Page 30

VIDEOJUEGOS

El valor de un videojuego. Superación en personas con discapacidad Los videojuegos nos sirven a muchos de “refugio” para escapar de la realidad. Hoy vamos a hablaros de su función y estímulo en personas con discapacidad, que han encontrado una llama de esperanza y un reto de superación en algunos de los títulos más conocidos de la industria. Historias de auténticos héroes. Gamers que nos dan una lección a todos los jugones.

30

Llueve sin parar. Un coche pasa cerca de la acera salpicándome por completo con agua que parece brea. Insulto al conductor pero me doy cuenta tarde que es blanco y azul con un gran 092 dibujado. Echo a correr. Eso lo aprendí de “El último superviviente”. Cuando te mojas ponte a correr para entrar en calor. La diferencia en esta ocasión es que yo no tengo una toalla esperándome como el “Oso al horno” ese. Por si no lo sabéis, ese programa tiene más trampa que un programa electoral. En el trabajo hablo con “Pablo”, un chico de 25 años con problemas de movilidad. Últimamente anda bajo de ánimos. Es consciente de que cada vez tiene mayores dificultades. Ya no sale de casa apenas. Se refugia jugando a videojuegos. Me explica que allí él se siente libre. Puede correr, saltar, chatear con medio mundo sin que nadie te juzgue por tus limitaciones. Allí la discapacidad no existe. Este término, discapacidad, cada vez aparece menos en mi vocabulario. Lo sustituyo por “diversidad funcional” al ser este menos estigmatizador, más inclusivo. ¿Por qué? Pues sencillo. Todos tenemos algún tipo de limitación. Todos somos personas con diversidad funcional. Otra cuestión es que dicha “dificultad / limitación” nos condicione en mayor o menor grado nuestra vida diaria. En el caso de Pablo sí está muy condicionado. Por ello ha buscado refugio en los videojuegos. Puedo entenderlo, comprenderlo aun a sabiendas de que no sea la única

solución o la mejor, según se mire. Esta situación nos ha recordado en Pentavox el enorme potencial que podemos encontrar en el mundo de la tecnología para salvar las barreras biológicas que por accidente, enfermedad o genética tenemos que superar. Recientemente leí un artículo maravilloso en el que Terry Garrett, un estudiante de ingeniería de la Universidad de Colorado terminó de jugar The Legend of Zelda: Ocarina of Time. La noticia la encontramos en que este chico es ciego. El dato de los 5 años que tardó en conseguirlo puede servir para llevar las manos a la cabeza a aquellos que crean que “sensibilidad – empatía” es un tipo de condones. ¿Me explico verdad? El detalle del tiempo viene a demostrar su perseverancia y afán de superación. Todo ello lo logró gracias a diferentes modificaciones técnicas

que le permitieron jugar de una forma totalmente adaptada. En el año 2010 Jordan Verner otro chico con problemas de visión, con la ayuda de tres colaboradores, también logró tal reto aunque desconozco el como. Portaltic se hacía eco en agosto del 2015 de la noticia en la que una persona con “diversidad funcional”, en concreto tetrapléjico tras un accidente de tráfico, volvió a tener ganas de vivir tras disfrutar de juegos, como Diablo o World of Warcraft, que manejaba tan sólo con la boca. Sí, tal vez alguno pensará que es una tristeza. Tener que recurrir a los juegos para querer volver a vivir. Con lo bueno que es tener fe, amar las flores y las montañas, el viento golpeando tu cara cada mañana, las puestas de sol. Desconozco si Ken Worrall es un hombre de fe, amante de la naturaleza o no. Tras el accidente Ken no quería

Profile for pentavox

Pentavox nº4  

Y allá va. La super revista de febrero del año del Señor de 2016. Con el Sr. Costas en portada, que saca disco y hay que festejarlo. Los lan...

Pentavox nº4  

Y allá va. La super revista de febrero del año del Señor de 2016. Con el Sr. Costas en portada, que saca disco y hay que festejarlo. Los lan...

Profile for pentavox
Advertisement