Page 82

entrevistaroberto solsona caballer Promovemos acuerdos para nuestros asociados de colaboración con empresas prestatarias de servicios de interés como seguros, información financiera, etc. Realizamos actividades de comunicación y difusión del Sector y de las empresas asociadas. Fomentamos la participación activa de todos nuestros asociados mediante Grupos Subsectoriales y Comités de Trabajo, siempre dentro del máximo respeto a las reglas de la libre competencia. Promovemos la participación en ferias y exposiciones de nuestro sector.

«Otro objetivo importante para este año es asegurar un buen comienzo de la implementación del Reglamento F-gas europeo» —Las empresas del frío, ¿han apostado también por la exportación? —La actividad exportadora ha sido siempre una faceta importante de las empresas fabricantes de equipos de frío. La caída de la demanda y el estancamiento de las ventas dentro del mercado nacional durante estos últimos años han hecho que el sector haya intensificado su actividad exportadora para mantener sus volúmenes de fabricación y ventas. —¿Cuál es el papel de la I+D+i en este Sector? Somos un sector tecnológico y por ello estamos obligados a invertir en investigación y desarrollo. La innovación es un requisito fundamental para crear productos y servicios de alto valor añadido que ofrezcan a los usuarios finales unos equipos e instalaciones de frío que mejoren la competitividad de sus empresas. Las nuevas restricciones legislativas que se imponen desde Europa mediante las directivas F-Gas y Eco-design a las instalaciones y equipos de frío junto con la necesidad de ofrecer productos que den ventajas competitivas a los usuarios finales ha-

cen necesario que las empresas de frío estén constantemente innovando en nuevos productos y tecnologías. —¿Cuáles diría que han sido los principales cambios en los últimos años en la fabricación de este tipo de equipos (diseño, materiales…)? —Las instalaciones y equipos de frío consumen energía y por tanto tienen un impacto sobre el medio ambiente tanto directa como indirectamente. Los principales cambios en los últimos años están siendo los desarrollos de equipos que mejoren su TEWI Impacto total equivalente sobre el calentamiento atmosférico, en la mayoría de estos equipos el mayor componente al TEWI es el consumo energético). Para ello se está mejorando su eficiencia energética junto con la utilización de fluidos refrigerantes con más bajo PCA (potencial calentamiento atmosférico) que los que se utilizan hoy en día El uso de refrigerantes como el CO2 ha obligado a desarrollar componentes y equipos que sean capaces de soportar las altas presiones a las que trabaja este refrigerante, además de diseñar sistemas que hagan seguro su funcionamiento. El uso de componentes que reducen el consumo energético como variadores de frecuencia en motores, iluminación mediante leds, condensación flotante, etc. va todo ello dirigido al aumento de la eficiencia energética. —Algunos empresarios son moderadamente optimistas y apuntan a un tímido cambio de ritmo, ¿se percibe este tipo de señales en el ámbito de los equipos de frío? —Hay indicadores que apuntan a una leve mejora de la situación de la economía y por lo tanto las expectativas de las empresas de cara al año 2015 es de optimismo. Pero la situación es todavía muy complicada, venimos de caídas muy fuertes en la inversión y la recuperación es muy lenta. En la medida en que la inversión de bienes de equipo vaya creciendo iremos fortaleciendo el crecimiento y parece que este indicador está cambiando de tendencia ya que hay un leve repunte en la facturación de las empresas. Pero este cambio de tendencia debe seguir en el tiempo para que podamos asegurar que hay un cambio de ritmo. —¿Echa en falta determinadas herramientas, alianzas o recurso para los empresarios del sector? —Echo en falta ayudas económicas por parte de la Administración para la modernización y actualización de equipos de frío. Presentamos en el año 2009 un plan renove de mobiliario frigorífico que usan las empresas de distribución y que fue aprobado por el IDAE pero que no ha podido ponerse en marcha por falta de fondos. La cambiante legislación en el uso de determinados refrigerantes hace que las inversiones que realizan las empresas no puedan amortizarse (creando, además, inseguridad jurídica y la consiguiente retracción en nuevas inversiones), o se vean perjudicadas por la imposición de determinados impuestos que gravan su explotación como es el caso del ya mencionado impuesto a los HFC y deberían existir ayudas para la sustitución de este tipo de instalaciones. Echo en falta más medios por parte de la

82

Profile for Peldaño

MAB Hostelero - 205  

MAB Hostelero - 205  

Profile for peldano