Issuu on Google+

I


Sin temor a equivocarnos podemos señalar que “todo es comunicación”; la comunicación es como la vida. Es levantarse, mirar, hablar, encender la radio, el televisor, la computadora, leer, hablar por teléfono. ¿Cuál es el problema? Ése, justamente. La idea de que no hay problema. La comunicación parece tan natural que, a priori, no hay nada que decir sobre ella. Y sin embargo, no es fácil lograrla ni reiniciarla. Con frecuencia escuchamos, dentro y fuera de la Iglesia, que algunos programas, proyectos o tareas, se ven deteriorados, retrasados, modificados, o un bajo impacto en sus logros. Pero también podemos escuchar, que las razones que ocasionan esa falta de logros, son las que tienen que ver con la comunicación. Parecería irrisorio saber que en plena época de las comunicaciones, la comunicación entre personas, grupos e instituciones se vea de tal manera tan limitada que sus lineamientos, proyectos, tareas, acciones, etc., se vean decididamente afectadas y no puedan capitalizarse los logros que se habían anhelado. Será bueno recordar que la comunicación es siempre un intento de relacionarse, de compartir con los demás. Es una acción transversal ya que hilvana todas las actividades del hombre (el ocio, el trabajo la educación, la política, la religión, etc.), y concierne a todos los medios y clases sociales, a todas las edades, a todos los continentes, a ricos y a pobres. Es a la vez símbolo de libertad, de democracia, de apertura, emancipación y consumo, en resumen de modernidad. Hoy todo mundo quiere comunicarse y acceder a las herramientas más eficaces; todo mundo quiere experimentar esa búsqueda del otro que es, ante todo, la comunicación. Más que la computadora o que el internet, el teléfono celular es lo que mejor expresa y simboliza la revolución de la comunicación en el que el otro siempre está presente. Esto nos recuerda que el centro de la comunicación humana es el intercambio individual, que en este caso pasa por la voz. En esta facilidad de la comunicación se manifiesta también cierta capacidad de inteligencia y acción. Saber utilizar la técnica es, para millones de personas, signo de autonomía y de una mayor igualdad social: puedo, sé hacer, manejo mis relaciones, elijo mis contactos y mi conexión con el mundo. La comunicación es un derecho de todos, una especie de servicio público de la vida, con dos dimensiones complementarias: tener algo que decir y tener derecho a decirlo. Pero expresarse no alcanza para garantizar la comunicación, pues se deja de lado la segunda condición de la comunicación; saber si el otro escucha y si está interesado por lo que digo… y luego, saber si responde, es decir, si se expresa, saber si estamos preparados para escucharlo. Por lo que la expresión es sólo el primer momento de la comunicación. El segundo, la construcción de la relación, es más complicado ya sea en el plano personal, familiar, profesional, político y cultural. Sin embargo lo que habrá que profundizar es esa segunda etapa. Con el perfeccionamiento de la técnica el feedback de la retroalimentación se vuelve más importante. Por ello, la comunicación conlleva un doble desafío: aceptar al otro y defender la propia identidad. Aunque en la actualidad prevalecen la economía y las técnicas, nunca se debe perder de vista la perspectiva antropológica y ontológica de la comunicación. Comunicar es ser, es buscar la propia identidad y autonomía. También es hacer, es decir reconocer la importancia del otro, ir hacia él. Comunicar es, asimismo, actuar. Hay que puntualizar que transmitir no es sinónimo de comunicar.

La libertad de buscar y decir la verdad es un elemento esencial de la comunicación humana, no sólo en relación con los hechos y la información, sino también y especialmente sobre la naturaleza y destino de la persona humana, respecto a la sociedad y el bien común, respecto a nuestra relación con Dios. (Beato Juan Pablo II

¿ Qué es la Ascensión? Ascensión, Monte de la. En el real o supuesto lugar de la ascensión y para evocar ese misterio, los cristianos del siglo IV levantaron un grandioso edificio circular con un boquete en su cima. Se fue destruido por los persas en 614; reedificado por el Patriarca Modesto, años después; embellecido por los cruzados en el siglo XII; y, lo que queda actualmente, pasó bajo la jurisdicción de los musulmanes a partir de su conquista de Tierra Santa y la expulsión de los cruzados. V. IMBOMÓN.


COMUNICADO DE LA CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO En días próximos, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación habrán de analizar las controversias constitucionales interpuestas por tres municipios contra las reformas a las constituciones de sus respectivos estados en las que se reconoce el derecho a la vida desde la concepción. Conscientes de la enorme repercusión que estas resoluciones tendrán en nuestro país, una vez más, los obispos de México, sumándonos a muchas personas y asociaciones civiles, consideramos indispensable comentar lo siguiente: El comienzo de la vida del ser humano es un dato que el derecho debe tomar de la ciencia. Desde el punto de vista biológico es un hecho que en el momento de la concepción o fecundación, es decir, de la fusión del óvulo y del espermatozoide se produce una célula humana (cigoto) que inicia un proceso continuo de desarrollo el cual, si no es interrumpido natural o artificialmente, llegará a ser un recién nacido. Y aunque esta vida se desarrolla dentro del seno materno, posee sin embargo su propio código genético, específicamente humano. Se trata de una nueva vida humana, distinta a la de la madre. Desde el punto de vista jurídico, el derecho a la vida es propio del ser humano, por el simple hecho de estar vivo y pertenecer a la especie humana, condiciones que se dan al momento de la concepción. Nuestra Constitución ha establecido la protección del derecho a la vida en los artículos 4º, 14, 22, y 123, tal y como lo reconocen las tesis de jurisprudencia del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (13/2002 y 14/2002). Así mismo, los artículos 29 y 1º de la Carta Magna, en relación al Sistema Interna-

Hoy celebramos el Día del Niño y de la Niña, ocasión propicia para agradecer a Dios por todos los niños y niñas del mundo, procurando hacer de nuestra familia y de nuestra sociedad lugares donde puedan vivir y desarrollarse integral y plenamente. Dios, al hacerse Hombre, quiso ser Niño, y ya adulto exclamó: “Dejen que los niños vengan a mí” (Mc 10, 14). Con estas palabras, como explica Orígenes, Jesús “exhorta a sus discípulos… a condescender con el bien de los niños” (in Matthaeum, 7). El mayor bien que podemos brindarles es ayudarlos a encontrar a Aquel que nos ha creado, salvado y santificado, y en quien podemos recibir compañía, encontrar el sentido y la plenitud de la vida, edificar un mundo mejor, y alcanzar la eternidad feliz. A lo largo de los siglos, innumerables niños y niñas se han dejado encontrar por Jesús, y recibiendo el amor que Él nos da, lo han comunicado a los demás, como los santos Águeda, Inés y Tarsicio, que dieron testimonio de Cristo con su vida en los primeros años del cristianismo, como lo hicieron en el siglo XVI los beatos tlaxcaltecas Cristóbal, Antonio y Juan, martirizados por colaborar en la primera evangelización de América. Como podemos ver, los niños no sólo son destinatarios sino sujetos en la edificación de un mundo mejor. No obstante, requieren la ayuda de sus mayores. Por eso, durante su visita a México, el

cional de los Derechos Humanos, reconocen también este derecho. El artículo 1º señala: “las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia”. La Convención sobre los Derechos del Niño, vigente para México desde el 21 de octubre de 1990, exige una protección especial al concebido que le otorga el estatus de niño (art 1º), y señala que los estados parte tienen la obligación de proteger su vida, por lo que toda acción estatal deberá regirse por el principio del “interés superior del niño” (art. 3º). La Convención Americana de Derechos Humanos, vigente para México desde el 24 de marzo de 1981, establece en su artículo 4º que toda persona tiene derecho a que se respete su vida “a partir del momento de la concepción” (n. 1). Y en congruencia al hecho de que la vida inicia desde la concepción, señala que no se aplicará la pena de muerte a las mujeres que, en el momento de la comisión del delito, “se encuentren en estado de gravidez” (n. 5). El Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, al que México se adhirió el 24 de marzo de 1981, reconoce que: “El derecho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley” (Artículo 6.- 1). Con base a lo anterior, se establece la obligación estatal de reconocer y proteger la vida de todo ser humano INCLUSO DESDE LA CONCEPCIÓN, por lo que no puede prohibirse a un estado o entidad federativa reconocer y proteger la vida desde ese momento. Como hemos señalado en nuestro anterior comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexi-

Papa Benedicto XVI dijo a los niños y niñas: “Dios quiere que seamos siempre felices... Si dejamos que el amor de Cristo cambie nuestro corazón, entonces nosotros podremos cambiar el mundo. Ese es el secreto de la auténtica felicidad”. He invitó a todos, “a proteger y cuidar a los niños, para que nunca se apague su sonrisa, puedan vivir en paz y mirar al futuro con confianza” (Saludo a los niños, Guanajuato, 24 de marzo 2012). Sin embargo, vemos con dolor que la vida de muchos niños y niñas está marcada por la enfermedad, el rechazo, la soledad, el abandono, el abuso, la violencia, la explotación, el rezago educativo, el hambre o la miseria. Ante esta triste realidad, debemos preguntarnos ¿Qué Mundo estamos construyendo para nuestros niños? ¿Qué Mundo estoy construyendo para ellos? Para edificar un mundo en el que los niños y niñas puedan vivir y desarrollarse plenamente, es preciso hacer realidad la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por Naciones Unidas en 1989, que en sus 54 artículos reconoce que los niños y niñas poseen el derecho innato a la vida, a la propia identidad, a la familia, a la salud, a la educación, a condiciones de vida seguras y adecuadas; a la información y a expresar sus opiniones; a una atención especial en caso de alguna capacidad diferente; a la protección de la pobreza y de cualquier clase de abuso, así como el derecho al esparcimiento, al juego, y

cano espera que, por bien de las y los ciudadanos mexicanos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en congruencia con lo que ha decidido en esta materia, confirme la facultad de los estados a legislar libremente en el ámbito de su soberanía, como corresponde en una República Federal. Por los obispos de México. +José Francisco, Cardenal Robles Ortega Arzobispo de Guadalajara. Presidente de la CEM +Eugenio Lira Rugarcía

Obispo Auxiliar de Puebla. Secretario General de la CEM

mucho más. Ojalá todos hagamos nuestra parte para que los niños y niñas de México y del mundo puedan vivir libres y desarrollarse integral y plenamente, fortaleciendo a la familia y al sistema educativo. A los niños y niñas les recordamos que Dios los quiere mucho ¡Acérquense a Él, acudiendo al Catecismo y a la Santa Misa! Y aprovechen cualquier oportunidad para ser buenos y para hacer bien a los demás ¡Felicidades! +José Francisco, Cardenal Robles Ortega Arzobispo de Guadalajara Presidente de la CEM +Eugenio Lira Rugarcía Obispo Auxiliar de Puebla Secretario General de la CEM


son las tinieblas!". La confesión «es un encuentro con Jesús que nos espera como somos. "Pero, Señor, mira, yo soy así". Estamos avergonzados de decir la verdad: hice esto, pensé en aquello. Pero la vergüenza es una verdadera virtud cristiana, e incluso humana. La capacidad de avergonzarse: no sé si en italiano se dice así, pero en nuestra tierra a los que no pueden avergonzarse le dicen "sinvergüenza". Este es uno sin "vergüenza", porque no tiene la capacidad de avergonzarse. Y avergonzarse es una virtud del humilde». Seguido a esto, el papa Francisco retomó la carta de san Juan. Estas palabras, dijo, que nos invitan a confiar: "El Paráclito está de nuestro lado y nos sostiene ante el Padre. Él sostiene nuestra vida débil, nuestro pecado. Nos perdona. Él es nuestra defensa, porque nos sostiene. Ahora, ¿cómo debemos ir hasta el Señor, así, con nuestra realidad de pecadores? Con confianza, incluso con alegría, sin maquillaje. ¡Nunca debemos maquillarnos delante de Dios! Con la verdad. ¿Con vergüenza? Bendita vergüenza, esta es una virtud".

"Cuando la Iglesia se vuelve mundana" se convierte en una "Iglesia débil." Así se puede sintetizar lo que habló el papa Francisco, durante la misa celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, en presencia de algunos empleados de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica. No a la mundanidad "¡Este es el mayor peligro! --dijo--; cuando la Iglesia se vuelve mundana, cuando tiene dentro de sí el espíritu del mundo, cuando esa paz que no es la del Señor --la paz que Jesús dice: 'La paz os dejo, mi paz os doy', no como el mundo la da--; (sino) cuando tiene la paz terrenal, la Iglesia es una Iglesia débil, una Iglesia a la que se le ganó y es incapaz de traer el Evangelio, el mensaje de la Cruz, el escándalo de la Cruz... No lo puede llevar adelante si es mundana". “! Con esta actitud, él nos dará, en medio de las tribulaciones, la paz que sólo Él puede dar. Esa paz que el mundo no puede dar, aquella paz que no se puede comprar, la paz que es un verdadero regalo de la presencia de Jesús en medio de su Iglesia. Confiar la Iglesia que está en una gran tribulación: hay grandes tribulaciones, hay persecuciones... están ahí". Sin embargo --prosiguió--, "también hay las pequeñas tribulaciones: las pequeñas tribulaciones de la enfermedad o los problemas familiares... Encomendar todo esto al Señor que protege a su Iglesia en la tribulación, para que no pierda la fe, para que no pierda la esperanza"."Que el Señor nos haga fuertes para no perder la fe, no perder la esperanza", dijo el papa". Hacer esta oración de consagración a la Iglesia" --concluyó--, "nos dará una gran paz a nosotros y una gran paz a la Iglesia; no nos evitará las tribulaciones, sino que nos hará más fuertes en las tribulaciones". La bendita vergüenza de la confesión El confesionario no es ni una "lavandería" que elimina las manchas de los pecados, ni una "sesión de tortura", donde se infligen golpes. La confesión es, más bien, un encuentro con Jesús donde se toca de cerca su ternura. Pero hay que acercarse al sacramento sin trucos o verdades a medias, con mansedumbre y con alegría, confiados y armados con aquella "bendita vergüenza", la "virtud del humilde" que nos hace reconocer como pecadores. Así se ha expresado el papa Francisco sobre la reconciliación, en la homilía pronunciada durante la misa celebrada este lunes 29 de abril, en la capilla de la Domus Sanctae Marthae, según informa hoy el diario vaticano L'Osservatore Romano. "¿Qué quiere decir --preguntó el papa--, caminar en la oscuridad? Porque todos tenemos oscuridad en nuestras vidas, incluso momentos en los que todo, incluso en la propia conciencia, es oscuro, ¿no? Caminar en la oscuridad significa estar satisfecho consigo mismo. Estar convencidos de no necesitar salvación. ¡Esas

"La humildad y la mansedumbre --prosiguió el papa--, son como el marco de una vida cristiana. Un cristiano siempre va así, en la humildad y en la mansedumbre. Y Jesús nos espera para perdonarnos. ¿Puedo hacerles una pregunta?: ¿ir ahora a confesarse, no es ir a una sesión de tortura? ¡No! Es ir a alabar a Dios, porque yo pecador he sido salvado por Él. ¿Y Él me espera para golpearme? No, sino con ternura para perdonarme. ��Y si mañana hago lo mismo? Vas de nuevo, y vas, y vas, y vas... Él siempre nos espera. Esta ternura del Señor, esta humildad, esta mansedumbre". "Lo estáis oyendo, jóvenes: caminar contra corriente" V domingo de Pascua, en la basílica Vaticana, el santo padre Francisco ha celebrado la santa misa por los confirmandos y confirmados de todo el mundo, junto con peregrinos de Roma en ocasión del Año de la Fe y ha administrado el sacramento de la confirmación a 44 de ellos. ¡El Espíritu nos cambia! Y la visión de san Juan nos recuerda que estamos todos en camino hacia la Jerusalén del cielo, la novedad definitiva para nosotros, y para toda la realidad, el día feliz en el que podremos ver el rostro del Señor, ese rostro maravilloso, tan bello del Señor Jesús. Podremos estar con Él para siempre, en su amor. En la primera lectura Pablo y Bernabé afirman que «hay que pasar mucho para entrar en el reino de Dios» (Hch 14,22). El camino de la Iglesia, también nuestro camino cristiano personal, no es siempre fácil, encontramos dificultades, tribulación. Seguir al Señor, dejar que su Espíritu transforme nuestras zonas de sombra, nuestros comportamientos que no son según Dios, y lave nuestros pecados, es un camino que encuentra muchos obstáculos, fuera de nosotros, en el mundo, y también dentro de nosotros, en el corazón. Pero las dificultades, las tribulaciones, forman parte del camino para llegar a la gloria de Dios, como para Jesús, que ha sido glorificado en la Cruz; las encontraremos siempre en la vida. No desanimarse. Tenemos la fuerza del Espíritu Santo para vencer estas tribulaciones. Y así llego al último punto. Es una invitación que dirijo a los que se van a confirmar y a todos: permaneced estables en el camino de la fe con una firme esperanza en el Señor. Aquí está el secreto de nuestro camino. Él nos da el valor para caminar contra corriente. Lo estáis oyendo, jóvenes: caminar contra corriente. Esto hace bien al corazón, pero hay que ser valientes para ir contra corriente y Él nos da esta fuerza. No habrá dificultades, tribulaciones, incomprensiones que nos hagan temer si permanecemos unidos a Dios como los sarmientos están unidos a la vid, si no perdemos la amistad con Él, si le abrimos cada vez más nuestra vida. Esto también y sobre todo si nos sentimos pobres, débiles, pecadores, porque Dios fortalece nuestra debilidad, enriquece nuestra pobreza, convierte y perdona nuestro pecado. ¡Es tan misericordioso el Señor! Si acudimos a Él, siempre nos perdona. Confiemos en la acción de Dios. Con Él podemos hacer cosas grandes y sentiremos el gozo de ser sus discípulos, sus testigos. Apostad por los grandes ideales, por las cosas grandes. Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Hemos de ir siempre más allá, hacia las cosas grandes. Jóvenes, poned en juego vuestra vida por grandes ideales.


Pbro. Carlos Sandoval Rangel. Decir que creemos en Dios, porque estamos seguros de que existe y que es todo poderoso, hasta cierto punto es fácil; pero creer en Dios como Cristo nos lo propone, eso sí que conlleva un buen de exigencias que, sobre todo en el tiempo actual tan lleno de egoísmos, no resulta tan atractivo. Creer en un Dios lejano, que puede ayudarme en ciertas circunstancias de la vida, resulta cómodo, pero eso no me hace crecer ni me realiza como persona. Creer en Dios, como Cristo lo propone implica entrar en un camino, que me da identidad y me facilita buscar la plenitud como persona. Ese camino de la fe se llama amor. De ahí que en el último encuentro que Cristo tiene con sus apóstoles, antes de vivir la pasión del calvario, les reafirma cuál es el camino:

“Les doy en mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros como yo les he amado” (Jn. 13, 34). Es el camino del amor que trazó cada día durante su vida pública y por eso su atención amorosa por cada persona; es el amor que se vuelve sacramento y que lo celebra en la última cena; es el amor que se vuelve donación plena y por eso nos entrega su cuerpo en la Cruz; es el amor que lo sigue manteniendo vivo en el corazón de quienes lo aceptan y le hacen un lugar en su corazón; pero es también el amor que nos da identidad, que nos marca el rumbo y con el cual le damos un sí a Dios mismo. La fe, que a partir de Cristo, diseñó su camino en el amor, significa salir de sí mismos, y como dijo el Cardenal Bergoglio (hoy Papa Francisco), es “ir a las periferias, que no son solo geográficas, sino también periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de las injusticias, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de la miseria” (preparación del cónclave). Creer en Dios, no significa saber que cuento con un ser superior que me ayuda a instalarme cómodamente en un modo de vida, que responde a mis visiones egoístas, a cambio de yo cumplir frente a Él con una serie de ritos piadosos, golpes de pecho y agua bendita. No es concentrarme en Dios, evitando que el mundo me distraiga, desconociendo que tanta gente pasa miserias, injusticias, confusiones, sin que eso me comprometa. La fe siempre enlaza a la persona con Dios y con el mundo, de manera conjunta. Lo que a la persona le sucede y lo que el mundo enfrente son siempre el motivo del diálogo más profundo con Dios.

Lo que el Cardenal Bergoglio (Papa Francisco) expuso a los cardenales antes del cónclave, vale también para los sacerdotes, las(os) religiosas(os) y para todos los que decimos creer en Dios, pues señala: Hay dos imágenes de Iglesia: “La Iglesia evangelizadora que sale de sí”, que abre la puerta a Cristo para que entre, pero igual abre la puerta para que Cristo fluya y llegue a todo el mundo tan necesitado de amor. Y la otra imagen es, “la Iglesia mundana, que vive en sí, de sí y para sí” (ibídem), es decir, es la ruta de quienes no unimos conjuntamente el amor a Dios y el amor al prójimo. Por algo ya el Papa Juan Pablo II señalaba que con la misma intensidad y la calidad con que amamos a Dios, son también la misma intensidad y calidad con que debemos amar al prójimo. Por eso, compartir la belleza y la fuerza de la fe, como nos lo pidió el Papa Benedicto XVI, significa compartir la fuerza y la belleza del amor.

La fe, que a partir de Cristo, diseñó su camino en el amor, significa salir de sí mismos, y como dijo el Cardenal Bergoglio (hoy Papa Francisco), es “ir a las periferias, que no son solo geográficas, sino también periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de las injusticias, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento, las de la miseria” (preparación del cónclave).

Fr. Eulalio Gómez Martínez, OFM -La naturaleza tiene la capacidad de crear comunión y de transmitir salud de Dios -Dios ha decido transmitir su comunión y su salud también a través de la naturaleza Comentario en dos anécdotas: 1. Un prisionero –algo mayor- fue condenado a cadena perpetua. Decidió cultivar un pequeño nogal que había junto a su celda y conversaba diariamente con el arbolito cuando lo regaba o lo podaba o le limpiaba la tierra. Los años entraban en ambos. Un día que murió el prisionero; desde esa fecha el nogal empezó a marchitarse hasta que se secó. 2. Los siquiatras que atendían un manicomio, notaron que un loco desahuciado que había sido

puesto aparte con “los casos perdidos”, empezó a sanar. Extrañados, se pusieron a observar y descubrieron la causa: alguien regaló un perro al loquito. Cuando éste salía de su celda dejaba encerrado al perro; al regresar, siempre era recibido con el cariño y con cola festiva de todo perro. Su salud le vino por sentirse día a día amado incondicionalmente por ese “alguien” de cuatro patas. Amado incondicionalmente por la creación. Salud y naturaleza van juntos, pues los unió el Dios Trinitario que todo lo une y nunca lo separa. Pedidos Ma. del Socorro García Castillo Tel: 61 2 26 49 - 461 1388368 garcia_soco8@hotmail.com


Primera parte Uno de los elementos más destacados del interior es el coro, ricamente ornamentado en estilo barroco, con dos órganos monumentales y mobiliario proveniente de las colonias asiáticas del Imperio Español, destacando la sillería y el facistol, provenientes de Macao y las Filipinas respectivamente. Mención especial requiere el famoso retablo de los Reyes y la Capilla Real obra del arquitecto Don Guillermo de Balbás, que situados detrás del altar principal muestran una fantasía barroca de columnas estípites recubiertas por chapa de oro que sirven de marco a diversas obras pictóricas con temática referente a distintos reyes y reinas que por sus actos fueron elevados al grado de la santidad. Otro retablo destacado es el del Altar del Perdón, que ubicado en la nave central, frente al acceso de la Puerta Jubilar, está realizado en un rico estilo herreriano y que alberga uno de los más importantes objetos de devoción del templo, el llamado “Cristo del Veneno”. En el costado oriente de la Catedral se encuentra el Sagrario Metropolitano, probablemente la fachada churrigueresca mejor ejecutada en Iberoamérica que alberga en contraste un austero interior que sirve como parroquia para distintas celebraciones. Tras varios años de obras de ingeniería correctiva y de restauración al haberse visto en un inminente peligro de hundimiento, la Catedral Metropolitana ha podido recobrar su esplendor original. En especial destaca la reciente restauración del Altar de los Reyes como parte de un convenio entre México y España. La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México es sede de la Arquidiócesis de México y en su interior se realizan conciertos corales y de música sacra. En ciertas fechas es posible visitar los campanarios y las catacumbas del recinto. Obra máxima de la arquitectura colonial en el continente americano, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México se erige majestuosa, en el Zócalo capitalino como la catedral más grande de América Latina y uno de los recintos religiosos más emblemáticos de la cristiandad en el mundo. La historia de la Catedral Metropolitana es también la historia del México Virreinal y una narración en piedra de sus diferentes estilos arquitectónicos. Construida a lo largo de trescientos años, en esta obra podemos reconocer elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos que entrelazándose de manera armoniosa forman en conjunto una obra de gran riqueza cultural y espacial única en su género. La primera piedra de la Catedral fue colocada por Don Hernán Cortes en 1524, en un acto de gran significado simbólico al situarla en el cruce de las calzadas que desde los cuatro puntos cardinales conducían al centro espiritual de la capital azteca, utilizando en su construcción las mismas piedras que antaño habían formado parte del Templo Mayor de la Gran Tenochtitlán hasta antes de su destrucción. Años después en 1547 se le otorgó a este majestuoso templo la dignidad de Catedral por parte de la Santa Sede. Tiempo más adelante se realiza la demolición del edificio original y se coloca la piedra fundacional de la actual catedral por parte del Arzobispo Don Pedro Moya y del Virrey Martín Enríquez. Tras décadas de trabajos en su interior en 1623 se concluye la construcción de la sacristía, espectacular recinto que alberga diversos tesoros religiosos y pinturas murales de los dos pintores más sobresalientes de la Nueva España, Juan Correa y Cristóbal de Villalpando. 44 años después se concluye todo el interior de la Catedral, inaugurándose el 22 de diciembre de 1667. El exterior de la Catedral no se pudo finalizar sino hasta 1813 cuando tras siglos de trabajo, es designado el arquitecto Manuel Tolsá para diseñar y concluir las fachadas y campanarios. A él se deben las esculturas de la Fe, la Esperanza y la Caridad de la portada principal, la cúpula del transepto así como el remate de las torres en forma de campana. Este fascinante templo posee una planta en forma de cruz latina con tres puertas principales hacia el Zócalo capitalino, siendo la del centro una puerta jubilar que sólo es abierta en ocasiones muy especiales. El recorrido se realiza a través de un deambulatorio que rodea el coro y el área de feligreses, en torno al cual se ordenan perimetralmente 14 capillas con diversas advocaciones así como los altares principales.

Las catedrales imponen el sentimiento de la confianza, de la seguridad, de la paz; ¿cómo? Por la armonía. Así se expresa uno de los más grandes artistas de nuestra época: Rodin. Sus palabras sugieren un mundo de ideas acerca de estas grandes creaciones. La Catedral y la confianza. La confianza surge de un monumento que nos acoge con la más amplia de las benevolencias, que nos brinda en sus naves anchurosas la tranquilidad, el reposo, el bienestar que sólo pueden conseguirse cuando las obras humanas han logrado equipararse a las grandes obras de Dios. La seguridad nos tranquiliza por la fuerza que esos edificios implican en su construcción titánica, que nos parece obra de siglos, que nos imaginamos como un producto de esfuerzos de gigantes. El poder destructor de los años, sumándose a la furia que a veces enloquece a los hombres, no han podido derribar estas enormes construcciones del esfuerzo humano; por eso nos sugieren seguridad absoluta. La paz. Encontramos en la Catedral la expresión máxima de la paz porque el armonioso monumento se abre para recibirnos siempre con un espíritu de bondad, de misericordia hacia nuestras flaquezas, de reconciliación con los principios del bien. La catedral, santuario máximo de la presencia de Dios, no puede albergar sino la paz, ese don de las almas privilegiadas que han sabido equilibrar en sí mismas la vida externa, mundanal y pasajera, con la esperanza de una vida sin límite, sin acechanzas, sin dolores. Dice Rodin que estas ideas surgen por la armonía. Es que la armonía se constituye como el principio fundamental de toda expresión arquitectónica, así sea en las obras más arcaicas y primitivas, como en las más modernas y audaces. La armonía debe imperar como ley en todo monumento arquitectónico digno de ser así llamado. La armonía de la catedral se encuentra en su plano sobriamente trazado, en forma de cruz inscrita en un rectángulo y limitado por capillas en la periferia. Las dos grandes torres son como atalayas que vigilan los contornos del edificio. La nave central parece destinada a los escogidos. En las naves procesionales los fieles se acurrucan en muchedumbre. El altar de los Reyes preserva un sitio al gobernante que debe representar a Dios en la tierra. El crucero sirve de desahogo al interior y, en el centro, la cúpula vuela como una imagen anticipada de la gloria eterna. Tal es el esquema la estructura de una catedral. El equilibrio entre las partes y el todo, el engace las sabias proporciones, produce ese sentimiento de reposo espiritual que hace del monumento la creación más intensa y más fecunda de toda la arquitectura eclesiástica. Para la expresión artística de las distintas colonias españolas de América, la construcción de las grandes catedrales significa la máxima altura a que podía llegar el esfuerzo arquitectónico de cada país, a la vez que la expresión del criterio más ortodoxo, más apegado a las formas europeas.


Pbro. Luis Miguel Juárez Hernández y escepticismo entre algunos fieles y obispos, a su vez que alentó ciertos aires de expectación. Se constituyeron primeramente diez comisiones, que tenían que elaborar los borradores de los documentos para el concilio a partir de los vota de los encuestados; las comisiones eran: para las cuestiones doctrinales (teológica), para los obispos y administración de diócesis, para la disciplina del clero y el pueblo, para la praxis sacramental, para los estudios eclesiásticos, para la vida religiosa, para la liturgia, para las iglesias orientales, para las misiones y la del apostolado seglar. Por el mismo motu propio se constituyó el secretariado para la unidad de los cristianos, bajo la dirección del jesuita Bea. Además se erigió una comisión central (1961-1962), que la componían los cardenales presidentes de las comisiones preparatorias, una serie de cardenales presidentes de las conferencias episcopales, siendo finalmente una comisión con 102 miembros. Su tarea consistía en examinar los borradores elaborados por las comisiones y, en su caso, hacerlos corregir. Para el buen desarrollo del concilio, era importante contar con un reglamento que conocieran con antelación los padres conciliares; por lo cual, dicho reglamento fue elaborado por una subcomisión de la comisión central y promulgado el 2 de agosto de 1962 . En la navidad de 1961, Juan XXIII anunció el concilio para el año siguiente; el 2 de febrero de 1962 fijó la fecha de su comienzo para el 11 de octubre. La preparación de Vaticano II se distribuye, desde el punto de vista cronológico y en cuanto al contenido, en dos fases: la de la preparación remota (ANTE PREPARATORIA) y la preparación inmediata o próxima (PREPARATORIA). La primera fase, se extiende desde mayo de 1959 hasta mediados de 1960. Estuvo precedida por la formación de una “comisión ante preparatoria”. Su trabajo más importante consistió en recoger, examinar y reunir los vota para el concilio venidero. Cabe mencionar que la consulta tenía como fin dejar en claro que no se trataba de una serie de respuestas retrospectivas, sino la libertad de hacer llegar a Roma los problemas que se creyesen oportunos, resultado sin duda de la solicitud pastoral y el celo por las almas. Fueron consultados todos los obispos, los superiores generales de las órdenes religiosas y las facultades eclesiásticas. De los 2800 consultados, respondieron 2150. Los temas generales, prácticamente recurrentes, fueron: La figura del Obispo Diocesano; ciertas reformas litúrgicas en la línea al menos de su simplificación; finalmente la reposición de los diáconos permanentes como respuesta viable a la escasez de clero. Por lo demás, los anhelos e intereses se diversificaban en múltiples direcciones. Cuando el 5 de Junio de 1960, por el motu propio Superno Dei nutu, la fase “ante preparatoria” daba paso a la “fase preparatoria” y se constituyeron las correspondientes comisiones. Cabe señalar que toda la preparación del concilio venía realizándose, hasta cierto punto, como en secreto, lo cual despertó desconfianza


Periodico Redes Diócesis de Celaya @PeriodicoRedes

El pasado 15 de abril, la comunidad de Santa Fe de la Inmaculada celebró 14 años de la consagración de su altar, fiesta muy señalada para los fieles de este lugar

que pertenece a la parroquia de San Isidro de la Segunda Fracción de Crespo. El templo, que está construido en círculo, lucía lleno de personas que participaron con

gran fervor de la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo Benjamín Castillo, concelebrando con él el Sr. Cura Javier Moreno.

Gran alegría reflejaban los fieles de la comunidad de Merino, debido a la visita del Pastor Diocesano, el Sr. Obispo Benjamín Castillo el pasado 17 de abril, que

fue invitado por el Sr. Cura Javier Moreno a consagrar el altar y el templo, el cual está dedicado a la Santa Cruz. Explicando cada momento de la celebración li-

túrgica, el Obispo bendijo el ambón y la sede, para ungir después el altar y las cruces dispuestas en el templo. Finalmente, concluyeron con una convivencia.

19 jóvenes y señoritas decidieron confirmarse el pasado 20 de abril, en la parroquia de San Martín de Porres de la colonia Lagos de Celaya, a cuyo cargo está el Sr. Cura Vicente Aguayo. La Confirmación fue efectuada durante la Eucaristía pesidida por el Sr.

Obispo Benjamín Castillo, quien insistió en el compromiso adquirido por quienes se confirman, a dar testimonio de vida cristiana y seguir su formación en la fe, pues no es suficiente acercarse a los sacramentos de iniciación cristiana, sino darles continuidad, pues

en el Bautismo han renacido con Cristo a una vida nueva, sin embargo, es sólo un comienzo; son parte del nacimiento a la vida cristiana, pero, al igual que la vida física tiene que desarrollarse, la espiritual debe crecer, por eso en necesario formarse en la fe.


Por: Oliva Cruces Dorantes

El 25 de abril la parroquia de La Asunción de Dolores Hidalgo, encabezada por el Pbro. Fernando Arellano Rangel

realizo una procesión para recordar al Beato José Trinidad Rangel originario del rancho del Durazno de esta ciudad

con gran participación, fe y devoción de la feligresía. Se terminó el recorrido con la celebración eucarística .

Con la presencia del Sr. Obispo Benjamín Castillo, quien presidió la Eucaristía el 28 de abril en la rectoría

de Santo Cristo de Celaya, los fieles y el rector, pbro. Juan Manuel Mejía, dieron gracias a Dios por la opor-

tunidad de recordar a su santo Patrono, donde estuvieron acompañados además por Mons. Pedro Gómez

Rodeado del cariño de sus fieles, amigos y familiares, el P. Rogelio Segundo celebró 50 años de vida sacer-

dotal, con una gran celebración eucarística en la que estuvieron los Sres. Obispos Benjamín Castillo, Car-

los Suárez y Florencio Olvera, recordando anécdotas y presentando a Dios los frutos de su vida ministerial.

En presencia del inspector de la Secretaría de Gobernación, Guillermo Martínez, y del Rector del Seminario

Diocesano, Pbro. Primitivo González Rayas, el 30 de abril se llevó a cabo el sorteo del Seminario, conlo que

agradecen a quienes apoyaron su participación. La lista de ganadores puede consultarse en la página 13.


LA MISION DEL CATEQUISTA La iglesia confía a determinados miembros del pueblo de Dios, especialmente llamados, a la delicada tarea de transmitir orgánicamente la fe en el seno de la comunidad. Nos referimos particularmente a los catequistas laicos. A lo largo de la historia, los catequistas han sido personas claves en la proclamación del Evangelio y en el sostenimiento de la fe. VOCACIÓN DEL CATEQUISTA El catequista es una persona amada por Dios, con sus posibilidades y sus límites, ha recibido un llamado y un don del Espíritu Santo, para poner al servicio de la comunidad de la que forma parte, vive en ella y trabaja para ella. Un discípulo que tiene a Jesús por amigo íntimo, que escucha y acoge en su vida la palabra, para vivirla y transmitirla. Es un creyente, una persona madura en su fe, que asume y vive toda su realidad humana desde la perspectiva de Jesús, fundamenta toda su vida en la Palabra de Dios, asume los valores del Reino por encima de cualquier otro valor. Es un testigo del encuentro con el Señor, de lo que ha visto y oído (Cfr. DA 246 ) es decir, de la tradición viva del pueblo de Dios, cuyos planes acepta en la fe y desea compartir con los hermanos: “les recuerdo el Evangelio que les transmití, tal como lo había recibido” (1 Cor 15,1 ), vincula su testimonio a la fe del pueblo de Dios, no se limita a transmitir su fe, si no que inicia, orienta y enriquece el diálogo el encuentro con Dios con su pueblo (Cfr. CT 30). Conoce a fondo la tarea fundamental de la iglesia y la especificidad de la catequesis. El catequista como profeta, se reconoce a si mismo enviado y portavoz de la fe de la Iglesia haciéndola resonar de forma significativa en la historia del grupo y de cada catecúmeno. Él no inventa la fe, la recibe gratuitamente de aquellos que la preceden, su tarea es actualizarlo en el mismo acto de la transmisión. Así, cuando a través de su acción educativa introduce en la Palabra, y a la vida de la comunidad; cuando inicia a la fe, inicia a los valores y actitudes comunitarias y al compromiso en ella. El catequista es una persona de su tiempo que asume la cultura con una visión dinámica del hombre y del mundo. Es sensible a los problemas de los hombres, está enraizado en el ambiente de sus hermanos con sus características y necesidades, solidario con ellos, comparte sus esperanzas y sus angustias, sus éxitos y sus fracasos. Podemos decir que la vocación de los catequistas tienes orígenes diversos. En cualquier caso la iniciativa es de Dios que busca, invita y llama. (Cfr. DINPAC. Guía de Formación para los Catequistas de México. México 2010. Nos. 8-10) La Dimensión Diocesana de la Pastoral Catequética (DIDIPAC) Con el fin de seguir impulsando y animando la vocación y misión de los y las catequistas de ésta Diócesis, año con año organiza el Encuentro Diocesano de Catequistas, propiciando un espacio para fomentar la comunión y la participación a través del encuentro y la convivencia con los catequistas de las diferentes parroquias que forman la diócesis, para que revitalizados en su vocación de catequistas continúen entregando su vida en la transmisión de la fe a la comunidad. Y dentro del marco del año de la fe, celebremos con renovado entusiasmo nuestra Fe como Iglesia local. Por tanto, su presencia como catequistas, será de vital importancia en la celebración del XI Encuentro Diocesano el cual lleva por lema “Ve y di a mis hermanos”. Atentamente: Equipo DIDIPAC


Pbro. Juan Galván Sánchez sexuales, carta que el 1º de Octubre de 1986 el entonces Cardenal Ratzinger envío a los obispos del mundo. En el número 10 del citado documento dice: “Es de deplorar con firmeza que las personas homosexuales hayan sido y sean todavía objeto de expresiones malévolas y de acciones violentas. Tales comportamientos merecen la condena de los pastores de la Iglesia, dondequiera que se verifiquen. Revelan una falta de respeto por lo demás, que lesionan unos principios elementales sobre los que se basa una sana convivencia civil. La dignidad propia de toda persona siempre debe ser respetada en las palabras, en las acciones y en las legislaciones”. Como afirma el refrán “Más claro ni el agua”. La Iglesia católica no promueve la discriminación y mucho menos el desprecio por los seres humanos, pues reconoce en ellos una altísima dignidad, por eso, quien era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, hablando a nombre de la Iglesia, afirma en el número 16 del ya mencionado texto “La persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios, no puede ser definida de manera adecuada con una referencia reductiva sólo a su orientación social. Cualquier persona que viva sobre la faz de la tierra tiene problemas y dificultades personales, pero también tiene oportunidades de crecimiento, recursos, talentos y dones propios. La Iglesia ofrece para la atención a la persona humana, el contexto del que hoy se siente una extrema exigencia, precisamente cuando rechaza el que se considere a la persona puramente como un ‘heterosexual’ o un ‘homosexual’ y cuando subraya que todos tienen la misma identidad fundamental: ser creatura y, por gracia, hijo de Dios, heredero de la vida eterna”. Los prejuicios consisten en juzgar de las cosas o de las personas antes del tiempo oportuno, o sin tener de ellas cabal conocimiento. Esos juicios por adelantado pueden, en algunos casos, convertirse en graves motivos de encono y distanciamiento, tanto en lo individual como en lo colectivo. Así ha sucedido con ciertos grupos que, sin conocer a fondo la postura de la Iglesia católica en relación a las personas homosexuales, piensan que se les rechaza por tener preferencias sexuales distintas a las de la mayoría. La Iglesia no rechaza a nadie por ser diferente; ella está conformada por personas distintas en muchos aspectos: edad, origen, profesión, raza, color de piel, cualidades, oficio, posición social, preferencias políticas, ideología, nacionalidad, etc. Así, la Iglesia está llamada a ser signo e instrumento de salvación para todos, incluyendo a los homosexuales; con razón San Ignacio de Antioquia le llamó católica, es decir, Universal, pues en su seno caben todos los que aceptan a Cristo y su mensaje, y el servicio que Ella ofrece está más allá de los confines religiosos, ya que cuando se trata de practicar la caridad, como lo hace CÁRITAS o quienes trabajan en las misiones, nunca se piden credenciales de creyente. Retomando el título de este artículo puede decirse que la Iglesia no es indiferente ante quienes tienen preferencias homosexuales, pero también hay que decir con toda claridad que dichas personas no son rechazadas y una muestra de que se ocupa de ellas es la carta sobre la atención pastoral a las personas homo-

GRUPO CASTELANO AUTOMOTRIZ

Compra – venta– crédito Compramos tu camioneta Ford f-350 o Nissan Estacas -Recibimos tu auto a cuenta -Crédito hasta 48 meses -Hasta 2 meses sin intereses -Financiamos modelos 2005-2012 -Fabricamos tu carrocería -Vendemos tu auto ¡¡¡llámanos!!! Eje Juan Pablo II no. 1236 1era Fracc. de Crespo Celaya CP 38110 OFICINA: 01 (461) 175- 78-95 I.D. 72*13*79613 E- mail: automotrizcastelano@hotmail.com

Sin embargo también conviene aclarar que las personas homosexuales tienen derechos no por ser homosexuales, sino por ser personas. Y así, como los heterosexuales están llamados a vivir de manera ordenada en el campo moral. Los principios morales aplican para unos y para otros, por eso no hay discriminación. Si los homosexuales reclamaran derechos particulares estarían discriminando a los que no tienen sus preferencias. Por eso no se pueden legitimar los actos homosexuales, pues sólo en la relación conyugal puede ser moralmente recto el uso de la facultad sexual, y esto vale también para los heterosexuales. En cualquier caso, es el amor lo que le da plenitud a la vida, no las preferencias sexuales. Además lo que engrandece a la persona es la práctica de la virtud, por eso, como dice el número 12 del mencionado documento, la cruz es el camino de la salvación: “¿Qué debe hacer entonces una persona homosexual que busca seguir al Señor? Sustancialmente, estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, uniendo al sacrificio de la Cruz del Señor todo sufrimiento y dificultad que puedan experimentar a causa de su condición. Para el creyente la cruz es un sacrificio fructuoso, puesto que de esa muerte provienen la vida y la redención. Aún si toda invitación a llevar la cruz o a entender de este modo el sufrimiento del cristiano será presumiblemente objeto de mofa por parte de alguno, se deberá recordar que ésta es la guía de la salvación para todos aquellos que son seguidores de Cristo”.


La Evangelización es una misión universal que inicia con la transmisión de la vida en el seno de una familia. Por: Fabiola Bernal

Dios, con la creación del hombre y de la mujer a su imagen y semejanza, corona y lleva a perfección la obra de sus manos; mediante su cooperación libre y responsable en la transmisión del don de la vida humana. La fecundidad es el fruto y el signo del amor conyugal, el testimonio vivo de la entrega plena y recíproca de los esposos que se amplia y se enriquece con todos los frutos de vida moral, espiritual y sobrenatural, que transmiten con el ejemplo a sus hijos expandiéndose así el amor por la vida.

y sumamente emotivo lo cual se pudo reflejar en el rostro y las lagrimas de los participantes. La gente se mostro muy entusiasmada llena de una gran devoción y Fe, los niños se unieron al Rosario Viviente colaborando con su ternura y su gran corazón. A lo largo de la semana del 14 al 21 de abril se tuvo la oportunidad de reflexionar con los temas preparados para esta jornada;“Por la fe reconocemos el designio de Dios sobre la Vida y el proyecto del hombre”,“El ser humano (La dignidad de la persona)”,“El valor del sufrimiento y el sentido de la vida”, “Conocer, amar y servir la vida desde la familia”,“El voluntariado al servicio de la vida”. El día 20 presenciamos una conferencia magistral “La vida hasta el final” en donde contamos con maravillosos testimonios de cómo el amor, la fe y la esperanza logran arrancar de las manos del Señor el milagro de la vida aún en las condiciones más adversas, también contamos con la presencia del P. Sergio Moctezuma Estrada coordinador del Sector de Bioética a quien Dios designó para guiarnos en esta misión. Finalizamos la 2ª JORNADA POR LA VIDA el domingo 21 con la Sagrada Eucaristía presidida por El Excmo. Señor Obispo Don Benjamín Castillo Plascencia en el Sagrario Catedralcon el amor de Dios y su Palabra que es Fuente de Vida Eterna. Si gustas participar o comenzar las misas por la Vida en tu parroquia ponte en contacto con nosotros al teléfono 6150905 o escríbenos para tener más detalles: acropolisrrr@hotmail.com

La vida debe respetarse desde su concepción hasta su fin natural porque cada persona es un ser único e irrepetible que tiene una misión importante y trascendente para sí mismo y para todos aquellos quienes le rodean. Abramos los ojos a la única verdad respetando, amando, valorando y defiendo la vida hasta el instante que su único dueño lo decida. No tenemos derecho ni razón para interrumpirla, evitarla o destruirla pues en el momento en que intervenga nuestra mano contra la Voluntad Divina no solo pondremos fin a la vida de otro ser vivo sino que también estaremos poniendo fin a nuestra propia vida rechazando la eternidad. Con esta reflexión impresa en el corazón del Sector de Bioética dio inicio la 2ª JORNADA POR LA VIDA con las siguientes actividades: domingo 14 de Abril en punto de las 6:30 pm nos dimos cita afuera de San Francisco, donde se comenzó el Rosario Viviente por la Vida, contamos con la participación de representantes y líderes de movimientos y parroquias, formando parte del Rosario tan especial que es el de La Vida. Se comenzó con la oración inicial y elevando los rosarios al cielo, ofreciendo la oración a Nuestra Santísima Madre; el Rosario se desarrollo con sus meditaciones especiales, develando 10 posters de la evolución del bebé con una jaculatoria especial: "Jesús, Protege y salva a los No Nacidos", las letanías totalmente enfocadas a la Vida, esto fue muy conmovedor

Concurso: buscando logotipo oficial Pastoral Juvenil diocesana Por: Ricardo Olvera

El pasado 21 de abril el Decanato de San Luis de la Paz en coordinación de la comisión de medios de comunicación de la Pastoral Juvenil Diocesana llevó a cabo el concurso de logotipo oficial, el evento tuvo lugar en el Colegio Gonzalo de Tapia donde asistieron concursantes de los decanatos de Celaya, Juventino Rosas, Comonfort, Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz, aproximadamente a las 11:00 am se dio inicio con la oración inicial al termino el Pbro. José Dimas Rangel y el Pbro. Vidal Rodríguez dieron la bienvenida, y se inicio con la exposición de los logotipos los miembros que conformaron el jurado fueron. Pbro. Vidal Rodríguez Turrubiate. (Asesor de Pastoral Juvenil Diocesana) Pbro. José Dimas

Rangel Godínez (Asesor de Pastoral Juvenil Decanato de San Luis) María Guadalupe Camacho (Coordinadora de Pastoral Juvenil Diocesana) Ricardo Olvera Cruz (Coordinador de Medios de Comunicación Pastoral Juvenil) y Josefina García Torres (Ganadora de logotipo pascua 2008). Todos los participantes tuvieron buena ponencia al momento de mostrarnos y darnos el mensaje de su logotipo, con la participación de 10 logotipos el jurado nombro a un ganador, el joven Juan Pablo Ruiz Ortiz de la Parroquia de San Pedro Apóstol en Mineral de Pozos.


(http://estilos.prodigy.msn.com/salud)

Embutidos

Los productos como el jamón, salchichas, tocino y muchas otras carnes, están a menudo cargados de nitrito de sodio y otros conservantes químicos que se han relacionado con enfermedades cardíacas y el cáncer.

Pan blanco y harinas refinadas

Estos alimentos, en general, son tóxicos para el cuerpo porque se les han despojado de casi todas las vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes importantes. Debido a esto, el cuerpo no sabe cómo digerir y asimilar correctamente los alimentos, causando así enfermedades e hinchazón del vientre. Las harinas refinadas también contienen cloro y bromado, dos productos químicos tóxicos que se han ligado a la causa de enfermedades de la tiroides.

Comida congelada

La mayoría de las comidas congeladas están cargadas de conservadores, sal procesada, aceites hidrogenados y otros ingredientes artificiales, por no mencionar el hecho de que la mayoría de las comidas congeladas han sido fuertemente pre-cocinadas, haciendo que su contenido nutricional se pierda, especialmente después de ser cocinados en el microondas de nuevo. Nada como la comida recién preparada por ti misma.

Barras energéticas

Por la forma en que se comercializan a menudo, puede parecer como si las barras de proteína y energía fuesen un complemento importante para una dieta saludable. Pero a menudo, estos sustitutos de alimentos procesados contienen proteína de azúcar refinada, grasas hidrogenadas y otros aditivos nocivos que contribuyen a la aparición de enfermedades crónicas. No todas las proteínas y barras de energía son malas, sólo asegúrate de leer las etiquetas de los ingredientes y saber lo que estás comprando.

Arroz blanco

Como el pan blanco, el arroz blanco ha sido despojado de la mayor parte de sus nutrientes, y separado del salvado y el germen, dos elementos naturales que componen el arroz en su forma. Incluso el arroz blanco es nutricionalmente deficiente, ya que tu cuerpo no procesa bien este alimento al ser refinado. Te recomendamos que sustituyas el arroz blanco por arroz integral, el cual se absorbe más lentamente y no causa aumento de azúcar en tu sangre.

Palomitas de maíz para microondas

Amamos las palomitas de maíz, nos encanta su sabor y su olor, pero tristemente es uno de los alimentos más insalubres que existen. Prácticamente todos los componentes de las palomitas de maíz para microondas a partir de los granos de maíz están genéticamente modificados; asimismo contienen sal procesada y productos químicos conservadores, los cuales son utilizados para mejorar su sabor. Las palomitas de maíz para microondas contienen un producto químico conocido como diacetil que en realidad puede destruir tus pulmones. Si te gustan, prepáralas de manera natural y casera, así podrás moderar la cantidad de aceite y sal.

Margarina

En los alimentos procesados, como la margarina, existen grasas hidrogenadas de aceite, algo que debes evitar a toda costa para tu salud. Contrariamente a la creencia popular, la mantequilla y las grasas saturadas en general no son saludables. Por lo que te recomendamos que utilices aceite de coco o aceite de oliva en lugar de margarina. Además, tus alimentos tendrán un sabor único y delicioso.

Productos y leche de soya

No lo podíamos creer, pero los productos de soya procesados como la leche y los sustitutos de carne contienen aditivos químicos como el hexano que está relacionado con defectos congénitos que causan problemas reproductivos y cáncer. Los productos de soya que no han sido fermentados o procesados de manera química tienen un alto contenido de estrógenos que pueden ayudar a tu equilibrio hormonal.

Productos dietéticos

Hoy en día encontramos infinidad de productos dietéticos en el mercado, desde refrescos hasta malteadas. Estos contienen edulcorantes artificiales como el aspartame y la sucralosa, ambos vinculados con daños neurológicos, problemas gastrointestinales y alteraciones endocrinas. ¿Buscas estar en forma y bajar de peso? Lo mejor es una dieta saludable y balanceada, evita por completo este tipo de productos que al final dañan tu salud.


Pbro. Joaquín Domínguez Luna Además del simbolismo de la luz, tiene también el de la ofrenda, como cera que se gasta en honor de Dios, esparciendo su luz: «acepta, Padre santo, el sacrificio vespertino de esta llama, que la santa Iglesia te ofrece en la solemne ofrenda de este cirio, obra de las abejas. Sabemos ya lo que anuncia esta columna de fuego, ardiendo en llama viva para gloria de Dios… Te rogamos que este Cirio, consagrado a tu nombre, arda sin apagarse para destruir la oscuridad de esta noche». Lo mismo que van anunciando las lecturas, oraciones y cantos, el Cirio lo dicen con el lenguaje diáfano de su llama viva. La Iglesia, la esposa, sale al encuentro de Cristo, el Esposo, con la lámpara encendida en la mano, gozándose con El en la noche victoriosa en la que anunciará –en el momento culminante del evangelio- la gran noticia de su Resurrección. Una vez concluido el Tiempo Pascual, conviene que el Cirio se conserve dignamente en el bautisterio, y no en el presbiterio.

La palabra «cirio» viene del latín «cereus», de cera, el producto de las abejas. Al hablar de las «candelas» aludíamos al uso humano y al sentido simbólico de la luz que producen los cirios, también en la liturgia cristiana. El cirio más importante es el que se enciende en la Vigilia Pascual como símbolo de Cristo- Luz, de Cristo Resucitado. La elocuencia de este signo ha de resplandecer, especialmente, durante todas las celebraciones litúrgicas del tiempo Pascual. Ha de ser colocado sobre un candelabro noble y bello, junto al ambón. El Cirio Pascual es ya desde los primeros siglos uno de los símbolos más expresivos de la Vigilia. En medio de la oscuridad (toda la celebración se hace de noche y empieza con las luces apagadas), de una hoguera previamente preparada se enciende el Cirio, que tiene una inscripción en forma de cruz, acompañada de la fecha del año y de las letras Alfa y Omega, la primera y la última del alfabeto griego, para indicar que la Pascua de Cristo, principio y fin del tiempo y de la eternidad, nos alcanza con fuerza siempre nueva en el año concreto en que vivimos. Menor importancia tienen los granos de incienso que también se puede incrustar en la cera, simbolizando las cinco llagas de Cristo en la cruz. Este Cirio, «para la veracidad del signo, ha de ser de cera, nuevo cada año, único, relativamente grande, nunca ficticio, para que pueda evocar realmente que Cristo es la luz del mundo» En la procesión de entrada de la Vigilia se canta por tres veces la aclamación al Cirio: «Luz de Cristo. Demos gracias a Dios»; después de la tercera vez se van encendiendo los cirios de los presentes y las luces de la Iglesia. Luego se coloca el Cirio en la columna o candelero que va a ser su soporte, y se proclama en torno a él, después de incensarlo, el solemne Pregón Pascual.

INSTITUTO: BIBLICO, TEOLOGICO, PASTORAL “OBISPO VICTORINO ALVAREZ TENA” Diócesis de Celaya Invita al DIPLOMADO en

TANATOLOGIA

REQUISITOS: copia del acta de nacimiento, tres fotografías tamaño infantil, y tres fotografías tamaño diploma, copia del certificado último de estudios. LUGAR: Templo de la Virgen de San Juan de los Lagos. Hidalgo no 100 col san Antonio. Celaya Gto. Tel 4616092915 INICIA: martes 21 de mayo 2013 TERMINA: martes 10 de diciembre 2013 DURACIÓN: 110 horas FRECUENCIA: una vez por semana HORARIO:martes 10:00 am. A 2:00 pm ó de 5:00 pm. a 9:00 pm. COSTO: $1,800.00 en una, dos, o tres exhibiciones INFORMES: Pbro. Pablo Figueroa Lugo

Durante la celebración de los sacramentos de la Iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y primera comunión) debe estar encendido, para prender en él cirio de los nuevos bautizados y reencender el de los confirmados y primocomulgantes. También se enciende el Cirio Pascual, junto al féretro, en las exequias cristianas, para indicar que la muerte del cristiano es su propia Pascua. Así se utiliza el simbolismo de este Cirio en los sacramentos de iniciación cristiana y en las exequias, el principio y la conclusión de la vida: un cristiano participa de la luz de Cristo a lo largo de todo su camino terreno, como garantía de su definitiva incorporación a la Luz de la vida eterna. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: - Que el cirio esté ENCENDIDO, no apagado, durante las celebraciones litúrgicas. - En los lugares donde no hay bautisterio, sino que la Pila bautismal está abajito del presbiterio es mejor guardar el cirio dignamente en la sacristía y sacarlo cada que hay bautismos. - Aunque en algunos lugares el cirio lo regala una persona, o una familia de la comunidad, el ideal sería que se comprara con el dinero de la ofrenda para el templo (limosna), para que sea del fruto (trabajo) de toda la comunidad. - ¿Qué hacer con los cirios que sobran cada año? Un probable uso sería que cuando el párroco visita a los enfermos graves, y los familiares del enfermo están en oración, se les dejara un pedazo de cirio para que lo enciendan en algunos momentos de la oración por ese enfermo, o la oración por ese difunto. - Recordemos que el Signo litúrgico de Cristo Resucitado es el Cirio Pascual, no la imagen de bulto del resucitado. Por lo cual se ha de incensar el cirio, en las misas en que se lleve el incensario, durante el tiempo de pascua. En ocasiones hay dos signos del Resucitado en nuestros templos: El Cirio y la imagen del Resucitado, y lo malo está en que se nos olvida que SIEMPRE (todo el año litúrgico) de be estar la imagen de Cristo crucificado en el presbiterio, la razón principal es que el cristo nos recuerda el aspecto SACRIFICIAL de la celebración eucarística.


Por: Eladio Barrón

estado permanente de misión.

Con motivo de la V visita pastoral se reunieron el Pastor de nuestra diócesis, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, el vicario de pastoral, los sacerdotes presidentes de las comisiones diocesanas y los sacerdotes párrocos, vicarios, rectores y los laicos de los consejos de pastoral de las parroquias del decanato de Sagrario Catedral en el las instalaciones del templo de San Francisco los días 18 y 19 de abril del 2013.

En el primer día se comenzó con la Hora Santa para encomendar el trabajo a Jesucristo Eucaristía, después la bienvenida por el decano Pbro. Carlos Sandoval Rangel en la cual recordaba que “vivimos un tiempo de gracia que no podemos pasar por alto: la Iglesia diocesana de Celaya está cumpliendo 39 años de su erección” y todos hemos crecido con ella.

Según el vicario de pastoral Pbro. Asunción Briones, el objetivo de la visita pastoral es “Propiciar en este año de la fe un encuentro cercano y cordial, de agentes cualificados de pastoral, sacerdotes, Vida consagrada y laicos, con el Señor Obispo y Comisiones Diocesanas de pastoral, para impulsar la aplicación del plan de pastoral y el fortalecimiento de la espiritualidad de comunión en la Iglesia diocesana”. Es un tiempo de gracia en la cual se reúnen las parroquias para ver su caminar de acuerdo a sus planes parroquiales en consonancia con el II Plan Diocesano de pastoral para ser renovadas y en

Además cada una de las parroquias presentaron sus planes parroquiales, sus trabajos que implican procesos con el fin de ser Iglesias misioneras. También los presidentes de las comisiones se reunieron con los agentes de pastoral en el cual dieron a conocer los trabajos, los objetivos y las metas que tienen para hacer un trabajo de conjunto. En el segundo día se comenzó con la iluminación de la lectio divina para nutrirse de la Palabra de Dios. Se tuvieron los temas de formación sobre el ser y quehacer del párroco y la parroquia, el decano y el decanato en el que todos se mostraron interesados en el desarro-

llo de cada uno de los temas. Hubo un espacio en el cual se reunieron los presidentes con los sacerdotes para dialogar sobre el trabajo por hacer, así como la reunión del Señor Obispo con los laicos donde les expresó la urgente necesidad de la reevangelización de los bautizados, la necesidad de la conversión personal y pastoral, de vivir el kerigma, hacer el proceso de la iniciación cristiana, entre otras tareas. La visita pastoral terminó con la Eucaristía como acción de gracias de los trabajos realizados para ofrecerlos a Dios por medio de Jesucristo. Las parroquias participantes fueron: Sagrado Corazón de Jesús Sagrario Catedral, La Resurrección, Cristo Salvador colonia Las Insurgentes, Sagrado Corazón de Jesús colonia Jardines, la Asunción de María. Rectorías: San Francisco, San Agustín, El Carmen, Corazón de María, Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe y la Santa Cruz. Así como algunos Institutos de vida consagrada.


Por: Andrés Soria Huerta El pasado jueves 25 y viernes 26 de Abril, las parroquias del decanato de Juventino Rosas, a saber, La Inmaculada Concepción, en Villagrán, Ntra. Sra. de Guadalupe, en Mexicanos, San José, en Cortazar, Ntra. Sra. de Guadalupe, en Cortazar, Ntra. Sra. de los Dolores, en Cañada de Caracheo, San Isidro Labrador, en Crespo y La Santa Cruz, en Juventino Rosas, se organizaron para recibir a Mons. Benjamín Castillo Plascencia en su visita. El templo y el auditorio de la parroquia de la Santa Cruz fueron los lugares en los que la reunión se llevó a cabo. La presencia de los sacerdotes franciscanos fue notoria, pues 2 parroquias (San José y la Santa Cruz) son atendidas por la comunidad religiosa.

El Señor Obispo insistió en la necesidad de recuperar en la Iglesia su fuerte capacidad para transformar a las personas para que verdaderamente decidan seguir a Cristo, como resultado de una buena evangelización, que se realiza en las parroquias con el apoyo de los planes parroquiales. “El plan es un instrumento, lo principal es la Evangelización”, resaltaba. Otros temas que se mencionaron fueron el de la necesidad de unificar criterios tanto en la catequesis que prepara a la vida cristiana sacramental, como en la catequesis de acompañamiento, posterior a la recepción de los sacramentos. También se habló sobre los esfuerzos por mantener en las parroquias las escuelas de formación para laicos. Entre los presbíteros hay una buena disposición para el trabajo en conjunto, ambiente que propicia la ampliación de los proyectos de evangelización a nivel decanal. Sigamos rogando a Sr. Obispo a los presbíteros pastoral parroquial sea ánimo por trabajar en

Dios para que este acercamiento del y equipos laicales que coordinan la un acontecimiento que renueve el conjunto.


niñita de la foto y vinieron a buscarme para hacerme trabajar con ellos y utilizarme como símbolo. Yo no quería y les supliqué: “¡Déjenme estudiar! Es lo único que deseo”.Entonces, me prohibieron inmediatamente que siguiera estudiando. […] Tenía la impresión de haber sido siempre una víctima. A mis 19 años había perdido toda esperanza y sólo deseaba morir». Por fin, y tras muchos ruegos, en 1986 el gobierno permitió a Kim trasladarse a Cuba para estudiar medicina. Ahí conoció a Bui Huy Toan, otro estudiante vietnamita. Se casaron en 1992 y pasaron su luna de miel en Moscú. En el vuelo de regreso a la isla caribeña, la pareja huyó cuando su avión aterrizó en Gander (Terranova) para repostar combustible. «La primera vez que leí las palabras de Jesús “ama a tus enemigos”, ni las entendí ni sabía cómo hacerlo. Soy humana, tengo mucho dolor, muchas cicatrices y he sido víctima mucho tiempo. ¿Perdonar? Eso me resultaba imposible. Tuve que rezar mucho y no fue fácil… pero, con la ayuda de Dios, finalmente lo logré»

Hoy, Kim vive en Canadá con su marido y sus dos hijos, Thomas y Stephen. A quien le pregunta qué ha sido lo más difícil de todo su calvario ella no duda en responder: «Sin duda alguna ha sido perdonar. Perdonar a los que mataron a mi familia, a los que incendiaron mi país; perdonar a quienes se empeñaron en utilizarme sin importarles mi vida personal…».

¿Qué reacción tendrías si te encontrases delante de quien ha asesinado a tu familia? Si el parámetro de nuestras acciones lo marcara lo que Hollywood u otros modelos nos facilitan, la respuesta sería obvia: «¡Denme una pistola inmediatamente, que pienso matar a este desgraciado!». Es algo comprensible, después de todo. Pero la respuesta de Kim Phuc a este dilema fue diametralmente opuesta.

Y continúa: «La primera vez que leí las palabras de Jesús “ama a tus enemigos”, ni las entendí ni sabía cómo hacerlo. Soy humana, tengo mucho dolor, muchas cicatrices y he sido víctima mucho tiempo. ¿Perdonar? Eso me resultaba imposible. Tuve que rezar mucho y no fue fácil… pero, con la ayuda de Dios, finalmente lo logré».

Vietnam, 8 de junio de 1972. Un consejero militar estadounidense coordina el bombardeo de la aldea en que Kim vive; las bombas contienen napalm, un combustible gelatinoso que, en palabras de Kim misma, se siente como «quemarte con gasolina por debajo de la piel». En ese entonces, ella contaba con sólo nueve años y la foto en que aparece corriendo desnuda por un sendero y llorando, con el cuerpo quemado por el napalm, se convirtió en un símbolo. Tras huir de aquel infierno, en donde toda su familia perdió la vida, tuvo que recorrer otro igualmente terrible: catorce meses de recuperación por las gravísimas quemaduras, con diecisiete operaciones y catorce años posteriores de terapia. Diez años después de aquel día, en 1982, y después de tanto sufrimiento, Kim tuvo un sueño: quería estudiar medicina. Entró en la facultad, en Saigón. Pero soñar en un régimen comunista no es siempre posible. Así nos lo cuenta ella: «Por desgracia los agentes del gobierno se enteraron de que yo era la

Pbro. José de Jesús Palacios Torres Hace poco en una reunión eclesial, alguien, al referirse a la necesidad de la comunicación en nuestros decanatos, parroquias, comisiones y movimientos, afirmaba la necesidad y el compromiso de llegar a las estaciones de radio, de televisión, quizás a la pantalla grande, y desde donde debemos llegar a los alejados.

Efectivamente, en 1996, la Fundación para la Memoria de los Veteranos de Vietnam la invitó a Washington, en donde conoció a John Plummer, el piloto que vació las bombas sobre su aldea. Sería imposible imaginar lo que el corazón de ambos sentiría al verse cara a cara. Pero sí sabemos cuál fue la reacción de Kim: manifestó públicamente su perdón al piloto y, emocionados, sellaron el acto con un abrazo. El hombre dijo: «Es como si me hubieran quitado de mis hombros el peso del mundo entero». Si no fuera por las cicatrices de su cuerpo, al ver hoy a Kim con su sonrisa permanente y su buen humor, nadie imaginaría su drama personal. Y la pregunta nos viene natural: ¿cuál es el secreto para poder perdonar de una manera tan contundente? Es ella misma la que responde: «La foto de la niñita corriendo desnuda mientras su cuerpecito arde por el napalm es un símbolo de la guerra, pero mi vida es un símbolo de amor, esperanza y perdón. Solamente cuando encontré la fe, se atenuó el dolor de las llagas de mi corazón».

de ahí surgirán los distintos datos comunicativos que sean necesarios dirigir a niveles internos de la Iglesia diocesana. A lo primero llamamos comunicación externa, a lo segundo comunicación interna.

Sin embargo, siempre hay que considerar que la comunicación como tal tiene muchos niveles, desde aquellos, que se dan entre personas, entre grupos, entre instituciones, etc.; pero debemos agregar que una es la comunicación que se ejerce hacia dentro de una institución y otra es la comunicación que se ejerce hacia fuera de la misma.

Desde la dimensión escrita y por medio de este órgano informativo de la Diócesis se pretende fortalecer la comunicación al público intermedio, es un instrumento comunicativo al servicio de todas y cada una de las comisiones, quienes aprovechando esta fortaleza, puedan mantener a sus públicos internos (agentes de pastoral) bien informados de las distintas actividades que realizan y al mismo tiempo contribuyan con ello a una comunicación institucional de nuestra Iglesia diocesana ofreciendo las distintas actividades pastorales realizadas en el territorio que la conforma.

Nuestra tarea de comunicación, como Iglesia diocesana, asume que la dimensión de oficina de prensa, ha de ser la encargada de gestionar la comunicación, de ahí surgirán los comunicados de prensa hacia los distintos medios seculares, pero también

Hoy la comunicación interna es tan necesaria como la comunicación externa, de hecho el éxito de una buena comunicación externa a nivel institucional empieza con la comunicación interna. Esta última abre nuevos caminos de expresión, fortaleci-

endo desde dentro la armonía entre sus miembros y generando un fuerte sentido de identidad a una institución, que en nuestro caso, una fuerte identidad de pertenencia a la Iglesia diocesana con sus principios y compromisos.


antiguo Club de la Calle 24 de Manhattan. Lois había salido aquella tarde y Bill, que no se encontraba bien y se temía que tenía una úlcera, estaba sintiendo un poco de autocompasión y algo de depresión por la forma en que marchaban las cosas en sus vidas y en A.A. No tenían un verdadero hogar, A.A. iba avanzando con dificultades con menos de 2,000 miembros en todo el país, y su economía estaba en un punto muy bajo. Se había publicado el Libro Grande pero casi todos lo 5,000 ejemplares estaban en un almacén y aún no se había pagado al impresor.

Aunque uno de los axiomas de A.A. es que para ayudar a un alcohólico se necesita a otro alcohólico, un humilde sacerdote católico que nunca había tenido problema con la bebida fue uno de los fundadores de A.A. en St. Louis, según cuenta Bill W. Este sacerdote era el Padre Edward P. Dowling, S.J., quien también llegaría a ser uno de los primeros clérigos que apoyó a A.A. e hizo un esfuerzo personal para traer hombres y mujeres a la Comunidad a partir del año 1940. El Padre Ed se convirtió en amigo íntimo de Bill y también en el confidente que el cofundador de A.A. necesitaba en los años en que se esforzaba por establecer la Comunidad y contender con sus propios demonios personales. ¿Qué tenían en común el Padre Ed y Bill W. y los otros alcohólicos a quienes trataba de ayudar? La respuesta puede ser: a) Él sufrió, y b) Tenía pasión por ayudar a otros. Estos dos factores le guiaron en sus años de madurez. En sus años jóvenes fue un atleta pero luego se vio afectado por una artritis grave que le producía grandes dolores. También tenía sus obsesiones. Una de ellas era que fumaba un cigarrillo tras otro, hábito que finalmente logró superar (usando los Doce Pasos), y otra era que comía excesivamente de manera obsesiva. Aparte de estos problemas, él entendía el sufrimiento mental y emocional y a veces tenía dudas respecto a su capacidad para tener fe. Diría más tarde, “tengo la impresión de que si algún día me encuentro en el cielo, será por haber huido del infierno.” El Padre Ed se sentía impulsado a ayudar a otras personas de una manera práctica que produjera soluciones positivas. Esto le atrajo inmediatamente a A.A. al enterarse de que estaba dando resultados a alguna gente del área de Chicago y tal vez pudiera ser útil para las personas de su ciudad natal St. Louis. Los miembros de A.A. probablemente supieron por primera vez del Padre Ed cuando apareció una cita suya en la sobrecubierta del libro Alcohólicos Anónimos, en la novena impresión de la primera edición en abril de 1946: “Dios se resiste a los orgullosos, ayuda a los humildes. El camino más corto a la humildad son las humillaciones, de las que A.A. tiene en abundancia.” Esto no sólo presentó un firme principio espiritual, sino que sirvió además como una sólida aprobación a A.A., aunque no oficial, por parte de la Iglesia Católica. El Padre Ed, que creía que los pasos de A.A. eran también útiles para enfrentarse a otros problemas aparte del alcohol, agregó este comentario a su cita: “Los no-alcohólicos deberían leer las últimas nueve palabras del Paso Doce: ‘y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.’” Bill siempre marcó el comienzo de su amistad en una tarde tormentosa de noviembre de 1940, cuando Lois y él estaban viviendo en un par de habitaciones del

Bill se acababa de acostar cuando sonó el timbre de la puerta y el vigilante le dijo que un vagabundo de St. Louis estaba allí y quería verlo. “Ay Dios mío,” dijo Bill, “¿otro más? Y a estas horas de la noche. Bueno, dile que suba.” Bill describió su primer encuentro de esta manera: “Escuché unos pasos pesados en la escalera. Luego, le vi entrar en mi dormitorio, apoyándose precariamente en su bastón, llevando en sus manos un sombrero negro magullado, informe y empapado de aguanieve. Se sentó en una silla y, cuando abrió su sobre todo, vi su cuello de sacerdote. Se alisó con la mano un mechón de pelo canoso y me miró con los ojos más extraordinarios que jamás yo haya visto.” El sacerdote se presentó a sí mismo: “Soy el Padre Ed Dowling, de St. Louis. Un jesuita amigo mío y yo nos que- damos asombrados por la similitud que hay entre los Doce Pasos de A.A. y los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.” (Ignacio de Loyola, canonizado en 1622, fue el fundador de la Compañía de Jesús.) “Nunca he oído hablar de ellos,” dijo Bill, y esto inició una conversación cordial y animada. “Hablamos de un montón de cosas,” dijo Bill, “y poco a poco fui recobrando los ánimos hasta que finalmente me di cuenta de que este hombre irradiaba una gracia que llenaba el cuarto con una sensación de presencia. Esta sensación me impresionó intensamente; fue una experiencia emocionante y misteriosa. En años posteriores he visto muchas veces a este buen amigo, y ya sea que me encontrara triste o alegre, siempre me produjo esa misma sensación de gracia y de presencia de Dios.” Así comenzó una amistad íntima que duró hasta el fallecimiento del Padre Ed en 1960. El Padre Ed se convirtió en el consejero espiritual de Bill y Bill fue el ideal del Padre Ed de un seglar inspirado que había creado algo que el mundo no había tenido hasta entonces. Nunca se ha explicado por qué el Padre Ed se presentó sin avisar a visitar a Bill tan tarde por la noche o si había llegado a Nueva York con el único propósito de encontrarse con Bill. En cualquier caso, se mantuvieron en contacto durante las dos décadas siguientes por medio de correspondencia continua, llamadas de teléfono y visitas personales según iba madurando su relación. Se dice que Bill recurría al Padre Ed en cada crisis que atravesó en su vida personal y en muchos de los conflictos y decisiones que afectaban a la incipiente comunidad de Alcohólicos Anónimos. Y aunque el Padre Ed era algunos años más joven que Bill, llegó a ser como un padre para Bill, cuyo propio padre le había abandonado a la edad de nueve años. St. Louis siempre fue el hogar del Padre Ed, donde nació en 1898, en una sección de clase trabajadora de origen alemán conocida como Baden, pero los Dowlings no eran alemanes como sus vecinos. Sus abuelos paternos habían inmigrado de Irlanda en 1847, durante la escasez de la patata. La familia prosperó en St. Louis, y su abuelo paterno se convirtió en un terrateniente acomodado y miembro de la Junta

Educativa de St. Louis. La madre de Ed era también irlandesa y tanto ella como su marido eran muy religiosos. Ed se crió en circunstancias acomodadas y era el mayor de cinco hijos. Ed era de mediana estatura, gordito, con una nariz chata que le valió el apodo de “Puggy” (chato). Se graduó en una escuela parroquial y luego estudió en St. Mary’s College, de Kansas, donde fue el capitán y el “catcher” del equipo de béisbol. También jugaba en equipos semiprofesional en los veranos y fue lo suficientemente bueno como para poder presentarse a las pruebas de los Boston Red Sox y St. Louis Browns, aunque ninguno de los dos le ofreció un contrato. Tenía talento como escritor y fue reportero del St. Louis Globe-Democrat de 1917 a 1918, antes de servir como soldado en el ejército de los EE.UU. en la Primera Guerra Mundial. Asistió durante un año a la prestigiosa Escuela de Periodismo Medill de la Universidad Northwestern pero finalmente, en 1919, ingresó en el noviciado jesuita St. Stanislaus, de Florissant, Missouri. Fue ordenado en 1931 y pronunció sus votos como coadjutor espiritual en la Compañía de Jesús en 1936. En 1932 fue asignado a la Cofradía de Nuestra Señora, en la que pronto se integró en el personal de su boletín, The Queen’s Work. Dowling fue un prolífico escritor de artículos religiosos y utilizó sus talentos para divulgar el programa de A.A. El Padre Ed le decía a la gente que A.A. era una buena cosa y que debían “venir y tomarlo,” y pronto empezó a pensar acerca de aplicar los Doce Pasos de A.A. a otros problemas. ¿Por qué no podrían reunirse las parejas de casados de la misma forma para tener charlas entre ellos? Esto le condujo a iniciar las Conferencias de CANA en 1942, un movimiento que llegó a extenderse por el todo el país. Aunque el nombre de CANA está asociado a una historia bíblica, significa también “las parejas no están solas.” CANA llegó a ser un movimiento con mucho éxito y el Padre Dowling hablaríam en las Conferencias de CANA, utilizando los Doce Pasos, una vez al mes por el resto de su vida. También ofreció su apoyo y prestigio a otro movimiento llamado Recuperación Inc., que había sido formado por el Dr. Abraham Low para las personas con problemas mentales. Así como hizo con A.A., fue a Chicago para enterarse del programa Recuperación Inc. y fundó un grupo de esa sociedad en St. Louis en una de las oficinas de The Queen’s Work. El Padre Ed nunca tuvo miedo a compartir su propia humanidad con otras personas, y sin duda alguna esto le granjeó el cariño de muchos y le convirtió en una persona especial en A.A. y en la vida de Bill. Y si se pudiera destacar un momentom de su amistad, fue cuando A.A. celebró su Segunda Convención Internacional en St. Louis en 1955, un evento que atrajo a miles de personas a esa ciudad y también marcó la ocasión en que Bill dejó su puesto y entregó las funciones de servicio a la Conferencia de Servicios Generales de A.A. Hay algunos que incluso dicen que Bill había hecho campaña a favor de celebrar la Convención en St. Louis porque era la ciudad del Padre Dowling y en ese momento se encontraba enfermo y tal vez no le sería posible viajar a otro sitio. Bill lo presentó diciendo: “De todas las personas que yo conozco, nuestro amigo el Padre Ed es la única que a la que nunca he escuchado una palabra de resentimiento o una simple crítica. Para mí ha sido continuamente un amigo, consejero, un gran ejemplo y fuente de gran inspiración hasta el punto que yo mismo no alcanzo a describir. El Padre Ed está hecho de la madera de los santos.” A.A. oficinas México


Ese viernes, mientras conducía hacia su casa para recogerla, me encontraba algo nervioso; era el nerviosismo; que antecede a una cita… Y, ¡por Dios!, cuando llegué advertí que ella también estaba muy emocionada con nuestra cita. Me esperaba en la puerta con su abrigo puesto, se había rizado el cabello y llevaba el vestido con el que celebró su último aniversario de boda. Su rostro sonreía, e irradiaba luz como un ángel. -Les dije a mis amigas que iba a salir con mi hijo, y se mostraron muy impresionadas –me comentó mientras subía al auto-. No pueden esperar hasta mañana para escuchar acerca de nuestra velada. Fuimos a un restaurante no muy refinado, pero si acogedor. Mi madre se aferró a mi brazo como si fuera la primera dama. Ya en la mesa, tuve que leerle el menú, pues sus ojos sólo veían grandes figuras. Cuando iba por la mitad de las entradas, levanté los ojos; mamá estaba sentada al otro lado de la mesa, y me miraba. Una sonrisa nostálgica se le dibujó en los labios. -Era yo quién leía el menú cuando eras pequeño, me dijo. Después de 21 años de matrimonio descubrí una nueva manera de mantener viva la chispa del amor. Desde hace poco había comenzado a salir con otra mujer; en realidad había sido idea de mi esposa.

-Entonces, es hora de que te relajes, y me permitas devolver el favor, respondí. Durante la cena sostuvimos una agradable conversación; nada extraordinario, sólo ponemos al día con la vida del otro. Hablamos tanto que n os perdimos la ida al cine.

“Tú sabes que la amas”, me dijo un día, tomándome por sorpresa. “La vida es demasiado corta, y debes dedicarle un tiempo”.

-Saldré contigo otra vez, pero sólo si me dejas invitar dijo mi madre cuando la llevé a casa.

-pero yo te amo a ti, protesté. -Lo sé, pero también la amas a ella.

-Está bien, bella dama, le respondí. Y acordamos el día y la hora de la siguiente cita.

La otra mujer a quien mi esposa quería que yo visitara, era mi madre, quien era viuda desde hacía 19 años, pero las exigencias de mi trabajo y la atención a mis tres hijos, hacían que sólo la visitara ocasionalmente. Esa noche llamé para invitarla a cenar y al cine.

-¿Cómo estuvo tu cita?, quiso saber mi esposa cuando llegué aquella noche. – Muy agradable… Mucho más de lo que me imaginé, contesté. Días antes de la segunda cita mi madre murió de un infarto fulminante. Todo fue tan rápido que no se pudo hacer nada. Al poco tiempo recibí un sobre con copia de un cheque del restaurante donde habíamos cenado mi madre y yo, y una nota que decía: “La cena la pagué por anticipado, estaba casi segura que no podría estar allí, pero igual pagué dos platos, uno para ti y otro para tu esposa; jamás podrás entender lo que aquella noche significó para mí. Te amo”. En ese momento comprendí la importancia de mostrar a tiempo el amor que le tenemos a personas especiales en nuestras vidas, y de darles a nuestros seres queridos el espacio que se merecen; nada en la vida será más importante que Dios y tu familia. ¡Dales tiempo, porque ellos no pueden, no deben esperar!

-¿Qué te ocurre? ¿Estás bien?, me preguntó. Mi madre es el tipo de mujer para quien una llamada a altas horas de la noche, o una invitación sorpresiva, es indicio de malas noticias. -creí que sería agradable pasar algún tiempo contigo -le respondí-; los dos solos. Reflexionó por un momento, y finalmente dijo: -Me agradaría muchísimo.

1. Cuando un ganador comete un error, dice: “Me equivoque”. Cuando un perdedor comete un error, dice: “No fu mi culpa”.

tan bueno como a mí me gustaría ser”. Un perdedor dice: “Yo no soy tan malo como lo es mucha otra gente”.

2. Un ganador trabaja más fuerte que el perdedor y tiene más tiempo. Un perdedor está siempre “muy ocupado” para hacer lo que es necesario.

6. Un ganador escucha, comprende y responde. Un perdedor sólo espera hasta que le toque su turno para hablar.

3. Un ganador enfrenta y supera el problema. Un perdedor le da vueltas y nunca logra pasarlo.

7. Un ganador respeta a todos aquellos que son superiores a él y trata de aprender algo de ellos. Un perdedor se resiente con aquellos que son superiores a él y trata de encontrarles los defectos

4. Un ganador se compromete. Un perdedor hace promesas. 5.

Un ganador dice: “Yo soy bueno, pero no

8. Un ganador se siente responsable por algo más que su trabajo solamente. Un perdedor no co-

labora y siempre dice, “Yo sólo hago mi trabajo”. 9. Un ganador dice: “Debe haber mejor forma de hacerlo…”. Un perdedor dice: “Ésta es la manera en que siempre lo hemos hecho”. 10. Un ganador como tú comparte este mensaje con sus amigos. Un perdedor se lo guarda para sí mismo porque no tiene tiempo.


http://webcatolicodejavier.org

Wenceslao, rey de Bohemia, era un monstruo, más que una persona. Cuando le acusaban de ser otro Nerón, decía que si no lo había sido, lo sería en adelante. Le presentaron una vez un ave mal asada. Y sin dar más explicaciones mandó asar al pobre cocinero. La historia le llama beodo y holgazán, pero debía llamarle la Bestia del Apocalipsis. Se complacía en afirmar, y tenia razones para ello, que el verdugo era su mejor camarada. Vivían en Palacio dos personas: su esposa, la Emperatriz, y Juan Nepomuceno, su confesor y director espiritual. Algún envidioso susurró al oído del Rey una infame sospecha gratuita sobre la infidelidad de la Emperatriz. Y Wenceslao quedó presa de terribles celos que ni la dulce presencia de su esposa ni la santidad del confesor podían disipar. Un día vio el Rey que la Reina se confesaba con el P. Juan, y que luego iba a comulgar. Entonces Wenceslao concibió el diabólico plan de asegurarse de la fidelidad de su esposa. Mandó llamar al confesor.—Padre Juan, vos conocéis la duda terrible que me atormenta, vos podéis disiparla. La Emperatriz se confiesa con vos. Me bastaría una palabra... —Majestad, contesta el Confesor ¿cómo es posible que me propongáis tal infamia? Sabéis que nada puedo revelar. El secreto de confesión es inviolable. Juan sabe que le va en ello la vida. Nadie ha contradecido nunca al tirano. Sólo Juan otra vez se atrevió a oponerse a sus planes. —Padre Juan, vuestro silencio quiere decir que renunciáis a vuestra libertad. —Jamás consentiré en tal sacrilegio. Mandad cualquier otra cosa. En esto digo lo mismo que San Pedro: "Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres" .

Pocas horas después Juan es arrojado a la cárcel. Es sometido a terribles torturas para hacerle ceder. La Reina obtiene la libertad y le cura sus heridas. Aún pudo predicar en la catedral, anunciando su muerte. Pues sabe que el tirano nunca le perdonará. Poco después Juan habia ido a postrarse a los pies de Nuestra Señora de Bunzel. Wenceslao le tiende una trampa para la vuelta. Los verdugos esperan al Mártir junto al puente y lo arrojan al río Moldava. Aún está allí la estatua para ejemplo y recuerdo. Era el 19 de abril de 1393. Las gentes decían que el río se tiñó de purpúreo y celestial resplandor, como anuncio de la gloria del Mártir. Su epitafio, en la catedral de San Vito, de Praga, dice así: "Yace aquí Juan Nepomuceno, confesor de la Reina, ilustre por sus milagros, quien, por haber guardado el sigilo sacramental fue cruelmente martirizado y arrojado desde el puente de Praga al río Moldava, por orden de Wenceslao IV, el año 1393". Su lengua se conserva incorrupta. En 1725 (más de 300 años después de su muerte) una comisión de sacerdotes, médicos y especialistas examinó la lengua del mártir que estaba incorrupta, aunque seca y gris. Y de pronto, en presencia de todos, empezó a esponjarse y apareció de color de carne fresca, como si se tratara de la lengua de una persona viva. Todos se pusieron de rodillas y este milagro, presenciado por tantas personas y tan importantes, fue el cuarto milagro para declararlo santo. Fue canonizado por Benedicto XIII en el año 1729.

San Juan Nepomuceno nació en Nepomuk, Bohemia (actual República Checa), en 1345 . Desde niño fue objeto de las divinas predilecciones: padres santos, inteligencia y bondad, vocación sacerdotal, dones de profecía y milagros. Fue predicador y canónigo. La emperatriz de Bohemia, Juana de Holanda, lo escogió como confesor. San Juan es el mártir del secreto de la confesión y patrono de la buena fama. No resulta fácil acercarse al sacramento de la penitencia. Por eso Dios da una gracia especial al sacerdote para guardar el secreto de la confesión. El velo sagrado del sigilo sacramental jamás se ha descorrido. Ya lo afirmaba así San Juan Climaco en el siglo IV.

Desde su muerte, siempre San Juan Nepomuceno fue considerado patrono de los confesores, porque prefirió morir antes que revelar los secretos de la confesión. También ha sido considerado patrono de la buena fama, porque prefirió el martirio, pero no permitió que la buena fama de una penitente fuera destrozada. En Praga, en el puente desde el cual fue echado al río, se conserva una imagen de este gran santo y muchas personas, al pasar por allí, le rezan devotamente. Este santo es venerado sobre todo en la zona de Europa Central y Oriental, sobre todo la República Checa, Italia, Alemania, Lituania y Polonia. Es patrono de muchos lugares y municipios como el Municipio de San Juan Nepomuceno de Caazapá, Paraguay, el Michelena en Venezuela y el Municipio de La Zubia (Granada-España).


Por: Roberto O´Farrill

En efecto, Francisco se refirió a tres textos del Evangelio que ayudan a entrar en el misterio de una de las verdades –poco conocidas y explicadas- que se profesan en el Credo: que Jesús ha de regresar al mundo, revestido de su gloria, “para juzgar a los vivos y a los muertos”. Los tres textos forman parte del discurso escatológico de Jesús acerca del final de los tiempos en el Evangelio de san Mateo, y son: la parábola de las diez vírgenes, la de los talentos y el juicio final. El Papa habló de un “tiempo inmediato”, entre la primera venida de Jesús y la última. Es el tiempo en el que vivimos y en el que se coloca la parábola de las diez vírgenes que esperan al Esposo, pero como tarda en llegar se duermen. Cinco de ellas, sabias, tienen aceite para encender sus lámparas cuando el Esposo llega de improviso; las otras, las necias, no lo tienen y mientras lo buscan, ya ha comenzado la fiesta nupcial y la puerta para entrar al banquete está cerrada para ellas. El Santo Padre explicó que “El Esposo es el Señor, y el tiempo de espera de su llegada es el que nos otorga, con misericordia y paciencia, antes de su venida final: un tiempo de vigilancia, en que debemos mantener encendidas las luces de la fe, de la esperanza y la caridad; mantener nuestros corazones abiertos a la bondad, la belleza y la verdad; un tiempo de vivir de acuerdo a Dios porque no sabemos ni el día ni la hora del regreso de Cristo. Lo que se pide de nosotros es estar preparados para el encuentro, lo que significa ser capaces de ver los signos de su presencia, de mantener viva la fe con la oración y los sacramentos, de estar atentos para no dormirnos ni olvidarnos de Dios. La vida de los cristianos que se duermen es una vida triste, no es una vida feliz. El cristiano tiene que ser feliz, sentir la alegría de Jesús”. La segunda parábola de los talentos se refiere a la relación entre cómo usamos los dones recibidos de Dios y su regreso, cuando nos preguntará cómo los hemos utilizado. El Papa explicó que “la espera de la venida del Señor es el momento de la acción, de aprovechar los dones de Dios, no para nosotros mismos, sino para Él, para la Iglesia, para otros; el tiempo para buscar que siempre crezca el bien en el mundo. Y sobre todo ahora, en este tiempo de crisis, es importante no encerrarse en sí mismos, enterrando el propio talento, las propias riquezas espirituales, intelectuales, materiales… hay que abrirse, ser solidarios, preocuparse por los demás”. Finalmente, el Santo Padre se refirió al relato del Juicio Final que narra la segunda venida del Señor, cuando juzgará a todos los seres humanos. Al respecto explicó que “a su derecha estarán los que han actuado de acuerdo a la voluntad de Dios, ayudando al hambriento, al sediento, al extranjero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado; siguiendo así al Señor mismo. A su izquierda estarán los que no han socorrido al prójimo. Esto nos dice que seremos juzgados por Dios en la caridad, según cómo lo hemos amado en los hermanos, especialmente en

DE LA TIERRA AL CIELO

P. Modesto Lule msp / padremodestomsp@gmail.com "Hay tres cosas que manifiestan y distinguen la vida del cristiano: la acción, la manera de hablar y el pensamiento. De ellas, ocupa el primer lugar el pensamiento; viene en segundo lugar la manera de hablar, que descubre y expresa con palabras el interior de nuestro pensamiento. En este orden de cosas, al pensamiento y a la manera de hablar sigue la acción, con la cual se pone por obra lo que antes se ha pensado. Por lo mismo todo aquel que tiene el honor de llevar el nombre de Cristo debe necesariamente examinar con diligencia sus pensamientos, palabras y obras, y ver si tienden hacia Cristo o se apartan de él". Dios siempre nos habla de diferentes formas, lo mejor es estar siempre atentos y buscar lecturas espirituales. Creo que me queda mucho por hacer. Hasta la próxima.

los más débiles y necesitados”. Francisco hizo notar que “estamos salvados por la gracia, por un acto gratuito de amor de Dios, que siempre nos precede; nosotros solos no podemos hacer nada. La fe es ante todo un don que hemos recibido. Pero para dar fruto, la gracia de Dios siempre requiere nuestra apertura a Él, nuestra respuesta libre y concreta. Cristo viene a darnos la misericordia de Dios que salva. A nosotros se nos pide que confiemos en él, para responder al don de su amor con una vida buena, hecha de acciones animadas por la fe y el amor”. Al término de su catequesis, el Papa afirmó: “No temamos nunca el juicio final, al contrario, nos debe empujar a vivir mejor el presente. Dios nos ofrece con misericordia y paciencia este tiempo para que aprendamos cada día a reconocerlo en los pobres y los pequeños, para que nos comprometamos con el bien y estemos vigilantes en la oración y el amor. Y que el Señor, al final de nuestra existencia y de la historia, nos reconozca como siervos buenos y fieles”.


Compilado por P. Modesto Lule msp padremodestomsp@gmail.com

(1968). Para ellos, Castaneda es un maestro más que un escritor. Casi lo mismo se podría decir de Paulo Coelho. Muchos de sus lectores no leen sus libros como simples aventuras literarias, sino como manuales que les permitan iniciar una búsqueda espiritual. Las similitudes de sus libros con los mensajes de estilo New Age son bastante evidentes, si bien Coelho hace también gala de un nebuloso catolicismo, que le lleva a utilizar personajes, citas e ideas procedentes del itinerario católico. Sin embargo, Coelho tiene una visión sui generis del catolicismo, pues rechaza la autoridad de la Iglesia, no cree en la idea de pecado y, en muchas ocasiones, utiliza las citas bíblicas con un sentido muy distinto al original. Al igual que sucede con la New Age, no se encuentra en Coelho una idea sistemática y estructurada. Su piedra filosofal, o su idea principal, es que todos tenemos sueños que vivir, y que nuestro destino depende de la realización de esos sueños. Lo dice constantemente: "Cuando tú quieres una cosa, todo el Universo conspira para que realices tu deseo". Como en la New Age, lo que predomina aquí es un cóctel sincretista de anhelos espirituales fáciles de asimilar sin compromisos. Por eso, la trascendencia de la realización personal, la unión entre Dios, el mundo y los seres humanos, el libre examen de la percepción, el deseo de paz y armonía en el mundo y el ansia de transformar los seres humanos hacia un nivel superior, son expresiones constantes en sus libros. La experiencia religiosa queda reducida así a psicología terapéutica: algo así como la búsqueda de la autorrealización y la seguridad personal. "Brida", "A orillas del río Piedra me senté y lloré", "La Quinta Montaña", "El peregrino de Compostela (Diario de un mago)"... son títulos que forman parte de la biblioteca que ha dado al mundo este escritor brasileño, nacido en 1947 en Río de Janeiro. En las solapas de sus libros se nos viene presentando como el inadaptado hijo de una familia acomodada que tiró por la borda los estudios universitarios de Derecho, para dedicarse a otras tareas. Dirigió un periódico "alternativo", hizo teatro... Incluso desempeñó, hasta su revelación vocacional como escritor, cargos ejecutivos en una compañía multinacional de discos. Lo cierto es que, aunque sin hacer muchos alardes de ello, es manifiesta su presencia en el meollo del hippismo, es decir, de los hippies, época que le tocó vivir, así como tampoco ha negado nunca sus incursiones en el ámbito de la magia. Como muchos de aquellos jóvenes melenudos que vivieron a tope los 60, Coelho descubrió el "misticismo" oriental y claro está, se adentró a las experiencias psicodélicas inducidas por sustancias psicotrópicas. No obstante, esos años son años oscuros en la biografía de Coelho y poco podemos decir de ellos. Pero si podemos decir su pertenencia a sociedades ocultistas que ha sido reconocida por él mismo en muchas ocasiones. En "Las confesiones de un peregrino", entrevista de Juan Arias, editorial planeta, Coehlo reconoce su militancia en sectas satánicas, cuyo nombre silencia por prudencia, refiriéndose a la sociedad secreta por la que pasó con el nombre convencional de "sociedad de la apertura del Apocalipsis", inspirada como no podía ser menos en las prácticas de Aleister Crowley. (No hay tiempo para hablar de él, pero en resumen les digo que fue apodado como Frater Perdurabo y The Great Beast 666, La Gran Bestia). Durante muchos años Coelho, buscó en la magia crowleyana las respuestas a sus interrogantes vitales, y su investigación personal caminó por las vías de lo que el hermetismo denomina "hermanos de la mano izquierda" (o "hermanos de la sombra"): o sea, si la magia tiene colores, pensemos en la más negra de las magias. Según Coelho, en el año de 1974, dice haber tenido una experiencia con el 'otro mundo' no muy grata que digamos, suceso real que le motiva a abandonar poco a poco los entornos de los hermanos de la mano izquierda o hermanos de la sombra o satanistas de la época que frecuentaba y fija su supuesto año de conversión al catolicismo en el año de 1979, ingresando a una dizque supuesta Sociedad Secreta Católica (¿La Francmasoneria Eclesiástica o la Pseudo-Iglesia?). Aunque la Santa Iglesia Católica sólo reconoce sociedades discretas, pero no secretas. Eso dice que fue Coehlo, en su vida pasada, en la actualidad se nos presenta como convertido al catolicismo, preocupado por el ecosistema y filántropo a carta cabal: cosa que celebramos. Pero, no obstante, es preciso y oportuno "apurar la verdad". No nos arrogamos el derecho de erigirnos en jueces de la vida de Paulo Coelho, eso será algo que el escritor tendrá que averiguar con Dios, pero sí que tenemos no sólo el derecho, sino el deber, de examinar sus frutos, pues "por sus frutos los conoceréis". Y los frutos de un escritor son sus libros. Aunque Coelho suele destacar como a sus autores preferidos a Borges y Saint-Exupéry, su mundo narrativo se sitúa en una tradición que tiene como precursor a Carlos Castaneda, autor de origen latinoamericano nacionalizado estadounidense, autor de una serie de libros que describirían su entrenamiento en un tipo particular de nahualismo tradicional mesoamericano, entre otros, de un libro emblemático para los amantes del género esotérico y de las experiencias alucinógenas: Las enseñanzas de Don Juan: el camino yaqui hacia el conocimiento

A diferencia de los caminos esotéricos, Coelho enseña que la Leyenda Personal de cada uno consiste en asimilar la grandeza de la cotidianeidad, algo así como: en esta realidad, hay que encontrar el camino de la sabiduría. Y para eso hace falta el auxilio de un Maestro o Guía, y que mejor que el mismo Coelho, quien facilita a los demás el camino que deben recorrer hasta que el sujeto se fusiona con el Todo. A simple vista estos errores suyos doctrinarios camuflados sutilmente no se descubren en varias páginas de sus libros. Pero ahí están. Conozcamos nuestra fe para descubrir los errores doctrinales que se presentan en todos los medios. Recordemos que como hijos de Dios estamos llamados a anunciar el Reino de Dios a todas las gentes. Pero para hacerlo, primero hay que conocer nuestra fe. Y si somos católicos promovamos nuestra fe ya sea posteando en las redes sociales mensajes católicos o promoviendo a escritores católicos. Evitemos promover a escritores que más que ayudar nuestra fe confunde y nos alejan de ella. Hay que ser coherentes y pongámonos a trabajar en la viña del Señor. Hay quien me pregunta, ¿padre, es pecado leer esos libros de Paulo Coelho?, yo respondo que no, que es más pecado no buscar conocer nuestra fe y no compartirla. “Quien sabe hacer el bien y no lo hace está en pecado”. Carta de Santiago 4, 17.

1. Evita pasar tiempo innecesario con alguien del sexo opuesto, incluidas amistades. 2. No compartas secretos e intimidades sobre ti y sobre tu matrimonio. 3. Procura estar en sitios públicos y no te cites a solas con alguien del otro sexo. 4. No seas ingenuo/a: la infidelidad empieza con una relación inocente. 5. Evita el contacto virtual con quien sabes que no tiene recta intensión (celular, redes sociales, mensajes). 6. Aumenta tu dedicación al hogar. Los matrimonios fuertes se consiguen pasando tiempo juntos. 7. Cuando los problemas e incomprensión se den, no alimentes afectos innecesarios en tu trato con nuevos-antiguos conocidos. 8. No juegues a comparar a tu cónyuge con otra persona del mismo sexo. 9. Deja de pensar en los fallos de tu cónyuge y valora sus virtudes.

De D. Carlos Chavarría.


Por: Oliva Cruces Dorantes

Después de llevar a cabo en el decanato de Dolores la Semana de la Fe, el domingo 28 de abril desde las 9:00 de la mañana en el auditorio municipal Mariano Abasolo se impartieron temas para profundizar y vivir de manera más consciente y valiente nuestra fe católica con un lleno total de personas de todas las parroquias se vivieron momentos de alegría y de fe renovada. Con gran interés se escucharon los temas impartidos: La historia del Concilio Vaticano II por el Pbro. Miguel ángel Juárez Hernández, el Catecismo de la Iglesia por el Pbro. Antonio González Morales y la historia de los mártires: el Beato José Trinidad Rangel, Fray del Socorro Nieves y el padre Pedro Razo por el Pbro. Fernando Arellano Rangel. Con gran emoción y júbilo se realizó la marcha de la fe por las principales calles de la ciudad, despertando admiración a su paso por la gran participación y entrega de la gente al manifestar su fe con pancartas, mantas, globos y carros alusivos. Este gran día se concluyó con la celebración eucarística presidida por nuestro Obispo Benjamín Castillo Plascencia y concelebrada por sacerdotes del decanato.

Por: Mónica Muñoz

El 27 de abril, con una marcha iniciada en el templo de San Francisco y que concluyó en el estadio de futbol Miguel Alemán, culminó la Semana de la Fe realizada en el decanato del Sagrario Catedral, donde participaron también fieles y sacedotes de otras parroquias de la ciudad de Celaya, para vivir la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo Benjamín Castillo, quien hizo notar la poca participación de los laicos, comentando que no sabía cuanta gente había asistido a las pláticas, pero que había faltado promoción. La reflexión que dejó en los asistentes fue sobre todo, que se abre la puerta de la fe con el Bautismo y que se cierra en el cielo, destacando el trabajo que se tiene como Iglesia Diocesana de vivir en misión permanente, yendo a todos los rincones para llevar el Evangelio. Durante la celebración pudo contemplarse la venerada imagen peregrina de la Inmaculada Concepción, patrona de Celaya, custodiada por los padres franciscanos. Además, la alegría se demostró de diversas maneras: cada parroquia llevaba un distintivo: ya fuera un carro alegórico, una lona, estandartes o la imagen del Santo Patrono, como el caso de la parroquia de San Miguel Arcángel.


Pbro. Antonio González Morales

Para descubrir si nuestra vocación es el matrimonio existe una etapa previa llamada noviazgo, durante éste el joven descubre si tiene o no las cualidades necesarias para casarse y si la pareja que tiene es la adecuada o no. En cuanto a la vocación a la soltería también requiere un especial discernimiento, no se trata de huir al matrimonio o a la vida consagrada, o porque no hubo con quien, es un llamado especial dado por Dios para servir a la comunidad, que se abraza en la juventud y no cuando “el tren se va”, como comúnmente se dice. Para los que sienten el deseo de ser sacerdotes o consagrar su vida a Dios en un instituto religioso, monasterio o congregación, y no saben si sólo es una inquietud personal o un llamado de Dios, el Seminario y la Promoción Vocacional Diocesana les ofrece acompañamiento vocacional, para que dejándose orientar, respondan a Dios sin miedo y generosidad. ¿En qué consiste el acompañamiento vocacional que ofrece el Seminario? Es un proceso que tiene como finalidad ayudar a los jóvenes a conocerse mejor y brindarles los elementos necesarios para que con plena responsabilidad y libertad respondan al llamado que Dios les hace. Es decir, sólo buscamos darles luces que guíen el camino por el cual Dios quiere que conquisten la felicidad. En esta aventura hacia Dios caminaremos con el joven, pero quien enfrentará los desafíos será él, ayudado de la oración y los consejos que ha recibido. Todos tenemos una misión muy concreta, Dios nos creó para algo especial. Dicha misión Dios nos la asigna de manera personal al llamarnos por nuestro nombre como lo hizo con cada uno de los Apóstoles. Dios nos llama y cada uno de nosotros libremente tenemos que responder.

Los que acompañamos a los jóvenes en su discernimiento vocacional recibimos el nombre de Promotores Vocacionales: somos un grupo de sacerdotes, seminaristas, consagrados y consagradas que estaremos cercanos al joven

¿Cómo nos llama Dios? Su llamado llega a nosotros a través de diversos medios, el mejor es la oración, pues en ese continuo diálogo íntimo con Dios en el silencio, descubrimos su voluntad. La oración nos ayuda a descubrir nuestra misión en medio de los acontecimientos concretos que ocurren a nuestro alrededor. Casi siempre la vocación a la que Dios nos llama coincide con nuestro proyecto personal, con nuestros gustos y deseos, claro, siempre y cuando lo que deseamos sea bueno y tenga una misión de servicio a los demás. Por ejemplo, hay quienes desde niños dicen: yo cuando sea grande quiero casarme y tener hijos. A ellos, Dios les da las cualidades necesarias para formar una familia y les llama al matrimonio. Algunos otros dicen: yo no quiero casarme, quiero ser soltero y así servir a la comunidad, esta elección libre también es vocación de Dios. Hay otros que sentimos un gusto especial por el sacerdocio ministerial o por la vida consagrada, ese simple deseo, ya es signo de que Dios nos llama a este tipo de vocación, pues es curioso que habiendo tantos jóvenes sólo algunos tengan esa inquietud. ¿Cómo puedo comprender mejor ese llamado?

para orientar sus inquietudes iluminados de la Palabra de Dios. ¿Qué actividades concretas realizan? Orientamos al joven mediante actividades concretas, a saber: campamentos, convivencias, retiros, eventos en nuestro Seminario y desde luego de manera personal ayudados de algunas entrevistas. Durante los días 27 y 28 de abril tuvimos la experiencia “De fiesta con Jesús” con los jóvenes que actualmente están dejándose acompañar por nosotros sacerdotes y seminaristas. El objetivo que logramos alcanzar fue el siguiente: Conocer más a los jóvenes en un ambiente de convivencia y por medio de una entrevista personal les ayudamos a forjar su proyecto de vida. La finalidad de este encuentro fue convivir y nos ayudó mucho el hacer deporte con ellos, el disfrutar de los alimentos y refrescarnos unas horas en la alberca. La convivencia también fue con Jesús, ya que, rezamos juntos, celebramos la Santa Misa y algunos aprovecharon para pedir perdón a través del sacramento de la Reconciliación.


quinta parte parte Por el P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E. los peligros de excitación sexual. Cuando hay dominio del instinto sexual sublimado por el ideal del servicio de Dios y de cumplir su voluntad en la finalidad del sexo, entonces, no sólo no hay nada perjudicial, sino un enriquecimiento de la persona humana. La prueba está en el inmenso número de personas sanísimas física y psíquicamente que han guardado castidad conforme al ideal cristiano. Una persona se realiza por el amor, pero no necesariamente por el amor sexual. El sacrificar la vertiente sexual del amor humano no tiene por qué resultar represivo cuando se sublima con la ilusión de vivir un gran ideal. Para realizarse como persona, no es el sexo lo más importante. La persona humana tiene valores espirituales, ideales e ilusiones muy superiores a las satisfacciones de tipo sexual. Los pornócratas , que hacen los grandes negocios con la pornografía, han lanzado una campaña ridiculizando la moral católica, poniendo la etiqueta peyorativa de reprimido a todo el que domina su apetito sexual. Pero los médicos recomiendan el dominio de la sexualidad.

Por eso dice el doctor Surbled : 'Los males de la lujuria son conocidos, indiscutibles; mientras que los males de la castidad son supuestos e imaginarios. La prueba es que innumerables obras científicas y voluminosas se han consagrado a exponer los males de la lujuria; en cambio, jamás ha existido historiador para los males de la castidad'. Dice el Dr. Juan José López Ibor , Catedrático de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Madrid, Académico de la Real Academia Nacional de Medicina y Presidente de la Federación Mundial de Psiquiatría: 'Después de treinta años de experiencia médica, le diré que no conozco ningún caso de neurosis cuya causa sea la represión sexual'(816). Dice Kraff-Ebing en su libro 'Psicopatología sexual': 'Muchos hombres, en cabal estado de salud y bien constituidos, pueden frenar sus propias pasiones sin resentirse lo más mínimo por esta continencia'. Lo que hay que hacer es aceptar la castidad voluntariamente y vivirla con naturalidad. La castidad voluntaria aceptada por un ideal no tiene nada de represión, sino de dominio propio. Y el dominio propio es necesario para la educación de la voluntad.

En el II Congreso General de la Conferencia Internacional de Profilaxis Sanitaria, celebrada en Bruselas, los ciento dos miembros médicos especializados en esta materia, llegados de todo el mundo, votaron unánimemente la siguiente declaración: 'Debemos, sobre todo, enseñar a la juventud masculina que la castidad y la continencia no sólo no son perjudiciales, sino que estas virtudes son las más recomendables desde el punto de vista puramente médico'. Por consiguiente, hay que considerar errónea la opinión bastante difundida entre los profanos, y a veces entre los médicos, según la cual la falta de ejercicio de la actividad sexual llevaría a una gradual debilitación de la capacidad generativa. Aun desde el punto de vista neuropsíquico la continencia sexual no provoca daño alguno en el sujeto sano, especialmente si deriva de una orientación ideológica que se traduce en la práctica con la castidad de la vida y del pensamiento. En el hombre que guarda castidad, las hormonas de esas secreciones glandulares son reabsorbidas por el organismo, para el cual son altamente beneficiosas. Y cuando el organismo no las necesita salen al exterior, de una manera natural y fisiológica, libre de todo pecado, en los derrames nocturnos de semen producidos durante sueños más o menos eróticos, pero que nunca son pecado, pues son involuntarios. Lo que ocurre soñando nunca es pecado. Estos derrames nocturnos periódicos no tienen nada de malo, son como una válvula de escape que aparece cuando el cuerpo lo necesita, y es normal entre los hombres que viven en continencia de modo habitual o temporal .

'Mi opinión personal, fruto de larga experiencia, es que de una continencia libremente aceptada ninguna consecuencia dañosa pueden temer los jóvenes. El deporte y un intenso ejercicio físico son los mejores derivativos'(Profesor A. Assamann).

Quien se despierta en una eyaculación nocturna, no tiene que hacer esfuerzos por reprimir lo que es un simple acto fisiológico . Lo mejor es desentenderse, en lo posible, de tal fenómeno. Si tú no aceptas voluntariamente ese deleite, no hay pecado alguno. Los solteros no pueden engendrar hijos, pues éstos necesitan un hogar familiar para su educación.

En una reunión de médicos franceses celebrada en 1970, se dijo que 'es falso que el ejercicio de la sexualidad sea indispensable para la salud y el equilibrio'.

Por eso las relaciones sexuales prematrimoniales están prohibidas por Dios. Dice Armando Palacio Valdés que cuando el corazón quiere una cosa, el entendimiento inventa una teoría.

Lo que hace falta es que los mecanismos psicológicos funcionen con normalidad integrando armónicamente el instinto sexual en el conjunto de la persona. Por lo tanto, eso de que el dominio de la sexualidad produce neuróticos es un bulo fomentado por los pornócratas que hacen negocio explotando el apetito sexual de la gente. La prueba es que miles y miles de hombres y mujeres que han consagrado a Dios su virginidad viven con inmensa paz, felicidad y salud de cuerpo y mente.

Cuando nos apetece una cosa, es fácil encontrar razones para justificarla. Pero frente a todas las razones de los que quieren justificar las relaciones sexuales prematrimoniales, está la palabra de Dios en la Biblia que dice:

El hecho de que alguna vez se hayan dado neuróticos castos, no significa que la castidad sea causa de neurosis. También a un hombre casto le puede atropellar un automóvil, y no vamos a decir que la causa del atropello fue la castidad. Lo que no es bueno es estar excitando el instinto sexual con imaginaciones, deseos, tactos, etc., y después querer detener el proceso fisiológico. Detener una traca es difícil. Es más fácil no encenderla. Si desde el principio se ponen los medios para evitar esa tensión, el dominio del instinto sexual, puede ser una cosa natural que no presente problemas. Por eso la moral católica quiere que se alejen

'El cuerpo no es para la fornicación'(817). 'Huid de la fornicación'(818). 'Absteneos de la fornicación'(819). 'Esta es la voluntad de Dios, que os abstengáis de la fornicación'(820). 'Los fornicarios no entrarán en el reino de los cie- los'(821). 'Dios condenará a los fornicarios y a los adúlte-ros'(822). 'Los fornicarios se irán al infierno'(823). La fornicación es la unión carnal entre un hombre


promotor de la Expiación Nacional con la Adoración Nocturna Mexicana. El 26 de abril de 1898, a los 57 años de edad, el Siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida fue llamado a la Casa del Padre Celestial dejándonos su gran legado como hombre de Dios, de Iglesia y de servicio para sus hermanos los hombres.

Vida de Santidad del siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida Su amor a la Santísima Virgen La vida del Padre Plancarte estuvo marcada por signos sencillos pero muy intensos de la presencia de María Santísima. Su Diario es un itinerario donde aparece la figura de la Santísima Virgen a quien él llamaba cariñosa y confiadamente: “Mi Madre”. Recibió de su mamá, Doña Gertrudis Labastida, la devoción de rezar el rosario en familia; a los 16 años cuando se fue extranjero, su madre le puso un rosario al cuello. Durante su estancia en Inglaterra arregló bellísimos altares en honor de la Santísima Virgen. En su diario encontramos anotaciones en las que destaca la trascendía que los meses de mayo tendrían en su vida: “¡Llegó el mes de mayo, el mes de María, El mes de mi vocación al sacerdocio, El mes más lleno de recuerdos para mí! ¡Bendita sea María, a cuya devoción debo La sin igual dicha de haber ingresado Al sacerdocio!”. (*) Estando en Italia, ya sacerdote, fue a visitar una prodigiosa imagen de María Santísima y escribió una oración resumiendo sus deseos de ser buen sacerdote. Durante los quince años que fue párroco en Jacona, Michoacán, México fomentó el amor y la devoción a la Santísima Virgen, dando un impulso mayor al mes de María; reconstruyó el santuario de nuestra Señora de de la Raíz, y en 1886 en la coronación pontificia de esta imagen, ahora bajo la advocación de nuestra Señora de la Esperanza, el Padre Plancarte, tomó parte muy activa. Otra gran muestra de su devoción mariana fue establecer la Asociación de Hijas de María, de la que surgieron las primeras vocaciones religiosas de su Congregación.

Novena Para pedir la intercesión del siervo de Dios Pbro. Antonio Plancarte y Labastida ¡Oh Eterno Verbo! Unigénito Hijo del Padre, De cuyo amor recíproco procede el Espíritu Santo, Que según las necesidades de tu iglesia Suscitas varones apostólicos Para remediar los males que la afligen, Concédenos por tu Sacratísima Pasión y por intercesión de tu Siervo Antonio Plancarte, El remedio de la necesidad que nos aflige. (Se hace la petición) Padre nuestro..., Ave María… Gloria… ¡Oh Santísima Virgen María de Guadalupe! Por tu amor maternal y por la intercesión De tu Siervo Antonio Plancarte, Alcánzanos de tu Divino Hijo, La gracia que con fe pedimos. Puede imprimirse (para uso privado). Así lo decretó el Emmo. Sr. Cardenal Don Norberto Rivera Carrera. Arzobispo Primado de México, el 28 de marzo de 2003. Se suplica que toda gracia, favor o milagro recibido por intercesión del Siervo de Dios Antonio Plancarte y Labastida sea comunicado a la Casa General o a cualquiera de las obras apostólicas de la Congregación de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe. Se les pide anoten nombre y dirección de la persona que escribe, Privada de San Sebastián 80. Col. San Sebastián. Delegación Azcapotzalco. 02040, México, DF. Tel. / Fax. (55) 55-61-48-40 lada sin costo: 01-800-821-8812 www.antonioplancarte.org

¿Sientes en tu corazón que Dios te llama a una vida de intimidad con Él y su Santísima Madre? Ven y visita nuestro monasterio y comprobarás que aquí está tu lugar...

Mostró una gran devoción a María Santísima bajo la advocación de la Inmaculada Concepción y de Nuestra Señora de Guadalupe. Fue nombrado Abad de Guadalupe en 1895: promovió el culto a Santa María de Guadalupe, reconstruyó y embelleció la Basílica y preparó todo lo necesario para la ceremonia de Coronación Pontificia de la imagen Guadalupana. En sus últimas palabras, antes de su muerte, ocurrida el 26 de abril de 1898, rodeado de sus Hijas y de algunos sacerdotes dijo: “Me encomiendo mucho a la Santísima Virgen de Guadalupe… Si a alguno ofendí, le pido perdón… Y si alguno me ofendió, no tengo en Mi corazón ningún resentimiento… (*) Y como la expresión que refleja desde lo más profundo de su corazón el fervor por la Santísima Virgen. Queda como legado esta oración: “María en mi madre y me ayudará a salvarme. Me entrego a tus brazos, Madre mía, sálvame. En ti espero guardar bien mis propósitos. En tus manos, Señor, entrego mi alma y cuerpo. Sálvame. Señor, Sálvame” (*) Rasgos de su Vida José Antonio Plancarte y Labastida nació en México, DF el 23 de diciembre de 1840. A la edad de 19 años, el joven Antonio escuchó el llamado de Dios, decidió seguir su vocación y se ordenó sacerdote el 11 de junio de 1865 en Tivoli, Italia. Con la bendición del Papa Pío IX regresó a México y muy pronto fue nombrado párroco de Jacona, Michoacán donde permaneció hasta 1882. Durante este tiempo: .Elevó la vida espiritual de sus feligreses a quienes acercó a los sacramentos. . Remodeló el Santuario de nuestra Señora de la Esperanza. .Fundó el primer colegio Guadalupano plancartino para niñas, que marcó el inicio de su gran obra educativa. .Envió varios grupos de jóvenes a estudiar a Roma, de los cuales la mayor parte siguió la carrera eclesiástica e incluso algunos llegaron a ser Obispos. .En 1878 fundó la Congregación de Religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, para que continuaran con la educación cristiana de la niñez y juventud Fue nombrado Abad de la Basílica de Guadalupe en 1895 y fue el principal promotor de la coronación pontificia de nuestra Señora de Guadalupe el 12 de octubre del mismo año. Su última obra fue la construcción del templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, consagrado el 5 de febrero de 1897. Es considerado como fundador y

¡Sí! Tú, Tú, y Tú puedes ser Carmelita descalza Aquí Dios te está esperando ¡No lo hagas esperar más! Carmelitas Descalzas San José de Celaya C. Sinaloa 112. Ote Entre Obregón y Colón Alameda Tel: 01 461 61 2 10 07. Celaya Guanajuato Chicos: Templo del Carmen


Jorge Enrique Mújica | jem@arcol.org

apostólica y romana, y servir las creencias y enseñanzas formales de la Iglesia según son promulgadas por el Sumo Pontífice y sus predecesores. Hoy por hoy cuenta con una programación ininterrumpida las 24 horas del día, los siete días de la semana. 3,400 cable-operadores, estaciones repetidoras, satélites, televisión abierta e internet difunden su programación. Emite señales en tres idiomas: inglés español y alemán. EWTN (Eternal Word Television Network) es, sencillamente, la cadena de televisión católica más grande del mundo. Con más de 30 años de existencia está al alcance de 85 millones de hogares en 140 países. Su extensa y variada programación es de excelente calidad. Incluye documentales, series de enseñanza sobre la fe con teólogos y especialistas, dibujos animados, transmisiones en vivo de celebraciones eclesiales, ceremonias pontificias, conciertos y programas en vivo con la participación de público. Pero EWTN no se ha querido quedar en la televisión tradicional ni sólo abarcando televisión. En 1992 lanzó su servicio de radio llegando así a más hogares. Su servicio de radio transmite las 24 horas del día y tiene un público potencial de 600 millones de personas. Para 1996 EWTN incluyó AM y FM ofreciendo, además, la posibilidad de que estaciones de radio de todo el mundo pudieran tomar gratuitamente y retransmitiesen desde media hora de programación hasta 24 horas seguidas. En Internet se ofrecen en línea los mismos servicios. Además existe un amplio archivo de programación pregrabada y grandes recursos, servicios y materiales en textos, imágenes y presentaciones sobre fe, biblioteca, audioteca, información de eventos importantes de la Iglesia, un santoral, guías de la programación mensual, especiales de EWTN en radio y televisión y mucho más. ¿Cómo mantienen todo esto? Fácilmente. Le han dejado el paquete a la providencia de Dios.

Irondale, Alabama. Zona altamente protestante. Año 1961. La madre Angélica llega para fundar el monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles y cumplir así una promesa a Dios tras el éxito de la riesgosa operación de la columna a la que había sido sometida. Rita Antoinette Francis Rizzo, mejor conocida como «Madre Angélica», nació en Ohio, en 1923, en el seno de una familia de ascendencia italiana. Sus padres se desentendieron de ella –hija única– aunque la volvieron a tomar en serio cuando en la adolescencia descubrió su vocación religiosa e ingresó en un monasterio de Clarisas Pobres de la Adoración Perpetua, en Cleveland, pese a la oposición familiar. Ya como religiosa, desde los años setenta, comenzó a escribir libros espirituales y, dado el éxito, el monasterio donde vivía adquirió máquinas impresoras, iniciando la labor difusiva de más libros y folletos. Poco a poco la madre Angélica recibió invitaciones para dar conferencias. No pasó mucho cuando ya se encontraba grabando una serie de programas de televisión para una cadena local. Pero al enterarse de que el canal de televisión transmitiría una película blasfema, decide retirar sus programas de la estación y arreglárselas para construir el propio en el garaje del monasterio. ¿Otro antecedente? Sí que lo hubo. Cuando 1978 visitó el canal 38 de Chicago, un canal de tevé baptista, musitó: «Señor, tengo que tener uno como estos». Y cuando supo que el estudio costaba más de 950.000 dólares de aquel entonces, expresó: «¿Eso es todo? Yo quiero uno». Ciertamente cuando madre Angélica fundó el monasterio jamás pensó en un canal de televisión. En una carta de 1957 escribía su intención original: «Hacer todo lo que estuviera en mi poder para promover una comunidad de clausura entre los negros. Estaría dedicada al apostolado entre los negros por medio de la oración, la adoración, el sacrificio y la unión con Dios. Se haría penitencia constante por todos los insultos y persecuciones que sufre esa raza, implorando las bendiciones y las gracias de Dios sobre este pueblo tan querido para el Sagrado Corazón». Cambio de planes: EWTN emitió su primera señal al aire el 15 de agosto de 1981 desde Birmingham, Alabama, en Estados Unidos. Su objetivo estaba claro: promover la verdad según la había definido el Magisterio de la Iglesia católica

Según el creador del Mustang Ford y ex presidente de Chrysler, Lee Iacocca, madre Angélica podría ser la santa de los ejecutivos. El ex presidente de Domino´s Pizza ha sido más humano y sólo ha dicho que es una de las más grandes empresarias de todos los tiempos (y sin tener un MBA). Otros son más simplones: es la católica más influyente y mediática del mundo. El 20 de abril de 2013 Rita Antoinette Rizzo cumplió 90 años. En 2009 la auténtica y pionera «monja mediática» recibió la medalla Pro Ecclesia et Pontifice, máxima distinción que puede recibir un católico por parte del Papa. Un reconocimiento en vida para quien ha dado su existencia entera en bien de la Iglesia que hoy celebra sus 90 primaveras y agradece el don de su vida.


cima de la ley humana. Fue instituido por Dios, está sujeto a la ley Divina, y por tal razón, no puede ser anulado por ninguna ley. De hecho, los que contraen matrimonio lo hacen bajo su propia voluntad, pero deben asumir el contrato y sus obligaciones incondicionalmente. El matrimonio es natural en propósito, pero Divino en su origen. Es sagrado, concebido por el Autor de la vida para perpetuar su acto creativo, engendrar los hijos de Dios, la unión de la pareja en el amor. La Ley humana, ciertamente reconoce el matrimonio, pero el matrimonio al no haber sido instituido por el hombre, tal ley, no puede anular sus propiedades indispensables. El matrimonio es monógamo e indisoluble; sólo la muerte disuelve la unión una vez consumada. Cuando los hombres pretenden ser los árbitros definitivos del contrato matrimonial, éstos basan su reclamo en la suposición de que este contrato es meramente de institución humana y que no está sujeto a otras leyes que vayan más allá de las leyes humanas.

Para la Iglesia no existe el divorcio sino lo que existe es la nulidad del matrimonio. Esto quiere decir que se declara que nunca existió el vínculo matrimonial, es decir, nunca hubo matrimonio. La Anulación o más propiamente llamado el Decreto de Nulidad, es cuando el Tribunal de la Iglesia encuentra, que algunas de las promesas del matrimonio que fueron intercambiadas, por lo menos faltaba algún elemento esencial para que un matrimonio sea válido, como por ejemplo, que una de las partes no intentaba ser fiel de por vida a la otra parte o que nunca pretendía tener hijos. Otro ejemplo sería que una de las partes era incapaz del matrimonio (debido a alguna debilidad física, como enfermedad mental o alguna condición psicológica que impide cumplir con el compromiso matrimonial como la homosexualidad etc.) Un Decreto de Nulidad no disuelve el matrimonio. Si alguien está aprovechándose del proceso con engaño, esto sería un pecado muy grave para esa persona. Una persona que entra inocentemente en un segundo matrimonio no es culpable de pecado, pero la persona que se aprovechó del proceso para obtener fraudulentamente el decreto, y así poder casarse de nuevo cometería adulterio en su nuevo casamiento. El proceso para obtener un Decreto de Nulidad supone la entrega de los hechos del matrimonio, con testigos de los mismos, al Tribunal Diocesano del Matrimonio. Cualquiera de las partes lo puede hacer. Después de la evaluación debida de los hechos, el juicio sobre la validez del mismo es realizado. Una segunda corte, normalmente una Diócesis vecina, debe verificar la sentencia y esta debe ser aprobada por un Obispo. Cualquiera sea la decisión, esta puede ser apelada a la Rota Romana (la corte de los matrimonios de la Santa Sede).

Pero la sociedad se originó por el matrimonio, no el matrimonio por la sociedad humana. El Matrimonio fue destinado por el Creador para la propagación de la raza humana y la mutua ayuda de esposo y esposa. Lo que dice el Catecismo El Catecismo de la Iglesia Católica dice que "los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento. El Catecismo explica que "ser libre" quiere decir: no obrar por coacción; no estar impedido por una ley natural o eclesiástica". La Iglesia considera el intercambio de los consentimientos entre los esposos como el elemento indispensable "que hace el matrimonio". Si el consentimiento falta, no hay matrimonio. En el número 1627 se sostiene que el consentimiento consiste en "un acto humano, por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente: "Yo te recibo como esposa" - "Yo te recibo como esposo". Este consentimiento que une a los esposos entre sí, encuentra su plenitud en el hecho de que los dos "vienen a ser una sola carne". Es por eso que el consentimiento debe ser un acto de la voluntad de cada uno de los contrayentes, libre de violencia o de temor grave externo. Ningún poder humano puede reemplazar este consentimiento Si esta libertad falta, el matrimonio es inválido. Por esta razón (o por otras razones que hacen nulo e inválido el matrimonio, la Iglesia, tras examinar la situación por el tribunal eclesiástico competente, puede declarar "la nulidad del matrimonio", es decir, que el matrimonio no ha existido.

Como este es un proceso voluntario, la mayoría de las Diócesis estiman unos costos para cubrir los gastos administrativos que este proceso acarrea. Si este estipendio es una carga muy pesada se debe pedir su eliminación.

El Catecismo dice que "en este caso, los contrayentes quedan libres para casarse, aunque deben cumplir las obligaciones naturales nacidas de una unión precedente".

Si el Decreto de Nulidad se otorga, la pareja queda libre para volverse a casar, a menos que la condición que llevó a la toma de decisión (Ej. falta de intención, enfermedad mental, incapacidad, falta de madurez) siga existiendo. Entonces la persona que tiene ese problema sigue estando incapacitada para el matrimonio, pero la otra pareja que no tiene el problema está libre para volverse a casar.

Más adelante señala que "el vínculo matrimonial es establecido por Dios mismo, de modo que el matrimonio celebrado y consumado entre bautizados no puede ser disuelto jamás. Este vínculo que resulta del acto humano libre de los esposos y de la consumación del matrimonio es una realidad ya irrevocable y da origen a una alianza garantizada por la fidelidad de Dios. La Iglesia no tiene poder para pronunciarse contra esta disposición de la sabiduría divina (cf CIC, can. 1141)".

El matrimonio es indisoluble

El matrimonio es un sacramento y está, por su propia naturaleza, por en-


Debido a las malas condiciones de la carretera, una camioneta que transportaba a 13 sacerdotes de la Diócesis de San Juan de los Lagos volcó el pasado 26 de abril, lo que hasta el momento ha provocado la muerte de cuatro de los ocupantes. «Las carreteras de la región se encuentran en mal estado, y esto ha dado lugar a una serie de accidentes fatales, como en el caso de los cuatro sacerdotes que murieron el viernes pasado», es lo que ha dicho a la prensa, el Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, Mons. José María de la Torre Martín, quien ha instado a las autoridades a que arreglen estas carreteras. El Obispo ha añadido «he descubierto por mí mismo que algunas carreteras en el Estado de Jalisco se encuentran en muy mal estado, pero también sucede en nuestro estado, donde hay carreteras en pésimo estado, y por ello los automovilistas deben tener mucho cuidado para evitar accidentes». Con respecto a la muerte de los 4 sacerdotes de la región, Mons. de la Torre Martín, ha dicho que está profundamente triste por lo que ha ocurrido y espera que los otros sacerdotes que todavía están en el hospital se recuperen pronto, «los sacerdotes fallecidos eran jóvenes de entre 27 y 28 años, muy activos en la vida de la Iglesia y muy amados en sus parroquias». La tragedia sucedió el viernes 26 de abril por la tarde, cuando un grupo de 13 sacerdotes, regre-

Un director y productor alemán habría reunido los 25 millones de dólares necesarios para la película MAURO PIANTA, ROMA Tomando en cuenta el carisma del personaje, uno podría decir: “claro, era inevitable”. Un carisma y una historia que dentro de poco llegarán a la pantalla grande. El productor y director alemán de 57 años, Christian Peschken, será el que llevará al cine la figura de Jorge Mario Bergoglio. Según lo que indica el National Catholic Register (NCR), el director alemán habría ya reunido 25 millones de dólares gracias a un grupo de inversores europeos. Peschken, que se convirtió al catolicismo hace poco, nació en Alemania pero vive y trabaja en Hollywood. El título de la película ya estaría listo: “El amigo de los

saban de un encuentro sacerdotal desde Jalisco a Aguascalientes, a la altura del poblado Ojos de Zarco, la camioneta en la que viajaban ponchó una rueda, al parecer por las malas condiciones de la carretera, lo que ocasionó que ésta se saliera de la carretera, volcando hasta terminar al menos 20 metros fuera del asfalto. La camioneta dio diversos giros de campana provocando la muerte de manera inmediata de tres sacerdotes y los demás fueron transportados de urgencia al hospital más cercano, pero ayer falleció también el padre Juan Carlos Pulido, el cuarto del grupo. Otros 4 sacerdotes permanecen hospitalizados con heridas graves Al respecto, la CEM emitió el siguiente mensaje en su cuenta de facebook: "La Conferencia del Episcopado Mexicano, en profunda comunión con S.E. Mons. Felipe Salazar Villagrán, Obispo de San Juan de los Lagos, le acompaña en estos momentos de dolor por el sensible fallecimiento de los reverendos padres Roberto Pablo González, Ernesto González Gutiérrez, José Guadalupe Ornelas Ornelas y Filiberto Juan Carlos Pulido Méndez, y le ruega haga extensivo nuestros sentimientos de solidaridad al Presbiterio, a la Vida Consagrada, a los seminaristas y a los fieles laicos de esa querida Diócesis, particularmente a los padres, hermanos y familiares de los jóvenes sacerdotes que perdieron la vida en un terrible accidente automovilístico."

pobres: la historia de Papa Francisco”. «Cuando el 13 de marzo –dijo el director al NCR– lo vi asomarse al balcón de la Plaza San Pedro pensé: “esta escena sería perfecta para una película”. La idea nació en ese momento y desde entonces no he parado de trabajar en ella». En este proyecto están involucradas diferentes personas. Andrea Tornielli, vaticanista del periódico italiano “La Stampa” y de Vatican Insider (autor de diferentes volúmenes y de la reciente biografía del pontífice, “Francisco: la vida, las ideas, las palabras del Papa que cambiará la historia”), se dijo disponible para ofrecer su asesoría. El director alemán también se puso en contacto con Sergio Rubín, autor de un libro entrevista con el entonces cardenal Bergoglio, con el director español Antonio Cuadri y con el italiano Vittorio Storaro, que se ocupará de la fotografía.

ACI/EWTN Noticias).- Una bebé que fue dada por muerta en el Hospital General de Barranquilla (Colombia), luego de que su madre se indujera un aborto con fármacos, sorprendió a los médicos mientras la llevaban a la morgue donde despertó. Según informa la prensa local, la madre de la niña, identificada como Yulieth Patricia Chamorro Martínez, tenía seis meses de gestación cuando fue llevada el 23 de abril de emergencia al hospital, luego de que ingiriera un producto abortivo. El dictamen médico señaló que la bebé había nacido muerta. En declaraciones a la prensa local, un enfermero que atendió el caso dijo que "su pequeño rostro estaba pálido, no tenía signos vitales, el corazón no le latía al momento de nacer".

Mientras la trasladaban a la morgue, un enferme-

ro se percató de que la bebé "hacía un sonido, pero como iba envuelta en un papel llegué a pensar que era el roce con mis manos el que lo producía, pero el ruido siguió". Al retirar el papel que recubría el cuerpo de la bebé, "la criatura como que tomó aire, y de una lloró". "Quedamos asombrados. Había ocurrido un milagro. Por unos segundos nos miramos las caras, pero luego corrimos a la sala de urgencias para salvarla", recordó. Los especialistas en el hospital trabajaron por una hora para estimular el cuerpo de la bebé y dale calor. "Poco a poco su rostro fue cogiendo color, fue asombroso ver ese milagro. Dios actuó ante la mirada de todos los que estábamos en esa sala", recordó el enfermero. La niña fue llamada "Milagro" y remitida a la UCI Neonatal del Hospital Universitario Adelita de Char, donde es supervisada por un Defensor de Familia.


Sopa de letras

Une los puntos

Recuerda este consejo: * Era un chiste tan malo, tan malo, que tuvieron que castigarlo. * Era un coche tan viejo, tan viejo que cuando el conductor sacaba la mano para dar vuelta le daban limosna. * Era un charco tan seco, tan seco, que las ranas llevaban cantimplora. * Era un cartero tan lento, tan lento, que cuando entregaba las cartas eran documentos históricos. * Tenía la cabeza tan pequeña, tan pequeña, que no le cabía la menor duda,.

¡Adquiérela!


REDES 235