Page 18

INESPERADO Ring ring ring, timbró mi celular. aparte de estar de acuerdo.

"¿Hola?" le contesté a la persona misteriosa del otro lado de la conversación. "¿Puedo hablar con Isabel Rodríguez?" "Sí, soy yo." "Hola, llamo desde la oficina de moda de Carolina Canela y queremos invitarla a usted a una entrevista para trabajar con nosotros como asistente de una de nuestras diseñadoras de modas." No me esperaba esta llamada. Tampoco dije nada porque estaba en un estado de shock. Recuerdo cuando presenté mi reseña hace tres meses, por semanas me convencí de que no iba a recibir ninguna llamada. Pero ahora, recibo la conversación que deseaba por tanto tiempo “Sí, por supuesto. Puedo llegar a cualquier hora para la entrevista.” “¿Será posible arreglar una entrevista para mañana? ¿A las nueve?” preguntó. ¡¿Mañana?! ¡¿Tan rápido?! Pensé. “Sí, es perfecto para mí” respondí, no sabiendo qué decir 18

“Bueno, venga a nuestra oficina en el centro de la ciudad a las nueve de la mañana. Por favor, haga un portafolio de sus diseños de moda para mujeres y hombres de cualquier temporada del año y como parte de su entrevista, usted tiene que presentarlo a nuestro consejo de administración. ¿Tiene algunas preguntas?” “No, gracias. Todo está claro. Hasta mañana.” “Hasta mañana, adiós.” Mi estado de shock continuaba. No podía moverme. Eran las ocho y media de la mañana, yo estaba en mis pijamas durmiendo en mi cama cuando recibí la llamada para la entrevista. No podía creer que verdaderamente hubiera hablado con la recepcionista de las oficinas de Carolina Canela, la diseñadora más famosa en Norteamérica. No podía pensar que yo, una chica que terminó su educación en un colegio de moda hace tres años, sería una candidata para esa posición. Yo no estaba lista para esto. Claro que todavía estaba en mi cama durmiendo y no hacía nada con mi vida. Me quedé

en mi cama unos minutos más y finalmente, con toda mi fuerza, me levanté de mi cama. Yo tenía que preparar algo espectacular para esta entrevista. Comencé a crear mi portafolio para la mañana siguiente. Trabajé todo el día, sin tomar un descanso. Pero después de seis horas, todavía no tenía ningún diseño bueno y mi cabeza estaba aporreada como tocando un tambor. Decidí que necesitaba comida para recuperar mi fuerza. Después de un pequeño descanso, hice tres diseños magníficos en una hora. Finalmente me pude inspirar. El próximo día era el día de la entrevista. Mis manos estaban temblando de miedo y los minutos pasaron rápidamente. El consejo de administación me dio solamente quince minutos para presentar mi colección. Después de mi entrevista, me encontraba agotada. No dormí nada durante la noche porque trabajé la mitad de ella y la otra mitad los nervios no me dejaron dormir. Al fin, dormí por diez horas cuando volví a mi casa.

Perspectivas Mayo  
Perspectivas Mayo  

Karina, Emily, Alyssa, Maureen, Alice, Juan, Eva, Nina