Page 1

1


2


enrique planas

posdata eduArdo cAvero

El pasajEro «Personalidad Meritoria sEntimEntal de la Cultura»

“Hace minutos no era para mí más que un taxi entre otros cien mil taxis semejantes. Pero aquel recuerdo doméstico lo transformó”.

N

pasar. Que el auto Eloquesuele Ministerio deen Cultura otorgó distinción a Carlos tu padre te llevó de vacaciones a Paracas a los 9 años,coordinador del proyecto Canta BaPostigo Miranda, el Hillman Hunter crema que vendió en te encuentre rranco a1985, cargo de Arturo Valero, Gerente de turismo, en la calle, treinta años después, y te invite a subir.educación La vida ha sido dura y concultura él. De ser de la Municipalidad de Barranco.

Carlos Postigo Miranda, músico pianista con 45 años de trayectoria musical.

ábamos un piano, mos a una pick-up amos serenata” El

No han aparecido otra Lucía de la Cruz, otra Bartola, otra Eva Ayllón, HOY menos una Jesús Vásquez ni una Edith Barr”. financiamiento

Busca para implementar el proyecto “ de talleres Hay un defecto que sí he musicales Canta visto en algunos cantantes Barranconuevos. en los CreenCentros que saben todo, y Residencial ese es su peor error. de Atención Deben dejarse orientar”. (CAR) del Programa Nacional de Bienestar familiar (Inabif). Lima, Año 2, Mayo del 2013 Director Carlos Postigo Consejo editorial Javier Luna Elías Teresa Fuller Granda Fred Rohner Elena Bustamante Jaime Marimón

Nació el 8 de diciembre de 1950 en la Clínica Santa Rosa del Paseo Colón en el Centro de Lima. En 1968 la señora Ana María Parodi invita a Carlos a acompañar en el piano al coro de Radio Nacional del Perú, trabajando como director musical durante 5 años, al lado de Pablo Casas y Alcides Carreño. A los 17 años, es contratado por Jorge Stambury, propietario de la Jarra de Oro, uno de las primeras peñas comerciales de Lima. En 1972, Pedro Morote, lo lleva a la Palizada, para muchos la más importante peña de todos los tiempos, donde a pesar de su juventud es nombrado director artístico y musical. Es ahí donde alterna con muchos de los grandes de la canción criolla de la época: Edith Barr, Cecilia Bracamonte, Lucia de la Cruz, Eva Ayllón, Veronikha, Aurora Alcalá, Los hermanos Aguirre, Pilar e Iraida Valdivia, Bartola, Pepe Vásquez, Carmen Rosa Basurco, Veronikha, Lucila Campos, Irma y Oswaldo, Hermanos Trigo y muchos más disfrutaron de su acompañamiento en el piano. Carlos innova el toque de piano en la canción criolla, es por eso que IEMPSA lo contrata como arreglista musical, llevando a Pepe Vásquez a grabar la canción del Jipi Jay. Hace los arreglos para el primer disco de Iraida

A La Palizada llegaba un gordito con su guitarra y se metía al camerino y me decía: “Tío, escucha…”, pero estaba desafinado. Era Pepe Vásquez. Y así fue por varios meses, hasta que lo hizo bien y empezó a trabajar en el local y cantaba el “Jipi jay” como cierre de su show. Lo llevo a Iempsa, porque yo grababa en esa disquera. Y hago grabar a ‘Chiquito’ Saldívar la introducción con su rondín, al estilo de la canción americana, y funcionó, porque hasta ahora Pepe Vásquez es el “Jipi jay”. — ¿Cómo fue tu experiencia como director musical de Radio Nacional? Entro a Radio Nacional cuando Miguelito Cañas había salido. Estuve 5 o 6 años. Tuve la suerte y el honor de haber tocado con Pablo Casas y Alcides Carreño. En ese momento no sabía los monstruos que tenía tocando a mi lado. Mi experiencia como director musical fue fantástica porque ahí aprendí lo que en ningún lado. — Después de Eloísa, ¿a quién admiras? A Cecilia Bracamonte. Para mí ella nos prestigia: su porte, su presencia, su fuerza. — ¿Cuál es tu diagnóstico de la música criolla? No puedo ser tan duro ni radical, porque todo está sujeto a cambio. Si estás con cáncer, sabes que te vas a morir de todas maneras. La música criolla podría estar con cáncer, pero se puede curar. — ¿No hay nuevos valores? Nuevos valores hay, pero no al nivel que hubo. No han aparecido otra Lucía de la Cruz, otra Bartola, otra Eva Ayllón, menos una Jesús Vásquez ni una Edith Barr. — ¿Por qué? No se le puede echar toda la culpa a que no haya difusión. Hay un defecto que sí he visto en algunos cantantes nuevos. Creen que saben todo, y ese es su peor error. Deben dejarse orientar. Hay cantantes que han grabado temas con las letras equivocadas… y nadie los ha corregido.

A qué Junió edad llegas a La Jarra de 25 —de Oro… Cuando terminodará el colegio, Ana de este año María Parodi, una gran soprano de la época y amiga de la familia, un concierto, con más me escuchó tocar y me pide que de 20 artistas invitados, la acompañe en el coro de Radio Nacional. Una de esas noches, llega en la Derrama Magisterial Jorge Stambury, que era dueño de La Jarra de Oro, entonces me da una en Jesús María. Bartola, Editarjetita para un piqueo de cortesía. Cuando fui me invitaron a tocar. Esa th Barr, Lucy Avilés, Marco noche me dijo: “Quiero que te quedes a trabajar”. Tenía 18 años. Romero, Carlos Corzo, Zoila — ¿Y después de La Jarra de Oro? Estuve 15 años en La Palizada, desMontedoro, Jorge Jasso, Kede 1972. Por la peña pasó el 90% de los artistas criollos de la época. tty Villaverde, Rosa Flor y — Hiciste los arreglos de “Jipi jay” de Pepe Vásquez… y muRonny Zuzunaga chos más.

sábados se hacían en directo desde El Parral, un restaurante turístico que había en el Rímac. — De adolescente dabas serenatas con piano, pero lo normal era hacerlo con guitarra… Con mis primos y un amigo salíamos a divertirnos sanamente. Cuando era cumpleaños de algún conocido alquilábamos un piano acústico en la Av. Arica. En una camioneta pick-up subíamos el piano y en la puerta de la casa dábamos la serenata. Después pasábamos el piano a la casa y, como generalmente se alquilaba el viernes y se devolvía el lunes, hacíamos jarana todo el fin de semana. — Dando serenatas es cuando conoces a Eloísa Angulo… Era cumpleaños de un amigo, Moisés Castro, y me pide que vaya a tocar a su casa. Me pregunta cuánto le iba a cobrar y yo le digo: “No te voy a cobrar, pero quiero darme un gusto: contrata a Eloísa Angulo para acompañarla…”. Yo era hincha de Eloísa, sobre todo cuando cantaba “Desconsuelo”. — Eras un adolescente… Y aficionado. Tendría 16 o 17 años. Cuando Eloísa llegó, le pedí que cantara “Desconsuelo”, después cantó “Romanticismo”, un vals lindo que también ella interpretaba. Sentí una emoción indescriptible. Llegué al clímax. Eloísa es un ícono de la canción criolla. Tenía una fuerza interpretativa, personalidad y una linda voz. Años después tuve la suerte de hacer los arreglos de su último disco por sus 50 años, en Sono Radio.

el auto de un puntual representante de ventas, siempre brillante por incontables capas de cera, se había convertido en un taxi más, con la carrocería curtida a fuerza de choques y abolladuras. De lejos el Hillman solo despertó una vaga nostalgia. Irreconocible de un primer vistazo, negocio con el chofer la tarifa y entro al auto. Al sentarme, experimento la voracidad del asiento posterior: como las encías de un anciano, la máquina de Chrysler me muerde sin herirme, va succionándome hasta llevarme a un punto muerto, entre su garganta y la maletera. Al caer en un bache, el asiento me expectora e intento sentarme en un lugar menos blando, pero es imposible. Su lengua tapizada vuelve a llevarme hacia dentro. Entiendo lo que siente un insecto en las fauces de una ‘Dionaea muscipula’, la mortal venus atrapamoscas. Y en los minutos que le toma digerirme, tengo tiempo para observar mi entorno. Llaman paramnesia a la experiencia de sentir que se ha experimentado previamente una situación nueva. Un recuerdo que no sabes de dónde viene, un ‘déjà vu’ que te obliga a volver a la infancia, al tráfico de la avenida Venezuela mientras papá me lleva al colegio La Salle, mientras por la radio suena “El show del bolero”. Encuentro restos de una vieja calcomanía en el vidrio, el rastro de Soldimix en la cabeza de los tornillos que colocaba mi padre para evitar robos, la imagen de su santo patrono que ha sobrevivido de milagro pegado al tablero. Entendí. Era el auto. Hace minutos no era para mí más que un taxi entre otros cien mil taxis semejantes. Pero aquel recuerdo doméstico lo transformó. Ese Hillman se volvió único en el mundo. No compartí mi secreto con el chofer. No quería que él conociera la edad dorada del auto y de mi infancia. Todo resultaba demasiado personal, la melancolía por el bien perdido, la tristeza de un vehículo brillante convertido en destartalada bestia de carga. Para sobrevivir, el auto de papá había aprendido a correr al margen de la ley, a robarse la luz, a entrar en las calles contra el tráfico. Por fin llegamos al destino. Pago lo acordado e intento liberarme del asiento con bruscos movimientos pélvicos. Con la humillación de quien se sabe en falta, el taxista me dice: –Disculpe la incomodidad. Cuando logro salir del auto, me alejo un poco y escondo el rostro. No quiero que me vea y tome a mal si me pongo a llorar.

Colaboradores Darío Mejía (Sydney) Ana Charún (Milán) Billy Castillo (Washington D.C.) Jorge Velásquez (España) Enrique Bravo Castrillón (Lima) Zoraida Arias Vásquez (Lima) Walter La Rosa (Buenos Aires) Redacción Sharún Gonzales Diseño Ma. Elena Paredes G.

3

Valdivia, donde obtienen el éxito con el tema La Guardia Nueva y varios discos de Noche de Peña, entre otras, así como las dos producciones de Mariela Valencia, que incluyó Un señor Vals. Luego el maestro Coco Salazar, lo convoca a SONO RADIO y le da el encargo de hacer los arreglos y dirigir la producción del disco Cincuenta años de Eloisa Angulo. En la televisión tuvo un programa junto a Augusto Polo llamado Contigo Perú. Produjo el programa semanal Fina Estampa en el Canal 7, así como varios especiales en los canales 9 y 5 siempre relacionados a la música criolla. En 1993 viaja a los Estados Unidos a causa del terrorismo. Durante 10 años tuvo su propio periódico en la ciudad de Miami. Por motivos de salud regresa al Perú en el año 2010. Actualmente, cuenta con un estudio de grabaciones en el distrito de Magdalena y organiza diversos eventos musicales. Uno de ellos es el concurso Buscando la Nueva Voz Criolla. Así mismo, es director de la revista De Cajón, sobre música y cultura del Perú. Omar Swayne periodista del diario El Comercio le realizó un reportaje en agosto del 2012.

Contacto 2612303 / 993749899 revistadecajon@gmail.com www.revistadecajon.com Impreso por Gráfica Técnica Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N° 2012-02436


Música GABRIEL ALEGRÍA Es miembro de la famosísima familia Alegría. Su padre y abuelo tienen una reconocida trayectoria en la literatura peruana. El se dedica a la música y ha logrado destacar en ella alrededor del mundo gracias a una idea genial: fusionar el Jazz con la música afroperuana. Nacido en el año 1970 en Lima, Gabriel Alegría dirige el Sexteto Afroperuano hace ocho años. No es el primero en intentar esta fusión pero ha resultado un producto formidable. Este sexteto agrupa a reconocidos músicos peruanos especialistas en Jazz como Freddy “Huevito” Lobatón, Hugo Alcázar, Laura Andrea Leguía y Yuri Juárez que dan vida a temas como “Taita Guaranguito” y “Pucusana”. Desde su formación, el Sexteto Afroperuano ha producido dos albumes y realizado más de 400 presentaciones entre Norte América y Perú. Su audiencia

siempre queda encantada. Una de las iniciativas del grupo permite a sus fans seguirlos por su gira y colaborar en sus presentaciones. Alegría, formado musicalmente en EE.UU., halló la mezcla perfecta de elementos clásicos del jazz y de aquellos que provienen de la música costeña peruana con fuerte influencia afrodescendiente. Ambos géneros tienen estas raíces africanas en común, lo cual facilita y enriquece la fusión.

4

A lo largo de su exitosa carrera, Gabriel Alegría ha acompañado musicalmente tanto en conciertos como en grabaciones a Arturo O’Farrill, Maria Schneider, Placido Domingo, Kenny Werner, Ingrid Jensen, Tierney Sutton, The Peruvian National Symphony, Bill Watrous, Russ Ferrante y Alex Acuña.


CARNAVALES En las casas de familia, se practicaban el juego de agua o los ataques con pintura de colores, batallas de flores, agua y papel picado y el uso de serpentinas y antifaces.

También se celebraba la llegada del Ño Carnavalón, costumbre que desapareció en Lima. Esto se debió a que con el correr de los años, el carnaval en Lima se transformó en un juego solamente de agua, barro, harina y betún, al punto que en épocas del presidente Manuel Prado, se declaró prohibido este juego en las calles, declarando incluso días laborables para los limeños al lunes y martes después del domingo de carnaval. Luego de algunos años, se volvió a celebrar el carnaval seco y las fiestas de disfraces. Los carnavales retomaron su lujo y esplendor y Lima veía el paso de selectas damas que desfilaban en el corzo mientras la gente les echaba pétalos de flores al pasar, sin que nadie se atreva a lanzar un balde de agua.

Esto contrastaba con los juegos más populares de los barrios denominados de ‘’abajo el puente’’. Los alcaldes prohibían los juegos con agua y permitirán solamente el carnaval seco, para tratar de evitar que los más aventados se dieran el placer y la osadía de bañar a una dama delante de todo el mundo. Esto originaba críticas entre los vecinos más eruditos de la ciudad, quienes pedían un poco más de cordura en el carnaval. Los desmanes del carnaval de los años 30, habían recrudecido con el advenimiento de la ‘’matachola’’, con el cual se golpeaba a la víctima sin piedad. Por ello, las autoridades recomendaban celebrar el carnaval ‘’sin originar molestias a los vecinos’’.

Los tiempos fueron cambiando y mientras Lima sobrevivía a la dictadura militar, tanto la aristocracia limeña como los callejones ‘’de un sólo caño’’ encontraron el escenario ideal para imponer nuevamente, la costumbre del juego de agua en las calles.

ID A

D

En estos tiempos, Lima celebra el carnaval con fiestas al aire libre en clubes sociales o departamentales. Los clubes eligen a sus Reinas de Carnaval y celebran a su vez, las costumbres más típicas de la ciudad, pues Lima es una síntesis de todo lo que es el Perú. En Lima hay varias instituciones departamentales, provinciales y distritales. En todas y cada y cada una de ellas, vibran las tradiciones de cada ciudad o región del país. Quien no puede viajar a su tierra de origen, acude al carnaval de un club regional y ahí puede probar el cuy chactado de Cajamarca, el Juane de Rioja, el Rocoto Relleno en el Club Arequipa o el paiche que ofrecen en el Club Loreto. Se pueden ver esporádicos

ACT U A

corsos de carnaval con reinas departamentales y reinas de belleza internacionales, que son invitadas a Lima para este evento.

Pero en Lima más es común sorprender a los transeúntes con un ‘’globazo’’ o ‘’baldazo’’ en las calles o en las azoteas de las casas. A la víctima, solamente le queda reírse pues nada se gana en la vida haciendo hígado. Esto representa algo ‘’refrescante’’ si se tiene en cuenta el verano intenso que alcanza Lima, bordeando ya los 30 grados centígrados. Es necesario aclarar que estos juegos son populares entre los jóvenes, pues las personas adultas no participan activamente, debido a que puede

L

ser molesto para algunas personas que se dirigen a su trabajo y que de pronto reciben algunos litros de agua sobre la ropa. Por ello es que se prefiere jugar a los carnavales solo los fines de semana, para así evitar malos ratos entre quienes juegan y los vecinos. En los distritos más populares de la capital, se suelen celebrar yunzas (celebraciones oriundas de la sierra, donde todos danzan alrededor de un árbol lleno de regalos, comiendo y bebiendo

5

en grandes cantidades). En la yunza se juega a quien puede tumbar el árbol, y quien lo logre será el padrino de la actividad del año siguiente.


Receta TALLARÍN SALTADO CRIOLLO Ingredientes

Preparación

- Sancochar los tallarines al dente. Aparte en una sartén dore los ajos con el ají limo, incorpore el lomo fino con el aceite bien caliente y selle el lomo. - Agregue el vinagre y deje evaporar, luego el sillao, la cebolla, el tomate y al final los tallarines sancochados. Salpimentar y al final espolvorear el culantro picadito.

6

*Medio kilo de Fideos Anita. *Una cucharadita de ají limo finamente picado. *Una cucharadita de ajo molido. *Medio kilo de lomo fino de res, cortado en cuadros. *Seis tomates pelados y cortados en gajos. *Cuatro ajíes amarillos cortados en tiras delgadas. *Una cebolla grande cortada en juliana gruesa. *Media taza de sillao (salsa de soya). *Un cuarto de taza de vinagre blanco. *Media taza de culantro (cilantro). *Sal y pimienta al gusto *Aceite..


LAS PASTAS EN EL PERÚ El peruano,

una vez que conoció los tallarines, hizo lo que quiso, para bien o para mal.

“Sobre la base de la influencia culinaria italiana, en el Perú se han desarrollado productos típicos, que ya no son italianos, sino peruanos", sostiene tajantemente el investigador Giovanni Bonfiglio en su artículo "La influencia italiana en la cultura culinaria peruana", incluido en el libro recopilatorio Cultura, identidad y cocina en el Perú, de Rosario Oliva Weston. La cocina italiana, conocida en todo el mundo eS bastante variada, ha ejercido una influencia silenciosa en la alta cocina peruana y logrado que dos mundos culinarios se encuentren Los espaguetis al pesto - es decir, “machacados”- es el plato típico de Liguria, del norte de Italia. En el Perú se les llama tallarines verdes. Los ligures lo preparan con

albahaca, verduras y una nuez el piñón que es fruto de una especie de pino italiano. El criollo peruano le agregó espinaca (quizá corrió por pura casualidad de que agregar mucha albahaca puede caer mal)y se le quitó la nuez y se le reemplazo ocasionalmente por la pecana. El italiano usa queso Cerdeña (sardo) o parmesano o granna padano entre otros; en cambio

el peruano, para no complicarse la falta de esos productos, echó mano al queso fresco preferentemente andino. Por otro lado, en Italia lo usual es comerlo en poca cantidad y a manera de antipasto (lo que se conoce como una entrada o primeros platos) En Perú es el plato fuerte. Consiste en una tabla muy extensa de embutidos, quesos, legumbres y pescados en conservas

mejor de los casos es papa con salsa huancaína, Ese tallarín verde (solo con carne con o sin la papa) es uno de los íconos de la llamada cocina ítalo-peruana. Lo mismo ocurre con los espaguetis a la boloñesa, que en

Italia se comen solo con tuco, con salsa ragú o simplemente salsa napolitana, mientras que en Perú los bautizaron como tallarines rojos y les agregaron su pieza de pollo frita o cocida en la misma salsa del tallarín.

Giovanni Bonfiglio, sociólogo de origen italiano que ha investigado este encuentro de dos mesas, incluso encontró en algunas fondas peruanas fideos combinados con arroz, fideos junto con frejoles, fideos en el desayuno y en el norte, aunque parezca impensable, fideos con cebiche. preferentemente sardinas. Por último, jamás un italiano se atrevería a comer la pasta junto a un trozo de carne o un huevo frito. En Perú a eso simplemente se le llama tallarín montado. En muchos casos se encuentra un pedazo de papa que en lo

7


Cultura & Cocina CAMU-CAMU

LA QUINUA Miles de años se sembró la quinua en nuestro suelo, que no se arme un revuelo por lo que afirmo yo. El español relegó su consumo cuando vino pero nuestro pueblo andino al instante reaccionó y así fue que cultivó mucho más al campesino. Ahora, en este momento más de 3,000 variedades circulan en las ciudades con calma a paso lento. Se usan en medicamentos para ciertas deficiencias que ahora la inteligencia de los galenos peruanos pa’ curar a sus paisanos investigan con solvencia. Es el grano milagroso, de los Incas, el arroz. Otro regalo que Dios dio a mi pueblo, generoso. Con él se hacen deliciosos y muy variados potajes con que nuestro paisanaje pone al Perú en el tapete y hoy se encuentra tete a tete entre grandes personajes.

Se pensaba que crecía solo en las grandes alturas pero nuestra agricultura lo ha desmentido hoy día. Pues nuestra topografía puede acunar el cereal el grano sensacional desde la Costa a la Sierra otorgando a nuestra tierra un galardón nacional. Los antepasados nuestros la usaban como alimento también de medicamentos, en lo que fueron maestros. Los admirados ancestros mensajes nos han legado en huacos muy cotizados que 7,000 años tienen y que aún claro mantienen, la quinua como grabado.

En el ceviche o en el Pisco Sour, el camu-camu va ganando un lugar en diversos bares y restaurantes limeños. Se trata de una fruta cítrica de nuestra Amazonía descubierta hace poco pero que se ha convertido en un producto estrella que cautiva cada vez más a los comensales de todo el mundo. Se trata de un pequeño fruto de color rojo y de fuerte y ácido sabor, que ha sido conocido y consumido desde siempre por los pueblos indígenas de la cuenca amazónica y que crece a orillas de los ríos ubicados entre los departamentos de Pucallpa e Iquitos. Ocupa el segundo lugar en el ranking de frutas con la concentración más alta de vitamina “C” en el mundo. Aproximadamente contiene 300% más de esta vitamina que la naranja y 50% más de fósforo. El Camu-Camu proporciona 21.000 a 500.000 porciones por millón de ácido ascórbico o 2-3 gramos por kilogramo. La pulpa de esta fruta es utilizada para hacer jugos, postres y, sobre todo para aplacar el calor, cremoladas. Esta versatilidad permitió que el producto comience a ser exportado a Japón como jugo energizante. Su aceptación provocó que sea empleado tambien para hacer licor y hasta como vinagre para las ensaladas de fruta. Además está disponible en algunos supermercados de comida natural de ese país. Es a partir del reconocimiento de la demanda de camu- camu por parte del mercado japonés, que los empresarios y el gobierno peruano inician acciones destinadas al estudio, la extracción y manejo de esta especie con fines de exportación. Sus propiedades vitamínicas y sabor son las características más atractivas de este producto peruano, que además de favorece la formación del colágeno, proteína que sostiene muchas estructuras corporales y que da formación a los huesos, dientes, encías, vasos sanguíneos y piel. También es un buen antioxidante natural por la importante cantidad de vitamina C que aporta. Estos antioxidantes son la mejor prevención y defensa contra las enfermedades y contra los procesos de envejecimiento. Por eso, se recomienda el consumo diario de este producto. Consumir antioxidantes naturales es la mejor póliza de seguro para una mejor calidad de vida.

Germán Súnico

8


El Taller 72, institución dedicada al grabado, presentó el 4 de marzo el libro de edición limitada titulado “Mixtura” en la galería del ICPNA de Miraflores. Este producto artístico dedicado a la gastronomía peruana forma parte del proyecto que dicho taller realiza todos los años.

LIBRO MIXTURA Los artistas convocados para la realización de este libro fueron Christiane Corcelle, Rie Hasegawa, Seun Eun Kook, Andrew Kosten, Donna Moran, Kathleen O´Connell, Ellen Peckham, Patrick Smyczek e Imin Yeh desde el extranjero; Maritza Danós, Cristina Dueñas, Rosa Girón, Angela Quispe del Pino, Mihaela Radulescu, Susana Venegas y Gabriela De Bernardi, desde nuestra ciudad. A Paola De Bernardi corresponden el diseño de la carátula y textos.

Cada uno de estos expertos en grabado se encargaron de retratar 16 insumos utilizados en la comida peruana: aceituna, ají, alcachofa, anchoveta, cacao, café, langostino, chirimoya, frijol, granada, limón, maní, papa, pera, rabanito y maíz. “Mixtura” se compone de distintas técnicas de grabado como serigrafía, linografía, litografía, intaglio, aguatinta, aguafuere, xilografía, mezzotinta, solarplate y colografía.

El tiraje de la edición de 50 copias, cuya encuadernación ha sido elaborada totalmente a mano, ha contado con la dirección de Kathleen O’Connell y la diagramación de Judith Venegas.

9


Cultura & Cocina GASTÓN ACURIO El cocinero peruano Gastón Acurio ha sido galardonado con el Premio Mundial de Gastronomía que concede anualmente la prestigiosa White Guide, la principal guía de restaurantes de Suecia y que incluye los restaurantes más prestigiosos del país escandinavo. Gastón Acurio recibió el premio de manos del príncipe Carlos Felipe de Suecia en una ceremonia celebrada anoche en Estocolmo por su oferta gastronómica en el restaurante Astrid & Gastón. Acurio obtuvo el galardón por “haber desarrollado una rica gastronomía local y con visión de futuro, conocida como “comida novoandina”, según subraya la página web de la guía sueca White Guide. El cocinero peruano estuvo acompañado durante el acto por su equipo formado por Mitsuharu Tsumura,

Diego Muñoz, Victoriano López y Emilio Macías. Al conocer que había sido premiado con el prestigioso galardón, Gastón Acurio subrayó en su cuenta de Facebook que “en el Perú hay miles de personas que merecen este premio antes que uno”. “Suecia y los países nórdicos hoy no premian a un cocinero. Premian al Perú”, en concreto a “cocineros, productores, investigadores y emprendedores que trabajan día tras día derrochando talento, compromiso y amor al Perú”, añadió.

10


EL EMOLIENTE Se estima que sólo en el Centro de Lima hay más de 400 carritos móviles que ofrecen emoliente. ¿A qué se debe la popularidad de esta bebida en el Perú? Podríamos atribuir su éxito al poder medicinal de la cola de caballo, la linaza, la alfalfa, el llantén y el boldo juntos.

Los emolienteros son parte de una tradición que cura. Cada una de las hierbas que conforma el emoliente tiene propiedades medicinales extraordinarias. La cebada tostada posee propiedades diuréticas. La cola de caballo es una hierba con propiedades depurativas y desintoxicantes. El llantén es una reconocida planta antiinflamatoria. La linaza contiene una sustancia viscosa, la pectina, que facilita el paso de los alimentos a través del aparato digestivo. La alfalfa es una hierba cuyo contenido de hierro no hemínico es alto.

Ayuda con los cálculos renales, el estreñimiento, la inflamación y, si se le añade uña de gato, refuerza el sistema inmunológico. Los griegos y españoles utilizaban siglos atrás el agua de cebada con fines curativos. En Lima, el emoliente es el

predilecto a la hora del desayuno para cientos de peruanos que se detienen un momento para disfrutarlo acompañado de pan o bizcocho. Este delicioso energizante puede

11

reemplazar a cualquier otra bebida enlatada, al mismo tiempo que contribuye a tener unos riñones limpios y una digestión sana.


Cultura & Cocina CEREALES ANDINOS Desde épocas ancestrales, los habitantes peruanos han sabido aprovechar las propiedades nutricionales de los productos que la tierra provee. Después de mucho tiempo, se ha comenzado a revalorar granos andinos como la quinua, la kiwicha y la cañihua para fortalecer nuestra dieta diaria.

LA QUINUA

LA KIWICHA

LA CAÑIHUA

La quinua es un cereal originario de los Andes Peruanos y de otros países de Sudamérica. Sus orígenes son muy antiguos. Constituía una de las comidas básicas para los antiguos habitantes de los Andes, tanto como el maíz y la papa. La quinua contiene más proteinas que ningún otro grano --16.2 % comparado con un 7.5 % del arroz, y con un 14 % del trigo. Su proteína es de alta calidad, contiene aminoácidos similares a la leche. Combinado con otros cereales como la soya, la quinua mejora su valor proteico.

En el Perú, la Kiwicha ha sido encontrada al lado de tumbas andinas de más de cuatro mil años de antigüedad y su consumo es cada vez más popular en los Andes. Las semillas contienen de un 13 a un 18% de proteínas y un alto nivel de lisina , aminoácido esencial para la nutrición. El grano de Kiwicha tiene un contenido de calcio , fósforo , hierro , potasio , zinc , vitamina E y complejo de vitamina B . Su fibra, comparada con la del trigo y otros cereales es muy fina y suave. No es necesario separarla de la harina; es más, juntas constituyen una gran fuente de energía.

La Cañihua es una planta terófita erguida. Las semillas son generalmente tostadas y molidas para formar una harina marrón (kañihuaco) que es consumida con azúcar o añadida a sopas. También es usada con harina de trigo en panes, tortas y budines. Se prepara como una bebida, similar al chocolate caliente, la cual es muy vendida en las calles de ciudades como Cuzco y Puno en Perú. La hojas tienen alto contenido de calcio. También son importantes como forraje para los animales durante las épocas de sequía.

12


LOS ALMUERZOS DOMINICALES La gastronomía peruana está pasando por una época de oro. Los restaurants ubicados en todos los estratos sociales y en todos los departamentos de nuestro país pasan por un momento jamás antes visto. En la gran mayoría de ellos se necesita entrar en lista de espera para poder acceder a las mesas y esta es más larga mientras más fama haya logrado el establecimiento. Y si es domingo, peor aún. Es también un signo indirecto del bienestar

POR IVÁN VOJVODIK

económico de los asistentes que no diferencia distritos. Para todos existe esta posibilidad. La oferta es variada y solo habla de la riqueza de nuestra oferta culinaria. Todos tienen demanda: las pollerías, las cebicherías, chifas y los restaurantes de comida criolla, sin dejar de mencionar las chicharronerías y sangucherías donde se ofrecen las butifarras y similares. También los tenemos de comidas regionales: la arequipeña, norteña, de la selva, cajamarquina, ancashina y en fin todos los departamentos del Perú se encuentran representados en la gran Lima. Todo este boom gastronómico ha sido incentivado por los programas televisivos conducidos por excelentes cocineros que preparan

sus exquisiteces en pantalla o por presentadores que nos llevan por diferentes locales degustando sus platos y haciéndolos conocidos al gran público. Los cocineros suelen presentar platos novedosos creados a partir de los ya tradicionales. Modificaciones de la causa o del cebiche clásico en base a agregados, que al parecer no modifican la esencia del plato, son muy frecuentes. También están los platos de fusión que utilizando las características de un plato internacional lo adaptan al paladar peruano, como por ejemplo el risotto de langostinos. Los que cultivan la comida criolla tradicional presentan una carta limitada que está encabezada por el lomo saltado, el arroz con pollo, ají de gallina, frejoles con seco, entre otros. Son pocos los restaurantes que presentan el tradicional estofado de gallina, el pepián en cualquiera de sus variedades, el locro de zapallo con camaroncito chino y pescado frito con salsa criolla, las caihuas rellenas, el ajiaco, entre los que vienen a mi memoria, sin mencionar aquellos que ya parecen perdidos y que se conocen solo por la tradición oral como la miga, ropavieja o puchero. Existe en muchos temas las discrepancias entre puristas y modernistas. Los primeros preocupados por mantener la tradición y lo segundos por preconizar la evolución. En el ámbito musical es donde se aprecia esta diferencia con notoriedad. Las fusiones, los arreglos musicales y los acordes que renuevan nuestro acervo son temas de encendidas discusiones entre ellos. Sin embargo en el área gastronómica este detalle no se nota. No hay tendencias puristas ni modernistas para nuestra comida. Todos aceptan la comida tradicional y la moderna sin discusión. No hay rechazo solamente hay opinión sobre detalles. Sin embargo es claro que en la oferta gastronómica la comida criolla tradicional se

13

encuentra relegada. Este camino simple e indefectiblemente nos va a llevar con los años a una modificación de nuestros platos. Seguiremos utilizando nuestros mismos insumos pero con diferente procesamiento, y probablemente más complejos, que hará que el cebiche, el seco o el arroz con marisco, se hagan diferentes por la metamorfosis sustentada en la modernidad y se alejen de la preparación casera. Es como si dijéramos que en el aspecto de nuestra música criolla vayamos dejando progresivamente las guitarras criollas y el cajón para pasar a las guitarras eléctricas y a la batería. Para muchos esto sería inaudito. En una posición que trata de ser equilibrada y que pretende mantener nuestra riqueza gastronómica clásica y tradicional sin quitar espacio a la modernidad , sugerimos que se establezca un refugio, una reserva, que impida la desaparición de nuestra tradición culinaria. Ese banco debe ser la cocina de nuestra casa. Son nuestras madres, abuelas, esposas las que tienen este encargo. Deben transmitir el conocimiento de sus procesos culinarios a los descendientes y hacer que los domingos esa cocina y sus ollas “hagan humo”, que sea un motivo de reunión familiar alrededor de una buena mesa y con el disfrute de una sobremesa. Porqué la buena comida siempre está acompañada de una buena “conversa”, integradora de la familia, educadora por excelencia y en busca permanente de la armonía entre sus integrantes. Eso no se consigue con un almuerzo dominical en un restaurant donde no hemos terminado de llevar el último bocado y ya hay personas alrededor de la mesa esperando su turno. Retomemos esta buena práctica familiar que todos - familia, economía y gastronomía tradicionalse beneficiarán.


Música LA SALSA CRIOLLA La salsa criolla es la combinación de cebolla, sal y limón que acompaña la mayoría de platos peruanos. Igual de sabrosa es la combinación que logra Cosa Nuestra al mezclar exitosos temas de la salsa con ritmos criollos y afroperuanos. Temas de la Sonora Ponceña, Rubén Blades y Héctor Lavoe interpretados con instrumentos peruanos forman parte del repertorio del proyecto encabezado por Tito Manrique. El músico, productor musical, arre-

glista, docente y artista, Alberto “Tito” Manrique lleva veinte años en el mundo musical peruano. Ha dirigido artistas importantes en Perú, tales como: Eva Ayllón, Pepe Vásquez, Lucia de la Cruz, Jorge Pardo, Eduardo del Perú, Marco Romero y Perú Negro, entre otros. Cosa Nuestra, Salsa Criolla 1 y Salsa Criolla 2, son las producciones del proyecto personal de Manrique. Con la producción salsa criolla ganó disco de oro y fue nominado a los premios luces

del prestigioso diario el comercio en el 2012 y los premios apdayc en el 2011. ¿Los intérpetres? Las fantásticas voces de Carlos Mosquera, José Francisco Valdelomar, Eva Ayllón, Pepe Vásquez, Isabel Iñigo, Eduardo del Perú, Alex Ramírez, Sofía Buitrón, Cesar Castillo, los hermanos Valdelomar y Moisés Canto al ritmo de “quienes conforman Cosa Nuestra”. Los fans de Cosa Nuestra esperan con ansias el lanzamiento de su nueva produccion musical “Salsa Criolla 3. La rumba final”, en la que participan artistas nacionales e internacionales.

TITO MANRIQUE Músico, productor musical, arreglista, docente y artista. Inicio su carrera en el año 1992 alternando en la agrupacion de la peña interbanc, dirigido por don alberto urquizo y director musical del intérprete criollo amador arnez. En el año 1995 integra el grupo de la artista internacional eva ayllon y se convierte en su director musical y arreglista en el año 2004, ha acompañado durante 15 años ininterrumpidos a la artista. Partcipando en importantes festivales tales como: festival mundial de tilburg (holanda), festval de milan (italia), festival cosquin (argentina) festival cervantes en todas partes (mexico).y actuando en los escenarios mas importantes como: opera house (sidney)y carneggie hall(nueva york), participo del video historico, en holliwood junto a estrellas de la musica como ramon stagnaro , harry king, alex acuña entre otros.

Ademas de eva, ha dirigido artistas importantes en peru, tales como : pepe vasquez, lucia de la cruz jorge pardo, eduardo del peru, marco romero y peru negro, entre otros . En el 2002 participo en viña del mar acompañando a carlos rincon y eduardo del peru, ganando dos gaviotas de plata para peru y la musica criolla. Como compositor, gano el segundo festival claro en la categoria genero criollo con el tema “atame a tu mente” interpretado por carlos mosquera vocalista de salsa criolla. Ha producido a diversos artistas peruanos destacando jorge pardo con quien en el año 2011 fue nominado al grammy latino por el disco “musica tradicional peruana”. Como arreglista y ejecuntante ha sido nominado 6 veces al grammy en discos de eva ayllon, pedro aznar, peru negro. Participo en diversas producciones internacionales

14

Destacando los discos de los mexicanos aranza y umberto veloz. Ha producido musicalmente discos para españa, holanda, mexico, chile, argentina. Con la produccion salsa criolla gano disco de oro y fue nominado a los premios luces del prestigioso diario el comercio en el 2012 y los premios apdayc en el 2011. Tanto la produccion 1 y 2 de salsa criolla estan siempre en los primeros lugares en las listas de ventas en peru. La orquesta cosa nuestra salsa criolla ha participado en diversos eventos en lima y provincias. Destacando el festival de la vendimia de ica y el festival gastronomico en arequipa, festival del libro en cusco, y festival internacional del cajón en lima. Actualmente prepara el lanzamiento de su nueva produccion musical cosa nuestra la rumba final.


Heredero de los legendarios Chamas, es la primera voz del grupo Mixtura, liderado por Víctor Hugo Shimabukuro. Nació en Lima el 11 de octubre de 1967 en el distrito de Breña. Fue criado en el Rímac y, para entonces, ya era

MARTÍN GÓMEZ GÁRATE PRIMERA VOZ DE MIXTURA

Rimense de nacimiento. Martín ha logrado gran superacion en su carrera artistica y es toda una promesa en la cancion criolla.

hincha del Club Sporting Cristal. Desde muy niño, tuvo la suerte de estar al lado de Washington Gómez (integrante del trío Los Chamas), con quien dio sus primeros pasos como cantante. Posteriormente, tuvo como maestro al gran Rolando Gómez. A los 29 años formó dúo con el Chavo Velásquez, la guitarra mayor. Así, grabó el hermoso tema de Luis Pardo “La andarita”. Por motivos de salud, el dúo se separó y Gómez pasó a ser parte del trío Los Amantes de América durante los si-

15

guientes 5 años. También conformó el trío Los Caballeros de la Noche el cual duró 7 años con grandes y maravillosos aportes para el Perú. Luego fue convocado por Víctor Hugo Shimabukuro para conformar la agrupación Mixtura. A punto de cumplir 2 años con ellos, Martín Gómez ha afianzado más a la agrupación. Actualmente, es alumno del Conservatorio Nacional de Música del Perú.


Arte Juan Manuel Ugarte Eléspuru destacó en distintos ámbitos de la vida pública. Además de ser uno de los artistas más destacados de la generación de Independientes y dirigir durante treinta años la Escuela Superior de Bellas Artes, fue regidor de la Municipalidad de Lima.

Tras decenas de años dedicadas a la pintura, escultura y escritura, Juan Manuel Ugarte falleció de cáncer en agosto del 2004, en Lima.

Hijo de Alejandro Sixto Ugarte Álvarez y Zoila Luz Eléspuru Pérez, nació el 11 de mayo de 1911 en Lima. Luego de su permanencia en Europa, donde vivió desde los diez años, viajó a Argentina para estudiar letras y filosofía, carrera que abandonaría dos años después para ingresar a la Academia Nacional de Bellas Artes. Su formación artística siguiente la llevó a cabo en Alemania y España. Su primera muestra personal se expuso en el año 1938 en Chile y estaba compuesta por óleos, grabados y frescos sobre tablero. En 1956 asumió la dirección de la Escuela Nacional de Bellas Artes, lugar en el que ejercía la docencia. Se mantuvo en ese puesto durante los siguientes treinta años, hasta que un conflicto político lo obligaría a renunciar. Se le atribuyen importantes obras como el mural de la capilla del Colegio Mercedes Cabello de Carboneda y el cuadro “La Gleba”, ganador del Primer Premio en el Concurso Municipal de Pintura de 1953. Gran parte de su producción artística está empapada por la cultura peruana pero desde un enfoque distinto al indigenista fundado por José Sabogal.

16


CARLOS MOSQUERA “Yo también tenía un mamut en la oreja”, nos cuenta Carlos Mosquera. Se refiere a la poca sensibilidad que tenía/tenemos para la música que no es comercial. Él es el vocalista de Fiesta Negra, un grupo de música negra peruana orquestada. Ha formado parte de varias agrupaciones musicales y ha participado como invitado en la grabación de numerosos discos. En el 2009, ganó

La música más fusionada tiene más público también porque se hace más asimilable. Como decía mi compañero Adolfo Zelada, “La gente tiene un mamut en la oreja”. Suena gracioso, pero es cierto. Así, no escuchas todo lo que podrías escuchar.

el Festival Claro en la categoría criolla. Su larga trayectoria le ha permitido conocer numerosas personas y lugares. Para él, la mayor traba para los artistas peruanos es la falta de recursos. Ha trabajado con Susana Baca. Al enterarnos, fue inevitable preguntarle por su nuevo cargo. “Es complicado”, contestó.

bien y apoyarlos. En todo tipo de cosas, preferimos los productos externos.

Debe haber conocido mucha gente en sus viajes, ¿cuál es la que más recuerda? El que más recuerdo y con quién tengo una foto guardada como uno de mis mayores tesoros es Cheo Feliciano. Y es curioso, ¿Cuántos años lleva en la porque fue regresando del primúsica? mer viaje a Panamá. Nos había A ver, una calculadora.Ja,ja.ja. dejado el avión, por unos contraDesde los 17 años, hasta los cin- tiempos que tuvimos. Entonces, cuenta y … Serán unos 36 años. nos quedamos en la sala de No pongas cuántos tengo. embarque. En eso, lo veo venir de lejos. Muchos de mis compa¿Cómo ha sido su experiencia ñeros no sabían si quiera quién en todos estos años de trayec- era. Yo me acerqué y le dije: toria? ¿Qué cosas ha hecho? “¡Maestro!”. Al verme, lo primero ¿Qué es lo que mas recuerda? que me gritó fue: “¡Arriba Perú!¡ Experiencias han sido muchas. Chimpun Callao!”. Nos dimos Tanto buenas como malas. Malos un abrazo como si nos conociémomentos y momentos simpásemos de toda la vida. Luego, ticos. Creo que las mejores expe- nos tomamos fotos, una bebida. riencias se recojen de los viajes. Fueron 4 horas conversando de Estar en otro sitio, con otra música, de lo que le gustaba del gente, con otra forma de pensar, Perú, hablando del callao, sobre otra cultura y, obviamente, mayor la gente que él conocía aquí. Un receptividad que los nacionales tipo muy sencillo, muy amable, a nuestra música. A mí me ha pa- muy gentil, muy correcto. Me dio sado, que hemos ido a Panamá, mucho consejo sobre la carrera o incluso a Brasil, y la recepción musical. es mejor que si estuviera aquí en Lima. O sea, la gente se detiene ¿En qué grupos ha particia escucharte y a apreciar lo que pado? ¿Alguna vez ha sido estás haciendo. solista? ¿cómo ha sido su trayectoria? ¿A qué podría atribuir esta Principalmente, canto solo, pero diferencia entre peruanos y también he participado en varios extranjeros? grupos. Uno de los primeros Que acá nosotros preferimos grupos que yo integré se llamó ir muchas veces a ver a Justin Ébano y Marfil. Fue un grupo de Bieber, a Ricky Martin y a cuallos años ochentas hasta más o quier otro extranjero, así lo haga menos el 93. Compartía el grupo bien, mal o regular. En su lugar, con mi esposa Ana, con Ebelin deberíamos sentarnos a apreciar Ortiz cuando era más jovencita, a los nacionales que lo hacen entre otros músicos muy bue-

17


Música lo mismo con la música peruana pero con un formato de orquesta?” Nuestra música es tan rica y no se parece en nada a la salsa, por ejemplo. Después de varias noches y amanecidas conversando cómo haríamos, a quienes llamaríamos, nació Fiesta Negra. Convocamos a músicos de aquí. El reto fue convencerlos y hacerlos entender cómo se debe hacer la música negra. Adicionarle instrumentos metales que regularmente no se hacía. Nosotros nos propusimos hacer música peruana para afuera. Algo así como lo que hizo Juan Luis Guerra con el merengue, o Carlos Vives con el vallenato. Es un producto que nos gustaría continuarlo fuera y difundir la música peruana, el propósito principal del grupo. Hacen música negra con algunas variaciones pero ¿cuáles son los principales referentes musicales que tiene el grupo? Nuestros referentes son los negros viejos de siempre. Desde Don Porfirio Vásquez, Abelardo Vásquez, el Zambo Cavero, Vicente Vásquez, Lucila Campos todos gigantes de la música negra que nadie ha podido igualar. Después, Ronaldo Campos con Perú Negro, Adolfo Zelada con su guitarra. Tantos negros viejos que son nuestra raíz. Para hacer música negra hay que partir de estos referentes, de otra manera no es lo mismo. Mariano Liy, tiene el apellido chino pero es un gran conocedor de esta música. Trata de estar metido en todo sitio y se nutre de lo que puede aprender.

nos. Tocabamos música negra. Después, pertenecí al grupo Cofradías Negras. Nosotros tocábamos en un lugar llamado Los Balcones de Barranco. Si tú querías llegar a Los Balcones, tenías que llegar a las nueve de la noche, porque a las diez y media la puerta se cerraba y no entraba nadie más. Cofradías hacía un show de música negra peruana y valses, matizados con las décimas de Ernesto López Soto, que en paz descanse. Era un fenómeno tal que éramos el show del local. No había ninguna presentación estelar de Eva Ayllón ni de Lucía de la Cruz. Éramos nosotros, hasta que al final, en el último año, me designaron la dirección artística del grupo y consideré incluir una voz estelar en las presentaciones. Mantener un grupo sin presentar figuras estelares y llenar el local es un fenómeno. A las 9 de la noche la puerta ya estaba cerrada. Hacíamos un show muy dinámico, divertido. Como te contaba, Ernesto López improvisaba décimas jocosas que alegraban al público. Después de Cofradías trabajé solo, hasta que mi amigo Mariano Liy me propuso hacer Fiesta Negra.

¿Tienen algún proyecto para el siguiente año? Nuestro principal proyecto es la producción del disco. Ha sido más duro que un parto. El embarazo dura nueve meses y nos ha costado más de 2 años dar a luz a este disco. Esto porque aquí no hay apoyo para los músicos. Si uno quiere sacar un disco, debe hacerlo con su dinero, sino no lo hace. Creo que de los artistas peruanos, en general, no hay ninguno a quien una disquera le pague por grabar. Todos tienen que buscar como financiar o quien les pone el dinero para poder grabar algo. Otro punto en nuestra contra podría ser el que nuestra música no sea comercial. Para que te guste, tienes que comprenderla. Es difícil que la gente poco habituada a este tipo de música sea receptiva y pague por ella.

¿Así es como comienza Fiesta Negra? Si, Mariano venía de trabajado varios años con los más destacados artistas de la música costeña, criolla. Entonces, en uno de esos tantos viajes, el tenía la idea de que cada vez que iba a Europa encontraba orquestas de salsa por doquier. Entonces, me dijo: “Yo he visto que los cubanos, los colombianos hacen su música allá ¿Por qué no podemos hacer

18


¡GRACIAS RÓMULO VARILLAS! El 31 de marzo se cumplieron 15 años de la partida a la eternidad del cantor del pueblo ícono de la canción criolla ROMULO VARILLAS que nació el 7 de julio de 1922. Hijo de Domingo Varillas Oliva y Margarita Talaviña Zavala con quienes vivió inicialmente en la Calle Loreto en el la provincia constitucional del Callao. Luego se mudarían a un barrio ubicado en lo que es hoy la Avenida Dos de Mayo.El domingo 14 de abril en el cementerio EL ANGEL se llevó a cabo una misa y la develación del monumento del maestro. Rómulo, que fue primerísima voz y segunda guitarra del famoso trío los EMBAJADORES CRIOLLOS , que hicieron una

Fueron únicos. Este panorama era frecuente los sábados y que los ídolos del pueblo aprovechaban gran parte de la mañana, para reunirse con los compositores deseosos de ser cantados. Allí estaban siempre presentes Lucho Dean, Félix Pasache, Clemente Reynoso y Gilberto Plascencia, entre los que más recuerdo. En 1954, ya eran de fama: “Alma, corazón y vida”, “Hilda” y muchos otros éxitos que, pese al tiempo transcurrido, siempre estaban en su repertorio. Así hice amistad especialmente con Félix Pasache. “Los Embajadores Criollos” salían

parte importantísima de la historia de la canción criolla, en la época de oro los años 50, al lado de otros dos grandes de la canción don Alejandro Rodríguezy don Carlos Correa. Cuando afinaban sus guitarras en Radio Victoria, buscando la tonalidad en el viejo piano de ensayos, nos llamó la atención que Rodríguez nos pidiera el “fa”. Mientras le pulsábamos la tecla, el “chino” inolvidable y Rómulo ajustaban sus clavijeros y aquellas cuerdas quedaban muy bien “templadas”. Era un medio tono más alto de lo normal. Conseguían así un efecto de sonido más brillante y que daba un matiz especial a las introducciones tan peculiares de Alejandro Rodríguez.

al escenario y era José Lázaro Tello quien los anunciaba y hacía sus clásicos agregados a la característica del trío. Nosotros cumplíamos con transmitir los comerciales y ver en lugar de privilegio a estos consagrados artistas. Nos causaba extrañeza la posición de Rómulo ante el micro. De costado, como si no quisiera dar la cara al público. Al centro, Carlos Correa con un ir y venir constante y a la izquierda, Alejandro Rodríguez y su “punteo” maravilloso. Lejos quedaban los recuerdos de sus inicios en Radio “Atalaya” con David Odría y su sensacional contrato con Radio Victoria. Nos evo-

19

cabamos haciendo largas colas en el Cine Miraflores para verlos en persona. ¡Qué llenos de bandera!. Los aplausos para Alejandro cuando prolongaba de manera repetitiva sobre la “prima” en el tono más agudo y que asombraba a la gran concurrencia. Carlitos Corrrea tenía a su cargo el saludar y anunciar los títulos correspondientes a falta de animador. Colaboró con el grupo Los Hermanos Varillas junto a sus hermanos Ramón y Aurora, graba al lado del maestro Fernando Loli, como “Los Compadres” , con quien impuso un bellos vals de gran trascendencia “El Pirata” que dice algo así:


Trayectoria Yo no quiero una tumba ni una cruz ni coronas ….. Rómulo Varillas tiene el mérito de haber abierto el camino a otros conjuntos. Fue una especie de explorador que abrió trocha en un medio difícil, reacio a valorar lo nuestro. El, con sus “Embajadores Criollos”, se impuso a fuerza de calidad, y logró que los que llegaron después fuesen también respetados en tiempo de presentación -radio o teatro- y, por supuesto, honorarios profesionales. Jamás “Los Embajadores Criollos” fueron número de relleno. Al dejar el trío Rómulo se queda como solista y graba un disco de Boleros donde destaca el tema “Como dos extraños” que lo lleva a realizar una gira por el sur del Perú hasta Tacna y luego pasa a Arica, donde se queda hasta que le vino un derrame cerebral, que lo tuvo postrado hasta su muerte en

1998. Desde el fallecimiento del maestro , sus hijos encabezados por Letty comienzn una larga y ardúa tarea, la delograr un reconocimiento a la trayectoria y al gran aporte del maestro a la canción criolla, en los gobiernos de Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, y Ollanta Humala, no se logró nada, hasta que llega a oidos de Vpictor Hugo Shimabukuro, gran empresario y músico y sobretodo gran ser humano; él toma esa tarea y con sus propios recursos le hace una tumba , como se merecía el maestro, en mármol negro y un monumento de granito bañado en bronce de casi 2 metros de altura. Si miran la foto del costado verán a Rómulo Varillas con un niño y una guitarra, el niño es Víctor Hugo a los 14 años, cuando Rómulo viendo su talento

20

musical le da la oportunidad de acompañarlo en la guitarra. Víctor se convierte en amigo entrañable de Rómulo y nunca olvido este gran gesto. No hay mejor muestra de la calidad de persona que el ser agradecido y grato, hoy más de 40 años después del gesto de Rómulo para con él, Victor Hugo hace justicia con el Maestro y le hace este justo reconocimiento, trasladando el féretro a una tumba que está más a la vista frente al pabellón Santa Carmela, en el pasaje Grau, con la participación de muchos artistas y compositores, y la presencia del grupo Mixtura integrado por Martín Gómez, Máximo , Julio y Carlos Dávila, Andrés Yataco y la dirección de Víctor Hugo Shimabukuro, la conducción estuvo a cargo de la gran Zoraida Arias, se destacó la presencia de Juan Mosto , Albino Canales entre otros.


LAS TRADICIONES DE RICARDO PALMA Acabo de referir que uno de los tres primeros olivos que se plantaron en el Perú fue reivindicado por un prójimo chileno, sobre el cual recayó por el hurto nada menos que excomunión mayor, recurso terrorífico merced al cual, años más tarde, restituyó la robada estaca, que a orillas del Mapocho u otro río fuera fundadora de un olivar famoso. Cuando yo oía decir aceituna, una, pensaba que la frase no envolvía malicia o significa-

ción, sino que era hija del diccionario de la rima o de algún quídam que anduvo a caza de ecos y consonancias. Pero ahí verán ustedes que la erré de medio a medio, y que si aquella frase como esta otra: aceituna, oro es una, la segunda plata y la tercera mata, son frases que tienen historia y razón de ser. Siempre se ha dicho por el hombre que cae generalmente en gracia o que es simpático: Este tiene la suerte de las aceitunas, frase de conceptuosa profundidad, pues las aceitunas tienen la virtud de no gustar ni disgustar a medias, sino por entero. Llegar a las aceitunas era también otra locución con que nuestros abuelos expresaban que había uno presentádose a los postres en un convite, o presenciado sólo el final de una fiesta. Aceituna zapatera llamaban a la oleosa que había perdido color y buen sabor y que, por falta de jugo, empieza a encogerse. Así decían

por la mujer hermosa a quien los años o los achaques empiezan a desmejorar: -Estás, hija, hecha una aceituna zapatera. Probablemente los cofrades de San Crispín no podían consumir sino aceitunas de desecho. Cuentan varios cronistas, y citaré entre ellos al padre Acosta, que es el que más a la memoria me viene, que a los principios, en los grandes banquetes, y por mucho regalo y magnificencia, se obsequiaba a cada comensal con una aceituna. El dueño del convite, como para disculpar una mezquindad que en el fondo era positivo lujo, pues la producción era escasa y carísima, solía decir a sus convidados: caballeros, aceituna, una. Y así nació la frase. Ya en 1565 y en la huerta de don Antonio de Ribera, se vendían cuatro aceitunas por un real. Este precio permitía a su anfitrión ser rumboroso, y desde

ese año eran tres las aceitunas asignadas por cada cubierto. Sea que opinasen que la buena crianza exige no consumir toda la ración del plato, o que el dueño de la casa dijera, agradeciendo el elogio que hicieran de las oleosas: aceituna, oro es una, dos son plata y la tercera mata, ello es que la conclusión de la coplilla daba en qué cavilar a muchos cristianos que, después de masticar la primera y segunda aceituna, no se atrevían con la última, que eso habría equivalido a suicidarse a sabiendas. Si la tercera mata, dejémosla estar en el platillo y que la coma su abuela. Andando los tiempos vinieron los de ño Cerezo, el aceitunero del Puente, un vejestorio que a los setenta años de edad dio pie para que le sacasen esta ingeniosa y epigramática redondilla: Dicen por ahí que Cerezo tiene encinta a su mujer. Digo que no puede ser, porque no puede ser eso.

Como iba diciendo, en los tiempos de Cerezo era la aceituna inseparable compañera de la copa de aguardiente; y todo buen peruano hacía ascos a la cerveza, que para amarguras bastábanle las propias. De ahí la frase que se usaba en los días de San Martín y Bolívar para tomar las once (hoy se dice lunch, en gringo): -Señores, vamos a remojar una aceitunita. Y ¿por qué -preguntará alguno-llamaban los antiguos las once, al acto de echar después de mediodía, un remiendo al estómago? ¿Por qué? Once las letras son del aguardiente. Ya lo sabe el curioso impertinente. Gracias a Dios que hoy nadie nos ofrece ración tasada y que hogaño nos atracamos de aceitunas sin que nos asusten frases. ¡Lo que va de tiempo a tiempo! Hoy también se dice: aceituna, una; mas si es buena, una docena. FIN

21


WWW.OMERLAGSEGUROS.COM

22


SERVICIOS: ASESORAMIENTO Inmobiliario. ALQUILER y VENTA de casas, departamentos y terrenos.

ยกSE VENDE!

ROCรO ALVARADO

Agente Inmobiliario COD PN 3204

sakurai42@hotmail.com Cel. 998850944

INA-

23


24

Revista De Cajon Mayo  

Revista sobre peruanidad, cultura, criollismo y gastronomía

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you