Page 20

PERIÓDICO EL INDUSTRIAL

• MARZO 2016 •

Opinión

Los desafíos y dificultades de algunos prevencionistas de riesgo en el mundo laboral Los requerimientos de los clientes y metas, a veces inalcanzables para que las empresas registren tasas de accidentes cercanas a cero, son según Tomislav Marinovic, los escollos que deben enfrentar los prevencionistas de riesgos.

E

l ingeniero en prevención de riesgos y gerente general de Miros Consultores, Tomislav Marinovic, asegura que: “Tener accidentes no es pecado” y que “los accidentes no se ocultan ni se manejan”. El experto en temas de seguridad laboral -con más de 24 años de experiencia- exhorta a los profesionales a luchar contra las malas prácticas en términos de ocurrencia de accidentes y a demostrar desde sus puestos de trabajo que los accidentes laborales no son un pecado, que lamentablemente ocurren y dañan a trabajadores, pero que lo importante es hacer bien el trabajo preventivo. Explica que la presión en la industria por bajar el número de registros de accidentes laborales y marcar índices bajos y cercanos al “cero”, son un desafío prácticamente imposible de conseguir sin que se altere la información, ya sea manipulando declaraciones y/o, derivando a los trabajadores a otros lados que no sea el organismo administra-

dor como dicta la ley. El consultor dice que inclusive algunos trabajadores que se accidentan ya saben qué podrían hacer con él para evitar quedar en los registros, algo que no les preocuparía mientras les paguen todo, reciban atención médica, reciban sus sueldos y no sean despedidos. Añadiendo que al final esto se transforma en un vicio que afecta a todo el sistema y en ocasiones, a que algunos prevencionsitas se vean envueltos, sin poder ejercer la función que por ley nos corresponde. Otro de los problemas que enfrentan sus colegas son, según el experto, que algunas empresas “están frenando la carrera de los prevencionistas por las categorías que exigen”. El consultor explica que los títulos de prevención de riesgos se dividen en dos grandes grupos: Salud y Sernageomin (minería). En el segundo, los profesionales se clasifican por clases A, B y C. El punto, explica, es que los prevencionistas

con títulos técnicos pueden obtener la clase C si realizan el curso de Sernageomin; los ingenieros alcanzan la clase B si aprueban el curso, pero solo los ingenieros civiles en minas pueden obtener la Clase A. Es decir, alguien que no tiene estudios en prevención de riesgos se transforma en experto de seguridad minera clase A por hacer un curso de 45 días. Tomislav Marinovic solicita más oportunidades para quienes estudian la carrera y para quienes no han podido acceder a una categoría del Sernageomin y llama a los profesionales del rubro a empoderarse y tomar conciencia de su rol para conseguir erradicar malas prácticas. Además invita a las empresas a apoyar la gestión transparente respecto a los accidentes, asegurando que esta también es una forma de hacer prevención, ya que todos los hechos no deseados que ocurren, se investigarían como corresponde y por ende se establecerían medidas para evitar su repetición.

DPTOS 1,2,3 DORMITORIOS 43 a 102 mt APROX. 2

DESDE 3100 UF

Avenida O’Higgins 214 • Teléfono: 55 3 314362

ww.borde-rio.cl

20

Edición 29  
Advertisement