Page 18

Cultura

Nº 674, UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA Medellín, abril de 2018

18

PARÍS. De Saint-Denis a Giverny – Una historia de catedrales, palacios y jardines –

Foto: Sara Fernández

Por CARLOS ARTURO FERNÁNDEZ URIBE Profesor de la Facultad de Artes carlos.fernandez@udea.edu.co

E

l programa de “Viajes académicos - Proyecto de turismo cultural” es una actividad de extensión universitaria que surge de la Maestría en Historia del Arte. En coherencia con los objetivos del posgrado, el proyecto busca favorecer una aproximación profunda y real al arte, la historia y la cultura de las regiones visitadas. En efecto, desde la perspectiva de la disciplina de la historia del arte es indispensable no solo hacer reflexiones teóricas acerca de los fenómenos artísticos sino, ante todo y como punto de partida, entrar en contacto con las obras mismas. En el contexto contemporáneo, el acercamiento al arte se ha desplegado a través de recursos que hace pocos años eran imposibles de imaginar. Hoy podemos asistir en directo a los procesos de restauración de las grandes creaciones del pasado, como ocurrió con el “David” y con el “Moisés” de Miguel Ángel; o ver en primera fila los desarrollos de una excavación arqueológica en México o en Egipto. Incluso podemos visitar de manera virtual muchos de los principales museos del mundo y disfrutar del

mismo modo de grandes exposiciones, como ocurrió con la muestra de las esculturas de Fernando Botero en los Campos Elíseos de París. No es exagerado decir que la nuestra es la generación humana que más obras de arte ha conocido; nunca antes existió una persona, por erudita y sabia que pudiera haber sido, que a lo largo de su vida viera tantos productos artísticos como los que puede hoy disfrutar cualquier persona a través de una conexión a internet. Sin embargo, el contacto directo con las obras de arte es una experiencia irremplazable, de la misma manera que jamás el correo electrónico podrá sustituir el placer y el potencial comunicativo de la conversación cara a cara con una persona que amamos. Porque, en definitiva, lo que buscamos frente a la obra de arte es la posibilidad de desarrollar una experiencia estética que nos ponga en comunicación con ella, nos permita dialogar y, en definitiva, amarla. E.H. Gombrich, quizá el más reconocido historiador del arte del siglo XX, lo señalaba con claridad: “No es necesario decir que si existe un campo de conocimientos imposible de dominar únicamente a través de las lecturas, es el de la historia del arte. Cualquier amante del arte buscará una oportunidad de viajar y pasar tanto tiempo como le sea posible contemplando monumentos y obras de arte”.

Por eso, aunque a nadie se le ocultan las dificultades que entraña un proyecto de esta clase, la Maestría en Historia del Arte plantea sus viajes académicos. A partir de 2012 hemos realizado 11 viajes a Italia, Egipto, Turquía, Grecia, India, las ciudades imperiales de Europa central, Portugal y Marruecos. En estos programas se da un énfasis particular al conocimiento del arte y de las manifestaciones culturales que se han desarrollado a lo largo de la historia, lo mismo que a los testimonios que nos revelan los procesos y vicisitudes del pasado. Por eso, prestamos una especial atención a los espacios urbanos que concentran las principales creaciones artísticas y arquitectónicas de los pueblos, sus manifestaciones políticas y religiosas, sus museos, monumentos y sitios arqueológicos. También privilegiamos el contacto con la naturaleza y los paisajes más característicos de las distintas regiones, con la certeza de que la convivencia con la naturaleza es un elemento determinante de la cultura. El viaje PARÍS. Entre Saint-Denis y Giverny –una historia de catedrales, palacios y jardines–, entre el 23 de junio y el 11 de julio de 2018, recorre un arco temporal (“entre Saint-Denis y Giverny”) que abarca desde la aparición del gótico hasta las manifestaciones del arte contemporáneo, recordando el espacio privilegiado que

París ocupa en esa historia. Pero, además, queremos insistir en que, tras la religión de las catedrales, se impuso el poder de los palacios; y que esos intereses más terrenales llevaron al disfrute de la naturaleza en los jardines y al descubrimiento del paisaje por el arte del siglo XIX que, al menos parcialmente, sentó las bases de las estéticas contemporáneas. Los participantes en un viaje cultural se preparan espiritual y conceptualmente para aprovechar todas las experiencias que el viaje les puede ofrecer. Esa preparación se logra a través de cursos, charlas, lecturas y demás modos de información, propuestos desde la coordinación del programa para abrir los sentidos y la mente al mejor aprovechamiento de la experiencia que se enfrenta. En el curso del viaje, los profesores acompañantes mantienen un diálogo permanente con los viajeros para ayudar a consolidar la vivencia del encuentro con la historia, la cultura y el arte. Esta es una propuesta para vivir intensamente una inmersión profunda en la historia del arte y la cultura, dirigida a todas las personas interesadas, vinculadas o no a la Universidad de Antioquia. Informes: en la página de la Facultad de Artes, en el portal web www.udea.edu.co, teléfonos 2198887 o 2195887, 3117334222, y (1) 3172919 ext. 125.

Alma Mater 674  
Alma Mater 674  
Advertisement