Issuu on Google+

SÁBADO, 5 DE ENERO DE 2008

Cómo nace la Iglesia Remanente

Quiero en el nombre del Señor comentar a ustedes los acontecimientos ocurridos en nuestra Iglesia Metodísta Pentecostal de Chile, en especial en nuestra clase Pedro Fontova. La historia se remonta a la década de los 60, donde La clase Pedro Fontova se inicia con el nombre de "La Florida", la cual nació de la Clase las Enredaderas. La clase la Florida se fundó en los terrenos de nuestro hermano Nicolás Gallardo, ubicada en Pedro Fontova con Américo Vespucio, por esos años, puros campos. La Clase Florida era un lugar muy humilde, sufrimos mucho, en el invierno con los barriales a causa de las lluvias y la oscuridad, las cuales no nos impedían llegar a las reuniones. En el verano era el calor, el polvo de la tierra por falta de agua, después de las predicaciones no había cómo refrescarnos y teníamos que salir en busca de agua en valdes, durante las reuniones era tal la cantidad de zancudos que nos picaban que salíamos en busca del güano de animales para poder protegernos, el cual se quemaba alrededor del templo durante toda la reunión, ¡se imaginarán ustedes como salíamos!, -pero eso no era impedimento para alabar al Señor-.

Cómo olvidar aquellos hermanos que fueron nuestros predicadores, por ése entonces, gente valiente, sacrificada, que nos dejaron muchas enseñanzas, sus nombres son: Narciso Vargas, Ansélmo Olmos, René Droguet, Luis Rojas, Leopoldo Herrera, Óscar Olivares, José de la Fuente, Carlos Donoso, Hernán Gálvez, Pedro Arias, José Urzúa Marambio, Daniel Alegría Gonzáles, Ipomeles Castillo, Fernando Osmeller, Edmundo Zenteno, Benjamín Baros, Hno.Navarrete, y Segundino Arias. Éstos son algunos hermanos de los que quería hacer un pequeño recuerdo, seguramente más de alguno olvidaré, ¡pido disculpas!.

Pero cómo no recordar al hermano Humberto Morales - él carretonero-, quien nos cruzaba cuando debido a los barriales no podíamos llegar al templo.

En el lugar donde se encontraba “Clase la florida”, en la actualidadexiste una gran ferretería llamada “Sodimac”, sector que hoy se encuentra urbanizado. (A metros del Mall Plaza Norte)


Algún tiempo después el señor nos bendijo con un templo maravilloso, ubicado en la Avenida Pedro Fontova, clase que se llamaba "Pedro Fontova", por los años 1983 nuestro amado pastor mando como predicador encargado a nuestro hermano oficial Segundino Arias, debido al crecimiento de la obra del señor el templo no tenia la capacidad para recibir a toda la hermandad que concurría a congregarse, entonces nuestro hermano Segundino Arias, quiso hacer un templo más grande con mucha más capacidad, entonces comenzó a trabajar con los hermanos de la clase, comenzando hacer ofrendas, cenas y algunas otras actividades, pero nuestro hermano Segundino Arias comenzó a tener algunos problemas con algunos hermanos del cuerpo directivo .-Doy testimonio que nuestro hermano Segundino Arias era un hermano muy cristiano, muy humilde y esto le trajo problemas con los hermanos del cuerpo directivo más jóvenes, que se portaron muy mal, faltándole el respeto, se pusieron atrevidos, incluso fueron tan atrevidos que en una ocasión le ofrecieron combos, porque ellos querían que las cosas fueran a la manera de ellos.Debido a esta situación se produjo una falta de gobernabilidad, incluso en algunas oportunidades lo mandaron a comprar pan, una falta de respeto muy grande, como pueden ver había un grupo de hermanos del cuerpo directivo que querían hacer lo que ellos querían, además nuestro hermano se fue desmotivando, incluso los días domingos ya no quería ni predicar, dejaba que lo hicieran los ayudantes y se iba a sentar al coro a tocar guitarra que era lo que a él le gustaba, además que todos los dineros que se recaudaban se invertían en otras cosas, menos para el motivo que se realizaban, también de la Catedral se pedía dinero para la construcción de la sede, así que así pasaron 10 años y nunca se construyo la nueva iglesia, fueron tantos los problemas que hubieron que nuestro pastor y obispo Javier Vásquez estimo que se hicieran cambios, los cuales se realizaron aproximadamente en Marzo de 1992 y mando a nuestro hermano Daniel Rodríguez como predicador responsable, juntos a sus ayudantes Samuel Valdés e Iván Vásquez, estos cambios trajeron un gran revuelo a la clase y muchas expectativas a los hermanos de Pedro Fontova. De tal manera que este grupo que hacían y deshacían hay quedaron, porque nuestro hermano Daniel Rodríguez traía instrucciones precisas de nuestro obispo y con estas instrucciones comenzó a trabajar él y sus ayudantes, la primera meta construir la catedral de Conchalí, y se dio comienzo colocando la primera piedra con la presencia de nuestro obispo Javier Vásquez.Esta construcción tuvo de todo, alegrías y sin sabores, porque este grupo de hermano en vez de ayudar comenzó a hacer problemas a nuestro hermano Daniel, cuando nuestro hermano Daniel llego a Pedro Fontova para la construcción, se continuo con las cenas que se hacían en la escuela UNESCO, se hacían ofrendas, se entregaban sobres, aportes voluntarios entre otras actividades. Se comenzó la construcción contra viento y marea, pero este grupo nunca dejo de molestar a nuestro predicador porque con la llegada de él, estos hermanos ya no pudieron hacer lo que ellos estaban acostumbrados hacer con el hermano Segundino Arias. En una ocasión yo venia llegando de la clase el Roble donde estaba de jefe de coro, llegue a Pedro Fontova cuando recién empezó la construcción, y como yo estuve anteriormente como jefe de coro muchos años atrás, comencé cuando antiguamente se llamaba la Florida, luego donde esta la actual iglesia, bueno en esa oportunidad estos hermanos que formaban este grupo que estaban en contra, es gente que yo conocía de aquellos tiempos, nos conocíamos de muy jóvenes, creyeron que con mi llegada las cosas iban a cambiar, que me iría al lado de ellos, se acercaron a mi para poner mal conmigo al hermano Daniel, diciéndome que el hermano Daniel era un ladrón y un sinvergüenza, esto era lo más bueno que decían de él, y que por favor me uniera a ellos para luchar contra él, me pidieron una vez que yo hiciera los contactos con mi obispo para a pedirle que lo cambiaran, porque para ellos era el hombre más malo que había, pero ellos no sabían que yo conocía al hermano Daniel muchos años antes, y sabia quien era él, por lo tanto yo no creía lo que me estaban contando. Yo había trabajado en la obra del señor con el hermano Daniel Rodríguez en las conferencias de la iglesia de San Miguel como guardia pastoral de nuestro Obispo. Yo le dije en una oportunidad a estos hermanos, que yo le hacia los contactos con mi obispo, pero yo no hablaría nada por que a mi no me constaba nada de lo que ellos me habían dicho, así que los queestaban en contra de mi hermano Daniel, tenían que dar la cara, porque lo que yo había visto hasta el momento, era un hermano que lo único que hacia era trabajar por la clase, cuando había que ofrendar era el primero en hacerlo, en las cenas era el primero que estaba cooperando con las rifas y preocupado de los hermanos necesitados. Cuándo llovía


torrencialmente en los inviernos, me pedía que saliera a la calle haber los hogares de los hermanos más pobre para ir en ayuda de ellos, cosa que hasta hoy se hace, cien por ciento preocupado de los hermanos, entonces estos hermanos se molestaron conmigo y me llamaron en una oportunidad para decirme que yo los había defraudado, que ellos iban a luchar contra el hermano Daniel hasta que lo cambiaran y además dijeron que ellos estaban orando para que lo cambiaran, entonces yo les respondí que estaba muy bien que oraran, pero si una cosa les dije, que tenían que orar en dos direcciones, ¿y como es esto? me dijeron ellos, claro ustedes tienen que orar en dos direcciones, una para que cambien al hermano Daniel, porque para ustedes él es un ladrón, mujeriego, sinvergüenza y muchas otras cosas más, y porque también oraran para que el señor les mandara un predicador a la pinta de ellos, porque a lo mejor el señor les pondría enviar un hermano peor que el hermano Daniel, y que harían ustedes en ese caso, por lo tanto tenían que saber pedir, por que la palabra del señor dice, ”pedid y no sabéis pedid”.como ven con todas esas dificultades se trabajaba igual, la construcción seguía su camino es mas también paralelo a esto también se comenzó la construcción de los locales de Independencia, como también la compra del terreno del local Teniente Yabar y posteriormente la construcción de dicho local. Para poder construir la catedral de conchalí se tuvo que comprar los sitios de la parte posterior de la Iglesia eran tres sitios, con la compra de estos se comenzó la construcción de Pedro Fontova, que quede claro hermanos que estos sitios fueron comprados con los dineros que se recaudaron con los trabajos de toda la Iglesia como digo en las líneas anteriores con cartones, papeles, latas, botellas, cenas, rifas, sobres, ofrendas, empanadas, sopaipillas entre otras cosas y además con la obra de mano de los hermanos voluntarios, hermanas dorcas, señoritas, jóvenes, niñas, niños y toda la Iglesia en general aportaron con trabajo tomando las carretillas, las palas, los chuzos, etc. ó simplemente cocinando para los hermanos que trabajaban todo el día. Como ven ustedes hermanos se construían tres templos al mismo tiempo estos trabajos se demoraron aproximadamente tres años se imaginaran ustedes como se trabajaría todos los hermanos con las pilas puestas.”Dijo además David a Salomón su hijo: anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; el no te dejará ni te desamparará, hasta acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová” (1 de crónicas 28:20). A todo esto la Iglesia comenzaba a encariñar con su hermano predicador cada vez que se hacían los cambios de predicadores y colaboradores en la catedral nuestro hermano Daniel era confirmado como predicador de Pedro Fontova además él era uno de los oficiales de nuestro obispo cosa que a la Iglesia le traía mucha alegría no así a los detractores, aproximadamente nuestro hermano Daniel estuvo unos diez años como encargado de la clase como ven ustedes el hermano Daniel no era ningún desconocido, al contrario querido por toda la Iglesia y por todos conocidos. Nunca nadie puede decir que él en alguna oportunidad se dirigió a la Iglesia con alguna intención de que él quisiera ser Pastor, Jamás al contrario siempre nos enseño el cariño, el respeto hacía nuestro Pastor y Obispo. También me recuerdo que mi obispo muchas ocasiones le pedía que lo ayudara en algunas actividades que eran de mucha confianza permanentemente solicitado su ayuda, además que entre ellos eran consuegros, en muchas ocasiones el hermano Daniel lo acompañaba y salía con él o lo traía a la Iglesia para ver los adelantos de la construcción, de esta manera lograban distraerlo un poco. Estas cosas también le molestaron a algunos hermanos oficiales de la Catedral, como también le molestaron a algunos familiares de nuestro obispo porque digo esto por que en una oportunidad recibí un llamado telefónico de el hijo de mi pastor Rubén Vásquez Daza diciéndome que quería hablar conmigo en forma privada citándome un día en la noche a conversar con él en la sede de la catedral a lo cual concurrí a esa reunión, cuan grande fue mi sorpresa para lo cual fui citado estaban esperándome Rubén Vázquez y un nieto de mi obispo hijo del pastor Jorge Vásquez de la iglesia de Maipú cuando comenzaron a decirme el motivo de este encuentro era para saber si era verdad que el hermano Daniel en alguna oportunidad habría mostrado la intención de ser pastor de la iglesia, si yo había visto algo anormal porque ellos tenían una información de que el hermano Daniel se habría dirigido a la iglesia haciéndole ver esa intención a lo cual yo le respondí que jamás nunca le habría escuchado algo así, yo creo que ningún hermano podría decir lo contrario porque jamás nuestro hermano Daniel hizo algo así, también me preguntaron si había visto algo irregular, que se los dijera a ellos, que yo tendría el apoyo y el respaldo de ellos, me parecía raro lo que estaban haciendo, por lo cual les pregunte, que por que lo estaban


haciendo, por lo cual me extrañe mucho por que yo siempre había visto al hermano Daniel, dispuesto a ayudar a mi pastor en lo que fuera, además que la clase funcionaba de una forma muy normal, ellos me respondieron lo siguiente, que eso era lo que ellos veían, que el hermano Daniel estaba en todas las cosas que mi pastor necesitaba, que hay estaba él para solucionar los problemas que mi pastor tuviera, que siempre estaba al lado de mi pastor, y que por eso ellos pensaban que todo lo que hacia él hermano Daniel era con el fin de él ser pastor, y que ellos como familia nunca permitirían eso y que se opondrían. Yo creo que el que tiene la autoridad y el mando para decidir alguna cosa es nuestro pastor, porque el es el profeta de Dios, para colocar o sacar de algún puesto a cualquier hermano y no la familia o parte de ella, a la cual yo les dije “ ahora que ustedes como familia deberían estar contento que el hermano Daniel estuviera dispuesto ayudar a mi pastor, ya que ustedes no lo hacen, cuando ustedes deberían ser los que deberían estar al lado de mi pastor, para ayudarlos en todos los que asieres de la obra del señor”. En ese instante el nieto de mi pastor intervino diciendo “tío Rubén, el hermano Alegría no va a decir nada contra el hermano Daniel, así que no sigamos con esta cosa”, a lo cual el hermano Rubén respondió muy airado y dijo “No importa que el hermano Alegría no diga nada, por que yo, si fuese necesario le levantaría una calumnia, por que no voy a permitir que mi papá lo fuera a nombrar pastor ni en Pedro Fontova y en ningún otro lado”. Estas son algunas de las cosas que acontecieron antes de la muerte de nuestro obispo, y muchas otras cosas que pasaron desapercibidas, como pueden ver mucho antes que acontecieran todas estas cosas ya había un persecución contra nuestro hermano Daniel Rodríguez . Quiero contarles unas de las tantas cosas que hacían contra nuestro hermano Daniel. Una de las ultimas veces que mi pastor realizo los cambios de predicadores estos hermanos tenían la información de que nuestro predicador iba a ser cambiado entonces ellos organizaron un asado para celebrar este acontecimiento. Pero cuan grande fue su frustración cuando nuestro pastor lo volvió a confirmar, no la podían creer se quedaron con todos los preparativos hechos.


Acontecimientos irmp