Issuu on Google+

La

Búscanos en facebook

> Sociedad 3

DOMINGO 11 de noviembre de 2012

El detalle Como cada segundo viernes de cada mes, el Taller Poesía sin permiso junta a los más destacados poetas y promotores culturales de la ciudad de Xalapa para dar un recital a los comensales y difundir su trabajo

>> EDICIÓN: Gustavo Mendoza

>> DISEÑO: Carlos Palacios / Griselda Rebolledo

>> email: luisgmendoza72@hotmail.com

EL TALLER POESÍA SIN PERMISO JUNTA A LOS MÁS DESTACADOS POETAS Y PROMOTORES CULTURALES DE LA CIUDAD DE XALAPA PARA DAR UN RECITAL CADA SEGUNDO VIERNES DE CADA MES EN EL CAFÉ AU PETIT UN GRUPO DE ESCRITORES Y POETAS PRESENTARON AL PÚBLICO SU OBRA MÁS reciente. Entre los que aparecen Carlos Manuel Cruz Meza, Lilia Ramírez, Ariel Valdez, Juan del Ángel Herrera, Nohemí Briones Guzmán LUIS G. MENDOZA

E

CARLOS MANUEL CRUZ MEZA, ESCRITOR X ALAPEÑO leyó poemas de su libro Funeraria

OMAR FRANCISCO CALDELAS FRANYUTTI

No hay caminos fáciles , ni atajos tan cortos, caminar lo que es y esforzarse al máximo que al final la recompensa es basta, duerme de noche , vive de día… no te adelantes a los hechos, camina la milla que te llevara al éxito. Tener fe en todo lo que te rodea es sin duda una de las ventajas ante los demás. Quienes te traicionan solamente maltratan su propio camino y aunque pareciera que te dañasen esto te fortalece en la vida, no tengas miedo a creer, creer que en este mundo debemos creer en lo bueno sobre todo lo malo que hay, no tengas miedo, que las heridas que te lograrán hacer, te levantarán por encima de todos, pero jamás olvides la humildad ante los demás. Encontrando mi camino, observe atrás de mi los pasos que deje los cuales son muy marcados en mí, los asimilo y emprendo mi

camino hacia Novus donde sé que lo que me depara, cambiará mi vida, sin miedo cabalgare a las colinas del amor, donde mi presente se convertirá en mi futuro, no olvidare mi pasado pero lo respetare y saldré en mi corcel como el sol sale en la mañana en el horizonte. Cuando eres pequeño añoras ser grande , cuando eres grande recuerdas con añoranza tu pasado y tratas de volver a él, pero ya no es posible, debes seguir adelante porque lo que el tiempo te destina es mágico, aceptarlo como tal, es lo más maravilloso de la vida.. Vive y Renace de tus cenizas. Con estas letras que ahora escribo en mi mano está mi corazón lleno de heridas, dejándome sin sangre, el tiempo y las tempestades del amor me lo han hecho casi morir; sólo hay una esperanza de victoria que tu sólo tú llegues a sanarlo con toda la fuerza de tu aliento, dándome tu amor. e-mail: cabinarv@hotmail.com

ste pasado viernes poetas y escritores se dieron cita en el Café Au Petit para dar a conocer parte de su obra. Cada mes, el segundo viernes, el grupo del Taller Poesía sin permiso ocupan el lugar para deleitar a comensales con un espectáculo poético-musical, donde hay trova, versos, historias, anécdotas y lecturas, sobre todo de jóvenes que empiezan el surcar de su camino en el mundo de las letras. En cada evento, se cuenta con la presencia de un invitado especial, y esta ocasión correspondió al escritor xalapeño Carlos Manuel Cruz Meza ser quien fuera agasajado. Cruz Meza leyó parte de su obra, sobre todo la contenida en su libro Funeraria, escrito en 2007. También leyeron su poesía Ariel Valdez, Juan del Ángel Herrera, Lilia Ramírez, Hernán Brizuela y Luis G. Mendoza. En ausencia, la coordinadora del Taller Poesía sin permiso Nohemí Briones Guzmán, leyó los poemas de Sabino Cruz. Ahí mismo, se hizo la presentación oficial del suplemento La Jiribilla, donde el coordinador hablo acerca del proyecto y agradeció el espacio al director general Lic. José Luis Poceros

Domínguez, quien abiertamente ha apoyado a la cultura. Nohemí Briones Guzmán, presidenta del grupo y organizadora del evento, señalo estar motivada ante este nuevo reto cultural, tratando con ello promover la lectura, pero también promover los nuevos valores de la literatura. La promotora cultural y también organizadora de un ciclo de lectura explicó que el grupo está abierto a todo aquel que desee participar de forma activa con los eventos que se realizan. Señaló las puertas se abren para creadores, personas con talento que deseen promover su obra y contribuir al crecimiento cultural de la ciudad capital. El Taller Poesía sin permiso organiza realizó el pasado 5 de julio realizó el récord de 24 horas continuas de lectura de la obra del recién fallecido escritor mexicano Carlos Fuentes. Un mes después organizó el encuentro de escritores de diferentes zonas del estado para presentar el evento Poesía por la paz. El grupo presenta sus lecturas en pleno centro histórico de la ciudad. En el lugar puede apreciarse exposiciones de artistas plásticos, fotógrafos y trovadores que ocasionalmente tocan y cantan sus canciones.

JOSÉ MIGUEL SANTOS ES ORIGINARIO DEL D.F. Y ES INTEGRANTE DEL TALLER POESÍA SIN PERMISO JOSÉ MIGUEL SANTOS RIVERA

Y entonces viene este ruido de huesos rotos o aviso tormenta y las espigas se acarician como gruesos goterones disecando las costuras del techo entre disparos de labio y palabras disonantes que rozan nocturnos cantan o bailan espesas nieblas y penetran muros anidándome en tu historia.


La Jiribilla 3 Cultura

Frases célebres

Hai ku El cuerpo abierto La cama es una lámina Me aspira el miedo Guillermo Samperio

T

(

www.graficoaldia.com

)

>>EDICIÓN: Gustavo Mendoza/Griselda Rebolledo >>email:luisgmendoza72@hotmail.com

DOMINGO 11 de noviembre de 2012

Hacia tu mar Halma Chávez ENTRE EL COLOR ARENA DE TUS OJOS ENCONTRÉ UNA LUNA NUEVA TAN AJENA Y MISTERIOSA COMO TU ESENCIA... LÚBRICA ESFERA DE CRISTAL, AMANTE DE UN INSTANTE, EN EL TIEMPO Y EL LUGAR EXACTO, QUE SE QUEDA PEGADA EN TU ESPALDA AL ATRAPARLA PARA MÍ, JUSTO DONDE SE ACARICIAN TIERRA E INMENSIDAD...

Ausencia Juan del Ángel Herrera Mi corazón está vacío mi mente fuera de mí mis pensamientos al aire tu cuerpo siempre aquí ¿Cuántas veces miré tu rostro?, ¿cuántas veces pensé en ti?, ¿cuántas veces abracé tu cuerpo? ¡y tú lejos de mí! Mirando a mi alrededor impaciente me encontraba las horas pasaban lentas y ella aún no llegaba Siendo un soñador inspirado en mis canciones con voces y con susurros llamaba a los corazones Quiero amanecer sintiendo tus labios quiero escribirte poemas de amor lentamente y sin abrir mis ojos quiero besarte con mucha pasión Sólo pienso en ti mirando tu simpatía haciendo mil travesuras

El dato

Durante los últimos años se ha

PARTÍCIPE SERENA DE UN FRENÉTICO RENACIMIENTO, ENTRE OLAS Y ESPUMA, ENTRE GEMIDOS Y RUMORES CON OLOR A SAL

El dato

Halma Chávez

es coordinadora del Centro Cultural “Fundadores” en Poza Rica 2008; es también miembro del Consejo de Patrimonio Municipal de Poza Rica 2008 y responsable del área de talleres y artistas locales en el Festival de las Artes Poza Rica 2012. Autora del libro “Sirenas” (edición independiente) 2001 y coautora de la antología “Novopoética” (cuadernos artesanales del manglar) 2009. Actualmente funge como promotora del Grupo teatral Enssamble y como Secretaria de cultura de la Asociación Cimientos de Veracruz

QUE ENTURBIAN MI VOZ, DEJANDO EN LIBERTAD LOS MIEDOS QUE NAVEGAN - COMO SIEMPRE – EN LA DIRECCIÓN INCORRECTA: HACIA TU MAR...

desempeñado como gerente de ventas en automotriz Adrimar, S.A. de C.V., alternadamente ha sido miembro de Toastmasters internacional durante los últimos 14 años y muy recientemente se ha agregado al Taller Poesía sin permiso, que dirige la maestra Nohemí Briones Guzmán Sus escritos son meramente líricos, pues siempre ha considerado que la poesía como algo serio. Se hizo poeta, dice, a la manera que el que se junta con lobos y aprende a aullar

compartiendo tu alegría y así vivir cada instante cada instante del día En el paraíso de tu rostro estoy perdido y en tus delgados labios encuentro paz me encuentro porque estoy perdido me encuentro porque quiero más. E mail: master2811_@hotmail.com

Búsqueda María Dolores Reyes Herrera

Mientras duermes... Gastón Toyos

Mientras duermes, te ves tan tranquila Mientras duermes, arrullo tus sueños tan libre, divina... respiro tu noche, me lleno de ti. ...que me vuelves loco y despiertas Mientras duermes, vigilo tus labios en mí,tormentas de fuego, relámpagos, ...tus ojos cerrados, la paz que viví. truenos,viene a mí la poesía, la magia, la Mientras duermes, la noche no grita ira,recorre mi mente, deseo no sentir. la nubes serenas, murmuran sin fin. Me asusta el tenerte, me hiere ...La luna se esconde, las aves no perderte vuelan, el aire descansa, los árboles las noches son días, la luna se velan, enciendey al final la calma, te has ido suspiran y gozan, armonía sin fin. de aquí!

En mi pretensión de alcanzar el cielo escalé tu cuerpote acaricié con pies y manos vertí mi cascada en tus brazos que me ciñeron se deleitó mi ser con el fuego que emana de tus poros me sentí mecida por las nubes en la cima logré el éxtasis de mis anhelos cúspide fuiste manso cordero mi temible jaguar E mail: m-d-herrera@hotmail.com


La Jiribilla 4

DOMINGO 11 de noviembre de 2012

Frases célebres

(

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora Proverbio hindú

T

www.graficoaldia.com

)

>>EDICIÓN: Gustavo Mendoza/Griselda Rebolledo >>email:luisgmendoza72@hotmail.com

LAGOMETAMORFOSIS

Todo se transfigura y es sagrado Piedra de sol Octavio Paz

Sergio Alarcón

CUADRO SURREALISTA sobre la imaginación

Injertos de la imaginación Bernardo Cortés Vicencio

Parte de la noche estuve fuera de mi interior. Con la fauna de luciérnagas viajeras llegué ante la residencia espacial de aquella visión estelar. Y tus manos fantásticas dentro de aquel retazo de cielo sol de cera y mie se escurrieron como seda. Visión de luz de agua. de nada .Solo fueron injertos de la imaginación. Y una semilla de cada grano de sudor fue néctar sembrado que fecundó tantas ideas: Una de ellas tuvo rostro de anhelos.

El dato

Bernardo Cortés Vicencio es originario de la

ciudad de Papantla, Ver. Ha participado en el Taller de estructura de cuento avalado por la Casa del Escritor Refugiado de Puebla impartida por el Prof. Efigenio Morales Castro(2011), asistente en la mesa de lectura, del Encuentro Regional De Escritores organizado por la UEEV Tlapacoyan, Veracruz ( febrero del 2011), asistente con participación en la mesa de lectura en el 1er. Evento Cultural llevado a cabo en la ciudad de Papantla, Ver (noviembre del 2011), asistente con participación en el V Encuentro Internacional de Escritores organizado por la UEEV realizado en Boca del Rio Veracruz (Febrero del 2012), participación en el taller de poesía impartido por el Prof. Ivan Uranga Muñoz. Publicaciones en los periódicos Tuku Lama, Tribuna Papanteca, Noreste de Poza Rica, Ver., Paideia de Villa Hermosa Tabasco, Folleto Papanteco , Revista Cultural ¿K’atsiyatá? Participación en el libro colectivo “Voces Papantecas” publicado en abril del 2012

Limbo moderno de su nocturno rascacielos en que casi danzo en su columpio marítimo capa de su perezoso viento soplo suspiro sedimento efluvio de éste sueño destazado barniz en su delicado cuajaron de aire sustancia tubular ácida cáscara vacía me llenaban de esquizofrenia. Yema de arena, poro de niebla miro a tu suelo de nubes rodeado de tus huellas fementidas desde que proa la voluntad cautivo. Mi sueño: banco de eructos confesaba: turbia barba donde orinan los garabatos tizne de velorio sentimental donde la rapiña de gusanos larvas se comían mis sentimientos. Y aquella nave con bostezo de fruta fresca fue parte del universo en la mano abierta cociendo la madrugada. Porque la dosis de mi noche noctámbula fue pizca de mi noctámbula noche en la que estuve fuera de mi interior. Lo supe por una cena de estrellas fui discípulo de Morfeo trozo de aliento donde ensucié la ropa nocturna prostituta me escribió con su levadura de sueño somnolencia visión aturdimiento. E mail: billy.1604@hotmail.com

FRAGMENTO Fragmento del mural “Herencia cultural”, del pintor oaxaqueño (Jamiltepec, 1975) Eleazar Sánchez. Su obra siempre tan arraigada a su origen y a su pueblo, tan colorida y diáfana, llena de misticismo y transportándonos a un mundo ya lejano pero no cotidiano, un mundo maravilloso y tan expectante, que se distingue por su origen eminentemente indígena y nacional al mismo tiempo

Po la mirada, el hombre entra a lo sublime del hombre. Penetra la fascinante veta de la entrañable fantasía, el bosque opulento y las orquídeas de la imaginación, decanta la vertiente denodada de la sangre, el éxodo, el itinerario, el tiempo mortal de las extremidades. El corazón, irremediablemente, para siempre, divaga, crea, delinea la vía, la rueda de la razón locomotora, se enamora, ama, se desposa. Lo afirma el ojo; frente al símbolo hallado en la cactácea fronda, el festín sobre el espejo, la bandera izada en la visión del tiempo, el capullo de la lagometamorfosis. Más, yo, me enamoré de ti, siendo tú, lejana, sin mis ojos ver el rostro, la majestad de tu belleza intacta, ni tu epidermis de lago, ni tu fisionomía forjada al fuego primigenio de la piedra y la madera, ni la arquitectura de tu alcurnia, celeste, legendaria. Mis ojos volaban, la primera migración de sueños en bandada. El viaje en páginas entrañables de amigos libros, me hablaron de ti. Decían que en tu cuerpo se alzaba, “la región más transparente del aire.” MATERIA oscura, detalle Crónicas y diarios de viajeros te nombraron, sin equívoco alguno, “la ciudad de los palacios.” Las cartas de relación, hablaron de ti, del espejo en un hijo, nutrido entre tus amantes brazos y codiciados que danzas, doncella de pavorreal plumaje; investida de pechos, orar entre las columnas de piernas que sostienen imperial cetro y corona aguamarina de zafiros esmeralda, las inmaculadas cúpulas, tus sublimes e invertidos senos, turquesas cuentas de oceánicas perlas, sinfonías plumas dentro de pétreas catedrales y la solemnidad irreligiosa de los templos, los palacios abstractos del Estado, los museos de cenzontle, nítidos diamantes. Las ciudades que te precedieron, rostros de armonioso que custodian, tus tesoros, tu rico acervo, la dorada bronce, coronados de místico quetzal penacho, rubíes memoria, apiñada en sepia de fotografías y los vestigios máscaras de jade, cántaros de miel y sangre, entorno de arquitectónicos de tu cuerpo. Desposarte, hacerte el amor, a diario, en cada paso, sagradas pirámides y templos, trajineras, calles de pez lirio, sahumerios de copal y tianguis, “La Venecia de las en cada arco de miradas, en cada portal de sueños y escarceos, en cada fuente, beber el dulce y ansiado néctar indias,” te nombraron. La radio, me habló de ti, entre canciones y noticias que de tu cuerpo, desnudarte, bañar como el sol, a diario, tu de tu voluptuoso cuerpo volaban, a mis oídos y urgentes nombre, las fachadas de besos, tu piel de pétalos, que en pasos, ante la sutil belleza que de tu sensual imagen los relojes de un día lejano, serán historia, entre la voz celebraban en admirable pasarela, frente a provincianos enamorada de la sangre futura y la página incierta de escenarios de la imaginación, la fantasía del paraíso unos ojos apagados, para siempre muertos, olvidados en instituido y el infierno, el insólito arrebato, los muertos la sonoridad de mayúsculo epitafio y el silencio decantado levantándose de sus tumbas, ante las estridentes trompetas en polvo de colapsado mausoleo. Me sorben las calles, los bulevares extasiados en la y las llamas surrealistas de la cinéfila segunda venida. La televisión, trasladó a mi vista, el portento de tu estética y la belleza de la arquitectura, las manos que te enigmático cuerpo, referido con certera razón por tus hicieron atrayente puerto, marina de pescadores, red enamorados literarios, la pluma que bordó sobre el candor y fragata de sueños, faro de altura, cómplice tálamo, de tus vocales labios, históricas páginas, títulos dorados, exuberante bosque pétreo, inefable sueño húmedo, lúdicos paisajes extraordinarios de pinceles fabulosos, parvada de gemidos, mayúscula eyaculación, sublime calzadas de remos, princesas ungidas de canasto, niños orgasmo, trascendental preñez, dolor, gritos, sangrante acurrucados en tu amoroso regazo y salvaguarda de nívea nacimiento, masturbación de sol en los cristales y las majestad, volcanes vestidos de pinos, el canto de los columnas aceradas de tu cuerpo. Me hundo en el talle de tu cuerpo, en los muros que pájaros, el nocturno concierto de chapulines y ajolotes vuelan para tocar la piel del cielo, en tu rostro de ventanas milenarios. La alcurnia, la noble sangre de tu corazón en las y balcones que me miran siempre, desde el destello de la arterias, el vaivén de tus caderas de agua, el fuego que en piedra y el fuego forjado en hierro y la plasticidad de la la piedra conforma, la arquitectura que orgullosa danza cantera, el tezontle, el mármol que interpreta, como el en las ciudades apiñadas en tu cuerpo, entre el barroco astrolabio, el chelo y el violín, la nostalgia de los tiempos, y el neoclásico, el gótico, el churrigueresco, bajo el aire la memoria del ayer y el presente, desde el vuelo hacia transparente, entre rascacielos de cristal y cemento, acero el futuro que apunta siempre al cielo y la victoria, entre y fuego, la memoria sazonada entre complejas travesías, vigas de encino, tapancos de roble, pasamanos de caoba, ilustres civilizaciones, enlazadas en cáliz mestizaje de esbelto peldaños de fuego ya apagado, puertas de cedro y sauce vientre e intrépidas carabelas venidas de lejanas regiones blanco, portones fornidos, bien reforzados, por el carácter mar adentro, donde el ingenioso Don Quijote y su fiel de la sangre, que allí, fue huésped, amante distinguido escudero, desfacían entuertos, en tanto, el honorable de tu cuerpo. Y el recibimiento de los muertos que en tu vientre caballero de la triste figura, se batía, espada en vuelo y a galope rocinante, acometía con fiereza el corazón ruin de de muros cohabitaron, fantasmas que tenues atraviesan los gigantes molinos de viento, indefensos, ante la locura, la mirada, de quienes en las noches de las escaleras, los la imaginación, el fuero, la nobleza de la caballería y la pasillos, las alcobas, los patios, las fuentes, los tesoros enterrados, recorren en guardia y vela, la solemnidad pluma maestra del gran Cervantes. Cómo no enamorarse de la flor y la erótica sonrisa de misteriosa de añejos escenarios, entre la tragedia de atractiva y generosa dama. Diría, Don Quijote a su fiel los teatros, la celebridad de la piedra, la gloria de la escudero, Sancho Panza. Aun, cuando la conoces, a la arquitectura, labrada en líneas concéntricas de arte y distancia, por terceros ojos, que para siempre, te guardan refulgentes artificios de la estética, fielmente admirados, sobre la ciudad que flota en el espejo, en la piel urbana en la fe de la memoria, en la escritura insigne de soleadas páginas, epístolas, la postal que el viajero del lago, la ciudad de los palacios. Doblo la calle y frente a mí, siempre aparece, un rostro envía a su nostalgia patria. Los sueños, en ti, se tornan en legítima aspiración, la de talle erótico y linaje de piernas y ojos extraordinarios, mente, forja la imagen de mujer, la que conoces en los piel de minerales labios, rostro que habla el idioma ojos de la primera danza, la que figura en la postal y queda de la geometría, la precisa matemática de cúpulas, el impresa en las neuronas, la primer imagen acumulada en compás exacto de ángulos y cornisas, detalles delineados silos y siglos de páginas, la descripción que conquista en en símbolos, por la plomada, el cincel y el martillo del voz y palabra, el ojo del espectador, aun, estando distante cantero, los andamios, el cálculo algebraico y el plano del de tu rostro, de tu piel de estuco, tezontle, cantera, mármol arquitecto de catedrales y palacios. El frontispicio y lienzos sacros, que en velas, cruzaron el y obsidiana. Cómo no aspirar y respirar, el bosque de palacios, la océano y; la dinastía del águila y la serpiente emplumada, fragancia cosmopolita de tu sensual cuerpo, el soneto y que sobre la bondad de las chinampas, sembró tus raíces, sobre el lecho generoso del lago. la balada de puntuales campanas, la algarabía de Sueños que danzan entre el murmullo de las calles de calles inundadas de los enamorados, que a diario, te miran y se miran, pensando, no sé qué, pero que, la mano, los enamorados que tejen en el beso, la oración seguro, hablan de ti, quieren saber más de ti, saborearte, precisa de sus brazos enlazados, frente a los arcos, los adentrarse más en tu piel, desnudarte y desnudar sus vitrales, las paredes murales, las columnas, las cúpulas y cuerpos, saborear los rincones reservados y exclusivos, la los campanarios que asaltan la mirada, de quien viene y gastronomía inefable de tu sexo, oler, probar cada esquina va, a todas partes y a ningún lado, de quien orgulloso se que guardas en secreto, degustar la sal y el pan en cada fotografía a tu lado, de quien se detiene y se persigna y recinto de besos, acariciar cada poro de tus piernas y tus avanza presuroso al puerto de sus pasos, de quien atraviesa dedos, sentir la respiración agitada en ardiente día de sudor el atrio y se arrodilla frente a los retablos y el sagrario, y espontanea lluvia de jadeos, brindar en la complicidad entre obesos ángeles y muchedumbres de vírgenes, de la noche, innumerables estrellas, la luna implicada, mártires, santos y cristos que incansables, siempre en su los latidos de románticos sueños que anudan y cabalgan sitio, bien crucificados, esperan la festividad y conceder la comunión íntima de amantes y violentos aposentos, en la aflicción y la angustia del ser atormentado, el milagro, entre el órgano y el orgasmo, la marcha nupcial soleadas plazas, parques, alamedas, jardines que perfuman, fuentes que refrescan, ilustre y la insigne paloma del espíritu santo, que irreverente e bronce de esculturas, el juego y la sonrisa de niños, los ingenua, acierta sus despojos, sobre el velo blanco de la novia, que sin dudar, acepta al desposado. cansados y vencidos piesde la sangre transeúnte. Cómo no cantar de ella mil orgasmos, curar en letras, La brisa de la fuente de fuego, acaricia la mirada, en cada piedra que conforma la sangre, el corazón que irriga, la filantropía de sus senos y sus manos, el periplo de sus la geografía de los deseos, los litorales de tu cuerpo, las sueños y sus piernas y la mirada fascinante del frontispicio nutridas calles, los callejones que guardas en la secrecía y el y sus carnosos labios. pudor, los encantos y la magia de tu desnudo cuerpo, entre Poema del libro “Lagometamorfosis” el ojo lascivo de la multitud, siempre voyerista, encender Correo: sergioalarconbeltran@hotmail.com los cuerpos, plantar en tu vientre, a diario, un sueño, tener


La Jiribilla Veracruzana - Numero 3