Page 39

Alto Comissário das Nações Unidas para os Refugiados quem é quem

disfrutar de todos los derechos de la ciudadanía tanzana. Más recientemente, también en relación a las soluciones, hemos pasado de 60.000 propuestas de acogida de refugiados de países del tercer mundo en situación de vulnerabilidad en países desarrollados, en 2006, hasta las 128.000 de 2009. Como puede calcular, esto significa ofrecer oportunidades de vida muchísimo más favorables a un número muy significativo de personas que viven en circunstancias muy dramáticas. ¿Qué pueden hacer las grandes empresas ante el drama de los refugiados?

Las empresas pueden, sobre todo, contribuir con su know-how y su capacidad. Naturalmente, también contamos con su ayuda financiera. Pero, más importante que eso,

mucho menos eficaz que la que se está desarrollando en Kakuma, donde el proyecto es mucho más ambicioso, significa una reducción espectacular en el número de casos de violencia contra las mujeres. Eso da una idea de la importancia del proyecto que está siendo promovido en Kenia en este momento. ¿Cree que sería importante extender este tipo de proyectos a otros campos?

No tengo ninguna duda de que, si se pudiese generalizar el empleo de energías renovables, no sólo a campos de refugiados sino a muchas poblaciones necesitadas en zonas tan problemáticas como aquellas en las que trabajamos, supondría un enorme beneficio. ¿Cómo es el día a día de los refugiados?

La situación más dramática en Kakuma proviene del hecho de que los refugiados de

también, los conflictos. Todo eso hace que, cada vez más, asistamos a un flujo enorme de gente que deja de tener condiciones de seguir viviendo en sus comunidades de origen. ¿Cree que las personas del mundo occidental están sensibilizadas sobre estos temas?

Por un lado están sensibilizadas pero, por otro, están siendo objeto de campañas muy agresivas, ya sea por razones de populismo político o por razones de sensacionalismo mediático, que llevan a una actitud de rechazo a los extranjeros en general, y a los emigrantes en particular. Es necesario promover la tolerancia, hacer comprender a las personas que todas las sociedades se están convirtiendo en multiétnicas, multirreligiosas, multiculturales, y que la inmigración es un componente indispensable a la propia super-

Un campo de refugiados es también una gran prisión. Además, hay todo un conjunto de carencias. Por mucho que nosotros hagamos en términos de ayuda alimentaria, refugio, asistencia médica o ayuda escolar, estamos siempre en niveles que no son comparables con aquellos que tenemos en el mundo desarrollado

queremos empresas, como es el caso de EDP, que, aun con costes para su propia compañía, nos traigan lo que mejor sepan hacer y que empleen ese know-how en beneficio de las personas que viven en situaciones de gran vulnerabilidad. El hecho de que EDP pusiese energía a disposición de toda la población de Kakuma, y además garantizase su sostenibilidad con energías renovables, significa no sólo una mejora sustancial de sus condiciones de vida, sino un aumento de su protección en términos de Derechos Humanos. Por ejemplo, la iluminación pública logró disminuir en gran medida los ataques a personas y, en particular, contribuye mucho a la protección de las mujeres en relación a la violencia sexual. ¿Ha estado en el campo de refugiados de Kakuma?

Sí, más de una vez, y estoy particularmente satisfecho por el esfuerzo de inversión que EDP está realizando en este momento. La instalación de un sistema de alumbrado público con energía solar en un campo de Bangladesh,

Kenia, incluso bajo la protección de las autoridades keniatas, no pueden desplazarse libremente por el país. Un campo de refugiados es también una gran prisión. Y esa es, quizás, la más dramática de las situaciones relacionadas con el exilio. Después hay todo un conjunto de carencias. Por mucho que hagamos en términos de ayuda alimentaria, refugio, asistencia médica o ayuda escolar, estamos siempre en niveles que no son comparables con los que tenemos en el mundo desarrollado. Estamos en este momento en un escenario de crisis económica, de degradación ambiental, de catástrofes naturales constantes. ¿Se puede dar algún tipo de respuesta innovadora?

Creo que es evidente que el concepto tradicional de refugiado, víctima de persecución o de conflicto, está, en este momento, dando origen a un concepto mucho más amplio de personas forzadas a abandonar sus barrios, sus comunidades, por un conjunto de diferentes razones: por la interrelación entre cambios climáticos, la extrema pobreza y,

vivencia de las sociedades que tienen índices de natalidad muy bajos. Es necesario hacer comprender a las personas lo importante de combatir la xenofobia. Es algo absolutamente esencial para nosotros, para que la ayuda a los refugiados pueda mantenerse. ¿Cómo ve el futuro?

En este momento tenemos 16 millones de refugiados, 27 millones de personas desplazadas internamente por causa de conflictos en el mundo y, desgraciadamente, pienso que los problemas tenderán a agravarse. Asistimos a una reducción del espacio humanitario por el aumento de la inseguridad. Por las actitudes de algunos gobiernos que, invocando a la soberanía nacional, limitan más y más el acceso de las acciones humanitarias a su propia población. Y, finalmente, por una confusión, a veces difícil de evitar, entre la presencia militar y la presencia civil, juntas, creando condiciones que dificultan el trabajo humanitario y que agravan la situación, no sólo de los refugiados, sino de todas las víctimas de conflictos a escala mundial. o n 39

EDP On 19 - Kakuma  

..........

EDP On 19 - Kakuma  

..........

Advertisement