Panorama del sector Camping - 195

Page 5

Editorial ANA BERIAÍN CUMPLIÓ UN AÑO AL FRENTE DE LA FEEC

Balance positivo

E

L editorial del número de septiembre-octubre 2012 de PANORAMA CAMPING, hace justo un año, llevaba por título «Un voto de confianza y apoyo» (para la entonces flamante presidenta de la FEEC, Ana Beriaín —elegida el 19 de junio 2012—, y para su nueva junta directiva). La invocación al apoyo se estructuraba en hechos acaecidos pocas fechas antes, que apriorísticamente demandaban la piña del sector: Tras la dimisión de Ricardo Fauria como presidente de la FEEC, presentada el 17 de abril 2012, se había producido una situación peculiar. Incluso esta revista había lanzando un jocoso «¿Ahora quién le pone el cascabel al gato?». La interrogante no era ficticia sino que se basaba en los muchos frentes abiertos que en ese momento tenía la Federación, alimentados por «determinadas posturas manifiestamente divergentes en su seno, iniciativas estancadas y otros muchos proyectos aún prendidos al alero de la incertidumbre», según rezaba el citado editorial, que también apuntaba que, aunque el candidato que sustiuyera a Fauria no iba a tenerlo fácill, «Ana Beriaín se había brindado voluntariamente a ponerle el cascabel al gato». Un valiente y generoso gesto por su parte. Ahora, transcurrido el primer año de mandato de Beriaín, la propia presidenta hace un balance muy positivo de su gestión y de su junta directiva, «gracias al apoyo del comité ejecutivo», destacando algunos aspectos en los que se ha venido ocupando y se continúa trabajando desde el seno federativo: «En este primer año han sido muchas las reuniones mantenidas en Madrid con el comité ejecutivo, así como un permanente contacto a través de una aplicación informática»; la adhesión a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), «una buena decisión desde su inicio, porque de ellos estamos aprendiendo y empapándonos de muchos temas»; la central de reservas, que «ya es una realidad»; la tarjeta Camping Key Europe, «en la que hemos puesto muchas ilusiones»; la agencia de comunicación, «que ha contribuido al éxito del III Día del Camping y, especialmente, al de la iniciativa “Bungalow feliz”»; la integración de la Asociación de Cantabria en la FEEC, «con lo que prácticamente estamos todas las asociaciones adheridas»; el congreso de Girona en Girocamping; la colaboración iniciada con Turespaña y las CCAA «para lograr la unificación de la clasificación por estrellas o la regulación de las áreas de acogida de autocaravanas»; la participación en Procamping 2013, etc. «En resumen, un año de actividad que a mi modo de ver —colofona la presidenta— puede marcar el devenir de la FEEC en las próximas temporadas.» Ciertamente el camping español —como la sociedad, el país, Europa y el mundo entero…— está sumido en una vorágine de cambios centelleantes, impensables hace tan solo unos pocos años; un marco en el que es importante, sí, saber adaptarse a los nuevos tiempos para no perder el tren de la modernidad; pero también lo es, y mucho, saber extraer y aprovechar tanto las experiencias como las enseñanzas del pasado —auténtico baluarte del presente y sin ninguna duda sólido cimiento del futuro—, para no tener que lamentar las consecuencias de emprender una apresurada e impensada ruptura con el ayer… Dice un sabio aserto que «los pueblos que olvidan su historia (su pasado) están condenados a repetirla». Y, claro está, el aserto solo se recuerda cuando las cosas van mal… Hoy en día no es éste, por fortuna, el caso del camping español, que debe abordar con fe e ilusión el devenir; pero conviene tener presente que es menester conservar lo bueno del pasado para edificar el futuro. ¡Y por supuesto haciendo piña!

Panorama 5