Page 3

periodico@labarradyr.com.ar

octubre 2010

/ La barra

¿Podemos o no podemos funcionar en equipo? E

s muy habitual el comentario de que los argentinos en forma individual se pueden destacar en cualquier ámbito, pero que les es imposible funcionar en grupo, o en equipo, y se atribuye esto, entre otras causas, a que cada uno responde sólo a su propio interés o a su

propio lucimiento. Sin embargo habría que preguntarse cuánto hay de realidad y cuánto de mito en esta supuesta incapacidad de trabajo grupal. El deporte es uno de los caminos posibles a transitar para analizar el tema. Este año ha estado especialmente poblado de torneos mundiales en deportes por equipo y sobre todo en aquellas disciplinas que más público convocan, lo que equivale a que más intereses están en juego. Veamos cómo les fue a los argentinos. «Las Leonas» y «Las Águilas», selecciones femeninas de hockey y hockey sobre patines, se alzaron ambas con la copa del mundo.

Los seleccionados de fútbol y de básquet alcanzaron ambos un destacado 5º puesto, aún cuando en el primero de los casos los hinchas aspiraban a más. En tenis se logró llegar a las semifinales de la Copa Davis pese a tener el representante más destacado, Juan Martín Del Potro, fuera de competencia. Por último, al cierre de esta edición, la selección de vóley estaba llevando a cabo una destacadísima actuación en el mundial de Italia. Vale la pena aclarar que todos estos equipos están conformados por estrellas, acostumbradas a brillar en forma individual, y por lo que se ve, pese a todo lo que se diga, de alguna forma se adaptan al juego colectivo. ¿Dónde está entonces la falla? Pareciera que al dar el salto de escala del equipo, en la disciplina que sea no sólo deportiva, del grupo acotado con el que nos identificamos, a la sociedad en su conjunto es donde el sentido de pertenencia, de responsabilidad social desaparece. Lo público es lo que no concebimos como algo a defender entre todos y de todos y es allí donde cada uno tira para su lado. En especial los dirigentes, salvo contadas excepciones. Todo esto no es una afirmación, es una invitación a pensar. Lo que no es para pensar, lo que podemos afirmar con toda seguridad, es que en este mes tenemos el día de lo mejor que hay en este mundo: las mamás. Felicidades para todas. Nos reencontramos en noviembre.

El equipo de La barra

Si concebimos la libertad de manera abstracta e irrealista terminamos concibiendo de manera abstracta e irrealista la violencia. (Revel, Jean François)

3

Periódico La barra - Octubre 2010  

Publicación mensual de distribución gratuita para la zona oeste del GBA. Periódico La barra. Deportes, Recreación, Cultura, Educación. Edici...

Advertisement