Issuu on Google+

8 C CIUDADANOS

100 AÑOS SANANDO A LOS BILBAÍNOS

EL CORREO LUNES, 25 DE FEBRERO DE 2008

SOBRE LA COLINA DE LA MISERICORDIA. En los albores del siglo XX, el Santo Hospital Civil de Bilbao se encontraba a varios kilómetros de distancia del casco urbano de la villa.

El Hospital de Basurto echa la vista atrás en el centenario de su inauguración

ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO

El Hospital de Basurto lleva un siglo viendo vidas pasar. Algunas, lamentablemente, pasaron de largo, pero la mayoría sólo hicieron un alto en el camino para reponer fuerzas y unas cuantas llegaron para quedarse: médicos, enfermeras, celadores... Personas para las que los 17 pabellones de Basurto, más que un puesto de trabajo, son parte del engranaje de sus vidas. Llevan a gala formar parte de la historia de un hospital emblemático que, desde este año, es centenario. Ángel Ojanguren tenía 13 años cuando entró en el hospital de monaguillo y no se marchó hasta que jubiló su bata de ATS, 62 años después. Carmen Moraleda apenas había cumplido los 17 cuando terminó sus estudios de Enfermería. Fue el comienzo de 48 años de profesión que recuerda con nostalgia casi una década después de retirarse. Francisco José Ellacuría soñaba con ser cirujano «a los veintitantos», cuando ingresó en la escuela de médicos residentes de Basurto, y ya ha pasado 36 años de su vida entre quirófanos del pabellón Jado. Ricardo Franco, nacido en Olabeaga, pasó su infancia correteando por el hospital y, desde hace 35 años, recorre más pausado el pabellón Revilla como especialista en medicina interna. Amparo Eguskiza fue operada hace 33 años en Basurto. Durante el ingreso, escapó del aburrimiento ayudando a las costureras, le contrataron y, tras décadas confeccionando uniformes sanitarios, ahora es su voz la que nos saluda al otro lado, cuando telefoneamos a la centralita del hospital. Los cinco, han echado la vista atrás para EL CORREO, como piezas de un puzle centenario que empezó a gestarse en 1.895, cuando el arquitecto municipal de Bilbao, Enrique Epalza, proyectó un centro sanitario moderno, que sustituyera al de Atxuri. Recorrió toda

Un siglo lleno de vidas Europa junto a José Carrasco, primer director de Basurto, e importó el modelo del hospital de Ependorff (Hamburgo) organizado en pabellones aislados, debido a la proliferación de enfermedades infecciosas. Según el arquitecto Elías Mas, «esta construcción marcó un hito; es el más claro exponente de I+D aplicada a la sanidad». De hecho, fue el primer hospital general español que dedicó un edificio específico a tuberculosos. «Era el pabellón Revilla –recuerda Ricardo Franco– . De niño, iba a catequesis al convento de franciscanos que había al lado y mirábamos desde un murete a los tuberculosos por-

que nos decían: ‘¡No os acerquéis que os mandan los bacilos por el aire!’. En ese muro empecé a fraguar mi vocación por la Medicina». La construcción fue promovida por los propios vecinos, sobre todo por los más pudientes que sufragaron cada uno de los pabellones que siempre han llevado su nombre. «El hospital eran salas corridas con una mesa central de mármol», describe Carmen Moraleda. «En cada estancia había treinta camas y sobre cada una de ellas colgaba un cartel que decía: ‘Doña Casilda Iturrizar donó 25.000 pesetas para mantener estas camas a

perpetuidad». A partir de los años 50, los legados fueron menguando y la monjas de la caridad de San Vicente de Paúl, alma mater del hospital desde sus inicios, rozaron el milagro al lograr mantener el nivel asistencial. «Cocíamos las jeringuillas en una cazuela y les sacábamos punta nosotras mismas con una piedra de afilar», relata Carmen. «Nos teníamos que pagar de nuestro bolsillo los uniformes, la pescatera venía andando desde Santurtzi con la comida y, hasta que en los setenta nos mandaron anestesistas, eran las monjas las que controlaban con el dedo si el pulso seguía bien». La camaradería entre compañeros compensaba las penurias. «No nos tuteábamos como ahora, pero la relación era fantástica». Carmen recuerda a Txomin, el celador que cada lunes pedía una copita para iniciar la jornada. «Decía: ‘Es que ha perdido el Athletic y hay que consolarse’, y si no: ‘Es que ha ganado el Athletic y hay que celebrarlo’». Ángel Moraleda también añora aquel ‘colegueo’. «No era como ahora. Los médicos no tenían ningún problema en echarte una mano con un paciente».Y Ángel se hizo querer porque le organizaron 14 despedidas cuando se jubiló.

Hermanas celestinas

HISTÓRICO. Arriba, la portada de ABC el día de apertura del hospital. Abajo, un quirófano de la época.

En los setenta, el Hospital de Basurto vivió la mayor crisis de su historia. Por aquel entonces, Ricardo Franco y Francisco José Ellacuría ingresaron en la escuela de médicos residentes. «Eran tres años de internado. Vivíamos allí y trabajábamos ‘full time’», explica Ricardo. «El título que exhibo con más orgullo es haber sido interno de ese colegio», asegura Francisco José. En aquellos años «las monjas nos mimaban como nuestras madres. La gente engordaba una media de 20 kilos», recuerda Ricardo. «Llegábamos los lunes y te repasaban si ibas bien vestido, te reñían si llevabas un lamparón y como sabían


EL CORREO LUNES, 25 DE FEBRERO DE 2008

9

100 AÑOS SANANDO A LOS BILBAÍNOS

Un prostíbulo cubano resultó «muy rentable» E. S. BILBAO

/ IMÁGENES EXTRAÍDAS DEL LIBRO ‘HOSPITAL DE BASURTO Y TRANSICIÓN MÉDICA’.

que éramos unos golfos, nos preguntaban si habíamos ido ‘de picos pardos’. Había muchas enfermedades venéreas y nos ponían una inyección de penicilina si sospechaban que habíamos hecho algún pecadillo». Les animaban a darse esas alegrías, pero como Dios manda. «Eran un poco celestinas. Te decían: ‘Hay unas chicas guapísimas en la escuela de Enfermería’, y de la fiesta del interno que se celebraba en La Bilbaína muchos salieron ennoviados», rememora. El día a día laboral era duro en plena crisis. Francisco José y Ricardo recuerdan que las Urgencias «eran un cuarto de socorro. Le llamábamos ‘el cascorro’. Eran cuatro boxes y un cuarto de rayos que ponía los pelos de punta». Allí vivie-

ron los momentos más dramáticos de la Transición. «Atendíamos todos los actos de violencia terrorista, me tocó salir por televisión leyendo esos partes horrorosos. También vivimos la explosión del colegio de Ortuella, la tragedia en la autopista cerca de Erletxes y las inundaciones. Estuvimos encerrados 48 horas porque el recambio de guardia no podía llegar». La plantilla se organizó y fraguó una metamorfosis del hospital, en cuanto a medios y condiciones laborales. Entonces, Amparo Eguskiza fue contratada para coser los nuevos uniformes de las monjas, médicos, enfermeras... Ahora el vestuario lo confecciona una empresa y Amparo es el tesoro de la centralita telefónica. «Después de más de 30 años conozco el hospital

Jado, Allende, Gurtubay, Gandarias... Los linajes más acaudalados de finales del XIX fueron los mecenas del hospital que, hasta su integración en Osakidetza, vivió prácticamente de la caridad de familias que testaban parte de sus bienes en favor del centro sanitario o los donaban en vida. «Era un hospital público de beneficencia privada», explica el doctor Ricardo Franco. A base de donaciones y herencias, el patrimonio del hospital llegó a ser muy potente. Se embolsaba las rentas de una gran finca de Chile, eso sí, sin subestimar el rendimiento de otro ‘localito’ menos vasto: «El hospital se llevaba las ganancias de una ‘casa de putas’ de La Habana y era muy rentable. Cuando llegó Fidel Castro nos la quitó y no volvió a llegar ni un duro», lamenta entre risas el doctor Franco. Toda una paradoja tan licenciosa fuente de ingresos del Santo Hospital Civil de Basurto, regentado por las monjas de la caridad. al dedillo, así que a todos los novatos les dicen: ‘Si tenéis cualquier problema, llamad al 99», cuenta orgullosa. La vida del hospital dio un giro con su incorporación a Osakidetza. «Perdimos el sentimiento de pertenencia a una institución muy bien identificada», lamentan. Pese a ello, reconocen que «el tiempo pasado no fue mejor y ahora les toca a las nuevas generaciones mantener el legado».

CIUDADANOS C

«Ríete de la famosa ‘Operación Malaya’» E. SANTAMARÍA BILBAO

«A principios de los setenta, Basurto se sostenía con muy poco dinero de Madrid y la gente ya no se moría legando cosas al hospital», explica el doctor Ricardo Franco. Fue una pata más de la mayor crisis económica sufrida por Basurto, agudizada por un proyecto urbanístico «que ríete de la famosa ‘Operación Malaya’», bromea. «En los sesenta, nos habíamos metido en la aventura inmobiliaria de construir el hospital clínico de Leioa. El proyecto implicaba la demolición de Basurto. ¡Imagínate qué tragedia!». Pero, además, «esa aventura supuso la ruina económica porque, cada año, teníamos que pagar al Banco Hipotecario de la Construcción créditos superiores a 600 millones de pesetas». Esta situación provocó una descapitalización que impedía afrontar el funcionamiento del centro. «Recuerdo que nos lavábamos las manos con alcohol. Nos lo echaban con un porrón y una monja se ponía debajo con un cazo para reutilizar lo que sobraba».

Bienvenido, Mr. Marshall Los dirigentes y trabajadores del hospital formaron una comisión especial para intentar sacar de la ruina al centro. Ricardo Franco fue uno de los elegidos para negociar con el Insalud la operación que salvó el hospital y lanzó su metamorfosis física y organizativa. «El precio de cama por día que nos pagaban desde Madrid eran 5.200 pesetas y conseguimos que subieran hasta 12.500, así que llegamos por la Avenida de Montevideo como en ‘Bienvenido, Mister

Ricardo Franco en Revilla. Marshall’, con un pacto bajo el brazo que suponía una inyección de 3.000 millones de pesetas e iba a servir para sacar adelante el hospital». «Acuñamos el término ‘espíritu de Basurto’, una especie de entusiasmo que sirvió para que el centro resurgiera de sus cenizas como el Ave Fénix». Lejos de la magnitud de aquella crisis, el hospital vive hoy de nuevo una época convulsa. Según Ricardo Franco, «no se han adecuado las plantillas, pese a que la pirámide demográfica se ha invertido y este hecho complica el servicio del hospital, porque se convierte en una asistencia casi geriátrica». La mayoría de los pacientes son mayores, «con una gran complejidad de patologías, más frágiles ante cualquier pequeño virus, y esa ancianidad obliga al personal a redoblar esfuerzos».


EL CORREO LUNES, 25 DE FEBRERO DE 2008

9

100 AÑOS SANANDO A LOS BILBAÍNOS

Un prostíbulo cubano resultó «muy rentable» E. S. BILBAO

/ IMÁGENES EXTRAÍDAS DEL LIBRO ‘HOSPITAL DE BASURTO Y TRANSICIÓN MÉDICA’.

que éramos unos golfos, nos preguntaban si habíamos ido ‘de picos pardos’. Había muchas enfermedades venéreas y nos ponían una inyección de penicilina si sospechaban que habíamos hecho algún pecadillo». Les animaban a darse esas alegrías, pero como Dios manda. «Eran un poco celestinas. Te decían: ‘Hay unas chicas guapísimas en la escuela de Enfermería’, y de la fiesta del interno que se celebraba en La Bilbaína muchos salieron ennoviados», rememora. El día a día laboral era duro en plena crisis. Francisco José y Ricardo recuerdan que las Urgencias «eran un cuarto de socorro. Le llamábamos ‘el cascorro’. Eran cuatro boxes y un cuarto de rayos que ponía los pelos de punta». Allí vivie-

ron los momentos más dramáticos de la Transición. «Atendíamos todos los actos de violencia terrorista, me tocó salir por televisión leyendo esos partes horrorosos. También vivimos la explosión del colegio de Ortuella, la tragedia en la autopista cerca de Erletxes y las inundaciones. Estuvimos encerrados 48 horas porque el recambio de guardia no podía llegar». La plantilla se organizó y fraguó una metamorfosis del hospital, en cuanto a medios y condiciones laborales. Entonces, Amparo Eguskiza fue contratada para coser los nuevos uniformes de las monjas, médicos, enfermeras... Ahora el vestuario lo confecciona una empresa y Amparo es el tesoro de la centralita telefónica. «Después de más de 30 años conozco el hospital

Jado, Allende, Gurtubay, Gandarias... Los linajes más acaudalados de finales del XIX fueron los mecenas del hospital que, hasta su integración en Osakidetza, vivió prácticamente de la caridad de familias que testaban parte de sus bienes en favor del centro sanitario o los donaban en vida. «Era un hospital público de beneficencia privada», explica el doctor Ricardo Franco. A base de donaciones y herencias, el patrimonio del hospital llegó a ser muy potente. Se embolsaba las rentas de una gran finca de Chile, eso sí, sin subestimar el rendimiento de otro ‘localito’ menos vasto: «El hospital se llevaba las ganancias de una ‘casa de putas’ de La Habana y era muy rentable. Cuando llegó Fidel Castro nos la quitó y no volvió a llegar ni un duro», lamenta entre risas el doctor Franco. Toda una paradoja tan licenciosa fuente de ingresos del Santo Hospital Civil de Basurto, regentado por las monjas de la caridad. al dedillo, así que a todos los novatos les dicen: ‘Si tenéis cualquier problema, llamad al 99», cuenta orgullosa. La vida del hospital dio un giro con su incorporación a Osakidetza. «Perdimos el sentimiento de pertenencia a una institución muy bien identificada», lamentan. Pese a ello, reconocen que «el tiempo pasado no fue mejor y ahora les toca a las nuevas generaciones mantener el legado».

CIUDADANOS C

«Ríete de la famosa ‘Operación Malaya’» E. SANTAMARÍA BILBAO

«A principios de los setenta, Basurto se sostenía con muy poco dinero de Madrid y la gente ya no se moría legando cosas al hospital», explica el doctor Ricardo Franco. Fue una pata más de la mayor crisis económica sufrida por Basurto, agudizada por un proyecto urbanístico «que ríete de la famosa ‘Operación Malaya’», bromea. «En los sesenta, nos habíamos metido en la aventura inmobiliaria de construir el hospital clínico de Leioa. El proyecto implicaba la demolición de Basurto. ¡Imagínate qué tragedia!». Pero, además, «esa aventura supuso la ruina económica porque, cada año, teníamos que pagar al Banco Hipotecario de la Construcción créditos superiores a 600 millones de pesetas». Esta situación provocó una descapitalización que impedía afrontar el funcionamiento del centro. «Recuerdo que nos lavábamos las manos con alcohol. Nos lo echaban con un porrón y una monja se ponía debajo con un cazo para reutilizar lo que sobraba».

Bienvenido, Mr. Marshall Los dirigentes y trabajadores del hospital formaron una comisión especial para intentar sacar de la ruina al centro. Ricardo Franco fue uno de los elegidos para negociar con el Insalud la operación que salvó el hospital y lanzó su metamorfosis física y organizativa. «El precio de cama por día que nos pagaban desde Madrid eran 5.200 pesetas y conseguimos que subieran hasta 12.500, así que llegamos por la Avenida de Montevideo como en ‘Bienvenido, Mister

Ricardo Franco en Revilla. Marshall’, con un pacto bajo el brazo que suponía una inyección de 3.000 millones de pesetas e iba a servir para sacar adelante el hospital». «Acuñamos el término ‘espíritu de Basurto’, una especie de entusiasmo que sirvió para que el centro resurgiera de sus cenizas como el Ave Fénix». Lejos de la magnitud de aquella crisis, el hospital vive hoy de nuevo una época convulsa. Según Ricardo Franco, «no se han adecuado las plantillas, pese a que la pirámide demográfica se ha invertido y este hecho complica el servicio del hospital, porque se convierte en una asistencia casi geriátrica». La mayoría de los pacientes son mayores, «con una gran complejidad de patologías, más frágiles ante cualquier pequeño virus, y esa ancianidad obliga al personal a redoblar esfuerzos».


EL CORREO DOMINGO 26 DE JULIO DE 2009

2IC

Ciudadanos

OPORTUNIDADES. Un grupo de niños se sienta a la entrada del orfanato de Lega Dedi, donde más de 150 pequeños han encontrado una familia adoptiva. / FOTOS: AZALUR

Vizcaya obra el milagro etíope 150 vizcaínos, que han constituido la fundación Azalur, han levantado un orfanato y un pozo de agua subterránea junto a Adis Abeba «Ponían la cabeza bajo el chorro porque no sabían cómo beber» ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO

Imagine uno de los lugares más áridos del planeta. No hay más agua que la que se acumula en charcos turbios. Las familias tienen hijos a los que no pueden alimentar y es dolorosamente común ver un bebé abandonado en la puerta de alguna choza. No es un lugar imaginario. Hablamos de Lega Dedi, un poblado a menos de 60 kilómetros de Adis Abeba, la capital etíope. Para el común de los mortales, un lugar desconocido. Incluso los amantes del turismo alternativo que hayan pisado suelo etíope habrán conocido la agitada capital, el esqueleto de Lucy y el antiguo Palacio Imperial de Menelik, pero probablemente pasaron de largo por Lega Dedi. No es el caso de un grupo de 30 vizcaínos que hace una década viajaron a este país africano guiados por la agencia Byblos Tour. «No se puede ir a otros países sólo a sacar fotos, el turista puede implicarse de alguna forma», defiende Mohamed Ezzedine, responsable

de la empresa. Aquel viaje hizo una parada en un desvencijado orfanato que estaba muy lejos de cubrir las necesidades mínimas de cualquier niño. El grupo tomó las riendas de aquel lugar que hoy atiende a 300 pequeños, cuenta con un centro clínico y de maternidad y ha encontrado una familia adoptiva a más de 150 chavales. Aquellos primeros

viajeros solidarios también han encontrado compañeros en esta década. «Habíamos visto muchos países pobres, pero el impacto de Etiopía es un ‘shock’ tremendo que te hace reflexionar sobre los rincones más oscuros de la vida. La gente vive en la más absoluta miseria. Estos viajes son una sacudida y Etiopía ha hecho despertar a mucha gente de un profundo sueño so-

bre lo que es el mundo». Hoy, más de 150 personas vinculadas a Byblos Tour dedican lo que sus circunstancias les permiten a nuevos proyectos, porque aquel primer orfanato es un grano de arena en un desierto inmenso. Hace poco más de un año y medio, una nueva expedición de la agencia se topó con Tsigi Tadessi, «una mujer que tenía en su casa y

Las gafas del pequeño ‘profesor chiflado’ E. S. BILBAO

Los miembros de Azalur tienen el corazón repartido en diminutas partes, una para cada niño al que han visto entusiasmarse con muy poco. Pero si les preguntan por alguien especial, ése es el pequeño ‘profesor chiflado’. Le conocen con este apodo cariñoso porque, a sus tres años, es un te-

rremoto escondido detrás de unos enormes lentes que sus ‘padres’ vizcaínos se encargaron de graduarle. «Cuando le conocimos era ciego y ahora puede ver. Hicimos gestiones con varios médicos franceses que acuden a Adis Abeba a operar a gente que lo necesita, le vieron y dijeron que era bastante fácil conseguir que recuperara, al

El niño antes era ciego.

en barracones a 135 niños», explica Ezzedine. «En Etiopía los orfanatos son las casas de personas mayores, con poco dinero, que acogen con mucha bondad a niños. A sus puertas llega gente con bebés día a día, porque no saben qué hacer con ellos. Quienes les acogen no saben de dónde vienen, pero los tienen que recoger». El caso de Tsigi Tadessi volvió a remover las entrañas de los viajeros y nació la fundación Azalur «para hacer nuestro el proyecto. Esto significa sacar a los niños de allí, hacerles un orfanato moderno, una escuela donde estudiar y buscarles una salida profesional», detallan. En la mente de este grupo de vizcaínos se dibujó un boni-

menos, el 50% de visión», recuerda Ezzedine. El pequeño tenía manchas en la córnea que sólo le dejaban ver sombras. «Ahora, le vemos feliz con sus gafas horribles. Se lanza hacia nosotros como loco». Aunque no es el único. «Todos te agarran, se te cuelgan del cuello. Cuando vuelves al hotel tienes toda la ropa llena de grasa, de barro y es maravilloso». Ahora intentan equilibrar la dieta de los pequeños, que desayunan, comen y cenan gingera. «Hay que ir amoldando sus estómagos a más alimentos».


CI3

GETXO / 8

PORTAVOZ DEL PSE / 14

MADRID / 24

30.000 personas vivieron ayer en Aixerrota el tradicional concurso de paellas

«Bilbao no pueder cerrar por la noche como si fuera una oficina», afirma Txema Oleaga

Asesinan de una puñalada en el corazón a una niña de 12 años en el barrio de Vallecas

«Cada chica que dejaba a su hijo se lo llevaba a ella porque sabía que le atendería»

to hogar para los niños de Tadessi. Pero enseguida se percataron de que todo el esfuerzo sería en vano si no resolvían antes el mayor problema: el agua. «Las autoridades locales ya nos habían cedido un terreno de 6.600 metros cuadrados en Lega Dedi, espléndido, cerca de la carretera y cerca de la casa de Tadessi. Pero sin agua no servía para nada. La gente del pueblo tenía que recorrer con burros 40 kilómetros todos los días para traer unos galones de plástico de una charca, y muchísimos niños sufrían enfermedades parasitarias por ello». Si en África en general la escasez de agua es una pesadilla, en Etiopía aún más. «Se nutren de lo que llueve en agosto. Se hacen unas charcas que en octubre ya están secas». Azalur no le dio más vueltas. Tenían que construir un pozo subterráneo.

Un caudal subterráneo «Contratamos a una empresa italiana que trabaja en toda África y empezaron a hacer sondeos en busca de agua subterránea. Tuvimos una suerte tremenda, porque bajo el mismo terreno que nos habían cedido discurría un río». Y no cualquier río. A 400 metros de profundidad hallaron «el mayor caudal de agua subterránea de toda Etiopía. Salen 12.000 litros por segundo, suficiente para dar agua a un millón de personas». Las bombas y surtidores no sólo atienden ahora a los niños de Tadessi, sino a una población de 150.000 personas, «que se acercan desde 60 kilómetros a la redonda a por agua limpia, fresca y con buen sabor». Para ellos es un milagro, algo desconocido, como de otro mundo. Probablemente, ha sido el mayor acontecimiento en la vida de toda la región. Ezzedine recuerda que cuando estaban probando si el pozo funcionaba, «vinieron mil personas para ver cómo salía el agua y uno de los campesinos, que no había visto el agua más que en una charca, no sabía lo que estaba saliendo de allí y puso la cabeza bajo el chorro porque ni siquiera sabía cómo poner la boca para beber». Quien ha obrado el milagro, en este caso, es una única familia bilbaína. Prefieren que ni siquiera su mano izquierda sepa lo ha hecho la diestra, pero han sufragado la imponente construcción del pozo, «posiblemente, la labor más eficaz que se ha hecho en toda

MÁS QUE UN TECHO. Dos pequeñas descansan en los dormitorios del centro.

cuello en un mar de responsabilidades. Aprovechó el espacio que rodeaba a su casa para ir levantando barracones en los que los pequeños pudieran, al menos, estar a cubierto, «aunque durmieran sobre el suelo». Los miembros de Azalur no dudan en compararla con «la hermana Teresa. Ella ha hecho algo por mejorar el mundo. Ha luchado por salvar a los niños porque si no, se hubieran muerto». Tadessi tiene varios hijos que ya viven por su cuenta en la ciudad, «pero iban cada día a la chabola de su madre para limpiar y traer a los niños la poca comida que podían conseguir. Son familias entrañables y, cuando ves lo que hacen ellos, te das cuenta de que puedes aportar mucho más». Conocer a Tadessi removió algo muy fuerte entre los viajeros de Byblos Tour. «Cuando en nuestra primera visita le llevamos un poco de comida y le prometimos que lucharíamos con toda nuestra alma para construir un orfanato para sus niños, ni siquiera nos contestó».

«No nos creyó» AGUA Y VIDA. El pozo es como un milagro y la gente se acerca desde 60 kilómetros a la redonda.

África. En cuestión de meses han descendido un 80% las enfermedades estomacales parasitarias de la población». Mientras el pozo avanzaba, el nuevo orfanato de Azalur iba elevándose sobre la arena del desierto. Hoy, 135 niños disponen de una zona de dormitorios, otra para estudiar, un comedor, «quizás los mejores baños y duchas de toda Etiopía» y una clínica ambulatoria en la que pasan consulta cada 15 días a cualquiera que lo necesite. «Pero nos preocupa que, cuando crezcan, tengan un futuro mejor y por ello hemos puesto en marcha un sistema de becas para que puedan hacer carreras medias: enfermeros, peritos... Uno de los primeros chavales está en la compañía de aviación etíope», cuenta Ezzedine.

Una madre para 135 ‘hermanos’ Tsigi Tadessi acogió en su propia casa a todos estos niños y hoy dirige el orfanato E. SANTAMARÍA BILBAO

Es complicado imaginar cómo una familia muy humilde de Etiopía puede acoger en su hogar a 135 niños abandonados en cual-

quier rincón del Lega Dedi. Tsigi Tadessi, su marido y sus hijos lo hicieron. Su casa es literalmente una chabola. «Son muy humildes, pero con un corazón enorme», alaba Ezzedine. «Ella nunca tuvo la intención de tener tantos pequeños, quizá pensó en 4 ó 5, no más. Pero en estos lugares enseguida se corre la voz y se encontró con que cada chica que quería abandonar a su hijo se lo dejaba, porque sabían que iban a atenderle». Poco a poco, se encontró metida hasta el

La experiencia le hizo desconfiar. «Hay muchas ONGs que van allí a mentir para sacar dinero, así que nunca nos tomo en serio. Con el tiempo me confesó que no nos creyó y ahora está sorprendida. Para ella, estar al frente de un orfanato con comodidades que ni siquiera podría haber imaginado es un milagro, porque levantarse cada mañana y tratar de alimentar a tantos niños, desde bebés a chavales de 14 años, se había convertido en su pesadilla». Azalur intenta ahora terminar de equipar el orfanato y ayudar a la familia de Tadessi, «que se lo tiene muy merecido». Disponen de un poco de terreno y 20 vacas, pero con el traslado de los niños han quedado libres los barracones que levantaron para ellos. «Estamos intentando darle 30 o 40 vacas más. Una empresa suiza compra leche en Etiopía a familias necesitadas y esto puede ayudarles a vivir mejor».


EL CORREO LUNES 25 DE MAYO DE 2009

2IC

Ciudadanos EL CORREO conversa con tres operarios rescatados del paro para acometer las obras que financia en Bilbao el fondo de inversión local y empleo

Los brigadistas del plan E ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO

Se cumple un mes desde el desembarco de obreros en Bilbao para dar forma a los 59 proyectos activados por el Ayuntamiento con los fondos del Plan E de Zapatero, la iniciativa de inversión gubernamental diseñada para crear puestos de trabajo mediante la obra civil. En total, 3.197 personas trabajarán en alguna de la obras que salpican la villa. Es cierto que el plan ha servido, fundamentalmente, para mantener en activo a trabajadores de empresas constructoras que, sin estos proyectos, probablemente hubieran tomado camino hacia la cola del Inem. Pero un 10% de esos puestos de trabajo implicados en el Plan E corresponde a personas rescatadas del paro. Concretamente, 293 antiguos desempleados que han retomado su actividad, al menos, durante nueve meses. EL CORREO se ha acercado a uno de los tajos abiertos en la capital vizcaína para conversar con algunos de estos operarios que, al menos de momento, han visto la luz en medio de la oscura crisis.

ANDONI TUDELA

«Pasé de elegir empresa a no tener nada» Andoni Tudela vive en un piso de Romo con su esposa y su hijo. Como tantos otros, abandonó los estudios y se puso a trabajar con 17 años. Durante décadas hizo de todo menos cobrar el paro y, de pronto, hace unos cuantos meses la familia se quedó sin ninguna fuente de ingresos. No fue un pequeño bache. Durante cinco meses, Andoni no consiguió encontrar una salida para una situación a la que no estaba acostumbrado y tampoco pretendía habituarse. «Mi familia depende de mi trabajo y eso es un peso tremendo cuando te ves incapaz de

CON ÁNIMO. «Esperaba que se acordaran de mí y así ha sido», cuenta José María Santos. / MITXEL ATRIO

Sabios en el andamio

L

as obras financiadas con el Fondo Estatal de Inversión Local, el llamado Plan Zapatero, están en marcha. Se habrán dado cuenta por los carteles: son enormes y están por todas partes. Hay quien critica su tamaño y su omnipresencia, pero es un error. El objetivo del plan es impulsar el empleo y, para concebir y colocar cada uno de esos letreros, debe de

haber sido necesario un montón de gente: ingenieros de carteles, transportistas, porteadores, técnicos en rotulación extrema, diseñadores verticales, expertos en recursos ortográficos… Lo extraño, en fin, es que el esfuerzo cartelístico no haya bastado por sí mismo para acabar con el paro. Pero no ha sido así y, tras colocar los rótulos, ha habido que empezar con las obras: un cambio de

PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

pavimento aquí, una revisión del alumbrado allá, un ‘lifting’ urbano acullá. La operación va a dar trabajo a más de tres mil personas. Algunas de ellas comenzaban a tambalearse en la cuerda floja laboral y otras estaban directamente en el paro. Andoni, Jon y José María son tres de los vizcaínos que han escapado de la melancolía del Inem gracias a las obras que

han comenzado a brotar por Bilbao. Los tres llevaban años trabajando en el sector sin preocupaciones: nunca pasaban más de unos días entre que terminaban en una obra y comenzaban en otra. Nuestro pasado reciente fue una fértil y algo hortera primavera del ladrillo. Ahora en cambio el presente está nublado y el futuro se anuncia imperfecto. Curiosamente, Andoni, Jon y José María mantienen la calma. Sus opiniones son serenas, pragmáticas y estoicamente esperanzadas. Sacaremos la cabe-

encontrar un empleo», comenta. Se enorgullece de su trayectoria vital. «Empecé a trabajar con 17 años. He llevado un camión, he trabajado en bares y los últimos 12 años he sido gruista», recapitula. Estaba acostumbrado a que el empleo no fuese un problema. «Yo no había estado en el paro nunca, más que alguna vez una semana suelta. Hace dos o tres años cambiaba de empresa cuando quería. Te llamaban de otros sitios nuevos ofreciéndote más dinero que en tu puesto e ibas mejorando económicamente. Pero hemos pasado de tener dónde elegir a no tener nada». Al igual que ha hecho durante el resto de su vida, al perder su empleo tampoco paró. Recuerda que «esos cinco meses fueron muy duros. Todos los días me los pasaba mandando curriculum, llamando por teléfono a todas las constructoras. También aproveché para sacarme la ESO, para hacer oposiciones a Osakidetza.... Dar palos a todo lo que se movía e intentar buscar nuevas oportunidades». Cuando llegó la llamada para trabajar en el Plan E, se quitó unas cuantas toneladas acumuladas sobre los hombros y prefiere no darle muchas vueltas al futuro que le espera. «No tengo ni idea de cuánto tiempo se prolongará el contrato. Cuanto más dure mejor, pero prefiero no plantearme cuándo va a terminar». Tiene claro que en ningún caso se acabará el mundo. «Siempre he sacado la cabeza, así que volveré a sacarla. Pero si me empiezo a comer la cabeza con que si me van a renovar o si encontraré algo... Para pensar que no voy a encontrar salida, me tiro al río». Andoni y su familia vuelven a tener ingresos, pero el paro les ha cambiado. «Mi forma de vida es muy distinta ahora. No se puede salir tanto, hay que mirar la economía, lo que compras, en qué gastas». Y su círculo de amistades se

za, nos dicen. Paciencia y lucha. Poco a poco saldremos de esta. Esa sabiduría resignada contrasta con el extremismo de nuestros mandamases, una gente capaz de anunciar la inminencia del Apocalipsis y de asegurar poco después que todo está arreglado. A diferencia de los políticos, hay quien tiene claro que el mundo es un lugar complicado. En algunos andamios se mantienen puntos de vista más equilibrados que en algunos escaños. Lo que todavía no sé es si eso es cómico, lírico o sencillamente trágico.


CI3

BILBAO / 4

AEROPUERTO / 5

MARTA DEL CASTILLO / 16

«Cuando hablas por teléfono hay que sonreír, los usuarios lo notan», aseguran en el 010

Empresas se lanzan a buscar clientes en Derio para insonorizar viviendas

Piden un careo a tres entre Miguel Carcaño, su hermanastro y el menor

transporte y todos los gastos, también está el alquiler, que no baja de 800 euros». Prefiere no pensar demasiado en el futuro que dibuja esta crisis, si hay brotes verdes o no los hay. «De momento tenemos para 6 meses de obra y esperaremos a que después podamos continuar con otros trabajos que la empresa demande». De hecho, es optimista. «Hay que tener paciencia y luchar. Los gobiernos están intentando mejorar las expectativas y este plan de empleo fue un buen primer paso», dice. Así que Jon tiene esperanzas de no volver a ponerse a la cola del Inem cuando el entorno de La Merced esté reformado. Eso sí, le duelen determinadas voces que, ante la escasez de empleo, abogan por que los inmigrantes sean los primeros perjudicados. «Todos somos currantes. He tenido la oportunidad de integrarme en esta sociedad y soy uno más entre las personas que luchan por salir adelante».

encuentra en las mismas. «Hay muchos conocidos en esta situación. Al principio fue uno, luego dos, después cuatro... El paro se ha convertido en el monotema, porque también la gente que está trabajando y anda ‘quili-colo’ está preocupada. Nadie sabe por dónde van a salir las cosas».

JON OSARIO

«Cinco personas dependen de mi sueldo» Llegó a Bilbao hace casi una década. Jon Osario decidió abandonar su Colombia natal para buscar un futuro mejor y, en principio, lo consiguió. Hoy viven con él en la villa sus dos hijos, su madre y una de sus cuñadas. El trabajo nunca fue un problema hasta hace pocos meses. Su último contrato se extinguió y no le siguió ningún otro empleo. Después de dos meses eternos, llegó la llamada para formar parte de uno de los equipos de obra que trabajan en Bilbao. «Llevo 9 años aquí. Estoy perfectamente integrado en la comunidad y he tenido trabajo constantemente, ya sea en la construcción, en la metalurgia, astilleros...», explica Jon. Sin embargo, «llegó el bajón general y toda mi familia depende de mi sueldo». A su juicio, «el empleo es un factor primordial para cualquier persona. Gracias a Dios se pusieron en marcha estos proyectos del Gobierno que han traído una mejoría en el plano laboral». Desde su llegada a Bilbao, se había acostumbrado a solapar trabajos. Cuando un contrato se terminaba, encontraba otro. «Si acaso, igual pasaba unos días sin trabajar, pero enseguida salía algún ‘currillo’». Hasta que la pauta se rompió. «Fueron dos meses caóticos en el paro. Te quedas sin ninguna entrada de dinero y pasé muchos nervios, mucha incertidumbre, insomnio. No podía dormir y esto me impedía llevar con normalidad las actividades habituales». Tocó apretarse el cinturón, «porque además de comer, de pagar el

JOSÉ MARÍA SANTOS

«No veo el futuro tan incierto como dicen, saldremos de ésta»

Jon Osario pasó «dos meses caóticos de nervios e insomnio». / M. A.

«Mi forma de vida es muy distinta ahora», dice Andoni Tudela. / M. A.

Este santurtziarra ha pasado de puntillas por el paro. José María Santos también volvió a la vida activa gracias al plan estatal de empleo, pero sólo había pasado mes y medio desempleado. Y tampoco fue una experiencia demasiado traumática, ya que su familia no depende de su sueldo. Vive con sus padres en el hogar de siempre y, además, su padre sigue trabajando. Así que José María ha probado un trago desagradable, pero no demasiado amargo. Explica que «siempre me había dedicado a la construcción» y ha vivido pequeños parones. «Podías parar un mes entre obra y obra. Ahora llevaba dos meses sin trabajar y al principio lo llevé bien, como unas pequeñas vacaciones. Pero luego te empieza a sobrar mucho el tiempo y apetece ir a trabajar, mantenerte activo». «Por suerte, no tengo familia a mi cargo», dice. «Vivo con mis pa-

Los meses de paro «son muy duros. Me los pasaba llamando a las constructoras» «Todos somos currantes. Me he integrado y soy uno más», afirma un trabajador colombiano dres y la mía no es la única fuente de ingresos, así que no me he visto en una situación angustiosa como han podido vivir otras personas con familia que alimentar, hipoteca...». También es optimista de cara al futuro. A pesar de que su contrato es temporal y no sabe cuándo finalizará, «yo no veo el futuro tan incierto como dice la gente. Poco a poco saldremos de ésta y, además, no estoy en el rango inferior de la obra. Soy oficial de primera y estoy un poco más acomodado. Puede haber menos trabajo, pero a quien sabe hacer algo, le cuesta mucho menos encontrar un empleo», comenta. «En el caso de los peones, ya es otra historia. Son los que más están sufriéndolo». Su experiencia le da ciertas garantías y, por tanto, bastante tranquilidad. «En el tiempo que estuve en el paro, ni siquiera busqué trabajo porque sabía que me iban a llamar de esta empresa. Estuve con ellos en una obra durante casi dos años y confiaba en que, después de un tiempo en el paro, se acordaran de mí, y así ha sido». ¿Y, si fuera presidente del Gobierno? ¿Qué medidas tomaría para salir de este agujero? «No sé lo que haría porque está la cosa muy difícil. No sé quién tiene la culpa de que el precio de los pisos se haya inflado tanto, no se puede dar tanto valor al ladrillo y no sé quién ha sido el culpable de que haya ocurrido, pero nosotros no hemos sido, desde luego. Y somos los primeros en pagar, ir al paro, tener recortes de todo tipo... Pagamos el pato».


EL CORREO SĂ BADO 24 DE OCTUBRE DE 2009

2IC

Ciudadanos El Consorcio de Transportes confĂ­a en fletar el quinto coche del metro en diciembre SĂłlo entrarĂĄn inicialmente en servicio dos unidades que ahora estĂĄn en fase de pruebas ESTĂ?BALIZ SANTAMARĂ?A BILBAO

El quinto vagĂłn del metro se estĂĄ cocinando de noche. Cuando el servicio del suburbano termina, dos nuevos prototipos de trenes entran en la red para someterse a todo tipo de pruebas tĂŠcnicas y de seguridad. Esta pareja de convoyes de Ăşltima generaciĂłn y con cinco coches serĂĄn los conejillos de indias del plan de adaptaciĂłn a la demanda de viajeros diseĂąado por el Consorcio de Transportes para el periodo 20092012. Se traduce en el acoplamiento de 22 vagones a otros tantos convoyes, de modo que un alto porcentaje de la flota tenga un coche mĂĄs de los cuatro actuales. Muchos viajeros lo esperan como agua de mayo, pero los protocolos de seguridad ÂŤobligan a que ĂŠste sea un proceso paulatino y, por ende, lentoÂť. Cuando los dos convoyes que CAF ha entregado ya a Metro superen todas las pruebas, saldrĂĄn a la circulaciĂłn, un hito que el Consorcio confĂ­a en alcanzar en el mes de diciembre. DespuĂŠs, habrĂĄ que someter a pruebas, uno por uno, al resto de coches, que, por cierto ya estĂĄn construidos. Por tanto, los 22 suburbanos largos en servicio serĂĄn una realidad a mĂĄs largo plazo. Metro Bilbao lleva dos aĂąos adaptando su infraestructura y equipos para esta ampliaciĂłn, que pretende atender el incremento de demanda que generarĂĄ la llegada del suburbano a Kabieces y Basauri, asĂ­ como la LĂ­nea 3. En este tiempo han cambiado las seĂąalizaciones, los sistemas informĂĄticos, se han alargado las estaciones en superficie y ampliado los talleres de Sopelana. Ahora ha llegado la fase empĂ­rica, el ajuste prueba-error encaminado fundamentalmente a que las unidades paren cuando deben. Este objetivo es el quid de todo el proceso. Entre tanto software y equipos de Ăşltima generaciĂłn, lo determinante es la adherencia del tren a la vĂ­a. Es lo que estĂĄn probando actualmente.

PRUEBAS EN SOPELANA. Un empleado carga el coche con sacos de arena para simular el peso del pasaje. / MIREYA LĂ“PEZ EL PROYECTO DE QUINTO COCHE F Objetivo: Cubrir la demanda de Ka-

bieces, Basauri y LĂ­nea 3. F Adquisiciones: El CTB ha comprado

22 vagones sin motor que se acoplarĂĄn en el centro de otros tantos convoyes. Nueve irĂĄn en trenes nuevos y trece, en antiguos. F CaracterĂ­sticas: Cada vagĂłn pesa

27,5 toneladas y tiene 17,3 metros de largo. Con su implantaciĂłn, los trenes con cinco coches alcanzarĂĄn los noventa metros. F Precio: Cada coche cuesta 1,4 millones de euros, asĂ­ que el Consorcio de Transportes ha invertido 30,8 millones en la operaciĂłn.

F Usuarios: Los trenes largos aumen-

tarĂĄn su capacidad en un 25%, de 570 a 718 viajeros. F Flecos: El resto de trabajos de adaptaciĂłn de la red, estaciones y talleres ha costado 3,5 millones de euros, apenas un 7% de la operaciĂłn global.

Tal y como explican responsables del Consorcio, ÂŤa un tren no le puedes traccionar o frenar con la fuerza que quieras, sino con la que ĂŠl te permite. Si empujaras muy fuerte una rueda metĂĄlica sobre un carril tambiĂŠn metĂĄlico, resbalarĂ­a. Hay que hacerlo con la fuerza justa, porque si no pierdes el controlÂť. A los convoyes con cuatro coches se les

*ORNADA

05%24!3!")%24!3

s3ÉBADO (ORARIO HRS HRS s$OMINGO (ORARIO HRS

%STElNDESEMANADESCUBRIRÉSEL9ETI %LERTODOTERRENODE3KODA


CI3

BILBAO / 5

SUCESOS / 6

EQUIPARACIĂ“N / 21

Descubren 13 ‘pisos patera’ con 246 empadronados y suspenden 1.210 ayudas sociales por fraude

Un peatĂłn de 70 aĂąos muere arrollado por un todoterreno al cruzar por un lugar indebido

EducaciĂłn igualarĂĄ la subvenciĂłn que concede a aulas de castellano y euskera

aplican determinados kilos de tracciĂłn, pero al sumarle un quinto vagĂłn, el conjunto pesa unas cuantas toneladas mĂĄs ÂŤy todas nuestras formas de parar se modificanÂť. Si el tren tiene mĂĄs masa, habrĂ­a que frenarle con mĂĄs fuerza, ÂŤpero no podemos porque patinarĂ­a; hay que hacerlo mĂĄs despacio que ahora y eso supone cambiar toda la tracciĂłn de los trenes y probarla en cada uno de los puntos de parada de la redÂť. Y son unos cuantos. El trazado del metro tiene 600 tramos de vĂ­a con condiciones de seguridad distintas y hay mĂĄs de 300 seĂąalizaciones. Los trenes tienen que parar en estaciones, en semĂĄforos y cuando se lo ordene el sistema ATP, que garantiza un mĂ­nimo de separaciĂłn entre los convoyes. Eso supone en torno a mil puntos de prueba de frenado. Y hay que comprobar cada uno de ellos tres veces, a velocidad lenta, normal y rĂĄpida, ÂŤporque, en funciĂłn de la situaciĂłn del trĂĄfico, el puesto de mando puede indicar al conductor que adecĂşe la velocidad a una de esas tres marchasÂť. Teniendo en cuenta que, por ejemplo en Abando, existen 20 maniobras posibles, puede deducirse lo arduo de este periodo de pruebas. ÂŤLlevarĂĄ el tiempo que haga falta porque lo que prima es garantizar la seguridadÂť, zanjan los expertos.

Sacos de arena Este proceso se estĂĄ desarrollando tres noches por semana. Salen a la red dos trenes simultĂĄneamente. Es necesario que asĂ­ sea para probar el sistema ATP, pero ademĂĄs permite a los tĂŠcnicos avanzar mĂĄs rĂĄpido, ya que pueden comprobar a la vez la seguridad y la tracciĂłn. Uno de los convoyes estĂĄ vacĂ­o y el otro, cargado con 2.600 sacos de arena silĂ­cea, 65 toneladas que simulan el peso de una multitud de viajeros, mayor de la que en realidad cabrĂ­a en los vagones. ÂŤOtros suburbanos, como el de Barcelona, hicieron estas pruebas con bidones de agua, pero la arena simula mejor el comportamiento del peso con viajerosÂť, detallan. Representantes de la empresa fabricante del sistema de tracciĂłn comprueban que este tren frena donde debe. Mientras, responsables de la suministradora de los sistemas de seguridad comprueban ese otro campo con el otro convoy. ÂŤSe hace asĂ­ para no alargarnos mĂĄs en el tiempoÂť. Los 170 conductores de Metro Bilbao tambiĂŠn han tenido que adap-

La nueva generaciĂłn de convoyes E. S. BILBAO

Metro Bilbao ya ha visto nacer su tercera generaciĂłn de trenes. La primera fue la de 1995: 24 unidades de la serie 500. En 2001 se incorporaron 13 de la lĂ­nea 550; y en los Ăşltimos cinco meses han empezado a circular los 600. El primero llegĂł en mayo y ya hay cuatro en circulaciĂłn. La prĂłxima semana fletarĂĄn el quinto y otros dos son los que estĂĄn haciendo las pruebas con el quinto vagĂłn. AĂşn faltarĂĄn otros dos convoyes mĂĄs para completar el Ăşltimo lote adquirido por el Consorcio. El diseĂąo exterior es similar al de sus hermanos pequeĂąos, pero hay cambios; sobre todo, en los sistemas de informaciĂłn. Disponen de paneles alfanumĂŠricos que reproducen los mismos mensajes que la megafonĂ­a y los indicadores exteriores de lĂ­nea son leds anaranjados, que facilitan su visibilidad. En el plano tĂŠcnico, son completamente distintos. Mientras amplĂ­a su flota, Metro Bilbao tambiĂŠn estĂĄ renovando su puesto de mando centralizado. ÂŤCon los equipos viejos se harĂĄ otro centro de mando alternativo y con capacidad limitadaÂť, apuntan.

UNIDAD COMPLETA. Uno de los dos trenes sometidos a prueba en los talleres. / M. LĂ“PEZ

Los trenes largos tardarĂĄn en atender las horas punta La incorporaciĂłn de vagones hasta completar los 22 convoyes previstos serĂĄ paulatina y no tiene fecha cerrada E. SANTAMARĂ?A BILBAO

tarse al sistema con un periodo de formación, ya que nueve de los 22 nuevos vagones se acoplarån en unidades reciÊn construidas. Se trata de un modelo completamente distinto a los actuales desde el punto de vista tÊcnico –no tanto en el diseùo exterior– y los equipos de control de la cabina son diferentes. Cuando las dos unidades en pruebas estÊn listas y demuestren tambiÊn en servicio su puesta a punto, la incorporación de estos nueve coches serå relativamente råpida. Ahora bien, los otros trece nuevos vagones se engancharån a convoyes antiguos, los primeros que entraron en la red de metro, y eso requiere volver a hacer todas las pruebas de carga.

Quienes toman el metro a primera hora de la maĂąana aseguran que el trayecto resulta agobiante en el entorno de San Ignacio. Ellos confĂ­an en que la llegada del quinto vagĂłn les traiga un poco de alivio, pero tendrĂĄn que esperar. Los primeros trenes largos no se programarĂĄn en horas punta hasta pasado un Ăşltimo periodo de pruebas. La razĂłn es la misma por la que no resulta muy recomendable andar de atasco en atasco con un coche nuevo, sino acelerarle hasta completar el rodaje. Los trenes necesitan algo similar. Aunque ya estĂŠn prestando servicio, siguen haciendo las Ăşltimas comprobaciones ÂŤporque no es lo mismo una prueba nocturna que circular durante catorce horas seguidasÂť, explican desde el Consorcio de Transportes. Y durante ese

tiempo ÂŤconvienen las horas valle para que el convoy tome la mayor velocidad posibleÂť. Entre la introducciĂłn paulatina de vagones y su periodo de ‘cuarentena’, las horas punta tardarĂĄn en aliviarse, pero el objetivo que persigue el Consorcio es precisamente ÂŤdescongestionar determinados serviciosÂť. Y, de hecho, pretende que los 22 trenes largos sean los que atiendan en el futuro los tramos mĂĄs concurridos –sobre todo, San Ignacio, Sarriko y Deusto– en las franjas horarias mĂĄs comprometidas. Eso requerirĂĄ una compleja distribuciĂłn, explican, ÂŤbasada en un sistema matemĂĄticoÂť.

Las revisiones Claro que ese ‘programador’ no sĂłlo deberĂĄ tener en cuenta el horario y el tramo de la red. TambiĂŠn deberĂĄ contar con el mantenimien-

to de los trenes, que obliga periĂłdicamente a retirar unidades para llevarlas a los talleres e incorporar al trazado las que tienen sus chequeos al dĂ­a. Cada jornada, entre uno y cuatro convoyes se someten a pruebas, y siempre hay una unidad en el taller en la denominada ‘revisiĂłn general’. ÂŤOcurre como con los aviones, que cada determinados kilĂłmetros son desmontados pieza por pieza. Nosotros hacemos lo mismoÂť, apuntan responsables de los talleres. Actualmente, con el horario de invierno, de los 37 trenes que conforman la flota del metro, 32 estĂĄn en servicio y cinco se estĂĄn sometiendo a distintas revisiones. Existe un protocolo establecido para entrar en taller. Cada 10.000 kilĂłmetros, pasan algĂşn tipo de prueba, ya sea bĂĄsica o mĂĄs a fondo. ÂŤ10.000 kilĂłmetros es un mes y la revisiĂłn es mĂĄs sencilla; 30.000 son tres meses y se realiza otro tipo de comprobaciones; al aĂąo, con 120.000 kilĂłmetros, hay otro nivel de revisiĂłn y con 720.000 kilĂłmetros se para la unidad y se mira pieza por pieza. Y a eso hay que aĂąadir las averĂ­as, los imprevistosÂť.

4ODOENESTAVIDASEPUEDEMEJORAR

0,!. ™9ZhXjZcid*#%%%ZjgdhZcEVhhVi ™)#'%%ZjgdhYZYZhXjZcidZcIdjgVc ™'#%%%ZjgdhYZYZhXjZcidZcgZhidYZ\VbVZmXZeidEdad

z4EGUSTANUESTRO0LAN

­IÂŽĂŠ-i}Ă–Â˜ĂŠÂ“Âœ`iÂ?ÂœĂƒ

ĂœĂœĂœÂ°>Ă•Ă›ÂœÂ?°Vœ“

°Ê§Ê ĂƒVÕâ>]Ê£‡ÎÊ­iĂƒÂľÂ°ĂŠ°Ê*ÂœĂ˘>ÂŽ /iÂ?°Ê™{{ĂŠ{ÂŁĂˆĂŠ{ääÊ />Â?Â?iĂ€\ʙ{{ĂŠ{ÂŁ{ÊÇÎÇÊ {nä£ÎÊ ˆÂ?L>Âœ

L>ÂˆĂ˘>L>Â?ĂŠ>Â?i>]ĂŠĂ“x /iÂ?°Ê™{{ĂŠxÇäÊÎnÇÊ />Â?Â?iĂ€\ʙ{{ĂŠxÇäÊ{{Ç {nÂ™ĂˆĂ¤ĂŠ>Â?`>ÂŽ>Âœ

6i}>ĂŠ`iĂŠ>Â?ˆ˜`Âœ]ĂŠĂƒĂ‰Â˜ /iÂ?°Ê™{{ÊÇÓÓÊÎÎnĂŠ />Â?Â?iĂ€\ʙ{{ÊÇÓÓÊäÇÎ {n™£äÊ-iĂƒĂŒ>Âœ

Û°Ê/Ă?ˆŽˆ>]ĂŠĂ“Ăˆ /iÂ?°Ê™{{ĂŠn£™ÊäääÉä£ {n™{äÊ " ĂœĂœĂœÂ°Â?iˆœ>Ăœ>}i˜°iĂƒ

#IARSA

Â?ĂŒÂœĂŠ`iĂŠÀ“iÂ˜ĂŒÂˆ>]ĂŠ{ /iÂ?°Ê™äÓÊ£xäÊxxx ä£ääÇÊ6/", ĂœĂœĂœÂ°Vˆ>Ă€Ăƒ>°iĂƒ


2IC

EL CORREO JUEVES 1 DE OCTUBRE DE 2009

Ciudadanos Seis radares multarán desde el miércoles a los conductores que ignoren los semáforos en rojo Tráfico pondrá sanciones de 140 euros a los infractores y además les retirará cuatro puntos del carné El sistema ‘cazó’ seis vehículos de media al día en la fase de pruebas ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO

CONTROL. Radar instalado en la confluencia de Mazarredo con Gran Vía. / GABRIELA BARNUEVO

La Policía Municipal de Bilbao ha encontrado un fantástico aliado en los sistemas de videovigilancia. De forma casi simultánea, el Consistorio ha activado las 18 cámaras del barrio de San Francisco dirigidas a combatir la delincuencia y 7 detectores de semáforos, ideados en este caso para atajar las infracciones de tráfico, y con ello, la siniestralidad en las carreteras de la villa. Serán implacables con quienes no respeten el disco rojo, y es que, la gran mayoría de los accidentes que se producen en Bilbao a lo largo del año ocurren en los cruces de las vías más céntricas, debido casi siempre a que un conductor ha ignorado la prohibición de detenerse. El Ayuntamiento puso en marcha en 2006 un Plan de Movilidad Segura, cuyo desarrollo ha permitido identificar los cruces más peligrosos de la villa. Se trata de la confluencia de Gran Vía con Iparraguirre, la intersección de Mazarredo y Gran Vía, la de Mazarredo con Colón de Larreátegui, el cruce de Autonomía con General Concha, así como los de Autonomía con la avenida del Ferrocarril y Alameda Urquijo con Sabino Arana. Las cifras explican con nitidez por qué el Consistorio ha tomado medidas drásticas de sanción en estos seis puntos en particular. Entre 2003 y 2006, el periodo comprendido en el estudio, se registraron 300 accidentes en esos cruces, de los que 65 provocaron víctimas, y prácticamente todos ellos se debieron a que alguien no respetó los semáforos.

Los detectores de paso en rojo –que ya están activados, pero que empezarán a imponer sanciones el próximo 7 de octubre– registran fotográficamente la infracción e inician la tramitación de la correspondiente denuncia. ¿Cómo funciona el sistema? El concejal adjunto de Circulación, Asier Abaunza, explicó ayer que «un sistema de cámaras controla cada carril de circulación a la altura del semáforo. El equipo se activa cuando el disco pasa a rojo y los aparatos filman el previo, el durante y el después de la infracción». De este modo, la Policía Municipal se asegura una «prueba fehaciente» de la infracción. «Nadie podrá alegar que el vehículo estaba parado sobre la línea de detención, ni nada similar», zanjó Abaunza. Durante el tiempo que ha durado la fase de pruebas, el Ayuntamiento calcula que hubiera impuesto una media de 6 multas diarias, así que su puesta en marcha efectiva puede arrojar resultados sorprendentes. Las consecuencias de ‘salir retratado’ no son ninguna broma. La Di-

El Ayuntamiento niega que detrás de la medida se esconda un afán recaudatorio El dispositivo se hará extensivo a Ledesma y controlará el acceso a la zona peatonal


CI3

LA ARBOLEDA / 4

ACCIÓN SOCIAL / 7

RADARES / 18

Imputan a un centenar de vecinos por «acoso» a una familia gitana de la localidad

La Diputación estudia nuevos modelos para concertar más plazas en residencias privadas

Tráfico no podrá multar a los conductores que superen hasta en un 10% la velocidad permitida

Nuevo sistema de denuncias. Vídeo en la sección Elcorreo.tv de www.elcorreodigital.com

Se colocarán en los seis cruces con semáforo más conflictivos de Bilbao

MULTA

140 euros

Ría

(200 con recargo)

4 puntos del carné

¿Cómo funcionan?

Ma

zar

detecta 1 Elquesistema se ha saltado un

Ipa

rra

gu

Gran

una foto 2 Realiza del vehículo que

o

Gran

irr

Vía Gr

bin

oA

correspondiente denuncia 0000 AAA

rección General de Tráfico detalla en el Código de Circulación que sobrepasar un semáforo en rojo es una falta grave y, por lo tanto, al conductor que infrinja la norma se le retirarán cuatro puntos del carné de conducir y se le impondrá una multa de 140 euros, cantidad que podría ascender a 200 si el infractor se retrasa en el pago.

Guerra a los accidentes El Consistorio niega que esta medida esconda cualquier afán recaudatorio. El concejal delegado de Circulación, Ibon Areso, afirmó que «no es ése nuestro objetivo. De hecho, estamos avisando de la ubicación de los detectores. No se va a coger a nadie a traición, pero debemos combatir las infracciones». Además, el Ayuntamiento ha diseñado una señal específica para advertir de la presencia del control. Los responsables municipales lo tienen claro: «Debemos seguir en la guerra contra los accidentes, sean graves o de chapa. Estamos empeñados en tomar medidas correctoras preventivas para reducir la siniestralidad». Areso destacó los «efectos constatables» que ha tenido, por ejemplo, la coloca-

Unas 6.000 sanciones al año en Vitoria Vitoria fue uno de los municipios pioneros en asegurarse el respeto a los semáforos. En 2006 instaló un único equipo fotográfico que ha ido rotando por seis cruces de la ciudad especialmente complicados. Cada año, el volumen de multas que inicia este equipo automático ronda las 6.000 y determinados puntos se han revelado realmente conflictivos. Por ejemplo, el cruce de Portal de Gamarra con Artapadura, una zona muy transitada del área industrial. Es habitual que las multas abunden al principio, cuando el boca a boca no ha surtido efecto. Sin embargo, Vitoria tiene una larga experiencia y el último balance habla de 2.087 infractores en sólo cinco meses.

Co

nc

Sa

la 3 Inicia tramitación de la

Vía

e

al.

ha cometido la infracción

Co

Mazar re

semáforo en rojo

na

Urq meda

Ala

Avda Ferro . del carri l

ha

mía ono Aut

uijo

ra

egui

rreat

e La lón d

red

do

DETECTORES DE PASO EN ROJO

Control de accesos a la zona peatonal de la calle Ledesma Acceso permitido para: - Propietarios de plazas de garaje en dicha calle - Carga y descarga en horario de 8.00 a 11.00 MULTA: 63 euros (90 con recargo)

mía ono t u A

ción de radares en Zumalacárregui y la avenida Montevideo. «Pero también hemos comprobado cómo en otros puntos se siguen produciendo accidentes porque la gente se salta los semáforos», censuró. «No podemos tener un guardia en cada cruce para controlarlo todo, porque sería prohibitivo para el bolsillo del contribuyente, así que hemos optado por un sistema automático en aquellos puntos que la estadística señala como más conflictivos». El Ayuntamiento aprovechará la misma tecnología –también a partir del próximo miércoles– para controlar la nueva zona peatonal de la calle Ledesma. Este sistema se asegurará de que sólo tengan acceso a la travesía aquellos vehículos con permiso para acceder a algún garaje y los que realicen labores de carga y descarga de 8 a 11 horas. El dispositivo tendrá registrados todos los números de matrícula autorizados e iniciará la sanción en cuanto detecte el paso de un vehículo sin permiso. En este caso, la falta es leve, así que no acarrea la retirada de puntos y la multa es de 63 euros, o 90 en caso de pago con demora.

GRÁFICO: ISABEL TOLEDO

El 90% de los siniestros ocurren en intersecciones E. SANTAMARÍA BILBAO

Desde que el Ayuntamiento tuvo en su mano el diagnóstico de siniestralidad de Bilbao, primer paso del Plan de Movilidad Segura, identificó cuáles eran los puntos que requerían una intervención drástica. El balance de accidentes constata que las calles de la villa registraron 17.976 siniestros entre 2003 y 2008, de los que nada menos que el 90% se produjeron en cruces. Más de la mitad de los percances se computaron en los tres primeros años del plan, cuando además hubo que lamentar 3.733 víctimas de mayor o menor gravedad. El responsable de Seguridad Ciudadana, Eduardo Maiz, destacaba ayer «la importancia que para este Ayuntamiento tiene la seguridad vial. No hay que olvidar que el tráfico es una de las principales causas de muerte». Maiz celebró que «en los dos últi-

mos años no hemos tenido que lamentar ninguna víctima mortal por este motivo en las calles de la villa, mientras que anteriormente se registraban unas cuatro de media al año». Desde el equipo de gobierno adelantaron que los nuevos radares están diseñados de manera que se puedan trasladar a otros puntos si las circunstancias así lo aconsejan. Los únicos que podrán escapar a estos detectores son los peatones. «Al coche se le registra la matrícula, pero no hay modo de identificar a un viandante», explicó Abaunza. Si no existiera este escollo, el volumen de multas sería abrumador. En 2008, la Policía impuso más de 1.200 sanciones a peatones por pasar en rojo. La mayoría se tramitaron durante dos campañas específicas de la guardia urbana –hasta 37 sanciones diarias–, cuando lo habitual es imponer una multa cada dos días a viandantes irresponsables.


EL CORREO VIERNES 6 DE NOVIEMBRE DE 2009

14 I C

Ciudadanos

Apresamiento del ‘Alakrana’ Hablan los vecinos y los familiares

El desembarco de los marinos sacudió Bermeo. Sus habitantes culpan «al Gobierno y a Garzón»

«Pinta mal, ya no es cuestión de dinero» ESTIBALIZ SANTAMARÍA BERMEO

«Ahora sí que se han puesto las cosas feas». Era el sentir general, ayer, entre los vecinos que se arremolinaban en el puerto de Bermeo. El desembarco de los tres tripulantes del ‘Alakrana’ cayó como una losa en la localidad marinera. Después de 36 días de tensión, se desayunaron con un giro incierto del secuestro, «aunque previsible», a juicio de algunos. La gente de mar no podía disimular su desazón. «Tengo malas, muy malas sensaciones», confesaba Juan Arenaza, ‘Txiki’, como conocen en el puerto a este patrón ya jubilado. «Han hecho muy mal cogiendo a los dos piratas y trayéndolos a España. Nos esperábamos que ocurriera algo así, porque desde el momento en que les metieron en la cárcel y le dieron publicidad al asunto, era cuestión de tiempo que hicieran algo malo». ‘Txiki’ faenó muchas millas en aguas africanas y «entonces solucionábamos las cosas de otra manera. Nos arreglábamos allí. Pedían dinero, se lo dábamos, pero no se detenía, ni se traía a nadie para aquí. Eso ha sido un error muy grande. Tenían que haberse callado y negociar con ellos», insiste. ¿Qué hacer ahora? «Lo primero es devolverles a Somalia y después arreglar el asunto del dinero», opina. El pueblo está inquieto «porque estamos muy unidos y cuando le pasa algo a uno, nos pasa a todos los demás», así que los ánimos empiezan a estar ciertamente caldeados. Opinan que «el Gobierno se ha dormido en los laureles» y son muy críticos con la extradición de los piratas. «Lo que tenían que hacer es coger a Garzón, llevarlo en un helicóptero y que solucione allí la papeleta. Tanta prueba médica y tanta historia, mira la que ha armado», comentaba Blas Olarra en uno de los bares del puerto, con la mirada fija en la televisión. La preocupación por los marinos secuestrados y sus familias ha calado en cada rincón de Bermeo y detrás de la barra del bar conocen el sentir general. «Todo el mundo tiene el asunto en la cabeza», comenta Elisabeth Guinea, hostelera del puerto. «Los somalíes tienen que comer y hacen lo que haga falta para conseguirlo»,

recuerda. «Ahora bien, en lugar de mandar tanta ayuda militar a Irak y a otros países, que protejan primero a los de aquí. Para que un arrantzal, hombre hecho y derecho, pida llevar soldados a bordo, algo tiene pasar. No creo que les agrade llevar al Ejército con ellos porque sí». En la cofradía de Bermeo los ánimos estaban especialmente sensibles. «Esto es una venganza y ahora sí que se ponen las cosas mal», lamentaban. A juicio de muchos, la situación está derivando en un peligroso juego de represalias «y eso no puede ser. Ellos ven amenazados a los suyos y contraatacan. ¿Si hacemos nosotros lo mismo con los somalíes que trabajan aquí? Sería el cuento de nunca acabar», considera Francisco Prado. Él no tarda en apuntar la dirección que debería seguir el Gobierno. «‘Martín martín’ y se acabó, que es lo que terminan haciendo siempre». En el bar del frontón, patrones en activo, jubilados, vecinos y allegados de quienes se encuentran en el Índico cruzaban opiniones. «Los piratas ya avisaron de que si no liberaban a los suyos, iban a empezar a tomar otras medidas», recuerda Aingeru Astui. Pero no tienen claro cómo interpretar la extradición y sus consecuencias. «En una negociación, nunca se sabe si encarcelarlos era una estrategia para forzar las cosas. No sabemos cómo discurren las conversaciones allí, pero no tiene buena pinta». ¿Soluciones? «Las hay,

INQUIETOS. Juan García Goitia, patrón jubilado, conversaba ayer sobre el secuestro con un antiguo pero ninguna es políticamente correcta», apostilló Astui.

«Un pellizco» Le escuchaba atento Juan García Goitia, patrón de los primeros buques bermeanos que faenaron en África en los años cincuenta. Él dice sentir «un pellizco» al pensar en el rumbo que han tomado los acontecimientos. «No hay derecho. Hace un año, desde el secuestro del ‘Playa de Bakio’, ya estaban diciendo los marineros que hacía

falta subir soldados, meterles un poquito de miedo a los piratas. ¿Qué han hecho en un año? Nada», se responde a sí mismo. «Y ahora también han empezado tarde a moverse». García Goitia se fue a la mar con 13 años, «y hasta que me jubilé», y se enerva con determinadas manifestaciones. «No oigo más que tonterías, como la ministra que les reprochó que faenaran allí. ¿Adónde van a ir? ¿Donde no hay pescado?». Como el resto, se «olía que iba a ocurrir algo así,

pero a agricultores y pescadores nunca nos ha tenido en cuenta el Gobierno», reprende. Los bermeanos se ponen también en la piel de los familiares de los rehenes. «Están abandonados. El Gobierno no les está ayudando», reprocha José Antonio Aguirre. «Además, no debían haber traído a los piratas. Tenían que haber pagado y luego, con ellos en casa, ya verían lo que hacer. Pero ahora el asunto tiene muy mala pinta, porque ya no es sólo cuestión de dinero». Algunos no tienen tan claro esto último. «Vete tú a saber lo que pretenden. Igual resulta que les importa un cuerno lo que les pase a los dos detenidos y lo que quieren es sacar un montón de millones más», apunta un íntimo amigo de los armadores

«Se han dormido en los laureles; tenían que haber callado y negociar el rescate» Reclaman militares a bordo «porque si no es como defenderse con un tirachinas» Francisco Prado, a la izquierda, seguía las noticias durante la comida, en la cofradía. / B. AGUDO


EL CORREO VIERNES 6 DE NOVIEMBRE DE 2009

C I 15

Ciudadanos

La esposa de Gaizka Iturbe espera noticias en compañía de su madre. / BORJA AGUDO

Un infierno vivido entre las cuatro paredes de casa María Ángeles Jiménez sólo sale para ir al médico y reunirse con políticos SERGIO LLAMAS BARAKALDO

compañero, en el puerto de Bermeo. / BORJA AGUDO que están negociando el rescate. «Igual les tienen como un comodín. Si no, ¿por qué sale el padre del somalí diciendo que el chaval es mayor de edad?», insiste. Este vecino conoce de primera mano cómo discurre la negociación. «Hablo con ellos un día sí y otro no, y están desquiciados porque los piratas cambian continuamente de parecer. Al principio, pedían dinero, pero ahora están con la historia de que devuelvan a los detenidos a Somalia y cambian cada día de versión».

Negociación «para largo» Desde su punto de vista, «esto tiene pinta de ir para largo. Una cosa que podía haberse solucionado en 10 días, se ha complicado sobremanera con la extradición de los dos asaltantes, porque ahora todo es mucho más complicado que pagar un rescate», repite. En el pueblo aguardan alguna maniobra que desenquiste el secuestro, pero también piensan y temen por el resto de buques. «Mientras no dejen subir militares a bordo, por mucho que intenten protegerse, será como ir con tirachinas», compara José Antonio Agirre. Pero uno de los más inquietos ayer en el frontón era Elorduy, patrón en activo que recien-

temente ha vuelto a puerto tras faenar en el Índico. «Yo no entiendo nada. Resulta que está la Armada custodiando el barco, ¿y los piratas consiguen llevar a tierra a tres marineros?». No ocultaba su hartazgo. «No sé qué le pasa al Gobierno». Pero, al margen del modo con que están manejando el asunto, reprueba la política preventiva. «Por poner un ejemplo, nosotros llevamos en el barco unas boyas con GPS incorporado. Resulta que alguna vez nos las han robado sin saber lo que eran. En ese momento, tenían a los piratas perfectamente localizados por satélite. ¿Crees que han ido a por ellos?». Elorduy desconfía de la versión de los hechos que ha llegado a España. «Dicen que los han entregado a las familias de los detenidos, pero sólo quieren presionar. Allí no hay ninguna familia. En Mogadiscio es todo piratería y contrabando», describe. Este marino piensa más allá y cuestiona «qué va a pasar con ese barco si van llevándoles a todos a tierra. Le van a robar todo». Claro que, a la vista del cariz que ha tomado la situación, la mayoría piensa que «eso es lo de menos. Que hagan lo que tengan que hacer y les traigan a casa cuanto antes».

36 días de angustia. Es la condena que lleva cumplida la familia de Gaizka Iturbe, engrasador del atunero, vecino de 45 años de Sestao y padre de una joven adolescente. Su esposa, María Ángeles Jiménez, apenas ha podido mantener con él unos pocos minutos de conversación en estas semanas de cautiverio. Ya casi no sale a la calle. Por si Gaizka llama. «El teléfono es ahora el centro de nuestras vidas», reconoce. La incertidumbre comienza a pasarle factura. «He perdido 10 kilos. Sólo dejo mi casa para acudir a las reuniones con políticos y para ir al médico. Tengo que tomar tranquilizantes porque no puedo dormir», explica la esposa. Su hija, Alaia –a la que Gaizka no vio nacer por estar embarcado–, también sufre las consecuencias de un cautiverio a miles de kilómetros. «Hace un mes que no va al instituto. Hasta hoy –por ayer– que nos ha vuelto a llamar y los medios han estado encima, se había pasado todo el día metida en la cama y con la persiana bajada», detalla la madre. Antes de que los piratas somalíes irrumpieran en su día a día, la mayor ilusión de la joven –a la que pusieron el nombre del primer barco en el que él trabajó– era asistir al concierto que los Jonas Brothers darán el próximo martes en Barakaldo. Tiene las entradas desde hace meses. «Es increíble cómo cambian los sueños de la gente. Ahora lo único que quiere es que su padre regrese a casa». La vida de la familia no está siendo fácil en el último año. El

padre de María Ángeles falleció hace apenas un par de meses. Gaizka estaba ya embarcado. «Tenía muchas ganas de venir porque se había perdido el entierro». A Iturbe le faltaban 21 días para dejar los aparejos, cuando unos jóvenes asaltaron el ‘Alakrana. Desde el mismo día del abordaje el sonido del móvil precede a un sobresalto en el domicilio de los Iturbe. «Nos llamaron el 2 de octubre a las nueve y diez de la mañana y antes de contestar ya sabía lo que había ocurrido», jura María Ángeles. El temor a los piratas lleva muy presente en sus vidas durante los últimos 15 años. Un miedo mucho más helador que el que les inspiran las tormentas o la pesadilla de un naufragio. Iturbe es un marinero de la vieja escuela, con 24 años de experiencia. El ‘Alakrana’ ha sido el tercer barco de su carrera. Llevaba en él más de dos años, después de sufrir un terrible accidente en la segunda nave en la que estuvo enrolado, la ‘Sisil’. Cuando estaba al cuidado de sus máquinas las manos se le congelaron y estuvo a punto de perder varios dedos. «Tuvo que aguantar 48 horas sin atención médica y después pasó un año de baja», recuerda María Ánge-

«He perdido 10 kilos y mi hija lleva un mes sin ir al instituto. No salía de la cama» «Gaizka odia su trabajo. Es muy duro. Pasa cuatro meses fuera y dos en casa»

les en su domicilio. Con esos antecedentes es normal que Gaizka odie su trabajo. «No le gusta porque es terriblemente duro. Pasa cuatro meses fuera y luego dos en casa», advierte la esposa. Sin embargo, nunca antes la espera había sido tan difícil. En el hogar de los Iturbe aguardan no sólo su mujer y su hija, sino también su suegra. «Vino al morir mi padre para que yo le diera ánimos y ahora es ella la que me apoya a mí».

«Lo da todo» No es la única que se ha volcado con ella. Mari Carmen, su cuñada, y Víctor Jiménez, su sobrino, le infunden esperanza desde hace días. «También los vecinos, que me traen cosas porque saben que no salgo», advierte. Ahora María Ángeles sólo piensa en cumplir el encargo que su marido le transmitió ayer mismo. Gaizka quiere que todo Euskadi se movilice para poner fin al cautiverio. La mujer piensa que se podría hacer «algo en Bilbao un fin de semana. Iría muchísima gente». Sabe que quienes conocen a su esposo están dispuestos a luchar por él. «Es muy alegre y lo da todo por los demás. A los compañeros que tiene en Senegal les ha mandado paquetes de ropa que le costaban unos 250 euros por envío. Y eso que no es más que un obrero», relata.

–Cuando todo termine, ¿seguirá trabajando en un barco? –Hasta ahora siempre le hemos apoyado, pero yo me pregunto: ¿cómo le habrá afectado psicológicamente?, ¿cómo nos van a indemnizar por todo lo que estamos pasando?, ¿le darán un trabajo en tierra cuando hay cuatro millones de parados? Tenemos que pagar impuestos y los marineros sólo cobran si pescan algo.


Jueves 05.08.10 EL CORREO

16 POLÍTICA GOLPE DE LA ERTZAINTZA A ETA

«Necesitábamos esta detención para Maite Pagazaurtundua Hermana de Joseba, asesinado por ETA La familia se siente aliviada por dejar atrás el sentimiento de impunidad y «porque pueda administrarse justicia» :: ESTIBALIZ SANTAMARÍA SANTANDER. La familia ‘Pagaza’ rescató ayer del coche de Estibaliz Garmendia, viuda de Joseba, una vieja cinta de Imanol, ‘Ausencias’. Se dejaron perder un poco entre sus versos antes de exponerse a los micrófonos y los flashes de la prensa. La noticia de la detención del supuesto asesino del sargento jefe de la Policía Municipal de Andoain pilló a toda su familia reunida, en pleno descanso vacacional en Cantabria, y ayer, en Santander, se enfrentaron a una sala de prensa tan desbordada como se encuentran ellos mismos desde que una llamada de teléfono les insufló cierta esperanza de que el asesinato de Joseba no quedará impune. «Esto más que una rueda de prensa es un desahogo. He venido a desembuchar», confesaba Maite Pagazaurtundua, junto a su cuñada Estibaliz, para disculpar de antemano las malas pasadas que pudiera jugarle la emoción. Después del primer alud de preguntas, de vuelta a su retiro estival, Maite atendió a este diario. – Le ha costado evitar las lágrimas al recordar a su hermano. – Están siendo momentos de emociones muy intensas. Por un lado la alegría, la esperanza, la ilusión que hemos anhelado durante tanto tiempo, pero también hemos vivido una especie de ‘flash-back’ por todos los momentos difíciles de estos años. – ¿La detención ha aplacado el dolor? – Sí, pero ha pronunciado el sentimiento de ausencia. Saber que han localizado a la persona que puede ser responsable del asesinato de Joseba tuvo un efecto mágico, una especie de espejismo, como si fuera a verle volver, y no es así. Con el paso de las horas he ido sintiendo un alivio moral muy profundo, como si me hubiera quitado un peso de encima. Lo necesitábamos para superar el duelo. – Han tenido que pasar 7 años para tener una prueba. ¿Perdieron la esperanza? – Nunca hablábamos de eso. Eran

cosas muy íntimas que en el fondo deseábamos, pero no queríamos hacernos ilusiones para evitar la frustración. Es un mecanismo de defensa. Crearse expectativas puede ahondar la pena aún más. – Se abre un largo proceso de instrucción. ¿Cómo lo afrontan? – Tenemos fuerza y estamos unidos para afrontarlo. Somos una piña total. Ayer no pude abrazar a mi madre porque en vacaciones prefiere descansar de nosotros, pero no hizo falta. Es como si tuviéramos telepatía. Además, si se prueba su responsabilidad, el culpable será quien tenga que encarar un camino muy difícil, porque tienen mucho autoengaño dentro. – ¿Les dolió la expresión con la que Agirresarobe miró ayer a las cámaras? – Era previsible en alguien capaz de superar el tabú de arrebatarle la vida a un ser humano. En siete años no ha tenido compasión por los niños que han crecido sin su padre, ni por que Joseba no vaya a conocer a sus nietos.

Sin odio – Los hijos de Joseba tienen hoy 17 y 19 años. ¿Cómo se encuentran? – No hemos educado a los chavales en el odio. Queremos que acabe esta espiral. El martes estuvieron como campeones. Apenas vimos las noticias porque lo importante era que ellos lo asimilaran todo. Cuando mataron a Joseba uno era niño y otro, un preadolescente. Hoy son chavalotes, muy buena gente. – La viuda de Joseba ha preferido no pronunciarse tras la detención. – Todos estamos aliviados. Es muy importante no quedarse con la sensación de impunidad. Aunque es imposible que Joseba vuelva por la puerta y no hay una reparación completa posible, aunque sea de forma simbólica, el hecho de que pueda administrarse justicia pone un poco las cosas en su sitio. – ¿Por qué cree que se ha tardado tanto en dar con esta prueba? – No lo sé y no se puede especular con ello. – ¿Piensa que ha tenido algo que ver el cambio al frente del Departamento de Interior? – En general, a la Ertzaintza le ha sentado bien el cambio, pero no quiero pensar que ningún profesional anterior haya dejado de desarrollar su trabajo. Y tengo un profundo respeto por el anterior consejero de Interior. – Sin embargo, su hermano fue muy duro hacia la gestión de Ja-

vier Balza cuando se sintió ahogado por el acoso radical. Le escribió dos cartas cargadas de reproches. – No tenemos pruebas de que las recibiera. Sí creemos que en aquel tiempo se cometieron errores, quizá Balza hubiera dado más resultados con un lehendakari distinto, pero no tiene vuelta atrás. Ahora

miramos hacia adelante. – ¿Resulta aún más doloroso saber que el supuesto asesino vivía tranquilo en el municipio que vio crecer a Joseba? – La detención en esas circunstancias nos ha removido todo el pasado que habíamos conseguido tener controladito. Nosotros hemos te-

Los hijos de ‘Pagaza’

Labor policial

‘Exilio’ de Hernani

El arresto

«No hemos educado a los chavales en el odio. Queremos que acabe esta espiral»

«A la Ertzaintza le ha sentado bien el cambio, pero dudo que antes no cumpliera su trabajo»

«Tuvimos que irnos por los chivatos y gente dispuesta a acabar con nuestra vida»

«Que la detención se produjera en Hernani ha removido el pasado que teníamos controladito»

Maite Pagazaurtundua junto a Estibaliz Garmendia, viuda del sargento de policía asesinado. :: J. COTERA

LAS FRASES

nido que mutilar parte de lo que somos. – Treinta años de vivencias en Hernani. – Nuestra familia se asentó allí en el año 65, pero llegó un momento en el que era imposible seguir viviendo en ese lugar. Ni siquiera mi madre pudo quedarse. Para el año 97 nos habíamos marchado todos por los chivatos y gente dispuesta a encontrar tus rutinas para acabar con tu vida. Nadie sabe lo que es sentir que es la noche de San Juan y no puedes estar en Hernani. Es muy triste que, en ese círculo infernal del fanatismo identitario vasco, los que hemos tenido que irnos de nuestro pueblo y perder parte de nuestra propia vida hayamos sido


Jueves 05.08.10 EL CORREO

POLÍTICA 17

superar el duelo» nosotros. Y la alcaldesa va a buscar cualquier excusa para apoyar a los delincuentes y no a las víctimas. – Ayer, cedió su salón de plenos a familiares de los detenidos para dirigirse a la prensa. – No lo sabía. Es muy triste sentirse desamparado por la Alcaldía, que tendría que apoyarnos. – Al frente del Consistorio de Andoain hoy cuentan con un amigo de Joseba y de toda la familia. – En Andoain ya no gobierna ETA y seguramente su Ayuntamiento podrá personarse en el juicio de los presuntos asesinos de Joseba. Pero veremos si el de Hernani apoyará a los vecinos que tuvieron que abandonar el pueblo o a los responsables del asesinato del ciudadano que vivía allí desde que era un niño.

Paradigma del fanatismo – Aunque hoy estemos hablando de una situación distinta, Joseba vivió su propio infierno en Andoain. – Fue un calvario desde el 95 hasta su asesinato en 2003. Andoain y Hernani, el corazón de Guipúzcoa, eran el paradigma del fanatismo de aldea, de ese amor patológico con el que los nacionalistas entienden su identidad. Cuando mataron a José Luis López de la Calle la estrategia del miedo fue terrible y algunos fueron ciegos con todo esto. Las mociones de censura planteadas

por los socialistas no contaron con el apoyo del PNV y de EA porque el mundo de Batasuna sustentaba al Gobierno. – En estas últimas horas de avalancha de reacciones políticas, ¿han sentido algunos silencios? – Apenas hemos estado al tanto de los informativos. Estuvimos viendo ‘Los Simpson’ con los chavales. – Quizá le critiquen por hacer valoraciones políticas y no ceñirse a cuestiones familiares. – Traicionaría al espíritu de mi familia si sólo hablara de sentimien-

tos. Joseba se jugó la vida por estas ideas. Él era una hombre heterodoxo y de pensamiento muy libre, el mismo espíritu de Basta Ya, del que era uno de sus pilares. – En este momento tan intenso para la familia, usted ha querido reivindicar el trabajo de su hermano y del resto de quienes compusieron Basta Ya. – Fue efímero, pero muy especial. En estas últimas horas hemos recibido llamadas de María San Gil, de Rosa Díez, de Nico Gutiérrez, Sara Torres, Fernando Savater y otros

muchos que se mantuvieron entonces en el anonimato. – ¿Han tenido al otro lado de la línea a dirigentes políticos? – Hablamos con el consejero y el ministro de Interior, y con otros cargos con importantes responsabilidades políticas. – Nombraba antes a Savater. Ha bromeado con los medios comentando que ETA estará cerca de su fin cuando San Sebastián le conceda el tambor de oro a él. – En ese momento se habrán superado los tabúes y estaremos a pun-

«Si el culpable se arrepintiera, acataría gustosa la ley, pero sin trampas» :: E. SANTAMARÍA SANTANDER. El pasado martes, mientras el rostro del supuesto asesino de ‘Pagaza’ abría todos los telediarios, la familia de Joseba hizo todo lo posible por aislarse del vendaval informativo. Juntos, en plenas vacaciones, sólo intentaron atender las llamadas de ánimo de los más allegados. – Pero, aunque fugazmente, vieron el rostro del detenido. – Daba la sensación de que se sen-

tía todo un campeón, todo un gudari, absolutamente irresponsable de sus actos. Daba la sensación de que le falta un largo, larguísimo camino para empezar a asumir su responsabilidad y que no hay excusas en la patria, en el euskera o en ninguna idea política para matar a un ser humano porque no piensa como tú. – Supongamos que Agirresarobe es juzgado, condenado y cumple condena. ¿Le creería si se mues-

tra arrepentido y obtiene beneficios penitenciarios? – Si algún día cumpliera condena, llegara a interiorizar el sentido de la culpa. Si tras muchos años privado de libertad, sin poder hacer el camino de Santiago ni salir con los amigos a tomar cervezas, llega a empatizar con el dolor de las víctimas y sus familias por una vida truncada. Si todo eso pasara, acataría bastante gustosa la ley, pero sin trampas, ¿eh?. Sin embargo, no

to de caramelo. Es un oráculo con un poco de humor negro. – Ahora se habla de un movimiento inminente en la banda terrorista. ¿Se lo cree? – ETA utiliza la violencia y la astucia. Mentir, engañar, usar un lenguaje que no tiene nada que ver con la realidad. Es una pura manipulación social. Si hay algo de cierto, se termina sabiendo, lo veremos. Pero son ellos quienes tienen un problema y deben solucionarlo. – ¿Le gustaría encontrarse cara a cara en un juicio con el supuesto asesino de su hermano, o preferiría evitarse ese trago? – Por supuesto que me gustaría estar en el juicio, aunque no sea agradable en absoluto. – ¿Le diría algo en ese momento? – No. Nada.

parece que hoy este señor esté en ese camino. – ¿Cree que los presos que están siendo acercados a cárceles vascas han pasado todo ese proceso? – Las cosas hay que hacerlas con cordura. Estamos en los albores de situaciones de penados que pueden pensar que ya no tienen nada que hacer con el mundo de ETA, que no les van a sacar de las cárceles, y a lo mejor intentan hacer de la necesidad virtud. Al estar encerrados quizás estén reflexionando, pero de ahí a la reinserción hay un largo trecho. La mentira tiene las patas muy cortas. Si alguien está arrepentido tendrá que buscar la colaboración con la Justicia y que todo esto cese.


Lunes 02.08.10 EL CORREO

18 POLÍTICA

«Si ETA no da un paso al frente ya, Batasuna perderá toda credibilidad» Jon Abril. Vicecoordinador de Aralar A los terroristas no les bastará con declarar una tregua por «la forma en que se rompió el anterior alto el fuego», avisa

ten por que este pueblo pueda decidir qué relaciones quiere tener con el Estado español, aunque ellos no defiendan la independencia. – No ha mencionado la ausencia de alusiones a ETA en el documento. – La existencia de ETA nos imposibilita llegar a ningún acuerdo estratégico de confluencia electoral. Eso no quita para que pueda haber acuerdos de colaboración en cuestiones puntuales, por ejemplo, a la hora de denunciar la vulneración de ciertos derechos, pero un pacto estratégico requeriría que ETA desaparezca o que Batasuna se desmarque de ella como hizo Aralar hace diez años. – Se desprende cierta desconfianza hacia la izquierda radical. – Ha hecho avances importantes, pero le queda camino. En los últimos diez años se han generado desconfianzas y relaciones personales dificultosas. Todos tenemos que poner de nuestra parte para recomponer el camino. Nos gustaría que se dieran las condiciones para una confluencia, pero con unas garantías. – ¿EA arriesga demasiado? – No. Creo que están teniendo más dificultades de las que preveían, pero sólo siendo audaces se puede avanzar. – ¿Descarta que Batasuna pretenda únicamente estar presente en los próximos comicios? – Creo que ese elemento está presente, aunque no es el único. Habrán hecho un cálculo, pero sus bases han asumido que la sociedad vasca no entiende un conflicto armado en Europa en el siglo XXI.

:: ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO. Aralar cree que a ETA y a Batasuna se les acaba el tiempo. Su vicecoordinador general, Jon Abril, cierra el curso político con la esperanza de que, tras las vacaciones de verano, las palabras de «la otra sensibilidad» abertzale se hayan convertido en hechos. – ¿Cómo interpreta el «cambio» que ha anunciado ETA? – Quiero pensar que nos encontremos con algún anuncio después del verano. Creo que si ETA no da un paso hacia adelante ya, Batasuna perderá toda credibilidad. Han pasado más de seis meses desde la declaración de Alsasua y tendría que haber avances de algún tipo. Si quieren tener crédito, sus palabras deben ir acompañadas de hechos. – ¿Sería suficiente un alto el fuego? – No. La forma en que se rompió la última tregua lo imposibilita. No existe tregua si puede saltar por los aires en cualquier momento y sin previo aviso. Es necesario que el cese de la violencia sea, al menos, verificable, si no es definitivo. Tiene que haber algo más que un gesto simbólico y la única vía efectiva es un cese unilateral por parte de ETA. – No parecen dispuestos a ello cuando en su último comunicado hablan de que los ‘caídos’ no pueden ser en vano. – Pretender que la lucha armada obtenga beneficios políticos es un error. ETA no es nadie para negociar nada en nombre de los vascos. Sólo puede pactar con el Gobierno su desarme, la situación de los presos y la reparación de las víctimas. El resto nos toca a los partidos políticos. – Por tanto, no creen a Mayor Oreja cuando insiste en que hay una negociación abierta. – Mayor Oreja no es una persona referencial. – Con la política penitenciaria en el ojo del huracán, ¿qué papel pueden jugar los presos de ETA en el futuro de la banda? – El Gobierno ha optado por premiar a aquellos presos que se han desmarcado. Partiendo de la base de que Aralar se opone frontalmente a la dispersión, creo que los últimos acercamientos son positivos si van a servir para que haya un debate en las cárceles. Los presos tienen que tener la capacidad de pensar individualmente, no siempre como el colectivo que pretende

Trasvase de votos

El vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, durante la entrevista en la sede bilbaína del partido. :: BORJA AGUDO ETA. – ¿Temen una estrategia de Interior en estos acercamientos? – No es bueno que se utilice a los presos para que el Gobierno español marque su línea política. El riesgo es que Rubalcaba (ministro del Interior) tenga la tentación de servirse de los presos en beneficio propio. Hay que exigirle que los trate como personas con derechos. – Mientras tanto, Batasuna y EA

intentan sumar adhesiones a su acuerdo de bases. ¿Qué ha faltado para que Aralar se una? – No compartimos su contenido. Le falta toda la pata de la izquierda. Si queremos construir una nación vasca, tenemos que hablar de la estructura institucional, de políticas sociales, educativas, sanitarias.... Batasuna y EA dejan todo eso a un lado y se centran en el tema soberanista.

– ¿No puede incorporarse esa perspectiva al documento? – Nos han transmitido que es un acuerdo cerrado al que nos podemos sumar, pero nunca realizar cambios. No estamos dispuestos a apoyar esa forma de hacer las cosas. En el tema del derecho a decidir tenemos que ponernos de acuerdo todos: abertzales de izquierda y de derecha, y no abertzales que, con un carácter democrático, apues-

– ¿Perjudicaría a Aralar la presencia de Batasuna en las urnas? – Puede haber un trasvase, pero no es algo que nos preocupe. – Para participar en los comicios tendría que haber condenado la acción de ETA. Entonces, ¿qué distinguiría a Aralar y Batasuna? – Primero tendrá que desmarcarse y habrá que ver si entonces seguimos siendo partidos diferentes o no. De todos modos nos distingue la forma de hacer política, de saber llegar a acuerdos con el diferente y la participación en las instituciones. – Batasuna y EA han invitado al PNV a reunirse. ¿Caben los jeltzales en esa confluencia soberanista que conciben? – Me parece absolutamente normal que hablen. Hay siempre una tentación enfermiza por parte de algunos de demonizar el diálogo, cuando aquí todos los partidos se han sentado con ETA y con Batasuna. Más allá de la reunión, creo que nosotros podemos llegar a acuerdos con el PNV para la defensa del derecho a decidir y en cuestiones identitarias. En el modelo social te-


Lunes 02.08.10 EL CORREO

POLÍTICA 19

«El PNV debería ser más contundente con la corrupción; se lo piden sus bases» :: E. SANTAMARÍA nemos una divergencia total y ahí no vemos la posibilidad de concurrir en una estrategia electoral. – ¿El objetivo del ‘polo’ es electoral? – No se ha aclarado suficiente si lo que se pretende es llevar a la practica el derecho de autodeterminación o algo más estratégico. – Ustedes proponen mirarse en el espejo catalán. – Han conseguido aunar las fuerzas de prácticamente todos los partidos para defender el Estatut, dejando al margen las cosas que les separan. Debemos aprender de ese saber hacer. – ¿López cumpliría el papel de Montilla? – Será difícil. El PSC, sin ser independentista, es catalanista. Los socialistas vascos y navarros son meras sucursales del PSOE.

Coaliciones electorales – Menciona Navarra. Las elecciones en la comunidad foral están a la vuelta de la esquina. ¿Se sumará el PNV a Na-Bai? – Esperamos que ocurra en breve. Estamos en una situación óptima para ser la primera fuerza en Navarra después de la escisión de UPN. El PSN está muy débil, tanto por lo ocurrido en 2007 como por el desgaste del Gobierno de Zapatero. – ¿Le preocupa una unión de derechas UPN-UPyD? – Por desgracia, la derecha suele tener más capacidad de unión que la izquierda, pero me preocupa más que el PSN tenga un discurso de cambio hacia la izquierda y luego

– De aquí a mayo, el PNV quiere garantizarse las diputaciones. Van a primar sus intereses por encima de Euskadi. Nos da miedo que pueda vender derechos fundamentales para la ciudadanía vasca a cambio de un trueque presupuestario. Es una actitud preocupante, a la que, no obstante, nos tienen acostumbrados. – Por tanto, no se cree la reclamación de máximos que lanzó. – Quizás intente avanzar en algunas cuestiones de autogobierno, pero ya hemos visto qué competencias se han conseguido en 30 años de negociaciones. El Estatuto de Gernika está agotado. – Otro movimiento fuera de Euskadi que afectará a la política vasca es la compra de CajaSur por BBK. ¿Emborrona esta operación la fusión de las cajas vascas y navarra por la que abogan? – No debería ser un obstáculo. Ya que no puede haber una banca pú-

BILBAO. Abril tiene unos cuantos reproches que lanzar al PNV. No ha visto la suficiente autoridad en el EBB tras salpicarle dos presuntas tramas corruptas y, a la vez, desconfía de los manejos que pueda pretender la formación de Urkullu en Madrid. – ¿No es suficiente invitar a marcharse a los implicados en los supuestos casos de corrupción de Alava? – Tendrían que ser más contundentes. Hay que ser radicales en este sentido. No es compatible ningún caso de corrupción con el ejercicio de la política y en otros casos han mostrado más contundencia que ahora. Sus propias bases les están reclamando otra actitud en Álava. – Es bastante pesimista respecto a la negociación en Madrid de los jeltzales. ¿No es una oportunidad para Euskadi?

blica, las cajas deberían aunar fuerzas para crear un proyecto competitivo. A excepción de CAN, todas tienen unos resultados muy satisfactorios y su unión ayudaría a la economía vasca y a su tejido social con su obra cívica. El PSE y el PNV, que son quienes más representación tienen en los consejos, deberían hacer un mayor esfuerzo. – ¿No suena más a absorción que a fusión? – Es uno de los grandes recelos que existen, pero Kutxa y BBK estuvieron a punto de llegar a un acuerdo muy digno para la caja guipuzcoana. – Cambiemos de tercio. Ustedes aplauden la prohibición de los toros en Cataluña. ¿Estamos hablando de defensa animal o de desterrar la fiesta nacional? En Canarias no hubo polémica. – La iniciativa legislativa popular fue de los animalistas. Lo que se ha aprobado responde a ese deseo. La sociedad debe reflexionar sobre cómo trata a los animales y cómo celebra sus fiestas. Es un debate que aquí también tendríamos que plantearnos. Antes había peleas de gallos y ya no se ven. ¿Por qué no plantearse lo mismo con los toros?

Estrategia penitenciaria

El ‘polo’ como atajo electoral

Política vasca

Elecciones de 2011

«El riesgo es que a Rubalcaba le tiente utilizar a los presos en beneficio propio»

«Habrán hecho un cálculo, pero las bases de Batasuna no entienden ya un conflicto armado»

«Deberíamos aprender del buen hacer de la política catalana, su unión en defensa del Estatut»

«Nuestro objetivo es dar otro salto más y entrar en los ayuntamientos de Bilbao y Vitoria»

sea quien mantiene a UPN en el poder. La política retrógrada, el despilfarro en infraestructuras y el recorte de derechos sociales que practica UPN es posible porque cuenta con el apoyo del PSN, que pudo materializar el cambio pactando con Na-Bai y no lo hizo. – En Euskadi, ¿también prevén coaliciones?

– Nuestra decisión es preparar las elecciones para presentarnos sólo con nuestras siglas, pero no descartamos otras posibilidades. Después de los buenos resultados de las autonómicas, nuestro objetivo es dar otro salto más y entrar en los ayuntamientos de Bilbao y Vitoria. – ¿Una de esas posibilidades de coalición es Alternatiba?

– En algunas cuestiones tenemos un grado muy alto de coincidencia y las relaciones son muy buenas a nivel político y personal. Pero Alternatiba no tomará ninguna decisión hasta que conforme su ejecutiva el 30 de octubre. Hablaremos entonces. – La vía de Ezker Batua quedó cortada tras las anteriores eleccio-

nes municipales. – Sí, está descartado. Después de la experiencia de las municipales y tras las autonómicas, las relaciones son muy complicadas, mínimas. El conflicto interno que padecen ahora mismo refleja el modelo de relación que tuvieron con nosotros. Más que diferencias políticas, entre nosotros falló lo humano.


22 POLÍTICA TREINTA ANIVERSARIO DEL LEGISLATIVO VASCO

Jueves 01.04.10 EL CORREO

El Parlamento alcanza la madurez Cinco ‘históricos’ de la Cámara vasca rememoran los primeros años en la ‘bancada’ El 31 de marzo de 1980, Leizaola abrió la primera sesión, en la que Pujana fue elegido presidente

to era tan dispar políticamente como elegante en el trato. Por un lado, un comunista y por otro Florencio Aróstegui y Griñó, quien «un 18 de julio saludó a la Cámara diciendo: ‘En esta luminosa mañana, llega la voz de España al Parlamento’», rememora Lertxundi. «Nunca coincidíamos en absolutamente ningún posicionamiento, pero nuestra relación era excelente. Como compañeros del grupo mixto, muchas veces debíamos defender hasta las últimas consecuencias las propuestas del otro, aunque luego por supuesto votáramos en contra de ellas», añade.

:: ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO. El 31 de marzo de 1980 Gernika sumó una nueva fecha histórica de carácter institucional a su haber. Euskadi iba a constituir su primer Parlamento autonómico y su Casa de Juntas era el escenario elegido para ello. Ayer se cumplieron treinta años de aquella mañana en la que decenas de unidades de los GEO vigilaban los accesos a la villa vizcaína, los balcones lucían ikurriñas y la Casa de Juntas se engalanaba como en las grandes citas. Esperaban a los 60 parlamentarios vascos elegidos en las urnas el día 9 de aquel mes de marzo –en realidad a 49 al no hacer acto de presencia los representantes de HB–, pero también a cientos de manifestantes. La Transición democrática daba sus últimos pasos y, en la calle, la crisis y el paro hacían estragos. Así que a Leizaola, Monzón, Garaikoetxea, Pujana, Jauregui, Benegas, Onaindia, Griñó... les aguardaban en la puerta de la Casa de Juntas tres manifestaciones distintas. «Era el menú habitual en cualquier acontecimiento de la época», recuerda Carlos Garaikoetxea, al que le restaban nueve días para que aquella Cámara que nacía le invistiera como primer lehendakari de la democracia. Protestaban un grupo de parados, numerosos profesores en favor del euskera y familiares de presos. Sus gritos no cesaron durante buena parte de la sesión constitutiva del Parlamento, dirigida por Leizaola «porque era el miembro de mayor edad y tenía experiencia como diputado en tiempos de la República», recuerda Iñaki Anasagasti, responsable de la campaña electoral del PNV en aquellas elecciones autonómicas del 80, en las que los jeltzales obtuvieron 25 representantes, 11 Herri Batasuna, 9 del PSE, 6 de UCD, otros 6 de Euskadiko Ezkerra, 2 de Alianza Popular y uno del Partido Comunista. Al margen de su carácter protocolario, la intervención de Leizaola tuvo sobre todo un impacto emotivo en aquellos primeros parlamentarios que inauguraban bancadas. «La sensación de ver presidiendo aquella mesa a quien regresaba de 40 años de exilio es mi recuerdo más notable de la fecha», confiesa Garaikoetxea. En la bancada socialista estaba Txiki Benegas, quien guarda «sentimientos encontrados» de aquel día. «Primero, gran satisfacción y alegría. Habíamos trabajado mucho en la preautonomía y el Estatuto, y la constitución del Parlamen-

José Manuel Barquero

Disputas por el himno

tuación insólita. di estaba escrito to era un momento histócon ‘z’, y lo consirico. Nunca habíamos teniRoberto Lertxundi –acIñaki Carlos do uno». Pero sobre él y sus Garaikoetxea deró un ‘sabinistual senador socialista, ex Anasagasti mo’», rememora colegas de partido pesaba parlamentario vasco por «un sentimiento de decepción por- Anasagasti. Fue el primero de tan- Euskadiko Ezkerra, pero en aquella que tuvimos muy malos resultados tos enfrentamientos enconados, en- primera legislatura único represenen las primeras elecciones autonó- tre los que hay auténticos clásicos, tante comunista– recuerda un decomo las disputas entre el socialis- bate sobre la central de Lemoniz en micas». Juan José Pujana fue nombrado ta García Damborenea y Pujana. la que él se dirigió a su compañero primer presidente de la Cámara –le «Éste le llamaba señor García con del grupo mixto, Santiago Griñó siguieron Eguiguren, Leizaola, bastante retranca», comenta Ana- (Alianza Popular), como ‘tovarich’. Atutxa, Izaskun Bilbao, y ahora, sagasti. Damborenea fue el azote del «Pujana se lo tomó como un insulArantza Quiroga– y no tardó en es- PNV y Pujana, un estricto presiden- to, no sabía que significa camarada, tallar el primer rifi-rafe parlamen- te, «muy solemne, con gran autori- y me exigió una rectificación a la tario. «Mario Onaindia, de Euskadi- dad», le describe Garaikoetxea. Tan- que, por supuesto, me negué», coko Ezkerra, protestó porque Euska- to que provocó alguna que otra si- menta Lertxundi. Aquel grupo mix-

Los primeros parlamentarios rememoran otros encontronazos, «por ejemplo el del himno. «El PNV impuso el de su partido, nosotros apostamos por el ‘Gernikako arbola’ –comenta Benegas– y uno de los nuestros dijo que prefería el ‘Desde Santurce a Bilbao’ antes que el ‘Gora ta gora’». José Manuel Barquero, parlamentario popular durante la segunda y tercera legislatura, menciona otro momento «especialmente tenso»: el debate de investidura de Ardanza tras la renuncia de Garaikoetxea, «con Cuerda, como portavoz del PNV, defendiendo más al lehendakari saliente que al entrante. Es el momento de mayor tensión política que recuerdo allí». Aquellos 60 parlamentarios –ahora son 75, 25 por cada provincia–, «tuvimos que empezar de cero, eramos ‘amateurs’ de la política y, además, fuimos un Parlamento trashumante. No teníamos ni oficinas ni máquinas de escribir propias y trabajamos dispersos en hoteles, como en la época preautonómica», describe Garaikoetxea. La primera sede parlamentaria fue la Diputación vizcaína. La segunda, de junio de 1980 a enero de 1982, la Diputación alavesa, hasta que la sede actual, la de la calle Becerro de Bengoa, se adecuó en el antiguo instituto Ramiro de Maeztu de Vitoria. «Los primeros años fueron momentos de gran euforia, creíamos que nos comíamos el mundo. Se había aprobado el Estatuto y pensábamos que todo iba a ir rodado. La vida nos puso en nuestro sitio», afirma Anasagasti. Aquellos primeros pasos dieron un buen número de anécdotas para la historia. Desde micrófonos con una instalación regular que descargaron buenos calambrazos a parlamentarios como Javier Olaverri, o «problemas con los traductores, que no estaban entrenados para los debates políticos y se perdían», recuerda Benegas. «Se estaba haciendo la comunidad autónoma, tanto política como jurídicamente», resume Barquero. En las tres décadas que han transcurrido desde entonces, 420 parlamentarios se han sentado en los escaños del Parlamento y entre todos, han aprobado 331 leyes.

Roberto Lertxundi


Jueves 01.04.10 EL CORREO

POLÍTICA 23

Matas confía en reunir los tres millones de la fianza para eludir la cárcel Los dirigentes del partido socialista creen que el ex presidente balear va a convertirse en el «Roldán de Rajoy»

muebles se contabilizará como dinero en metálico sólo la mitad del valor de tasación libre de cargas. El palacete medieval –con parte de su valor hipotecado– y el piso de lujo que tiene en Palma podrían servir para satisfacer aproximadamente la mitad de la caución, por lo que tendrá que conseguir que uno o más bancos le concedan avales por el otro millón y medio necesario. Si al final lo logra y las cifras del crédito se corresponden con las anteriores, el ex presidente regional tendría que pagar a las entidades financieras entre 75.000 y 90.000 euros de intereses anuales por que le mantengan los avales.

:: ALFONSO TORICES

Txiki Benegas

¿Las más importantes? Lertxundi cita la de mayo de 1983 con la que Osakidetza echó a andar; Benegas menciona, entre otras, la que reguló la Ertzaintza; Barquero, los pactos de Ajuria Enea y la constitución de la comisión de Derechos Humanos «en la que se aprobaron por primera vez dos proposiciones no de ley en favor de las víctimas del terrorismo». Pero la «ley de leyes» que ninguno obvia, sobre todo Anasagasti y aún más Garaikoetxea, es la Ley de Territorios Históricos .

Escisión de EA «Siento no tener una evocación más optimista. Significó mi renuncia al segundo Gobierno. Fue una discusión trascendental que aún hoy sigue coleando, porque se perdió una oportunidad histórica», opina Garaikoetxea. «Tuvo mucha cocina, mucho jaleo y, al final, una división», resume Anasagasti. En 30 años, las cosas han cambiado. «Veníamos de un incultura política enorme y era todo mucho más solemne. Pero hoy la Cámara debería ser más ágil. Parece una ikastola, no se puede aplaudir, hablar... Un parlamento tiene que estar vivo, siempre que se guarde el respeto», opina el político jeltzale. Barquero cree que «el nivel intelectual ha cambiado mucho. El de aquellos años era magnifico». Garaikoetxea echa en falta «la dosis de ilusión y de esperanza de entonces». También han cambiado las tornas respecto a la izquierda abertzale. «Decidió no acudir cuando todos queríamos que participaran, con el argumento de que era un Parlamento otorgado y vascongado. Ahora están locos por acudir, como siempre, tarde y mal», califica Anasagasti. Barquero, del PP, recuerda que «entonces había que darles un margen de confianza para que dieran la cara. Todos queríamos que estuvieran allí, los mismos que ahora sabemos que no tienen nada que decir». Los ex parlamentarios afirman que el hemiciclo ha llegado a su madurez, pero tienen una crítica. «En cualquier otro país europeo, este 30 aniversario hubiera tenido mucho más calado. Está pasando casi inadvertido y eso es terrible para la memoria colectiva de un pueblo».

La Cámara, «más firme que nunca», según Quiroga La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga , afirmó ayer que la Cámara autonómica, celebra su trigésimo aniversario «más firme que nunca, nueve legislaturas después, y con más de trescientas treinta leyes aprobadas». Consideró que «pese a todos sus problemas, el Parlamento es un triunfo de este pueblo y un caso ejemplar». Cree que hay mucho que celebrar en esta fecha porque «hemos logrado por fin descontaminar la Cámara de cualquier atisbo de apoyo a ETA».

MADRID. Jaume Matas está dedicado en cuerpo y alma a reunir los tres millones de euros que le permitirán eludir la cárcel. Su abogado, Rafael Perera, aseguró ayer que el ex presidente comenzó a realizar gestiones con las entidades financieras en busca del dinero el martes pasado, nada más conocer el contundente auto del juez José Castro en el que le da hasta el miércoles próximo, con el límite de la medianoche, para depositar la caución si no quiere ingresar de forma inmediata y por una larga temporada en prisión provisional. Pese a las notables dificultades que entraña reunir semejante cantidad, Matas, según el letrado, confía en que podrá depositar a tiempo en el juzgado la fianza que le han reclamado. Perera, en declaraciones a la Ser, explicó que es el ex presidente balear quien se ha puesto al frente de las gestiones financieras y que cree que, pese a la confianza en que logrará completar la fianza, necesitará apurar en esta tarea los tres días hábiles que le concedió el juez instructor, que gracias a los festivos concatenados de la Semana Santa le han permitido contar con

IRAGARKIA

ANUNCIO

Jendaurrean jartzen da urtarrilaren 11ko dataz Alkateak hartutako 12/10 Dekretu bidez, honako hau ebatzi dela: LEHENA. Hasiera batez onestea 5-A zenbakiko BEUren (Bizitegiko Egikaritza Unitatea (hiri antolamendurako plan berezia. Unitate hori Sopuertako Arau Subsidiarioetan mugatuta dago. Plana Mariano Ortega Sánchez del Río arkitekto jaunak sinatu eta EHAEOk 2009ko abenduaren 3an bisatu eta Carolina Llanos Fernández and. ordezkatuz jardun duen teknikari horrek aurkeztu du. BIGARRENA. lnteresatuari eskatzea agirian egiturazkoak ez diren aldaketa hauek egin ditzala testu bateginean eta ohartaraztea aldaketok beharrezkoak direla agiria behin-behinik onetsia izateko: - Logela bakarreko edota 54 m2-tik beherako etxebizitza kopurua unitatean egiten diren etxebizitza kopuruaren 1/4 edo txikiagoa izango da. HIRUGARRENA. Jendaurreko informazio aldian jartzea Bizkaiko Aldizkari Ofizialean eta Probintzian gehien saltzen den egunkari batean, iragarkia azkenik argitaratzen egunetik zenbatzen hasita eta hogei eguneko epean, epe horretan nahi duen orok aztertu eta egoki iruditzen zaizkion alegazio eta ohar guztiak aurkez ditzan. Espedientea interesdunen eskura dago Udaletxeko bulegoetan, 9:00etatik 13:30etara, astelehenetik ostiralera. Sopuertan, 2010eko martxoaren 31n ALKATEA

Se hace público que por Decreto de la Alcaldía de fecha 11 de enero y nº 12/10, se adoptó la siguiente resolución: PRIMERO. Aprobar inicialmente el Plan Especial de Ordenación Urbana de la Unidad de Ejecución Residencial U.E.R. nº 5-A delimitada en las Normas Subsidiarias de Sopuerta, suscrito por el Arquitecto D. Mariano Ortega Sánchez del Río, y visado en fecha 3 de diciembre de 2009 por el C.O.A.V.N., y presentado por el mencionado técnico, en representación de Dña. Carolina Llanos Fernández. SEGUNDO. Requerir al interesado la realización de los siguientes cambios, considerados como no estructurales del documento, en un texto refundido como paso necesario para su posterior aprobación provisional: - El número máximo de viviendas de un dormitorio y/o superficie menor de 45 m2 será inferior o igual a 1/4 del número de viviendas totales de la unidad. TERCERO. Someterlo a información pública por el plazo de veinte días a partir de la última publicación, mediante anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia, y en uno de los periódicos de mayor circulación de la provincia a fin de que cualquiera que lo desee pueda examinarlo y deducir, durante el citado plazo, cuantas alegaciones u observaciones considere oportunas. El expediente se encuentra en las oficinas municipales sitas en la Casa Consistorial, a disposición de los interesados, de 9:00 a 13:30 horas, de lunes a viernes. En Sopuerta, a 31 de marzo de 2010 EL ALCALDE

«Hasta los tuétanos» Jaume Matas. :: EFE

un margen de maniobra real de ocho días. El ex presidente balear es consciente de que debe lograr todo el dinero antes del final del plazo, porque no debe esperar aplazamiento alguno por parte de José Castro. El juez no estableció limitaciones al ex dirigente del PP para completar los tres millones de euros, por lo que el imputado posiblemente los reunirá a través de avales bancarios y del depósito de escrituras de inmuebles propios por un valor suficiente. Las viviendas a su nombre, aunque lujosas, por sí solas no le permiten completar semejante cantidad. La ley establece que a la hora de respaldar una fianza con in-

sábado, día 3 abril, a las 20:00 horas, Teatro Campos de BILBAO

Ernie Watts, SAXO TENOR Alan Broadbent, PIANO Rodney Green, BATERÍA

Mientras tanto, Gaspar Zarrias, secretario de Política Autonómica socialista, consideró que «el silencio de Rajoy le hace cómplice del comportamiento deleznable de Matas» y que «todos los caminos conducen a Génova (sede popular)», porque «al PP la corrupción le llega hasta los tuétanos». Zarrías preguntó irónico al líder del PP si sigue pensando, como dijo en el pasado, que Matas es «el ejemplo a seguir» y se mostró en desacuerdo con la multimillonaria fianza impuesta al imputado porque piensa que «por menos hay mucha gente en la cárcel». El más duro, sin duda, fue el responsable de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, quien declaró que «Matas va camino de convertirse en el (Luis) Roldán de Rajoy».


Domingo 22.08.10 EL CORREO

40 POLÍTICA

Imagen correspondiente a una campaña electoral de los ecologistas en Córdoba durante 2003. :: EFE

Los ‘verdes’ intentan rebrotar Tras 25 años de tumbos electorales, los ecologistas ven en las próximas elecciones generales su gran oportunidad :: ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO. «Esta vez va a ser la vencida». Valga esta afirmación entusiasta de Iñigo Agirre, coportavoz de Berdeak y concejal de esta formación en Mutriku, para reflejar el estado de ánimo del movimiento ecologista. Han pasado 25 años desde que las papeletas electorales empezaron a incluir siglas ‘verdes’ y en este tiempo ni uno solo de decenas de proyectos políticos que han intentado tener visibilidad institucional han logrado un mínimo éxito. Sin embargo, algo se está moviendo en el último año entre las distintas sensibilidades del amplio colectivo ambientalista español, al punto de llevarles al convencimiento de que se encuentran ante su gran oportunidad de convertirse en una fuerza más del arco parlamentario. Parecen haber sido capaces de unir fuerzas en un sólo proyecto que evite el despiste de siglas prácticamente idénticas al que sometían a su nicho de potenciales votantes en cada cita electoral. Además, varias caras conocidas con peso específico en el movimiento ecologista están dispuestas a dar un paso al frente, saltar a la política y poner rostro al nuevo conglomerado ‘verde’. Juantxo López de Uralde, ex director de Gre-

enpeace, y Alejandro Sánchez, ex director de SEO/Birdlife, ya se han mostrado dispuestos a insuflarle fuerza al proyecto, con el aval que les otorgan 10 y 20 años, respectivamente, al frente de dos de las ONG ecologistas más potentes. Hasta hora, al margen de experiencias municipales y alguna autonómica, los partidos verdes tan sólo han conseguido representación institucional tres veces, pero siempre de la mano de otras formaciones. Las dos primeras fueron en las elecciones generales y europeas de 2004, cuando el PSOE les cedió dos escaños en el Congreso y otro en el Parlamento europeo. Volvieron a conseguir un asiento en Bruselas en 2009, esta vez de la mano de los grupos nacionalistas que integraron la coalición Europa de los Pueblos, encabezada por ERC y Eusko Alkartasuna. En las últimas generales, en las que una zarzuela de siglas verdes concurrió por separado, apenas obtuvieron el respaldo del 0,5% de los votantes. Contrastan estos exiguos réditos con el porcentaje de voto que maneja la ecología política en otros países europeos, en torno al 10%. ¿Por qué no ha encontrado su electorado en España? Es cierto que la juventud de la democracia española en los años 80 –cuando florecieron en Europa los movimientos ecologistas– y el contexto de la época no ofrecían quizá un escenario propicio para discursos políticos alternativos. Como mucho, Izquierda Unida cumplió ese papel. También es verdad que el sistema electoral juega en contra de

cualquier partido pequeño. Pero miembros históricos del movimiento verde y también la nueva savia coinciden en el diagnóstico: «La terrible fragmentación de Los Verdes ha ocasionado, sistemáticamente, el despiste del electorado, que se ha encontrado en todas las elecciones celebradas hasta la fecha con papeletas en las que aparecían grupos casi idénticos, incluso con logotipos que no se diferenciaban –el girasol visto de mil maneras–, y diciendo lo mismo», expone Paco Barreda, uno de los fundadores del movimiento político ambientalista en España. En las últimas elecciones generales concurrieron hasta seis formaciones bajo el apellido ‘verde’. Enumerarlas sirve para entender el despiste al que se refiere Barreda. Un votante con inquietudes ecologistas pudo elegir entre Los Verdes, Los Verdes-Grupo Verde, Bloc-Iniciativa-Verds, Los Verdes de Europa, Els Verds-l’Alternativa Ecologista y Els Verds-Los Verdes. Entre todos, se repartieron 142.935 votos. El que

A las últimas generales concurrieron seis siglas y se repartieron 143.000 sufragios Los ambientalistas se han unido en un solo proyecto apoyado por sus colegas del resto de Europa e ICV

más éxito cosechó –Los Verdes– se quedó en 41.531 apoyos. A juicio de Barreda, esta atomización no sólo se ha traducido en la evidente división del voto, sino, «más grave aún, en la desconfianza del electorado» y su trasvase a otras opciones políticas. ¿Desde cuándo esta división? Lo cierto es que casi desde su desembarco en la política en 1983 han estado a la gresca en su seno. «Los sectores más libertarios se mostraron reacios a una participación electoral e institucional», recuerda Esteban Cabal, portavoz de Los Verdes-Grupo Verde. Así que nacieron sin consenso y su primer congreso –en el que dedicaron más tiempo a debatir sobre la conveniencia o no de presentarse a las elecciones, que a su proyecto político– fue el presagio de lo que ocurriría en adelante.

«Una bomba de racimo» De todos modos, según Cabal, de cara al electorado «vivimos una primera década sin división, hasta que a mediados de los 90 el partido, que hasta entonces era nacional, se transformó en 17 partidos autonómicos. Un gran error que, junto a las estrategias de alianzas con IU y con partidos nacionalistas, llevó a Los Verdes al fracaso». Paco Barreda pone un ejemplo ilustrador de aquel punto de inflexión. «Fue como el lanzamiento de una bomba de racimo, contra las que tanto hemos luchado, que se abre y suelta todo tipo de submuniciones. Los Verdes comenzaron a fragmentarse, a desperdigarse por toda España y a convertirse en un antro personalista de una

nulidad operativa asombrosa a nivel electoral». Barreda está convencido de que ese «canibalismo interno» ha aburrido al electorado «que no puede distinguir una opción de otra y ninguna le ofrece garantías». Por tanto, la primera solución parece evidente: buscar la unidad del movimiento verde. Y, a día de hoy, creen haberlo conseguido. Fue Berdeak quien lideró hace dos años una plataforma aglutinadora de todas las sensibilidades ecologistas. Nació en un encuentro en Hondarribia y hoy está a pleno rendimiento. Se llama Coordinadora Verde y la mayoría de quienes reman en favor del medio ambiente se han subido ya al barco. Es la gran esperanza electoral de los ambientalistas. «Llevamos dos años trabajando en la reconstrucción de un espacio fuerte para la ecología política y hemos superado la dinámica de los conflictos personales», celebra Iñigo Agirre, de Berdeak. Su compañero de partido, Florent Marcellesi, es uno de los ideólogos de este proceso, que despertó el interés de López de Uralde y que trata de importar a España el modelo de Europe Écologie, un partido francés creado en 2008, y que en las Europeas de 2009 obtuvo el 16,28% de los votos emitidos en el país galo, el porcentaje más alto jamás obtenido por un partido verde en Francia. Berdeak y la propia coordinadora ven «positivo y necesario» que personas como López de Uralde salten a la política, aunque puntualizan que, «sin una estructura de bases que dé soporte a estos personajes, no hay muchas opciones de éxito


Domingo 22.08.10 EL CORREO

POLÍTICA 41

«Podemos aspirar a conseguir escaños», confía López de Uralde

de Estado más y desplegar una pancarta en la alfombra roja del Palacio de Chirstanborgo que rezaba: ‘Los políticos hablan, los líderes actúan’.

Mensaje institucional electoral». El proyecto cuenta con la tutela del Partido Verde Europeo, trabajan mano a mano con ICV –que ya cuenta con un diputado en el Congreso, Joan Herrera– y se está fraguando el desembarco de rostros relevantes como López de Uralde y Alejandro Sánchez. Históricos como Barreda también saludan la llegada de estas caras conocidas, pero advierten de que «una cosa son los movimientos sociales, que gozan de la simpatía general de la población, y otra muy distinta es saltar a la arena política. La empatía con el electorado hay que ganársela a pulso para que se traduzca en votos». La meta más próxima de la Coordinadora Verde son las generales y europeas. Las municipales llegarán demasiado pronto. Algunos les advierten de que la crisis económica les complicará el camino, porque los ciudadanos prefieren tener un empleo que luchar contra el cambio climático, pero ellos están convencidos de que «la crisis global permite ver en el ecologismo una opción de cambio más allá de los modelos fracasados hiperproductivistas e hiperconsumistas –dice Agirre–. Es la gran oportunidad de ocupar el espacio político que se merece la ecología en España».

El ex director de Greenpeace medita su salto a la política de la mano de nombres propios de la ecología :: E. SANTAMARÍA BILBAO. Hasta la fecha, ningún rostro reconocible por la masa electoral ha encabezado un partido verde. La única excepción fue el escritor y político José María Mendiluce, que dio la cara por Los Verdes en Madrid en las municipales de 2001 con escaso éxito. Ahora, paralelamente al proceso de unificación de las distintas sensibilidades ecologistas, varios nombres propios de la lucha en favor del medio ambiente barruntan seriamente la posibilidad de subirse al carro y darle el espaldarazo mediático definitivo. El primero en manifestar su intención de saltar a la arena política fue Juantxo López de Uralde, el mismo día que anunciaba su renuncia a la dirección de Greenpeace, el cargo que llevaba desempeñando durante casi una década. La noticia de que Uralde dejaba la ONG para montar su propio par-

Juantxo López de Uralde. :: EFE

tido corrió como la pólvora, pero él mismo precisa, por un lado, que «aún nos estamos convenciendo de la viabilidad del proyecto» y, por otro, que no pretende conformar un nuevo partido, sino más bien, «aglutinar mucho de lo que ya existe y sumar a gente de ámbitos progresistas que hoy no encuentran acomodo en ninguna sigla». Uralde habla en plural, aunque prefiere no desvelar quién le acompaña en esta aventura. Joan Herrera, de ICV, y Alejandro Sánchez, ex director de SEO/Birdlife, parecen estar entre ellos. Por contra, la ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, cuyo nombre había sobrevolado el proyecto, no dejará su cargo de embajadora de España ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico por acompañarles. López de Uralde, donostiarra, entró en Greenpeace en 1987, donde cobró popularidad por sus campañas y declaraciones. Recientemente fue detenido durante 20 días por colarse en la cena que la Reina de Dinamarca ofreció a los jefes de Estado que acudieron a la última Cumbre del Clima de Copenhague. Aún está pendiente de juicio por hacerse pasar por un jefe

«Siempre me he planteado el trabajo en defensa del medio ambiente intentando influir a los políticos para que tomen medidas. Ahora, llevamos un tiempo planteándonos hasta qué punto no habría que dar un paso más y tratar de llevar el mensaje directamente a las instituciones», explica. Sobre todo, «porque nos da la sensación de que hay un abandono notable del tema ambiental por parte de los grandes partidos». La duda que les ha inmerso en un profundo proceso de reflexión es si los votos sustentarán esas convicciones. «Es muy difícil. No nos engañamos. Estamos convencidos de la necesidad, pero tenemos que convencernos de la viabilidad», insiste. A pesar de las dudas, confía en que lograr atraer al electorado hacia una iniciativa verde es posible «si nosotros lo hacemos bien y damos una imagen fiable y sólida». De hecho, no cree descabellado aspirar a lograr representación institucional. «Podemos aspirar a conseguir escaños si somos capaces de aglutinar y de dar una imagen de solidez, aunque quizá en un principio no debiera de ser la meta». Reconoce que quizá otro error de la ecología política en España ha sido plantear proyectos cortoplacistas. «Pablo iglesias tardó treinta años en llegar al Parlamento», recuerda.


52

CULTURAS Y SOCIEDAD

Jueves 22.04.10 EL CORREO

Cameron Douglas. Hijo de Michael Douglas y nieto de Kirk, acaba de ser condendo a cinco años de prisión por posesión de heroína y tráfico de grandes cantidades de metanfetamina y cocaína.

Guillaume Depardieu. El hijo de Gerard consumía alcohol y drogas desde joven, lo que le hizo sentarse varias veces en el banquillo. Sufrió un grave accidente de moto, le amputaron una pierna y murió a los 37 años.

Robert Downey Jr. El hijo del director y actor Robert Downey ha dormido largas temporadas entre barrotes, siempre por problemas con las drogas. Ha ingresado varias veces en distintos centros de desintoxicación.

Los hijos descarriados de la fama ¿Por qué los vástagos de las estrellas les eclipsan con sus escabrosos escándalos? Cameron, el hijo de Michael Douglas, acaba de escribir una línea más en la larga lista de hijos díscolos de ricos y famosos :: ESTIBALIZ SANTAMARÍA BILBAO. Nacieron con estrella. O al menos, tenían una en casa. Son hijos de rutilantes astros del celuloide, de la música, de artistas con una cuenta corriente llena de ceros y una legión de admiradores. De personas de éxito que han conseguido labrarse una brillante carrera profesional pero que no han conseguido mantener su casa en orden. Quizás lo segundo sea consecuencia de lo primero y la dedicación al trabajo haya restado tiempo a los de casa. O quizás no hayan sabido emplear bien el tiempo que pasaron con sus

hijos y la tarjeta platino no resultara una buena niñera. El caso es que resulta llamativo el número de estrellas que en algún momento han sido eclipsadas por los escándalos de sus vástagos. En lugar de obedecer a papá y mamá, los niños ricos hicieron más caso a las drogas o a turbios negocios, y al final tuvieron que comparecer ante policías y jueces para escarnio público de sus famosos padres. El último en unirse al club de vástagos ricos y díscolos ha sido Cameron, hijo de Michael Douglas y y nieto de Kirk Douglas. Pese a los ruegos de clemencia pronunciados por ambos actores, el chaval ha sido condenado a cinco años de prisión por posesión de heroína y tráfico de grandes cantidades de metanfetamina y cocaína. Tuvo el detalle de pedir disculpas a su familia durante el juicio, después de reconocer su adicción a los cócteles de estupefa-

cientes. Su padre ha asumido parte de la culpa por no haber estado a su lado. «Tengo alguna idea de lo que es la presión de descubrir la propia identidad con un padre famoso», disculpó el actor. De hecho, él mismo pagó a su padre, Kirk, con un buen número de desagradables titulares por su adicción al alcohol, a las drogas y, para rematar, al sexo. Michael Douglas ha compartido reparto con varios hijos de estrellas que recorrieron el camino de los rebeldes sin causa. Por ejemplo, en ‘Resplandor en la oscuridad’ trató con una joven Melanie Griffith, hija de la estrella Tippi Hedren y el actor y productor Peter Griffith. Melanie sigue aún hoy intentando superar su adicción a las pastillas, años después de que la prensa rosa hiciera el agosto con ella por su tormentosa relación con Don Johnson y sus ingresos hospitalarios para superar el alcoholismo.

Douglas también pudo intercambiar malas experiencias en ‘Sentinel’ con Kiefer Sutherland, otro de los hijos díscolos de Hollywood. La última hazaña del retoño de Donald Sutherland ha sido liarse a mamporros en plena borrachera con los agentes de seguridad del bar nudista en el que libaba sin freno. ‘Jack Bauer’ lo hubiera metido entre rejas, pero su arranque de ira no ha tenido mayores consecuencias.

Los Sutherland y los Sheen La nariz del diseñador de moda Jack McCollough también conoce los puños de Kiefer, quien ingresó por primera vez en una clínica de desintoxicación en 1992 por orden de un juez y aún hoy sigue sin superar su afición a empinar el codo. De hecho, no hace mucho fue arrestado por conducir ebrio y pasó dos días en la cárcel.

Los escándalos en casa de los Sutherland se tocan con los de la familia Sheen. El ‘pequeño’ Charlie ha puesto el apellido familiar en los tabloides en más de una ocasión. Ha sido acusado de violencia doméstica contra su tercera esposa y de una larga lista de altercados en los que casi siempre aparecía por medio el alcohol. Basta ‘googlear’ su nombre para encontrarle con cara de circunstancias en varias fotos para su nutrida ficha policial por agresión, asalto, conducción temeraria... Pasó las últimas navidades entre rejas y no sigue aún a la sombra gracias a su

Brando, Sutherland, Sheen son los apellidos de la fama y también del escándalo juvenil


Jueves 22.04.10 EL CORREO

53

De profesión, padre de famoso :: E. SANTAMARIA BILBAO. ¿Y si el problema no son los hijos, sino los padres? Un buen número de ellos ha intentado vivir al rebufo del éxito de sus vástagos y, en algunos casos, han conseguido dilapidar la carrera de su particular gallina de los huevos de oro. Quizá el caso más sonado es el del padre de

Otra víctima de sus padres fue Macaulay Culkin, el niño prodigio de Hollywood que ingresó una auténtica fortuna por ‘Solo en casa’ y pocos títulos más. Antes de cumplir los 14 años sus padres frenaron en seco su carrera con una los Jackson. Se hizo millonaguerra judicial por ver quién rio con los ‘Jackson Five’, administraba la jugosa hasta que uno a uno se cuenta corriente del rey de apartaron de él, no sin anla casa. tes denunciar el maltrato al Hay un nutrido grupo de que les sometía para ‘propadres que intentan vivir ducir’ cada vez más. Su úl- Joe Jackson de jóvenes de dudoso éxito, pero de gran tirón metima ocurrencia fue utilizar el funeral del ‘Rey del Pop’ para diático. Por ejemplo, Michael Lopromocionar su nuevo proyecto mu- han, padre de Lindsay, la amiguísical. Incluso intentó que los sima de Paris Hilton. Con tal de haJackson participaran en cer caja, ha contado todo tipo de un ‘reality’. intimidades de su hija.

ENRIQUE PORTOCARRERO

AMPLIA CASUÍSTICA

Nicole Richie. La hija del cantante Lionel Richie fue recientemente puesta entre rejas por conducir bajo los efectos de estupefacientes.

o es que la trágica desventura de algunos hijos sea una problemática específica de las llamadas celebridades, sino que la cultura de la fama y de la imagen puede producir y desarrollar en mayor grado comportamientos indeseados. Lo saben bien en Hollywood y en el universo del ‘showbizz’, donde la casuística permite a los especialistas elaborar una amplia teoría. Primero está, según dicen, la inestabilidad familiar y la sensación de soledad causada en los hijos por unos padres plenamente inmersos en esa absorbente carrera profesional que conduce al estrellato. Una loca carrera, por otra parte, que exige la publicidad mediática de cualquier cotidianeidad familiar, sea esta privada o pública. Luego está, por supuesto, la comparación social y estandarizada de los hijos con los padres famosos, algo que no solo produce una indeseada atención de la luz pública hacia estos últimos, sino también la malsana atribución a los mismos de una excesiva importancia que puede tanto alterar su personalidad como producir un rechazo familiar. De igual manera, algunos especialistas alertan también de la confusión que muchos hijos de actores o actrices tienen con respecto a los roles que los famosos comparten entre la vida real y la de la pantalla, algo que acaba influyendo en su comportamiento. En todo caso, y al margen de absurdas generalizaciones, está claro que el narcisismo inherente a la cultura de la fama y de la imagen está detrás de casos sonados que llevan apellidos tan célebres como Brando, O’Neal, Osmond, Baldwin, Depardieu, Sheen, Barrymore, Presley o Douglas.

N

Melanie Griffith. Christian Brando. El hijo de Marlon Brando pasó por dos juicios acusado de asesinato y murió joven. Su hermana, Cheyenne, se suicidó tras luchar contra las drogas.

cuenta corriente, capaz de afrontar cualquier fianza. Está acostumbrado a solucionar así los problemas. El éxito de su padre, Martin Sheen, se lo permitió desde niño. Quizá Martin compartiera sus disgustos paterno-filiales con Marlon Brando mientras rodaban ‘Apocalypse Now’. Porque el de ‘el padrino’ es un caso especialmente trágico. Él mismo no se privó de excesos que le pasaron factura, y de tal palo... Su hija Cheyenne, quien desde los 16 años fumaba, bebía en exceso y tomaba drogas, a los 19 sufrió un accidente de coche que le desfiguró el rostro y la apartó de las pasarelas hasta que, con una esquizofrenia diagnosticada, terminó suicidándose. Por si fuera poco, también su hijo Christian tuvo problemas, y muy serios, con la Justicia, ante la que compareció por el asesinato del novio de Cheyenne. Su nombre apareció también en el juicio contra al

actor Robert Blake por el asesinato de su esposa, Bonny Lee Bakley, con la que al parecer Christian mantuvo una relación. Él también murió joven, víctima de una neumonía. Del mismo modo que los retoños de las familias Shuterland y Sheen comparten trayectoria delictiva, los Brando y los O’Niel han vivido tragedias paralelas. Ryan O’Neil, como Marlon, ha visto caer al abismo a dos de sus vástagos. La ‘pequeña’ Tatum, que se consagró a los diez años por su papel en la película ‘Luna de papel’, relató en sus memorias una juventud plagada de fiestas y coqueteos con las drogas. Entonces aseguró que había enterrado esos hábitos, pero la Policía desmintió sus palabras hace dos años al sorprenderla comprando cocaína. Su hermano Redmond, fruto de la relación entre Ryan O’Neil y el ‘ángel de Charlie’ Farrah Fawcett, pudo asistir al entierro de su madre

gracias a un permiso carcelario; ahora, con un amplio historial de drogodependencia y condenas a sus espaldas, se encuentra internado en una clínica de desintoxicación.

Ángeles caídos Otro ‘ángel de Charlie’ –aunque de la gran pantalla–, Drew Barrymore, descendiente de una saga de actores y niña-estrella desde su papel en ‘E.T.’, fumó su primer porro a los diez años. A los 12 empezó con la cocaína y se apartó de sus padres. Las familias del cine son un dramático filón de escándalos. Robert Downey Jr., hijo del director y actor del mismo nombre, ha dormido largas temporadas en celdas, siempre por problemas con las drogas, y ha hecho escala, como tantos otros, en exclusivos centros de desintoxicación. Hay más. Los Depardieu, Gérard y su hijo Guillaume, protagonizan uno de los casos más trágicos. El hijo

La hija de Tippi Hedren sigue intentando superar su adicción a las pastillas. La prensa rosa ha contado sus bodas, divorcios e ingresos hospitalarios para superar su alcoholismo.

del intérprete francés, también actor, relató en una autobiografía la relación de amor-odio que mantuvo con su padre. ¿La razón? De muy joven Guillaume ya consumía alcohol y drogas y se sentó varias veces en el banquillo. Al final, sufrió un grave accidente de moto, pasó por el quirófano una y otra vez, y terminaron amputándole una pierna. A los 37 años murió de neumonía, como Christian Brando. Entre los cantantes también abundan los hijos díscolos. Hace poco, Nicole, hija adoptiva del cantante Lionel Richie, pasó una hora entre rejas por conducir bajo el efecto de estupefacientes. Sean Stewart, hijo de Rod Stewart, se ha tenido que enfrentar a acusaciones por agresión y vandalismo. Lisa Marie Presley tuvo sus escarceos con el alcohol, y Kelly y Jack, hijos de Ozzy Osbourne, han heredado los malos hábitos de su padre. Hogar, dulce hogar.


EL CORREO / SÁBADO 17 DE MARZO 2007

F 6 VIAJES

La ruta de los versos VIAJAR CON EL CAMPEADOR.

De Burgos a Alicante, las estrofas del Cantar del Mío Cid nos trasladan a la España medieval viaje que arranca, al igual que la obra, en Vivar del Cid, pueblo natal Entre la Historia y la leyenda, el de Rodrigo Díaz. El Campeador debe Camino del Cid custodia paisajes abandonar Castilla por orden del anclados en el medievo escondidos rey Alfonso VI e inicia su partida entre las ocho provincias que recofrente al Molino del Cid, actualmenrre este viaje literario tras las huete reconvertido en restaurante y llas del Campeador. Menéndez famoso por sus ‘judías del destiePidal fue el primero en recorrer rro’. A pocos metros, el convento de sus 2.168 kilómetros, que nacen en Nuestra Señora del Espino bendijo Vivar del Cid y mueren en Orihueel éxodo de Don Rodrigo. Las monla. Un itinerario tejido con calzajas clarisas siguen custodiando en das romanas, rutas comerciales y esta abadía, fundada en 1477, la arcaminos ancestrales que unen los queta que guardó el original manusparajes citados en el ‘Cantar de Mío crito del Cantar hasta su traslado a Cid’, enclaves ligados a la figura la Biblioteca Nacional. del Campeador y rincones con fuerDespués de recorrer diez kilóte impronta medieval. metros, el Cid entró en Por el momento, las Burgos por el Arco de El camino carreteras secundarias San Martín –la puerta recorre 2.168 más occidental de la son la única vía para los que deseen complemuralla–, se despidió kilómetros y tar todo el recorrido, de la iglesia de Santa visita 350 pero a lo largo de 2007, Águeda –escenario de año que conmemora el la ‘jura de Santa Galocalidades octavo centenario del dea’– y se arrodilló panacimiento del Cantar, ra pedirle ayuda a Sanconcluirá la señalización de una ta María en la plaza en la que hoy ruta íntegramente senderista para se alza la imponente catedral gótilos que, a caballo o en bicicleta, preca, donde descansan los sepulcros fieran emular las andanzas del Cid del Cid y doña Jimena. con mayor fidelidad. La siguiente parada es el MonasLos 3.370 versos del más famoso terio de San Pedro en la localidad cantar de gesta de Castilla se conde Cardeña. Allí se cobijaron la esvierten en la mejor guía para este posa e hijas del Campeador duranESTIBALIZ SANTAMARÍA

FORTALEZA. Las murallas del castillo de Gormaz se adaptan a la forma de la meseta. te su destierro. Datado en el año 899 es el más antiguo de los grandes monasterios de Castilla y el primero que fundó en España la orden benedictina. En el exterior está enterrado Babieca, el caballo del Cid, y después de probar el vino que venden los 23 monjes cistercienses que habitan el lugar, los visitantes no suelen irse con las manos vacías. Antes de dejar la provincia de Burgos, las huestes cruzaron Santo Domingo de Silos, donde por aquel entonces se cons-

truía el famoso claustro románico de su monasterio. Ya en tierras sorianas, El Cid entró en San Esteban de Gormaz, capital de los caldos de Rivera de Duero y llegó hasta Castillejo de Robledo, localidad que estuvo en manos de los caballeros de la Orden del Temple y donde la tradición ubica la ‘afrenta de Corpes’, en la que las hijas del Cid fueron burladas por sus esposos. El éxodo continuó por Berlanga y Gormaz, que conserva la fortaleza más larga de Europa, codi-

Videojuego

Consejos

E. S.

E. S.

Con motivo del octavo centenario del Cantar de Mío Cid, la empresa bilbaína Gestionet ha diseñado un videojuego basado en sus estrofas con el fin de difundir entre los más jóvenes los valores turísticos y culturales de la ruta que emprendió Rodrigo Díaz de Vivar. El juego consiste en recorrer las ocho fases de la ruta y el que esté a los mandos deberá salir victorioso de las misiones que se le plantean al protagonista. Pero su arma no será la espada Tizona sino la rapidez de respuesta sobre cuestiones relativas a la figura del Cid y a las provincias que recorre, desde su geografía a su cultura o hitos deportivos. El videojuego se distribuirá gratuitamente en los centros de enseñanza de las ocho provincias implicadas y la experiencia culminará en un gran concurso escolar.

Aquel que recorra cada rincón del Camino habrá pisado cerca de 350 localidades. Un largo periplo para el que es preferible huir de las temperaturas extremas y elegir días primaverales u otoñales. Otro aspecto a tener en cuenta es el alojamiento. Las raíces de este Camino no son el peregrinaje religioso, como en el de Santiago y por tanto no existen albergues, por lo que se recomienda planear previamente dónde pernoctar ya que algunos tramos como los de Soria o Guadalajara atraviesan extensas zonas despobladas. Ante todo habrá que abastecerse de información. Para ello se puede visitar la página www.caminodelcid.org o ponerse en contacto con alguna de las diputaciones de los territorios del recorrido. También se pueden sellar en cada oficina de turismo el ‘salvoconducto’ que acredita haber completado el recorrido.

ARTE. Torre mudéjar de Calatayud.

ciada por musulmanes y cristianos durante los siglos X y XI. En este punto, las huestes de Don Rodrigo se dividieron en dos y el periplo de una de las facciones por Guadalajara da lugar al primer ramal del Camino. A orillas del río Henares, se alza el castillo del Cid de Jadraque, según Ortega y Gasset, el cerro más perfecto del mundo. Una estampa que sus dueños no supieron apreciar, ya que, en 1889, vendieron la fortaleza al pueblo por 300 pesetas. El grupo no llegó hasta Sigüenza, pero la ciudad se ha ganado un sitio en este camino por su catedral románica, el poderoso castillo –hoy Parador Nacional– y el laberinto de calles que mantienen vivo su espíritu medieval.

Camino de Teruel Reunida de nuevo, la expedición se dirigió a Medinaceli y dejó atrás la provincia de Soria a través del arco romano que domina el valle del Jalón. Con la conquista de Valencia en mente, El Cid se adentra en Zaragoza y llega a Alcocer, donde tuvo lugar la batalla más sangrienta del Cantar. De ella sólo quedan las excavaciones arqueológicas que recientemente confirmaron su existencia real. Hasta ahora se le conocía como ‘la ciudad perdida’, porque de ella sólo había constancia documental. La siguiente parada es Calatayud y su colegiata de Santa María, desde 2001 Patrimonio Mundial de la Unesco por su estilo mudejar. Don Rodrigo abandona Zaragoza por las lagunas de Gallocanta, una de las reservas de aves más importante de Europa, pero antes de entrar en Teruel, roza de nuevo Guadalajara para recorrer el barranco en el que se excava el Santuario de la Virgen de la Hoz y Chequilla, cuyo rincón más singular es su plaza de toros tallada en la roca. Por fin, El Cid llega a Teruel, capital del mudejar aragonés gracias al artesonado de su Catedral, inclui-


SÁBADO 17 DE FEBRERO 2007 / EL CORREO

VIAJES F 7

V I A J A R Y L E E R

da también en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Y a un paso, dos hermanas: Mora de Rubielos y Rubielos de Mora, dos conjuntos arquitectónicos góticos y renacentistas cargados de edificios religiosos y casas solariegas. Además, ofrecen la posibilidad de salirse, una vez más, del camino para recorrer los dos kilómetros de muralla que rodean Morella hasta llegar a su castillo medieval.

El camino del Cid Vivar del Cid

Burgos

Los versos del Cantar se adentran finalmente en la provincia de Valencia a través de parajes quebrados como Benicadell, donde El Cid levantó su fortaleza más importante, playas cálidas como Cullera o ciudades estratégicas como Sagunto, cuyas robustas murallas encierran vestigios de todas las culturas que la habitaron, desde el teatro romano hasta la judería. Después de dos años de asedio el Campeador conquista Valencia, la ciudad más importante del camino por su patrimonio medieval, que convive con la vanguardia de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. La iglesia de San Esteban, donde don Rodrigo casó a sus hijas, la catedral o la lonja de la seda siguen ancladas en la era cidiana. Tras la conquista de Valencia, El Cid no se conformó y extendió su influencia por Alicante dando lugar a un nuevo ramal del camino que muere en Orihuela, ciudad monumental que no debe su impronta poética al Cantar sino a su vástago más reconocido: el poeta Miguel Hernández.

BURGOS

Covarrubias

Nuevas conquistas

TRAS LOS PASOS. Son muchos los que, desde hace décadas, siguen los pasos del Cid descritos en el Cantar para descubrir la riqueza histórica, cultural y natural de estas rutas. Este libro, que refleja un recorrido de cerca de 2.000 kilómetros a través de ocho provincias, aspira a convertirse en la primera guía completa del Camino del Cid. La obra se estructura en ocho rutas o tramos para realizar en coche, combinados con propuestas para senderistas, ciclistas y jinetes. El País Aguilar. 22 euros.

Castillejo de Robledo

San Pedro de Cardeña Sto. Domingo de Silos Pinarejos San Esteban de Gormaz

SORIA

Gormaz Atienza

Calatayud

ZARAGOZA

Medinaceli Daroca

Monforte

Sigüenza

TERUEL

Molina Monreal

Montalbán

Morella

Guadalajara

GUADALAJARA Cardeña Monasterio de San Pedro

Bronchales Albarracín

Teruel

CASTELLÓN Costur

Rubielos de Mora

Castellón de la Plana

Jérica Olocau

VALENCIA

Sagunto

Rodrigo, en Internet

Valencia

Gandía Játiva

Villena

ALICANTE

Santo Domingo de Silos Claustro románico

Petrer Elche Orihuela

MAR MEDITERRÁNEO GRÁFICO: D. GARCÍA

TRAS LOS PASOS. Las diputaciones de Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante han potenciado el Camino del Cid como eje cultural y turístico utilizando el trazado literario definido en el Cantar. Como no podía ser menos, Rodrigo Díaz de Vivar ha saltado a Internet para aportar información sobre un territorio rico en cultura, arte y gastronomía. www.caminodelcid.org


articulos