Issuu on Google+

El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada dĂ­a

I

Centrales


En ti confío El mes de junio, tradicionalmente se ha caracterizado por ser el mes del Corazón de Jesús. La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos 30 días. La imagen del Sagrado Corazón nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: todo lo que Dios nos ama con su Corazón y todo lo que nosotros, por tanto, le debemos amar. Jesús tiene un Corazón que ama sin medida. Y tanto nos ama, que sufre cuando su inmenso amor no es correspondido. El Sagrado Corazón de Jesús, que como ha dicho el Papa Francisco es “Grande, Fuerte, Divino y Cercano” es el Patrono de nuestra Diócesis; por eso el 7 de junio, en el marco de la Solemnidad del Sagrado Corazón, nos hemos dado cita para iniciar el año de acción de gracias por el cuarenta aniversario de la Diócesis de Celaya: ese Sagrado Corazón de Jesús que nos muestra con rostro humano la bondad y las maravillas que Dios hace por los hombres, es quien ha guiado a nuestra Diócesis durante estas cuatro décadas, ha dado pastores que siguiendo sus inspiraciones nos han mostrado el camino y nos han ido conduciendo por sendas seguras. Es el Sagrado Corazón de Jesús que nos sigue regalando nuevos pastores. En este mes de junio, mes del Sagrado Corazón, que también se puede considerar, para nuestra Diócesis, un mes sacerdotal, ya que 8 de junio, la Diócesis y la comunidad de Misioneros Ecuménicos, participaron de un único gozo, la ordenación sacerdotal del primer sacerdote mexicano misionero ecuménico. De igual manera el seminario y la Iglesia diocesana se preparan a celebrar la ordenación de cuatro nuevos diáconos: Eladio, Andrés, Jonathan, Miguel Ángel; que en el marco del cuarenta aniversario de la Diócesis y bajo el patrocinio del Sagrado Corazón de Jesús serán consagrados al servicio de Dios, haciéndoles partícipes del sacerdocio en calidad de diáconos. Ser sacerdote es un don y un misterio. Es la conjugación exacta de dos voluntades, la divina y la humana. Es el resultado final de un llamado de Dios y una respuesta positiva del hombre. En cada llamado vocacional se vuelve a repetir aquel maravilloso encuentro entre el ángel Gabriel y la Santísima Virgen María, un encuentro donde se puso de manifiesto que Dios no actúa en contra de la voluntad humana y un encuentro que nos recuerda cómo Dios sigue haciendo “maravillas” en quienes, como María, han sido capaces de responder al Señor con un “sí” sostenido. Es nuestra obligación como católicos, asumir la tarea permanente de ser promotores vocacionales. Es mucha la mies y los operarios siguen siendo pocos. Hoy nos urgen nuevas “sotanas para nuevos retos”. El testimonio y vivencia de una fe viva, íntegra, coherente, alegre, misionera y mariana, debe permear cada una de nuestras actividades y acciones. Nuestro testimonio es el principal instrumento de promoción vocacional. Ciertamente la tarea es grande y nuestras fuerzas se ven debilitadas por nuestra condición humana y por la constante amenaza de las tentaciones; por ello frente a tales circunstancias, nuestro corazón no puede menos que permanecer unido al Sagrado Corazón de Jesús y confiar siempre en su amor; Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío.

Dios no es un ser indiferente o lejano, por lo que no estamos abandonados a nosotros mismos. Beato Juan Pablo II

¿Qué significa

Paternidad? La paternidad es un principio de la vida que produce formación de carácter, propósito y destino para el individuo. La figura paterna en el hogar es insustituible, fue establecida por Dios como posición de ejemplo, responsabilidad, liderazgo y autoridad. El hombre fue diseñado para cumplir una función y una posición en la familia y en la sociedad. Ser un padre es el trabajo más realizador que un hombre puede llegar a tener.

Anuncios

y

Donativos Manuel Doblado No. 110 Celaya, Gto., Méx. Tel: 01 (461) 61 2 48 35 y 01 (461) 61 2 00 69


Transcripción de la homilía de Mons. Benjamín Castillo Plascencia en misa de la Solemnidad del Sagrado Corazón y apertura del año de acción de gracias por el cuarenta aniversario de vida diocesana. Estimado Hermano Obispo Florencio, obispo emérito de Cuernavaca y antes de Tabasco. Un saludo cariñoso a todos los sacerdotes, a las hermanas religiosas y los religiosos; a las autoridades a “Cali” representantes del gobernador, a los presidentes municipales de nuestros municipios, a todos los servidores públicos, al seminario, a todo el pueblo querido de Dios. Con esta celebración eucarística, iniciamos hoy un año de gracia, como preparación al cuarenta aniversario de la fundación de nuestra amada Diócesis de Celaya; queremos hacerlo en este marco inmejorable del año de la fe, con el espíritu de Aparecida que ilumina de forma total nuestro Segundo Plan Orgánico Diocesano. Al celebrar estos cuarenta años de vida de nuestra Iglesia diocesana, queremos mirar con gratitud el pasado, vivir con entusiasmo el presente y comprometernos a construir con esperanza el futuro, como nos alentaba el Papa Juan Pablo II al cruzar el umbral del tercer milenio. Cuarenta años en el lenguaje bíblico equivalen a la vida de una generación. Nos recuerdan aquella generación liberada que vagó cuarenta años por el desierto. Al volver la vista atrás vemos con agradecimiento a Dios por aquellas familias recias y generosas que han sabido compartir con su vida la fe, con sus penas y dificultades; pero sí con un grande amor. Vemos y agradecemos a Dios aquellos pastores a quienes Él confió el cuidado de esta familia diocesana, Don Victorino Álvarez Tena, Don Jesús Humberto Velázquez Garay, ahora enfermo y necesitado de nuestro apoyo, a Don Lázaro Pérez Jiménez; quienes siguiendo el ejemplo y en nombre de Jesús, el único Pastor, sirvieron con generosidad. Hoy queremos agradecer a Dios por su vida y los recordamos con cariño. Agradecemos a aquél grupo de sacerdotes y religiosos procedentes de las Diócesis madres, Morelia y León, que fueron conjuntándose hasta formar este presbiterio, muchos de ellos ya gozan de la paz del Señor, otros siguen siendo testimonio de amor y de fidelidad en medio de sus hermanos y parte querida de nuestro actual presbiterio. Recordamos con agradecimiento a tantas familias religiosas de vida contemplativa y activa, que a lo largo de cuarenta años han sido y siguen siendo testimonio vivo del reino de Dios, gracias. A tantos laicos comprometidos que por su entrega a la Iglesia y con su labor dentro de ella y hacia el mundo han engrandecido a esta Iglesia diocesana. Agradecemos a Dios por las autoridades y quienes han vivido para servir en estas tierras, gracias Señor por tantas personas y tantos bienes. Queremos vivir con entusiasmo el presente, vivimos tiempos difíciles, creo que todas las generaciones han vivido tiempos difíciles. Hoy hay dificultades en todos los ámbitos de la vida, aunque ahora no es momento de hacer un estudio de la realidad, pero como cristianos sabemos que hemos de responder desde la fe, sólo quien conoce a Dios conoce la realidad y puede responder a ella de un modo adecuado, y realmente humano, decía Benedicto XVI en el discurso inaugural de Aparecida. La celebración de este tiempo de gracia de los cuarenta años de nuestra Diócesis vivida en este Año de la Fe, en el espíritu de Aparecida guiando nuestro plan orgánico, nos lleva a profundizar nuestra fe, para desde ahí, afrontar la realidad con entusiasmo. Nuestra fe comienza con el encuentro personal con Cristo, nos decía el mismo Papa; no por haber nacido en un pueblo, o en una familia, no por costumbre, a ese encuentro con Cristo sigue la conversión continuada la iniciación cristiana, cómo nos hace falta hoy pasar de un “cristianismo de nombre y de tradición” entre comillas, porque hay una tradición en sentido positivo, a un cristianismo de convicción, vivir una verdadera fe, sentir la alegría ser llamados por Dios, en su Hijo Jesucristo, como hemos escuchado en la palabra de Dios de este día; que entregó su vida por nosotros para compartir con entusiasmo también nuestra fe, llenar con el espíritu del Evangelio la realidades de este mundo como decía el Papa Pablo VI en su Evangelii Nuntiandi.

Ser discípulos y misioneros, apóstoles para poder afrontar desde ahí esta realidad con entusiasmo; este año ha de ser un año de gracia, un año de profundizar nuestra fe, de conocerla, de celebrarla, de vivirla con entusiasmo; en un compromiso real por el bien común. Comprometernos a construir con esperanza el futuro, la fe nos lleva a esperar lo que aún no vemos y a trabajar con entusiasmo por conseguirlo, no confiados en nuestras propias fuerzas sino animados con el espíritu que Cristo nos ha dado. Nuestra Diócesis desde el principio ha sido consagrada al Sagrado Corazón de Jesús; en el Sagrado Corazón de Jesús celebramos al Dios amor, al Dios que tanto nos ha amado, que nos ha dado a su Hijo para que tengamos vida. También la Palabra de Dios ha insistido, de manera especial, en la carta de San Pablo a los Romanos, Jesús el Hijo de Dios hecho hombre es la expresión más grande del amor de Dios por nosotros. Jesucristo con los brazos abiertos y el corazón abierto, nos muestra el amor más grande, a principio de ese corazón inflamado y abierto adoramos a ese Dios amor. Ante él hemos de inflamarnos de ese amor a Dios y de ese amor a nuestros hermanos. Ha de ser este un amor real como el suyo, “como yo los he amado”, nos dice. No un amor meloso, ni sentimentalista, sino comprometido, comprometido por transformar nuestra mente, transformar nuestra vida egoísta en una vida generosa, la vida desinteresada en una vida fraterna, solidaria; transformar así nuestra realidad en todos sus ámbitos. Creo que lo que falta en nuestra realidad, en nuestra sociedad es un verdadero amor que transforme. El que ama cumple todos los mandamientos y el que no ama no cumple, no construye. Transformar nuestra realidad no es un voluntarismo que desanima ante las propias debilidades, sino con la fuerza del espíritu, con la fuerza del amor. El Sagrado Corazón nos ha de recordar siempre que la fe es una respuesta al don de Dios. El Papa insiste de muchas maneras, la fe es sabernos, conocernos amados por Dios en su Hijo Jesucristo y la caridad es la manera de vivir la fe; no hay otra manera, sino amar. Que al fomentar ese amor al Sagrado Corazón de Jesús, recordemos el centro de nuestra fe, ese Dios amor que se expresó en su Hijo, que nos ama en su Hijo; que al recordarlo constantemente, ojalá que nos se nos vaya olvidando que es el patrono de nuestra Diócesis, sepamos de verdad amar con realismo trabajando por transformar estas realidades del mundo en esto conocerán que somos sus discípulos. Que este año de verdad sepamos crecer en nuestra fe correspondiendo al amor de Dios, que sepamos amar viviendo nuestra fe. Que tengamos en el Sagrado Corazón de Jesús la inspiración, el reconocimiento de ese amor de Dios y que su Espíritu de verdad nos guíe a través de este año en que celebramos ese cuarenta aniversario; pero que nos impulse a una vida más profundamente cristiana, que seamos cristianos no de nombre, sino por el amor que transforma la realidad.


El evangelio es proclamado con sencillez y generosidad: es lo que ha subrayado el papa durante la misa celebrada en la Casa Santa Marta. El papa también reiteró que, en la Iglesia, el testimonio de la pobreza nos salva de convertirnos en meros organizadores de las obras.Y advirtió que cuando queremos hacer una "Iglesia rica", la Iglesia "envejece", "no tiene vida". Dar gratuitamente "No procurarse ni oro ni plata, ni dinero en sus carteras". Así ha desarrollado Francisco su homilía, partiendo de la exhortación dirigida por Jesús a los apóstoles, enviados a proclamar el Reino de Dios. Un anuncio --ha dicho--, que el Señor "quiere que hagamos con simplicidad". Esa simplicidad "que da paso a la fuerza de la Palabra de Dios", porque si los apóstoles no habrían tenido "confianza en la Palabra de Dios", "tal vez hubieran hecho otra cosa". El papa por lo tanto ha identificado la "palabra clave" del encargo dado por Jesús: "Han recibido gratuitamente, dénlo gratuitamente". Todo es gracia, añadió, y "cuando lo que queremos es actuar en un modo en que la gracia" es "dejada un poco de lado, el evangelio no es eficaz": "La predicación del evangelio nace de la gratuidad, del asombro de la salvación que viene, y aquello que me dieron de forma gratuita, tengo que darlo de forma gratuita. Y desde el inicio aquello fue así. San Pedro no tenía una cuenta bancaria, y cuando tuvo que pagar impuestos, el Señor lo envió al mar para pescar y encontrar la moneda dentro del pescado, para pagar. Felipe, cuando se encontró con el ministro de Economía de la reina Candace, no pensaba, 'Ah, bien, hagamos una organización para sostener el evangelio...' ¡No! Él no hizo un "negocio" con él: sino que le predicó, bautizó y se fue". Hacia una Iglesia pobre El Reino de Dios, continuó, "es un regalo". Y señaló que, desde el inicio de la comunidad cristiana, esta actitud ha sido sometida a la tentación. Allí está, dijo, "la tentación de buscar la fuerza" en otro lugar que no fuera en la gratuidad, mientras que "nuestra fuerza es la gratuidad del evangelio". Por otra parte, ha destacado que "siempre, en la Iglesia, ha habido esta tentación." Y esto crea "un poco de confusión", pues, "el anuncio parece ser proselitismo, y de esa manera no va". El Señor, añadió, "nos

ha invitado a predicar, no a hacer proselitismo". Citando a Benedicto XVI, ha insistido que "la Iglesia crece no por proselitismo, sino por atracción". Y esta atracción, dijo, viene del testimonio de "aquellos que desde la gratuidad anuncian la gratuidad de la salvación": "Todo es gracia. Todo. ¿Y cuáles son las señales de cuando un apóstol vive esta gratuidad? Hay muchos, pero insisto solo en dos: en primer lugar, la pobreza. El anuncio del evangelio debe ir por el camino de la pobreza. El testimonio de esta pobreza: no tengo riquezas, mi riqueza es solamente el don que he recibido, Dios. Esta gratuidad: ¡esta es nuestra riqueza! Y esta pobreza nos salva de convertirnos en organizadores, empresarios... Se deben llevar a cabo las obras de la Iglesia, y algunas son un poco complicadas; pero con corazón de pobreza, no con corazón de inversionista o de un empresario, ¿no?" "La Iglesia --añadió--, no es una ONG: es otra cosa, más importante, y nace de esta gratuidad. Recibida y anunciada". La pobreza, ha reiterado, "es uno de los signos de esta gratuidad". El otro signo, añadió el papa Francisco, "es la capacidad de alabanza: cuando un apóstol no vive esta gratuidad, pierde la capacidad de alabar al Señor". Alabar al Señor, de hecho, "es esencialmente gratuita, es una oración gratuita: no pedimos, solo alabamos". "Estos dos son las señales de que un apóstol vive esta gratuidad: la pobreza y la capacidad de alabar al Señor. Y cuando encontramos apóstoles que quieren hacer una Iglesia rica y una Iglesia sin la gratuidad de la alabanza, la Iglesia envejece, la Iglesia se convierte en una ONG, la Iglesia no tiene vida. Pidamos hoy al Señor la gracia de reconocer esta gratuidad: "Gratuitamente han recibido, denlo gratuitamente". Reconociendo esta gratuidad, este don de Dios. Y también nosotros, ir hacia adelante en la predicación del evangelio con esta gratuidad". Todos tenemos necesidad de la luz de la fe, dice el Papa a invidentes VATICANO, 11 Jun. (ACI/EWTN Noticias).-En ocasión de la estancia de verano de unas 75 personas, en su mayoría ancianos en Tirrenia, Italia, organizada por la Unión Italiana de personas Ciegas y con otros problemas de la vista, el Papa Francisco les envió un mensaje en el que señaló que "todos tenemos necesidad de la luz de la fe". "Queridos amigos: Los saludo con afecto. Se que están reunidos en Tirrenia estos días y que algunos de ustedes hubieran querido venir a Roma. Gracias a la técnica moderna, hoy puedo ir yo donde ustedes se encuentran. Les agradezco su estima y su afecto, sobre todo sus oraciones. El Evangelio nos dice que Jesús ha tenido una atención particular por los ciegos. Ha sanado a muchos junto a tantos otros enfermos. La sanación de la persona privada de la vista tiene un particular significado simbólico: representa el don de la fe. Y es un signo que concierne a todos, porque todos tenemos necesidad de la luz de la fe para caminar por el camino de la vida. Por esto el bautismo, que es el primer sacramento de la fe, antiguamente era también llamado ‘Iluminación’. Pido al Señor renovar en todos ustedes el don de la fe, para que en su espíritu esté siempre la luz de Dios, la luz del amor, que da sentido a nuestra vida, la ilumina, nos da esperanza, y nos hace ser buenos y disponibles hacia nuestros hermanos. Confío a todos a la protección de María Santísima, nuestra Madre. Les pido rezar por mí y por mi servicio a la Iglesia, y les bendigo de corazón, junto con sus seres queridos".


Por P. Modesto Lule msp padremodestomsp@gmail.com

libro del éxodo, en el capítulo 25, 18-19 dice: «Con dos seres alados de oro labrado a martillo en los dos extremos. La tapa y los seres alados deben ser de una sola pieza; uno de ellos estará en un extremo de la tapa y el otro en el otro extremo». Aquí Dios está mandando hacer imágenes para ponerlas en el arca de la Alianza que también mando construir, lugar donde se pondrán las tablas de la Ley. También en la Biblia encontramos que Dios no solamente mando hacer seres con alas, sino serpientes. En el libro de los números, 21, 8-9, dice: «Y el Señor le dijo a Moisés: —Hazte una serpiente como ésas, y ponla en el asta de una bandera. Cuando alguien sea mordido por una serpiente, que mire hacia la serpiente del asta, y se salvará». Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en el asta de una bandera, y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba a la serpiente de bronce y se salvaba. Como podemos ver, Dios no prohíbe categóricamente hacer imágenes, sino prohíbe adorarlas, y adorar a una imagen es porque la consideramos un ídolo; algo que suplanta a Dios. En el libro del Éxodo 20, 23, dice: «No hagan ídolos de oro o plata para adorarlos como a mí». Como se ve, lo que prohíbe Dios es «construirse» otros dioses, pues el pueblo judío estaba propenso a eso por las costumbres que había tomado cuando estuvo en Egipto durante 430 años. Y la prueba está en el libro del Éxodo, 32, 19, que dice: «En cuanto Moisés se acercó al campamento y vio el becerro y los bailes, ardió de enojo y arrojó de sus manos las tablas, haciéndolas pedazos al pie del monte».

Es verdad que resulta fastidioso encontrarte siempre con personas que te dicen que fueron católicas, que ya no adoran imágenes porque lo prohíbe Dios. Siempre te repiten este texto de la Biblia, Éxodo 20, 4-5, que dice: «No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni les rindas culto, porque yo soy el Señor tu Dios». No hace falta decir muchos textos para hablar de la prohibición de las imágenes, sin duda cuando a usted le hablen de este tema será el primer texto que le digan. Y es verdad, estos versículos antes mencionados son para prohibir la creación de imágenes que quieran suplantar a Dios. Lo que suplanta a Dios es el ídolo. El significado de ídolo es: «Imagen a la que se adora y rinde culto como una divinidad en sí, y no como una representación de ella». Lo que Dios prohíbe es la creación de ídolos. Vuelvo a repetir, imágenes que quieran suplantar a Dios. Pero hay muchos que interpretan que Dios prohíbe las imágenes en general. Pero con la misma Biblia comprobamos que Dios no prohíbe hacer imágenes. En ese mismo

Este versículo relata que, en ausencia de Moisés, se fabricaron un becerro de oro y lo adoraron. En el mismo capítulo, pero versículo 23, Aarón le dice a Moisés: «Ellos me dijeron: Haznos un dios que nos guíe, porque no sabemos qué pudo haberle pasado a este Moisés que nos sacó de Egipto». En el 2do libro de los reyes capítulo 18, 4 encontramos que la serpiente que Moisés había hecho por mandato de Dios, algunos israelitas ya la estaban adorando, dice así: «Él fue quien quitó los santuarios paganos, hizo pedazos las piedras sagradas, rompió las representaciones de Aserá y destrozó la serpiente de bronce que Moisés había hecho y a la que hasta entonces los israelitas quemaban incienso y llamaban Nehustán». Así pues, lo importante es comprender que, mientras no haya peligro de tomar como dioses ni a los dos querubines, ni a la serpiente, Dios manda esculpirlos. Lo que Dios prohíbe es la idolatría. Por eso la Iglesia Católica prohíbe también la idolatría. En la Iglesia NO se enseña a adorar a los santos o a sus imágenes, sino exhorta vivamente a los cristianos a que se sirvan de la devoción a ellos para acercarse más a Dios, imitando sus virtudes, y haciéndose ayudar con su intercesión. Pero como siempre sucede, incluso sucedió con el pueblo de Israel, hay gente que por no conocer o por no acercase a escuchar la enseñanza de los pastores se hacen sus ídolos.

¡Hasta la próxima!


Segunda parte da al bautisterio es el mismo que el del cuadrante, aunque con distintas representaciones simbólicas. Lo que primero llama la atención son tres medallones con tres figuras femeninas situadas arriba y a ambos lados, y las cuales representan la fe, con los ojos vendados, la esperanza con un ancla y la caridad con dos niños. Sobre ellas, una custodia labrada en piedra. El significado de esta composición también es patente: la fe, la esperanza y la caridad conducen a los cristianos al Cuerpo Místico de Cristo. La fachada y las torres de Santa Prisca son como la obertura que nos lleva a disfrutar de los temas profundos que se manifiestan en el interior de la iglesia. Con razón se ha dicho que: “Esta fachada es quizá el conjunto arquitectónico más perfecto del México de aquella época y que también es el que refleja más apropiadamente las tendencias estilísticas de la Andalucía de mediados del siglo XVIII”.

En la portada lateral hay tres puertas; la de en medio da acceso al templo, la de la derecha al cuadrante y la de la izquierda al bautisterio. Las tres labradas en madera, según el estilo que prevalecía en la época. La puerta que conduce a la iglesia tiene por marco dos columnas jónico-corintias y a ambos lados se ve un querubín. La parte inferior de cada columna está profusamente labrada y su base muestra figuras de gotas y de racimos de uvas, lo que, obviamente, significa la Sangre de Cristo, con lo cual el visitante es llevado a pensar que “esta casa está construida sobre la sangre de Cristo”. Encima de esta puerta central hay otras dos columnas jónico-corintias más pequeñas enmarcando un medallón en relieve que representa la Asunción de María y teniendo a la izquierda una escultura de San José y a la derecha una de San Cristóbal. A la derecha se halla la entrada al cuadrante, por una puerta también enmarcada por dos columnas jónico-corintias. A ambos lados, dos medallones en relieve rodeados de conchas y que muestran, el de la derecha la Anunciación de María, y el de la izquierda la Crucifixión de Cristo. Sobre esta puerta aparece otro medallón también en relieve, con la Resurrección de Cristo y sobre él, coronando la entrada, un rosetón de piedra en medio de dos querubines y cuyos pétalos tienen esculpido un rosario. En el centro del rosetón, la imagen de Nuestra Señora del Rosario. El estilo con que está construida la entra-

En el centro de la fachada y sobre la puerta, está labrada una gran tiara con las correspondientes llaves de San Pedro entrelazadas abajo y, alrededor esta inscripción: “Agregada a la Basílica de San Juan de Letrán”. A cada lado de la puerta se ven adornos frutales, especialmente uvas. Sobre el escudo papal, un enorme medallón en relieve con el bautismo de Cristo. Y no obstante que en la fachada destaca el sentido español de la concepción arquitectónica, en esta escena del bautizo de Cristo prevalece el sentido estético mexicano de ese periodo. Este medallón está incrustado en una gran concha que significa la gracia bautismal. Una ventana rodeada de conchas se abre sobre estos relieves y a ambos lados se eleva un par de columnas salomónicas con capiteles corintios y, en sus intersticios Santa Prisca a la izquierda y San Sebastián a la derecha, los santos patronos de la iglesia, sobre un grupo de querubines y dentro de un nicho en forma de concha. Sobre estas columnas salomónicas, a la izquierda, estaba el escudo de la Nueva España que después de la Independencia fue sustituido por un águila burdamente esculpida, pero regiamente coronada. A la derecha, aparece el escudo de armas del arzobispo Rubio y Salinas, que fue quien extendió a Borda la licencia eclesiástica para construir Santa Prisca. En el rincón superior izquierdo de la fachada, hay dos angelitos que sostienen un sol, mientras que en el lado derecho otros angelitos sostienen una luna. Un cordón que como perlas engarzadas, ciñe la decoración arquitectónica de la armoniosa fachada. Coronando la fachada está el reloj que a su vez sirve de pedestal a la escultura de Nuestra Señora, llevando a cada lado un evangelista, y la cual puede verse desde lejos, asomando entre las dos torres. El cuerpo inferior de las torres está, como dijimos, empotrado en ambos lados de la fachada y es muy

sencillo, pues sólo lo decoran cuatro ventanas, rodeada cada una de cuatro conchas y cuatro granadas. En cuanto al cuerpo superior de las torres, que emergen de la masa del templo, se divide en dos partes, la inferior de las cuales tiene en cada esquina dos columnas corintias y entre éstas, unos estípites de tan complicada hechura como la de las columnas churriguerescas, imitando madera labrada. Dichos estípites son los únicos verdaderamente tales que se ven en el exterior de la iglesia. Abajo del campanario, hay unas máscaras con apariencia de concha y enmarcados querubines que son los que sostienen una tiara papal. En la parte superior de las torres hay otras ocho columnas corintias distribuidas de igual manera que abajo, sólo que en sus huecos se ve un apóstol. Los arcos de los que cuelgan las campanas son pequeños, pero su decoración es profusa y se hallan coronados por escudos de armas. A la izquierda se ve la luna con una corona ducal y a la derecha el sol con una corona de ciudad. El remate de las torres es parecido, por su forma, a la base de un candelero. Las dos torres parecen de madera labrada, en estilo churrigueresco y probablemente esto fue lo que se pretendió imaginar desde un principio. Tanto las torres como la fachada tienen un efecto muy impresionante y situándose a un lado de una de las torres, fijando la vista sobre uno de los evangelistas, instintivamente la mirada sube por las columnas salomónicas, hasta las torres y el cielo. Y es muy claro el simbolismo aquí, que con ver los evangelistas en la parte inferior, se ve uno obligado a ir elevando la vista hacia el cielo.


Pbro. Carlos Sandoval Rangel

Solo Dios puede darle un sentido pleno a nuestra existencia, pues en los dones que Él nos ofrece está incluida la vida misma. Fuera de Dios, todas las cosas y realidades son intrascendentes, son medios que nos ayudan en situaciones inmediatas y pasajeras, que aportan a lo que ya tenemos, la vida que Dios nos ha dado. Dios, en cambio, es el Señor de la vida, que nos permite trascender hasta lo más sublime. El libro de los Reyes y el evangelio de San Lucas nos presentan, cada uno, un acontecimiento similar: “La muerte del hijo único de una viuda”. En el primer caso, el profeta Elías se hospeda en casa de una viuda y resulta que muere el hijo único de aquella mujer, por lo cual el profeta clama a Dios para que se compadezca de ella. Dios misericordioso le devuelve la vida al joven, lo cual hace entender a la viuda que Elías es efectivamente un hombre de Dios: “Ahora sé que eres un hombre de Dios y que tus palabras vienen del Señor” (1 Re. 17, 17-24). Jesús, por su parte, va entrando a Naím, acompañado de sus discípulos, y resulta que se encontró con que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de una viuda. Jesús se compadece de la viuda, resucita al joven y

se lo entrega a su madre, lo que provocó que todos comenzaran a glorificar a Dios, diciendo: “Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo” (Lc. 7, 11- 17). Ahora, ante estos milagros, lo importante no es el hecho, sino el significado. Elías luchaba contra el culto a un dios falso, Baal; pero este milagro lo reafirma como el servidor del Dios verdadero. Jesús lucha contra los malos entendidos respecto a Dios, pero este hecho lo acredita como el enviado de un Dios que es misericordioso, dueño de la vida y cercano a su pueblo: “Dios ha visitado a su pueblo”. Con estos milagros, Dios se revela como el Dios que toma al hombre muerto y lo transforma. Pero, como sabemos, el hombre muere no solo cuando pierde la vida en una dimensión biológica, sino también cuando su vida pierde sentido, cuando su corazón no ama, cuando el odio y la envidia corrompen sus entrañas, cuando vive para las cosas que se acaban o simplemente cuando el pecado oculta la belleza de su ser. Desde el Dios que da vida, que es cercano y misericordioso, la vida vuelve a tomar significado, como sucedió con aquellas viudas: En el antiguo oriente, la vida de una viuda sin hijos perdía todo significado, pues sin el marido se perdía la pertenencia legal, la pertenencia afectiva y el sostén económico; pero si a aquella mujer le quedaba un hijo, ella podía recobrar esa pertenencia cuando su hijo fuera mayor de edad; pero si no tenía hijos, entonces perdía toda esperanza, por lo que su vida quedaba marcada por el desprecio y la ignominia. De modo que estos milagros son no solo el signo de la presencia del Dios que da la vida, sino también del Dios que da sentido y contenido a la vida misma. Los otros dioses son dioses de muerte, pues son hechura humana, no oyen, no hablan; pero el Dios de Elías y de Jesús es un Dios que con su presencia amorosa siempre genera vida, y como lo mostraría un día Jesús, nos da no solo vida terrenal, sino también vida eterna: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, el coma de este pan vivirá para siempre”. De verdad, cuánto debemos pedir perdón a Dios por las veces en que nos hemos olvidado de su amor que nos da vida, prefiriendo otras cosas que siembran en nosotros confusión y muerte.

FR. Eulalio Gómez Martínez, OFM -El ser humano tiene semejanza s con los animales -Los animales tienen similitudes con el hombre Empecemos con definiciones que vienen a veces desde antiguo: El hombre es un animal racional; el hombre es un animal que ríe; el hombre es un animal de costumbres; el hombre es un animal lúdico. Sigamos con muchas formas de comparación –elogiosas o no- para ambos. Por ejemplo: el ser humano puede ser bravo como un león, astuto como serpiente o zorro, inofensivo como paloma, fiel como un perro, tener mirada de lince, alcanzar alturas de águila, tener la gracia de una gacela. O bien: pelear como perro y gatos, ser venenoso como una víbora al hablar de otros, ser cerrado como una ostra, etc. Muchos nombres, apellidos o apreciativos humanos,

son nombres o características de animales: León, Palomo, Águila, Perico, Bravo, Venado, Cordero, Gallo, Conejo, Toro, Becerra, Becerril, Delfina, Truchuelo, etc. Que los llevamos hasta con gusto. Otro motivo mas para respetar, apreciar no destruir la naturaleza, ya que se trata de algo muy afín a nosotros. Esas afinidades que Dios unió, que no la separa el hombre. Comentarios: eulalio_gomez@hotmail.com Pedidos: Ma. Del Socorro García Castillo Tel: 61 2 26 49 -461 1388368 garcia_soco8hotmail.com


Periodico Redes Diócesis de Celaya @PeriodicoRedes

Tienen Ultreya Diocesana

El pasado 26 de mayo, el Apaseo elGrande se llevó a cabo la Ultreya Diocesana, en la que participaron cientos de cursillistas del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Esta reunión se da cada año entre las personas que han vivido un retiro de 3 días durante el que se les dan temas de reflexión, lo cual los ayuda

a decidir un cambio en sus vidas. Después se reunen en sus comunidades semanalmente para recibir formación. Durante la Ultreya Diocesana se juntan con cursillistas de las comunidades pertenecientes a la Diócesis de Celaya para convivir y participar de la Eucaristía. Los acompañaron el Sr. Obispo Benjamín

Castillo, el asesor diocesano Pbro. Adolfo Manzano, su antecesor Pbro. Juan Galván, el Sr. Cura de la parroquia San Juan Bautista de Apaseo el Grande, Pbro. José Ortiz y el Pbro. Sidronio Gómez.

Celebran fiesta de nuestra Madre Santísima de la Luz

La parroquia dedicada a nuestra Madre Santísima de la Luz de San Miguel de Allende, tuvo su fiesta patronal, en la que rindieron honor a su santa Patrona, comenzando con peregrinaciones durante el nove-

nario, en donde participaron todas las comunidades pertenecientes al territorio parroquial. El día 1° de junio celebraron la Confirmación de 183 adolescentes y jóvenes y el 2 de junio la Misa solemne, presidida por

Apaseo el Grande

San Miguel Allende

el Sr. Obispo Benjamín Castillo, quien estuvo acompañado del Sr. Cura Gerardo Mancera y el P. vicario Jorge Urbina.

Ofrecen a María Auxiliadora su Confirmación

Con la Confimación de 8 jovencitos concluyeron las fiestas en honor a María Auxiliadora, Patrona de la rectoría dedicada a Ella, ubicada en la colonia Arbo-

ledas de Celaya. El Pbro. Margarito Ceballos, con mucho ánimo y entrega invitó a presidir la Eucaristía y administrar el segundo sacramente de iniciación cris-

Celaya

tiana al Sr. Obispo Benjamín Castillo, quien gustosamente acudió a confirmar en la fe a todos los fieles de esta porción del pueblo de Dios.


Celebraciones de Corpus Christi en la Diócesis

Sagrario Catedral

El 31 de mayo se celebró el Corpus Christi, fiesta que en México aún se deja para el jueves, a diferencia de

otras partes del mundo donde se deja para el domingo. En la catedral de Celaya se realizó el recorrido por

las calles del centro de laa ciudad. A pesar de la lluvia, fieles y sacedotes adoraron a Jesús Sacramentado

Parroquia Cristo Salvador

El domingo 2 de junio, la precesión de Corpus de la parrquia Cristo Salvador se llevó a cabo después de Misa

de 6 de la tarde. Fieles y seminaristas, encabezados por el Sr. Cura Benjamín Jiménez participaron duran-

Celaya

te el recorrido de cantos y oraciones en cada estación preparada por los sectores de la parroquia.

Parroquia de San Pedro y San Pablo Fotos e información: Juan José Acosta

Celaya

La colonia Pinos, perteneciente a la parroquia de San Pedro y San Pablo, vivió su fiesta patronal el jueves 30

de mayo, saliendo en procesión con el Santísimo Sacramento, encabezada por el Sr. Cura Eugenio Vera

Acosta; y el 2 de junio, se alegraron con la primera Eucaristía de 40 niños y niñas.

Fiesta del Sagrado Corazón

Durante novenario en honor al Sagrado Corazón, los gremios de distintos trabajadores participan de la Euca-

ristía. El 7 de junio correspondió a los trabajadores de Flecha Amarilla. Después de la Misa, acompañaron al

Comonfort

Sr. Cura Juan Galván a rezar con el Santísimo Sacramento en el templo parroquial.


Si tu objetivo es tener una excelente salud y un cuerpo lleno de vitalidad; ¡tome nota! Esta bebida milagrosa ha existido desde hace mucho tiempo ya que originalmente los médicos naturistas de China la recomendaban a los enfermos. La conocemos gracias al Sr. Seto, quien no es una celebridad pública, es un hombre normal como tú y yo, que comprobó los resultados de ella puesto que se curó de su enfermedad. El Sr. Seto que tenia Cáncer al pulmón comenta que esta bebida se la recomendó a él un famoso herbolario de China. El la tomo diligentemente durante 3 meses y ahora su salud se restablece asombrosamente, tanto es así, que por eso quiso hacerlo público para dar a conocer las maravillas de una alimentación sana Es un alimento al alcance de todos con un costo ínfimo (pequeñísimo). Y es por eso que este Sr Seto quiere llamar la atención de quienes padecen algún cáncer o cualquier otra enfermedad con esta bebida milagrosa; (que protege el cuerpo del Cáncer y otras enfermedades) para que se sanen. Esta bebida milagrosa, según él "frena" el desarrollo de las células cancerígenas.

1) Para prevenir el Cáncer de las células por desarrollar. Y Refrenar que células de cáncer crezcan.

¿De qué está hecha?

5) Es buena para: a) la vista b) eliminar ojos rojos y cansados ó resequedad en los ojos

La formula es muy simple, usted necesita solamente: 1 raíz de remolacha, 2 zanahorias y 1 manzana Es todo lo que se combina para hacer el jugo. Instrucciones: Lave todo lo anterior, haga el corte con la piel, en pequeños trozos pequeños, póngalos en la licuadora, mezcle y de inmediato beba el jugo. (O bien ponga los ingredientes en el "Frud Juicer").

2) Para prevenir enfermedades a) del hígado b) del riñón c) del páncreas d) la úlcera. 3) Para fortalecer y prevenir: a) Los pulmones b) un ataque cardíaco y la presión arterial alta. 4) Para fortalecer el sistema inmunológico.

6) Para; Ayudar a eliminar el dolor de: a) Entrenamiento físico b) dolor muscular. 7) Para desintoxicar; a) eliminar el estreñimiento. (Por lo tanto, hará que la piel se vea sana y radiante). c) Ayuda en el problema de acné.

Si quiere, puede agregarle un poco de lima o limón, para darle un sabor más refrescante.

8) Para mejorar y eliminar: a) El mal aliento debido a la indigestión b) la infección en la garganta.

¿Cuándo beberlo? A las primeras horas de la mañana ¡con el estómago vacío!. Después de una hora es recomendable DESAYUNAR.

9) Para disminuir el dolor menstrual.

Para conseguir resultados rápidos, tome la bebida 2 veces al día: Un vaso por la mañana y otro antes de las 5 de la tarde. Por favor; asegúrese de tomar se la bebida inmediatamente después de haber licuado los ingredientes. ¡Nunca se arrepentirá! Este milagro de alimentación será efectivo para las siguientes enfermedades:

10) Para ayudar a quitar la fiebre del heno. No hay absolutamente ningún efecto secundario. Y es de alto valor nutritivo. Muy eficaz si necesita perder peso. Usted se dará cuenta de qué su sistema inmunológico se mejoró (debido a la manzana, después de seguir la rutina por unas 2 semanas.

ADICIÓN: TOME MUCHA AGUA Cerca del 90% de los ataques al corazón ocurren a la mañana temprano, y pueden ser minimizados si tomamos uno o dos vasos de agua (NO bebida alcohólica o cerveza) antes de acostarse por la noche. "Yo sabía que el agua era importante, pero nunca supe sobre las horas especiales para beberlas". ¿Tú lo sabías? Bebiendo agua a la hora correcta, maximizas su efectividad en el cuerpo humano: -Un vaso de agua después de despertarse: Ayuda a activar los órganos internos. -Un vaso de agua 30 minutos antes de una comida: Ayuda a la digestión. -Un vaso de agua antes de tomar un baño: Ayuda a bajar la presión sanguínea. -Un vaso de agua antes de ir a la cama: Evita un derrame cerebral o un ataque al corazón.


Pbro. Juan Galván Sánchez manera espontánea, motivados por el amor al prójimo, siguiendo las enseñanzas de Jesucristo. En este contexto, me permito compartir lo que hasta hace poco sucedía en la región norte del Estado de Guanajauto, zona que se ha distinguido por la marginación y la falta de oportunidades y, en consecuencia, carente de infraestructura en cuanto a desarrollo material, pero con un claro sentido comunitario. En aquellos lugares, cuando se presentaba alguna situación imprevista, por ejemplo la muerte de una persona, por iniciativa propia los vecinos o familiares preparaban algo de comer o una canasta de tortillas y la llevaban a la familia del difunto, tomando en cuenta que eran pocos los recursos económicos y que las comunidades de la sierra se sitúan lejos de la ciudad, adicionalmente con difícil acceso. Ojalá que esas costumbres solidarias no se pierdan y se introduzcan otras que contribuyan a aligerar la situación actual.

En algunas regiones del mundo no ha sido posible superar la pobreza y, por lo tanto, continúa la escasez de bienes y servicios básicos, como es bien sabido por la fluidez de la información, gracias a los eficientes medios de comunicación. Concretamente en México, como lo señalan las encuestas, sigue habiendo mucha gente pobre, ante quienes, como católicos, a ejemplo de Jesucristo no podemos quedar indiferentes. Frente a esta realidad, los obispos de nuestra nación han propuesto intensificar la práctica de la austeridad y la solidaridad. De hecho, en algunos países así se ha realizado, por ejemplo en España, donde Cáritas lleva a cabo una noble tarea a favor de los que carecen de empleo o no tienen recursos para pagar la renta. Para tal efecto, se han habilitado albergues y comedores públicos, con muy buenos resultados. El Diccionario Enciclopédico Espasa define la austeridad como mortificación de los sentidos y pasiones; y a la solidaridad como la adhesión circunstancial a la causa o empresa de otros. Pero la visión cristiana de la solidaridad la ha expresado mucho mejor el Papa Francisco. Así lo hizo en la homilía de la Solemnidad de Corpus Christi. Dijo el Pontífice refiriéndose a la solidaridad: “Saber poner a disposición de Dios lo que tenemos, nuestras humildes capacidades, porque sólo compartiendo, donando, nuestra vida será fecunda, dará fruto”. Para poder compartir es necesario tener, y para tener se necesita adquirir sólo lo verdaderamente necesario, es decir, hacer un programa de austeridad. En este sentido, se dice que a Diógenes le causaba gracia ver en el mercado muchas cosas que él no necesitaba, contrastando su actitud con la cultura consumista actual, en la que a veces se adquieren objetos innecesarios o se compra de más, como es el caso de un conocido político, quien en fecha reciente dijo que tenía 1000 pares de zapatos y 400 trajes. La solidaridad puede practicarse por lo menos de dos maneras: institucionalmente y de forma espontánea. En cuanto al primer modo cabe mencionar a algunos movimientos o programas que han llevado ese nombre, como uno que surgió en Cataluña España en 1906, y otros de aparición más reciente en países como Polonia y México. Pero quizá la forma más auténtica es la que se realiza de

GRUPO CASTELANO AUTOMOTRIZ Compra – venta– crédito Compramos tu camioneta Ford f-350 o Nissan Estacas -Recibimos tu auto a cuenta -Crédito hasta 48 meses -Hasta 2 meses sin

intereses -Financiamos modelos 2005-2012 -Fabricamos tu carrocería -Vendemos tu auto ¡¡¡llámanos!!!

Eje Juan Pablo II no. 1236 1era Fracc. de Crespo Celaya CP 38110 OFICINA: 01 (461) 175- 78-95 I.D. 72*13*79613

Que los caminos se abran a tu encuentro, que el sol brille sobre tu rostro, que la lluvia caiga suave sobre tus campos, que el viento sople siempre a tu espalda. Que guardes en tu corazón con gratitud el recuerdo precioso de las cosas buenas de la vida. Que todo don de Dios crezca en ti y te ayude a llevar la alegría a los corazones de cuantos amas. Que tus ojos reflejen un brillo de amistad, gracioso y generoso,

como el sol que sale entre las nubes y calienta el mar tranquilo. Que la fuerza de Dios te mantenga firme, que los ojos de Dios te miren, que los oídos de Dios te oigan, que la Palabra de Dios te hable, y te tenga siempre en la palma de su mano. La Vida Consagrada de la Diócesis de Celaya, da gracias a Dios por tu vida y vocación, por tu presencia y acompañamiento, por tu entrega generosa y alegre, . ¡Feliz Onomástico!


Hace poco más de 32 años, Nacho (+) y Rosita Salto vivieron su Fin de Semana (FDS) en la Cd. de México; regresaron tan felices al haber vivido esta experiencia que no dudaron en invitar a matrimonios amigos. Fue así que estos matrimonios sumados a otros que vivieron el FDS en Querétaro y León, conformaron la primera comunidad del Encuentro Matrimonial (EM) en la ciudad de Celaya. El inicio no fue fácil ya que para que se compartieran estos talleres Nacho (+) y Rosita Salto acudían a la Cd. de México a los enfoques y acompañamientos; pudo más el sueño de estos matrimonios por “cambiar el mundo” que su desgaste físico y económico.

Encuentro Matrimonial: 30 años sirviendo a la Diócesis de Celaya

Se comparte el Primer FDS los días 27, 28 y 29 de Mayo de 1983, desde esa fecha hasta ahora el movimiento de Encuentro Matrimonial Mundial en nuestra Diócesis ha sido presidido por: 1.- 1984 - 1986: Alejandro y Luz Elena Fuentes, R.P. Luis Muñoz Ledo 2.- 1986 - 1988: Gabriel y Chila Puente, R.P. Luis Muñoz Ledo 3.- 1988 - 1990: Juan Manuel y Lili Flores, Mons. Antonio García Paredes 4.- 1990 - 1992: Mario y Marisa Guerrero, Mons. Luis Muñoz Ledo 5.- 1992 - 1995: Alfredo y Cony Gutiérrez, RP. Salvador Vallés Huerva (+), Escolapio 6.- 1995 - 1998: Raúl y Jose Saldaña, Pbros. Gumersindo Cortés y Antonio Torrente (+) 7.- 1998 - 2001: Alejandro y Martha Zavala, P. Salvador Vallés Huerva (+) 8.- 2001 - 2002: Jorge y Rosy Exiga, P. Salvador Vallés Huerva (+) 9.- 2002 - 2006: Martín y Lupita Larrea, P. Antonio Torrente Viver (+) 10.- 2006 - 2009: Fili y Susi Ferrusca, P. Salvador Vallés Huerva (+) 11.- 2009 - 2013: Alfonso y Silvia Banda, P. Salvador Vallés Huerva (+) Actualmente nuestro Equipo Eclesial Coordinador de la ciudad lo conforman: 12.- 2013 - 2016: Ramón y Carmelita Hurtado, Pbro. Vicente Aguayo Rayas. Nada de esto hubiera sido posible de no ser por dos grandes sacerdotes que Dios Nuestro Señor nos envió y que ahora ya gozan de su Presencia: El P. Antonio Torrente a quien todos amorosamente llamábamos “Chorrito” y el P. Salvador Vallés Huerva a quien también con mucho cariño llamábamos “Chavita”. Dios los tenga en su gloria y premie tanto bien que nos hicieron no sólo a muchos matrimonios de esta ciudad sino de todo el país y aún del extranjero. Esta breve semblanza de la historia del EM en la Diócesis de Celaya no estaría completa si no habláramos de uno de los mayores testimonios de lucha, amor y servicio que hemos conocido: Alejandro y Luz Elena (+) Fuentes. Fuimos muchos los matrimonios y sacerdotes que nos privilegiamos con su amistad y cariño. Su relación matrimonial y familiar fue y seguirá siendo el Faro que nos guía a quienes los conocimos, nos enseñaron que siempre es posible salir adelante en nuestras dificultades y que el mejor camino es el diálogo cuando tomamos la decisión de amar.

El pasado 2 de junio tuvo a bien realizarse una celebración eucarística presidida por el sr. Cura Vicente Aguayo Rayas en la Parroquia de San Martín de Porres ubicada en la colonia Lagos, ahí se dieron cita matrimonios encontrados que pertenecen a este movimiento, para celebrar con gusto y entusiasmo el llamado que Dios nos hace a vivir su plan en nuestro sacramento, se vivieron momentos emotivos de dicha al saber que cada día somos más los matrimonios que damos ese sí de amor como Jesucristo para vivir en plenitud en nuestro sueño por cambiar el mundo. Se vislumbran nuevos tiempos. Tiempos de muchos retos y trabajo. No desistamos, la mies es mucha y los obreros pocos. Tenemos que ir a donde el Señor nos llama y recordemos que Él nos envía de dos en dos, como sacramento. Es un apostolado verdaderamente hermoso. No nos quedemos en nuestra zona de confort, recordemos que ese tesoro que hemos encontrado lo tenemos que compartir. años,

Han sido 146 FDS que se han compartido en esta ciudad desde hace 30

¡Vayamos por muchos más! Hay sacerdotes y matrimonios que nos necesitan.

Matrimonios encontrados y sus familias

2 de junio: celebración Eucarística del Encuentro Matrimonial en la parroquia de San Martín de Porres de Celaya

Sr. Cura Vicente Aguayo Rayas


El verdadero amor es el que Cristo Jesús nos dio, en la Cruz, y con ese mismo amor nos pide amar, crucificando nuestras malas pasiones y vicios. (cf. Evangelio de San Juan 13,34-35) Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado. En esto reconocerán todos que son mis discípulos, en que se amen unos a otros.» Para tener una visión, presentaré brevemente, las distorsiones de la psique, los sentimientos y las pasiones: AMOR-ADICTOS.-“…Amor-adictos pueden ser clasificadas en categorías generales de co-dependencia, el narcisismo, y la ambivalencia… Por regla general, una persona co-dependiente, con una adicción al amor no piensa bien de sí mismo y posee una baja autoestima. No es raro que vaya a formar una relación con un narcisista, que también sufre de baja autoestima… Algunas adiccionesamor, alguna vez conocido como el amor no correspondido, en realidad son las obsesiones psicológicas. (http://www.tratamiento12pasos.com/2011/01/adiccional-amor.html) ADICTOS AL AMOR.-“…La investigación previa de Fisher encontró que estar felizmente enamorado está vinculado a una actividad cerebral relacionada a la sensación que produce la cocaína. En otras palabras, si tienes una pareja de la que estás enamorado, es como si fueras adicto a la cocaína, pero si esa persona te rechaza, ansías el efecto de la droga. “El amor romántico es una adicción. (Publicado en la página web de la CNN) http://mexico.cnn.com/salud/2010/07/13/ el-cerebro-trata-al-amor-como-adiccion-a-mas-rechazo-mayor-ansiedad TNP. TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD.-“…En el ámbito social los narcisistas naufragan. Las demás personas sólo cuentan para ellos como posible fuente de gratificación, devolviéndoles la imagen de sí mismos cuya carencia les atormenta y que anhelan insaciablemente. Por ello suelen elegir profesiones que les proporcionen notoriedad social, reconocimiento o incluso fama. (http://es.wikipedia.org/wiki/Narcisismo) DEPENDENCIA EMOCIONAL.- “…En sus relaciones amorosas, los dependientes emocionales manifiestan hacia su pareja un tipo de apego “ansioso”, caracterizado por una continua necesidad de saber que es amado por su pareja, dificultades para llevar una vida independiente… miedo a la pérdida del objeto de su amor y celos frecuentes, ideas contradictorias sobre el amor y dificultad para romper aun cuando la relación sea altamente problemática y generadora de malestar para el dependiente. CO-DEPENDENCIA: En la co-dependencia, el sujeto es dependiente de una pareja que a su vez presenta un comportamiento adictivo, véase alcoholismo, ludopatía, adicción al trabajo, adicción a otras drogas, etc... En la co-dependencia, el sujeto afectado por la co-dependencia parte de la idea errónea de que puede y debe rescatar a su pareja de ese trastorno adictivo en el que se encuentra, y esto es así porque el co-dependiente necesita llenar un vacío emocional, y lo hace ocupándose de cualquier otra persona. En la dependencia emocional no tiene por qué existir un problema de adicciones en el otro miembro de la pareja. (http:// es.wikipedia.org/wiki/Dependencia_emocional) VISION DE LOS DESÓRDENES por Jean Claude-Larchet , autor católico.- (Autor: Reseña por Martín F. Echavarría | Fuente: Jean Claude-Larchet. Reseña del libro “Experiencia del Oriente cristiano en los primeros siglos” de JeanClaude Larchet.) “…desorden pasional, a los vicios. “La folie d´origine spirituelle”, se trata de una disfunción del psiquismo, con causa en el psiquismo mismo. Es una perversión de la naturaleza en la relación del hombre con Dios (p.97). Si bien es difícil establecer una correlación estricta entre la “nosografía de los Padres” y la “nosografía actual”, la correlación entre síntomas es mucho más fácil que entre síndromes (pp.98-99). A la pasión del orgullo se pueden reconducir algunos de los trastornos de la psicopatología actual caracterizados por la “sobrevalorización” o “hipertrofia del yo”, así la psicosis paranoica y la neurosis histérica. El “narcisismo” de Freud correspondería a la “filautía”. La astenia, sería reconducible a la “acidia”, lo mismo que muchos síntomas depresivos, como también a la pasión de la tristeza, etc. (pp.99-100). A continuación, el autor se ocupa especialmente de la tristeza y de la acidia, remitiendo a su libro sobre las “maladies spirituelles” (enfermedades espirituales).(http://es.catholic.net/psicologoscatolicos/836/719/articulo. php?id=26836) DEPENDENCIA EMOCIONAL EN EL NOVIAZGO.- “…nos encontramos noviazgos en donde uno de los miembros de la pareja se entrega de manera desproporcionada hacia el otro, se empieza a invertir una gran cantidad de tiempo y energía para estar con la pareja a cualquier precio, lo que impide el

Primera parte

normal desarrollo personal, social y laboral de la persona; en estos casos se ve como la persona dependiente deja de salir con amigos, familiares, deja de hacer cosas que siempre le habían gustado, para estar siempre con su pareja, muchas veces se deja de lado los estudios o se rechazan ofertas de crecimiento laboral o personal…” Otras características de las personas afectivamente dependientes.Creerse y sentirse responsables de otras personas, sentir lástima o ansiedad por los problemas de los demás, dar consejos cuando no se los han solicitado, enfadarse si la otra persona no sigue sus consejos, decir sí cuando quieren decir no, comprometerse en exceso, esperar que los demás se entreguen al igual que ellos, culpar a las demás personas por el estado en que se encuentran, baja autoestima, culparse a sí mismo de todo, rechazar los cumplidos o halagos, sentir que no son lo suficientemente buenos, sentirse víctimas, tener pánico a cometer errores, esperar hacer todo perfecto, represión, obsesión, controlar, negación, dependencia, límites débiles, pobre comunicación, falta de confianza, ira. En la segunda parte de este tema, se propondrá el análisis, y visión de autores en materia de salud mental y la solución de nuestra Iglesia, para el caso más frecuente, que es la dependencia emocional, la cual actualmente está cobrando relevancia en nuestro mundo convulsionado por la desesperación y la ansiedad, generada a su vez por un consumismo sensualizado-encarnizado. No obstante, quiero expresar a nuestros lectores, que, estos desordenes, (particularmente le dependencia emocional) pueden tener solución, primero, mediante la conversión interior con la ayuda de Dios, la evangelización, la oración y los sacramentos, aunado a una vida de servicio de amor a los semejantes y fuerte trabajo interior, sin embargo habrá otros, que deban ser tratados por los profesionales de la salud mental, ya sea la psicología o la psiquiatría. En caso de duda, consulta al profesional de la salud mental de tu confianza.

No te pierdas la segunda parte de este tema.

Lic. Gustavo Ramírez Servicios de Consultoría Católica Matrimonial y de noviazgo Al alcance de todos Tel.- 01(461) 615 32 91 Ave. Francisco. Juárez 501 3er. Piso Esq. Manuel Doblado Celaya, Gto. lic.gustavo.ramirez@gmail.com


sis viviente”.

misión de la fe.

Los subsidios para la catequesis tienen una función importante para transmitir la fe, pero la experiencia de fe de la comunidad, su vida, es el mejor texto.

¿Quién ha de confiar y creer en una persona que no muestra con su vida lo que enseña con sus palabras? Vivimos en un tiempo histórico en el que las palabras están muy devaluadas.

3. LA CATEQUESIS INICIA Y EDUCA EN LA VIDA COMUNITARIA

SUGERENCIAS A CATEQUISTAS PARA INICIAR EN LA FE

La catequesis tiene como una de sus tareas relevantes el capacitar al cristiano para vivir en comunidad. No basta con haber nacido en una familia cristiana: se requiere un aprendizaje para vivir los valores comunitarios. En la Fiesta de la Santísima Trinidad realizamos el Encuentro de Catequistas en el auditorio Tresguerras, de Celaya. Gracias a Dios, participaron alrededor de 1 000 catequistas de los decanatos que comprenden la Zona Sur.

Aunque el cristiano nace en una comunidad de donde le viene la fe, es necesario “aprender a creer”, y esto sucede en un ambiente comunitario.

 Narrar con pasión la propia experiencia de fe, más que explicar conceptos.  Celebrar la fe con los niños y enseñar a orar, orando con ellos.  Revisar y llevar a la propia vida los valores que intenta transmitir a los niños.  Sentir y hacerles vivir a los niños que no caminan solos, sino que forman parte de una comunidad parroquial, y por lo tanto, de la Iglesia.

El Sr. Obispo Don Benjamín Castillo Plascencia saludó a los catequistas, manifestándoles su reconocimiento agradecimiento a la misión que realizan en la comunidad. Habló de la importancia de su formación y también de preparar a los niños no sólo para el sacramento de la Comunión, sino para vivir en comunión, teniendo un conocimiento y seguimiento de Cristo Jesús en la comunidad.

La comunidad cristiana tiene a Jesús como su guía y tiene la misión de ofrecer espacios para aprender de Jesús el cómo vivir en comunidad.

“El fin definitivo de la catequesis es poner a uno no sólo en contacto, sino en comunión, en intimidad con Jesucristo” (Juan Pablo II – CT 5).

Jesús pide algunas actitudes básicas que la catequesis deberá fomentar:

“El testimonio diario constituye el sello de autenticidad de la enseñanza que se ofrece” (Juan Pablo II).

La hermana Guadalupe Carreño Díaz, de las Misioneras Catequistas de los Pobres, quien formó parte del equipo iniciador del SEDEC en esta diócesis, y que actualmente colabora en Tlalnepantla, Edo. de México, fue invitada como ponente. Compartió, mediante unas ilustrativas diapositivas, el tema: “El catequista transmisor de la fe en su comunidad”, con el siguiente contenido: El catequista ha sido llamado a una misión desde el seno de una familia, con sus potencialidades y limitaciones, para prestar un servicio, como testigo “insustituible” de la fe. CONVICCIONES: 1ª. Ser catequista es una auténtica vocación. 2ª. Hay una relación recíproca entre la comunidad que es origen, meta y lugar de toda catequesis y el catequista. 3ª. La comunidad está llamada a ofrecer a los catequistas espacios y tiempos para la capacitación, acción, formación y evaluación. CATEQUESIS Y COMUNIDAD: La fe nos llega a través de la comunidad, nadie se da la fe a sí mismo, como nadie se da la vida a sí mismo, sino que la recibe de la Iglesia, que es “Mater et Magistra”. Madre y Maestra, que siempre engendra nuevos hijos a la fe y a la vida nueva a través del bautismo, los alimenta y los hace crecer con los demás sacramentos, robusteciendo al cristiano en la fe inicial. La comunidad eclesial es la que guarda cuidadosamente, a través de los siglos, la memora de las palabras de Jesús y las transmite de generación en generación, como una madre que enseña a sus hijos a hablar y con ello a comunicarse. En síntesis: “La comunidad auténtica (comunidad que avanza) es el mejor texto de catequesis”. La comunidad cristiana es en sí misma una cateque-

 El espíritu de sencillez y humildad.  La solicitud por los más débiles y pequeños.  La atención preferente a los que se han alejado.  La respetuosa corrección fraterna.  La oración en común y el perdón mutuo (Cfr. Mt 18), que se resume en la actitud de amor fraterno: “Ámense unos a otros como yo los he amado” (Jn 13, 34). 4. EL CATEQUISTA DE LA COMUNIDAD “Han dado una contribución singular e insustituible al anuncio del Evangelio y a la transmisión de la fe, sobre todo en las Iglesias evangelizados desde hace pocos siglos. La nueva evangelización exige un compromiso mayor, por tanto, para ellos, como para la iglesia en relación a ellos”.

ORACIÓN: MIS MANOS ABIERTAS

Enséñame, Señor, a vivir mi fe todos los días en las cosas sencillas y cotidianas.

Enséñame, Señor, a transmitir mi fe todos los días con gestos sinceros, con manos abiertas.

Enséñame, Señor, a transmitir mi fe todos los días con gestos sinceros, con manos abiertas. Enséñame, Señor, 5. EL PAPEL DEL GRUPO DE CATEQUISTAS a contagiar a otros En casi todas las comunidades es un grupo fácil de el espíritu del Evangelio, a hacer el bien para que venga el Reino. identificar: o Tienen reuniones periódicas de planeación o Acuerdos comunes o Tiempos de esparcimientos, etc. o No es un simple grupo. El grupo, como un ser vivo: nace – crece – madura – entra en crisis.

6. EL CATEQUISTA COMO TRANSMISOR DE LA FE EN LA COMUNIDAD Esto exige del catequista una formación permanente. La fe se transmite a través del testimonio y el ejemplo. Personas sencillas, muchas de ellas en el hogar, el colegio, el barrio, la misión…, a la hora de transmitir la fe y contagiar a los demás la alegría del Evangelio, la herramienta más eficaz es el propio ejemplo. “Con mis obras te mostraré mi fe” (Sant 2, 14-18). – El testimonio de vida, principal recurso pedagógico del catequista. Lo que enseñamos con el ejemplo, no se olvida fácilmente. La pedagogía de Jesús está llena de gestos y actitudes. La forma de vivir del catequista, su manera de ser-para-los-demás, el ejemplo de su entrega y su servicio, son herramientas privilegiadas para la trans-

Enséñame, Señor, a ser un espejo de lo que creo, a mostrar con mis obras la fe que da sentido a mi vida. Que así sea, Señor. Para rumiar el texto y la vida. La importancia del testimonio en la transmisión de la fe a la comunidad. Relee las palabras de la carta de Santiago 2, 14-18. 1. ¿Qué te ha llamado la atención? 2. ¿Puedes relacionar el texto con tu vida personal y de catequista? 3. Tus obras… ¿serían capaces de generar fe y adhesión a Jesús en los demás? 4. ¿Qué obras concretas debes vivir como catequista comprometido en el anuncio y transmisión del Evangelio de Jesús? 5. ¿Qué cambios debes realizar en tu manera de hacer catequesis para incorporar lo que la Palabra de Dios nos señala?


-Con su permiso… Y se arrima el plato. El Negro sólo responde con una amable sonrisa. La señora comienza a comer la sopa. El Negro toma gentilmente el plato y lo pone en el centro de la mesa. Ahora los dos comen y sonríen. La sopa se acaba. El Negro sonriendo se levanta como despidiéndose, pero pronto regresa trayendo un plato doble lleno de papas fritas; lo pone en el centro para los dos. Al acabarse las papas, el Negro se levanta y se despide de Blanca con una afable sonrisa de agradecimiento.

Sucedió en un pequeño restaurante de Suiza. La señora Blanca, ya no tan joven, pide en el mostrador un plato de sopa, y lo pone en una de varias mesas libres, mientras regresa al mostrador por la cuchara, pues se le olvidó pedirla.

También Blanca se levanta para irse. Busca su bolsa que había colgado del respaldo de su silla. La bolsa ya no está. La señora Blanca se pone furiosa, pues piensa: -¿Cómo es posible…? Entonces ese Negro es un verdadero ladrón… está a punto de dar la alarma; abre la boca para gritar: -¡Que agarren al Negro rat… Que llamen a la policía!… de pronto Blanca ve su bolsa colgada del respaldo de una silla correspondiente a otra mesa, y sobre la aquella mesa ve un plato lleno de sopa y sin cuchara.

En aquel instante todo queda aclarado: el Negro no había comido Al volver a la mesa encuentra una sorpresa: un Negro se ha sen- la sopa de Blanca, sino que Blanca había comido la sopa del pobre tado frente al plato de sopa, y se la está comiendo tranquilamente. Negro. Y todo porque la señora Blanca, cansada, desvelada, dis-Mira nada más; -piensa la dama- esto no me lo esperaba: pero traída y mal pensada se había simplemente equivocado de mesa. este Negro tiene un aspecto tranquilo… arreglaré este asunto por la buena… La señora Blanca toma asiento frente al Negro, y son- “No juzguen ustedes a los demás, y Dios no los juzgara a ustedes” riendo le dice: (Mt 7, 1ss; Rom 2, 1ss; Cor 4 1ss).

Un mendigo pedía limosna de puerta en puerta. Se asomó una mujer que lloraba inconsolablemente. ¿Por qué lloras, mujer? –le preguntó el mendigo. –Porque mi esposo todos los días me maltrata; ahora acaba de pegarme. –Mujer, yo sé que tú eres buena, y vas a tomar la medicina que te voy a recetar. -¿Qué medicina? –Ten este pequeño frasco. Cuando tu esposo comience a alterarse, toma un trago de esta agua que es muy milagrosa, y guárdala en tu propia boca hasta que la tormenta se calme. Casi inmediatamente volverá la paz. Por la tarde el esposo comenzó de nuevo a gritar. La mujer se llenó la boca con el agua “milagrosa”, y naturalmente no podía contestar. Viendo lo cual, el esposo muy pronto se calmó. A la semana volvió el mendigo, y preguntó: -¿Cómo va la medicina? –me cuesta trabajo tomarla –dijo la señora- pero es de verdad milagrosa. –No es más que agua de la

llave, pero sus efectos son realmente milagrosos; te dejo otro frasco para tu esposo. “El que controla su boca y su lengua, guarda su propia vida de problemas”. (Pr 21,23; 2 Tes 3, 10-12; 1 Tim 2,1112).

El mismo día de su coronación, noviembre de 1958, Juan XXIII recibió la visita de algunos amigos de la ciudad de Bérgamo (Italia). Le contó una anécdota personal: “Yo tenía siete años de edad. Desde nuestra población se Sotto il Monte, mi padre me llevó un día a una ciudad cercana, donde se celebraba una fiesta de la Acción Católica. En el camino yo me cansé, y mi padre me llevó sentado en sus hombros. Llegamos a la ciudad. Siendo yo pequeño y la multitud muy grande, no alcanzaba a ver nada de la fiesta. ¿Qué hice? Halé del saco a mi padre, y él me sentó de nuevo en sus hombros. Yo estaba feliz, pues desde aquella altura podía ver todo lo que yo quería. Han pasado ya setenta años desde aquel día, y no puedo olvidar semejan-

tes rasgos de mi padre. Es más, aprendí a hacer lo mismo con mi Padre Celestial: cuando estoy cansado, o cuando no veo claro un problema, suplico a mi Padre Celestial que me levante y cargue conmigo”. “Los he llevado a ustedes sobre alas de águila”, dice el Señor (Ex 19,4; Mt 6,9; 23,9)


Por: Mónica Muñoz El 7 de junio a las 7 de la tarde, con mucha alegría y participación por parte de fieles, seminaristas, religiosas y sacerdotes, con representación de los 10 decanatos del territorio episcopal, se comenzó el año de preparación al 40° aniversario de la Diócesis de Celaya en la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, patrono de la Diócesis. A las 6 de la tarde todos los convocados se dieron cita en la Alameda, para partir desde el Santuario de Guadalupe hasta la Catedral, tomando las calles Madero, Álvaro Obregón y andador Góngora, para desembocar en la Calzada Independencia, donde se celebró la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo Benjamín Castillo. Durante la homilía, el Sr. Obispo hizo énfasis en la vivencia de la fe, siendo cristianos de verdad, no sólo de nombre, haciendo patente con la manera de vivir la fe que se profesa; también exhortó a rescatar la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, el patrono

de la Diócesis de Celaya. Además, invitó a Dn. Florencio Olvera Ochoa, Obispo emérito de Cuernavaca, a ofrecer una palabras a la asamblea, lo que fue una breve catequesis enfocada al sentido de la celebración por los cuarenta años de vida de la Diócesis, haciendo repetir a los presentes algunas frases “de su invención”, según comentó, hablando del VICAMM: Vida, Integridad, Congruencia, Alegría, Misión, sin olvidar la misión ad gentes, en unión a María. Al concluir la Eucaristía, El Pastor diocesano dio la bendición apostólica, concediendo la indulgencia plenaria a los que iban debidamente preparados para ganarla. Finalmente, el Pbro. Daniel Huerta Ibañez, vicario general y párroco de Catedral, a nombre del Señor Obispo agradeció a participación y apoyo de todos los presentes, agregando que las actividades programadas para este año se irán dando a conocer en su momento. El año de acción de gracias ha dado inicio el 7 de junio y concluirá el 27 de junio de 2014, también en la festividad del Sagrado Corazón.


El siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida aceptó con alegría su vocación sacerdotal en plena juventud dejando de lado la vida social y todas las comodidades y bienestar económico que su familia podía ofrecerle. Escogió el camino del sacerdocio con todas las austeridades y privaciones que conlleva. Sabía bien que su vida sería compartir su tiempo con los pobres, predicar y pasar el resto de su existencia cumpliendo con su misión y poniéndose en las manos de Dios para que Él lo utilizara como un fiel instrumento en la salvación de las almas. Su hermano mayor se opuso abiertamente a su decisión de ser sacerdote, sin embargo el Siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida luchó con mucha fortaleza por mantenerse en el camino de su vocación. En 1862 le escribió a su hermano: “¡Qué felicidad tan grande es Ser ministro de Jesucristo y Ofrecer su Cuerpo y preciosa Sangre… En cualquier estado hay felicidad Si se tiene vocación para él y Dios da su gracia”. (*) El día de su ordenación sacerdotal, unos momentos antes de ser consagrado, en una oración resume sus sentimientos: “Te pido que me perdones Todos los pecados de mi vida pasada, Que me des dolor de ellos y gracia para enmendarlos, Que me des a conocer el gran misterio Que hoy se obrará en mí y las disposiciones necesarias Para recibir todas las gracias necesarias Para el desempeño del santo ministerio… Que yo sea un buen sacerdote, Que limite y estudie a mi Jesús”… “Que yo sea un sacerdote o que muera, Es mi principal petición al cielo, Y confiando en ella, En este momento me acerco al altar”. (*) Siempre vivió el gozo pascual de ser sacerdote y la gracia especial que Dios da a sus ministros para cumplir sus deberes. Siendo párroco de Jacona y con diez años de experiencia. Medita sobre la santidad del sacerdote y sobre la importancia de imitar a Cristo, escribe: … Es indispensable la santidad en el Sacerdote. ¿Cómo puede concebirse un ministro pecador. En la casa de Dios tres veces Santo? ¿Cómo puede ser que un pecador custodie Los tesoros de la divina gracia? ¿Cómo puede un pecador enseñar la santidad? ¡Es imposible, es un absurdo! Será sacerdote de nombre y real emisario de Satanás. La santidad del sacerdote debe estar basada En la imitación de Jesucristo: Ese es el modelo que hemos de estudiar e imitar En todas las ocasiones y circunstancias. Debemos tenerlo continuamente delante de los ojos. Del cuerpo y del alma”. (*) Durante su vida sacerdotal siempre fue misericordioso y compasivo visitante a los enfermos en la cárcel durante el tiempo de la revolución, y ni el cansancio ni el hambre impidieron que fuese a celebrar la Santa Misa a poblados lejanos. Un rasgo de su perfección sacerdotal lo encontramos en los últimos días de su vida cuando a pesar de las calumnias de las que había sido objeto, perdonó a sus enemigos y encomendó su alma al Padre Celestial, dejando constancia de lo que había enseñado con la palabra y con el ejemplo durante su vida.

Rasgos de su vida José Antonio Plancarte y Labastida nació en México, DF el 23 de diciembre de 1840. A la edad de 19 años, el joven Antonio escuchó el llamado de Dios, decidió seguir su vocación y se ordenó sacerdote el 11 de junio de 1865 en Tívoli, Italia. Con la bendición del Papa Pío IX regresó a México y muy pronto fue nombrado párroco de Jacona, Michoacán donde permaneció hasta 1882. Durante este tiempo: .Elevó la vida espiritual de sus feligreses a quienes acercó a los sacramentos. .Remodeló el Santuario de nuestra Señora de la Esperanza. .Fundó el primer Colegio Guadalupano Plancartino para niñas, que marcó el inicio de su gran obra educativa. . Envió varios grupos de jóvenes a estudiar a Roma, de los cuales la mayor parte siguió la carrera eclesiástica e incluso algunos llegaron a ser Obispos. . En 1978 fundó la Congregación de Religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, para que continuaran con la educación cristiana de la niñez y juventud. Fue nombrado Abad de la Basílica de Guadalupe en 1895 y fue el principal promotor de la coronación pontifica de nuestra Señora de Guadalupe el 12 de octubre del mismo año. Su última obra fue la construcción del Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, consagrado el 5 de febrero de 1897. Es considerado como fundador y promotor de la Expiación Nacional con la Adoración Nocturna Mexicana, El 26 de abril de 1898, a los 57 años de edad, el siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida fue llamado a la Casa del Padre Celestial dejándonos su gran legado como hombre de Dios, de Iglesia y de servicio para sus hermanos los hombres.


Mejía Moctezuma, a quien también recordaron los fieles por ser día de su santo. Mons. Pedro, de 92 años de edad, tuvo una vida sacerdotal muy activa; entre otros, fue párroco de la Virgen de los Pobres, templo que él construyó. Ahora ya está retirado, pero continúa asistiendo en Santo Cristo, donde los fieles lo reciben con mucho cariño.

El pasado 30 de mayo, jueves de Corpus Christi, en la rectoría de Santo Cristo en Celaya, se llevó a cabo una solemne y especial ceremonia: la acción de gracias por 67 años de vida sacerdotal de Mons. Pedro Gómez Pérez, anterior rector de este templo. La Eucaristía fue presidida por el actual rector, Pbro. Juan Manuel

50 años de ministerio sacerdotal fueron los que cumplió el Pbro. José Luis Elías Linares el 8 de junio y para celebrarlo, se llevó a cabo una Eucaristía en la parroquia de San Luis Rey, en San Luis de la Paz, Gto., presidida por el Pbro. Daniel Huerta Ibáñez, vicario general de la Diócesis de Celaya. Estuvieron acompañando al Padre José Luis el Sr. Cura Raúl Ramírez y varios sacerdotes invitados. Al concluir la celebración, al momento de tomarse la foto del recuerdo, llegó el Sr. Obispo Benjamín Castillo Plascencia para felicitarlo. Después, al homenajeado le fue ofrecida una comida en la que se proyectó un video conmemorativo acerca de su vida. Estuvieron con él sus hermanos Juan Manuel, quien también es sacerdote, Pedro Nivardo, María Isabel y María del Rosario, extrañando la presencia de Mariano, quien no pudo asistir por cuestiones de trabajo y muchos fieles que con gran cariño y admiración dieron gracias a Dios por su aniversario. ¡Muchas felicidades Padre José Luis!


Qué hacer cuando suceden incidentes en la sagrada Eucaristía “En el santísimo sacramento de la Eucaristía están “contenidos verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero” (C. de Trento: DS 1651) “Esta presencia se denomina “real” no a título exclusivo, como si las otras presencias no fueran “reales”, sino por excelencia, porque es substancial, y por ella Cristo, Dios y hombre, se hace totalmente presente” (MF 39) (Catecismo nº 1374) Por esta razón, es indispensable ser sumamente cuidadosos durante la Eucaristía en el manejo de las especies sagradas. El sacerdote, ministro ordinario, es quien por lo regular da la comunión a sus fieles, pero puede suceder que toque hacerlo al obispo, al diácono o a algún ministro extraordinario. Y seguramente, a muchos nos ha tocado observar que de la mano del ministro a la boca del comulgante, se cae alguna sagrada Hostia, ¿qué hacer en estas circunstancias? Accidentes relacionados con el Santísimo sacramento: El tipo de accidente que más frecuentemente ocurre es cuando partículas de la Hostia sagrada o parte de la Sangre de Cristo caen sobre el piso o sobre otro objeto. Si eso sucede con una hostia, debe ser recogida por el ministro y entregarla al sacerdote o consumirla inmediatamente, no volver a ponerla en el copón. Si se sospecha que pudieran esparcirse partículas de la sagrada Hostia, deberá purificarse el lugar con agua limpia. Si por alguna razón no se puede consumir (por ejemplo, si ya ha estado en la boca de alguien que no puede consumirla o está demasiado sucia), en la sacristía, se puede poner en un cáliz con agua hasta que se disuelva completamente y luego derramarla en un planta o un jardín o en la sacrarium (un fregadero especial). Sin embargo, consulte un sacerdote o diácono si necesario. La mayor dificultad se presenta cuando parte de la Sangre de Cristo rocía en el piso. El ministro extraordinario debe asegurarse de que nadie pise en la mancha, use un purificador para que vaya absorbiendo el área y agua limpia; delegue a una persona para que la vigile. Luego se debe traer agua para lavar la mancha. Es importante aclarar que la Sangre de Cristo deja de ser Eucaristía cuando se diluye con agua hasta el punto de perder su apariencia de sangre. Sin embargo, el agua resultante, debe ser tratada con respeto y posteriormente derramada sobre una planta o un jardín o en la sacrarium. Si parte de la Sangre es derramada en la ropa, pertenencias de alguna persona o el mantel del altar, debe ser tratada de la misma manera, con el debido respeto hacia la Eucaristía, presencia de nuestra Señor (Cfr Institución General del Misal Romano, n. 280). ¿Qué hacer con los purificadores cuando están empapados con la Sangre de Cristo después de, por ejemplo, haber impartido la Comunión bajo las dos especies?

Esos purificadores se deben poner en remojo durante un tiempo y verter

posteriormente el agua en el sacrarium, en una planta o en un jardín. No es respetuoso verter esa agua en un lavabo común, que va a los desagües generales de la red de saneamiento. Después se pondrán los corporales a secar, hasta que se laven de la manera habitual. El mismo procedimiento se debe seguir si cae la Preciosa Sangre en un corporal o en un ornamento o ropa. ¿Qué hacer si, durante la comunión, se acaban las sagradas formas y no quedan más en el Sagrario? En ningún caso puede el sacerdote consagrar más formas. Puede partir las Hostias en pequeños fragmentos. Esta acción es más decorosa hacerla en el Altar, no mientras reparte la Comunión, y solo puede ser ayudado en esta tarea por otro sacerdote. Si las Sagradas Formas no pueden partirse más y quedan fieles sin recibir la Comunión el sacerdote podría ofrecerse a celebrar otra Misa para las personas que no han podido comulgar, si es posible. Es muy conveniente prever con cuidado y revisar el número de formas del Sagrario para evitar en lo posible esas situaciones. Nota: El sacrarium es un depósito con desagüe directo a la tierra, donde se echa el agua que se ha sobrado de una función sagrada, como el lavado de los objetos sagrados y suele estar en la sacristía. A veces también se le llama “piscina”. Estemos atentos y seamos reverentes durante la sagrada Comunión, recordando las palabras de nuestro Señor Jesucristo: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo le resucitaré en el último día” . (Jn 6,54)

Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Jn 6, 55-56


ustedes reciben de nuevo en su comunión, será también acogido por Dios. Es decir, la reconciliación con Dios pasa inseparable-mente por la reconciliación con la Iglesia.

El otro día, hablando de la confesión alguien me dijo: «¿Cómo se le ocurre que yo me voy a confesar con un pecador como yo? Yo me confieso con Dios y punto. Entro en mi habitación, oro con fervor y Dios me perdona». Le contesté que el asunto no es tan simple. Muchas veces acomodamos la religión a nuestra manera, y así pasa también con la confesión. La confesión no es solamente «pecar, orar y listo». Hay que buscar a un sacerdote. Hacer un gran acto de humildad. Decirle sus pecados. Y luego recibir una corrección fraterna y la absolución del sacerdote de la Iglesia. Eso no lo han inventado los curas. Hay claras indicaciones en la Biblia acerca de la confesión delante de un ministro de la Iglesia. Queridos hermanos católicos, en esta carta quiero explicarles primero lo que nos enseña la Biblia acerca del perdón de los pecados, y luego voy a contestar algunas dudas acerca de la confesión que algunos hermanos de otra religión nos plantean. Muchos católicos, sin mayor formación religiosa, fácilmente se dejan influenciar por estas inquietudes y sin darse cuenta se les van los grandes tesoros que Jesús confió a su Iglesia. Con esta carta no quiero ofender a nadie, pero lo que me mueve a escribir estas líneas es el amor por la verdad. Ya que solamente «la verdad nos hará libres» (Jn. 8, 32). ¿Qué nos enseña la Biblia acerca del perdón de los pecados? 1. Jesús perdona los pecados. En el Antiguo Testamento el perdón de los pecados era un derecho solamente de Dios. Ningún profeta y ningún sacerdote del Antiguo Testamento pronunció absolución de pecados. Sólo Dios perdonaba el peca-do. En el Nuevo Testamento, por primera vez, aparece alguien, al lado de Dios Padre, que perdona los pecados: Jesús. El Hijo de Dios dijo de sí mismo: «El Hijo del Hombre tiene poder de perdonar los pecados en la tierra» (Mc. 2, 10). Y en verdad Jesús ejerció su poder divino: «Cuando Jesús vio la fe de aquella gente, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados» (Mc. 2, 5). Frente a una mujer pecadora Jesús dijo: «Sus pecados, sus numerosos peca-dos le quedan perdonados, por el mucho amor que mostró» (Lc. 7, 47). Y en la cruz Jesús se dirigió a un criminal arrepentido: «En verdad te digo que hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso» (Lc. 23, 43). 2. Jesús comunicó el poder de perdonar pecados a sus apóstoles. Jesús quiso que todos sus discípulos, tanto en su oración como en su vida y en sus obras, fueran signo e instrumento de perdón. Y pidió a sus discípulos que siempre se perdonaran las ofensas unos a otros (Mt. 18, 15-17). Sin embargo, Jesús confió el ejercicio del poder de absolución solamente a sus apóstoles. Jesús quería que la reconciliación con Dios pasara por el camino de la reconciliación con la Iglesia. Lo expresó particularmente en las palabras solemnes a Simón Pedro: «A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos» (Mat. 16, 19). Esta misma autoridad de «atar» y «desatar» la recibieron después todos los apóstoles (Mt. 18, 18). Las palabras «atar» y «desatar» significan: Aquel a quien excluyen ustedes de su comunión, será excluido de la comunión con Dios. Aquel a quien

El mismo día de la Resurrección, Jesucristo se apareció a los apóstoles, sopló sobre sus cabezas y les dijo: «Reciban el Espíritu Santo. A quienes perdonen los pe-cados, les quedarán perdonados y a quienes se los retengan, les quedarán retenidos» (Jn. 20, 2223). Y en la Iglesia primitiva ya existía el ministerio de la reconciliación como dice el apóstol Pablo: «Todo eso es la obra de Dios, que nos reconcilió con El en Cristo, y que a mí me encargó la obra de la reconciliación» (2 Cor. 5, 18). 3. Los apóstoles comunicaron el poder divino de perdonar pecados a sus sucesores. Las palabras de Jesucristo sobre el perdón de los pecados no fueron sólo para los Doce apóstoles, sino para pasarlas a todos sus sucesores. Los apóstoles las comunicaron con la imposición de manos. Escribe el apóstol Pablo a su amigo Timoteo: «Te recomiendo que avives el fuego de Dios que está en ti por la imposición de mis manos» (2 Tim. 1, 6). Como conclusión podemos decir: Cristo confió a sus apóstoles el ministerio de la reconciliación (Jn. 20, 23; 2 Cor. 5, 18). Los obispos, o sucesores de los apóstoles, y los presbíteros, colaboradores de los obispos, continúan ahora ejerciendo este ministerio. Ellos tienen el poder de perdonar los pecados «en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo». Dudas que plantean otras iglesias acerca de la confesión 1. ¿En qué se basan los católicos para decir que los sacerdotes pueden perdonar los pecados? La Iglesia Católica lee con atención toda la Biblia y acepta la autoridad divina que Jesús dejó en manos de los Doce apóstoles y sus legítimos sucesores. Esto ya está explicado. El poder divino de perdonar pecados está claramente expresado en lo que hizo y dijo Jesús ante sus apóstoles: El Señor sopló sobre sus cabezas y les dijo: «Reciban el Espíritu Santo. A quienes perdonen los pecados, les quedan perdonados; y a quienes se los retengan les quedan retenidos» (Jn. 20, 22-23). Los apóstoles murieron y, como Cristo quería que ese don llegara a todas las personas de todos los tiempos, les dio ese poder de manera que fuera transmisible, es decir, que ellos pudieran transmitirlo a sus sucesores. Y así los sucesores de los apóstoles, los obispos, lo delegaron a «presbíteros», o sea, a los sacerdotes. Estos tienen hoy el poder que Jesús dio a sus apóstoles: «A quienes perdonen los pecados, les quedan perdonados» y nunca agradeceremos bastante este don de Dios que nos devuelve su gracia y su amistad 2. ¿Para qué decir los pecados a un sacerdote, si Jesús simplemente los perdonaba? Es verdad que Jesús perdonaba los pecados sin escuchar una confesión. Pero el Maestro divino leía claramente en los corazones de la gente, y sabía perfectamente quiénes estaban dispuestos a recibir el perdón y quiénes no. Jesús no necesitaba esta confesión de los pecados. Ahora bien, como el pecado toca a Dios, a la comunidad y a toda la Iglesia de Cristo, por eso Jesús quería que el camino de la reconciliación pasara por la Iglesia que está representada por sus obispos y sacerdotes. Y como los obispos y sacerdotes no leen en los corazones de los pecadores, es lógico que el pecador tiene que manifestar los pecados. No basta una oración a Dios en el silencio de nuestra intimidad. Además el hombre está hecho de tal manera que siente la necesidad de decir sus pecados, de confesar sus culpas, aunque llegado el momento le cuesta. El sacerdote debe tener suficiente conocimiento de

la situación de culpabilidad y de arrepentimiento del pecador. Luego el sacerdote, guiado por el espíritu de Jesús que siempre perdona, juzgará y pronunciará la absolución: «Yo te absuelvo de tus peca-dos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo». La absolución es real-mente un juicio que se pronuncia sobre el pecador arrepentido. Es mucho más que un sentirse liberado de sus pecados. Es decir, a los ojos de Dios: no existen más esos pecados. Está realmente justificado. Y como consecuencia lógica, dada la delicadeza y la grandeza de este misterio del perdón, el sacerdote está obligado a guardar un secreto absoluto de los pecados de sus penitentes. 3. «Pero el sacerdote es pecador como nosotros», dirán algunos. Y les respondo: También los Doce apóstoles eran pecadores y sin embargo Jesús les dio poder para perdonar pecados. El sacerdote es humano y dice todos los días: «Yo pecador» y la Escritura dice: «Si alguien dice que no ha pecado, es un mentiroso» (1Jn. 1, 8). Aquí la única razón que aclara todo es esta: Jesús lo quiso así y punto. Jesús funda-mentó la Iglesia sobre Pedro sabiendo que Pedro era también pecador. Y Jesús dio el poder de perdonar, de consagrar su Cuerpo y de anunciar su Palabra a hombres pecadores, precisamente para que más aparecieran su bondad y su misericordia hacia todos los hombres. Con razón nosotros los sacerdotes reconocemos que llevamos este tesoro en vasos de barro y sentimos el deber de crecer día a día en santidad para ser menos indignos de este ministerio. El sacerdote perdona los pecados por una sola razón: porque recibió de Jesucristo el poder de hacerlo. Además, durante la confesión aprovecha para hacer una corrección fraterna y para alentar al penitente. El confesor no es el dueño, sino el servidor del perdón de Dios. Y otro punto importante es que el sacerdote concede el perdón «en la persona de Cristo»; y cuando dice «Yo te perdono...» no se refiere a la persona del sacerdote sino a la persona de Cristo que actúa en él. Los que se escandalizan y dicen ¿cómo un sacerdote que es un hombre puede perdonar a otro hombre? es que no entienden nada de esto. 4. ¿Qué otras diferencias hay entre católicos y protestantes acerca de la confesión? El protestante comete pecados, ora a Dios, pide perdón, y dice que Dios lo perdona. Pero ¿cómo sabe que, efectivamente, Dios le ha perdonado? Muy difícilmente queda seguro de haber sido perdonado. En cambio el católico, después de una confesión bien hecha, cuando el sacerdote levanta su mano consagrada y le dice: «Yo te absuelvo en el nombre del Padre...», queda con una gran seguridad de haber sido perdonado y con una paz en el alma que no encuentra por ningún otro camino. Por eso decía un no-católico: «Yo envidio a los católicos. Yo cuando peco, pido perdón a Dios, pero no estoy muy seguro de si he sido perdonado o no. En cambio el católico queda tan seguro del perdón que esa paz no la he visto en ninguna otra religión». En verdad, la confesión es el mejor remedio para obtener la paz del alma. El penitente, Confesando sus pecados, se encontrarán con alguien que les habla en nombre de Dios y les hace reflexionar y cambiar su vida. Queridos hermanos, termino esta carta con una gran esperanza de que nosotros los católicos seamos capaces de descubrir de nuevo el gran tesoro de la confesión. Cuántos miles de personas mejoraron su vida sólo con hacer una buena confesión. Un gran psicólogo decía: «Yo no conozco ningún método tan bueno para mejorar una vida como la confesión de los católicos». Espero que este «gran tesoro» que dejó Jesús en su Iglesia, sea también provechoso para el crecimiento de nuestra vida espiritual.


Por: Mónica Muñoz

Llama mucho la atención del público cuando en las noticias se habla sobre alguien que, habiendo encontrado una cantidad enorme de dinero, decide devolverla al afligido propietario, y se hace gran despliegue de medios de comunicación para dar a conocer al héroe que, pudo vencer la tentación de conservar la importante suma y más aún se le quiere premiar por tan loable acción. Aparentemente, todo esto está muy bien, entonces, ¿cuál es el pero? Que este comportamiento no debería causar sorpresa, pues simplemente se trata de un acto de honradez, es decir, aquella persona decidió optar por regresar lo que no era suyo. ¿Es tan difícil entenderlo?, la verdad, si se le hiciera más caso a la conciencia, no representaría ningún esfuerzo, pues salta a la vista que todos los objetos que vamos encontrando a nuestro paso pertenecen a alguien que se ha esforzado para obtenerlos. Nosotros mismos hemos tenido que sacrificarnos para conseguir los bienes materiales que hacen nuestra vida más placentera. A nadie en su sano juicio se le ocurre que puede quedarse con todos los coches estacionados en la calle alegando que, lo que hay en México, es de los mexicanos. ¿Entonces por qué hay gente que actúa de distinta manera cuando se trata de objetos más pequeños, por ejemplo, un celular o una cartera? Sencillamente, se ha perdido la noción de hacer lo recto, de actuar con justicia y transparencia. Conozco padres de familia que han sabido inculcar muy bien este valor en sus hijos, fomentando en ellos el respeto por los bienes ajenos de manera muy simple: “si eso no es tuyo, déjalo en su lugar porque todo tiene dueño”. Cuentan que en el México prehispánico, las casas no tenían ventanas, solamente puertas que siempre estaban abiertas, algo que sorprendió sobremanera a los españoles, pues era una gran muestra de confianza hacia los demás. A nadie se le ocurriría entrar a robar, eso se dio mucho tiempo después, tanto que hasta hace unos veinte años, la gente de los pueblos mantenía sus puertas abiertas, dejando ver el interior de sus casas, ¿alguien recuerda esto? Además, dejar de ser honrados implica robar, pero también se refiere a cometer fraudes, estafar, engañar, mentir, cometer actos de corrupción, actuar con malas intenciones.

Porque deja de ser honrado el que no cumple con sus deberes y en tiempo de trabajo, se dedica a revisar su correo electrónico o su perfil en redes sociales, a chatear o hablar por teléfono. O el que tiene una tienda y da kilos de novecientos gramos. O aquel que da gato por liebre, prometiendo cualidades en algún producto maravilla mediante publicidad engañosa, o el que se lleva a su casa la papelería de la oficina, o ese otro que se “cobra a lo chino”, o alguien más que se cuela en la fila o se vale de palancas para realizar un trámite, o bien da una mordida para evitarse molestias, o uno más que en la escuela copia, saca un acordeón o falsifica la firma de sus padres, en fin, ejemplos sobran en nuestras mentes y realidades. ¿Cómo podemos remediar este mal que aqueja a nuestro país? Es necesario recordar constantemente que todo en la vida cuesta dinero, tiempo y esfuerzo. Ejercitar este valor requiere someter la voluntad a lo que dicta la conciencia, que siempre será nuestro mejor juez, de nada sirve engañarnos a nosotros mismos, esa voz interior se encargará de incomodarnos, reprochando inoportunamente nuestro mal comportamiento. En lo personal, a mí me ayuda mucho meditar dos citas bíblicas, una es de San Pablo a los Tesalonicenses (3, 7-12), la cual me recuerda mi deber en esta vida: “El que no quiera trabajar, que no coma”. Y la otra, del Evangelio de San Mateo, me anima a perseverar "¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor." (Mt, 28, 21) Y para recuperar la esperanza en la humanidad, les platico que me acaba de ocurrir algo que me dejó un gran sabor de boca: el sábado tuve que viajar a la Ciudad de México. Como todos los que vivimos en el interior de la República Mexicana, llegué sin tener mucha idea de dónde estaría el lugar que buscaba. Abordé un taxi para que me llevara a mi destino, pensando en unos ahorrar pasos, pues imaginé que estaba bastante lejos del sitio al que me dirigía. Cuando le dije al conductor de la unidad la dirección, volteó para mirarme abiertamente y me dijo: “Si quiere, puedo llevarla, hay que dar toda la vuelta, pero si se baja, camina a la otra calle y dobla a la derecha en el primer semáforo, encontrará el lugar que busca”. Lo miré con sorpresa y sólo pude decirle, “muchas gracias, ¡qué honrado!”

No todo está perdido, ¿verdad?


Por: Ricardo Olvera Los pasados días 31 de mayo, 1 y 2 de junio, la Pastoral Juvenil de la Provincia Eclesiástica del Bajío, llevó a cabo el II Congreso Juvenil Provincial, teniendo como tema general “La Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe” , bajo el lema: “Lo que hemos visto y oído, eso les anunciamos”. Contando con la presencia de líderes de la Pastoral Juvenil de las Diócesis de Querétaro, Irapuato y Celaya, siendo esta última la sede de dicho congreso fuimos acogidos con mucho entusiasmo por el Decanato de Dolores Hidalgo, anfitrión del evento realizado en el Auditorio Mariano Abasolo, quienes en conjunto con miembros del consejo diocesano y el asesor diocesano de la Pastoral Juvenil el Pbro. Vidal Rodríguez Turrubiate prepararon lo necesario para ser sede de dicho evento. El primer día contamos con la presencia de nuestro obispo Mons. Benjamín Castillo Plascencia, quien dio la bienvenida a los asistentes del congreso, asimismo, estuvo presente el Lic. Carlos Rodríguez, en representación del Gobernador del Estado de Guanajuato, quienes después de disfrutar de algunos números musicales dieron paso a la inauguración de la Expo-Fe, en la que las tres Diócesis participantes presentaron signos emblemáticos de cómo se anuncia, se vive y se celebra la fe en sus sedes.

El segundo día de trabajo dio inicio con la celebración eucarística, presidida por el Pbro. José de la Luz López Pérez asesor de la Diócesis de Irapuato para dar paso a la primera conferencia del Congreso: “La Evangelización y la Fe en nuestro días”, impartida de manera muy dinámica por el Pbro. José Luis Trejo Olvera de la Diócesis de Querétaro. Poco antes de dar inicio la segunda conferencia tuvo una intervención vía telefónica, Mons. Héctor Luis Morales, Asesor Nacional de Pastoral Juvenil, quien dirigió un mensaje a todos los asistentes del congreso, animándonos a seguir activamente y comprometidos en el trabajo de la Pastoral Juvenil, dejándonos un gran reto para nuestra vida, pidiéndonos “actuar como jóvenes pero vivir como santos.”

El tercer día se vivió la última sesión del congreso teniendo la participación del Pbro. José de la Luz López Pérez de la Diócesis de Irapuato quien nos habló acerca de Civilización del Amor, qué es y un poco de historia para dar paso a un segundo tema acerca del Proyecto de Revitalización, cómo y por qué surge y lo que se ha trabajo en Latinoamérica, en el país y la Provincia. Finalmente se nos compartió la estructura del CAPYM (Civilización del Amor, Proyecto y Misión).Cada conferencia estuvo acompañada de trabajo en equipos para complementar lo expuesto, cantos y dinámicas que hicieron que los jóvenes compartieran la alegría, entusiasmo y experiencias que caracteriza a cada Diócesis.

La segunda conferencia estuvo a cargo del Pbro. Raúl Díaz de la Diócesis de Chilpancingo, quien compartió el tema “La Nueva Evangelización para la transmisión de la Fe en los jóvenes y adolescentes”. Concluyó el segundo día con una hora santa en compañía de Jesús Sacramentado poniendo en sus manos los trabajos realizados y los nuevos retos de la Pastoral Juvenil.

Culminó el congreso con la celebración eucarística presidida por Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro. Todo lo vivido ha dejado en los jóvenes un gran aprendizaje y a la vez un compromiso de dar a conocer esta experiencia con los jóvenes de su Diócesis y así poder hacer vida “lo que hemos visto y oído, eso les anunciamos”.


Por tal razón, también les ayudamos a realizar una lectura orante de la Biblia. Cada uno de los participantes recibió un cuadernillo de trabajo, que les ayudó como guía en sus momentos de meditación. Brindarles las herramientas para aprender a comunicarse con Dios por medio de la oración fue el desafío principal, por tal razón uno de los temas giró entorno a las distintas formas de oración que podemos con fe elevar a Dios. El proceso de acompañamiento vocacional que ofrecemos en el Seminario tiene como meta el poner al joven delante de Cristo para que en oración escuche y responda al llamado que Dios personalmente le hace. Para lograr tal fin hemos llevado a cabo los días 25 y 26 de mayo un retiro vocacional en las instalaciones de nuestro Seminario. La primera actividad fue convivir e integrarnos a través del deporte, luego de bañarnos, concientizamos a los jóvenes de las actitudes que hay que cultivar en un ambiente de retiro para conocer en el silencio, interior y exterior, la voluntad de Dios. Para entrar en comunión con Dios, después de cada tema, que tenía una duración de media hora, tenían el mismo tiempo para meditar la Palabra de Dios.

Fue así como ayudamos a los jóvenes aspirantes a formar parte del Seminario a discernir mejor el llamado de Dios. Bendito Dios, la mayoría de ellos están esperando a que llegue el mes de julio para participar en el Preseminario, el cual, se llevará a cavo del 12 al 22. A todos los jóvenes que tengan el deseo de consagrar su vida a Dios como sacerdotes les invitamos a participar del Preseminario, sobre todo, a los que han concluido sus estudios de secundaria o preparatoria. Si alguien quiere tomar parte y no tiene terminada la secundaria o la preparatoria, o ya está estudiando en la universidad, les pedimos de favor, que se comuniquen con nosotros al 461 61 1 52 44, ext. 102 para presentar el programa de acompañamiento vocacional.


Los que formamos parte del Equipo Diocesano de Pastoral Vocacional en nuestra Diócesis, el pasado 26 de mayo, realizamos el Primer Encuentro Juvenil Vocacional en unas de las comunidades de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, en Dolores Hidalgo, Gto. Al encuentro asistieron en promedio 130 jóvenes originarios de El Llano, El Álamo, San José, El Carmen, La Palma, Soriano, entre otras.

de los jóvenes quienes lograron aclarar sus dudas.

Al lugar del encuentro, antes de las nueve de la mañana, llegó un grupo de religiosas, seminaristas y sacerdotes para orientar y acompañar con temas y dinámicas a los asistentes. Luego de la inscripción, dimos paso a juegos de presentación y el primer tema que compartimos tenía como objetivo el que cada joven valorara el hermoso regalo de la vida y se forjara un proyecto personal.

Alrededor de las tres de la tarde se compartió el tema de la vida consagrada y el sacerdocio ministerial, el tema fue muy vivencial, ya que, tres religiosas y el seminarista Andrés Soria compartieron su historia vocacional.

En punto de las once celebramos la Santa Misa y la mayoría de los jóvenes aprovechó para reconciliarse con Dios a través del sacramento de la Penitencia. Una vez que nos alimentamos del Cuerpo y la Sangre de Cristo, al terminar la Eucaristía, alimentamos nuestro cuerpo un poco. Los gritos de alegría de los jóvenes se dejaron escuchar cuando después del aperitivo pasamos a las dinámicas, al terminar se premió a los ganadores y luego todos pasamos a la capilla para reflexionar en torno al noviazgo y al matrimonio motivados por el testimonio de una pareja de novios y un matrimonio. El tema fue de gran interés, pero sobre todo iluminó mucho la realidad

El ánimo aumentó con el rally, un primer reto fue que cada equipo creara una porra, luego, durante más de una hora, fueron superando en equipo todos los desafíos que se les presentaron en cada reto. Aunque cada equipo dio su mejor esfuerzo, al final sólo uno resultó ganador.

Terminamos con la comida, fue un verdadero banquete, agradecemos a las familias que compartieron con nosotros el fruto de su trabajo y las bendiciones recibidas de Dios. Con la bendición de Dios despedimos a los jóvenes alrededor de las cuatro y media de la tarde. Bendito Dios que nos ha dado la oportunidad de tener esta primera experiencia con los grupos juveniles de nuestra Diócesis, que Él mismo nos siga bendiciendo con su Santo Espíritu para llevar a más grupos juveniles esta experiencia, que tiene como principal objetivo concientizar a los jóvenes de lo importante que es forjarse un proyecto de vida y abrazar con amor la misión personal que Dios confía a cada uno de sus hijos.

Ordenado el primer sacerdote ecuménico mexicano

Con mucha alegría por parte de toda la familia ecuménica, el 8 de junio en el templo de El Carmen de Celaya fue ordenado Moisés Sotelo Castañón, primer sacerdote ecuménico mexicano, originario de Guadalajara, Jal., pero radicado en Celaya, donde se encuentra ubicada la casa de formación a cargo del Pbro. Massimiliano Claro Ventura. Para tan grande acontecimiento, estuvo presente el padre superior de los Misioneros Ecuménicos, RP Giovanni Salvi. Acompañando al neo sacerdote estuvo también su familia: su padre, el Sr. Sr. José Ignacio Sotelo de la Torre, desde el cielo la Sra. María Irma Castañón Espitia q.e.p.d. y sus hermanos José Guadalupe, Julián, y Esmeralda. Además las religiosas Misioneras ecuménicas, sus compañeros seminaristas y sacerdotes de la Diócesis de Celaya. También se hicieron presentes numerosos miembros del movimiento Mikhael, quienes Religiosas, seminaristas y sacerdotes de la familia Misionera Ecu- participaron con grande gozo de la ordenación sacerdotal, conferida por el Sr. Obispo ménica con el nuevo presbítero y el Sr. Obispo Benjamín Castillo. Benjamín Castillo Plascencia.


Por: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net

British Museum. Y a nadie se le ocurre pensar que el valor de esos museos es enormemente importante en la economía. Su valor es fundamentalmente cultural. Lo cual a veces, en una mentalidad burguesa, se identifica automáticamente con valor económico. Pero eso no está producido por la realidad en sí, sino por la pobre mentalidad de quien confunde arte y dinero, porque cree que en este mundo todo se puede comprar.

¿Qué sucedería si mañana en todos los periódicos anunciaran en primera página que el gobierno mexicano coloca a subasta las Pirámides de Teotihuacán o que el gobierno inglés vende el Big Ben o el americano la Estatua de la Libertad o el francés la Torre Eiffel? Muchos mexicanos, ingleses, americanos o franceses acogerían la noticia como la más grande de las tomaduras de pelo de los últimos tiempos. ¿Es posible vender un símbolo nacional, algo que representa un poco de aquella tierra, de aquel país? No, a ningún presidente cuerdo se le ocurriría hacer semejante barbaridad. Y sin embargo, muchos preguntan: ¿por qué la Iglesia no vende sus “tesoros” artísticos para dar de comer a los pobres? ¿Por qué no vacía las elegantes salas del Vaticano o de los obispados de todas las hermosas estatuas, cuadros y esculturas? Tratar sobre los "tesoros vaticanos", usando un poco de sentido común, lo único razonable es decir que no existen. Es verdad que algunas personas, engañadas por publicidades falsas, malintencionadas o simplemente deseosas de aprovechar el tirón del "morbo" pueden haber llegado a pensar cosas tan disparatadas como que el Vaticano es una de las grandes potencias económicas del mundo. Pero eso es en el fondo porque se han creído lo que han oído sin una mínima reflexión. El Vaticano es un pequeño territorio de unas pocas hectáreas, es decir, menos que lo que posee cualquier pequeño agricultor. Sus "posesiones" son una Iglesia, unos edificios de oficinas y unos jardines del siglo XVI, un museo y la residencia del Santo Padre. Aparte de esto posee algunos pequeños territorios en la ciudad de Roma y una zona de decanso en Castelgandolfo. Cualquiera puede entender que el valor de esto en la economía mundial de los grandes Estados como Estados Unidos o Japón o Rusia o Europa, es bastante ridículo. Pero incluso si se compara con una sola empresa un poco grande, los "tesoros del Vaticano" dejan de serlo. El valor de lo que se podría llamar "tesoro Vaticano" es el que poseen las obras de arte de su museo, que ciertamente, gracias a que los Papas han sido siempre hombres de una gran cultura y un exquisito gusto, es uno de los mejores del mundo. Pero en lo económico su valor es parecido al que pueda tener el Louvre, el Prado, el Ermitage o el

Por lo que respecta a los objetos del culto hay que acordarse un poco de lo que significa amar. El amor de los enamorados les lleva a regalarse objetos preciosos, y está por ver el primer enamorado que le regala a su novia unos pendientes de hojalata. En la Iglesia Católica procuramos hacer lo mismo con Dios Nuestro Señor. Los objetos de culto son lo más bonito que podemos. Eso no significa que eso sea dinero que podría haber ido a los pobres. Cuando se consigue abrir el corazón de la gente al Señor el dinero sale de su bolsillo para los pobres y para Dios. Y cuando no se consigue abrir el corazón de la gente a Dios el dinero no sale hacia los pobres, sino que se queda en la cuenta corriente de los potentados. Si no se hubiese empleado en Dios no habría llegado a ningún otro sitio. En cuanto a los dineros del Vaticano hay que decir que tampoco es mucho y que cualquier pequeño banco de provincias mueve mucho más dinero que el Vaticano. Además, una gran parte de ese poco dinero que se mueve se dedica a obras benéficas, a través, en Roma, del convento de las hermanas de la Madre Teresa de Calcuta que hay en el Vaticano y, en todo el mundo, del Pontificio Consejo Cor Unum, que preside la Caritas Internacional. Por último conviene subrayar que en las congregaciones vaticanas (algo así como los ministerios de la Iglesia) hay pocos empleados y no se parecen en nada a los grandes ministerios de las naciones. Por ejemplo en el Pontificio Consejo para la Familia trabajan, contando desde el Cardenal hasta el Conserje, 14 personas. Es decir, que los presupuestos no dan en el Vaticano para grandes derroches financieros.

Vaticano" o, mejor aún, "tesoros de la Iglesia", nos estamos refiriendo sobre todo y principalmente a los tesoros de la GRACIA divina. Es decir: - al tesoro incomparable e invaluable de los sacramentos, el ser depositaria del Cuerpo Santísimo de nuestro Señor Jesucristo, de su Sangre preciosa, de su Palabra divina, de los tesoros de la Redención; - al tesoro de ser -por voluntad de nuestro Señor- la administradora de los méritos infinitos de su Redención para la salvación de todo el género humano. Aquí tiene su fundamento teológico y se explica el tema tan controvertido por la Reforma protestante de las "Indulgencias"; - al tesoro de la santidad de todos los hijos de la Iglesia, sobre todo de aquellos que más han sobresalido por el heroísmo de sus virtudes: los mártires, las vírgenes, los confesores, los santos de todos los tiempos, de cualquier cultura, raza, sexo o condición social; - al tesoro de la FE de todos los cristianos - al tesoro de la CARIDAD de la Iglesia: la cantidad de obras de caridad que dirigen muchísimos de sus hijos en todos los países del mundo, sin ningún sueldo, sólo por amor a Cristo y a sus semejantes: hospitales, ancianatos, orfanatorios, clínicas para enfermos de cáncer, SIDA y de todos los males; casas para niñas abandonadas, mujeres violadas, casas de asistencia a los drogadictos, leprosos, pobres, emigrantes; escuelas para todas las clases sociales, atención a los desamparados, a la niñez, a la familia, misiones, obras de solidaridad, etc., etc., etc. ¡En cualquier parte del mundo donde hay pobreza y sufrimiento de cualquier tipo, allí está presente la Iglesia para ayudar, apoyar, consolar! Podemos ver, por ejemplo, un pasaje de la historia de San Lorenzo, diácono y mártir del siglo III: El año 257 d.C. se desató otra persecución contra la Iglesia naciente, instigada por el ministro de finanzas del imperio romano y actuada por el emperador Valentiniano: se acusó a la Iglesia de acumular "secretos tesoros" -¡vea que la acusación no es nueva!- y se llamó a juicio al diácono Lorenzo para que entregara esos tesoros. San Lorenzo, entonces, reúne a todos los ciegos, cojos, enfermos y pobres de la ciudad de Roma y se los presenta al emperador, diciendo: "Aquí están nuestros tesoros eternos, que jamás desaparecerán y que siempre nos darán inmensos frutos y ganancias, esparcidos por el mundo entero". ¡¡ÉSTOS SON LOS VERDADEROS "TESOROS DEL VATICANO Y DE LA IGLESIA"!!

En consecuencia, el análisis de los "tesoros vaticanos" no nos lleva a escandalizarnos, sino a pensar que debemos ayudar más al Santo Padre en lo económico, especialmente a través de la colecta del óbolo de San Pedro, que se celebra en la Iglesia Universal el día 29 de Junio. Cuanto más dinero le llegue mayor bien podrá hacer a los necesitados de todo el mundo.

Detrás de una Pietà de Miguel Ángel, de una Anunciación de Fra Angelico o de una catedral de Burgos hay algo más que el interés cultural. En cada uno de estas obras, yace la fe de un hombre, de un pueblo que quiso rendir culto, alabar de una manera palpable a Dios. Delante de ellas cuántos hombres han rezado, cuántos han incli- nado su cabeza, cuántos han levantado sus corazo- nes a Dios.

Los tesoros de la Iglesia pertenecen a toda la Iglesia, la de hoy, la de ayer, la de siempre. Cada uno de los cuadros, estatuas, edificios, no son únicamente un conjunto de colores o piedras, colocados en modo más o menos artísticos. Cada uno de ellos encarna de alguna manera una persona, un ideal, una época de la vida de la Iglesia.

No, la Iglesia de ahora no tiene derecho a vender la fe, expresada plástica- mente, de sus antepasados ni claudicar la fe de sus futuros hermanos. La Iglesia no puede vender- los porque éstos bienes perderían el significado úl- timo y único de su existir y el dinero que se obtuvie- ra por ellos, ayudaría en muy poco a solucionar el problema de la pobreza, cuyas raíces son mucho más profundas y no se solucionará con un fajo de billetes, sino sólo con la conversión del corazón del hombre.

Para terminar, apelaremos al motivo más fuerte de la FE: cuando hablamos de "tesoros del


Por Pablo Mier y Terán El 22 de Septiembre de 1996, el Padre Leopoldo Roque, párroco de San Martín de Tours, invitó al Padre Raymundo Reyna, a dirigir un retiro espiritual para sus feligreses. Durante la Misa, a la hora de la Comunión una de las religiosas de la comunidad “Misioneros de Jesús y de María”, se dirigió hacia el Padre con el copón que contenía las Hostias Consagradas y se arrodilló entregándole el copón al ver como por encima de todas había una hostia consagrada sangrante. El Padre Leopoldo informó a su obispo Alejo Zavala. La hostia con efusión de líquido rojizo fue conservada durante tres años hasta que el Obispo invitó al doctor Ricardo Castañón Gómez a iniciar la investigación científica tres años después. Pero quien es Ricardo Castañón Gómez? Lo conocimos, charlamos con él, es un hombre cercano a los 60 años, sonriente, amable, de voz tenue. Doctor en Psicología Clínica, con estudios de especialización en Londres, Francia, California, Alemania y Bélgica. Autor de 13 libros y más de 400 artículos de ciencia y divulgación. El Doctor Castañón integró un equipo dirigido por 7 científicos entre ellos el Dr. John Compagno, médico anatomo-patólogo, director del West Coast Pathology laboratories” en California; el Dr. Or-

lando Rodas Pernillo, de los laboratorios “PatMed”, patología Médica de Guatemala y el Dr. Eduardo Sánchez Lazo, Director de la División científica de Medicina Legal y Forense-Corporativo Médico legal, México. La ejecución de estos estudios incluyó una metodología llamada “a ciegas”, en cuanto que los técnicos de laboratorio no saben que la materia, objeto del análisis, viene de una Hostia Consagrada. Esta es la síntesis del resultado de la investigación: • La sustancia es sangre humana y registra presencia de hemoglobina • La sangre corresponde al tipo AB (el mismo tipo encontrado en la sábana santa) • Se identifica tejido de corazón, de un corazón que ha sufrido • Sugiere presencia de células mesenquimatosas • La sangre proviene del interior de la Hostia • Además, por la acción de las células blancas en el tejido, se concluye que el tejido está inflamado Tixtla es uno de los 81 municipios del Estado de Guerrero se deriva del vocablo náhuatl textli, que significa “harina o masa de maíz”. Tixtla es la cuna de Vicente Guerrero a quien se atribuye la frase: “la patria es Primero” e Ignacio Manuel Altamirano poeta, soldado, novelista, maestro, abogado, historiador y periodista. El hecho –lo constatamos- está reviviendo la fe de Tixtla, la misma fe con que quizá Doña María

Hoy en día Robin tiene 33 años y está muy contenta de estar viva, y yo estoy trabajando para ayudar a otras víctimas, llevándoles la verdad y el poder de sanación que sólo Jesús da. Dios conoció a Robin cuando era formada en mi vientre y conoce a todos los demás que han sido concebidos a través de la violencia de la violación o el incesto. Aún en estas circunstancias son todos preciosos para Él, y tienen un sentido tan importante como el suyo y el mío, si sólo se les da la oportunidad de probarlo.

Cuando Robin tenía 18 meses la dí en adopción, pero Dios tenía un plan especial y nos conocimos cuando ella tenía 27 años, después que mi propio proceso de sanación me había preparado. Sus primeras palabras para mí fueron: ´caramba me alegro mucho de que no te hayas hecho el aborto´. Robin resultó ser una parte importante del proceso de sanación, y le doy gracias a Dios hoy en día porque no hice nada en mi juventud por lo cual hubiera tenido que sufrir el resto de mi vida, a que no le hubiera dado la oportunidad a mi hija de decirme aquellas conmovedoras palabras. El mal llamado aborto ´legal y seguro´ la hubiera silenciado para siempre.

Finalmente, pregunto, La Hostia de Tixtla dará cumplimiento amplio a lo que escribió Altamirano en su Navidad en las Montañas, el cuento que narra cómo un hombre encuentra lo que había perdido en su niñez recobrando la pureza del alma y la fe en Dios, una fe fundamentada y argumentada fuera de las pasiones y el fanatismo? En la historia se han presentado 10 casos similares, nunca en México donde la Hostia después de 7 años permanece incorrupta. La ciencia se ha pronunciado, hace falta que la Iglesia, en voz de su Obispo Alejo Zavala, de su veredicto. pablom@mieryteran.com y @pablomieryteran

Más tarde me encontré un médico que me ayudó a ver que la vida es valiosa. Comencé a sentir amor y aceptación por mi bebé, especialmente después que lo sentí moverse. Me alegré por la nueva vida que llevaba dentro de mí y casi me olvidé de cómo había comenzado.

CASO 2: SRA. JACKIE BAKKER "Cuando tenía 19 años fui violada a punto de pistola, me sentí sucia, usada y robada de toda mi dignidad. Menos del uno por ciento de las mujeres que son violadas salen embarazadas, pero yo fui una de ellas. Primero me negaba a creerlo, pero mi cuerpo comenzó a sufrir cambios, y me di cuenta de que ya no podía ocultarlo por más tiempo: estaba embarazada. Pensé que tenía que haber un modo fácil para salir de eso.

Cuando finalmente se lo dije a mis padres, mi papá se horrorizó que estuviera embarazada, especialmente de un violador. Otro médico nos puso en contacto con la Paternidad Planificada (Institución Internacional Anti-Vida), donde me dijeron que el aborto era ´la única solución´ y no me ofrecieron alternativas. Les creí cuando me dijeron que mi pesadilla pronto acabaría y que podría continuar con mi vida después del aborto ´como si nada hubiera sucedido´Mis padres me hicieron testificar ante el Fiscal sobre la violación para que pudiera tener un aborto legal, pero cuando éste fue aprobado ya yo tenía 22 semanas de embarazo y quería conservar a mi bebé. Sin embargo, sentí una terrible presión de todos, especialmente de mis padres, y al fin cedí. Me inyectaron una solución salina y 18 horas más tarde... dí a luz a una pequeña bebita que estaba totalmente formada y era perfecta ... esperaba que comenzara a llorar y que estuviera viva.

Recién me habían entrevistado para una posición en un trabajo, pero más que el riesgo de perder el trabajo, me preocupaba el tener que dar a luz al hijo del hombre que me había violado. Cuando mi hermana me sugirió el aborto me sonó como la solución perfecta. El aborto todavía era ilegal, pero mi hermana hizo los arreglos. Conocí a un hombre que me llevó a la oficina de un médico, pero éste me dijo que no me podía hacer el aborto porque tenía una infección tan fuerte en la garganta, que si me llegaba al útero podía morirme. Por lo tanto, me envió a mi casa y tuve que vivir con el hecho de que estaba embarazada y seguir adelante.

Sentí un vacío que nadie puede llenar al descubrir que los efectos del aborto continuaron, mucho tiempo después que los recuerdos de la violación. Por los próximos tres años experimenté horribles depresiones y pesadillas. Por el contrario de todo lo que me habían dicho, era mucho más difícil lidiar con el aborto que con la violación. La violación fue un crimen terrible contra mí, una víctima inocente, el aborto fue la matanza de mi hijo inocente, y yo participé voluntariamente. Traté de convencerme a mí misma de que tenía una buena razón para abortar, después de todo había sido violada, pero el dolor no me dejaba pensar sobre ésto".

El aborto es una segunda violación, pero más traumática aún porque es un pecado, y la violación no lo es (para la víctima), y tarde o temprano tenemos que dar cuenta de nuestros pecados". CASO 1: SRA. KAY ZIBOLSKY "Fui violada a punta de un cuchillo a menos de una cuadra de mi casa, cuando tenía sólo 16 años. Mi asaltante desconocido se perdió en la noche, dejándome herida después de haberme amenazado para que no le dijera nada a nadie. Por 27 años no lo dije nunca, excepto a mi esposo muchos años después. Concebí y dí a luz a una niña después de la violación, ella era preciosa, y es lo único bueno que resultó de ésta.

Guadalupe Saldaña llevó en 1783 a bautizar, ahí mismo, a su hijo con el nombre de Vicente Ramón Guerrero Saldaña.


tercera parte

5,16). Se han constatado respuestas extraordinarias como resultado de las intercesiones de una orden religiosa sagrada. 10. Precauciones físicas prácticas Sus defensas espirituales se debilitan cuando usted se permite perder energías por causa de poco sueño, o demasiado trabajo y tensión. Si usted se encuentra fatigado, tome ciertas precauciones adicionales contra las tentaciones hasta que usted restablezca su condición física. Demasiado alcohol o el uso de drogas aturdirá su conciencia y disminuirá su capacidad de actuar con buen criterio. "Sean sobrios y estén despiertos, porque su enemigo, el diablo, ronda como león rugiente, buscando a quien devorar". 1 Pedro 5,8

. Los vicios y las virtudes se fortalecen con la práctica

Una excesiva cantidad de tiempo ocioso y mucho tiempo de soledad hacen que una lucha contra la pornografía sea más difícil. Llene su tiempo de ocio con servicios edificantes y otras actividades. Usted podría necesitar efectuar otros cambios prudentes a fin de reducir la cantidad de tiempo en que se encuentra solo.

Una adicción a la pornografía nunca se encuentra estática. La misma se inicia con lo que parece solamente una pequeña afición a los placeres digitales. Sin darse cuenta, ya se ha enganchado a las tentaciones tecnológicas. Luego, usted comienza a buscar más pornografía gráfica. A medida que su conciencia se desensibiliza, las imágenes que le repugnaban cuando usted comenzó a observar pornografía se volverán atractivas. El paso más peligroso (a menudo fatal para la vida matrimonial y familiar) es cuando los hombres desean llevar a la práctica las imágenes que han visto.

Como se mencionó anteriormente, la observación de pornografía libera sustancias químicas en el cerebro que condicionan la mente a involucrarse en conductas repetidas a fin de recibir una estimulación adicional placentera. Un terapista de adicciones sexuales ha experimentado buenos resultados con un ejercicio simple para ayudar a recondicionar el cerebro. El plan consiste en utilizar una tira de goma en la muñeca durante 30 días. Cada vez que ocurra un pensamiento impuro, el hombre tirará bruscamente de la tira de goma, enviando un signo neurológico de dolor. Su cerebro será recondicionado parcialmente cuando el mismo comience a relacionar el dolor con los pensamientos impuros.

"La alternativa es clara: o el hombre controla sus pasiones y obtiene la paz, o se deja dominar por ellas y se hace desgraciado". CIC, Sección 2339.

11. No se dé por vencido después de una recaída

Si usted observa pornografía, sus vicios se han fortalecido por la práctica repetida, y las virtudes correspondientes de castidad y pureza son muy débiles. Llevará tiempo, pero cuanto más practique la virtud más fácil la misma se tornará. Los cambios que resulten de la práctica de la virtud le darán esperanza y la fortaleza para perseverar. San Pablo afirmó, "Por eso no nos desanimamos. Al contrario, mientras nuestro exterior se va destruyendo, nuestro hombre interior se va renovando día a día" (2 Corintios 4,16). Cuanto más rompa con su adicción sexual, más fácil será superarla. Tenga en cuenta, no obstante, que eso llevará tiempo, perseverancia, y esfuerzo. "Déjenme que ajuste mis palabras a su debilidad natural: hubo un tiempo en que hicieron de sus miembros los esclavos de la impureza y de la injusticia, y con eso se hicieron malos. Lo mismo ahora, hagan de sus miembros los esclavos del bien y así llegarán a ser santos". Romanos 6,19 9. Rece Rece el Rosario con frecuencia. En el plan de Dios, la Madre Santísima va a aplastar la cabeza de la serpiente. María puede tener una función vital neutralizando el veneno de la serpiente de la pornografía. San José, el custodio de la Sagrada Familia y el protector de la Iglesia, le puede asistir poderosamente en la batalla contra la adicción sexual. San José, el hombre justo y recto, es el modelo perfecto de pureza para los hombres. Todo hombre cristiano que luche contra la pornografía debería pedir la protección de San José y su intercesión para obtener la pureza. "La súplica del justo tiene mucho poder". Santiago 5,16 Consagración a San José Amado San José, acepta esta consagración de todo mi ser a ti, que tú siempre seas mi padre, mi custodio y mi guía en el camino de la salvación. Obtén para mí una gran pureza de corazón y una ferviente devoción a la vida interior. Concédeme que, siguiendo tu ejemplo, pueda dirigir todas mis acciones hacia la mayor gloria de Dios, en unión con el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María en unión contigo. Amén. No permita que los enemigos de su alma lo mantengan aislado. Pida la protección y fortaleza de las intercesiones de los santos. Pida la intercesión de su santo patrón. En particular, se sabe que la intercesión de San Benito es excepcionalmente poderosa contra los espíritus perversos. Otro paso juicioso sería contactar con una orden religiosa contemplativa, y pedirles que recen por usted diariamente en sus intenciones (ref. Santiago

Un arranque abrumador de culpa y desaliento podría ocurrir luego de una recaída. Si usted cayera en una falta pecaminosa, necesitará estar preparado para un ataque violento de condena. La Biblia denomina a Satanás como "el acusador" de los cristianos (Ap 12:10). Luego de una recaída, Satanás estará listo para bombardearle con dudas acerca del amor de Dios hacia su persona. San Pablo dice "tengan siempre en la mano el escudo de la Fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio" (Efesios 6:16). En este punto, usted necesitará recordar aquellos versículos de las Sagradas Escrituras acerca del amor inquebrantable y de la misericordia de Dios que ha memorizado. Dichos versículos le podrán preservar de la condena y la desesperación. (Vea los versículos en los Juegos de Memoria de las Sagradas Escrituras para obtener Mentes Puras, y lea el Salmo 51 y Romanos 8:31-39.) Usted necesitará discernir cuidadosamente entre la condena y la convicción. La condena del "acusador" tiene el efecto de alejarle de Dios. La convicción del Espíritu Santo le conduce hacia Dios para buscar el perdón y la reconciliación. Si usted cae, ciertamente no debería dejar la lucha. Acuda al Sacramento de la Penitencia y pida el perdón de Dios. Siempre estará siempre accesible. "El SEÑOR asegura los pasos del hombre y le interesa sumamente su conducta. Por eso, al caer el bueno no queda en tierra, porque el SEÑOR lo toma de la mano". Salmo 37,23-24 12. Obtenga la ayuda de su esposa Su esposa probablemente ya esté enterada de su adicción y se encuentre emocionalmente agobiada por ello. Usted probablemente solo se está engañando a sí mismo mintiéndole a su esposa acerca de su adicción a la pornografía. Deje de mentirle. El hecho de mentirle a su esposa acerca de donde ha estado, donde se ha gastado el dinero, o el negar el uso de pornografía destruirá la confianza y debilitará aún más su matrimonio. Muchas esposas descubren que la mentira acerca de la pornografía es tan devastadora como la adicción misma. Usted necesitará de la paciencia de su esposa, de sus oraciones, y de su perseverancia para ayudarle a superar esta adicción. La mentira puede destruir su matrimonio. Deje de mentirle y dígale la verdad, aunque sea humillante. La mayoría de las esposas están dispuestas a ayudar a sus esposos a superar una adicción – si sus esposos son honestos con ellas. Un esposo humilde y honesto descubrirá a una aliada valiosa para superar la pornografía (Ver Eclesiastés 4,12). Deje de transferir las culpas – es una de las maneras más antiguas de evitar la responsabilidad moral. (Recuerde la inaceptable excusa que Adán dio a Dios por comer el fruto prohibido (Génesis 3). Su adicción a la pornografía no es culpa de su esposa. Más bien es el resultado de sus opciones morales pecaminosas. El camino al arrepentimiento y a la recuperación comienza cuando usted asume la responsabilidad de sus acciones.


REDACCIÓN CENTRAL, 11 Jun. 13 / 04:01 am (ACI).- En un evento organizado el 8 de junio por más de 40 organizaciones defensoras de la vida y la familia, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ratificó su rechazo al aborto y al mal llamado “matrimonio” homosexual. Ante la pretensión del lobby gay y del aborto de que los representantes de Guatemala ante la Organización de Estados Americanos (OEA), firmen dos convenciones en los que se avala el mal llamado “matrimonio” homosexual y el aborto, Pérez Molina aseguró que “la base de la sociedad guatemalteca es la familia y vamos a cumplir con los valores y la ética que manda la Constitución". Estos dos documentos, aprobados en la 43 Asamblea General de la OEA son la Convención interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia y la Convención Interamericana contra

el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia. Según recogió la prensa local, el presidente de Guatemala aseguró que su país no firmó las convenciones propuestas en la OEA, porque contenían cosas “con las que no estamos de acuerdo". En declaraciones a ACI Prensa el 10 de junio, Alexandra de Skinner-Klée, presidenta de la Asociación Sí a la Vida de Guatemala, una de las organizadoras del evento, saludó “el compromiso de nuestro Presidente que ha demostrado ser un defensor de la vida y la familia”. En el evento, que reunió a alrededor de medio millar de personas, a Otto Pérez Molina se le entregó un comunicado con cientos de firmas de apoyo a su “heroica decisión”. Skinner-Klée recordó además que el presidente “se comprometió nuevamente a defender la vida, la familia y el matrimonio entre

un hombre y una mujer. También dijo que el 24 de junio Guatemala tampoco firmará las convenciones”, a pesar de los rumores difundidos en la prensa de que el país centroamericano suscribiría los documentos en esa fecha, en la sede de la OEA. La misión con el evento, señaló la líder pro-vida, fue “asegurarnos de que en realidad la valiente decisión del Presidente de Guatemala de no firmar, siendo el país anfitrión, no fuera cambiada debido a presiones que sabíamos estaría recibiendo de todas partes”. Al haber cumplido el presidente con su compromiso a favor de la vida y la familia en la Asamblea General de la OEA, indicó Skinner-Klée, “lo menos que podíamos hacer era agradecer. Y si la presión había sido pública, entonces el agradecimiento lo tendría que ser también”.

CARACAS, Jun.(ACI/EWTN Noticias).-El Director del Departamento de Educación de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), José Antonio Villamizar, advirtió que la instalación de fábricas de condones en Venezuela, como ha ofrecido el presidente Nicolás Maduro, acarreará un importante "coste social", especialmente para los jóvenes del país a quienes así se les inserta en una peligrosa "ruleta rusa". Maduro señaló que en la adolescencia, a los jóvenes "les pegan los vaporones y se les calientan las orejas, y el mundo no puede esperar, y todo es para ya, el mundo se va a acabar, ahí termina uno con tremenda barriga a los 14, 15 años. No debe ser". El Director del Departamento de Educación de la CEV criticó que

se suele confundir la sexualidad con solo "uno de sus componentes", que es la genitalidad. "Reducir la sexualidad solamente a lo genital, es quitarle su esencia, ya que sus componentes son: biológico, psicológico, social y espiritual", señaló. José Antonio Villamizar señaló que el condón es uno de los métodos anticonceptivos "más promocionados", pero no se toma en cuenta "que la educación de la sexualidad se inicia desde el momento de nacer y se da a lo largo de toda la vida". Villamizar advirtió además que "al presentar engañosamente al preservativo como un método validado, deseado y seguro, para tener relaciones genitales sin la preocupación de embarazos o transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS)", se corre el riesgo de que el

mensaje que reciban los jóvenes sea que "la sexualidad es meramente recreativa, sirve para liberar estrés y no va a pasar nada si lo haces, todas las veces que quieras y con todas las personas con quien quieras". "La realidad es que, el condón no es 100 por ciento seguro", subrayó, considerando además que este método no protege del SIDA, cuyo virus transmisor es más pequeño que los poros del látex..Esto, advirtió, "demuestra que no son completamente eficaces ?y nuestros jóvenes al no ser informados de los reales riesgos que corren, no en pocos casos entran en un ‘juego de La Ruleta Rusa’ en el que en la mayoría de los casos no salen ilesos"."A mayor promiscuidad, mayor posibilidades de embarazarse o infectarse", alertó.

REDACCIÓN CENTRAL, (ACI).-El sacerdote salesiano Ernesto Hernández Ruiz, director del Desayunador Padre Chava, que asiste con alimentos a cerca de mil migrantes y personas pobres al día en Tijuana (México), ciudad fronteriza con Estados Unidos, señaló que los católicos “tenemos que ser más incisivos en la pastoral migratoria, que ya no es la realidad de unos cuantos, sino la realidad que se vive en muchos de nuestros países”. El sacerdote indicó que esa zona “en los últimos meses es la que ha estado reportando más deportaciones desde California. Entonces tratamos de hacer una labor integral, desde la asistencia primaria que es darles alimento, un lugar donde puedan hospedarse si lo requieren,

hasta asistencia para continuar su vida, como es la orientación para que vayan a alguna dependencia para solucionar algún problema, o incluso apoyarles para que puedan regresar a su país si eso es lo adecuado para ellos, o a su ciudad si son de México”. Los migrantes, dijo el sacerdote, “buscan agarrarse de su fe, pero lamentablemente a veces no hay estas estructuras o no hay esta apertura, o hay este desconocimiento por parte de ellos”. El sacerdote salesiano criticó también que con las deportaciones se está “fracturando, rompiendo con la estructura fundamental de toda sociedad y de nuestra misma Iglesia, que es la familia”. Para dar solución al problema migratorio, el P. Hernández Ruiz señaló que “lo primero es el compro-

miso institucional del Gobierno y de la sociedad en sus distintas instancias”, con el objetivo de generar “propuestas laborales para que la gente no salga” de sus países. “Lo segundo en importancia para el sacerdote salesiano es que los migrantes tomen conciencia de que “ir a Estados Unidos no es encontrar ahí la solución”, y advirtió de las dificultades y riesgos a los que se exponen para cruzar las fronteras así como “lo difícil que es estar sacando una vida allá por la crisis económica que también se está viviendo”. “Creo que se plantea un paraíso que no lo es, se plantea un sueño que se convierte en pesadilla y que mucha no se alcanza a dar cuenta de esto”, lamentó.


http://www.manantialdivino.com

pastor. Del buen pastor tiene la prudencia, la riqueza de doctrina, el ardor misionero. Como escritor, busca un doble objetivo: defender la verdadera doctrina de los asaltos de los herejes, y exponer con claridad la verdad de la fe. A estos dos objetivos responden exactamente las dos obras que nos quedan de él: los cinco libros «Contra las herejías» y «La exposición de la predicación apostólica», que puede ser considerada también como el «catecismo de la doctrina cristiana» más antiguo. En definitiva, Ireneo es el campeón de la lucha contra las herejías. La Iglesia del siglo II estaba amenazada por la «gnosis», una doctrina que afirmaba que la fe enseñada por la Iglesia no era más que un simbolismo para los sencillos, pues no son capaces de comprender cosas difíciles; por el contrario, los iniciados, los intelectuales --se llamaban «gnósticos»-- podrían comprender lo que se escondía detrás de estos símbolos y de este modo formarían un cristianismo de élite, intelectualista. Obviamente este cristianismo intelectualista se fragmentaba cada vez más en diferentes corrientes con pensamientos con frecuencia extraños y extravagantes, pero atrayentes para muchas personas. Un elemento común de estas diferentes corrientes era el dualismo, es decir, se negaba la fe en el único Dios Padre de todos, creador y salvador del hombre y del mundo. Para explicar el mal en el mundo, afirmaban la existencia junto al Dios bueno de un principio negativo. Este principio negativo habría producido las cosas materiales, la materia.

Ireneo nació con toda probabilidad en Esmirna (hoy Izmir, en Turquía) entre los años 135 y 140, donde en su juventud fue alumno del obispo Policarpo, quien a su vez era discípulo del apóstol Juan. No sabemos cuándo se transfirió de Asia Menor a Galia, pero la mudanza debió coincidir con los primeros desarrollos de la comunidad cristiana de Lyon: allí, en el año 177, encontramos a Ireneo en el colegio de los presbíteros. Precisamente en ese año fue enviado a Roma para llevar una carta de la comunidad de Lyon al Papa Eleuterio. La misión romana evitó a Ireneo la persecución de Marco Aurelio, en la que cayeron al menos 48 mártires, entre los que se encontraba el mismo obispo de Lyon, Potino, de noventa años, fallecido a causa de los malos tratos en la cárcel. De este modo, a su regreso, Ireneo fue elegido obispo de la ciudad. El nuevo pastor se dedicó totalmente al ministerio episcopal, que se concluyó hacia el año 202-203, quizá con el martirio.

Ireneo es ante todo un hombre de fe y un

Arraigándose firmemente en la doctrina bíblica de la creación, Ireneo refuta el dualismo y el pesimismo gnóstico que devalúan las realidades corporales. Reivindica con decisión la originaria santidad de la materia, del cuerpo, de la carne, al igual que del espíritu. Pero su obra va mucho más allá de la confutación de la herejía: se puede decir, de hecho, que se presenta como el primer gran teólogo de la Iglesia, que creó la teología sistemática; él mismo habla del sistema de la teología, es decir, de la coherencia interna de toda la fe. En el centro de su doctrina está la cuestión de la «regla de la fe» y de su transmisión. Para Ireneo la «regla de la fe» coincide en la práctica con el «Credo» de los apóstoles, y nos da la clave para interpretar el Evangelio, para interpretar el Credo a la luz del Evangelio. El símbolo apostólico, que es una especie de síntesis del Evangelio, nos ayuda a comprender lo que quiere decir, la manera en que tenemos que leer el mismo Evangelio. De hecho, el Evangelio predicado por Ireneo es el que recibió de Policarpo, obispo de Esmirna, y el Evangelio de Policarpo se remonta al apóstol Juan, de quien Policarpo era discípulo. De este modo, la verdadera enseñanza no es la inventada por los intelectuales, superando la fe sencilla de la Iglesia. El verdadero Evangelio es el impartido por los obispos que lo han recibido gracias a una cadena interrumpida que procede de los apóstoles. Éstos no han enseñado otra cosa que esta fe sencilla, que es también la verdadera profundidad de la revelación de Dios. De este modo, nos dice Ireneo, no hay una doctrina secre-

ta detrás del Credo común de la Iglesia. No hay un cristianismo superior para intelectuales. La fe confesada públicamente por la Iglesia es la fe común de todos. Sólo es apostólica esta fe, procede de los apóstoles, es decir, de Jesús y de Dios. Al adherir a esta fe transmitida públicamente por los apóstoles a sus sucesores, los cristianos tienen que observar lo que dicen los obispos, tienen que considerar específicamente la enseñanza de la Iglesia de Roma, preeminente y antiquísima. Esta Iglesia, a causa de su antigüedad, tiene la mayor apostolicidad: de hecho, tiene su origen en las columnas del colegio apostólico, Pedro y Pablo. Con la Iglesia de Roma tienen que estar en armonía todas las Iglesias, reconociendo en ella la medida de la verdadera tradición apostólica, de la única fe común de la Iglesia. Con estos argumentos, resumidos aquí de manera sumamente breve, Ireneo confuta en sus fundamentos las pretensiones de estos gnósticos, de estos intelectuales: ante todo, no poseen una verdad que sería superior a la de la fe común, pues lo que dicen no es de origen apostólico, se lo han inventado ellos; en segundo lugar, la verdad y la salvación no son privilegio y monopolio de pocos, sino que todos las pueden alcanzar a través de la predicación de los sucesores de los apóstoles, y sobre todo del obispo de Roma. En particular, al polemizar con el carácter «secreto» de la tradición gnóstica, y al constatar sus múltiples conclusiones contradictorias entre sí, Ireneo se preocupa por ilustrar el concepto genuino de Tradición apostólica, que podemos resumir en tres puntos. a) La Tradición apostólica es «pública», no privada o secreta. b) La Tradición apostólica es «única». c) Por último, la Tradición apostólica es como él dice en griego, la lengua en la que escribió su libro, «pneumática», es decir, espiritual, guiada por el Espíritu Santo: en griego, se dice «pneuma». Como se puede ver, Ireneo no se limita a definir el concepto de Tradición. Su tradición, la Tradición ininterrumpida, no es tradicionalismo, pues esta Tradición siempre está internamente vivificada por el Espíritu Santo, que la hace vivir de nuevo, hace que pueda ser interpretada y comprendida en la vitalidad de la Iglesia. Según su enseñanza, la fe de la Iglesia debe ser transmitida de manera que aparezca como tiene que ser, es decir, «pública», «única», «pneumática», «espiritual». A partir de cada una de estas características, se puede llegar a un fecundo discernimiento sobre la auténtica transmisión de la fe en el hoy de la Iglesia. Más en general, según la doctrina de Ireneo, la dignidad del hombre, cuerpo y alma, está firmemente anclada en la creación divina, en la imagen de Cristo y en la obra permanente de santificación de Espíritu. Esta doctrina es como una «senda maestra» para aclarar a todas las personas de buena voluntad el objeto y los confines del diálogo sobre los valores, y para dar un empuje siempre nuevo a la acción misionera de la Iglesia, a la fuerza de la verdad que es la fuente de todos los auténticos valores del mundo.


Para encontrar la frase, llena los espacios en blanco con las letras de acuerdo al número que tienen arriba. ¡Esfuérzate y descubre qué dice!

Une los puntos y colorea

* - Doctor, ¿escucho voces! - Caramba amigo, eso es grave, ¿y cuándo escucha voces? - Cuando contesto el teléfono. * Pérez va a ver al doctor y le comenta: - Cada vez que tomo café me duele el ojo derecho. ¿Qué debo hacer? - ¡ Sacar la cucharita de la taza, Señor Pérez!. * - Van dos amigos por la calle y uno le dice al otro: - ¡Mira!, ¡un reloj! - Sí es mío, es que a veces se me adelanta! * - ¿Cómo desinfecta un tonto el agua? - La arroja desde el décimo piso para que se maten las bacterias.


Redes 238