Page 6

PERIÓDICO EL INDUSTRIAL

• ABRIL 2015 •

Tomislav Marinovic Pulido, Consultor en Prevención de Riesgos y Gerente general de Miros Consultores Ltda.

“La lucha por menores cifras de accidentabilidad distrae de una correcta gestión preventiva” El Consultor Senior asegura que algunos criterios que se establecen para medir a las empresas, en términos de accidentabilidad en la industria minera, perjudica a las empresas contratistas, especialmente a las pequeñas.

para los cuales debe someterse a exigencias que, en ocasiones son muy altas, alejadas de la realidad.

E

l Gerente General de Miros Consultores plantea la urgencia de abordar seriamente los parámetros con que se miden a las empresas contratistas, enfatizando la revisión del factor horas hombre de trabajo, que varía significativamente de una empresa a otra, de acuerdo al tamaño de su dotación. ¿Qué criterios son los que habría que revisar según su experiencia? Creo que los criterios por los cuales miden a las empresas producto de los índices de accidenta-

6

bilidad no se ajustan a la realidad, ya que la mayoría de las empresas contratistas cuenta con una cantidad de horas hombre de trabajo que, en la fórmula, no les permite salir con una cifra menor, ya sea en frecuencia o gravedad. Es una cuestión estadística porque a menor cantidad de personal, una empresa que tiene un accidente con tiempo perdido tiende a subir su cifra, porque esa es la variable requerida para obtener el índice de frecuencia y que en definitiva determina, entre otras cosas, si la empresa puede o no postular a ciertos contratos, o mantenerse en ellos,

Actualmente el Ministerio de Minería está impulsando una campaña “Cero accidentes” en la industria ¿Influye esto en que las grandes mineras eleven las exigencias para los contratistas? Creo que el deseo de no tener accidentes en el trabajo es un sentimiento compartido en la industria, pero lamentablemente estos ocurren y después de todo, representan también una oportunidad de mejorar el sistema, de enfocarse en desarrollar cada vez una mejor gestión preventiva. Está bien que se exijan altos estándares pero también hay que tener la franqueza para decir que tenemos una fórmula común para determinar la frecuencia y la gravedad de los accidentes que ignora que los factores que determinan esas cifras muchas veces son discriminatorios con la empresa pequeña. Según mi experiencia, sólo el 10% de las empresas contratistas podrían tener las suficientes horas hombre para soportar las cifras de accidentabi-

lidad que actualmente se piden, como para decir “estamos bien”. Finalmente esas empresas de menor envergadura que pueden postular a pocos o ningún contrato, quedan marginadas y no por un tema de mala gestión, entonces me pregunto ¿qué hacen, tienen que ir a la quiebra o buscar otras estrategias para bajar sus cifras estadísticas? Insisto en que hay que revisar los criterios, aquellas empresas que por su actividad económica y trabajos asociados, acumulan o desarrollan una mayor cantidad horas de trabajo, no es justo que sean medidas de la misma forma que las empresas que tienen menores cifras de horas de exposición. ¿Podría graficar esto en un ejemplo? Pongamos el caso de dos empresas y le asignamos a cada una 1 accidente con tiempo perdido, pero con una diferencia de horas de trabajo entre 100 mil una y 900 mil la otra. La diferencia de índice de frecuencia será abismante ya que la primera tendrá un índice de frecuencia de 10 y la otra de 1,1. La con mayor índice de frecuencia tendrá serias dificultades para presentarse a licitaciones de contrato y en algunos casos, mientras desarrolla un contrato, será apuntada como una mala empresa o una empresa riesgosa, cuando en rigor no necesariamente pasa por eso, si no que por todo lo que acá expongo.

Edición 18  

Abril 2015

Advertisement