Issuu on Google+

1B Bucaramanga, del 15 al 31 de diciembre de 2002

www.periodico15.com

La república del rock Diez horas de concierto, ocho bandas nacionales, 40 mil vatios de potencia, cerca de 2 mil espectadores... Eso fue NaviRock, el más grande concierto de este género musical que ha tenido Bucaramanga, celebrado el 7 de diciembre en el Centro de Ferias y Exposiciones de la ciudad. Fue organizado por sobreSaltos (proyecto cultural de la UNAB) y Dittaclan. Una de las actividades que cerró el año cultural. / FOTO FABIÁN SOTO

La actividad cultural: con la brújula perdida Por Isabel Cristina Escobar isabele@periodico15.com En términos generales, el sector cultural de la ciudad mantuvo su dinámica de años anteriores, pero frente a los esfuerzos organizativos no fue tan favorable. Según Diana Restrepo, directora de Extensión Cultural de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB), los gestores culturales evidenciaron ganas de trabajar y de dar continuidad a sus propuestas, pero no hubo integración en un proyecto global para la ciudad. “Por el individualismo, la programación se vio como un salpicón en

donde cada gestor hizo lo que le pareció”, aseguró Restrepo. A esta situación se sumó la falta de una política pública seria. En opinión de varios promotores culturales consultados, el problema tuvo que ver con el cambio de dirección en el Instituto Municipal de Cultura (IMC). Para Elizabeth Patiño, directora del área cultural del Banco de la República, esa situación produjo la ruptura de un proceso: “Al decaer instancias organizativas como el Instituto, se siente orfandad en el campo de la presencia pública, improvisación y el no mantenimiento de programas”. Ante esta

Lo más destacado Música • Camerata Filarmónica de Santander: 13 conciertos y unos 6.000 asistentes. • Festival Internacional de Piano: asistieron 5.100 personas. • La Retreta: 8 presentaciones en dos parques de la ciudad con un público de 2.000 personas. • Festival de Música Andina. • NaviRock. Danza • sobreSaltos: reunió a 25.700 espectadores en 19 presentaciones de danza contemporánea en espacios públicos de Bucaramanga, Piedecuesta, Girón, Barrancabermeja, Barichara y Bogotá. Exposiciones • Fotografías de Ruvén Afanador: asistieron 17 mil espectadores en dos meses. • El Ojo del Coleccionista: estudios del patrimonio mueble en Santander. • La trayectoria del arte en Santander: muestra de artistas de la región en la década del noventa. • Colecciones virtuales: programa del Banco de la República. Espacios culturales • La Feria del Libro: convocó a más de 10.000 asistentes en cinco días. El año pasado fue una Muestra Regional del Libro con apenas 2.000 visitantes. • Cafés: algunos de ellos se convirtieron en espacios alternos para artistas. Se destacó la programación cultural de Con-verso con motivo de su quinto aniversario y la apertura de Café Teatro con presentaciones en vivo. Patrimonio • Restauración del edificio del antiguo Colegio El Pilar, que albergará el Centro Cultural del Oriente Colombiano. • Creación de un depósito para la conservación de telas y cerámicas indígenas.

crítica, Sandra Pérez, la nueva directora del IMC, reconoció la falta de liderazgo de la entidad y afirmó que no se pueden seguir haciendo eventos como islas y que el Instituto debe impulsar una agenda colectiva y trabajar con mayor proyección. Aunque el cambio de dirección desequilibró a la institución, al final del año se observó un ambiente positivo en el deseo de darle un norte a la política cultural de la ciudad: se están constituyendo equipos de trabajo y se planeó una agenda colectiva de actividades para diciembre. Este año, la Alcaldía de Bucaramanga asignó 6.324

millones de pesos para cultura y recreación, dinero insuficiente para las necesidades de la ciudad. La carencia de recursos llevó a los gestores culturales a buscar realizar programas concertados con otras entidades. “Superamos el fantasma de la individualidad de los programas y dejamos el protagonismo. Ahora si el programa no está concertado, no tiene efectividad”, aseguró Lucila González, directora del Museo de Arte Moderno de Bucaramanga. En el año se destacaron las propuestas culturales de las universidades Industrial de Santander y Autónoma de Bucaramanga.

Lo más leído, escuchado y visto Hasta el 1 de diciembre

Libros 1. Vivir para contarla, Gabriel García Márquez 2. El malestar en la globalización, Joseph Stiglitz 3. El universo en una cáscara de nuez, Stephen Hawking 4. La ciudad de las bestias, Isabel Allende 5. El poder de la hora, Eckhart Tolle

Música 1. Déjame entrar, Carlos Vives 2. Laundry service, Shakira 3. Un día normal, Juanes 4. Escarcha 5. Boleros, Celia Cruz

Cine 1. El señor de los Anillos 2. El Hombre Araña 3. Una mente brillante 4. Amor ciego 5. Infidelidad Fuente: Principales librerías, discotiendas y teatros de la ciudad


2B·

Bucaramanga, del 15 al 31 de diciembre de 2002

La deserción rondó a las universidades Por Lina María Gómez González linag@periodico15.com El abandono o la falta de matriculados por problemas económicos fue el principal mal que aquejó a las universidades santandereanas este año. En el departamento funcionan 25 instituciones de educación superior que ofrecen 246 programas académicos. La población universitaria de Santander se calcula en 50 mil estudiantes: 29.000 en instituciones privadas y 21.000 en públicas. Según el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), Regional Santander, unos 4 mil estudiantes desertan cada año de la universidad en la región, básicamente por no tener cómo costearse los estudios. Para Álvaro Martínez González, director de la entidad, el fenómeno tiene aspectos nuevos: no sólo se presenta la cancelación total del semestre sino que se opta por tomar menos materias para reducir el costo de la matrícula; se ha vuelto común homologar materias en una universidad menos costosa que ofrezca la misma carrera y ha aumentado la demanda de carreras tecnológicas que se ha visto como solución para los jóvenes de estratos 1, 2 y 3, porque son más baratas y rápidas de cursar, explica Martínez González. Por esta razón, las Unidades Tecnológicas de Santander (UTS) han crecido durante los tres años anteriores de manera acelerada: pasaron de 1.500 a 9.000 estudiantes.

El Instituto Colombiano para el Fomento para la Educación Superior (Icfes) estima que el 14.7% de los santandereanos en edad de estudiar cursa alguna carrera universitaria. / FOTO MAURICIO PINZÓN

El reto es la calidad Por Gabriel Burgos Mantilla*

En Bucaramanga se ha incrementado la cobertura de educación superior debido al crecimiento de unas instituciones y a la transformación de otras. La ciudad tiene ahora una amplia gama de universidades y programas académicos, pero la gran pregunta es: ¿Tiene futuro una oferta en educación superior sin calidad? El verdadero reto de la educación no es que sea pública ni privada, sino que sea de calidad. Hace una década era tal la libertad que no hubo un control serio por parte del Estado para la apertura de instituciones y la creación de programas. En los últimos tres años se dio un viraje en las relaciones de la educación superior con el Gobierno y se replantearon estrategias e instrucciones enfocadas a la cobertura y la calidad, por lo que se fomentó la acreditación (norma ISO de la educación superior). Lamentablemente, la acreditación no ha tenido respuesta masiva por parte de los establecimientos de educación superior en Bucaramanga ni en el resto del territorio nacional. La Universidad Industrial de Santander (UIS) se ha constituido en la segunda institución con más programas acreditados en el país. Pero, tristemente,

sólo la Universidad Autónoma de Bucaramanga -además de la UIS- ha seguido ese camino en Santander, con cuatro programas que reúnen los requisitos de calidad para obtener este reconocimiento. La meta del presidente Uribe Vélez es ampliar la cobertura con calidad, para lo cual se están creando planes de créditos internacionales y de financiación para personas de estratos 1, 2 y 3, pero sólo con la condición de que estos estudiantes ingresen a universidades que cuenten con los estándares de alta calidad exigidos por el Estado. Los demás establecimientos de educación superior quedarían fuera de estos planes; además de estar en desventaja en los proyectos de investigación que financia Colciencias, pues la mayoría de recursos se quedan en Bogotá, Antioquia, Valle y algo en la UIS. Lo ideal es que Bucaramanga aporte desde la investigación al desarrollo del país y de su gente. Este año hubo avances importantes como la conformación de la red de universidades (Unired), que fortalece la unión, pero debemos procurar que todas las instituciones de educación superior en Bucaramanga participen de la acreditación. De esa manera obtendríamos grandes beneficios para la región y, por supuesto, para Colombia. *Rector Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB)

Unión virtual de bibliotecas Con la creación de Unired, siete universidades de la ciudad conectaron sus bibliotecas para permitir la consulta de sus bases de datos desde cualquier computador conectado a Internet. En el proyecto participan: UIS, UNAB, Santo Tomás, UPB, Instituto Colombiano del Petróleo, Centrosistemas, UDES y Manuela Beltrán.

Anormalidad a fin de año Problemas financieros, ruptura de acuerdos entre directivas y estudiantes, y pocos espacios de participación, viejos lastres de la Universidad Industrial de Santander, reventaron el 20 de noviembre. Ese día, un alumno murió durante enfrentamientos entre estudiantes y policías, hecho que causó tensión dentro de la comunidad académica y llevó a la suspensión de clases. / FOTO FABIÁN SOTO

La investigación se hace con las uñas Con 43 proyectos terminados y 80 en ejecución este año, la Universidad Industrial de Santander (UIS) es la institución de educación superior del departamento que va por delante en investigación en el sentido estricto, es decir, aquella que busca la producción de nuevos conocimientos. La otra universidad de la región con centros y grupos de investigación reconocidos por Colciencias es la Autónoma de Bucaramanga, que este año desarrolló 35 proyectos. En las demás instituciones, la generación de conocimiento se basa en la llamada “investigación de tipo formativo”, centrada en los proyectos de grado de los estudiantes. Centros educativos como la Cooperativa de Colombia, Pontificia Bolivariana, Manuela Beltrán y Centrosistemas (que desde agosto pasó a ser universitaria) dieron un paso adelante en la investigación aplicada, es decir, aquella que busca solucionar necesidades de la comunidad. La Universitaria de Santander cuenta con un grupo de investigación en medicina que se proyecta hacia la investigación científica pero aún está en etapa de consolidación. El sector académico reconoce que, en general, son pocos los recursos económicos, físicos y humanos que las universidades destinan para investigación.

Publicaciones académicas • Este año, la UIS editó 23 libros y sus profesores publicaron 45 artículos en revistas internacionales y 45 en nacionales. • La UNAB editó durante 2002, 13 libros y 5 revistas académicas. Así mismo, produjo 169 productos de investigación entre artículos para revistas nacionales y extranjeras, ponencias en congresos colombianos e internacionales, software y artículos de prensa. • La UCC tiene dos revistas académicas sobre temas jurídicos y de educación. • Las universidades Manuela Beltrán, Pontifica Bolivariana y UDES están en proceso de elaboración de sus primeras revistas científicas. La Santo Tomás este año dio apertura a las publicaciones por facultades.


www.periodico15.com

·3B

El Hospital pasó en cuidados intensivos Por Verónica Cruz Quintero comentarios@periodico15.com La principal institución de salud de Santander pasó otro año postrada en cama. Para saber cuál es la enfermedad del Hospital Universitario Ramón González Valencia es necesario valorar sus síntomas. El dolor principal es el déficit presupuestal que sufre desde hace años porque el Departamento no tiene dinero para pagar todas sus obligaciones por el servicio que el hospital brinda a la población de menos recursos. “Este año, la deuda llegó a 22 mil millones de pesos y el Gobierno canceló $17 mil millones. La diferencia no ha sido cubierta y no hay posibilidad de que se cubra”, afirma el gerente del Hospital, Carlos Paredes. A esto se suma el trauma de las deudas acumuladas por la falta de pago de los servicios públicos y a proveedores de insumos medicoquirúrgicos.

Otra herida no tratada que desangra al González Valencia es la carga pensional. “Tenemos que sacar de la producción del Hospital dinero para mantener a los 270 jubilados, que por convención salieron pero cuya pensión aún no han sido asumida por el Seguro Social por pensionarse antes: con 47 años de edad y 20 de servicio. Esta situación contribuye a que la sostenibilidad y la actividad fi nanciera sea dificultosa y factor de problemas”, dice la presidente del Sindicato de Profesionales del Hospital, Luz Stella Rodríguez. “Debido al déficit presupuestal de la institución no se permiten mejores condiciones de estadía para los pacientes como privacidad y comodidad. A diario se reciben quejas pero, a pesar de esto, les aseguramos el derecho fundamental de la vida, atendiéndolos sin distinción de estrato social y credo”, concluye Paredes.

Hechos que fueron noticia Campaña de salud visual El 10 de octubre, la Fundación Oftalmológica de Santander, con ayuda de los municipios del Área Metropolitana, celebró el Día Mundial de la Visión, enfocado a la prevención y control de las causas de la ceguera: realizó exámenes a 25.000 personas de los estratos más pobres que permitieron detectar enfermedades como terigio, cataratas, glaucoma, ceguera infantil y errores refractivos. La Foscal estrenó edificio La Fundación Oftalmológica de Santander Carlos Ardila Lülle (Foscal) construyó una nueva torre. Fue levantada en 14 meses y se entregó en noviembre. Allí se brindan servicios en consulta externa de especialistas, hospitalización, cancerología, urología y salud pública. La Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) tiene un piso para estudiantes y profesores de su Facultad de Medicina. Atacó el sarampión Entre mayo y septiembre, el sarampión volvió después de 10 años de haber sido erradicado. Las secretaría de Salud y de Ambiente del Municipio y del Departamento iniciaron acciones de control del brote que incluyeron capacitación y una campaña de vacunación que cubrieron a niños entre seis meses y cuatro años, personal de los sectores salud y hotelero, madres comunitarias, militares y policías.

Médicos destacados Boris Vesga, Ángel María Chávez, Germán Melo y Carlos Conde ganaron el primer puesto en Investigación en el XVII Congreso Colombiano de Medicina Interna, realizado en octubre. Su trabajo consistió en analizar el tamaño de los corazones de los deportistas de alta competición. El resultado: tienen el corazón más grande que las personas saludables que no practican ejercicio

Campañas del año Las jornadas de vacunación para niños menores de 5 años contra enfermedades como poliomielitis, hepatitis B, difteria, tosferina, tétano, sarampión, tuberculosis e influenza cumplieron la meta de cobertura gracias al Programa Ampliado de Inmunización, de la Secretaría de Salud de Santander. Unidos contra el dengue Un total de 190 líderes religiosos capacitados y 450 reuniones con padres de familia y grupos comunitarios fueron el resultado entre la población bumanguesa del llamado de la Secretaria de Salud y del Ambiente para evitar el aumento de casos de dengue hemorrágico. Siete muertos y 482 casos confirmados en lo corrido del año hicieron que continuaran las acciones de control de la enfermedad. Isabú redujo planta de empleados El Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabú) despidió a 90 empleados “para eliminar la carga por prestaciones extralegales de los funcionarios”, según el gerente, Humberto Arenas. El funcionario dijo que el ahorro será de 1.200 millones de pesos entre agosto y diciembre que, sumado al aporte de $1.600 millones que prometió el Ministerio de Salud, reducirán el déficit de la institución de $5.000 a 2.200 millones. Nueva cara del San Camilo El Hospital Psiquiátrico San Camilo remodeló su planta física. Así mismo, construyó la Unidad de Atención Integral a Conductas Adictivas, primera del nororiente colombiano dedicada al tratamiento científico de pacientes con problemas de adicción a sustancias psicoactivas. También inauguró la Unidad de Terapia Ocupacional y una clínica.

La San Juan Bautista cambió de dueño El 16 de marzo, la antigua clínica San Juan Bautista pasó a ser propiedad de la empresa SaludCoop EPS. Este centro de nivel cuatro cubre atención de urgencias y cirugía y posee unidad de cuidados intensivos, departamento de patología y consultas con especialistas. Recibe a diario a 300 personas en urgencias y entre 45 y 50 para atención medicoquirúrgica y hospitalaria.

La principal herida que desangra al Hospital Ramón González Valencia es su deficit presupuestal. / FOTO FABIÁN SOTO

La salud tuvo varias caras Por Luis Camacho Márquez* y Hernando Mosquera**

El Hospital Universitario Ramón González Valencia presenta una doble problemática: además de ser una empresa de salud del Estado encargada de atender a la población más pobre y desprotegida, el Gobierno no le cancela a tiempo la totalidad de cuentas por el servicio prestado. Esto se debe a que en algunos casos la tramitología y la burocracia demoran los pagos y, en otros, a que la escasez de recursos lleve a que sólo se cancele una parte, trayendo como consecuencia su déficit. Por otro lado, la mayoría de los servicios del Hospital lo prestan, en convenio con la Universidad Industrial de Santander, estudiantes de las carreras de salud, docentes, médicos en proceso de especialización e internos de esa institución. Esto explica porqué al no renovarse dicho convenio el Hospital sería uno de los principales afectados, ya que no tendría la capacidad para suplir todas las necesidades de la comunidad. Además de esta problemática, la ciudad presenta un factor social que afecta directamente a la salud y es el desplazamiento forzado. Las precarias condiciones de vida de los desplazados implican un elevado riesgo de enfermedades, debido al alto grado de desnutrición y a la escasa vacunación que reciben. A esto se suma que las personas, por no tener trabajo o estabilidad económica, no invierten en salud, lo que aumenta la posibilidad de que crezcan las epidemias. Ante esta situación, la Secretaria de Salud del Municipio ha hecho un buen trabajo y tiene proyectos dentro del Plan de Atención Básica. El país ha avanzado en cobertura de salud y ha sido de los sectores más dinámicos. Tanto el régimen subsidiado como la promoción y prevención han cambiado radicalmente con la Ley 715, pues ahora estos dos últimos van a ser realizados por los municipio. En la medida en que se ajusten todos los controles y se mejoren los actores del sistema de seguridad social el sector mejorará. * Decano Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) ** Coordinador de Administración y Salud Comunitaria, Facultad de Medicina de la UNAB


4B·

Bucaramanga, del 15 al 31 de diciembre de 2002

Medio ambiente fue centro de polémicas Por Juan Manuel Cárdenas M. juanc@periodico15.com Bucaramanga, que ostenta el título de Ciudad de los Parques, ha perdido espacios verdes frente a otras ciudades como Bogotá. Las autoridades de planeación y urbanismo manejan diferentes cifras en cuanto a la cantidad de áreas verdes que disfrutan los bumangueses. Lo cierto es que esta capital está muy distante de los 15 metros cuadrados de zonas verdes por persona que exige la norma internacional de Naciones Unidas, adoptada por el Ministerio del Medio Ambiente: la cifra local es de 6 metros cuadrados por habitante, de acuerdo con la Secretaría de Salud y Medio Ambiente del Municipio. No están en óptimas condiciones todos los parques, esos oasis que aportan oxígeno y cumplen la función de compensación climática en la meseta, la cual ya presenta zonas con incremento de calor como el Centro, San Alonso y Real de Minas. En cuanto al agua, los planes del Acueducto Metropolitano de construir en el páramo Berlín una represa para almacenar 31 millones de metros cúbicos de agua se vieron truncados con los cambios en la legislación para otorgar licencias ambientales, en la que quedó prohibida la realización de cualquier obra en zonas de páramo. Este hecho llevó a la empresa y a la Alcaldía a poner en marcha un plan B para construir dos presas que garantizarían el agua para los bumangueses hasta 2010: una en el río Tona y otra en el río Frío. La Compañía del Acueducto había anunciado un racionamiento el próximo año de no realizarse el megaproyecto en Berlín, pero hasta ahora no ha habido pronunciamiento alguno. Con respecto a las basuras, en la revisión hecha al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la ciudad, todavía se está a la espera de un estudio que indique si es viable prolongar la vida de la cárcava 1 de El Carrasco, que no cuenta con las especificaciones para evitar un impacto ambiental. Es una posibilidad que se analiza ante la negativa del municipio de Girón de permitir que se empleara la denominada cárcava 3, que está en su jurisdicción pero cuyo POT no contempla un sitio para la disposición final de basuras. La atención del Medio Ambiente en la región tiene como responsable a la Corporación Autónoma de Santander (CAS), organismo que no envió ninguna información para este resumen pero cuya labor más notoria fue el trabajo de protección de los manatíes de la Ciénaga de Paredes (entre Sabana de Torres y Puerto Wilches). El año termina con la polémica en torno al proyecto de la Alcaldía de construir parqueaderos subterráneos en el parque San Pío, que implicaría la tala de 18 árboles.

Un balance en cifras Expedición de licencias ambientales Durante 2002, según datos a noviembre 27, se solicitaron 15 licencias ambientales ante la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) de las cuales 2 fueron negadas. Entre febrero y octubre se otorgaron 36 licencias a solicitudes pendientes desde 1998. Tratamiento de aguas residuales Bucaramanga y su Área Metropolitana tratan cerca del 55% de sus áreas negras. De esta cifra, el 35% se hace en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de río Frío (durante el primer semestre sólo funcionó al 68% por tener un reactor fuera de servicio por mantenimiento). El plan de tratamiento se complementa con el Sistema no Convencional de la Escarpa de Bucaramanga, que incluye control de cauces hasta el río de Oro y que permite una recuperación del 65% de las aguas.

La CDMB asegura que el Área Metropolitana es líder en el país en el tratamiento de aguas residuales: trata el 55% del agua utilizada. / FOTO EDUARDO RIVERA

La ciudad de los parque... aderos Por Jairo Puente Brugés*

En la ciudad -sobre todo en la actual Administración- no se percibe algo que pudiéramos llamar una política ambiental. Es decir, un cuerpo de principios que permita el desarrollo de una adecuada gestión del medio natural y humano. Si no se quemó en el incendio, seguramente permanece en algún cajón un documento sobre el tema. Pero -como no se aplica- ahí permanecerá hasta el fin de los tiempos. O, por lo menos, hasta el fin de la era del vaso de leche, el buñuelo y la feria más larga del mundo. Así que lo que se percibe es una serie de acciones aisladas que a veces se repiten o chocan entre sí, pues no se producen en el marco de un sistema orientado a coordinar los esfuerzos y obtener resultados. Las entidades encargadas con frecuencia colisionan ya que no tienen claridad sobre sus funciones y competencias, ni obedecen a lineamientos superiores. Hace unas semanas leíamos en la prensa como la CDMB y la Secretaría de Salud se disputaban la competencia para cerrar establecimientos públicos que infrinjan las normas sobre ruido. Además de ese despelote, no podemos ignorar que lo que predomina en estas entidades es la politiquería y, por consiguiente, la incompetencia administrativa y técnica. Bucaramanga dejó de ser la Ciudad de los Parques y se convirtió en la de los parqueaderos. El resultado es que se ha recalentado, hecho que tiene incidencias sobre el consumo de agua y la proliferación de zancudos. Existen islas de calor que evitan la dispersión de los contaminantes del aire y no hay propuestas serias para remediar el caos del transporte. Así que el aire que respiramos se deteriora y por eso las infecciones respiratorias y otras aumentan. Las fuentes de agua en la zona de influencia de la ciudad se deterioran y la CDMB acaba de confesar que no tiene idea de su estado. El Plan de Ordenamiento Territorial toca volverlo a hacer porque se les olvidó el pequeño detalle de microzonificación sísmica. Como cada quien destruye donde y cuando le da la gana, existen miles de millones de pesos en un megaproyecto; cuyo futuro es incierto ahora que se prohibió la construcción en zonas de páramos. Muchos piensan que tengo una visión pesimista de la realidad, lo que no es cierto pues en lo personal soy muy optimista. Lo que pasa es que el primer paso para solucionar un problema es aceptar que existe. Si creemos, contra toda evidencia, que no hay problemas a la vista, nunca lo solucionaremos.

Según la Empresa de Aseo, hasta septiembre los recicladores de la ciudad habían recuperado 577 toneladas de material en casas y 1.182 toneladas en El Carrasco. / FOTO MAURICIO PINZÓN

*Ex director regional del Inderena, ex asesor del Ministerio de Medio Ambiente y docente universitario.

Cubrimiento del alcantarillado El alcantarillado tiene 171.177 usuarios: 104.817 en Bucaramanga; 47.326 en Floridablanca y 19.034 en Girón. Esto indica un 98% del cubrimiento: el 2% restante corresponde a sectores no legalizados o por fuera de la cobertura de la red de aguas negras. Calidad del agua El agua que llega a los ríos Suratá y de Oro, después de haber sido contaminada por desechos domésticos e industriales, tiene “restricciones para el consumo humano directo, procesamiento de alimentos y actividades que impliquen contacto con el agua”, explicó el estudio Índice de Calidad del Agua (ICA), de la CDMB. Ambas fuentes hídricas, de las que toman agua el Área Metropolitana, no llegan a niveles óptimos de calidad. El agua del río Suratá alcanza una calificativo de buena (60 puntos de ICA), cinco puntos por encima de la calificación del año pasado (55).

Número de árboles Bucaramanga tiene 107 mil árboles. Está rodeada por un millón 69 mil árboles plantados en los 13 municipios en los que tiene jurisdicción la CDMB. De ellos, 920 mil forman parte de la zona boscosa. Se recicla en forma intermitente La Empresa de Aseo de Bucaramanga dice que este año concentró su trabajo en 22 barrios, que representan 22.304 predios, de los cuales cerca de la mitad, 11.214, separan los residuos en sus casas, según lo explicado en las jornadas educativas.


www.periodico15.com

·5B

riunfo esquivo

para el deporte regional

Mábel Mosquera

Por Andrés Jácome andresj@periodico15.com En fútbol, en las finales Este año, el fútbol profesional mostró una nueva cara. El Atlético Bucaramanga logró clasificar en los dos octogonales finales de los campeonatos del año al terminar séptimo en el primer semestre y tener una buena presentación en el torneo que termina. Por su parte, Alianza Petrolera, equipo de Barrancabermeja en la Primera B, realizó la mejor campaña en sus diez años de historia: quedo subcampeón al ser vencido por Centauros, de Villavicencio, después de una dudosa pena máxima en el partido que daba el título y el cupo para el torneo de la primera categoría. Diferente suerte tuvieron las selecciones de la Liga Santandereana de Fútbol que, como dicen sus propios dirigentes, nunca ganan nada. Las pesas sacaron la cara Mábel Mosquera, chocoana de 33 años, fue la mejor deportista del departamento. Sus doce medallas de oro en los Juegos Panamericanos, Centroamericanos, Bolivarianos, en la Copa Ecuador y su cuarto puesto en el Mundial de Varsovia (Polonia) en la categoría de 53 kilogramos, lo dicen todo. En sólo tres años de práctica de la halterofilia ha demostrado ser una digna sucesora de María Isabel Urrutia y se constituye en una de las promesas para el deporte colombiano para las próximas Olimpiadas de Atenas 2004. Tenis de mesa: ¿La esperanza? María Alejandra Bautista y Juan Camilo Azuero, en la categoría de 8 años; Daniela Andrea Obregón y Julio Andrés Carrillo, en 10; y Carlos Andrés Núñez, en 12, fueron los campeones en cada una de

sus categorías y ramas en el Campeonato Nacional Mi Escuela , Campeona Latinoamericana. El torneo se disputó en noviembre en Ibagué y coronó a Santander como triunfador. Según el entrenador, Juan Pablo Bernal, se consiguieron títulos en todas las categorías infantiles gracias al trabajo de siete años con 14 niñas y niños. “Estamos entrenando para alcanzar grandes títulos. No podemos confi rmar las medallas desde ahora. Lo único que podemos garantizar es un buen trabajo de preparación con miras a los Juegos Nacionales de 2008”, comenta el entrenador de esta liga, una de las que le entregó más títulos al departamento este año. Desorden administrativo El mal común en la mayoría de las 32 ligas deportivas que tiene Santander fue el desorden administrativo y la falta de planes de trabajo claros con los deportistas y sus procesos formativos. Hechos como esos en la Liga de Natación motivaron a Fernando Jácome, uno de los mejores nadadores del país, a irse a competir por Antioquia. En la Liga de Patinaje, los dirigentes tuvieron diferencias en los manejos administrativos y descuidaron a los deportistas, que bajaron su nivel en forma notable en relación con años anteriores, cuando los equipos santandereanos disputaban los primeros puestos en torneos nacionales; según fuentes consultadas, en el último campeonato colombiano sólo ganaron 4 medallas con 33 patinadores en competencia. Otros deportistas destacados como José Serpa, en ciclismo, María Eugenia Villamizar en atletismo, Mábel Mosquera, en pesas, y algunos patinadores han recibido ofertas de otros departamentos para que cambien de divisa.

La situación del departamento es tan crítica que escenarios y equipos adquiridos para los Juegos Nacionales de 1996 se encuentran es absoluto abandono. Este es el actual estado del tablero electrónico de atletismo. / FOTO FABIÁN SOTO

Presupuestos en 2002 para el deporte Bogotá

405.000 millones de pesos

Antioquia

34.000 millones de pesos

Santander

1.800 millones de pesos

Santandereanos en el podio • Víctor Hugo Peña, corredor del equipo de ciclismo U.S. Postal, de Lance Amstrong (campeón

• • • • •

del Tour de Francia), ganó la Vuelta a Murcia (España), la Vuelta a Holanda y una etapa contrarreloj en el Giro de Italia. Federico Muñoz fue el ciclista ganador de la Vuelta a Venezuela. Ana María Rodríguez, patinadora, obtuvo medalla de oro para Colombia en el Mundial realizado en Bélgica. Miguel Rueda fue medalla de oro en pruebas de ciclismo en pista: en los 300 metros lanzados y en los 500 metros, en los Juegos Centroamericanos de El Salvador. José Serpa hizo parte del seccionado nacional que ocupó el sexto lugar en la prueba de 4.000 metros persecución por equipos, del Campeonato Mundial de Ciclismo. Luciano Hoyos fue campeón nacional juvenil de sky náutico.

“Las cifras no mienten: estamos cada vez peor” Por Javier Sarmiento*

El actual desempeño del deporte santandereano indica que vamos descendiendo y que la situación va a empeorar; eso es una realidad. En lugar de progresar, vamos para atrás. Desde los Juegos Nacionales organizados en Bucaramanga el descenso ha sido notable, al punto de pensar que en las próximas competencias nacionales, a realizarse en Bogotá en 2004, vamos a ubicarnos entre el sexto y el octavo lugar. Las cifras no mienten: son una realidad. El pobre desempeño se debe, principalmente, a la ausencia de escuelas deportivas y al descuido de las categorías inferiores. También, a la poca calidad técnica y académica de nuestros entrenadores y esto afecta porque no hay personal especializado puesto que los recursos y los sueldos no son los mejores. Si se quiere tener un cuerpo técnico calificado hay que pagarle bien, para que se comprometa como debe con la institución y que sea a tiempo completo, no por horas como se acostumbra en la ciudad. Hoy, un instructor deportivo gana 800 mil pesos y aspiramos a que gane tres millones, como en cualquier parte. La situación tan deprimente ha llevado a deportistas santandereanos a cambiar de liga porque aquí no los apoyan. Si otras regiones les ofrecen mejores entrenadores, participación en campeonatos mundiales, pasajes y viáticos, nuestras figuras emigrarán porque son otras razones las que hay de por medio. La solución está en conseguir recursos y mejorar en lo técnico, pero no a corto plazo: como mínimo, es un proceso a cuatro años.

Los errores que se han cometido en el pasado los estamos pagando ahora y si no se establecen correctivos, estaremos peor. En Norte de Santander hay medidas que permiten el ingreso de dineros para el deporte, lo mismo en Valle con el impuesto del amor a los moteles, donde recogen al mes unos 50 millones de pesos. Santander no ha avanzado en el tema. En esto no tiene que ver la Nación, nuestra realidad regional la conocemos nosotros y debemos buscarle salida nosotros. Aunque no todo es plata. Si no se mejora en capacitación, en la preparación de entrenadores y no se planea el trabajo enfocado a las escuelas de formación deportiva, nunca se va a realizar nada, a menos que se traiga gente de afuera como lo hacen ligas como la bogotana. Aquí somos retrógrados. Enseñamos de la misma manera desde hace 40 años y alguna vez dio resultado, pero ya no. Todo lo que huela a cambios es rechazado, los nuevos son intrusos y no personas que aportan, y a la mayoría les da temor y rechazan las novedades. Inclusive, docentes en colegios y universidades obligan a los deportistas de alto rendimiento a que participen de las clases de educación física porque sino pierden la materia. Eso es ser retrógrado. Lo más difícil es no dejar que se dé el cambio. Esa es la mentalidad del deporte santandereano que va en contra de toda lógica deportiva, la cual se transforma constantemente para seguir formando campeones, tan escasos por estos días. * Jefe de Control Interno del Instituto de Deporte y Recreación de Santander y docente universitario.


6B·

Bucaramanga, del 15 al 31 de diciembre de 2002

“El Departamento era un cadáver insepulto: hoy tiene vida” El gobernador de Santander, Jorge Gómez Villamizar, habla de su gestión de gobierno y de los logros y dificultades de sus dos años de mandato. Por Mary Correa Jaramillo y Juan Gonzalo Betancur B. juanb@periodico15.com Es descomplicado al hablar, tanto que en ocasiones sus chascarrillos en declaraciones oficiales no cuadran con su augusta investidura de primera autoridad civil de los santandereanos. Le ha tocado administrar la pobreza de un departamento con graves problemas económicos y, según dice, le ha ido bien. Aunque también lo han salpicado

unos cuantos escándalos de corrupción y duras tensiones políticas. Jorge Gómez Villamizar, el gobernador de Santander, dialogó con 15 sobre cinco aspectos vitales para la vida del departamento: vías, fi nanzas públicas, inversión socia l, integración con Venezuela y situación política local. Los problemas del departamento saltan a la vista, aunque él tiene una visión optimista de la región.

“Santander sólo tiene el 1% de sus carreteras pavimentadas” Cuando el presidente Uribe vino en agosto, la Gobernación enfatizó en la importancia del plan vial. ¿Considera el Departamento que el desarrollo de la región está condicionado a la red de carreteras? Colombia est á muy at rasada en su sistema vial: casi nos parecemos a Haití. Dentro del país, Santander es de lo más rezagado. En los últimos 10 años, sólo se ha destinado una inversión del 5% del presupuesto departamental para vías, básicamente para pavimentación. Y hoy estamos llegando al 20% de la inversión, unos 7 mil millones de pesos. Estamos trabajando en obras que han durado 70 años y que siempre han sido usadas para la politiquería, como la vía Málaga-Curos, de la cual estamos pavimentando 12 kilómetros; la conexión Troncal-Puerto Wilches, donde se van a pavimentar 10 kilómetros para completar 15 asfaltados; se comenzará la pavimentación de la vía BolívarPaloblanco, con 500 millones de pesos... Y hay otras que no voy a mencionar porque no cabrían en el papel. Pero el plan que usted le presentó al presidente Uribe en la reunión de agosto es el mismo que le han llevado al Gobierno Nacional desde hace 10 años. Mientras otras regiones del país crecen en su red de carreteras, ¿por qué Santander no? Antes se hablaba mucho y con las obras se hacía politiquería: ahora esas obras se inician. La necesidad de modernizar la ma lla via l es menos ca mbia nte que la movilidad social. Para que el departamento se vaya modernizando y tengamos un verdadero desarrollo económico, hay unos macroproyectos que se deben realizar. Dentro de ellos están

esas obras que presentamos, contempladas en el Plan Prospectivo de Desarrollo hasta el año 2015. Y no van a ser más porque toca desarrollar las previstas. La carretera denominada Supervía, la Troncal Bucaramanga-Magdalena Medio y que va le m á s de 250 m il millones de pesos, la vamos a iniciar porque pensamos que si no se hace, Bucaramanga se pamploniza: quedaría alejada del desarrollo nacional. Por años, el Departamento no le ha puesto cuidado a sus carreteras, por eso sólo tiene el uno por ciento de sus vías pavimentadas. ¿Ese atraso se debe a qué? ¿A la ausencia de liderazgo de la clase política, de los empresarios, a la pérdida de peso de los dirigentes del departamento para

El gobernador de Santander, Jorge Gómez Villamizar aceptó que el Departamento es uno de los más rezagados en inversión vial, pero se mostró confiado en que la Administración Uribe va a cumplirle con obras. / FOTO CORTESÍA GOBERNACIÓN

presionar inversiones y atención por parte del Gobierno Nacional...? Ha faltado atención de la política centralista hacia la provincia. Para lograr la Transversal del Carare, obra de interés nacional, tuvo que hacerse una huelga y un secuestro piadoso del anterior ministro de Obras Públicas, Mauricio Cárdenas y del entonces gobernador, Miguel Jesús Arenas: los tuvieron que dejar una noche en Barbosa para llamar la atención sobre la obra. Se habla y se habla y no se hace nada. Yo propongo que cambiemos esa quejadera por una hacedera, que empecemos a hacer cosas. Si no se construyen esas obras, el Departamento no tendrá competitividad ni productividad frente a las demás regiones. ¿Qué acciones concretas ha visto del Gobierno Nacional en los tres meses

posteriores a la visita del presidente Uribe? La inversión de 1.400 millones de pesos praa la vía Barrancabermeja-Bucaramanga, de los $10.000 que el Gobierno prometió. La Transversal del Carare se ha continuado unos 15 kilómetros de Vélez a Landázuri. Y el puente Yondó-Barrancabermeja, que primero el Presidente negó pero luego logramos sacarle el sí. ¿Cu á ndo se le verá buena cara a la carretera entre Bucaramanga y Barrancabermeja? Se anuncian muchas inversiones y parece que esa plata se la tragara la tierra... Los trabajos se demoran. Yo no sé cuando, pero hoy le están invirtiendo 1.400 millones de pesos.


www.periodico15.com

·7B

Santander, el más endeudado del país El Departamento tiene una deuda con el Ministerio de Hacienda de 149.788 millones de pesos y un pasivo pensional de un billón 158 mil millones, a diciembre de 2001. Con esos datos se concluye que el Departamento está condenado por mucho tiempo a ser pobre, que está quebrado. ¿Qué piensa de eso? Antes, el Departamento era ʻno viableʼ, era un cadáver insepulto. Hoy es viable y tiene una matriz financiera que le da estabilidad económica. El Departamento es el más endeudado del país: tiene una deuda de 375 mil millones de pesos; sus rentas pignoradas a once años, desde 1999: toda la renta del presupuesto es manejada por la fiducia del Banco Ganadero, los ingresos y los gastos los maneja esa fiducia, no el gobernador... En 1990 había 4.120 empleados en la Gobernación y hoy somos 351. En 1999 y 2000, por cada 100 pesos que ingresaban a las arcas del Departamento, nos gastábamos $126. Hoy estamos gastando 53 pesos. Para eso hemos disminuido gastos en servicios públicos, se vendieron todos los carros, menos los del despacho del gobernador -yo no sé andar en bicicleta- y se están vendiendo bienes y acciones en empresas.

En 2001 logramos renegociar la deuda, lo que nos llevará a ahorrar en 10 años $238 mil millones. Y cada año logramos un ahorro operacional de $22 mil millones, aunque se nos va en pago de deuda pública. Estamos recuperando al Departamento. Sin embargo, para este año se proyectaron ingresos por $82.934 millones pero sólo en funcionamiento la Gobernación gastará $62.511 millones. ¿Tiene el Departamento cómo hacer inversión social? Hay que hacer gestión. Por ejemplo, empezamos la pavimentación de la vía Málaga-Curos, pero consiguiendo plata con el Gobierno Nacional... ...Pero, a su vez, el Gobierno Nacional se queja de que está muy pobre... Aunque tiene dificultades, allá sí hay plata. Lo que pasa es que hay que ser vivo e irla a buscar. Con el Gobierno Pastrana pasamos de ser el departamento número 27 en presentación de proyectos, a ser el segundo; fuimos segundos en ejecución de presupuesto, es decir, en uso de dinero obtenido allá: conseguimos más de $35 mil millones de recursos nacionales. La idea es que por cada peso que tengamos en Santander, logremos traer siete del Gobierno Nacional.

Indicadores sociales de alarma Hay unos 100 mil jóvenes fuera del sistema educativo: apenas estudia el 77 por ciento de los menores de 16 años. ¿Cuándo se ampliará la cobertura escolar? En los dos últimos años se han creado 22.900 cupos. Hace poco, Vanguardia Liberal publicó un informe según el cual Santander está entre los mejores departamentos del país en calidad educativa. Ahora estamos trabajando en un programa de Internet rural para llevar aulas virtuales completas a zonas alejadas. Eso hace parte del programa Construyendo paz para Santander, que tiene otros componentes, algunos incluso apoyados por los gobiernos de Estados Unidos y España. Lo que sigue es hacer convenios con la Iglesia Católica, impulsar el sistema SAT (bachillerato tutorial en el campo) y algunas inversiones en municipios, entre ellos Floridablanca, donde vamos a destinar $430 millones para la construcción de un colegio que permitirá escolarizar a otros 1.250 niños.

este gobierno para convertirlo en una política del Departamento: conseguimos que el plan Construyendo Paz fuera aprobado por la Asamblea para desarrollarlo en cinco años, período en el cual creemos que la desnutrición infantil puede ser erradicada en la región. El 20% de los santandereanos sigue sin acueducto, apenas el 53% de la gente tiene agua potable, sólo 11 municipios poseen planta de tratamiento de aguas... Las cifras sobre servicios públicos también son preocupantes. ¿Qué opina? Santander está muy mal en ese aspecto. Se ha trabajado con el Ministerio de Desarrollo y esperamos que el Gobierno, con la transformación del Fondo Nacional de Regalías, destine unos $2.500 millones a Santander, en programas cofinanciados con la Gobernación, para saneamiento básico, es decir, acueducto y alcantarillado. Lo otro que toca hacer es prestarle asesoría a los municipios para que manejen en forma eficiente los servicios públicos.

Según el gobernador, por cada peso que ponga el departamento se espera regoger siete del Gobierno Nacional. / FOTOS FABÍAN SOTO

Lenta, la integración con Venezuela Hace más de 10 años se viene hablando de la integración con Venezuela como aspecto importante para la región, pero se nota lentitud por parte de Santander en ese propósito. ¿A qué se debe? Desde 1991 se habla de esa integración, pero ha habido resistencia a la propuesta por parte de los nortesantandereanos. Este año hemos participado en dos reuniones en Venezuela y empezamos el acercamiento entre los gobernadores de Táchira, Mérida, Norte de Santander y Santander, junto con los gremios y las cámaras de comercio respectivas. Se constituyó un equipo en la Cancillería y hace poco tuvimos una reunión con dirigentes de la región y del Gobierno Nacional para empezar a crear la zona de integración fronteriza. Sobre ese asunto hay que tener una capacidad de resistencia porque eso no es fácil. Se tocan muchos intereses: hay que hablar de aranceles, integración cultural, política, ventajas comerciales. En la última reunión vimos mucha resistencia por parte de los parlamentarios de Norte de Santander porque Santander tiene más capacidad de industrialización, comercialización y distribución, y está en un centro geoestratégico.

“Me he sentido afectado por las pugnas políticas” Los gobernadores han perdido liderazgo, los ciudadanos los sienten como figuras alejadas y ven más cercanos a los alcaldes. ¿Cómo defendería usted su puesto? El centralismo administrativo ha hecho que en la provincia se pierda la visión de un nivel intermedio como el Departamento. Con la Constitución de 1991 los municipios se fortalecieron y los departamentos quedaron muy débiles. Pero en realidad, el departamento juega un papel muy importante de intermediación entre los

En salud también se está mal: el 41% de las personas de estratos 1 y 2 sigue por fuera del Sisben. ¿Qué se está haciendo para darle atención médica a los más pobres? Estamos insistiéndo al Gobierno Nacional para que nos cumpla un convenio firmado en 1999 para tener recursos con los cuales se puede ampliar la cobertura del Sisben a esas clases sociales. Y estamos proponiéndole que el estrato 3, que está por fuera de ese servicio, tenga un tratamiento especial para ser cubierto por él. Para eso sólo se requiere voluntad política, que se firme un decreto presidencial. Lo otro necesario es la depuración del Sisben, que nos puede dar un aumento de cobertura cercano al 16%: ahí hay gente beneficiada que no debería estar. Según la propia Gobernación, el 26% de los menores del departamento entre 5 y 14 años sufren desnutrición. El programa de atención que ustedes tienen, ¿ha servido para reducir ese nivel? El programa Suma (Santander Unido y Mejor Alimentado) es bandera en el país. Logramos que dejara de ser un programa de

municipios y la Nación. Lo que pasa es que los alcaldes se ven más porque están en sus municipios muy cerca de la gente. ¿Cómo lo afectaron las denuncias de corrupción que le han hecho y los diferentes problemas de tipo político ocurridos? Sí, me he sentido afectado porque hay pugnas políticas. Por ejemplo, en el caso de la polémica por el contrato de Coopmunicipios que decidí romper, sabía que algo se me venía encima: lo que no sabía era su envergadura. Lógico que todas esas cosas generan desconfianza entre la gente y deslegitiman al gobernador y a la Gobernación. Los servidores públicos somos objeto de rencillas y amistades: al tomar decisiones se incomoda a unos y se da gusto a otros. ¿A usted lo han perseguido mucho políticamente? No, porque ha habido gobernabilidad. Los recursos se han manejado con los alcaldes y la contratación se ha hecho según las normas.

Para Gómez Villamizar, la figura de los alcaldes se ve más porque ellos están más cerca de la gente.

¿Acaso esa gobernabilidad de la que habla ha sido simple habilidad suya para ʻnegociarʼ con todos los jefes políticos y mantenerlos calmados? No, porque como hay un programa de gobierno todo se hace con base en él. En ese aspecto, no hay que negociar con nadie. Burocráticamente tampoco, ya que la planta de personal del Departamento es muy pequeña y el 90 por ciento de los f unciona r ios son de ca r rera administrativa. Ahí tampoco ha habido ni habrá nada que negociar.


8B·

Bucaramanga, del 15 al 31 de diciembre de 2002

Revolcón normativo en la educación Buena educación en épocas de crisis

Por Mónica Quintero González Cobertura escolar La tasa de analfabetismo en Santander es del 13%. En la educación preescolar, sólo el 19% de los niños y niñas en edades entre 3 y 6 años accede a este nivel tanto en lo oficial como en lo privado. El 85% de los niños y niñas en edad escolar puede ingresar a la primaria y apenas el 43% de esta población puede entrar a la básica secundaria. En las provincias se agrava el problema ya que sólo alcanza el 40%. Del total de niños y niñas que ingresa al sexto grado, sólo el 65% pasan a noveno. Sólo El 27% de quienes ingresan al primer grado completa la educación media en el sector oficial. De la población infantil con limitaciones o con necesidades educativas especiales únicamente se atiende al 12% del total. Normatividad causó polémica Este año se empezó a aplicar el decreto 230 de 2002 sobre evaluación y promoción de estudiantes. La nueva norma generó polémica entre docentes y Gobierno porque permite que los alumnos y alumnas no pierdan el año escolar. Así mismo, entró en vigencia la Ley 715 de 2001, sobre la integración de colegios oficiales, para que éstos ofrezcan como mínimo 12 años de educación escolar básica. Esta norma también le dio a los rectores más autoridad para dirigir sus instituciones y administrar recursos. Los maestros hicieron paro dos veces por la misma causa: como protesta por el proyecto de reforma laboral del gobierno pues argumentaban que les quita beneficios. Financiación La educación del Departamento se acogió a lo dispuesto por el Acto Legislativo 01 que asigna a los departamentos y municipios recursos para este servicio, establece los costos actuales de la educación para los municipios y gira los dineros según el número de estudiantes y no en razón de dónde están las nóminas de profesores. Posición en los Icfes Las siguientes fueron las posiciones ocupadas por colegios santandereanos en la clasificación nacional de las últimas pruebas del Icfes para bachilleres, celebradas en agosto: 9: La Quinta del Puente (Floridablanca) 13: Cantillana (Floridablanca) 19: Gimnasio Saucará (Floridablanca) 31: Panamericano (Bucaramanga) 52: Nuevo Cambrigde (Bucaramanga) 53: Fundación UIS (Bucaramanga) 58: San Pedro Claver (Bucaramanga)

Por Luthing Ocazionez de Jaimes*

Según el alcalde de Bucaramanga, Iván Moreno Rojas, el año próximo la totalidad de estudiantes de primaria y secundaria de la ciudad tendrán cupo educativo, gracias a una reorganización del sector. La medida cubriría los casi 21 mil cupos que faltaron este año. / FOTO ARCHIVO

Escuelas y colegios no oficiales en 2002 Estudiantes matriculados Docentes y administrativos Santander

72.979

4.738

Bucaramanga

38.007

2.892

Escuelas y colegios oficiales en 2002 Estudiantes Docentes y matriculados empleados Santander

353.946

15.289

Bucaramanga

83.106

3.150

Escuelas y colegios

Instituciones completas

(antes de la reorganización)

(ofrecen 11 grados )

114

39

Fuente: Secretaría de Educación Departamental

Las crisis tienen un lado positivo: movilizan hacia la solución de los problemas y sus causas. Esto sucede en el sector educativo. Con la racionalización de recursos y la creación de colegios completos (para ofrecer los once grados de primaria y bachillerato), se esta poniendo orden en la casa, garantizando cobertura y continuidad a los menores de los sectores más vulnerables. La actitud de los educadores ha sido receptiva y se ha demostrado capacidad de convocatoria al efectuar alianzas con universidades y organizaciones para hacer realidad el Nuevo Sistema Escolar. Aunque estamos lejos de alcanzar las metas de calidad, Santander es el departamento con mejores logros en las pruebas Icfes: este año fue segundo después de Bogotá. En 2002 también se avanzó en la descentralización mediante la llamada certificación de los municipios de más de 100 mil habitantes, por lo que hoy Bucaramanga administrará en forma directa la educación. También hay que resaltar la reconversión del rol de rectores y directivos docentes para convertirse en verdaderos gerentes. Con estas estrategias se tiene la esperanza de que se concreten nuevos modelos de gestión convirtiendo a las instituciones educativas en organizaciones eficientes. Lo malo es que la sola eficiencia no es garantía. Hace tres años se ampliaron los cupos en las instituciones oficiales de Bucaramanga y los padres solicitaron transporte gratis, uniformes y útiles escolares pues aunque ya les habían conseguido escuela dónde matricularlos no tenían con qué mandarlos a estudiar. Del gobierno, aplaudimos la entrega de textos a todos los alumnos; lo del vaso de leche es un paliativo que favorece a 20 mil de los 84.521 estudiantes de la educación pública. En la ciudad aún tenemos fuera de las aulas a más de 50 mil niños y jóvenes de los estratos más vulnerables. Y son los estudiantes de estratos 3 y 4 que han tenido que ser retirados de colegios privados por falta de recursos, los que se están favoreciendo con los cupos de los más pobres que no pueden acceder al sistema educativo. Por eso es tan importante la toma de conciencia que han tenido directivos y docentes oficiales respondiendo con madurez y patriotismo a las prebendas que han perdido. * Rectora del Instituto Caldas y exsecretaria de Educación de Bucaramanga


Edición 15 C2