Page 134

Mi última misión era horrible, el crucero terminó en un accidente y tuve que coordinar el rescate. ¡Al menos, había una conclusión feliz! Esta vez, mi misión tomó lugar en el mar de México, en el Museo Nacional Histórico.

Inmediatamente, la seguridad llamó a la policía, y no se permitía que nadie saliera. La policía llegó rápidamente y menos que treinta minutos más tarde, todo el mundo fue separado para el interrogatorio.

Dos miembros de la policía me acompañaron a una oficina. El hombre era moreno y guapo, la otra era una mujer, con el pelo negro y cara seria. La sesión de fotografía tuvo lugar Ambos eran formales y corteses. Sentía irreal, como una escena de un en la exposición de alhajas maya y era programada durante la noche. Había una espectáculo de crimen, pero todo pasaba en realidad. Me permitieron multitud de fotógrafos, modelos y tomar asiento, pero comenzaron a periodistas en el evento para la campaña de recaudación de fondos de la interrogarme rápidamente. historia maya en México. Había cincuenta “¿Podría usted contar sus personas allá por el evento, no movimientos desde su llegada esta incluyendo a los personales del museo ni noche?” preguntó el moreno. mí. Era la primera vez que el Museo Nacional Histórico había permitido que “Bueno,” empecé estuviera un grupo tan grande sin la cautelosamente, “Llegué a las 19h00 más presencia de seguridad adicional. Todo o menos. Me congregué con las otras iba bien, hasta la última sesión de la periodistas y hablé con ellos hasta que noche. llegaron los modelos. Pues, hablé con los modelos hasta que los fotógrafos los Había una pausa entre las necesitaban para su sesión de secciones de fotografía, entrevisté algunos modelos mientras los personales fotografías.” arreglaron el set de fotografía para la “¿Por qué habló usted con los próxima sesión. Un miembro de personal modelos?” lanzó la mujer. hizo inventario de las alhajas que usamos durante las sesiones pasadas y de “Necesitaba citas para mi repente, paró todo. Bruscamente, todos artículo sobre la campaña. Les pregunté los guardas jurados se pusieron agresivos por qué habían ofrecido voluntariamente y nos arrearon en una habitación su tiempo, etcétera.” después de la exposición sin explicación. “¿Podía continuar con la historia Al principio, nadie supo por de su noche, por favor?” dijo la mujer, qué, pero poco a poco todos supieron lo satisfecha con mi respuesta. que pasaba. ¡Un anillo había desaparecido de la exposición!! 134

“No hice nada más.” yo respondí, “Bien, no antes de que los guardas jurados se pusieron agresivos y la llamaron a la policía. Todos se congregaron en el cuarto debajo de los ojos de seguridad y saben ustedes el resto de la historia.” Ambos escribieron notas e intercambiaron una mira y después el moreno me preguntó, “¿Notó usted si alguien salió del cuarto? Especialmente si alguien estaba cerca de las alhajas antes de salir.” “No, no mucho. Yo estaba ocupada con mis entrevistas. Creo que todos se quedaron en la zona.” “¿Nadie salió por el baño? ¿O fue a su coche para recuperar algo que se le había olvidado?” investigó la mujer. “¡Oh! Adriana salió para maquillarse. Y creo que uno de los fotógrafos fue a su coche para recuperar más carrete.” Ambos anotaban la información y el moreno continuó con la interrogación. “¿Cuando salieron ellos? ¿Y se acercaron a la exposición en cualquier momento?” “Bien, Adriana salió por el baño un poco antes de su sesión de fotografías. Probablemente a las 19h45 porque ella era en la primera sesión. Tal vez, ella salió a 20h30 después su segunda sesión.” Al mismo tiempo que el moreno abrió su boca, continué mi frase,

Perspectivas Mayo  
Perspectivas Mayo  

Karina, Emily, Alyssa, Maureen, Alice, Juan, Eva, Nina