Page 1

2

TARECHIS AÑORANZAS DE MI TIERRA CORONADORES FECCCI

n Añoranzas de nuestra infancia.- A varios Tarechis los conocí jugando pata e’ pila en las calles y canchas, con mis hermanos nos divertimos chutos correteando bajo la lluvia y la gotera de los techos. Con ‘Cabezón’, Freddy, Arturo, Gery y José la pasamos pescando en las cunetas o chiveando en las grandes corrientes de agua de las avenidas.

n Con Gueider, ‘Juanchuli’ y Ariel casi nos ahogamos aprendiendo a nadar en las temibles pozas, ya en plan de joda gracias a la plaza y sus discotecas conocimos a Jorge que ahora ya tiene hasta nietas, ya en días de Carnaval los Paniaguas y Álvaro se sumaron, por simpatía decían ellos, pero ahora nos enteramos que de los Rebeldes y Flojonazos, los botaron por tacañazos, brazos de pingüinos les decían porque las manos nunca le llegaron a sus bolsillos. n Las rondas del arroz con leche, botellita envenenada, la tuja de esconderse, la contada de cuentos y leyendas, y la saltada de elástico, fue la infancia soñada de las mujeres Tarechis, etapa que jamás será olvidada, esa generación dorada de estas peladas viejas que hasta ahora se acomodan a la tecnología, la cual muy bien manejan sus hijos hoy en día, a Ingrid, María, Noelia y a Yudit, sus hijas las tratan como aprendiz. n El locro, rapí, patasca y keperí, le salen muy rico a Kadir porque su mujer Pilar es muy exigente cuando degusta y siente que el susodicho se pasó de condimentos. n

Que cosa hermosa que sigan vigentes los

agachau que administra nuestra gente, aunque en los Andes algo raro pasó, ahora empiezo a explicarles porque el negocio de mamá Ena quebró, primero María le quemaba el arroz, Ivana le fiaba a Seboro hasta dejarle la huata más redonda que un poro, Chicho y Luz se comían las ganancias y aunque Juan Pablo, ‘Edu’ y Brayan llegaban tarde de la vagancia, comían sin pagar como si fueran dueños de la estancia y no es que sea joichi, pero Yina y ‘Patiqui’ arrasaban por si acaso quedaba coñichi y si algo faltaba en ese comedor era la presencia de Darwin el vividor, se ganó la chapa por fiar más de la cuenta y resulta que pa’ cobrarle hasta ahora lo encuentran.

Bando 2018, Pag, 2  
Bando 2018, Pag, 2  
Advertisement