a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1


21 de Febrero 2020

2

TRABAJAR EN CONJUNTO

TGD Padres La Matanza reiteró su pedido de entrevistarse con Espinoza Con el objetivo de concretar una reunión que delinee acciones conjuntas con el municipio, la organización TGD Padres La Matanza reiteró su pedido de entrevistarse con el intendente Fernando Espinoza. un mismo signo político a nivel municipal, provincial y nacional desde la organización estiman que “están dadas las condiciones para poder trabajar”. Asimismo, la mujer remarcó: “Sabemos que el país está en emergencia pero hay situaciones que se pueden resolver con poco presupuesto, porque se trata de redistribuir recursos que ya existen y es cuestión de inteligencia para el desarrollo de las políticas públicas que se necesitan”.

Piden trabajar de manera conjunta con el Municipio. La organización que nuclea a familias de chicos que se encuentran dentro del espectro autista presentó un escrito en el que manifestaron: “Intentamos mostrar la realidad de nuestros familiares, acercarle a la sociedad información real sobre el autismo esperando que tomen conciencia, adoptando el compromiso de fortalecer la verdadera inclusión”. Vera Vera, integrante de la entidad, explicó: “En el Distrito no tenemos un lugar de diagnostico ni de tratamien-

tos gratuitos, ni tenemos docentes capacitados en la temática. El objetivo de TGD Padres La Matanza es “poner todas las energías” en lograr que se implementen políticas públicas que solucionen este y otros obstáculos que enfrentan a diario. Según informó Vera, hay un caso de autismo cada 59 chicos y la situación se hace insostenible. “Muchas familias que no tienen certificado de discapacidad u obra social”, detalló. Dado que en la actualidad hay

Asociación Educadores de La Matanza AEMA-FEB

Monseñor Marcon 3208 3p of 9. San Justo

Tel: 4441-5767/70

Mariano Ibarra Secretario general

Contacto Web:

www.periodicosic.com.ar E-mail:

periodicosic@gmail.com info@periodicosic.com.ar *Claudio Kappeler *Ángela Tobar


PROBLEMAS INTERNOS

((

21 de Febrero 2020

((

3

Papelón de Red por Argentina en el Concejo Deliberante de La Matanza El concejal que representa a ese sector pidió licencia en diciembre y en febrero reclamó volver, el que había ocupado el cargo salió a criticar a su propia dirigencia. Un culebrón berreta que deja mal parados a los de Felipe Solá. Por Claudio Kappeler

Gregorio de Laferrere es una de las ciudades más populares de La Matanza. Militar ese territorio es difícil si se tiene en cuenta lo fuerte que pisa la barrabrava del Deportivo, una facción que siempre fue protagonista en las campañas proselitistas. A poco de haber asumido como intendente, Alberto Balestrini vivió en carne propia el apriete de los de Lafe. Fue cuando estaba en la plaza central de esa ciudad y, de repente, varios sujetos comenzaron a increparlo y luego intentaron golpearlo. La gente del por entonces jefe del PJ lo sacó rápido del lugar y tuvo que resguardarlo en la delegación municipal que se encuentra enfrente. Desde entonces, el oficialismo de La Matanza no tiene buena relación con los del verde, cosa que sí sucede con el líder del gremio de empleados de comercio Julio Rubén Ledesma. El hombre del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines (SEOCA) siempre trabajó junto a referentes de esa facción y les dio cobijo desde dicha asociación. Tan así que organizó el primer acto del que participó Néstor Kirchner, antes de ser presidente, en el distrito: fue en el campo del estadio del Deportivo Laferrere. La relación entre Ledesma y la barra nunca se rompió, apenas tuvo un impase años atrás cuando no los “contuvo” y los del verde prohibieron que se realizaran pintadas políticas en las paredes de la ciudad. Nadie podía hacer campaña en la zona. En 2015 el que tomó la posta en ese sentido fue Miguel Saredi. El excandidato a intendente se pegó a un personaje conocido en Gregorio de Laferrere: Ricardo “Choper” Valdez. Referente del transporte ilegal del lugar y de buena llegada a la barra, Valdez desarrolla los negocios que van por colectora y sirvió para que Saredi pudiera hacer buen pie en la zona.

Ricardo “Choper” Valdez, el día de su asunción.

El tiempo separó a ambos dirigentes cuando “Choper” entendió que Ledesma manejaba una economía mucho más amplia que Saredi y podría llevarlo a algún lugar concreto en su incipiente carrera política. Fue así que terminó siendo candidato a concejal en 2017, ingresando como edil en diciembre de ese año. Desde su sapiencia política Valdez es un personaje sumamente limitado y se maneja más por la intuición económica. Quienes lo elijen lo hacen por un único motivo: su respetable poder territorial en Laferrere. Cuando el massismo quedó pegado a Mauricio Macri, el concejal dio un rápido salto y se unió al bloque comandado por Fernando Asencio, hombre de Felipe Solá en La Matanza que hoy ocupa el cargo de subsecretario de Asuntos Nacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. En diciembre último, Asencio dejó su banca como diputado nacional para ocupar ese lugar en el Gobierno nacional, de la mano de Solá pero ese movimiento lo alejó de La Matanza,

donde además Héctor Mantello -su hombre de mayor confianza- finalizó su mandato como concejal. Qué pensó Asencio, dejar a Valdez solo en el Concejo Deliberante sería regalarle un escaño al oficialismo ya que, intuyó, comprar al hombre de Laferrere no necesitaría de mucha ingeniería por parte de Fernando Espinoza. Entonces le pidió a Choper que se tome una licencia con la promesa de conseguirle un lugar en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Pasó diciembre y enero y ese puesto nunca llegó. Valdez comenzó a impacientarse y amenazó con regresar a su banca, mientras los de Asencio lo contenían. A todo esto, otro hecho se suscitó en el distrito. José María Caruso, el hombre que ocupó la concejalía del referente barrabrava, hizo buena relación con el Gobierno municipal. “Estaba sacando los pies del plato”, dijeron desde las huestes de Asencio dando a entender que Caruso olvidó quién era su conducción para iniciar un armado propio. El concejal dijo estar “desilucionado” y aseguró no haber traicionado a nadie. Choper, en

tanto, mandó una carta a la presidenta del HCD, Liliana Pintos, informándole que regresaría a su banca. La licencia del laferrerense duró solo dos meses, un hecho inédito en La Matanza donde se habla de un papelón por parte de la gente de Red por Argentina. Pero el culebrón no terminó ahí sino que, además, Valdez se enojó con el oficialismo y pidió hablar con el intendente . “Si no me llama rompo la relación con el municipio y me armo un bloque aparte”, amenazó. Se sabe que los buenos modales no son costumbre en Choper, quien prepoteó a Liliana Pintos primero por teléfono y después personalmente. El antecedente violento más cercano del concejal fue en el ascensor del Concejo Deliberante donde, según trascendió, amenazó con apuñalar al por entonces concejal Daniel Novoa. Como se ve, Valdez es un ejemplar complicado de la política matancera y esta vez su accionar se conjugó con una serie de desaciertos de bloque que pusieron en ridículo al espacio que a nivel nacional maneja el canciller Felipe Solá.


(

4

(

21 de Febrero 2020

GONZÁLEZ CATÁN

“San Cayetano”, un merendero que les hace frente a las más crudas realidades Pertenece a una capilla del barrio Villa Dorrego. Brindan asistencia alimentaria pero también contienen a jóvenes con problemas de adicción y mujeres que sufren violencia de género. Con escasos recursos, hacen lo imposible para dar una respuesta a cada situación que se presenta.

Si bien el merendero recibe asistencia del Municipio, no es suficiente para cubrir la demanda.

Problemas de adicciones, desempleo, violencia de género, falta de acceso a la salud y educación son algunos de las complejas problemáticas que llegan al merendero San Cayetano del barrio Villa Dorrego de González Catán, Y con más voluntad de herramientas, quienes allí colaboran, le hacen frente a todo. Junto a otros dos merenderos-comedores de la zona, que pertenecen a una capilla, asisten a 250 personas. No son solo los pequeños los que se acercan a buscar un plato de comida sino que también personas mayores y grupos familiares completos. “Acá se vive un estado de vulnerabilidad social muy alto”, cuenta Patricia Álvarez, una de las coordinadoras del espacio que se inauguró en mayo de 2018. Si bien de manera periódica el merendero San Cayetano recibe mercadería de la secretaria de Acción Social de la Municipalidad de La Matanza no es suficiente porque en el barrio falta todo: calzados, ropa, medicamentos, productos de higiene y más. “Nos encontramos con todo tipo de problemas que tene-

mos que atender de inmediato”, explicó Álvarez. Chicos con problemas de adicción que necesitan internarse, bebés con problemas de salud derivados de la falta de higiene, gente que necesita medicamentos y no tiene dinero para comprarlos son solo algunos ejemplos de los problemas que se presentan “Nos avocamos a atender la parte social y no solo brindar asistencia alimentaria. Los últimos años fueron muy difíciles y la situación no ha mejorado”, aseguró Patricia, quien además destaca el rol social que la capilla cumple en el barrio, afrontando y buscando las maneras de resolver cada situación conflictiva que se presente. Patricia coordina el merendero y cuenta con la colaboración de un grupo de mujeres, alguna de las cuales realizaron una capacitación básica en tratamiento de adicciones. “Lo hicimos para tener herramientas que nos permitan afrontar algunas situaciones que nos llegan”, explicó. En esta línea, la mujer recordó: “Me toco tener en frente a un chico que me dijo 'si no me ayudas hoy me

mato'”. En esa oportunidad, la coordinadora del merendero se comunicó con la Diócesis de San Justo, que de inmediato gestionó el ingreso del joven a un centro de recuperación. Además, Patricia siguió la desintoxicación del joven de 18 años y actualmente está buscando un establecimiento educativo en el que pueda avanzar en sus estudios primarios porque no sabe leer ni escribir. “Esa es nuestra realidad”, lamentó. Y es justamente es el consumo de estupefacientes lo que Patricia califica como “el problema mayor”, que arrastra a muchos más. “Hay un ´kiosquito' en cada esquina y el paco está destruyendo a los jóvenes”, advirtió. El pedido desesperado de mujeres que sufren violencia de género es otra de las realidades más delicadas que enfrentan. Muchas de ellas, tiene órdenes de restricción contra sus exparejas y en el espacio deben estar atentas a que estas no se acerquen. “La verdad es que hacemos el trabajo que debería hacer el Estado y muchas veces no damos abasto porque no

tenemos herramientas. Tenemos comunicación directa con el municipio (con la secretaria de Acción Social) pero pedimos ayuda y nos derivan, no es suficiente”, explicó Patricia. En este sentido, la mujer ejemplificó: “en la (Región Municipal) Descentralizada (Sur) del kilómetro 32 hay una oficina de género pero cuesta que las mujeres del barrio del barrio vayan hasta ahí porque no tienen ni para cargar una SUBE”. Por este motivo, desde el espacio comunitario piden la implementación de diversos programas sociales para la asistencia a las víctimas de violencia de género, de prevención y tratamientos de adicciones que se lleven a cabo en el espacio. Todo “mangueando” Además de los productos alimenticios que reciben del municipio, el merendero se mantiene en pie gracias a las donaciones particulares y de esa manera hacen un enorme esfuerzo por brindarles meriendas y almuerzos de calidad a todos los que llegan en busca de una porción de comida. Pañales, ropa, calzados, elementos de higiene personal y leche fortificada para bebés son solo alguno ejemplos de los que se necesita a diario. “Todo se consigue 'mangueando'”, detalló Álvarez. Dentro del grupo de colaboradoras hay una profesora de inglés y otra de matemáticas que ofrecen clases particulares de manera gratuita. Durante 2019 en el lugar se dictaron talleres didácticos y de salud que ya comenzaron a reactivarse, con una charla sobre nutrición infantil.


(

(

21 de Febrero 2020

5

LA DEPENDENCIA POLICIAL FUE INTERVENIDA

Abusos en comisaria de La Tablada: Prácticas de la dictadura que nunca se fueron La Comisión Provincial por la Memoria denunció que 20 reclusas sufrieron agresiones sexuales, torturas, vejaciones y humillaciones de todo tipo por parte de los efectivos policiales. Además, eran sometidas a aislamientos extremos, no tenían acceso a atención médica y recibían raciones mínimas de alimentos.

La dependencia policial ya estaba bajo la mira de la CIDH. Unas 20 mujeres que permanecían presas en la Comisaría Distrital Noreste 3.ª La Tablada fueron víctima de a b u s o s e x u a l , t o r t u ra s , requisas vejatorias y diversas formas de humillaciones perpetradas por efectivos hombres y mujeres del Grupo de Apoyo Departamental (GAD), fuerza que ejerce como cuerpo de requisas en el á m b i t o p o l i c i a l . La denuncia fue presentada por la Comisión por la Memoria (CPM) y la Defensoría de Casación Provincial y en la misma se da cuenta de los aberrantes hechos que tuvieron lugar los días 19 de diciembre de 2019 y 5 de e n e r o d e 2 0 2 0 . “Las mujeres detenidas denunciaron graves violaciones a los derechos humanos por parte de agentes policiales. A los dos episodios de abuso sexual sobre varias mujeres, en el marco de requisas vejatorias constitutivas de torturas, se suman el aislamiento extremo”, detallaron desde la CPM. “Lo que ocurrió es tremendo y son los vestigios que ha dejado Patricia Bullrich (ministra de Seguridad de la Nación hasta diciembre de 2019)”, dijo Viviana Caminos, referente matancera de la lucha contra la trata de personas y por los d e r e c h o s d e l a m u j e r. Para Caminos, en la “lógica Bullrich”, existe la creencia de que los efectivos policiales “pueden hacer cualquier cosa”

y esa cualidad fue avalada desde las políticas del Ministerio de Seguridad, aún en casos en los que se cometieron excesos. Además, quien fue directora del programa Rescate de víctimas de Trata de la provincia de Buenos Aires hasta 2015, remarcó que en dichas prácticas “hay un grado de perversión terrible” ya que a los ataques le suma el goce de quienes ejercen el abuso de p o d e r . A pesar de los 37 años ininterrumpidos de democracia, los mecanismos de tortura utilizados durante la dictadura militar siguen vigentes. En este sentido, Beatriz Capdevilla, integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza (APDH) manifestó que “esas prácticas nunca se fueron de las fuerzas de seguridad porque la formación sigue siendo la misma”. “Es verticalista y se basa en el sometimiento de una persona sobre otra por el hecho de tener un arma y un uniforme. S e n e c e s i t a u n t ra b a j o continuo y articulado con profesionales de la sociedad c i v i l p a ra r e ve r t i r e s t a s i t u a c i ó n ”, d e t a l l ó . De la denuncia realizada por la CPM se desprende que los efectivos del GAD participaban que las agresiones “golpeando, amenazando, insultando y burlándose m e d i a n t e f r a s e s estigmatizantes, racistas y prejuiciosas”.

Una vez ocurridos los abusos, las reclusas fueron confinadas al aislamiento, restringiendo el contacto con familiares con el objetivo de impedir que relataran lo que habían sufrido. “Se les prohibió todo tipo de acceso a medios de comunicación: televisión, radio e incluso relojes por lo que estaban desorientadas y t ra t a b a n d e c a l c u l a r e l momento del día según la luz del sol y solamente se podían comunicar con sus familiares y amigos a través de cartas”, dice el escrito. Abusos recurrentes “No debe ser el único caso, hemos visto en los últimos años como los abusos de las fuerzas de seguridad hacia el personal civil se han incrementado y una mujer detenida suele estar en un situación de vulnerabilidad mayor”, advirtió Viviana Caminos. En la comisaría de La Tablada las golpizas “eran recurrentes” así como las amenazas y humillaciones por cuestiones de género. “Dichas situaciones provocaron en las detenidas cuadros depresivos y de angustia”, informaron desde la Comisión Provincial de la Memoria. Por los hechos denunciados, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, ordenó la intervención de la comisaría de La Tablada y la clausura de los calabozos en lo que ocurrieron

los hechos. El caso fue expuesto ante el Ministerio de las Mujeres, Po l í t i c a s d e G é n e r o s y Diversidad Sexual y ante el Comité Nacional de Prevención de la Tortura. Cabe destacar que la dependencia policial ya estaba bajo la mira de Comisión Interamericana de los Derechos Humanos ( C I D H ) p o r l a s g ra v e s condiciones de detención existentes en el lugar. En este sentido, Capdevilla hizo foco en la problemática la superpoblación de las unidades carcelarias y criticó la utilización indebida de las comisarias como lugares de alojamiento de detenidos. “Es un lugar en el que hay abuso de poder sobre las personas que se encuentran en una situación de inferioridad”, dijo sobre los que usualmente ocurre en las comisarías no solo de La Matanza sino en las de toda la provincia de Buenos Aires. Además, Capdevilla recordó que en el distrito hay una “larga historia” de muertes en comisarías. Algunos casos: Daniel Díaz (quién apareció ahorcado en su celda en una dependencia de González Catán), Gabriel Blanco (murió en una comisaría de Isidro Casanova) y Luciano Arruga (en cuya muerte y desaparición estuvo involucrado personal policial del Destacamento de Lomas del Mirador).


(

6

(

21 de Febrero 2020

CASO EZEQUIEL LAMAS

“El asesino de mi hermano no cumple con su condena” A poco de cumplirse un año de la muerte del adolescente de Villa Dorrego, su familia denuncia que el responsable del hecho viola la pena impuesta por la Justicia y participa de peleas callejeras. Lo califican con un sujeto “violento y peligroso para la sociedad”

Ezequiel tenía 16 años y murió tras ser brutalmente golpeado por otro joven.

Ezequiel Lamas tenía 17 años y se encontraba de vacaciones con amigos en Miramar cuando durante un confuso episodio recibió un brutal golpe por parte de otro joven, cayó al suelo y golpeó su cabeza contra el asfalto. Como consecuencia del impacto, el adolescente sufrió fractura de cráneo y un coagulo cerebral. El ataque se produjo el 15 de febrero de 2019 y ocho días después murió. La responsabilidad del hecho recayó sobre Juan Manuel, quien tenía la misma edad Lamas y practicaba artes marciales. Fue condenado en septiembre último a 1 año y 8 meses de prisión de ejecución condicional por el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil 2 de Mar del Plata, tras hallarlo culpable de “homicidio preterintencional”. Este tipo de condena no es de cumplimiento efectivo sino que se fijan determinados requisitos a cumplir en

cada caso. Mantener un domicilio fijo, permanecer allí y someterse a controles a través del programa de acompañamiento e inclusión en el ámbito sociocomunitario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (vive en Caballito) fueron algunos de los requisitos que se establecieron. “Dos semanas después de la condena, vemos en el noticiero un video de una bandita que atacaba con palos, fierros y cadenas a chicos a la salida de una escuela en Caballito. En ese hecho participó el asesino de mi hermano”, aseguró Belén Lamas, hermana de “Pipi”. Según la familia de la víctima, esa práctica es habitual. “Para con su bandita en Parque Rivadavia, es violento y peligroso para la sociedad”, remarcó la joven que, junto a su familia, se propone reunir la mayor cantidad de pruebas que acrediten el accionar de

condenado y que la Justicia actúe en consecuencia. La vida de Ezequiel llegó a su fin de manera absurda. Una falsa acusación, el accionar ineficaz de los efectivos policiales y la intromisión violenta de un adolecente ajeno al hecho lo llevaron a la muerte. Era el viernes 15 de febrero de 2018 cuando el joven caminaba, junto a su primo y dos amigos, por la peatonal de la ciudad balnearia de Miramar. Tras un choque casual en la vía pública, un matrimonio los acusó de haber intentado robarles. Pero los chicos siguieron caminando e ingresaron a un cajero automático para retirar dinero. Cuando salieron, había un tumulto de gente y policías que los estaban esperando. La Policía los retuvo y en esas circunstancias una persona ajena a los hechos le propinó el brutal golpe que termino provocándole la muerte a Ezequiel. Según relataron los amigos del adolescente, Pipi no fue asistido en el momento y fueron los que llamaron a una ambulancia. La familia además cuestionó la atención médica recibida por la víctima: “Los médicos no informaron que Ezequiel tenía un coagulo y que en el hospital no podían realizarle la operación que necesitaba. Y así, lo dejaron toda la noche en observación”. El estigma que mata “Pipi era un pibe de barrio, buena persona. Un pibe que tenía ganas de seguir viviendo, cumpliendo sus sueños. Nos fue arrebatado de una piña por la estigmatización social en la que predomina la diferencia de clases”, lamentó Lamas. Ser morocho y levar gorrita pare-

ce haber sido el error fatal del adolescente de Villa D o r r e g o . Pero la estigmatización no queda ahí sino que sigue también en los procesos judiciales que debieran pone imponer una pena al agresor. “La Justicia actúa muy mal y dudamos si tiene a algún conocido en el poder o tiene mucha 'suerte' de no caer preso porque tiene antecedentes de violencia. Después de lo que le hizo a mi hermano salió con fierros y cadenas a agredir a chicos que salían de una escuela”, remarcó la hermana del adolescente fallecido. “No hay un día en el que no se nos presenten lagrimas de dolor por nuestro hermano, amigo, hijo, tío, primo. El mejor compañero y alumno, un pibe que jugaba con la Play Station todas las noches y su sueño era andar en patineta y ser chef para poder viajar por el mundo”, manifestó la familia de la víctima en un escrito publicado en la plataforma change.org. “Queremos que el caso se viralice nuevamente, que todos sepan quién es el asesino de mi hermano. ¡Exigimos justicia por Pipi!”, dijo Belén Lamas. Además, el objetivo de la familia es que se concrete la construcción de un parque de patinaje en homenaje a Ezequiel. “Venimos luchando por esto pero no tenemos respuesta. Hubo un compromiso por parte del Municipio (de La Matanza) pero quedó en la nada”, contó la joven. Familiares de Pipi proponen que el parque de patinaje se construya en un espacio verde lindero a la ESB N.° 1 de Villa Dorrego y esperan tener reuniones con las autoridades para avanzar en el proyecto.


(

21 de Febrero 2020

(

7

RECLAMO

A 11 años de la desaparición de Luciano Arruga, piden el jury para dos fiscales y el juez Ante los nulos avances en la investigación de la muerte del adolescente, familiares y amigos ponen en duda el papel de la justicia. Luciano Arruga (16) murió el 31 de enero 2009 pero estuvo desaparecido hasta 2014, cuando su cuerpo fue hallado en el cementerio de Chacarita donde figuraba como NN. Familiares y amigos de Luciano Arruga, el adolescente que estuvo desaparecido durante seis años y cuyo cuerpo fue hallado en 2014 enterrado como NN en un cementerio, denunciaron que desde que fue encontrado el cadáver no hubo avances en la investigación y exigieron que se realice un jury de enjuiciamiento para las dos fiscales y para el juez de garantías que intervinieron en la causa. "Reclamamos que se impulse el enjuiciamiento político contra el juez Gustavo Banco y las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas Martin, que son el juez y las fiscales que tuvieron la instrucción de la causa en La Matanza hasta que se logró que pase al juzgado federal como desaparición forzada de persona", reiteró Vanesa Orieta, hermana de Luciano. Según la joven, los funcionarios judiciales "incurrieron en dos delitos", uno de los cuales fue en darle "automáticamente la intervención a la propia

policía bonaerense", justamente la fuerza que estaba siendo denunciada por su familia. "El segundo que casi durante un año y medio nos pincharon los teléfonos a mi, a mi mamá y a familiares de manera reitera, excesiva y sin fundamentos", recordó. Reclamamos que se impulse el enjuiciamiento político contra el juez Gustavo Banco y las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas Martin”. Al respecto, Matías Bregante, integrante de Espacio para la Memoria Luciano Arruga que funciona en el ex destacamento de Lomas del Mirador donde denunciaron que el adolescente había sido torturado en 2009 previo a su desaparición, consideró que esas maniobras de espionaje f u e r o n r e a l i z a d a s p a ra investigar a los familiares y ponerlos "en el ojo de la tormenta, para sacar cualquier información y así revertir" lo que denunciaban. En tanto, respecto a la causa que tramita el juez federal 1 de Morón, Martín Ramos, Bregante aseguró que desde el hallazgo del cuerpo "no

Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga, pidiendo justicia.

hubo más movimientos". "Hasta el día de la fecha sigue en etapa de instrucción y no ha sido llamado a declarar ninguno de los policías que estaba en servicio esa noche en las distintas comisarias de La Matanza, ninguno de los policías de la Federal que intervinieron supuestamente en el accidente de la General Paz, ni los funcionarios del SAME, ni del Hospital Santojanni (en el barrio de Mataderos), ni de la morgue judicial de la Ciudad de Buenos Aires, ni la jueza que firmó el acta de ese supuesto cuerpo declarado NN", afirmó Bregante. De acuerdo a su testimonio, la familia le pidió al juez que "active y que llame a declarar a todas las personas que

considere que puedan haber participado o al menos tener conocimiento de lo que pasó esa noche". La noche trágica Luciano fue visto por sus familiares por última vez el 31 de enero de 2009, cuando salió de su casa en el Barrio 12 de Octubre, en Lomas del Mirador, para ir a un cyber de la zona. Desde entonces, la familia, recorrió hospitales, morgues y comisarías buscando al adolescente, aunque sin éxito. Cinco años más tarde, tras una denuncia del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), se logró la exhumación de un cuerpo enterrado como NN en el Cementerio de la Chacarita y se confirmó que se trataba del joven.


(

(

88

GRE

21 23de deFebrero abril de 2020 2019

LA FAMILIA RECURRIÓ A LA JUSTICIA

Nueva denuncia por mala praxis contra la clínica Los Cedros de San Justo Esta vez es por el caso de una joven embarazada de gemelas. Con 27 de semanas de gestación ingresó de urgencia al centro médico y tras un monitoreo, los profesionales les dijeron que sus bebas estaban muertas. Lejos de intervenir de manera inmediata, indujeron el trabajo de parto. Luego de 17 horas una de ellas nació pero solo resistió unas horas. La familia realizó una presentación formal ante la Justicia. Analía cursaba un embarazo gemelar de 27 semanas de gestación cuando el 30 de enero comenzó a sentirse mal. Llamó a una ambulancia y fue trasladada desde su casa de Villa Luzuriaga a la clínica Los Cedros de San Justo, centro médico sobre el cual pesan una gran cantidad de denuncias por mala p r a x i s . “Le hicieron un monitoreo y nos dijeron que las bebas no presentaban latidos, que eran 'óbitos' y que tenían que hacerle una ecografía para confirmar el diagnóstico”, contó María Cecilia Callorda, madre de la joven que se había atendido en la misma clínica desde el inició de su embarazo, el cual no presentaba ninguna complicación. De hecho, había tenido el último control una semana antes y la próxima cita con el médico era el 11 de febrero. Luego de recibir la peor noticia, Analía y su mamá esperaban una rápida reacción de los profesionales médicos. Sin embargo, pasaron largas horas y la joven continuaba esperando que le realizaran la ecografía que determine la muerte

intrauterina de las bebes. Analía había ingresado a las 10.30 de la mañana a la clínica pero el estudio se llevó a cabo recién a las 22.00, tras la insistencia e intervención de María Cecilia. “Con la ecografía confirmaron que las bebas estaban muertas y en vez de una cesárea decidieron inducirle el parto”, contó la mujer. Un profesional inyectó a la joven con la medicación correspondiente para inducir el parto y la dejaron en la habitación. A las 2.05 del 31 de enero, en compañía de su mamá y otra paciente, Analía parió a la primera de las bebas, que nació viva. María Cecilia salió desesperada a buscar a un profesional médico. “Se llevaron a la bebé en una chata a un cuarto que estaba al lado, ahí tenían preparados los frascos con formol para poner a las bebes. Aunque estuviera muerta yo quería verla y la vi moverse”, relató la mujer. Una vez que la enfermera también se percató de que la pequeña estaba con vida salió de la habitación a buscar a personal de neonatología. “Ninguna de las 3 mujeres

que vinieron, creo que solo una era doctora, sabían qué hacer”, aseguró Callorda. En esos momentos Analía daba a luz a la segunda bebé que efectivamente había sufrido muerte intrauterina. Al no contar con un servicio de neonatología de alta complejidad el centro médico no tiene las herramientas para afrontar el delicado cuadro de la pequeña, a quien llamaron Abril. Según contó Callorda, alrededor de las 5.45 pudo ver a su nieta. “Estaba en una cuna común, no incubadora, y solo le p u s i e r o n ox í g e n o y l a cubrieron con un nylon, precario recurso para mantener la temperatura corporal. En ese momento una neonatóloga me dijo que habían podido estabilizarla y que la habían dado medicación para madurar los pulmones y que era necesario trasladarla”. Pero poco después se produjo el cambio de turno y el profesional que ingresó no avaló el traslado. La mujer que perdió a sus nietas lanzó: “Le sacaron la chance de vivir. A mi hija le deberían haber hecho una cesárea de urgencia cuando llegó. Pasaron 17 horas desde que llegamos hasta que nació, mi nieta se podría haber salvado pero decidieron que no”. “decían que la bebé no era viable” La familia de la joven apunta contra la directora de la clínica, Lucia Bianculli. “Yo no dejaba de insistir con que la trasladen pero lo único que me repetía era que la bebé no era viable. Ella decidió que no había nada qué hacer”, resaltó Callorda. Abril falleció a las 11.50 luego de sufrir un paro cardiaco, vivió 9 horas y 55 minutos. Una vez

que Analía recibió el alta, su mamá se dirigió a la Comisaría Distrital Noroeste 1.ª San Justo a realizar la denuncia. En el caso intervino la UFI N.°1 y se realizó la autopsia sobre ambos cuerpos, cuyos resultados aún se esperan. Una vez que la familia realizó la denuncia, la directora de la clínica convocó a María Cecilia a una reunión. “La doctora Bianculli lo único que hacía era insistir en que la bebé no era 'viable' y que no la habían trasladado porque no iban a recibirla en ningún lado”, contó Callorda. Desde el centro médico insisten en que ambas criaturas presentaban pocas semanas de gestación y tenían pocas esperanzas de vida y que realizaron todas l a s m a n i o b r a s correspondientes al estado que presentaba la pequeña Abril. Sin embargo, la abuela de las pequeñas advirtió que se dedicará con todas sus fuerzas a buscar que se haga justicia. “Esta clínica no puede seguir abierta”, dijo María Cecilia. La mujer desconocía la cantidad de denuncias por mala praxis que existen contra el centro de salud. “Me tuvo que pasar todo esto para conocer que hay cientos de familias luchando”, dijo .Son alrededor de 900 las denuncias que pesan sobre la clínica Los Cedros. Cada vez que un nuevo caso de presunta mala praxis surge los testimonios no paran de multiplicarse y es a través de la página de la red social Facebook Campaña contra la clínica los Cedros de San Justo que familiares de personas que fallecieron en dicho centro médico comparten sus experiencias y convocan periódicamente a marchas para visibilizar la problemática y pedir justicia.


(

(

21 de Febrero 2020

9

HUBO BUENA RESPUESTA DE LA COMUNIDAD

Lanzaron campaña para solicitar la creación de un hospital veterinario en el distrito La propuesta es llevada adelante por un abogado proteccionista de animales de La Tablada. El primer paso fue la recolección de firmas en una plataforma web. En tanto, en marzo la difusión de la iniciativa se hará en las escuelas, clubes y espacios públicos. En el mes de agosto llegará al Concejo Deliberante de La Matanza la ordenanza

El proyecto estará finalizado en agosto y será presentado en el HCD Durante las primeras semanas de 2020 comenzó a circular es redes sociales un particular petitorio que invita a firmar en una plataforma web para solicitar a la Municipalidad de La Matanza la creación de un hospital veterinario público en el distrito. Las repercusiones fueron inmediatas y en poco tiempo unas 6 mil personas habían puesto su rúbrica digital. Abogado proteccionista y dueño de una agencia de remises que traslada animales, Eduardo Speciale fue el impulsor de la campaña. “Comenzamos con el traslado de mascotas hace un año y hablando con los clientes llegábamos siempre a la misma conclusión: que el centro de zoonosis que está en San Justo no da abasto con los turnos de castración”, contó sobre el origen de la iniciativa. El letrado se desempeñó como director general de legales de

la Municipalidad de La Matanza hasta 2015 y tenía conocimiento de una serie de proyectos que se habían presentado anteriormente pero que perdieron estado parlamentario por lo que arrancó de cero. Charlas con ediles, agrupaciones de proteccionistas y rescatistas fueron la manera de comenzar a impulsar la campaña que finalizará con la presentación de un proyecto de ordenanza para la creación de un hospital veterinario en La Matanza. Si bien el letrado elogia la labor llevada a cabo por el Centro de Zoonosis municipal y las campañas de castración que se realizan en distintos barrios, remarca que no es suficiente para cubrir la alta demanda del distrito más populoso de la provincia de Buenos Aires. La redacción del proyecto que se presentará en el cuerpo legislativo local estará a cargo

de un grupo de abogados proteccionistas pero hasta que se llegue a esa instancia las firmas en la plataforma web y la difusión en redes sociales tiene como objetivo “poner el tema en agenda”. Durante el mes de febrero se realizan encuentros con agrupaciones rescatistas y proteccionistas de todos los barrios y en marzo se iniciará una segunda etapa que consistirá en la recolección de firmas en escuelas, clubes, espacios públicos y comunitarios. Esta última, de manera tradicional y en papel. El último paso será la presentación formal, la cual se estima se llevará a cabo en el mes de agosto. “El proyecto no solo propondrá la creación del hospital sino que abarcará también propuestas administrativa de cómo podría llevarse a cabo, es decir, cuáles serían los sustentos económicos”, explicó Speciale. En ese sentido, el abogado detalló: “la idea es que a partir del Centro de Zoonosis se cree el hospital, sumándoles herramientas. Cada vez surgen nuevas aristas y hay que estudiar cada una para presentar un proyecto serio y viable”. La etapa previa a la elaboración y presentación del proyecto tienen como objetivo principal, visibilizar la necesidad de la creación de un hospital veterinario público. “Que las autoridades sepan que este es un tema de interés general”, expresó el impulsor de la campaña. El fin básico del Hospital Veteri-

nario será la castración temprana y vacunación para evitar la reproducción descontrolada y la proliferación de enfermedades, principalmente entre perros y gatos. La atención incluiría también prestaciones básicas como una placa o una emergencia. “No así, por ejemplo, un cirugía compleja porque no habría manera de solventarlo”, explicó el letrado. En la misma línea, agregó: “La idea es que sea público pero que la gente pueda pagar un bono accesible o asociarse, hacer algo mixto. Lógicamente el municipio no podría sustentar los costos en un 100 por ciento, por este motivo intentamos encontrar alternativas” Hacer frente a la alta demanda y que el Estado no tenga que destinar tantos fondos al hospital veterinario es el desafío. Uno de los modelos a seguir desde La Matanza es el Centro Municipal de Sanidad Animal y Zoonosis de Almirante Brown el cual fue visitado por Eduardo Speciale. “Son un ejemplo de profesionalidad y de amor”, destacó el abogado. Allí llevan 23 años de trabajo y realizan 120 castraciones por día. “A partir de hoy trabajaremos en conjunto con el objetivo de poder implementar en La Matanza un centro de castración, vacunación y atención temprana para animales de similares características. Hay un largo camino por recorrer”.

Invitan a confeccionar eco ladrillos para cuidar el medio ambiente La Asociación Civil Plaza 20 de Junio de Virrey del Pino lanzó la Movida barrial Botellas de Amor que tiene como objetivo invitar a la comunidad a confeccionar ecobotellas y ecoladrillos para reducir el impacto ambiental generado por los desechos. “Muchos lugares de nuestro país y el mundo ya comenzaron y es

increíble todo lo que podemos hacer desde nuestro pequeño lugar. Es una hermosa propuesta para hacer con los chicos en casa”, manifestaron desde la entidad. Pero ¿cuál es la diferencia entre uno una ecobotella y un ecoladrillo? La primera se rellena solamente con plásticos limpios hasta que quede bien rígida, de esta manera se evita

la contaminación ambiental con elementos que tardan cientos de años descomponerse. Una vez hechas, deben ser trasladadas a una planta de reciclaje. En tanto para la creación de e c o l a d r i l l o s , l a s b o te l l a s plásticas deben rellenarse con cualquier elemento inorgánico, siempre y cuando este seco y

limpio. Estas piezas son destinadas a la construcción. La actividad ya comenzó a realizarse en la plaza 20 de Junio con los desechos encontrados en el mismo espacio. “Prepara tus ecobotellas y ecoladrillos y pronto estaremos anunciando una fecha para juntarlas y llevarlas a puntos de recepción”, anuncian.


Profile for Periódico SIC

La Matanza  

La Matanza  

Advertisement