Page 31

piernas, me permite sentir mis músculos que ahora está rejuvenecido y las olas de agua se liberan y parece que estoy flotando lejos que rodean contra la arena dan mi espíritu del dolor que no sabía que tenía. una sensación profunda de calma. Después de un día en el "Oasis" de Después de un masaje intenso, la Buenos Aires, Argentina, puedo decir que mujer me envuelve en una manta protector todos los balnearios no son iguales. La con los agujeros para el aire. Me sentía como sensibilidad divina de los remedios naturales una oruga relajada en su capullo. Con una para tranquilizar a un individuo no es menos máscara para los ojos y la música ritual de los que increíble. Mi jefa tiene razón: un escape sonidos de la naturaleza pura, mi cuerpo diferente puede relajar y mejorar nuestra relaja tranquilamente en un sueño sereno del salud completamente. La salud total necesita que no quiero levantarme. La piscina se la atención del estado mental y físico. cierra y noto el aire cálido que pasa en Después de mi experiencia divina hoy, pequeñas ráfagas encima del cuerpo y entre puedo decir que mi salud total está mejor los agujeros para ayudar con los músculos que antes. ■ duros. En la piscina, la cama flota en el agua entre las flores tropicales que crean una sensación romántica y relajante para la mente y el cuerpo. Me siento como si estuviera durmiendo en un barco lujoso en el agua más calmada del océano. La próxima y última actividad de mi día en el balneario es la de arreglar mis pies, pero no es un tratamiento típico. Las mujeres me transportan en una carroza acogedor completo con las almohadas adornadas de oro como un trono del rey a la playa. La experiencia es solamente importante a causa de la vista. La nariz está llena inmediatamente del olor fresco del agua de mar. El sol abruma mis ojos y mi piel, que

Perspectivas Mayo  

Karina, Emily, Alyssa, Maureen, Alice, Juan, Eva, Nina

Perspectivas Mayo  

Karina, Emily, Alyssa, Maureen, Alice, Juan, Eva, Nina