Page 1

   

“Porque yo   sé   bien   los   proyectos   que   tengo   sobre   vosotros-­‐   dice   el   Señor-­‐,   proyectos   de   prosperidad   y   no   de   desgracia,   de   daros   un   porvenir   lleno   esperanza.   Entonces   cuando   me   invoques   y   me   dirijas   tus   suplicas,   yo   te   escucharé.   Me   buscarás   y   me   hallarás,   porque   me  has  buscado  de  todo  corazón.  Yo  me  dejaré   encontrar  por  ustedes-­‐  dice  el  Señor-­‐;  cambiaré   su  suerte”...  Jeremías  29,11.     Bueno   y   encerrando   todo   este   contexto,   te   cuento  que  me  llena  tanto  el  corazón  saber  que   paralelamente     a   tu   proceso,   yo   descubro   que   Dios  no  es  un  concepto  que  no  es  una  religión,   que   no     es   una   cultura,   que  NOOOO   es   un  CUENTO!!!  Que  es  tan  real  como  tú  y  como   yo,   que   cada   día  se   manifiesta,   que  en   momentos   claves     me   muestra   su   poder   sobrenatural,   su   grandeza,    su   contundencia.   Es   increíble   cómo   se   manifiesta     conmigo,   creo   que  la  clave  es  llegar  hasta  esa  instancia  donde   deja   de   ser   religión,   a   concientizarse   totalmente  que  es  real,  tal  cual  como  un  papá.   Hace   poco   me   leí     en   la   biblia   todos   los   capítulos   de  Reyes,   y   me   doy   cuenta   como   a   través   de   la   época   Dios   siempre   otorgó   beneficios     y   bendiciones   a   los   reyes   que   le   obedecían,   les   daba   sabiduría,   inteligencia,   capacidad  de  obrar,  de  ser  diligentes,  les  daba   perfiles   de   liderazgo   para   saber   manejar   toda   una   nación,   y   de   igual   manera   como   les   cambiaba  las  cosas  cuando  no  lo  obedecían,    es   increíble   y   mas   increíble   todavía   es   que   sabiendo  eso,  nosotros  no    pensemos  en    

agradarle  siempre.  Por  mi  parte  lo  he  asimilado   de  la  siguiente  manera,  ¡Dios  me  ha  regalado  el   destino!  Es  decir;  todo  lo  que  yo  quiera  para  mi   vida   él   me   lo   va   a   dar   ¡si   le   agrado!   es   así   de   sencillo.   Si  realmente  te  enfocas  en  lo  que  quieres  tanto   material  y  espiritual  en  tu  vida,  todo  eso  te  va  a   llegar,  Se  trata  de  que  rediseñes  tu  plan!!!  Lee   muy   bien   porque   esto   es   mensaje   de   Dios,   REDISEÑAR  TU  PLAN.   Puntos   de   interés:   El   Temor,   la   Costumbre   y   la   Pereza,   obstáculos   para   alcanzar   mi   progreso   espiritual   y   material   •   7   Pasos   para   alcanzar   mis   metas.  

Porque no   se   trata   de   llevar   el   mensaje   o   de   rosarios     y   seguir   viviendo   una   vida   así,   Dios   quiere  lo  mejor  para  ti,  pero  él  quiere  que  nos   superemos,   que   trascendamos   en   esta   vida,   que   no   nos   tengan   que   colaborar,   que   1  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


colaboremos y   para   eso   tenemos   que   movernos  y  entender  que  el  ya  dio  el  Sí.    

Dios y mis pensamientos

Ahora es   de   nosotros   obtener   lo   que   queremos   para  nuestra  vida,  y  es  ahí  donde  entra  la  gran   importancia  de    que  hagas  un  alto  en  el  camino   y     rediseñes   tu   plan   con   la   mentalidad   y   el   propósito   de   mirar   realmente   todo   lo   que   deseas,   ser   diligente,   hacer   todo   lo   que   dependa  de  ti  y  Dios  hará  lo  de  él.     Es  mucho  más  fácil  saber  lo  que  uno  quiere     e   irlo   a   buscar,   que   esperar   en   un   mundo   de   escasez  a  ver  cuando  alguien  nos  regala  algo,  o   peor  aún,  no  esperar  nada.     Diseña   tu   plan   para   alcanzar   tu   meta   material   y   espiritual   y   no   te   salgas   de   ese   camino,   y   es   verdaderamente   allí   donde   Dios   nos   muestra   su   poder   sobrenatural,   cuando   comenzamos   hacer   cosas   diferentes   luchando   por   lo   que   queremos.     Es  decir  ya  no  está  en  Dios,  está  en  TI  por  que   El  ya  dio  el  sí,  si  lo  asimilas  bien  entenderás  que   como  a  mí  a  ti  también:  te  regalo  el  destino.”   Estas  son  las  palabras  de  mi  hijo  Sebastián  para   mí   este   año   y   sí!!!,   vale   la   pena   seguir   su   consejo.   Para   los   jóvenes   es   más   fácil   tomar   decisiones   y   ejecutarlas;   a   los   adultos   nos   cuesta  más,  por  las  siguientes  razones,  pero  no   es  imposible.  ¡¡¡  Adelante!!!  

“Que   el   Señor   ilumine   los   ojos   de   su   corazón   para   que   conozcan   cual   es   la   esperanza   de   su   llamado”.  Efesios  1,18     Mi   pensamiento   hace   que   Dios   actúe   en   mí.   De   acuerdo   a   lo   que   yo   pienso   así   obra   Dios   en   mí.   Debemos   meter     la   mente   bajo   la   palabra   de   Dios   y   renovar   pensamientos   y   actitudes.   Porque   si   nuestra   mente   es   un   desorden   nuestra   vida   será   un   desorden.   Tenemos   dos   opciones   de   pensamientos:   positivos   o   negativos.   El   bien   o   el   mal.   Avanzar   o   quedarnos   quietos.   A   eso   se   reduce   nuestra   elección.   No     podemos   huir   de   ellas.   O   no   manejaremos  nuestra  vida  

Por:  Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  

2


hacernos cree   en   él   y   dudar   de   lo   que   Dios   quiere  para  nuestra  vida.    

El temor

Por temor   nos   hacemos   esclavos   de   nuestros   hijos,  de  nuestra  pareja,  de  nuestros  padres,  de   nuestra  familia,  de  nuestro  pasado,  de  nuestra   ira   y   resentimiento,   de   nuestras   heridas   que   nunca   logramos   superar,   de   nuestras   necesidades,   de   nuestra   soberbia   y   no   importan   nuestros   sueños   y   deseos;   con   los   años   nuestras   metas   se   hacen   mucho   más   lejanas,  como  si  el  tener  un  compromiso  y  una   responsabilidad   imposibilitara   nuestra   realización  personal.    

“Porque   no   recibiste   el   espíritu   de   esclavitud   para   recaer   de   nuevo   en   el   temor,   sino   que   recibiste   el   espíritu   de   hijos   adoptivos   que   nos   hace  exclamar:  ¡Abba!  ¡Padre!”.  Romanos  8,15   Hay  tres  cosas  que  nos  impiden  hacer  cambios   drásticos   en   nuestra   vida,   así   sepamos   que   es   para  nuestro  bien:     1) El  temor.   2) La  costumbre.   3) La  pereza.  

Es obvio   que   mis   metas   ahora   no   pueden   ser   las   mismas   de   hace   20   años,   ya   que   las   circunstancias   son   otras;     pero   igual   debo   trazarme  un  plan  de  vida  a  corto,  a  mediano  y  a   largo  plazo.     No   podemos   vivir   como   animales   dejándonos   guiar   por   el   instinto   sin   tener   sueños,   levantándonos   como     zombis   a   realizar   tareas   para   los   demás   y   dejar   que   nuestros   días,   planes  y  sueños  se  consuman  muchas  veces  en   el    silencio,  la  nostalgia  y  sin  que  nadie  lo  note.     Hasta   nosotros   mismos   apagamos   nuestra   voz   interior   que   dice:   ¡ey,   aún   existo!   Tengo   noticias:  Dios  no  se  da  por  vencido,  si  usted  no   se  da  por  vencida(o).      

El temor   a   las   cosas   nuevas,   a   que   se   enojen   con   nosotros,   el   temor   al   fracaso   o   pasarnos   toda   la   vida   huyendo   de   nuestros   errores   y   ocultando   nuestra   vergüenza.   Eso     impide   que   rediseñemos  nuestro  plan  de  vida.  

A Dios  no  le  importa  donde  usted  comience,  le   importa  es  donde  termina.  Dios  no  está  sujeto   a  tu  pasado.  

Dejamos que   el   temor   maneje   nuestra   vida.   ¡OJO!   El   temor   es   un   arma   del   demonio   para  

3  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


La costumbre

es tan  esencial  en  nuestra  vida  como  el  aire  y  el   agua.  

“Y no  se  acomoden  a  éste  mundo;  al  contrario,   transfórmense  y  renueven  su  interior    para  que   sepan  distinguir  cuál  es  la  voluntad  de  Dios:  lo   bueno,  lo  que  le  agrada,  lo  perfecto”.  Romanos   12,  2.  

1) No se acomode a este mundo. Define   propósitos,   metas.   Sin   un   propósito   definido   no   tienes   fundamento   alguno   en   que   basar   tus   decisiones,   distribuir   tu   tiempo  y  usar  tus  recursos.   2) No hable como el mundo.  Si  no  tienes   metas,   tomarás   decisiones   basadas   en   las   circunstancias,  en  las  presiones  o  el  estado   de  ánimo  que  pasas  en  ese  momento.  O  te   sometes   a   las   decisiones   de   otros   que   terminan   manejando   tu   vida   y   tu   siendo   un   triste,  impotente  y  resentido  espectador.     3) No actúe como el mundo. Sin  un  plan   definido   solemos   esforzarnos   demasiado   y   esto   causa   estrés,   cansancio   y   conflicto.   Desgaste   inútil.   Lo   más   terrible   que   le   puede   pasar   al   ser   humano   no   es   morir   sino   vivir   sin   propósito.   Tener   esperanzas   es  tener  un  propósito.  

Recuerdo las   sabias   palabras   de   mi   madre:   “Si   no   vives   como   piensas,   terminaras   pensando   como   vives”   y   así   es:   Frecuentemente   sometemos   nuestras   ideas,   sueños,   deseos,   planes   e   inquietudes,   valores,   etc.,   a   otras   personas,   o   al   ir   y   venir   de   los   días,     y   terminamos   viviendo   totalmente   opuesto   a   lo   que   algún   día   pensamos.   Y   lo   peor   es   que   ese   estilo   de   vida   la   convertimos   en   una   costumbre.  Y  como  dice  la  canción:  “es  verdad   que   la   costumbre   es   más   fuerte   que   el   amor”.   La   costumbre   es   un   tipo   de   cárcel   que   uno   mismo   se   impone.   Es   tan   fuerte,   que   cuesta   mucho   compromiso,   tiempo   y   sacrificio,   para   hacer  cambios  a  veces  extremos.  Y  la  esperanza  

Las cosas   de   Dios   no   son   de   este   mundo;   por   eso  nos  parece  diferente.     A   menudo   cambiamos   nuestra   reputación   con   Dios,  por  la  reputación  del  hombre.     Debemos   destruir   toda   fortaleza   que   hemos   permitido   que   el   mal   y   lo   negativo   haya   construido   en   nosotros.   La   mente   es   la   que   dirige  al  hombre,  donde  la  mente  va,  el  hombre   la   sigue.   El   que   se   mete   con   Dios,   voltea   su   vida.     Limpia   su   mente,   si   vives   en   el   pasado,   te   pierdes  vivir  el  presente  y  el  futuro.  Dios  no  te   pide   que   hagas   lo   que   no   puedes   dar.   Sólo   te   pide  que  actúes  en  lo  poco  que  puedes  dar.     4  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


La pereza

Pasos para trazar metas y propósitos

La   hormiga   y   el   perezoso.   “Anda   a   ver   a   la   hormiga,   ¡perezoso!,   mira   sus   costumbres   y   hazte  sabio.  Ella,  que  no  tiene  capataz,  ni  jefe,   ni   inspector,   durante   el   verano   prepara   su   alimento,  y  recoge  durante  la  siega  su  comida.   ¿Hasta   cuándo   perezoso,   estarás   acostado?   ¿cuándo   te   levantaras   de   tu   sueño?   Un   poco   dormir,   un   poco   adormecerse,   un   poco   cruzar   los  brazos  descansando;  y  como  vagabundo,  te   viene  la  miseria,  y  la  indigencia  como  ladrón”.     El  perezoso  jamás  tiene  metas,  porque  implica   trabajo,   Siempre  mira  lo  imposible,  lo  negativo,   todo   lo   crítica   y   nada   le   sirve.   Espera   a   que   le   lleguen  mejores  cosas,  mejores  oportunidades.   Vive   cruzado   de   brazos   soñando   en   lo   que   quiere   tener   o   de   los   recuerdos.   Y   terminan   siendo   la   “empleada”   del   servicio   sin   salario   o   el  de  los”  mandados”,  o  una    carga  muy  pesada   para  su  familia.  .  .      “El  patito  feo”.  .  .  

  “¡Animo,   se   valiente!,  que  tu  repartirás  a  este   pueblo   la   tierra   que   prometí   con   juramento   a   sus   padre.   Esfuérzate   y   se   valiente   para   cumplir   todo   lo   que   te   mandó   mi   siervo   Moisés;   no  te  desvíes  ni  a  la  izquierda  ni  a  la  derecha  y   tendrás   éxito   en   todas   tus   empresas.   Que   el   libro   de   esa   ley   no   se   te   caiga   de   los   labios;   medítalo   día   y   noche,   para   poner   en   práctica   todas   sus   cláusulas;   así   prosperaran   tus   empresas   y   tendrás   éxito.   ¡Yo   te   lo   mando!   ¡Animo,   se   valiente!   No   te   asustes   ni   te   acobardes,    que  el  Señor  tu  Dios,  estará  contigo   en  todas  tus  empresas”.  Josué  1,  6-­‐9     Tres   veces   repite   el   Señor   en   este   párrafo:   Animo,  se  valiente,  esfuérzate,  no  te  asustes  ni   te   acobardes.   Y   tendrás   éxito   en   todas   tus   empresas.  La  prosperidad  económica  de  un  ser   humano   que   ama   a   Dios   no   comienza   con   dinero.   Comienza   obedeciendo   a   Dios.   Dios   es   un   Dios   de   nuevos   comienzos.   Pero   Dios   no   prospera   por   orar   y   hacer   ayunos   y   estar   de   5  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


rodillas en   la   Iglesia   horas.   Prospera   al   que   se   esfuerza,   y   es   valiente.   Esforzarse   implica   sacrificios,  tal  vez  de  levantarnos  dos  horas  más   temprano,  de  dejar  de  dedicarle  toda  la  tarde  y   hasta   la   media   noche   al   televisor   o   al   computador.  Implica  dejar  otras  cosas.   Conocer  tu  propósito  enfoca  tu  vida.  Esto  hace   que  dirijas  todo  tu  esfuerzo  y  energía  a  lo  que   es   importante.   Sin   un   propósito   seguirás   cambiando  de  dirección,  de  trabajo,  de  iglesia,   y   muchas   cosas   más   esperando   que   lo   que   llegue   pueda   llenar   tu   vacío   o   resolver   tus   problemas.     Los   hombres   y   mujeres   que   han   marcado   la   diferencia  en  la  historia,  han  sido  personas  con   enfoque   bien   definido.   Por   ejemplo   el   apóstol   Pablo  difundió  el  cristianismo  casi  solo  por  todo   el   Imperio   Romano.   Tenía   claro   que   quería,   el   “cómo”  se  lo  dejó    a  Dios.  

3) Escríbelas: y   déjalas   a   la   vista   para   que  las  recuerdes  todo  el  tiempo.   4) Crea un propósito para tus metas:   necesitamos   estar   motivados   para   alcanzarlas;   no   es   igual   decir   quiero   poner   un   negocio   a   decir   voy   a   colocar   una   pizzería   como   una   entrada   para   mi   sostenimiento   económico.   Tu   mente   trabajara  en  función  de  esto.   5) Da todos los pasos: necesarios  para   lograrlo.   No   hay   meta   que   se   alcance   sino   se   lleva   a   cabo   lo   necesario   para   realizarlos.   6) Visualiza:   da   por   hecho   que   lo   lograras,   haz   una   imagen   mental   de   lo   que   quieres   y   disfrutando   de   los   frutos   de  tu  meta.   7) No te obsesiones:   deja   que   el   universo  y  Dios  te  ayude  y  las  cosas  se  te   van  dando.  Todo  requiere  su  tiempo.  

¡Dios quiere   verte   en   victoria!   Tus   errores   ya   los  pagó  Jesús  en  la  cruz.  Es  hora  de  comenzar.   Por   eso   define   lo   que   quieres:   SER-­‐   HACER-­‐   Y   TENER.  

7 pasos para cumplir mis metas 1) Define bien tus metas: No  sirve  que   digas:  este  año  voy  a  viajar  mucho,  Sino   este   año   voy   a   viajar   a   San   Andrés,   a   Medellín,  etc.   2) Fíjate plazos:   a   corto   y   largo   plazo.   Voy  a  ahorrar  todo  el  año  y  en  Octubre   compro  los  pasajes  para  ir  a  San  Andrés   en  Diciembre.  

6 Por:  Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


Pensando en mis metas y propósitos

¿Qué hiciste con lo que Dios te dio?

“Al   de   propósito   firme   guardarás   en   perfecta   paz,  porque  en  ti  confía”.  Isaías  26,3   Algún  día  Dios  nos  preguntará:  ¿qué  hiciste  con   tu   vida,   dones,   talentos,   oportunidades,   dinamismo,  relaciones  y  recursos  que  Yo  te  di?       “Una  cosa  hago:  olvidando  lo  que  queda  atrás  y   esforzándome   por   alcanzar   lo   que   está   adelante,    corro  hacia  la  meta,  hacia  el  premio   al   cual   me   llamó   Dios   desde   arriba   por   medio   de  Cristo  Jesús.”      Filipenses  3,  13   Si   deseas   que   tu   vida   impacte,   ¡enfócala!   Ya   deja   de   titubear.   Tienes   que   deshacerte   aún   de   buenas   actividades   y   concentrarte   en   hacer   lo   más   importante.   No   confundas   actividad   con   productividad.   Puedes   estar   ocupado   todo   el   tiempo  sin  propósito  alguno,    y,  ¿de  qué  sirve?   Pablo   dijo:   “Aquellos   que   queremos   todo   lo   que   Dios   tiene,   mantengámonos   enfocados   en   la  meta”.   Las  metas  siempre  producen  entusiasmo.  Pero   ¡OJO!   Muchos   nos   damos   a   la   tarea   de   tener   metas   concretas   y   producir   un   legado   para   la   tierra.  Y  no  es  así.  Porque  al  final  no  es  lo  que   otros  dicen  de  tu  vida,  sino  lo  que  Dios  diga.  

Así es,   eso   no   lo   podemos   cambiar.   Pero   sí,   nuestro   estilo   de   vida.   Comienza   por   preguntarte:   ¿dónde   quieres   pasar   la   eternidad?  Porque  de  tu  respuesta  depende  los   planes  que  tienes  para  llegar  a  ella.   Dios   no   quiere   que   te   quedes   como   un   soñador,   quiere   que   conviertas   tus   sueños   en   realidad.   Por   eso   busca   el   favor   de   Dios.   Si   obedeces   al   Señor,   siempre   estará   acompañándote.   El   te   quiere   llevar   a   la   tierra   prometida.     “Los   que   aman   al   Señor   todas   las   cosas   les   salen  bien”.  Romanos  12,28       El   favor   de   Dios   son   puertas   que   se   abren,   lo   que   Dios   quiere   para   ti   te   lo   da,   te   pone   en   lugares   increíbles,   te   coloca   en   situaciones   ideales.     Dios   transforma   cualquier   circunstancia   en   beneficio   para   ti.   El   Señor   ordena   tus   pasos,   sólo   obedécele.   El   favor   se   atrae.   El   te   recompensa  por  tu  buen  andar.   7  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  


Señor Jesús:

Los proyectos de Dios sobre nosotros

Renueva mis pensamientos, permite que yo entienda cuáles son tus planes para mí, despiértame del adormecimiento y activa de nuevo mis impulsos, para que yo haga de este año, un nuevo comienzo y aprenda a darle el verdadero valor a mis días.

“Yo   quiero   enseñarte,   indicarte   el   camino   que   tienes   que   seguir,   quiero   darte   un   consejo,   quiero   mirar   por   ti.   No   seas   como   el   mulo   o   el   caballo,   seres   irracionales   a   los   que   hay   que   domar  con  las  brindas  y  el  freno;  de  lo  contrario   no  se  acercan  a  ti”.  Salmo  32,8  

Ábreme puertas, colócame en lugar indicado, relacióname con personas que ayuden a mi progreso espiritual y personal. Dame fuerzas para comenzar de nuevo. Y que todas mis metas y planes cumplan la misión que me has encomendado. Amén

Puedes hacerte   propósitos   Espirituales   y   materiales.   Lo   más   importante   es   que   los   proyectes   hacia   la   eternidad   y   vivas   y   activamente   para   realizarlos.   Así   podrás   decir   como  Pablo:   “Esa  será  mi  gloria  el  día  de  Cristo:  la  prueba  de   que  no  he  corrido  ni  me  he  fatigado  en  vano”.   Filipenses  2,16  

8  

Por: Diana  Fernanda  Vásquez  S.  Tel:  315  309  9114  Escríbenos:  periodicoyosoy@hotmail.com  *Ilustraciones:  Cortesía  de  Fano   Visita  Nuestra  página  web:  www.periodicoyosoy.com  

Rediseña tu plan  

Puntos de interés: El Temor, la Costumbre y la Pereza, obstáculos para alcanzar mi progreso espiritual y material • 7 Pasos para alcanzar mi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you