Page 1

| Entrevista

Marzo 2011

9

Entrevista a Juan Moscoso: “Los políticos somos cauce de ideas entre instituciones y ciudadanos”

H

acer de Pamplona una ciudad viva, atractiva y referente en su entorno. Es uno de los objetivos que plantea el diputado por Navarra y candidato socialista a la Alcaldía del Ayuntamiento de Pamplona, Juan Moscoso del Prado. Pamplonés y formado en la capital navarra, así como en otras partes del mundo, se lanzó a la política, ámbito sobre el que quiso incorporarse desde muy joven, tras haberse forjado una carrera profesional. Entrevistamos al diputado, inmerso en plena campaña electoral, y que confiesa sentirse muy esperanzado ante este reto con nuevas propuestas políticas.

¿Desde cuándo se dedica a la política? Me afilie al Partido Socialista a principios de los 90 cuando el ciclo de Felipe González tocaba su fin y vi que a los jóvenes nos correspondía tomar el relevo. De modo que empecé a participar de manera activa como militante de base y ya en 1999 por primera vez en Navarra el partido socialista PSN-PSOE me propuso como candidato navarro para el Parlamento europeo, un año después para el congreso de los diputados y en 2004 resulté elegido diputado por Navarra. En todos esos años compaginé mi trabajo profesional con el partido. ¿Y cómo se decidió a dar el salto? Siempre tuve vocación política. Pero decidí primero tener una carrera profesional propia, porque es muy importante en política conseguir la independencia y libertad suficiente para tener, cuando te marches, un lugar al que regresar y un trabajo consolidado o estable. Ha comentado recientemente que quiere que Pamplona vuelva a ser una ciudad de referencia, ¿Cómo se puede llegar a lograr? Pamplona es una ciudad próspera, que durante muchos años fue referente en calidad de vida y sanitaria, zonas verdes, calidad educativa… pero en los últimos veinte años ha dejado de ser la referencia del norte de España. Sólo la mantenemos en renta per cápita alta, a pesar de que sigue habiendo muchas diferencias y problemas sociales, un alto grado de desempleo, muchos dependientes todavía sin atención suficiente, etc. Si realmente queremos ser una ciudad referente en calidad de vida, tenemos que tener unas políticas mucho más agresivas y progresistas en cultura, educación,

sostenibilidad y políticas sociales. Creo también que hay que poner en marcha un modelo de urbanismo diferente. Es una ciudad que ha perdido mucha vida en el centro, practicando un urbanismo que no ha sido positivo ni para la sostenibilidad ni para la movilidad. De manera que la ciudad que tenemos ahora, a pesar de ser magnífica, no es una ciudad con la que todos soñamos ni la que cuando enseñas a un forastero le sorprende como otras ciudades del entorno.

¿Cuál es su apuesta para Pamplona? Poner en marcha un gobierno que sea más dialogante, transparente y que permita más la participación, consultando a colectivos juveniles, culturales… Considero que el actual gobierno se ha centrado mucho en el continente, esto es, en el urbanismo, acabar de diseñar todo el plano de la comarca de Pamplona, pero no se ha preocupado tanto por el contenido: Políticas concretas o la calidad de vida, en lo que debería ser una ciudad moderna europea. Entonces, ¿Qué le falta? Le falta más vida en el centro, una política cultural clara, con cierta proyección. Hemos vivido el fracaso del proyecto de Pamplona como capital europea con un proyecto de poca calidad y muy incompleto. Hay que dar un impulso a las políticas de lucha contra la crisis, tanto las ayudas a desempleados, como también lo relacionado con los jóvenes, que puedan estudiar o formarse y que la crisis no provoque un abandono de estudios en las familias menos favorecidas. Lo importante es que los jóvenes se formen como personas gracias a la oferta cultural y en otros ámbitos. ¿Cómo ve la ciudad en un futuro cercano? Con un alcalde progresista como yo, con la ciudadanía ilusionada con un proyecto diferente, participando en las propuestas al margen de las incluidas en nuestro programa. De hecho, animo a los jóvenes a que nos envíen ideas. Queremos que Pamplona sea una ciudad viva, que podamos enseñarla a la gente de fuera y que vean que no sólo durante una semana al año somos capaces de desarrollar un evento como San Fermín, sino que durante el resto del año sea una ciudad donde apetezca vivir, con trabajos de calidad o donde desarrollar tu proyecto de vida completa hasta la jubilación. Es verdad que gente

con vocaciones relacionadas con la cultura, educación, deporte o marketing, entre otras, se ha marchado fuera a trabajar. Confío en que Pamplona tenga ese tipo de proyecciones, que es lo que da calidad de vida a una ciudad.

¿Cree que actualmente los jóvenes están comprometidos con la política? Creo que sí y saben que la política es el mejor instrumento diseñado en democracia para hacer que nuestras sociedades sean mejores. Es muy importante formarse bien, vivir las experiencias que tienes que vivir cuando eres joven para que después seas un político más conocedor de la realidad. Los jóvenes de ahora son la primera generación que ha nacido en democracia y consideran la política algo distinto, que no peor, a los que todavía recordamos la transición. Deberíamos reflexionar sobre cómo cambiar algunas pautas en la política actual para que los jóvenes vean que la política sea más flexible. ¿Cómo les podría animar a que se involucren más en el tema político? Cualquier ciudadano puede sorprenderse al comprobar lo fácil que es acceder hasta los políticos. Estamos abiertos a la gente y sus ideas o propuestas pueden llevarse a la realidad. No tenemos que ser nosotros quienes inventemos las ideas, sino que somos cauces entre las instituciones y los ciudadanos. Sin duda, los jóvenes suponen el futuro, ¿Qué acciones están previstas o se proponen para este colectivo en diversas materias?

Tenemos claro que a pesar de la crisis se va a seguir avanzando en dos grandes vías fundamentales para los jóvenes: Asegurar que el sistema público de educación se mejore, refuerce y facilite a los jóvenes incorporarse a la vida profesional, tanto en formación reglada, profesional o superior. Y al mismo tiempo apostamos porque haya políticas de empleo más agresivas y directas para facilitar a los jóvenes la incorporación al mercado de trabajo. Complementaremos estos dos ejes principales con hacer de esta ciudad una comunidad puntera, con instituciones públicas y privadas dedicadas a la investigación para que las empresas aseguren ese trabajo de calidad, un modelo de vida sostenible y con un tejido cultural diverso. Navarra es una comunidad donde conviven muchas sensibilidades, incluso tenemos dos lenguas oficiales. Por otra parte, muchos navarros inmigrantes, que son ciudadanos de pleno derecho, han traído consigo su cultura y con todo ello debemos hacer una ciudad más habitable y viva.

¿Qué retos se propone para los próximos meses? Hasta el 22 de mayo supone una campaña muy intensa en la que estoy todos los días en la calle, hablando con los ciudadanos de todas las edades, orígenes y barrios… y preparando un programa atractivo que sea capaz de servir de base para ese cambio que queremos para Pamplona, dando a conocer nuestra propuesta y, por supuesto, ilusionar a los ciudadanos con nuestro proyecto. A partir de ahora, cuando finalice la crisis, comenzará una nueva etapa de crecimiento, que confío que dure muchos años y que va a transformar nuestras sociedades.

Entrevista a Juan Moscoso  
Entrevista a Juan Moscoso  

entrevista

Advertisement