Issuu on Google+

“El silencio es la primera piedra del templo de la sabiduría.” (Pitágoras)


¿Por qué un “trabajo de reflexión”?

- Provocar que, por un rato, te pares a pensar, a reflexionar. - Favorecer que aprendas a expresar tus pensamientos, tus sentimientos. - Favorecer que tengas pensamiento propio, criterio propio (y que nadie te tome el pelo ni te engañe)


¿Cómo hacerlo? El texto (I) 1º Lee el texto tranquilamente una primera vez

2º Léelo una segunda vez subrayando las frases que más te gusten, te llamen la atención, te identifique… 3º Léelo una tercera vez y ve anotando en los márgenes “ideas” o “temas” en los que te hace pensar el texto. El texto siempre te va a provocar una reflexión sobre algo, te va a hacer pensar en algo.


¿Cómo hacerlo? El Resumen (II) 1º Un resumen es objetivo: no caben opiniones ni conclusiones personales, ni ideas que no aparezcan en el texto. 2º No puede empezar con un “habla”, “dice”… sin un sujeto.

3º Explica en tres líneas lo que dice el texto (imagínate que quieres contarle el texto a alguien que no lo ha leído)


¿Cómo hacerlo? La reflexión personal (III) 1º Quédate solo con dos o tres ideas, pensamientos, reflexiones que te ha generado la lectura del texto. 2º Y desarróllalas explicándote bien, argumentando bien.

3º Y enlazando bien una con la otra: escribe una reflexión personal, no tres mini-reflexiones independientes. 4º Escribe, al menos, dos páginas completas de reflexión (sin tener en cuenta el resumen).


¿Cómo no hacerlo? La reflexión personal

1º Una reflexión no es una opinión tuya sobre el texto: si te gusta o no. 2º No son pequeños comentarios sobre frases del texto.

3º No es una reflexión de otro (que copio de un libro o de internet)


¿Cómo se puntúa? (I)

1º Puntúa más si el resumen está bien hecho y ocupa tres líneas. 2º Si se escriben menos de dos páginas de reflexión, por muy bien que esté hecha, el trabajo está suspenso. 3º Puntúa menos (o se suspende) si escribes con letra muy grande y dejas mucho espacio entre líneas. 4º Baja puntos si tienes faltas de ortografía, si no dejas márgenes, si hay tachones, si hay mala letra…


¿Cómo se puntúa? (II)

1º Puntúa más cuanto más “personal” sea la reflexión (que solo tú puedas firmar esa reflexión).

2º Puntúa más cuanto más “profunda” (y menos superficial) sea. 3º Puntúa más cuanto más argumentados y explicados estén tus pensamientos e ideas.


“Expresar por escrito tus pensamientos, sentimientos y emociones te ayuda a conocerte, a analizar tu vida, a crecer como persona.

Ese es el poder que tiene de la Palabra.�


eltrabajo de reflexion