Page 1

Si no sabes adónde vas, vuelve para saber de dónde vienes

Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Periódico

VAS Buenos Aires

periódico cultural comunitario año XVI Nº 126 - agosto 2019 info@periodicovas.com www.periodicovas.com distribución gratuita 5000 ejemplares ISSN: 2250-8759 RNPI: 68422692 Tel 4372 8830

Crónicas VAStardas Cartografías inquietantes Podemos ganar la Comuna La Otra Historia de Buenos Aires Infancias libres para un nuevo país La esclavitud en tiempos del cambio


Periรณdico VAS 126 - Agosto 2019

L 2


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

La esclavitud en los tiempos del cambio

E

l jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta repudió la sentencia del juez Andrés Gallardo donde se prohíbe la actividad de las plataformas-empresas “Glovo”, “Rappi” y “Pedidos Ya” en todo el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Y defendió a estas empresas, y al trabajo precario que ofrecen, porque: “están legalmente constituidas, pagan los impuestos y son utilizadas por mucha gente”, dijo vehemente Larreta. “Glovo”, “Rappi” y “Pedidos Ya” son las responsables de que jóvenes y no tan jóvenes recorran las arduas calles de Buenos Aires como esforzados ciclistas equilibristas, llevando enormes cubos en las espaldas y sorteando autos, motos, peatones y colectivos. Lo que no dice Rodríguez Larreta es que “Glovo”, “Rappi” y “Pedidos Ya” generan trabajo precario: sin relación de dependencia, sin sueldo, sin seguros de salud ni por accidentes, sin aportes sociales ni previsionales, y con desvinculación

por Gabriel Luna

sin cargo para las empresas. Ni siquiera éstas proveen los equipos, las bicicletas, tampoco el emblemático cubo donde se guardan los pedidos. Todo debe proveerlo el equilibrista. Se trata de un trabajo casi esclavo, sin manutención ni seguros; pagado a destajo, regulado y controlado absolutamente por las empresas y para colmo disfrazado de emprendedurismo. Algunos números en promedio. Las empresas-plataformas cobran un 25% del precio del producto a restaurantes y comercios. Los pedidos insumen hasta ½ hora. Cada pedido deja al repartidor $ 50; pero no los cobra al momento sino cada quince días. La mayor actividad ocurre los feriados, los días de lluvia y los fines de semana. Por un trabajo mensual a razón de ocho horas diarias, un repartidor cobra $ 9.000; y la empresa, a través de ese repartidor, cobra $ 18.000 de los restaurantes y comercios.1 Así las cosas, tras ocho meses de vigilancia e investigación de este tránsito de ciclistas y mercancías, el juez Andrés Gallardo, titu-

lar del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 2, requirió el viernes 2 de agosto a las tres empresas que presenten en el plazo de dos días, la nómina del personal afectado al servicio de este reparto de mercaderías, acreditando su correcta registración y cumplimiento de las normas laborales y previsionales, y que provean a cada conductor, bajo su exclusiva cuenta y cargo de: casco e indumentaria con bandas reflectivas reglamentaria, y caja portaobjetos reglamentaria, con sistema de ajuste a la bicicleta o motocicleta. Y tengan además los comprobantes de póliza de seguros personales y de riesgos del trabajo vigentes y las copias de las libretas sanitarias correspondientes. Advirtió el magistrado que:  “Queda expresamente vedado a las empresas citadas obligar a sus empleados a costear las provisiones aquí establecidas”. Y como consecuencia de estas infracciones, el juez Gallardo ordenó a las empresas  Visa Argentina,  Mastercard Cono Sur,  Tarjeta Naranja  y  American Express Argentina  que dispongan la inmediata suspensión y bloqueo de las operaciones

que por su conducto efectúen las empresas Rappi Arg. S.A.S., Kadavra S.A.S. (Glovo) y Repartos Ya S.A. (Pedidos Ya), en la Ciudad de Buenos Aires, hasta que sean cumplidos los requerimientos anteriores. Larreta vs Gallardo El intendente Larreta defendió a las plataformas-empresas: “dan mucho trabajo” a los locales de comida y “generan nuevos puestos laborales”. Y cuestionó la sentencia del juez Gallardo al señalar que es “una más de las tantas” a las que lo “tiene acostumbrado”, dijo molesto, como si intentara mostrar una relación entre un padre autoritario y un hijo rebelde. “Porque no se trata de prohibir y dejar en la calle a un tendal de gente, justo con la necesidad de trabajo que hay”, añadió ensayando preocupación frente a un micrófono. “Lo de Gallardo es cualquier cosa”, dijo despectivo. “Sus fallos son políticos. El tema es que después todas (las sentencias) se las apelamos y se las ganamos”, remarcó Larreta con soberbia. Falta el Intendente a la verdad en esto último. Cabe recordar el caso del Parque Las 3


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Heras, donde Larreta y Macri pretendían enrejar y construir un negocio de estacionamiento subterráneo, arrasando patrimonio histórico y convirtiendo el lugar en una especie de maceta gigante de cemento, sin drenaje en caso de lluvias, y con horario enrejado de visitas. Pero resultó que los vecinos se opusieron, pidieron amparo, e intervino precisamente el juez Gallardo, quien frenó los negocios subterráneos y levantó las rejas del Intendente. Ver la siguiente nota de Periódico VAS sobre el juicio, titulada Triunfa Parque Las Heras2. Por otra parte, volviendo a este caso de trabajo u ocupación precaria, el juez Gallardo le contestó a Larreta. Le dijo que sí, que la Justicia forma parte del Gobierno político de la Ciudad de Buenos Aires, y que por lo tanto sus sentencias son políticas. Y entrando en materia, destacó que las tres empresas habían tenido más de 8 meses para adecuarse a la Ley 5526, que regula precisamente la mensajería, el transporte de mercaderías y de sustancias alimenticias en la Ciudad. Y explicó que las empresas no lo hicieron, no tomaron medidas de seguridad, y la consecuencia fue que en ese lapso hubo un muerto y 141 heridos, varios de gravedad, que, por supuesto, no fueron cubiertos por las empresas. Llama también la atención que dicha Ley 5526, que protege la actividad y sobre la que se basa la sentencia, fue promulgada en mayo de 2016 durante el propio Gobierno de Larreta. Es decir, que el Intendente, defendiendo la precariedad laboral, está infringiendo las leyes de su propio Gobierno. Larreta explica: “Porque no se trata de prohibir y dejar en la calle a un tendal de gente, justo con la necesidad de trabajo que hay”. Gallardo responde que “si no se cumple con la Ley, indudablemente, la escalada de accidentes irá en aumento, ¿y

quién se hará responsable?” La crisis económica no justifica los muertos y las personas heridas por falta de prevención. “Si en una obra en construcción trabajan cien obreros sin casco la Justicia clausurará la obra, aunque se pierdan cien puestos de trabajo, porque en caso de derrumbe morirían. La sociedad prioriza la vida. Si mañana un colectivo arrolla a cinco chicos en bicicleta repartiendo pizzas, que no llevan cascos ni otra protección, y mueren los cinco, la sociedad pedirá cuentas, preguntará por un responsable”, pone como ejemplo el Juez. La esclavitud en los tiempos del cambio

Lo primero que se advierte respecto de esta disputa es algo paradojal, no sólo porque el Intendente pretende infringir con apelaciones y chicanas una ley de su propio Gobierno, sino porque, además, la falta de trabajo que admite y “conmueve”

a Larreta también la produce su propio Gobierno. Es sabido que la política económica denominada del Cambio e impulsada por Macri y Larreta ha deteriorado al comercio y al sector industrial produciendo una enorme caída de puestos de trabajo genuino. En el primer semestre de 2019 la economía argentina muestra una fuerte crisis socioeconómica, con una tasa de desocupación que supera el 11,1% en GBA y el 7,2% en CABA.3 Y la Ciudad tiene ahora, en el mes de julio, 94.000 pobres más que hace un año atrás. Suman un total de 585.000 los pobres en la Ciudad de Buenos Aires, que resulta el 19,1% de la población porteña.4 Todo esto se conoce. Lo que no es tan sabido es que la caída del comercio, de la industria, y el consecuente aumento de la desocupación y de la pobreza, son las condiciones adecuadas para el surgimiento de estas empresas-plataformas. Las entidades, como “Glovo”, “Rappi” y “Pedidos Ya”, no son empresas en un sentido conocido, no son dueñas de los medios de producción. No producen nada ni tampoco aportan vehículos, herramientas, ni la fuerza de trabajo para cumplir las funciones. Sólo median entre dos sectores usando tecnología informática. Una aplicación. Tienen las ventajas de las empresas conocidas pero sin los inconvenientes. La explotación se mantiene -como se ha visto arriba-: la empresa-plataforma cobra el doble de lo que perciben sus empleados sin necesidad de exponer el cuerpo, perder tiempo o arriesgar capital. Y por otro lado, tampoco existe la vinculación laboral conocida. No hay paritaria salarial, sueldo base, horas extras, asistencia médica, seguros, aportes previsionales, ni vacaciones. Y tampoco hay seguridad laboral, la empresa-plataforma puede bloquear la

aplicación de sus empleados en cualquier momento, sacarlos del circuito sin dar explicaciones, según su propia conveniencia, y sin indemnizaciones. Conclusión. Estas plataformas impulsadas y defendidas por Larreta son el puerto soñado de la avidez empresaria. Mínima inversión, máxima ganancia y cero costo laboral. Pero son también la desgracia del trabajador. La situación marca un retroceso profundo en la calidad del empleo (justo lo contrario a lo anunciado por Macri y Larreta en la campaña electoral del Cambio). Hay que retrotraerse muy atrás (a pasados muy lejanos, en lugar de los futuros prometidos en la campaña del Cambio) para encontrar al trabajador en condiciones tan desgraciadas. En los tiempos de la esclavitud el amo proveía vehículos, herramientas, ropas, alimentos, seguridad, cuidados y viviendas. Mucho más de lo que proveen hoy las plataformas de Larreta. La conclusión, estimados lectores, es que no vamos hacia el futuro como reza la campaña mencionada, sino a un pasado muy abyecto, que se está construyendo ahora, frente a nosotros. Porque hubo y hay que crear las condiciones de fuerte desempleo y pobreza, para atraer e instalar en la Ciudad a estas plataformas del Cambio, y facilitarles además que puedan fugar sus ganancias.

1. Cálculo obtendo considerando compras de $400 a razón de 8 pedidos diarios durante 22 días. 2. https://www.periodicovas.com/triunfa-parque-las-heras/ 3. Fuente CEPA, Centro de Economía Política Argentina, publicado el 22 de julio de 2019. 4. Fuente, diario Clarín, Economía, 17/07/2019.


Cartografías «

Es increíble e inquietante, cuando la cartografía representa con tanta exactitud la realidad. Ya en los noventa, el ingeniero urbanista español, Fernández Durán,[1] representaba el espacio territorial, en especial el urbano metropolitano, como el espacio de la crisis global. La distribución socio-espacial de la población y su ejercicio electoral, son una consecuencia de la división socio-territorial clasista, aunque se exprese con matices. La Ciudad de Buenos Aires, con sus proyectos de torres amuralladas y densificación son una clara muestra de este concepto», expresa la arquitecta urbanista Daniela Szajnberg. Nacida y criada en el barrio Caballito, Szajnberg, militante territorial, notó esa infranqueable condición en el corazón de la ciudadanía de clase media y media alta en el oeste y norte de la Ciudad. «Ahí donde el amarillo sigue hegemónico en el mapa, fue casi imposible convencer a los funcionarios y compañeres de que es necesario implementar políticas urbanas para propender a un tejido socio-espacial más mixturado», dice haciendo referencia a la configuración del mapa electoral de la Ciudad de Buenos Aires tras elecciones del domingo 11 de agosto. Aquí se evidencia que la primacía del color amarillo se asienta en la zona norte de la Ciudad. Recordemos que ese color identifica a la

Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Inquietantes

Alianza gobernante integrada por el mentor de Mauricio Macri y actual jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la sibilina diputada Elisa Carrió, el ecléctico Martín Lousteau y el incierto socialista Roy Cortina. Dos comunas se tiñeron de celeste en las Paso del 11 de agosto, se trata de las que se ubican en la zona sur de la Ciudad. Una de ellas, la Comuna 4, conformada por los barrios de La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya. Y la Comuna 8, que contiene los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano. Desde 2015 la Comuna 4 se convirtió en baluarte larretista. Apenas asumió, Larreta mudó la sede del Gobierno porteño al edificio, diseñado por el arquitecto inglés Norman Foster y erigido por empresa CLIBA, frente al Parque Patricios. En principio, el destino de esa construcción era convertirse en la casa central del Banco de la Ciudad de Buenos Aires, pero los apremios de la campaña electoral y la necesidad de mostrar a Mauricio Macri como un hacedor del modernismo porteño, motivaron el cambio de destino. Lo cierto es que el ampuloso edificio, semejante a una nave espacial, desencaja con el paisaje del barrio. No es un espacio de encuentro sino un lugar sitiado. La nave invasora puede contemplarse recortada por la empalizada de rejas que la rodean,

y siempre que el fuerte dispositivo de seguridad de las inmediaciones lo permita. Desde 2016, la Comuna 8 experimentó también una transformación estrepitosa, que nada o poco tuvo que ver con una mejor calidad de vida de los vecinos y vecinas, sino con la celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud. De repente, en las inmediaciones del Parque de la Ciudad, pulmón verde de los barrios Villa Soldati y Villa Lugano, se erigió la Villa Olímpica. 1440 nuevos y modernos apartamentos distribuidos en 32 edificios de seis pisos, que albergaron a las 7500 personas que participaron del evento. Luego de la parafernalia olímpica, estas unidades habitacionales, que cuentan con servicios exclusivos y comodidades de los que carecen los vecinos de estos barrios,  fueron adjudicadas a rentistas inmobiliarios. En el resto de las comunas porteñas -siguiendo el análisis urbanístico electoral- prevaleció una relativa adoración al pavimento sobre el buen vivir, pero no tanto. La brecha se acortó hasta bordear el empate en la Comuna 9, donde confluyen los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda. Allí el oficialismo porteño obtuvo tan solo 283 votos de ventaja sobre el Frente de Todos. También se registraron exiguas diferencias en la Comuna 3, que comprende los barrios de Balvanera y San Cristóbal.  En la Comuna 7, barrios de Flores y Parque Chacabuco. Y en la Comuna 15, que

abarca los barrios de Chacarita, Villa Crespo, La Paternal, Villa Ortúzar, Agronomía y Parque Chas. Se podría interpretar entonces que las denominadas barriadas populares resisten el entramado inmobiliario que trata de imponer la gestión de Larreta. La muestra más palpable se evidencia en la Comuna 1, que atraviesa barrios de la mayor disparidad social: Puerto Madero, Retiro, Villa 31, Constitución, San Nicolás, San Telmo y Monserrat. Precisamente en la Villa 31 el oficialismo fue literalmente pulverizado: apenas alcanzó un 16%. También San Telmo y Constitución se tiñeron de celeste. Monserrat rozó el empate. Y en el resto de la Comuna, San Nicolás, Retiro y Puerto Madero, con urbanización de torres frente al Río de la Plata, ganaron los amarillos. Aunque la diferencia de votos obtenidos por el larretismo fue significativamente menor que en las elecciones de 2011 y 2015. Debido tal vez, al proceso de gentrificación iniciado por Larreta en la zona, precisamente para construir más torres. [1]. Ingeniero y urbanista español, conocido por ser un activista y autor en temas de ecologismo social. Estuvo más de 30 años vinculado al activismo social, y es un referente del movimiento antiglobalización. Fue miembro fundador de Ecologistas en Acción.


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Podemos ganar la Comuna 1

P

odemos ganar la Comuna y podemos ganar la Ciudad, sostiene Sofía González, candidata a integrar la Junta Comunal 1 por el Frente de Todes. Periodista, feminista, ajedrecista y militante. Asume cada desafío con el mismo rigor que encara su profesión. Sus investigaciones pusieron en evidencia el doble discurso de los funcionarios del Gobierno de Macri.1 “La Comuna 1 ostenta el indice de Gini más alto de la Ciudad de Buenos Aires”,2 dice Sofía González a Periódico VAS. “Este valor mide hasta qué punto el ingreso de individuos y hogares dentro de la economía se alejan de una distribución equitativa.Y lo que se puso de manifiesto en estos comicios es que, al igual que Macri, Larreta gobierna para los sectores más ricos. Si hacemos un mapeo del territorio de la Comuna 1, vemos que las derrotas más significativas se han dado en los barrios donde se percibe una mayor desigualdad social: en San Telmo, Constitución y sobre todo en la Villa 31, donde el larretismo apenas alcanzó el 16% de los votos”. “La explicación de la derrota en la Villa 31 está dada por las políticas de exclusión que Larreta viene desarrollando. No está urba-

6

por Mariane Pécora

nizando el barrio, está haciendo negocios inmobiliarios. Cuando Macri asume la presidencia, transfiere las tierras a la Ciudad. Y Larreta en lugar de cumplir con la Ley de Urbanización 343 de 2009, consensuada por los vecinos y vecinas del barrio, les quita derechos. La última estocada la dio en julio pasado, cuando logró que la Legislatura aprobara el remate de seis terrenos para pagar los intereses de la deuda que contrajo para hacer el Paseo del Bajo”. En paralelo con esta realidad, en el barrio de Puerto Madero la mega alianza Juntos por el Cambio arrasó con el 74% de los votos. Si bien en cantidad de electores la Villa 31 es significativamente mayor, la polarización de estos resultados trazan una exacta cartografía de la Comuna 1. La distribución socio-espacial de la población y su ejercicio electoral, son una clara consecuencia de la división socio-territorial clasista. El reto de Sofía González es equilibrar apostando a la participación activa de los vecinos y las vecinas. Un desafío inmenso que parte de lo que ella califica como la nada misma. “La actual gestión de gobierno comunal no hace nada”, dice y agrega: “Hay muchas cosas para hacer en la Comuna 1. Sabemos que cada barrio tiene una prioridad distinta, pero entendemos que en el conjunto todas apuntan al bienestar


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

general. En San Telmo, el barrio donde resido, la prioridad es hacer del ex Padelai un polo de salud comunitaria y educación. El edificio está, la voluntad de los vecinos y las vecinas también. Sólo hace falta la decisión política de llevarlo a cabo”. Cómo se logra, preguntamos. “Se logra cambiando el signo político del Gobierno en la Comuna y en la Ciudad. A Larreta no le importan las necesidades de los vecinos y las vecinas. El gestiona para beneficiar a las empresas contratistas y los inversores inmobiliarios. Si no, ¿cómo se explica que en la Ciudad haya 600.000 pobres y no exista un sólo modelo de desarrollo económico? Hace tres años se decía que en la Ciudad de Buenos Aires se vivía bien por la buena gestión de Macri. Es cierto, hasta 2015 la Ciudad usufructuó el modelo económico expansivo desarrollado por el gobierno de Cristina. El mito de la buena gestión se mantuvo durante los dos primeros años del macrismo en la presidencia. Entonces la barbaridad de las políticas económicas no afectaba a los sectores medios de la población. Ahora la crisis se ha generalizado y atraviesa todas las capas de sociales. Vivimos cada vez peor gracias a la gestión de Macri. Y Larreta es cómplice de estas políticas: destina el 8% del presupuesto de la Ciudad al pago de los intereses de la deuda. Esto hace que los salarios de la mayoría de los porteños y las porteñas estén por debajo de la inflación, que paguemos tarifas abusivas por pésimos servicios, que los alquileres sean inaccesibles. Tampoco desarrolla una sola política habitacional viable”.

¿Entonces el desafió es entre la Ciudad que creemos que tenemos y la Ciudad que realmente tenemos? “Exactamente. Larreta invierte más en publicidad que en educación. En la Comuna 1 hay escuelas en estado calamitoso. Te cito algunos ejemplos: El edificio del Instituto Isauro Arancibia, un espacio de contención para pibes y pibas en situación de calle, estuvo en refacción durante más de un año, en marzo Larreta lo reinauguró, al día de hoy presenta fallas estructurales gravísimas. Durante las vacaciones de julio se desplomó parte del cielo raso en una de las aulas del secundario del polo educativo Padre Mugica en la Villa 31. El Colegio Bernardino Rivadavia del barrio de Constitución se llenó de ratas, la comunidad educativa tuvo que movilizarse para que el Ministerio de Educación tome cartas en el asunto. Larreta contrató nada menos que a la empresa de Nicolás Caputo -el mejor amigo de Mauricio Macri- para erradicarlas. La escuela del Casco Histórico está a punto de ser demolida para dar lugar al metrobús. Larreta debe ser el primer intendente de la historia que llama a licitación para demoler una escuela. Y la lista sigue... En la Ciudad que realmente tenemos, el sistema educativo es lamentable, la ciencia está totalmente abandonada, los hospitales públicos depredados, la pobreza y la indigencia crecen día a día”. Larreta centra su campaña en la obra publica. “Hay que preguntarse quién usufructúa de esa inversión, porque es una falacia que vivimos mejor. El patrimonio de los porteños está siendo liquidado, desde que asu-

mió en 2015, Larreta ha puesto a la venta más de 100 hectáreas de tierra pública de la Ciudad, las obras de infraestructura están destinadas a mejorar los negocios de los inversores privados, no la calidad de vida de los vecinos y vecinas. Al igual que Macri, Larreta gestiona para beneficiar a las corporaciones, no a quienes habitamos la Ciudad y que cada día vivimos peor. En contrapartida con el paradigma macrista de un gobierno de ricos para ricos, proponemos un Estado que esté del lado del más débil. Se trata de equilibrar para que la correlación de fuerzas no sea tan desfavorable. Temas como la educación, la salud, el desarrollo económico y el acceso a la vivienda debieran ser prioritarios en la gestión de gobierno de una Ciudad que cuenta con un presupuesto equivalente al de Madrid”. ¿Crees que desde la Junta Comunal se puede incidir para que estas prioridades se cumplan? “Creo que desde nuestro rol de juntistas tenemos la obligación de hacer cumplir estas prioridades. Nuestra idea de gestión reside en la participación activa de los vecinos y vecinas y en la prepotencia que tengamos como Junta Comunal para imponernos sobre cualquier negociado. Es muy importante que reactivemos el funcionamiento del Consejo Consultivo. Uno de los mejores ejemplos de participación vecinal lo tenemos en el barrio de San Telmo, donde organizaciones sociales, partidos políticos, centros culturales y asambleas de vecinos y vecinas se nuclearon en la Mesa Comunitaria por la Salud y la Educación, y redactaron un proyecto de ley para hacer en el edificio del ex Padelai un centro de salud comunitaria, una escuela y un jardín

maternal. Mi compromiso como juntista es hacer posible esta iniciativa”. En un escenario tan dispar como el que tenemos en la Comuna 1, ¿cómo convencés al vecino y a la vecina para que te vote? “La mayoría de los vecinos y las vecinas estamos atravesados por la crisis económica que generó el gobierno de Macri. Lo sentimos a diario cuando vamos al supermercado, cuando todos los días cierra un negocio en el barrio, cuando vemos que nuestros abuelos y abuelas no llegan fin de mes o no les alcanza para comprar sus medicamentos. Se están viviendo tiempos de incertidumbre y caos. La gente tiene un gran sentimiento de angustia. Es importante que entienda que no se equivocó, sino que fue engañada. Los políticos y políticas en los que confió la están maltratando. Creo que la única forma de salir de esto es uniéndonos, siendo solidarios y solidarias, trabajando juntos y juntas. Nuestra propuesta es hacer una Comuna y una Ciudad más equitativa, con igualdad de oportunidades, donde cada día podamos vivir mejor”.

1. Una de las investigaciones más resonantes fue el secreto peor guardado del recientemente renunciado ministro Nicolás Dujovne: El funcionario más rico del gabinete nacional tenía declarado, ante el fisco porteño, como baldío el terreno que ocupa la mansión de 300 metros cuadrados donde vive en el Bajo Belgrano. https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-mansion-de-dujovne-tributa-como-baldio. 2. La Comuna está integrada por los barrios San Nicolás, Montserrat, San Telmo, Constitución, Retiro, Puerto Madero y Padre Mugica (ex Villa 31)

7


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

La Otra Historia de Buenos Aires Segundo Libro

PARTE XXXI Buenos Ayres festeja la victoria y el centenario

L

a batalla por Colonia do Sacramento empezó con las primeras luces del sábado 7 de agosto de 1680 y terminó en apenas una hora entre cañoneos, flecherías y degüellos con un saldo de trescientos muertos. Al mediodía las luces eran llamas entre humos turbios. Ardían empalizadas, baluartes y techos de casas luego del saqueo. La victoria fue de los porteños, de los santafesinos y los correntinos, pero sobre todo de los indígenas misioneros que mostraron su valor y dejaron la sangre. Todos ellos, convocados por el gobernador bonaerense José Garro y ordenados por el maestre de campo Antonio Vera Mujica, sitiaron y tomaron la fortaleza llamada Colonia do Sacramento, emplazada como una amenaza frente a Buenos Ayres. Y desbarataron el avance portugués en el Río de la Plata. Que era precisamente la estrategia de Portugal e Inglaterra para comerciar directamente con Potosí, sin la injerencia española. 8

por Gabriel Luna


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Buenos Ayres recibió la noticia del triunfo al día siguiente, el domingo 8 de agosto, traída casualmente por un Domingo, el sargento Domingo Iriarte, oriundo de Pamplona pero radicado en Buenos Ayres hacía veinte años. Iriarte, de 37 años, ojos hundidos y nariz chata, era feo pero español y se había casado gracias a eso con Margarita Cáceres Maldonado, que era hermosa, criolla y de familia acomodada, y ya tenía cinco hijos con ella. De modo que Iriarte podía considerarse feliz, con bella mujer, sana descendencia, buena dote. Y defendía su lugar en el mundo. Había participado de las negociaciones con Lobo, en el sitio y en la toma de Sacramento. Una vez capturado Lobo, el gobernador portugués fundador de la plaza -que se salvó por un pelo del degüello-, Antonio Vera Mujica dio por acabado el combate y envió al sargento Iriarte a dar noticia del triunfo. Iriarte, que conocía bien el río por haber sido piloto del capitán José Gómez Jurado en la fragata San José, embarcó con su tercio en una chalupa y partió a remo, porque no había viento, y sabiendo que mucho antes de llegar los alcanzaría la noche. Lo que no sabía Iriarte es que en ese preciso momento la San José navegaba por el río Guadalquivir rumbo a Sevilla donde Gómez Jurado, enviado por el gobernador Garro, explicaría esgrimiendo astrolabio y planisferios, la audacia del gobernador Lobo, que había llegado desde Janeiro hasta el Río de la Plata para fundar un fuerte portugués en tierra castellana. Iriarte llegó la madrugada del 8 de agosto al puerto del Buen Ayre pero sin viento a favor, porque era invierno, y cabalgó envuelto en capa manchega hacia

el Fuerte para despertar al gobernador Garro con el triunfo; fue con las primeras luces a la catedral para dar la buena nueva al obispo Azcona Imberto, antes que empezara el oficio del domingo; fue después al Cabildo para que el portero corriera a informar a los capitulares; y recién después fue a su casa. Mientras tanto, era la tarde en Sevilla, y hacía calor. Gómez Jurado caminaba plácido y admirado rodeando la famosa catedral custodiada desde la altura por la Giralda, esa gigante de piedra que había enamorado a Cervantes. ¡Tan alta era la catedral que la Giralda apenas se veía sobre la torre, y eso que la gigante medía tres metros! Gómez Jurado se alojaba frente a esa torre, en la Casa de Contratación, donde al día siguiente haría una exposición sobre la invasión portuguesa en el Río de la Plata, y mostraría en un mapa a los cosmógrafos y matemáticos de la Casa, como escudriñando en un bosque lejano, la zona ocupada por el Lobo. Mientras tanto en Buenos Ayres era más temprano, recién era mediodía pero hacía frío en las calles. Domingo Iriarte almorzaba en su casa junto al brasero de la cocina, rodeado por la bella Margarita y sus cinco hijos: Ignacia, Ana, Clemente, Juana Dominga, y la pequeña María, de apenas cuatro meses, que Iriarte no conocía porque estaba sirviendo en la Banda Oriental. Iriarte examinaba complacido a María cuando sonaron las

campanas de la catedral llamando al tedeum oficiado por el obispo Azcona. El pueblo salió a las calles a celebrar, a vivar al Gobernador, a agradecer a dios junto al Obispo en la catedral, y a tomar el buen vino en las pulperías, que el Cabildo había rebajado de precio con un bando. Porque no sólo se festejaba el triunfo contra el portugués, que atropellaba contra los intereses y la soberanía desta república, sino además los cien años desta ciudad de Trinidad y puerto de Buenos Ayres. Que se cumplieron ya el 11 de junio pero no pudieron celebrarse como es debido, precisamente por la guerra contra el portugués. Hubo lluvia de monedas en el Cabildo y salvas disparadas por los cañones del Fuerte. Acabado el tedeum comenzaron las fiestas, en la Plaza Mayor -actual Plaza de Mayo, en las pulperías y en los salones, según gustos y jerarquías. El gobernador Garro fue al salón de doña Ana Matos, quien prometía contar la verdadera historia de Buenos Ayres. Los soldados y campesinos fueron a las pulperías. El clero fue a la Casa del Obispo -ubicada en la actual esquina SO de Moreno y Bolívar-, donde se habían hecho todas las juntas de guerra por Colonia do Sacramento. Y mientras la todavía hermosa, mística y estanciera Ana Matos, ya de 68 años, describía con precisión y astucia a los primeros gobernadores de Buenos Ayres, hubo un estruendo de artillería. Se detuvo la historia y poco después lle-

go un mensaje para el gobernador Garro. Acababan de arribar dos sumacas con las tropas porteñas y los prisioneros -habían adelantado el viaje planeado para el lunes- y los saludaba una salva entera de cañones. Pronto los vecinos se dirigieron a flanquear la calle Mayor -actual calle Defensa-, que era la principal porque llegaba hasta el puerto, y vieron llegar las columnas. La primera, de la tropa porteña y santafesina encabezada por el maestre de campo Antonio Vera Mujica, montado con estandarte, y los capitanes Francisco Cámara y Juan Aguilera, también montados. Y la segunda, de los prisioneros, donde iban a pie el gobernador grafómano Manuel Lobo, el padre jesuita Manuel Poderoso, y el estado mayor de Lobo casi completo -exceptuando al maestre de campo Manuel Galvao que fue degollado sorpresivamente por un indígena misionero-, con los capitanes Francisco Naper, Simón Brito, otros oficiales, subalternos y tropa. Garro los trató con hidalguía, les dio alimento, pero los alojó en el presidio con centinela de vista. Y la fiesta siguió en la Aldea, esta vez incorporando a la columna vencedora. Se hicieron fogatas en la Plaza Mayor, se asaron reses, cedidas por la estanciera Ana Matos, el Cabildo abrió sus puertas y un cofre de monedas, corrió el vino sin discriminación social en las pulperías, se bailó rodeando los fuegos, y fue todo como en una gran noche de San Juan, donde empezaba otra etapa, se compartía el pan, se reflejaba la risa, y unía a todos una historia de cien años con la gloria de la victoria.

9


Infancias libres para un nuevo país Periódico VAS 126 - Agosto 2019

por Mariano Pagnucco

L

a llegada del Día del Niño representa un problema mayúsculo para el mundo adulto, porque esa celebración ha sido capturada por el mercado, que se encarga de lanzar a la cabeza de padres, madres, tíos y abuelas un dardo venenoso en forma de pregunta: ¿Qué le compramos de regalo? La niñez, para el mercado, no tiene lugar por fuera de la grieta obvia entre pelotas y muñecas, según se trate de niños o niñas. Pero la crisis económica y -sobre todo- las transformaciones sociales que vivió la Argentina en los últimos años, obligan a pensar la infancia, las infancias, desde un enfoque que ayude a romper con las cadenas del mercado y también de los prejuicios del mundo adulto. Tal vez sea tiempo de replantear la pregunta elemental que rodea al Día del Niño y buscar explicaciones más profundas: ¿Podemos estimular otras infancias, más libres, en las nuevas generaciones?

10

“Yo nena, yo princesa”, es lo que pronunciaba el niño Manuel en sus primeros años de vida. A su mamá, Gabriela Mansilla, hacía rato que la inquietaba el comportamiento de uno de sus mellizos varones, hasta que entendió que ese cuerpo masculino no encajaba con los deseos profundos de la criatura. Manuel quiso llamarse Luana y Gabriela entendió que era mamá de una niña trans, la primera en Argentina en tener un DNI de esas características. Esa experiencia maternal única -que estuvo atravesada por incomprensiones, prejuicios y también seres amorosos que jugaron de aliados- está contada en dos libros (“Yo nena, yo princesa” y “Mariposas libres”) y también inspiró una obra de teatro. Infancias Libres se llama, justamente, la asociación civil que encabeza Gabriela, un espacio de contención y asesoramiento para papás y mamás que crían niñes trans. En una entrevista con la agencia Presentes, Gabriela explicaba cómo acompañar esas infancias: “Hay que escuchar al niñe. Hay que mirarlo a los ojos y decirle: ¿Qué necesitás? ¿Qué sentís? ¿Qué es lo que te está

pasando? ¿No te gusta el pantalón? ¿Querés una pollera? ¿Cómo querés que te nombre? ¿A qué querés jugar? ¿Dónde te querés formar en la fila? Decime vos quién sos. Nadie va a definirte mejor que vos”. La tía cantora y cuentera El modo de contener a las infancias es el abrazo. Eso entendió Susy Shock (“artista trans sudaca”, según su propia definición), que con su caja bagualera recorre el país para llevar su música y sus historias a los oídos curiosos. Su multifacética carrera artística le ha permitido jugar a la “tía trans” que narra relatos para que niños, niñas y niñes descubran el mundo sin prejuicios adultos. Cuando agarra la caja y se pone a cantar, Susy dice cosas así: Que el cambio empiece en los niños, en la escuela hay que educar. No quiero salita rosa, quiero salita de trans. Como tía cuentera y narradora, Susy le puso voz al ciclo radial “Crianzas”, que

produjo la cooperativa lavaca. Esa semilla germinó después en el libro “Crianzas: Historias para crecer en toda la diversidad”. La editorial responsable de su publicación se llama Muchas Nueces y es un proyecto cooperativo que sirve de estímulo para iluminar infancias más libres y desprejuiciadas. El catálogo editorial de Muchas Nueces incluye títulos como “Cuentos para una futura niñocracia”, “La princesa guerrera” y “Todxs somos indixs”. El hilo conductor de todos esos materiales es desafiar aquellos temas que parecen vedados a la niñez por su complejo abordaje (y, hay que decirlo, por la pereza intelectual de los mayores) para ponerlos en diálogo con la curiosidad infantil. ¿Quién dijo que una princesa no puede enamorarse de otra mujer o que los más chiquitos no entienden lo que significa la concentración de los medios de comunicación? Libros para infancias feministas A Nadia Fink también le pasaba cuando niña que no le quedaba cómodo el lugar prefijado para ella por su condición de


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

mujer: ni ropa limpia ni quedarse quietita jugando a las muñecas. Prefería el fútbol y el movimiento, aunque eso le costara algunas manchas en el vestido. Tal vez en esas incomodidades de infancia empezó a crecer una idea que muchos años después le terminó de confirmar la película “Shrek” (2001): hay otras historias para contar y otras maneras de mirar el mundo por fuera de los moldes. Nadia es hoy una de las cabezas pensantes y los corazones latentes que sostienen la Editorial Chirimbote, artífice de la serie “Antiprincesas”, cuyas protagonistas literarias son heroínas bien reales como Frida Kahlo, Alfonsina Storni y Evita. ¿Qué son las infancias libres? “Desde el enfoque adulto/centrista -explica Nadia-, pensamos que a las infancias hay que darles más lugares de expresión, de respuestas, para que puedan ubicar sus deseos y nombrarlos. Infancias libres también tiene que ver con partir de los derechos básicos cubiertos para poder elegir. Además hablamos de la libertad, de correrse de los estereotipos, que puedan elegir ropas y colores, que no se los y las estructure tanto desde peques, y mucho menos de forma binaria, como para que puedan ir decidiendo sus gustos y deseos”.

Las “Antiprincesas” vieron la luz en 2015, el año que será recordado por la irrupción pública de la consigna Ni Una Menos. En marzo salió el librito sobre Frida y en junio, cuando la marea feminista copó las calles para decir basta de femicidios, apareció el ejemplar dedicado a Violeta Parra. Algo del clima de época ayudó a empujar el proyecto, que en los meses siguientes creció tanto como el descontento feminista hacia el poder patriarcal. Nadia suma: “Pienso que la parte progre o de izquierda del mundo editorial nunca se había ocupado de les niñes. Es muy reciente que se piense en les pibis con perspectiva de género y de derechos, por lo menos en el mundo editorial”. Maestra jardinera y correctora literaria de formación, reconoce que siempre le escapó a los ámbitos académicos porque le interesa más gestar proyectos en diálogo con la sociedad y la calle. ¿Cuál es el aporte de Chirimbote a las infancias de este tiempo? «Todas las que hoy militamos el feminismo leímos los cuentos clásicos y nos hicimos preguntas. Aportar variedad hace que el espíritu crítico siga, en eso me parece importante generar preguntas, discusiones, interpelaciones. No hay que darles todo masticado, para seguir promoviendo este espíritu crí-

tico, que es lo que les faltó a muchas de nuestras educaciones. Tener de referentes a mujeres y disidencias es un aporte grande, porque es algo que nosotras no tuvimos. Se trata de allanar un poco el camino. Todas llegamos por algún lado al feminismo, lo que les ahorramos a los pibes y las pibas es todo el sufrimiento que nos comimos en el medio. El cuerpo le gana a la publicidad Hace casi veinte años que Carolina Duek estudia los vínculos entre infancia, juego y tecnología. Se recibió de doctora en Ciencias Sociales en la UBA y desarrolla proyectos de investigación en el Conicet y otros ámbitos académicos. Su libro “Infancias entre pantallas: Las nuevas tecnologías y los chicos” (Capital Intelectual, 2013) plantea en uno de los capítulos: “Desde hace por lo menos quince años que los juguetes más vendidos son aquellos relacionados de manera más o menos directa con los programas de televisión o canales infantiles. Nos referimos a los muñecos o juegos de los personajes más conocidos o los programas más vistos y, también, a los útiles escolares, mochilas, vasos, tazas y hasta golosinas (...) la publicidad como gran motor de venta y de posicionamiento de productos para los más chicos”. Pese a una coyuntura de época con mucho estímulo tecnológico y publicitario, Carolina remarca la necesidad de “mirar menos a las infancias y más a los adultos”. Agrega: “Me parece importante la necesidad de visibilizar el rol de los adultos en este ecosistema, porque si no parece que los chicos tienen la culpa de todo y los adultos somos meros espectadores de lo que está ocurriendo”. En fechas especiales como el Día del Niño aparece, por ejemplo, la locura por los re-

galos: “Hay una necesidad de los adultos de regalarles a los chicos algo que los deslumbre. Entonces es más cómodo comprarles un juego de la PlayStation que un libro. Ahí está proyectada la expectativa del adulto, que no quiere que el niño le diga ‘¡otra vez un libro!’”. Desde su experiencia, como investigadora pero también como mamá, dice. “no hay mayores misterios. Para acompañar las infancias hay que poner el cuerpo. Cuando hay un adulto que pone el cuerpo, se sienta y juega, el niño juega. Y si hay un adulto que se sienta y lee, el niño escucha”. Que las infancias libres crezcan, entonces, entre cuerpos y mentes adultas más libres de miedos y de prejuicios. Que el Día del Niño se convierta en el Día del Niñe. Y que no haya infancias sin derechos, para hacer crecer los deseos y los sueños del piberío argentino. Propuestas para las infancias libres

Libros y editoriales. “Yo nena, yo princesa” y “Mariposas libres”, de Gabriela Mansilla (Ediciones Universidad Nacional de General Sarmiento; ediciones.ungs.edu.ar); Editorial Chirimbote (www. chirimbote.com.ar); Editorial Muchas Nueces (www.muchas-nueces.com.ar); Colección para chic@s, de Editorial Sudestada (www.revistasudestada.com.ar). Álbumes de figuritas. “Libertarias”, de Mariana Baizán (Chirimbote y Las Juanas Editoras); “Heroínas de la historia”, de Sintonía Demos (www. sintoniademos.org). Teatro comunitario para niñes. Pompapetriyasos, Parque Patricios (FB: Pompapetriyasos Teatro Comunitario); Circuito Cultural Barracas (FB: Circuito Cultural Barracas). Espacios de juego y recreación. La Nube (Av. Jorge Newbery 3537; FB: La Nube Infancia y Cultura); La Cantera (FB: La Cantera.Proyectos en el Campo de la Recreación); Juegotecas barriales (FB: Programa Juegotecas Barriales CABA).

11


VAStardas

crónicas

Periódico VAS 126 - Agosto 2019

S

San Telmo

an Telmo está rodeado. Constitución. Barracas. La Boca. San Nicolás. Balvanera. Puerto Madero. La Rodrigo Bueno. Tiene que medirse con varias realidades para conservar su identidad frágil, tajeada en la mitad por una cotidianeidad cosmopolita en la que comparten protagonismo los extranjeros en plan de vacaciones gourmet, los tipos sin rancho que corren la coneja durmiendo al sereno y los vecinos viejos que de un día para el otro descubrieron que vivían en la capital de la gentrificación.

12

La variedad de idiomas se la robó a La Boca. Si mil dialectos se hablaban en los conventillos, hoy esa mezcolanza vive en San Telmo. Si antes la marginación era una postal made in Constitución, ahora solo basta caminar por Paseo Colón luego de la puesta de sol para ver cómo el paco y el hambre se disputan la vida de los que se cayeron del mapa. Algunas taperas tomadas a metros de la Plaza de Mayo tienen el olor a la humedad de las casillas a medio terminar de la Rodrigo Bueno. Aún conserva algún viejo aire señorial con sus casas del siglo XIX, que cuestan tanto o más que los pisos coquetos de Puerto

por Gustavo Zanella

Madero desde los cuales se ve, en los días claros, la costa del Uruguay más próximo. Hay también algo del poder institucional de San Nicolás dando vueltas, pero está escondidito como todo poder que se precie. Las parrillas donde se reúnen los políticos y los agentes de la SIDE, los petit hotel propiedad de sindicalistas, las oficinas de los candidatos, los centros culturales de algunos gremios donde se negocia el pan de los trabajadores. También está la CGT, pero esa ya no forma parte del barrio, sino de la mitología de una justicia que ya no vale ni la saliva que se gasta hablando de ella. En San Telmo se toma vino noruego y agua del cordón de la vereda. En San Telmo se come faisán antártico y aire con pan duro. Podés comprar y leer libros en alto alemán y si te da el cuero alquilar dos horas de sexo con mujeres que hablan cuatro idiomas y cumplieron ayer los 18. Podés rezar en ruso o dinamarqués. Cantar la marcha peronista o parar en un antro del partido radical, al que todavía no cerraron no se sabe bien por qué. San Telmo es la capital universal de la cerveza artesanal que se vende en locales que dan pérdida para lavar guita de impuestos. Es la urbe donde las oficinas del Estado defienden al poder que no los necesita. San Telmo es donde van los ricos pogres a charlar sobre la revolución cuando les cierran temprano los bares de Palermo.

San Telmo es raro porque tiene una escuela donde los pibes que viven y mueren en la calle aprenden que son más que pibes que mueren y viven en la calle. También tiene un parque sin rejas en el que da cagazo caminar de noche, pero en el que se respira las últimas bocanas de libertad en una ciudad que tiene quichicientas mil cámaras. Tiene, también, una Asamblea Vecinal con sobrevivientes de mil mishiaduras y el cuero duro. También tiene museos que nadie visita. Y falopa, mucha falopa dando vueltas que te venden, si querés, en la puerta de la comisaría de avenida San juan y que los turistas extranjeros mandibulean en el cordón de la vereda. Tiene dos hoteles alojamiento carísimos a donde va a garchar la gente cuando sale del laburo. Un montón de estatuitas simpáticas y la esquina con más muertes por accidentes viales de la ciudad. Por ahí ya no tiene cuchilleros pero ni falta que le hace. Tiene reguetón en las esquinas y tango en sus venas. Marcha militar y bocinazo limpio. San Telmo es como el mundo, pero en una versión de veinte cuadras con todos sus defectos y alguna que otra virtud. San Telmo está donde está desde antes de la Argentina. Nos vamos a morir y va a seguir ahí, porque puede, porque la gente que lo vive y lo sufre hace lo único que es digno hacer: se la banca.


Periรณdico VAS 126 - Agosto 2019

13


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Arte de

Tapa

L

a ilustración de la tapa de este Periódico VAS Nº 126, esa hermosa Frida Kahlo que nos deslumbra con sus colores, la pintó con tiza Mario Gallino un sábado frío -el 27 de julio- sobre la calzada de la avenida Corrientes casi esquina Paraná. La obra de 150 cm. X 120 cm. deslumbró hasta las 2 am del domingo, luego Corrientes dejó de ser peatonal y los autos la deshicieron. Del arte callejero, perseguido por el Gobierno de Larreta (nótese la ausencia de músicos), sólo nos queda esta muestra. El arte efímero. Todos los sábados o vísperas de feriados, Mario Gallino, Javier y Claudio Pampillón (que además es músico) trabajan en el frío y deslumbran con su arte en la avenida Corrientes, a la altura de Paraná o Uruguay, aproximadamente. Vale la pena verlos.

14


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

CALLAO ESQUINA LAVALLE

PEDIDOS AL 4362 1244

Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina

C

www.revistasculturales.org

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

Cooperativa de Trabajo

Trabajadores Suárez Ltda.® Acassuso 6937 - Tel.: 4641-3555 admsuarezimprenta@gmail.com


Periódico VAS 126 - Agosto 2019

Periódico VAS es una publicación cultural de carácter comunitario y distribución gratuita, orientada a la difusión de la Historia y actividades barriales de la Ciudad de Buenos Aires.

Uruguay 385 . 1305. C.A.B.A. Tel.: 4372 8830 - Cel.: 15 6274 8246 RNPI: 68422692 - ISSN: 2250-8759 Año XVI - Nº 126 - 5000 ejemplares

EQUIPO

Periódico VAS integra el Registro de Medios Vecinales de la CABA. Periódico VAS forma parte de la Asociación Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA). Declarado de interés por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Declarado de Interés Cultural y Comunitario por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Premio Estímulo 2018 a la calidad en la Producción Editorial. Nominado Premio Lola Mora 2018 director propietario: Rafael Arnaldo Gómez. editora responsable: Maria Renée Pécora. diseño: MRP Ediciones Creativas. corrección: Rodolfo Meyer. Rafael Arnaldo Gómez colaboradores: Hugo Finkel. Gabriel Luna. Gustavo Zanella. Mariane Pécora. Mariano Pagnucco. foto de tapa: Muestra Tomamos el Paraíso CCR fotografías: Archivo / Mariane Pécora / Mariano Pagnucco

Se autoriza la reproducción total o parcial de las notas citando la fuente. Los artículos firmados son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Profile for Periódico Vas

Periódico VAS 126  

La esclavitud en los tiempos del cambio El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta repudió la sentencia del juez Andrés Gallardo...

Periódico VAS 126  

La esclavitud en los tiempos del cambio El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta repudió la sentencia del juez Andrés Gallardo...

Advertisement