Page 35

Informe

Dossier

El valor real del sistema de videovigilancia

Grabación de vídeo digital Alberto Alonso. Business Development Manager for Retail Segment Southern Europe en Axis Communications

Las técnicas de grabación han experimentado cambios significativos con la evolución tecnológica. Hemos asistido a la desaparición de los grabadores en cinta VHS propios de la era analógica y la popularización de los grabadores digitales en soporte informático, esto es, principalmente en discos duros de los usados por los ordenadores. Este cambio, que se inició a finales de los 90 ha supuesto un incremento masivo de las grabaciones gracias a la disponibilidad y economía de los soportes de grabación de alta capacidad, así como una utilización intensiva del material grabado dada la flexibilidad y eficiencia de la reproducción local o remota de las imágenes registradas.

C

ONVIENE por lo tanto hacer una reflexión sobre el estado de la tecnología en esta materia y las alternativas que se nos ofrecen para adecuarse a las necesidades, según la operativa de seguridad y las peculiaridades de cada instalación. Para grabar imágenes en formato digital, éstas deben ser digitales, por lo que si aún se dispone de cámaras analógicas tradicionales (aquellas usando estándar PAL con resoluciones en torno a 0,4 Mpixel) o las más modernas analógicas en alta resolución (HDCCTV), el grabador tendrá que realizar la digitalización como primera tarea. Esta tarea reduce la calidad del vídeo (sólo en las cámaras PAL debido al entrelazado analógico) y supone una fuerte car-

ga de proceso en el grabador. Además, y para reducir el tamaño de la información que debe almacenarse, el grabador tendrá que comprimir las imágenes, con un esfuerzo añadido para el procesador. Afortunadamente, en los últimos años se han impuesto las cámaras digitales o cámaras IP. En estas cámaras la señal ya se envía al grabador en formato digital y comprimido. Después de los primeros años en los que casi cada fabricante de grabado-

res utilizaba un formato de compresión propietario y exclusivo, el formato estándar utilizado hoy día por la mayoría de fabricantes es el H.264 (AVC, MPEG-4 parte 10). Hemos recorrido otros estándares de compresión como el MJPEG, el MPEG-4 e incluso el Wavelet (JPEG2000) y se va abriendo paso un nuevo estándar, el H.265. Una vez comprimido el vídeo se almacena típicamente en un disco duro en el interior del grabador. El mercado informático ofrece hoy capacidades de disco muy altas a precios muy asequibles, lo que invita a plantear grabaciones masivas, en alta resolución y durante las 24h del día, a costes razonablemente bajos. Pero obviamente el escenario no es tan sencillo como eso. En primer lugar debemos considerar el ancho de banda o flujo total de información que el grabador es capaz de gestionar. Esto dependerá muy directamente de su interface de red por la que se conecta a las cámaras que envían los flujos de vídeo. No sirve de nada tener discos duros preparados para grabar decenas de cámaras de alta resolución con Instalsec 35

Profile for Peldaño

Instalsec - 45  

Instalsec - 45  

Profile for peldano