Panorama del sector Camping - 177

Page 5

Editorial El tren del futuro pasa por esa vía

Bungalows y mobil-homes en los campings españoles A proliferación de bungalows y mobil-homes han modificado no sólo la fisonomía actual de los campings sino también su concepto y hasta su filosofía tradicional. Si hace unas décadas los campamentos de turismo estaban reservados prácticamente a tiendas de campaña, primero, y después a remolques-tienda, caravanas (elemento que terminó convirtiéndose en el «rey» del camping) y actualmente también a autocaravanas, bungalows y mobil-homes son ahora la alternativa de alojamiento por la que apuestan muchos empresarios para abrir su oferta a nuevas clientelas. Como referencia, y según datos extraídos de la «Guía de Campings de España/Guía de Bungalows» (ediciones 2007, 2008 y 2009) de Peldaño, el incremento de unidades instaladas en el trienio 2006-08 muestran la hasta hoy imparable progresión de esta oferta: 16.810 en 2006 (11.880 bungalows y 4.930 módulos), 17.304 en 2007 (12.301 y 4.881) y 17.876 en 2008 (12.641 y 5.235, respectivamente). Por Comunidades Autónomas, la indiscutible líder destacada es Catalunya: 9.840, a finales de 2008 (6.208 bungalows y 3.632 módulos), seguida a distancia por Andalucía con 1.883 (1.461 y 372), Comunidad Valencia con 1.644 (1,232 y 412), Aragón con 785 (671 y 114) y, en la quinta posición del ranking, Galicia con 777 (602 y 175, respectivamente). No es de extrañar, por tanto, que tanto federaciones autonómicas como las distintas asociaciones de empresarios de camping existentes y diseminadas por toda España se hayan planteado desde hace años la necesidad y conveniencia de solicitar —y, en consecuencia, presionar…— a las Consejerías de Turismo de sus respectivas Autonomías para conseguir introducir en las normativas que paulatinamente van promulgándose y modernizando las que van quedando obsoletas (algunas de ellas aún vigentes) un incremento del porcentaje de superficie destinado a este tipo de instalaciones. Así la tendencia es situarlas en el 50 por 100, que ya se permite en la Comunidad Valenciana, La Rioja, Cantabria, Galicia, CastillaLa Mancha… y, recientemente, Castilla y León (Decreto 26/2009, de 2 de abril, que modifica al 168/1996, de 2 de junio). Catalunya permanece desde hace años a la espera de que por fin se promulgue el nuevo Decreto que regule sus campings, y que presumiblemente recogerá ese 50 por 100 al que aspira el resto de CCAA. Ahí tiene la FEEC y PV una consensuada aspiración para exponer y defender como punto de «unificación» en todas y cada una de las normativas de campings autonómicas. Es verdad que tan lícita iniciativa va en detrimento de los clientes tradicionales, que ven reducir el número de parcelas en los campings españoles, pero también es cierto que a la evolución no debe ponérsele freno… so pena de anclarse al pasado y perder así el tren de un futuro cada vez más competitivo y exigente con los baremos que miden la calidad en todos los ámbitos. Los campings no pueden permitirse perder ese tren.

L

PANORAMA

5