Page 1

Alexandra de la Barra

UNA ABUELA ACTUAL Por Manuela B. Yañez

Alexandra, es una mujer delgada, alta, morena, ojos vivaces, y nos deslumbra con su personalidad lúdica. Le fascina la playa, el sol, la naturaleza. Al verla evoca el poder incondicional del amor que siente hacia su única nieta. Lo primero que nos expresa poniendo una cara risueña: “Estoy pasando por una etapa de mi vida en donde me siento afortunada, en armonía… me siento feliz”. Constantemente nos habla de la Pippa refiriéndose a su nieta Filippa. Ella apenas egresó del colegio estudió secretariado, aunque por esas cosas del destino fue una profesión que nunca ejerció. Separada y a cargo de sus dos hijas buscó la forma de compatibilizar trabajo, familia y arte así que optó por trabajar como ejecutiva comercial de ventas de un banco: “me acomodaba bastante ese tipo de trabajo, por el horario libre que me dejaba, lo cual me dio tiempo para dedicarme a lo que me mueve el alma que es pintar batik”. El bátik es una pasión que tiene desde hace doce años y convencida nos afirma que: “… seguiré haciéndolo por mucho tiempo más. Dios es mi mejor aliado así que seguiremos en esto. Crear y haber optado por dedicarme cien por ciento al batik es una historia muy bonita que ha llenado los espacios de mi vida”. Así nos habla esta abuela actual y moderna. Alexandra tiene dos hijas; Stefanía de veintiocho años, ingeniero comercial y Giannina, de veinticinco años, que está terminando la universidad. Pero hoy en día su regalona es Filippa; “es mi deliciosa nieta de cuatro meses y es la más dulce extensión de nuestras vidas, repleta de calidez nuestros días”. Filippa es hija de Giannina. Le preguntamos a Alexandra: ¿Qué significó en tu vida el nacimiento de Filippa? Al nacer mi nieta retrocedí a la época en que mis hijas eran pequeñas, fue una experiencia rarísima. Conversando con mis amigas abuelas, concluimos que las vivencias eran muy parecidas, luego te ubicas y actúas como abuelita, ayudando en lo que te pidan y dando un paso al lado para que mi hija disfrute y se desempeñe como mamá. Sin embargo, recalca que la relación entre ella, su hija y su nieta es normal, cada una en su rol, con diferencias de opiniones con Giannina, con risas, con mucho movimiento; “la Pippa cambió nuestras vidas, obvio que sí, todo gira en torno a ella, pero estamos felices de que así sea…”

15

Página 15 entrevista abuela hija nieta  
Advertisement