Page 1

Amalgama

AA.AA. Profesionales Sumario

Nº11

SAFA

(Úbeda) Nº 11

Julio 2013

- La gran convocatoria 2013 (pag. 3) - Todo empezó el 10 de mayo (pag. 4) - Nos vemos en la Plaza de Andalucía (pag. 15) - Sábado, 11 de mayo (pag. 18) - Celebración de la Misa (pag. 19) - Ofrenda en la cripta (pag. 23) - Recepción en el patio de columnas (pag. 25) - Saludos de agradecimiento y bienvenida (pag. 27) - Homenaje a la SAFA y su red de centros (pag. 33) - Cincuentenarios: Magisterio 73, Maestría 73 y Oficialía 73 (pag. 34) - Intervenciones de profesores y cursos (pag. 39) - Asociaciones de Linares, Málaga y Huelva (pag. 48) - Proclamación del Día del Antiguo Alumno y canto del himno (pag. 51) - En el comedor (pag. 53) - Entrevistados en TV, Canal 9 (pag. 53) - Otros encuentros celebrados en Úbeda (pag.60) - Algunos datos biográficos de José María Poyatos (pag. 66)

1


Amalgama

Nº11

Reporteros gráficos del encuentro

Agradecimientos Cumplimos once números gracias a la colaboración de muchos de vosotros y la buena acogida de muchos más. Así continuaremos, mientras nos quede gasolina, recogiendo recuerdos y pareceres de los AA. AA. y de la Institución de la que seguimos formando parte: somos los pasivos, en plena actividad y derrochando ilusiones. A veces, hasta la embriaguez, como expresaba Manolo Ballesta el pasado 11 de mayo, ante las cámaras del Canal 9.

Pepe Aranda Nuestro agradecimiento a todos los que han aportado su trabajo para componer este número. Esperamos que su confección final acierte en reflejar lo que sucedió en Úbeda los días 10 y 11 del pasado mayo. Amalgama y sus lectores queremos, una vez más, agradecer a los sacrificados fotógrafos que, olvidándose de si mismos, inmortalizan tantos momentos y nutren con sus magníficos reportajes la web de Pepe Aranda, AASAFA y esta revista.

Para el próximo número

Alfonso Ros

Os proponemos dos temas en los que ya podéis ir pensando y aportar vuestras colaboraciones a partir de septiembre: 1) Comentarios y propuestas correctoras que ayuden a los organizadores al mejor trazado posible del Día del Antiguo Alumno de 2014. Quienes se sientan con fuerzas, pueden hacer un trabajo más extenso que responda a la pregunta: ¿cómo vi el encuentro?

Manolo Ballesta

2) Nos proponemos ir elaborando un reportaje de cada uno de los Centros SAFA donde se recoja la historia, su situación actual, sus proyectos, si existe o han existido alguna asociación de AA. AA. y una aproximación al número de alumnos formados en cada área a lo largo de su historia, alumnos ilustres, etc. Así, nos iremos haciendo una idea de la magnitud de la Institución. Los trabajos sobre los centros y las asociaciones serán coordinados por Francisco López Ayala <flayala45@hotmail.com>, 3) Es de especial interés para Amalgama continuar editando las semblanzas de todos. En primer lugar, porque es una forma de que aquellos que no tengan ocasión de verse, puedan saber qué fue de aquel compañero, su trayectoria profesional y personal, etc.

Manuel Huertas (felizmente recuperado)

Amalgama se ha hecho un auto-ERE y anda sobrada en ilusión, escasa en recursos humanos y técnicos, además, en mantenida pérdida neuronal. Por eso, os ruego que mandéis vuestros trabajos en documento Word, sin preformar sangrías ni espaciados específicos y fotos aparte, a la dirección e-mail: pmorafi@gmail.com Gracias a todos. Que tengáis un verano feliz en familia.

2

Amparo García


Amalgama

Nº11

La gran convocatoria de 2013 Los ríos, en su comienzo, nos producen admiración, curiosidad, incluso resultan atractivos y agradables. Probamos su agua limpia, impoluta y, si se tercia, le ofrecemos los pies cansados para que nos los refresque. Pero cuando se hacen briosos, hay que tomar ciertas precauciones, protegerse de sus amenazas. La corriente de antiguos alumnos de Úbeda formada en los últimos años, empieza a ser seria. Emerge una fuerza de ilusión incontenible: la gratitud. Es ésta la respuesta previsible de unos hombres que a lo largo de sus vidas han tenido la ocasión de constatar el valor de una formación ejercida con generosidad, desinteresada, con el objetivo limpio de ofrecernos la oportunidad de ser personas dotadas de valores y habilidades para ayudar a nuestras familias e influir en la sociedad. Nadie como nosotros puede valorar el significado personal y social de aquella formación. La mayoría de los que estamos en esta corriente, hemos cumplido el ciclo profesional y caminamos por el remanso de la jubilación. Nos vemos, pues, capacitados y apartados de las obligaciones laborales. Así que es natural que muchos de nosotros proyectemos ese sentimiento de gratitud hacia la SAFA con la idea de “hacer algo por la SAFA”. Pero la SAFA que nosotros vivimos ya no existe: hoy, el Padre Rector no tiene que desplazarse a los ministerios en busca de dinero para comer, las necesidades, si existen, serán de otra naturaleza. Paco Bordés, bien impregnado por el “espíritu de la SAFA” lleva dos años representándonos como “embajador plenipotenciario” ante el Colegio. Poco a poco, se va formando equipo y él, con su buen hacer, consigue cerrar los proyectos haciendo gala de una paciencia infinita. El año pasado se empeñó en movilizar a los alumnos fundadores del 42 y lo consiguió. Este año, con Paco Ayala, han convocado a los 28 centros de Andalucía y se ha instituido el “Día del Antiguo Alumno” involucrando a los jesuitas. A lo largo de junio se han producido tres encuentros más. El río de los antiguos alumnos se hace brioso y noble. No encierra amenazas. Pero debemos encauzarlo porque corremos el riesgo de desbordar a la Dirección del Colegio. Nos acogen como a familia, se desviven por atender nuestras peticiones, pero debemos activar nuestra sensibilidad y concentrar todas las celebraciones en el segundo fin de semana de mayo, fecha reservada al Día del Antiguo Alumno. Pedro Mora (Zaragoza)

3


Amalgama

Nº11

Todo empezó el viernes 10 de mayo: Los organizadores del encuentro, conscientes de la importancia que para la gran mayoría de nosotros tiene la convivencia con los compañeros de curso, propusieron el viernes como jornada reservada a este fin. Estas son las crónicas de algunas de estas reuniones.

Profesionales del 60 A PROPÓSITO DEL FUTURO DE NUESTRA “CRIATURA” AMALGAMA

José García Bautista Una buena tarde-noche, nos reunimos en la biblioteca del colegio, un grupo de compañeros y amigos de 1º de Maestría. Corría el año 61. Todos con una cierta vocación por la poesía y las humanidades, fruto de sus primeros anhelos de futuro profesional (de modo especial, Magisterio). Ya por aquel entonces, habíamos tomado contacto con nuestros escritores del siglo de oro, y otros, por medio de la asignatura de LITERATURA. Los procedentes de “arriba” (ruta de Magisterio), con mejor nivel y conocimiento, llevaron la iniciativa. Futuros técnicos pero con aspiraciones en otras artes: música, pintura, poesía y literatura, fruto del modelo y perfil que se había diseñado para nosotros, aquellos alumnos de Formación Profesional, que gustaban a Bermudo, Gómez y demás. Nuestras visitas a la sala de música escuchando a los grandes maestros, ayudaban en la formación de nuestra sensibilidad y gusto artístico. Sin obviar nuestras otras pasiones juveniles, (deportes, chiquillería femenina, ruta del tapeo, cine, etc.), se nos ocurrió plasmar nuestras inquietudes y vida escolar, en un deporte no físico que nos uniese aún más. Nuestros materiales… Papel, bolis y unas cabecitas con mil y una inquietudes, en diferentes campos, si bien en la mayoría, destacaban su gusto por la poesía, la narrativa y la crónica social de nuestra SAFA y entorno familiar y afectivo. Nada extra, pero tampoco ordinario. Nuestras preocupaciones por lo social, pero para nada revolucionario. En la línea que nos inculcaron, P. Gómez y tantos otros curas y profesores. Ni siquiera daba lugar la autocensura. Nos volcábamos en lo que nos unía y que a lo largo de nuestras vidas ha realizado el mismo papel. Se trataba de meter en el convertidor, materiales afines y compatibles para que en el proceso de cocción no traumático, obtuviésemos un producto que nos representase, tal como entonces éramos.

Nunca pensamos que nos trascendiera y mucho menos que circulase en el Siglo XXI. Y esto ha sido posible por las importantes y capacitadas aportaciones que le han sobrevenido. Permitidme que os aglutine, fusione y amalgame con ese otro metal liquido pero que se transforma en solido, por tesón, trabajo, capacidad, e ilusión… Pedro Mora Figueroa. Pero la edad no perdona y con ella nos vienen obligaciones y limitaciones que hacen necesario levantar, por un tiempo, el pedal del acelerador (en este caso del generador eléctrico). En resumen, que nuestro maestro de ceremonias, alma mater de la revista y tantas otras cosas, solicita ayuda y bien que la merece. El que une con su perfil personal la técnica y la intelectualidad, nos lo expuso con emotivas palabras durante un encuentro que tuvimos en su domicilio de Villanueva, un grupo de Safistas (entre ellos, tres fundadores de AMALGAMA). Mi primera colaboración con AMALGAMA Nº. 1, lleva por título “Busco comprensión”. Hoy 52 años después la pido para él. Por aquel entonces, andábamos en Tecnología Mecánica (D. Jaime), con las aleaciones. Bautista II, propuso llamar a nuestro modelo tesoro literario AMALGAMA. Ya sabéis, las aleaciones del mercurio. Así se aprobó. .

4


Amalgama

Nº11

Algunas cuestiones planteadas en nuestra reunión: a) Futuro de la revista, titularidad y contenidos. b) Periodicidad. Conclusiones no vinculantes. - Mantener la titularidad que en estos momentos ostenta la promoción del 60 (Oficialía, 1960 y Maestría 1962). - Continuar manteniéndola abierta a todos los AA. AA. - Mantenimiento de la “línea editorial”, es decir el espíritu y objetivo que está en su origen. Ella debe reflejar lo que fueron nuestras vivencias de aquellos años, nuestros sueños y proyectos de vida personal. Todo aquello que en su día nos unió y debe seguir haciéndolo. - No debe servir como plataforma, vehículo, ni “muro de lamentaciones” de aquello que hoy podría separarnos. ¡Dicho de otra forma! No es el foro para críticas políticas e ideológicas que puedan llegar a enfrentarnos. - Muchos nos sentimos orgullosos de la educación y formación recibida. En el libro “NUESTRA SAFA”, podéis encontrar nuestras opiniones en uno y otro sentido. - Hoy hay infinidad de medios para acoger cualquier debate. - El objetivo de AMALGAMA es llevar a nuestro corazón y mente, una sonrisa, una pausa grata en nuestra ajetreada vida. - Para debates… ¿No hay bastantes en periódicos, TV y radio? Tengo 70 años, 15 en la enseñanza privada, 30 en la pública. He vivido todos los sistemas y modelos educativos de los últimos 45 años ¿Sabéis lo que pienso? Que no podemos establecer comparaciones. Nuestros profesores no son los de ahora, nosotros poco o nada tenemos que ver con el actual alumnado y sobre todo eran otros tiempos. - Se acuerda que P. Mora siga ejerciendo sus funciones de catalizador y, de modo especial, el mantenimiento de la línea editorial, en tanto tenga fuerzas y energías. En cuanto a la periodicidad, creemos que para descargar trabajo, sería suficiente con una revista semestral y una extensión en torno a 60 páginas.

Por último, Pepe Chaves y Pedro Mora informaron que con el nº 9 de Amalgama se habían agotado los fondos procedentes del libro Nuestra SAFA. 5


Amalgama

Profesionales del 61

Nº11

Gabriel Martínez Cardosa

Nos habíamos citado en el Colegio el día 10 de mayo de 2013

Gabriel Cardosa a las 17Martínez horas. En primer lugar, todos los asistentes nos

trasladamos a la capilla del colegio en la que se comenzó con un profundo respeto recordando a todos los compañeros fallecidos de este curso y leídos sus nombres que a continuación se relacionan:

Nuestra reunión del viernes 10 de mayo

José Manuel Fernández Verdugo Francisco Martínez Hidalgo Genaro Fernández Villa Manuel Rosales Cruz Santiago Otero Domínguez Sotero Peña Raya José Trapero Frías Mariano Teruel Avilés Antonio Valcárcel González Juan Galán Pérez

Salimos de aquí de este Colegio cada uno con una especie de mochila cargada, llena de RECURSOS. En primer lugar recursos técnicos: Conocimientos sobre nuestros respectivos oficios que después pudimos comprobar nuestra buena preparación en el mundo del trabajo. TORNEROS, FRESADORES, AJUSTADORES, ELECTRICISTAS. Y la cultura necesaria para poder desarrollarlos: Tecnología, Dibujo Industrial, Interpretación de Planos, Matemáticas, Física, Química, Resistencia de Materiales, Organización Laboral, etc. etc. y otras muchas asignaturas para su buena definición. De los que siguieron en Maestría Industrial su formación se completó mucho más sobre todo en los diferentes oficios y tecnologías incluso para poder realizar estudios superiores.

Se hizo la oración siguiente:

TU MIRADA Y LA MÍA Tú el inmenso Hacedor del Universo en un trozo de Pan te has escondido y te encierras callado en los Sagrarios esperando que el hijo vuelva a casa. Hoy he vuelto a la casa y me miraste fijamente al hondón de mis trajines, mirada, que llenó de luz y fiesta mis jardines, mi casa y la miope mirada mía. Ves, Señor cuántos “mis” te estoy narrando, ayúdame a vaciarme para que tu mirada se bese con la mía y pueda yo caminar hacía la intimidad en ti escondida: un encuentro en tu casa, que es la mía, pues tu casa no tiene cerraduras ni tus ventanas, celosías. Tu mirada y la mía prescinden de palabras. Incluso ya no miro, yo me siento mirado, porque tu claridad vistió mi corazón con el traje brillante del amor y, sin entender, yo estoy entendiendo.

En segundo lugar recursos humanos: El saber hacer bien las cosas con sentido de la responsabilidad, seriedad en el trabajo, toma de decisiones, entrega y todos los valores necesarios para ser personas con criterio, solidarios con los compañeros de trabajo etc.etc. Esto imprime carácter. Y en tercer lugar están los recursos de formación religiosa, porque no en vano vivimos momentos intensos de Oración, Eucaristías, Ejercicios Espirituales, el mensaje de Jesús, el Evangelio, la Buena Noticia….. Porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber… Es maravilloso “juntos de nuevo” y a continuación se pasó por orden alfabético de los asistentes a relatar libremente su experiencia de vida, después de salir del Colegio. Todos asistimos a las explicaciones y transmisiones vitales de experiencias muy Interesantes tanto que después de dos horas y medía, nadie se aburría aunque tuvimos que aligerar porque a las 20 horas, estábamos todos citados en la plaza de Andalucía con los compañeros de otros cursos que habían venido a la PROCLAMACIÓN DEL DÍA DEL ANTIGUO ALUMNO.

Se rezó un Padre Nuestro…. Un Ave María, y Gloria… Tras unos momentos de silencio y meditación, subimos otra vez a la sala de reuniones, en la que ya si se realizó un saluda y recibimiento oficial por parte del responsable del curso, Gabriel Martínez Cardosa el cual pronunció las siguientes palabras:

Antes de terminar, Miguel Ligero hizo una pequeña exposición del tema que el mandó a la Revista AMALGAMA. A continuación, Miguel García, tomando la palabra explico cómo nos fue durante el tiempo que pasamos juntos, haciendo referencia a la formación tan buena y completa que recibimos en el Colegio, aludiendo también al profesorado tan competente que tuvimos.

Buenas tardes a todos compañeros y amigos. Hoy hemos vuelto a casa después de más 50 años, muchos venimos a recordar… y agradecer.

6


Amalgama

Nº11

Nicolás Colodro, el verdadero organizador del encuentro con toda la preocupación que tuvo en los días anteriores, con tantos y tantos e-mail y una labor de búsqueda incansable con objeto de averiguar cómo estábamos y dónde nos encontrábamos cada uno del curso, nos puso al corriente de algunos compañeros que había contactado con ellos y nos explicó las causas por las que les había sido imposible venir al encuentro (Juan Herrera, Juan Carlos Fernández Márquez, José Belmonte Cintas, José Montero Herrera) dando información de cada uno de ellos y en las situaciones que se encuentran. También tuvo una especial mención a nuestro compañero fallecido, JUAN GALÁN PÉREZ, que de él nació el proyecto de juntarnos a todos los compañeros de curso para el Cincuentenario, y confesó que en los últimos días de su vida le prometió que él lo llevaría a buen término realizando todo lo necesario para su culminación.

También estuvo presente en la reunión nuestro querido Profesor Don Bernardo y se le hizo entrega de un regalo, como agradecimiento de su entrega y dedicación durante el tiempo que estuvimos en el colegio. Don Eduardo Navarro y Don Jaime Roselló que también estaban invitados al acto no se les pudo entregar sus regalos porque les fue imposible asistir, pero al día siguiente se les hizo llegar también como homenaje y felicitación de sus alumnos de más de cincuenta años de haber tenido la suerte de participar en este Colegio. Don Bernardo pronunció unas palabras muy emotivas por los momentos que había vivido con nosotros, recordando también los tiempos que estuvimos juntos en los años 1957 a 1963, lo que agradecimos todos con un fuerte aplauso.

Asistentes OFICIALÍA – 61 Algarín Aragón Vicente Cabrerizo Turón Francisco Cubero Blanco Fernando Duarte Ramírez José Galán Castellanos José María Gallego García José Garrido Quesada Enrique Ligero Conejero Miguel Martin Arias Manuel Martínez Cardosa Gabriel Moreno Ortiz José Rodríguez Sánchez José Manuel Simón López Diego Salazar Nache Miguel

MAESTRÍA-63 Caballero Pérez Diego Casado Rodríguez Juan Chica Lopéz Ángel Colodro Campos Nicolás García García Miguel Mengíbar de la Torre Ricardo De la Peña Ropero Juan Antonio Tabasco Cruz Antonio

7


Amalgama

Nº11

Profesionales del 64 (Oficialía 64 y Maestría 66)

Crónica de las jornadas de hermandad Alfonso Ros ¿Qué puede decir un padre, o una madre, de sus niños? Ciertamente que son los más guapos, los más listos y los más buenos. Pues esos son los adjetivos para “mis niños”. Son unos soles. Desde hace años en que se celebró la reunión del curso (en 1998), está en el ánimo de todos volver a estar juntos un buen rato, días, para vernos y contarnos las cosas que la vida nos ha ido deparando. Como hemos comentado entre nosotros no se trata de saber por el morbo de la curiosidad, sino porque una familia bien avenida, y lo somos, les desea al resto de sus “hermanos y familia” que les vaya muy bien en todos los aspectos y circunstancias. Las horas transcurridas en comunidad estos días han sido increíblemente satisfactorias. Hay que tener en cuenta que algunos no nos veíamos desde finales de junio de 1964, o sea, cuarenta y nueve años (49) ¡medio siglo! (menos media hora) Y muchos desde 1966, ¡medio siglo! (menos hora y cuarto). Hemos sido 23 asistentes de la promoción (el 56%); 19 acompañados de nuestras respectivas mujeres. De las que hay que decir que en muchas ocasiones parecía que las que celebraban la Jornada de hermandad eran ellas, que habían estado internas juntas, y se volvían a ver ahora. E iban acompañadas de sus maridos. También hay que resaltar, porque teóricamente podría ser un factor desvinculante, que de los asistentes no todos estuvimos todo el tiempo juntos; los hay que dejaron la “tribu” en Oficialía (5), incluso antes; los hay que se unieron a la “tribu” para hacer los dos cursos de Maestría, y éstos de tres lugares distintos (Escuela de Maestría de Úbeda (3), SAFA del Puerto de Santa María (1) y SAFA de Riotinto (1)). El origen de los asistentes es: Granollers (B) (1), Aranda de Duero (BU) (1), Valencia (4), Madrid (1), Rosal de la Frontera (H) (1), Sevilla (2), Dos Hermanas (SE) (1), Málaga (1), Granada (2), Ciudad Real (1), Jaén (3), Alcalá la Real (1), Linares (1) y Úbeda (3). No podemos dejar de recordar a compañeros que a última hora no pudieron estar con nosotros por enfermedad (Pedro Carpintero (Jerez de la Frontera) y Manuel Javier (Palma de Mallorca)) u obligaciones familiares (Luis Rosales –Granada-) Seguro que la gran mayoría de los que NO han venido se han quedado con las ganas y se lo ha impedido alguna circunstancia que no nos han manifestado. La programación que hicimos fue:

D. Bernardo, Merche, Concha, Paqui y Luisa.

Diego Rodríguez, Vicente Montoro y Francisco Florido.

Viernes, 10 de mayo A lo largo de la mañana ir llegando al hotel que habíamos elegido, H. Ciudad de Úbeda, por el número de habitaciones, facilidad de aparcamiento, cercanía al colegio, accesibilidad a minusválidos… Era conocido por la mayoría por que fue en él donde se celebró la anterior reunión de curso (crónica en Amalgama nº 9). La programación que hicimos fue:

Manuel Macías, Isabel y Mª Jesús.

8


Amalgama

Nº11

14’30 h. Celebramos la comida en un salón preparado para nuestro grupo, anexo al restaurante del hotel y a los jardines del mismo. Se prolongó bastante la sobremesa aunque algunos compañeros venidos de lejos y con un gran madrugón se retiraron a descansar. 19’00 h. Reunión en el hall previa al paseo hasta la Pl. de Andalucía para juntarnos al resto de asistentes a las Jornadas de AA.AA. SAFA. 21’30 h. Cena con “guateque” hasta la madrugada en un salón reservado del hotel.

Mati, Rosa, Concha y Luisa

Sábado, 11 de mayo Durante la mañana y mediodía actos oficiales de las Jornadas del Día de los AA.AA. SAFA. Por la tarde y noche salimos a pasear por Úbeda aprovechando para hacer una “cena de picoteo” en grupo. Muy agradable por los “pinchos” y sobre todo por la compañía y camaradería reinante entre todos nosotros. Domingo, 12 de mayo Desayunamos juntos bastantes, para salir con tranquilidad hacia nuestros domicilios. Después de lo mucho disfrutado, al final nos ha quedado la sensación de no haber aprovechado del todo el tiempo disponible porque deseábamos haber estado más tiempo juntos. Nos faltó tiempo para que cada uno nos contáramos al resto “nuestras cosas”; para que expusiéramos ideas de cara a la celebración del 50º aniversario de nuestra promoción en el año 2014; para concretar cuándo y dónde nos vemos la próxima vez. O es que realmente ha sido poco tiempo el disponible para la convivencia. Son muchas las cosas que tenemos que contarnos porque ha sido mucho el tiempo transcurrido desde las despedidas en 1998 y sobre todo desde 1964 o 1966. Esto también deja la puerta abierta para acoger con ilusión la próxima, DM,… ¿en octubre?

Mari, Pilar y Alejandra.

Manuel M. Molina, Diego Báñez y José Luis Pereda.

Y ellas Ellos

9


Amalgama

Nยบ11

En รšbeda 1998 10


Amalgama

Nº11

Magisterio del 63

Unos cuarenta iniciaron 1º Escolar en 1955

Dieciséis terminaron 8º de Magisterio en junio de 1963: Sentados, de izquierda a derecha: Joaquín Vera García, Pedro Sánchez Cabeza, Pablo Utrera Cardeñas, Rafael Ceballos García, Francisco Cuadros Rubio, Antonio Lara Pozuelo, Diego Martínez Bustos y Ángel Rosales Muñoz. De pie, de izquierda a derecha: Francisco Fuentes Martín, Pedro Talavera Montesinos, José González Pertíñez, Juan Vargas Sánchez, Jesús María Ferrer Criado, Gabriel Pérez Fernández, Juan Antonio Fernández Arévalo y Rafael Hinojosa Serrano.

Once de ellos se encontraron en Úbeda en mayo de 2013 Solo 58 años de trayectoria safista.

11


Amalgama

Nº11

“Unidos, con un solo corazón”, así comenzaba el himno de la 3ª División ( 1º de Magisterio y 1º de Industriales) aprendido y estrenado en el curso 55/56 con aquel “maestrillo” dinámico, jovial, llamado Galofré que más tarde abandonaría los estudios en la Compañía para fichar en Magefesa. Siguieron ocho años de intensidad estudiantil, después, la inmersión en la Comunidad Escolar. Unos 20.000 niños pasaron por sus aulas, ¡qué labor y qué frutos! Ahora han vivido un choque inmenso de recuerdos, de experiencias y se han visto como aquellos adolescentes que compartieron estudios, juegos y expectativas.

Cabeza, Vargas, Vera, Ceballos, Lara, Pérez Fernández, Utrera, Ferrer, Arévalo y Bustos.

Arriba: Ferrer Criado, Ceballos García, González Pertíñez, Fernández Arévalo, Vargas Sánchez, Hinojosa Serrano. Abajo: Lara Pozuelo, Pérez Fernández, Martínez Bustos y Sánchez Cabeza.

12


Amalgama

Nº11

Ayer En 2º de Magisterio llegamos a consolidar un equipo muy competitivo. Algún domingo que otro, recibíamos el regalo de jugar en el campo grande: era el premio a la excelencia deportiva. Celebrando el fin de carrera en 1963. El tramo de exámenes finales acentuaba la estética expresiva de nuestra estructura ósea: es decir, estábamos chupados.

Hoy En dos días de mayo, aunque intensivos, no es posible revisar ocho años de convivencia y 45 de ejercicio profesional. Habrá que repetir la experiencia para dar continuidad al “longo relato”.

13


Amalgama

Nº11

LIBERTÉ, EGALITÉ, FRATERNITÉ Juan Antonio Fernández Arévalo.

(A mis compañeros de la promoción de 1963) con toda naturalidad, sin saber quizás que esa forma de comportamiento se llamaba fraternidad. Nos salía de dentro sufrir con quienes sufrían y gozar con quienes gozaban. Hemos aguantado las vicisitudes e injusticias de una vida dura y ascética porque nos sabíamos acompañados y comprendidos en esa lucha hacia el pequeño paraíso que significaba ser maestros. Y vivíamos esa vida con alegría, con humor, con ironía, despojados de muchas de las exigencias biológicas y afectivas propias de la juventud, porque nos sentíamos identificados con otros jóvenes como nosotros con quienes teníamos una afinidad que trascendía el mero compañerismo. Más tarde, hemos pagado un peaje más o menos alto por esas carencias que se nos hurtaban, pero al final ha quedado incólume ese sentido de la amistad, de la lealtad, de la ética y de la fraternidad que somos incapaces de transgredir. Fuimos hermanos, quizás más que hermanos, en los difíciles años en que convivimos, con las estrecheces que lo hicimos, compartiendo lo poco que teníamos para compartir. No he presenciado nunca una tristeza por el éxito de los demás o una alegría por el fracaso de otros; al contrario, nos identificábamos con la tristeza y con la alegría del compañero como si de la nuestra se tratase. Quizá pinte un panorama idílico, yo que tan crítico soy con muchas actuaciones del “sistema” educativo de la SAFA, y ni siquiera sé si fue la SAFA o fueron las circunstancias las que propiciaron ese sentimiento de fraternidad, que hace unos días hemos vuelto a descubrir. Solo sé que este encuentro en el quincuagésimo aniversario de nuestra promoción fue un auténtico regalo para el espíritu, algo ajado ya, que espero seguir disfrutando año a año mientras la salud nos vaya respetando. A lo largo de mi vida profesional y privada he tenido buenos y no tan buenos compañeros y excelentes amigos, pero el sentido fraternal se apagó en buena parte con aquella primavera de 1963. Estos días revivió fugazmente y el corazón ha encontrado un hueco donde anidar aquella sensación única: la fraternidad. Soy consciente que me ha salido un discurso un tanto cursi y bastante sentimental. No creo ser cursi, pero sí soy un sentimental empedernido y os confieso que mientras escribo estas sentidas líneas afloran unos recuerdos llenos de emoción y de cariño. Muchas gracias a todos por haber alimentado, con vuestra presencia, lo mejor de mi memoria.

Siempre he envidiado la vinculación de estas tres hermosas palabras con la historia de Francia y no solo con la Revolución francesa. Son palabras que han estado grabadas en la mentalidad colectiva del pueblo francés. Independientemente del momento histórico, han constituido las señas de identidad de nuestra vecina nación. Esas palabras no son vacuas, están cargadas de sustancia: de conquistas sociales, de derechos humanos, de respeto, de tolerancia, de futuro, de esperanza… La historia, sin embargo, ha sido bastante cicatera con España en la utilización de estas tres palabras llenas de ecos revolucionarios. Tan solo unos cuantos oasis de libertades y derechos en el inmenso desierto de nuestro devenir histórico. Y es que España, como decía el poeta, tiene una historia triste. Yo quiero en este momento hacer una referencia a la tercera palabra: fraternité, que quizá sea la de menor carga ideológica, pero no por ello la menos importante y trascendental en las relaciones humanas. La fraternidad no puede confundirse con la caridad que, a veces, se contrapone a la justicia social y otras se convierte en un refugio con el que muchos pretenden acallar su mala conciencia. La imagen de la marquesa repartiendo limosnas en un cortijo extremeño (“Los santos inocentes” de Miguel Delibes, llevada al cine por Mario Camus) es un ejemplo obsceno de una caridad mal entendida, que a menudo vemos repetirse. Tampoco coincide plenamente con la solidaridad, aunque ésta sea muy encomiable y necesaria, porque mientras la solidaridad tiene algo o mucho de imposición desde arriba (la progresividad de los impuestos, por ejemplo), la fraternidad surge de manera espontánea desde abajo, desde las conciencias más limpias y generosas, desde al amor al más próximo, a aquel con el que entrelazamos nuestras vidas. Si reivindico la fraternidad, además de la solidaridad, es porque yo he tenido la experiencia de vivir fraternalmente

Cartagena, 20 de mayo de 2013

14


Amalgama

Nº11

Nos vemos en la Plaza de Andalucía Al atardecer rojo de Úbeda. Fueron concurriendo en la Plaza de Andalucía para enfrentarse al “reconocimiento” de antiguos compañeros. Algunos lo lograron a la primera, otros tuvieron que ser identificados por terceros. Es lo que corresponde después de cincuenta años. A los pocos minutos, el paso quedó casi obstruido por los chicos de los jesuitas. Era una de las primeras tardes calurosas de esta primavera incierta. Poco a poco, la calle lateral a la plaza, se fue ocupando de safistas, formando corros de conversación. Fue un encuentro animado, pero sereno. Al día siguiente, algunos lugareños se preguntaban por qué se manifestaban aquellos mayores, tan educados, sin consignas, sin pancartas: eran “los niños de los jesuitas, los canadienses”.

15


Amalgama

Nยบ11

16


Amalgama

Nº11

A la anochecida, los cuerpos viajados, comidos y dialogados, bien se merecían una conversación más relajada. Por otro lado, la convivencia exige sacrificios tales como permanecer “atado”, privado de libertad, en una terraza soportando las suaves temperaturas de la Plaza de Andalucía.

17


Amalgama

Nº11

Sábado, 11 de mayo En la explanada del colegio

Que por mayo era, por mayo, cuando hace la calor, cuando los trigos encañan y están los campos en flor; cuando los enamorados van a servir al amor. Sólo yo, triste y cuitado, vivo en aquesta prisión sin saber cuándo es de día ni cuándo las noches son, sino por una avecilla que me cantaba al albor. Matómela un ballestero, déle Dios mal galardón. Anónimo del Romancero Español

Atrás quedaban los meses fríos. Por delante, el horizonte de final de curso. Mayo, la primavera la sangre altera, dice el refrán. Mes de cantos a la Virgen. Ahora nos convoca mayo: de Maia, diosa de la floración, o de maiores (mayores), según los romanos. En cualquier caso, lo hemos elegido libremente para vivir unas horas en nuestra particular “prisión” que, entonces, con juicio de alterados adolescentes, así nos parecía y ahora, tan gratificante nos resulta. Unos años más con esta cadencia emocional y quedaremos para siempre atrapados por mayo. Que por mayo era, por mayo,… 18


Amalgama

Nº11

Celebración de la Misa La iglesia de Cristo Rey en la que tantas misas, rosarios y sabatinas celebramos durante nuestra adolescencia, se mantiene bella. Ahora es de utilización conjunta entre la Parroquia de San Juan Bautista y la SAFA. Su párroco, Don Eusebio, también es safista. La Misa fue concelebrada por el Padre Juan Tamargo S.J., Fernando Morales S.J., Antonio Castillo S.J., Eusebio Figueroa (párroco) y Peio Sánchez, párroco de Santa Ana (Barcelona) y Consiliario de la Cofradía de Ntra. Sra. de Guadalupe -Patrona de Úbeda- en Barcelona.

Don Eusebio, recordó que en el próximo octubre, se celebrará en Tarragona el acto de beatificación de cinco sacerdotes giennenses y el seglar José Poyatos, muertos en la guerra civil. Lo curioso del caso, es que el joven Poyatos predijo que en este lugar se haría una iglesia a Cristo Rey y un colegio para niños pobres, llevado por religiosos. Hemos recopilado más información que exponemos en las últimas páginas de esta revista.

19


Amalgama

Nº11

Las lecturas las hicieron Miguel García y Esteban Olivares. El Padre Castillo acompañó los cantos con su inseparable guitarra.

20


Amalgama

Nº11

Terminó la ceremonia. El Padre Castillo y Rafa Gómez nos sorprendieron entonando la Salve que cantábamos a la Virgen, por mayo. Muchos ojos se vieron inundados por lágrimas de emoción.

Salve, Madre, en la tierra de mis amores te saludan los cantos que alza el amor. Reina de nuestras almas, flor de las flores, muestra aquí de tu gloria los resplandores, que en el cielo tan sólo te aman mejor. Virgen Santa, Virgen pura, vida, esperanza y dulzura del alma que en ti confía, Madre de Dios, Madre mía, mientras mi vida alentare, todo mi amor para ti, mas si mi amor te olvidare, Madre mía, Madre mía, aunque mi amor te olvidare tú no te olvides de mí

21


Amalgama

Nº11

Ofrenda en la cripta Intervención de José María García Mauriño en el homenaje que hicieron los AA. en la Cripta, después de la Misa.

No hemos venido a esta cripta sólo a recordar a los muertos, sino sobre todo a celebrar la Vida. Fue el P.Villoslada el que dio vida a la SAFA, Fue el P. Gómez el que dio vida espiritual a montones de alumnos de Úbeda y de Linares. Fue “Fernando hijo mío” al que recordamos su cariñosa paternidad para con todos nosotros. Hay un alumno que también descansa en esta cripta, Ángel Martínez Díez. Aquí hay encerrada mucha Vida. En esta cripta también entramos en contacto con la muerte, con su misterio tremendo, y su capacidad liberadora. Hay que dejar bien claro que el amor que han profesado nuestros difuntos está más allá de ella. Porque, creamos o no, somos parte de algo que está por encima de nuestra capacidad de comprender. Y como somos creyentes, recordamos a Jesús de Nazaret que es la Resurrección y la Vida. Hoy, y cada año que venimos aquí, tratamos de resucitar el espíritu de la SAFA. Nuestro profundo reconocimiento y gratitud a todas estas personas que pasaron a nuestro lado dándonos vida. Hoy necesitamos reavivar nuestra esperanza, necesitamos tener un horizonte más amplio que esta realidad sangrante por la que estamos pasando. Que este encuentro sirva para contagiarnos fuerza y energía, ánimos, vida y esperanza para superar el miedo y la desesperación, para trabajar y luchar por un futuro mejor más justo y solidario.

22


Amalgama

Nº11

Parte de los asistentes, se hacen la foto de grupo. El resto, estaba en la cripta haciendo la ofrenda. Entre charlas y saludos, poco a poco, nos vamos trasladando al patio de columnas, lugar elegido este año para celebrar los actos del magno encuentro. El gran grupo se mueve con lentitud. Lo capital es hablar con el otro, ver cómo ha cambiado el antiguo amigo, saber de su vida. -¿Qué sabes de fulanito? - No sé nada de él desde hace unos 36 años que coincidimos en Sevilla. Por entonces trabajaba en Abengoa. Después le perdí la pista…

23


Amalgama

Nº11

Constitución de la mesa presidencial

La presidencia del acto se formó con: - Rector y Director General de la SAFA, Juan Pablo Rodríguez - Concejala del Ayuntamiento de Úbeda, Isabel González Ortega - En representación de los profesores, Bernardo López Aparicio - En representación de AA. AA. Profesionales, Francisco Bordés Ruiz - En representación de AA. AA. De Magisterio, José Mª Berzosa Sánchez

24


Amalgama

Nº11

Recepción en el patio de columnas Y hablaron los peques…. Como el año anterior, alumnos de Infantil y Primaria, nos hicieron el más tierno de los recibimientos que podíamos esperar: el maduro auditorio quedó embobado ante la inocencia de los mensajes. En esta ocasión, portaban y repartieron tarjetas del Día del Antiguo Alumno en cuyo reverso, cada uno había escrito su particular mensaje destinado a los alumnos mayores. Estos son algunos de los ejemplos:

25


Amalgama

Nº11

Sobre un mural, construyeron el cartel diseñado por el Colegio para el DÍA DEL ANTIGUO ALUMNO

26


Amalgama

Nº11

Saludo de agradecimiento Luis Martínez Rueda

Buenos días a todos en esta mañana del hermoso mes de mayo, dedicado a la VIRGEN y que nosotros escogemos para la realización de este evento. Con alegre optimismo, vamos a comenzar con entusiasmo e ilusión el nuevo día que se abre ante nosotros. Y es que la instantánea que en esta mañana se ofrece a mi vista ha sido durante años el sueño de un grupo de antiguos alumnos, quienes con su abnegado y constante trabajo, han ido venciendo poco a poco y cada año en aumento la tendencia a la inmovilidad que la edad conlleva hasta lograr esta palpable realidad que se ofrece a nuestros ojos.

de representaciones de otros centros andaluces, con un mismo corazón, con una misma alma, con un mismo sentir y que trabajan en pos de un mismo fin: la formación integral de las personas humanas desde su más tierna infancia. Es querer que otros AA. AA., unidos por el mismo espíritu, se sientan también abarcados y aprehendidos por la difusión y dilatada alegría de la que nosotros gozamos cada año.

Es un merecido agradecimiento por esta extraordinaria labor que, aunque repetido todos los años, se considera imprescindible renovar. Pero esta tarea del espíritu comprendida en el humanismo trascendente y cristiano que es el agradecimiento , reacción natural de la persona y no solo mera formula de cortesía , se hace mas necesaria este año por la presencia del Padre Juan Pablo Rodríguez Gutiérrez , Rector y Director General de la Fundación SAFA.

Este colegio de Úbeda fue, es y será siempre nuestra casa y el regreso a ella produce el efecto de volver a esos lugares familiares tan queridos que guardan entre sus paredes los recuerdos entrañables y los sueños de la edad dorada de nuestra juventud. Caminos rotulados día tras día, año tras año, generación tras generación, en un relevo continuo que ha hecho de la senda educativa un camino seguro, firme y compacto: es la consecuencia de la obra bien hecha.

Reconocimiento extensible también , para Don Víctor Pérez Cárdenas, Director gerente del Centro de Úbeda y cómo no, para Don Pedro García Martínez , Director Académico de Infantil y Primaria del centro de Úbeda, así como a todo el personal de este centro anfitrión que nos ha dado todas las facilidades para la celebración de este acto tan singular.

Por todo ello pienso que no corresponde a estos jóvenes homenajear a sus mayores, deferencia por otra parte, muy digna de estima y agradecimiento; somos nosotros quienes debemos ofrendar nuestro homenaje de estimulo y aliento a estos pequeños, porque en sus ojos brillan, junto a las de sus picaras carcajadas, las nobles ambiciones, el deseo vehemente y el anhelo de lograr una sociedad asentada sobre principios honrosos y estimables de laboriosidad, paz y concordia.

Acto Singular, porque en el Encuentro de Antiguos Alumnos 2013, tras las experiencias positivas de años anteriores, se ha querido hacer ampliable la participación con la presencia

Abramos, pues, un espacio simbólico por donde ellos puedan caminar. Para finalizar darles mi más cordial enhorabuena a las promociones, tanto de Profesionales como de Magisterio que en este año cumplen su 50 aniversario. ENHORABUENA y MUCHAS GRACIAS

27


Amalgama

Nº11

SALUDO Y BIENVENIDA Francisco Bordés Ruiz Respetados Señores, Concejala Delegadas del Exmo. Ayuntamiento de Úbeda, D. Juan Pablo Rodríguez Director General de la Fundación SAFA, Padres jesuitas, Victor Pérez Director, de este Centro de la Institución Sagrada Familia, Profesores, Representantes de la Asociación de Padres de Alumnos, estimadas Esposas, queridos Compañeros, desde los años cuarenta, hasta los más próximos, tanto del Colegio de Úbeda como de los 28 que componen la Institución en Andalucía y que nos han querido acompañar. Hoy nuevamente me toca recibiros y deciros como el payaso de la tele Miliki ¡Como están ustedes! Me imagino, que ni de una manera ni de otra, sino todo lo contrario. Estáis aquí porque habéis venido. El amigo Juan Luís Parra dice que soy lacónico en mi exposiciones, y lleva razón, lacónico y vehemente, yo llamo al pan pan, al vino blanco o tinto. Por lo tanto os diré… a pesar de que hay quienes no ven bien el significado, ni el contenido, de este encuentro, pues dicen que está obsoleto, trasnochado y no es acorde con el siglo XXI, ya que ahora hay otras prioridades, dado los seis millones de parados, y llevan razón. Pues yo les digo, que hay aquí muchos que están sufriendo en sus carnes, entre los que me incluyo, esa vergüenza e injusta situación, perdida de derechos de los trabajadores, jóvenes sin futuro, una generación perdida y las familias sin el estado de bienestar. Y me viene a la memoria aquello que cantaba Cecilia “Mi querida España, esa España mía, esa España nuestra”… Y recuerdo aquella Oda al dos de mayo del jiennense Bernardo López García:

No se pretende crear una asociación con estatutos y reglamentos, sino una unión de amigos, para recordar, UNIDOS EN EL RECUERDO, no por nostalgia, los tiempos, en que estoicos resistíamos los fríos de la Siberia, de las duchas frías, de las aulas y corríamos por esos patios, respetando a nuestros educadores (hoy algo inadmisible y difícil) y solidarizándonos con los problemas de nuestros compañeros. Hoy la rueda implacable de nuestra sociedad vacía, mundo sórdido, de una sociedad con falta de ética y moral, (ya que esto se pasa de moda), de libertades excesivas, que se olvidan de los valores espirituales y cuyo motor son los intereses económicos, a los cuales se subyugan todas las decisiones, donde predomina la mentira y el engaño, donde no existen los sentimientos individualizados y limpios, donde cuentan más los dictados del grupo, el sometimiento a ordenes tribales, el clientelismo incluso, y lo demás…, raramente tiene importancia, donde se ha perdido la autonomía personal…Por eso es el momento, de plantarle cara, hemos de hacerle frente y que vean los jóvenes, en nuestra unión, que al hombre grande lo hace el esfuerzo y no el privilegio y que los verdaderos hombres quieren ser útiles y no importantes; Pues, se está llegando al punto, que estamos perdiendo la esperanza en nosotros mismos y en nuestras posibilidades de influir en nuestro entorno. La resignación, culpabilidad del propio oprimido, (calla que puede ser peor), es una droga que duerme a la gente “el amen a todo” Drogadicción por parte de los medios de comunicación, que hacen esclavos sin pensamiento, tan solo existe el si o el no, el blanco o el negro, como en las encuestas de los ordenadores, es lo único políticamente correcto. Contra todo esto hay que ser rebeldes.- Pero una rebeldía no destructora, no de insultos, sabotajes ni mal intencionada, sino actitud intelectual de la mente y colaboración con posicionamientos de otros valores, con verdadera libertad de conciencia, que uno pueda

Oigo patria tu aflicción y escucho el triste concierto, que forman tocando a muerto la campana y etc…

Pero que este, no es el foro idóneo para hacer TABLA RASA, lo que pretendemos, es avivar y aumentar el rescoldo de aquella amistad que hicimos entre estas paredes. Y os repito, que el motivo de este encuentro, es la unión de todos los antiguos alumnos de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, los unos y los otros, tanto de magisterio como profesionales, o profesionales como de magisterio y comercio, de ser posible, de los distintos Colegios, que forman esta Sagrada Institución.

28


Amalgama

Nº11

ser uno mismo, sin ira, con capacidad para construir, libre sin ser forzado por las circunstancias, con información veraz, verdadero conocimiento y no noticias de propaganda y paja. De todos aquellos que el destino puso en nuestro camino, solo los mejores, permanecen para siempre. Hoy, hay que ver, en el hombre que nos hemos encontrado al lado, al niño que fue, y pensar que ya somos el tiempo que nos queda por vivir. Para el nacer o el morir no hay remedio; pero si para saborear el tiempo intermedio. Y como dice el poema de Victo Hugo:

Amigos: que la vida os sonría, si no es así, sonreírles vosotros a ella. Y como dice el refrán: “Es de bien nacido el ser agradecido”. Damos, las gracias a las Autoridades que han querido estar con nosotros, a la Institución del Colegio y sus representantes, padres jesuitas, delegados de los colegios andaluces y a vosotros compañeros “Alma Mater” de este encuentro. Esperemos, que aunque tengamos tropecientos años, nos podamos reunir, mañana 9 de mayo de 2.014, a la misma hora y que seamos más, y sean pocos los que se apeen del tren, en algún apeadero del trayecto. Ahora seguidamente el compañero José María Berzosa, os regañará por estar aquí.

Te deseo que seas útil, más no insustituible. Y que en los momentos malos, cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pié. Te deseo también, que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir, sin sentirte culpable.

Bien venidos y un abrazo para todos.

29


Amalgama

Nº11

Bienvenida José Mª Berzosa Sánchez (Magisterio, promoción del 64)

JAI… MEBAJÁ MELAJÁ… ULA

Este título de mi breve comentario lo explico después. Ahora, quiero daros las gracias a todos los que habéis venido, saludándoos muy afectuosamente, tras tantos años de recuerdos y buenas memorias, en este nuestro centro generoso -pero muy exigente-, al que todos estamos agradecidos (los que estamos aquí) y al que otros (que no han venido) puede que le tengan cierta tirria.

Paco Bordés -profesional safista-, hermano de Alfonso (compañero nuestro en Preparatoria), me ha indicado que os regañe a todos (con cariño), por aquella complicada relación que tuvimos a través de la intensa y distinta actuación del famoso padre Marín, que llevó a los profesionales a enfrentarse con los de magisterio, para darles fuerza y seguridad en su preparación profesional. Entonces, no entendía el porqué de esa incomprensión colectiva. Pero, se ve que eran dos formas de comprender una profesión; igual que se puede interpretar el texto inicial de mi intervención: Jai… mebajá melajá… ula, o Jaime, bájame la jaula. Esta frase me la explicó don Jaime Roselló, mi paisano de Jaén y vuestro profesor de Enseñanza Profesional, porque alguno de vosotros se lo dijisteis en el raro idioma.

“In illo tempore”, cuando estábamos en Primero de Safa y nuestros tutores nos indicaban que le dijésemos si queríamos estudiar Magisterio o Formación Profesional, yo estuve casi dos meses en duda, porque mi gusto y preferencia iba hacia la técnica profesional, y no hacia la teoría magistral. Pero como tenía ya unos amigos entrañables desde el curso de Preparatoria (Almagro, Ballesta, Cabrerizo, Herrera… -que están aquí-), opté por quedarme en Magisterio. Y, a partir de ese momento, poco a poco, empecé a darme cuenta de que los técnicos tenían unos conceptos e intereses diferentes a los nuestros. Y no es porque fueran totalmente opuestos, sino porque las perspectivas y sus usos eran distintos. Esa es la razón por la que, entonces, no nos entendíamos los de profesionales y los de magisterio. Por esa inclinación mía hacia la técnica, aprobé la licenciatura de Filología en la UNED, en 1978. Y me he jubilado como catedrático de Lengua y Literatura en Secundaria (antes se llamaba Bachillerato), para satisfacer mi apetencia, que la he desarrollado con mis escritos sobre Lengua: Bases para el comentario, editado en forma impresa; y Guía lingüística, que nuestro admirado técnico profesional, Pepe Aranda -aquí presente también-, me ha publicado en su página de internet.

Don Jaime Roselló con López Barrera en sus primeros Así que a ver si, por fin, hemos aprendido años en la SAFA de Úbeda, como Jefe de Talleres.

árabe y español todos y nos perfectamente. Espero que dicho: estoy convencido de queremos y nos respetamos hace tiempo.

comprendemos sí. O, mejor que todos nos intensamente…

Bienvenidos, saludos, abrazos, y que sigamos en nuestra mutua comprensión.

30


Amalgama

Nº11

Unas palabras del Director General (Rector) Juan Pablo Rodríguez S.J. En su breve discurso, mostró su agradecimiento a todos por la iniciativa, por el amor mostrado a la SAFA y nos infundió ánimos para continuar siendo una familia. Dijo que la SAFA ha adecuado su estructura funcional a los nuevos tiempos, pero que la Institución sigue siendo la misma y mantiene los horizontes de siempre. La Dirección General, que está en Sevilla, está abierta a todos los antiguos alumnos y a sus iniciativas. Aunque yo no fui alumno de SAFA, ahora como Rector, sintonizo con vuestras inquietudes y vuestro amor por la SAFA. Un compañero vuestro me ha preguntado que qué podéis hacer por la SAFA. Ya lo estáis haciendo, esta concentración de alumnos tan alejados en el tiempo, pero tan próximos en el corazón, es una muestra inequívoca de que continuáis unidos al cuerpo SAFA y ese es el mejor homenaje que sentís y hacéis a la Institución. Los que representamos institucionalmente a la SAFA, nos sentimos orgullosos de vuestras muestras de gratitud y de comprobar que las semillas sembradas entre enormes dificultades fructificaron para bien de todos.

31

Se desplazó desde Sevilla a propósito porque a ello se había comprometido y porque estaba expectante por vivir ese acontecimiento en Úbeda: varias promociones de exalumnos del centro de Úbeda se reunían para celebrar su cincuentenario, además, siguiendo la costumbre de encuentros de los últimos años, otras promociones próximas en el tiempo, se daban cita en el que fue su Colegio. Y algo más: asociaciones de otros centros SAFA, querían sumarse a la exaltación de gratitud que los AA. AA. hacían a la Institución en su Casa Madre.


Amalgama

Nº11

Intervención de la Sra. Concejala del Ayto. de Úbeda, Doña Isabel González Ortega. Ocupa el cargo de 5º Teniente Alcalde en el Equipo de Gobierno y su concejalía contiene las áreas de Servicios Sociales, Igualdad, Mujer y Personas Mayores. Nos dedicó unas palabras de acogida en nombre de la ciudad y declaró que Úbeda se siente orgullosa de contar en su cuerpo social con una Institución como la SAFA. Recordó que el 3 de julio de 2003, la Unesco incluyó a la renacentista ciudad de Úbeda en el Patrimonio Cultural de la Humanidad y nos invitó a disfrutar de sus continuas propuestas culturales y turísticas.

32


Amalgama

Nº11

Homenaje a la SAFA y su red de Centros Antonio Soler Soler (Oficialía 59) Antonio Soler nos sorprende cada año con un obsequio especial destinado a la Institución. El pasado año fue una orla de profesores y jesuitas de los años cincuenta. Este, nos ha sorprendido a todos con un cuadro mural dedicado a los Centros de la SAFA en Andalucía. Insiste que su ilusión es ver sus obras expuestas en las paredes del colegio, donde la Dirección considere oportuno, incluso, haciendo alarde de su sentido práctico, viene de su Albaida valenciana dotado de herramientas y accesorios para colocarlo él mismo, ¡¡se puede pedir más!! Tras pronunciar unas palabras motivando el porqué de su elección, hizo entrega al Rector de su querido mural, entre los aplausos de la asamblea.

33


Amalgama

Nº11

Cincuentenarios Magisterio 63

Antonio Lara Pozuelo

Ayer al anochecer, cuando estábamos reunidos en la Plaza de Andalucía en un interminable regalo de saludos y abrazos, me vinieron a la mente algunas nostálgicas letras de los tangos de Carlos Gardel, como por ejemplo aquella que empieza así: “(Adios) Hola muchachos compañeros de mi vida / barra querida de aquellos tiempos… // Acuden a mi mente / recuerdos de otros tiempos / de los buenos momentos / que antaño disfruté,” etc.…. Pero enseguida se impuso, porque parecía estar más en concordancia con lo que estábamos viviendo, la letra de aquel otro tango que da nombre a la excelente película de Almodóvar, titulada ‘Volver’: “Volver / con la frente marchita, / las nieves de tiempo / platearon mi sien. / Sentir / que es un soplo la vida; / que (20) 50 años no es nada / que febril la mirada / errante en las sombras / te busca y te nombra… / Vivir / con el alma aferrada / a un dulce recuerdo / que lloro otra vez./ […]. Y aunque el olvido / que todo destruye / haya borrado mi vieja ilusión, / guardo escondida / una esperanza humilde / que es toda la fortuna / de mi corazón. / Volver…”

—Una era la de los ComanchesProfesionales. Tribu que agrupaba a aquellos aguerridos y belicosos combatientes de artefactos, máquinas y alambiques. Eran muchachos de un ingenio robusto e inexpugnable frente al reto de las ciencias prácticas. —La otra tribu era la de los Rostropálidos de Magisterio. Un grupo de estudiantes descoloridos y blanquecinos, casi cadavéricos, a fuerza de luchar con libros hasta altas horas de la noche. Ellos vestían pantalón y camisa, empobrecidos pero dignos. Sabían de grandes filósofos, de historiadores y geógrafos, de gramáticos y literatos. Pero se morían de frío en la mítica Siberia porque no atinaban a hacer funcionar un elemental calefactor. Los otros, los Comanches, vestían mono azul o bata blanca de operario; aprendían a poner en marcha un motor, una turbina y, naturalmente, conocían el elemental ajuste de una estufilla hecha con una caja de madera y una febril resistencia eléctrica. Los de Magisterio terminaron sus estudios siendo graduados de la ciencia erudita. Los Profesionales acabaron su formación siendo oficiales y maestros de la ciencia técnica. Pero allá por las décadas de los años 50/60, a ambos grupos nos unían el deporte y los sabañones en invierno; nos unían las obligadas celebraciones de la misa diaria y del rosario de la aurora en primavera; nos aunaban la alegría de las raras excursiones y la perspectiva de un ‘pelar la pava’ dominguero; nos unían la nostalgia de la familia y el regalo de las vacaciones veraniegas…

Buenos días a todos ustedes, señoras y señores, buenos días a todos vosotros, queridos amigos y compañeros. Tras este pequeño y nostálgico preámbulo, quisiera deciros que la fiesta y celebración a la que hoy asistimos es mucho más que una mera reunión de antiguos amigos y compañeros que convivieron aquí en este recinto de la SAFA durante la segunda mitad del siglo XX. Este sábado 11 de mayo de 2013 será un día grande e inolvidable para nosotros porque en él van a concurrir dos acontecimientos que hasta ahora no se habían producido en la larga e ilustre historia de la SAFA. En primer lugar, estamos participando y contribuyendo al Acto Fundacional del Día del Antiguo Alumno de la SAFA. Y en segundo lugar, y para satisfacción y regocijo de todos, hoy asistimos a la unión de dos grupos de ex alumnos safistas que hasta ahora habían vivido disociados y que se observaban con el rabillo del ojo a pesar de que su procedencia, raíz y manera eran los mismos: ser hijos del pueblo andaluz de la postguerra. Dos grupos que, expresados mediante un vocabulario más o menos bromista que aún pervive, eran como dos tribus rivales:

34


Amalgama

Nº11

Y si hoy estamos aquí, en Úbeda, en la Sagrada Familia de Úbeda, tan diferente ya pero tan reconocible y nuestra, es porque en este atardecer de nuestra vida tenemos la sensación de haber retornado al sitio que durante muchos años fue nuestro hogar; como también tenemos la corazonada de que hemos regresado a la fuente donde perviven y afloran de pronto recuerdos y emociones de nuestra adolescencia y juventud: las dos etapas más entusiastas de nuestra existencia. Hoy, queridos amigos y compañeros, nuestra piel ya se ha arrugado, nuestros ojos ya no ven claramente en la distancia, nuestra mente flaquea y nuestro caminar está acercándose a la meta. Es cierto. Pero el corazón nos dice que aquella capacidad de entusiasmo y aquella nuestra juvenil inclinación a la alegría siguen vibrando cabales e indemnes. La mejor prueba de ello es que estamos aquí porque tenemos el empuje, la ilusión y la confianza de que estamos construyendo un día grande: El Día del Antiguo Alumno de la Safa sin distinción de categorías ni denominaciones. Enhorabuena a todos. Y para terminar, quisiera expresar un amistoso y fraternal recuerdo a aquellos compañeros que no han podido venir, y sobre todo, a la memoria de aquellos que se nos fueron para siempre.

Y a veces también nos unió (por qué no decirlo), si no el hambre, por lo menos las persistentes ganas de comer. Y a lo largo de los años, casi sin darnos cuenta, unos y otros fuimos mezclando los amigos del pueblo con los compañeros de la SAFA. Y en cierto sentido también nuestra familia se fue prolongando en la fraternal convivencia con los compañeros de la SAFA. Y cuando a unos y a otros nos llegó la hora de volar y hacer frente a aquella realidad que se perfilaba del otro lado del recinto, unos y otros supimos sacar fuerzas de lo aprendido en la SAFA.

Muchas gracias.

35


Amalgama

Nº11

Profesionales, Oficialía 61, Maestría 63 Nicolás Colodro Campos Queridos P. Rector, profesores, compañeros y esposas nuestras: Escribieron hace tres o cuatro años nuestros compañeros de la Promociones de Oficialía-60 y Maestría-62 un precioso libro titulado Nuestra SAFA, lleno de relatos que nos traen recuerdos entrañables. Prologado por D. Bernardo López con evidente cariño hacia la Institución y sus alumnos. Aquéllos le dirigen a la SAFA una carta en la que le dicen lo siguiente:

Pero tu incansable ejercicio de fecundidad te hizo pasar dificultades durante tu tránsito a la adolescencia. Ibas justa de salud, deficiente en nutrición y sobrada en entusiasmo. Los desarreglos económicos y funcionales te hicieron pasar una crisis seria a tus tiernos catorce años, pero saliste fortalecida de tu primera confrontación porque tu mapa genético te trazaba imparable. Nos conocimos cuando teníamos unos pocos años y nos adoptaste para tu casa de Úbeda cuando rondábamos los trece, eso sí, tras pasar por el aro de tu selectividad. Aunque estuvimos semanas en plena zozobra, hoy te agradecemos tu apuesta clara por exigir y después reconocer y premiar el mérito y el esfuerzo, precedente que nos ha facilitado el acceso a otros retos a lo largo de la vida. ¡Y qué te podemos decir de los casi mejores años de nuestra vida transcurridos en Úbeda entre adolescencia y primera juventud! Nos reuniste allí a un grupo de chavales fantástico. Nos hermanamos en la convivencia y después de cincuenta años, se mantiene incólume la llama de la fraternidad. Todos te recordamos con inmenso cariño. Supiste armonizar los roles paterno y materno con una habilidad fuera de lo común e hiciste que nos sintiésemos como en casa y en la gran mayoría de los casos, aún mejor. Nosotros, unos pocos Profesionales entre decenas de miles, cumplido nuestro ciclo profesional, queremos rendirte cuentas e informarte de lo que hemos hecho con nuestras vidas desde que abandonamos tu nido. Lo que sembraste ha dado sus frutos y nos enorgullece ofrecerte los resultados e infundirte ánimos para que en las circunstancias actuales, tan distintas a las nuestras, continúes sembrando valores en la juventud que te frecuenta.

Querida SAFA: Tenemos casi la misma edad. Tú naciste en Alcalá la Real, nosotros, un grupo de Profesionales, nacíamos contigo en otros pueblos andaluces. Próximos a los setenta años, nos hallamos claramente transitando por la ladera de la decadencia física y llaneando por los prados emocional y espiritual. A ti te vemos lozana, pletórica, en auto-regeneración permanente. Has demostrado tu enorme capacidad de adaptación a situaciones nuevas y así te va de bien. Como continúes de ese modo, nos vas a sobrevivir, de lo cual nos alegramos porque tus primeros mimbres ya te orientaron a ser una destilería permanente de personas formadas en creencias, cultura y habilidades profesionales. Las factorías, como tú, son y deben ser bienes protegidos. Nos imaginamos que estás tocada por el dedo de Dios. No naciste por abiogénesis precisamente. Lo tuyo fue una fecundación en toda regla entre el estado de necesidad de unos chiquillos y el ideal humanista y cristiano del fundador, el gran Padre Villoslada, y unas familias benefactoras. Fuiste, en fin, una hija buscada y querida. De ahí tu buena salud emocional. Fuiste una niña precoz. Con cinco o seis años, tras implantarte en Alcalá, Villanueva, Úbeda, Andújar, Baena, El Puerto y Almería, estableciste tu casa central en Úbeda desde donde coordinarías el funcionamiento de éstos e impulsarías la creación de nuevos centros. Y es que percibiste que Andalucía estaba sedienta de nuevos cultivos.

36


Amalgama

Nº11

Bonita carta, preciosa. Moderada en sus expresiones, rezuma el perfume de una sincera declaración de afectos y gratitudes. En ella lo dicen todo. Ya no se puede decir más. Nosotros los de la Promoción Oficialía-61 y Maestría-63 que ahora celebramos el 50 aniversario, hacemos nuestra esa carta. Y una vez leída, quedamos tan identificados con ella, que ya no es solo de ellos, sino que en parte nos pertenece también. Eso sí, por ella y por el libro Nuestra SAFA, debemos daros un millón de gracias. Pues sí, compañeros. Gran obra la de los jesuitas. La de estos jesuitas. La de unos cuantos, que no la de toda la Compañía. Porque es normal que dentro de ella, al igual que en otros colectivos religiosos, sociales, políticos, profesionales, etc. siempre existieran y existen diferentes corrientes de opinión y sensibilidades ante una misma necesidad. Y por eso fue, cómo un jesuita granadino preocupado por la situación andaluza de la postguerra, se lanzó decidido a trabajar para formar a los niños de las clases obreras de esta tierra. Colosal tarea a la que le dio continuidad años después otro jesuita sevillano. Dos hombres singulares y providenciales en la historia de la SAFA. Padres Villoslada y Bermudo, dos líderes gigantes que en su tarea no se encontraron solos, porque a ellos se unieron otros jesuitas de igual valía, de su misma madera, a unísono en pensamiento social y sentimiento cristiano. También les acompañaron varios bienhechores que nunca se hicieron ver ante nosotros, a quienes no hay que olvidar por su generoso corazón y una legión de abnegados profesores y personal de servicio que se entregaron sin reserva a nosotros. Todos ellos quisieron realizar una misión social y cristiana. Social, por prepararnos cualificadamente para encontrar un medio de vida digno y cristiana para que sirviéramos de levadura entre nuestra clase de origen. Los jesuitas nos querían para ese campo de trabajo porque para otras clases sociales ya estaban los alumnos de sus colegios de élite. Nos quiso personas cualificadas para el mundo del trabajo y así fuimos la mayoría, pero sin pretender sujetarnos en un ambiente determinado. Al contrario, sembró en nosotros la semilla de la

inquietud, el afán de superación que nos impulsara a aspirar a otras expectativas, lo cual se ha hecho realidad en bastantes compañeros. Muchos de Magisterio cursaron estudios universitarios afines a la formación recibida aquí, obteniendo titulaciones en distintas ramas de Filosofía y Letras o Historia, Derecho e incluso Medicina, es decir, humanidades. Igualmente, otros de Profesionales, hicieron Peritaje o Ingeniería, Ciencias Exactas, Económicas, etc. Pero ahí no queda la cosa porque entre los Profesionales llama la atención que algunos obtuvieron licenciatura en Derecho, Teología tomando estado religioso no siendo célibe, cultivaron la Literatura, algunos la música ejerciéndola como profesores de Conservatorio y aún a nuestra edad hay quien cursa estudios de Física u otros. Y un día querida SAFA, lanzaste a esta Promoción Oficialía-61 y Maestría-63 con la formación integral necesaria para desenvolvernos en la vida. Hoy, entrados ya en el otoño de la misma, venimos de regreso a verte, a decirte que aquí nos tienes, esta es nuestra vida que la hemos llevado con arreglo a los principios éticos y morales que nos inculcaste y por ello queremos expresarte nuestra más profunda gratitud. Ya ves, cuanto más pasa el tiempo más te queremos porque fuiste mucho para nosotros. Eres una parte indeleble de nuestra vida que custodiamos en un dorado recuerdo.

Nos acogiste como amorosa madre, nos educaste como gran maestra, y tus cuidados nos dispensaste haciendo de enfermera nuestra. Pusiste tus ojos en nosotros cuando no todos nos querían, por eso venimos con piropos a darte las gracias en porfía. ¡Ay SAFA, no me contengo, fuiste y eres tantas cosas que en el jardín de mis versos no caben todas tus rosas!

A continuación, y tras hacer la entrega de un obsequio a los profesores Don Eduardo Navarro y Don Bernardo López, los componentes de la mesa, procedieron a la entrega de un diploma conmemorativo a los alumnos de la Promoción de Oficialía 61 y Maestría 63 que asistieron al acto. Durante unos minutos, los premiados con un diploma que compendia sus vidas profesionales, vivieron aquellos finales de curso en los que veían recompensado el esfuerzo del año.

37


Amalgama

Nยบ11

38


Amalgama

Nº11

Profesionales, Oficialía 63, Maestría 65 Ramón Villar Cuartero

En el año 2000, Paco Sanz, un compañero de promoción, fallecido en 2010, tuvo el acierto de ir localizando a sus compañeros de curso. Todos agradecimos aquella genial iniciativa de Paco y desde entonces, nos venimos reuniendo anualmente en diferentes lugares. Deseo destacar que, gracias a esos encuentros, hemos ido profundizando en una auténtica relación de hermandad.

No hay que olvidar que volver a Úbeda y a nuestro Colegio, nos produce a todos una gran satisfacción, pero a lo que realmente venimos es a ver, hablar y abrazar al compañero, al hermano.

Damos una gran importancia a la relación a nivel de curso: el valor de compartir recuerdos comunes, mantenimiento de relaciones a nivel general e individual, interés por las familias y en estos momentos por la salud, ya tenemos todos sensibles bajas y otros que luchan por seguir adelante.

Por último, quiero destacar la importancia que tiene el ir haciendo amigos de otros cursos. Cuando éramos estudiantes, el grupo natural era el curso, ahora, los horizontes se abren a esa gran comunidad que constituimos los antiguos alumnos de la SAFA.

Este formato de encuentro en Úbeda en el que se dedica el viernes para la reunión del curso y el sábado para el encuentro general, me parece un acierto por parte de los organizadores porque así se satisfacen los dos niveles de comunicación.

Deseo poner de relieve el papel que juegan nuestras esposas en toda esta aventura, han demostrado una gran integración y han tomado como propio todos nuestros encuentros, incluso han establecido una relación propia entre ellas realmente digna de un estudio aparte.

Profesores y cursos

Bernardo López Aparicio (Profesor de Profesionales desde 1951)

Queridos antiguos alumnos de todos los centros, de todos los niveles y de todos los tiempos de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia. Querida familia. Queridos compañeros. Queridos todos. Gracias por invitarme a participar en esta vuestra magna primera asamblea.

Tuve la dicha, allá por el 51, de ser admitido por el Padre Villoslada- el fundador - para trabajar aquí en Úbeda. Todos, personal docente y también no docente fuimos llamados a sembrar y sembramos (con aciertos unas veces, con errores y faltas otras, de lo que yo os pido comprensión y perdón).

No sé, si sabré expresar la emoción y la alegría que siento, ni las ideas que quisiera deciros en este maravilloso encuentro. Desearía que mis palabras recogieran también los sentimientos y pensamientos de todos mis compañeros docentes y no docentes y que cualquiera de ellos, lo haría mejor que yo.

Sembramos valores cristianos y humanos, ideales, actitudes, conocimientos, amor al trabajo bien hecho, espíritu de superación, de respeto, de compañerismo, etc, etc.. Y sembramos en la tierra más fértil. En vosotros, niños, adolescentes y jóvenes de Andalucía y de otros lugares, como aquellos primeros de Madrid. Vosotros, antiguos alumnos, que necesitabais y teníais derecho a ser acogidos e impulsados en vuestro desarrollo físico, intelectual, práctico y espiritual.

La providencia divina me dio a conocer esta gran obra de educación de amor, como dice José López Lizcano, antiguo alumno número uno de la SAFA. Fundación adelantada y destacada social y pedagógicamente.

39


Amalgama

Nº11

nos dejaron, religiosos y seglares.

Para ello, desarrollamos y potenciamos las aptitudes de cada uno de vosotros, impartimos primero una educación básica y después la especialidad profesional o de magisterio, que os permitiera poder abriros a caminos diferentes en la vida, llevando a la sociedad, como signo indeleble la bondad, como bien dice uno de vosotros.

La evidencia de qué clase de personas sois los antiguos alumnos, es vuestra capacidad para expresar gratitud y cariño a la SAFA. Nosotros hicimos lo que debíamos. Aquél que está agradecido por lo disfruta mucho, como lo veo en vosotros.

En todos vuestros encuentros he visto: abrazos de cariño, añoranzas después de años mil, recuerdos de alegría y felicidad. Pero no quiero terminar sin una dura consideración a la dirección general de la SAFA. Creo que la mayor riqueza que tienen nuestras Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, son sus antiguos alumnos –vosotros– vuestro cariño. Y no han sabido o no han querido tener un servicio permanente de relación con todos sus antiguos alumnos, facilitando la creación y mantenimiento de la Asociación de Antiguos Alumnos de cada uno de los 28 centros de Andalucía y la Confederación de todos, promoviendo contactos y comunicación vital y de ayuda mutua y de ejemplo para los nuevos alumnos.

¿Y qué pasó con aquella siembra? He aquí la gran cosecha, los maravillosos frutos: vuestras vidas. Que he oído de vuestras palabras o leído y releído de vuestras reseñas, con admiración y emoción, como de mis hermanos pequeños, con inmensa alegría al contemplarlas. Volasteis alto, más alto que yo, lo que me llena de gozo. Construisteis nidos hogareños por toda España y algunos en el extranjero. Aprovechasteis las variadas oportunidades. Os realizasteis como personas en el trabajo, en la educación, en múltiples actividades y profesiones, y siempre con gran espíritu de superación os perfeccionasteis y conseguisteis niveles educativos mayores y en el trabajo todos puestos de responsabilidad, no por enchufe, sino por lo bien hecho, por la calidad. Algunos creando su propia empresa desde la nada y con prestigio y éxito. Otros, autónomos de comercio, etc., etc..

Bien dice de este asunto el artículo del centro de Linares. Yo lo pedí y reclamé muchas veces a los rectores, pero de nada sirvió. Por eso, mis piropos y agradecimiento a vosotros los antiguos alumnos, como promotores y colaboradores en las reuniones celebradas, que por cierto, de las que he disfrutado cuando me he enterado y he podido. Y especialmente, el día de hoy – PRIMERA REUNIÓN DE TODOS LOS ANTIGUOS ALUMNOS– de todos los centros, de todos los niveles y de todos los tiempos.

Y como docentes, muchos como compañeros míos, mis amigos en la SAFA, otros, en diversos centros pero siempre destacando por la calidad y acercamiento a sus alumnos. No sólo os veo en el trabajo bien hecho y en situación estable económica, también os admiro en lo cultural, en el cultivo de las humanidades, en lo social y en lo religioso. A mi lado, en la VANGUARDIA OBRERA y en la cooperativa. Disfruto leyendo los muchos libros de diversos temas publicados por algunos de vosotros y las bellísimas poesías de otros. Algún antiguo alumno de los primeros, dirigiendo un coro a su edad. Os veo en campos de solidaridad, participando en asociaciones de diversa índole, en actividades de ocio, especialistas en arte marinero y en sociedades de los amantes de las setas, del golf, de deporte, etc. En lo religioso, colaborando en parroquias y hermandades, especialmente en Cáritas. En grupos musicales, etc., etc.. Quiero agradecer al antiguo alumno Pepe Aranda, su página en internet donde me pone al día de todo lo vuestro: publicaciones, artículos, fotos, videos, etc.. y también a Pedro Mora por la Revista Amalgama. He tenido la suerte de conocer y convivir con antiguos alumnos docentes y alumnos del principio de la SAFA, siendo mis amigos y también quiero recordar a todos aquellos que nos

poco,

Estas reuniones han costado miles de esfuerzos, voluntad, entusiasmo, dedicación, tiempo, costo, etc., superando enormes dificultades para localizaros y reencontraros después de tantos años y sin una buena base de datos y localizaciones. Tenéis mi respeto, admiración y todo mi cariño

José Luis Cañas Badiola Don Bernardo es uno de los pocos "históricos" que nos quedan. Leer sus comentarios me produce una gran alegría. Ha sabido captar, y lo plasma con gran claridad, el sentido que ha tenido la decisión que muchos tomamos en aquellos años de dedicarnos a la docencia. Algunos, como él, siempre ligados a la SAFA. Otros, como yo, pasando por diversos centros y situaciones. Pero la llama inicial no se ha apagado: al contrario, el paso del tiempo y la constancia de que ha merecido la pena me llena de satisfacción. La toma de contacto con nuestros antiguos alumnos, conocer cómo han enfocado sus vidas,.... es maravilloso.

40


Amalgama

Nº11

Un alumno fundador Manuel López Martínez Para la reunión de mayo de los antiguos alumnos de nuestra SAFA, el amigo Paco Bordés me dijo que había pensado en mí para que dijera unas palabras de entrada como Alumno Fundador, y pienso que lo mejor es resumir mi paso por el Colegio, y voy a intentar hacerlo. Cuando se cundió que los jesuitas iban a abrir un colegio en Úbeda, mi madre estuvo al cuidado y el primer día me apuntó. Fue a la casa de Los Benavides en la Corredera y el segundo día de la apertura me llevó y me dejó de la mano de Manolo Martell, que más tarde se hizo cura. Cogido de su mano entré al colegio. Recuerdo que Don Sebastián Talavera estaba en las escaleras. Me acuerdo también de la Srta. María Jesús con la cual inicié la Primaria, yo me defendía ya leyendo y escribiendo el Catón con el que me habían enseñado mi madre y mi abuela. Pasamos después a la Plaza de López Almagro, al palacio de Doña Rosa Izpizua y allí empezaron a llegar alumnos de todos lados, especialmente de la cárcel de Yeserías de Madrid. Montaron allí el primer internado. El comedor estaba al lado del patio grande de las palmeras, con una puerta grande frente a la reja de la calle, la capilla en el lateral del patio de columnas y como ésta era pequeña, la Primera Comunión la tuvimos que hacer en la iglesia de San Miguel perteneciente a los carmelitas, donde murió San Juan de la Cruz. En cada banco estábamos dos niños acompañados por nuestros padres. Por cierto, mi compañero de banco era nieto de Don Victoriano, maestro de música que compuso el miserere de la Hermandad de Jesús y el resurrexit para mi Hermandad que estuvo perdida y logré recuperarla de los archivos del Maestro Alameda. El desayuno de la Comunión se celebró en el Patio de las Palmeras. Me acuerdo del Padre Villoslada, de las jaculatorias, del Padre Hermoso y de Don Sebastián con mi hermano José María, Don Juan Pasquau y otros profesores. Luego el colegio se trasladó al palacio de los Medinilla hasta que en el curso 46/47 se trasladó al definitivo de Cristo Rey, donde nos encontramos. Terminé 4º con doce años y como no había 41 cumplido los trece, no me permitieron

matricularme en FP de mecánica y me devolvieron a Primaria. Don Francisco Ocaña me llevó a la Administración a reclamar y dijo: “Cómo me devolvéis al mejor alumno que he tenido en 4º”. Finalmente se solucionó el asunto e ingresé en FP de mecánica. Las prácticas de taller las daba con Emilio, el de la fábrica de hielo, y la teoría nos la daba Don Benjamín. Al llegar la campaña de la aceituna abandoné el colegio y me puse a coser pleita para capachos. Me pinché el pie con una aguja y me tuvieron que poner la inyección del tétanos. No perdí el contacto con el colegio y me apunté a un grupo de juventudes con el Padre Marín. Con el Plan de Estudios de 1953, trabajando y por libre, hice el bachiller, Perito Mercantil y Magisterio, a falta de la filosofía de 5º. Tras matricularme en la Escuela de San Fernando de Sevilla en el curso 55/56 para hacer Corredor de Comercio, me incorporé al Servicio Militar. Justo al mes, murió mi padre. Lo sustituí en la Asociación de Padres puesto que mis hijos ya estaban en el colegio con mis tres hermanos pequeños de 8, 10 y 12 años. Ya en 1976, Paco Moya me pidió que me incorporara como profesor para asignaturas de administración y en esa actividad permanecí hasta la jubilación. Mis otras actividades profesionales han transcurrido paralelas a la enseñanza: Corredor colegiado, Monitor de cooperativismo, Analista de aceites y grasas, y Máster de Gerencia de Empresas Agrarias. Me enorgullece haber recibido en numerosas ocasiones como premio a mi trabajo el elogio: “Eres el mejor”. Destaco el primer reconocimiento de Don Juan Pasquau y el último de parte del Obispo de Jaén Don Ramón del Hoyo.


Amalgama

Nº11

Oficialía 60

José Chaves López Buenos días, os hablo en representación de todos aquellos que en 1960 conseguimos el título de Oficial Industrial, algunos continuamos y en 1962 obtuvimos el título de Maestría Industrial, tanto unos como otros, cuando salimos de la SAFA, nos dispersamos por la piel de toro, (los hubo que cruzaron los Pirineos) buscando un sitio en el mundo laboral. Esa diáspora obligada, hizo que el contacto del día a día en el internado desapareciera, salvo entre pequeños grupos que se comunicaban entre sí, unos por estar más o menos vinculados con la SAFA y otros por razón de paisanaje, pero lo cierto es que la mayoría perdimos la referencia de nuestros compañeros hasta que en 1990 en vida del padre Bermudo, nos reunimos aquí unos cuantos de mi curso, ya digo aquellos que fuimos los primeros alumnos de la SAFA en tener un título reconocido por el MINISTERIOS DE EDUCACIÓN NACIONAL. No fue hasta el año 2008 y gracias a la iniciativa de Marcelino Florido y Juan López (el rubio) que con un trabajo propio de detectives, consiguieron localizar a buena parte de nosotros y proponer un encuentro a celebrar en donde hoy nos encontramos. No os podéis imaginar las situaciones que se vivieron en aquellos primeros momentos, después de casi cincuenta años sin vernos, nos teníamos que auto-presentar porque el paso del tiempo hace de las suyas y la mayoría no nos reconocíamos. Luego vino la evocación de tantos recuerdos de momentos vividos en aquellos años de convivencia, el tiempo se agotó sin que llegáramos a saciar el deseo de saber más de cada uno, por lo que acordamos

celebrar ENCUENTROS ANUALES, que nos permitiera mantener viva esa llama que prendió en nuestro corazón en los años de internado, Pedro Mora promovió la edición de un libro titulado NUESTRA SAFA en el que hacemos un repaso desde la fundación de la SAFA, su ideario, la formación que recibimos, la vida en el internado, nuestras vidas fueras de la SAFA, etc.…. y reactivar una idea que tuvimos los alumnos de Maestría en 1961 que es la revista AMALGAMA, de la que ya han salido diez números. En ella van colaborando muchos compañeros de distintos cursos, aportando sus vivencias, dando rienda suelta a su vena poética o narrativa, en definitiva, otro nexo de unión que nos permite seguir casi todo lo que acontece en el entorno de la SAFA, se puede acceder a la edición digital a la dirección: “safa.tvsa.es” Como podéis comprobar, somos muchos los que queremos que el ESPÍRITU SAFA siga vivo y presente en nosotros, por eso os pido que colaboréis todos en la medida de vuestras posibilidades, habida cuenta que la mayor parte de los colaboradores actuales estamos en 1ª línea de fuego y no quisiéramos que estas iniciativas se fueran con nosotros. Espero que recojáis el guante para que AMALGAMA crezca en contenido y nos recuerde que pertenecemos a un colectivo privilegiado por lo que nos enseñaron aquí: Sentido de responsabilidad, Disciplina, Moral, Educación, Compañerismo, que yo ahora llamo Hermandad e incluso oratoria, aunque a mí no se me note demasiado. Por último, un recuerdo especial a los compañeros y esposas desaparecidos – recientemente, Mari Baras- y nuestra bienvenida a los compañeros de Magisterio y a las asociaciones de otros centros SAFA.

42


Amalgama

Nº11

Oficialía 61 Miguel Ligero Conejero 10 de mayo de 2013, anoto la cita en la agenda de mi iPhone, después de leer el e-mail de mi compañero Nicolás Colodro Campos, lo repito así, Nicolás Colodro Campos, y me salen, sin pensar, como seguramente salen las ramas de los árboles, José Belmonte Cintas, Miguel Salazar Nache, Francisco Cabrerizo Turón, Benito Cisneros; quién se acuerda de Benito Cisneros, no sé el segundo apellido. Quizá no dio tiempo a memorizarlo como a todos los demás: Benito murió el primer curso y era el mejor de la clase. Pasábamos lista innumerables veces, para entrar a clase, para las duchas, para comer, para dormir. Nos conocíamos todos los nombres completos. Los seguimos recordando cincuenta años después. Estuvimos cinco años juntos, de la mañana a la noche, algunos, dos años más. Pero hoy, después de tanto tiempo, me pregunto si llegamos a conocernos bien, y creo que no. Vivíamos en una burbuja. Dejamos atrás lo que éramos en nuestro pueblo, en nuestra casa. Empezamos en el colegio una nueva vida, apasionante, variada, rica, estábamos todo el día ocupados, no daba tiempo a más que a preparar las materias de conocimiento de cada día, de escribir a nuestras familias, disfrutar de los recreos, tasados en el tiempo, la competitividad no nos era nada ajena, pero no nos obsesionaba, aprendimos a reconocer a los mejores, sin envidia. La forma en que empezamos a vestir en el colegio también era distinta y mejor que en nuestra casa. Nuestros padres nos habían tenido que comprar o buscar ropa de acuerdo con la lista de cosas que teníamos que llevar al colegio: traje para los domingos, traje para diario, dos corbatas, tantos pares de calcetines, etc., llevábamos exactamente lo que se nos pedía en la lista. No había dinero, en muchos casos ni para eso, pero nuestros padres se las arreglaron para completar la lista, aunque fuera acudiendo a la familia o a los vecinos para poder disponer de lo que faltaba.

Perdimos contacto con nuestra realidad de niños. Pero en la realidad del colegio, en, para muchos nuestra nueva familia, vivíamos felices, en una vida más intensa. No teníamos problemas de subsistencia, nuestros problemas eran superarnos cada día en nuestros objetivos de curso, aprobar, aprender, saber, jugar. Jugábamos nuestras propias competiciones, en ligas por curso, y en varias materias deportivas: fútbol, balonvolea, atletismo, baloncesto, lo que daba lugar a que todos en el curso participáramos y no quedara nadie fuera de la competición. Todos éramos suficientemente ágiles para superar todas las pruebas. Habíamos sido los elegidos en nuestros colegios de origen. Aprendimos mucho, mucho más de lo que nunca podíamos haber soñado en nuestros pueblos. Y creo que nos alejamos de nuestra realidad. Con tanta actividad, tantos proyectos, tantas metas, no llegamos a conocernos bien. Sabíamos quién era el mejor en matemáticas o en lengua, o el que mejor jugaba al fútbol, pero nuestro interior permanecía, en general, cerrado a nuestro compañero. No éramos conscientes de esta carencia. Realmente no teníamos tiempo para intimar con nuestros próximos. Ni siquiera en los tres días de los ejercicios espirituales, durante los que nos aislábamos en centros lejos del colegio, en lugares ideales para la confidencia, la charla amistosa, porque estaba terminantemente prohibido hablar. Eran días de recogimiento espiritual. Nuestras preocupaciones habían cambiado, de los problemas de nuestra casa a demostrar de lo que éramos capaces de alcanzar en el colegio. Allí nos proponían otras metas, nos enseñaban la existencia de otra vida, de otra forma de ser ciudadano. Otra educación, otras formas, más refinadas, más educadas. Pero en ningún momento dejamos de cultivar la amistad entre nosotros. Por supuesto hicimos amigos, muy buenos amigos. Con unos más que con otros. Por eso, en algunos casos, surgieron grandes amistades al margen de la vida colegial. En algún caso, en esos días de total libertad de la Semana Santa en la que los que no teníamos dinero para el billete de tren para ir a casa, nos quedábamos en el colegio, sin apenas control, podíamos pasar todo el día en Úbeda.

43


Amalgama

Nº11

seguro que serán vidas llenas de dedicación a proyectos vitales, emocionantes y de altas miras, de trabajo, de lucha. Estoy seguro de que podemos mirar nuestras manos y ver que no están vacías. Pero lo que yo busco en Úbeda, en este encuentro, es conocer mejor, si es posible a aquel niño, que entonces tuve tan cerca pero que no llegué a conocer del todo. Quiero recuperar lo que pueda, de lo que fuimos, en unos minutos, en unas miradas de entendimiento, sabiendo que es una tarea imposible. Pero una frase, una confidencia, decirnos qué sentíamos, qué pensábamos, qué nos hacía falta, qué dejamos sin hacer o sin decir y nos hemos acordado toda nuestra vida. De alguna angustia que sufrimos y que no pudimos o no supimos compartir con el compañero adecuado, sí espero poder encontrar, las pequeñas cosas que no pudimos compartir pero que sentíamos. De hecho, ya he encontrado alguna, en algún compañero que traté con asiduidad en el colegio, pero que ahora he sabido algo realmente importante de él, cincuenta años después.

No puedo evitar traer a mi memoria a José López Barrera, fue entonces mi gran amigo, amistad que jamás se rompería, hasta la muerte de Pepe. Un gran personaje. Gran atleta y sobre todo una persona excepcional. Realmente me gustaría saber si los demás niños de la SAFA tienen mi misma percepción. Este es el principal motivo que me ha movido a venir a Úbeda en esta convocatoria de los antiguos alumnos. No tengo tanto interés en saber qué ha sido de cada uno de nosotros, aunque sí, quiero saber qué ha sido de cada uno de nosotros, estoy

Belmonte Cintas, José Cubero Blanco, Fernando Duarte Ramírez, José Flores Martínez, Francisco Galán Castellano, José M. Gallego García, José Ligero Conejero, Miguel Montero Herrera, José Moreno Ortiz, José Peña Raya, Sotero Polo Valbuena, José M. Rodríguez Montero, Fco. Santos Rodríguez, Salvador Teruel Avilés, Mariano Valcárcel González, Antonio

44


Amalgama

Nº11

Oficialía 64 y Maestría 66 Alfonso Ros López A mis compañeros, amigos, hermanos de curso les digo “Queridos míos”. Hoy lo sois todos vosotros. Así que, con vuestro permiso.. Queridos míos: AA. AA. maestros, AA. AA. compañeros, actuales profesores, Dirección de la SAFA,… Tengo que ser breve porque Pedro Mora y Paco Bordés, copiando a uno que yo sé, han empezado con los recortes… recortes de tiempo.

Mis hijas y esposa os pueden confirmar que cuando hablo del lugar es como si hablara de mi casa y cuando lo hago de vosotros es como si hablara de mi familia. Es así. De hecho, y acompañado por mi hijo, hace muchos años, vinimos desde Valencia un fin de semana para que conociera “mí colegio”. Estaba cerrado y descubrí que donde estaban los talleres y el cine eran viviendas adosadas. ¡Una gran desilusión! Años después, en Navidad, cuando las fiestas no eran soportables para mi mujer y para mí por la falta del hijo perdido, volvimos a estas ciudades de especial recuerdo: Cazorla, casi como mi pueblo natal; Baeza, donde me examiné mis primeras veces y a esta querida Úbeda donde me formé en unos fundamentos que me han acompañado hasta hoy.

Además, ya conocéis el refrán que dice: “Lo bueno si breve, dos veces bueno”; y os aseguro que seré breve, lo de bueno está por ver; pues… ¡Hola!... y ¡Adiós!... Bueno, no dejaré el bocadillo solo con el pan, entre el hola y el adiós meteré, como decimos en mi tierra, el “companaje” (lo que acompaña al pan). Voy al grano. En el año cincuentaytodos ocurrió una catástrofe... académica en mi expediente escolar (me suspendieron 7 asignaturas) y mi padre, hombre corto en estudios y paciencia, pero muy largo en honradez y rectitud decidió que aquello no podía repetirse (no se había inventado el método Pascal para estudiantes con deficiencia de atención).

Pero el despego no es eterno. Hay un momento ¡bendito momento! en que salta una chispa y prende de nuevo el fuego. Ese momento a mí me ocurrió el año pasado con la celebración de 70º aniversario del internado SAFA. Tuve la ocasión de asistir y ahí reverdeció ¡He dicho reverdeció!¡Brotes verdes!... también me suena, sí, reverdeció ese cariño que tengo a vosotros y a estos lugares. Desde entonces, y centrado en mi curso, localicé y entablé conversación con 37 compañeros, amigos, hermanos de los 40 que en algún momento formamos parte de nuestra “tribu” como llamo a nuestro curso en “Érase una vez…”

En la revista Amalgama nº 9 comenté cómo fue el dar con mis huesos en esta Santa Casa en los primeros días de octubre de 1960. ¡Qué suerte tuve! ¡Siempre le estaré agradecido, a mis padres por su decisión de ingresarme aquí y a las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia por acogerme! Aquí viví y conviví durante 6 cursos, desde octubre de 1960 a junio de 1966. Fueron años de formación humana y técnica, formación que me dejó huella, pero no herida, ni cicatriz, ni callo, ni me retorció ningún colmillo. Tiempo guardado con cariño, pero… Circunstancias de la vida son las que nos hacen, no olvidar, pero sí que vayamos renunciando a tener presente las cosas más íntimas. Y van pasando los años. Y habréis observado ¡a qué velocidad! Desde entonces y hasta el año pasado, 2012, transcurrieron 46 años, 46 años de sequía total en las relaciones con muchos miembros de esta familia; y casi completa con una minoría. Los lazos de unión con la infancia, con la juventud se van aflojando y al final se desatan del todo o quedan tan flojos que ya no unen…

TERMINO: Y hoy, casi medio siglo después, aquí estamos. Somos 23 de mi curso. ¡Y que bien acompañados hemos venido! EL AÑO PRÓXIMO SE CUMPLE EL 50 ANIVERSARIO DE NUESTRA PROMOCIÓN DE OFICIALÍA ¡¡¡MEDIO SIGLO!!!... ¿¿¿NO OS ESTÁIS HACIENDO MUY MAYORES??? OS ESPERAMOS A TODOS LOS QUE ESTÁIS Y A MÁS… ¡¡¡HABRÁ QUE CELEBRARLO!!! Gracias.

Pero puedo asegurar, ¡y aseguro!, que jamás olvidé al conjunto de personas y que jamás olvidé el lugar, tanto el colegio como esta maravillosa ciudad de Úbeda.

45


Amalgama

Nº11

Magisterio 67 Enrique Hinojosa Serrano

Me presento a vosotros, amigos, con los votos y apoyo de mis compañeros de promoción de Magisterio del 67. En realidad, estoy yo solo y con un voto emitido en contra. Os quiero hacer una sugerencia: ¿Por qué no unificar a todos los antiguos alumnos y formar una sola asociación: Los antiguos alumnos Safa de Úbeda.

Ahora tenía que hacer propaganda de Expo oliva y los patios cordobeses, hablaros del 13 de mayo, de San Isidro Labrador, de la crisis y los recortes en Educación y el humor de la Merkel, pero Paco Bordés me dice que los minutos están muy caros, así que me vais a permitir dos palabras para hablar de Historia. La historia de la Safa: sus orígenes, el fundador P. Villoslada, el Padre Sebastián Talavera, sus bienhechores, etc. y la creación del primer centro Safa en Alcalá la Real, en el año 1940. Os presento un libro en el que se ordenan las características de las diversas épocas y el suceder de profesores, métodos educativos y circunstancias sociales reflejadas en este volumen de 625 páginas y más de 400 fotografías recogidas en tres años de trabajo.

Todos tenemos un mismo origen, todos vinimos a este gran Centro fundado por el P. Villoslada. Todos tenemos los mismos principios y objetivos, la misma Virgen, el mismo enorme crucificado y la misma jaculatoria milagrosa y el mismo himno. Los alumnos internos, además, teníamos el mismo régimen, la misma procedencia de penuria y estrecheces económicas, el mismo horario, las mismas misas, las mismas comidas, los mismos juegos y competiciones (aunque en éstas casi siempre ganáramos los de Magisterio, claro) y las mismas aficiones a la música y al teatro. Hasta dábamos los mismos paseos por el Real y nos fijábamos en las mismas muchachas.

En este libro, además de datos y hechos, hago comentarios, confidencias y anécdotas a mi nieto Daniel (un guiño por el pasado y el futuro) con el que percibo un recorrido comentado de 7 décadas en busca de la verdad.

Hoy celebran sus bodas de oro tres promociones a las que felicito de todo corazón; también a los que ya las han cumplido y a los que esperamos cumplirlas en vida y que ahora nos conformamos con estos encuentros por cursos y recuerdos cargados de risas, por el aspecto físico que crea el tiempo o históricas situaciones personales. Igualmente hemos recordado a los profesores y compañeros que se fueron de este mundo y nos dejaron su profunda huella: Don Isaac, el Padre Mendoza y tantos otros.

Está prologado por Antonio Lara Pozuelo, catedrático Emérito de la Universidad de Lausana y corregido por José María Berzosa. La magnífica portada es obra de Pepe Aranda. Los tres ilustres “tenores” nos acompañan en esta sala. Si alguien está interesado en adquirirlo puede hacerlo al terminar este acto y durante la comida o ponerse en contacto conmigo por Email. ehinojosa04@yahoo.es

Fuisteis los niños de la guerra y hoy somos todos juglares del siglo XXI y soñadores llenos de ilusiones.

Feliz día compañeros y acompañantes y felices tiempos venideros.

Creo suficientes razones para unirse en una sola familia, formar entre todos una amalgama 11, sin ni siquiera pipa de la paz, entre otras razones, porque no podemos fumar, ni debemos. Queda dicho.

Muchas gracias.

Enrique Hinojosa nos ofrece este gran libro, escrito con amor y sensibilidad, para que los safistas podamos conocer la intensidad con la que fundadores y benefactores acometieron la fundación de la SAFA.

46


Amalgama

Nº11

Oficialía 70, Maestría 72 Pepe Aranda Todo empezó en un ascensor. Mi vecino del 2ºA, un señor serio y formal, al que sólo conocía de darle los buenos días, ese día, después de vivir 13 años en el mismo portal, coincidimos en el ascensor, ascensor que rara vez utilizo ya que vivo en el primero y me gusta subir por las escaleras.

y que me podía dar. No tarde en ir a su casa en donde descubrí una foto que en el año 1997 vi en el cuarto, en donde el Padre Bermudo guardaba sus documentos. José López Lizcano había tenido el honor de inaugurar el internado con el número 1.

¿De qué se habla en un ascensor con un señor que apenas conoces? Pues sí, se habla del tiempo y aquel día el diálogo transcurrió de la siguiente manera. -Vaya, después de un año de sequía, por fin llueve.

Así fue como todo empezó y en donde siguieron días de llamadas y encuentros. Encuentros en donde empezaron a orientarme: Hermosilla, Emilio, Fausto, Ignacio… un sinfín de nombres que recordaban como excelentes compañeros.

-Pues sí, tengo referencias de que el pantano del Tranco se está recuperando. -¿Conoces el Tranco? -Sí, claro que lo conozco, soy de un pueblo cercano que se llama Úbeda.

De aquellas reuniones salió la idea de celebrar el 70 aniversario de su llegada a la SAFA. Me gustaba la idea y nos pusimos a ello.

-¡No me digas! Úbeda lo conozco bastante ya que estuve estudiando en la SAFA.

Los alumnos del 42 formaban una gran familia. Quizás, para muchos de ellos, la única familia de la que disfrutaron en su infancia. Soriano me comentaba que a él lo rescataron de la calle. A otros los rescataron de los preventorios antituberculosos que existían en la sierra de Guadarrama. Algunos, entre ellos Lizcano, llegaron a Úbeda tocados por alguna enfermedad, quizás fue esta la razón por la que el padre Villoslada lo puso el nº1 del internado.

-Qué casualidad, yo también estudié en la SAFA. Con decirte que fui de las primeras promociones de alumnos. -No te lo vas a creer, pero yo sigo vinculado a la SAFA a través de la asociación de los antiguos alumnos. -Pues yo también estoy en la asociación de antiguos alumnos, aquí, en Madrid -¿Cómo es posible una asociación en Madrid? -La razón, es porque los primeros internos que fueron a Úbeda eran de Madrid y aquí crearon una asociación. Tengo las listas de casi todos los alumnos.

Unos meses antes de la celebración del 70 aniversario tuve problemas de tipo personal y familiar que me llevaron a pensar que lo mejor era suspenderlo y dejarlo para mejor momento.

-Me gustaría conocer esas listas. Puede ser un documento importante para la asociación de Úbeda.

Al comunicarlo a Pedro Mora y Paco Bordés, me dijeron que no me preocupara que ellos cogían el testigo.

Pasaron los días y al volver a encontrarme a mi vecino, Jaime Tello, le recordé lo de las listas. Acto seguido, y viendo que podía volverme muy pesao, me las bajó. Las escaneé y se las devolví.

A los antiguos alumnos de Madrid los llamé para comentarles la nueva situación pero, por diversas e importantes circunstancias personales, no pudieron venir. Quiero tener un especial recuerdo para Juan Rienda. Rienda era uno de mis contactos en Úbeda, entusiasta alumno del 42, que meses antes de la celebración nos dejaba para siempre.

Tenía en mis manos las direcciones y teléfonos de unas doscientas personas. Por aquel documento supe que el motor de aquella asociación era José López Lizcano, sin pensármelo dos veces llamé a su casa. Se puso Rocío, su mujer, y me dio la noticia de que Lizcano hacía diez años que había fallecido.

Aprovecho estos momentos que me brindáis para dar las gracias a Paco Bordés, Pedro Mora y a todos los que hicieron posible que el resto de los “chicos del 42” celebraran el 70 aniversario de su llegada a Úbeda.

Hablamos un buen rato y me comentó que guardaba unos libros que Lizcano había editado

47


Amalgama

Nº11

Representantes de Asociaciones de AA. AA. SAFA Asociación de Linares

Hola compañeros, amigos y amigas: Gracias Paco Bordés por la oportunidad que me has brindado para hacer uso de la palabra. Gracias Pedro Mora Figueroa por haber incluido en el nº 10 de la revista Amalgama un pequeño trabajo sobre el nacimiento de las asociaciones de antiguos alumnos en nuestras Escuelas y también sobre la Asociación de Linares a la que pertenezco y de la que hoy estamos aquí cinco miembros: Juan Tamargo, secretario, Luís García Martínez, tesorero, José Domínguez Balastegi, vicetesorero, Rafael Codina socio destacado y yo mismo como vocal y socio de honor. Cuando el año pasado asistí por primera vez a estos encuentros me llamó la atención, aunque no me extrañó, el entusiasmo y la vitalidad de los asistentes, su gran cariño por las cosas y personas de la Escuela y sobre todo la gratitud por la formación recibida, a pesar del tiempo transcurrido. Digo que no me extrañó porque este es el común denominador de todos los antiguos alumnos de nuestras Escuelas: -Entusiasmo al revivir aquellos tiempos de juventud y de proyectos de futuro profesional y personal y de deseos de transformación de la sociedad. - El cariño, especialmente hacia las personas que nos ayudaron a crecer en sabiduría y en valores y nos acompañaron durante todo nuestro proceso formativo en las Escuelas. -Y finalmente la gratitud, como corresponde a personas bien nacidas. Gratitud a la SAFA porque ella puso a nuestro servicio la posibilidad de cambiar nuestras vidas no solo en beneficio propio sino también para trabajar por los más desfavorecidos y conseguir un mundo más justo y solidario. Ese era el deseo del Padre Villoslada:

Pues todo esto que he vivido personalmente y constatado en mi trato con muchísimos antiguos alumnos se puede traducir en que SOMOS MUCHOS LOS QUE BAJO EL MISMO TECHO DE ESTA GRAN FAMILIA SAFA HEMOS SIDO SEMILLA Y PODEMOS SEGUIR SIÉNDOLO PARA OTROS ANTIGUOS ALUMNOS ,MAS JÓVENES O PARA LOS ACTUALES.

Pienso que sería bonito y muy interesante para los antiguos alumnos y para la Institución, aprovechar este común entusiasmo, vitalidad, cariño, gratitud y la experiencia acumulada en nuestras vidas y, además de compartirlo entre nosotros -los antiguos de todos los centros SAFA- ponerlo generosamente al servicio de las Escuelas y de los alumnos actuales que lo demanden. Sería como un simbólico pequeño pago a lo que la SAFA hizo por nosotros. Mi colaboración con Paco Bordés y Pedro Mora en este encuentro se ha centrado, precisamente, el contactar con los directores de todos los centros SAFA para animarlos a que, animen a su vez a los profesores antiguos alumnos y también para que me facilitaran contactos con antiguos alumnos o con la asociación de su centro. El objetivo está claro: iniciar lo que he expuesto anteriormente, a sabiendas de que no tendría mucha repercusión porque siempre hay una primera vez, y habrá que seguir insistiendo en próximas ediciones. También en ese contacto me ofrecí, con el apoyo de la Asociación de Linares, para echar una mano en la creación de la asociación de antiguos alumnos allá donde no la haya y lo deseen. El contacto con los directores SAFA me ha permitido comunicarme con:

” Nuestra aspiración es que nuestros alumnos posean una cultura general muy completa, una formación religiosa muy sólida, un conocimiento práctico de sus deberes como ciudadano y un dominio absoluto y completo de la profesión que ejercitan. De esta forma serán no sólo buenos para sí, sino que además influirán en la sociedad como elementos que se impongan y arrastren a los compañeros a las organizaciones patrióticas y religiosas. Estos hombres conscientes de sus deberes sociales, defenderán a su clase en los amplios límites que la Doctrina Social Católica y la actual legislación española nos han trazado.”

-Alcalá la Real y su presidente Sebastián Rosales. -Alcalá de los Gazules cuyo presidente es Andrés Moreno Camacho. -Andújar, que no tiene Asociación pero que Bernabé de la Rosa coordina algunos encuentros de antiguo alumnos y con el que he mantenido varias conversaciones. -Huelva-Funcadia, con el vicepresidente José Molina Vázquez que junto al Presidente están hoy con nosotros. -Málag-ICET con Pedro López Pascual con el que he mantenido bastantes conversaciones y está hoy aquí con el Presidente. -Úbeda, no lo he hecho con la Asociación de Magisterio por aquello de que nos veríamos hoy.

Y vive Dios que, la mayoría, supimos aprovechar la oportunidad y creo que hemos sido fieles, seguimos siendo fieles, a aquellas enseñanzas y a aquel compromiso.

48


Amalgama

Nº11

En total somos seis asociaciones de antiguos alumnos en toda la Institución. No es mucho pero suficiente para iniciar lo que podría ser la creación de una federación de asociaciones antiguos alumnos y alumnas SAFA. Para ello habría que iniciar, previamente, un proceso de contactos entre representantes de estas asociaciones y de antiguos alumnos de otros centros SAFA interesados. Esto nos permitiría, sin renunciar cada asociación a sus peculiaridades, tener una base mucho más sólida para llegar a todos los centros y a todos los antiguos alumnos y crear unos lazos de unión entre todas que faciliten la organización de actividades conjuntas con motivo de celebraciones institucionales o la colaboración con celebraciones locales, como por ejemplo estos encuentros en Úbeda o de cualquier otra asociación.

Esta es la idea. Este es el reto. ¿Seríamos capaces? ¿Podríamos aquí y ahora nombrar un grupo de personas para iniciar la tarea? Bueno aquí, dada la hora que es no es posible ya, pero la revista Amalgama sería un buen vehículo para sensibilizar sobre el tema y canalizar información de los centros y de las asociaciones de antiguos alumnos existentes. Del mismo modo la página web SAFA, Amalgama se podría enviar a todos los centros por email. Por mi parte me ofrezco como persona de contacto con los centros SAFA y con la dirección central de la Institución y por supuesto para formar parte del grupo que inicie el proceso para aglutinar y coordinar el trabajo entre las asociaciones y personas interesadas. Muchas gracias

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE ANTIGUOS ALUMNOS SAFA-FUNCADIA DE HUELVA que supone para la Asociación un reto más día a día. Otra de las Asociaciones de Antiguos Alumnos SAFA presentes en el Encuentro, junto a la de Linares y Málaga fue la de SAFA- Funcadia de Huelva. José Molina Vazquez, vicepresidente de la Asociación

Agradecieron la oportunidad que se les había brindado al invitarlos al Encuentro y manifestaron su satisfacción por el ambiente familiary de acogida del que habían sido objeto. A pesar de que era su primer contacto dijeron sentirse plenamente identificados con los objetivos del encuentro. Un experiencia estupenda que piensan repetir. También manifestaron su interés por la propuesta hecha por López Ayala respecto a la posibilidad de fomentar las Asociaciones de Antiguos Alumnos SAFA en los centros donde no existan todavía y tratar de constituir federaciones provinciales de Asociaciones de Antiguos Alumnos y si es posible a nivel autonómico.

El Presidente Antonio Gómez Esquivel y el Vicepresidente José Molina Vázquez hicieron una amplia exposición sobre los aspectos principales de la actividad de la Asociación. La Asociación de Huelva existe desde hace tiempo. En sus comienzos estuvo formada por un amplio grupo de exalumnos dedicados a proyectos solidarios, sociales, benéficos y de jóvenes. Fue en el año 1994 cuando oficialmente se constituyó la Asociación como tal, adquiriendo desde entonces su forma jurídica y que hubo que adaptar a la legislación de cada momento en materia de asociaciones. En la actualidad la Asociación está en funcionamiento pleno y activo, trabajando en proyectos de diversa índole de interés para todos, predominando los de carácter social y de colaboración con la Escuela. Cuenta con un amplio número de socios, ex – alumnos y simpatizantes y dado su carácter social y de apoyo al Colegio SAFA-Funcadia, la Asociación está plenamente insertada en la Comunidad Onubense y goza de un apreciable reconocimiento por parte de dicha comunidad, aspecto

Los representantes de la Asociación SAFA-Funcadia

49


Amalgama

Nº11

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE ANTIGUOS ALUMNOS DEL CENTRO SAFA-ICET DE MÁLAGA EN EL ENCUENTRO DEL 11 DE MAYO EN ÚBEDA La Asociación de Antiguos Alumnos SAFA-I.C.E.T. de El Palo ( Málaga ) se fundó en el año 1958 por el Padre Viana S.J. El colegio comienza su labor el 1 de Mayo 1938 con el nombre de "Grupo Escolar Ntra. Sra. del Carmen" y años más tarde a la Formación Profesional como Instituto Católico de Estudios Técnicos (ICET). Hoy pertenece a la Institución Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia "SAFA" El padre Provincial de los Jesuitas encargó a la Institución SAFA hacerse cargo de la Dirección del I.C.E.T. en el año 1983. Desde ese momento el colegio se llama SAFA-ICET. La Historia del ICET está íntimamente ligada a su fundador, un jesuita navarro, el Padre Antonio Ciganda Ilarregui, destinado por aquellos años en el colegio San Estanislao, prestigioso colegio que tiene la Compañía de Jesús en la misma barriada de El Palo. El Padre Ciganda dice en un escrito:

Linares, Úbeda (organizado por el Padre Bermudo) Barcelona, Pamplona con la visita a Larrainza pueblo natal de nuestro fundador Padre Ciganda. Procuramos todos los años hacer varios viajes culturales y hacer que la " Familia SAFA-ICET" vaya creciendo en los valores que nos han educado. Los Antiguos Alumnos estamos integrados en nuestro Colegio, recibiendo total colaboración de la Dirección, participando en los actos y acciones que en él se organizan. Compartimos con Infantil y Primaria en el mes de Mayo con un acto en honor a la Virgen del Carmen donde los más pequeños ofrecen sus peticiones, ofrendas y poesías. Cabalgata de Reyes, celebración de la Eucaristía por los compañeros y familiares fallecidos.

"El verano de 1937 visité a la barriada de El Palo y ello me surgió la idea de dedicarme a elevar el nivel cultural de aquellas gentes desde su infancia para la formación de los niños " Paleños. "

Cuenta con la ayuda inestimable del párroco de la barriada D. Manuel Martín Pinazo y del primer Maestro que tuvo el colegio, D. Francisco Valdés Reyes. El Padre Ciganda le da forma jurídica el día 16 de Julio de 1940 creando un Patronato bajo la presidencia del Obispo de Málaga Don Balbino Santos Olivera. El año 1946 es ampliado el colegio con la construcción de un edificio dedicado a internado para jóvenes de otras provincias en colaboración con el Ministerio de Trabajo a través del Reaseguro de Accidente de Trabajo.

Entre nuestras actividades anuales están:

El centro está integrado en la vida cotidiana de la barriada gracias a la labor realizada por los diferentes equipos directivos que han sabido transmitir sus valores como consta en su Estatuto Fundacional "obtener una sólida formación religiosa y profesional de los jóvenes de El Palo ".

-El día del Antiguo Alumno -Una típica Moraga como fin de curso -Procesión el día 16 de Julio festividad de la Virgen del Carmen, con su tradicional cena en el patio del Colegio. La Directiva tiene un gran reto que es la incorporación de alumnos de las últimas promociones, asunto que no hemos conseguido, para poder trasmitir nuestra experiencia y valores recibidos y mantener el llamado "Espíritu del ICET” hoy SAFA-ICET”.

Hoy el centro SAFA-ICET, imparte las materias necesarias para acceder a la Formación Profesional o Universitaria y niveles educativos de Infantil y Primaria. En el año 1956, en la revista “ICET” que publica el Colegio, comenta el Director Padre Serna S.J. que los antiguos alumnos de otras ciudades demandan la creación de una asociación con el fin de mantener el contacto con el centro. En principio es un grupo de amigos que se reúnen para recordar hechos y vivencias en el colegio, es el deseo de todos de continuar a través de la asociación, la amistad y compañerismo compartido durante los años del Colegio.

Esperamos y deseamos que nuestra participación en este encuentro de SAFA-Úbeda sea motivo de ánimo y empuje para futuros encuentros, aunque hoy nos encontremos como extraños, no podemos olvidar que procedemos de la misma "fuente": las Escuelas Profesionales de la Compañía de Jesús. Francisco Chaparro Martín Presidente

En el año 1973 realizamos el primer encuentro con los compañeros de Asturias y después vinieron Málaga, Madrid,

50


Amalgama

Nº11

A los antiguos alumnos: a la amistad

Antonio Ramírez Mena (Profesionales 59/60)

Termina el Colegio y nos vemos enfrentados al mundo exterior, con un sinfín de interrogaciones, de angustias y reflexiones. Tenemos una inmensa confianza en Dios pero: ¿en el Dios del Colegio o en el Dios que nos espera fuera? No tenemos respuesta a la pregunta. Pero: ¿quién es verdaderamente Dios? ¿Dios del bien Y del mal? ¿Dios misericordioso o vengativo? ¿Padre severo o bondadoso? ¿Gran hermano? ¿Dios trágico de los filósofos o Dios de los pobres? ¿Dios de los Científicos o de los poetas? ¿Dios vivo o definitivamente muerto? Pero confiamos en Él y por tanto en el incierto futuro que nos espera. Hoy en los albores del siglo XXI, la sociedad sigue como nosotros antes, confiando y encomendándose a Él; pero una gran parte de ella al dios mercado.

Siempre es difícil hablar, de expresar un sentimiento, me refugio en la poesía, que es vida, que es recuerdo, de una infancia de unos niños, de unos viejos compañeros.

Algunos ya se han marchado, dejando viejos recuerdos, de experiencias revividas, de travesuras sin cuento, de los sueños compartidos, al dejar nuestro Colegio.

Nosotros la “Vieja Guardia”, que vivimos la experiencia, de una familia unida, de una vida de una Escuela, de la SAFA su enseñanza, ¡no se olvide, no se pierda!

Yo no sé por qué camino, puede que fuera el destino, que en Úbeda nos reunió, marcándonos un sendero, por ese camino abierto, que nuestra vida marcó.

Hoy felices nos reunimos, en este nuestro Colegio, que vio crecer en nosotros, una sincera amistad, que no ha mutilado el tiempo, ni borrado ha su aliento.

Los caminos recorridos, los espinosos senderos y los fines conseguidos, son como dulces recuerdos, de la estancia, de la vida, en nuestro amado Colegio.

El tiempo nos ha marcado, las arrugas como un sello, de las luchas, del trabajo, pero no somos viejos, en la mirada un destello, del orgullo de otros tiempos.

A los viejos Profesores, a los alumnos de antaño, va dirigido este canto, yo no sé si tiene encanto, sólo sé que es de verdad, que es un himno a la amistad.

Han pasado muchos años, de aquellos tiempos vividos, con compañeros y amigos, que hoy quiero recordar, es un sincero homenaje, a nuestra vieja amistad.

Esa verdad que encontramos, que nos llena de esperanza, en un mundo sin rencor, en una persona extraña, que nos brinda su amistad, que nos da su confianza.

Antonio Ramírez Mena

Fue Antonio Ramírez Mena el encargado de pronunciar la frase del día:

¡¡Queda proclamado el “Día del Antiguo Alumno”!! 51


Amalgama

Nº11

A continuación procedimos a cantar el himno con la letra de Antonio Lara, adaptada a los AA. AA. alumnos. Tomaron la batuta, voz y entonación, el Padre Castillo y Rafa Gómez, especialmente dotados para el canto. El resto, nos limitamos a cumplir.

Himno de los antiguos alumnos de la SAFA Demos paso a la luz que enciende en nuestra vista recuerdos de safista y de gratitud. Hemos sido fieles hemos sido leales a los principios de nuestro pueblo andaluz y seguiremos labrando la paz, cultivaremos nuestra Libertad. En este atardecer de nuestro caminar todos defenderemos Pan, Paz, Justicia y Verdad. Bajo el mismo techo en donde aprendimos que Letras y Ciencia

Al final, el Director del Colegio y anfitrión excepcional, Don Víctor Pérez, prescindió de pronunciar su discurso de clausura haciéndose cargo del cansancio acumulado y dio por clausurado el acto. 52


Amalgama

Nº11

…Y nos dirigimos al comedor. Allí fue la expansión emocional, además, pudimos hablar sin las limitaciones de antaño. A nadie se le ocurrió incluir en la liturgia de la comida, la lectura de un libro…

53


Amalgama

Nยบ11

54


Amalgama

Nº11

…un cura, una guitarra y unos andaluces… y se armó la Marimorena

No te vayas todavía, no te vayas por favor… y todo acabó sobres las seis de la tarde. Hasta pronto. 55


Amalgama

Nº11

El reportaje de televisión realizado por Eduardo Jiménez Como en ocasiones anteriores, Eduardo Jiménez, un safista más, acudió al Colegio dispuesto a dejar un documento videográfico del acontecimiento. Nuestro agradecimiento a Canal 9 La Loma y a su programa “Por Los Cerros de Úbeda”por su apoyo a los encuentros de AA. AA. de la SAFA.

El Rector, Juan Pablo Rodríguez S.J. Estuve aquí en 1996 por primera vez y quedé impresionado con el patio de columnas y las fachadas del edificio principal y de la iglesia. Deseo que hoy sea un día feliz para todos los AA. AA. que nos visitan y que gocen con sus recuerdos y del encuentro con los antiguos compañeros de curso. La SAFA hoy, mira los horizontes de siempre. Víctor Pérez, Director del Colegio

Comencé en este colegio en Primaria y llevo 25 años trabajando como docente. Pretendemos que este centro permanezca abierto a la ciudad mediante actividades culturales. En cuanto a la Universidad de Jaén, además de la Escuela de Magisterio, mantenemos la Universidad para los Mayores y una actitud abierta hacia nuevos proyectos.

Juan Tamargo S.J. Estuve en aquí diez años como alumno y desde el 63 al 74 como jesuita. He dedicado a este centro 25 años. Ver después de tantos años el cariño de aquellos alumnos, nos llena de satisfacción. Ha merecido la pena. Esta Institución fue fundada por un jesuita y los jesuitas seguiremos prestando todo nuestro apoyo: somos 300 los jesuitas que hemos pasado por los colegios de la SAFA. Antonio Castillo S.J. Nací en Hornos y pasé cinco años en el internado de Andújar, después tuve la locura de hacerme jesuita. Pasé algún tiempo en América en plena Teología de la Liberación. Coincidí con el Papa Francisco en Uruguay, en una casa de retiro. Suelo decir que la guitarra es mi novia. La he paseado por catorce colegios SAFA.

56


Amalgama

Nº11

Isabel González, Concejala de Úbeda Vengo en representación de nuestro alcalde, impedido por un transito leve de salud y me hallo feliz en este Centro SAFA tan vinculado a nuestra ciudad. He animado a los asistentes que proceden de toda España a que nos continúen visitando: siempre los acogeremos con el calor que se merecen. Francisco Bordés, Magisterio Industrial 60 Es verdad que la organización de un acto así requiere muchos correos, llamadas, idas y venidas, pero con buena voluntad todo se consigue. Me apunta Manuel Huertas que todo es gracias a mi mujer que con infinita paciencia, me pasa todos los mensajes de los que llaman. Manuel Huertas, Oficialía 62 Me nombran Úbeda y se me abre el corazón. Aquí pasé la época más bonita de mi vida, aquí me inicié en la música clásica. La disciplina era muy rígida pero lo tomábamos bien. El día que llegué al colegio por primera vez, eran las nueve de la tarde, el patio estaba iluminado por una sola bombilla y cuando vi a ese Cristo en la fachada, me acojoné. Juan Luis Parra, Oficialía 60 Quiero destacar lo fundamental de la formación que aquí recibimos: nos enseñaron a ser personas, a ejercer con criterio, espero que aún se siga dando prioridad a estos aspectos. He secuestrado a nuestro párroco en Barcelona y está disfrutando por las calles de Úbeda. Es un hombre muy culto. No te extrañe verlo en el futuro con un puesto relevante en la Iglesia.

Manuel Ballesta, Magisterio 64 Hoy me siento “borracho de emociones”: volver a Úbeda, pasear por sus calles y contemplar esas piedras centenarias, me embarga de sentimientos. Espero que no se pierda el espíritu SAFA: el contrato moral de trabajar para los demás, la responsabilidad, el cultivo del espíritu en la fe y en la solidaridad. Juan Cabrerizo y Francisco Herrea, Magisterio 64 Resulta fantástico para nosotros vernos después de 50 años. La experiencia es ilusionante, es un baño de felicidad encontrarnos en esta casa en la que pasamos ocho años de estudio y una convivencia incomparable. Deseamos agradecer a Úbeda y la Institución su acogida y su desvelo por nuestra formación.

57


Amalgama

Nº11

Francisco Muro, Oficialía 62 Pasé aquí diez años. Practiqué todos los deportes. Me resulta entrañable estar hoy aquí, en mi colegio, con los compañeros de hace 50 años recordando muchas de aquellas vivencias que afloran los sentimientos de camaradería y hermandad. Francisco Chaparro Martín, Presidente de la Asociación de AA. AA. de SAFA-ICET de El Palo (Málaga) Somos de El Palo, Málaga, un colegio fundado por un jesuita navarro, el Padre Antonio Ziganda, en 1939. Somos un centro “recogido” por SAFA. Nuestra asociación de AA. AA. se fundó en 1956.

Secretario de la Asociación SAFA-ICET Tengo un gran recuerdo del Padre Mendoza Negrillo que conocí en El Rincón de la Victoria y de un sobrino suyo, alcalde de Antequera. Estar hoy en Úbeda, supone vivir los latidos del corazón de la SAFA que es esta Casa Madre. Antonio Gómez Esquivel, Presidente de la Asociación de AA. AA. de SAFAFUNCADIA, Huelva. Teníamos gran interés por conocer este colegio y nos hallamos muy satisfechos. Desde nuestra Asociación, pretendemos transmitir aquellos valores que los jesuitas nos inculcaron cuando éramos alumnos. Miguel García, Maestría 63 Recordó que al proceder de Andújar, estaba expectante ante la acogida de los compañeros de Úbeda que, por cierto, fue fantástica. Se siente de Úbeda porque allí conoció a una chica con la que se casó. Por último, tuvo unas palabras de agradecimiento para jesuitas y profesores y lamentó que el Padre Bermudo no estuviera enterrado en la cripta del Colegio.

58


Amalgama

Nº11

Relación de asistentes (160 safistas y 70 consortes, todo un record) Profesionales promoción 47 López Martínez, Manuel Molina , Gabriel

promoción 54

Olivares, Esteban (PPO)

promoción 56 Tamargo Gómez, Antonio

promoción 57 Castillo Fernández , Antonio

promoción 58

López Chinchilla, Andrés Fé Muñoz, Antonio

promoción 59 Bordés Ruiz Francisco Codina Contreras Rafael Fernández Pérez Doroteo Morales Navarra José Ramírez Mena Antonio Sanz Ruiz José Luís Serrano Portal Manuel Soler Soles Antonio

promoción 60 Cháves López, José Florido Carrasco, Marcelino García Bautista II, José López Ruiz, Juan Lozano López, Antonio Martínez López, Andrés Moya Ruiz, Francisco Sáez Lanzas, Antonio Sáez Puerma, Manuel Sánchez Cervera, Manuel Mora Figueroa, Pedro Parra Cabrera, Juan Luís Puentes Alcántara, Pedro Toral Almagro Miguel

promoción 61 Oficialía

Álamo Vizcaíno, Diego Algarín Aragón, Vicente Cabrerizo Turón, Francisco Cubero Blanco, Fernando Duarte Ramírez, José Galán Castellano, José Mª Gallego García, José Garrido Quesada, Enrique Ligero Conejero, Miguel Martín Arias, Manuel Martínez Cardosa, Gabriel Moreno Ortíz, José Rodríguez Sánchez, José Manuel Salazar Nache, Miguel Simón López, Diego Maestría 63

Caballero Pérez, Diego Casado Rodríguez, Juan

Chica López, Angel Collado Baena, Lorenzo Jaime Colodro Campos, Nicolás Flores Martínez Francisco García García, Miguel Gómez Perea, Rafael Herrera Díaz, Juan Mengíbar de la Torre, Ricardo Peña Ropero, Juan Antonio de la Tabasco Cruz, Antonio Torres Gámez, Francisco de la

promoción

69

Gallardo Navea, Elías

promoción

70

Aranda González, José

promoción 74 Morata, José Miguel

promoción 79

Peralta Muñoz, Ángel

promoción 86 Jordán, Juan

Primaria

promoción 62 Huertas Valderas, Manuel López Ayala, Francisco Martínez Rueda, Luís Muro Martínez, Francisco Gómez Medina, Manuel Martínez Alaminos, Gabriel Ruiz Martínez, Antonio

promoción 63 Villar Cuartero, Ramón

promoción 64 Báñez Pérez, Diego Ceballos López, Manuel Fernández Budia, Rafael Fernandez Martínez, Mario Florido Carrasco, Francisco Macías Camacho, Manuel Martinez Molina, Manuel Martínez Santiago, Sebastián Montoro Álvarez, Julio Montoro Montoro, Vicente Molina Trillo, Facundo Moreno Marín, Victor Polo Mingorance, Sebastián Rodríguez Rodríguez, Diego Ros López, Alfonso Sarmiento Martínez, Marcos Sanchez Cervera, José Santos, Manuel Serrano de la Rosa, Rafael Serrano Rodríguez, Miguel Tejada Barrios, Francisco Torres Blanco, Juan Vera Sanjuán, Sebastián

promoción 67 Tejada Corral, Francisco

promoción 68 Cumbrero Ruiz. Guillermo Correro Ruiz. José Antonio Montesinos Sanchez. Antonio Moreno Berzosa. Francisco Moreno Moreno. Francisco Montoro Martínez. Pedro Rey Muñoz, José Rides Alcalde, Juan José

59

Almagro Chinchilla, Manuel

Magisterio promoción 61

Sánchez Montoya, Antonio

promoción 63 Ferrer Criado, Jesús Lara Pozuelo, Antonio Ceballos García, Rafael Pérez Fernández, Gabriel Hinojosa Serrano, Rafael Fernández Arévalo, J. Ant. González Pertíñez, José Sánchez Cabezas, Pedro Utrera Cardeñas, Pablo Vargas Sánchez, Juan Vera García, Joaquín

promoción 64 Herrera, Francisco Cabrerizo, Juan Ballesta, Manuel Berzosa Sánchez, José Mª.

promoción 67 Hinojosa Serrano, Enrique

promoción 68 Fernández Martínez, Francisco

Profesores

García Mauriño José Mª López Aparicio Bernardo Navarro Jiménez Eduardo

Jesuitas

Juan Pablo Rodríguez S.J. (Rector) Fernando Morales S.J. Juan Tamargo Gómez S.J. Ántonio Castillo S.J.

Asociaciones de centros Linares (SAFA) 3 Huelva (Funcadia) 8 Málaga ( ICET) 6 Magisterio (Úbeda)


Amalgama

Nº11

Noticiero

Otros encuentros celebrados en Úbeda durante el pasado junio El 1 de junio se celebraron dos encuentros: - Profesionales de Oficialía 1973 y Maestría 1975 (40 aniversario) - Magisterio 1988 (25 aniversario) El 29 y 30 de junio lo hicieron los de Magisterio 1973 (40 aniversario) En todos ellos, el Director del Colegio, Don Víctor Pérez, el Presidente de la Asociación de AA. AA. de Magisterio de Úbeda, José Mª Berzosa y Francisco Bordés Ruiz, en representación de los Profesionales de Úbeda, asistieron a los tres encuentros para darles la bienvenida y comunicarles la existencia del “Día del Antiguo Alumno”, animándolos a que se sumen al encuentro general que se hará todos los años, durante el segundo fin de semana de mayo.

Estas son las palabras pronunciadas por Francisco Bordes en dichos encuentros. Buenos días, me encuentro encantado compañeros de estar con vosotros, mi nombre es Francisco Bordés, de la promoción 59/60 y os deseo una jornada llena de motivaciones, pero, lamento que ésta no se hubiese celebrado junto con la Convocatoria del pasado día 11 de mayo, en que quedó constituido el Día del Antiguo Alumno de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia. El día anterior, viernes, se reunieron por separado cada una de las promociones, para celebrar su encuentro. Espero, que en la próxima edición, que se celebrará el segundo fin de semana de 2014, podamos celebrarlo juntos con nuestros compañeros de todas las promociones, tanto de Magisterio como Profesionales, de Úbeda y de los demás centros de Andalucía. Y os dejo reflexionando lo que canta nuestro paisano Sabina: Sacude el polvo de tu corazón, no esperes a que den las doce, cualquier tiempo pasado fue peor, somos más jóvenes ahora.

60


Amalgama

Nº11

El 1 de junio, 80 Profesionales se reúnen en Úbeda para celebrar su 40 aniversario PRIMER ENCUENTRO DE ALUMNOS SAFA-ÚBEDA PROMOCIÓN 1970-75

(Oficialía, 1973 y Maestría, 1975)

78 Terminaron Maestría en junio de 1975 - 28 de Mecánica - 23 de Electricidad - 22 de Electrónica Telecomunicaciones - 5 de Electrónica Industrial

61


Amalgama

Nº11

El pasado 1 de Junio de 2013 tuvo lugar el primer encuentro de alumnos de la SAFA de Úbeda, promoción 1970-75, Oficialía y Maestría, celebrado en el propio centro. Un encuentro mágico y emocionante. Desde el primer momento se notaba un ambiente de ensueño, un halo mágico, como subidos en una nube, producido por la gran ilusión y alegría de volver a pisar nuevamente nuestro colegio, nuestra SAFA querida de la juventud, 38 años mas tarde y de reencontrarnos con todos aquellos compañeros y amigos con los que vivimos y compartimos experiencias inolvidables y ahora al volver a vernos resurgen con la misma fuerza e ilusión de entonces como si el tiempo no hubiera pasado. Al acto asistimos 80 alumnos acompañados en su mayoría por nuestras respectivas esposas, los profesores D. Bernardo, D. Gervasio, Rafael Gómez y Mari Carmen la telefonista, total 156 personas. El director del centro, Víctor Pérez, nos recibió cordialmente y nos dirigió unas palabras de bienvenida, poniendo el colegio a nuestra disposición, lo cual agradecimos enormemente. La recepción comenzó en el patio de columnas, que sigue tan elegante y majestuoso como siempre. Allí empezaron las primeras emociones, reencuentros, abrazos y alguna que otra lagrimilla. En algunos casos reconocerse no fue fácil ya que el tiempo ha dejado su huella después de tantos años. Para empezar nos dirigimos a la iglesia, esplendorosa como siempre, donde se celebró una misa en memoria de los compañeros desaparecidos. Pasamos al salón de actos donde sonaba la canción de la tuna “Somos los de la Safa”, una inédita grabación recuperada de la espléndida tuna de aquellos años, lo que provocó que mas de uno, sobre todo los tunos, sintiéramos emociones fuertes. Se proyectó una presentación que resumía lo que era la SAFA de aquellos años, el colegio, profesores, tutores, las clases, talleres, las competiciones deportivas, el cine, las excursiones, etc. Seguidamente la organización hizo entrega de un diploma personalizado a cada uno de los presentes como recuerdo de la asistencia a este encuentro. Aprovechando este momento, cada uno de nosotros, dirigimos unas palabras a los compañeros comentando brevemente como se ha desarrollado nuestra vida a lo largo de estos años.

62


Amalgama

Nº11

A continuación comenzaron las emociones, con la visita por las distintas dependencias y edificios del centro. ¡Cuántos recuerdos! Volvimos a revivir uno de aquellos tantos días que en su momento nos parecía algo cotidiano y ahora sin embargo nos pareció algo grandioso, maravilloso y mágico. El patio de columnas, los patios y campos de baloncesto y balonmano desde donde veíamos las ventanas de los dormitorios y algunos nos preguntamos, ¿en que planta estábamos los de Maestría?, el taller eléctrico, el cine, etc.

En todo momento estuvimos muy bien acompañados por nuestras mujeres que asistieron al encuentro con tanta ilusión como nosotros y en sus caras se reflejaba una inmensa alegría y satisfacción de estar ahí y poder compartir con nosotros esa emoción producida por el reencuentro con nuestros compañeros ¡Gracias a todas ellas! Y llegó el momento más esperado, la comida en nuestro comedor y en nuestras mismas bandejas de acero de antaño. No se puede expresar tanta emoción, ni tengo palabras para describir las caras de satisfacción de todos nosotros en todo momento, haciendo cola, esperando nuestro turno, recogiendo la bandeja, pasando por los distintos compartimentos de comida, eligiendo nuestros platos y corriendo hacia las mesas como en aquellos años.

63


Amalgama

Nº11

Al atardecer, visita turística al centro histórico de Úbeda, la plaza del mercado, El Salvador, el parador, la iglesia de Santa María, etc., que todos recordamos y que visitábamos en ocasiones durante nuestra época de estudiantes en la Safa.

Y por último la cena, en el hotel Hidalgo, que fue el broche de oro a una gran jornada. Además de disfrutar de una exquisita comida, tuvimos ocasión y tiempo suficiente para seguir charlando y compartir experiencias con muchos compañeros hasta bien entrada la noche, sobre las 3 de la mañana, cuando ya varios comenzaron a marcharse. Sin embargo, algunos compañeros, no querían dar por terminada la velada y continuaron allí charlando y recordando anécdotas hasta las 5 de la mañana, hora en que se cerró el local. Hoy he encontrado en un cajón, el libro “Rimas y leyendas de Bécquer” que compré entonces, cuando D. Isaac nos leía estas leyendas con aquella emoción y pasión características. La siguiente estrofa de la poesía “Volverán las oscuras golondrinas”, me ha recordado nuestro encuentro y a los compañeros desaparecidos, a los cuales se la dedico. Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y, otra vez, con el ala a sus cristales jugando llamarán; pero aquéllas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha al contemplar, aquéllas que aprendieron nuestros nombres... ésas... ¡no volverán!

Antonio Matarán Agudo

64


Amalgama

Nº11

40 Aniversario de la Promoción 1973 de Magisterio Fernando Sánchez Resa Queridos compañeros/as y amigos/as: sus respectivos destinos, incluso hemos hablado telefónicamente con Pedro Linares que se encuentra en activo, en Baena, y no ha podido venir, pues problemas médicos de su esposa, se lo han impedido… Sebastián Rodríguez Franconetti no puede estar entre nosotros pues está ejerciendo de abuelo feliz, al igual que Juan Ramón Sánchez Chinchilla; la edad y el nuevo estado familiar manda… Ya sabéis por qué nos llaman la “generación bocadillo”, donde el jamón (lo más sabroso) somos nosotros y se lo están comiendo nuestras tres generaciones adyacentes: la precedente y las dos siguientes… Paco Vega y Luis Manuel Moreno me han dicho/escrito que vendrían a primera hora -si fuese posible- y que no podrían quedarse por asuntos personales o familiares. Lo mismo le ha pasado a Maika (Mari Carmen Ruiz Navarrete) y Antonio Rezola (su marido), que están atendiendo a la madre de él por la rotura de una cadera; y eso que eran de los primeros que se apuntaron… Toñe Rubio Maeso también estaba apuntada de las primeras, pero asuntos familiares le impiden estar hoy aquí… Todos os mandan recuerdos y abrazos bien intencionados, deseando que los pasemos muy bien, como el día grande que es para todos nosotros…. Paqui Cobo, Francisco Utrera, Elena García Torralbo, Rosa Ráez, Paco Oliva, Conchi Romera, Guadalupe Sánchez, Inés Poyatos Moreno, Enrique Herrera Vilchez, Juan José Gordillo, Mª del Rosario Fernández-Montes Fernández, José Mª Cabrera, por diversos motivos, no están hoy entre nosotros. A ellos y al resto de nuestra promoción le mandamos nuestro abrazo y recuerdo más querido. Y a los profesores que trataron de enseñarnos y educarnos, también los recordamos a todos en este momento, y les damos las gracias por haber tratado de insuflarnos una formación humana básica para nuestro posterior vuelo profesional y personal; aunque resalten en nuestra memoria colectiva nombres como: el Padre Mendoza, D. Manuel García Tejada D. Lisardo, y D. Jesús Moraleda (q. en p. d. los cuatro); el Padre Horacio Bel, Diego Casares, Loles, Macario y tantos otros… No estamos todos los que éramos pero sí somos todos los que estamos -y hemos querido y podido venir-, por ello levanto mi copa y brindo por todos vosotros y por el resto de compañeros y compañeras para que allá donde estén sientan nuestro enternecido ánimo. Recibid todos, un fuerte y cariñoso abrazo.

Henos aquí reunidos, los que hemos venido (ni más ni menos), los que hemos querido/podido reunirnos con la firme convicción que nos brinda el tiempo presente (que siempre ha de aprovecharse); porque el futuro no está escrito y lo hemos de ir escribiendo presente a presente… Margarita y yo decidimos, en las pasadas navidades, que aunque siempre todos andamos atareados con esta agitada vida que nos estamos fabricando -o que nos están montando, entre unos y otros- celebrar los cuarenta años de nuestra finalización de la carrera de Magisterio en la Safa de Úbeda (Jaén), pues era una efemérides más que redonda para celebrar un nuevo encuentro; aunque las cosas estuviesen complicadas, la recurrente crisis económica y la propiamente de valores -y humana- que nos envuelve no aconsejase tal evento… No importa la cantidad de antiguos compañeros/as que nos hayamos congregado hoy aquí: importa más la calidad que la cantidad, la voluntad de encuentro que sus impedimentos…; pues los presentes teníamos ganas de vernos -también otros componentes de nuestra promoción de magisterio 1970-73 que por diversas circunstancias no han podido estar aquí (y que luego relataré)-; pero precisamente hoy, en los postres de esta oportuna comida, es imprescindible recordar todo lo bueno que vivimos aquellos tres años del siglo pasado, y que conforme vamos a mayores parece que hubiese sido ayer, proporcionándonos una pátina de nostalgia y alegría también importante y necesaria para nuestro cotidiano vivir; pues gracias a nuestra salud, a nuestra economía, a nuestro tiempo libre… podemos reunirnos donde y cuando queramos para recordar lo que nos apetezca… Y más ahora que muchos andáis jubilados disfrutando del tiempo y la experiencia vital acumulada… Otros estamos a las puertas del paraíso, a la espera de decisiones políticas nacionales y europeas… Desde aquí un recuerdo enternecido a los profesores y compañeros que nos han dejado, Dios los tenga en su santa gloria… Así mismo, a los que están enfermos o aquejados de algún mal físico o psíquico vaya, además, nuestro más sincero deseo de mejoría. En el capítulo de ausentes están los siguientes: No ha podido venir el Padre Horacio Bel -como lo hizo hace quince años- pues aunque, en un principio, nos devolvieron la carta que le enviamos a su antiguo domicilio en Cádiz, pude localizarlo (por internet) en una parroquia de Jerez de la Frontera; aunque, al final, sus obligaciones sacerdotales le han impedido estar entre nosotros; pero nos manda a todos recuerdos y abrazos fraternales… Yo también se los envío desde aquí. Las demás cartas que enviamos a las direcciones del listado que recogimos, hace quince años, con motivo de nuestro vigésimo quinto aniversario, han llegado todas a

65


Amalgama

Nº11

ALGUNOS DATOS BIOGRÁFICOS DE JOSÉ MARÍA POYATOS El anuncio hecho por el párroco Don Eusebio sobre el mártir José María Poyatos, durante la Misa, con motivo de su próxima beatificación, nos impulsa a reproducir aquí algunos de sus datos biográficos y, en especial, sus predicciones respecto a la fundación de nuestro Colegio de Úbeda.

y todos parecían enemigos, a mi alrededor. No les he buscado y sea lo que Dios quiera”. Tratando de dar una salida a aquella situación que se estaba volviendo insostenible, su hermana María Castillo propuso a José María trasladarse a otro lugar donde poder vivir tranquilos y en paz, a lo que él contestó: “Todo está lo mismo. Los primeros días muy bien, pero tan pronto nos conociesen tendríamos los mismos problemas, sólo que con personas distintas. Yo no les temo, lo único que pueden hacer, es hablar contra mí, o quitarme la vida, pero no cederé, ante lo que no esté bien, ni ante las injusticias”.

Diciembre del 1935. José María Poyatos, joven de 21 años, se incorpora a la orujera de Baltasar Lara, al comienzo de la carretera de Jódar, como peón para acarrear sacos y espuertas de aceituna y orujo en la campaña de la aceituna. Durante algún tiempo viene de Rus, todos los días, a trabajar “andando”. Después se establece con su hermana María Castillo, (que pasada la guerra se haría religiosa), en la calle 14 de Abril, hoy Constitución, número 12, en una pequeña casa, donde parece ser que había otros vecinos, cuyo patio daba al campo y a las eras que había en dirección a Baeza.

628.- Un día de marzo del 36 confiesa con tristeza a su hermana: ”Hoy me he negado a ir con mis compañeros a una manifestación pública, abiertamente contraria a mis creencias, y me han invitado diciendo, tú no tienes nada que perder”. Según dice su hermana, se encontraba José María, bastante afectado y continuó diciendo:”Muchos perderán el capital y sufrirán tormentos, incluso la vida. Serán perseguidos muchos sacerdotes y muchos cristianos. Un gran número de ellos alcanzarán la corona del martirio. Todas las iglesias serán saqueadas y en toda España se derramarán muchas lágrimas”.

Por su valía y mejor preparación, pasa en torno a la fiesta de San José, a las oficinas. Influye en este ascenso la mediación del superior de los claretianos de la Trinidad ante la familia de D. Baltasar Lara. El motivo sin duda, sería la percepción de sus cualidades y el conocimiento de los “roces” con algún sector de trabajadores, a pesar de que José María daba clases gratis, y doctrina cristiana a algunos hijos de sus compañeros. Cuando lo iban a ascender, pidió que su ascenso no supusiera perjuicio, a ningún otro compañero. Poco a poco se va creando un clima de “enfrentamiento y tensión” con algunos compañeros, que se agranda cuando se niega a acompañarlos en sus “juergas” y en algunas manifestaciones y protestas por motivos salariales, que él cree que son injustas.

El 18 de julio, sábado, por la tarde van los dos hermanos al rosario en la Trinidad, observan un cierto nerviosismo en los grupos de los hombres, más de los acostumbrados, que están en la plaza, y se van a su casa preocupados. Le toca trabajar y pasa la noche en la fábrica.

- Nos dice así D. Antonio Ruiz Sánchez, en su libro sobre D. Manuel Basulto y compañeros mártires, en la pg. 626 y siguientes:

El Domingo 19, por la mañana, vuelve a casa. Por “precaución” en vez de venirse por el paseo del León, se viene por el camino que sale detrás de las casas. Decide no ir a misa, porque tiene conocimiento de que están encarcelando a los de las “derechas”.

626.- Por el sitio por donde tenía que pasar con las espuertas llenas, unos compañeros malintencionados le hicieron una cruz en el montón de orujo, para que la pisase. Él al darse cuenta, la tapó con decisión y como eran unos cobardes se escondían y ninguno daba la cara. Ante este estado de cosas y para evitar mayores males su hermana le aconseja hablar con Miguel, el encargado. José María le contestó: ”No, eso no. A mí me lo han hecho y yo lo tengo que resolver, ya que si no, los demás me van a tomar por un juguete. Aunque todos sean mayores que yo, no les temo, y si fuese preciso, prefiero la muerte a ver la Cruz por el suelo”.

Por la tarde vienen a por él, lo llevan al cuartelillo en la plaza de Andalucía y lo retienen. Después de varios días, lo sueltan y se recluye en su casa, sin salir, ya que un piquete de milicianos están aguardando a que salga, para darle el “alto” y matarlo con la excusa de huida. Su única ocupación en este tiempo de reclusión será la oración y los libros. En los primeros días de la guerra, los obreros se hacen cargo de la fábrica y la primera medida, es despedirlo pagándole su indemnización. Al preguntarle la hermana, al encargado Miguel, el motivo del despido, respondió con tristeza:” Todos han firmado en contra suya, excepto los trabajadores de la oficina y yo. La razón que han dado es que no es de nuestras ideas”.

627.- Ante las tensiones provocadas por parte de sus compañeros, por problemas salariales, se niega a secundar las reivindicaciones que él creía injustas en contra de la empresa, y le confiesa a su hermana: “Me hicieron un cerco

66


Amalgama

Nº11

El día 2 de octubre vienen de nuevo a por él, lo llevan al cuartelillo, de allí, al antiguo casino, convertido en sede del comité revolucionario de milicias y en la madrugada del día 3, tal y como él había anunciado varios meses antes, caía fusilado delante de la cruz, que hay en la puerta del cementerio, diciendo ¡viva Cristo Rey!

-El día 2 de enero de 1952, en acto de Bendición de la 1ª piedra del templo dedicado a Cristo Rey, ante el ministro D. Francisco Gómez de Llano, el Padre Villoslada expresa el objetivo de toda esta gran obra:” formar alumnos que desde la escuela o el taller sean apóstoles que lleven por los pueblos y campos andaluces los principios de caridad y amor fraterno”.

-Ahora nos referiremos a la “profecía” sobre la Institución de la SAFA. D. Antonio Ruiz Sánchez, nos dice refiriéndose a José María: No fueron estas las únicas revelaciones que hizo a su hermana, también le comunicó:

-El Padre Bermudo en su libro” SAFA, medio siglo de educación popular en Andalucía”, pg. 51 y 57, afirma:” El nombre de José María Poyatos iba grabado en aquella piedra, que pasaba a ser cimiento de esta nueva iglesia, cumpliéndose el testimonio de Tertuliano, en los primeros siglos de persecución, la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”. ________________________________________ El próximo 13 de octubre, en una magna celebración en Tarragona, para 523 nuevos beatos mártires, será reconocido como Beato, paso previo a su Canonización, este joven obrero, cristiano militante, a quien tanto le debemos. Su nombre, José María Poyatos.

“Este Barrio en que vivimos quedará moralmente saneado y todos estos terrenos – le señaló la zona que había por detrás del patio, hacia la derecha, junto a la carretera de Baeza- serán adquiridos por una Orden Religiosa, que se establecerá en ellos , edificando escuelas para los niños necesitados; y en el interior de su recinto levantarán una iglesia que consagrarán al Corazón de Jesús; el oro de este ajustador -se señaló el dedo- pasará a formar parte de la primera llave del Sagrario de esa iglesia, y la entrada de Úbeda , por el paseo del León, la denominarán, Avenida de Cristo Rey”. Ambos anuncios se han cumplido.

____________________________________ Amalgama agradece a Don Eusebio, sus desvelos por reunir la información de este reportaje.

usebio sus desvelos por recopilar la información de este reportaje. información

67


Amalgama

Nº11

FUNDACIÓN Y PASADO DE LAS ESCUELAS PROFESIONALES DE LA SAGRADA FAMILIA

Juan Pasquau Guerrero Reproducimos aquí parte del discurso pronunciado por Don Juan Pasquau con motivo de la apertura del curso 73/74. El discurso completo será editado en la próxima revista porque refleja el amor de Don Juan a las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia y aporta hermosas vivencias de los primeros años de la Institución, así como su relación con el mártir Poyatos. Por el León paseaban las muchachas en ringlas de tres, cuatro o cinco, flanqueadas en una y otra punta por los galancetes de turno. Las que estaban novias –claro– iban en los extremos de las ringlas. Las que todavía no lo estaban –las que llevaban la cesta– cómo se decía entonces, iban en medio.

El Padre Director de este Colegio, P. Manuel Segura Morales S.J., me honra, invitándome a tomar parte en la solemne inauguración de este curso 73/74 del Centro. Y yo acepto en la condición de testigo de los días fundacionales de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia y como Maestro de las mismas desde 1941 hasta 1967. Todo lo que voy yo, por tanto, a decir aquí esta mañana no lo cuento como me lo contaron, sino que lo cuento, como lo ví. No voy, pues, a funcionar hoy como cronista ni como historiador; no voy a aportar fechas, fichas, datos, números a los que, de otra parte no soy muy aficionado, sino que voy a dar fe de sucesos, de hombres, de propósitos de ideas, de venturas e incluso de desventuras vividas por mi mismo y que imprimieron huella, profunda huella, en mi vida y quien sabe si, también, en mi carácter.

Tiempos muy poco complicados, tiempos felices. Pero llegó el año 36 y con él la guerra de España. Y entonces aquí, donde estamos nosotros ahora situados y donde había entonces una era, ocurrió un suceso que yo quiero destacar porque está un poco emparentado con este Colegio. Trabajaba por aquellas calendas como obrero en la fábrica de orujo de Don Baltasar Lara un joven obrero, natural de Rus, apellidado Poyatos. Yo era bastante amigo de él, porque ambos formábamos parte de la Juventud de Acción Católica que en la iglesia de San Nicolás estaba instituida, bajo la presidencia de Andrés Escalzo y con el sacerdote Don Cristóbal Herrador, hoy en Linares, como consiliario.

Las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia a mi no me gusta, a mi incluso me repele decir Escuelas de la SAFA, porque la sigla me huele a fábrica de fibras sintéticas o a compañía de seguros las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, digo, están enlazadas, en cierto modo, como carne y nervio, con la historia de Úbeda de los últimos tiempos. Y cabe registrar en ellas, además de una historia, una prehistoria. Y por ahí vamos a comenzar.

Este joven obrero, Poyatos, no pertenecía ni a la Ceda, ni a la Falange Española, ni al partido de Lerroux, ni al Socialista, ni al Comunista. Este joven era nada más un joven de profundos valores humanos y religiosos, de comunión diaria, que hacía labor obrerista en el mejor sentido de la palabra y labor cristianísima a la par entre sus compañeros de trabajo. Pues bien, llegó la revolución de Julio de 1936, al comienzo de la guerra y este joven fue asesinado – por su condición de católico activo y activista – en la era situada donde ahora tenemos este salón. Y este joven antes de morir dijo a uno de sus asesinos: “Aquí donde me vais a matar habrá dentro de unos años una iglesia y un Colegio donde se educará cristianamente a los hijos de obreros”

Doy fe de que aquí en este mismo lugar donde celebramos este acto había una era. Como en todas las eras, en los veranos aquí se recogían las gavillas y se efectuaban labores de trilla. Los estudiantes de los años treinta, nos sentábamos en el llamado paseo del León donde ahora están emplazadas las viviendas de “La Soledad”. En el paseo del León “Para pacedo, pacedo, el pacedo del León”, decía una cancioncilla antigua, corría la brisa en los insoportables atardeceres de julio. Desde los bancos de piedra del paseo del León, se presenciaban en algunos ocasos cárdenos las tormentas de Sierra Mágina.

Yo conocí su carácter, su manera, su estilo. Yo doy fe de lo que acabo de contar. Constituye –nadie puede negarlo– un dato interesantísimo de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia de Úbeda.

68

Amalgama Nº11  

Revista de los Antiguos Alumnos de las "ESCUELAS PROFESIONALES DE LA SAGRADA FAMILIA" , Úbeda

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you