Issuu on Google+

Edición 77

mayo de 2014

En Pueblito de los Sánchez la tierra es fértil para la vida, allí las manos acarician los productos de la tierra para seguir soñando con una vida mejor.

elamagaseno@hotmail.com

2.000 ejemplares

ejemplar gratuito


Amagaseñas

Edición 77

mayo 2014

2

Caracol Africano en Amagá

Representantes de la comunidad, Corantioquia y a administración local lograron encontrarse para hablar de las acciones que se implementarán en Amagá, tras la presencia del molusco en el municipio. En una de las jornadas de recolección en Amagá se hallaron 13 kilos de este

molusco. La principal advertencia es no manipular el caracol con las manos descubiertas, se recomienda el uso de guantes o bolsas plásticas. “Lo primero que se debe hacer es reportar esta situación a las autoridades locales o ambientales de la región, para ejecutar los respectivos protocolos. Luego empezamos un trabajo para instalar la Mesa Municipal sobre el Caracol Africano” comenta, César Valencia, zootecnista de la Subdirección de Ecosistemas de Corantioquia. El plan de acción concertado en Amagá determinó realizar una jornada de capacitación y sensibilización en instituciones educativas, juntas de acción comunal, y con mayordomos de fincas. Se busca crear alerta sobre esta plaga, que según las autoridades no se puede exterminar, pero sí se puede controlar.

En la Vuelta a Antioquia Jairo Salas se hizo sentir La última etapa de la Vuelta a Antioquia 2014 fue ganada por Jairo Salas, un amagaseño que nuevamente deja en alto el nombre de nuestro municipio y la tierra del Suroeste. La última etapa se disputó en Medellín en circuito con 40 vueltas para un total de 88 kilómetros. Jairo Salas estuvo con el equipo de Aguardiente Antioqueño, IDEA y la Lotería de Medellín. La etapa la ganó con un tiempo de 1 hora, 42 minutos y 33 segundos. El Campeón General de la vuelta fue Camilo Gómez.

Actores de la película Caballo de Acero, grabando en minas de carbón en el municipio de Amagá.

Caballo de Acero es el nombre de la película que se rueda en Amagá, su productor y guionista, Luis Carlos Londoño nos contó que es una película sobre los sueños y las metas de la cultura paisa. El proyecto audiovisual inició en 2012 y uno de sus objetivos es acercar a la comunidad a la producción cinematográfica. Ciclismo, minería, sueños y amistad son algunos de los ingredientes de esta producción que nos cuenta la historia de Daniel Santa María, un joven amagaseño que sueña con ser ciclista profesional. “Aunque esta película no trata de campeones; trata de los ciclistas de domingo, de los que son apasionados por el deporte, los no profesionales, personas como esas hay muchas en Amagá”, comenta Luis Carlos Londoño. “La idea Con el apoyo de:

Apoya la Banda Sinfónica de Amagá La Banda Sinfónica de Amagá viajará del 27 al 29 de junio a San Pedro, Valle del Cauca a representar al municipio en el Concurso Nacional de Música Inédita para Banda Sinfónica. Durante tres días bandas de todos los rincones del país se encontrarán para competir por uno de los cuatro primeros puestos premiados. El año pasado ocupamos el quinto puesto y este año el reto es estar entre los ganadores.

En Amagá se construye un Caballo de Acero

Invitamos a personas, empresas y organizaciones a apoyar la Banda Sinfónica en la que participan 38 niños y jóvenes amagaseños. Se necesitan recursos económicos para pagar la obra inédita que interpretarán en el concurso y reparar algunos de los instrumentos. Los interesados se pueden comunicar con la tesorera de la Banda, María Isabel Sánchez en el 313 606 7105, o con el director de la Banda, Luis Fernando Merino.

de la película la tomé de tres historias de vida; la de Jairo Salas, la de un joven que se llama Daniel Santamaria y la mía, y de esas tres historias ficcioné una sola historia”, dice el productor y guionista. El proyecto cinematográfico también recuerda la tragedia de los mineros en la mina San Fernando, como un hecho que marcó la diferencia en Amagá y forma parte de la historia de este pueblo. La película está en etapa de posproducción, va a tener animación y efectos en 3D, será musicalizada y colorizada en Estados Unidos y se espera que para finales de este año o principios del próximo ya esté en las salas de cine.


Edición 77

mayo 2014

Amagaseñas 3

Así votó Amagá el 25 de mayo para elegir Presidente de la República 1. Oscar Iván Zuluaga (Centro Democrático Mano firme Corazón Grande) 2.471 votos, 34,86% 2. Marta Lucía Ramírez (Partido Conservador Colombiano) 1.555 votos, 21,93% 3. Juan Manuel Santos Calderón (Unidad Nacional) 1.430 votos, 20,17%

Cierre de minas en la Ferrería, ¿y ahora quién asume el cierre técnico de Villa Diana y El Silencio?

4. Clara López (Polo Democrático Alternativo PDA Unión Patriótica UP) 811 votos, 11,44% 5. Voto en blanco: 509 votos, que equivalen a 7,18% 6. Enrique Peñaloza (Partido Alianza Verde) 312 votos, 4,40%

Asociación Antena Parabólica Amagá tendrá sede propia La junta directiva de la Asociación Antena Parabólica Amagá continúa con las acciones necesarias para adquirir sede propia. La idea es disponer de espacios adecuados para el montaje de estudios para la producción y edición audiovisual, contar con un espacio para la atención a

los usuarios, las oficinas administrativas, bodega y la instalación de la cabecera con sus respectivos equipos y antenas satelitales. Se está en la búsqueda de un buen local, una vivienda para ser adecuada según las necesidades planteadas, cerca al parque principal.

Extorsionistas al acecho, hay que denunciar Mediante llamadas desde teléfonos celulares con números desconocidos están intentando extorsionar a quienes de manera incauta responden a las llamadas de los delincuentes. Hábilmente el extorsionista en cada llamada obtiene información y la utiliza para hacer creer que saben todo sobre la persona a quien

intentan extorsionar, exigiendo sumas de dinero y amenazando la seguridad personal y de la familia. Hay que denunciar ese tipo de llamadas y acciones delictivas ante las autoridades. Se puede marcar el 123 de la Policía Nacional, o el 165 para comunicarse con el Gaula Antisecuestro y Antiextorsión.

Por fin inician obras de doble calzada Primavera - Camilo C 24 meses después de que el presidente Juan Manuel Santos confirmara en el Acuerdo para la Prosperidad desarrollado en el municipio de Caldas, que ya había sido adjudicado por Invías el contrato de la doble calzada entre Primavera (Caldas) y Camilo C (Amagá), por valor de 175 mil millones de pesos, estamos viendo obras físicas en la vía. Según el anuncio presidencial del 19 de mayo de 2012 en Caldas, en 27 meses, a partir de junio de ese año, deberían estar listas las obras, incluyendo la gestión social, predial y ambiental del proyecto. Se dijo también que la firma no recibirá anticipos sino que se pagará contra obra, para evitar incumplimientos.

El contrato adjudicado mediante licitación pública (LP-SGT-GGP-053-2011), en la que participaron 14 empresas fue ganada por el consorcio colombo argentino denominado Desarrollo Vial Camilo C, conformado por dos firmas con igual participación: Pavimentos Colombia y la argentina IECSA (Grupo ODS), sucursal Colombia. Realmente la obra no llegará hasta Camilo C, este tramo irá hasta la vereda Pasonivel, sitio en el cual empalmará con el tramo Autopistas de la Prosperidad hasta Bolombolo, ello por la modificación de los diseños para que tuviera especificaciones similares a los de Autopistas, pues lo que se concibió en el primer diseño era una calzada paralela a la vía actual.

La Superintendencia de Sociedades mediante Auto 2014-01-233097 del 7 de mayo de 2014 anunció la terminación inminente del proceso de liquidación judicial de la empresa Industrial Hullera S.A. debido al agotamiento y la total iliquidez de la empresa, y hace un llamado a cesar de manera inmediata la actividad minera regular en la zona donde funcionaban las minas de esta empresa, debido al alto riesgo que presenta para los trabajadores. Se ordenó proceder con el cierre de 27 minas que explotan carbón en terrenos del Título 11262.

mina, es decir, la restauración geológica y ambiental de la zona explotada, el juez del concurso ordena a la autoridad minera competente, a quien ha revertido el título minero, para que proceda de conformidad con lo establecido por el Código Minero en estas circunstancias”. La Gobernación de Antioquia insiste en su posición de no recibir el área en las condiciones actuales, buscando con las autoridades nacionales una solución definitiva y de fondo al tema, y a la problemática social que presenta el municipio.

La Gobernación de Antioquia se manifestó sobre este tema. Esta entidad estatal es la competente para hacer el recibo del Título minero 11262 ubicado sobre la mina El Silencio y Villa Diana, que según la Superintendencia, fue explotado por Industrial Hullera hasta 1997.

Empresarios mineros, mineros y comunidad en general han manifestado su inconformidad, pues como dicen algunos, no es justo que una empresa haya extraído el carbón y las riquezas de las entrañas de Amagá durante más de cincuenta años, abandone la mina, deje tirados a cerca de quinientos trabajadores con sus familias y luego deje inundar y arruinar la mina sin responder por un cierre técnico que no ponga en peligro la vida de tantos mineros que laboran en minas que explotan el mineral en parte de ese título denominado 11262.

La Superintendencia afirma que “la mina actualmente se encuentra colapsada e inundada (…) y ante la imposibilidad absoluta por parte de la empresa en liquidación de asumir los gastos relacionados con el cierre técnico de la

Periódico El Amagaseño

Telefax: 847 10 44 Celular: 311 346 6226 elamagaseno@hotmail.com www.elamagaseno.com


Veredas de mi pueblo

Edición 77

mayo 2014

4

Pueblito de los Sánchez Desde Pueblito de los Sánchez se puede observar el camino que conduce a Fredonia, las montañas que rodean a Venecia y las personas que construyen desde sus sueños a Amagá.

E

n Pueblito de los Sánchez se está parado sobre el cielo. De la zona urbana de Amagá, la vereda está ubicada a 25 minutos en carro. El camino es ideal para las caminatas ecológicas, cabalgatas o ciclopaseos. Luz Marina Franco es una de las mujeres líderes en la vereda y afirma que lo mejor de Pueblito de los Sánchez son sus habitantes, “donde quiera que usted llegue es bienvenido, aquí la gente es muy querida”. En Pueblito son alrededor de 700 habitantes. En esta vereda se produce café, plátano, yuca. Con el proyecto Huertas de las Oportunidades en las casas también hay fríjol, repollo, zanahoria, remolacha, lechuga, cebolla. “La tierra de por acá es productiva, así usted le siembre poquito, le da. No da arroz porque es de tierra caliente”, explica Luz Marina. Uno de los proyectos comunitarios que toma fuerza en la vereda es la construcción de la caseta comunal que desde hace algunos años se convirtió en una meta. Las redes del acueducto y el alcantarillado son las dos necesidades más sentidas por los habitantes de esta vereda. “Ya hemos estado en reuniones con el Alcalde pero no hemos visto avances en el proceso, esperamos que podamos retomar estos proyectos lo antes posible”, dijo Luz Ma-

rina. Las reservas de agua en la vereda no son suficientes y el alcantarillado está generando problemas en los terrenos. Una de las particularidades de Pueblito de los Sánchez es la gran cantidad de madres de familia que trabaja en Medellín u otros municipios del Área Metropolitana. Estas madres visitan frecuentemente a sus hijos, quienes viven con sus abuelos o demás familiares.

En Pueblito

se estudia y se hace deporte El Centro Educativo Rural Pueblito de los Sánchez actualmente cuenta con 70 alumnos. Opera con el modelo de Escuela Nueva y Postprimaria. Niños y jóvenes estudian desde preescolar hasta noveno. Las donaciones de los padres de familia son clave en el funcionamiento del Centro; los implementos de aseo, las ventas de empanadas, boñuelos, rifas y arroz con leche. La Junta de Padres apoya las celebraciones y actividades culturales y a sus deportistas cuando tienen que viajar para competir. Con el apoyo del director del Centro, Javier Armado Álvarez y el docente Carlos Mario Álvarez, los deportistas ya han sido campeones municipales y zonales y han

participado en instancias departamentales. Los alumnos se forman en ajedrez, atletismo, baloncesto, fútbol y otros deportes. El objetivo es aprovechar el potencial deportivo de la vereda. Sindy Ocampo León tiene 13 años y es deportista: “Practico el lanzamiento de jabalina y el de bala. Es como una forma de expresarnos más con nuestra fuerza y sacar todo lo que tenemos. He avanzado mucho con el procedimiento de lanzamiento”. “Los escenarios que tenemos aquí no son aptos, estamos haciendo deportistas en el monte”, comenta el docente Carlos Mario Álvarez. La placa deportiva está en malas condiciones y no puede recibir mantenimiento porque no se tienen las escrituras de los terrenos. La zona de entrenamiento para el lanzamiento de jabalina, bala o salto es un potrero con maleza, ubicado a cinco minutos de la escuela. Pero para los niños y jóvenes, el deporte es bienestar, y esta situación no es excusa para dejar de entrenar.

“Una de las principales necesidades de nuestra escuela es otra aula, pues los niños ya están muy estrechos y no tenemos lugar donde podamos guardar uniformes o equipos. Además tenemos los techos en mal estado y un salón en la parte de atrás se moja”, comenta la presidenta de la Asociación de Padres de Familia, Marisela León Montoya. “Nosotros nos mojamos más adentro que afuera”, agrega Carlos Mario Álvarez sobre esta dificultad en el C.E.R. Uno de los procesos para destacar es el desarrollo del programa Sembradores de Paz que busca incentivar en los niños el reto de ser proclamadores de paz en la región. “Lo bueno de esta vereda es que la juventud todavía no se nos ha perdido en el vicio, los muchachos todavía respetan la gente. Por ejemplo esta comunidad todavía está muy buena para uno levantar los hijos”, comenta Luz Marina.


Edición 77

Editorial

mayo 2014

5

¿Y quién va a asumir el costo

del cierre técnico de El Silencio y Villa Diana?

L

o ordenado por la Superintendencia de Sociedades para que las autoridades competentes procedan al cierre de 27 minas de carbón que funcionan en terrenos del Título 11262, propiedad hasta hace pocos días de Industrial Hullera en liquidación, se suma a los impactos negativos que ha dejado el cierre de la explotación minera que por más de medio siglo dinamizó la economía local y regional llegando a generar empleo directo para más de quinientas personas.

La pérdida de esta fuente de trabajo y los desaciertos que vinieron luego en el manejo del asunto, se suman ahora al potencial riesgo de una ruptura accidental de una inmensa bolsa de agua; una especie de “mar subterráneo” que al parecer mantiene su nivel para evitar la inundación total, el desastre ambiental y la pérdida de vidas. Claro que la pérdida de vidas no se ha podido evitar. Recordemos la muerte de 86 mineros en 1977 en el socavón de Villa Diana, otras tragedias colectivas y muertes una a una en las profundidades de la mina. Hay que sumar el número de ancianos que han muerto esperando una decisión final que les reconozca aunque sea en parte, el derecho a pensión, o los mineros que murieron más recientemente en la mina San Joaquín de Carbones San Fernando, trabajando allí para sumar las semanas que habían falta para acceder a la pensión. Resulta absurdo que se plantee que Industrial Hullera en liquidación no cuenta con los recursos económi-

En la reunión el 19 de mayo de 2014 en Amagá se notificó a los mineros y a la comunidad que la Alcaldía de Amagá es la entidad encargada de realizar el cierre de las minas ubicadas en el Título minero 11262.

cos que le permitan sanear el socavón, además porque aún hay un grupo de mineros, ellos aseguran que son más de cincuenta, que no ha llegado a acuerdos con la empresa y justamente, el valor de ese título minero, es uno de los activos en el que los mineros y sus familias tenían fundadas esperanzas. Los mineros reclaman que la matriz de Industrial Hullera en liquidación, es decir, las empresas dueñas y que se beneficiaron del mineral por tantos años, sí tienen recursos y de sobra para asumir el arreglo con los mineros y el cierre técnico de la mina. Es cierto que hay que tomar medidas preventivas para proteger la vida, pero ordenar el cierre de todas las minas sin tener conocimiento técnico de cuáles están por debajo de la cota de posible inundación es irresponsable; lavarse las manos es muy fácil, pero contribuir a solucionar el problema se vuelve una especie de papa caliente.

La Superintendencia desconoció el proceso de concertación de la Mesa Minera de la Sinifaná en la que participa la Gobernación de Antioquia y que viene siendo un proceso exitoso al que muchos le han apostado, incluyendo los pequeños mineros anhelando formalizarse. El alcalde de Amagá tiene la papa caliente en sus manos, ya dijo, como en otras ocasiones, que estos momentos no los desea para nadie. La Superintendencia lo hará responsable si hay muerte en los socavones, y los mineros esperan una mano amiga que los ayude a superar este trance bastante difícil. Ya dijo el alcalde que hay que cumplir los mandatos legales. Las leyes son para cumplirlas.

¿Y entonces, qué va a pasar con los mineros y sus familias?

Directora: Andrea del Mar Valencia Bedoya

Editor: Albaro Valencia Cano Directora financiera y administrativa: Yazmín Eliana Valencia Mejía Dirección de Redacción: John Fernando Ruiz Apoyo periodístico: Colectivo de Periodismo Juvenil Relaciones y mercadeo: Nancy Johanna Muriel Estrada, cel: 314 623 29 00 Apoyo en mercadeo: Andrés Felipe Restrepo Valencia, cel: 313 569 52 01 Diseño - Diagramación: Sandra Mazo Fernández Preprensa e Impresión: CASA EDITORIAL EL MUNDO

periódico El Amagaseño

Fundado el 28 de diciembre de 2004

Telefax: 847 10 44 Celular: 311 346 6226

Calle 50 N. 49-43 Amagá – Ant. Col.

elamagaseno@hotmail.com

www.elamagaseno.com


Columnista invitada 6

Edición 77

mayo 2014

Rómulo Góngora, el poeta amagaseño y mis recuerdos

Por Lucila González de Chaves

L

a poesía es arte y por eso no puede ser definida. El aliento íntimo del alma no podrá ser descrito nunca; sólo la poesía, con su intensidad en la expresión, con sus imágenes literarias, podrá traducirlo. Recientemente, algunos críticos y filósofos han dicho que en la poesía, la palabra es “representativa” a diferencia de la prosa, en la cual la palabra es “discursiva”. El académico Miguel Antonio Caro entró también a definirla cuando afirmó: “La poesía no es humana música de palabras, sino celeste música de pensamientos; necesita para vivir el valor de la idea y el calor del sentimiento”. Esta opinión la encontramos en la carta que el escritor Horacio Franco le escribió a Rómulo el 7 de febrero de 1946. Y agrega Franco: “Por eso, amigo Góngora, a través de su obra poética percibo yo ese heroísmo silencioso del artista que pule, bruñe y alquitara entre una vasta red de desconciertos, entre atmósferas torvas, el tesoro inextinguible de la idealidad y del ensueño”.

la tormentosa historia del 9 de abril de 1948, cuando un pueblo desbordado por la emoción y por la ira, lloró la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, su caudillo. En este comentario de evocación, quiero saludarlos a ustedes, mis amigos de Amagá, y hablarles un poco de su gran poeta de hace muchos años, hoy ya olvidado: Rómulo Góngora. Todos sus poemas están reunidos en el libro Etapas (Editorial Bedout, Medellín. 1946). De este poeta, el escritor y crítico colombiano, Esaú Becerra y Córdoba, dijo en ese entonces: “Afirmamos que Góngora es un poeta antioqueño que sabe a dónde va y qué móviles persigue con la herramienta de su sensibilidad. […]; ha sufrido y ha tenido la terrible virtud de vivir del recuerdo de lo trágico y de la nada”.

Por todo lo anterior, amigos, puedo afirmar que es casi imposible traducir una poesía de una lengua a otra sin romper su belleza y armonía. Pues bien, leyendo con afecto y atención el Periódico El Suroeste me doy cuento de que hay dos municipios que amo: Titiribí, cuna de mis antepasados y Amagá.

“Rómulo Góngora no es el poeta del placer… Para él la poesía tiene una misión y, acaso, una imposición. Una misión y una imposición en las que no falta, no huye, no se escurre por entre los alvéolos juguetones, el pathos, la pasión, la emoción espléndida y regocijante del vate, del productor de cosas bellas, del manufacturador de imperiales acentos líricos” […]. “Es un volcán impetuoso en perenne pirotecnia… allí, en esa cámara luminosa, llena de una extraña y millonaria pedrería reluciente, está el mágico poder de su poesía iconoclasta, incitadora, revolucionaria, lírica […]”.

Se encienden en mí el recuerdo y el cariño por aquellos amagaseños, entre ellos la familia Arcila Vélez, que me acogieron con cariño y gentileza en el año 1947, cuando yo, a mis diecinueve años -terminados mis seis años de estudio de Pedagogía y Bachillerato en el Instituto Central Femenino- daba los primeros pasos en el campo de la educación: sólo estuve tres meses, en el primer grado de escolaridad, enseñando a leer a sesenta muchachitos; luego me iría a Titiribí en donde terminé el año, y después a la Normal Superior de Señoritas de Rionegro, para enseñar pedagogía, metodología y psicología. Allí vivimos, mis compañeras y yo, a través de la radio, toda

Como poeta, Rómulo Góngora también cultivó con éxito el soneto (palabra que en latín significa: “pequeño sonido”), esa prueba de fuego para quien se consagra a la poesía: manejó con maestría la rima consonante; el ritmo de su verso musicalizó el sentimiento, y las imágenes literarias hicieron bello, claro y grácil el pensamiento. El recuerdo, el amor, las mujeres bellas, el paisaje, su tierra nativa, el hijo, el misterioso atractivo de la mujer oriental, la modestia de la campesina y muchos más, fueron temas de inspiración. El pensamiento de la muerte que a todos nos atormenta, y que nos va colocando en trance de desasimiento, que va purificando el espíritu y nos

va dando la dimensión de la transitoriedad de la vida, que nos alumbra y nos alimenta el pensamiento del encuentro con el Señor, todo esto obliga al poeta a exclamar en su poema “Parábola de las Sombras”:

Es la sombra quemante, es la sombra furente; es la sombra radiante la del color latente; la del hielo fundente; es la sombra, la sombra que se nombra La Fuerte: ¡Es la gélida sombra, la atómica sombra de la Muerte…! En este poema es notorio, además, el hecho de que el concepto aprovecha los valores fonéticos y sugestivos de las palabras. El último poema del libro citado es “Caos”; lo escribió el autor en su lecho de enfermo, destrozado por el cáncer. Un poema que es la síntesis de su vida, el epílogo de su existencia. Un ardido poema que abrasa el alma con toda su iluminante resonancia. Pocos días antes de morir, los amigos le llevaron a su lecho de dolor el libro Etapas, que acababa de ser impreso. El poeta lo hojeó y lloró… Tal vez, alcanzó a leer la última estrofa de su poema “Caos”… Se le acaba la vida, pero su vigor poético se sostiene: las imágenes, las metáforas, las paradojas abrillantan el verso y traducen su dolor. Antes de hundirse en las sombras, tiene gran claridad interior para repasar su vida y hacer humana confesión de sus debilidades. “El lobo rugiente de hocico ensangrentado” le roe las entrañas. Sus humanas pasiones se remansan ante la proximidad de la muerte: ya no tiene odios ni rencores, ni lujuria; la plenitud de su ideal: “creer y haber creado” colma su alma.

Juzgo que el poema “Caos” es antológico: No sé si estoy ardido o apagado. Volcán en erupción, cráter sellado, lava de amor y olvido, rescoldo de emoción. Cual otro Prometeo encadenado el áspid de la angustia me ha mordido el destrozado vientre dolorido; el espíritu tengo flagelado. Llevo a media asta el corazón izado y el cuerpo cruje de dolor transido; a veces pienso que he resucitado o que cadáver soy, recién nacido. En mi propia ansiedad crucificado no sé si vivo o muero, enardecido; sueño despierto, duermo desvelado en un alterno vaivén de súplica y alarido. En vértices de luz me he iluminado y en vórtices de sombra, enceguecido, rindiendo a la virtud culto sagrado y ofreciéndome al vicio, envilecido. Mi fe es heroica cual la de un cruzado y a Dios invoco con piedad ungido; al borde de la duda he trepidado mas siempre caigo por la fe vencido. El Santo Viático hasta mí ha venido solícito a librarme del pecado; el mismo Cristo, en Hostia convertido, me da su sangre en vino, consagrado. Rebaños tuve, mas perdí el cayado y estoy callado porque estoy caído; manso cordero que huye descarriado buscándose a sí mismo, y perseguido. Pastor que cruza rápido el collado siguiendo el eco de postrer balido, do encuentra al lobo: ¡tiene ensangrentado el hocico feroz, lobo bandido! Redil y aprisco, todo consumado, sólo me alienta ya lo consumido. ¡Isla de ausencia y barco naufragado que flota en aguas del eterno olvido! Sin odio y sin rencor, desposeído de mezquina pasión, pero amargado, me siento pleno, de ideal henchido. Me basta con creer y haber creado. No sé si estoy ardido o apagado… A veces creo que he resucitado, o que cadáver soy recién nacido.


Edición 77

mayo 2014

Lo que pensamos 7

¿Somos deportistas en Amagá? Ester Marina Salas Ateorthúa, 63 años Maestra jubilada. El deporte en Amagá me parece muy bueno, pues tenemos el nuevo Centro de entrenamiento donde ya repartieron por fechas los momentos para que las personas se acomoden al horario. Hay según entiendo, cuatro momentos especiales para ir al que más le sirva. Me gusta la caminata de la mujer que está programada para el 8 de junio. A mí me gusta mucho caminar, es lo que más hago ya sea en la mañana o en la tarde.

Gildardo Monsalve, 65 años Yo no practico ninguna actividad deportiva porque desde que los jugadores aquí me dan con el balón en el sombrero, ya no practico. El fomento deportivo en Amagá lo veo muy bonito, muy bien para los niños porque están muy entretenidos. Es una actividad para los niños donde uno goza al verlos jugar, donde uno se alegra con esos momentos donde los niños están disfrutando.

Brayan Vanegas, 14 años Las actividades deportivas que yo más practico son el baile y el fútbol. Yo creo que el fomento deportivo en Amagá está normal porque uno ve que a veces sí logran organizar eventos y otras veces no.

Jenifer, 24 años Ama de casa, felizmente mamá. La actividad deportiva que practico es baloncesto. El fomento lo veo regular, se habla últimamente mucho de eso por el tema de los Intercolegiados, pero de resto casi no se ve.

Julián Molina. Soldado La actividad deportiva que yo practico es el fútbol. Los fomentos son buenos y necesarios para el desarrollo de los jóvenes.

Santiago Chaverra, 9 años Estudiante. Practico fútbol. El fomento está bien, porque el deporte nos ayuda a distraernos y pasar el tiempo libre.

Paola Restrepo, 16 años Estudiante. Practico el voleibol y considero que el fomento del deporte en Amagá es bueno porque ayuda a los niños a salir adelante.

Luis Gustavo Quintero Tirado, 54 años La actividad deportiva que yo practico es el baloncesto. Yo veo que en Amagá se mueve mucho el deporte, que hay personas que siempre están ocupando los espacios deportivos. El fomento lo veo muy bien.

Brisni Osorio, 9 años Estudio en Piedecuesta. La actividad deportiva que yo practico es voleibol.

Daniel Hurtado, 20 años De las Fuerzas Armadas. Soldado. La actividad deportiva que yo practico es el ciclismo. El fomento deportivo es bueno, hay mucha variedad de deporte por acá y uno ve que las personas practican deportes diferentes. Uno ve el trote, el ciclismo y el fútbol.


Hagamos memoria

Edición 77

mayo 2014

8

La plaza y nuestros legumbreros de ayer Trove trove compañero

En las plazas de mercado está la diversidad del país representada en miles de productos del campo, visitarlas no sólo significa rescatar la identidad de nuestros sabores y colores, sino además incentivar a quienes trabajan en ellas.

Humberto Acosta tomatero49@hotmail.com

T

enemos que ayudar a nuestros héroes anónimos, debemos apoyar a nuestros campesinos para no volver a escuchar frases como la del deportista Nairo Quintana: “Es muy triste sacar un bulto de papa en una plaza y ponerse uno a llorar de tristeza porque ni siquiera se saca lo de los transportes”. ¿Qué papa es esta? ¿Cuál es la rebaja? ¿Qué me va a encimar? Las preguntas más comunes en la plaza de mercado de Amagá. Todo es negociable porque hay relación con otro ser humano. En un almacén de cadena, en el supermercado, uno interactúa con una nevera o un enfriador. En la plaza si usted no lleva la lista, nuestro legumbrero se la completa. Como todas las plazas, la de nuestro municipio es un espacio de patrimonio cultural inmaterial. Allí convergen los ricos, los pobres, los niños, los adultos, los intelectuales. Allí se resume la biodiversidad alimenticia de nuestro país y porque no, de nuestro pueblo.

Por Juan sin miedo

Hubo en nuestro municipio, un señor muy afamado; se llamaba don José, de apellido Colorado.

Comprando en nuestra plaza apoyamos el trabajo de nuestros legumbreros y a la vez fomentamos el amor por lo nuestro. Lo primero que tenemos que hacer es reconocer nuestros productos y sentirnos orgullosos de ellos. Nada tiene que ver una papa importada de Ecuador con una papa pastusa o boyacense vigorosa y sabrosa. Lo segundo es admitir que el trabajo de nuestros campesinos y legumbreros no sólo es digno, sino esencial en todo lo que significa nuestra cultura gastronómica. Lo tercero, apoyar su trabajo y eso significa preferir su producto, su servicio. En ese sentido tal cual y como a mí me tocó de niño cuando acompañaba a mi padre a comprar las verduras a la antigua plaza, vale la pena rescatar o seguir con esa vieja costumbre de visitar nuestra plaza y apoyar a quienes allí promueven los productos de nuestro departamento y del territorio nacional.

Allí todo es más barato, y eso ya es mucho. La verdad es que un lugar como nuestra plaza de mercado es un sitio de encuentro, un espacio para el intercambio y conocimientos en torno al sabor de nuestros productos alimenticios, que no es otra cosa que el saber y la experiencia del campesino. En nuestras plazas de mercado todo huele y sabe a verdad.

Don Hernando Rodas.

Su apariencia era menuda, serio en su conversación; pero todo lo ofrecía, con su mejor atención. Había otro inigualable, seguro y no me descacho; su gracia era contagiosa, lo llamaban “Cucaracho”. Tengo acá entre ceja y ceja, a otro, con todo respeto; su nombre se me olvidó, lo apodaban “Cagaleto”. Un cacique se encontró, de un oro lo más de fino; pero fue y lo regaló, dizque a don Enrique “El Chino”. José Domingo Arboleda, “Arbolito”.

Rindamos homenaje a esos “viejos legumbreros”, a esos seres que han permanecido anónimos, que hicieron historia y que contribuyeron para que en nuestros hogares se hicieran y aún se cocinen las más diversas recetas a base de legumbres y verduras: José Colorado; José Restrepo; Alberto Tangarife “Cagaleto”; Jesús Vélez P. “Cucaracho”; Hernando Rodas; José Domingo Arboleda, “Arbolito”; Eleazar Velásquez “Fierro”; Juan Tabares. Quiero Don José Colorado evocar, quiero recordar a esos seres que hasta hoy fueron anónimos, que hicieron historia y que contribuyeron para que en nuestros hogares se inventaran las más diversas recetas a base de legumbres y verduras. Don José Restrepo

Nos cuentan lo que esto vieron, que él se veía pensativo, pues se fue y le dio papaya, a otro que fue más vivo. Yo recuerdo a legumbreros, aunque no me las sé todas; tengo fresco en la memoria, al señor Hernando Rodas. Otro fue don Eleazar Velásquez, sencillo de tono amable; lo recuerdo día a día para mí fue memorable. Don Juan Tabares fue otro inmenso, buen negociante nos demostró con arte que era echado pa’ delante. José Restrepo ¡qué roble! vaya mi abrazo emotivo, le doy gracias a mi Dios aún nos lo tiene vivo. Ahora ya pa terminar, a rendir honor yo invito, evoquemos a otro grande, recordemos a “Arbolito”.


Edición 77

mayo 2014

Personajes de Amagá 9

Julio Quiroz Tirado

“Majija”

no le mandó a organizar en la sala de su casa, que quedaba en el atrio de la iglesia, enseguida del Femenino, una buena cama con cobijas y toallas (éstas últimas no las utilizaba, porque le tenía miedo al agua, no se bañaba y ni siquiera se lavaba las manos). A pesar del gran desaseo y mala presentación, a don Tulio Moreno, que era un gran ser humano y generoso con los necesitados, no le importó la opinión de su familia. Cuando ellos le reprocharon su actitud y se opusieron, les contestó: “Esta es mi casa y aquí decido y mando yo”. En cuanto a esta respuesta, don Tulio antes de aparentar autoritarismo, más bien denotaba un corazón generoso. Por Jairo Franco Martínez Pintor costumbrista

El más holgazán de todos y el más irascible. Cuando le gritaban ¡Majija!, contestaba: (pero sólo cuando estaba de buen humor) “Yo no me llamo Majija, yo me llamo Julio Quiroz Tirado Arango, ¡Quiroz por mi papá y Tira’o por mi mamá!”.

Pronosticaba los futuros presidentes de Colombia. “Ese muchacho Turbay va a ser Presidente”. Se sabía de memoria los nombres de todos los políticos liberales. Cuando había un huracán o un temblor de tierra y el presidente de turno era liberal, los patos le decían a “Majija”: “Qué huracán tan berraco, eso es por culpa del Presidente”, “Qué

Presidente tan malo, vean el temblor de tierra que nos mandó”. Y “Majija” salía echando madrazos y refunfuñando muerto de rabia. Era el protegido de don Tulio Moreno y de los abuelos maternos del presidente Betancur; Antonio “Toño” Cuartas y María Luisa Sánchez. Don Tulio More-

“Majija” se sabía el nombre de todas las estaciones del Ferrocarril en orden y muy rápido, desde La Pintada hasta Puerto Berrío, porque viajó a pie por la carrilera por todo Colombia. Le preguntaban: ¿Qué día cae el 24 de diciembre?, y comenzaba a contar día tras día, mes a mes y llegaba exactamente al día señalado: cae sábado.

Julio Quiroz “Majija”, por lo general se mantenía de camisa de manga larga, carriel (donde guardaba los tabacos y algunas reliquias), sombrero y ruana que no se sabía de qué color era, porque nunca la lavaba, al igual que su ropa.

Le daba tanto miedo del agua, que cuando entraba a cualquiera de los negocios o cantinas, para que se fuera, los patos le pedían al cantinero un vaso de agua y como él creía que era para tirársela, se iba inmediatamente diciendo palabras de grueso calibre.

Dice la historia, que como “Majija” era tan liberal, cuando supo que había sido elegido Presidente de Colombia nuestro paisano Belisario Betancur, se arrodilló al frente de la iglesia, abrió sus brazos y mirando al cielo exclamó: “Señor, líbranos de este mal Gobierno”. Como “Majija” tenía tan buena memoria, cuando llegaba al pueblo cualquier amagaseño que ya vivía en otra ciudad o municipio, el primero que se arrimaba inmediatamente se bajaban del carro era Julio Quiroz “Majija”, quien saludaba y preguntaba con nombres propios por sus familiares y con ese detalle de acordarse de los padres y familiares de uno, convencía y uno terminaba dándole una moneda. Julio era muy perezoso y descomedido; no le gustaba hacer mandados a diferencia de “Forro”, quien era muy servicial. La relación de estos dos personajes nunca fue buena, por el contrario, se mantenían peleando.


Edici贸n 77 10

mayo 2014


Edición 77

Cómo hacer

mayo 2014

Una invitación a aprender a utilizar creativamente los recursos.

11

Emprendimiento

en el aula

Por Sindy Puerta Galeano Estudiante de Comunicación Social -UNAD

Piezas talladas en madera dan vida al arte en el campo. El Centro Educativo Rural Pueblito de los Sánchez articula la talla de madera a sus procesos pedagógicos. Juan camilo Montoya Sánchez es estudiante de 7º grado y tiene 14 años. Comenzó a tallar madera con el docente Carlos Mario Álvarez, “aprendimos a manipular las herramientas y a ser creativos haciendo diferentes manuali-

dades”. El docente destaca la importancia de incentivar en los estudiantes el emprendimiento. Aquí una muestra de lo que han aprendido en el Centro Educativo Rural Pueblito de los Sánchez.

¿Cómo tallar la madera? • Se debe elegir un trozo de madera suave, la madera más recomendada para quienes apenas están empezando a tallar es la de nogal. • Sobre el trozo de madera se debe de dibujar el elemento que se quiere tallar, pueden hacer paisajes, animales, flores, entre otros. • Una de las herramientas infaltables es el buril, con el cual se le da forma al dibujo antes plasmado para así poder obtener los mejores resultados. • Después de tener el dibujo ya plasmado se suaviza; se puede con un cincel pequeño para los detalles y limas o lijas para evitar rayar la madera. • El artista elige si quiere dejar su talla con el tono natural o utilizar un barniz para darle brillo.

La comunidad expresa sentirse muy contenta por los procesos creativos y porque los jóvenes del campo tienen mucho talento.


Edición 77

mayo 2014

12

Amagá, PUEBLO QUE LEE

con el Plan de adopción de lectores de

Adopte lectores,

Gracias

por preferirnos

Medellín

Titiribí

Amagá

361 1772

848 2636

847 2020

Taquilla # 27

comuníquese con nosotros llamando al 314 623 29 00 www.elamagaseno.com

ENCUENTRO DE EGRESADOS

COA 1996

Se invita a la promoción del COA 1996 al Encuentro de Egresados el sábado 21 de junio. Contará con presencia del rector, alcalde, profesores y exalumnos. Organizan: María Nora Gómez, Adelmo Sánchez y Lucy Márquez Mayores informes 320 675 4364 – 310 449 6512


Edici贸n 77

mayo 2014 13


Hagamos memoria 14

Edición 77

mayo 2014

Recuperación de la memoria colectiva desde la mirada de sus protagonistas

Cuando empezamos a (V parte - final) jugar fútbol en Amagá Humberto Acosta tomatero49@hotmail.com

Pioneros inolvidables No podíamos concluir el recuento histórico de lo que fue nuestro fútbol, sin rendir un homenaje muy especial a ese gran número de muchachos que por la época de los años 60 y 70 integraron equipos juveniles de grata recordación. Ellos jugaban en una manga alterna a la de don Rafael Acevedo, en la parte norte del municipio y en el costado occidental al lado de acá de la quebrada Amagá; ellos fueron: Orlando Colorado “Pepe”, Jaime Restrepo “Coario”, Fabio Torres “Yalita”, Álvaro Ochoa “La chola”, Feo Ochoa “Chacho”, Jorge Iván Cortez “Perico”, “Tarzán”, Suso Torres “Tabaco”, “Pinche”, “La Chinga Palacio”, Leonel Moncada, Hernán Restrepo “Yala”, Guillermo Betancur, Federico Betancur “Pachito”, Hernán Darío León “Minan”, Gabriel Sánchez “Gallineto”, Raúl Velásquez “La viuda”, Wilson Molina, Fernando Posada “Caneca”, Nazareno Cano “Culiparao”, Gildardo Puerta “Puertica”, Vidal Montoya, Fernando Correa, Mario Sánchez “La araña”.

Los anteriores, todos, jugaron en equipos como: Peñarol, Botafogo y Boca Juniors, canteras que luego irían a surtir oncenos como Huracán, Coopetraban, Chacarita, Industrial Hullera, etc.

Real Madrid.

Pie de Cuesta, 1972.

Foto Alejandra 1984 De pie: Pacho Ortega, Miguel Muriel, Oscar Villada, Humberto Acosta “Tomatero”, Luis Agudelo “Camisa”, Jorge Monsalve, Víctor Raúl Colorado. Hincados: Carlos Gutiérrez, Luis Alberto Restrepo “Panquesito”, José Hernando Gómez “Mako”, Alfredo López, Samuel Gómez, Juan Quiroz.

LA FANIA 1985 De pie: Enrique Colorado “Kike”, Carlos Urrego “Canuto”, Álvaro Molano, Fernando Montoya “La sota”, Fernando González Aguililla, Jhon Conrado Betancur, Juan Guillermo Muriel “Juangui”, Alberto Cortez. Hincados:Jhon Jairo Tabares, Víctor Urrego, Jorge Iván Acevedo “Matussi”, Carlos Mario Mira, Gildardo Usquiano “Sapuca”.

Don Juan Montoya Correa: El hombre del estadio y el coliseo cubierto Fue precisamente en el gobierno de nuestro coterráneo el Dr. Belisario Betancur y con la alcaldía de nuestro recordado Juan Montoya C. cuando por fin logramos ver cumplido el sueño de tener una cancha con dimensión re-

glamentaria y dotada de iluminación. Siempre y desde la inauguración de la cancha de Cabañitas, por allá en los años 70, se siguió aspirando con tener en un día no muy lejano un verdadero estadio de fútbol, lo que se hizo reali-

dad a mediados de la década de los 80 cuando “Dios nos dio como alcalde a tan ilustre personaje”. La juventud de Amagá siempre lo tendrá como el gestor del desarrollo y el sano esparcimiento de nuestro municipio.


Edición 77

Hagamos memoria

mayo 2014

Recuperación de la memoria colectiva desde la mirada de sus protagonistas

15

MILAN 1986 De pie: “Roberto Rivera, Ancizar Colorado, Hernán Marín, Fernando Sánchez, Oscar Cortez “Canocho”, Alfredo Agudelo, Ángel Álvarez “Tolisano”, Guillermo Holguín “Pinche”. Hincados: Luis Agudelo “Camisa”, Martín Correa, Mario Vélez “Morocho”, Alberto Tabares, Eduardo, Jorge Álvarez. CHACARITA JR 1985 De pie: “Rancio”, Polo Muriel. Luis Fernando Usma “Edu”, Juan Pérez “Penca”, Arley Fernández, Alonso Escobar “Colaita”, Camilo Álvarez. Hincados: Luis Eduardo, “Fredonia”, Arnoldo Moralez, Jhon J. López, Fernando González “Canibis”, Leonardo Escobar “Colada”.

Equipos para recordar Industrial Hullera: Desde sus inicios fue protagonista gracias a su organización y a la dirección de su fundador don Joaquín Herrera. Hasta finales de los 80 fue equipo base de selecciones que participaron en torneos intermunicipales programados por la Federación Antioqueña de Fútbol. La Fania: Con Segurcol protagonizó duelos inolvidables. Equipos con figuras protagonistas de un dorado que jamás volveremos a ver.

Real Estrella: Equipo vistoso, con jugadores de gran capacidad técnica. Foto Alejandra: Fue quizás el onceno más representativo de los primeros años de la década del 80. Liderado y apoyado por la recordada maestra de maestras Alejandra del Socorro Tangarife. Milan: El equipo de don Roberto Rivera. Grata expresión de humildad y ganas de ser siempre actores principales. Piedecuesta 1969: Equipo único en su época. Los ju-

gadores todos eran de una calidad excepcional, a pesar de que nunca jugaron en canchas de tipo reglamentario. Edgar Ruiz, talento, gambeta y gol; Jairo Garzón, señor defensa; Mario Sánchez, arquero figura de atajadas geniales, apodado “La araña” por sus espectaculares voladoras. Mecánicos Unidos 1983: El equipo de Samuel Trujillo, líder comunal siempre atento a colaborarle al deporte. Aún continúa apoyando las expresiones artísticas y culturales de su vereda La Gualí.

Los mecenas del recuerdo

Mecánicos Unidos 1983 De pie: Jorge Monsalve, Gildardo Muriel, Jairo Garzón, Humberto Acosta, Jairo Herrera, Elías Morales, Juan Quiroz, Fabio Acevedo, Elkin González, Samuel Trujillo. Hincados: Gildardo Herrera, Eduardo Acevedo, Luis Álvarez, Fernando Cortez, José Ortega, Orlando Echavarría “Pandequeso” Q.E.P.D

Considero como un deber traer a la memoria a quienes con las uñas contribuyeron para que Amagá a futuro fuera grande en el ámbito futbolístico del Suroeste antioqueño. Qué bueno volver a ver patrocinadores que como estos, un día le apostaron a la vida, a la integración, al deporte para combatir la soledad y la pereza, causa de tantos males y vicios: Carbones San Fernando,

Ind. Hullera, Alfonso Morales, Norberto Zapata, Pbro Horacio Carrasquilla, Norberto Gallego, Alberto Cortez, Carlos Pérez “Penca”, Samuel Trujillo, Socorro Tangarife Q.E.P.D., Luis Carlos Parra Q.E.P.D., Joaquín Herrera Q.E.P.D., Roberto Rivera Q.E.P., D., Elías Enoc Gallego, Hernán Bernal “Moco”, Fernando Cortez, don Gabriel Taborda Q.E.P D. (Coopetraban).

Mangas y sitios memorables

FOTO ALEJANDRA 1985 Vs ATL NACIONAL Carlos. Gutiérrez, José Hernando Gómez “Mako”, Luis Agudelo “Camisa”, Jorge Monsalve, Oscar Villada, Juan Quiroz, Samuel Gómez, Humberto Acosta “Tomatero”, Jhon Jairo Tangarife, Víctor Raúl Colorado, Camilo Arango.

La juventud de los primeros años de nuestro fútbol nunca olvidará la manga de Aurelio Cuartas; la de don Nicio Velásquez, en el terreno que luego fuera la finca de don Pedro Justo Rivera; la

manga de Rafael Acevedo, Vendeagujal. El Monumento a la Madre, la canchita de Camilo C. Allí se congregaron quienes un día le sacaron tarjeta roja a los malos y vicios de la época.


Colectivo de Periodismo 16

Edición 77

mayo 2014

Un espacio que posibilita la comunicación y la expresión del pensamiento de los niños de Amagá.

¿ tiene el parque ? Cuántas escalas

El parque principal de Amagá fue objeto de estudio del Colectivo de Periodismo de Amagá.

¿Qué pasa en el parque? Ventas de obleas, mangos, chicles, minutos, mecato, helados y crispetas se mezclan con el día a día del parque de Amagá. La actividad comercial es la principal fuente de ingreso que hay en el parque, interés principal de algunos para visitarlo. Luego viene el espacio de recreación para los niños, que ha mantenido en este escenario los juegos tradicionales. También está la venta de cervezas, tintos, gaseosas, frutas, aguacates, globos, películas y de vez en cuando una embolada de zapatos.

¿Qué hace falta en el parque? Los niños del Colectivo también preguntaron por las principales necesidades que tiene uno de los puntos de encuentro más concurrido por los amagaseños y visitantes. Hillary Quiroz Sevilla tiene 11 años y para ella es importante el medio ambiente, dice que hacen mucha falta los basureros. Al parque le hace falta más jardín, depósitos de basura, bancas y más

seguridad. Sobre todo bancas. También hace falta un mantenimiento al parque infantil, mejorar la iluminación y cambiar las luminarias dañadas. El parque no cuenta con accesos que permita el tránsito de personas con movilidad reducida, por ejemplo para personas que usan muletas, caminadores o sillas de ruedas.

de los visitantes que generan mucha basura.

Pero también hace falta que la comunidad que visita el parque se comprometa con este espacio. A algunos de los entrevistados por los niños les parece incómodo la poca atención de las personas que se transportan en bicicleta hacia los peatones y la poca limpieza del parque, que también está en manos

Finalmente, después de muchos conteos, los niños del Colectivo dicen que en el parque principal de Amagá Emiro Kastos hay 251 escalas.

Los niños aprendieron que donde hoy está la estatua de Simón Bolívar, antes había una fuente de agua, y otros les recordaron que las ventas de “cositas”, verduras y carne, primero se hacían en el parque y no en la plaza de mercado.


Periódico El Amagaseño edición 77 - 2014