgalesas. Junto con Paco Ruiz, de la Agrupa­ ción Cultural ALKOR, Blanco fue mi «gu/a» en las jornacas de investigación que empleamos en las tierras altas de Castilla. Los resultados, sencillamente impresionantes.

vecinos del pueblo burgalés de Cogullas

vieron cómo del platillo volante descendían ocho humanoides de singulares características.


---¿y recibieron algún tipo de señal de ellos? -Bueno, movieron los brazos y no­ sotros a ellos también. Además, creo que nos sacaron hasta fotos ...

NOS ESTAN TOMANDO EL PELO «O nos están tomando el pelo, o...», suelta a bocajarro Bias Martínez, sa­ cerdote de Baranda, mientras el equi­ po de investigación de ALKOR se dis­ tribuye en una de las sencillas habita­ ciones de la casa parroquiaL .. Hacía sólo tres meses este cura circunspecto y vivaracho había levantado la liebre -como decimos en el argot periodísti­ co- sobre un acontecimiento impre­ sionante: dos de los seis vecinos de la minúscula aldea de agricultores y le­ ñadores de Cogullas habían visto no sólo aterrizar un Objeto Volante No Identificado sobre un paraje conocido como La Mata (donde los testigos lle­ van la friolera de trei nta años recogien­ do leña), sino también cómo de ese OVNI descendían ocho humanoides de singulares características que en ningún momento fueron vistos regre­ sar a la nave, que se asemejaba a una «bombona de butano gigante». Al matrimonio compuesto por Nec­ talí Saiz (Tali) y Ermitas Rodríguez notardamosen localizarlosgraciasa 1la ayuda de Bias, nuestro nuevo confi­ dente. Rápidamente nos percatamos de que en la memoria de estos campe­ sinos bien entrados en los cincuenta, y cuya única preocupación vital es el tra­ bajo, aún permanece vivo el recuerdo de aquello. «Hasta que nos vayamos al otro mundo, eso no se nos olvida -to­

«L

EXTRAÑOS FLASH ES ma la palabra Tali-. Verá, lo primero que vimos fueron unas luces, como las de una ambulancia, en rojo y amarillo. Luego, aquellas luces se apagaron y vi­ mos aquel cacharro, que tenía por lo menos, cuatro metros de altura por tres de diámetro. ..». Eran alrededor de las 15,40 horas del 28 de Abril pasado. Ermitas y Tali, de cuya sinceridad e inacencia a la ho­ ra de relatar los hechos no puede du­ darse, ven cómo un objeto fusiforme permanece sobre un paraje frondoso cubierto de encinas, durante algo más de media hora. Justo después, el Obje­ to cambia bruscamente de posición, colocándose verticalmente sobre la zona <;Je La Mata y descendiendo a apenas 1.500 metros de los dos atóni­ tos leñadores. «Cuando apagó todas las luces-di­ ce Tali, visiblemente alterado por el re­ cu~rdo-, se abrió una puerta por un la­ do, y salieron ocho del objeto.» -Ocho, ¿qué? -le interrumpo. -Era gente con brazos largos, pelo rubio por todo el cuerpo y con la cara roja. Además -añade- andaban a brincos.

primero que vimos fueron unas luces. como las de una ambulancia, en rojo y amarillo. Luego, aquellas luces se apagaron y vimos aquel cacharro que tenía, por lo menos, cuatro metros de altura por tres de diámetro.» O

¿Fotos? Aquello sí logró sorpren­ derme. Como también lo hizo el detalle que tanto Ricardo como Bias captaron al instante: Tali y Ermitas nos estaban haciendo de los seres una descripción demasiado minuciosa para estar he­ cha por unos testigos situados a más de un kilómetro del lugar del aterrizaje. Brazos muy largos, rostro rojo, orejas puntiagudas y desproporcionada­ mente grandes, así como pies en for­ made pezuña y una altura próxima -si no superior- a los dos metros, eran partes de lo que recordaban haber vis­ to ia 1.500 metros del aterrizaje! -No, no. Lo que pasa -se apresura a detallarnos Tali- es que cuando abrieron la puerta de aquel cacharro, con la luz de la puerta nosotros los veíamos como si estuviéramos allí mismo». y así parecía ser. Los dos testigos in­ sistían en que los seres los tenían en­ frente mismo de ellos sólo cuando la luzquesalíade una puertaabiertaen la parte inferior derecha del cilindro in­ cidía directamente sobre ellos. Ade­ más, el propio Tali me reconoció luego que uno de aquellos seres llegó inclu­ so a cogerle de la muñeca derecha, brotándole desde entonces un dolor que no ha cesado hasta hoy. Ermitas, por su parte, también sufrió lo propio. Durante las noches inmedia­ tamente posteriores a los hechos tuvo varias pesadillas en las que creía ser llevada a bordo del OVNI. Si a ello aña­ dimos la pérdida de visión que los dos cónyuges padecieron durante el mes

Arriba, a la iz­ quierda, Paco Ruiz y Ricardo Blanco, coordi­ nadores de la AgrupacIón AL­ KOR de investi­ gaciones para­ normales. Aba­ jo , Ricardo Blanco indiCa el lugar donde descendió el OVNI en Enero de 1976. A la derecha, lugar donde los tres soldados Mano­ lo Aguera, feli­ pe Sánchez y Rfcardo Iglesias supervisan la zona quemada donde aterrizó el platillo. 157


tivo exacto de su regreso, un día des­ pués de su primer aterrizaje?

En

puntos geográficos burgaleses como La

Bureba, la actividad OVNI ha sufrido un espectacular aumento. Podría decirse que la nueva oleada se inició en Noviembre de 1989. de Mayo, reduciéndose su capacidad visual a más de la mitad, nos juntamos con todos los ingredientes característi­ cos de un encuentro cercano. Pero, ¿con qué?

¿ESPECTACULO COSMICO? Mis dudas eran más que razona­ bles. No porque dudase de la veraci­ dad de nuestros informantes; todo lo contrario. Aquella pareja rural, como muchosdesu mismo entorno, no parti­ cipan de las intrigas de la sociedad ur­ bana siendo la mentira o el fraude mo­ nedas de rara circulación entre ellos. Mis dudas venían por otro lado. Si bien, como queda demostrado en la casuís­ tica mundial, los OVNls no gustan de­ jarse ver con detalle, ¿por qué en Co­ gullas aquella tripulación "transportó» frente a ellos a unos testigos que esta­ ban lejos del lugar del aterrizaje? Muchos indiciosapuntan aque real­ mente nos estamos enfrentando a un incidente de abducción: los recuerdos de la experiencia son fragmentarios. No existe una continuidad lógica en el relato, pasando simultáneamente de estar a 1.500 metros de los tripulantes del OVNI, a encontrarse frente a la puerta del mismoycontemplarsu inte­ riorfuertemente iluminado por una luz raja. Además, hallarnos en el relato ca­ racterísticas tan típicamente post-ab­ ductorias como el agotamiento injusti­ ficado de ambos los días inmediata­ mente posteriores al encuentro ("no podíamos ni con la piel», aseguraban), o las ya aludidas pesadillas de Ermitas. Sin embargo, el componente exhi­ bicionista se marca aún más cuando -sin pudor-, la pareja reconoce que el objeto regresó al lugar justo veinticua­ tro horas después: "Al día siguiente (29 de Abril) éste se había quedado dormi­ do en el camino de La Mata -dice Er­ mitas refiriéndose a su marido-oY me vino aquella lumbrera otra vez. Le dije: "Tali, levántate que aquella cosa está otra vez aqut'... Se levantó. Eran las cuatro menos cinco. Luego, aquello bajó... » La historia -por ilógico que pueda parecer-se repitió otra vez, aunque en el segundo descenso los extraños visi­ tantes (esta vez siete) permanecieron menos tiempo entre las espesas enci­ nasde Cogullas. Trasellos-yesto es lo más importante-, habían dejado un . 158

paraje lleno de huellas pequeñas y li­ sas, con un gran tacón ~1Undido pro­ fundamente en el suelo, así como una pequeña parte de la parcela excavada, sin que hubiera una razón evidente pa­ ra ello. Como digo, las dudas se multiplican ante el cúmulo de hechos sucedidos en Cogullas. ¿Qué se les "olvidó» a los visitantes en La Mata? ¿Cuál fue el mo­

INVASIONES NOCTURNAS Quizá, como insinúan algunos in­ vestigadores, la clave de todo no esté en los hechos mismos, sino en la zona donde se desarrollan. Enclavada entre los sistemas montañosos de Dulla y Ojo Guareña, las " rarezas» nunca han abandonado el quehacer diario de los pobladores de Cogullas o Puentedey. Ahora surgen nuevas personas que, desde hace años, dicen haber visto co­ sas similares a las que ahora Tali y Er­ mitas han puesto de evidencia en la comarca de Las Merindades. Lo cierto -a la vez que sorprenden-

Sobre estas lineas, supuesta huella del aterrizaje de un OVNI. Abajo, huella similar del aterrizaje de un OVNI encontrada en Argentina.


te-es que en otros puntos geográficos burgaleses como La Bureba la activi­ dad OVNI ha sufrido un espectacular aumento. Pod ría decirse, casi sin temor a equivocarnos, que la nueva oleada se inició en Noviembre de 1989 en Barcina de los Montes, cuando el con­ ductor Orestes Lezcano vio desde su vehículo un objeto de al menos 500 metros de diámetro. «Era grandísimo -declaró a la prensa burgalesa-, tenía forma de ojo, y entre la parte superior e in ferior había una hilera de algo que re­ cuerda a ventanas de un tren». El caso se complica cuando averiguamos que esa misma noche, en Briviesca, el do­ micilio de Maricruz Turrientes -un

rramos. Pero mi hijo pequeño comen­ zó a llorar diciendo que habi'a un OVNI en el balcón.»

ama de casa de 43 años- fue literal­ mente invadido por luces y sonidos ex­ traños: «La primera vez que nos pasó algo -dice Maricruz- fue a las dos de la madrugada, cuando mi marido y yo nos despertamos oyendo unos ruidos en la cocina como si alguien estuviera abriendo cosas. Nos levantamos ---continúa- y encontramos la puerta del balcón y de la cocina abiertas. Ce-

M aricruz desarrolló facultades de tieo paranormal y comenzaron a ser frecuentes las apariciones de seres de pequeña estatura y cráneo voluminoso que se pasean a sus anchas por la casa.

A la izquierda , Neclafl Sa l nz (Tali) y Ermitas Rodr{guez, con el cura de Ba­ randa , BIas Martfnez. Abajo, Mar l cruz Tu ­ ,,¡entes, entre­ vis t ada por nuestro enviado iIIoo_ _ _ _ _.. especial.

Desde ese momento, nada fue ig ual en la vida de Maricruz. Al parecer, y siempre según su visión subjetiva de los hechos, desarrolló facultades de ti­ po paranormal, y comenzaron a ser frecuentes las apariciones de seres de pequeña estatura y cráneo volumino­ so que se pasean a sus anchas por la casa, examinando esporádicamente a Maricruz y a sus hijos. Un caso que, si hubiera que juzgarlo al margen de la compleja fenomenología OVNI de la zona, pasaría a ser uno más de los que en torno al fenómeno de los «visitantes de dormitorio» están apareciendo en nuestro país (y que se documenta am­ pliamente en estas mismas páginas) . No obstante, los avistamientos de pla­ taformas tr,iangulares desde Diciem­ bre de 1989, así como la multitud de otras experiencias con Objetos Volan­ tes No Identificados, convierten su vi­ vencia en algo digno de estudio.

¿QUE PASA EN BURGOS? El repertorio de información insólita recogida por ALKOR es abrumador. Casos sorprendentes como el vivido por los propios integrantes de esta Agrupación Culitural en 1982 en Ba­ rrios de Colina, donde vieron emerger del suelo de un campo de cultivo una mirada de diminutas esferas lumino­ sas, se complementan con avista­ mientas más recientes de luces no identificadas en Escalada el pasado 16 de.Agosto. Varias parejas acampadas allí fueron testigos de las evoluciones en zig-zag de una esfera de luz en la vertical del río Ebro. Sólo dos días después pude -de nuevo gracias al destino, ¿o debería' llamarlo ya de otra forma?- recoger la extraña vivencia de siete automovilis­ tas (con matrículas de Burgos, Ponte­ vedra, Barcelona y Castellón) que mientras subían a visitar el Santuario de Santa Casi Ida, aliado de Briviesca, se encontraron con dos hombres de piel verdosa que descendían por la es­ trecha carretera que conduce a este popular centro religioso. En torno a es­ te caso, en el que ambas figuras pare­ cen trasladarse repentinamente de un punto a otro de la carretera, al ig ual que en los sucesos de Cog ullos, es el factor espacio el que reviste mayor polémica. La premura de esta información im­ pide que ofrezca mayores detalles so­ bre estos incidentes inmediatos. De cualquier forma, este cronista regresa de nuevo a Burgos para continuar tras la pista de las últimas manifestaciones de un fenómeno que está, indudable­ mente, vivo. Javier SIERRA 159


El sheriff Mike Stark, del condado de Weld, tomĂł esta fotografĂ­a el 14 de Mayo de 1988 mientras investigaba misteriosas mutilaciones de ganado en el rancho de William McKay.

160


El fe ómeno OVNI en los noventa hereda de la pasada déca­ da un extraño legado: mutilaciones de ganado conspiracio­ nes gubernamentales para tapar la Clverdad sobre los OVNls) o conexiones imposibl s entre estos hechos y las abduccio­ nes. Son parte de una ininteligible herencia que complica ca­ da vez más una co rensión firme y racional del fenómeno OVNI. M S ALLA localizó yen revistó a una de las piezas cla­ ve de ese le ado de los ochenta. Sus palabras ayudan a si­ tuarnos mejor dentro de la utología que viene; la de los no­ enta. INtemoraequivocarnos, pode­ mosconsiderar a la periodista y productora de televisión nor­ teamericana Linda M. Howe como la responsabledequelacomunidad ufo­ lógica haya comenzado -en los últi­ mos diez años- a interesarse seria­ mente en las conexiones que existen entre las mutilaciones misteriosas de ganado y los OVNls. El misterio de las mutilaciones de ganado viene intri­

gando y preocupando a rancheros y autoridades locales del oeste y el sur de los Estados Unidos desde hace al menos veinticinco años. Los cuerpos de muchos de estos animales han pre­ sentado todos estos años u na serie de características idénticas entre sí, que hicieron recelar hasta a los más escép­ ticos investigadores de estas muertes. Un gran porcentaje de animales pre­ sentaban órganos extirpados, corta­ dos m uy li mpiamente, y con frecuencia no se encontraba ni una gota de san­ gre ni en el cuerpo ni en sus inmedia­ ciones. Si a esto le sumamos que en nume­ rosas ocasiones estas muertes se han producido en el mismo período de tiempo en que sobre los ranchos afec­ tados eran vistos OVNls, y -más re­ cientemente- enigmáticos helicópte­ ros pintados de negro, el misterio se complica. ¿Son extraterrestres quie­ nes cometen estos actos delictivos? ¿Son agentes gubernamentales o gru­ pos paramilitares los causantes, guia­ dos por propósitos desconocidos? Linda Howe viene investigando este fenómeno desde que en 1979 se em­ barcase en la producción de un docu­ mental para la cadena de televisión CBS en Denver (Colorada), que tituló A Strange Harvest (Una extraña cose­ cha), y que, incl uso, llegó a ganar con él el premio Emmy para documentales televisivos. Poco después, los Servi­ cios de Inteligencia de las Fuerzas Aé­ reas (AFOSI) trataron de involucrarla 161


en una maniobra de distracción , de la que ya partici paban destacados ufólo­ gas norteamericanos como William Moore. ¿Son entonces las mutilacio­ nes de ganado parte de una maniobra de intoxicación gubernamental? Linda trató de actualizarnos ese fenómeno (que documenta ampliamente en su monumental obra An alien harvest (Una cosecha aliehígena, publicada en 1989), en una entrevista que mantu­ ve con ella en el hotel Hilton de Tucson (Arizona), en compañía del ufólogo Antonio Huneeus ... MUTILACIONES QUE NO CESAN A diferencia de otras facetas del fe­ nómeno OVNI que, como el Guadiana, desaparecen de cuando en cuando para volver a surgir súbitamente, las mutilaciones de ganado se mantienen constantes. O, al menos, eso cree Lin­ da Howe. - «Siguen produciéndose hasta hoy mismo. La más reciente ha sidO una que ha analizado el patólogo John Altshuler. Los hechos tuvieron lugar el 2 de Febrero pasado en un lugar remo­ to de Arkansas, de donde recibimos muestras de tejido de la parte trasera del animal. Confirmamos que aquel te­ jido había sido cortado con algo muy caliente, a por lo menos 175 grados centígrados. Esa misma semana, unos seis días más tarde, un ternero de dos años fue encontrado mutilado en un rancho al este de Portland. Y ese tej ido lo manda­ mos a dos sitios: uno, al doctor Altshu­ ler, en Denver, y otro al Laboratorio de Diagnóstico del Estado de Oregón. Así quetenemosel resultadodedos inves­ tigaciones independientes. Lo que es especialmente interesante, después de estudiar este misterio de las mutila­ ciones de ganado durante once años, es que tenemos las muestras de dos análisis quedemuestran que el ternero fue cortado con algo extremadamente caliente, siendo el término usado por el Laboratorio de Oregón el de "cirugía eléctrica'~

Desde 1989, en Estados Unidos he­ mos examinado por lo menos doce anima les, encontrando siempre el mismo rastro calórico. Esto no prueba que estas mutilaciones estén siendo realizadas por formas de vida alieníge­ na, pero sí excluyen la posibilidad de animales depredadores y también, a mi parecer, de grupos satánicos. Pero sí poseemos ahora bastantes testimo­ nios de individuos que han visto seres peq ueños, ya sea cerca de un ternero o que han visto terneros siendo elevados por un rayo de luz,oque han visto gran­ des discos voladores en los campos donde estas mutilaciones están te­ niendo lugar.» --e,Fue entonces cuando comen­

162

zó a relacionar las mutilaciones de ganado con los OVNls? - «Esa asociación surge en medio de la investigación, mientras estuve trabajando en mi película A Strange Harvest, en la que tuve la oportunidad de examinar el caso de Judy Dorathy. Durante la hipnosis a que la someti­ mos, describió cómo un ternero estaba siendo elevado a un objeto volador, para acto seguido encontrarse ella dentro de un cuarto circular, con su hi­ ja, después de presenciar ese evento. Portanto-deduce deeste relato Ho­ we-, tenemos una abducción de dos personas, una madre y una hija, que ven a estos seres al ien ígenas to mando muestras del tejido de los ojos, testícu­ los y lengua del animal. De hecho, las lenguas, ojos y testículos que vio allí eran tan grandes queJudy estaba con­ vencida de que se trataba de muestras de ganado.» Horas después de estas declaracIo­ nes, Howe dictaba su conferencia so­ bre mutilaciones de ganado en el Pri­ mer Congreso Mundial sobre OVNls, que se celebraba simultáneamente en una sala cercana a la terraza donde nos encontrábamos. En ella presentó como novedad el casodePatWatson, una joven campesina norteamericana que comenzó a sufrir una serie de ex­ periencias de abducción, justo des­ pués de ·presenciar desde la ventana de su casa cómo unos seres que des­

M

cendían de un OVNI aterrizado en sus tierras se dedicaban a agrupar un pu­ ñado de terneros y a trabajar sobre ellos.« Todo esto apunta a que algo ex­ traño está entrando en nuestro mun­ do" -concluye muy segura de sí Pat Watson, mientras explica sus sucesi­ vos encuentros con los alienígenas­ mutiladores. «Judy Dorathy y su hija Sandy fue­ ron abd ucidas en Mayo de 1973 en Te­ xas. Y un caso muy similar tuvo lugar siete años después, en 1980, en Cima­ rrón (Nuevo México). Lo que es idéntico en ambos casos esqueunamadreysu hijosonabduci­ dos. Sin embargo, en Nuevo México los testigos son llevados a una base subterránea donde aseguran que vie­ ron un contenedor, y en él había un líquido rojo púrpura donde había una cabeza y un cuerpo humano flotando. No estaban seguros, pero piensan que vieron en ese líquido la lengua de una vaca... No tiene mucho sentido, pero ella pensó que estatal vez tenía que ver algo con la al imentación de los extrate­ rrestres.» . No sé qué pensar sobre este detalle particular de la historia. Pero está claro que la madre yel hijo, así como en el caso de Dorathyysu hija fueron perso­ nas abducidas en dos lugares distin­ tos, en dos épocas distintas, y ambos casos relacionados con las mutilacio­ nes de ganado.

UChas mutilaciones de animales se producen

en el mismo período de tiempo en que sobre los ranchos afectados son vistos OVNls o -más recientemente- enigmáticos helicópteros negros. Base de Holloman (vista aérea) .


Sin duda, Howe no ignora que am­ bos casos contienen lagunas en su in­ vestigación más que notables. La sola «prueba» de la regresión hipnótica no es suficiente, pues como han demos­ trado reputados hipnólogos de todo el mundo , en un estado de relajación profunda las fantasías se multiplican y se buscan conexiones irreales entre los elementos que el propio interroga­ dor (en este caso, el ufólogo) sugiere al sUjeto hipnotizado. Dado lo compro­ metido de estos casos, resulta sor­ prendente q ue no exista ni una sola en­ cuesta en condiciones para validar la

fiabilidad de estos recuerdos recupe­ rados por una presurosa hipnosis.

AFOSI "CONNECTION" La historia contemporánea de la

Hay

ya bastantes testimonios de personas que han visto seres pequeños, ya sea cerca de un ternero o que han visto terneros siendo elevados por un rayo de luz.

ufología norteamericana está plagada de curiosas coincidencias (que he aprendido a poner en entredicho). Una de las más significativas es la eterna presencia del agente de los Servicios de Inteligencia de la Fuerza Aérea (AFOSI) Richard Doty en todos aque­ llos asuntos que signifiquen intentos por parte de este organismo por des­ prestigiar o desinformar sobre los Ob­ jetos Volantes No Identificados. Su nombre saltó hace apenas dos años a la palestra, cuando William Moore de­ cidió finalmente desvelar la identidad de su más habitual confidente en AFO­ SI. Doty es un personaje cu rioso. Su mi­ sión es la de confundir y desviar la atención de los ufólogos cuanto éstos se acercan a puntos clave de los OV­ Nls. La conexión con Moore vino des­ pués de que publicase su libro Ellnci­ dente (con Charles Berlitz), dedicado al OVNI estrellado en Roswell en 1947, Yla conexión con Howe vi no poco des­ pués de la emisión de su documental sobre mutilaciones de ganado. ¿A qué juega AFOSI? -«Fue el sábado 9 de Abril de 1983 -comienza a relatarme Howe-. Ri­ chard Doty me llevó a una habitación de la base de las Fuerzas Aéreas de Kirtland. Condujimos a través de la puerta de entrada de la base, y todo lo que hicieron fue saludar a Richard. Es­ taba claro para mí que el guardia lo co­ nocía muy bien. Condujimos bastante tiempo dentro de la base y acabamos aparcando el coche cerca de un edifi­ cio blancogrisáceo.Había un cartel en el edifico que decía "Oficina de Investi­ gaciones Especiales de la Fuerza Aé­ rea, Distrito 14-01". Subimos las esca­ leras y llegamos finalmente a una ofici­ na que se notaba que era para oficiales de cierto rango. Se sentó tras un gran escritorio y yo me senté enfrente.

Pat Watson pudo ver, sin g~nero de dudas, cómo un OVNI descendíó en sus tierras, y cómo sus ocupantes estuvieron hacíendo pruebas con el ganado. Más tarde, efla seria abducida también.

Unade las cosas que primero me di­

JO fue que yo había molestado a una gran cantidad de personas en Wash­ ington con ese documental que hice. Dijoque nosequería una conexión en­ tre extraterrestres y mutilaciones de ganado en la mente del público. Yo pensaba, en cambio, que estaba allí para recabar información sobre.un su­ puesto aterrizaje OVNI en la base aérea de Ellsworth en Dakota del Sur, hacia 1977 ó 1978. Hablamos sobre esto u n poco más, y entonces-en un momento de la con­ versación- extiende la mano, abre un cajón en el escritorio y coge un sobre color crema sin ninguna inscripción. Lo abre, saca unos papeles y me dice: "Mis superiores me han pedido que le muestre esto". Y añadió: "Puede leer esto, pero no puede tomar notas, aun­ que síhacerme preguntas'; y me pidió que me levantase y me sentara en el otro lado de la mesa.» 163


R ichard Doty me dijo -afirma Linda Howe- gue uno de los grandes temores del Gobierno era que la mayoría de las religiones no serían capaces de asimilar el asunto de los extraterrestres. A pesar del tiempo transcurrido y de lo largo del documento, Howe guarda muy buena memoria de su contenido. Algunos han especulado con la posi­ bilidad de queel documento tuviera al­ go que ver con las ocho páginas del memorándum Majestic-12, aunque tanto su texto como la extensión difie­ ren substancialmente. De lo que pare­ ce no caber ninguna duda es de que el documento formaba parte de la desin­ formación que AFOSI quería que cir­ culase a través de Linda HOwe. Aun­ que no olvidemos que el difícil «arte» de la desinformación consiste en mez­ clar en dosis sabiamente elegidas la verdad más inamovible con la mentira más infame. -«Estaba muy confundida --conti­ núa relatándome Howe-. Vi que el títu­ lo del documento decía "Breve Informe para el Presidente de los Estados Uni­ dos sobre el tema de Vehículos Aéreos No Identificados'; y, según recuerdo, no tenía ni fecha ni sello de identifica­ ción de la oficina que expidió este do­ cumento. Cuando abríla primera pági­ na, leí una descripción de más o me­ nos seis o siete incidentes de discos estrellados, con la posterior recupera­ ción gubernamental de los objetos y 'los ocupantes. Hablaba de un inciden­ te en Roswell, en 1949, sin ninguna re­ lación con el caso de 1947, donde en­ contraron cinco ocupantes muertos y uno vivo. El documento decía que aquel extraterrestre vivo había sido lle­ vado al Laboratorio Militar de Los Ala­ mas, en Nuevo México, y que nuestro Gobierno había aprendido mucho de la relación entre esa civilizaO'ión aliení­ gena y nuestro planeta. Una de las frases de ese documento decía, y cito textualmente según re­ cuerdo: «Estos extraterrestreS han es­ tado manipulando el ONA en primates en evolución en este planeta, por lo menos durante 25.000 año$. También hubo manipulación hace 15.000, 12.000, 5.000 Y2.000 años atrás. Estos extraterrestres crearon un ser para ser puesto en este planeta, para enseñarle al "hamo sapiens" sobre el amor y la no violencia.» Miré a Richard Doty, frente a mí en el escritorio, y le pregunté si estábamos hablando de Jesucristo. El asintió. El documento tenía gran cantidad de in­ formación sobre la historia del Gobier­ no tratando de aprender de la tecno­ logía de' los alienígenas. Y daba a en­ tender qUe habían hecho un gran es­ 164

fuerzo para tratar de verificar que estas declaraciones sobre nuestra evolu­ ción y las figuras religiosas de la histo­ ria eran de hecho verdad. Indudablemente, a juzgar por las palabras de Howe, AFOSI no ignora que declaraciones de ese estilo tienen una importante carga destructiva. No obstante, la líneaa seguir se intuye cla­ ramente: destruir lo que existe ahora, ¿para construir qué? El asu nto conspi­ racionista al que aluden importantes pensadores del fenómeno OVNI, co­ mo Jacques Vallée, puede tener la clave: se está utilizando el tema OVNI para orquestar progresivamente todo un cambio social... Pero sigamos con las declaraciones de nuestra entrevis­ tada. -«Uno de los párrafos -continúa con el documento de AFOSI- hablaba sobreun proyecto que crease llamaba Garnet (Granate). Decía que "todas las cuestíones y misterios sobre la evolu­ ción del 'hamo sapiens' en este plane­ ta han sido respondidas, yeste proyec­ to está concluido ". Esa declaración y la declaración de las fliguras religiosas en la Historia me sorprendieron mucho. Creo que sorprenderían a la mayoría de la gente... Pero el material no me asustó.

y pensé que si lo que leí era verdad, no comprendo por qué el Gobierno no habla de esto al resto del planeta. Pero Richard Doty me dijo que uno de los grandes temores del Gobierno era que la mayoría de las religiones no serían capaces de absorber este asunto de los extraterrestres. Eso fue hace ocho años. Y lo que ha sido revelado por otras fuentes desde entonces refuerza lo que leí en ese do­ cumento. Lo que resultaría curioso sería saber para quién, en realidad, es­ taba trabajando Richard Doty. ¿Cuál era verdaderamente su papel? ¿Ouerían realmente que yo hiciera al­ gún documental usando los materia­ les de archivo que ellos tenían sobre los años cuarenta y cincuenta? Esas películas se suponía que contendrían material sobre OVNls estrellados y se­ res extraterrestres... He oído de mucha gente militar que, ya sea visto con sus propios ojos o hablando con otros que las han visto, saben de esas películas. ¿Oué ocurrió en 1983 y 1984 en la mente del Gobierno para cambiar su política hacia ese material?»

UNA HISTORIA (DESINFORMADORA) QUE SE REPITE En 1973, el productor cinematográ­ fico Robert Emenegger vivió una his­ toria gemela a 'la de Howe. Tam bién fue engañado por agentes de los Servicios de Inteligencia, que le hicieron creer que le iban a facilitar material para un documental que estaba preparando


sobre OVNls, y-comolesucedióa Ho~ we- tampoco obtuvo nada. Los para­ lelismos entre ambas historias son más que casuales. En esta ocasión, Emenegger desveló parte de aquella incipiente maniobraen un librode rela­ tivo éxito en Estados Unidos, que tituló UFO 's, Past, Present & Future (Ballanti­ ne,1974). «Hay paralelos -reconoce Howe­ porque yo vi estos documentos en 1983, y diez años antes a Robert Eme­ negger le mostraron los militares mate­ riales relacionados con el mismo tema. El y un hombre llamado Allan Sandler estuvieron trabajando juntos en un proyecto de documental, y fueron lle­ vados a una base militar en California, donde les mostraron fotografías y pelí­ culasde OVNls, y tal vezde extraterres­ tres. H,i cieron una película titulada

historia real, y el Gobierno no reveló la película auténtica para ponerla en el documental. Hoy, en 1991, hasta aho­ ra, la película del aterrizaje en la base de Holloman no ha sido todavía entre­ gada al público... Pero el documento de Eisenhower -Linda se refiere a los documentos Majestic-12- han sido revelados, y varios de nosotros tene­ mos otros documentos re.l acionados con este mismo asunto.»

UFO's, Past, Present & Future, yen ella hay un fragmento del film -al parecer, una reconstrucción- de entre tres y seis segundos que muestra un objeto, un disco blanco, descendiendo sobre la base aérea de Holloman. EVIDENCIAS RECIENTES El Gobierno de los Estados Unidos en esa época, en 1973, quería que Inquietantes las declaraciones de Emenegger y Sandler mostraran algo Linda Howe a MAS ALLA. Su relato, de lo que había pasado en Holloman, mezcla de credulidad y escepticismo, vuelve a lanzar a la palestra el incómo­ que fue de hecho un aterrizaje de seres do asunto de la manipulación informa­ alienígenas, no humanos, q ue llegaron en tres discos blancos. Mi idea es que tiva que sobre los OVNls realizan los esto sucedió el25 de Octubre de 1964. Servicios de Inteligenc::ia de las Fuer­ Emenegger dice que tiene la fecha de zas Aéreas. Lo que no acierto a expli­ 1972 o 1973. Es posible que estos ate­ carme -como tampoco lo hace Ho­ rrizajes hayan tenido lugar varias ve­ we- es qué es lo que se trata de ocu Itar ces desde los años cincuenta. con estos relatos. Las mutilaciones en­ SesuponíaqueEmeneggerySand­ cendieron todo este proceso; por eso ler iban a contar la historia real, pero en no pOdíamos por menos que cerrar el último minuto nuestro Gobierno les nuestra entrevista con la productora Li nda Howe, cuestionándole acerca de dijo que no, que deberían contar la his­ sus conclusiones particulares sobre el toria del aterrizaje como algo hjpotéti­ ca.» _ enigma que le llevó a caer en la red de A todo este maremagnum, Howe AFOSI. añade lo siguiente: -«Lo que puedo decir -concluye­ -«Richard Doty me dice que vaya es que hay evidencia reciente de que ver la famosa película del aterrizaje en formas de vida alienígena están ma­ Holloman. Yo ya había hablado con tando y mutilando animales en todo el Emenegger sobre lo que el Gobierno mundo, están secuestrando hombres, mujeres y niños, generalmente y hasta le había enseñado hace diez años. Son donde sabemos, devolviendo los hu­ paralelismos muy significativos, Sand­ manos al planeta con "tiempo perdi­ ler y Emenegger no pudieron contar ~a

lb!! RelIl FielS BehlnnhOUSanGS

Portada del lIbro de Robert Emenegger, donde habla por primera vez de la filmación militar de un OVNf aterrizando en la base de Holfoman.

A l parecer existe una película militar en la gue

se ve a un OVNI descendiendo en la base aérea de

Holloman (Nuevo México). do ". Y también que hay fuentes milita­ resyde inteligencia que hablan de for­ ma sólo confidencial acerca de la invo­ lucración del Gobierno de los Estados Unidos en la investigación de formas de vida alienígena desde, por lo me­ nos, la mitad de los años cuarenta. Eso son hechos. ¿Adónde llevan esos he­ chos? ¿Oué implicaciones tiene esto para la raza humana? Esa es mi mayor preocupación. Pero no lo sé. No sé a dónde nos va a llevar esta historia.» Son las dudas, más que razonables, de una de las protagonistas clave de la investigación ufológica norteamerica­ na. Su trabajo sigue centrándose en las mutilaciones de ganado y los OVNls. Sus dudas, sin embargo, como las mías propias, van muy por encima de todo ello. Javier SIERRA 165


RELATOS

DE

BELCEBU

e

s

d t tr til 91

lo

re d

a bl q

m O ci b

ce

Al m m eh m


Desde que el24 de Junio de 1947 una flotilla de nueve discos luminosos fuera divisada por el piloto civil Kenneth Arnold, cerca del Monte Rainier en el estado de Washington, las noticias sobre «platillos volantes» no han dejado de extenderse por todo el mundo. Sin embargo, la inci­ dencia de este fenóm ~no en los paises del Este siempre habra sido para nosotros todo un mis­ terio. Ignorábamos si la pretendida universalidad del fenómeno OVNI dejaba sentir sus efectos tras el telón de acero, y desconocíamos si las características de los Objetos Volantes No Identi­ ficados en esos paises eran -de haberlos- iguales que las reportadas en el resto de países del globo. La política de las autoridades soviéticas ante los OVNls fue hermética hasta bien entrados los sesenta. Buena prueba de ello fue el comunicado que el27 de Diciembre de 1952 el Polit Bu~ ró soviético lanzó a través de la agencia Tass acerca de los platillos. Para ellos, no había duda de que se trataba de «trucos de los belicistas para hacer que los contribuyentes occidentales aumenten sus aportaciones a los presupuestos militares». Tres lustros más tarde, era el propio Gobierno de la URSS el que iniciaba una campaña pú­ blica de recogida de información OVNI, que fue anunciada incluso por la televisión estatal. Ni que decir tiene que la actitud hostil de la URSS se reflejÓ en los paises de su órbita, y lugares co­ mo China, Corea del Norte o Cuba adoptaban férreas posturas contra la existencia de los OVNls. El cambio tenia que llegar. Y lo hizo el 9 de Octubre de 1990, cuando un teletipo de la agen­ cia Tass (la misma que treinta y ocho años antes había definido a los OVNls como trucos de los belicistas occidentales) informó de que un OVNI con tres tripulantes humanoides había des­ cendido días atrás en un parque de la populosa ciudad de Voronezh, al sur de la URSS (ver MAS ALLA, n.O9). Desde ese momento. decenas de informaciones sobre OVNls saltaron a la luz, co­ mo si su aparición fuese una consecuencia lógica de la política de g/asnol adoptada reciente­ mente por las autoridades. Por todo ello hoy MAS ALLA decide aportar más luz sobre estos he­ chos universales y su efecto en países que hasta ahora hablan permanecido aparentemente al margen de uno de los misterios más irritantes de nuestros días.

167


I Tanto en el Programa Espacial Soviético como en la Fuerza Armada de la URSS existen amplios informes sobre el miste­ rioso caso de los objetos aéreos no identificados. Aliado de los testimonios de avistamientos comprometidos, se ofrece la otra cara de la moneda que les niega credibilidad o, al me­ nos, duda sobre su origen o naturaleza física ... AS agencias de prensa euro­ peas (curiosamente no las nor­ teamericanas) informaron a fi­ nes de Marzo de 1989 que el telediario nacional de la URSS, Vremia, reveló que la sonda espacial Fobos-2 foto­ grafió urJa «sombra no identificada» sobre Marte justo antes de perder con­ tacto con la Tierra. Aunque posterior­ mente algunos científicos soviéticos declararon que «la forma alargada al­ go extraña de la sombra se explica por algunas características peculiares del funcionamiento del Termoscaner», tanto el misterio q ue rodea la última foto del Foboscomo el desperfecto que ter­ minó su misión ha llevado a una serie de interpretaciones populares que in­ vocan la presencia de seres extrate­ rrestres sobre la superficie marciana.

MARTE: UNA ANTIGUA BASE Así, por ejemplo, el conocido escri­ tor y erudito Zecharia Sitchin analiza este incidente en su último libro, Gene­ sis Revisited, donde concluye que pro­ bablemente se trató de una confronta­ ción con la antigua 'civilización espa­ cial de los "Nefilim» o "Anunaki» . Estos, según la hipótesis de Sitchin, habrían reactivado una antigua base espacial en Marteyen su lunaFobosy, por tanto, desconectaron la sonda soviética para impedir que las potencias terrestres tu­ vieran pruebas de sus actividades. La psíq u ica rusa Nina Kiryanova, por otro lado, describió una visión de un aguje­ ro en el espacio en el que "se movía si­ lenciosamente una nave espacial con un brillo plateado intermitente en su parte trasera como aquel emitido por los motores de un cohete»; la visión 168

ocurrió cuando Kiryanova concentró sus poderes en el destino del Fobos-2. Otra versión de este supuesto se­

cuestro interestelar fue ofrecido re­ cientemente por la conocida ufóloga y piloto de prueba con rango de coronel en situación de retiro en la Fuerza Aé­ rea soviética, Marina Popovich, quien asegura que una fuente del Politburó le habría confirmado que la intervención alienígena en el caso del Fobos-2 es auténtica y que ésta fue discutida en u na de las cu mbres entre Mikhail Gor­ bachov y el presidente George Bush. El incidente del Fobos-2, sin embar­ go, no es ni el primer ni el último miste­ rio que rodeaal programa espacial so-

Arriba, la sonda soviética Fobos-2 de exploración. Abajo, de izqda. a dcha., delegaCión soviética del Congreso Internacional de Ufologfa en Frankfurt en Octubre de 1989: Arvid Mordvin-Schordord, Antonio Huneeus (autor del artículo), ValeryNagibin, YuryRylkin y ValeryUva­ rov.


vi ético, aunque antes de la glasnot era prácticamente imposible obtener al­ guna confirmación de sucesos anó­ malos por parte de los cosmonautas o las autoridades de la Academia de Ciencias de laURSS. Duranteunacon­ ferencia de prensa en Río de Janeiro, en Abril de 1986, tuve oportunidad de preguntarle direCtamente al cosmo­ nauta Valeri Kubasov su opinión so­ bre los OVNls. La respuesta de Kuba­ sov, que había volado un total de 237 días en el espacio en tres misiones or­ bitales, no dejó de ser curiosa. «Ni los cosmonautas soviéticos ni los astro­ nautas norteamericanos -d ijo- hasta ahora no han visto ni un objeto volador no identificado.» Kubasov se convirtió de pronto en un portavoz oficioso de la NASA en la misma conferencia de prensa en la que se estaba criticando al programa de la «Guerra de las Estre­ llas» de los Estados Unidos.

CONTRADICCIONES A pesar de las negativas oficiales, existen varios relatos de avistamientos

de OVNls por parte de cosmonautas en las estaciones orbitales Salyut y Mir. El caso más sensacional sería el de los cosmonautas Vladimir Kovalenok y Viktor Savinykh, quienes habrían te­ nido un encuentro cercano con una nave extraterrestre durante un período de cuatro días cuando estaban a bordo de la estación Salyut-6 en Mayo de 1981 . El caso, que fue revelado hace bastante tiempo por Henry Gris, un periodista del tabloide sensacionalista norteamericano National Enquirer, no ha sido nunca confirmado en forma in­ dependiente. En Octubre de 1989 tuve oportunidad de entrevistar en Frankfurt al investigador ruso Arvid Mordvin­ Schodro, coronel en retiro de la Fuerza Aérea y director de una comisión de estudios OVNI en Leningrado, hoy San Petesburgo, Mordvin-Schodro conoce

personalmente a los cosmonautas Ko­ valenok y Savinykh, los que negaron enfáticamente el encuentro cercano tanto para un documental producido por el grupo de San Petesburgo como en forma privada. Mejor documentado es el caso del mismo cosmonauta Kovalenok y el in­ geniero de vuelo Alexander Ivan­ chenkov en el Salyut-6 en Junio de 1978. El director del Soyuzufotsentr, Dr. Vladimir Azhazha, a quien entrevista­ mos en Tokio en Noviembre de 1990, nos contó que conocía el caso y que tenía parte de una grabación que le fue entregada por el subdirector del Cen­ tro de Control de Vuelos, Yuli Georgie­ vich Nazarov. «Allí -me dijo- hay un registro de un hecho que ocurrió du­ rante el vuelo del Salyut-6 en el que un OVNI pasó debajo (de la estación orbi­ tal), a un ángulo de 40 grados. Des­ pués, en Agosto de 1978, llegó al Sal­ yut-6/a tripulación de visita de los cos­ monautas Bykovsky y Sigmund Jahn, de la República Democrática Alemana. El objeto apareció de nuevo Yvoló alrededor del Salyut. Los cosmo­ nautas lo comunicaron y recibieron ór­

169


denes de fotografiarlo. Esto lo hicieron cuidadosamente observando todos los parámetros, pero cuando el film fue proyectado estaba en blanco.» El último incidente con cosmonau­ tas ocurrió a fines de Septiembre del año pasado en la estación orbital Mir. Durante una entrevista por radio con los cosmonautas Gennady Manakov yGennadyStrekalov, pUblicadaen la ediciór:l del16 de Octubre de 1990 del diario Rabochaya Tribuna, éstos afir­ maron habervisto un objeto volador no identificado: «Era una gran esfera pla­ teada iridiscente... El cielo estaba total­ mente despejado y claro. Es difícil de­ terminarlo, pero el objeto estaba a una gran altura sobre la Tierra. quizá unos 20-30 kilómetros. Era mucho más grande que un barco enorme.» Cuan­ do el period ista les preguntó si se pod ía tratar de un iceberg, unode loscosmo­ nautas respondió: «No. este objeto tenía una forma regular, pero qué era no lo sé. Tal vez una esfera experimen­ tal gigantesca o alguna otra cosa...». Los misterios del programa espacial soviético seguramente continuarán en la medida que el hombre expanda sus actividades en el sistema solar.

EL DOSSIER MILITAR SOVIET1CO SOBRE LOS OVNIS

«Los objetos volaron a una altura en­ tre 1.000y7.000metros. El movimiento de los OVNls no fue acompañado por sonido alguno y se distinguió por una capacidad de maniobras asombrosa Parecía que los OVNls carecían com­ pletamente de inercia. En otras pala­ bras, éstos habían "conquistado " de alguna forma la gravedad. En este mo­ mento, las máquinas terrestres difícil­ mente podrían tener tal capacidad. El objeto fue observado como un "pip" de un blanco de radar en las pantallas de radar de un avión y en las pantallas de varias subunidades electrónicas de vigilancia.» Esta declaración es parte de un co­ municado oficial emitido por el general Igor Maltsev, jefe de las Fuerzas de Defensa Aérea de la Unión Soviética, con respecto a un incidente OVNI de­ tectado tanto visualmente como por radar en la noche del 21 de Marzo de 1990 en la región de Pereslavl-Zaless­ kiy, al este de Moscú. La declaración de Maltsev, junto a la del teniente coronel A. A. Semechenko que persiguió al objeto en un caza y otros testimonios y fotografías del objeto tomadas desde la carretera de Yaroslavskiy, fueron pu­ blicados en la edición del 19 de Abril del, mismo año en el conocido diario soviético Rabochaya Tribuna. A pesar del impacto innegable de este episo­ dio y su franca confirmación oficial, el 170

«N

i los cosmonautas soviéticos ni los astronautas norteamericanos -dijo Valeri Kubasov-, han visto hasta ahora ni un objeto volador no identificado.» de fenómenos inexplicados sobre los cielos de la URSS. Así, el artículo de la revista Soldado Soviético cita al héroe espacial, cos­ monauta y general de la Fuerza Aérea, Pavel Popovich, señalando que «los informes de encuentros de pilotos con ENCUENTROS NO IGNORADOS objetos volantes desconocidos no de­ bieran ser ignorados. Sabemos de Por el contrario, publicaciones ofi­ ciales como la Revista Militar Soviética, muchos avistamientos registrados Soldado Soviético o la revista de la hoyendíayes horadequeseexamine Fuerza Aérea. Aviación y Cosmonáuti­ a fondo este problema. No tiene senti­ ca, han publicado varios artículos so­ do esconder nuestras cabezas en la bre l'Os OVNls en los últimos meses. En arena como un avestruz y negarlo todo un viraje significativo de la política co­ . en forma rotunda». El genera ll popo­ munista del' pasado, que consistía en vich, precisamente, es uno de los vice­ atacar a los OVNls como propaganda presidentes del Soyuzufotsentr, un de la CIAy del Pentágono -o peor aún, gru po oficial de coord inación científica como «pesadillas de Ilos países impe­ OVNI que dirige el Dr. Vladimir Azhaz­ rialistas», como señalara un embaja­ ha en Moscú. Uno de los ufólogos que se ha espe­ dor soviético ante las Naciones Unidas en los años sesenta-la nueva política cializado en investigar casos militares de la glasnost y de la perestroika per­ es Anatoly Listratov, director de la mite reconocer y discutir la existencia sección para el estudio de fenómenos incidente de Pereslavl-Zalesskiy no ha sido el único caso admitido reciente­ mente por las Fuerzas Armadas de la URSS.


Aunque Tretyak reconocía que algu­ nos avistamientos de OVNls habían si­ do detectados p or las Fuerzas Arma­ das, recalcó durante la entrevista que

«la naturaleza de estos fenómenos no es del todo clara. Aún más importante,

fue designada como «cáncer» y «lesio­ nes al organismo como resultado de radiación de un objeto volante no iden­ tificado». El incidente fue extractado y traducido por el Servicio de Informa­ ción de Transmisiones Extranjeras

anómalos de la Unión de Sociedades Astronómicas y Geodésicas. Según información publicada en el diario In­ dustria Socialista, Listratov ha obtenido documentación sobre varios inciden­ tes de OVNls de pilotos y oficiales mili­ tares. En un caso ocurrido sobre la ciu­ dad de Borisov, la tripulación de un avión fue afectada por «un rayo brillan­ tede luz»ernitido por un OVNI queatra­ vesó la cabina del avión. El piloto y co­ piloto sintieron un calor intenso ytuvie­ ron que ser hospitalizados poco tiem­ po después. Según Listratov, el co­ mandante del avión murió pocos me­ ses después y la causa de su muerte

(FBIS), un deparfamento de la CIA que monitorea los medios de comunica­ ción en el mundo. OPINIONES NEGATIVAS En efecto, el FBIS ha ded icado varias «Notas de Prensa Extranjera» a los avistam ientos de OVN Is en la URSS. En uno de los boletines recientes, el FBIS extraeta las opiniones del general del ejército Iván Tretyak, comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa Aérea, que fuera entrevistado por el conocido semanario soviéNco Gaceta Literaria

« La naturaleza de estos fenómenos no es del todo clara -<:Ieclaró el general del ejército de la URSS Iván Tretyak-. Aún más importante, no ha sido probado que éstos tengan su origen artificial o aue sean el Droducto de la actividad intelectual de una civilización extraterrestre.»

no ha sido probado que éstos tengan un origen artificial o que sean el pro­ ducto de la actividad intelectual de una civilización extraterrestre». No obstante las opiniones negativas del general Tretyak, otra nota del FBIS informaba acerca de otro caso de in­ tercepción aérea cuando un blanco de radar fue detectado en la mañana del8

de Octubre de 1990. Una vez más, el diario Rabochaya Tribuna informaba que el piloto S. Proshkin recibió órde­ nes de «decolar» en un caza. «El clima

estaba despejado y sin nubes y la visi­ bilidad era excelente, pero la búsque­ da del blanco no dio ningún resultado» -señaló el piloto-, agregando que es­ taba retornando a la base cuando

«súbitamente, algo me hizo girar la ca­ beza. Hacia la parte trasera de mi dere­ cha vi dos objetos con forma de ciga­ rro de una dimensión considerable. La longitud del primero era aproximada­ mente de dos kilómetros y la del se­ gundo de unos cuatrocientos metros. Estos estaban en una posición uno de­ trás del otro y pOdían ser vistos clara­ mente contra el fondo del cielo despe­ jado. El más pequeño proyectaba un color plateado en los rayos del sol y el más grande parecía ser opaco, pero no pude distínguirdetalles y rasgos es­ tructurales, la distancia era demasiado grande». Con seguridad no hemos oí­ do la última palabra del dossier militar soviético sobre los OVNls.

José Antonio HUNEEUS 171


A la Izquierda, objeto lenticular de unos cien metros de diámetro vislumbrado por un cientlfico del Laboratorio de Métodos Aerol6glcos de Leningrado. A la derecha, enigmática columna de luz, que emít(a «sonidos agudos", observada sobre el río Medvedista (Rusia).

e

~

(

e

~

a a

9 e

d

li.

c

E

XTRAÑOS avistamientos y en­ cuentros cercanos con huma­ noides se han convertido en su­ cesos frecuentes en países ex-satéli­ tes de la Unión Soviética, de la misma forma en que ha venido sucediendo durante mucho tiempo en el resto del mundo. La I'iteratura occidental sobre ovnis ha sufrido tradicionalmente ciertas difi­ cultades para recabar detalles docu­ mentales sobre experiencias ovn i en la Europa del Éste. Sin embargo, en la Unión Soviética, varios ufólogos serios están dispuestos a llenar este vacío. Entre estos investigadores, se encuen­ tran FélixZiegel, profesor asistente en el Instituto de Aviación de Moscú, yel doctor Vladimir Azhazha, director del Departamento Oceanográfico de la Academia Soviética de las Ciencias y del Instituto de Investigación Espacial de la propia Academia, quien ha pues­ to en marcha en la última década una comisión especial dedicada al estudio de lo que eufemísticamente ha recibi­ do el nombre de «fenómenos atmosfé­ ricos anómalos». Es fácil darse cuenta de que se trata de una denominación para los objetos volantes no identificados mucho más suave que las que les otorgaba el Kremlin en las décadas de los 50 y los

60: «propaganda del Pentágono» o «pesadillas de los países imperialis­ tas». Aunque la política soviética de apertura se está desarrollando no sin ciertas dificultades, parece que ahora la ufología se está beneficiando de la misma ola de glasnot que barre otras áreas de la sociedad soviética. Hasta hace bien poco, los soviéticos pare­ cían capaces de reconocer solamente 174

-y de mala gana- los avistamientos de fenómenos anómalos. La postura oficial respecto a los encuentros en la tercera fase e incidentes de contacto con extraterrestres y abducciones era un absoluto nyet, a pesar de que se habían registrado varios casos bien documentados de encuentros con ex­ traterrestres dentro de las fronteras de laURSS. Un tres por ciento de las noticias so_o bre ovnis se asocian a la aparición de objetos discoidales que se desplazan siguiendo extrañas trayectorias y por medio de bruscas aceleraciones, o bien permanecen suspendidos du­ rante largo rato sobre la su perficie de la Tierra o en el océano. El 8 de Septiem­ bre de 1986 un científico dellaborato­ rio de métodos aerológicos de Lenin­ grado que trabajaba en la isla de Iturup, perteneciente al archipiélago de las Kuriles, entre la península soviética de Kamchatka y Japón, fue testigo aproxi­ madamente a las ocho de la tarde de la aparición de un enorme objeto lenticu­ lar que tenía unos 100 metros de diá­ metroyse manteníasuspendidosobre el agua a unos 500 metros de la costa. Este es sólo uno de los curiosos he­ chos que ilustran la más reciente co­ lección de avistamientos en la Unión Soviética, entre los que destaca tam­ bién una enigmática columna de luz aparecida el28 de Julio de 1981 en el

río Medveditsa. En aquella ocasión, poco después del ocaso surgió, a una altura de 45 grados, una luminiscencia que centelleaba con una frecuencia de tres a cinco veces por segundo e iba acompañada por un sonido muy agu­ do con una frecuencia de 14 a 15 kilo­ herzios. El zumbido cesó poco des­ pués de la desaparición del rayo, que se observó aproxi madamente durante un minuto y medio y en una fracción de segundo adoptó una posición hori­ zontal antes de desaparecer, dejando tras de sí una tenue luminiscencia so­ bre el agua. Después de este cu rioso fenómeno, todos los objetos de la zona quedaron fuertemente electrizados y el contacto con ellos producía un leve pinchazo eléctrico. Los relojes se detuvieron y no volvieron a funcionar hasta el día si­ guiente, y un perro que se encontraba en el lugar del avistamiento se mostró inquieto, intentó ocultarse, temblaba y gañía de forma lastimera.

LA ULTIMA QUIMERA HUMANA En el libro del fllósofoy periodista so­ viético Yuri Shkolenko, La Era Espa­ cial, publicado en Moscú, puede en­ contrarse un buen ejemplo del punto de vista ofiCial. El libro trata sobre las tendencias, proyecciones e implica­ ciones futuras de la exploración y ex-

L a publicaCión de un anuncio en 1984 pidiendo testimonios del público sobre contactos con ovnis provocó la recepción de unas 20.000 cartas.

d n d

C,

lié

ql

tij bl re el di

se di


plotación del espacio exterior. Shko­ lenko dedica también unas cuantas páginas al tema ovni y a la teoría del «paleo-contacto» acerca de la visita de extraterrestres a la Tierra en la antigüe­ dad. A juzgar por la profusión de auto­ res de gran éxito como Kazantsev, Agrest, Avinsky, Gorbovsky y otros, los astronautas del pasado parecen te­ ner mayor aceptación popular en la URSS que en el Oeste. Pese a ello, a Shkolenko no le molesta divagar ni ha­ blar de ovnis y extraterrestres. Alude brevemente al extravagante tripulante de un ovni con dos ojos y dos orejas pero sin nariz, visto en la región del Cáucaso, solamente con el fin de des­ calificar cualquier encuentro de este ti­ po como carente «en absoluto de toda autenticidad científica»; asimismo, lo acusa de ser simplemente «el último gemido de una Humanidad quiméri­ ca». Shkolenkoapunta que los investiga­ dores americanos son capaces de uti­ lizar «métodos criminológicos para crear mediante un montaje el retrato de un serextraterrestre típico, el huma­ noide gris y pequeño, de cabeza gran­ de, que se asocia a menudo con los casos de abducción y de naves estre­ lladas». Esto no convence al periodista, que califica el montaje como «un revol­ tijo de concepciones no científicas so­ bre la evolución del Hombre en el futu­ ro, imágenes tradicionales del diablo, el estereotipo de Superman proce­ dente de los comics y la información sobre los equipos de las tripulaciones de las naves espaciales terrestres».

Deteniéndose en las investigacio­ nes del etnógrafo soviético Valery Sa­ narov, que analiza los encuentros con extraterrestres desde la perspectiva del folklore, Shkolenko afirma que los contactos con extraterrestres forman parte de la «creación moderna de mi­ tos cósmicos». Finalmente, advierte que «la actuación de un mito como fuerza material no sólo distrae a la gen­ te de las tareas y oportunidades de la era espacial, sino que representa tam­ bién un fenómeno socialmente peli­ groso al relegar a las personas al reino del misticismo y el absurdo». No obstante, cuando este artículo se publique, tendremos el placer de co­ municar que en la URSS se ha produ­ cido un cambio radical de actitud res­ pecto a los ovnis. Por primera vez, se estableció hace unos meses un con­ tactovíasatélitecon Moscú para discu­ tir el tema en el programa de televisión de dos horas de duración UFO Cover Up?... Uve, producido en los Estados Unidos por Michael Selingman y LBS Communications y presentado desde Washington D.C. por el actor Mike Fa­ rrell, intérprete de la serie MAS.H. En él, el periodista soviético Sergei Bou­ lanzov, de la agencia de noticias

TASS, y el investigador Leonard Nikis­ hin comentaron tranquilamente re­ cientes avistamientos, encuentros en la tercera fase e, incluso, la abducción y «pérdida de una hora de tiempo» ex­ perimentada por un comandante del Ejército en Junio de 1975. Tanto este caso como el aterrizaje de un objeto de forma oval con dos h u­ manoides en 1981 fueron discutidos como hechos reales sin ningún co­ mentario del tono de «mitología qui­ mérica» defendido tan vehemente­ mente por el camarada Shkolenko. El ufólogo Nikishin destacó que la situa­ ción estaba cambiando de forma defi­ nitiva. La publicación de un anuncio en 1984 pidiendo testimonios del público sobre contactos con ovnis provocó, según dijo, la recepción de unas 20.000 cartas. Entre los curiosos fenómenos rese­ ñados en esa correspondencia se en­ cuentra el aterrizaje de toda una «es­ cuadrilla» de ovnis el 6 de Junio de 1989 en la región de VOlogda. Según refirieron los testigos, surgió sobre la aldea una chispa amarillenta que fue aumentando de tamaño hasta adoptar la forma de un globo luminiscente. El enigmático objeto descendió sobre un prado, aterrizó y se dividió en dos. Lue­ gosurgió una formasimilara un ser hu­ mano vestido de negro. En ese mismo prado aterrizaron poco después tres globos más, dos de los cuales también estaban «tripulados» por los extraños seres que, como sus naves, no tarda­ ron en hacerse invisibles. Otro asombroso hecho relacionado con los ovnis salió a la luz en el verano de 1983, después de que un visitante de la iglesia de la ciudad de Yarselavl revelara la película fotográfica que había tomado días antes, descubrien­ do para su asombro un objeto suspen­ dido sobre el templo. Este aconteci­ miento plasmado fotográficamente es similar al que se dio en Julio de 1985, cuandoungrupodegeólogosdeMos­ cú se encontraba en una ladera del vol­ cán Kluchevskaia, en Kamchatka. Du­ rante doce minutos un objeto que emitía rayos de luz muy potentes ilumi­ nó el cielo encendiendo una estrella.

ACOPIO DE MATERIALES La situación del tema ovni en otros países del Este eu ropeo ha variado se­ gún sus circunstancias. Rumanía, Po­ lonia y Hungría, por ejemplo, han per­ manecido más abiertos al asunto, mientras que en la República Demo­ crática Alemana, Checoslovaquia o Bulgaria es difícil encontrar datos so­ bre ovnis. El escritor rumano Ion Hob­ bana recopiló con detalle numerosos casos que tuvieron lugar en su país d u­ rante los años 60 en el clásico Ovnis desde el otro lado del Telón de Acero, 175


libro elaborado conla colaboración del escritor belga Julien Weverbergh. Una ola de sucesos ovni producida en 1978 apareció reflejada en la pren­ . sa polaca de la misma forma en que lo hizo en las principales revistas ufológi­ cas occidentales. Entre las noticias se encontraban varios casos de encuen­ tros en la tercera fase e incluso la ab­ ducción del granjero de 71 años Jan Wolski, un hecho muy célebre que fue investigada por un equipo de científi­ cos y psicólogos de la Universidad de Lublin. En fecha más reciente, el perió­ dico oficial del Ejército polaco, Zolnierz Wolnosci (Soldado de la Libertad), in­ formó que varios pilotos militares ha­ bían tropezado con misteriosos obje­ tasque volaban sobreel paísaaltasve­ locidades. Uno de los pilotos manifes­ taba en uno de los reportajes que du­ rante un vuelo de prácticas de inter­ cepción " sobre nosotros, a una altura de unos 450 metros, un objeto se des­ lizaba hacia el Este. (...) Se deslizaba li­ teralmente mientras no se escuchaba ningún sonido. Parecía físicamente imposible». Aunque en los círculos ufológicos del Este no se han tratado de forma ex­ tensa los casos húngaros, en el trans­ cursode los últimos años han sido bien documentados cierto número de inci­ dentes.

En mi caso, he obtenido material muy valioso sobre Hungría gracias al investigador húngaro-norteamerica­ no Colman von Keviczky, director de la Red Ovni Intercontinental (ICUFON), que tiene su sede en Nueva York. Van Kevicsky sirvió como comandante en el Ejército Real Húngaro durante la Se­ gunda Guerra Mundial y emigró a los Estados Unidos en 1952. Mástardetra­ bajó en el Departamento Audiovisual de las Naciones Unidas, donde aten­ dió al interés sobre el tema ovni del se­ cretario general, U Thant. Las investigaciones de Van Kevics­ ky serán tratadas aparte. Nuestro inte­ rés reside ahora en informar sobre una serie de recientes casos ovni registra­ dos en Hungría en 1986 y 1987. Los datos completos han sido obtenidos por Van Kevicsky, que ha continuado visitando periódicamente su país de origen desde 1970. El comandante ha dictado varias conferencias sobre ov­ nis durante sus viajes a Budapest,aun­ que éstas han estado abiertas sólo a grupos selectos de científicos y oficia­ les destinados en la investigación es­ pacial del gobierno, no al público en general. La serie más reciente de avistamien­ to en Hungría comenzó el26 de Enero de 1986, cuando dos objetos de un vi­ vocoloranaranjadoy con forma de ba-

L a noche del 22 al 23 de Abril de 1986, una ambulancia fue perseguida por lo que parecía ser una bola de fuego «inteligente» en una autopista cercana a la Universidad de Debrecen. 176

Iones de fútbol se dejaron ver sobre un centro de investigación médica situa­ do en las afueras de Budapest. Este ca­ sofue investigadoe Ilustrado con dibu­ jos en color por el artista comercial y ufólogo Gyorgy Barth. El ovni fue ob­ servado a las siete de la tarde entre las poblaciones de Pomaz y Plisszentke­ reszt, localizadas a unos 1O kilómetros al norte de Budapest. EIICU FON fue in­ formado de este caso y de los dos si­ guientes, que fueron posteriormente traducidos por el comandante Van Ke­ vicsky.

RODEADOS POR UN ANILLO Según el informe de Barth, se trataba de objetos con forma de balón de fút­ bol de un vivo color anaranjado y ro­ deados por un anillo. En un primer mo­ mento, giraban sobre su eje despacio. Después descendieron hasta quedar suspendidos a una altura de 50 metros sobre la recientemente construida ala del ctlntro médico de investigación. «De la parte in feriar de ambos aparatos salía, hacia abajo, un haz de luz azula­ da -escribió Barth-, mientras que desde su borde derecho emitían luces de un color verde blanquiazulado y amarillento.» Barth localizó y entrevistó a uno de los testigos, un vigilante del complejo médico llamado Lajos Eory Kiss, que añadió que uno de los apa­ ratos despedía rayos rojizos desde su base hacia el lugar donde él se encon­ traba, quizá para mantenerlo alejado de lazonade edificios iluminada. " El fe­ nómeno duró en total alrededor de treinta segundos, tras los cuales los dos aparatos desaparecieron eleván­


YLA

HUNGARO NACIONE

En la pรกgina anterior, testigos presencia/es de un fenรณmeno extraordinario acaecido el 6 de Junio de 1989 en VOlogde. Sobre estas Ifneas, imagen de un objeto divisado por un grupo de ge610gos en el volcรกn Kluchevkaia. Abajo, foto que revelรณ /a presencia de un ovni sobre la iglesia de Yaros/avl.

177


dose hacia el cielo a una velocidad tre­ menda», concluía el sobrecogedor in­ forme de Barth. El segundo de estos interesantes casos tuvo lugar la noche del 22 al 23 de Abril de 1986 en una autopista cer­ cana a la ciudad de Debrecen. El inci­ dente fue ampliamente investigado por el ufólogo Laszlo Kiss, un ingenie­ ro civil que trabaja como inspector de seguridad de la autopista para Debre­ cen, municipio ubicado en el nordeste de Hungría. El caso se compone de dos sucesos que ocurrieron en un período completo de cuatro horas y media, durante las cuales una ambu­ lancia fue persegL:rja por lo que pa­ recía ser una bola de I..:'>qo «inteligen­ te». La secuencia de acontecimientos comenzó a las diez en punto de la no­ che del 22 de Abril, cuando la señora Gabor Peter se dislocó un hombro en su casa de Hajdunanas y llamó a una ambulancia de la Clínica Quirúrgica número 1 de Debrecen. La ambulan­ cia, conducida por Sandor Mendi y atendida por el estudiante de medicina Laszlo Berencsi, recogió a la señora Peter e inició el' camino de vuelta a De­ brecen. La noche era ligeramente nu­ bosa, pero con una visibilidad clara, según el informe de Laszlo Kiss. Sin embargo, mientras la ambulan­ ciaabandonaba la localidad de Hajdu­ dorog hacia las diez y media de la no­ che, el médico advirtió un objeto ana­ ranjado a su derecha, flotando sobre la carretera a una altura de entre 30 y 40­ metros y alrededor de 100 metros de­ lante de ellos. El informe señala que cuando la ambulancia se acercó, «el aparato se unió al vehículo y lo escoltó,

A la derecha, «luces nocturnas" fotografiadas en la región de Odessa el 4 de Septiembre de 1986. Abajo, ovni en forma de raya envuelto en una nube de plasma. En la pcjglna siguiente, ovni visto sobre el monte Aksu el 12 de Julio de 1988.

volando a baja altura, durante los quin­ ce minutos que tardaron en llegar al pueblo siguiente, Hajduboszormeny», situado a 18 kilómetros del anterior. El ovni siguió a la ambulancia incluso a una velocidad de 70 kilómetros por ho­ ra. El informe continúa narrando que,

«justo antes de llegar a los límites delsi­ guiente pueblo, el aparato aumentó súbitamente su velocidad, cambió su color hasta alcanzar un resplandor muy brillante y se dirigió hacia un pe­ queño bosque, sobre el cual descen­ dió muy despacio; después se apaga­ ron sus luces». Este hecho hizo que los pasajeros de la ambulancia pensaran que se trataba probablemente de un aparato militar experimental soviético. No obstante, el incidente no había lle­ gado todavía a su fin. Después de medianoche, una vez tratada la dislocación de la paciente, ésta fue devuelta a su casa en Hajdu­ nanas por la misma ambulancia. Cuando el vehículo abandonaba De­ brecen y se aproximaba al pueblo de Joczsa, sus pasajeros observaron u na gran luz brillante que cruzaba el cielo. 178

« L a esfera aminoró también su velocidad y cruzó con elegancia el tendido eléctrico de alta tensión que atravesaba la autopista sin ocasionar ningún tipo de efecto.» Cuando dejaron atrás el pueblo, conti­ núael informe, «la bola ardiente apare­

tros por hora, la bola aumentó también su velocidad». Cuando llegaron a Haj­

ció de nuevo ante su vista, dándoles la impresión de que se había quedado esperando a la ambulancia, ya que co­ menzó a seguirla otra vez». El conduc­

duboszormeny diez minutos después, la bola aterrizó sobre una zona bosco­ sa y desapareció una vez más. La ambulancia fue requerida de nuevo para otra urgencia en la madru­ gada del 23 de Abril. Cuando se apro­ ximaban al área de bosque en la que había desaparecido la bola luminosa un par de horas antes, el conductor Mendi y el ayudante Berencsi vieron fuego en la hierba. Salieron del coche y observaron llamas de más de metro y medio de altura que no parecían tener ningún origen sobre el suelo. Esta es,

tor nose atrevióa usar la frecuencia es­ pecial de radio, sino que prefirió redu­ cir la velocidad de la ambulancia a me­ nos de 15 kilómetros por hora. «La es­

fera aminoró también su velocidad y cruzó con elegancia el tendido eléctri­ co de alta tensión qU9 atravesaba la autopista», escribió Laszlo Kiss, aña­ diendo que, «cuando la ambulancia aceleró hasta alcanzar los 70 kilóme­


en esencia, la historia de la ambulancia y las bolas de fuego «inteligentes» que aparecieron en la prensa húngara. An­ tes de que examinemos los argumen­ tos presentados por los científicos a fa­ vor de una hipótesis natural, es de vital importancia que describamos minu­ ciosamente el objeto. Los pasajeros de la ambulancia pudieron verlo bien por­ que las ventanas del vehículo eran muy grandes.

¿UNA ESFERA LUMINOSA? Basándose en sus entrevistas con el conductor, el estudiante de medicina y la paciente, el investigador Laszlo Kiss describe el ovni con las siguientes pa­ labras: «La bola ardiente (no bola de fuego) tenía un diámetro de algo más de diez metros, con un anillo como los de Saturno rodeándola. De las partes superior e inferior de la esfera, as/ co­ mo desde donde el anillo se un/a al aparato, salían largas llamas. En sus mitades superior e inferior las llamas se movían de izquierda a derecha y vi­ ceversa a lo largo de su perímetro y al­ rededor del anillo». George Egely, un ingeniero de se­ guridad nuclear del Instituto Central de Investigaciones Físicas de Hungría, desarmó el caso en un artículo publi­ cado en la revista Tudomanyes Tech­ nika (Ciencia y Tecnología). Este ex­ perto internacional en esferas lumino­ sas -un misterioso fenómeno natural eléctrico asociado probablemente al plasma atmosférico-desechó la hipó­ tesisovnisosteniendoquelaambulan­ cia sólo se había topado con un caso de esfera luminosa. Para el investiga­ dor Laszlo Kiss, sin embargo, este he­ cho no explica que la esfera se com­ portara de forma tan clara, como si es­

« Delante de la entrada se podía ver la silueta de una criatura con forma humana, mientras que otros dos seres de menor tamaño se desplazaban alrededor del aparato. Su ropa era oscura, de ningún modo resplandeciente.» tuviera «controlada por seres inteli­ gentes». Además, Kiss presentaba en su in­ forme cinco puntos en contra de la teoría de la esfera luminosa de Egely. «¿Cómo una bola de más de diez me­ tros de diámetro podía ser un simple fenómeno eléctrico?», preguntaba Kiss. Aunque la Ciencia aún no com­ prende bien la naturaleza de las esfe­ ras luminosas, los expertos están de acuerdo en afirmar que generalmente suelen tener una duración corta. «Si es así -escribió Kiss-, ¿cómo es posible que la esfera luminosa se dejara ver durante veinticinco minutos, escoltara al veh/culo a varias velocidades dife­ rentesy, finalmente, fuera tan l/amable" de esperar a que la misma ambulancia regresara para seguirla de nuevo?» Kiss también se preguntó: «¿porqué la esfera siguió a la ambulancia sólo por

las zonas no pobladas de la autopis­ ta?»; y, finalmente, si las esferas lumi­ nosas funcionan por impulsos eléctri­ cos, «¿Cómo pudo el objeto llameante atravesar el tendido eléctrico de alta tensión (alrededor de 75.000 voltios) sin ocasionar ningún tipo de efecto?». Kiss comparó este caso del objeto llameante con otros casos anteriores y descubrió que era casi idéntico a las fotos clásicas tomadas en las Islas Tri­ nidad por un barco de la Marina brasi­ leña en 1958 y a otro objeto con las mismas características, pero más grande, fotografiado en 1976. El tercer caso húngaro de relevan­ cia, un aterrizaje y un encuentro en la tercera fase, ocurrió en el mismo con­ dado de Hadju, cerca de la ciudad de Debrecen, y fue investigado también por el inspector de seguridad de auto­ pistas Laszlo Kiss. El incidente sucedió 179


I Sumario Secreto del Servicio de Inteli encia del Jefe de Personal del Ejército del Aire ofrece datos sobre avistamientos de ovnis en Hungrfa, aun ue el Gobierno de Buda est rechaza la existencia de tales fenómenos. el 9 de Enero de 1987 entre las 2,30 y las 2,40 horas de la madrugada, en el tramo de la Autopista 35 comprendido entre Hajduboszormeny y Debrecen­ Jozsa. El testigo fue un patrullero de au­ topista que conducía entre estas dos ciudades en una patrulla nocturna de rutina. Hacía frío y el cielo estaba ligera­ mente nublado, pero la visibilidad fue descrita como buena.

TESTIMONIO DE LA POLlelA Cuando el patrullero llegó a la inter­ sección que existe antes de llegar a Josza, vio " una granja con las ventanas encendidas» en la parte derecha, so­ bre la tierra labrada. El policía decidió investigar y «echar un vistazo más de cerca», escribió Kiss. Cuando se apro­ ximaba a la granja, "se dio cuenta d~ que sobre la helada tierra de labranz~1 cubierta de nieve, descansaba un ob­ jeto con forma de balón de fútbol ame­ ricano. El objeto había aterrizado sobre el campo entre dos fardos de paja, a una distancia de unos 2 kilómetros del tendido eléctrico de alto voltaje que atraviesa Hungría desde la URSS». El patrullero le dijo a Kiss que el diá­ metro del aparato era de algo más de 180

quince metros y que tenía una fila de ventanas redondas de un metro de diámetro dispuestas a lo largo de su perímetro y separadas unas de otras por bandas grises. La luz de las venta­ nas era de un constante y cálido color amarillo y un potente haz de luz del mismo color se dirigía hacia el cielo desde la parte superior del aparato. El policía pudo observar en su zona infe­ rior una abertura a modo de entrada a través de la cual se distinguía una luz muy fuerte en el interior. Pero eso no era todo. " Delante de la entrada se podía ver la silueta de una criatura con forma humana, mientras que otros dos seres, de menortamaño, se desplazaban alrededor del apara­ to», continúa Kiss. "Su ropa era oscura, de ningún modo resplandeciente. » El patrullero se sintió aterrorizado al llegar a este punto y decidió escapar para evitar un posible enfrentamiento con los extraterrestres. Informó a sus superiores sobre el incidente, pero no dio tiempoaque se iniciara ninguna in­ vestigación antes de que cayera una copiosa nevada, que cu brió el escena­ rio de los hechos durante los tres días siguientes. «Cabe destacar que cuan­ do dejó de nevar -continúa Kiss­ cientos de cuervos se establecieron

sobre aquel lugar conformando una gran mancha negra sobre la blanca nieve.» Laszlo Kiss añadió que en el curso de su investigación descubrió que va­ rios días antes «otro patrullero de auto­ pista había visto una vivienda-remol­ que con ventanas luminosas de color anaranjado en la misma intersección, próxima al tendido eléctrico». El inci­ dente tuvo lugar a las dos de la madru­ gada de uno de los últimos días de Di­ ciembre de 1986. Sin embargo, el po­ licía manifestó que las luces provenían de un remolque utilizado como vivien­ da por granjeros de la zona y, por con­ siguiente, no se investigó más sobre el tema. No obstante, durante su entrevis­ ta con Kiss, reconoció que «nunca había visto antes ninguna máquina grande de labranza sobre aquel cam­ po». Cuando Albert Pragai, un conocido experto en ovnis de Budapest, visitó el lugar donde había aterrizado el arte­ facto con forma de balón de fútbol, comparó algunas características de este caso con la abducción del policía Herbert Schirmer en Ashland, Ne­ braska, el3 de Diciem bre de 1967. Co­ mo probablemente recordarán algu­ nos lectores, Schirmer cond ucía en so­ litario a las dos y media de la madruga­ da cuando, cerca de una de las inter­ seccioriesde la autopista, vio un objeto con forma de balón de fútbol y una fila de ventanas de color naranja alrede­ dor de su perímetro. Schirmer fue ab­ ducido por tres pequeños extraterres­ tres,que le dijeron que estaban allí para recargar su nave con nuestras líneas eléctricas. Albert Pragai señaló que, «parece completamente imposible que el joven conductor húngaro hu­


En IEl págIna an/erlor. y segtJn un grupo de r:lentIflC(J!1. fen6meno InvIsible de ..r alldad oculta». Sobre estas IfnlJas¡ lesllgo del aterrizaje de un OvnI. ADa)o fotagrafla revelada Con un metodo de codificacIón cromdtlca de Un objelo desconocIdo,

biera tenido la menor oportunidad de leer algo sobre el incidente del policíp. Schirmer veinte años antes». Según el director del ICUFON, Hungría posee un rico historial acerca de contactos ovni, ,incluyendo la posi­ bilidad de «la primera abducción ovni»

de la era contemporánea. El día de Na­ vidad de 1903, el leñador Petrovsky Ivanku desapareció en el lejano pue­ blo ruteno de Szuhapatak, dentro del territorio de lo que por entonces era el Imperio Austro-Húngaro. La misma noche de la desaparición de Ivanku, el sacerdote de la iglesia ortodoxa local fue testigo de la aparición de u na esfera brillante que iluminó toda la zona, así como de si Iuetas vagas q ue se movían hacia la luz. El procurador del distrito de Huszt, Agoston Gabor, investigó du­ rante mucho tiempo la desaparición de Ivanku, pero nunca se encontró ras­ tro alguno del leñador desaparecido.

SUMARIO SECRETO El Sumario Secreto del Servicio de Inteligencia del Jefe de Personal del Ej,ércitodel Aire, fechado el 1OdeJunio de 1947, señala que, «rumores que provienen de las áreas rurales de Hungría mencionan esferas plateadas cruzando el cielo durante el día». El in­ forme añade que «todavía no se ha ob­ tenido ninguna descripción precisa ni

NOVOSTI

I 24 de Octubre de 1980- fueron vistos «ob'etos con forma de to~ edo» si uiendo una tra ectoria ue incluía el la o Balaton otros lu ares estraté icos, comQ la base de rni$íles del Pacto de Varsovia, las minas de uranio, el área inqustrial de las cercanías de Pecs la central nuclear de la localidad de Baja,

conformación alguna de estos fenó­ menos» y que su naturaleza recuerda la de la ola de misteriosos «cohetes fantasmas» que barrieron Escandina­ via en 1946 y los primeros meses de 1947. Los documentos secretos de la CIA, hechos públicos al amparo de la Ley de Información, nos ofrecen más datos sobre avistamientos ovni en Hungría durante los años 1955 y 1956, cuando «el Ministerio de Defensa fue alertado acerca de una formación de objetos voladores desconocidos». No obstante, siguiendo la corriente del Partido Comunista de Moscú, el go­ bierno de Budapest declaró que «el te­ mora los platillos volantes era un mito» y que «todos los informes estaban pro­ movidos por la propaganda estado­ unidense». Según el libro Ovnis desde el otro la­ do del Telón de Acero, de Hobbana y Weverbergh, la censura se relajó al fi­ nal de la década de los 60, cuando la prensa húngara publicó una serie de artículos tanto a favor como en contra de los ovnis. La tendencia a calificarlos de "ciencia ficción» citada anterior­ mente, mantuvo el tema bastante más oculto durante los años 70 y principios de los 80. Naturalmente, se han regis­ trado unas pocas excepciones, como cuando cientos de testigos observaron durante media horaen latardedel9de Septiembre de 1980 «un gran objeto redondo» sobrevolando el centro de Budapestytambién alrededorde la re­ gión sur del lago Balaton. Lasautorida­ des gubernamentales atribuyeron el fenómeno en un principio a un globo de propaganda, para modificarlo des­ pués por un globo sonda meteorológi­ co, mientras otra sección del mismo gobierno pedía a los ciudadanos que enviaran cualquier película o fotografía que hubieran tomado de los objetos. Un mes más tarde, surgió otra con­ troversia cuando, a primeras horas de la mañana del24 de Octubre de 1980, fueron vistos <,objetos con forma de torpedo» siguiendo una trayectoria que incluía el lago Balaton y otros luga­ res tan estratégicos como las monta­ ñas Bakoni, donde existe una base de misiles ICBM del Pacto de Varsovia. En su recorrido también pasaban por las minas de uranio, el área industrial de las cercanías de Pecs y por una central nuclear de la localidad de Baja. El inci­ dente de Pecs apareciÓ en los perjódi­ cos de Budapest bajo el apropiado títu­ lo Algo en el aire. Creemos que puede demostrarse con facilidad que real­ mente existe «algo» surcando los cie­ los de Hungría y otros países del blo­ que del Este. La pregunta todavía no ha sido respondida : ¿qué son esas má­ quinas y de dónde vienen?

Antonio HUNEEUS Traducción: Belén DOMINGLJEZ DE ANTONIO 181


de la expedición que abrieran los ojos, si bien éstos oyeron claramente el rui­ do de sus pasos. En la hierba se podían apreciar huellas de dos metros de lon­ gitud y la aparición en el cielo de unos rayos de luz formando la letra «T». Lue­ go surgieron del bosque numerosos puntos luminosos que se unían de dos en dos por un finísimo rayo de luz ha­ ciendo triángulos. También distinguie­ ron siluetas de personas fosforescen­ tes que se acercaron hasta una distan­ cia de quince metros desapareciendo después en el bosque. Eran figuras de hombres y mUJeres, todos de distinta estatura aunque, eso sí, muy altos. Pero ninguno entró en contacto con el gru­ po. Los miembros de la expedición in­ tentaron fotografiar y filmar todo lo que allí había sucedido, pero cuando lo in­ tentaban las cámaras no respondían en la mayor parte de las ocasiones, a pesar de su perfecto estado de funcio­ namiento. Y en las películas que logra­ ron realizar se encontraron con que no había imágenes de los OVNls ni de las figuras humanas. Incluso se intentó un experimento que quizá sea ya conoci­ do por la ciencia, pero que para ellos constituyó un verdadero descubri­ miento. Colocaron un transmisor que irradiaba rayos lumínicos hacia los OVNls; sin embargo, el receptor capta­ ba las ondas reflejadas, pero no las de la frecuencia inicial, sino otras comple­ tamente diferentes. La conclusión que se extrajo de esta experiencia fue que el secreto de la invisibilidad de los OV­ Nls para los radares está en que estos «cuerpos» cambian la frecuencia de onda (¿exterior sólo?). Por lo tanto, también podemos deducir que 10sOV­ Nls pueden cambiar con la misma faci­ lidad las ondas de luz. Este sería el se­ creto de la desaparición instantánea de los «platillos volantes« ante los oJos de los espectadores. El grupo tuvo además la oportuni­ dad de establecer contacto con «ellos». Según cuenta el periodista Mu­ jortov, «la forma de comunicación pa­ recía una sesión de espiritismo. Cuatro personas se encerraron por la noche en la tienda de campaña, y durante la sesión no paró de moverse la tienda, como si alguien la sacudiera con fuer­ za».

GUARDIANES DE NUESTROS SECRETOS « Todas las respuestas -añadió­ estaban controladas por los presen­ tes. Se nos dijo que conocen todos nuestros secretos, que son represen­ tantes del planeta de la Estrella Roja en la constelación de Libra y que llevan aquí más de dos años. Al parecer son varios los representantes de otras co­ lonias extraterrestres que aterrizan en

184

esta zona. La conversación fue muy in­ teresante; incluso no faltó el buen hu­ mor. Cuando les manifesté el deseo de volar con ellos, me contestaron que sería peligroso para "ellos" y además no pOdría regresar. Les pregunté si tenían miedo de contagiarse de nues­ tros virus, a lo que respondieron que más que nada temían "nuestros virus de la mente". » Mujortov hizo una breve pausa y prosiguió con su relato. " Al tér­ mino de estos contactos, de esta co­ municación telepática, todos nos sen­ timos enormemente cansados, con dolorde cabeza. Pero si alguien piensa que todo fue fruto de nuestra imagina­ ción, o de haber estado hipnotizados, se equivoca, puesto que a la mañana siguiente los sucesos se precipitaron. La observación de la zona se realizó desde varios lugares. Los que hicieron la guardia en el centro vieron esa no­ che aterrizar en el bosque a dos "cuer­ pos" en forma de "plátano" y un rayo de luz intensa de grosor entre 2 y 5 milí­

E

metros que partía, al parecer, de la na­ da; y terminaba justamente en el área de nuestra tienda de campaña. Des­ pués desapareció en dirección con­ trana. El tiempo coincidía estrictamen­ te con el momento de nuestros con­ tactos. Los vigilantes nocturnos afir­ maron que tuvieron 66 visiones, y por el día, en el lugar de su desaparición, en­ contraron un enorme pino en cuyo tronco se pOdían distinguir 66 aguje­ ros. Los biólogos llegaron a la conclu­ sión de que éstos aparecieron esa misma noche, puesto que la resina to­ davía no se había enfriado.» En los días siguientes a este extraño suceso, los miembros de la expedición pudieron experimentar la presencia de cuerpos extraños en forma de cuadra­ dos, triángulos, sintiendo de repente calor en las manos, como si alguien se las estrechara, o ver cómo una de las paredes de la tienda de campaña se transformaba en u na pantalla en la que se proyectaban continentes, ciudades

secreto de la invisibilidad de los OVNls para

los radares radica en que estos «cuerpos» cambian la frecuencia de la onda sónica. Podemos deducir que pueden, por tanto, cambiar también con la misma facilidad las ondas de luz.


en distintas épocas y otros planetas. Todo esto quedó reflejado en el diario de acontecimientos de la expedición, además de otros extraños sucesos. "Durante la comunicación estable-

E

periodista Pavel Mujórtov afirma que «ellos" conocen todos nuestros secretos, que son representantes del planeta de la Estrella Roja en la constelación de Libra, y que llevan aquí más de dos años.

"Durante la comunicación se nos dijo

1.!~lJJ.~-q'Si~

. . _.~':=--1'~C-"':';-:;P:-'~ííiI!:I~

J,,!~~~~r;~~~~~~~~

que los hombres no somos sino una experiencia del planeta .~~~•.~~~ TRON,situado en la conslelaclón

.,:J';"-"''-'

cida -continuaría relatando Mujor­ tov-, nos explicaron que el Universo puede llegar a existir en 36 dimensio­ nes, y que la civilización intelectual­ mente más desarrollada hoy existe en 7 dimensiones; nosotros, para aque­ llos que no lo sepan, en tres. ¿Ouiénes somos nosotros, según ellos? La expli­ cación que nos dieron estos seres es que somos un experimento del plane­ ta "Tron '; situado en la constelación del "Gran Arias". Sin embargo, este experimento fra­ casó, pues nuestra alma tiene muchos defectos debido a que somos muy emotivos, carecemos de principios y, si progresamos técnicamente, pode­ mos representar una amenaza para el Universo. Por eso "ellos" nos temen y nos quieren eliminar, pero con nues­ tras propias manos, introduciéndose entre nosotros. Como más tarde pudi­ mos aclarar, el mundo de ellos es muy variado, con distintos niveles de civili­ zación. Unos nos aceptan, otros no. Ysi alguno de ellos nos da 10 años de vida, otros marcan un plazo indetermina­ do.»

SENSACIONES INTERGALACTICAS Durante esta serie de contactos, uno de nuestros interlocutores extraterres­ tres dejó un mensaje, una frase que nos dijo que debíamos repetir tres ve­ ces antes de acostarnos para sentirnos con buena salud. Esta es la frase mági­ ca: "oIBIBI olBEBE CARASHASH AO CAOUIA DIVA CA AlA IYA CALA C VLA­ CAC YA YA MAMA MASHAL VIASLV­

NAL » Los científicos, atónitos ante lo suce­ dido, se proponen volver a estudiar se­ riamente este tipo de fenómenos. Por ello se han organizado otras dos expe­

185


dicionesque en estos momentos sedi­ rigen hacia este lugar situado en la re­ gión de Perm, en el mismo corazón de los Urales. Porlcierto,lalgunasl-muy pocas-loe las fotografías dieron resultados positi­ vos; se pueden ver en ellas esferas vo­ ladoras, objetos de varias formas, e in­ cluso algunas imágenes de la película proyeGtadas en las paredes de nuestra tienda de campaña En la actualidad esos materiales se están descifrando y estudiando. Posteriormente a esta expedición, y durante tres días, exploró la zona otro grupo de entusiastas. Esta vez fue Vla­ dimir Sinístin quien reprodujo las im­ presiones de sus compañeros, muy parecidas a las anteriores. También vieron OVNls, figuras geométricas en el cielo y humanoides. Experimentaron sensaciones, como si alguien quisiera establecer contacto con ellos, sintien­ do pinchazos en todo el cuerpo, como si algo hubiera penetrado en su cere­ bro y proyectase una película... Los contactos eran puramente telepáticos. Los relojes se les adelantaban entre 7 y 10 minutos, aún estando metidos den­ tro de un termo. Al salir de la zona, todos los relojes volvieron a funcionar nor­ malmente. Pero posteriormente aún hubo otro, más espectacular. El periodista Vladi­ mir Shulakov da muchos detalles so­ bre los contactos que en ella se esta­ blecieron con los extraterrestres. Ha­ bían acordado formular 10 preguntas en el caso de que se establecieran contactos. Las preguntas eran en su mayoría de carácter filosófico y formu­ ladas cuando se refería a la Tierra. La respuesta de los «forasteros» fue ro­ tunda: «no nos metemos en vuestros asuntos». Sin embargo, se produjo una con­ versación con los extraterrestres que por su gran interés reproducimos para finalizar dejando que sea el propio Shulakov quien nos narre la experien­ cia: «Soy gran aficionado a la pesca, y me dirigi con este propósito hacia el rio;yal/ifuedonde porprimera vez tuve la fantástica oportunidad de penetrar en el mundo de aquel/os seres miste­ riosos y compartir con ellos varios mo­ mentos de su vida. Tres dias me estu­ vieron persiguiendo sensaciones ra­ ras, rayos de luz que parecian invitarme a seguir en su dirección. Sabia que eran "el/os" y mentalmente los invitaba al diálogo. Al fin, ante mis ojos apareció una pequeña neblina, sentí un golpe en el cerebro como si algo me hubiera sucedido, como si algo hubiera pene­ trado en mi mente. Comprendi que estábamos ya en contacto y comenzó un "diálogo" que duró 20 minutos, durante los cuales "el/os" recibieron de mi parte una vasta 186

información y a la vez pude hacerles varias preguntas, según el plan trazado por todos los miembros del grupo. Re­ sultó ser una conversación muy amis­ tosa. A la noche siguiente establecie­ ron una nueva comunicación. Me pre­ guntaron de qué lugar era nuestro gru­ po, y dije que de la ciudad de Riga. Tenían conocimiento tanto de la ciu­ dad como de la república de Letonia. Resulta que desde hacia tiempo "con­ tactaban" con algunos letones. Hacian las preguntas con mucha rapidez, sin entonación alguna. Les dije que quería verles. Aqui comienza lo mas fantásti­ co. Al instante sentí como si una fuerza extraña me elevase sobre la tierra; vola­

ba, pues veia desde arriba nuestras tiendas de campaña, las hogueras, al­ rededor de las cuales estaban senta­ dos nuestros chicos de la expedición. Volaba a una altura superior a los 100 metros. No sentía nada en absoluto. Ni siquiera mi cuerpo. Por un momento me pareció que perdía la vista. Sólo sabía que segura volando. Cesó el vue­ lo, pero seguía manteniéndome sobre la tierra, concretamente sobre el claro de un bosque de unos 800 metros de longitud alumbrado por todos los la­ dos pero sin poder captar ninguna fuente de luz. Seis o siete figuras con trajes plateados estaban al/f No pOdia distinguir sus caras; más al/á se encon­

« Seme acercaron dos figy ras, vestidas con

unos monos plateados; sus rostros eran finos, y el cabello rubio. Telepáticamente me propusieron entrar en la nave, pero yo me negué, tuve miedo. Me dijeron que viven ·a una distancia de la Tierra de 17 millones de unidades-luz, distancia que cubren ·en cinco segundos.»


cuando se rebobina una cinta magne­ traban otras tres figuras. Mantuve esta tofónica a gran velocidad. Parecían posición durante diez segundos apro­ personajes salidos de la mitología ximadamente y luego sentí que prose­ griega, con rostros limpios, sin barba y guía el vuelo. Quedó atrás el claro del sin bigote. Caras completamente nor­ bosque y pasados unos segundos es­ taba ya en mi tienda de campaña.» males. Mostraron cierta cordialidad, aunque sus rostros permanecieron impasibles. CONTACTO TELEPATICO visitar de nuevo aquel claro del bos­ Mostré interés en conocer con más que. Esta vez aterricé y pude ver dos detalle el "módulo'~ Me invitaron a «Tuve la oportunidad más tarde de platillos volantes. Se me acercaron dos acercarme, pero por más que lo exa­ minaba no pOdía distinguir ninguna puerta, escotilla o escalera. "Ellos" en­ seguida me explicaron que el "módu­ lo" estaba desconectado, en estado na de las paredes de la tienda de campaña de aterrizaje y que pOdía mantenerse se transformaba en pantalla de continentes, en posición de vuelo a cualquier altura. Recibía la información no sólo por ciudades en distintas épocas de la Tierra y también contacto telepático, sino a través de sknbolos, dibujos... Para mostrarme de otros planetas.» que podía entrar en la nave me dibuja­ ron la figura de una persona subiendo figuras ataviadas con monos platea­

por una escalera. El platillo volante dos; sus rostros eran finos y el cabello tenía un diseño perfecto, con líneas ar­ moniosas. Era impresionante. Me ofre­ rubio. Telepáticamente me propusie­

ron entrar en la nave, pero me negué; cieron un código mediante el cual yo pOdía ponerme en contacto. tenía miedo. La nave, de un color pla­

En Riga reanudé mis contactos con teado intenso, tenía un diámetro de

diez metros. No tenía luces ni escotilla. aquella civilización extraterrestre y re­ Era como si estuviera viendo mental­

cibí una información que entiendo mente una película. Les pregunté de destacadísima. Me comunicaron que ....:..!...o.'t--t----cr-l~ dónde hablan llegado y me contesta­

junto a nuestra civilización, en la Tierra ron que vivían a una distancia de la Tie­ existen una o dos civilizaciones más rra de 17 millones de unidades-luz, dis­ que siguen con sumo interés nuestra tancia que cubrían en cinco segundos. vida. Nosotros, según "ellos", somos Me propusieron volar con ellos y pro­ sus hermanos menores. Nos quieren y metieron que me devolverían a la Tie­ por eso procuran liberarnos de nues­ rra. Pero cuando les pregunté ¿Cuán­ tros errores, que pOdrían conducirnos a un exterminio total. do?, "ellos" contestaron: "tendremos tiempo ...". Me negué, no me habían Según me dieron a entender, la vida convencido. en la Tierra no fue el resultado de una Eran de una estatura normal, quizá evolución. La teoría de Darwin es una tontería. La Tierra fue poblada por civili­ «Los extraterrestres afirmaron que un poco altos (180 centímetros). Cam­ zaciones extraterrestres y nosotros, biaban información entre si Era como procedían del planeta de la Estrella los terrícolas, somos sus "h,jjos". El Roja, en la constelación de Libra." hombre no procede del mono. Siem­ pre tuvo razón de ser. Pero, por su­ puesto, la vida en la Tierra existía mu­ cho tiempo antes de que las civiliza­ ciones extraterrestres "trajeran" al hombre. Nosotros somos, por tanto, una de sus ramificaciones. El mono nunca podrá evolucionar hasta con­ vertirse en un hombre por muy buenas que sean sus intenciones. Para concluir diré que, después de visitar la zona, he cambiado mucho. Soy otro y, al parecer, mejor que antes. He comprendido que el hombre no debe desperdiciar tontamente su energía y sus conocimientos, y no de­ be dejarse guiar, sino luchar porcreary no por destruir. La riqueza del hombre está en su alma y no en su cuerpo ma­ terial. El hombre debe pensar en la Eternidad y no olvidar nunca que todo serhumano también tiene alma. Ese es el mensaje que me dieron. »

«U

Valentín CHERSISKOV (NOVOSTI) 187


Durante muchos años se pensó que la existencia del fenóme~ no OVNI era algo casi exclusivo de Occidente, dada la prácti­ camente nula información que nos llegaba tanto desde los antiguos paises del Este de Europa como de los regímenes comunistas de Asia. China, por su tamaño y su férreo régi­ men siempre fue parca en noticias de este tipo. Sin embargo, los acontecimientos que allí se vienen produciendo desde hace décadas no difieren en nada de lo que ocurre en Occi­ dente. Nuestro colaborador Shi 80 relata en este reportaje al­ gunos casos significativos de la casuistica OVNI en su país y sugiere la existencia de bases d@ OVNls en la zona del desier­ te de Gobi. A creencia generalizada de que en China, mi país, debía haber bases deOVNls escondidas era, más que un presentimiento, casi una certeza imposible de confirmar. Ya el 13deMayode 1981 ,cuandovarioses­ tudiosos del fenómeno se encontra­ ban en mi casa en una de las múltiples reu niones q ue suelo organ izar para in­ tercambiar información, el secretario general de la Sociedad de Investiga­ ciones sobre OVNls en China, Wen Kong-Hua, insinuó esa posibilidad co­ mo algo que nos sonó a todos los pre­ sentes más como un interrogante que como una afirmación. Desde entonces presté mayor atención a los relatos que de todo el país me llegaban y colegí con el tiempo que había muchas posi­ bilidades de quelefectivamentelOhina fuera sede de los tripulantes de tan enigmáticas naves. Los datos, sobre todo, apuntaban en una dirección: el inmenso desierto de Gobi, al norte, cerca de una zona mon­ tañosa de difícil acceso. Son muchos los relatos que he reci­ bido de todo el país. A petición de la re­ vista MAS ALLA, quiero ofrecer aquí los que considero más interesantes, con la confianza d~que pOdrá servir para que en Occidente comprendan que tam­ bién en Asia, incluso en un país tan marcadamente comunista como el mío, suceden estas cosas. Y que so­ mos muchos quienes nos interesamos por el fenómeno y lo investigamos.

L

lINA MUCHACHA CUENTA SU AVENTURA EI21 de Octu bre de 1981 , tuve opor­ tunidad de organizar en Pekín una 188

conferenciasobreOVNls, en laque es­ tuvieron presentes los especialistas más importantes de la capital. Al finali­ zar mi exposición, una muchacha que había trabajado en una sección del ejército de China en el Gobi, me relató su aventura: «En 1968 concluí mis estudios se­ cundarios del primer ciclo. El país atra­ vesaba una época de grandes movi­ mientos políticos y todos los jóvenes estudiantes debíamos ir al campo o a regiones montañosas para que nos reeducaran los campesinos o el ejérci­ to. Fui enviada junto a otras jovencitas al regimiento del Ejército de China que se encuentra acantonado en el Gobi. Nuestra barraca se encontraba al bor­ de del desierto y debíamos cavar un largo canal. Un día, a finales de Agosto o principios de Septiembre, cuando regresábamos a nuestra barracas al caer la tarde, vimos en el cielo una enorme bola de fuego de forma oval, que volaba hacia nosotros. Su diáme­ tro era aparentemente igual al de una pelota de basket-ball. La bola era de un color rojo-anaranjado en el centro y ro­ jo fuerte en los bordes. Sorprendidos porla visión de este objeto, observába­ mos cómo volaba sobre nuestras ca­ bezas descendiendo más tarde, hasta aterrizar en un montículo de arena a unos cuantos kilómetros de distancia de donde nos encontrábamos. Pa­ recía una antena parabÓlica inclinada en el suelo. La máquina brillaba con gran esplendor y su color rojo nos en­ candilaba. Nunca hablamos visto algo semejante y nadie osaba moverse. Al­ gunos de los muchachos más valien­ tes se echaron a correr llevando picos y palas.»

«Cuando se acercaron al disco oval, éste se elevó de un salto hacia el cielo, siguiendo un itinerario de 30 grados con el horizonte. Los muchachos ex­ aminaron el sitio donde había aterriza­ do el objeto volador y descubrieron cinco hoyos, por lo que el platillo debla tener también cinco puntos de apoyo. En el centro de esos cinco hoyos dis­ puestos a igual distancia, aparecla quemada una superficie de arena en forma de óvalo.» «Creímos que se trataba de un mo­ derno artefacto militar, y regresamos rápidamente al campamento, relatan­ do nuestra experiencia al jefe del regi­ miento. Más tarde, algunos campesi­ nos de los alrededores nos contaron que solían verse en esa región desierta objetos luminosos y voladores. Gene­ ralmente teman forma de enormes sombreros de paja, voluminosos ciga­ rros o discos fantásticos que volaban para aterrizar en el Gobi...» Este era un relato muy interesante,


por lo que quise pedirle algunos deta­ lles más : «Los muchachos que corrieron hacia el objeto observaron que el disco lumi­ noso giraba varias veces antes de re­ montar el vuelo. No escucharon nin­ gún ruido y tampoco hubo nube de polvo alguna cuando se elevó.» «Un pastor nos dijo que en el Gobi son frecuentes estos encuentros. A esos objetos luminosos que flotan en el cielo los llaman "sombreros de án­ gel': pues la forma más común que presentan es la de un gran sombrero de paja. Vienen sIn ruido y desapare­ cen sin dejar rastro alguno...» Esta muchacha quiso guardar el anonimato. UNA NOCHE TERRIBLE Zhang Oio, redactor en jefe adjunto de la publicación Exploración OVNI, presentó este relato que también tuvo lugar en el Gobi:

«A finales de Agosto de 1978, apro­ ximadamente sobre las 10 de la noche, la luz del sol ya había desaparecido y entre el cielo y la tierra reinaba la oscu­ ridad. Sólo algunas estrellas aisladas brillaban tímidamente. Cuatro pasto­ res guiados porUmulema, anciano de más de 60 años de edad, cuidaban un rebaño de ovejas y caballos en el Gobi. Encendieron fuego y se dispusieron a asar una pierna de cordero, pero al ca­ bo de un tiempo, mientras conversa­ ban alegremente, oyeron un silbido estridente. Los pastores buscaron en el cielo cualquier cosa capaz de pro­ ducir aquel silbido tan desagradable y atónitos, pudieron ver tres discos lumi­ nosos sobrevolando por encima de sus cabezas. El fenómeno era hermo­ so, pero atemorizaba a los espectado­ res, que permanecían boquiabiertos. La parte inferior de cada disco era pla­ na y la parte superior ten ía la apariencia de una bóveda, como un sombrero de Panamá; en el centro de la parte plana

se podía ver una zona oscura Los ob?: jetos redondos poseían un diámetro de unos tres metros que, iluminados porlos fuegos del campamen to, brilla­ ban como si fueran de metal. Umule­ ma, el más viejo de los pastores, dio la orden de apagar inmediatamente el fuego, presintiendo el peligro que corrían. Una vez apagada la última chispa, los tres discos se movieron y desaparecieron hacia el noreste. Los objetos cruzaron la frontera chino­ mongol y descendieron porel desierto dejando escapar fuertes destellos de luz que iluminaban los alrededores co­ mo si fuera de día » «En esa terrible noche, los pastores ya no se atrevieron ni a encenderel fue­ go ni a seguir comiendo. El viejo Umu­ lema les contó lo que había presencia­ do unos cuarenta años antes: En el otoño del año 1938, en una noche tan oscura como aquella los pastores habían finalizado sus tareas y entraron

189


en sus tiendas. Súbitamente se oyeron gritos: iSocorro!... ¡Fuego!... y la gente salió presurosa para ver qué ocurría. Un enorme objeto con forma de tonel, más parecida, precisamente, a un ca­ mión cisterna, volaba lentamente por el cielo, emitía una luz plateada y de la parte trasera, surg(a una llama de fue­ go anaranjada.En el campo, dos niños que jugaban al escondite fueron al­ canzados por la llama prendiéndose fuego. Todo el campo se incendió y los niños rodaron desesperadamente por el suelo. Algunas mujeres acudieron en su ayuda para apagar el fuego que los consumía y los hombres lucharon durante varias horas para dominar el incendio del campo. Más tarde, se su­ po que mientras los niños estaban ju­ gando en la estepa, vieron apareceren el horizonte un disco brillante que se puso a sobrevolar sobre sus cabezas. Aterrados, echaron a correr en todas direcciones, pero el objeto descendió, arrojando de suparte trasera un haz de luz que alcanzó a los niños, haciendo que estallaran en llamas. El objeto to­ mó altura y desapareció rápidamente poco tiempo después. Esta escena quedó grabada en la memoria de Umulema y por eso, se apresuró a apagar el fuego cuando vio aquellos tres objetos luminosos.» ENCUENTRO NOCTURNO Urumusi, capital de Xin-jian, se en­ cuentraaloestedel Gobi. Esta gran ciu­ dad de Uigure suele ser visitada por di­ ferentes tipos de OVNls que, prove­ nientes del Gobi, sobrevuelan la oiu­ dad y desaparecen después en esa misma dirección. En el invierno de 1985, Sun Xiao­ min y su esposa, obreros de la fábrica de productos de caucho, salieron de su trabajo y se dirigieron rápidamente hacia su hogar por un camino de las afueras de la ciudad. No había viento, ni luna ni estrellas; el cielo estaba negro. Súbitamente, vieron surgir en el hori­ zonte una luz parpadeante que volaba lentamente con dirección este. Al cabo de cinco minutos, la luz viró en ángulo recto y tomó dirección sur hacia donde se encontraba la pareja, alcanzando en apenas dos minutos el tamaño de una calabaza. Se posó en una cima si­ tuada a unos 600 metros de distancia del atónito matrimonio. Sun Xiao-min , ex-explorador del Ejército chino, co­

nacía bien las luces del cielo, pero ja­ más había visto nada igual. Comenza­ ron a correr, deteniéndose, sin embar­ go, a unos 200 metros de aquel objeto.

\l _

~"'"'-" -

t

S

...,.,.-"

, . . . . ... . ,.......-.

Se trataba de una esfera luminosa que brillaba con destellos blancos, y se en­ contraba cubierta de una aureola rojo­ amarilla; su diámetro medía más de un metro. Sun Xiao-min lo observó con más atención y descubrió que el objeto se encontraba suspendido en el aire, muy cerca del suelo. Dos minutos más tarde, el objeto as­ cendió verticalmente y al llegar a unos 200 metros, emprendió el vuelo hacia el norte sin ruidoalguno.AI cabode un cierto tiempo, cerca del Gobi, la pareja escuchó una explosión seguida de bri­ llantes luces que iluminaron la mitad del cielo. Sun Xiao-min pensó que el Objeto volador se había estrellado en el desierto. Al día siguiente, el Cotidiano de Xin­ jian, publicó un extenso artículo que brindaba abundantes testimonios de lo que había ocurrido la noche anterior. Un periodista del diario se encontra­ ba aquel día en un hotel en el Gobi. A las21 ,17, mientrasseaseabaen el ba­ ño orientado hacia el sur, vio cómo se iluminaba toda la habitación y mirando por la ventana, pudo observar la pre­ sencia de un objeto luminoso o que descendía con rapidez hasta estrellar­ se contra el suelo con una gran explo­ sión. La gente creyó que se trataba de

L a ciudad de Uigure suele ser visitada por diferentes tipos de OVNls que, provenientes de Gobi, sobrevuelan la ciudad y desaparecen después en la misma dirección. 190

un h~licóptero averiado y corrieron ha­ cia el lugar del accidente. Pero cuando llegaron, el objeto giraba como un trompo, para elevarse y desaparecer


zaje. Todavía sigue siendo un misterio, la razón por la que pudo elevarse tan rápidamente.

en el cielo del horizonte poco tiempo después.

EL EJERCITO RODEA AL OVNI La historia tuvo lugar en los yaci­ mientos petrolíferos de Kramahyi, en la parte oeste del Gobi. Alrededor de di­ cha ciudad, se extiende un inmenso desierto que esconde en el subsuelo enormes yaCimientos de petróleo. El 3 de Julio de 1985, al amanecer, Wang Lin-Tong y Shi Jian-Kuo, operarios del turno de noche, se preparaban pa­ ra concluir su trabajo en un hangar, cuando el primero gritó con asombro. Shi Jian-kuo, siguiendo la dirección que le mostraba Wang, observó un ex­ traño fenómeno : un objeto rojo de for­ ma circu lar se encontraba incl inado en el suelo, no lejos del hangar. El objeto parpadeaba y emitía luces verdosas a intervalos regulares. Intrigados y asus-

En

UN SOLDADO DESCONCERTADO tados, se comunicaron con el cuartel general de los campos petrolíferos pa­ ra informar del extraño fenómeno; el cuartel general dio la voz de alarma a las tropas acantonadas en los alrede­ dores solicitando su ayuda. Rápidamente, un tanque y un ca­ mión cargado de soldados, milicianos armados y obreros, se dirigieron hacia el lugar con el objetivo de rodear el ex­ trañoente,que permanecía inmÓVIl. De pronto, cuando el círculo se cerraba y la gente se encontraba a una distancia prudente, el objeto se elevó vertical­ mente. Tenía un diámetro de más de dos metros, sin hélice ni tren de aterri­

el desierto de Gobi son frecuentes los avistamientos de Objetos luminosos que flotan en el cielo; llegan sin ruido y desaparecen sin dejar rastro alguno.

En el Gobi se encuentra una unidad del Ejército de China que vela por el buen funcionamiento del sistema de telecomunicaciones. La noche del 14 deJuliode 1987 se presentaba serena y fresca. El gran desierto dormía pláci­ damente y las estrellas brillaban. Co­ mo era habitual, el jefe de escuadrón Ren Man-gen, practicaba el examen rutinario de las líneas telefónicas. De pronto, su transmisor emitió un silbido y se interrumpieron las conexiones con el cuartel general. En ese momen­ to, el cielo se volvió blanco y el jefe de escuadrón vio un objeto bnllante en el cielo. Asombrado, se quedó paraliza­ do, sin saber qué hacer, pues el objeto plateado giraba sobre sí mismo una vez cada diez segundos. Casi simultáneamente, los habitan­ tes de un pueblo cercano al destaca­ mento estaban viendo también el ex­ traño objeto. Emitía vivos destellos y su forma recordaba a la de una gran ara­ ña. Sobrevoló silenciosamente el pue­ blo y desapareció en el desierto. Tengo sobre mi escritorio una car­ peta con numerosos testimonios de OVNI en el desierto del Gobi; pruebas que parecen cónfirmar la hipótesis de la existenciade bases en el desierto. He podida encontrar unas palabras de un autor francés que sirven para ilustrar aún más esta tesis: "oo. Ulan Bator (ex Urga), centro in­ dustrialyatómico, es la capital de la Re­ pública de Mongolia, entre China (Mongolia interior) y la URSS (RSSA de los Buriates). Al sur de Ulan Bator, se encuentra el desierto del Gobi (tema de numerosas historias fantásticas) ; al noroeste, la cadena de montañas Ja­ blonov. Entre la ciudad y las montañas existe una zona desértica, protegida por una suerte de escudo montañoso abrupto, cerca de la frontera soviético­ mongol. Las líneas de vuelo de los OV­ N/s avistados en China yen Siberia, pa­ recen señalar esta zona, delimitada por medio de numerosos testimonios. Esto confirma la hipótesis de varios científicos que la habían señalado co­ mo importante base terrestre de los ucranianos (extraterrestres). Este autor francés relata que el26 de Abril comenzaron a desplazarse hacia Siberia varias divisiones motorizadas soviéticas pretextando la realización de unas «maniobras de primavera». Muchos vuelos de reconocimiento que habían tomado fotografías de la zona, descubrieron una gran actividad OVNI. EI27 de Abril, una importantefor­ mación de bombarderos se unió a las 191


maniobras al sur del lago Baikal, giró hacia el sur, cruzó la frontera y «rastri­ lló" durante horas la zona del noreste de Ulan Bator. Los campesinos obser­ varon el paso de la formación y los ha­ bitantes de la ciudad pensaron que se trataba de una prueba atóm ica, pues el cielo se encontraba totalmente ilumi­ nado. Pero ni los chinos, ni los soviéti­ cos, confirmaron jamás el eventual empleo del arma atómica; se mencio­ nó simplemente como un incidente en la frontera, y todo cayó en un manto de olvido. El autor francés prosigue con esta asombrosa afirmación: «un grupo de

estudiantes de la República Democrá­ tica Alemana viajaba por Mongolia en aquellas fechas; su portavoz, el señor Manfred Goel, había declarado: «Los rusos han destruido una base secreta de OVNls que se encontraba al norte de Mongolia; estaba formada por tú­ neles y docenas de edificios en forma de 'pirámides.» En Hong-Kong, tras la emisión por la radio de unos informes contradicto­ rios, el periodista francés, Pierre Gar­ din, interrogóa un gran númerodevia­ jeros chinos para conseguir reunir to­ dos los elementos configuradores de esta increíble historia: del lado chino (Hong-Kong), los testigos afirmaron que los seres que vieron cerca de las máquinas llevaban escafandras «co­ mo los astronautas soviéticos»; para los rusos, sin embargo, los seres eran de tamaño pequeño y sus rasgos eran asiáticos (esto recuerda en cierto senti­ do la leyenda de los «foo-fighters» y los «Kraut-bolids» de la Segunda Guerra Mundial). No hay cenizas donde no hubo fue­ go. La historia que relatan el autor y el periodista francés, sin considerar sus respectivas orientaciones políticas, es muy interesante. Si todo este relato es verídico, podemos llegar a la conclu­ sión de que existen bases de OVNls en el Gobi.

ENCUENTROS AEREOS Citaré a continuación algunos ejem­ plos de encuentros aéreos producidos en la región del Gobi. Shi Ying, jefe de un escuadrón de aviación acantonado en el Gobi, es un aviador experimentado con más de mil horas de vuelo. EI4 de Agosto de 1979, a las 2,55 horas, concluyó su vuelo de entrenamiento y puso rumbo hacia la base. Durante el retorno, vio que la ca­ bina se iluminaba con una luz tenue. Examinó los instrumentos, pero no en­ contró nada anormal. «¿Qué pasa? -preguntó- ¿De dónde viene esa

luz?» Al mirar por la ventanilla, descubrió con asombro un objeto que volaba por encima del ala izquierda del avión. El 192

platillo, del tamaño de un molino, brilla­ ba con una luz blanca, avanzaba y re­ trocedía alternadamente. En el centro se podía observar una abertura a tra­ vés de la cual se veían el cielo y las es­ trellas. El orificio tenía el tamaño de un huevo. Su contorno se encontraba perfectamente claro y a cada lado se pod ía observar un cuerno semejante a un anillo plateado. La luz blanca que emitía el objeto no era cegadora, pues su intensidad se asemejaba a la de la luna creciente. El jefe de escuadrón se comunicó de inmediato con la torre:

«i220 llamando! En el cielo, al no­ roeste de la ciudad de Ku-er-Ie, he avis­ tado un Objeto brillante desconocido. Identifíquenlo, por favor». La torre de control respondió: «iEntendido! 220, tome la ruta de re­ greso.» «220 confirmado, prosigo con el re­ greso.» Shi Ying miró por última vezel Objeto al queseguíael avión a unadetermina­ da distancia. Cumpliendo las órdenes de la torre, el jefe de escuadrón dismi­ nuyó la velocidad y descendió lenta­ mente. Cuando el avión finalizó su ate­ rrizaje, los operadores de la torre le anunciaron que el objeto había desa-

parecido en dirección al Gobi. ¿Acaso el OVNI también regresó a su base?

SALVADOS POR MILAGRO En el verano de 1982, pasaba las va­ caciones con mi familia en Bei-Dai-He, lugar parecido a la costa Azul de Fran­ cia. EI21 de Agosto recibí una llamada telefónica que me comunicaba un in­ creíble encuentro aéreo con un OVNI. Regresé deprisa a Pekín, donde el se­ ñor Shen Oing-hua, director del de­ partamento pOlítico de una unidad de la Fuerza Aérea acantonada cerca de Zhangjiaku, importante ciudad estraté­ gica del norte de China, me informó acerca de un aterrador encuentro con un OVNI. EI18deJuniode 1982, por lanoche, un OVNI visitó el cielo del norte de Chi­ na. Esa noche, en una base aérea cer­ ca de Zhangjiaku, cinco aviones milita­ res se encontraban realizando ejerci­ cios nocturnos. Cuando despegaron y ganaron altura, una bola luminosa sur­ gió del horizonte desde el norte diri­ giéndose rápidamente hacia ellos. Las transmisiones de radio entre los pilotos y la torre de control se interrumpieron simultáneamente y las brújulas apun­

L os habitantes de la ciudad pensaron que se trataba de una prueba atómica, pero ni los chinos, ni los soviéticos, confirmaron jamás el eventual empleo de este tipo de arma.


taban hada el objeto luminoso. Los

cinco aviones sedirigfan irremediabJe­ . mente hacia el objeto, a pesar de los

denodados esfuerzos de los pilotos

por camblar el rumbo. El objeto crecfa

a medida que se acercaba y los avio­

nes seguían en su loca carrera El jefe

« Cuando inicié el descenso pude observar tres o cuatro puntos negros en la campana blanca ue pasaron a una velocidad vertiginosa cerca de mi ala izquierda; el fenómeno duró una media hora en total.»

de escuadrón, Liu Hong, que dirigía los ejercicios esa noche, viendo que su avión iba a estrellarse contra el OVNI, realizaba desesperados intentos por restablecer los contactos con la torre y con los cuatro aviones restantes. En el momento en que estaba por producir­ se la colisión, la aspiración del OVNI desapareció, los contactos radiales se reestablecieron y los pilotos pudieron com unicarse. <l/Viren a la izquierda!», ordenó Lui Hong. «Rastreen el intruso aéreo», Tras media hora de terror, los cinco aviones militares aterrizaron porfin, sa­ nos y salvos. El estudio cinematográfico del Yin­ nan envió de inmediato un equipo do­ cumentalista a esa unidad de la Fuerza Aérea. Invitado por el director del de­ partamento político de la base aérea, me decidí a realizar una investigación. Entrevisté a los siete pilotos testigos del hecho, empezando con el jefe de es­ cuadrón Liu Hong, quien señaló: «E! 18 de Junio de 1982, por la no­ che, comandaba los ejercicios noctur­ nos. E! cielo estaba despejado y la visi­ bilidad era buena A las 21,55, pilotaba solo mi avión y respondía las pregun­ tasdela torre, hastaquea las 22:01 :20, llegué a la primera etapa del vuelo. Tras efectuar un desvío, me dirigí hacia la segunda etapa, volando en esa direc­ ción hasta que la radio comenzó a emitir un ruido extraño; el ruido se vol­ vió ensordecedor, como si delante de míse desatara un fren te de lluvia y tor­ menta. La voz del comandante de la to­ rre de control se debilitó y la brújula co­ menzó a enloquecer. En aquel mo­ mento pensé que se trataba de la des­ carga eléctrica de alguna nube. Obser­ vé la tercera etapa y no vi nada anormal. Proseguí mivuelo y ascendí hasta los

193


7.000 metros. El ruido se volvió inso­ portable y la brújula ya no respondía a mis maniobras. A las 22:06:50 surgió de pronto una luz a 50 grados a mi de­ recha; se parecía a la luna y rápida­ mente se convirtió en un haz de luz amarilla El objeto se encontraba en la misma dirección que señalaba mi brú­ jula.» "Qué extraño -pensé-, hoy la luna sale por el norte. La luz amarilla ascen­ dió rápidamente yen treinta segundos, el haz desapareció, alejándose bajo la forma de una bola amarilla del tamaño de un puño, como una luna llena Su ta­ maño y brillo aumentaron. Meatemori­ zaba haberperdido los contactos con la base y los cuatro aviones y ver cómo mi avión se dirigía irremediablemente hacia el objeto cuyo tamaño seguía aumentando. Emitía anillos de luz que fOrmaban círculos concéntricos, se­ mejantes a las ondas que se forman en un estanque de aguas tranquilas tras arrojar una piedra Los anillos lumino­ sos también aumentaban y parecía que la bola amarilla estaba a punto de alcanzarme. Unos diez segundos más tarde, explotó como una granada, di­ solviendo sus anillos en un enorme ob­ jeto hemisférico, que aumentó de ta­ maño y ascendió hasta tornarse en un fantástico fenómeno blanco que pa­ recía una campana Intenté establecer contacto con la torre y virar hacia la iz­ quierda, pero fue en vano. Mi avión se dirigía al encuentro del objeto y pensé que me iba a estrellar. Como por mila­ gro, el objeto comenzó a disminuir de tamaño y alejarse, mientras el avión volvía a responder a mis maniobras y yo reestablecía el contacto con la torre. Giré y descendípara aterrizar. Fui el pri­ mero en descender y cinco minutos más tarde los otros cuatro aviones hacían lo propio. "Cuando inicié el descenso, pude observar tres o cuatro puntos negros en la campana blanca que pasaron a una velocidad vertiginosa cerca de mi ala izquierda El fenómeno duró una media hora en total.» Liu Hong releyó las notas que había tomado y firmó su testimonio. Los otros seis pilotos también firmaron sus testimonios. Todos afirmaron que el objeto luminoso había surgido del desierto del GoN desapareciendo también en esa misma dirección.

ATERRIZAJES EN EL GOBI

Acontinuación citaré algunos aterri­ zajes de OVNI efectuados en el Gobi. Zhao Zi-yong ha pasado más de treinta años trabajando en un equipo arqueológico en el Gobi. Un día de Agosto de 1983, su equipo estableció el campamento al pie de la montaña llamada Kalameili,al oeste del desierto. El sol descendió por detrás de las mon194

E

informe del análisis del laboratorio dependiente del Instituto Geológico de Xin-jiang, estableció que la muestra de tierra presentaba una aleación metálica desconocida en la Tierra. tañas y la noche cayó bruscamente. prend ió a los geólogos: el objeto rebo­ Los miembros del equipo se encontra­ tó varias veces, provocando un incen­ ban descansando, conversando so­ dio que iluminó la mitad del cielo. Diez bre los acontecimientos del día. De minutos más tarde, el fuego se apagó y pronto, en el centro de la cuenca del . todo se sumió en laoscuridad.ZhaoZi­ Zhenger, surgió del este una bola yong acompañado por algunosgeólo­ grande que arrastraba tras sí una cola gas, corrió a investigar lo que había luminosa de brillo azulado; volando ocurrido. Tras recorrer tres kilómetros, horizontal y lentamente. Cuando se encontraron fragmentos de lo que aproximó a la montaña Kalameili, des­ consideraron los restos de un satélite, cendió siguiendo una línea parabólica pero como la noche estaba tan oscura, hasta posarse en el desierto. En ese decidieron volver al campamento. momento, un extraño fenómeno sor­ Al día siguiente, Zhao Zi-yong y el te-

ti

e

ti

e

>

ti

e 'y

r

s


legrafista Zhu Xiao-mei regresaron al lugar del accidente, en busca de ras­ tros. Al cabo de media hora vieron un círculo con el contorno bien delimitado de unos cinco metros de diámetro. El pasto del interior del círculo se hallaba completamente quemado. En el cen­ tro del mismo, pudieron observar un hoyo de unos 15 cm. de profundidad. Esto quería decir que el objeto que había dejado esa huella era muy pesa­ do o bien, que la velocidad de la caída había sido muy grande. Zhao Zi-yong tomó un puñado de tierra y llenó una cajita de fósforos con las cenizas de la tierra calcinada. El informe del análisis del laboratorio dependiente del Instituto Geológico de Xin-jiang estableció que la muestra de tierra presentaba una aleación metáli­ ca desconocida en la Tierra. Zhao Zi­ yong llamó a esas cenizas «polvo cós­ mico» y piensa que una nave espacial sufrió un accidente y que se estrelló contra el suelo, provocando un fuego devastador, regresando pocos minu­ tos después a la base del Gobi a fin de reparar los daños. En otoño de 1984, recibí la carta de

un profesor de laAcademiadeMedici­ na del Xin jiang. En ella me relataba su extraordinaria aventura. El profesor Guo Chang-fu pasaba sus vacaciones en un pequeño pueblo del Gobi, brindando también atención médica a los campesinos y pastores de esa ciudad. El 6 de Agosto, por la noche, un joven campesino acudió en busca del médico, pues su anciano padre se encontraba gravemente en­ fermo. Debían viajar hasta el pueblo de Dong-shu, a unos tres kilómetros de distancia desde donde se encontra­ ban. Sin decir nada, el profesor siguió al joven campesino por loscaminos.Tras la consulta, el hijo del enfermo acom­ pañó al médico de regreso. Ya era pa­ sada la median oche. Rodearon un arroyo y se internaron en una zona Ile­

M UChOS campesinos afirman que el desierto de Gobi suele ser frecuentado por los «fuegos del diablo», una especie de luces extrañas que la medicina y la ciencia aún no han podido clasificar.

na de juncos. De p ro nto~ vieron en el c ielo una bola roja de unos dos metros de d iámetro que iluminaba los juncos, bañándolos en una fuerte luz del mis­ mocolor. El profesor y el joven campesino se sorprendieron ante este fenómeno inesperado. Creían que se trataba de u n trueno en forma de bola q ue caía del cielo, pero no escucharo n ru ido alg u­ no. En ese momento, la bola roja sus­ pendida sobre los juncos giró sobre sí misma a una velocidad vertig inosa pa­ ra, treinta segu ndos más tarde, caer y rebotar varias veces sobre el dique, in­ cendiando los juncos. Sorprendidos por lo que estaba ocurriendo, el profesor y el muchach o se tiraron al suelo para observar la ex­ traña bola. Esta se desplazó lentamen­ te girando sobre sí misma hasta alcan­ zar la pendiente. Permaneció inmóvil por un instante y luego ascend ió rápi­ damente hasta desaparecer en el cielo oscu ro. Los campesinos relataron q ue el gran desierto solía ser frecuentado po r los «fu egos del diablo», pero q ue era raro que p rovocasen un incendio de tal magnitud. Entonces, esos «fuegos del diablo», ¿qué son? El profesor de me­ dicina lo ignora. Todos estos ejemplos pueden llevar a la conclusió n de que realmente exis­ te una base de OVNls en el Gobi. Pero este es un profu ndo misterio, q ue es­ pera ser desvelado.

Shi 80

195


A mediados de los años ochenta, Bertrand Méheust sor­ prendió a los interesados en el tema OVNI con una nueva in­ terpretación para este misterio. Sugería Méheust que los OVNls no eran otra cosa sino la actualización de los mitos y el folklore primitivos adaptados a la mentalidad de nuestro siglo. Tras una dura búsqueda, halló abundantes pruebas para apoyar su trabajo. El mismo lo explica, por primera vez en España, para los lectores de MAS ALLA. L 6 de Enero de 1976, hacia las 23.1 5, tres americanas, Mona Stafford, Louise Smith y Elai­ ne Thomas, se dirigían en coche a Li­ berty (Kentucky). De repente, vieron descender del cielo un gigantesco ob­ jeto iluminado con Iluces múltiples que al principio tomaron por un avión a punto de estrellarse. Pero cuando estu­ vo más cerca, tuvieron que rechazar esta hipótesis. Perdieron el control del automóvil, y éste, envuelto en u n haz de luz azulada, comenzó a flotar. Aterrori­ zadas, las tres mujeres sintieron un punzante dolor de cabeza y perdieron el conocimiento. Cuando lo recobra­ ron su coche se encontraba una dece­ na de kilómetros más lejos, había transcurrido una hora y media y no re­ cordaban nada de lo que había ocurri­ do en este intervalo de tiempo. Ya en el domicilio de Louise Smith vieron que tenían una marca roja en el cuello de diez centímetros de largo por tres de ancho. Las tres tenían los ojos inflamados y lagrimosos. La más afec­ .tada, Mona Stafford, tuvo que consultar a un oftalmólogo a causa de una con­ juntivitis grave. Louise Smith perdió ca­ torce kilos en las semanas que siguie­ ron al incidente y Mona Stafford ocho kilos. Como recordaban fragmentos de vivencias extrañas, decidieron consul­ tar a un psicólogo que, mediante hip­ nosis, puso de manifiesto un fenóme­ 197


no de abducción. También descubrió notables coincidencias entre los rela­ tos de las tres. Los raptores eran de corta estatura y tenían espantosos ojos oblicuos, de­ dos muy largos y piel gris. Una especie de visera les tapaba parcialmente el rostro dejando al descubierto una mi­ rada inquietante. Separaron a las tres mujeresylas llevaron a una especie de cueva en cuyo interior reinaba un calor sofocante. Las abd ucidas fueron sometidasse­ guidamente a un escalofriante exa­ men médico. Les sujetaron los brazos con horquillas en sendas mesas, y les rociaron todo el cuerpo con un líquido calientey pegajoso. A continuación, las entidades comenzaron a torcerles bra­ zos y piernas, «como si quisieran com­ probarel grado de resistencia al que se pueden someter los músculos y hue­ sos humanos antes de romperse». Sacaron los ojos de Mona Stafford de sus órbitas, los examinaron y los vol­ vieron a colocar en su sitio. Lastres mujeres nunca supieron có­ mo regresaron al coche.

LA ABDUCCION DE MEGAN ELLlOTT El 21 de Agosto de 1980, la joven americana que testificó bajo el pseu­ dónimo de Megan Elliott había ido a visitar a sus pad res con su hija René, de dieciocho meses de edad. La pequeña sufría una infección de oído y una erup­ ción cutánea. Como su estado se agra­ vase, la madre decidió hacia mediano­ che volver a su casa. Tenía que reco­ rrer cien kilómetros de carreteras de­ siertas. Cuando había recorrido unos cincuenta kilómetros, la radio del co­ che se averió y la luz de los faros d ism i­ nuyó. La conductora tuvo entonces la impresión de despegar. Cuando llegó a la altura de las copas de los pinos vio éstas agitadas como por un vendaval, y justo encima de ella, recortado en el cielo, un disco rodeado de una doble hilera de luces. El automóvil fue aspira­ do al interior del objeto volante, en una sala bnllantemente iluminada. La joven oyó una voz augural que le ordenaba salir del vehículo. Unos pequeños ca­ bezudos humanoides procedieron a extraer algunas muestras de su cuer-

Me

po. Megan tuvo la impresión de haber permanecido a bordo varios días. Re­ cuperó el conocimiento en su coche, que apareció aparcado cerca de su domicilio, en el que entró inmediata­ mente, con su hija en brazos, tamba­ leándose, con náuseas y presa de una fortísima jaqueca. A las cinco de la ma­ drugada, empezó a recordar lo ocurri­ do. Al día siguiente, la otitis y la erupción de la pequeña habían desaparecido por completo. La madre perdió siete ki­ los y descubrió en una de sus piernas una larga cicatriz y una señal en forma de H en la espalda.

AUMENTA EL NUMERO DE CASOS Por extraños que parezcan estos re­ latos, no son casos raros ni aislados, si­ no que se multiplican alarmantemente en el continente americano. Desde ha­ ce unos veinte años varios miles de personas, en Europa y sobre todo en América, afirman haber sido abduci­ das por platillos volantes. Todas estas narraciones difieren en losdetalles, pe­ ro concuerdan en el tema central. Los raptores extraterrestres les someten a terribles exámenes médicos en los que obtienen muestras de piel, sangre, esperma y cabellos; manipulan sus pensamientos inculcándoles falsos re­ cuerdos, antes de soltarlos, profunda­ mente traumatizados. Lostabúes han impedido hastaaho­ ra que los antropólogos investigasen estos fenómenos; por lo tanto, han teni­ do que ser los aficionados los encar­ gados de hacerlo. Después de mu­ chas investigaciones, éstos han acu­ mulado en los últimos veinte años una imponente información que, aunque desigual, permite esclarecer estos ex­ traños fenómenos. Se sabe, por ejem­ plo, que las abducciones no son rumo­ res, porque sus coordenadas espacio­ temporales y la identidad de los testi­ gos se conocen perfectamente en la mayoría de los casos. También sabe­ mos que los «abducidos" obran de buena fe, que vivieron sus aterradoras experiencias realmente, y que, casi siempre, se trata de personas psíqui­ camente equilibradas. Y, sin embargo, algunos hechos ad­

di cuenta que las abducciones realizadas por extraterrestres eran la versión occidental y contemporánea de un tema universal: el rapto por seres sobrenaturales, sobre el que los etnólogos habían recogido infinidad de relatos. 198

mitidos por la mayor parte de los inves­ tigadores plantean dificultades, pues son contradictorios en apariencia. ¿Cómo es posi ble estar sano, obrar de buena fe y persistir en esos testimonios alucinantes? ¿No habrá, más bien, un problema de psicología humana en to­ dos estos testimonios? Esta sencilla pregunta puede servir de punto de partida para nuestra investigación. Aunque los extraterrestres no tuviesen nada que ver en todo esto, seguro que es posible descubrir algo nuevo e inte­ resante.

EL CONCEPTO DE PSICOFOLKLORE y SUS IMPLICACIONES Desde 1973 investigo activamente estos fenómenos, y he contribuido al debate sobre los mismos sugiriendo un método nuevo para abordare inter­ pretar las abducciones. Mi método proviene de la etnología. Al pretender salir del marco especiali­ zado de la ufología y ampliar los datos sobre los que ésta se basa, me di cuen­ ta enseguida de que las abducciones realizadas por extraterrestres eran la versión occidental y contemporánea de un tema universal : el rapto por seres


sobrenaturales sobre el que los etnólo­ gos, desde finales del siglo pasado, habían recogido una infinidad de rela­ tos. Visto el rigor del método seguido por éstos,lo he adaptado al tema de las abducciones realizadas por platillos volantes. No debemos olvidar, en primer lu­ gar, que el objeto de nuestro estudio son los relatos de abducciones, y no las abducciones en sí. Seguidamente, describiremos de forma detallada la estructura de los re­ latos, evaluando su contenido cultural, y dejando del iberadamente de lado las circunstancias que acompañan defor­ ma habitual los relatos de abduccio­ nes por platillos volantes. El concepto propuesto para inter­ pretar los testimoniosde losabducldos es el del psicofolklore, consistente en considerar las abducciones bajo dos aspectos: por un lado, como narracio­ nes fantásticas; y por otro, como eco de experiencias vividas.

creencias co ntemporáneas. El aspec­ to legendario de las abducciones no es fo lklore fósil, sino vivo, "en desarrollo permanente». Esta característica es la que le confiere su interés y la que pro­ porciona un punto de partida só lido, precisamente por su contemporanei­ dad, para comprender a fondo la gé­ nesis de estas c reencias fantásticas. Al hablar de " psicofolklore», soy consciente de haber introducido un concepto paradójico. De hecho, para los etnógrafos el término mismo de "fol klore» evoca formas arcaicas yfosi­ lizadas de la cultura; las leyendas del folklore fantástico, las historias de duendes o de hadas son, para aqué­ llos, relatos estereotipados, y nada más que relatos. Ahora bien, el estud io de la doc umentación sobre abducciones me ha hecho revisar esta acepción del folklore y afirmar: 1) que los relatos de los abducidos reenvían experiencias vividas muy intensas; 2) que estas ex­ periencias están relaci on adas con

E, psicofolklore considera a las abducciones como narraciones fantásticas y como un eco de experiencias vividas.

LA ESTRUCTURA DE LOS RELATOS DE ABDUCCIONES He esbozado la estructura de estos relatos en $oucoupes volantes et folk­ lore (P/atillos vo/an tes yfo/klore), y unos años después el investigador nortea­ mericano Eddíe Bullard dió a este en­ foque un desarrollo considerabl e al uti­ lizardeforma ri gurosa el métod o an alí­ tico de los fo lkloristas, aplicándolo a un os 300 casos de abd ucciones. Este autor tam bién ha constru ido «la ab­ ducción-tipo», que se estructura se­ cuencial m ente como sigue: 1) El abducido es capturado po r los extraterrestres, q ue le conducen a su nave. 2) Se le somete a un examen médi ­ co escalofriante, en el Que se le extrae sangre, piel, esperma, cabellos, etc. 3) Después de esta prueba, el Jefe

199


Las

de los extraterrestres, repentinamente amable, le «adoctrina» explicándole el explicaciones de los abducidos son sólo un origen de los raptores y los objetivos de su visita. 4) El abducido es invitado a visitar la débil reflejo de lo que vivieron en realidad. nave cósmica. nes sobre los platillos volantes, apre­ 5) A continuación inicia un viaje a 18% poseen cuatro episodios, y el1 00/0 cié un hecho inadvertido hasta enton­ otro mundo, frecuentemente al de los cinco. Por último, algunas abduccio­ ces debido a su propia evidencia: los extraterrestres, y otras veces también a nes contienen toda la secuencia. un lugar misterioso e indeterminado, La conclusión del estudio de Bullard testimonios sobre platillos volantes no es que la fenomenología de las abd uc­ eran, ni mucho menos, las novedades como por ejemplo a una frondosa sel­ absolutas que pretendían la mayor va. ciones, lejos de ser el caos que podría 6) Después de este «viaje dentro parte de los investigadores hasta fina­ suponersesi sólo se tratase de una su­ del viaje« tiene lugar lo que podría de­ ma de visiones delirantes, responde les de los años setenta, sino que por el nominar la «visión dentro de la visión»; por el contrario a un orden y a una lógi­ contrario, eran un puro calco de relatos el abducido tiene una aparición de la ca. Desde luego, esta conclusión ad­ de ciencia-ficción anteriores a 1940. que no tienen conocimiento sus rapto­ Todo ocurría como si los escritores de mite muchas interpretaciones. O bien res. ciencia-ficción hubieran proporciona­ (como sugiere Bullard) estamos ante 7) El abducido es liberado por los una manifestación objetiva que nos do los materiales necesarios para la extraterrestres que le conducen de elaboración de una nueva mitología. impone este orden, o bien, y ésta es mi nuevo al lugar de su captura. He dedicado mi primer libro, Science . hipótesis, se trata de lalógicadeloima­ 8) De reg reso a la vida normal, sufre ginario. Fiction et soucoupes volantes (1978) diversos trastornos fisiológicos o (Ciencia ficción y platillos volantes) a establecer este hecho de forma minu­ psíquicos, vuelve a encontrarse regu­ ciosa, pensando que así influiría en la larmente con sus raptores y, a veces, ve EL CONTENIDO CULTURAL DE su personalidad transformada. interpretación de los datos sobre plati­ LOS RELATOS Desde luego, esta secuencia «ideal» llos volantes e invalidaría las hipótesis comúnmente admitidas. esseguida por muy pocos relatos ínte­ Al descubrir los materiales cultura­ 2) A continuación, en Soucoupes les que «componen» esta estructura, gramente. Bullard ha cuantificado la fi­ del idad de estos relatos respecto de la volantes et Folklore, profundicé esta he descubierto la existencia de dos abducción tipo de la siguiente forma: el primera investigación, mostrando que «capas» en los relatos de abduccio­ 72% de los relatos poseen al menos nes. detrás de las apariencia de una Cien­ cia maravillosa había un conjunto de dos episodios; 1/3 se ajustan en tres; el 1) Al comienzo de mis investigacio­


temas y motivos que estaban ya en los relatos del folklore fantástico. Por otra parte, decir que «detrás» de la ciencia­ ficción está el fol klore es sólo u na forma simplificada de expresarse. Los temas folklóricos no están «detrás» de la cien­ cia-ficción de la misma manera que lo están los estratos geológicos; la reali­ dad es mucho más completa. Es preciso en primer lugar examinar la estructura invariante descubierta por Bullard. Detrás de esta última se trans­ parenta el guión convencional de la prueba iniciática: el aspirante a cha­ mán se aísla en la maleza; los espíritus le arrastran a una cueva de paredes lu­ minosas y le escarifican la piel, le llenan el cuerpo con fragmentos de cristales, le vacían sus vísceras y se las vue'lven a colocar; y a continuación le devuelven a su campamento. El aspirante se ha transfigurado porque ha experimenta­ do muerte y resurrección sucesiva­ mente. Con esto vemos que la mayoría de los componentes de la estructura invariante son sólo la readaptación de

al folklore local. Una vez más surge an­ te el observador esta tensión entre un ambiente de ciencia-ficción y un ele­ mento extremadamente arcaico.

LAS EXPERIENCIAS REALES CONTENIDAS EN LOS RELATOS estos temas a la parte más imaginaria de la ciencia-ficción. Sin embargo, se aprecia también que hay dos temas re­ cientemente incorporados a esta es­ tructura: el adoctrinamiento del jefe de los extraterrestres y la visita con guía al platillo volante. Ambos temas se en­ cuentran ya en la novela popular de principios de sigla, que a su vez se ins­ pira en la narrativa de Julio Veme. El héroe, después de haber sido raptado por los hombres del sabio loco, pierde el conocimiento yvuelve en sí en un es­ pacio ovoide bañado por una extraña claridad. Aparece entonces el Señor de la nave, que le expone sus planes de conquista del mundo, antes de ha­ cerle visitar su aparato volador...

L as abducciones pueden muy bien ser estados

de trance espontáneos.

Además de todo esto, encontramos tam bién u na serie de «temas flotantes» inequívocamente tomados del folklore fantástico que se incorporan a la es­ tructura básica,ya sea de forma única o repetitiva. Estos temas, al igual que los de la estructura invariante, presentan diversos niveles de integración. Algu­ nos se han readaptado a los esque­ mas de la ciencia maravillosa; otros son creaciones híbridas; por último, al­ gunos otros se integran bastante mal en la ciencia-ficción, lo que, a veces, confiere a los relatos de los testigos el aspecto de rompecabezas surrealis­ tas. Bastará el ejemplo sorprendente de Julio F. Este españOl, raptado el 5 de Febrero de 1978 cerca de Soria fue invitado a subir con sus secuestrado­ res por una vieja escala que conducía a los pisos superiores del platillo. El propio Julio expresa su extrañeza de que una tecnología tan avanzada utili­ zase una escala tan rudimentaria. Y así es, en efecto, pues la escala q ue com u­ nica los dos mundos, tema frecuente de lo imaginario arcaico, sorprende en medio de esta decoración de ciencia­ ficción y provoca un sentimiento de ex­ trañezas inquietante. Esta impresión de extrañeza se experimenta al leer la mayor parte de los relatos de abduc­ ciones. En el caso de un secuestrado inglés, que entró en una estancia de la nave en la que «fue retenido», vio un enorme perro negro dormido, cuya imagen pertenece indiscutiblemente

El otro Objetivo del enfoque «psico­ folklórico» de las abducciones preten­ den esclarecer experiencias de las que los relatos de los testigos son sólo un débil reflejo. Para lograr este objeti­ vo he procedido lógicamente. A conti­ nuación expongo en orden de com­ plejidad decreciente, a'l gunas hipóte­ sis posibles. Las experiencias de los secuestrados son antes de ser exami­ nadas: 1) simples leyendas; 2) fan­ tasías voluntarias con ánimo de obte­ ner algún beneficio o el interés de los demás; 3) episodios oníricos provo­ cados en espíritus impresionables y repletos de ciencia-ficción, por la ob­ servación de una escena mal interpre­ tada; 4) episodios alucinatorios, que nos trasladan al mundo de la psicosis; 5) episOdios alucinatorios, no patoló­ gicos, que nos trasladan a estados de consciencia, próximosal trance; 6) alu­ cinaciones producidas por manipula­ dores no humanos. Estudiadas críticamente, hay que descartar por completo las hipótesis 1, 2, 3 y 4. Si tenemos en cuenta que -a mi juicio-- no existen pruebas concre­ tas susceptibles de apoyar la hipótesis suprahumana, debemos concentrar toda la atención sobre la hipótesis nú­ mero 5, sobre vivencias alucinatorias no patológicas, es decir, estados de trance espontáneos. Esta hipótesis, propuesta ya en Soucoupes volantes et Folklore, interesa en la actua'l idad a gran número de investigadores, pues concilia las hipótesis y los hechos con­ tenidos en la información de las ab­ ducciones. Esta es la única que permi­ te resolver la contradicción expuesta al principio de este artículo: es posible estar sano, obrar de buena fe, y preten­ der, sin embargo, haber sido abducido por extraterrestres, aunque según toda ' verosimilitud no haya extraterrestres. Ya que, es una propiedad paradójica pero esencial del esp(ritu humano,ela­ borar como reales, y también como excesivamente reales, los seres fan­ tásticos de la cultura. Si esta h,ipótesis es correcta, los relatos de abducciones de platillos volantes demostrarían que la facultad de recrear por medio del trance no está reservada sólo a los «pri­ mitivos», sino que sobrevive en el occi­ dente contemporáneo.

Bertrand MEHEUST (Traducción de Isabela HERRANZ)


202


cerca del suelo. Se parecía más bien a un inmensodiscoplateadosimilaraun OVNI que, viniendo del lugar que ocu­ paba el Sol y volviendo hacia la misma posición, habría confundido a los pre­ sentes, dándoles la impresión de que se trataba del Astro Rey.

LOS SIGNOS DEL CIELO

Hacia el mediodía, la lluvia dejó de caer. El Sol apare ia te­ nue, velado por una cortina de gasa. Podíamos verlo sin difi­ cultad. Adquirió un tono perlado, transformándose en un dis­ co de plata opaca, como si fuese creciendo hasta romper las nubes. Abajo, el pueblo asustado ritaba a un· voz, cayendo de rodillas en el s elo encharcado. AIr en lo a to, el disco co­ menzó a girar igua que una peonza antes de desplomars amenazante sobre la multitud, la misma que lloraba y rezaba acobardada por la grandeza del milagro. Fueron segundos, momentos que parecieron horas ... L milagro que se describe, co­ nocido mundialmente como la «Danza del Sol de Fátima», fue relatado oficialmente por primera vez por incrédulos y publicado por la pren­ sa neutral portuguesa. La vista del mis­ mo dio la impresión, a más de setenta mil personas allí congregadas, de que llegaba el fin del mundo. Y en un tiem­ po y lugar prefijados ocurrió un fenó­ meno que escapaba a las leyes natu­ rales. Tres meses antes, tres niños habían predicho que se daría un mila­ groen aquellugaryaaquella hora, pa­ ra que todos creyesen en el mensaje que habían recibido de la Virgen, du­ rante las seis apariciones que presen­ ciaron durante 1917. Pero la historia de Fátima se inicia dos años antes de :Ias populares apari­ ciones, con las cuatro visitas del «Angel de Portugal» a los jóvenes videntes: Lucía Dos Santos, y los hermanos Francisco y Jacinta Marto. Estas ma­ nifestaciones, supuestamente angéli­ cas, fueron descritas como la figura de

«un joven sin cabeza vestido de blanco puesto en el aire» que, entre otros men­ sajes, les anunció la serie de aparicio­ nes que contemplarían próximamente. Los incidentes de Mayo a Octubre, ampliamente conocidos, están carac­ terizados por la manifestación de un ser hermoso y deslumbrante de pie entre el follaje de una pequeña encina. La aparición, de aproximadamente unos dieciocho años, tenía la cabeza cubierta por un manto transparente y sobre el pecho llevaba un objeto del que emanaba una luz intensa. La extra­

ña fig tJ ra sólo fue vista y oída por los tres pastores en evidente estado de éxtasis místico. Sin embargo, con el revuelo que causó la noticia, pronto miles de personas acudieron a presenciar per­ sonalmente los prodigios que acon­ tecían en «Covada Iria», el montede las apariciones. Tenemos fenómenos inexplicados como el «globo de luz blanca» -visto en la quinta aparición­ que se desplazó, lentamente, de Este a Oeste, hasta posarse en el árbol donde se encontraban los niños en el mismo instante que Lucía -portavoz indiscuti­ ble del grupo- afiúnaba que la Virgen había llegado. Algunos testigos vieron incluso «un ser blanco» que salió del globo luminoso, al tiempo que perci­ bieron en su piel una bajada de la tem­ peraturaambiental y un oscurecimien­ to parcial de la luz solar. No queda ninguna duda que el fe­ nómeno aéreo más increíble aconte­ ció en la última aparición, el 13 de Oc­ tubre, cuando un disco plateado evo­ lucionó cayendo en zigzag hacia el asombrado público para, instantes después, volver a emprender la subida y desaparecer. Generando en el pro­ ceso un calor suficiente para secar las ropas mojadas y el embarrado suelo en que se encontraba la multitud. La mayoría de los autores religiosos que han escrito sobre Fátima afirman que ese disco era verdaderamente el Sol. No obstante, a juzgar por las opi­ niones de algunos investigadores lle­ vadas a cabo cuarenta años después del suceso, el objeto tenía una eleva­ ción y un ácimut que lo situaba muy

De todos los fenómenos que se pro­ ducen en nuestro mundo y no llega­ mos a descifrar, las apariciones Maria­ nas destacan por dos motivos princi­ palmente : porque ostentan en los últi­ mos mil años el récord de manifesta­ ciones enigmáticas que podamos enumerar, pues ése es el tiempo que llevan los seres humanos viendo y oyendo apariciones de figuras que, o bien se han proclamado como la Vir­ gen María, o han sido interpretadas de ese modo por los testigos. Y en segun­ do término porque en ellas encontra­ mos evidencias -espectaculares y pródigas- de fenómenos aéreos inu­ suales sospechosamente similares a los descritos en los encuentros cerca­ nos con Objetos Volantes No Identifi­ cados. Históricamente, la investigación de las apariciones Marianas ha sufrido una evolución cualitativa. Muchos de los primeros informes y relatos de las visiones y apariciones apenas si son más que leyendas. Fue a partir del si­ glo XI cuando aparecieron en el seno de la Iglesia Católica múltiples cultos a imágenes Marianas. Estas figuras o iconos milagrosos, en la inmensa mayoría de los casos, eran delatadas por signos celestes: haces de rayos, bolas luminosas, nubes de singulares movimientos, columnas de luz, estre­ llas danzantes, etc. La Iglesia, durante nueve siglos, tuvo el monopolio de las investigaciones y el dictamen oficial tanto sobre las apariciones como so­ bre los signos aéreos que las acompa­ ñaban. Con la llegada del progreso y del ra­ cionalismo científico del siglo XIX, estos fenómenos fueron, para ciertos inte­ lectuales eclesiásticos, una piedra de escándalo más que motivo de creduli­ dad. Dios, decían, no tiene necesidad de tales manifestaciones espectacula­ res para darnos a conocer su voluntad. Además, son contrarias al espíritu del Evangelio, pues Jesucristo· nunca quiso dar a los fariseos la «señal del cielo» que le pedían. Gracias a esta postura más intransigente, desde hace sigloy medio, la Iglesia sólo ha recono-· cido ocho apariciones: La Milagrosa, Lourdes, La Sallette, Pontmain, Fátima, Beauraing, Banneux y Siracusa. Sin embargo,en los últimosañoslasapari­ ciones no confirmadas se cuentan por centenares y, en torno a ellas, se sig uen

203


produciendo todo tipo de sucesos cla­ sificados como milagrosos, paranor­ males o incidentes OVNI, según sea la tendencia que profese el investigador.

UN SOL INQUIETO En Cuapa, Nicaragua, del8 de Mayo al 13 de Octubre de 1980, Bernardo Martínez tuva,unas importantes apari­ ciones después de que viera unas se­ ñales luminosas sobre la capilla del pueblo. Saltan a la vista las coinciden­ cias con Fátima: igual número de apa­ riciones, una no realizada en Agosto, y la última el mismo día. En Cuapa, algu­ nos creen, otros se mofan, «se tratan sólo de OVNls», comentan en tono de burla. Y probablemente no vayan mal encaminados. En 1949, la niña Catarina Richero, de Balestrino, Italia, vio mientras juga­ ba un círculo luminoso que surgió de las alturas, en cuyo interior había un Angel con los cabellos rubios. En la pri­ mera aparición que tuvieron los jóve­ nes videntes de Medjugorje (Yugosla­ via) durante 1981, presenciaron la si­ lueta amorfa de una joven de color gris, volando a treinta centímetros del suelo .. En los meses siguientes, otros fenóme­ nos harán acto de presencia: Una «danza del Sol» en Agosto del mismo año y, al mes siguiente, varios testigos presencian un cono de luz en forma de embudo que iluminaba la colina de las apariciones. Dentro del foco observa­ ron a la Virgen con los brazos abiertos, «planeando por el aire» y desplazán­ dose en dirección a la Iglesia Parro­ quial. Algunos testimonios sobre las apa­ riciones de El Escorial describen a un objeto circular que se movía alrededor de otro objeto luminoso interpretado, en un primer momento, como el disco solar. Según relata Salvador 'Freixe­ do, Amparo Cuevas tiene muchas co­ sas que decir sobre naves espaciales, objetos y luces que ha visto en el cielo, y de otros personajes que no SO\l preci­ samente la Virgen, ni parecen estar re­ lacionados con ella; pero le han acon­ sejado que obre con prudencia y no hable sobre el particular. Gilbert Cornu, reputado ufólogo francés, descubrió que desde 1947, año en que surgió la moda de los «pla­ tillos volantes» de Kenneth Arnold, el número de informes sobre apariciones Marianas creció espectacularmente: Cava da Cruz (Portugal), Tyromestica (Checoslovaquia), Heroldsbach (Ale­ mania), Acquaviva (Sicilia), Cuevas de Vinromá (España), Isla Bourchard, et­ cétera. Sucedió lo mismo en Francia, durante la oleada OVNI que sufrió en 1954, y en 1970 se registraron, reparti­ das portado el mundo, una decena de apariciones. Aq u í, en la tierra de «María 204

Santísima», como la define Ramos Pe­ rera, sufrimos en el bienio 1986-88 nuestra oleada Mariana coincidiendo, una vez más, con espectaculares avis­ tamientos OVNI: Benalup (Cádiz), Alci­ ra y Fenollet (Valencia), El Repilado (Huelva), Cospeito (Lugo), Denia (Ali­ cante), Pedrera (Sevilla), La Caleta (Málaga), Espinosillo (Toledo), etcéte­ ra. Las razones de estas correlaciones son muy significativas, aunque sólo in­ diquen que la predominancia de un ti­ po de fenómeno anómalo pueda pro­ vocar un resurgimiento de la ocurren­

cia de otro fenómeno. Es el llamado «Efecto Ventana». Pronto se descubrieron otras olea­ das Marianas anteriores al inicio de la Ufología moderna, como es el caso poco conocido de Lourdes, a finales del siglo XIX, en cuya región se prod uje­ ron otras apariciones de menor fama que las protagonizadas por Bernadet­ te Soubirous. O Bélgica en 1933, en cuyo escueto marco geográfico se produjeron las apariciones de Beau­ raing, Okerzele, Banneux, Houlteau, Chaineux y Melen.

TeStigOS en Fátima reportaron la aparición de un «globo luminoso» del que salió un «ser blanco», al tiempo que notaron una anormal disminución de la temperatura ambiental.


de El Cairo (Egipto), fueron lugar co­ mún de apariciones en 1968 y 1983, respectivamente. Ambas fueron reco­ nocidas oficialmente por Shenouda 111, Jefe de la Iglesia Copta, separada de Roma pero en diálogo positivo con la Iglesia Católica. Dos particularida­ des comunes entre las manifestacio-

PaulThomas,ensu libroFlyingSau­ cers Trough The Ages (Los Platillos Vo­ lantes a través del tiempo), incl uye u na detallada comparación entre observa­ ciones OVNI y los fenómenos aéreos producidos durante las apariciones. El autor plantea que una parte de laactivi­ dad de los OVNls es de la misma natu­ raleza y, por tanto, deriva de la misma fuente que las luces vistas por milesde testigos en contextos marcadamente religiosos.

VISITAS EN PERSONA Sí, es cierto que la gran mayoría de manifestaciones Marianas que prolife­ ran en los últimos años son de natura­ leza psíquica: únicamente los videntes pueden ver, escuchar e interactuar con la entidad aparecida. Pero es que ahí reside, precisamente, la ambigüedad que las caracteriza, puesto que la apa­ rición se adapta a los videntes, al tiem­ po que los videntes reciben la apari­ ción, a su medida. Sin embargo, ¿qué hay de esos casos en que la aparición puede actuar físicamente sobre el mundo real? En tales situaciones las fi­ guras son entes objetivos, es decir, ocupan Un espacio físico como obje­ tos tridimensionales. Esta categoría de manifestaciones, muy semejantes a encuentros cercanos con humanoi­ des, carecen de mensajes, son lumi­ nosas, de rasgos difusos y su interpre­ tación dependerá del lugar en que ocurran los encuentros o del contexto socio-cultural de los testigos. Zeitoun y Shoubra, dos suburbios

En

las apariciones marianas encontramos

evidencias -espectaculares y pródigas- de fenómenos aéreos inusuales, sospechosamente similares a los descritos en encuentros cercanos con OVNls.

Bajo estas {(neas,

Imagen de un Cristo

sangrante. A la dcha.,

representacIón de una

aparIción de la Virgen,

que, como se sabe,

suele manifestarse

cerca de ~rboles

frondosos.

nes, que fueron vistas por todos los asistentes -incluidos los musulma­ nes- y que han podido ser fotografia­ das ampliamente. Los testimonios nos hablan de una f,igura blanca, luminosa y amorfa, situada en lo alto de la Iglesia de Santa M aría, en el caso de Zeitou n; o Santa Damiana, años después en Shoubra. Junto a la aparición, mostra­ da generalmente en el aire, revolotea­ ban pequeñas bolas de luz e incluso, a veces, eran el único s·i gno visible en la cúpula del templo. En Ufología se cree que estas bolas luminosasdecompor­ tamiento racional, denominadas "foo­ fighters», tienen como objetivo vigilar la zona o lugar donde aparecerá o bien u n OVNI de proporciones generosas, o donde se producirá un encuentro cer­ cano con humanoides. En Banneux, una de tantas aparicio­

205


nes habjdas en la oleada belga de 1933, la descripción de la llegada de la Vi rgen a la niña Mariette Beco, se ase­ meja a muchas experiencias religio­ sas anteriores ya varios casos de OV­ Nls posteriores: la figura dio la impre­ sión de bajar flotando, al principio pa­ recía pequeña, pero fue aumentando de tamaño al bajar entre las copas de los pinos, hasta situarse a metro y me­ dio de donde estaba arrodillada Ma­ rietle. Llevaba un halo luminoso de rayos de luz que salían claramente de una forma de disco, situado unos me­ tros más arriba, en el cielo. En 1985, doce niños que se encon­ traban jugando en la plaza del peque­ ño pueblo de Oliveto Citra, Italia, obser­ va ran en el cielo una estela luminosa en dirección al castillo. Ellos, en primer lugar, imaginan que son marcianos y les gritan, pero al acercarse ven a una bella señora que les sonríe. Pronto, el rumor de las apariciones se propaga por la localidad, concentrándose el 20 de Julio un gentío de más de dos mil peregrinos, que contemplan las evolu­ ciones de una nube luminosa de color rojo, vista, incluso, desde una distancia de diez kilómetros. Un siglo antes, en otra aldea italiana, cerca de quinientas personas observaron una fi guraergui­ da (asociada posteriormente con la

La

Virgen) en la falda de una colina, poco después que un extraño foco de luz ilu­ minase el lugar. También, puede darse el caso que, unas apariciones de origen psíquico, deriven o se asocien con fenómenos luminosos de consistencia física. Es la situación de finca Betania, municipio de Cua, Venezuela, cuya propietaria, Maria Esperanza Medrano, recibe mensajes de la Virgen desde hace sie­ te años. Y en donde un 25 de Marzo de 1984, la gente del pueblo pudo obser­ var, encima de la cascada que hay de­ trás de la iglesia, una figura radiante de luz y otros fenómenos aéreos lumino­ sos. Son personas que ven sin éxtasis de ningún tipo, sin desconectarse del mundo exterior. Ante tal evidencia y después de numerosos interrogato­ rios, el obispo Monseñor Pío Bello Ri­ cardo declaró que a su juicio, las di­ chas apariciones eran auténticas y tie­ nen un carácter sobrenatural. Apro­ bando el obispado que el lugar donde se han prod ucido sea considerado sa­ grado y su culto permitido. Como afir­ ma el sacerdote y experto francés Re­ né Laurentin, este reconocimiento ofi­ cial sea una novedad, puesto que nin­ guna aparición se había beneficiado de una autentificación tal desde hace más de medio siglo.

vidente Amparo Cuevas, de El Escorial, tiene muchas cosas que decir sobre naves espaciales, objetos y luces que ha visto en el cielo y que nada tienen que ver con la Virgen.

206

VilDENTES y CONTACTADOS Según los postulados del investiga­ dor Aimé Michel, es corriente advertir cómo determinadas experiencias místicas o paranormales se dan entre individuos que por razones de salud, taras genéticas hereditarias o trastor­ nos de la propia edad conflictiva en que se encuentran, sufren algún tipo de disminución psíquica, física o men­ tal. Los investigadores del fenómeno OVN Iy los especial istas en apariciones Marianas se han preguntando por qué puede elegirse como receptoresdeta­ les contactos, advertencias, profecías y mensajesaindividuos que porsu edad o por sus circunstancias psicofísicas eran los menos apropiados para ha­ cerlos llegar convincentemente a su destino. Los presuntos videntes y con­ tactados tendrían que ser las personas menos idóneas para ser portadoras de tan apocalípticos mensajes, que rein­ ciden comúnmente en los peligros a los que se ve abocada nuestra civiliza­ ción y superviviencia. Cuando tras el «boom" de los men­ sajes, visitas y contactos viene la calma y el olvido, los «elegidos entre la multi­ tud» pueden optar por dos caminos: dejarse llevar por los signos del cielo, polarizándose demasiado fácilmente en lo extraordinario, aumentando en ocasiones su importancia o acogién­ dolos sin suficiente control. Cayendo, ·en el mejor de los casos, en la supersti-

Bajo estas líneas fotografías de dos apariciones de la Virgen en la misma iglesia. A la dcha., capilla instalada en el fresno de la Pradera de El Escorial (Madrid), donde también tienen lugar apariciones marianas.


ción, el particularismo o el Iluminismo. O bien, comienzan a dudar de todo. Se convencen de que las cosas no eran como ellos pensaban, y quizá de que han llegado a ser engañados. Pueden entonces sufrir un estado depresivo emocional rayando en la desespera­ ción, que, en lamentables ocasiones, se ha cobrado más de una vida. Aunque al principio, el estudio de los sucesos OVNI puede parecer muy ale­ jado de los temas religiosos, en reali­ dad comparte con éstos algún nexo de unión. Y ello es quizá más verdad hoy en día que hace treinta años, cuando la investigación sobre los OVNls estaba en pañales y los estudiosos daban por garantizado que los OVNls eran naves extraterrestres de tuercas y tornillos. Sin embargo, muchos ufólogos han abandonado esa teoría por diversas razones: una se refiere a la cantidad de sucesos registrados en este escaso medio siglo. Y, por otro lado, a que los OVNls -igual que sucede en las apari-

ciones Marianas- han cambiado de forma y aspecto con el transcurso de los años, como si se adecuaran a la tecnolog ía y creencias de cada cu Itu ra en la que se manifiestan. Claro que, mientras la fenomenología OVNI va cambiando, noasí leocurrea lasapari­ ciones Marianas, fijas en sus estereoti­ pos culturales e históricos. John A. Keel, Jacques Vallée y Je­ rome Clark vieron una repetición co­ herente de determinados aspectos de los acontecimientos y experiencias considerados anómalos, habidos en la historia de las apariciones Marianas, normalmente bolas o masas de luz

J unto a la aparición de Zeiotun revoloteaban pequeñas bolas de luz, que en círculos ufológicos son conocidas por «foo-fighters» y suelen preceder la aparición de un gran OVNI.

que acompañaban a las mismas. Pos­ tularon un fenómeno original recurren­ te, que era interpretado de modo dife­ rente de acuerdo con la experiencia, expectativas, estado mental y psicoló­ gico de los testigos. Si los videntes y contactados seguían teniendo en­ cuentros cercanos con No Humanos por un período de centenares de años, ¿habríamos de considerar que todos los testigos fueron engañados? o, ¿que hay una gran variedad de entida­ des No Humanas esperando un en­ cuentro? ¿No sería más razonable su­ poner que los No Humanos proceden del mismo origen y, simplemente, les parecen diferentes a observadores de distintos contextos? Estas consideraciones han llevado a muchos investigadoresacreer que el fenómeno dual Aparición-OVNI está producido por una inteligencia o enti­ dad que existe verdaderamente en nuestm universo, pero que está sim­ bióticamente unida a nuestras mentes, cultura y planeta. No faltará quien, a es­ tas alturas, pueda preguntarse, con to­ da razón, que esta descripción de enti­ dad o inteligencia podría muy bien adecuarse y confundirse con la idea que tenemos de Dios. Y desde luego sería un tema apasionante para una in­ terminable discusión.

Carlos SIMO BLASCO

207


208


Cada vez son má las evidencias que de uestran la existen­ cia de un hilo sutil entre la personalidad del testigo y su expe­ riencia OVNI. Son ya centenares los caso en los que el prota­ gon"sta de u encuentro cercano con OVNls comienza a de­ sarrollar facultades psíquicas a raíz de su vivencia, y los in­ ves igadores -perplejo ante semejan es efectos- se deba­ ten en la duda de si considerar a los prop'os OVNI como un fenómeno para ormal, o considerar muchos de estos fenó­ menos como producto de los propios Objetos Volantes o Identificados. La duda está s rvida. ESULTA envidiable la seguri­ dad con que algunas personas afirman conocer el origen y na­ turaleza de los OVNls, tal vez el mayor enigma de nuestra historia. Ciertamente, para la gran mayoría los OVNls ~on aeronaves tripuladas por asépticos científicos extraterres­ tres que visitan nuestro planeta con el fin de recoger muestras de vegetación, animales, etc., o simplemente obser­ vamos a prudente distancia. La lectura de la casuística recogida durante los años 60 y 70 podía hacer­ nos especular con tal posibilidad;y así, todo se reduciríaaquetresocuatro pe­ queños humanoides se dedicaban a tomar piedras o vegetales, que deposi­ taban en recipientes y luego volvían al platillo volante ... Sin embargo, la inves­ tigación de campo, el segúimiento del testigo posteriormente a su experien­ cia o un simple análisis en profundidad sobre las distintas facetas de la ufo­ logía nos permite intuir que la respues­ ta al misterio no es tan sehcilla. El enig­ ma OVNI es mucho más complejo, profundo y trascendente que todo eso. Quizá la prueba más evidente de ello es la notable fenomenología pa­ rapsíquica que acompaña a numero­ sos casos. En muchas ocasiones, tras un en­ cuentro cercano con los OVNls, los tes­ tigos comienzan a experiemntar toda suerte de vivencias de tipo paranor­ mal; sueños premonitorios, «desdo­ blamientos», e incl uso, dones de sana­ ción. Tal es el caso de Marta P., enferme­ ra y maestra coruñesa que, en 1979, protagonizó un episodio OVNI. El obje­ to se acercó a su casa justo antes de

proyectar una especie de «haz de luz». Marta, según nos cuenta, sintió como una explosión en su cerebro. A partir de ese momento comenzó a desarro­ llar instintivamente facultades de pre­ cognición e incluso descubrió que po­ seía el poder de aliviar las dolencias de sus enfermos a través de la simple im­ posición de sus manos. Y no es un ca­ so aislado. Es como si un conmutador activase algo en su cerebro. Como si el OVNI fuese un potenciador o al menos un detonador de todo un proceso psíqui­ co. En el caso de Marta no hubo un con­ tacto directo, ni siquiera excesivamen­ te cercano. Pero no ocurre así en otras ocasiones. Próspera Muñoz, quizá laabducida más popular de la casuística española, es una encantadora ama de casa de origen murciano. Cuandocon~baapenasochoaños

fue conducida, según su relato, al inte­ rior de una inmensa nave discoidal, donde su cerebro fue manipulado. Se­ gún nos relata, sufrió el implante de una especie de «micro-aparato». Después, los tripulantes le sugirieron la posibili­ dad de desarrollar alguna de sus ca­ pacidades psíq uicas. A partir de enton­ ces las premoniciones y la capacidad de «ver» forman parte de su vida coti­ diana.

URI GELLER. Y LOS OVNIS ¿Qué relación existe entre los OVNls y la parapsicología? No sólo nos en­ contramos con personas que tras una experiencia OVNI desarrollan su po­ tencial PSI, sino que algunos de los más notables dotados de la historia de la parapsicología mundial han descu­ bierto, a posteriori, su vinculación di­ recta o indirecta con el fenómeno ufológico. ' Tal es el caso de Uri Geller, el famo­ so dotado israelí capaz de doblar me­ tales con la mente (entre otros fenóme­ nos). Los parapsicólogos tenían su ca­ so más o menos claro; se trataba de un joven con un potencial parapsíquico más desarrollado que la media. Sin embargo, cuando el investigador britá­ nico Andrija Puharich sometió a Ge­ Iler a una serie de hipnosis regresivas a su infancia, con el fin de localizar el mo­ mento justo en que Uri comenzó a ma­ nifestar sus facultades, se encontró con algo asombroso. Según la hipnosis, cuando Geller

I «despertar de conciencia» es uno de los aspectos más trascendentales del contacto OVNI. 209


apenas contaba tres años, y en el mis­ mo patio de su casa, en Tel-Aviv, fue in­ troducido en el interior de un OVNI donde se le habría sometido a determ i­ nadas manipulaciones. Desde el día siguiente ya contaba con sus capaci­ dades psíqu icas. A partir de entonces, Uri Geller y el mismo Puharich protagonizaron repe­ tidos encuentros OVNI con los seres de «Spectra», llegando a fotografiar y a fil­ mar sus supuestas naves ... En España pudimos investigar una historia similar. Hace cuatro años, una adolescente cacereña asombraba a los estudiosos con sus sobresalientes dotes psicocinéticos y extrasensoria­ les. Yo mismo tuve oportunidad de co ntrastar tanto unos como otros. Durante el desarrollo d e la investiga­ ción, y de forma absol utamente casual, no s encontramos con un incidente OVNI protagon izado por la madre de la joven Mónica Nieto Tejada, cuando se encontraba en estado de gestación de nuestra protagonista. Teresa Teja­ da nos comentaba su experiencia en los sig u ientes térm inos: "Estaba en ca­

ma, dormida De repente me desperté y sin sabermuybien porqué, me levan­ té de la cama y salf a la terraza. Allf en­

fren te, sobre las casas, habfa un gran objeto luminoso... ». Teresa no recuer­ da exactamente cómo volvió a la ca­ ma, ni cuánto tiempo transcurrió entre el inicio y el fi nal del avistam ienlo, y sólo meses después de iniciarse la investi­ gación de las facu Itades de Món ica po r parte de diferentes parapsicólogos es­ pañoles y extranjeros, comenzó a rela­ cionar su encuentro OVNI con los po­ deres psíquiCOS de su hija, ya que nin­ guno de sus dos hermanos posee fa­ cultades similares. Esta relación se le ocurrió cuando M ónica, mi e ntras ejercía la hialoscopia (clarividencia a través de bolas de cristal, espejos, etc.), y de forma aparentemente casual, en­ tabló contacto con unas «entidades» que se manifestaban a través del vaso de ag ua que utilizaba en los experi­ mentos... Este tipo de casuística supone una intersección entre la ufología y la pa­ rapsicolog ía.

MISTERIOSAS BOLAS DE

FUEGO Por otro lado, existe una serie de fe­ nómenos que han venido producién­ dosea lo largo de la historia, y que de­ pendiendo del contexto en que se ma­ nifiesten, reciben una u otra interpreta­ ción. Ouizá el ejemplo más gráfico sea el de las misteriosas «bolas de fuego». Desde siempre se han recogido re­ latos sobre pequeñas esferas lumino­ sas avistadas en todos los rincon es del

210

planeta. Desde las «Ieng uas de fu ego», del Nuevo Testamento, a las «can e­ plas» de los modernos contactados, estas esferas luminosas se han mani­ festado en los más diversos contextos. Durante el siglo XIX y principiOS del XX, en el transcurso de las sesiones es­ pi ritistas, con relativa frecuenciase ma­ teriali za ban pequeñas esferas res­ plandecientes que atravesaban las paredes y realizaban extrañas evolu­ ciones alrededor del medium. En algu­ na ocasión, como ocu rrió en varias se­ sion es presenciadas por el coronel Patersson, esas esferas pudieron ser

E,

fotografiadas, lo qu e nos permite su contrastación actual. En aquel contexto esas «bolas de fuego» eran consideradas manifesta­ ciones de los espíritus, cuando no la mismísima alma de algún desencar­ nado. Tiempo después, en numerosos puntos de aparición mariana se pro­ ducían fenómenos idénticos; pero en este contexto tales esferas no podían ser más que «prodigios celestiales» realizados por la Santísima Virgen. Con la creación de la metapsíquica, que daría lugar a la actual parapsico-

fenómeno de las «bolas de fuego» ha sido interpretado de muy diversas formas, según si sus testigos eran espiritistas, metapsíquicos o contactados.


logía, los científicos presentaron otra hipótesis; esas esferas luminosas serían creaciones ectoplasmáticas; ideoplastias originadas por la materia­ lización de ideas producidas por la energía psi de medium o videntes. Más adelante, durante la 11 Guerra Mundial, pilotos aliados y alemanes se vieron asediados por esas mismas es­ feras luminosas. Tales bolas de fuego

atravesaban el fuselaje de los cazas penetrando incluso en las cabinas de

Sobre estas líneas Antonio Ribe­ ra y el conocido psíquico Uri Ge­ I/er. A la izqda., la joven cacereña MónIca Nieto. En las otras ilustra­ ciones bolas de fuego y OVNls en distintos lugares.

los aviones. Los pilotos aliados supo­ nían que esos «foo-fighter» -como así los bautitaron- eran una de las armas secretas alemanas. Sólo cuando los ejércitos aliados tomaron Berlín yac­ cedieron a los archivos de sus adver­ sarios averiguaron que éstos, a su vez, suponían que las esferas eran armas secretas del contrario ... A partir de los años 40, con la llegada.

del fenómeno OVNI, se supusieron orí­ genes interplanetarios a las «bolas de fuego». Y ya en los años 50 y 60, tras la aparición de los «Contactados» se ma­ tizó la naturaleza de los «esferas lumi­ nosas» denominándolas «caneplas», «sincronizadores magnéticos», etc. Esto es, una especie de cámaras tele­ dirigidas desde las naves nodriza, que se ocuparían de vigilar y funcionar co­ mo«avanzadilla» de los Platillos Volan­ tes. Algo similar a lo que aparece en la pel ícula Encuentros en la Tercera Fase.

LA CLAVE ES EL TESTIGO En definitiva, nos encontramos ante un fenómenó antiquísimo, y probable­ mente con estructura propia, que ha venido manifestándose en diferentes momentos y lugares, y ha sido inter­ pretado siempre · subjetivamente, en función del contexto en que se en­ cuentre el observador. En todas esas manifestaciones un solo factor es constante: el testigo. En

.función de su mentalidad, prejuicios

culturales o sociales, creencias religio­

sas, etc., el fenómeno presenta unos u

otros aspectos e interpretaciones. De la misma forma, cuando el testigo es quien pretende contactar con el fe­ nómeno, utiliza distintos sistemas, y nuevamente será su contexto, forma­ ción o creencias, lo que condicionará su contacto. Me explicaré. Resulta muy revelador observar la

211


metodología que se utiliza actualmen­ te para la supuesta comunicación con otras entidades. Al hacerlo, nos perca­ tamos de que los canales son los mis­ mos en la pretendida comunicación con espíritus, elementales, extraterres­ tres, etc. Desde la histórica tipología de las hermanas Fox, en los orígenes del es­ piritismo americano hasta nuestros días, los métodos de comunicación con otras «inteligencias" muestra una clara evolución, casi siempre pareja con los avances tecnológicos. De los mensajes psicografiados que recibían los mediums a través de la escritura automática, no tardó en pasarse a las grabaciones psicofónicas allá por los años 50. Después llegó la televisión y con ellas las psicoimágenes ovidicom. Ahora son los ordenadores los nuevos elementos de contacto. En el aspecto OVNI la evolución ha sido exactamente la misma. Las introducciones psicofónicas que durante tantos años fueron consi­ deradas las «voces del más allá", aho­ ra son interpretados por muc'hos con­ tactados como mensajes de los extra­ terrestres. La psicografía o escritura automática es el sistema más común. E incluso las pantallas de televisión se han convertido en receptoras de extra­ ñas imágenes y mensajes autodefini­ dos, o consideradas por los contacta­ dos como de origen extraterrestre. Pe­ se a todo, indudablemente son los or­ denadores personales el sistema más moderno de contacto. En Sevilla, por ejemplo, se están lle­ vando a cabo desde hace un par de años, una serie de experiencias coor­ dinadas por Guillermo León (ver MAS ALLA, n.o 6). Guillermo, joven apasio­ nado por la astronomía y la informática, viene realizando emisiones de radio al espacio, solicitando avistamientos OV­ NI «previa cita",y recibiendo además, a través de la impresora de su ordena­ dor, insólitos mensajes aún no desci­ frados. Lo que Guillermo quizá ignora esque en la otra punta del país, en Bar­ celona, contactos similares a través del ordenador son interpretados por sus receptores como manifestaciones del mundo «hádico". Nuevamente es el testigo, y en este caso su anhelo de comunicación con una «realidad superior", el único factor común en toda esa fenomenología.

CONTACTOS CON

¿EXTRATERRESTRES?

Precisamente esa búsqueda de un contacto con algún tipo de «entidades su periores" es campo férti Ipara la más espectacular manifestación de fenó­ menos psíquico-ufolágicos. Roser Castellvi era una aséptica 212

secretaria de dirección hasta que en 1984 comienza a vivir una serie de contactos OVNI. Paralelamente, la característica fenomenología polter­ geist se desata en su domicilio. Desa­ rrolla capacidades psíquicas e inciuiso protagoniza episodios de bilocación. Pero, por encima de todo, sufre un pro­ ceso de «desarrollo de conciencia" que la lleva a interesarse por cuestio­ nes sociales, ecológicas..., y en definiti­ va, a entregarse por entero y desintere­ sadamente en la divulgación del men­ saje extraterrestre. Ese «despertar de conciencia" es, a mi juicio, uno de los aspectos más tras­ cendentales del contacto OVNI. No es preciso un encuentro con los tripulan­ tes, ni siquiera un mensaje telepático. 511sólo avistamiento de un fenómeno extraño, que rasga las esquemas men­ tales del testigo, que rompe su código lógico-intelectual, puede suponer un replanteamiento de sus estructuras científicas, filosóficas y/o religiosas, potenciando su nivel ético y moral, o despertando su inquietud por cuestio-

nes religiosas. Ese shock emocional que produce el OVNI, dispara una es­ pita en la mente del testigo más recep­ tivo, y las reacciones pueden ser de lo más diversas. Juan Minguela, popular peluquero vigués, llegó a construir un «monu­ mento al OVNI" tras presenciar un ate­ rrizaje. Licerio Moreno dejó su trabajo como oficial de notaría de Bilbao para retirarse a un pequeño pueblo navarro y entregarse a la difusión gratuita de los mensajes de los contactados. Todos ellos han sufrido un episodio OVNI, unas posteriores experiencias psíquicas y, después, una interpreta­ ción espiritual o cuasi-religiosa de su contacto. y ello no ha de extrañarnos, ya que en según quétipode encuentro cerca­ no, el testigo se ve desbordado en .su código lógico por la experiencia. Si esa experiencia no se limita a un solo en­ cuentro casual, sino que se repite en varias ocasiones, la mistificación y dei­ ficación se producirá indefecNblemen­ te.

L as introducciones psicofónicas que durante tantos años fueron consideradas las «voces del más allá», ahora son interpretadas como mensajes de los extraterrestres.


MISTICA y OVNIS

tado italiano Eugenio Siragusa, parti­ cipó durante años de las experiencias OVNI y de los mensajes extraterrestres difundidos por éste. Sin embargo, Siragusa, y el Centro de Estudios Fraternidad Cósmica que él fundó, siempre dio un protagonismo

Uno de los casos más gráficos que hemos recog,ido personalmente fue el de Giorgio Bongiovanni. Giorggio, discípulo cercano del famoso contac­

En la página anterior Gul/fermo León, quien, junto a otros amigos, utilizan parabólicas caseras para lograr sus contactos a través del ordenador Junto a estas lineas Ucerio Moreno. Arriba, a la izqda ., Juan Mlnguela, quien construyó un «monumento al OVNI" a raíz de su experiencia. A la dcha. la contactada catalana Roser CastelM.

especial a la figura de la Virgen maría y de Jesucristo en sus mensajes; crean­ do una especie de fusión entre el mun­ do de la mística cristiana y el contactis­ moextraterrestre. En 1989yen un viaje a Coimbra, con la pretensión de entre­ vistarse con Luda dos Santos (viden­ te de lasaparicionesde Fátima), Giorg­ gio, que siente ser la reencarnación de Francisco (otro de los videntes de Fáti­ ma) sufrió una especie de trance tras el cual sus manos aparecieron perfora­ das por unos espectaculares estigmas que no han dejado de sangrar hasta ahora. Reencarnación, extraterrestres, es­ tigmas, trances místicos... A medida que profundizamos en el abstracto fe­ nómeno OVNI, observamos infinitas ramificaciones que convierten la ufo­ logía en todo un reto a nuestra lógica. Esta especie de «sub-estratos» ufo­ lógicos son más patentes en algunos casos modernos de pseudo-abduc­ ción o visitantes de dormitorio. Peque­ 213


ños seres de grandes cráneos se ma­ terial izan en los mismos dormitoriosde los testigos, sometiéndoles a todo tipo de manipulaciones, incluso sexuales. ¿No son sospechosamente similares esas descripciones a las que hacían los videntes del medievo de los gno­ mos yde los duentes? ¿No nos recuer­ dan estos pícaros «visitantes de alco­ ba»a los íncubosysúcubosqueabun­ daron en los procesos inquisitoriales de los siglos XVII o XVIII?

OVNIS DIABOLlCOS

y es que, si bien existe toda una co­ rriente de personas que establece pa­ ralelismos entre los «ángeles de ayer... extraterrestres de hoy», también existe quienveen el fenómeno OVNI la nueva manifestación del Maligno. Para esta opción también existe una amplia ca­ suística. No sólo ese aparente parale­ lismo entre los «visitantes de alcoba» y los íncubos; o entre el mítico infierno y la hipótesis intraterrestre de los OVNI, sino casos concretos y actuales de agresión, rapto y, en definitiva, un com­ portamiento poco angelical de los tri­ pulantes de los OVNI con los testigos. Fernando Martínez, un electricista gallego de 21 años, se sentía fascinado e interesado por el tema de los «plati­ llos volantes», como casi todo el mun­ do. Sin embargo, a finales de Octubre de 1986 vivió una experiencia que le hizo cambiar radicalmente su opinión. Había recogido su motocicleta de una puesta a punto (solía participar en com peticiones de cross) yse dispuso a probarla en una cantera abandonada en las afueras de La Coruña. Tras unas piruetas y cabriolas interrumpió su ejercicio al ver un OVNI de aspecto triangular que se le venía encima. De nada le sirvieron sus intentos de huida; dos seres de pequeña estatura y gran cráneo le condujeron al interior de la nave donde, siempre según su relato, fue sometido a distintos experimentos. El resultado de su traumática experien­ cia fue un miedo casi cerval al fenóme­ nO,del queen la actualidad noquiere ni oír hablar. Este caso ha sido utilizado por sectores de determinadas iglesias protestantes como un ejemplo de la «crueldad diabólica» de estos nuevos «agentes satánicos» que para los evangelistas, Testigos de Jehová y otros fundamentalistas, son los OVNls. y quizá no les falte parte de razón, o esto es lo que podríamos deducir al observar el dramático desenlace de al­ gunos casos de contacto. De lo que yo he podido investigar, y por desgracia no son pocos los casos, el más ilustrativo se produjo en Tarrasa (Barcelona), el19 de junio de 1972. Ese día, Joan Turú Vallés, de 21 años, y

214

José Félix Rodrfguez Montero, po­

nían fin a sus vidas decapitados por las ruedas de un tren. Sobre sus pechos se halló una nota que decía: «Los extrate­ rrestres nos llaman» . De una forma tran dramática concluía una historia de contacto en el desarrollo de la cual se habían producido todo tipo de fenó-

menos psíquicos, comunicaciones psicog ráficas, sesiones de OUI-JA, avistamientos OVNI, etc. La noticia llenó los periódicos y tam­ bién las revistas de las ig lesias evangé­ licas, que presentaban el caso como el mejor ejem plo de la naturaleza diabóli­ ca de los OVNls.

I glesias evangélicas, fundamentalistas o Testigos de Jehová, presentan a los OVNls como los «nuevos diablos», ante sus fieles.


HIPOTESIS y MAS 'H IPOTESIS

L -_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _~

En la página anterior estigmas de Giorgio Bongiovanni. Junto a estas Ifneas la noticia del suicidio de Joan Turu y José F. Rodríguez en fa prensa. Abajo. Giorgío Bongiovanni en el momento de entrar en trance.

Demonios, ángeles, parapsicología, reencarnación, telepatía, apariciones, pOltergeist, estigmas, psicofonías, in­ traterrestres, fantasmas ... ¿Dónde que­ da la aséptica y estética hipótesis de los científicos-extraterrestres? Evidente­ mente el fenómeno es m uch ísi mo más complejo. Pese a ello, la mayoría de los ufólogos han preferido ig norar este as­ pecto paranormal de los OVNls, te­ miendo, y con razón, que tal cantidad de absurdos, abstracciones y contra­ sentidos pudiesen restar categoría científica a sus estudios. Sólo unos pocos osados, como John Keel, Jacques Vallé o Hans Holzer..., se han atrevido a plantear es­ ta otra cara de los OVNls que, no por desconocida, es menos real. En España han sido investigadores como Salvador Freixedo o José M.­ Casas Huget quienes, desde ópticas absolutamente diferentes, han plan­ teado los paralelismos entre los OVNls y lo paranormal. Al respecto, Casas Huget sugiere estimulantes posibilidades al plantear una directa relación entre la mentali­ dad del testigo y su experiencia: «Es como si el testigo canalizase o influye­ se de alguna forma en la apariencia de

lo que ve y siente». No hace mucho, desde las páginas de MAS ALLA, Witley Strieber definía "su experiencia de abducción como

«algo que acontece en algún lugar en­ tre el sueño y la realidad, de una mane­ ra que todavía no hemos sido capaces de entenderclaramente». Esta frase re­ cuerda instintivamente otro concepto de Casas Huge~ muy anterior a las obras de Strieber; <<algunos encuen­ tros OVNI son como sueños mate­ rializados...II. Estoy absolutamente convencido de que ésa es una de las claves funda­ mentales que nos llevará a la com­ prensión última del fenómeno OVNI. ¿Qué tipo de energías elementales son canalizadas por los testigos de las sesiones espiritistas, contactos OVNI, apariciones o fenómenos psíquicos? Con toda seguridad, todos esos fenó­ menos tienen un origen común, aun­ que el desarrollo posterior difiera en función del contexto social en que se manifiesten. Por todo lo expuesto, en el caos que reina.actualmente en el panorama ufo­ lógicci internacional, es imprescindible una -~usa para la minuciosa reflexión sobréla intrínseca trascendencia del fenórTlfino OVNI, que quizá esté más li­ gado a·-nuestro inconsciente/espíritu individualycolectivoque a las estrellas. Manuel CARBALLAL

215


Ya no es tan fácil identificar el fenómeno OVNI con un suceso es­ pacial físico, de naves intergalácticas de metal y sofisticados medios para su traslado por el cosmos, y tripuladas por seres de otros planetas muy lejanos. La verdad es que el fenómeno OVNI se encuentra mucho más cerca de nosotros de lo que nos imagi­ namos y tiene más que ver con el psiquismo humano que otra cosa. En este trabajo de Casas-Huguet se relaciona lo paranor­ mal con el OVNI, llegándose a la conclusión de que ambos as­ pectos están más relacionados de lo que cabría suponerse.

D

IFICIL empeño el de terciar en una materia tan pOlémica como manipulada y en relación con la cual'se echa de menos, a mi juicio, una labor de actualización, rigurosa, seria y PJQ1UR.d.a, más allá, desde Luego, de apriorismos y emotiva subjetividad; una labor de carácter global, pluridisci­ plinar y ajena a personal'ismos y al pro­ pósito (o necesidad) de hacer negocio. Personalmente, llego a una tal con­ clusión después de enfrentarme a la tremenda complejidad de una feno­ menología que desde hace milenios está implicando y afectando a la Hu­ manidad y que ha sido interpretada y asumida con arreglo a los supuestos, diversos e incluso contradictorios, pre­ sentes en los distintos contextos es­ pecíficos en los que se dan los fenóme­ nos o en el ámbito desde el que se efectúa, con relación a ellos, la aproxi­ mación, interpretación o investigación (por ejemplo, desde cualquiera de los ámbitos o contextos individual, social o colectivo, religioso, supersticioso, ri­ tualista, esotérico, mágico, ocultista, espirita, extraterrestre, filosófico, políti­ co, cultural, científico, místico, metafísi­ co...): resulta ser de aplicación aquí el popular dicho de que «cada una lleva el agua a su molino»; ello implica la pérdida, a lo largo de milenios, de innu­ merables oportunidades y posibilida­ des pa~a tratar de conseguir una inter­ pretaqión que, por más objetiva, hubie­ ra podido resultar ser más veraz, lo que habría permitido obtener una base o punto':de partida para poder llegar a un auténtico «saber».

Constatamos que de unas más o menos sectarias o condicionadas in­ terpretaciones se han derivado unas muy alienantes, contradictorias y la­ mentables consecuencias, respecto del crecimiento interior y la deseable evolución de consciencia del ser hu­ mano hacia metas de una auténtica y responsable madurez humana: ide Respeto, Libertad ... Paz y Amor! Un taf estado de cosas debe ser modificado hasta su misma raíz y para ello es pre­ ciso replantearse, globalmente y en profundidad, la entidad, significación y alcance del sorprendente y fascinante mundo de la realidad paranormal y de sus múltiplesy aparentemente incone­ xas manifestaciones (fenómenos).

POTENCIAR LAS DIMENSIONES «SUPERIORES.. En atención a ello, vaya tratar de ex­ poner mis particulares puntos de vista (hipótesis) respecto de una materia que considero del más gran interés y trascendencia para el ser humano, el

E

cual, por cierto, constatamos, se halla en un momento decisivo, crítico, cabría decir, de su existencia: inmerso en un presente que se le antoja incoherente y contradictorio, vacío de contenido, e inquieto ante un futuro que se le apare­ ce como ajeno y desdibujado en la os­ curidad, preocupante y enigmático; vi­ vimos, pues, en una situación de inne­ gable congoja, que produce inseguri­ dad y pesa sobre unos y otros como una losa que asfixia la positividad y la creatividad de realidades tales como la vida, la alegría, la ilusión y la esperan­ za... Concretando un poco más nuestro pensamiento, diremos que el ser hu­ mano «necesita» potenciar y desarro­ llar (atender) los aspectos o dimensio­ nes «superiores» (trascendentes) que concurren potencialmente en su enti­ dad e identidad; ello puede interpretar­ se come un intento (exigencia) de «realización personal» globalizante e integradora, yendo, en todo caso, más allá de la diaria rutina y del limitado y agobiante horizonte del consumismo materialista (de manera más general, cabría decir de lo humano manipula­ do); necesita, decimos, proyectarse en «otros» horizontes y en «otros» mun­ dos, por tanto, es decir, en diferentes y fabulosos aspectos de la Realidad; re­ petimos, sin rubor, «DE LA REALIDAD», una realidad «diferente» cuya existen­ cia el ser humano intuye, o capta por inspiración, y a la que ocasionalmente se enfrenta cuando en su entorno vital surge el Fenómeno Paranormal. De manera general cabría afirmar

Ser Humano <<necesita» desarrollar las dimensiones «superiores» que concurren potencialmente en su entidad, proyectándose en , Realidades diferentes que intuye ya las que se enfrenJ.a... · ­ cuando en su entorno surge el Fenómeno ParanoFf11al.


el ámbito interior y más profundo del ser humano (nos hallaríamos en pre­ sencia de lo mental-consciente y de lo supra y paraconsciente), nos estamos refiriendo a todo aquello que cabría primordialmente relacionar con la di­ mensión de lo Etico y 10 Espiritual, vin­ culado, por tanto, a una búsqueda en pos de nuevos y «más humanos» nive­ les de Comprensión y de Consciencia, lo cual resulta ser fundamental para la consecución de una adecuada y crea­ tiva convivencia humana, es decir, efectivamente digna de tal nombre. Con el contenido de este apartado B) podríamos relacionar, en principio, la fenomenología OVNI y algunos su­ cesos (en la esfera, por ejemplo, de lo religioso, místico...) que cabría conec­ tar con propuestas para la consecu­ ción de una supuesta madurez huma­ na integradora;para el logro de lo espi­ ritual y de una satisfactoria evolución de consciencia... En un tal contexto, pOdría resultar de utilidad la inspiración. FENOMENO PARANORMAL. FENOMENO OVNI Arriba. foto correspondiente a un OVNI. Abajo bo/lgrafo corriente con fu rfe torslOn producIda por la aCClon Imperceptible de un psiquismo humano paranormal

que los fenómenos que evidencian as­ pectos paranormales de la Realidad (una realidad que es también «nues­ tra», aunque 16 ignoremos o desconoz­ camos) no implican ni azar ni determi­ nismo, puesto que podrían ser inter­ pretados: A) Como vinculados a una proble­ mática psico-emocional (dando ~,ugar a fenómenos paranormales en gene­ ral) que tendría directa relación con 'si­ tuaciones personales de índole muy

insatisfactoria (por ejemplo, podero­ sas vivencias de frustración, de inco­ municación, de manipulación, lindigni­ dad o injusticia, de incomprensión...). Podrían resultar básicamente ope­ rativos, en muchos de tales supuestos, el instinto y la intuición. B) O como vinculados a un conflic­ to que tuviere su origen en la existencia de dificultades u obstáculos para con­ seguir unos satisfactorios niveles de realización y evolución personales en

En la frontera entre los dos grandes ámbitos de la entidad de lo humano, que delimitan los dos anteriores apar­ tados A) y B), cabría situar la esfera de lo inconsciente y de. lo subconscient.e. Tanto en el ·supuesto A) como en el B) concurrrirían., pues, operativos y adecuados elementos o factores-qoo. actuando a niveles, o por vías, en gene­ ral, no conscientes, asumirían la fun­ ción o rol de catalizadores, facilitando, por tanto, con su operativa presencia, el desencadenamiento o manifesta­ ción de determinados sucesos (fenó­ menos) o dando lugar a situaciones y viviencias que, según los casos, asu­ mirían a su vez la función de una des­ eable catarsis, compensación, creci­ miento o reequilibrio interiores, reen­ cuentro consigo mismo (desaliena­ ción), evolución de consciencia o reali­ zación espiritual... De manera más concreta, cabría emitir la hipótesis, que resultaría de es­ pecífica aplicación a los supuestos contemplados en el anterior apartado B), de la existencia en el ser humano de una operativa capacidad para «crear» (¿?) --con la finalidad de ser singular y particularmente vivenciados- aque­ llos aspectos de la realidad que más idóneos resulten para cumplir la mi­ sión o función, compensatOria o de creatividad, que de ellos quepa espe­ rar; desde una tal motivación, podrían dichos hechos ser asumidos como una consecuencia de la «frustración» humana (<<pequeño vuelo»), por una parte, y de la necesidad de realizarse en el ámbito de laTmaginación y lo tras­ cendente (<<gran vuelo»), por otra parte.

217


En relación con el Fenómeno Para­ normal (sin excluir el Fenómeno OVNI) me cabe emitir hipótesis referentes a su posible entidad y naturaleza, puesto que en relación con el hecho de su rea­ lidad o existencia (a nivel físico-mate­ rial- tridimensional, es decir, sensorial­ mente perceptible y mensurable), no me cabe la menor duda; conclusión evidente, esta mía, que probablemente sería compartida portoda persona que hubiere dedicado largos años al rigu­ roso, sistemático y desapasionado es­ tudio e investigación (tanto «de cam­ PO» como «de reflexión», o sea, de ela­ boración mental) de esta fenomeno­ logía, tan elusiva como fascinante y tan sorprendente como demoledora en relación con nuestra alicorta, amputa­ da y chirriante realidad socio-cultural convencional : puedo garantizar a mis lectores, si los tuviere, que he conse­ guido llegar a obtener evidencia, para mí suficiente, respecto de la existencia del Fenómeno Paranormal, es decir, más allá de toda duda o posibilidad de fraude o alucinación. Opino que para tratar de llegar al co­ nocimiento y comprensión de la natu­ raleza yentidad (¿«qué es>,?) del Fenó­ meno Paranormal (y también del Fe­ nómeno OVNI) es preciso, previamen-

Fig. n.o 1 A) AL CONTEXTO en el que se dan los fenómenos, teniendo en cuenta, al res­ pecto, los «factores» que concurren y los «efectos» (resultados) que se obtie­ nen «<Gcómo?,;, <<Gdónde?, «¿qué pasa?», «4qué se obtiene?»). B) AL SENTIDO, MOVILES (motivaciones), finalidad, voluntad implícita (en ge­ neral, no consciente), al <<Gpor qué»? y al <<Gpara qué?». En este aspecto, cabría distinguir: FACTORES AMBIENTALES Y SOCIO-CULTURALES (implícitos o dimanantes en/del «Contexto»). Genético-Congénitos. MOTIVACIONES

(MOVILES)

FACTORES SUBJETIVOS (Personales)

Psico-emocionales y mental-evoluti­ vos: Necesidad de autorrealización y au­ toaceptación; medio de compensa­ ción o catarsis o de armonización o crecimiento personal: Reflexión­ Comprensión-Consciencia-Saber...

C) ALALCANCE: logroso resultadosquese obtengan en elámbito de losubjeti­ vo (o sea, en relación con los citados «factores subjetivos»), impacto que se pueda producir en nuestra Realidad convencional o puesta en evidencia de «nuestra» Realidad «diferente»; creciente sentido y operatividad de la vigen­ cia de «lo relativo» en nuestra existencia, por una parte, y progresiva capta­ ción de la presencia y sentido de «lo absoluto», por otra parte... Abajo" mícrofotografia de una de las letras que aparecía en otro bolígrafo doblado. según un fenómeno para­ normal humano constatado.

te, tratar de acercarse a la interpreta­ ción del mismo, para lo cual cabe aten­ der (ver fig. n.o 1): En este momento de nuestro co­ mentario, podríatal vez resultar de inte­ rés aportar un esquema general (ver al respecto la fig. n.o 2): A lo largo de esta exposición preten­ demos buscar, y tratar de llegar a co­ nocer y comprender, cuáles sean la Naturaleza, el Sentido, la finalidad y el alcance de la Realidad en su modali­ dad de manifestación denominada Fenómeno Paranormal, como objetivo general, y, de manera más concreta, en lo referente a la Realidad (fenómeno) OVNI, por sus evidentes ,implicaciones y conexiones con el mundo de lo para­ normal (en opinión del firmante). NUEVAS HIPOTESIS

En

los fenómenos paranormales parecen concurrir desconocidas motivaciones para impedir la evidencia absoluta, no sólo para un único ser humano, sino para toda la Humanidad dando lu ar a un reto intentemos hacerla nuestro. 218

Concretamente, y en relación con el Fenómeno OVNI, la hipótesis extrate­ rrestre hace ya tiempo dejó de ser con­ siderada como la «menos insatisfacto­ ria», pues, en la medida misma que va transcurriendo el tiempo, se están aceptando y barajando nuevas hipóte­ sis: universos paralelos o interpenetra­ dos, presencia e interacción de dife­ rentes dimensiones, existencia de se­ res intraterrestres, viajes en el tiempo, planteamientos esote'rico-ocultistas, factores psico-sociales, sociales o psíquicos, planteamientos mesiánico­ apocalípticos, más o menos místicos o religiosos ... Para concluir esta enume­ ración, meramente orientativa, citare­ mos la hipótesis, ya al ud ida, de una po­ sible vinculación del Fenómeno OVNI


al mundo de la Realidad Paranormal y sus plurales posibles modalidades de manifestación... que se refieren aámbi­ tos o dimensiones «no convenciona­ les», o sea, «diferentes» de las usual­ mente barajadas y aceptadas. Cabría hablar de que en tales Fenó­ menos concurre una «inteligencia su­ perior» o también, y quizá, con mayor propiedad y rigor, de que los mismos pOdrían ser interpretados como una

«manifestación superior» ... ide inteli­ gencia humana! (dándole un tono algo desenfadado, me agrada aludir en ocasiones a la posible confusión entre «lo extra-terrestre» y «lo terrestre-ex­ tra»). Podríamos comentar que cabe ha­ 'blar de lo Real como equivalente a lo Existente; ello permitiría afirmar que es real un pensamiento, un sentimiento, una ilusión, un sueño... una partícula

Fig. n.o 2 ESQUEMA ºENERAL referente a

FENOMENOLOGIA PARAI\JORMAL (Para-Bio-Psico-Mental) FENOMENO PARA-BIO/FISICO CLASIFICACION ATENDIENDO A AMBITOS y MODALIDADES PREDOMINANTES

FENOMENO PARA-PSICOLOGICO (Psico-emocional) FENOMENO PARA-CONSCIENTE (Paramental) FENOMENO OVNI (1) PSI-GAMMA/PES (percepción Extra-Sen­ sorial) :Telepatía, Clarividencia, Precogni­ ción, Retrocognición, Psicometría...

MODALIDADES DE MANIFESTACION

PSI-KAPPA (de manifestación física-tridi­ mensional): Telequinesis, poltergeist «<Spuk»)... HILOCLASTlA (materializacio'n, aportes, alteraciones o efectos a nivel molecular o sub-molecular).

DENOMINADOR COMUN A LOS CITADOS FENOMENOS (lo comentamos, evi­ dentemente, atítulo de hipótesis de trabajo): LA REALIDAD DEL HECHO DE LA VI­ DA, incluyendo en ella la complejísima dimensión psico-mental humana.

(1) El Fenómeno OVNI es de gran importanciaycomplejidad e incorpora, al pareceryen mi opinión, factores o elementos pertenecientes a ámbitos y dimensiones «no convencionales» (<<diferen­ tes»); puede configurar diversas variantes según sean los ámbitos, las modalidages y las moti~ vaciones, que con carácter predominante, en cada uno de los diversos supuestos, se impliquen o concurran en la manifestación del fenómeno.

sub-atómica (¿partícula?, ¿onda? ..) o una onda radiofónica, pese a que tales realidades ni existían ni tenían realidad alguna para nuestros «ilustrados» abuelos. Siguiendo el hilo de un tal razona­ miento, cabría afirmar que todos los no usuales fenómenos a que estamos aludiendo una y otra vez -incluso los que no se manifiestan como «materia­ les», como son los de Percepción Ex­ trasensorial (PES)- son asimismo «reales», puesto que «existen» (dándo­ se, además, la circunstancia innegable de que en ocasiones muchos de ellos asumen entidad físico-tridimensional y son sensorial mente perceptibles y mensurables), aunque nos sean efec­ tivamente desconocidos desde el punto de vista de la explicación o com­ prensión de los m ismos: de esto se tra­ ta ylo hemos de ir aceptando como «Ia­ cosa-más-natural-del-Mundo»... Retornando, de manera concreta, al pOlémico tema del OVNI, añad iré -con el fin de no dejar cabos sueltos que podrían dar lugar a posibles malas in­ terpretaciones- tengo singular interés en dejar claramente expuesto que en ningún momento debe ser interpreta­ da mi opinión como negando «a priori» toda pOSible intervención «no terres­ tre» (prefiero esta expresión a la de «ex­ traterrestre», por las apasionadas y emocionales connotaciones que esta última denominación lleva consigo) en la complejísima entidad del Fenóme­ no OVNI; en efecto, lo que ocurre es que carezco, por el momento, de toda posible pista segura respecto de la cualidad o la cantidad de alguna ale­ gada y supuesta intervención «no hu­ mana» en relación con dicho fenóme­ no... Estimo oportuno destacar -como elemento constitutivo de mi hípótesis-': que las vivencias OVNI más significati­ vas e impactantes (es decir «cuando­ pasan-cosas» y también en las refe­ rentes al Fenómeno Paranormal en general, pero matizadas con notables diferencias cuantitativas y cualitativas, según los casos) se acostumbran adar en un estado de consciencia en algún modo «diferente» o «modificada» (alte­ rada); algo así como en un insólito sue­ ño hecho realidad -tal vez, incluso, en un determinado espacio-tiempo tam­ bién «diferente» (otra dimensión, otro universo, otro plano...)- pero con evi­ dente impacto o connotaciones en nuestra realidad físico-tridimensional y, además, sensorialmente perceptible y mensurable: una situación personal y vivencial muy singular que podría dife­ renciarse del sueño (ensoñación), el sonambulismo, la autosugestión (au­ tohipnosis (¿?)), el trance, etc..., o tal vez con ellos emparentarse. Otro elemento fundamental para que se produzcan fenómenos para­ normales es la capacidad de lo que 219


denominamos «visualizar,>, es decir «ver» en imagen; se utiliza para ello al­ goasí como una «pantalla» mental y en ella proyecta el sujeto la clara imagen del efecto material que desea obtener; una importantísima modalidad de «vi­ sualización» sería la que cabría des­ arrollar en estados modificados (<<alte­ rados») de consciencia (nos hana­ ríamos frente a algo así como un sueño (o ensueño) muy especiaL .. En el contexto de lo insól ito que esta­ mos examinando, cabeafirmar que ni los sujetos implicados (<<testigos», «contactados», «abducidos», en el su­ puesto del Fenómeno OVNI) ni los res­ tantes factores implicados, son cuales­ quiera, puesto que se puede constatar algún tipo de «preferencia» : es decir, no existe azar (casualidad) en relación con personas, momento, lugar, efec­ tos, etc...

LO PSICO-EMOCIONAL EN LAS ABDUCCIONES Refiriéndonos en concreto al tema de las abducciones (sincopada y poco estética palabreja, por cierto) -vincula­ das, como sabemos, al ámbito del Fe­ nómenoOVNI, peseaque en numero­ sas ocasiones tal vinculación no resul­ ta ser muy clara, como ocurre en la va­ riante o modalidad denominada «visi­ tantes de d ormitorio»- se va exten­ diendo la tendencia a considerar co­ mo positiva la fi nal idad de dicha viven­ cia o situación; se habla, en efecto, de posibles logros de apertura de cons­ ciencia, de un cambio de mentalidad o en la manera de comprender yasumir la vida o el mundo, de que pueden im­ plicar un medio, recurso o mecanismo de compensación o catarsis, etc..., re­ sultando, por contra, cada día más opi nable y poco satisfactoria la hipótesis, que se me antoja infantiloide y trucu­ lenta en demasía, de la llamada «mani­ puiación cósmica» o de la «propiedad ajena» , que más nos asemeja a gana­ do, marionetas, comparsas o víctimas, que a seres cuya esencia y cuyo hori­ zonte evolutivo creemos debe situarse en la Consciencia y la Libertad. En efecto, los abducidos son, en ge­ neral, y según se comenta, gente «jo­ ven» y «normal» pero afectada por la presencia de un trauma profundo: se me ocurre pensar que dicho trauma puede ser, precisamente,el que puede dar lugar,actuando como catalizador o desencadenante, según venimos di­ ciendo y repitiendo en este trabajo, a la vivencia de la abducción , singular­ mente en la modalidad citada de «visi­ tantes de dormitorio», o en algunos ca­ sos, los menos, a una compleja mani­ festación singular y específicamente OVNI incorporando algún tipo de ab­ ducción o secuestro. Es interesante constatar que los ni­ ños(as) se ven sólo muy excepcional­

220

mente implicados en sucesos OVNI (excepto en las películas, Claro) de que den cuenta los medios de comunica­ ción, o sea, los más usuales; una posi­ ble explicación o justificación para ello pOdría ser la constatación de que ellos poseen gran facilidad para implicarse en vivencias «extraordinarias», habida cuenta de su gran capacidad de ima­ ginación, de su falta de prejuicios y de su creatividad enraizada en motivacio­ nes psicoemocionales; quiero decir con ello que los niños tienen capaci­ dad como para montárselo a su mane­ ra y que viven de manera peculiar su contacto con lo insólito. Como conse­ cuencia de ello, conviven, o pueden hacerlo, de manera usual o frecuente, con experiencias «diferentes», que re­ sultan para ellos de lo más normales y entrañables, tales como la presencia de hadas, elfos, gnomos, «aparicio­ nes» o el singular mundo que crean, y viven en plenitud, con sus juguetes... aunque a algunos tecnificados «niños­ viejos» de nuestros días se les está po­ niendo cada vez más difícil por causa de la electrónica, la robotización y la motorización, que hacen en buena parte inútiles, innecesarias, las gran­ desdotesde imaginación que eran ne­ cesarias para jugar ilusionadamente con trenes formados por estropeadas cajas de cartón o semirrotos cajones de madera, arrastrados por las menu­ das manos de sus dueños o, tal vez, y en el mejor de los casos, mediante tirar de un rugoso, áspero y un tanto soba­ do cordel de cáñamo; ocurre, en efec­

to, que en los niños el consciente no tie­ ne un suficiente poder de represión o inhibición por hallarse todavía poco ' desarrollado o potenciado. Los infanti­ les sujetos a que estamos aludiendo pueden tener una cierta predisposi­ ción en relación con ciertas «experien­ cias extrañas», pero ésta no·es norma general, pues las mismas acostum­ bran a ser fruto, sin más, de una deter­ minada situación psico-emocional que, en algún aspecto, resulte ser asu­ mida comocarenoial, no satisfactoria o· incluso, en ocasiones, como fuerte­ mente negativa, todo lo cual se trata de compensar, o paliar, con una vivencia «diferente» y, en cierta medida, creada (¿ ?) a la medida de lo que demanden las circunstancias en cada caso. Estamos reiterando, pues ya se ha insistido en ello anteriormente, que, se­ gún parece, podemos, en determ ina­ dos casos y condiciones, «crear" , para nuestro uso particular y a título com­ pensatorio o liberatorio (distensión), al­ gunosdeaquellosaspectosde la Rea­ lidad insólita que más idóneos resulten para conseguir la finalidad buscada. Es de destacar la función que en todo ello pueden tener los símbolos, los ar­ quetiposo los patrones o modeloscul­ turales...

NUEVAS VIAS PARA LA INVESTIGACION Se me antoja útil y conveniente po­ ner de manifiesto los aspectos prácti­ cosde las consideraciones, más o me-

L a realidad OVNI uede ser asumida como una manifestación de gran com lejidad significación humanas, facilitada por la decisiva implicación de algunos as ectos o ca acidades de nuestra mente, esa gran «desconocida».


nos teóricas, que aquíy ahora estamos haciendo; en efecto, cuando aludimos al insatisfactorio estadio evolutivo de Consciencia en el ser humano de nuestros días, estamos poniendo de manifiesto (¿denunciando?) unasitua­ ción de hecho que tolera y fomenta la :Injusticia, el Abuso, la Explotación de los unos por los otros, la Insolidaridad, el Desprecio, la Discriminación, la Vio­ lencia en todas sus innúmeras modali­ dades, la Guerra (crimen de lesa Hu­ manidad) ..., con los altísimos costos -en dolor, tristeza, desesperación, frustración, depresión, fatalismo (pa­ sotismo) ...- que todo ello conlleva a lo largo y ancho del Planeta, de u n Plane­ ta, por cierto, cada vez menos azul. Opi namos, en relación con todo ello, que si estuvieran vigentes unos dife­ rentes niveles o contenidos de Cons­ ciencia -que podría y debería hacer suyos un ser humano más evoluciona­ do (<<más humano», por tanto)- la ne­ gatividad a que nos hemos referido iría

presumibl:es) e ignorados mecanis­ mos para atender al objetivo de impe­ dir se consiga, en relación con tales fe­ nómenos, la «evidencia» o «verosi mili­ tud»absolutas, esdecir, que una tal evi­ dencia pueda llegar a serlo, de manera indiscutible y plenamente significativa, no ya solamente para uno o varios se­ res humanos sino para toda la Huma­ nidad en su conjunto; cabría decir que, de alguna manera, se nos está mos­ trando, con gran lujo de deta'lles y po­ niendo gran énfasis en ello, algo así co­ mo la punta de un inmenso yfascinan­ te iceberg -de imprecisos límites y emergiendo de un mundo sumergido en la penumbra- cuya presencia En la pago amorior, fenómeno OVNI. Aliado , vemos 01 estado en que quedó por el efecto de un suceso paranormal un alambre previamente guardado sin

perdiendo presencia y operatividad y sería, poco a poco, sustituida por acti­ tudes y conductas positivas, es decir, basadas en comprensión, respeto, so­ lidaridad, libertad, justicia, Paz y Amor en definitiva, para todo y para todos. Nos hallaríamos ante una nueva y genuina Consciencia Planetaria, dán­ dole, por cierto, su más auténtico y pro­ fundo sentido a la presencia de «lo hu­ mano». Un tal planteamiento o propuesta puede resultar eficaz para dar paso a un actualizado Humanismo, dinamiza­ do por una transparente e Ilusionada dimensión de Futuro. Una constatación de interés que ca­ be hacer, en relación con el complejísi­ mo mundode la Fenomenología para­ normal en general, (incluyendo en tal sentido, global y no discriminante, a la fenomenología OVNI), es la de que pa­ recen concurrir desconocidas motiva­ ciones (algunas de ellas opino' que

do el tiempo: «lo material», «lo irreal», «lo racional», «lo no racional» y «lo irra­ cional», «lo Real», «la Realidad», «lo mental», «lo ps(quico», «la continui­ dad» y «la discontinuidad», «lo físico», «la materia», «la energía» ...; opino que antes de entrar en tan absurdas como viscerales polémicas, sería necesario realizar un esfuerzo-tan lleno de bue­ na volu ntad, desapasionamiento y ob­ jetividad como fuera posible-- para tra­ tarde llegar a un acuerdo de base, que constituiría punto de partida para pre­ cisar qué es lo que se discute o se in­ tenta proteger, reivindicar o apuntalar: si esto se hiciere así, nos hallaníamos las másde las veces con la sorpresa de que la discusión o el enfrenta m i e n t o carecerían de razón de ser, pues quedaría evidenciado que los conceptos en torno a los cuales se po­ lemiza distan mucho de tener significa­ do y contenidos bien delimitados y unánimemente aceptados, lo cual, por otra parte, es fácilmente comprensible en unos momentos de tan integral y generalizada innovación como son los que estamos viviendo y que, personal­ mente, considero nos plantean a todos un desafío realmente fascinante.

COMPRENSION DE LO INSOLlTO

En el decurso del tiempo la mayor parte de los tabúes van debilitándose hasta desaparecer y de ello debieran tomar buena nota quienes, al amparo de la Ciencia, se comportan en reali­ anudar en dad como inquisidores pseudo-cientí­ una cajita de ficosy atribuyenasu saber (¿?) una ca­ cierre lidad dogmática que constituye su más hermético. vulnerable talón de Aquiles: a no tar­ dar, muchas de tales personas verán algunas de sus inamovibles «verda­ des» por los suelos, en medio del ridí­ culo más espantoso. Ocurre, en efecto, que en este tiempo nuestro los hori­ constituyere algo así como una llama­ zontes del conocimiento se amplían y da para despertar en nosotros el inte­ modifican con inusitada rapidez, 10 rés por lo inexplorado y, por tanto, des­ cual implica que cada vez son más conocido, dando 1ugar, por otra parte, a vastos y más profundOS los aspectos o algo así como un reto paraque intente­ ámbitos de lo real con los que pode­ mos hacerlo nuestro, con lo que se mos contactar y a los que podemos conseguiría no solamente incrementar comprender y asumir; ello aconseja, nuestro caudal de saber sino también como medida de la ma's elemental nuestra propia y esencial entidad ... prudencia, desechar unas actitudes, Una cuestión a la cual debo referir­ de cerril rechazo o infantil superioridad, me, por su evidente importancia a la que solamente disg ustos pueden aca­ hora del enfrentamiento y la discusión rrear por sus escasas consistencia y -que podrían promover quienes, gra­ actualidad. tuita e injustificadamente, se sintieren aludidos, atacados o heridos- es la de En el FenómenoOVNI acostumbran poner de manifiesto la absurdidad, la a concurrir determinadas connotacio­ falta de sentidoy la incoherencia de en­ nes que en buena parte cabe relacio­ trar en polémicas basadas en la defen­ nar con el singular y específico contex­ sa a ultranza de posiciones, fácticas o to, cósmico-extraterrestre, en que ge­ ideológicas, parapetadas tras unos neralmente viene situado, según la conceptos cuyos contenidos mues­ «vox popu li» (factor socio-cu Itu ral); tran su insuficiencia y los convierten en contexto que a nivel individual acos­ tan opinables como imprecisos, en la tumbra ser asumido, e incluso poten­ medida misma en queva transcurrien­ ciado, por los personales plantea­

221


mientos, no siempre ni solamente a ni­ vel consciente, de los futuros testigos o personas implicadas. Por m i parte, acostumbro a comentar, a título de hi­ pótesis, claro está, que dentro de la va­ riadísima y apasionante fenomeno­ logía insólita (no convencional) -que constituye, por principio y definición, el ámbito de las manifestaciones para­ normales de la Realidad- el Fenóme­ no OVNI reivindica para sí la cualidad de una entidad (naturaleza) de índole superior y trascendente; en efecto, en­ tre las motivaciones y las final idades de una tal manifestación cabe hallarfacto­ restan importantes como son el anhelo o necesidad de apertura a niveles de consciencia más profundos o esen­ ciales, punto de partida y comprensi ­ ble objetivo para todo proyecto de evo­ lución específicamente humana; ca­ bría decir, incluso, y por qué no, más «espirituales» o, que para el caso viene a ser lo mismo, en la plena sintonía de «lo ético» (tomado este término en sen­ tido de capacidad operativa para la comprensión, la consciencia, el respe­ to, la solidaridad, la libertad, la Paz y el Amor...); en algún aspecto pudiera pa­ recer nos estamos acercando a deter­ minados conceptos presentes en la esfera de lo esotérico-místico-trascen­ dente... Es de destacar, asimismo , yade­ más, la importancia, notoria y funda­ mental, que acostumbra a tener para los «contactados» el factor o dimen­ sión de lo social o lo colectivo, que pOdría traducirse en una búsqueda de superación del apego, tan común en el Ser Humano poco evolucionado, a lo que cabría denominar «ego ísmo», «egolatría», «yo pequeño», «guerrita personal»... Ocurre, sin embargo, que, en numerosas ocasiones, un tan posi­ tivo impulso, para tratar de trascender el «yo pequeño», se ve empañado, o inclusive contradicho, por un proceso personal que, influenciado por la pre­ sencia de lo psico-emocional, puede culminar en un conflictivo liderazgo de índole religioso-apocalíptica y mesiá­ nico, debido probablemente a un cier­ to confusionismo producido en la per­ sona por una situacio'n o pulsiones quepueden tener sus raíces más pro­ fundas en el mundo de lo no conscien­ te ó de u na consciencia «d iferente»-y aquí estamos conectando con algo así como una constante que acostumbra a darse en lo paranormal- que esca­ pan a la comprensión , voluntad o con­ trol del sujeto.

INCIDENCIAS DE DOBLE ASPECTO Es teniendo en cuenta dichos pecu­ liares aspectos del contactismo en concreto, y del Fenómeno OVNI en ge-

222

neral, que acostumbro a calificar a las manifestaciones y vivencias OVNI co­ mo de índole superior, dentro de la amplísima panoplia de lo insólito, lo di­ ferente o paranormal. Abundando en ello, cabría comen­ tar que generalmente la «entrada» (el acceso) al OVNI, por parte del sujeto humano, acostumbra 'a vivenciarse y describirse como de tipo «sutil», es de­ cir, no físico-convencional (<<material»), o sea como ocurriendo en ello deter­ minados factores más o menos sutiles, dicho sea en sentido deajenos a la ca­ pacidad o poder de la tecnología con­ vencional que puede ser considerada, desde un tal punto de vista, como un sucedáneo de la primitiva (primaria) musculatura, que, con el paso del tiem ­ po habría ido siendo sustituida por las máquinas, los aparatos, los motores ... ; en el caso del OVNI, estaríamos ante unas realizaciones que cabría enten­ der como fruto de una capacidad de

da, «diferente», con los que los afecta­ dos 'se han tropezado. Una tal carac­ terística es muy significativa, pues pOdría corresponderse con una incur­ sión en el ambito de lo mental, o de lo psico-mental si se quiere, donde tie­ nen gran relevancia funciones tales como la reflexión, la comprensión en profundidad de la tarea a realizar y el hecho deconseguir mantener a raya la emocionalidad, que no es lo mismo que la válida capacidad para ser crea­ tivo y para amar, para emocionarse, al­ bergar sensibilidad o para ser y crecer desde la operatividad basada en el respeto y la conciencia, es decir sin­ tiendo y pensando para sentirse y sa­ berse Ser ... Las connotaciones «diferentes» que concurren en la vivencia OVNI-ya las que anteriormente aludimos como próximas a determinadas propuestas propias de lo «esotérico-trascenden­ te» (enfoque que, por cierto, va toman-

Destello identificado como un OVNI. hacer tecnológicamente «limpia», en sentido de no tan materialmente burda y musculada, ruidosa, contaminante y mecanizada, como viene siendo con­ vencional. Asimismo, y en numerosas ocasiones, se destaca, por los protago­ nistas de tales sucesos (vivencias), la falta de «ánimo hostil », ha ll ándose también implícita, en tales relatos, la alusión a una manifiesta falta de emo­ cionalidad en las pautas conductuales de los «seres», de entidad desconoci-

do más fuerza a cada día que pasa)­ pueden constatarse, por ejemplo, en el hecho de que generalmente «se ve» o «se considera» que el OVNI «descien­ de», «se aproxima» desde «el cielo», siendo asumido, en la «obscuridad»de la noche como una «luz» que va-al-en­ cuentro del testigo, el cual acostumbra a hallarse «solo» (es decir, consigo mismoysumidoensu peculiarconflic­ to o búsqueda personales) o en com­ pañía de alguien con qu ien «sintoniza»

Es

posible emitir la hipótesis de que el ser humano

posee una operativa capacidad para «crear» aquellos aspectos de la Realidad que resulten más idóneos para cumplir la misión de creatividad que de ellos cabe esperar.


Bajo, estas ImrJ(lS la microfoto­ grafía muestra la zona de una letra que aparecia en un objero retorCIdo por la acción psíquica paranormaJ.

de protagonistas -si bien su función de elemento catalizador (desencade­ nante) puede seguir resultando signifi­ cativa y decisiva-, pues serán muchas las fuerzas, energías o capacidades que se hallarán en situación de pre­ sentes y disponibles y que, posible­ mente, y en consecuencia, estarán operando para tratar de conseguir un determinado resultado. Podemos comentar también que en el Fenómeno OVNI cabe se den una pluralidad de posibles «categorías», variantes o modalidades cualitativas, que pOdrían tener una muy directa re­ lación con las motivaciones, el sentido y el alcance que concurren en cada caso, es decir con lo que constituyen la subjetividad presente en cada caso singular. muy bien (la cuestión del «ir al encuen­ tro» puede tener un cierto sentido de «elección», «protagonismo», «inicia­ ción» ...). Cabrí¡:¡. comentar también que en la manifestación, fenómeno o vivencia OVNI, concurren algunas incidencias (ver fig. n.o 3). Aspectos de positividad y negativi­ dad que posiblemente tengan una di­ recta relación con el testigo, contacto o abducido, es decir con determinadas circunstancias de <.su vida»: personali­ dad, conflictividad, actitudes, reaccio­ nes, anhelos, frustraciones, esperan­ zas e ilusiones... Resumiendo, di­ ríamos: - Una situación (realidad) psico­ mental predominantemente «armóni­ ca» tenderá a originar (generar) una «vivencia OVNI armónica». - Una situación (realidad) psico­ mental predominantemente «conflicti­ va» tenderá a originar (generar) una «vivencia OVNI conflictiva». En otro orden de cosas, cuanto mayor sea e'l impacto sooial (colectivo) de una determinada manifestación OVNI, tanto menos decisiva o impres­ cindible resultará la presencia e «inter­ vención» de uno o muy pocos testigos directamente implicados en calidad

CONCLUSIONES Ya para ir concluyendo, pOdríamos 'añadir, tratando de resumir un poco cuanto llevamos dicho, que la realidad OVNI aporta, posiblemente a modo de estímulo o de compensación, algunos aspectos o elementos de realización personal: es decir trata de atender a una subjetiva exigencia de realización humana que nuestra realidad cotidia­ na -social, cultural, política, económi­ ca, artística, religiosa, filosófica...- no acostumbra a tomar debidamente en cuenta, o tiene en lamentable olvido o en situación de franca represión o re­ gresión, y ello tanto en el ámbito de lo individual como de lo colectivo (esto último, incluso, tal vez, a nivel de toda la especie humana); estamos aludiendo a la impuesta presencia en nuestras vi­ das de factores o elementos cuya fun­ ción puede resultar ser la de aportar in­ humanidad o incluso una triste deshu­ manización (pérdida de ser y de enti­ dad) por su malsana capacidad de alienación, lo que conllevaría conflicti­ vos problemas de identidad: una tal constatación evidencia bien clara­ mente la necesidad de proceder a mo­ dificar en profundidad «el Sistema» que padecemos y q ue nos condiciona,

desvirtuando tanto el sentido como la realidad de nuestras vidas, lo que constituye un hecho de una tremenda gravedad... Suponemos haber expuesto yargu­ mentado de manera adecuada que la realidad OVNI puede ser asumida co­ mo una manifestación o vivencia de gran complejidad y significación hu­ manas, facilitada (desencadenada o potenciada) por la previsible y decisiva implicación de algunos aspectos o ca­ pacidades de nuestra mente, esa gran «desconocida»...; se trataría de la pre­ sencia y operatividad de determinadas motivaciones subjetivas actuando co­ mo de catalizador (con soportes psico­ mental) y en busca de determinados efectos, semejantes en ocasiones a una catarsis, y, en todo caso, de un re­ sultado de positiva entidad y creativi­ dad, es decir que se hallase en la línea o sentido de potenciar efectivamente, y en alguna medida, la Iliberación y el crecimiento personales. Ello su­ pondría algún tipo o modalidad de im­ pacto en la cualidad y nivel de la Cons­ ciencia, la cual constituye, por cierto, el fu ndamental y esencial rasgo de u n ser humano que, dejando atrás los más elementales estadios de su evolu­ ción, se halla efectivamente en vías de crecimiento e integración personales: En pos de una madurez que habrá de permitirle vivenciar en sí mismo de­ terminados aspectos de la fértil y crea­ tiva dimensión de lo cósmico; de esa Nueva Consciencia, Planetaria y Cós­ mica, que está pugnando por emerger «en» y «de» nosotros... Es posible, y opino que también re­ comendab'ie, ganar seguridad abrién­ dose a lb deSGonócido, incluso a lo infi­ nito y lo ~rr)OL a$umiénqplo como al­ go propio o connatural en nosotros y, por tanto, en hada extraño a la propia . esencia de cada uno que, pbrotra par­ te, algunos identificamos con el Abso­ luto;con ese Gran Todoque,en alguna manera, nos sentimos y nos sabemos Ser... Se trata de ir asumiendo un sentido de Trascendencia que potencie y magnifique a cuanto existe, situándo­ nos en un contexto de efectiva G lobali­ dad que les dé todo su sentido y toda su dignidad a los particularismos y que constituya el punto de partida para una propuesta de Unidad en la Diversidad, más allá de todo confesionalismo, par­ tidismo o discriminación ; todo ello

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ atendido,cabepud~ramosco~nzar

Rg. ñ.o 3

INCIDENCIAS

. :/',

positivas o [ negativas

a intuir cuál sea la actitud más correcta para, a partir de ella, conseguir aproxi­ marse a la comprensión de la singular entidad e identidad de cada cosa y de cada uno en relación con los diversos e innumerables ámbitos o dimensiones de ·lo Real. ..

positiva

voluntariedad bondad, belleza, [I ayuda...

negativa

secuestro, maldad, fealdad, angustia, . -~ { dolor, desprecio ...

y CULMINACION

(

.~. --', ~" ,,,,

J. M. a CASAS-HUGUET --=--'.'- -" . ., .. - 223


·

.)

,.

'1


-

E

L próximo 12 de octubre de 1992, en el desierto de Mojave, donde se halla la estación de seguimientodesatélitesde la NASA de Goldstone, la antena de 43 metros em­ pezará un barrido por todo el cielo bus­ cando una posible emisión de una civi­ lización extraterrestre. Igualmente lo hará la antena de Tidbinbilla, cerca de Canberra (Australia), también de la 'NASA. y ese día, quinientos años después de que COlón llegara a las costas ame­ ricanas, el radiotelescopio de 300 me­ tros de diámetro de Arecibo (Puerto Ri­

E

co), también comenzará a observar detenidamente posibles emisiones in­ teligentes provenientes de unas 800 estrellas. Será sin duda un día importante pa­ ra la búsqueda científica de inteligen­ cias extraterrestres,' una rama apasio­ nante y desconocida del saber que se ha dado en llamar SETI (Search tor Ex­ traterrestriallntelligence, Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre). Será la cul­ minación del trabajo de un grupo de científicos que en los últimos treinta años ha estado luchando por hacer de estabúsqueda una verdadera discipli-

12 de Octubre de 1992 las estaciones de la NASA en Goldstone, Canberra y Arecibo comenzarán a buscar una señal inteligente extraterrestre en el espacio

na científica, aceptada por el resto de la comunidad. QUE ES SETI

SETI tiene mucho de astronomía, especialmente de radioastronomía, pero también de biología, de informáti­ ca y, por qué no, de filosofía. En efecto, tal como concebimos actualmente el origen de la vida, es lícito pensar que este fenómeno no es algo único yex­ clusivo de la Tierra. Más aún, podemos imaginar no sólo que hay vida en otras partes del Universo, sino que además esta vida ha dado lugar a otras razas in­ teligentes, capaces de desarrollar una tecnología que les permita comunicar­ se más allá de su planeta. Esta idea de la existencia de otras ra­ zas inteligentes extraterrestres es tan antigua quizá como lacivilización, pero sóloen lasegundamitad de nuestrosi­ glose hadesarrolladofuerade loscau­


---....,¡¡¡

ces de la religión, la literatura o la pura especulación filosófica Hay que reconocer que no hay acuerdo entre los científicos respecto a la idea anterior, que es realmente una hipótesis de trabajo, porque no sabe­ mos exactamente cuáles son las con­ diciones por las que se originó la vida en nuestro planeta, y menos aún si és­ tas se han dado en otros lugares. Tam­ bién conocemos cómase desarrolló la inteligencia en los antecesores del hombre actual, de manera que -inclu­ so ad mitiendo la existencia de vida ex­ traterrestre-Scn presupone que la in-

Los cientificos concentran hoy sus es­ fuerzos en la captación de posibles seña­ les inteligentes más allá de nuestro siste­ ma solar, convencidos de que en el nues­ tro no hay vida desarrollada

teligencia no es un fenómeno exclusi­ vo de la Tierra. El problema que se plantea es cómo y dónde buscar la inteligencia. Tenien­ do en cuenta que las grandes distan­ cias que nos separan de otras estrellas hacen imposible hoy, con nuestros co­ nocimientos, o al menos muy impro­ bable, el viaje interestelar, las posibili­ dades de tener contacto con otras civi­ lizaciones sólo se pueden entender a través de las comunicaciones en radio, o en otra banda del espectro electro­ magnético. En efecto, la luz viaja a la máxima velocidad posible de nuestro Universo, por lo que parece el vehículo más apropiado para Ilas comunicacio­ nes, como en la Tierra. Claro que podría ser que hubiera vi­ da en otros lugares de nuestro mismo Sistema Solar. En este caso, la posibIli­ dad del viaje físico es de hecho una realidad. Por lo que conocemos, sin embargo, esta posibilidad puede ser desechada: no parece que alrededor del Sol existan otros mundos habita­ dos.AI menasen ladimensiónfísicaen la que nos desenvolvemos los huma­ nos.

UNA AGUJA EN EL PAJAR COSMICO La pregunta que se plantearon en 1959 los astrofísicos Giuseppe Coc­ coni y Philip Morrison fue en qué fre­ cuencias sería más probable que pu­ diera transmitir una señal alguien con tecnología adecuada. Parece difícil que otra raza decidiera transmitir en el canal 53 de nuestra UHF... De hecho, se comentaba que sintonizar una emisión extraterrestre ingeligente era algo así como encontrar una aguja en un pa­ jar... cósmico: había que pensar en si existía una frecuencia universal. El ele­ mento más abundante del Universo es el hidrógeno, el átomo más sencillo. Nuestra galaxia está llena de él, tanto en forma de estrellas como de nubes de gas. Resulta que el átomo de hidró­ geno vibra con una frecuencia carac­ terística de 1.420 megahercios. ¿No

••

sería, pues, esta frecuencia la más indi­ cada para transmitir? Si pudiéramos sintonizar nuestra te­ levisión en el canal 172, que corres­ ponde a esa frecuencia mágica del lhi­ drógeno, observaríamos un ruido, se­ mejante a la «nieve» que hay en otros canales, producido por el hidrógeno de nuestra galaxia. De hecho, parte del ruido en otros canales de IV yen radio está provocado por material de nues­ tra galaxia. ­ Hayotrasfreey.encj~ glCas, per­ tenecientes a~diferentes especies quí­ micas bastante comunes en nuestra galaxia, como la del radical oxihidrilo (OH), en 1.700 megahercios. La idea de Cocconi y Morrison era «escuchar» mediante radiotelesco­ pios diversas estrellas cercanas al Sal, paraversi había una emisión inteligen­ te. Así lo publicaron en la revista Nature. Posiblemente, unos años antes un artí­ culo como el suyo no hubiera podido aparecer en las páginas de una revista científica, sino de ciencia-ficción. Sin embargo, en 1959 los soviéticos ya habían lanzado el Sputnik- 1, y la era espacial había comenzado. Su artículo finalizaba: «El lector puede consignar estas es­

peculaciones al dominio de la ciencia ficción f...] Nosotros creemos que me­ rece la pena el esfuerzo de búsqueda para discriminar esas señales. La pro­ babilidad de éxito es difícil de estimar; pero si nunca buscamos, la probabili­ dad es cero.» EL PROYECTQ «OZMA.. Y LA ECUACION DE DRAKE De manera independiente, Frank Drake, un joven radioastrónomo que trabajaba en el radiotelescopio de Green Bank (Virginia del Oeste, EE.UU.), llegó a un razonamiento simi­ lar y concibió un proyecto para escu­ char en esas frecuencias. Le dio un nombre adecuado: Ozma, el rey de Ila imaginaria tierra de Oz. En 1960 apuntó su antena a dos es­ trellas cercanas al Sol, Tau Ceti y Epsi­ Ion Eridani, intentando descubrir algu­ na emisión de origen artificial. Aunque tuvo algún resultado extraño (ver el re­ cuadro Falsas Alarmas), el experimen­ to no dio positivo. Si n em bargo, su puso un primer paso de SETI y una constata­ ción de que era posible llevarla a cabo. Posteriormente, Frank Drake des-

Se

comenta en medios astrofísicos que sintonizar una emisión extraterrestre inteligente es algo así como encontrar una aguja en un pajar... cósmico 227


arrolló,juntocon CarlSaganen la Uni­ versidad de Cornell, un métc:)do para estimarel número de civilizaciones ex­ traterrestres. Hoy se conoce como la ecuación de Drake, y ha pasado a ser un 'hito para SEn Se basa en el su­ puesto de que, dada la gran cantidad deestrellasde nuestra galaxia, es posi­ ble que en torno a una fracción de ellas existan planetas con vida inteligente. Se calcula, además, la probabilidad de que estas razas puedan comuni­ carse ahora con nosotros: habrán de­ bido desarrollar 'la tecnología adecua­ da ysuperar los problemas de supervi­ vencia en su mundo. Siendo optimistas, la ecuación de Drake permite estimar en unas 4.000 las civil izaciones presuntamente "co­ municativas» en nuestra galaxia. Pero

Sobre estas lineas, radio telescopio paraboloide de 43 metros de diámetro de Green Bank. A la derecha, el fíSICO Paul Horowilz.

hay una gran controversia en los dife­ rentes términos; por ejemplo, no sabe­ mossi la vidaes un proceso únicode la Tierra, o si en un planeta con vida se desarrollará una civilización de seres inteligentes. Más aún, puede que esa raza no tenga interés por la tecnología de comunicaciones, o que una vez al­ canzado el grado adecuado, acabe irremediablemente en un holocausto nuclear... Si un día llegamos a encon­ trar un mensaje extraterrestre, sabrí­ amos con seguridad que la supervi­ vencia es posible. Lo importante de este juego mental es que nos recuerda cuántos facto­

E

proyecto META de contacto con extraterrestres es realidad gracias a la ayuda económica de Steven Spielberg

228

res diferentes actúan en las hipótesis de SEn Con seguridad sabemos que N = 1 (nosotros), pero salvo que SErI dé un resultado posihvo, no podemos asegurar que sea mayor que uno.

CETI: ARECIBO AL HABLA Algo que se planteó desde los co­ mienzos de SETI es que, además de escuchar, podemos intentar ser noso­ tros quienes mandemos mensajes. Esto es lo que se conoce como CETI (Communication with Extraterrestrial Intelligences, Comunicación con inte­ ligencias extraterrestres). El mismo FrankDrake, en 1960, ideó un mensaje codificado mediantes ce­ ros y unos, que se interpreta gráfica­ mente,aunque hayque reconocerque resulta bastante complicado (dejo al lector el reto de hacerlo). En 1974 se envió desde el radiote­


lescopio de Arecibo u n mensaje de es~ te tipo, en dirección al cúmulo globular M 13 en la constelación de Hércules, un conglomerado de 300.000 estre­ llas, a unos 25.000 años-luz de noso­ tros. Evidentemente, este mensaje no llegará a su desti no hasta el año 27.000 (aproximadamente), de manera que una posible respuesta no estaría de vuelta antes del año 52.000. Esto nosda una ideade lo complica­ do que resulta la comunicación con otras estrellas. Desde luego, los pro­ yectos SErio CErI no pretenden enta­ blar una comunicación telefónica, con preguntas y respuestas. EstemensajedeAreciboveníaade-

cir, en palabras de Carl Sagan: «Aquí está el Sol. El Sol tiene planetas. Este es el terc€Jlo de ellos, de donde venimos nosotros. Os mandamos un diagrama de cómo somos aproximadamente, y algo de información sobre cómo esta­ mos hechos. Hay unos cuatro mil mi­ llones y pico de nosotros aqw; y este mensaje se os envía porcortes(a del te­ lescopio de Arecibo». Otros ejemplos de CErI son la placa que viaja en ,la sonda espacial Pioneer­ 10, o los discos con imágenes, música y mensajes de saludo en muchos idio­ mas que viajan con las naves Voyager, algo así como los «Grandes Exitos» de nuestro planeta ...

Hay

un interés internacional en los extraterrestres, como lo demuestra la existencia de una Comisión sobre búsqueda de inteligencia extraterrestre en la Unión Astronómica Internacional 229


SETI EN UNA MALETA. SPIELBERG y LA SOCIEDAD PLANETARIA En 1981, el Congreso de los Estados Unidos rechazó un proyecto SETI que iba a desarrollar la NASA. Un grupo de científicos, algunos de ellos de la mis­ ma agencia espacial norteamericana y otros, como Carl Sagan, de la Socie­ dad Planetaria (The Planetary Society, una agrupación internacional que tie­ ne como ¡in promover la investigación en nuestro sistema solar), intentaron que, a pesar del frenazo político, SETI no muriera, tras casi dos décadas de estudios y pequeños intentos. Paul Horowitz, un físico de Harvard, estaba allí, y propuso un sistema portá­ til (y barato) para hacer SETI en cual­ quier radiotelescopio. Esta maleta SETI haría la búsqueda propuesta por Coc­ coni y Morrison , en torno a las frecuen­ ciasmágicasdealgunosátomosymo­

léculas, buscando señales estrechas, diferentes de las que normalmente emiten las nubes de nuestra galaxia. Este aparato sería capaz de analizar muchas frecuencias simultáneamen­ te, agilizando la búsqueda. Mediante aportaciones de particula­ res, la Sociedad Planetaria emprendió el proyecto Sentinel (Centinela). Se operaba desde la antena de 84 metros de diámetro de Harvard, analizándose 130.000 frecuencias diferentes de ma­ nera simultánea. Sin embargo, para poder observar todo el cielo era preciso ampliar la bús­ queda (y el presupuesto, de unos 100.000 dólares). META (Megachan­ nel ET Assay, Intento ET con millones decanales),comosedenominael pro­ grama, es realidad gracias a la ayuda económica de Steven Spielberg. No deja de ser curioso que parte de las ga­ nancias de su película ET se hayan in­ vertido en SETL.. En 1985 comenzó META I y este mis-

Ta l como concebimos actualmente el origen de la vida, es lícito pensar que este fenómeno no es algo único de la Tierra

mo año pasada quedó listo para fun­ cionar META 11, un sistema similar colo­ cado en el Instituto Argentino de Ra­ dioastronomía, en Pica de Buenos Ai­ res,ydirigido porRaúlColomb. META 11 se ha podido realizar gracias a la ayu­ da del Gobierno argentino, un esfuerzo considerable teniendo en cuenta el es­ tado actual de la economía de ese país. Es en cualquier caso fundamental par­ que permite observar el cielo del he­ misferio sur, lo que no es posible desde Harvard. EL PROYECTO DE LA NASA La NASA, tras varios años de ver sus programas SErI rechazados, ha con­ seguido llevar adelante MOP (Micro­ wave Observing Project, Proyecto de observación en microondas), que co­ menzará a escuchar señales ~n 1992 y funcionará hasta 1999. Se pretende observar el cielo en la región del espectro electromagnético denominada ventana de microondas, una zona entre 1 y 1Ogigahercios en la que el ruido de fondo (producido par el gasy el polvo de nuestra galaxia) es es­ peCialmente reducido. MOP hará uso de radioantenas ya existent~s, espe­ cialmente las de la Red de Espacio


Profundo (OSN : Deep Space Network) . Aunque una de estas estaciones de antenas está instalada en Robledo de Chavela (Madrid), por el momento no se va a emplear en SErI, pues se está a la espera de poder crear en España un grupo investigador del tema, según in­ formaciones de su director, Luis Ruiz de Gopegui. Por otro lado, se hará una búsqueda más sensible en la dirección de unas 800 estrellas de tipo similar al Sol, sus­ ceptibles de tener planetas como la Tierra en que se haya desarrollado vi­ da inteligente. MOP será capaz de de­ tectar emisiones de la Tierra a una dis­ tancia superior a 20 años luz.

LA PARADOJA DE FERMI: SETI y LOS OVNls .

El gran físico Enrico Fermi se plan­ teó el problema de la existencia de inte­ ligenoias extraterrestres, y form uló una importante pregunta: ¿Dónde están? (por cierto, que cuando hizo esta sim­ ple pregunta, un colega húngaro lla­ Entre los investigadores de SErI de­ mado Leo Szilard le contestó: «están bemos mencionar a uno de especial entre nosotros, pero ellos se autode­ relevancia entre los ufólogos: Jac­ nominan húngaros») . Si pueden existir ques Vallée, quien ha desarrollado di­ o haber existido extraterrestres inteli­ versos programas SErI en el Radiote­ gentes, ¿por qué no han logrado co­ ·Iescopio de Algonquin, en Ottawa (Ca­ municarse con nosotros? nadá) , en colaboración con Robert Esta paradoja aúna a una serie de Stephens, el primer amateur de SEr\. científicos que creen que estamos so­ Y, sin duda, son de especial interés los en el Universo, apoyándose en ar­ los proyectos soviéticos. Desde 1973 se lleva a cabo una escucha de unas gumentos biológicos (la vida, y la vida inteligente, es un proceso único de la OTROS PROYECTOS SETI: LOS 600 estrellas, dedicando unos pocos SOVIETICOS A LA ESCUCHA Tierra) o filosóficos (la autodestrucción minutos a cada una, que por el mo­ de una civilización tecnológica es irre­ mento no ha dado resultado positivo. Desde el' proyecto OZMA se han Por otro lado, se está construyendo un mediable). De hecho, se suele asegu­ realizado no menos de cuarenta pro­ gigantesco radiotelescopio (de tama­ rar que si realmente existiera alguien gramas SErI, y no sólo en los Estados ño cuatro veces al de Arecibo) que se ahí afuera, ya habría dado señales de Unidos. Hay un interés internacional en empleará para SETI. Aunque los vida. ello, como muestra la existencia de una proyectos han estado muy limitados El astrofísico John Ball proponía 10 Comisión sobre SErI en la Unión As­ en su presupuesto, comentaba recien­ posibilidades por las cuales aún no se temente V. l. Slysh, investigador del tronómica Internacional (la Comisión ha establecido el contacto: 51 de la IAU sobre Bioastronomía), que 1. No hay otras civilizaciones. Instituto de Investigación Espacial de 2. Las hay, pero son primitivas. No ha organizadO diversos congresos so­ Moscú, durante un congreso de la Co­ saben de nosotros, pero en el futuro lo bre el tema, donde investigadores de misión 51 celebrado el pasado año en todo el mundo aportan sus experien­ Val Cen is (Francia): «recientemente, podrían hacer. cias y sus ideas. El creador de la Comi­ con la perestroika, la política de sub­ 3. Las hay, con más o menos nues­ tro nivel tecnológ ico. Sospechan que sión 51, Michael D. Papagianis,. co­ venciones ha cambiado... Probable­

mente esta idea [SETI] nos dará apoyo existimos, y probablemente querrían menta que «esta comisión es la másjo­ adicional del Estado».

ven (se creó en 1982), pero sin duda entablar relación con nosotros (esta una de las más activas, y está desper­

tando gran interés entre astrónomos

de todo el mundo». En la Asamblea

General de la IAU que se celebra en Ar­ E stá descartado por la comunidad científica que gentina el mes de agosto se discutirán precisamente diversos resultados de los extraterrestres estén entre nosotros los proyectos en curso.

No deja de resultar cu­ rioso que buena parte de las ga­ nancias de la película ET obtenl­ dasporSte­ ven Spiel­ berg vayan ahora aper­ mitir finan­ • • • ciar la mayor • búsqueda de señales ~~.~~ Inteligentes en el espa­ cio de toda la historia.

231


El significado del supuesto mensaje ex­ traterrestre de Frank Drake es un dibujo en el que pueda apreciarse la figura de un hu­ manoide; a lo largo del margen izquierdo hay un dibujo representando a una estrella y nueve planetas. La esquina superior de­ recha muestra diagramas de carbono y oxigeno, lo que sugeriría que ellos tienen una química similar a la nuestra. Cerca de los primeros cinco planetas están los cin­ co primeros números enteros, escritos en el estilo del cálculo binario, con un registro (o unidad de memoria) extra añadido de errordedetección: 10= 1, 100 = 2, 111 =3, 1000 = 4, 011 = 5. (El dígito extra, /lamado unidad de memoria paritaria, provoca que cada número tenga un número sobrante de unidades.) Hay una caricatura de un

«globo>' conectado al alienígena por me­ dio de la línea diagonal. Evidentemente, nos está indicando los tres números en el globo. El número superior, en línea con el planeta 2, es 11; el siguiente, cerca del pla­ neta 3, es alrededor de 3.000, y el último, cerca del planeta 4, es alrededor de 7. 000 millones. Elfo indica que tienen 11 criaturas (seres) en el planeta 2 (evidentemente una expedición); 3.000 en el planeta 3 (una co­ loma espacial), 7.000 millones en el plane­ ta 4 (su hogar). A la derecha de la cf/atura, su estatura está indicadaporel número 3 1. Tiene, pues, 31 unidades de altura. La úni­ ca unidad de medida de longitud en el mensaje es la longitud de onda de la señal de radio. El símbolo cuadrado cuatro de­ bajo de la criatura es el código utilizado en­

11110000101001000011001000000010000010100 10000011001011001111000001100001101000000 00100000100001000010001010100001000000000 00000000001000100000000001011000000000000 00000001000111011010110101000000000000000 00001001000011101010101000000000101010101 00000000011101010101110101100000001000000 00000000000100000000000001000100111111000 00111010000010110000011100000001000000000 10000000010000000111110000001011000101110 10000000110010111110101111100010011111001 00000000000111110000001011000111111100000 10000011000001100001000011000000011000101 001000111100101111

232

RANK DR

tre los alienfgenas, para futuros mensajes. (No puede ser un número, porque carece de un número extra de unidades.) Si tiene usted alguna duda no se culpe a sí mismo. Entender completamente se­ mejante mensaje exigió reunir un equipo de científicos de diversas especialidades.


dos, de manera que han sido fácilmen­ te engañados por fenómenos natura­ les y por fraudes. La gente cree que al­ guien metido en SETI está automática­ mente tratando de los OVN/s... »

A la izquierda, la nave espacial Voyager. Abajo, recreación de una estación espa­ cial soviética avanzada en cuya construc­ ción se pensaba comenzar próximamen­ te. Losacontecimientos en la URSS de los últimos meses ponen en entredicho su existencia.

EL FUTURO: EL OlA DESPUES

posibilidad se suele denominar Hipó­ tesis del espejo). 4. Existen, saben que estamos aquí, y querrían hablar, pero aún no han lo­ grado llamarnos la atención. 5. No se preocupan de nosotros. No somos para ellos una amenaza, ni tenemos nada que les interese. 6. Están algo interesados en noso­ tros, y algunos de ellos nos estudian calladamente. 7. Están muy interesados en noso­ tros, y nos estudian secretamente (lla­ mada Hipótesis del Zoo). 8. Interfieren en nuestros asuntos actualmente. 9. Somos un experimento en su la­ boratorio. 10. Dios existe (lo que no es nece­ sariamente inconsistente con las otras opciones). Como se ve, en estas diferentes hi­ pótesis se hayan incluidas muchas de las teorías que circulan por el mundillo ufológico. Claramente está descartado, sin em­ bargo, parla comunidad científica,

sean pro-SETI o anti-SETI, que los ex­ traterrestres estén entre nosotros. Las posibilidades de Ball no tienen ningu­ na base experimental, por lo que Ila ac­ titud correcta sería reconocer que no se tienen todas las respuestas. No es este artículo el lugar idóneo para plan­ tear este tema (a pesar del rotu ndo po­ sicionamiento del autor en contra de la hipótesis extraterrestre: no hay prue­ bas). Sin embargo, sí conviene separar SErI y OVNls. Comentaba Paul Horowitzque uno de los principales problemas a la hora de hacer creer a sus colegas que su trabajo es serio «es precisamente que te meten rápidamente en la jaula de grillos de los OVN/s, así que vetea pedir subvenciones...» De igual manera, Thomas MeDo­ nough afirmaba recientemente: «Hay mucha confusión entre SETI y los OV­ N/s, y ello es uno de los problemas que más dolores de cabeza me provocan. Aunque ha habido unos pocos ufólo­ gas serios, muchos de ellos son muy descuidados y escasamente entrena­

P or si acaso, ya existe un protocolo, una especie de manual que indica qué se debería hacer en caso de descubrir una señal inteligente en el espacio

Los diferentes programas SErI en curso (y otros como el proyecto Cy­ clops, que supondría la instalación de unas mil antenas de cien metros de diámetro cada una) podrían dar una respuesta un día cualquiera. O no. Por si acaso, ya existe un protocolo, unaespeciede manual que indica qué se debería hacer en caso de descubrir una señal supuestamente ingeligente. Fue propuesto en octubre de 1988 por Michael Michaud, del Departamento de Estado estadounidense, en una reunión SErI celebrada en Ontario. Re­ comienda al grupo que detecte una señal «sospechosa», realice comple­ tas comprobaciones de su equipo y se asegure de que no son fuentes terres­ tres o fenómenos naturales. En el caso de q ue la señal no sea explicable, yan­ tes de hacer un anuncio público, se avisará a otros grupos de observación, para intentar confirmaciones indepen­ d ientes, y permitir un continuo segui­ miento de la presunta fuente. Se espe­ dica que, una vez comprobado el ori­ gen extraterrestre, la noticia «se deberá diseminar rápidamente, de manera abierta yamplia, a través de los canales científicos y públicos de comunica­ ción (artículO 4»>. A veces se ha co­ mentado que hay una especie de acuerdo secreto para ocultar esta in­ formación, pero lo cierto es que este protocolo indica que la opinión de los científicos que trabajan en SErI, es jus­ tamente la contraria: la noticia (con la debida confirmación necesaria según los habituales procedimientos científi­ cosde repetibilidad) sería quizá la más importante detoda nuestra historiaso­ bre la Tierra. En efecto, las consecuen­ cias que tendría pdra nuestra civiliza­ ción un resultado positivo de SErI se­ rían cuando menos tremendas: su­ pondrían un radical cambioen nuestro mundo. SErI, la búsqueda de inteligencias extraterrestres, está en marcha. Sólo nos queda esperar, y desear que ,Iaca­ sualidad haga esta espera breve. JiU Tarter, encargada del programa ry10P de la NASA, comentaba reoientemen­ te: «Es la primera vez que nos ponemos a haceralgo que puede tardar genera­ ciones, y todo ello porque somos cu­ riosos». Para ThomasMcDonough laapues­ ta es clara: «Si ET está llamando, noso­ tros estamos a la escucha».

Javier E. ARMENTIA Astrofísico. Director del Planetario de Pamplona

233


ANTONIO RIBERA

Se trata, sin duda,del mayor divulga­ dor en lengua hispana, del, fenómeno OVNI. A él debemos buena parte de las obras clásicas que existen sobre este fenómeno -ha publicado más de 20 monografías sobre éstos-, así como un gran número de traducciones, sin cuya existencia la cultura ufológica de los países hispanohablantes pecaría de paupérrima. En Barcelona fundó en 1958 el Centro de Estudios Interplane­ tarios, institución que hasta finalesde la década de los 70 representó a buena parte de la ufología activa española. A ello hay que sumarle numerosas con­ ferencias, entre la que cabría destacar la que en 1979 pronunció en la Cáma­ ra de los Lores ing lesa, siendo el pri mer ufólogo español que d iserlaba frente al UFO Study Group británico. En 1990 fue condecorado con la Creu de Sant Jordi, la máxima distin­ ción cultural que se concede en Cata­ luña, por su aportación a la cultura ca­ talana. Recientemente, representó a España en el First World UFO Congress en Tucson (Arizona).

VlCENTE-JUAN BALLESTEA OLMOS Es el más destacado ufólogo científi­ co de nuestro país. Sus trabajos teóri ­ cos son conocidos en todo el mundo, especialmente los que hacen referen­ cia a los casos de aterrizajes de OVt\lIs, durante años su máxima especialidad ufológica. El fruto de sus trabajos y aná­ lisis computerizados de casos de en­ cuentros cercanos con OVt\lIs se pue­ de encontrar en las cuatro obras que ha escrito: OVNls, el fenómeno aterri­ zaje (1978), Los OVNls y la ciencia (1981), Investigación OVNI (1984) Y más recientemente su Enciclopedia de los Encuentros Cercanos con OV­

Nls (1987).

Hasta ahora ha sido el único ufólogo europeo becado por la norteamerica­ na Fundación para la Investigación OVNI (FUFOR), en 1982, con Objeto de desarrollar un trabajo sobre casos de encuentros cercanos en España y Por­ tuga. Su enfoque estrictamente cientí­ fico de la problemática OVNl,le ha con­ vertido en uno de los más cautos ana­ list~s ufológicos de España. Sus últi­ mas Investigaciones se centran en la relación que policías y militares de las tres armas tienen con casos OVNI.

234

ENRIQUE DE VICENTE Puede ser considerado como uno de los más activos divulgadores de lo paranormal en nuestro país, habiendo desarrollado u na gran parte de su acti­ vidad investigadora dentro del fenó­ meno OVt\11. Su brillante historial ufoló­ gico puede seguirse desde 1968. Artí­ culos, organización de conferencias y seminarios sobreOVNls (como el que en 1978 organizó en la Universidad Autónoma de Madrid, único hasta el momento presente en su género). Ha sido director de publicaciones como Contactos Extraterrestres (ya desapa­ recida), y editor de Cuadernos de Ufo­ logía Actualmente dirige Año Cero. Una de sus especialidades dentro del fenómeno de los Objetos volantes no identificados es el asu nto de los ab­ ducidos. Colaboró activamente en la investigación del célebre caso de <<Ju­ lio F», que fue secuestrado por una na­ ve extraterrestre en Soria en 1978, amén de sus muchas otras incursio­ nes sobre este asunto. Su gran volu­ men documental, así como sus con­ tactos con investigadores de todo el mundo, le convierten en uno de los in­ vestigadores más informados del mundo.


HILARY EVANS

FERNANDO JIMENEZ DEL OSO

Sin duda se trata de uno de los gran­ des intelectuales contemporáneos a la hora de enfrentarse a los fenómenos paranormales. Su vinculación a la míti­ ca Society for Psychical Research (SPR) británica y su gran conocimiento de toda la problemática para normal, no le hacen dudar a la hora de asegu­ rar que el fenómeno OVNI es el más ri­ co, de los actualmente accesibles para su investigación, de fenómenos anó­ malos. Aspectos culturales, sociológi­ cos y psicológicos son los que priman en la mayoría de sus trabajos. Trabaja habitualmente con BUFO­ RA (British UFO Research Associa tion) y con ASSAP (Association for the

El doctor Jiménez del Oso tuvo su primera gran incursión Identro \ del fe'/lómeno .ovn i ,con ¡su labra IEI Síndrome OVNI (Planeta, 1984). Ante­ riormente había ya dirigido algunos capítulos sobre este intrigante asunto para sus programas de televisión La Puerta del Misterio y Más Allá, y había considerado la importancia de la creencia en extraterrestres en su pri­ mer libro El Fin del Mundo (UVE, 1979). Sus tareas en la divulgación de los fenómenos paranormales en este país son difícilmente igualables. Entre sus últimos trabajos, destaca la serie que dirigió, con la ayuda de J.J. Benítez, pa­ ra las televisiones autonómicas, titula­ da En busca del misterio.

Scientific Study ofAnomalous Pheno­ mena). Entre sus obras cabría destacar Visions, appartions & alien visitors (re­ cientemente traducida en la editorial Kier) y Gods, spirits & cosmic guar­

dians.

JUAN JOSE BENITEZ Popular periodista especializado español, comenzó su andadura en el tema OVNI en 1974, a raíz de que su periódico, La Gaceta del Norte, de Bil­ bao, le mandase como enviado espe­ cial a Perú para que investigase los contactos que un grupo de jóvenes aseguraban tener con extraterrestres. A raíz de este viaje, dedicó gran parte de su actividad profesional a la investi­ gación de los objetos volantes no iden­ tificados, volcándose en ella hacia 1978. Por aquel entonces, Benítez había conseguido hitos históricos den­ tro de la ufología ibérica, como la ob­ tención de doce expedientes confi­ denciales del ejército español concer­ nientes a OVNls, así como llevar a sus espaldas más de 100.000 kilómetros tras los OVNls (título de una de sus obras más conocidas entonces). La investigación de este periodista

BERTRAND MEHEUST El mismo suele decir que su aproxi­ mación al fenómeno OVNI ha sido indi­ recta. Lo ha hecho a través de la cien­ cia-ficción y del folklore, pero sus apor­ taciones a la Ufología contemporánea por esas vías han sido impresionantes. Sus obras Science fiction et soucou­ pes volantes (1978) y Soucoupes et folklore (1985) demuestran que mu­ cho antes de la aparición «oficial» de los OVNls en 1947, relatos de libros de cienc ia-ficción de primeros de siglo, o relatos folklóricos de épocas remotas, contenían los detalles fundamentales que hoy nos muestra el fenómeno OV­

JOSEPH ALLAN HYNEK Fue considerado hasta su muerte, en 1986, la máxima autoridad mundial sobre OVNls. Desde su fundación diri­ gió el Centerfor UFO Studies (CUFOS), que hoy lleva su nombre, en IIlionis. Además, durante veinte años fue con­ sultor de la Fuerza Aérea en materia de OVNls, participando activamente en algunas investigaciones del célebre programa de investigación de la USAF sobre OVNls, Proyecto Libro Azul. Su presencia ha sido requerida siempre que se trataba de hablar de OVNls de un modo serio, participando como asesor técnico en la película Encuen­ tros en la Tercera Fase, donde sugirió que la primera parte del film estuviese dedicadaa casos estrictamente reales. Sus obras también son considera­ das clásicas dentro del mundo OVNI, aunque lamentablemente sólo existe una traducida a nuestro idioma: Elln­ forme Hynek (Javier Vergara, 1979).

NI.

sobre los OVNls aún continúa. No bas­ tan sus casi treinta libros dedicados a anomalías; ahora sigue persiguiendo casos de encuentros cercanos con los ocupantes de los OVNls, y fruto de esta investigación de más de una década ha publicada dos importantes obras: La Punta del Iceberg (Planeta, 1983) Y La Quinta Columna (Planeta, 1990). Es popularmente conocido a raíz de sus volúmenes sobre «Caballo de Troya».

Considera al fenómeno como de una importancia sociológica capital, y sus trabajos van enfocados en ese sentido. Sus colaboraciones habitua­ les son para publicaciones especiali­ zadas como OVNI-Presénce e Infors­ pace. Actualmente reside en Mézilles (Francia).

235


RICHARD HAlNES Fue investigador de la NASA hasta 1967, participando en la recog ida de datos de numerosos accidentes aé­ reos o percances con aeronaves. Su participación en la Asociación Médica Aeroespacial, así como sus destaca­ das actuaciones en la Sociedad Inter­ nacional de Investigadores de Seguri­ dad Aérea, le capacita a la perfecci ón para desarrollar su actual trabajo ufo­ lógico, que se centra en los casos de pilotoscivilesy militaresque han ten ido

encuentros con extrañas aeronaves no identificadas. El doctor Haines es una de las figu­ ras punteras en la investigación ufoló­ gica científica en EE.UU., siendo sus dos últimos libros publicados dos sor­ prendentes monografías sobre inci­ dentes aéreos. La primera dedicada a la desaparición del piloto australiano Frederick Valentich, en Melbourne (Australia), en 1978, tras su encuentro con un OVNI, y que tituló Melbourne Episode (1989),y la más reciente, dedi­ cadaa losOVNlsvistos por pilotos mil i­ tares durante la guerra de Corea, titula­ do Advanced aerial de vices reported during the Korean War (1990).

UFOLOGOS DE TERCERA GENERACION Bruño Cardeñosa, Manuel Carba­ lIal, Josep Guijarro y Javier Sierra, son -además de aquellos ufólogosque les preceden en edad- algunos de los más firmes candidatos para asumir el relevo de la investigación ufológica. Todos ellos colaboran con sus investi­ gaciones particulares en este mono­ gráfico, y todos ellos iniciaron con fu"er­ za su incursión en el mundo de la in­ vestigación ufológica en la segunda mitad de la década de los 80. De por sí, esta «nueva ola» de ufólogos consti­ tuye una corriente única a nivel mun­ dial. Sus respectivas actividades com­ binan, en todos los casos, la investiga­ ción con la divulgación en medios de amplia repercusión social. Quienes les preceden les conside­ ran como investigadores de «Tercera Generación», término que sólo se en­ tiende si aceptamos como investiga­ dores de «Primera Generación», a los pioneros que durante los años 50 u 60 trabajaron sobre los No Identificados. Gente como Antonio Ribera, Manuel

236

Osuna, Oscar Rey, Eduardo Buelta o Manuel Pedrajo, por citarsÓ'lo algunos. En la «Segunda Generación», cuyaac­ tividad pública despuntaría durante los años 70 y 80, nos encontramos figuras a las que aludimos aparte, como J.J. Benítez.

El enfoque de esta nueva hornada de investigadores es multidisciplinario, y combinan los hallazgos en el campo de lo para normal con los estrictamente ufológicos. Los resultados de algunas de sus investigaciones de campo co­ mienzan ya a verse en algunos de los trabajos que presenta Más Allá en este número.

PHIWP J. K1ASS Es el escéptico en cuestiones ufoló­ g icas por excelencia. Fue durante treinta y cinco años editor de la revista Aviation Week & Space Technology; actualmente es una de las prinCipales figuras del CSICOP (Comité para la In­ vestigación Científica de lo llamado Paranormal), siendo sus contribucio­ nes en la publicación oficial de este centro, The Skepticallnquirer, la cara polémica del fenómeno OVNI. Sus últi­ mos y más desmedidos esfuerzos se han centrado en tratar de desacreditar el denominado memorandum Majes­ tic-12, del que es un serio detractor. Entre sus obras nos encontramos: UFO 's: The public deceived, UFO's Ex­ plainedysu última obra dedicada a las abducciones, que tituló UFO Abduc­ tions: A dangerous game.

JACOUES VALLEE Sin temor a equivocarnos, podemos asegurar que este hombre de origen francés, es uno de los más destacados invetigadores de toda la historia del fe­ nómeno OVNI. En buena medida el _ per:lsamiEmto_úfofó...Qicó-tia avanzado a medida que iban apareCiendO sus obras, que se iniciaron con una disi­ mulada creencia en la procedencia extraterrestre del fenómeno a finales de la década de los 60, y han desem­ bocado en una interpretación multidi­ mensional de los OVNlsa finales de los ochenta. Es un científico en computadoras, así como astrónomo destacado. Ac­ tualmentetrabaja parae l Departamen­ to de Defensa norteamericano, aseso­ rándoles desde su propia empresa in­ formática con base en San Francisco (California). De hecho, su figura fue re­ preselltada po~ el actor Franc;:ois Truf­ faut en la película de Spielberg En­ cuentros en la Tercera Fase (1977) , lo que indica en cierta medida la popula­ ridad de este ufólogo. Hasta ahora ha escrito ocho libros sobre OVNls, siendo sus dos últimos Dimensions (Contemporary Book, 1988) y Confrontations (Ballantine, 1990), una muestra del alto nivel de su trabajo.

JOHNA.KEEL

Desgracitldamente para la evolu­ ción de la ufología de habla hispana, muy pocas de sus obras han sido tra­ ducidasa nuestro idioma. Durante mu­ chos años ha sido considerado el en­ fant terrible de la ufología, principal­ mente gracias al pensamiento de avanzada que ya en 1970 plasmó en su OVNI: Operación Caballo de Troya, denunciando la gran variedad de fenó­ menos parafísicos -no necesaria­ mente extraterrestres- que se mez­ clan en este campo. Sus mayores inte­ reses siempre han derivado hacia la interrelación de especies extrañas (desde el Yeti, a los «Hombres de Ne­ gro», pasando por el «Mothman») con la raza humana. Sus conclusiones son inquietantes. . Asegura que una gran parte del fenó­ menoOVl\l1 es subjetivo, y que el fenó­ meno OVNI es consecuencia de un complejo proceso alucinatorio, provo­ cado por alguien ajeno a nosotros. En­ tre las pocas obras que disponemos en español de este pensador -con to­ do lo que ello implica- de la ufología está El enigma de las extrañas criaturas (Ed. ATE,1981).


COLMAN VON KEV1ZCKY Este militar retirado de origen hún­ garo es uno de los personajes más po­ lémicos ycontrovertidosde la Ufología. Sirvió como jefe del Departamento de Educación Audiovisual del Ministerio de Defensa y del Personal General Real de Hungría, amén de introducirse en labores de inteligencia de EE.UU. Al final de la II Guerra Mundial. Su papel en el mundo OVNI se inicia en 1966 cuando presentó ante la Ofici­ na de Información Pública de las Na­ ciones Unidas un análisis de la cues­ tión OVNI, basada en sus años de in­ vestigación como militar, en el que aseguraba que éstos podían suponer una amenaza para la seguridad del planeta. Su idea fue presentada tam­ bién en Octubre de 1978 ante la 33 se­ sión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, urgiendo a una ac­ ción internacional rápida ante la ame­ naza extraterrestre. Hasta hoy, Von Kevizcky ha conti­ nuado prácticamente en solitario con esa idea, que defiende y promulga a través de su organización, el ICUFON (Red Internacional de Investigación sobre OVNls).

establecer un pacto con el Gobierno de los EE.UU. Fruto de esta nueva acepción del fenómeno por parte de Freixedo ha surgido su obra La amena­ za extraterrestre (1989).

de sus más enraizadas pasiones la in­ vestigación del fenómeno OVNI en la antigua India, que ha visitado ya en al­ guna ocasión obteniendo mucha in­ formación inédita sobre las «vi manas» o naves voladoras de los dioses del Mahabharata También ha disertado en simposiums internacionales sobre SETI (Búsqueda de Inteligencia Extra­ terrestre) y ante la Cámara de los Lores británica, sobre el enigma de los Obje­ tos Volantes No Identificados.

MARIUS LLEGET

ROBERTO PlNOm Es el «padre» de la ufología en Italia, y actualmente preside el Centro Ufologi­ co Nacionale (CUN), primer centro ita­ liana que se dedicó de lleno ala investi­ gación racional de este fenómeno contemporáneo. Los hitos de Pinotti son muchos, pero entre ellos están el haberobtenidoel apoyo de su Ministe­ rio de Defensa en la obtención de do­ cumentación OVNI, ási como haber puesto en marcha revistas de prestigio internacional, como Notiziario UFO.

Fue considerado (hasta su muerte, en 1988) unode los primeros periodis­ tas españoles que se dedicó a la divul­ gación del fenómeno OVNI. Descu brió los predecesores de los «platillos vo­ lantes» en 1946 con la misteriosa olea­ da de «bombas volantes» sobre Es­ candinavia, y multiplicó su actividad a raíz de la popularización de los OVNls en el verano de 1947. Su interés le llevó a ser uno de los fundadores, en 1958, del Centro de Estudios Interplaneta­ rios (CEI) en Barcelona, y publicó su primera obra sobre los objetos no identificados en 1967, que tituló Mito y realidad de los platillos volantes, don­ de -según reconocería después- fue excesivamente generoso con el fenó­ meno.

SALVADOR FREIXEDO

Heterodoxo y polémico allá donde los haya, es uno de los más destaca­ dos pensadores del fenómeno OVNI. Perteneció durante 30 años a la Com­ pañía de Jesús, bastando un libro suyo crítico con la Iglesia (Mi Iglesia duerme) para que dejase la orden de los jesuitas y se dedicase de lleno a la invetigación, análisis y divt:;llgación de los fenóme­ nos paranormarés. Fruto de ese inten­ so trabajo han.surgido verdaderos clá­ sicos en la bibtiograffa ufológica como DefendámOFl08. de los Diof>es o Visio­ ni)(Í{){1 J!1ísticos y contactos extrate­

.. "' ~ .' -

· SUsfiltimastel1d"WlciaS en f~ iflvesti­ gacrón OVNi se ~man al carro de los {1ue pien~ los ex1fatenestres son los causantes de las mutdaciones de ganado. yque incluso han Hegadoa

cwe

Tiene varias monografías publica­ das sobre OVNls en su país, de las que merece especial mención su libro UFO, Visitatori da Altrove, siendo una

En et~cto, Lleget fue racionalizando su investigación con el paso de los años, siendo uno de los golpes más dUr@que recibtó la noticia de los dos 'u fóluQos suicK;íadQt; en Tarrasa en lQTZ; AI.p«recer Ueget recibió aquel ~.día una carta póstuma de los !,!~ en la que le ~,carg:Efuan ha­ cer ~ un mensaJE) de I~ extrate­ rreslres a las Naciones Unidas. Hoyes considerado uno de los pILafes del desarrollo del fenómeno OVNI en nuestm país.

237


ANDREASFABER~SER

de la Esfinge». Es además el alma de la Ancient Astronaut Society, una corpo­

Escritor y aventurero, desde hace años se especial izó en cuestiones ufo­ lógicas y esotéricas. Su nombre es bien conocido gracias a la excelente labor de divulgación que entre 1976 y 1982 realizó sobre el mundo de lo pa­ ranormal a través de su desaparecida revista Mundo Desconocido. Entre sus aportaciones más destacables al mis­ terio OVI\II destaca la traducción de una buena parte de la documentación que la CIA norteamericana poseía so­ bre OVNls, y que comenzó a desclasifi­ carse en 1978 gracias a la entonces re­ cién aprobada Ley de Libertad de In­ formación (FOIA). Sus obras Informes

ración fundada en 1973, cuyos objeti­ vos son determinar si existió vida inteli­ gente y tecnológicamente desarrolla­ da sobre la Tierra en épocas anteriores a los tiempos históricos y comprobar si nuestro planeta recibió en el pasado la visita de seres extraterrestres.

milia se vio involucrada, de una u otra forma, en estos acontecimientos. De Strieber podemos decir que no es, propiamente, un investigador. Es parte integrante del fenómeno, y uno de los más valientes defensores de su realidad. Ello no excluye (como vimos en Más Allá, 27) que analice su expe­ riencia desde un punto de vista crítico. Sus obras ufológicas son, además de Communion, una segunda parte de esta obra titulada Transformation (1988) y Majestic (1989), una docu­ mentada novela, basada en el OVNI que se estrelló en Roswell (Nuevo Mé­ xico) en 1947.

de avistamientos y Documentación y Memorandos (ATE, 1981) son el resul­

AlMEMICHEL

tado palpable de esa labor. Paralelamente, el interés ufológico de Faber-Kaiser se ha ido centrando en la conexión de culturas antiguas con visitantes extraterrestres que, de un modo muy directo -a decir de este investigador- han influido en la crea­ ción de la raza humana. Sus doce li­ bros publicados, el último de los cua­ les, El muñeco humano, se centra en la hipótesis comentada, muestran a un escritor profundamente preocupado por el ser hu mano y por los valores que éste puede alcanzar. Hoy cumple con las tareas de delegado en Cataluña y de coordinación internacional de Más

Sin considerar su labor, difícilmente pOdría obtenerse una visión coherente de la evolución del pensamiento res­ pecto al fenómeno OVNI. Michel es uno de los primeros estudiosos euro­ peos del tema, y autor de una obra fun­ damental : Los misteriosos platillos vo­ lantes (Pomaire, 1963). En ella expone lateoríade las ortotenias, queson unas líneas imaginarias sobre las cuales -siempreteóricamente-circulan más a menudo los OVNls. Esta idea pudo ser desarrollada por Michel gracias a sus estudios sobre la increíble oleada francesa de apariciones de No Identifi­ cados, en 1954.

Allá

ERICH VON DANIKEN

Nació el 14 de Abrill de 1935 en Suiza. Desde el año 1955 se dedica a viajar por todo el mundo, para intentar resol­ ver la gran incógnita que se ha conver­ tido en el objetivo de su vida: ¿recibie­ ron nuestros antepasados la visita de otros habitantes del universo? Es, sin duda, el autor más polémico en el campo de la especulación extraterres­ tre. Se han vendido 50 millones de ejemplares de sus libros, que se han traducido a 31 idiomas y se han publi­ cado en 40 países. Destacan entre ellos «Recuerdos del futuro», «Regre­ so a las estrellas», «El oro de los Dio­

ses», «Profeta del pasado» y «Los Ojos 238

WHm.EY SlRIEBER Si tuviéramos que señalar a algún personajes como responsable de la concienciación pública de la impor­ tancia del fenómeno abducción, de­ beríamos quedarnos con Whitley Strieber. Prolífico escritor de ciencia­ ficción y de obras de avanzada, publi­ có en 1987 un polémico volumen, Communion (traducido por Plaza & Janés, 1988), donde afirmaba que desde 1985 venía siendo visitado por entidades de origen desconocido -probablemente extraterrestres, se­ gún afirmó inicialmente-que se intro­ ducían en su dormitorio, y donde le so­ metieron a una dolorosa serie de exá­ menes físicos y psíquicos. Toda su fa­

Michel fue también pionero a la hora de referirse al concepto de «índices de extrañeza», señalando con contun­ dencia que «el fenómeno (OVNI) es tanto más extraño cuanto mejor visto es; la cifra de extrañeza aumenta en ra­ zón inversa a la distancia». El caso de Michel, al igual que sucede con mu­ chos otros investigadores, se completa cuando -un tanto hastiado por la fal\ta de información renovadora dentro del fenómeno OVI\II en la década de los 80- decide prestar atención a otras parcelas de lo insólito. Fruto de esa preocupación más universal, conta~ mas con obras como El Misticismo, El hombre interior y lo inefable (Plaza & Janés, 1975) y con trabajos complejos dedicados al esoterismo. Hoy en día vive apartado de toda ac­ tividad pública, en su país natal, Fran­ cia.


FRANC

• Association Di/onaise de Recher­ ches Ufologiques & Parapsychologi­ ques - 6 rue des Gémeaux, 21220 Ge­ vrey Chambertin. • Association d'Etude surles Soucou­ pes Volantes - BP 324 1311 Aix-en­ Provence Cedex. • Comité lIe-de-France des Group­ ments Ufologiques - 10 rue de I'ingé­ nieur Robert Keiler, 262/17, 75015 Pa­ riso • Groupe d'Etude des Phénoménes Spatiaux Inexpliqués - 89 rue de Siam , DINAMARCA ALEMANIA 29200 Brest. • Skan dinavisk UFO Information - P. O. • Centrales Erforschungsnezt Aus­ Box, 6, OK-2820 Gentofte. sergerwohnlicher Phanomene - Eise­ ITAU nacherweg 16,0-6800 Mannheim 31. • Centro Ufológico Nazionale - Vía Odorico da Pordenone, 36. 50127 Flo­ • GEP - Postfach 2361, 0-5880 Lü ­ EE.UU. rencia. denscheid. • Aerial Anomalies International- P. O. • Centro Italiano Studi Ufologici - Cor­ Box 66404, Mobil e, Alabama 36606. ARGENTlNA so Vittorio Emanuele, 10810121 Turin. • Ancient Astranaut Society - 1921 SI. • Círculo Argentino de Investigacio­ Johns Avenue, Highland Park, IlIinois, nes Ufológicas - Casilla de Correo, POLONIA 60035-3105. 218. Córdoba. • Krakow UFO Research Group - UI . • Citizens Against UFO Secrecy ­ 22/14, 31 056 Krakow. Jozefa • Centro de Estudios de Fenómenos 3518 Martha Custis Or., Alexandria, VA Aéreos Inusuales- Casilla de Correo, 9. 22302. Suco 26. 1426 Buenos Aires. PORTUGAL • Fund for UFO Research - P. O. Box • Comisión de Investigaciones Ufoló­ • Comissao Nacional de Investigac;:ao 227, Mount Rainier, MO 20712. gicas - Casilla de Correo, 26. Suco25. do Fenómeno OVNI - rua Sá da Ban­ • International Center for UFO Re­ 1425 Buenos Aires. deira, 331-3.a , Sala 31,4000 Porto. search - 7045 Third Ave., Scottsdale,

AUSTRAUA

AZ85251.

• J. A. Hynek Center for UFO Studies,

REINO UNIDO

• Australian Center for UFO Studies - 2457 W. Peterson Avenue, Chicago, • Association for the Scientific Study P. O. Box 728, Lane Grove, NSW 2066. ofAnomalous Phenomena - 16 Wedg­ IlIinois 60659. wood Walk - Lymington Road, Londres • Victorian UFO Research Assocía­ • Mutual UFO Network, 103 Oldtowne NW6. tion - P. O. Box, 43, Moorabbin, VIC Road, Seguin, TX 78155. 3189. • British UFO Research Assocíation ­ • UFO Research Institute - P. O. Box, 16 Southway, Burgess Hill, IRH15 9ST. 502, Union City, CA 94587. BELGICA • Contact UK - 48 Crown Road, Wheatley, Oxford OX9 1UL.

• Société Beige d'Etude des Phéno­ ESPAÑA menes Spa tiaux - 74 Avenue Paul Jan­ • Leicester UFO Investigation Com­ mittee - 31 Grave Road, Leicester LE5

son, B-1 070 Bruselas. • Asociación Valenciana de Investi­ gaciones Parapsicológicas y Ovnilógi­ 3HJ.

• Studiegroep voor Vreemde Lucht­ cas - Aptdo. de Correos 1.1054.46080 verschijnselen - Oever 28, B-2000 Ant­ • Manchester UFO Research Asso­ ciation - 6 Silsden Avenue, Lowton,

Va lencia. werpen. Warrington WA3 1EN. • UFO 21 - 40 Konig Albertstraat, • Centro de Estudios Interplanetarios - Apdo. de Correos, 282. 08080 Barce­ • North Lancashire UFO Investigation B-3500 Hasselt. Group - 89 Bare Lane, Morecambe lona. BRASIL LA4/6RN. • Centro Investigador de Fenómenos • West Yorkshire UFO Research • Centro para Pequisas de Discos Extraños - Apdo. Correos, 94. Archena Group - 84 Elland Road, Brighouse Voadores - Caixa Postal 2182, 79021 (Murcia). H0620R. Campo Grande (MS). • Comisión Investigadora de Fenó­ menos Anómanos (Sociedad Espa­ CANADA ñola de Parapsicología) - CI Belén, 15, SUECIA 1.0 dcha. Madrid. • Centrale de Compilation Ufologi­ • Archives for UFO Research - P. O. que de Québec - CP 103, Orummond­ Box 11027, S-60011 Norrkopi ng. • Cuadernos de Ufología, el Rualasal, 22 - 39001 Santander. ville, Ouébec, J2B 2V6. • UFQSverige - Box 175, S-73300 Sa­ la.

• Corporation pour la Collection des • Grupo Alpha - Apdo. de Correos, 30 Observations Inexpliquées - BP 161, - 48910 Sestao (Vizcaya).

SUIZA

Saint-Brunot Ouébec, J3V 4P9. • Grupo de Radioaficionados Ufoló­ gico de Euskadi - el Miguel de Unamu­ • Association d 'Etude sur les Soucou­ no, 7. Vitoria. pes Volantes - CP 342. CH-1800 Ve­ CHINA vey.

• UFO Research Centre of Yunnan - • Instituto de Investigación y Estudios 24 Xiao -Wei-Yung, Zhu-Shi-Kou, Exobiológicos - el Bol ivia, 19. 08018 • Ancient Astronaut Society - CH-

4532 Feldbrunnen, SO.

Barcelona. Pekín.

239


Hacer una revisión exhaustiva de la bibliografía ufológica que existe en nuestro idioma es -con toda seguri­ dad- una tarea quimérica. Sin querer­ lo nos dejaríamos en el tintero obras que en su momento tuvieron alguna significación para la comprensión de este enigma contemporáneo. Aún a pesar de ello, nos aventuramos a ofre­ cer a nuestros lectores una am plia guía de lectura de algunos de estos volú­ menes, a sabiendas de que todos aquellos títulos publicados antes de 1980 constituyen de por sí casi piezas de bibliófilo. Lo cierto es que, dentro del amplio mercado de libros existentes sobre OVNls, podemos hallar textos para to­ dos los gustos. Oesdeobrasqueapor­ tan conclusiones científicas sobre la naturaleza de los mismos, hasta volú­ menes más filosóficos o enmarcados dentro de la categoría de libros presun­ tamente dictados por los propios extra­ terrestres. A todos ellos nos referire­ mos en este listado.

Fenómenos Aéreos Anómalos • Cuandoel24deJuniode 1947 el pi­ loto civil Kenneth Arnold describía su extraño encuentro con una flotilla de OVNls como «platillos volantes», poco podía imaginar que su relato daría lu­ garatodo un importante movimiento li­ terario. España vio publicada el primer libro sobre OVNls en 1950, y desde en­ tonces los volúmenes publicados so­

240

bre la materia superan ya los tres cen­

- Interceptadlos sin disparar, Renato tenares. Entre estas obras, de carácter Vesco, Ediciones 29, Barcelona, 1968 (2. 3 edición, 1969).

más bien descriptivo, destacamos:

- Proyecto libro azul, Brad Steiger, Ed.

- El gran enigma de los platillos volan­

Edaf, Madrid, 1977.

tes, Antonio Ribera, Ed. Pomaire, Bar­

- OVNls: Documentos oficiales del

celona, 1966 (9. 3 Edición, 1976, en Pla­

gobierno español, J. J. Benínez, Ed.

za & Janés).

- Pasaporte a Magonia, Jacques Va­

Plaza & Janés, Barcelona, 1977 (5. 3

Ilée, Ed. Plaza & Janés, Barcelona, edición, 1979).

1972 (3. 3 edición, 1976).

- El incidente, Charles Berlitz & Wi­

lIiam Moare, Ed. Plaza & Janés, Barce­

- Los desconocidos del espacio, 00­ nald E. Keyhoe, Ed. Pomaire, Barcelo­

lona, 1980 (hay una edición en el

na, 1974 (3.a edición, 1977).

«Círculo de Lectores», 1982).

- Proyecto libro azul. Brad Steiger, Ed. - OVNls: El archivo de la Cia. Docu­ Edaf, madrid, 1977.

mentación y memorandos, And reas

- Los visitantes, J. J. Benítez, Ed . Pla­

Faber-Kaiser, Ed. ATE, Barcelona,

neta, Barcelona, 1982 (en la misma se­

1980 (en la misma serie, Informes de

rie Terror en la luna y La gran oleada,' avistamientos).

2. 3S ediciones, 1982).

- Las máquinas del Cosmos, Antonio

- Treinta años de OVNls, Antonio Ri­

Ribera, Ed. Planeta, 1983.

bera, Ed. Plaza & Janés, Barcelona,

1982.

OVNls en la antigüedad

Intervienen los militares

• La sorpresa saltó en 1968.El polémi­

co libro del suizo Erich von Oaniken, • Ya los EE.UU. consideraron en 1947 Recuerdos del Futuro revelaba -y, lo a los OVNls como un asunto que afec­ más sorprendente, demostraba- que taba a la seguridad de la nación . A pe­ los OVf\lIs no aparecieron en 1947, si­ sar de proyectos oficiales como el «Li­ no q ue su presencia y su influencia so­ bre la especie humana es fácilmente bro Azul» que concluyó que 10sOVNls detectable en libros y escrituras anti­ no tenían ningún interés científico, y no suponían una amenaza para el país, el guas, en monumentos y parajes remo­ asunto siguió considerándose Alto Se­ tos, y hasta en las pinturas de las más creto. El ejem plo norteamericano -pa­ vetustas cavernas prehistóricas. Acep­ ra irritación de los que defienden una tar estos supuestos constituye aún hoy política transparente en este tipo de un reto revolucionario. cuestiones- se siguió en el resto del - Los extraterrestres, Paul Misraki mundo.Algunos volúmenes hablan de (pseudónimo de Paul Thomas), Edi­ esa intervención militar: ciones 29, Barcelona, 1969.


pieza maestra del rompecabezas OV­

NI. Recordamos:

- El viaje interrumpido, John G. Fuller,

1970 (8. a edición, 1980; últimas obras Ed. Plaza & Janés, Barcelona, 1968 (5. a

del autor Todos somos hijos de Dios -1988- y Los ojos de la esfinge edición, 1977).

-1990-). - Contactos con extraterrestres, Brad

- No es terrestre, Peter Kolosimo, Ed. ovnis, con J. A. Fernández Peris Steiger, Ed. Edaf, Madrid, 1979.

Plaza & Janés, Barcelona, 1970 (3.a -1987-).

- Secuestrados por extraterrestres, edición, 1974). Antonio Ribera, Ed. Planeta, Barcelona,

-Manual del ufólogo, Alberto Adell, Ed.

a - Nosomoslosprimeros,AndrewTo­ 1981 (2. edición, 1982).

7 1/2, Barcelona, 1979.

mas, Ed. Plaza & Janés, Barcelona, - El informe Hynek, J.A. Hynek, Ed.Ja­

- Intrusos, Budd Hopkins, Ed. Eda',

1973 (3.a edición, 1980). Madrid, 1988.

vier Vergara, Barcelona, 1979.

- Comunión, Whitley Strieber, Ed. Pla­

- Nuestros ascendientes llegados

del Cosmos, Maurice Chatelain, Ed.

za & Janés, Barcelona, 1988.

- Lo imaginario en el contacto OVNI, Plaza & Janés, Barcelona, 1978 (del Encuentros en la Tercera Dennis Stillings, Ed. Heptada, Madrid, mismo autor, En busca de nuestros an­

Fase: los humanoides 1990. tepasados cósmicos -Martínez Roca,

1981-).

- Ezequiel vio una nave extraterrestre, • Aquellos primitivos «platillos volan­ J. F. Blumrich, Ed. ATE, Barcelona, tes» no tardaron mucho tiempo en B fenómeno contacto 1979:

mostrar más misterios en torno a su presencia. El número de incidentes en • Tan pronto como surgió el fenóme­ - Los astronautas de Yavé, J. J. Bení­

tez, Ed. Planeta, Barcelona, 1980 (14 a los que se informaba-del aterrizaje de no OVNI, surgieron también heterogé­ estas naves, y de la existencia de seres neos grupos de personas (principal­ edición, 1990).

antropomorfos a su alrededor, creció mente en los años 50 en EE.UU.) que - Dioses y astronautas en la antigüe­ espectacularmente. Fue en los lejanos reivindicaban haber tenido contactos dad, W. Raymond Drake, Ed.ATE, Baí­ años 50 cuando comenzamos a sabe r con los extraterrestres -a veces venu­ celona, 1980 (en la misma serie, Dio­ ses y astronautas en las leyendas de que los platillos estaban tripulados. De sinos, a veces de otros planetas de Grecia y Roma y Dioses y astronautas ello encontramos abundantes datos nuestro sistema solar- que tripulaban en el antiguo Israel). en : los platillos. Hoy, este fenómeno ha - Los humanoides, A. Michel, J. Va­ - iDefendámonos de los dioses!. Sal­ evolucionado y su presencia se deja vador Freixedo, Ed. Algar, Madrid, lIée, G. Creighton,J. Lorenzen y A. Ribe­ notar inclusoen grupos de channeling. ra, Ed. Pomaire, Barcelona, 1966. 1984. Es la parte «trascendente» de este mis­ - Encuentros en tercera fase, Rai­ - Las nubes del engaño, Andreas Fa­ terio. Cabe destacar obras de contac­ ber-Kaiser, Ed. Planeta, Barcelona, mundo Migno, Ed.Lyder, Madrid, 1978. tos o de análisis de los mismos, como : - Tercer tipo: contacto extraterrestre, - Yo, confidente de los hombres del

1984 (del mismo autor, El muñeco hu­ Alejandro Vignati, Ed. ATE, Barcelo.n~, espacio, Fernando Sesma, Ed. Tesoro,

mano, Ed. Kaydeda, Madrid, 1989). 1~a ­ - El duodécimo planeta, Zecharia Sit­ Madrid, 1965.

chin, Ed. Heptada, Madrid, 1990 (de la - Humanoides extraterrestres, Henry - OVNls: S.o.S. a la humanidad, J. J.

Durrant, Ed. Javier Vergara, Barcelona, Benítez, Ed. Plaza & Janés, Barcelona,

misma serie, Escalera al cielo, 1991). 1978.

1975 (1 oaedición, 1987).

- Cuando los OVNls aterrizan, Hans - Desde el cielo a la Tierra, Angel

La Ciencia ante los OVNls Holzer, Ed. Martínez Roca, Barcelona, Franchetto, Ed. Sagitaria, Barcelona,

1979.

1975.

- La punta del iceberg, J. J. Benítez, - Siragusa, mensajero de los extrate­ • Cualquier clase de fenomenología, Ed. Planeta, Barcelona, 1983 (3.a edi­ rrestres, Vitorino del Pozo, Ed. Edaf, y más si estamos hablando del escurri­ ción, 1987; en la misma serie, La quinta Madrid, 1977 (de la misma serie Sira­ dizo fenómeno OVNI, necesita para su columna, 1991 --con dos ediciones-l. gusa, el anunciador -Barath, 1989- Y estudio del concurso de multitud de ra­ 1/1, verdad y persecución de Siragusa mas y disciplinas. No pocos analistas -Barath, 1984-). científicos han examinado al fenóme­ El fenómeno abducción - El misterio de Ummo, Antonio Ribe­ no de los Objetos Volantes No Identifi­ ra, Ed. Plaza & Janés, Barcelona, 1979 cados, y sus conclusiones -aunque (de la misma serie Ummo: La increíble no demuestran el origen extraterrestre • En 1966 importantes medios de co­ verdad -1985-), y Ummo informa a la del enigma- sí avalan su realidad y municación de todo el mundo se ha­ Tierra -1987-). trascendencia. Los mejores títulos son : cían eco d.e la extraordinaria experien­ cia que cinco años atrás había vivido - Angeles ayer, extraterrestres hoy, - Los misteriosos platillos volantes, Aimé Michel, Ed. Pomaire, Barcelona, una pareja norteamericana de Porths­ Adonai, Ed. Asociación Adonai para la

mouth, a tilordo de un OVNI. Era la pri­ 1964 (5.a edición, 1969). Fraternidad Cósmica, Desojo (Nava­

mera vez que alguien contaba con tan­ - Fenómenos insólitos del espacio, rra) , 1985.

Jacques y Janine Vallée, Ed. Pomaire, to detalle y precisión qué sucedía a - Visionarios, místicos y contactos

bordo de un OVNI. Poco después, de­ Barcelona, 1967 (2. a edición, 1967). extraterrestres, Salvador Freixedo, Ed.

- OVNls, el fenómeno aterrizaje, V. J. cenas de relatos similares de todos los Ouintá, Madrid, 1985 (del mismo autor,

Ballester Olmos, Ed. Plaza y Janés, confines del mundo.surgieron del ar­ La granja humana -Plaza & Janés,

Barcelona, 1978 (del mismo autor, Los chivo de los investigadores. Al enigma 1989- ).

- Años luz, Gary Kinder, Ed. Plaza &

OVNls y la ciencia, con Miguel Guasp se convino en denominarlo abduc­ Janés, Barcelona, 1988.

-1981, y edición revisada en 1989-; ción, término jurídico que significa se­ cuestro. Los datos que aporta el estu­ (Bibliografía elaborada por Javier Investigación ovni -1984- y Enciclo­ dio de estos casos pueden contener la Sierra.) pedia de los encuentros cercanos con - Recuerdos del futuro, Erich van Da­ niken, Ed. Plaza & Janés, Barcelona,

241


BOLETIN DE INSCRIPCION

INSCRIPCION: 10.000 pesetas.

DURACION DEL CONGRESO: días 1, 2 Y 3 de Noviembre de 1991.

HORARIO: de lOa 13,30 horas y de 15,30 a 19 horas. (El día 3 sólo por la mañana).

LUGAR: Palacio de Exposiciones y Congresos. Paseo de la Castellana, 99. Madrid.

Para inscripción, enviar talón nominal a favor de HEPTADA EDICIONES. Plazas limitadas.

APELLIDOS.

. .... NOMBRE .. . . . ............ ...

EDAD ... .................. ..... .. PROFESION. . .. ...... . DOMICILIO...

... ... ............. TELEFONO ..

...... ...... .. ..... CiUDAD ... .

. ..... CP..

REMmR ESTE BOLETIN A: HEPTADA EDICIONES, S. A. CI SAN ISIDRO, 23 - 3.0 F. 28220 MAJADAHONDA (MADRID). TELEFONOS: (91) 639 22 14 I 639 22 15. OTROS SERVICIOS (opcionales) • Reserva de billetes (avión, ferrocarril o bus). • Reserva de hotel según estas tarifas:

CATEGORIA

PRECIO HAB. DOBLE 8.790 ptas. 9.600 ptas. 13.900 ptas. 18.900 ptas.

PRECIO HAB. INDIVIDUAL 6.750 ptas. 7.500 ptas. 11.900 ptas. 17.250 ptas.

• Visita al Madrid Artístico (Palacio Real, Museo del Prado, Tour panorámico). TARIFA ESPECIAL PARCITIPANTES CONGRESO: 2.350 ptas. • Excursiones (a Avila) (a Uclés y Segóbriga). PRECIO POR PERSONA Y EXCURSION. TARIFA ESPECIAL PARTICIPANTES CONGRESO: 5.350 ptas. Para información adicional sobre servicios opcionales, dirigirse a: VIAJES PENINSULAR (Agencia Oficial). CI Marqués de Urquijo, 6-8, 3.° B. Telfs.: 541 2713/541 2733


Ovnis el dossier mas completo de la historia numero extra mas alla  

Dossier completo sobre el fenomeno OVNI. Numero extraordinario de la revista MAS ALLA, Septiembre de 1991

Ovnis el dossier mas completo de la historia numero extra mas alla  

Dossier completo sobre el fenomeno OVNI. Numero extraordinario de la revista MAS ALLA, Septiembre de 1991

Advertisement