Issuu on Google+

Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

Foto: Roberto Unigarro

Índice

Urbe: 2-3-4-5 Imago: 6-7 Adrenalina: 8 Babelia: 9 Voyeur: 10-11 Foto Reporteje 12

ISSN 1692-9810

-

1

"Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben" William Faulkner

Periódico estudiantil CS&P

-

Nº 183

Febrero 16 al 29 del 2012 - Distribución gratuita - 2000 ejemplares

Quienes practican deportes extremos en la urbe, más que desafiar a las autoridades, infringir la ley o incomodar a la comunidad, buscan d i v e r t i r s e y e n t r e n a r. Actividades como el roller, el rápel, el parkour y los piques, son aficiones o hobbies que no cuentan con un lugar apropiado dentro de la ciudad para llevarse a cabo, por lo tanto, sus adeptos se ven obligados, en muchas ocasiones, a “invadir” lugares que no son convenientes.

Foto: Luisa Toro


2

Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

Pedritos Navaja por doquier Luisa Fernanda Toro González

En plena Avenida Santander, frente a Mercaldas de la Calleja, a eso de las 9 pm, un hombre camina mientras habla por su celular Nokia E71. En ese instante, alguien se aproxima sigilosamente por su espalda. La calle está solitaria, con el típico ambiente de un domingo. En cuestión de segundos es víctima de un “raponazo” y el bandido emprende la huida; sin embargo, el dueño del celular no se queda con las manos cruzadas y persigue al ladrón hasta por fin alcanzarlo. Sin previo aviso, este saca  del bolsillo de su chaqueta un revolver 38 corto  y comienza a golpear al sujeto con la cacha hasta lograr que le devuelva su celular. Finalmente, el hombre le da una paliza al ladrón, recupera su celular y sale victorioso. “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”.

URBE

Cuando

la parca La existencia recorre la mente del pensante, atormenta con incógnitas lejanas y abruma sus acciones, entonces solo resta decidir.

descansa

Facultad de Ciencias Sociales y Humanas Programa de Comunicación Social y Periodismo

Guillermo Orlando Sierra S. Rector Ricardo Celis Pacheco Decano Diego Enrique Ocampo L. Director Programa Wilson Escobar Ramírez Director Gonzalo Gallego González Editor Gráfico

Sebastián Castaño Giraldo Practicantes VIII semestre Roberto Unigarro Ramírez María José Hernández Jorge Villegas Quintero Luisa Fernanda Toro González

Manizales, Carrera 9 # 19-03 Tel: 887-9680 extensión 288 E-mail: periodicopagina@hotmail.com Impreso en LA PATRIA S.A.

www.umwebradio.com

Cinco de la tarde del martes, la noche empieza a llegar como también a ser más frecuentado el Bar Rojo* ubicado en el centro de la ciudad, ingreso y me siento en la última de las 14 mesas que hacen parte del establecimiento público, el cual según rumores de los trabajadores de la zona, taxistas y habitantes del sector, es una oficina y refugio de sicarios en Manizales. Se acerca la mesera y con ella la mirada de casi todos las personas que se encuentran reunidas tomando cerveza, ron o aguardiente por tragos en la barra y quizá también esperando el cliente que les diga a quien hay que asesinar, mientras pido una cerveza me reparan

de pies a cabeza y lo penetrante de esas miradas dice que ellos saben que soy un extraño en el lugar. Los nervios empiezan a llegar y para disimularlos llamo a la mesera; le digo que me acompañe en la mesa y la invito a una cerveza. Su nombre es Paula, mujer nacida en Manzanares, Caldas, con 29 años de edad y de los cuales uno de esos lo ha dedicado a trabajar en el establecimiento del “mono”, como es conocido el dueño del bar. Mientras hablo con ella descubro a través de los espejos del lugar la mirada vigilante de dos sujetos que visten de tenis deportivos, jean, chaqueta oscura y gorra, pregunto a Paula y me dice mientras sonríe: “relájese que ellos son

conocidos míos, mantienen todos los días acá”. Seis lámparas que iluminan de color rojo el techo de icopor y el resto del bar, hacen que note los cuatro pircing en partes del rostro de Paula, mientras me cuenta que su horario de trabajo es de lunes a lunes de siete de la mañana a dos de la mañana, 19 horas de labor para mantener a sus cuatro hijos, Fabián de 2 años, Andrés de 9 años, Camila de 11 y Juan Camilo de 15 que la esperan en su casa ubicada en el barrio Solferino. Después de estar unos minutos en el sitio y de consumir varias cervezas entro más en confianza y me acerco a la barra, entra un hombre al bar y se ubica a mi lado, saluda a la mayoría de personas


3

Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

que se encuentran en la barra, hace un paneo y me mira de pies a cabeza, pide una cerveza Poker y se sienta; su anillo de compromiso me hace saber que es casado, minutos después llega un sujeto, lo saluda y se sientan a hablar. Pasados quince minutos salen del bar, se montan en una moto Suzuki Rx 115 y pasadas casi una hora vuelve al lugar. Tras una larga tanda de música popular, artistas como Jonny Rivera, Luisito Muñoz y otros de ese género, por los cinco bafles amplificadores de sonido suena un vallenato llamado los caminos de la vida Interpretado por el grupo vallenato “los Diablitos” y curiosamente la mayoría de personas brindan y alzan sus voces para cantar fuerte el coro que dice: “los caminos de la vida no son como yo pensaba, como los imaginaba, no son como yo quería…”

Cuando cae la noche Llegando las siete de la noche el bar esta casi lleno, me dirijo al baño y veo a la otra mesera sentada en las piernas de un sujeto alto, mono, de ojos verdes; su presentación hace ver que es una persona de bajos recursos, en la mesa los acompaña una botella de aguardiente. Entro al baño el cual es un orinal para hombres y un inodoro para las mujeres, el olor a orines es penetrante hasta el punto de que surgen las ganas de trasbocar, salgo del ahí y me ubico de nuevo en la mesa, minutos después se me acerca a saludarme la mujer que estaba en las piernas de aquel sujeto y me dice: “tómese un chorrito”, lo acepto y se sienta a mi lado a conversar un rato, mientras aquel sujeto me “raya” con su mirada. Esta mujer se llama Andrea, lleva un mes y medio trabajando como mesera del Bar Rojo*, es de la ciudad de Pereira, lleva dos meses viviendo en Manizales exactamente en el barrio el Carmen, su voz dubitativa y cortada que se suma a lo torpe de sus movimientos y el olor a licor que sale de su boca me dicen que esta prendida, casi borracha, mientras me cuenta que hijos: Salome y Jacobo de 6 y 4 años de edad y que se encuentran en Pereira con el padre. “Ayy pelao ya debería estar en la casa, mi turno terminaba a las cuatro de la tarde pero me quedo porque ese man está gastando y vamos a ver ahora para donde nos vamos o a qué invita”, me cuenta mientras sonríe y acerca mucho su cara a la mía casi que para hablarme al oído y decirme “y acá en Manizales soy la novia de un policía de la estación del Carmen y él sabe que trabajo acá y me defiende cuando hay peleas, y cuando le digo que van a dar bala él viene” Después de un rato de conversación y de confesarme que muchos de los que frecuentan del bar andan armados, me despido de ella y me dirijo a la caja a pagar la cuenta, camino a casa pienso en que los rumores pueden ser ciertos, que el ambiente pesado del bar, la forma de vestir de los personajes, las motos de alto cilindraje y hombres sentados toda una tarde esperando sujetos sospechosos, me hacen pensar que tal vez estaba rodeado de sicarios, y que tal vez ese día corrí con suerte y no presencie ningún acto que lamentar. * El nombre del local se ha cambiado por efectos legales para proteger la verdadera ubicación del establecimiento.

Delirio suicida Santiago Serna Duque

La hoja en blanco lo abruma. Todas sus extremidades tiemblan y sudan por cuenta de una incesante noche de tragos; la parte posterior del cráneo le duele como si lo hubiesen golpeado constantemente con un buril de acero templado. Ahora además de aumentar su presión por la cantidad exagerada de nicotina y cafeína también se nublan sus ideas. Se pregunta qué tema escoger para su nota de prensa… divaga y la existencia lo abruma, se detona el consejero del diablo. No encuentra sentido en acciones que seducen, ahora el suicidio le rosa el oído: mejor acabar con el dilema incesante de la vida. ¿Y por qué no?, viéndolo bien la misión de cada ser humano en este mundo es incierta, y optar por acabar con la vida a mano propia en una solución simplista, valedera y hasta glamurosa. Algunos de sus más grandes ídolos como: Morrison, Cobain, Vicious y Monroe optaron por esta valerosa pero cobarde decisión sin dar lugar a la vacilación. Por qué él no habría de imitarlos. Siendo sensato, el fallecimiento de un ser tan minúsculo le importaría a una cantidad muy poco significativa de personas y finiquitaría con su incipiente existencia. Sumido en este transe se da a la tarea de planear cual sería el suicidio perfecto y se le viene a la mente buena variedad de opciones, no tan originales como las de Saw o las Tarantino pero al fin y al cabo opciones.

Situación y dilema La primera y más clásica es meterse un tiro en la cabeza, pero tres inconvenientes de peso se lo impiden: a. Conseguir un revolver o pistola. La verdad es que tener a mano cualquiera de esos dos elementos no es como sacar un condón de la billetera, y el cuentico de buscarlos en el mercado negro no es tan simple como parece.

Foto: Santiago Serna D.

b. por otro lado y descubriendo su perfil más humano y altruista piensa en su anciana madre. No sería una actitud nada justa con una mujer de 46 años sumida en la menopausia y desazón sexual; veterana que ha tolerado por 23 años la indeseada presencia parasita de este ‘existencial’. Así que no sería justo que tuviese también que limpiar los regueros de sesos y cráneo dejados por su “amado hijo” como prueba de su último excéntrico capricho. Ciertamente hubiese sido un gesto muy desconsiderado de su parte. c. por última opción y no menos angustiante, la que más lo horroriza y mortifica es fallar en el intento; no dar plena terminación al acto conllevaría a continuar con una vida mucho más nefasta, llena de más frustraciones y obstáculos que la actual. Además de ostentar un repugnante hoyo en la frente, digno de cualquier cancha de golf. La idea de saltar por la ventana del cuarto es muy atrayente para el indeciso, pues el simple hecho de volar como ‘chulo’ en busca de cualquier basural le ínsita a hacerlo sin ninguna explicación lógica… pero desafortunadamente su ficticio dios no lo creo con tan grandes condiciones y la aventura duraría 3 insignificantes segundos. Comienza a desmotivarse pero llega a su mente una de las escenas finales del Padrino II, en la cual Tom Hagen (Robert Duvall) le recomienda a Pentangeli (Michael V. Gazzo) que se corte la venas y muera como lo hacían los romanos tras un complot fallido contra el emperador. Alentado por tan maravillosa escena de la mejor película en la historia se dispone a dar fin con su lúgubre vida. Deja de lado el computador para ir a la cocina, en el transcurso vuelve del letargo momentáneo. Ahora el falso suicida retoma el computador y comienza a trabajar; la muerte le da espacio y fluye a seducir.


4

Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

Envalet parking

Post –fiesta

Jorge Villegas Quintero

Jorge Villegas Quintero

Jueves en la mañana y Perdido en su contexto, calle 19 carrera 22… pantalón engrasado, camisa naranja y un trapo rojo saluda y despide por dinero en pedazos… encuentra su propósito en vigilar carros, pero su rostro surcado y pesado no le permite disfrutarlo, acosa vehículos; necesita dinero…. Direccional encendida, abandonan la bahía. La camioneta sube por la alcaldía y la cara se arruga más.

Carmen 2 de la mañana y rumbo a su casa, la fiesta estuvo buena, comparten sangre y apellidos, la bombonera acompaña a los ingenuos, cuadra abajo y más mareo. Interrupción y se acaba la fiesta, movimiento rápido, puñales baratos, escapan con botín. Anderson y Darwin superan el susto y abrazan la almohada. 7 de la mañana la iglesia estorba; ¡Anderson! grita Charo; pálido y débil abre los ojos, 3 litros de sangre en cobijas y colchón, 2 heridas en la espalda. Visita y recuperación pendiente.

URBE

Las

cabezas “La taxidermia es un proceso arduo, poco remunerado, pero muy gratificante”

de Vallejo Manuel Sebastián Álzate

La familia Vallejo es la única dinastía de la capital caldense que en 40 años ha homenajeado al toro de lidia a través de la taxidermia; una técnica que se refiere al arte de disecar y que conjuga conocimientos de varias disciplinas, en las cuales se destaca la anatomía, la escultura y la pintura. En Manizales, sólo ellos prolongan la existencia de este mamífero; un animal al que le deben el reconocimiento taurino a nivel mundial, pues sus obras son solicitadas por aficionados, toreros y ganaderos de todos los rincones que desean perdurar con el recuerdo más exacto de un animal que significó y despertó muchos sentimientos en éstos.

Los inicios de la disciplina Fue en el año de 1968, cuando Francisco Vallejo (padre) llegó al coso de la ciudad de las puertas abiertas para desempeñarse como conserje. Allí, acompañado por su esposa y por sus hijos Francisco y Jaime, iniciaría el legado de los taxidermistas en la ciudad. El escenario perfecto: un conserje carnicero que quería sacar el máximo provecho a los toros muertos que compraba para venderles sus carnes. El negocio era fructífero, y la carne dura del animal se vendía bien; sin embargo, el hombre visualizó en este oficio la posibilidad de mejorar sus ingresos económicos, pues en la región taurina por excelencia muchos querían guardar el recuerdo de este animal, pero no había nadie quien le diera forma al pedazo de piel;el cuero terminaba, en el mejor de los casos, hecho tapete o gelatina. Con un promedio de 45 toros al culminar la temporada ferial, y tras cinco años de habitar en la plaza de


5

Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

Es cuestión de respetar las partes

Fotos: Manuel Sebastián Alzate

Manuel Sebastián Alzate

toros, don Francisco Vallejo se apropió del escalpelo (un cuchillo muy afilado) y comenzó a cortar la piel de sus pacientes; con incisiones bruscas y sin técnica, dando como resultado objetos amorfos que no inspiraban respeto.

La consolidación de una dinastía Sería con el pasar de los años y luego de muchas temporadas de fracaso con la técnica para disecar, que Don Francisco perfeccionara su arte; su hijo Francisco, actual patriarca del negocio lo recuerda mientras lucha por separar el pitón de la madre del cuerno; prepara una cabeza que viajará a Bogotá en los próximos días. “mi papá la tuvo que embarrar con muchos toros antes de descubrir el proceso adecuado de la taxidermia: un corte frontal, desde la parte inferior del hocico hasta el pecho y otro desde la nuca hasta donde inicia el hoyo de las agujas; esto permite un cocido fácil y sin rastros. Además, los químicos, el lavado y secado de la piel y los pequeños detalles como la boca y los ojos, nos permitieron configurar un trabajo muy completo estéticamente”. Cuenta Francisco mientras realiza su labor. Ese trabajo apetecido por muchos es depaciencia;para que la cabeza adorne una galería o un salón de exposi-

ción puede tardar más de dos meses desde el momento en que se desalojó la piel de la carne. Esta piel entra en procesos de baños con sal nitro y piedra lumbre por 16 días, luego pasa a secarse en el sol (diferente al secado con cal) por tiempo de un mes y por último va la parte de los detalles, la más dispendiosa: allí hay que rellenar con paja y dar forma con palos, cuyos materiales serán retirados al final.

¿El fin de la práctica se aproxima? “La taxidermia es un proceso arduo, poco remunerado, pero muy gratificante”, así lo expresa Alex, hijo de don Francisco y quien hace parte de la tercera generación taxidermistas de esta familia. Para él los 600 mil pesos que reciben por vender una cabeza no tienen valor superior al hecho de preservar una cultura; un legado que evidencia en más de 150 cabezas disecadas; un número considerable que magnifica el compromiso y el amor por esta profesión que hoy se ve en riesgo, como lo explica don Francisco mientras su rostro toma un aire de preocupación: “si la tauromaquia es prohibida en este país como ahora lo está siendo en España, nuestro trabajo habrá llegado a su final. Nosotros somos taxidermistas de toros bravos y no de otro animal”.

Hoy más que nunca está candente la discusión acerca de si deben o no perdurar las corridas de toros; los detractores y quienes están a favor de la fiesta brava han dado un paso al frente para defender sus intereses. Recientemente un exguerrillero expresó su repudio por la muerte, a mi parecer –sin poner en duda la posibilidad de cambio a la que todos tenemos derecho- en un acto más de conveniencia para caer en gracia con la moda de un público que con pasión, desconocimiento y menos argumentos se ha volcado en contra de la tauromaquia. A pesar de los fuertes señalamientos sobre la práctica de Cuchares, los que creen en el derecho libre de la personalidad también han manifestado el gusto por lo suyo; en la corrida del 11 de febrero celebrada en Medellín, cientos de niños y jóvenes se volcaron al ruedo de la Macarena con cantos y pancartas pacificas que exigían el respeto por la diferencia de una minoría, esto, como señal del país democrático en el cual vivimos. Admito que me gustan las corridas de toros, soy amante a ellas no por la tradición, pues me parecería algo muy absolutista, ni soy taurino porque mis sentidos se agudicen fervorosamente ante la creación del pintor, escultor, músico, bailarín o literato: artistas que se inspiran con el juego de la vida y la muerte de toro y torero, ni lo soy por reconocer y adjudicarle a la fiesta la preservación de esta especie animal y el cuidado del medio ambiente, ni porque gracias a ella mi ciudad se pueda sostener gran parte del año económicamente, ni por los impuestos que subsidian a los deportistas, ni por la esperanza de vida que le brinda a cientos de niños del hospitalito; simplemente, soy taurino porque así me nace, porque me enaltece y me emociono cuando un hombre vence sus miedos y logra dominar a la fiera, al animal bravo; soportando cada embestida y mostrando su supremacía. Se que muchos podrán repudiar este escrito y no voy a justificar las corridas de toros con otros actos de repudio, pero lo cierto es que quienes denigren de mi gusto y no hagan mayor cosa por socorrer y expresarse en contra a la explotación laboral de niños, por los secuestros, por los abusos sexuales infantiles, por las guerras, por la exclusión de sexos, por el racismo, por el capitalismo salvaje, por la violación animal como la de los caballos zorreros, las ratas que usan de experimentos para la ciencia, entre muchas otras cosas, me darán un gran alivio y seguiré sintiendo el amor por lo mío. Si algún día el panorama cambia y se superan todos esos problemas sociales, quizás podré considerar la tauromaquia como un mal para la humanidad, entre tanto seguiré disfrutando de lo que me gusta hasta el día en que pierda la gracia y el interés por ella.


6

Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

I M A G O María José Hernández Madrid

La primera semana de febrero fue temporada de estrenos teatrales en Manizales por cuenta de los estudiantes de la Licenciatura en Artes Escénicas con énfasis en Teatro de la Universidad de Caldas, quienes mostraron los resultados de su trabajo durante un año de estudios con la presentación de varias obras. Gracias a este tipo de actividades se puede medir la calidad del teatro que estamos formando en Manizales, por eso Página estuvo presente en dos de las obras estrenadas: Blanco y Negro y Vistazo Doméstico. Blanco y Negro es una creación colectiva realizada por estudiantes de X semestre de la licenciatura, quienes terminaron su profundización en dirección y actuación. Es una obra de grandes fortalezas y grandes debilidades. Al entrar en el Galpón (escenario de todas las obras), nos meten en un mundo diferente a la realidad cotidiana, es clave que todo sea blanco y negro, incluida la vestimenta de los comensales. La oscuridad total rodea al público al compás de una voz cansada y monótona, que cuenta la misma historia una y otra vez, el escenario comienza a iluminarse y las miradas se sorprenden gracias a una cuidadosa y bella escenografía, compuesta por varios elementos, que nos hacen sentir en un bosque de cuento de hadas. El inicio de esta obra genera expectativa, se presiente que va a ser una muy buena presentación.

Lamentablemente otros elementos fallan. Tres actores son los encargados de contar una historia cuya estructura es compacta y bien cuidada. Se trata de un romance que surge entre una mujer, vestida totalmente de negro, llena de inseguridades, miedo y desconfianza de enfrentarse a la realidad y un hombre vestido totalmente de blanco, cuya principal característica es la ingenuidad y las buenas intensiones. Una joven es quien interviene, como una especie de Dios, o niña que juega con sus muñecos, en las acciones de ambos personajes, quienes finalmente, terminan juntos. La obra nos presenta elementos clásicos de los cuentos infantiles y profundiza en el psicoanálisis de los cuentos de hadas, de ahí que muchas acciones se repitan tres veces. No tiene muchos diálogos, este elemento es suplido por una excelente musicalización y poemas de Mario Benedetti, que amenizan momentos de tensión. Pero esto no es una fortaleza, pues la falta de textos genera la necesidad de grandeza en la expresión corporal de los actores, y este factor es débil en la puesta en escena, sobre todo en la actuación del hombre, ya que como espectadores alcanzamos a sentir nervios por su parte. Este montaje está bien cuidado en sus pocos textos, en la escenografía, iluminación y demás elementos, la temática es clara, comprensible y genera algo de ternura en el público, pero su mayor debilidad es que es muy rosa, no hay un problema, un nudo, no hay un conflicto que confronte al espectador, lo que genera lo que no deja recordación alguna y peor aún que no deje reflexión. Por otro lado, Vistazo Doméstico, o De Puertas Para Adentro, nombre alternativo que se le da al montaje, fue realizado por los estudiantes de VI semestre de la licenciatura y escrito y dirigido por la dramaturga Liliana Hurtado. La temática sobre la que se desarrolla la obra es la violencia sexual infantil perpetrada por

familiares, explorando cómo se vive el abuso desde la mente del abusado, el abusador y los demás miembros de la familia, testigos silenciosos de los vejámenes que ocurren en su hogar. El montaje está cargado de simbolismo y formas de expresar esta realidad, pero en muchas ocasiones no logran el objetivo que se planteaba, esto por problemas de interpretación de los personajes, estructura narrativa y cohesión.


7

Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

de Manizales Como espectadores no encontramos un camino claro a seguir en cuanto a la historia, es decir, no hay un inicio, nudo y desenlace, estructura circular o zigzag, que nos permita seguir un camino frente a lo que le sucede a su protagonista. Lo que percibimos es una unión de escenas a las que les falta un hilo conductor para lograr que se entienda y se disfrute el espectáculo; el problema de cohesión sigue presente en los espacios que se crean en escena; tres lugares totalmente aislados, todos a cargo de diferentes actores, razón por la que hay lugares con menos fuerza que otros. Esto hace que el público se pierda mucho del contenido y mensaje que se quiere transmitir, ya que al tener tres espacios a los que mirar, captan atención los lugares con más fuerza. Las interpretaciones podrían ser más verdaderas, aunque cabe destacar que en algunos momentos de la puesta en escena se llega a sentir y comprender el mensaje que se intenta enviar, pues algunas actuaciones son fuertes, consistentes y acertadas. El concepto de Vistazo Doméstico, más que bueno es de gran importancia social, pues es una forma de protestar frente al drama del abuso sexual a menores, una forma de incitar al público a que denuncie este terrible hecho. Podemos decir que el teatro en la ciudad va por buen camino, hay buenas ideas, talento y un muy buen cuidado del arte en las producciones teatrales, pero hace falta trabajo en la forma de contar historias, dar mensajes y fortalecer las interpretaciones.

Para culturizARTE Exposiciones: Hasta febrero 24: Centro Colombo Americano. Exposición Me falta un tornillo. Silvio Gallego Duque. Hasta de marzo30: Exposición Animal Bodies. Museo de Historia Permanente: Exposiciones del Centro de Museos de la U. de Caldas. Pobladores prehispánicos del Cauca Medio y El presente es la clave del pasado. Universdiad de Caldas sede Palogrande. Febrero: Muestras fotográfica U de caldas. Sala de exposiciones de la sede Bellas Artes. Teatro: Jueves de febrero y marzo: Actores en Escena. Inicio Temporada teatral 2012. Los hombres de Ganímedes. Autor Néstor Caballero. Directora Liliana Díaz. Música: Viernes de febrero y marzo: Palacio de Bellas Artes. Concierto jazz jam session. 7:00 p.m. Cineclubs: Febrero 22: Centro Colombo Americano. Cine club The great train. Ciclo mal de amores.  JUST A KISS, Ken Loach, 2004. 6:30 p.m. Febrero 24: Cinema Fundadores. Sala Olimpia. Psicosis. Alfred Hitchcock. Estados Unidos. 1960. 6:30 p.m.    Febrero 25: Cinema Fundadores. Sala Olimpia. Cortometraje- Ficción: ¡OJO SALOMÉ. Óscar Hincapié Mahecha. Colombia. 2010. 11 min. Largometraje – Documental: TIEMPOS DE ARENA. Gustavo Fernández. Colombia. 2008. 84 min. 4:00 p.m. Febrero 29: Centro Colombo Americano. Cine club The great train. Ciclo mal de amores. LOVE IN THE AFTERNOON, Billy Wilder, 1957. 6:30 p.m Marzo 7. Centro Colombo Americano. Cine club The great train. Ciclo mal de amores. EAT DRINK MAN WOMAN, Ang Lee, 1994. 6:30 p.m.

La piel que habito Por Ángela Patricia Jiménez Castro

“El rostro nos identifica”, es una de las frases que el protagonista Robert Ledgard (Antonio Banderas) expresa en La piel que habito, la más reciente producción del director español Pedro Almodóvar. El film narra la historia de un científico que experimenta en un cuerpo humano valiéndose de la terapia celular para crear resistencias externas en éste. La trama de la película gira en torno al amor, al odio, a la venganza y la búsqueda constante de lo que pudo llegar a ser y no fue, de donde nace primordialmente la crueldad y perversidad de los personajes. El cuerpo es sin duda uno de los elementos más importantes dentro de la historia, todas las acciones se representan física y simbólicamente en él. La sexualidad, la agresión física, la sensibilidad en las caricias y la visibilidad del cuerpo generan relaciones en todo el desarrollo del relato. El argumento se desarrolla de una forma plana, sin muchas apuestas en la narración del discurso, que es claro y preciso, pero con una fotografía que se acomoda perfectamente a las emociones de los personajes y revela un elevado nivel artístico. Gran parte de las imágenes, desde los planos detalle y el recorrido que la cámara hace por el torso de Vera (Elena Anaya), coprotagonista de esta producción, exaltan el valor estético del cuerpo y la armonía existente en él. Ciertas composiciones crean en el espectador la ilusión de percibir esculturas humanas. Es constante una sensación de misterio que se revela a través de las miradas de los personajes principales y de los contra-planos que imprimen cercanía entre ellos a pesar de las grandes distancias en las que se encuentren. El relato es generador de inquietudes constates, se plantea una reflexión frente a los límites de la ética en la ciencia médica, cuando parece que este científico logra desbordarlos en el cuerpo de Vera; o cómo se pueden llegar a resolver las enfermizas pasiones de una persona. Almodóvar crea un film donde se invade con atrocidad el espacio de la intimidad, donde los sentimientos extremos y la pasión se convierten en mórbidos deseos, que se mueven en un discurso oscuro, sin esperanzas y en ocasiones poco convincente, pero que logran configurar una interesante estructura narrativa, con una hermosa fotografía y valor artístico, esta es, sin duda, una de sus más importantes creaciones. Ficha técnica: Director: Pedro Almodóvar País: España Año: 2011 Género: drama


8

Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

ADRENALINA

Paulina Marín Trujillo

Velocidad, peligro, desafío, adrenalina; son palabras que despiertan los sentidos de los que huyen de las autoridades para hacer lo que les apasiona; aunque la mayoría de veces, la intención no es discrepar con las autoridades, ni causar daños; se trata sólo de la necesidad de aprovechar cualquier lugar para practicar sus hobbies. En Manizales, aunque no es tan habitual como en otras ciudades del país encontrarse con estas actividades como los piques, el roller, el rápel y el parkour (disciplina que consiste en desplazarse de un lugar a otro lo más fluidamente posible, superando obstáculos), también existen, y se destacan por su gran número de seguidores.

La falta de espacios no deja más opción Estas actividades pueden infringir la ley, ocasionar accidentes y dejar heridos o víctimas, en algunos casos; y es precisamente por esto que las autoridades toman parte en la vida de estos jóvenes, que lo que buscan principalmente es diversión. “Existen normas que sancionan determinadas conductas por considerarlas actos ilegales, pero esto no implica directamente que así pueda mantenerse el orden público, puesto que muchas veces no se puede obligar a cumplirlas, por la falta de argumentos a la hora de alegar las malas conductas”, explican las autoridades. Técnicamente, de acuerdo con la Ley 769 de 2002, los andenes deben ser de uso exclusivo para peatones, por lo cual, si se circula por estos espacios sobre ruedas (a excepción de quienes usan sillas de ruedas, claro), se estaría desobedeciendo este código, pero, por otro lado, la constitución política de Colombia registra que “el deporte y la recreación, forman parte de la educación y constituyen gasto público social. Se reconoce el derecho de todas las personas a la recreación, a la práctica del deporte y al aprovechamiento del tiempo libre”. Además, las leyes colombianas reconocen también la existencia de zonas públicas, “destinadas a satisfacer necesidades urbanas colectivas que trascienden intereses privados de los habitantes”, entonces ¿Dónde están los lugares propicios para estos deportes en Manizales?

Rebeldes con causa Claro está que no siempre es malo, y hay quienes no tienen resentimiento con el trato de los policías y las reglas; Hamilton Henao tiene 27 años, es practicante de rápel, o descenso en cuerda, y solo ha tenido un encuentro con la policía, pero no le fue tan mal; solo recibió un llamado de atención. Hamilton, junto con su grupo de amigos, desde hace algún tiempo intentan que el gimnasio de escalada se vuelva un club, con el apoyo de la Secretaría de Deporte, pero no ha sido fácil. Estos grupos se reúnen en diferentes sitios de la ciudad (donde sea más apropiado), dispuestos a llevar la adrenalina y el peligro al máximo, corriendo el riesgo de ser sorprendidos por las autoridades. Sebastián Villada practica roller, o patinaje agresivo, y lleva 5 años de un lado para otro, y por lo general los espacios ideales son precarios; “tenemos problemas con la policía, con los celadores y en general con la gente, porque dicen que les dañamos los pasa manos o los muros”. Estos problemas han llegado hasta los enfrentamientos, pero él no se queja del todo, puesto que también hay personas que no ponen problema, y al contrario, respetan y disfrutan lo que jóvenes como él hacen.

Estás reuniones son muy usadas para la recreación de las personas, que solo al verse obligadas a evadir la ley terminan por convertir estas sanas actividades en peligrosas o riesgosas. En algunas ciudades del territorio nacional han creado espacios para los amantes de estos tipos de deportes, construidos con toda la seguridad y con el fin de animar a los jóvenes para que practiquen y se sumerjan en los entretenimientos. Espacios de los cuales carece Manizales, donde no son nulos pero tampoco son suficientes, y no son necesarios exclusivamente para evitar problemas, sino para promover el deporte, lo cual generaría muy buenos aportes a la ciudad.

Distancia/Tiempo = Adrenalina Los amantes de los piques en la ciudad se reúnen con amigos o conocidos, algunas veces vía redes sociales, y acuerdan sitio y hora de encuentro, “lo hacemos desde que estamos en el colegio, lo hacemos porque es una pasión y es un estilo de vida, aparte del cariño que cada uno le tiene al carro.”, dicen La recta del Sena, la vía Panamericana y La Florida, entre otros, son sitios ideales para la práctica de estas carreras callejeras, por el poco flujo vehicular; no hay presencia cercana de autoridades y tienen buen tiempo y buen espacio de maniobra ante cualquier eventualidad, como asegura un aficionado: “ nunca hemos tenido problemas con la policía, cuando sabemos que están cerca, todo el mundo arranca”. Aunque últimamente la situación ha estado más complicada de lo normal para los apasionados de la adrenalina, porque hay mucha vigilancia por cámaras, y algunas vías no son propicias para competir porque las están arreglando, sin embargo, lo siguen haciendo en espacios más reducidos, en los cuales el riesgo es mayor, y aunque el Código de Tránsito en su artículo 218 indica que conducir a velocidades superiores a las permitidas, la multa sería de cinco salarios mínimos, los amantes de la velocidad no dejan de lado su afición. A pesar de que hay lugares destinados para estos deportes en otras ciudades, algunos seguidores se rehúsan a practicarlos donde se debe, seguramente porque es más emocionante o divertido; y en algunos casos sus participantes están bajo el efecto del alcohol, o de sustancias psicoactivas, para lo cual la sanción, de acuerdo con el artículo 224 de Tránsito, sería una multa de 20 salarios mínimos y la suspensión de la licencia de conducción por mínimo 6 meses. Entonces, el punto no es sólo generar los espacios necesarios para la práctica, sino también crear la cultura, tanto para los aficionados a estas actividades como para los ciudadanos.


9

Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

BABELIA

Fotos: Manuela Hoyos Ramírez

Un día entre

Hare Krishnas

Manuela Hoyos Ramírez

Jueves, 9 de febrero, 2012 La jornada comienza temprano para los Hare Krishna; desde las cuatro de la mañana preparan el templo y ofrecen una oración, antes de que se asome la luz del sol. Su cordialidad está a flor de piel cada que una persona llega a compartir el día con los devotos; no se siente desprecio ni mucho menos odio por aquellos que no pertenecen a la religión. Mujeres en saris (túnicas) de colores y hombres en dhotis (túnica y pantalón), se visten acorde con la ocasión, pues aquel día gozarán de la presencia de su gran maestro espiritual Srila Paramadvaiti Swami. Llagada la hora de realizar la Govinda, aproximadamente veinte personas se acomodan alrededor del altar que horas antes habían decorado para ofrecer agradecimientos a su Dios Krish- na. Niños, jóvenes y adultos se despojan de sus zapatos para pisar el templo sagrado y comienzan a rezar en sánscrito. Prabhu Sundar Krishna Das, un hombre que lleva predicando ésta religión veinticuatro años, es quien lidera los mantras. Acompañados de instrumentos recitan cánticos alusivos a sus deidades, que a la vez son semidioses. Segundos después, lo que parecía un lugar de silencio y meditación, se convierte en una bella ceremonia, acompañada de bailes, regocijo y alegría. Santa Rosa de Cabal, lugar de encuentro de los devotos 8:00 a.m., llegados a los termales de Santa Rosa de Cabal, que además pertenecen a un devoto de Krishna, una gran cantidad de peregrinos se reúnen para compartir y gozar de un día de reflexión al lado de otros creyentes. Personas del eje cafetero, Bogotá y otras partes del mundo se citan en aquel lugar para recibir una guía. La majestuosidad de la naturaleza se hace presente, cascadas y pequeños riachuelos de agua pura, el escenario perfecto para estas personas que tienen una conciencia ecológica inmensa y un infinito respeto por la ‘madre tierra’ como así la nombran. Se siente una energía de hermandad y respeto, pues todos se saludan con efusividad, llamándose entre sí “Madres” a las mujeres y “Prabhu” a los hombres, signo de reconocimiento y admiración como seres dignos e iguales. 9:00 a.m., después de saludar a todos sus conocidos, es hora de compartir el desayuno entre cada familia Krishna, pues el propósito de disfrutar los alimentos que la naturaleza provee, es primero, ingerir la comida acompañados de sus seres queridos y segundo, de invitar a disfrutar de la bendición del desayuno, el almuerzo o la comida, a quien más lo necesite.

Una taza de cereal acompañada de yogurt se reparte a más de cien devotos que hacen fila pacientemente para recibir estos alimentos. Como no es común en el “mundo material”, las personas respetan su puesto en la fila y algunas veces ceden el lugar a otros que se encuentran cerca. 10:00 a.m., dos parejas, seguidores de la religión se preparan para contraer matrimonio. Esto implica no sólo sentir un profundo amor por su pareja, sino entender que para que el matrimonio perdure, deben ser fieles mutuamente y mantenerse humildes el uno con el otro, pues es más importante Dios por sobre todas las cosas. Por medio de una ceremonia de fuego, “los asociados”, llamados así en lugar de no- vios, entrelazan sus vidas y comienzan a compartir una vida eterna de lealtad hacia el otro. Proclaman mantras y tiran al fuego granos de arroz simbolizando las malas acciones cometidas para que éste se las consuma. La mujer viste un hermoso sari rojo, en representación de que ahora está casada con un hombre. Las joyas y adornos que rodean su cara y cabello son accesorios que complementan su tradicional vestido. El hombre por su lado, viste un traje blanco y en su frente se plasma la bindiva que simboliza un tercer ojo, es decir, una ventana del alma. 11:00 a.m., los devotos que desean pre-iniciarse, iniciarse o reiniciarse y que cumplen con los principios que identifican a un Hare Krishna, los cuales son ser vegetariano, no jugar juegos de azar, no tener relaciones ilícitas fuera del matrimonio y no intoxicarse (con bebidas alucinógenas, alcohol, drogas o cafeína), deben ir a un cueva bajo las cascadas termales para cumplir con la ceremonia y así ser reconocido como un miembro más de la comunidad, por su maestro Swami Paramadvaiti.

Así culmina la experiencia 3:00 p.m., pasadas cuatro horas, se reparte el almuerzo, es arroz chino vegetariano. En todo momento se recuerda el respeto que tienen hacia los animales, pues un devoto pasa por cada mesa dando a conocer un movimiento activista que se denomina “la revolución de la cuchara”, que trata de reconocer los derechos que tienen los animales y la naturaleza pues al igual que los humanos, son seres vivos. Transcurrido el día en medio de conferencias y conversaciones apoyando el respeto por medio ambiente y buscando la espiritualidad en nuestro diario vivir, siempre pensando en las consecuencias de nuestros actos y viviendo al servicio de los demás. Su ideología es no ser victimas ni esclavos del mundo material, al estar en un estado de conciencia absoluto con la naturaleza y con uno mismo, es decir, dejar a un lado lo mundano y estar ciento por ciento al servicio de su Dios Krishna.


10

Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

Transeúnte con objetivo, busco el lugar que enmascara la realidad, proyecta obesidad tentadora sin exceso de grasa… seducción que manosea la primera realidad; cautiva lo simple y lo convierte en hastío necesario.

VOYEUR

en Jorge Villegas quintero

Comuna dos, cruzo el umbral, el ambiente me insinúa confidencias y pasiones reprimidas. En la parte inferior de la calle una ventana hacia lo ‘sucio’ me mira… “cine Venus”, letrero-erótico, imagen-voluptuosa, que en conjunto esperan por los amantes del voyeur. En la entrada del exótico lugar está la programación del día, la misma pareciera un anuncio dominical de desayunos y almuerzos que grita: “bullosas y calientes”; “colegiales culonas” y otros que hacen referencia a vaginas y pezones. La mirada del transeúnte es absorbida por la seducción del exceso, la modelo del letrero interfiere su rumbo… desmenuza los instintos y distrae al novato. Un cristal transparente divide el diminuto hall de la taquilla, miro al encargado: ¿qué precio?, mirada directa y tono cordial, la entrada es a 4 mil pesos y “disfrute la película”. Una puerta de madera se abre y prosigue una tela negra y liviana que funciona como un velo que acaricia mi rostro… comienza el estimulo. En el costado derecho de este espacio que tiene un olor semidulce y mojado están las sillas estáticas de madera, estas descansan sobre una tarima que soporta las ansias y el peso de cada uno de los asistentes. Poca luz, solo la proyección, un bombillo muy pequeño de color sexo y la luz con filtro verde del baño dan una idea de este espacio silenciado por los “ayyy” y los gemidos de los protagonistas de estos films. Una atmósfera cálida rodea el lugar, un halo invisible pero con sustancia convence de que todo aquí es permitido… experiencias heterosexuales, bisexuales u homosexuales. Ahora estoy en la película, la calidez ha aumentado; me dirijo al baño y lo primero que veo es un lavamanos que carga un rollo de papel higiénico con ciertas huellas pegajosas, impregnadas en alto relieve; parece poesía natural adornada con la fragancia propia del lugar; olor que pasea por el cine dejando claro lo agrio y lo vinagre… una textura penetrante.

Fotos: Jorge Villegas


Edición 183 / Febrero 16 al 29 del 2012

11

Controle su peso, controle su salud Luisa Fernanda Toro González

En la carrera 19, afuera de la Secretaría de Tránsito y Transporte de Manizales, un hombre se dedica a pesar a los transeúntes por el precio de 200 pesos; y también les toma la presión, por 200 pesos más. Mientras el hombre espera clientela sentado en una pequeña banca, las personas van y vienen, a pie ó en buseta, y muchos de ellos leen las inscripciones en una señal de ‘pare’ junto a una báscula, que dice: “Salud, Regule su peso $200”, pero pocos advierten hasta qué punto puede llegar la imaginación de un colombiano a quien la suerte no ha favorecido. Pesar a las demás personas para ganar dinero con qué comer y así conservar su vida y su salud, es a lo que se dedica este hombre, para no quedarse estancado. “Un colombiano no se vara”.

n la galería Concentrado y estimulado Sexo oral, anal, masturbaciones y orgias es lo que inunda a Venus, es lo que pasa allí desde la proyección, lo que estimula a cada persona que esta acá. En un extremo de la sala un hombre mayor, solitario, de cabello blanco y con cachucha mira con atención la película en ingles sin subtítulos, los diálogos no importan, no hay teoría, simplemente lo hacen práctico. Penetraciones y eyaculaciones controlan la libido de mi compañero, éste cuidadosamente coloca su chaqueta sobre sus muslos, desliza su mano derecha entre su entrepierna y complementa la película; trata de convertir las sensaciones del actor en emociones compartidas, encontrando en la masturbación a su puta perfecta, la que sabe muy bien cómo hacerlo y dónde apretar más fuerte. Dos filas más adelante un joven con pelo de viruta, su atuendo se reduce a camiseta y pantaloneta, estático, con los ojos muy abiertos, como si estuviera observando una película de suspenso en clímax constante; con las dos manos en la boca y sin moverse mira a la protagonista de la película, ella con su cabello negro y mirada afilada seduce a cada uno de nosotros… nos hipnotiza, su mirada nos toca, nos llama… quiero estar ahí metido en la pantalla con ella, siento que no aguanto más. Quizás él estaba ahí con ella, por eso no se movía, solo se extasiaba y suspiraba fuerte, jadeaba y emanaba un aroma a sudor y a papa cruda. La puerta entreabierta del baño deja ver la luz verde que sale de allí, esa luz parece observar a cada uno, destello revelador y artístico que descubre esa intimidad compartida pero personal que se respira en el ambiente. En primera fila, ansioso, de estatura baja, pelo corto, chaqueta negra con resortes rojos en las mangas y pantalón ancho; observa con detalle el lugar. La actriz grita fuerte, repetido… es penetrada como se debe. Intensidad, fuerza, tatuajes y fluido. No aguanta más, las ansias explotan; su rumbo es atrás de la sala, ya en posición comienza el ejercicio… mis sentidos me obligan a entender; ahora la banda sonora de la película es dirigida por el movimiento húmedo de su mano y su falo; la experiencia es algo más real. La película acaba. Lentamente vamos dejando el lugar, y en él orgasmos o fantasías íntimas reflejadas en trozos de papel higiénico que adornan el suelo, testigo silencioso de lo que ocurre en este particular lugar. Aquí cuando sales te encuentras con un rubia inmortal con tetas enormes y mirada de “quiero chupártelo” que pretende que regreses pronto. Las funciones solo llegan hasta las ocho de la noche, en una constante diaria de estímulos visuales y dosis elevadas de morbo que envuelven a diferentes personas de Manizales, que luego llegan a sus casas a simplemente ver las telenovelas de los canales nacionales y a comparar a sus mujeres con las soñadas actrices porno, que desvelan sus sueños eróticos y necesarios.


Febrero 16 al 29 del 2012 / Edición 183

FOTO REPORTAJE

Mariana Castaño Ravagli

Primera posición, manos en preparación: “Grand Plié”. Con los pies y los muslos separados la bailarina baja lentamente casi hasta el suelo. Los ligamentos de las rodillas se contraen en una flexión profunda, mientras los brazos van al compás de la música entre movimientos finos y suaves. Así comienza la obra. El cuerpo del artista se entrega a un mundo de pensamientos y pasiones que expresan elegancia y precisión. Espacio, cuerpo y movimiento, coordinan toda una orquesta de sensaciones que se dejan fluir libres, en la conexión sutil y en algunas ocasiones desbordada que se da entre público y artista. “con el ballet me conecto con mi cuerpo y reflejo los deseos de mi alma, exteriorizo sentimientos reprimidos de alegría, tristeza y pasión, libero mi mente. Esto me hace reconocer la esencia del baile, que necesita exigencia y constancia pero en especial amor”, comenta Manuela Hoyos un poco roja y agitada después de terminar su clase en la Academia Olga Lucía.

Fotos

: Mari

ana C astañ

o Rav

agli

12


Periódico Página